www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4144978
Para todos los públicos Pura Magia - Gala 4 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Pura magia",

el único programa que te permite disfrutar del mejor espectáculo

sin moverte de casa.

(Música)

(Aplausos)

Dicen que Las Vegas es la capital del espectáculo,

la meca de la magia.

Pues hoy el plató de "Pura magia" se va a convertir en Las Vegas

porque nuestros magos van a convertir sus números

en espectaculares,

porque hoy el tema es Living Las Vegas.

Sean todos y todas bienvenidos

y bienvenido nuestro jurado. Aplauso fuerte para ellos.

(Aplausos)

¿Cómo estamos?

Miguel Ángel Gea, Anthony Blake, Inés.

Y hoy tenemos

un mago invitado en el jurado, es Jorge Luengo.

Fuerte el aplauso para él, Jorge.

(Aplausos)

Pues vamos a empezar con el primero de los concursantes.

Ella es Jéssica.

Yo creo, viendo cómo ha ido la semana, que se ha esforzado mucho.

Tanto, que ha cambiado la dieta. Ahora come cristales.

¿Quieres arriesgar de verdad? -Quiero arriesgar.

-Lánzamelo.

¿Vale?

Tienes que clavar los pies, sin miedo.

Tiene que ser un salto agresivo, un salto de: no te importa nada.

Quiero que mires el cristal de manera desafiante

y quiero que tú ahora sientas tu propio poder sobre el cristal.

La cosa se complica cuando...

Tragas.

(Aplausos)

Hola, muy buenas noches a todos.

En la gala anterior me pidieron que arriesgara.

Y esta noche voy a arriesgar más que en Las Vegas.

(Aplausos)

(Música)

Blake, por favor, ¿me ayudas?

¡Un fuerte aplauso para él!

(Aplausos)

Hola.

Muy buenas noches y muchísimas gracias.

Mira, vente para acá.

Porque, como ves,

hoy tenemos aquí una alfombra de cristales rotos.

Sí.

Y voy a necesitar que me ayudes.

¿Me vas a ayudar? Por supuesto.

Perfecto.

Mira, vamos a empezar...

Quiero que te pongas los guantes, por favor.

Blake, como ves, también tengo tres manzanas.

Ajá.

Tres manzanas que nos recuerdan

las jugadas ganadoras de las máquinas tragaperras en Las Vegas.

(RÍE) Pero solo vamos a utilizar una.

Muy bien. Cógela,

y quiero que elijas algunos cristales de los que tenemos aquí.

Dos, tres, los que tú quieras.

Eso sí, me gustaría que fueran de diferentes puntos de la...

Sí, sí, sí, sin duda.

Clávalos, por favor.

Así, que se vea bien que son cristales reales.

¿Sí? Sí, sí.

Dos...

Estás loca, ¿eh? (RÍE)

Y tres.

Te voy a pedir una cosita más. Dime.

Acompáñame.

Voy a poner la manzana por aquí, pero quiero que des fe...

Ponte por este ladito, por favor.

Quiero que des fe

de que tengo los pies completamente descalzos.

Si quieres, puedes tocarlos. Totalmente.

Que no tengo nada que me proteja de los cristales.

Absolutamente nada.

No hay nada, ¿verdad? Absolutamente nada.

Pues, Blake, te voy a pedir una cosita.

Quiero que te sientes allí y esperes. Perfecto.

¡Un fuerte aplauso para él!

(Aplausos)

Esto va en serio. En los ensayos ya se cortó Pardo.

Largo, largo, largo, largo. Se lo advertimos a Jéssica.

Lo está haciendo largo.

Blake, quiero que cojas este cristal, así como te estoy mostrando,

y que tu otra mano la coloques justo encima.

Te lo voy a lanzar.

Así.

¿Cuánta fuerza crees que tienes que hacer para clavarte ese cristal?

Hombre...

Teniendo en cuenta que está afilado, no creo que mucha,

pero sí tengo que hacer una fuerza, evidentemente.

Claro. Lógicamente.

Y es que en Las Vegas se dice

que se apuesta alto.

Pero yo esta noche voy a apostar más fuerte.

Blake, te voy a pedir que me lances el cristal, pero...

Despacio, ¿sí? Sí, sí.

Espera.

¿Así, despacito? Lánzalo.

(Gritos)

(Aplausos, música)

Dios mío de mi vida...

Sal de aquí, sal de aquí, por Dios.

Sal de aquí, sal de aquí que me está doliendo.

Una cosa es hacer magia...

¿Te has hecho daño? Sí.

¿Sí? A ver... Pero mucho no.

Siéntate, siéntate.

Aquí.

A ver, pobrecilla...

¡Oh! De esta no me muero.

(Aplausos)

Pobrecilla, pobrecilla.

¿Estás bien? Estoy bien.

¿Continuamos? Sí, sí.

No, quédate sentada, sí.

Quédate sentada y luego seguimos, ¿de acuerdo?

Yo también podría hacerlo, pero... Perdón, perdón, perdón, perdón.

Vamos a valorarla, miembros del jurado.

Yo estoy temblando todavía. Estás temblando.

Lo he pasado muy mal. Conozco el juego,

lo ha hecho increíblemente bien. Me ha encantado cómo ha reforzado

el hecho de que son botellas de verdad,

porque este juego se basa, precisamente, en la credibilidad.

Que el público no piense que son botellas de mentira

como las del cine.

(Aplausos)

Tengo los pelos de punta. Es brutal, Jéssica.

¿Te has mareado? Te he visto un poquito así como...

No, no, no, no lo he podido pasar peor.

Enhorabuena, lo ha hecho fantásticamente bien

y, además, has aceptado el reto que te propuse la semana pasada,

así que, felicidades, y mira cómo me dejas todavía.

(Aplausos)

Jorge, estrénate.

Me estreno. Me ha encantado, me ha gustado mucho, es un juegazo.

Es un juego muy bueno para la ocasión.

Creo que lo has hecho muy bien, pero...

He de decir algún pero, si me lo permites.

-Claro. -Alguna aportación.

Para mí ha habido dos cosas o tres.

La primera, me ha parecido que el recorrido era demasiado largo.

Cuando te hemos visto dar los cuatro primeros pasos,

ya sabemos que vas a ser capaz de hacerlo todo.

Necesitamos ese ritmo. La presentación ha sido muy buena.

La puesta en escena muy buena.

El principio de quitarte del vestido ha sido estupendo,

pero el camino, para mí, demasiado largo.

Lo segundo que no me ha gustado, perdóname que lo diga,

ha sido que el tiempo final del salto,

ese momento emocionante, dura demasiado poco.

El espectador en el momento cumbre, que es ese salto,

realmente, no lo disfruta, no le antecedes lo que va a ocurrir

y no tiene el sonido,

que es lo que hace que veamos la sensación de que es real.

Para mí, se podría mejorar,

si me lo permites, creo que podrías haber arriesgado un poquito más

para hacerlo de una forma que fuera...

No entiendo que el salto dure más. ¿Qué pretendes?

¿Que esté más rato en el aire antes de caer?

No, no. Es que no lo he entendido.

¿Por qué no vienes y nos lo enseñas?

¿Sí? Sí, sí, ven, ven.

(Aplausos)

Lo estás dejando todo perdido de sangre.

De verdad que yo me mareo cuando veo sangre. Dime, dime.

No puedes hacer que el salto dure más.

Pero puedes anteceder...

¿Puedo hacerlo? Sí, sí, claro.

Que algo muy difícil va a ocurrir.

(Aplausos)

Los pies, la gente sabe que son fuertes

y me ha faltado que lo enseñaras,

pero hay partes que son más blandas en nuestro cuerpo.

Me imagino. Te imaginas.

(Risas)

No, por favor, no... Lari.

Quería pedir una cosa, y es que pongas tu pie encima

y, Jéssica, quiero que te acerques y arriesgues conmigo.

Pon tu pie... ¿De pie en tu cabeza?

Claro, lo normal. O Jéssica.

A ver...

Que has venido de jurado.

No te hagas daño el primer día, tío, que acabas de llegar.

Pero hay que ver ese momento, esa emoción.

Incluso no me importaría que fuera Jéssica la que te ayude

y pongas un pie en la espalda y un pie en la cabeza.

Aguántame, pero pisa la moqueta,

que lo estás dejando perdido de sangre.

Sí, de verdad. Lo paso muy mal.

Lo hago porque eres un mago muy reputado y muy bueno,

si no, no lo haría.

¿Qué hago? ¿Un pie donde? Un pie en la espalda.

Un pie en la espalda.

Ya me parecía raro cuando lo he visto.

¿Y el otro dónde?

¡No quiero! ¿Y ahora? El otro encima.

¿El otro en tu cabeza? Sí.

Acércate, que lo voy a chafar.

Ay, ay, ay, que me da mucha cosa. Agárrate aquí.

Aplauso, por favor.

(Aplausos)

Es muy fuerte, es muy fuerte.

¿Estás bien? Sí.

Aplauso para Jorge Luengo. ¿Estás bien?

Estupendamente. Me perdonas, no quería chafarte.

Vete a que te curen el pie ahora mismo, por favor.

Vale. Curadle el pie a esta chica.

(Aplausos)

Qué fuerte.

Esto está muy bien,

que el jurado haga el mismo número que ha hecho el artista.

Bueno, vamos a presentar el siguiente artista,

el siguiente concursante.

A ver, ¿qué pasa si un concursante

se pasa del tiempo pactado en la gala?

Pues pasa lo siguiente.

Que el director de la academia, un servidor,

se tiene que volver a enfadar.

Es muy fuerte que el señor Asenjo

esté 7 minutos con 3 segundos para hacer su número,

cuando el máximo son 2 y medio.

Y todos mis números están acoplados, absolutamente todos,

entre 2 y 3. -Pero no es nuestra culpa.

Nosotros también nos lo curramos

para acoplar nuestros números a 3 minutos.

-Pero tenéis un número ya creado y montado y acoplado.

-Montado y acoplado, no.

Tenemos un número y lo acoplamos a 3 minutos.

-Claro, pero yo traigo los números ya preparados para 3 minutos.

Se podría haber hecho en 3 minutos.

Entonces, entiendo y os pido disculpas porque venía sin guion.

En el caso de Asenjo, por ejemplo,

yo creo que su vestuario lo encorseta, nunca mejor dicho.

¿Sabrás hacer magia sin el corsé?

(Música)

Eso es. Tranquilo, tranquilo.

Eso es, mucho mejor.

Eso es.

Esa tranquilidad.

Cuando tú te sientes divina, ¿dónde lo sientes?

En tus brazos, en tus caderas, en tus zapatos...

-En las piernas. -En las piernas.

-El tacón siempre me ayuda...

Cuando me bajo del tacón, me quito el personaje.

¿Quieres que me los quite? -Sí, sí.

-Qué alegría me acabas de dar más grande.

-Sí.

Porque te tienes que sentir ahora divina sin zapatos.

(Música)

(Aplausos)

"Recuerda, lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.

Nena, recuerda, lo que pasa en Las Vegas..."

(Música)

(Aplausos)

Muy bien, Asenjo. Inés, ¿qué nos cuentas?

Lo primero, que me he quedado hipnotizada

con lo que llevas ahí,

que no sé si son los tapones de un bidé. Acláranoslo.

(Risas)

Tápate, tápate.

Es que me tapo uno y se me sale el otro.

No sé cómo hacerlo. No, eso no hay manera de taparlo.

Creo que te sientes como en casa haciendo este tipo de cosas.

Las transformaciones tienen que ser frenéticas.

No lo has hecho frenético,

no lo has hecho tampoco demasiado lento, pero te has quedado justito.

Ha habido un momento que se te ha visto algo por la esquina.

Hay que controlarlo y cuidarlo un poco más.

Gracias.

Muy bien.

(Aplausos)

A mí me ha gustado, me ha parecido que está muy bien.

Me ha parecido que encaja con el atrezo y todo lo que nos cuentas.

Pero, si me lo permites, veo un error de concepto.

¿Quién es el mago?

¿Eres tú o es la parte en el que desaparece y aparece?

¿Por qué no eres tú?

Si el mago eres tú,

el que viaja, el que se teletransporta,

el que hace cosas increíbles tienes que ser tú.

-Ya tuvimos, ya tuvimos... No es la primera vez

que me hacen esta crítica y estoy de acuerdo

con la primera vez que se hizo, pero en este caso, perdóname,

te iba a decir, creo que el mago hace... Realiza efectos mágicos,

da igual que se teletransporte el mago o que él sea

el que haya dictado la orden de teletransporte.

Creo, no sé si me explico, el rol, en ese aspecto...

Inés está de acuerdo conmigo. -Yo estoy de acuerdo

pero el que se lleva el aplauso, el que está ahí,

el que está en el escenario y el que la gente recuerda

es el que se teletransporta.

Si simplemente le das un giro, y el que viaja eres tú,

el efecto se multiplica por tres a un esfuerzo muy pequeño,

porque es casi todo lo mismo y simplemente, el que viaja eres tú.

Como idea. -Muchas gracias, muchas gracias.

Felicidades, Iván.

Y tápate, tápate un poco.

Jorge, Jorge, no, no, no. Los roles, hombre, mujer...

Hay que ser equitativos, el mago soy yo, no se os olvide.

Antes de continuar con los números de la noche,

me toca ponerme un poco serio porque quiero explicarles una cosa.

Resulta que hemos recibido quejas de algunos concursantes

que dicen que hay como un grupo de alianza

dentro de los concursantes que se ayudan entre ellos,

sobre todo, de cara a las nominaciones.

Se salvan no teniendo en cuenta sus aptitudes mágicas,

sino sus amistades. Yo lo que he hecho ha sido tener una reunión

con los dos últimos expulsados, quería conocer sus versiones.

Tengo como la necesidad de pediros perdón,

yo veo que habéis hecho un buen trabajo,

creo que aquí va a ganar el que tenga más amigos,

no el mejor mago, y esto no puede ser.

A ver, pues sí, yo creo que hay estrategia,

cuando hice mi actuación, o sea, que todos,

y ni uno solo, me sabe, por decirte algo,

yo sé que tengo compañeros ahí dentro que me hubiesen votado.

-Lo he sentido sobre todo por Melanie,

porque contaba que me salvara, por haberla ayudado,

por haber estado con ella, por todo lo que me había dicho.

Y dije, allí pasaba por raro, fue lo único.

-Al haber esa fuerza, los demás estás...

¿A ti no te ha pasado? Que a veces tienes que votar a alguien

sin querer, porque te da miedo de que los demás se unan...

Claro, tío, entonces, dices, no voto a este,

pero tengo que votar a este.

-Yo valoré el trabajo a la hora de salvar.

Bueno, pues con lo que me contáis,

yo tengo bastante, porque yo tenía esta ligera sospecha,

y esto me ayuda, pero yo creo que nos vamos a plantear

seriamente cambiar el sistema de eliminaciones.

Pues vamos a ver cómo se respira en el backstage

después de este vídeo. Hola, chicos, ¿cómo estáis?

¿Me oís? (TODOS) Hola.

Por ejemplo, Acheron, te quería preguntar,

¿tú crees que es normal que tú, la semana pasada,

salvaras a Jessica por el simple hecho

que ella te había salvado la semana anterior?

Hombre, no la salvé por el simple hecho que ella

me había salvado la semana anterior, aparte de que le debía ese favor,

yo creo mucho en la magia que hace Jessica,

es una gran artista y lo ha demostrado claramente

hoy en el escenario.

Pero mira, la frase que acabas de decir ya es incorrecta,

o sea, le debía un favor, que a mí me parece

que debéis seguir la estrategia, ¿no? Yo creo que lo importante

es que queréis ganar, tenéis que ser el mejor mago, entonces,

la amistad aquí no cabe, creo yo.

Por ejemplo, Asenjo, te he oído varias veces que dices

que son como hermanos Alexander, Nuel,

que son como hermanos para ti.

No buscamos al mago que tenga más amigos,

buscamos al mejor mago del país.

Entonces esto nos obliga a cambiar las nominaciones.

El siguiente artista es Gérard Borrell,

no ha pasado una buena semana.

O sea, tenemos pocos minutos en ofrecer,

si me quitan un minuto más, ya es que no lo puedo hacer.

Y más, el número que voy a hacer,

que llevo desde que empecé este programa preparándolo,

he invertido tiempo y dinero,

y me pongo así porque...

(SOLLOZA) Me da rabia porque lo que más me importa

es lo que ofrezco en la gala, y no quiero ofrecer

un número de poca calidad, quiero ofrecer un número máximo,

porque ese número dice mucho de mí,

y con dos minutos no puedo, es que es imposible.

(Aplausos)

(Música)

A los ocho años mi padre me llevó

a uno de los teatros más grandes de Las Vegas.

Me fascinó.

Había un mago que hacía magia con un pato,

y me gustó tanto que un día soñaría ser como él.

Años más tarde, mi padre me regaló un pato

y me dijo una de las frases que no voy a olvidar jamás.

"Ten, hijo, y ahora, lucha por tus sueños".

(Música, aplausos)

(Música)

(Aplausos)

¿Quieres aire acondicionado, Lari? No, gracias.

Cosita, cosita guapa. Se llamaba Asenjo.

Porque tiene mucha pluma. Oye, una pregunta.

(Aplausos)

Me parto. Oye, te quería preguntar,

¿por qué te afectó tanto el castigo?

Hombre, porque sacar un minuto es mucho para mí.

¿Y esto? Yo creo que en dos minutos ha estado estupendo, ¿sí o no?

(PÚBLICO) Sí.

¿Hacía falta que esto durara seis, cuando en dos, concentrado,

intenso, guay? Estoy de acuerdo contigo.

Venga, vamos a ver cómo te valora el jurado.

Gérard, ¿me acercas el pato, por favor?

O sea, solo quieres el pato. Sí.

(Aplausos)

Pónmelo aquí. Cuidado, que se caga, ¿eh?

Ah, vale. Es de verdad.

Mira, yo, mi pasión es la magia, pero mi segunda pasión

son los animales. ¿El pato sufre?

No, porque el pato es uno de los animales más fuertes,

y ahora mismo le decía en el backstage a la gente,

este pato está en un terreno muy grande con un estanque

y disfruta mucho. De hecho, venía hecho un guarro

y lo he tenido que duchar de lo que disfruta con el barro.

Así es que no sufre, señoras y señores.

Yo lo sé, pero puede haber gente en casa

que se lo esté preguntando, ¿vale?

Y entiendo, porque yo también soy amante de los animales,

y entiendo que la gente se preocupe, pero si este pato sufriera,

no estaría aquí hoy esta noche.

Vale. Ha hecho un juego mítico, de David Copperfield,

te estás midiendo con uno de los grandes, y en la comparación

sales bien parado, me ha gustado muchísimo, enhorabuena.

Muchas gracias, me voy para allá.

(Aplausos)

Llorabas porque no tenías tiempo,

y para justificar lo de Las Vegas,

me cuentas una historia en la que pierdes tiempo.

No lo entiendo.

Sinceramente, no lo entiendo, porque tiempo, tenías,

pero se te llama la atención por el tiempo,

y te pierdes contando una,

bueno, historia, de las Vegas,

para después meterte rápidamente a hacer esto.

Hubieras podido hacer exactamente lo mismo,

incluso menos tiempo, y haberle dado al director de la escuela

y a la escuela entera, un así en la boca,

por ser capaz de hacer un número bien hecho en minuto y medio.

No te hubiera hecho falta más tiempo.

¿Qué opinas de lo que te ha dicho Blake

de hacer el número en un minuto y medio?

Mira, tienes toda la razón del mundo. De hecho, una de las cosas

que he aprendido... Déjalo en el suelo.

Ahí, guapo. ¡Simba!

Le he dicho que se quede quieto. Es que resbala y parecerá...

¡Ah, se ha cagado! Se ha cagado.

(Aplausos)

Anthony... -Lo está dando todo el pato.

-Es su manera de decir "Mucha mierda".

(Aplausos)

Eres muy grande, pequeño.

Otra cosa no, pero el tío es rápido, ¿eh?

Digo que tienes razón,

porque hoy con este número he aprendido que menos es más,

y lo que pasa es que vale tanto dinero la televisión

que estoy aprovechando esto al máximo.

Si me dan los dos minutos, voy a hacer los dos minutos.

(Aplausos)

Felicidades.

Bueno, pues es el turno de Ernesto y Pico.

Vamos a ver cómo le ha ido la semana.

Lo he mezclado un poquito, ahí, más o menos.

Esto es mi nivel.

Por ejemplo, vamos a coger el 3 de corazones.

Este le voy a dejar por aquí.

Y ahora vamos a coger otra carta, la que sea, mira, por ejemplo,

el 7 de tréboles. Y lo dejamos aquí.

3 de corazones y 7 de tréboles.

Mira, una, dos y tres,

y aquí está el 7 de tréboles y aquí el 3 de corazones.

-Vale. -Y hasta aquí hemos llegado.

-Hasta ahí hemos llegado, pues, pues mal, ¿no?

Una transposición tiene un problema base,

si tú atiendes a dos puntos a la vez,

la percepción humana empieza a confundirse.

Tú giras esto simultáneamente, el espectador se puede confundir

y no saber dónde estaba cada uno.

Esa es una de las reglas básicas en transposiciones.

-Creo que aún no he demostrado mi faceta bailarina, si es que tengo,

y tengo ganas de demostrarlo, que vean que, al menos,

puedo esforzarme para intentar bailar.

Que no es lo mismo que bailar, ¿eh?

-Uno, dos, tres, delante... ¡Ah!

-Me da como patada.

(Música)

(GRITA)¡"Welcome to Las Vegas"!

Vale, para, para un momento.

Has venido aquí mudo, has hecho cine mudo para venir aquí,

has hecho...

Te has subido y has chillado arriba.

Un, dos, un, dos... Otras tres flexiones.

Y ahora con palmadita, por ser chulo. Uno, dos y tres.

Ernesto. Sí.

¡Ven aquí! Al final, aguanta la postura.

-Voy para allá. Dios mío, qué mal bailas.

Pero qué mal. Y me he esforzado, ¿eh?

(Aplausos, música)

("Jailhouse Rock", Elvis Presley)

Toda la semana enseñándole a bailar, tío,

es que se lo toma todo a cachondeo.

(Continúa la música)

Lamentable, lamentable.

(Continúa la música)

(Aplausos)

Blake.

(RÍE)

Mira, vamos a ver, Ernesto, de verdad, tío,

tienes un morro que te lo pisas, hablando en plata.

Tienes un morro que te lo pisas.

Es que aparte de que...

Poty, ven pronto, por Dios.

Porque estás dejando mal a su ayudante,

que es la que se ha quedado de sustituta, la estás dejando mal.

Macho, es que no sabes dar dos pasos seguidos.

Es que tienes un sentido del ritmo que es absurdo.

Es que tienes una oreja enfrente de la otra,

de verdad, mejor, no bailes.

Hazle un favor al mundo y hazte un favor a ti mismo.

No bailes. He mejorado, imagínate antes.

Pues fíjate, y eso que te han enseñado.

Pues imagínate. Si oye esto Marta...

La historia tiene gracia, bueno, pues tiene gracia,

es rapidita, sí, pierdes el tiempo todo lo del mundo,

cuando todos tus compañeros están pidiendo tiempo,

tú pasas del tiempo, te tiras tres días,

bailas con la otra... Yo te recomiendo que, hombre,

por lo menos haber sacado un piquito de la chica que te ayuda,

así, de final...

Hombre, hubiera sido lo suyo, y además,

no creo que te hubiera hecho ningún asco, porque, vamos,

tampoco eres tan feo, ni muchísimo menos.

Al revés, el asco se lo hubiera hecho yo a ella.

Pero bueno, el número en sí... Hoy he tirado mucho más para mí.

El número en sí tiene la justificación que tiene,

y si Las Vegas significa que sale Elvis

y sales con una camisa amarilla, perdón, con una chaqueta,

que por cierto, me recuerda a Sylvester The Jester.

La, la...

¿Sabes quién es Sylvester the Jester?

Por eso no ha dicho nada, porque no sé quién es.

Pues búscalo, búscalo.

(RÍEN)

Yo voy a abrir el club de fans de este tío, ya te lo digo.

Sin duda, sin duda, es un mago americano...

Es un mago americano que sale vestido y disfrazado

como si estuviera en un cartoon, como si estuviera

en unos dibujos animados, y hace todo tipo de historias

con dibujos animados. Lleva una chaqueta como la tuya.

¿La chaqueta es tuya de verdad? Pues mira, la chaqueta tiene

una historia muy curiosa, porque aquí caben tres,

pero es que claro... Yo tengo una aspiración,

porque como solo tenía un día para pedirla,

la talla S y M estaban agotadas, y digo pues la L, y...

(RÍEN)

Muchas gracias, venga, un aplauso para él.

(Aplausos)

El turno ahora es de G Alexander,

uno de los magos más competitivos de este concurso.

Tenéis que hacer un juego de magia con desarrollo largo.

Lo va a hacer cada vez uno, ¿vale?

Y lo que quiero es que los demás

lo fastidiéis al que lo está haciendo, es decir...

Qué bueno. No se puede inmutar

el que está haciendo el juego de magia, no se puede inmutar

ante nada que le suceda a su alrededor, es decir...

Tú me dices que me pare.

Tú me dices que me pare, yo me paro, y coges una carta.

-Vale. -¿Vale?

-No te entiendo, fatal.

-Es que me está tocando lo que no tiene que tocar.

Vamos a subirnos encima y vamos a hablar encima de la música.

La música está muy fuerte, el mago se sube y hace: ¡Hey!

Me hace mucha gracia cuando estoy escuchando el espectáculo,

estás microfonado, que se te oye...

¡Eso, allí!

Lo que pasa en Las Vegas... Se queda en Las Vegas.

Pues venga. ¡Show!

Salimos.

¡Yás! Vale.

Esto no lo hago ni por ganar y por perder,

lo hago por mí y por mi vida, ¿no?

Porque lo que me gusta es la magia

y ojalá dentro de 40 años pueda venir y decirte:

Lari, me sigo dedicando a lo que más me gusta que es esto,

y estoy aquí.

Os quedáis ahí... ¡Es el puro show de Las Vegas!

(Música)

Cuando hay un fallo, aunque sea en un ensayo,

no te puedes pegar ese bajonazo, tío.

No te enfades, los ensayos están para que fallen cosas.

Hoy no he visto a Alexander. -Ya.

-Y espero que en la gala sí lo vea. -Sí que lo vas a ver en la gala.

-No por mí, sino porque el jurado te va a machacar como no vea...

(Aplausos)

(Música)

Para, para, para. Señores y señoras, vais a flipar,

porque yo sé que estáis acostumbrados

a ver el típico mago clásico, pero lo que vais a ver a continuación

es un puro show de Las Vegas.

("Stop The Rock", Apollo 440)

(Aplausos)

¿Qué tal? Muy bien.

G Alexander, vamos a valorarlo.

¿Quién empieza, quién se atreve? A ver, empiezo yo.

Alexander, creo que la chaqueta no es lo más apropiado

para hacer el número de palomas, porque te he visto cosas

que no se deberían de ver, ten cuidado con eso.

La primera paloma, la aparición, me ha parecido

que podrías haber sacado o una paloma o un chupachups,

no tenía fuerza, ¿vale?

Y dejo la palabra a mis compañeros.

A mí me ha gustado mucho, me ha parecido muy bonito, muy bueno,

me ha parecido que hay una cosa que la gente en casa tiene que saber,

que los números con palomas tienen una parte técnica

a nivel mágico muy difícil, y de verdad lo has resuelto muy bien,

en ese sentido te felicito porque ha sido genial,

solo un detalle, al final, cuando las palomas desaparecen,

algo más tiene que ocurrir y no te costaba nada,

al igual que la primera paloma también hubiera ido

al mismo sitio, hubiera sido lo adecuado.

Que las tres palomas hubieran ido, porque veo que has hecho todo el rato

más trabajo, si solo veo dos, solo has hecho aparecer dos,

porque se me olvida la primera. Si meto los tres en la caja,

veo tres, veo más trabajo, más esfuerzo, valoro más,

y como espectador, te aplaudo más.

Perfecto, pues felicidades.

(Aplausos)

Pues ahora le toca el turno al mago más siniestro,

al mago que da miedo en este programa, Acheron.

Este número es peligroso. Es peligroso hasta el punto

de que me puedo saltar un diente, me puedo saltar un ojo...

No, no, es que no me gusta nada. O sea, prométeme

que no te vas a hacer daño. No me voy a hacer daño.

No, es que no quiero un drama, no hay nada que quede más feo

en un programa de magia que alguien se haga daño en directo.

Se carga, se le quita el seguro, ¿vale?

-Y ahora todos los cámaras se están apartando ya.

Nunca quites un seguro apuntando a alguien, tío.

No puedes quitar el seguro de un arma apuntando a un cámara.

Apunta hacia arriba, apunta hacia abajo.

En los números musicales normalmente no se habla, ¿vale?

Excepto en Las Vegas, en Las Vegas o los magos rollo Vegas,

hablan encima de la música, y eso es tan divertido,

porque es tan hortera... Os tenéis que meter en la cabeza

que esta semana tenéis que ser horteras.

(RÍE)

-¡Vamos, vamos, vamos!

Pero moviendo los pies.

Y vueltecita, vamos.

Eso es.

Joder. No, no, no pares.

Estamos ensayando. Yo creo que a ti te va a costar más que los otros,

porque tú estás muy acostumbrado a...

Estás todo el rato sin actitud, agachado,

dando espalda al público.

Tío, te falta actitud, te falta coger seguridad,

coger seguridad, actitud, actitud, actitud.

Es que la sensación que da es que esto no lo has ensayado nunca.

No le puedes dar a una persona tampoco un arma,

y que esté así. Un arma se tiene que empuñar bien.

No puede estar una persona así. O te pones las pilas mogollón,

o te van a fusilar pero de verdad.

(Aplausos)

(Música)

Tenemos clara una cosa y es que en las Vegas se juega.

Vamos a jugar un poquito. Inés, ¿me das un poquito de suerte?

Te voy a pedir que que pongas las manos así, como si fuera...

Permite. Mira qué número ha salido.

¿Qué número ha salido? -11.

-11. 11, como por ejemplo... ¿El Jack?

11.

Bien, esto es una apuesta ganadora,

pero no me quiero quedar con esto, no me quiero quedar con esto,

quiero apostar más, quiero apostar fuerte,

quiero jugarme el físico. ¡Espabila ya, espabila ya!

Voy a necesitar un espectador, por aquí, a ver,

por ahí, por ejemplo. Tú, por favor.

(Aplausos)

¿Qué tal, cómo te llamas? -Mónica.

Mónica. Mira, Mónica, vamos a hacer una cosita,

te voy a poner, por seguridad, porque para este juego

vamos a necesitar seguridad, te voy a poner esta mascarita, ¿vale?

Bien, ahí está. ¿Cómo va? La vamos a abrochar aquí.

¿Está guapa, a que sí?

Bien. Mónica, además, mira,

vas a dejar el micro aquí, porque ahora mismo no necesito el micro,

y vas a sujetar esto.

Vas a sujetar esto, ahí, perfecto,

y yo, mientras tanto, voy a cargar, voy a cargar

la pistola con la que vamos a realizar la prueba,

para que se vea claramente,

que esto es un arma real.

No hay sangre, no hay sangre, horchata.

Vente para aquí, vente aquí conmigo,

eso es, perfecto. La vamos a poner aquí, y así lo vemos bien.

Y eso es lo que me puede pasar a mí.

Bien, sujeta.

(Música tensión)

Vas a coger una balita y te voy a pedir

que le pongas tus iniciales.

Tus iniciales, una marca que se pueda identificar.

Perfecto, una M de Mónica.

Toma, el rotulador, la pones ahí.

Y te voy a pedir que además, seas tú misma quien introduzca

y quiero que veas cómo entra perfectamente

en el interior de la recámara.

Bien. ¿Has cogido alguna vez una pistola?

Te voy a enseñar cómo se coge una pistola.

Mira, fíjate, coges ahí, tienes que estirar un poquito el brazo,

¿vale? Bien, además, vas a coger esto,

que va a ser el testigo. Tienes que estirarlo más, exacto.

¿Vale? Eso es. Tranquila, no estés nerviosa, que ahora me toca a mí.

Bien, vamos a ver...

Voy a ponerme esto por seguridad.

(Música tensión)

Mónica, a la cuenta de 3, te pediré que dispares.

Por favor, no dudes.

1, 2, 3.

(Aplausos)

Mónica, quiero que des fe que es tu bala.

Vamos a dejar esto.

Sí, espera. ¿Te ayudo?

Bien, Mónica,

tienes un regalo para ti, un recuerdo, muchísimas gracias.

(Aplausos)

Gracias a todos.

Y esto sí que es una apuesta ganadora.

(Aplausos)

Oye, le has dado la bolita chupada.

Bueno, la hemos dejado en la copita y le ha dado tiempo a secarse.

Blake, ¿qué opinas? ¡Uf!

Pues sencillamente, voy a empezar con un solo comentario

y después te lo desarrollo. Acabas de arruinar

uno de los números más espectaculares

que han existido siempre dentro del mundo de la magia.

¿Cuál es el origen de este número? Con la bala de avancarga.

Con la bala de avancarga, sí, ¿pero sabes desde cuándo

se lleva haciendo esto? Pues, lo que yo conozco,

es desde Robert-Houdin.

Desde 1583. Vale, anterior.

Desde 1583. ¿Sabes cuántas personas han muerto haciendo este número?

¿Cuántas? Bueno, no sé, sé que hay...

No sabes. 12 personas han muerto haciendo este número.

12. Una de las últimas, uno de los grandes mitos

de la historia de la magia, "Chun Lin Su",

en donde nunca se supo si había habido un problema

entre la mujer y el marido, o es que realmente el marido,

que le ponía los cuernos de aquella manera a la mujer dijo:

"Hasta aquí hemos llegado". Es uno de los grandes mitos

que hay dentro de la magia. Bien.

(Aplausos)

En esta casa, en esta casa, en TVE, la primera vez que se hizo

fue en el año 92 en el "Un, dos, tres".

Se hizo después en Telemadrid, se hizo después en otro programa más

en donde tuvimos que llamar al presidente en aquel momento

de la Federación española de tiro con avancarga.

Ya que te vas a poner a hacer un número de riesgo,

y ya que estamos hablando de Las Vegas,

¡coño, haz lo de Las Vegas!

(Aplausos)

A mi me parece bien lo que te han dicho.

¿Estás de acuerdo? Estoy totalmente de acuerdo,

y voy a luchar por mejorar. Gracias.

Pues venga, un aplauso para Acheron.

(Aplausos)

Venga.

Bueno, pues en la escuela, no todo son ni malas noticias

ni broncas, a veces decimos cosas buenas,

sí, y esta vez le ha tocado a Nuel Galán.

El inmune de esta semana

es una persona que hasta ahora le ha ido muy bien,

ha trabajado muy fuerte

y lo más importante, que me ha dado una alegría

es que ha llevado el tema de la tecnología

al campo donde nos interesaba.

Yo creo que es muy justo darle la inmunidad a Nuel Galán.

(Aplausos)

Y si me lo permites, añadiré que también te lo mereces

porque conseguiste una cosa que no había salido aún

en ninguna gala, que es la emoción.

Emocionaste al público, al jurado, a Blake...

Me has tocado, me has tocado el corazón con la historia inicial,

me has tocado el corazón con el desarrollo del número,

no voy a entrar en los momentos tecnológicos,

que ellos son los que saben más que yo, mentira cochina, pero bueno.

Ellos saben más que yo, y no me voy a meter, evidentemente,

es su territorio, cosa que ellos no hacen conmigo, pero bueno,

yo voy a respetar su territorio. Me has tocado el corazón,

y el cierre es para comérselo.

Mi abuela mira al suelo porque... -Ah, no, no, vale, vale.

-¿Se te ha caído un rulo?

-Rodrigo. -Vámonos.

(Música)

Eso es.

Bien, bien.

Vale, buenísimo. Sílbalo.

Vámonos.

Buenísimo, sí, señor, sigue.

-Siendo inmune la verdad es que me siento superbien,

me siento supertranquilo,

y jolín, te quitas un peso de encima,

pero creo que no debo bajar el listón,

tengo que estar ahí, manteniéndome,

porque la gente no perdona,

y si me descuido en esta gala, pues no es bueno.

Prefiero mantener siempre el listón alto.

(Aplausos, música)

("A Little Less Conversation", Elvis Presley)

(Aplausos)

(Timbre)

(Aplausos)

Jorge, ¿qué te ha parecido?

Me ha parecido bien, me ha gustado, me ha parecido

una transformación de un gran mago que todos conocemos, ¿vale?

Dentro del mundo de la magia, que es un clásico.

Ha habido partes que han estado muy bien,

y ha habido otras que, en mi opinión, no suman.

-Vale. -El final, por ejemplo,

en mi opinión, no suma. Es una cosa que resta.

Es mucho más potente la transformación

que lo que ha venido después. Si acabas la curva así arriba,

no hagas una bajada de nada, acabar 15 segundos antes,

para mí hubiera hecho que ganara, pero en general, felicidades

porque ha estado muy bien. -Gracias.

(Aplausos)

Gea.

Sí, en parte, es añadir, ha quedado un poco

como un encore negativo, como una especie de final

que al bajar, ha diluido un poco la sensación potente.

A veces perdemos un poquito nuestra confianza

en la potencia real de la magia.

Ese prólogo y epílogo que has hecho, está bien,

pero, no es que haya desmerecido, pero no nos ha dejado disfrutar

de toda la potencia, con lo bien que lo has hecho,

de la metamorfosis.

Y a veces, tener cuidado un poco con no confiar alegremente

en nuestros aparatos,

como si fueran totalmente infranqueables

para la mente del espectador.

Yo creo que el espectador no es tonto,

y en muchos casos, puede denotar la trampa.

(Aplausos)

Venga, Nuel, muchas gracias, puedes volver al backstage.

(Aplausos)

Pues qué os parece, qué os parece...

Yo estaba pensando que, claro, está muy bien que actúen los concursantes

pero es que hoy tenemos un jurado extra,

un jurado invitado. ¿Puedo abusar de ti

y pedirte que nos hagas un número?

¿Sí? ¡Jorge Luengo!

(Aplausos)

Todo tuyo.

(PÚBLICO) ¡Jorge, Jorge!

Para mí es un honor estar hoy aquí, y hablar de un tema tan bonito

como son Las Vegas. Cuando la gente piensa en Las Vegas,

lo primero que le viene a la cabeza, ¿qué son? Las apuestas, el juego,

el azar, la suerte, y de eso es de lo que voy a hablar yo.

De cómo podéis ganar todo el dinero que tengo en la cartera.

¿Os gusta, eh? ¿Está bien?

A uno de vosotros le voy a regalar todo el dinero que tengo,

y para que haya muestra de que nadie lo toca,

lo voy a dejar dentro de esta urna, y que nadie lo toque.

Quiero que cada uno de vosotros piense un número, del 1 al 50,

y vamos a hacer lo que sea al azar. Tenemos, ¿sí?

Para hacer el azar posible.

(Aplausos)

Gracias.

Tiro el globo, le cae a una persona, lo vamos a hacer con seis personas.

Si alguien acierta la cantidad de dinero que hay en la cartera,

se lo lleva, que ya os digo que no son más de 50,

puede ser hasta 50 euros, ¿vale? Vamos allá.

Es una gozada ver actuar a Luengo, en dos minutos sabrán por qué.

Ya cayó. -45.

-45.

Estupendo, pásalo. Ahí va.

Lo que hace la gente por el dinero. ¿Habéis visto cómo se levantan?

¿Cómo te llamas? -Montse.

-Montse, ¿cuánto? -35.

-45, 35.

Pasa.

Cómo lanzáis las mujeres, ¿eh?

Dinos, ¿qué número quieres? -33.

-3, 3. Pásalo.

45, 35, 33. Vamos.

-¿Qué número quieres? -El 25.

El 25. 2, 5.

Ahí va.

-Ahora, ahora, ahora. -Estupendo.

-10. -10.

45, 35, 33, 25 y 10.

Pásaselo al último.

¿Puede ser de los que están más adelante? ¡Ay!

Te voy a dar dos pistas, y te voy a decir dos cosas.

Ninguno lo ha acertado, así que es bueno,

porque nadie se lo ha llevado, puedes ser la que te lo lleves.

Di un número. -El 4.

-El 4.

Te voy a dar otra oportunidad.

-El 2. -El 2.

¿Te vienes conmigo? Tráete el micro, y vente,

el globo lo puedes dejar, pero el micro, tráetelo.

Fuerte aplauso para ti.

(Aplausos)

Eso es.

-¡Bravo!

-El globo abandónalo.

No te preocupes por el globo, eso es. -Ah.

-Estupendo.

Te voy a hacer una pregunta. -Venga.

-¿Alguien se ha acercado a la cartera? Acércate el micro.

-No. -¿Seguro?

-Seguro. -Vale.

-Quiero que cojas la cartera, quiero que abras la caja,

sin tirarla.

Tarde. Da igual, no te preocupes, no pasa nada.

Esto es lo bueno de la tele.

Quiero que cojas la cartera, ponte aquí, a mi lado.

Quiero que abras la cartera, yo no quiero acercarme.

Quiero que abras el bolsillo cerrado.

Quiero que lo abras. ¿Hay un papel? Quiero que lo saques.

Eso es, coge el papel. -¿Lo abro?

-Quiero que lo desdobles, pero no leas nada.

-¿Vale? -Vale.

¿Nos puedes decir qué tipo de papel es? ¿Es un papel de qué?

-Es una primitiva. -Es una primitiva.

Que yo jugué hace casi un año, a una serie de números,

porque en realidad, no me aposté nada de dinero con vosotros.

Simplemente pensé en este momento, en esa apuesta que hice

pensando en este día, y jugué una serie de números, hace casi un año.

Me gustaría que nos leas los números que jugué.

Después del 1, que es una apuesta...

Lee los números. -El 10,

25, 33, 35, 45. -¿Y los dos números estrella?

-El 2, y el 4.

(Aplausos, vítores)

-¿Lo puedes enseñar?

Enséñaselo, que lo vean. -¡Bravo!

(Aplausos)

-Felicidades.

Felicidades, ¿eh? Increíble. -Muchísimas gracias, Lari.

Muchas gracias. Un placer.

A ti. Vamos a enseñarlo, que se vea.

Tú quieres enseñarlo, Lari. Me voy a quedar quieto.

Sí, lo puedes dejar.

Muchísimas gracias. -De nada.

¿Se ve?

(Aplausos, vítores)

Clavado.

Lari, te lo quedas de recuerdo. ¡Bien!

Todo tuyo. Gracias, felicidades.

Oye, ¿es fuerte, o me lo parece, este número?

Porque es que es de Euromillones, pero no hecho a boli, es de verdad.

Es que es una apuesta real hace un año, pensando en "Pura magia",

que es un programa de mucho recorrido.

¿Tú estás forrado, o no?

(Aplausos)

Yo... ¿Estás forrado?

Hay una cosa, la gente tiene que entenderlo en casa.

No, si no estás forrado, es que eres tonto, de verdad.

No. Un mago que sabe hacer eso...

Yo no puedo controlar el azar, pero sí las decisiones de las personas.

No tiene nada que ver con la suerte. Claro, claro.

Hay otras personas aquí en el jurado, que sí han sido capaces en el pasado,

de acertar algo parecido, pero yo no tengo esa capacidad.

Aplauso, aplauso, gracias.

Vamos a ver ahora al siguiente concursante, él es Marín.

En las galas anteriores ha triunfado mucho, estaba en racha, yo diría.

¿Conseguirá convencer al jurado hoy también? Vamos a verlo.

Marín, sé de tu amor a la magia de cerca.

-Me encanta. -Mentiroso.

Yo, mientras haya confeti, hago la magia de cerca que haga falta.

Algo de magia de cerca, "misdirection".

(RÍEN)

Toca una carta, y estas cosas.

Mírala, ¿la tienes? -Sí, sí.

-Dime "alto".

-Alto. -Alto. Déjala por ahí.

Ahora la pregunta es: ¿cuántas cartas hay en la baraja?

-52. -Esta es una pregunta para profano,

pero en realidad... Solo hay una, es el 7 de trébol.

-Una de las cosas que tú tienes que valorar

es que la mano y el cuerpo van unidos.

(ASIENTE)

Tienes que sentir que están unidos. -Sí.

-Porque si se mueve solo el brazo,

pero el cuerpo se queda quieto, llama la atención.

¿Te puedes subir aquí?

Súbete aquí.

Quito el mantel y digo: "Pero así es como acabaría un mago normal,

pero yo... yo soy un mago Vegas", y ahí...

No, subirte así no es un mago Vegas, eso es un mago cursi.

Vale. Cursi, y que tiene miedo.

Yo soy un...

-Tiene que ser algo, pero tiene que estar ensayado.

-Yo pregunto, pregunto.

-Lo que sea, ensayado.

-¿Sería muy descalabrado un bailarín por cada lado,

me cogieran y me ayudaran a saltar?

No, eso no.

Porque ya has tenido muchos bailarines, baila tú.

Quiero que bailes tú, no los bailarines.

(Aplausos)

(Música animada)

Gracias.

Muchas gracias. Muy buenas noches, damas y caballeros, bienvenidos.

Como ya sabéis algunos, muchos, me encantan las grandes ilusiones,

la magia de gran formato. Hoy he decidido superarme

en esta edición Vegas, y voy a hacer un número

que ya hacía David Copperfield,

es: ¡"El atravesamiento de la Gran Muralla China"!

(Música suspense)

Por desgracia, no nos cabía la Muralla en el plató,

y aparte, no estamos para mucho gasto.

Al final, he decidido hacer un juego con cuatro fichas de casino,

en un juego que se llama: ¡"El juego de las cuatro fichas de casino"!

(Música suspense)

Como esto es una excusa para hacer un número de magia de cerca,

vamos a pedir a alguien que lo vea de cerca,

un espectador que quiera verlo de cerca,

por aquí, por esta zona. ¿Usted mismo, sí?

Un fuerte aplauso para él.

(Aplausos)

Que siga, que siga, que siga ese aplauso.

¿Qué tal? Bienvenido, caballero. Coja esto por aquí, por favor.

Quiero que las toque, que examine, que vea que es lo que es,

que no ningún trucaje, son cuatro fichas de casino auténticas.

Genial. Déjemelas por aquí, damas y caballeros,

estas cuatro fichas las voy a poner justo aquí, en mi mano,

y van a representar los cuatro jurados que hoy nos acompañan.

Por ejemplo, esta ficha, es Inés.

Como ya sabéis, Inés es una chica mágica,

es una chica sutil, rápida. Mira.

Y casi sin comerlo ni beberlo, Inés pasa a esta mano,

y aquí quedan una, dos, y tres. -¡Bravo!

-Que no está mal, no está mal. Mira.

Atención, atención, porque el siguiente es Gea.

Gea es un tipo al que a mí me gusta escuchar,

porque siempre tiene cosas interesantes que decir.

Vais a ver cómo desaparece de aquí, y viaja a la otra mano, dos y dos.

Prometo que hay cuatro, no hay más fichas.

Atención, porque el siguiente es Luengo.

Luengo no es un jurado habitual en el programa,

así que digamos que ha llegado casi de un salto.

Pero esto no es magia, retrocedemos un segundo atrás, dos y dos.

Y ahora sí, una, dos, tres, y Blake, que lo tenemos ahí...

No está mal.

Y atención, porque nos queda Blake.

Blake es el más complicado de todos, así que lo hacemos más complicado.

Ponte por aquí, por favor.

Ponte por aquí, porque quiero que abras tu mano, una de las dos,

la otra está más cerquita.

Vamos a ponerla ahí, y atención, vamos a poner en recto,

que se vea bien en cámara, una, dos, tres y cuatro fichas.

Fijaos que no tengo más jurados en mis manos.

Voy a coger exactamente una, si sacamos a Blake,

¿cuántos jurados nos quedan? -Tres.

-Tres. Abre.

Efectivamente, tres, esto es normal.

Esto es lo normal, claro.

Fijaos bien, porque vamos a poner la cuarta ficha.

Voy a coger a Blake, vas a darle la vuelta,

voy a coger a Blake, vas a notar como él penetra en tu interior,

penetra en tu mente, y vas a notar una sensación de penetración.

Fíjate. Ya, abre la mano.

Efectivamente, muestra ahí, una, dos, tres...

-¡Bravo! -Y cuatro fichas.

(Aplausos)

Gracias, caballero.

(Aplausos)

Claro.

Claro.

Así es como acabaría este efecto un mago normal,

pero yo... yo soy un mago Vegas.

(Música animada)

¡Viva Las Vegas!

¡Viva Las Vegas!

¡Viva Las Vegas!

¡Viva, viva Las Vegas!

(Aplausos)

¡Bravo!

¡Bravo!

No van a explotar más cosas, ¿verdad?

No, de momento no.

Jurado, ¿qué vais a decirle? Gea, ¿empiezas tú?

Entiendo el uso de las fichas por la tematización del acto,

pero pierde mucha visibilidad, se pierde un poco esa importancia

de que el público pueda ver todo perfectamente,

para que se incruste el imposible en la mente del espectador.

Y has tenido un pequeño fallo, en mi opinión,

referente a la exposición de la magia.

La magia es imposible, el imposible es misterio,

y para dar misterio, muchas veces se necesitan esas pausas previas

al momento del imposible, para que el público

tenga esa capacidad de absorber las condiciones,

y que estalle en su mente la maravilla del imposible.

La suspensión de la incredibilidad. ¡Bravo!

Inés. Pues... Marín.

Valoro muchísimo cuando un mago llena un plató, un escenario,

haciendo un número de magia de cerca con elementos pequeñitos,

porque lo bueno de la televisión es que una ficha de casino

puede ser tan grande como una caja. Me ha parecido correcto,

lo más flojo que has presentado en "Pura magia" hasta ahora,

y eso no te lo puedes permitir:

estamos en un punto en el que tienes que hacer cosas muy potentes.

OK.

(Aplausos)

Marín, me ha gustado mucho el hacer cerca,

porque es algo diferente, la magia de cerca, en mi opinión,

sí que puede llenar un gran plató, no una gala completa,

pero sí un pequeño fragmento. He de decirte dos cosas,

la estética, el conjunto, tiene que ser clave.

Yo veo una mesa donde tú vas a hacer magia de cerca,

y no he visto una mesa, he visto un aparato de magia,

sobre el que tú estás haciendo una magia de cerca.

El espectador veía un aparato de magia

sobre el que tú estabas haciendo cerca, no era una mesa al uso.

(Aplausos)

Felicidades. Gracias.

La siguiente concursante es la última de la noche, ella es Melanie.

Melanie le pidió una cita a través del espejito a Gerard,

y se fueron a cenar. Aquí tenemos las imágenes,

pero se ve que la cita no se acabó como ella tenía previsto.

Por tanto, consideramos que estas imágenes son parte de su privacidad,

nos olvidamos del tema, y la vamos a recibir con un fuerte aplauso.

¡Melanie!

(Aplausos)

(Música animada)

"Hello, ladies and 'gentlemans', welcome to Las Vegas,

welcome to my magic show".

(Música)

Bienvenidos. La semana pasada hice aparecer un Ken,

y esta semana nos hemos vestido al más puro estilo de Las Vegas,

porque os he traído a la inconmensurable,

a la inigualable, a la inimitable Barbie Vegas.

(Música)

(Cesa la música)

Perdonad, es que es un poco tímida, un poco estirada, voy a buscarla.

Es cabezona, es cabezona, se va a buscar ella a la Barbie,

cuando les ponemos ayudantes, hace lo que le da la gana.

Sin ritmo, esto corta el ritmo.

Barbie nos va a hacer hoy un juego de magia,

y para ello necesito un voluntario. ¿Me ayudas?

Fuerte el aplauso para él.

(Aplausos)

Aquí, ponte aquí, ponte aquí.

Vas a tener que escoger una carta. Cuando tú quieras me dices: "Basta".

"Basta" no me digas, porque yo tengo un glamour...

Dime: "Para".

-Para.

-Bueno, te explico, me dices: "Para" cuando tú quieras, ¿vale?

A la de tres, una, dos y tres.

-Para. -¿Ya, sí? Mira la carta.

Para cámaras, primero,

la gente de casa se tiene que acordar.

¿Sí, te gusta? Muy bien.

La vamos a poner por aquí, y tienes que mezclar. Ve mezclando.

Quiero decir una cosa, que cuando vamos a Las Vegas,

perdemos la cabeza, y Barbie también la pierde, mira.

¡Ja, ja, ja, ja!

Bien.

¡No!

Otro chiste malo, no tiene límites.

Solo ha perdido la cabeza, aguanta la cabeza.

Vas muy guapo, pero vas muy poco de Las Vegas, encuentro.

Esto lo arreglo yo muy rápido, venga.

Además, te va a quedar estupendo, mira, a juego con las cartas.

Perfecto, muy bien. ¿Qué vamos a hacer?

Vamos a adivinar la carta, pero no la voy a adivinar yo,

la va a adivinar Barbie, de la siguiente manera.

Barbie ha traído un bolso estupendo, todo a conjunto, rosita.

Soy muy detallista.

Hay que poner las cartas dentro del bolso, pon las cartas dentro.

Y hay que poner la cabeza.

No, la tuya, la tuya.

Que es broma.

(Risas)

Pon, va, es para hoy.

Perfecto. Hay que contar hasta tres, y Barbie va a encontrar la carta.

Atentos, una, dos y tres.

Y Barbie desaparece.

(Aplausos)

Espera, espera.

Me sabe mal dejar a Barbie decapitada, yo lo arreglo.

Le ponemos un globito de cabeza, lo puedes hinchar.

Total, es una Barbie, tampoco hay diferencia. Venga.

Tienes que hincharlo bastante, que sea proporcional. Dale, dale ahí.

Venga.

Claro, has chupado.

Le hacemos un nudito, y vamos a poner de cabeza.

Mira, mucho mejor, claro que sí.

Bueno, espera, que tiene solución esto.

Le ponemos unos ojitos, y un... Sí, dibuja, dibuja.

Unos ojitos, una boca, una nariz, que quede guapa, ¿eh?

No va a quedar tan guapa como antes, pero...

Una nariz, si quieres.

Bueno, ya está, da igual, que se gasta el rotulador. Perfecto.

Ya está, ha quedado muy bien.

Le damos un fuerte aplauso a él, gracias.

(Aplausos)

Esperad, porque hay que adivinar la carta,

y esto se hace muy fácil, con unas palabras que yo sé decir,

que son las siguientes. Barbie, ¿estás preparada?

¡Chupiguay, chupiguay, Barbie superguay!

¿Y es el 4 de corazones? ¡El 4 de corazones!

(Aplausos)

("Dancing queen")

Antes de oír a Blake, yo te quería preguntar:

¿cómo estás, cómo ha ido, con la cita?

Bien. ¿Bien?

Normal. Normal.

Yo te quería preguntar: ¿qué preferirías, ganar "Pura magia",

o ganar a Borrell.

Ganar "Pura magia". Así me gusta, venga.

Esa es la actitud.

(Aplausos)

Muy bien, con alegría, con alegría.

Blake.

Vamos a ver, Melanie.

Yo quería verte con cartas, pero no así.

Lo segundo, tú en Las Vegas, se te ocurre sacar una baraja roja

con puntos blancos, y te cortan el cuello.

La baraja es confusa. ¿Por qué, por qué?

Porque las cartas en Las Vegas son blancas, negras y rojas.

Pero es Barbie Vegas. Ya, ya, ya, ya,

pero la baraja en sí misma es confusa.

Y para nosotros, pobres mortales,

que desconocemos normalmente la baraja francesa,

la baraja de póker, si además me cambias los colores,

y me los pones al revés,

puede ser cualquier cosa menos una carta.

Y con todos mis respetos, la resolución es de primero de magia.

La cabeza.

(Aplausos)

Hasta ahora, nos vemos en un momento.

Resulta que la semana pasada tuvimos a dos nominados,

que se salvaron de la expulsión, en el programa, como decimos,

ser nominado tiene penalización, es "El reto exterior".

Esta semana no los mandamos a hacer magia en un semáforo,

o a hacer magia en una playa, tomando el sol, no, no.

No, no. Esta semana ha sido muy chungo.

-Maripili, me encanta, no me lo puedo creer.

-Bienvenidos al reto.

-Qué guay.

-¿Os habéis puesto alguna vez una camisa de fuerza?

-Haciendo magia, no.

(RÍE)

-Hoy tenéis que escapar de una camisa de fuerza.

Quitarse una camisa de fuerza es algo realmente difícil,

pero si todavía alguien pensara que puede ser fácil para un mago,

porque es contorsionista, porque se concentra,

los vamos a colgar boca abajo, tal como lo hacía Houdini.

¿Quién quiere empezar?

-Yo. -Las damas primero.

(Música tensión)

-No puedo.

No puedo, no puedo.

-He tenido que cerrar los ojos para concentrarme,

porque si lo pienso mucho, no lo hago.

No puedo.

Bájame, bájame. -¿Te bajamos?

-Sí, sí.

-Si te bajamos, pierdes el reto, si te bajamos, pierdes el reto.

-¡Espera, espera, espera, quiero intentarlo!

-Venga, va, que tú puedes.

-He visto a la altura que estaba,

ha sido difícil.

(Música tensión)

Quitarme la camisa de fuerza ha sido complicado,

porque he tenido que luchar mucho para poderme desatar,

y eso, con la temperatura que hay, ha complicado más esa labor.

He estado a punto de tirar la toalla, menos mal que lo he parado,

porque al final lo he conseguido.

Me daba miedo, pero lo he disfrutado.

Aun sufriendo lo que sufrí,

ha sido un reto, pero ha sido también un regalo.

(Música tensión)

-Sientes todo al revés, la percepción del espacio y de las localizaciones,

incluso de tu cuerpo, se distorsiona. Tienes que concentrarte y decir:

"Estoy al revés, a ver por dónde empiezo".

Es una sensación rara, incómoda, mucha presión en la cabeza,

además hay bastante altura, y hace mucho calor,

así que son factores ambientales que lo ponen aún más intenso.

Tienes que poner tu cuerpo a prueba, flexibilidad, hombros, brazos,

y tener agallas para no rendirte a mitad del número, y desistir.

Tienes que coger ese último impulso, y decir: "Venga, que yo puedo".

(Música tensión)

Ha ido bien, ha ido muy bien, tiene su punto,

ha sido una experiencia intensa.

He sufrido un poquito, me duelen bastante las clavículas,

pero para conseguir los retos, hay que sufrir, si no, no tendría gracia.

-Se han esforzado, y aunque Jéssica ha estado a punto de abandonar,

me alegro de haber visto que realmente tenía fuerzas,

porque las tenía, y lo ha conseguido. Los dos, reto superado.

(Música)

(Aplausos)

¿Qué?

Tela, ¿no?

Jurado, ¿cómo habéis visto este Reto?

Tiene muchísimo mérito lo que acaban de hacer,

yo conozco perfectamente este juego, sé la dificultad que tiene,

una vez lo hice en televisión, colgada a 30 m de altura.

Que ellos lo hayan aceptado, y que lo hayan hecho así de bien...

A mí me lo piden ahora, otra vez, y digo que no.

¿Hacemos así, pues? Perfectamente.

Así, fuerte el aplauso para ellos, Reto superado.

Vamos a cambiar la cara,

porque vamos al momento más triste del programa, el más difícil,

en el que vamos a empezar con las nominaciones.

Vamos a recordar cómo funciona, va a ser Jorge Luengo,

jurado invitado de hoy, quien va a ominar al primer concursante.

Luego yo, como director de la academia, voy a nominar al segundo.

Van a ser ellos, los concursantes mismos,

quienes van a nominar al tercer mago.

Luego va a ser responsabilidad del jurado decidir quién de los tres

es expulsado del programa. No vais a ser los cuatro,

solo vais a ser Inés, Blake y Gea quienes vais a decidir

a quién expulsáis, ya que Jorge ya habrá dicho una nominación.

Vamos a empezar, Jorge.

Todos los números me han gustado mucho, unos más, otros menos.

Otros, he visto un grandísimo esfuerzo,

otros, no digo que no haya habido esfuerzo,

pero a lo mejor no se ha sabido reflejar tan bien en el escenario.

Yo lo que sí he visto es que todos, en general,

adolecían de emocionar al espectador de casa,

que es lo que tenemos que mirar.

Si tengo que decir uno en concreto, me quedaría con una persona

que ha sido de las últimas en actuar, ha hecho un número

con elementos que ella no utiliza habitualmente, como las cartas,

y tengo que nominar a Melanie, porque me parece

que le podía haber dado una forma para llegar mejor,

y conectar con el público.

Un aplauso para Melanie, la primera nominada.

(Aplausos)

Voy a dar yo ahora el voto de la dirección del programa,

encarnado en mí, que soy el director de la escuela.

Me sabe muy mal, porque yo trabajo con ellos toda la semana,

y son como mis niños, pero la dirección de la escuela nomina...

a Acheron.

(Aplausos)

Y ahora vamos a conectar con el backstage,

porque queremos saber quién es el tercer nominado,

lo van a decidir ellos. Hola, backstage, ¿cómo estamos?

Siento mucho las noticias que habéis oído hasta ahora.

Melanie, ¿qué tal, cómo estás?

Estoy.

¿No estás de acuerdo?

Pues no, pero bueno, es lo que hay.

¿Por qué estás tan afectada?

Pues porque yo creo que me estoy trabajando, me estoy esforzando,

estoy trayendo juegos muy originales,

y... bueno.

Cualquier nominación sienta mal.

¿Crees que tus números son mejores que los de tus compañeros?

¿Crees que es justa o es injusta esta nominación?

Tú también puedes ver al resto de compañeros cómo han trabajado.

No lo sé. No lo sabes.

Venga, os voy a pedir que me deis un nombre cada uno,

y una breve explicación de por qué nomináis a esta persona.

Pero que sea breve, por favor, rápida.

Vamos a empezar por G. Alexander.

Alexander ¿a quién nominas para que abandone la escuela?

Me sabe fatal, pero tengo que nominar a un gran contrincante, Jéssica.

Lo siento.

Nominas a Jéssica, muy bien.

Marín, ¿a quién nominas?

Me sabe fatal también, porque me he hecho en los últimos días

superamigo de él, pero creo que de los que quedan,

el que ha sido para mí más flojo es Ernesto.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Ernesto.

Nuel, ¿a quién nominas?

Voy a nominar a Jéssica también,

porque creo que es la más fuerte en el grupo.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Recordemos que esto se tiene que basar en justicia, ¿de acuerdo?

Estamos hablando de aptitudes mágicas, no en táctica.

Melanie, ¿a quién nominas?

Yo pienso que para mí puede ser una rival más fuerte, Jéssica.

Pero para mí, personalmente, para mí.

Recordemos lo mismo, se trata de que nomines

a quien tú consideras que ha hecho el peor número de hoy.

Por justicia.

Jéssica, ¿qué opinas, de momento?

Ya me está entrando la llorera, como siempre.

Bueno, no me ha sentado bien.

No sé.

Eh...

De Melanie me afecta más.

(GIME) Ella lo sabe. -¿Te crees que no?

-Porque la apoyo.

(LLORA) Siempre la apoyo, y, bueno...

Perdón.

(Aplausos)

-Pero es que no lo hago por justicia.

Melanie, Melanie, un momento.

(Aplausos)

Melanie, os lo he dicho ya, por favor.

Estamos intentando cambiar el sistema de nominaciones

para que sean nominaciones justas,

en función de quién hace mejor la magia.

Vamos por un camino bastante equivocado, pero bueno.

Entonces, ¿puedo cambiar? No, Melanie, ya has hablado.

Vamos a seguir con Ernesto, por favor.

Que conste que no ha sido porque él me ha nominado, pero voto a Marín.

A Marín, muy bien.

Gerard Borrell, ¿a quién nominas?

Si ponemos una escala a nivel subjetivo de gustos en el escenario,

abajo del todo estaba Acheron, ya me lo habéis quitado,

y le sigue Iván Asenjo.

Sintiéndolo mucho, porque lo quiero mucho,

pero a nivel de gusto encima del escenario, Iván Asenjo.

Me parecen estos dos últimos un criterio bastante acertado,

tenemos que ir por ahí, estamos aquí como magos.

Acheron, ¿a quién nominas?

Voy a nominar a Ernesto porque, bueno...

Es el que he visto que en todas las galas ha tenido algunos momentos

en los que flaqueaba, y es lo que me parece más justo, legalmente.

Gracias. Iván Asenjo, ¿a quién nominas?

Nomino a Borrell. -Gerard, Gerard.

-A Gerard porque... -No me llamo Borrell, sino Gerard.

-Porque creo que es una de las personalidades más intensas

que hay aquí dentro, y es un alto competidor.

Lo siento. Un momento, yo no lo entiendo,

os estoy pidiendo justicia, no táctica.

(MELANIE) Entonces, queremos cambiar todos.

Estamos valorando los números.

-Vale, no me gustó el número del pato, me parece muy desfasado.

De acuerdo.

Jéssica, por último, ¿a quién nominas?

Bueno...

Sintiéndolo mucho,

y por la carrera que ha tenido en el programa,

voy a nominar a Marín,

porque, bueno...

Creo que él lo puede hacer muchísimo mejor,

y hoy no ha estado tan fuerte como en otras galas.

De acuerdo, muchas gracias, chicos.

(Aplausos)

Pues yo sigo alucinando, lo he dicho varias veces,

y no sirve de nada, me parece que no se está valorando por justicia,

sino por amiguismo.

Pero vamos a hacer una cosa, vais a tener que deliberar.

Mientras lo hacéis, vamos a poner un vídeo,

porque Pardo y yo tuvimos una charla con los alumnos de la escuela,

porque no estábamos de acuerdo en cómo se dirigieron al jurado,

concretamente, a Blake.

Tenéis que aceptar que el jurado os diga lo que os tenga que decir,

no podéis replicarle, y no podéis faltarle al respeto.

Ya empezamos la primera gala con Melanie, ¿qué os dije en plató?

No podemos bajar el nivel. No creo que le faltara al respeto.

Sí, tú no le puedes decir a un jurado que está ahí

para darte su opinión, que baje el nivel.

¿Os pensáis que esta gente se chupa el dedo?

¿Os pensáis que están aquí porque sí?

Están aquí porque llevan muchos años en esto, y son muy buenos,

son los mejores. Iván, ¿cómo le dices a Blake que se actualice?

Es una falta de respeto muy grave. Sí, me retracté luego.

Vale, me parece bien.

La mejor frase de este programa: "Aquí se viene llorado",

es que hay que hacer camisetas con esa frase.

Si lloráis, después, pero no discutáis lo que dicen, por favor.

¿Y si nos están diciendo que estamos plagiando, cuando es mentira?

No os estoy diciendo que calléis, podéis discutir, podéis discutir,

pero desde una educación.

Aunque sea solo para aceptar

que una crítica que no nos gusta, no nos hunde.

A veces se ha contestado a alguna crítica que no ha gustado

como si fuera una pataleta de un niño.

Si en vez de esa pataleta, piensas un poco lo que quieres decir,

y lo dices con inteligencia, como en tu caso, o en cualquier otro,

puede ser todo mucho más fluido, y beneficioso para todos.

Pero siempre, vosotros sois concursantes, ellos son jurado.

(Aplausos)

Que entren los nominados, por favor.

(Aplausos)

¡Bravo!

(Aplausos)

Miembros del jurado, ¿han llegado a alguna decisión?

Sí, lo tenemos clarísimo.

¿Lo tenéis clarísimo, sí?

¿Quieres decirlo tú, Blake? Sí.

Por unanimidad, después de haber estado charlando

y analizando el trabajo de los tres, hemos llegado a la conclusión

de que la persona que tiene que abandonar la academia es...

(Música tensión)

Acheron Delacroix.

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

Lo siento mucho, Acheron.

¡Bravo!

(Aplausos)

Te llevas este aplauso del público.

Me sabe muy mal tener que hacer este gesto,

pero me tienes que devolver la varita.

Y ahora te pediría que te dirijas a todos,

para decirnos unas palabras, lo que piensas, etc.

Yo lo único que puedo decir es que doy las gracias al equipo,

al programa, a toda España, por darme la oportunidad de estar aquí.

Doy las gracias al jurado, porque he aprendido muchísimo de vosotros,

tanto con las valoraciones, como de las clases.

Y sobre todo, daros las gracias porque...

(EMOCIONADO) Consigo realizarme como mago, consigo irme de aquí

mucho mayor, y enriquecido como persona, sobre todo.

Gracias. -¡Bravo!

(Aplausos)

Estoy un poquito afectadita otra vez.

Por la nominación, pero sobre todo...

(EMOCIONADA) Porque haya venido de Melanie, la verdad.

Creo que no le pasa nada personal, tal vez sea...

porque al igual que los otros compañeros me han nominado,

porque creen que soy una rival fuerte.

Puede que sea eso, y quiero pensar eso, también.

-Estoy muy mal,

porque yo siento que me esfuerzo, que lo trabajo, que...

que lo doy todo.

Me siento poco valorada

por todos, ¿no?

Y además de que me hacen sentir muy mal,

porque sí, no nominamos por amiguismos,

y por lo que hace la gente, y tal,

pero si yo tengo que escoger a alguien de todo el grupo,

mi contrincante, por llamarlo de alguna manera, es Jéssica.

No me cae mal, y la quiero un montón, y me llevo muy bien con ella,

pero es el juego, ¿no?

Se acabó, todo lo que bien empieza, bien acaba,

o no tan bien, pero bueno...

Estoy contento, porque he podido tener la experiencia,

la oportunidad de codearme con estos grandes artistazos,

de conocerlos más profundamente, de poder aprender de ellos,

y estoy superagradecido, la experiencia es maravillosa,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Gala 4

Pura Magia - Gala 4

01 ago 2017

'Pura Magia' mostrará esta semana algunos juegos de magia que han triunfado en Las Vegas, y recibirá la visita del premiado ilusionista Jorge Luengo, como miembro invitado del jurado. Además, los concursantes del talent show se enfrentarán a nuevos retos "de altura" para mostrar sus habilidades escapistas.

ver más sobre "Pura Magia - Gala 4 " ver menos sobre "Pura Magia - Gala 4 "
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 191 programas de Pura magia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos