www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4689618
Para todos los públicos Pura magia - T2 - Gala 4 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas, estamos a punto de empezar "Pura magia".

Abrir el programa es un honor, pero también, una gran responsabilidad.

Y hoy lo va a hacer Dani Polo, el inmune de la semana pasada.

Esta semana se ha preparado mucho para hacerlo estupendamente.

("Fleur East", Sax)

(Aplausos)

(Música cabecera)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Pura magia", el único programa de la historia

donde el esmoquin y la chistera son, pues, la ropa de trabajo.

Y después de esta broma tan graciosa, que nadie se ha reído,

vamos a empezar esta cuarta gala, una cuarta gala pues que

se pone difícil la cosa, porque hoy alguien

nos va a tener que decir adiós. ¿Quién va a ser?

¡Uno de nuestros concursantes, adelante!

(Música, aplausos)

Ellos entran muy contentos, ya se sientan en su supersofá,

pero, claro, hay una gente aquí que van a tenerlos que valorar,

y lo tienen cada día más difícil, son nuestro jurado,

Poty, Inés, Nina, y Anthony Blake.

Buenas noches, gracias por venir.

Poty, yo te quería preguntar,

¿qué te ha parecido la coreografía de Dani Polo?

Nuestro artista que ha abierto el programa.

Tratándose de que he tenido algo que ver en ello,

pues ni tan mal, ¿o no? Claro... No, te felicito.

Perdona, desde aquí, te estoy viendo...

¿Qué ha pasado, te has manchado de tinta la camisa, los puños?

Ah, no, no, bueno, que...

La encontré en una tienda que casualmente ponía:

"Lari, Lari, Lari, Lari", y me la he comprado.

Qué tontería, hacer una camisa que solo es para mí.

Quiero una, quiero una. Inés. ¿Hay alguna cosa,

te quiero preguntar, que creas que falta aún

en este escenario, qué crees que tendrían que hacer los concursantes

para acabar de sorprender a la audiencia?

Yo creo que deberían ser menos conservadores,

porque me parecen muy conservadores, y no sé si es que

se lo están guardando para la última gala,

y hay que darlo todo, ya, porque ya quedan

pocos programas, y tenéis que darlo todo,

así que de conservar, nada. Es un consejo muy bueno.

Nina, ¿quién tienes más ganas de ver esta noche?

Yo tengo ganas de verles a todos, y estoy en la línea de Inés,

porque lo que esperamos es que salgan de su zona de confort.

Claro, ¿pero tienes algún favorito o no?

Ay... Que te gusta, ¿eh?

Puedes decirlo.

No, no me gusta decir estas cosas.

Todos lo sabemos, Nina. Pero bueno, oye...

Todos lo sabemos. ¿Pero qué pasa? ¿Tú, también?

Se comenta por los pasillos, pero... Todo el mundo lo comenta.

Blake, Blake. Tenemos unos pasillos habladores

maravillosos. Pero bueno...

Blake, la cosa está cada vez más difícil, yo creo que cada vez,

pues claro, van quedando menos, o lo van haciendo cada vez más bien,

¿qué vamos a hacer, qué dificultad tiene el jurado ahora?

No, no, se acabó lo que se daba. Eso es muy cierto.

Bueno, tienen bastantes puntos débiles, pero el más importante

yo creo que es el vestuario.

Si tenemos un diseñador de cabecera, Jordi Dalmau, que es estupendo,

primero los enseñó a cómo vestirse, y esta semana ha intentado,

ha intentado cambiarles el look.

Hoy vamos a hacer ya por fin los cambios de look

que tengo muchas ganas de hacer en cada uno de vosotros.

Confía un poquito, por favor, confía un poquito.

No seas tan negativo y tan cuadrado, y confía.

Cuadrados no es la palabra, no, son triangulares,

porque de verdad, es que no hacen caso.

Déjate llevar un poquito, tú déjate llevar.

Ese pelo estropajo tenemos que cambiarlo.

Lo vamos a cambiar, tú no te preocupes.

-Pero a mí me gusta. (RESOPLA)

Y Alfonso, cortamos un poco el pelo.

-Lo único que no me va a tocar es el pelo.

Si voy a otra peluquería, es como poner los cuernos a mi peluquero.

-No, no, Gisell, escúchame una cosa.

Yo, me gustaría cortarte el pelo, ¿podemos cortar un poquito?

-El de adelante y el de atrás. -Vale.

A ver, eres una maga con un toque especial,

esto es lo que te va a pegar en todas las actuaciones.

-No, que el rosa, no, ¿eh?

(Música)

Buena, bien, ¿no? -Bien, bien, bueno...

A ver, ahora me siento repeinado. -Eres el único que de verdad,

me está dejando bien y todo y le parece bien

todo lo que estoy haciendo. -Me han cortado el pelo,

no lo han lavado, me han hecho masajes, y todo, gratis, ¿eh?

-Un nuevo cambio de look a mí me requiere

una preparación monumental, ¿sabes? -Tenemos un cambio

que te va a favorecer mogollón. -Eso es muy señora, ¿eh?

-¿Qué vas a ser señora? Es lo que llevas ahora.

-No, qué va. -Empezamos con el corte.

-Exacto, con el corte... -Si vemos que queda bien,

vamos a pincelazo. ¿Sí? -Yo pensé que era muy

de ir a por todas, pero sí, el tema de mi cabello, no sé,

no lo tengo muy claro.

-Bueno, si hay que cortar un poquito las puntas...

Lo único que no me va a tocar es el pelo.

-No, las puntas, no. -Lavar y peinar, ¿no?

-He tenido que poner los cuernos a mi peluquero

para hacerle caso a Dalmau. -Yo sigo pensando

que la clase de Dalmau no me convence mucho,

enseñando la frente, pero igualmente, ha mejorado, a mí me gusta.

El rollo ese final que me ha quedado no está del todo mal.

-No llores más, ¿eh?

-Me pasa siempre, es un cambio y...

-Pues entonces, son los primeros días, ya está.

-Ya verás, ya.

-¿Es gris? -¡Pero es lila!

-No es lila. -Es lila.

-Es un gris "lilagio".

-Que es lila, que es lila.

-Si yo te digo que te la pego, te la pego. ¿Me estás escuchando?

-Sí. -¿Sí? ¿Confías? No.

-No, la verdad que no. -No, confía.

(Aplausos)

Tenemos aquí en el plató a Jordi Dalmau.

Jordi...

Yo te quiero preguntar una cosa, no sé, viendo este vídeo,

¿tú los ves muy predispuestos a seguir tus consejos?

Han cambiado un poco, ¿eh? Ya no son tan triangulares.

Pues suerte que han cambiado, ¿no?

Ha sido duro, pero se van enderezando un poquito.

Van aprendiendo las cosas que tienen que ponerse de sus trajes,

cómo ponerlos, combinarlos, y van aprendiendo, pero...

El lila este... Bueno, fue un pequeño fallo.

Un pequeño fallo que tuvimos, pero lo solucionamos.

-Yo siempre digo no. ¿Sí?

Vaya pulla me ha tirado la niña ahora.

Relájate, ¿eh, cariño? Relájate, que tenemos que valorar.

Lo pasó muy mal, ¿eh? Bueno, pues nada, mira,

yo quiero que te fijes en ellos, mira qué brillo, qué cosas,

pero no te fijes mucho en el siguiente concursante,

Davig el Magow.

Espero que la magia se le de mejor que el estilismo.

Voy a intentar teletransportar a alguien que esté en su casa,

viendo el programa, hasta el plató.

-¿Qué te crees, Jorge Blass? -No, Copperfield.

Voy a dar la oportunidad a alguien que esté en su casa

para ver el plató desde dentro.

Eso es una técnica supercomplicada, que me la enseñó mi abuelo

David Copperfield, y ya veréis cómo funciona.

¿Esta semana qué vas a hacer? Voy a intentar...

¿Un churro, como la semana anterior? No, un churro más grande.

Márcame una cosa, venga. Un, dos, tres y cuatro.

Fíjate tú sí soy enrollado contigo

que la mierda esa de paso que acabas de hacer

lo vamos a meter en la coreografía.

¿Cómo unificamos la mierda esta de paso que has hecho?

Con una cara así de chulito. Vale, me mola.

Bueno, de chulito o de que te ha sentado mal el arroz, macho.

Sigue.

Una más.

¿Qué? ¿Te ha gustado? No.

Ah, perfecto. O sea, no se puede ser más hortera.

(Aplausos)

Muy buenas noches.

Me gustaría intentar traspasar la pantalla con mi magia

y para eso voy a intentar teletransportar alguien

que está en su casa viendo el programa hasta aquí.

Así que si estás ahí, viéndonos, agárrate fuerte al sofá

porque puedes ser tú. Y, además, voy a hacerlo en exactamente

las mismas condiciones en las que estaba

en el reto de la semana pasada: totalmente tapado y atado,

así que esto va a ser auténtica "Pura magia".

(Música)

"Son los asesinos más temibles del mundo natural".

-"Viene Di María, centro...".

-"Andreita, mira lo que te traje. Café bien cargadito, como...".

-"El videojuego".

(Música)

Positivo, así es como es. Aunque no sea fácil, lo sé.

Siempre positivo.

Por más difícil que se vea, siempre positivo.

Y me activo, venga yo le paso la buena vibra.

Positivo, porque la vida es una y tenemos que gozar, yeah.

(Aplausos)

¡Davig el Magow...!

Pues vamos a valorarlo. ¿Qué te parece? ¿Estás contento?

Sí. ¿Sí?

Bueno. Hombre, has comido palomitas...

Está prohibido comer durante el programa, pero bueno.

Es que no había merendado y... Ya, ya. ¿Inés, qué te ha parecido?

Pues la verdad es que no sé por dónde agarrarlo, Magow,

porque me parece que está muy mal estructurado. En general.

A ver, no tiene sentido... Lo que presentas no sé lo que es.

Ese aparato... para el espectador, ¿Cómo está justificado?

Luego, ¿qué sentido tiene subirte arriba para luego bajarte?

El escape... Una telita por encima y una cuerda mal atada...

tampoco me resulta. O sea, no tiene ningún efecto.

Y luego, cuando hay una transposición,

el efecto aumenta si es inmediato, pero si tiras tanto tiempo...

Pues tampoco me parece que tenga gran impacto. Entonces...

Lo único que me ha gustado es la mierda esa

que había encima del aparato ese,

que ya es la segunda vez que la sacas y me parece muy simpático.

¿Se llama? Se llama Javi Potter.

Tiene Instagram y todo. Pues me gusta mucho. Lo único.

Muy bien. Bueno, yo creo que...

Te han dado leña.

Te han dado leña, pero ten en cuenta que quien te la da es Inés.

Inés siempre es muy prudente, pero es una gran maga y tiene criterio.

¿Qué te parece lo que te ha dicho? Estoy de acuerdo. Estoy de acuerdo.

¿En todo? (ASIENTE)

Blake.

Después de lo que acaba de decir Inés no me queda nada,

absolutamente nada que decir. Que de verdad no entiendo el efecto,

no entiendo el número, no entiendo la entrada,

no entiendo la salida, no entiendo nada de nada.

No hay justificación ni para el aparato ni para nada.

No le veo ni pies ni cabeza.

El número lo encuentro absolutamente plano y vacío de intención.

Pues a nivel mágico me parece que, de momento, nada.

Poty, a nivel estético, ¿por lo menos te ha gustado?

A nivel estético yo creo que hemos conseguido

lo que pretendíamos durante los ensayos.

Ha estado metido en coreografía.

Ha habido un momento donde te han tenido que gritar

como un poseso desde aquí: "¡Venga!".

Porque llegas tarde. Te recreas demasiado con el público,

con ese afán de protagonismo innecesario

y creo que cuando te hemos apretado has entrado en el cuerpo de baile

y estaba correcto.

O sea que el resultado del ensayo ha sido bueno

y en ese punto te tengo que felicitar. Del otro, Lari,

ni se te ocurra preguntarme. Pues vamos a votar.

Si os parece bien, tenemos las paletas... Cartas arriba.

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Oh...!

Pues lo siento, Davig. Es lo que hay.

Muchas gracias, ¿de acuerdo? Venga. Hablamos luego

porque esto no es el final. Falta ver cómo acaba el programa.

Pues, bueno, hablando de cosas así...

Blake cada semana va a ver a los concursantes después de la gala.

Mira que ellos lo saben. Tendrían que estar preparados...

Pues no. No aprenden.

Buenos días. (TODOS) Buenos días.

¿Cómo estáis? ¿Todo bien? Bien.

Bueno, estamos en el... Casi... No, sin casi.

...en el ecuador del programa. Y ya sobra gente.

Me parecéis una colección de maleducados imposibles.

Os lo digo completamente en serio.

Vino el otro día un señor, reconocidísimo diseñador de moda

y reconocidísimo estilista, a ponerse a vuestro servicio

y pasasteis de él como si fuera un apestado.

Me parece vergonzoso.

No se va a permitir eso nunca más, ¿eh?

Tiene que gustar nuestro trabajo

y no tiene por qué gustarte un profesor determinado.

Una más, y te lo digo tal cual, aunque seas el mejor de todos,

que de momento no lo has demostrado, aunque seas el mejor de todos,

una más y estás en la calle.

Faltas de educación de ese tipo no se le consienten a nadie. Punto.

Eh... Felicidades.

Felicidades por tu inmunidad.

Sabes qué es lo que te toca como premio, ¿no?

(ASIENTE)

Vas a tener que actuar como si fueras ya un mago consagrado.

Que todavía no lo eres.

Judith, sabes que estás aquí por mí, ¿no?

Te felicité porque diste un paso adelante.

Es una mujer atractiva.

No sabes aprovecharte a ti misma.

(Música)

Ahora, ojo con tu magia, que estás en la cuerda floja.

¿Y qué te voy a decir a ti, Edgard? Estoy harto de ver a tus ayudantes.

Pero aquí no estamos juzgando a tus ayudantes.

Te estamos juzgando a ti y te queremos ver a ti.

Por cierto, Rubén, como eres el nominado

tienes que hacer con Cerro un número extremo.

¿Sabes lo que es la anoxia?

Cuídate mucho.

Vas a hacer un número de verdad. Buenos días a todos.

(Aplausos)

La siguiente concursante es Judith Trilirí.

Ella hace unos números un poco sencillitos

en estas galas que hemos visto, pero aún no ha sido nominada.

¿Qué le pasará hoy?

Judit, no vas bien.

Me estás haciendo una serie de números que a mí...

no me dicen nada.

Yo creo que tenías que haber estado nominada la semana pasada.

¿Sí? Pero no entiendo al jurado,

porque te dicen cosas pero luego te valoran positivamente.

Esto tampoco lo entiendo.

Mi nuevo número para la gala, la siguiente gala,

es un tributo a Almodóvar.

He adaptado una rutina de cuerdas.

En un solo momento... que significa...

¿Qué vale un metro de cuerda? ¡Si me he gastado un montón!

¿Y por qué eres tan tacañita y me sacas esto?

Pues para ensayar... Para ensayar. Más es que no me queda ya.

Me he gastado un montón. Bueno, da igual. Sí.

No te cortes con el playback. ¿Vale? Vale.

Estás muy bien con los chicos. Estupenda.

Menuda cara guapa, chavala. Sí, pero que no vengo a bailar,

vengo a hacer magia.

Es así un poquito atrevido y creo que gustará.

(Aplausos)

(Música)

Lo nuestro se acabó

y te arrepentirás

de haberle puesto fin

a un año de amor.

Si ahora tú te vas,

pronto descubrirás

que los días son eternos

y vacíos sin mí.

Y de noche...

y de noche...

por no sentirte solo

recordarás

nuestros días felices,

recordarás

el sabor de mis besos.

Y entenderás

en un solo momento

qué significa

un año de amor...

Qué significa

un año de amor.

Te has parado a pensar

lo que sucederá

todo lo que perdemos

y lo que sufrirás...

Si ahora tú te vas

no recuperarás

los momentos felices

que te hice vivir.

Y de noche

Y de noche,

por no sentirte solo

recordarás

nuestros días felices,

recordarás

el sabor de mis besos

y entenderás

en un solo momento

qué significa

un año de amor...

(Aplausos)

Hemos tenido algunos problemillas, ¿verdad?

Sí.

Nina... Judith...

Yo siempre digo que en un escenario, si se te cae un foco...

y te abre la cabeza, lo que hay que hacer es seguir la función.

-Y eso que he hecho. -No, no...

Tú no puedes trasladar tu problema, el hándicap que has tenido,

al espectador. No se debe hacer eso. Porque no tiene ninguna culpa.

La culpa, en todo caso, es o del poco ensayo o de, quizá,

no lo sé, quizá de los guantes que...

No sé si te impedían hacer bien el trabajo...

o del material... Eso no lo sé, lo desconozco.

Pero, bueno, eso por un lado. Por otro...

Es un número excesivamente largo para que no suceda nada,

prácticamente nada, en tres minutos,

más allá de los problemas que has tenido.

Y yo, como espectador, bueno, quizá porque... En fin.

Siempre me chirría y no me gusta ver cantar a una persona

que no está cantando ella con su voz.

Entonces... O lo integras o no lo hagas.

No lo hagas porque no aporta nada. Creo que no aporta nada.

Y esto me parece que ya lo habías dicho alguna vez.

Y referente a lo que decías al principio...

Tú dices que has continuado.

Bueno, continúas con el no. No repiques.

Si ella te dice esto, tiene razón.

A lo mejor sí que has aguantado

tú físicamente en el escenario hasta el final,

pero anímicamente te has rendido mucho antes.

Y el momento en el que te rindes el espectador se da cuenta.

Es lo que te dice Nina. Inés. Pues yo creo que hemos dicho todo.

Creo que has planteado una rutina que es muy sencilla,

que tiene muy poquitos pases, así como casi ninguno,

y no lo has hecho con fluidez.

Y yo creo que es por falta de ensayo o por una mala elección.

No tendrías que haberlo presentado. De hecho, esto se nota.

Muchísimo. Y el espectador en casa lo ve a las mil leguas. Ve todo.

Ve cómo te sientes, ve cómo lo estás ejecutando,...

Aunque no sepa de magia, ve si tú estás manipulando bien o no.

Eso se percibe. ¿Por qué has escogido esta canción?

¿Qué relación tenía? Es que tampoco he visto la propuesta...

-¿Relación con el juego? -Con la canción.

Que, por otro lado, es preciosa. -La canción pues...

Pues era por "Tacones lejanos", que es una película de Almodóvar.

Por eso, como están todo el día que me ponga tacones, pues...

Y vas de Miguel Bosé. Falta una cosa, Poty, muéstralo.

Aquí yo tengo... Es lo que nos ha faltado para convencernos.

Nina te está preguntando porque no sabe qué es...

No identifica tu personaje. Vale.

Yo no sé si esto se puede ver en cámara.

Esto es una batallita de Poty. Es una batallita de las buenas

porque este soy yo maquillado y caracterizado igual que Miguel Bosé.

Nos ha faltado eso. Tendrías la mitad del número hecho

si hubieses salido ejecutando lo que hizo Miguel Bosé

en "Tacones lejanos". Ella me lo contó. Me lo contó,

pero no se ve. Lo que tú me contaste está en tu fantasía,

pero aquí, en realidad, no se ve relación con la película para nada.

¿No se ve con el vestido ni...? No, no, no. No.

Claro, la gente...

No es una película que tengamos aquí guardada

y que la recordemos cada día cuando nos levantamos.

Es una película antigua y...

Si le quitas el elemento principal de la peluca...

La peluca era importante y los tacones también.

Luego, otra cosa, el gesto este de tirar la cuerda como enfadada,

¿tú no crees que esto lo podemos evitar?

Es que en los ensayos yo ya he visto prontos de Alfonso

de tirar cosas al suelo. O sea, ¿no podéis actuar,

podéis mantener un poco la compostura?

Estáis haciendo tele, os está viendo mucha gente en España,

¿tenéis que dar esta imagen de "me cago en la..."?

No, pero es que es más. Nosotros amamos nuestro elemento.

Entonces, yo sufro cuando veo que los magos tiran las cosas.

Estás tirando tu cosa, que es sagrada.

Eso no se puede tirar al suelo. No está justificado.

Vamos a valorarla, ¿de acuerdo? Cartas arriba.

(PÚBLICO) ¡Oh..!

(Aplausos)

Pues estamos empezando el programa estupendamente hoy. Lo siento.

Muy bien. Gracias.

Cómo estamos empezando el programa, ¿eh?

Con dos nominados. Los dos primeros actuantes y ya los nominamos.

A ver si levantamos esto, ¿eh, chavales?

Venga, vamos a continuar. No tengo tarjetas.

He hecho la gracia de tirarlas. Bueno, da igual.

Darío Proximity tuvo que enfrentarse a un reto extremo

con Víctor Cerro. ¿Por qué?

Pues porque se salvó de irse la semana pasada.

Ha ensayado. Vamos a verlo.

Hemos calentado el agua a veintitantos grados

para que consigas más tiempo.

Si pierdes el control de la flotabilidad,

te vas para arriba y vas a estar superincómodo

y eso va a producir que consumas aire.

Vas a empezar a notar ganas de vomitar

y el diafragma va a empezar a intentar respirar aunque no pueda,

así que asúmelo. Cierra la boca y aguanta.

Yo te voy a poder sacar muy muy muy deprisa. Muy deprisa.

(Aplausos)

Hay muchas maneras de adivinar una carta,

pero el siguiente concursante, David Díaz, lo hace

de una de las maneras más originales que hemos visto.

Pues en número de esta semana es un poco sorpresa

porque es una magia muy especial

y es un poquito moñas, pero a la vez con ritmo.

Es algo diferente.

Desde que era pequeño este ha sido el juego que siempre quise hacer.

(Música)

"Voy a hacer un número que no vais a olvidar en toda la vida".

Hoy me dices: "Voy a hacer el número que quise hacer siempre de pequeño".

Tienes razón. Llevo tres semanas...

Siempre es el mismo tono y la misma cosa...

Y creas una expectativa de una cosa que, a mí, me da rabia,

me haces como... ¡Ah!

(IMITA) Es que eres el hermano de Tamara Falcó.

(RÍEN) Ya, puede ser.

No, sabiéndolo yo me quedo mucho más tranquilo. Me giro.

No hagas esto. Es que no te ayuda. La semana que viene no lo haré.

(Aplausos)

Muy buenas noches.

Inés, me gustaría regalarte una magia muy especial, ¿puedo?

¿Puedo? Voy para allá.

Y es que esta magia superespecial es con una baraja de cartas, ¿vale?

¿La conoces? Seguro que sí.

Es tréboles, picas, corazones, diamantes...

Voy a quitar esto por aquí. Mogollón, ¿vale?

Vamos a hacer una cosa. Voy a ir tirando cartas

y, cuando tú quieras, me paras o me detienes.

Alto. Ahí.

Sí. Quiero, Inés, que mires la carta.

La tengo. Y que, sobre todo,

la mantengas en la mente. Porque, como te he dicho,

esto no era un juego normal, sino que era un juego especial.

Y es que este juego es el que, desde que era pequeño,

siempre he querido hacer. Vamos allá.

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

David Díaz...

Vamos a valorarlo. Pero me han dicho...

Un momento, ¿esperas un segundo? Ahora vuelvo.

Judith... Que me han dicho que... ¿Estás bien?

Sí... ¿Sí? ¿Seguro?

Yo te pregunto.

¿Es una manera de llamar la atención

o estás enfadada con nosotros, con el mundo, contigo...?

Sí. Con todos...

(Aplausos)

¿Qué te pasa?

¿Somos nosotros?

¿Hemos sido muy duros?

No. He sido yo. Es culpa mía. Bueno, no. Aquí no hay culpas.

Lo que hay que hacer es trabajar y tomarlo todo de manera positiva.

Yo te diré que has estado aquí tres galas y los números han sido,

ya te lo dije, justitos. No te han nominado nunca.

O sea, lo tienes todo a favor. Hasta el momento.

Hoy es el primer día que te encuentras este revés.

Bueno, de los reveses se aprende. Si no es por estar nominada.

Sino que es porque lo he hecho mal. Lo he hecho mal

y he fallado a la gente de casa, a la que está ahí sentada,

a la que está aquí, a mí misma... Pero la gente te perdona.

(Aplausos)

No seas tan dura.

Mira. Quítale importancia.

Has hecho un juego con una cuerda que ha salido mal.

Yo creo que en este mundo hay cosas más graves.

Es una mierda de truco solo. (RÍEN)

Vale, ya está, ya se ha reído. Venga, vamos. Perdona, ¿eh? Perdona.

Hay que quitarle importancia a las cosas, ¿eh?

Tampoco hay que dramatizar, que ha fallado un número de una cuerda.

No pasa nada. Señores miembros del jurado, Inés.

Pues, ver, David, muchísimas gracias por el regalo que me has hecho.

Y, mira, cualquier otro mago hubiera hecho dos galas

con lo que tú has presentado hoy.

Hubiera hecho por una parte la manipulación

y por otra parte el juego del osito que atrapa la carta elegida.

Me imagino que estás mosqueado

porque el final no era lo que tú querías, ¿cierto?

Puede ser. ¿Puede ser? No...

Lo hemos visto en los ensayos. Pero un fallo lo tiene cualquiera,

porque el número está excelente, ¿vale? Falta ese detalle.

Y luego es un número que tú te puedes permitir porque eres joven.

Este número, por ejemplo, Blake,

no se lo podría permitir. (RÍEN)

Me encanta. Muy bueno.

Blake, ¿para cuándo un número con un osito de peluche?

A mí no me metas en tu vida, ¿eh? A mí no me metas en tu vida.

Ha sido genial. Nina, ¿qué te ha parecido?

Yo no me dado cuenta... Eso es.

Como tiene que ser, como buena "muggle" que soy, me ha encantado.

Claro, vosotros os fijáis, y es como tiene que ser,

en la escenografía, que si las cajas...

Es que Blake me estaba poniendo la cabeza como un bombo.

Oye, ya está bien con Blake. Entre los ositos y...

Es que lo queremos. No, no, eso se lo dejo para él.

Pero bueno... Jolín. Dejando aparte eso,

Yo no puedo quitarte los ojos de encima cuando estás en el escenario.

Yo creo que con eso lo digo todo. No puedo.

Esto es muy bonito.

(Aplausos)

Volvemos a lo de siempre: lo importante es el mago.

Si tienes esa energía, ese atractivo...

Es que es muy bueno lo que ha hecho

porque, aparte de Inés y del maestro Blake,

no se ha dado cuenta nadie. Has resuelto muy bien.

No nos has enseñado el famoso fallo

que has resuelto diciendo: "Puede ser".

Para mí es absolutamente espectacular lo que has hecho.

La carta era, ¿no? La carta era, pues ya está.

Sí, señor. -Magia.

Sí, señor. Felicidades. Venga, cartas arriba.

Yo quiero escuchar a Blake. Espera...

Tú eres masoquista, ¿no?

Es que se le ha quedado la mano parada.

Arregla lo del osito, chiquilla. (TODOS) ¡Blake, Blake, Blake!

(Aplausos)

Blake, habla. Habla porque el concursante

te está pidiendo que hables. Por favor.

Vamos a ver, lo primero de todo,

me has repetido lo mismo que la primera gala.

¿Para qué le mandas hablar? (RÍEN)

Sí. Sí. Con otro material, pero lo mismo.

Es decir, no dudo de tu habilidad, de tu corrección y de tu capacidad.

La tienes. La tienes y lo has demostrado. Lo has hecho muy bien.

Ha habido un instante, un solo instante,

donde yo he dicho: "¡Ay!". Y lo has resuelto muy bien.

El oso tenía que haber sido como tenía que haber sido.

Has suelto muy bien, sí.

Voto de confianza, te lo doy.

Olé. Bravo.

(Aplausos)

Vete ya, que te han hecho que sí. Va, vete.

Quería más, quería más. Vale, ya. No, ya está, ya está.

Venga, gracias, David, gracias.

(RÍE)

Le toca ahora a Gisell.

Gisell tiene técnica, tiene elegancia, tiene talento,

¿pero será suficiente esto para soportar una clase de Poty?

Gisell... Entiendo mucho, ¿eh?, que al jurado les gustes.

Bueno, es que les caes muy bien al jurado..., pero no sé por qué.

(RÍE) Porque tienes que dar más. Bésame, amapola.

Ay, que casi te doy un beso en la boca.

¿Esta semana que tenemos? Tenemos un juego muy clásico,

que tiene historia también

y todos los magos tratamos siempre de hacer versiones

y esta es mi versión de un juego clásico de los aros chinos.

(TARAREA) Qué desastre.

A mí que me hagáis magia de cerca, me parece muy bien,

pero dad la magia de cerca cuando ya habéis demostrado más cosas.

¿Qué música llevas? Es un tango...

¡Un tango! ¿Cuántas letras tiene la palabra tango?

Estamos haciendo tele y en tele el público lo que quiere

es decir: "¡Hala!". Y... a mí que me perdonen...

Con bolas de esponja no haces: "¡Hala!".

(LOS DOS DELETREAN) T-A-N-G-O.

Tu marido... Me dijiste que esta semana no viene.

Loco, vas a aprender a bailar tango.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

Mira, se ha puesto la gente en pie. A mí esto me encanta, ¿eh?

Haciendo una rutina de aros, que haya gente que se ponga de pie,

dice mucho de ti. Poty.

¿Estás bien, Poty? Ya sé que está muy guapa,

porque te han dejado muy guapa, ¿eh? Te ha dejado muy guapa Dalmau.

La verdad que sí. Oye, qué bonito lo que has hecho.

Qué evolución tan chula tienes, tan lógica.

Viniste con muy buen material humano y de magia al casting,

pero es un proceso de aprendizaje el que tienes...

Chiquilla, se te marca cualquier cosa

y lo ejecutas con una limpieza... ¿Sabes lo que me gusta de ti?

Que lo haces tuyo. Lo que se te enseña, lo haces tuyo...

Parece que es de Gisell, que lo trae de casa.

¿Te acuerdas de cuantas letras tiene la palabra tango?

Cinco. ¿Cinco?

Pues lo has hecho muy requetebién. Felicidades.

Gracias. Nina, ¿te ha gustado?

Sí, sí... Yo te había visto,

no sé si en un casting, te había visto ya con los aros,

pero me ha gustado mucho la propuesta.

Creo que tienes que explotar más

tu vena de bailarina...

y, además, creo que integras muy bien, has integrado muy bien,

lo que expresabas con la cara, con los brazos

lo has integrado muy bien con la música.

Me ha parecido superelegante. En tu línea.

-Gracias. Blake, ¿te ha gustado?

Me ha gustado mucho y, sobre todo, estoy completamente de acuerdo

con lo que ha dicho Poty hace un momento.

Eres una especie de esponja,

una especie de máquina de absorber información,

lo cual creo que es una de los grandes virtudes

que cualquier mago tiene que tener, sobre todo cuando está...

A pesar de que tienes una carrera ya un poquitín larga,

cuando está en los inicios de su carrera profesional,

el absorber, y sobre todo admitir los consejos,

aunque muchas veces hasta te suenen difíciles,

porque tu pelea con el pelo ha sido total.

Pero con todo y con eso has tenido la suficiente docilidad

como para admitirlo todo y, efectivamente, ver al final

que tenían razón. Felicidades. Gracias.

Felicidades, pero falta lo más importante. Cartas arriba.

Gracias.

(Aplausos)

Hombre... Me alegro mucho. Gracias.

Qué bonito. Un póquer de corazones. Así me gusta.

Casi casi estamos a punto de poder conectar con Víctor Cerro

para ver este "Reto Exterior" al que va a ser sometido Darío.

Vamos a recordar en qué consiste el desafío.

Una urna de cristal, mil litros de agua,

cinco candados para inmovilizar al mago

y tan solo una ganzúa y el oxígeno que pueda almacenar en sus pulmones.

El margen de tiempo es mínimo para superar este reto extremo.

¿Lo conseguirá?

(Aplausos)

Es el momento de conectar con Víctor Cerro.

Vamos a ver si está preparado.

Hola, Víctor. Buenas noches. ¿Cómo lo tenéis?

Ah, están aquí ya. Vale, vale.

Se están preparando. Creo que no me oye.

Bueno, no pasa nada.

Ostras, creo que Darío está pasando un poquitín de frío.

Vaya mal rollo.

Bueno, consiste en esto. Va a tener que escaparse.

A este ejercicio los magos lo llamamos anoxia.

Anoxia es la falta de oxígeno en los tejidos...

y creo que muy agradable no es.

Supongo que está temblando porque estaría dentro del agua,

aunque la hemos templado un poco, y al salir, pues tendrá frío.

Muy bien.

Yo querría preguntar al jurado, viendo estas imágenes,

que esto es una cosa ya sería, qué les parece.

¿Qué nivel de dificultad le veis a esta prueba?

Blake, tú, por ejemplo, sabes que esto no es broma.

Aquí no hay ningún tipo de truco. No hay ninguna artimaña.

Yo creo que está temblando más por la tensión nerviosa

y por el estado de nervios en el que tiene que estar,

porque, realmente, vamos a ver... La muerte más horrorosa

que yo he imaginado nunca es la muerte por falta de aire,

por falta de oxígeno.

Lo ha cogido por sorpresa el tener que hacer este ejercicio.

Yo, cuando le pregunté si sabía lo que era la anoxia,

me puso una cara como diciendo: "Dios mío, ¿eso a qué suena?".

Complicado el ejercicio es complicado,

y espero, por su bien, que salga bien.

Es un ejercicio extremo

y hay que estar un poco para allá para hacer esto.

Hay que tener un chip un poco fundido.

Bueno, hemos tenido que convencerlo. No ha sido fácil,

pero han estado ensayando y yo creo que se atreve.

No vamos a alargarlo más porque ya está a punto.

Creo que está pasando un poquitín de frío. Víctor, vamos con el reto.

Adelante.

Estamos todos preparados.

Cuando tú quieras, yo te cierro.

(Música tensión)

Ha conseguido abrir uno. Muy bien.

En estas circunstancias y con el poco tiempo que ha tenido,

quitarse uno ya sería algo muy positivo de valorar.

(JADEA)

Yo creo que... ¿Estás bien?

Has sentido el miedo, ¿verdad? -Sí...

De eso se trata.

Mag Lari, no lo ha conseguido. ¿Qué hacemos?

No lo ha conseguido. Queremos hablar con él luego,

pero lo más importante...

¿Esto es una farsa o se puede hacer de verdad?

Víctor, ¿tú lo podrías hacer? Por lo menos lo intentaremos.

Muy bien, pues te esperamos aquí. Luego lo vamos a ver.

Y le vamos a dar un fuerte aplauso a Darío, porque creo que...

(Aplausos)

Creo que el mal rato no se lo quita nadie.

Yo creo que este pequeño intervalo del tiempo

en el que él decide no aguantar, que ya no puede aguantar más,

y en el que se puede salir de la urna esta,

porque ha tardado unos segundos en abrirla,

yo creo que ese momento lo recordará toda la vida.

Tragar agua es muy chungo. ¿Cómo lo valoráis?

Y el empujón de la cabeza que le mete Cerro.

Eso tiene que ser... Y el que se da al salir.

Eso tiene que ser un desconcierto total.

Encima que estás con miedo, que alguien te empuje para abajo,

dices: "Hombre, ya. Ya nada más que te queda

estrangularme un poco más, ¿no?". Eso lo hace también

porque un cuerpo metido en tanta agua, flota.

Entonces, al empujarlo, él hace presión con la cabeza y los pies

y se queda abajo. Si no le empujase...

pero si que es verdad que es chungo ver la imagen esta de...

¡Venga, muérete! ¡Exacto!

(RÍEN) Inés.

Yo lo voy a valorar positivamente.

Porque no da más que prestarse a las perrerías de Víctor Cerro

tiene mérito. Aunque no lo haya conseguido.

(Aplausos)

Nina.

Yo no puedo ni hablar ya.

No, no. Yo es que además tengo claustrofobia. Es que no puedo.

Y estas cosas es que no puedo ni verlas.

Si hubiese sido con otro concursante...

Para una vez que tiene que hablar va y no habla.

Eso sí que aprovechamos... para meternos a mí,

era meter una zapatilla debajo de vez en cuando.

Gracias. Me vuelve a dar el corazón. ¡No te doy el corazón!

No te doy el corazón. Me acabas de dar el corazón.

No. Me lo acabas de poner.

Se ha quedado impactada con lo que ha visto. No tiene palabras.

A mí no me ha gustado nada. No. Me parece terrorífico.

O sea, me parece fantástico

el maestro que tenemos de juegos extremos

y que esté con nosotros en este maravilloso programa,

me parece magnífico que se preste a hacer esto...

O sea, ¿cómo te puede gustar esto? ¿Dónde está...?

Por saberlo, para que yo me entere.

No me ha gustado nada. Bueno, me alegro mucho.

Me alegro. Gracias, Poty. Luego lo recibimos aquí.

Vamos a valorarlo cuando él esté aquí. Y ahora vamos...

Es que... ¿Saben qué pasa en la escuela?

Hay problemas, como en todas partes, pero aquí tenemos una solución.

Se llama: Iván Asenjo.

Lo que ya no sé si es eso peor que apagar un fuego con gasolina.

Mi gran amigo Dani.

Si nosotros os tenemos que poner los pies en la tierra,

os los vamos a poner.

-No sé muy bien a dónde quieres llegar.

Yo, la verdad, me considero muy humilde.

-¡Ah! -En ningún momento he dicho...

-A mí no me la das.

(Música tensión)

Bueno, yo así... así no voy a dialogar contigo.

-Yo no voy a dialogar. Voy a pagarte con la misma moneda.

-Además, soy más alto. -Te iba a pagar con la misma moneda

con la que me pasaste tú la semana pasada.

Educación y elegancia. -Vete a tomar algo

y va a ir todo mejor. -Siéntate.

-¿Nos sentamos entonces? -Sí, sí, sí.

¿Sabes lo bueno que me voy a llevar hoy de ti?

Cinco euros. -Venga. Muy bien.

No sé qué quiere sacar de mí

y lo tiene que hacer faltándome al respeto y con faltas de educación.

Entonces, yo creo que no son las maneras.

-Muy buenas, Alfonso. Le declaraste la guerra, literal, a Blake.

-Me callo. ¡No quieres oír lo que te dicen!

¡Punto pelota! Eso es lo que está pasando.

Tenemos un ego demasiado grande. (OFENDIDO) ¿Ego?

-Y te llamo cara pan. Si Blake cree que tienes la cara así,

yo creo que tú tienes un ego así. -Pienso que no es así

y eso me cabrea una barbaridad que Blake venga,

y siempre se lo diré con respeto, porque lleva 35 años...

-Pero el otro día te extralimitaste.

-Sí. -Y, por lo tanto,

te callas y aterriza. ¿Me has entendido?

-Sí. -Pues muy bien.

(Aplausos)

Vaya, Dani, yo creo que sois muy amigos, ¿no? ¿Con Iván?

Sí. Lo llevamos bien. Tenemos nuestros roces a veces, pero...

¿Solo eso? Solo eso. Nada más.

¿Te quedaste con ganas de decirle algo más?

No. La verdad es que... Suéltalo, suéltalo. Tú puedes.

No, a ver, es que él dice cosas y hay veces que tiene razón,

y yo aquí estoy aprendiendo muchas cosas y tal,

pero no me gusta que me falte al respeto

y él se pone a señalarme así, a ponerse de pie y tal

y creo que tenemos que hablar con educación, de tú a tú.

Somos los dos seres humanos y no me gusta esa situación.

Entonces, es lo único que yo le recriminó a él.

Tiene que mejorar las formas, yo creo,

porque yo hablo con respeto y él lo debería hacer también.

Me encanta.

(Aplausos)

Pues hablando de encantar,

la semana pasada Edagrd hizo un número

que había gente que le encantó,

pero también hubo gente que le horrorizó. ¿Qué pasará hoy?

Esta semana voy a intentar escaparme de un sitio muy asfixiante

y en tiempo récord.

(Música)

Pero qué estamos...

¿Esa necesidad de, cuando una chica se va, fijarse en el culo?

A mí no me gusta.

¿Sabes?

Porque si lo hiciese yo con un ayudante, con un chico,

creo que quedaría como raro. Tiene que quedar igual.

Si no queda igual es que el país va mal.

Lo planteamos todavía para que sea más delicadito.

Sí.

Todas las cosas que dice, realmente, es que es inteligente escucharlas

porque, normalmente, siempre tiene la razón y es verdad.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(SIN EMOCIÓN) ¡Viva el confeti!

Pero qué manía en tirar confeti. Si no hacía falta...

Ya habías acabado. Ha sido idea de Dani Polo.

Idea de Dani Polo... Venga... Poty, ¿te ha gustado?

Muchísimo.

Me lo he pasado fenomenal.

Ojalá te quedes más tiempo con nosotros aquí,

en esta magnífica academia, porque quiero trabajar contigo,

trabajar y de verdad.

Soy fan ya, casi casi desde el primer momento.

Eres un actorazo. Supercómico. Igual que tu compañero Jordi.

Está fenomenal... fenomenal.

La magia a través del humor... me encanta cómo lo hacéis de bien.

¿Te has visto el careto que tienes? (RÍEN)

Bien. Felicidades. Lo bueno son los pelos.

¿Tú te crees que...? ¡Es que es supercómico!

Genial, genial.

Lo que está claro es que tienes un sello,

una manera de hacer magia muy clara. Blake, ¿qué te ha parecido?

Estoy de acuerdo con lo que dices,

que tiene una manera muy particular de hacer magia.

Por completar tres minutos, te has extendido más.

Tú sabes que este número lo puedes hacer en dos minutos.

Es verdad. Yo hubiera ido de sobrado...

y lo hubiera hecho en dos minutos.

Venga. Vamos a valorar. Dime, Inés.

A mí me gustaría decir una cosa que me parece interesante,

y es que hoy en día, cuando se hace un homenaje a Houdini,

se utilizan candados, esposas, camisas de fuerza...

Hoy Houdini no utilizaría esos elementos

porque Houdini era un verdadero innovador

y hoy en día sería un youtuber y haría magia con drones

y haría viral cada vídeo que hiciera.

Y me parece muy buena tu aportación de utilizar el plástico

porque hoy en día no estamos habituados

a utilizar un candado de hierro y abrirlo y utilizar esos elementos.

¡Eso es antiecológico! Pero si sabemos hoy en día

lo difícil que es quitar un plástico de una maleta o de un alimento,

así que me imagino a Houdini

muy satisfecho con lo que tú acabas de hacer.

Oye, lo que tú dices de Houdini, que sería un youtuber o un instagramer,

¿sabes qué hizo? Hay una leyenda que dice que estaba en casa

y leyó o le dijeron que había habido un accidente de tren muy cerca

y lo dejó todo, se fue corriendo y se metió dentro del tren

para que cuando llegase la prensa

poder decir que él había escapado del accidente

y era el único superviviente. Esto se cuenta, esto se cuenta.

Es que convertía en trending topic todo lo que hacía.

Era instagramer en su época. Perdón, no me enrollo más.

Cartas arriba. Yo no sé si se va a entender.

Ah, ah, ah... Bueno, bueno, bueno.

A ver, ¿por qué? ¿Por qué?

Habla.

Porque yo quiero ver a Edgard... Quiero ver otro Edgard.

Es que llevo viendo a Edgard, el mismo Edgard,

cuatro galas seguidas y no.

Ya no me sorprende.

Mira... ¿Cómo te has quedado?

Mira, que le tengo que dar la razón a Nina.

Vaya, hombre, menos mal. No, no, no, no.

Es que, fíjate, yo he hecho el comentario que he hecho

y, con todo y con eso, he levantado un corazón, ¿eh?

Sí, es Edgard. Exactamente. Es Edgard, pero...

ella está hablando desde el punto de vista más de espectador

que de especialista, como podemos ser Inés soy yo.

Creo que, efectivamente, ella te acaba de poner el voto del público,

el voto de... del que no conoce nada de magia

y que, vuelvo a repetirte, queremos más de ti.

De ti, de ti mismo. Quiero ver números solamente tuyos.

Yo no estoy de acuerdo con vosotros.

Yo solo digo que quiero ver otro Edgard... Ya está.

Yo he dicho que me gustaría que te quedases para poder trabajar más.

Efectivamente, es justo lo que están diciendo Nina y Blake.

Yo quiero trabajar contigo.

Bueno, haces muchos más tipos de magia.

Haces magia hablada, manipulación, magia de cerca, superbién, además,

y yo creo que...

Inés que respete mi opinión, por Dios.

No, no te respeto tu opinión. ¿Cómo que no?

No, porque él tiene un estilo y una forma de hacer magia que es personal

y concrétale cómo quieres verlo de otra manera, porque...

¿Yo? ¿Concretarle yo? ¿Montarle yo a él el número?

Ya lo que nos faltaba para el duro. A mí me gustaría que hablara.

No que hablaras ahora. Que salieras...

-Yo, con mucha humildad, con el corazón en la mano,

con mucha humildad, yo me he formado con la magia de cerca,

leyendo a Ascanio, Tamariz, una escuela que Inés conoce muy bien,

y si he llegado aquí no es por deficiencias o por no saber una cosa,

sino por una decisión personal de que yo veo la magia de esta manera.

No es que me quiera escapar de otra cosa. Yo me puedo sentar a una mesa,

me encanta la magia de cerca, la adoro,

pero también creo que en el contexto en el que estamos

es esto..., me parece, que es lo más adecuado

por el sitio en el que estamos,

pero respeto profundamente lo que dices y sé lo que dices.

(Aplausos)

Yo defiendo la decisión de hacer esos juegos,

porque son juegos televisivos, son juegos vistosos,

y a lo mejor quieres mostrar otro registro,

eliges hacer un juego de magia de cerca y no das.

Así que yo te defiendo. A mí, personalmente,

sí me gustaría verte haciendo otras cosas.

Bueno, pues está claro. Las posiciones están muy claras.

Tres corazones. Muchas felicidades, Edgard. Gracias.

(Aplausos)

Pues una de las herramientas muy importantes de los magos es la voz.

Y, claro, estos concursantes están de suerte

porque tienen la mejor profesora posible: Nina.

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo va? ¿Bien?

Bueno, un abrazo colectivo.

La voz es un instrumento, como todos, de largo recorrido.

Vamos a intentar que, en pocas horas, tengáis herramientas.

Hemos ido haciendo ejercicios para que exploren su voz,

para que la conozcan y, a la vez, para que aprendan aspectos

muy básicos de anatomía y fisiología. Os voy a hacer cantar ya de entrada.

¿Sí?

(TARAREAN)

(CANTAN) "Como si fuera esta noche

la última vez"...

Exacto, es un sonido pequeñito, muy fino, sin aire. "Bésame"...

Y luego les he hecho salir de su zona de confort

y hacer voces distintas.

(VOZ GRAVE) "Soy Alfonso Junior

y vamos a hacer un entrenamiento vocal".

(RÍEN)

(ACENTO ARGENTINO) "Hola, soy Darío Proximity

y estamos haciendo entrenamiento vocal".

(VOZ MASCULINA) "Esto es un entrenamiento vocal".

(VOZ GRAVE) "Soy Davig y esto es un entrenamiento vocal".

Es maravillosa esta laringe. Yo la quiero. La madre que lo parió.

-Soy Dani Polo... -Y estamos haciendo...

-Entrenamiento -Vocal.

-Sube la pelvis arriba. Sube, sube, sube. Habla.

-Soy Edgard y estoy aquí haciendo el pino.

(RÍEN)

-Siempre da mucha vergüenza trabajar con la voz. ¿Por qué?

Trabajar con la voz es desnudarse, con lo cual, yo os quiero dar

gracias por vuestra predisposición y, además, sacar provecho.

Y os quiero dar las gracias por ello.

(Aplausos)

Eso sí que es un lujo, ¿eh? Nina de profesora...

El siguiente concursantes Alfonso.

Alfonso ha tenido una semana... un poco complicada en los ensayos.

A tomar por culo.

Esto es una bazofia y así no soy yo

y no puedo demostrar lo que valgo, joder. Eso es lo que pasa.

¿Pero por qué eliges entonces este juego?

Porque iba a hacer la serrada y no he podido hacerla.

Se ve que hace aguas por todas las partes.

Sí. Y estoy de acuerdo. Y por eso estoy así.

Yo tengo que aguantar aquí un pronto tuyo

donde en este pronto sueltas la frase:

"Yo iba a hacer la mujer serrada"...

Con lo cual entendemos que te hubiera salido el número perfecto,

y por culpa de no poder hacer la mujer serrada

estoy haciendo esta bazofia, según tus palabras.

Por lo tanto te voy a pedir que cuando hables en este estado,

en el que yo no me he puesto aún en ninguna gala con nadie,

porque aquí todos estamos muy felices,

no me eches mierda a mí. No te la quiero echar, Lari,

te lo digo en serio. Contrólate. Contrólate.

¿Ves? Y esto de irte así... Pero que me cabreo conmigo, Lari.

Me cabreo conmigo, tío, te lo digo. ¿Cómo me voy a cabrear contigo?

Pues a mí no me dejes con la palabra en la boca y te vayas.

(Música)

¿Qué tal, damas y caballeros?

Bueno, como ya han dicho, mi nombre es Alfonso Junior

y de pequeño había un juego que me encantaba jugar con mis padres.

Se llamaba los personajes famosos.

Uno de nosotros pensaba un personaje famoso

y los otros dos intentaban adivinarlos.

Hoy, con todos vosotros, os he pedido que escribáis un personaje famoso,

como por ejemplo Manolo Escobar.

¿Qué tenéis que hacer con ese personaje?

Tenéis que apretarlo muchísimo, hacer una pelota

y esa pelota la metemos en una copita tan clarita como esta.

Así que, ¿estáis preparados?

Cuanto más apretéis, más difícil me lo ponéis,

porque menos podré ver el nombre. ¿Preparados?

¿Preparados? (PÚBLICO) ¡Sí!

-Así me gusta. Vámonos con la fiesta. Damas y caballeros,

apretádmelos un poquito, cariño. Me lo estáis poniendo muy fácil.

Muy bien. Lo tenemos. Un poquito por aquí.

Un poquito por aquí. Hola, ¿qué tal? Montse, has venido a verme.

¿Qué tal estás, guapa? Muy bien. Oye, muy bien, Marina.

Ay, guapa. ¿Qué tal? Mira, la duquesa del "Pura magia".

Qué bien. Muy bien. Vamos a hacer una cosa.

Todos los que estéis ahí vamos a hacer una cosa.

Intentad lanzarnos a la copa. Uno...

¿Quién ha sido? Fuera.

Una, dos y tres.

Ahí entra uno. Bueno, no ha entrado ninguno.

No os preocupéis, damas y caballeros.

Fuerte aplauso para el maravilloso público.

(Aplausos)

Lo vamos a hacer muy clarito porque quiero...

Nina, que... Nina, estás preciosa, por cierto.

Dime uno. El que quieras. -Me has despistado ahora.

-Era para ver si estabas atenta, guapa.

Elige uno, el que quieras. -¿De estos dos?

-Sí. Perfecto. Lánzalo. -¿A dónde?

-A la de tres. Arriba. Una, dos y tres.

¿A que mola? Perfecto. Quiero que cojas el papel,

lo leas porque yo tenía una predicción

y no os lo vais a creer.

Por favor, Nina.

Por primera vez di el personaje famoso que has pensado.

-¿Que he pensado o que está aquí? -Que está ahí.

-Ah. ¿Lo digo? -Sí.

-Raphael. -¿Rafa qué?

-Ra... Raphael, Rafael. -Rafael. ¿Quién ha sido?

(Risas)

Vamos a hacer una cosa. Nina, espero que hoy sea... mi gran noche.

(Música)

¿Qué pasará? ¿Qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.

Y al despertar ya mi vida sabrá algo que no conoce.

La-la-la-la. La-la-la-la-la-la.

La-la-la-la-la-la-la.

(Aplausos)

Muy bien. Hola. Súbete aquí.

Gracias, familia.

¿Qué te ha parecido la actuación? Bien, muy bien.

No sé, me lo tienen que decir.

¿Estás más contento que en los ensayos?

Sí, la verdad es que tengo que pedir disculpas por mis formas

y a partir de ahora voy a intentar pensar en positivo

y vamos a intentar sacar ese Alfonso Junior

que estoy intentando demostrar. Gracias.

Nina, ¿qué te ha parecido?

(Aplausos)

Sí. Bueno. Ya que hacéis este comentario...

Un momento. Poty, ¿qué te pasa? No, que me parece

que es están buen mago, que ha hecho desaparecer el ballet.

Es verdad. Había ballet al final. ¿Había ballet o no había ballet?

Seis bailarinas.

Teníamos una coreografía con seis bailarinas.

¿Qué ha pasado con el ballet? Que he hecho así...

Hago chas y han desaparecido. Y se han ido. Ah, bueno.

No, va ser mi gran noche. No hay quien lo haga eso.

Poty está indignado. No sabemos qué ha pasado.

Ha habido un misterio ahí. Bueno, no pasa nada. No pasa nada.

Poty, ve a investigar. Sí, ahora vengo.

Corta piernas. ¿Vais estar aquí un rato?

Sí, sí, sí. No os vayáis.

Yo hoy duermo aquí. Vale. Nina, ¿qué te ha parecido?

Alfonso.

Mira, a mí el número no me ha entusiasmado,

pero tienes...

Tienes una capacidad y hoy lo has demostrado, por ejemplo,

relacionándote con el público. Tienes algo, tienes un gancho

que yo creo que no le sacas suficiente partido.

No se lo sacas y no sé qué es, no lo sé.

Supongo que ahora cuando hablen los expertos

y vea las cosas técnicas entenderé mejor qué es lo que sucede.

Tienes una magia y tienes un ángel, y una agilidad

que luego eres más tú que lo que realmente

estamos viendo con el número.

Me gustaría ver como un gran número tuyo

porque es como que se me queda descompensado. No sé.

Blake. No sé por qué.

Yo es que te tengo que hacer el mismo comentario

que en su momento le hice a Javier, que ya se fue en la segunda gala.

Matas pulgas a cañonazos. Es decir, no aprovechas la técnica

que tienes al alcance de tu mano para poder hacer brillar

un poco más la historia. Incluso, en el último momento,

cuando ya lo tienes todo resuelto, ahí no lo sabes resolver

y lo resuelvas de una manera absolutamente banal

y sin sentido. Transformas un gran número

o un gran posible número en algo total y absolutamente banal.

No me convence lo más mínimo. Gracias igualmente.

Poty, ¿has descubierto ya qué ha pasado?

Pues sí. Ya. ¿Qué ha pasado?

Yo he investigado lo que ha ocurrido.

A ver, ¿qué? Claro, es un programa de magia,

pero esto no es magia,

esto ha sido una mamarrachada, Alfonso.

¿Qué ha podido ocurrir?

Que has editado la música...

Pero bien, ¿no? Pero mal.

¿En dónde? Hay dos formas de editar la música.

Bien y mal. Fíjate, has elegido la mala.

La prueba está que las bailarinas tienen un pie musical para entrar

y no ha habido manera. Pero si no...

No entró porque al estar editada, como lo has cortada el arranque...

En los ensayos ha salido bien, ¿no? Te ha salido muy bien.

En los ensayos era la misma música.

Estoy de acuerdo en todo lo que dices,

pero era la misma música. No he cambiado.

No, pero segurísimo. Claro, editar la música, hacer un...

Perdón. Vamos a ver.

Cuando estás haciendo un espectáculo,

cuando estás metido en una espectáculo

y juegas con personas a tu alrededor tienes una frase, que es el pie.

Todos los actores del mundo se aprende su papel

y la última frase de su compañero de escenario

para saber cuándo ellos tienen que entrar.

Si tú ese pie no lo das, la gente que está a la espera de ti

no va a hacer caso a nada porque lo único que están esperando

es que les digas: "Y ahora". Y en ese "y ahora" entrarían todos.

Vamos a valorar, si os parece bien. Definitivamente, cartas arriba.

Sí, sí, sí.

-No, yo... Yo...

-Sí, sí. No podemos hacer nada.

Pues estás nominado. Lo vemos al final del programa.

Gracias. Ahí me gusta esa sonrisa.

Esa sonrisa me gusta. Señoras y señores,

vamos a prepararnos para recibir con un fuerte aplauso

a alguien que lo ha pasado muy mal esta noche, Darío Proximity.

¿Entro?

(Aplausos)

Dime, dime. No, no, no, esto...

El concurso tiene sus pautas, no me la des ahora.

¿Cómo lo has pasado? Bueno, ya te lo digo yo,

lo has pasado mal, pero cuéntanos,

desde dentro y lleno de agua, ¿cómo se vive?

Es una experiencia que es como morir. Ha sido un horror y...

he aceptado solo para enmendar un error,

pero no lo volvería a repetir nunca. ¿No?

No. ¿Estás enfadado con nosotros?

Eh...

Di no porque te nomino y te vas a casa ahora mismo.

(Risas)

Sí.

Pero no lo hemos hecho con mala intención.

O sea, estábamos seguros de que no ibas a morir,

si no no lo hubiésemos hecho.

De hecho, estaba Víctor ahí, te ha abierto la puerta.

Imagínate que no te abre y te deja ahí.

Víctor es una persona que yo creo que no está bien de la cabeza.

(Risas)

No, perdón.

(Aplausos)

De verdad.

Dedicarse a eso que él se dedica y haberme puesto en eso

que lleva tantos años practicando creo que ha sido un poco...

Le falta un poco de empatía y de tacto a este señor.

A Blake le ha gustado mucho cuando muy suavemente

te ha empujado hacia abajo.

Ha dicho: "Cariño, baja un poquito".

Lo habrán puesto en cámara lenta porque....

(Risas)

No fue suave. Te ha dado un viaje, ¿no?

Bueno, ahora piensa que lo vamos a compensar todo

porque lo vamos a ver a él haciendo este ejercicio.

Sobre todo, que quede claro, es un ejercicio

donde no hay truco, no hay estas cosas que utilizamos los magos,

que son recursos secretos más que trucos, ¿no? Aquí no.

Aquí lo único que hay es una gran capacidad

para aguantar sin respirar.

Víctor Cerro, adelante.

(Música de tensión)

Bueno, has visto que la empujada hacia abajo

ha sido un poco más suave. Claro.

Iba un poco más abrigado también. Antes no lo hemos explicado bien.

Tú tenías cinco candados y estos cinco candados

se abren con una ganzúa. No se trata de encontrar llaves.

El hecho de meter una ganzúa dentro de un candado es chungo.

Oye, te quiero preguntar una cosa. ¿Tú veías?

No se ve nada.

No se ve nada... en esa agua.

No se ve nada y es al tacto que tienes que encontrar...

Bueno, ahora está abriendo el candado del cuello.

Tú tenías los ojos abiertos. Intentaba ver

porque en las prácticas era todo transparente, pero...

Aquí está intentando hacer juego con la ganzúa.

Claro, él lleva mucho tiempo haciendo esto y supongo que...

La apnea... La gente que practica apnea cada vez aguantan más.

Ahora está abriendo los pies.

El contador es real.

Ahora él va a sacar las manos y con la ganzúa

va a intentar a abrir el candado de fuera.

¿Ha caído la ganzúa? (GRITA)

¿Le ha caído la ganzúa o no?

Mag Lari, lo hice. ¿Ves como se podía hacer?

(Aplausos)

Bueno. A la vista está que fácil no es.

Es un poco desagradable verlo.

Vamos a dejar ahora que el jurado te valore,

pero siempre teniendo claro que no has superado la prueba.

Ah... Nina.

¿Cómo valorarías lo que has visto? No sé cómo valorarle a él.

¿Qué hay que valorarle? Casi que...

¿Que ha tenido la valentía de hacerlo?

No sé. No sabría por dónde empezar.

Inés.

Pues no me importa que no te haya salido.

Yo te voy a valorar la valentía. Poty.

Yo ya te dije antes que estas cosas no me gustan nada,

pero tengo que ser honesto con tu valentía.

He visto que eres un tío valiente. Basta ya, basta ya, basta ya.

Señores del jurado, señores del jurado.

Vale, vale, vale. No los entiendo.

No los puedo entender a ustedes dos. No es su especialidad, Blake.

Oficialmente yo estoy contagiando a Nina

y está muchas veces en la misma onda y opinión que yo.

Me voy a sentar en el medio a ver si te contagio a ti un poco, Inés.

A ver, a ver, a ver. Estamos en un concurso de magia.

Cuando tienes razón, yo te la doy. Estamos en un concurso de magia.

Yo no voy a quitarle el mérito a este señor.

Este señor ha hecho... Habrá que valorarlo positivamente.

No te voy a decir que una heroicidad.

Ha hecho número muy complicado, pero no le ha salido bien.

Ya, pero no es lo suyo.

Eso es lo que estamos juzgando en este momento.

Esto es un... Yo lo valoro porque es un reto

y no es lo suyo. Si tú me dices: "Soy un mago que hace escapismo

y no te sale.". Vale, te valoro negativamente.

Aquí Inés lo que está diciendo es que tiene en cuenta

la valentía y que nos ha dicho que sí que quería hacerlo.

Pero por mucho que hablemos, como no lo ha superado

y el reto extremo consiste en se supera o no se supera,

en este caso no está superado, por lo tanto, estás nominado.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Lari. Claro, es que entonces...

No vale nuestra opinión.

Claro, es que no merece la pena que valoremos.

Las reglas del concurso son muy claras.

La persona nominada tiene que pagar...

No, valorar era comentar en voz alta.

Vale, pues ya está. Cuando entran aquí

vienen y firman un contrato donde saben lo que tienen que hacer.

Si no cumplen con los parámetros, directamente implica nominación.

Aplauso para Darío.

Yo no estoy de acuerdo. Yo tampoco.

Yo no estoy de acuerdo.

Blake, donde lo ven, él es jurado.

Yo creo que intentamos ser justos.

Se están resplandeciendo. No, Inés. Esto es un concurso, hija.

Vamos a avanzar, por favor. Vale.

Aquí donde lo ven, Blake, no solo es jurado,

no solo es jefe de estudios, sino que tiene pluriempleo.

También es profesor de la escuela.

Me gustaría saber qué es para vosotros el mentalismo.

Son los efectos sin apariencia sobrenaturales

que ocurren por el poder de la mente del mago.

-Intentar adentrarse en la mente del espectador

y adivinar lo que está pensando.

-El objetivo principal es leer la mente.

Las mentes del espectador y del mago se ponen de acuerdo

en un momento determinado. Hasta el día de hoy, hasta la fecha,

no hay ni una sola ciencia, ni ninguna rama de la ciencia

que demuestre que existe ni la telepatía, ni la telequinesia,

ni la precognición, ni el mediumnismo,

ni nada de nada, de nada, de nada.

Vamos a ver. Mentalismo es... un papel...

y un bolígrafo.

Punto. Me gustaría que pusieras el nombre conocido,

en nombre popular, el nombre común de cualquier personaje famoso

de la historia del mundo y una vez que lo hayas hecho, simplemente,

doblas el papelito por la mitad. Nada más que eso.

¿Listo? Sí.

Dobladito. ¿Conoces el país de ese personaje?

Sí. Me gustaría que pensarás en una postal.

La imagen que veo es una imagen como grande, poderosa, extendida.

¿Algo parecido a esto que yo acabo de dibujar aquí?

Es algo parecido a esto, bien.

¿La profesión del personaje la conoces?

Bien. Un objeto de mano que utilizara ese personaje

para desarrollar su trabajo.

¿Lo tienes ya en la cabeza? Bien.

Bueno, yo no sé si esto que acabo de dibujar aquí

tiene algo que ver con lo que estabas pensando.

Sí. ¿Exactamente tal cual?

Sí, sí, sí. Perfecto.

Entonces, quiero que pintes la primera de las letra

del apellido de ese personaje, ¿sí? Y eso quiero que lo hagas...

ahora.

¿Nos puedes decir qué letra es la que acabas de pintar?

La V. La V.

Al lado de la V quiero que pintes la segunda

y quiero que lo hagas ahora.

Al lado de la segunda quiero que pintes la tercera

y quiero que lo hagas ahora. Vale.

Perfecto. ¿En quién estabas pensando?

En Velázquez.

(Aplausos)

No, no, no, no. Dejarlo, dejarlo.

Después, fuera de cámara, os enseñaré la técnica

porque creo que es uno de los instrumentos más interesantes

para poder hacer.

Blake, ¿hay algún futuro mentalista? No lo sé.

Hombre, directamente Darío se ha desplazado mucho

hacia la línea del mentalismo porque los últimos números

que nos ha presentado han estado bastante en la línea del mentalismo.

Tiene modales, tiene modales.

Todavía le queda mucho recorrido por hacer.

Claro que sí. Hay que hacerlo.

Además, habiendo recibido clases de Blake.

Samuel ha hecho esta semana en una mezcla un poco rara,

la más rara de todas. Magia con kárate. Samuel.

No te veo ni bien ni mal. Te veo que estás ahí.

El último día la cagaste bastante. La verdad que el número

de esta semana es un número que le tengo mucho cariño.

Cada uno de vosotros quiero que coja estas tablas de madera.

Las vaya cogiendo y se coloque en las X del suelo.

Y se mezclan mis dos pasiones, el kárate y, como no, la magia.

(Música)

Está muy bien. Está muy bien.

Es muy impactante.

Tu interpretación mola mucho. Te decía que te quedases quieto

porque estabas saludando así con los pies juntos.

Junta más los pies. Vale. Ha sido el único momento

en el que no has estado espatarrado en todo el número.

Te pasas el número abierto de piernas.

Queda más elegante si tu presencia escénica es esta más que esta.

De acuerdo. Era como exagerado.

Da las gracias cuando tengas un voluntario.

-Perfecto. -Piensa que tienes que ser cariñoso

con el público. Tienes que decir:

"Gracias, un placer, puedes sentarte".

-Vale. La verdad es que ha creado una función muy chula

y me apetece mucho hacerla.

(Aplausos)

Esta noche... voy a hacer una experiencia...

de mentalismo de riesgo.

Es un número que me ha enseñado mi padre, Tony Pons.

Él también es mago y mentalista, y la verdad que le tengo mucho cariño

porque se fusionan mis dos pasiones, el kárate y la magia.

Para ello necesitó la ayuda de cuatro espectadores.

Si sois tan amables...

Blake, ¿te importaría ayudarme, por favor?

(Aplausos)

Quiero que cada uno de vosotros coja una de estas tablas de madera

y se coloque en las X.

Yo previamente he hablado con ellos

para que sepan cómo tienen que colocar las tablas.

¿Todo bien, Blake?

Nosotros nos vamos a encargar del vendaje.

Lo primero va a ser el antifaz. Quiero que lo compruebes.

Que no se ve nada absolutamente.

Fantástico.

A continuación vamos con la venda.

Quiero que me la pases, por favor, Blake.

Fantástico. Quiero que mientras me pongo la venda

vayas comprobando la cinta americana. Que la despegues,

que compruebes que es totalmente normal

y me ayudes, por favor, a colocármela en los ojos.

¿A lo largo completo? Sí, a lo largo.

Aquí empezamos. Fantástico, ya lo tengo yo.

Os prometo que no veo absolutamente nada,

pero por si queda alguna duda me voy a poner el saco.

Quiero, por favor, Blake, que compruebes,

que te asomes, que no se ve absolutamente nada.

Fantástico. Nada.

Genial. No lo suelto, que si no no lo veo.

Me gustaría, por favor, Blake,

que me hicieras una especie de nudo en el cuello.

Que me hagas un lazo. Tiene que ser algo rápido, ¿de acuerdo?

Fantástico. Listo.

El reto consiste en lo siguiente.

No solo voy a romper cada una de las tablas de madera,

sino que además hay una dificultad añadida.

Es una tabla de clavos de 20 cm que me gustaría, Blake,

que la examines y que se la entregues o se intercambies

a uno de los cuatro. Una vez lo hayas hecho, me avisas.

(Música de tensión)

Listo. Gracias. Puedes retirarte.

Y en estas condiciones comienza mi reto.

(Continúa la música)

(GRITA)

(Aplausos)

(GRITA)

(Aplausos)

(GRITA)

(Aplausos)

Gracias.

Muy bien. Muchas gracias a los cuatro voluntarios.

Podéis volver a vuestros sitios. Podéis llevar las maderas.

Deposítala en el suelo, gracias. De regalo.

(Aplausos)

Primera vez que veo al público de pie y al jurado también.

Inés. Enhorabuena, Samuel.

Me ha gustado muchísimo. A mí me gustaría comparar

dos juegos porque tienen relación.

Cuando se saca a escena una guillotina,

que parece algo terrorífico, sin embargo para la mente,

para el espectador es mucho más flojo.

No tiene tanto impacto como esos pinchos.

¿Por qué? Porque una cabeza no va a salir rodando.

El espectador no sabe cómo se hace,

pero sabe que eso no va a ser posible.

Sin embargo, hay magos que sí han fallado con un juego

con una tabla y un pincho, y hay videos,

y eso lo hace mucho más creíble. Así que, enhorabuena y, además,

me has tenido en tensión todo el juego

porque has llegado al último segundo para quitarte la banda de los ojos.

Felicidades. Por tiempo. Muy bien.

¿Tú te imaginas darle un puñetazo a esto?

No. (RÍE)

Es que yo creo que todo el mundo se lo puede imaginar.

Poty. Es algo creíble.

Yo creo que el efecto bronca funcionó.

La semana pasada yo te tuve que decir, con dolor de corazón,

que aburrías a un camello, ¿recuerdas?

Es verdad, es verdad, Poty. Le dijiste esto.

Pues hay un cambio, hay una tensión después.

Samuel, de felicidades porque lo que has hecho

creo que es muy bueno no...

(PUBLICO) Buenísimo.

Felicidades. Cartas arriba.

(Aplausos)

Felicidades.

¿Póquer o no póquer? Póquer, claro que sí.

Póquer de corazones.

(Aplausos)

Felicidades, Samuel.

¡Ah! Maestro. Solamente le quiero decir una cosa.

Bendita sea la rama que al tronco sale.

Olé. Sí.

(Aplausos)

Gracias, Samuel.

El siguiente concursante, que es el último.

(PÚBLICO) ¡Oh! Perdón.

Es que este "oh" me pone.

Es Samuel. Ah, no, Samuel se ha ido ahora.

Es Abel. Viene con ganas de ritmo, de samba...

Abel qué nos hace. Perdón, perdón.

Mi número de esta semana os va sorprender

porque no tiene nada que ver con lo que habéis visto hasta ahora.

(Música)

No me abuses... de la partener buenorrar.

No sea que vayamos a pecar de sexistas.

El James Bond y el hombre sexy se van por un momento

y va a venir otra etapa completamente diferente.

Así que, ya verás. Una cosa.

Vas de loco, ¿no? Sí.

Pero no queda muy claro. Que de fondo, detrás del reloj,

aparezca un hospital, fotos de hospital o unas camillas.

No. Feo. ¿Por qué no?

¿Por qué no de entrada? Que no.

Abel, piénsatelo. Ya digo yo que no.

Elígelo tú. No.

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Gritos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

Abel.

Muy bien, muy bien. Qué feo estás.

Estoy muy feo. Qué feo estás.

Me has hecho caso al consejo, eh. Has dado un rollo superdiferente.

Nina, ¿qué te ha parecido? ¿Por qué me lo preguntáis a mí?

(Risas)

Qué rollo, pero qué rollo os traéis. Si no te he dicho nada.

Mira. Me gusta que me lo preguntes. Ya lo sé.

Porque cuando antes hablaba de... de la versatilidad.

Bueno, no he dicho la palabra versatilidad,

pero he dicho que me gustaría ver a Edgar en otra tesitura.

Me refería a esto. Igual no nos hemos entendido.

No he podido acabar de explicártelo.

Me refería a esto, me refería a que hemos podido ver

un Abel en otras galas superseductor y ahora vemos un Abel,

que yo si no me decís que es él, pues no lo sé, no sé que es él.

Veo a otra persona, veo a otro mago con...

En fin, que me asombra de otra manera.

Con sentido del humor, con otra música.

Valoro más eso más que el número.

Ya hemos visto algunos.

Me sorprende, pero no me sorprende tanto como "muggle".

Me quedo con esa versatilidad. Gracias, Nina.

Vamos a ver...

(Aplausos)

Espera, que tengo una buena preparada.

Vamos a ver ahora si Blake te pone verde.

(Risas)

Perdón, perdón, perdón, perdón.

Perdón, perdón.

Soy tan avispado...

James Bond ha muerto, viva James Bond.

Me encanta lo que acabo de ver. Me gusta mucho lo que acabo de ver.

Estoy de acuerdo con Nina. Has entrado en otro personaje

completamente diferente. Nada seductor, más bien cómico.

Con lo cual, te da una tesitura y una historia diferente.

Felicidades. ¿Qué has dicho?

¿Que quieres que vuelva o que no James Bond?

Es que no te he oído. He dicho:

"James Bond ha muerto, viva James Bond".

Ah, vale, vale, vale. Felicidades, felicidades.

Cartas arriba. Para estar así, casémonos, ¿no?.

Verdad.

De acuerdo por primera vez en la vida.

Cartas arriba, por favor.

Póquer de corazones.

(Aplausos)

Cada día estoy más contento del casting, de verdad.

Este señor, ¿os acordáis el casting lo mal que lo hizo?

Y... Percibimos que había algo ahí. Hizo algo totalmente distinto

a lo que estamos viendo aquí. Distinto.

Hizo un juego de cartas. Digo siempre lo mismo, va.

Señoras y señores, ya hemos visto todos los números de la noche.

(Aplausos)

Y ahora viene el momento fantástico, el mejor momento.

Yo es que soy muy feliz ahora

porque va a ser cuando el portavoz del jurado,

el señor Blake, nos va a decir qué concursante

va a ser el inmune, el que más os ha gustado.

Estamos de acuerdo, ¿no? Totalmente.

No tenemos ninguna duda, ¿verdad? Ninguna.

Bien. Por primera vez esta noche los cuatro miembros del jurado

nos hemos puesto de acuerdo. Es la primera vez.

Y, sobre todo nos hemos puesto de acuerdo porque, entre otras,

también hemos visto la reacción del público.

Por lo tanto, el jurado de "Pura magia"

en esta cuarta gala considera que quien merece

para la próxima gala, la quinta, la inmunidad es...

Samuel.

(Aplausos)

Muchas felicidades, Samuel.

Muchas felicidades.

Yo sé que esto a Jordi Dalmau, nuestro estilista,

no le va a gustar... Que el mejor sea un tío que va de negro

y descalzo, pero bueno. Felicidades igualmente.

Y ahora vamos ya a la parte más dramática de la noche.

Me voy a cambiar la cara.

Los nominados, que suban al escenario, por favor.

Aplauso para ellos.

(Aplausos)

Y tenemos cuatro, pero... por normas del concurso,

solo puede haber tres.

De estos tres, uno lo salvan los concursantes,

el otro lo condena, por decirlo de alguna manera, el jurado.

Jurado, os voy a pedir que salvéis uno directamente

para que nos queden tres. Solo queremos tres nominados.

¿Hay alguno que a vosotros os merezca que se pueda sentar

con nosotros y continuar como si no hubiera pasado nada?

Blake.

¡Uf!

Vamos a ver.

Es que...

Me metes en un apuro en estos momentos

porque es que estoy revisando las notas de cada uno de ellos

y es que, sinceramente, chicos, los cuatro habéis estado muy flojos.

Los cinco que quedan ahí son los que tienen más fuerza,

pero los cuatro que estáis aquí arriba

no estáis por casualidad.

Eh...

Por dar un voto de confianza, sinceramente,

por dar un voto de confianza y por apreciar un poco el esfuerzo,

y habiendo sido el más crítico, que lo he sido, en este jurado,

creemos el jurado

de esta cuarta gala de "Pura magia",

creemos que... debería de quedarse, al menos un programa más...

Darío.

(Aplausos)

Tranquilo.

-Gracias.

Gracias.

Yo también te quiero.

Bueno, bueno. Es una alegría. Tenemos un salvado.

Ahora sí, ahora tenemos a los tres nominados.

Alfonso, Davig, Judit.

Y vuestra suerte está en manos de vuestros compañeros.

Adelante. Tenéis vuestras cartulinas en forma de carta.

Vais a escribir el nombre del compañero que queréis salvar.

Se ha caído una varita al suelo. Qué mal presagio.

(RÍE)

Escribid rápido.

Dejáis el rotulador al lado, como siempre.

Edgar.

Davig. Davig.

Samuel. Alfonso.

Rubén.

Gisell. Alfonso.

Abel. Alfonso.

Señor Polo. Alfonso.

David.

Pues, por lo tanto, el concursante que queda salvado

por sus compañeros es Alfonso.

(Aplausos)

Te vas a acordar, eh. En positivo, eh.

Ahora llega el momento más duro del programa. Es ley de vida.

Son normas del concurso. Uno de los dos se tiene que ir.

Va a ser el jurado. Voy a dejar que deliberéis.

Podéis abandonar la mesa y...

(Aplausos)

Y mientras ellos reflexionan, vamos a recordar

qué es lo que ha pasado esta noche.

(Música)

Blake, me da igual cuál se vaya. No, vamos a ver.

Yo por mí se van los dos. A ver si lo quedo claro.

Ninguno de los dos merece quedar.

(Continúa la música)

Por lo menos, yo sí he visto en uno de ellos,

sí he visto un intento de cambio y de evolución.

(Continúa la música)

Objetivamente, hoy, aunque los dos lo han hecho muy mal,

Magow lo ha hecho un poco mejor que Judit.

(Continúa la música)

Y mira que la rutina con cuerda era sencilla.

(Continúa la música)

(Aplausos)

Ha llegado el momento de la verdad.

Amigos concursantes nominados, es el turno del jurado.

Voy a daros el turno uno a uno y vais a decidir...

a quién decidís echar del programa.

Voy a empezar por Poty.

Bueno, qué difícil. Como dice el maestro Blake:

"Esto no es producto de... vuestra imaginación".

Esto es producto de vuestro trabajo. Aquí tenemos a los dos magos

que han hecho el número más flojo de la noche, de esta cuarta gala.

Tenemos que decantarnos por uno de los dos y yo creo,

y mi voto de confianza va a ir para Judit,

porque estoy seguro, Judit, cariño mío,

que vas a dar mucho más de sí, pero te tienes que dejar enseñar.

No me llores. Ya está. Te quedas por mí, por mí te quedas.

Por lo tanto...

Tú aconsejas, tú votas que se vaya del programa Davig, ¿de acuerdo?

Sí, quería ser...

Os voy a pedir que digáis el nombre de la persona

que queréis que se vaya de la escuela.

Pues... No, ha quedado claro.

Pero este momento es chungo y lo vamos a hacer chungo.

Inés.

Pues yo nomino a Judit porque has presentado una rutina

que le falta muchísimo, muchísimo ensayo.

Blake.

Judit, aquí se viene llorado.

Lo dije el año pasado y lo vuelvo a repetir.

Sin embargo, si me pongo a mirar el histórico,

y os dije desde el primer día que tengo aquí todos los apuntes

y todas las notas de todas las galas,

y yo por mí estaríais los dos fuera, sinceramente.

Ninguno de los dos merece, en estos momentos,

quedarse en el concurso, pero si tengo que hacer caso

a las reglas del concurso, y es que uno se va por programa,

mirando el histórico de lo que aquí tengo quien ha tenido

peor trayectoria ha sido Davig Magow, por lo tanto,

nomino a Davig Magow para que abandone la academia.

Es el turno de Nina. Nina, tú vas a decantar la balanza

o vas a provocar un empate.

Judit, ¿qué es la magia para ti?

-¿Para mí? -Sí. ¿Es tu vida?

-Sí. -¿Te sientes maga?

-Sí.

-¿Y por qué no te lo crees?

-Pues... Buena pregunta. -¿Por qué no te lo crees?

¿De verdad te sientes maga?

¿Amas este oficio? -Sí, con toda mi alma.

-Pues entonces no te hace falta nada más.

Y mucho menos te hace falta llorar ni venirte abajo, ¿vale?

Para mí la persona que tiene que abandonar la academia

de "Pura magia" es Davig.

(PÚBLICO) -¡Oh!

(Aplausos)

Pues el jurado ha decidido que quien tiene que abandonar

la escuela de "Pura magia" sea Davig.

Judit, Nina ha dicho que no llores.

Estate contenta y reúnete con tus compañeros.

(Aplausos)

Davig, te voy a pedir que dejes la varita en la escuela.

Lo vas a hacer tú mismo en el varitero.

Me gusta mucho porque la has tuneado.

Le has puesto aquí unos brillantes. Hombre.

Me gustaría que dijeses alguna cosa al jurado

o al público o a toda España.

Bueno, me gustaría agradecer...

al jurado y a todo el público mi estancia aquí.

He sido una persona muy feliz. Ha sido una experiencia increíble

y lo más importante que saco de todo esto, de esta experiencia,

yo creo que es las pedazo de personas que he conocido aquí.

Muchísimas gracias. Muy elegante.

Muchas gracias por tus palabras. Una gran despedida.

Fuerte el aplauso para Davig el Magow.

Gracias, guapo.

(Aplausos)

Y este programa se acaba así de una manera triste.

Un concursante se va, pero no estamos tristes

porque volvemos la semana que viene. Les queremos.

Gracias, jurado. Sois estupendos. Os quiero.

¡Adiós!

(Aplausos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T2 - Gala 4

Pura magia - T2 - Gala 4

08 ago 2018

Programa concurso donde 12 concursantes competirán para mostrar su talento y habilidades en el mundo de la magia.

ver más sobre "Pura magia - T2 - Gala 4" ver menos sobre "Pura magia - T2 - Gala 4"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 191 programas de Pura magia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios