www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4121858
Para todos los públicos Pura Magia - Gala 2 - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

(Música)

(PÚBLICO) ¡Oh!

(PÚBLICO) ¡Oh!

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Aplausos)

Buenas noches y bienvenidos a "Pura magia",

el programa perfecto para los que eligen

vivir con ilusión.

(Música cabecera)

(Aplausos)

Dicen que el amor es algo como mágico,

que sabes cuando empieza, pero no sabes cuándo acaba,

que es como un sueño del que no quieres despertar,

pues mira, igualito, igualito, que los números de magia

que vamos a ver hoy aquí hechos por nuestros magos concursantes

porque hoy el tema del programa es... el amor.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Ay, el amor, qué bonito, qué bonito, queremos amor,

queremos mucho amor aquí, en "Pura magia".

Porque les hemos pedido a los concursantes

que introduzcan la magia en sus números,

a ver si nos hacen despertar así la magia del amor.

Y hablando de despertar, vamos a saludar a nuestro jurado.

¡Aplauso para ellos!

Poty, la maga Inés, Anthony Blake y Miguel Ángel Gea.

(Aplausos)

Qué guapos estáis, qué alegría trabajar

y teneros delante, de verdad.

Bueno, Blake, te quería hacer una pregunta,

tú que se te ve un hombre así,

¿a ti qué te hace más feliz, el amor o la magia?

El amor por la magia. El amor... Qué bien te ha quedado.

Qué bonito, qué bonito.

(Aplausos)

(CHISTA) Perdón, es lo que buscamos, ¿no?

Sí, claro. Y es lo que se busca aquí.

Evidentemente.

Cuanto más amor le dedicas a la magia,

mejor magia puede hacer el amor. Claro que sí.

Vamos a ver si opinan igual que tú los concursantes,

que están en el backstage, voy a verlos.

Amigos, ¿cómo estáis?

Aplauso para ellos, hombre, aplauso. Hola.

Hola, qué guapos.

Qué guapos, nenes, qué looks me lleváis, por Dios.

Oye, ¿cómo estáis? ¿Cómo van los nervios?

(TODOS) ¡Bien! -No estamos nerviosos, no.

No quiero que vayan bien, los nervios siempre son malos,

no hay que tenerlos.

Bueno, pero un poquito. -Un poquito sí.

Un poquito, un poquito, yo veo... Gerard, estate quieto.

Pero veo algunas rodillas así, yo creo que sí que hay nervios.

Pues, bueno, después de la gala, de la gala pasada,

los magos se enfrentaron a otro cónclave.

El cónclave es esta reunión que hacemos los magos,

una reunión secreta donde hablamos de los temas importantes

de la escuela y tocamos un tema delicado,

el tema de los nominados que se salvaron de ser expulsados,

porque ser nominado en "Pura magia" tiene penalización.

Y la penalización es lo que llamamos el reto exterior.

El reto exterior fue estupendo, ahora lo verán.

¿Por qué? Porque iban acompañados del profesor más exigente,

Luis Pardo.

La magia, una de las cosas más importantes que tiene

es conseguir la atención del espectador.

Vamos a poneros a hacer magia en un sitio donde es difícil

que el espectador esté por vosotros.

Estoy hablando de... un semáforo.

(RÍEN)

(Música)

Esto es muy duro y aún no hemos empezado.

No he hecho nunca magia de calle y me planteo este reto

como una oportunidad de hacer algo diferente, ¿no?

Pero van a flipar.

-Pero he venido a jugar fuerte, no he venido a pampanear.

La nominación me ha dejado un poco tocado

y esta semana vamos a ir a full,

o sea que esto va a ser a tope de power.

-Pues estáis en vuestro primer reto.

No sabremos si será el último o no.

No es solo hacer magia en la calle porque sí,

es hacer magia en un semáforo.

Y en un semáforo porque tendréis al público más complicado

que os habéis encontrado nunca.

-Que gane el mejor, que tengas mucha suerte.

-Igualmente. -Y a darlo todo.

(Música)

La gente va a su bola, no están para ver magia.

Además, los coches son cabinas insonorizadas,

no se oyen los aplausos, no hay motivación por ningún lado.

(Continúa música)

-Claro, cuesta mucho porque la gente no ves la reacción,

entonces, te sientes un fracasado ahí en el semáforo:

"Hola, buenas".

Prefiero el escenario mil veces a la calle.

(Continúa música)

-Estoy sudando yo más que vosotros.

O sea, lo que no puede ser es semáforos en verde

que no estéis ahí, el reto es, venga, hacer cosas, hacer cosas,

provocar al publico.

Y tú no puedes engañar al público dándoles caramelitos

para que te aplaudan, no.

Ofréceme algo más, hazles algo más.

-Es una tramposa, es una tramposa.

-Bueno, yo he buscado mi método.

(Música)

(Claxon)

Para mí ha sido la verdad un reto muy flojo.

Han estado pidiendo los aplausos.

Un artista no tiene jamás que pedir los aplausos,

se los tiene que ganar y no se los han ganado.

Han estado ahí haciendo el tonto.

Para mí es un reto no superado.

-Ha sido muy, muy, muy duro.

-Yo creo que sí que he superado este a reto.

Yo solo sé que tengo mucho calor,

que tengo toda la ropa pegada al cuerpo

y que solo necesito una ducha, mira.

(Aplausos)

Hombre, no es fácil, ¿eh?, un semáforo.

A ver, nuestro jurado, ¿cómo habéis visto el reto?

¿Lo han superado o no? Gea.

A ver, yo creo que es bastante difícil,

el tiempo, las temperaturas, las condiciones.

No creo que lo hayan superado a nivel real,

pero a nivel fantástico... no, tampoco.

(RÍEN) Vamos a ver.

Os voy a contar una anécdota, es absolutamente personal.

Hace muchos años... Yo no había nacido.

Probablemente. Antes de... Anda, el niño.

Digo que probablemente antes de que tú hubieras nacido

y en un momento determinado fui con unos amigos de camping

y yo había guardado 1000 Pts en el borde del saco

y mi amigo otras 1000 por aquello de tener siempre

para poder tirar, ¿no?

Sin decirnos nada el uno al otro y el otro al uno,

gastamos el dinero y no teníamos ni con qué pagar el camping.

Solución, compré unas pinturas, me puse un pantalón rojo que tenía

y una camiseta blanca y me puse a hacer magia en la calle.

No es difícil, no, es mucho más que difícil.

Por mí, sinceramente, estos dos han superado el tema

porque, de verdad, colocarse delante de la gente en frío y en seco...

Claro que sí. Sin duda, sin duda.

Además, todo el mundo con ganas de que se ponga verde

y los magos ahí haciendo juegos de mano.

Y la prueba que los estaban viendo

es que colaboraban tocando el claxon.

La pena es que cuando tú eras joven no había Instagram,

porque tu foto vestido con pantalones rojos y nariz,

no tendría... Oro valdría.

(Aplausos)

Vamos a dar paso a la primera actuación.

Ella, pobrecita, le fue así,

así le fue de no tener que devolver la varita mágica.

Y ahora ha vuelto, pero un poco más reivindicativa.

Me he picado con esto de la feminidad

porque yo siempre he considerado que no soy muy femenina,

pero tampoco me considero muy masculina.

A ti no te dijeron que tenías que ser más masculino.

Ni se atreven.

En verdad eso lo hablé yo con ella y le dije que no tenía

ninguna base sólida esa... crítica

porque es un rol el que tú estableces en el escenario y...

Es que estas etiquetas, masculina, femenina,

no hace falta ponerlas, simplemente cada uno es como es y ya está.

No entiendo por qué a mí por el simple hecho de ser de chica

se me tiene que exigir ser femenina

y a un chico jamás se le exige ser masculino.

(Música)

La gente me señala, me apuntan con el dedo,

susurra a mis espaldas y a mí me importa un bledo.

Qué mas me da si soy distinta a ellos.

No soy de nadie, no tengo dueño.

Yo sé que me critican, me consta que me odian,

la envidia les corroe, mi vida les agobia.

¿Por qué será? Yo no tengo la culpa.

Mi circunstancia les insulta.

Mi destino es el que yo decido,

el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?

¿A quién le importa lo que yo diga?

Yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?

¿A quién le importa lo que yo diga?

Yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré.

Mi destino es el que yo decido,

el que yo elijo para mí.

¿A quién le importa lo que yo haga?

¿A quién le importa lo que yo diga?

Yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré.

¿A quién le importa lo que yo haga?

¿A quién le importa lo que yo diga?

Yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré.

(Aplausos)

(Aplausos y vítores)

Muy bien, Melanie.

Muy bien. Venga, ¿cómo te ha ido? ¿Estás contenta?

Mucho. ¿Sí?

¿Te ha salido bien? Muy bien.

¿Realizada? Sí.

Sí, venga. Hoy estoy muy contenta.

Venga, venía guerrillera. A ver qué nos dice el jurado, ¿eh?

Porque esto ya sabes que... Juradísimos, ¿quién empieza?

Hay un momentito, Lari, perdona que te interrumpa

y que te corrija como presentador.

Se te ha olvidado comentar el reto mío,

que todas las semanas tengo un reto,

mi gran reto es poner en funcionamiento

a esta señora estupenda que me cuesta Dios y ayuda.

Ayer ensayamos, antes de ayer también,

Melanie, y ha habido un momento aquí,

ese momento pisando uva en Logroño, te he visto rara.

Te he visto ahí un poco... Tenemos que ensayar.

Porque ayer me hablabas de que querías superarte, ¿sí o no?

Sí, sí.

Pues entonces con esto hoy no nos hemos superado, te lo firmo.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Tenéis que trabajar más. Con esta actuación no.

Tenéis que trabajar más, venga, Inés. Inés, adelante.

Melanie ha hecho un juego que forma parte de la historia de la magia.

Un juego que creó Maskelyne y que luego popularizó Houdini

y para mí tiene dos puntos importantes.

El primero es que la metamorfosis tiene que ser un visto y no visto

y tú lo has hecho sobresaliente, muy, muy bien.

Gracias.

Y lo otro es la aportación que cada mago hace al juego.

¿Cuál dirías que es tu aportación a este juego?

Yo le he aportado el cambio de vestuario.

Pues muy bien, felicidades.

Muy bien, perfecto, pues muchas felicidades, Melanie.

Gracias.

Te puedes ir con tus compañeros.

Aprovechando el tema del amor,

algunos profesores en la escuela han hecho aflorar,

como si dijésemos, las armas de seducción, ¿verdad, Inés?

Tú imagínate que esta cámara de aquí es un hombre o una mujer,

lo que más te guste, y tienes que hacerle un juego de magia

para seducir a la cámara, para ligar a la cámara.

Dicen que no hay nada más bonito que el fuego del amor.

Yo, por si acaso, mira, he traído un mechero,

que ya es algo, ¿verdad?

Pero no solo eso, porque yo a ti no te voy a conquistar

con el fuego del amor, te voy a conquistar con algo

que es mucho mejor, que es... con magia.

-¿Qué tal, querido o querida, o, en una noche loca, quién sabe?

-Mi amor por ti es lo más fuerte que siento hoy.

(RÍE)

He hecho gracia.

-Y yo de tu corazón...

(Latidos)

Puedo sacar cosas increíbles, como la luz,

lo mejor que hay en ti.

-Mira, te voy a hacer un numerazo con una cuerda,

una cuerda que es larga.

(Rugido)

Entonces, fíjate, porque voy a coger los dos extremos de la cuerda,

dos extremos que se podrían considerar

como dos partes tuyas de tu cuerpo y, mira, voy a coger

y con un poco de magia, ahí podría aparecer

una tercera punta, que eso sería extraño,

porque serían tres puntas y un centro.

-¿Quieres salir conmigo?

-Y eso sería, grr.

-Mira, Melanie, por ti se me salen los ojos.

Oh...

-Ernesto, la verdad es que te quedan muy bien las rayas.

Fíjate, ¿qué tienes aquí?

Oh, un montón de cartas y aquí está el as de...

Ah, no, no está el as de corazones. (RÍEN)

-¿Te acuerdas de cuándo nos conocimos?

(RÍEN)

-Te llevé a un restaurante y te dije:

"Pide lo que quieras de la carta".

Y tú, Marín, me pediste a mí...

-Melanie, te quiero mucho, guapa. ¡Un besazo!

(RÍEN)

(Aplausos)

Recibamos ahora al mago Marín.

Mago Marín fue el segundo nominado, pero se salvó de la expulsión

gracias al apoyo de sus compañeros, es que de verdad,

no hay como tener amigos.

(BSO "Inspector Gadget ")

(Aplausos)

(Continúa música)

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Ovación)

Madre de Dios, pero ¿qué está pasando aquí?

¿Qué está pasando? ¡Bravo, bravo!

Bueno, vamos a hacer constar en acta que que el público se ponga en pie

no va a influir al jurado. (RÍEN)

Marín, Marín.

Blake, ¿por qué no te has levantado?

Bueno, no pregunto, ¿vale? Ahora valoráis.

Me da más miedo... Marín.

Dime.

Acabas de hacer realidad uno de mis sueños,

que es ver dibujos animados en la realidad

porque esto de la impresión, de los rodillos,

nos recuerda a la aventura del Coyote, el Correcaminos,

la Pantera Rosa, así que felicidades, acojonante.

Muy bien.

(Aplausos)

Blake, va, Blake.

Habla, porque...

Qué bonica, qué bonica, señores, de verdad.

¿Tengo razón o no? Qué bonica es Inés, no.

¿Cómo que no? No.

Ha sido increíble lo que acaba de hacer.

En primer lugar, sí, felicidades.

No te voy a negar que el número está elaborado,

está bien hecho, punto, no voy a decirte lo contrario.

Por otro lado, yo creo que el concurso no solamente

se ve en el escenario, también se ve en la escuela, ¿eh?

Y creo que en la escuela estás un poco...

Levantadito de patas.

Yo creo que esta semana he dado mucho en la escuela.

Inés, que es la chica, la fantástica profesora...

En mi clase estuvo fantástico. No es la información precisamente...

En la mía sí. Sí, sí.

Una pregunta, una pregunta más...

(Aplausos)

Una pregunta más. Venga.

Y ya por mera curiosidad, yo entiendo e interpreto

que a la hora de hacer este número,

este es el traje que tienes preparado y organizado.

Este es el mismo traje con el que he salido al principio.

Sí, sí, por eso. ¿Tienes más? ¿Más trajes?

Sí.

Tengo tres armarios de trajes, fíjate.

Pues a ver si lo vemos. Por supuesto.

En los próximos días, porque llevas saliendo dos días seguidos

con el mismo traje. Pero el traje no hace al artista.

Sí, también. Yo creo que no.

También, también, no te quepa ninguna duda.

Y, por favor, no me discutas. Bueno, doy mi opinión.

No, no, no, no, no estás para discutir,

estás para escuchar, punto.

Yo solo una cosita antes de que te vayas, solo rápido,

he sentido que Sandra tiene mucha luz en el escenario,

pero el concursante eres tú, entonces, que no se te olvide un poco

esa parte de que tú tienes que ser

el que demuestre lo que aprendes en las clases y en el escenario.

Perfecto, muy bien, muchas felicidades,

creo que puedes estar muy contento. Muy bien, muy bien.

(Aplausos)

Aplauso para Marín, claro que sí.

Bueno, pues nada, decir que, lamentablemente,

aunque aquí todo parece jaja, jiji,

en la escuela no todo son sonrisas y amor,

hay también sonrisas y lágrimas, sí.

¿Por qué se acuerdan que les dije que tenemos un espejito

que a veces decía cosas?

Pues ha empezado a hacer de las suyas.

Hay un concursante que ha querido aprovechar el espejito

para dar un comunicado a sus compañeros.

¿Qué tal, compañeros?

Me dirijo a vosotros para comentaros que hemos entrado aquí

con mucha ilusión, pero en realidad esto es un concurso

y entonces yo he venido a quemar mis naves aquí.

El primer día vine muy flojito,

quizá para observar un poco

lo que se cocía y lo que había dentro,

y ahora quiero empezar a poner más carne en el asador

y os invito a vosotros a que hagáis lo mismo,

que veo que muchos estáis haciendo magia

un poquito clásica y creo que sería más interesante también

que mostréis vuestra identidad propia,

que mostréis vuestra manera de hacer

porque así creo que podremos hacerlo mejor entre todos

y será más entretenido.

Así que os mando un abrazo y solo es un consejo, ¿vale?

-Qué majo.

-Él no hace una magia tampoco como para dar lecciones de nada.

-Absolutamente nada, nada.

-Pero es un consejo, no es: "Haz esto".

-Pero ¿tú has visto lo que ha dicho? Dice: "Vine a observar".

-Viene a concursar y a ganar.

-Él está haciendo su estrategia quizá y...

-A lo mejor ha sido el único

que ha dicho realmente lo que expresa y...

-Yo pienso que hay mucha gente aquí que no dice las cosas.

-No, lo que yo veo es que, aparte,

ha dicho que hemos empezado flojillos y, bueno, flojillos, flojillos...

-Uy, como él hizo un numerazo en la primera gala.

-Estamos pensando todo el rato que tiene mala fe este chico

y yo creo que tiene buena fe y ya está.

-No, tiene mala fe. (RÍE)

(Aplausos)

Buenas noches y bienvenidos, mi nombre es Óscar Sanjuan

y hoy vengo a hablaros del amor,

pero hablaré del amor al arte, del amor a la ciencia.

Y para ello quiero pasar,

hacer un pequeño viaje a través del tiempo

y me haré servir de unos útiles, como por ejemplo,

este cuadro que tengo aquí y este maletín,

pero no sin antes coger a una persona del público

que me pueda ayudar, por favor, un voluntario.

¿Esta chica? Sí. ¿Puedes venir un momentito?

Un fuerte aplauso para ella. Luis, gracias.

(Aplausos)

Hola, muy bien.

Sitúate aquí, por favor.

Quiero que observéis que tengo un cuaderno

en el que hay una serie de personas ilustres

que han pasado por la vida dejando su huella, ¿vale?

Si no te importa,

con la yema de tus dedos, tu mano izquierda, por favor,

aquí, aquí mismo.

Quiero que toques y que abras por donde tú quieras.

¿Notas el tacto? Y abre tú misma, sí, sí.

Es importante que veáis...

¿Has escogido aquí por algo en especial?

¿Totalmente al azar?

Quiero que veas que si hubieses escogido aquí,

hubiese salido Marie Curie, sin embargo,

si hubieses escogido aquí, Leonardo da Vinci,

pero has escogido aquí por algo en especial, ¿no?

¿Al azar? -Al azar.

-¿Puedes venir conmigo? Si no te importa, te sitúas aquí.

Y quiero que mires el cuadro.

Por casualidad, ¿puede ser el mismo?

Muy bien, muy bien.

Quiero que prestes atención, muchas gracias,

porque ahora te voy a hacer un regalo,

pero será un regalo al final, ¿vale?

Te lo cambiaré por algo, no te importa, ¿no?

Mira, abrimos un momentito para que veas esto,

pero todavía no te lo voy a dar, te lo tienes que ganar, ¿eh?

Es un segundo, ¿eh?

Toma.

Perfecto.

Entonces, lo único que voy a hacer

es dejar aquí un poquito ordenado las cosas, ¿vale?

Y ahora, mira, ven conmigo.

Ay, ¿ves que aquí hay una maletita? ¿La puedes coger tú misma?

Ábrela, ábrela para todos.

Así, mira, yo te ayudo, yo te ayudo. Así, perfecto.

¿Hay algo dentro? -Sí.

-¿Sí? ¿Te importaría cogerlo y mostrarlo?

-Es justamente el libro.

(Aplausos)

Sí, el libro de Nostradamus, las profecías, está bien,

lectura interesante.

Acércate, acércate.

Vas a decirme, vamos a tratar de seguir viajando en el tiempo,

pero esta vez a través de tu propia mente, ¿vale?

Si no te importa, dime "basta" en un punto y yo pararé,

donde tú quieras.

-Basta. -¿Basta?

¿Hay algún párrafo por aquí?

¿Sí? ¿Lo puedes leer para ti mentalmente?

-Sí.

-Importante, la página, el número de la página.

¿Lo recordarás? ¿Seguro? ¿Me das tu mano, por favor?

Estás nerviosa, ¿un poco, no? -Un poquito.

-Ponte un poquito... -Un poquito.

-Habla como de algo caótico,

¿algo como del fin del mundo puede ser?

¿El número de página te acuerdas? -Sí.

-¿Cuál era? -El 123.

-No, no puede ser, no...

No, es que ¿sabes qué pasa?

Que el 123 no está en el libro.

¿Sabéis por qué?

Porque el 123 siempre estuvo en el cuadro.

(Aplausos)

Muchísimas gracias.

Y como lo prometido es deuda, aquí tienes mi regalo.

-Gracias. -Un fuerte aplauso, por favor.

Gracias a ti. Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Muy bien. Felicidades.

Blake, el mentalista de cabecera del programa.

Evidentemente, vamos a ver, yo tengo varias preguntas

y varias cosas que decirte.

Lo primero, el estilo que llevas, el steampunk,

personalmente me gusta mucho, personalmente me gusta mucho.

Está muy de moda o estuvo muy de moda en Estados Unidos

y, de hecho, hemos visto 1000 películas y series

en donde aparecen reuniones de personajes vestidos y disfrazados

como tú, personalmente, insisto, me gusta mucho.

Eh, hablas mucho y haces poco. Sí.

¿Te parece poco?

Hablas mucho y hace poco, uno;

dos, entre tú y yo, y sin que nadie se entere,

repites técnica. Sí.

Ah, por favor, es que te sigo, es que te puedo seguir.

Al espectador nunca se le puede dar ni una sola pista.

He llegado a hacer en un solo número siete técnicas diferentes

para evitar que el espectador pudiera seguirme

por alguna esquina.

Otra cosa más, al margen de que te acompañen

y que vayan vestidos como tú,

¿me puedes explicar qué pintan tus dos ayudantes?

No, no pasa nada, yo lo explico, a mí me falta una mano.

No, no...

No, espera, yo te lo explico, no pasa nada.

Te has servido perfectamente sin necesidad de nada.

Bueno, para poder agilizar el tiempo en el mentalismo

y poder ganarme en estos tres minutos y medio

y poder ofrecer algo de un poquito de calidad,

he tenido que tirar de mis ayudantes para poder apartar elementos,

que no quedara sucio en escena. No, no, vamos a ver,

el maletín con el libro puede estar ahí desde el principio

cómo está el cuadro, perfectamente. Bueno.

El portafolios con la foto de Nostradamus

puede estar exactamente igual colocado ahí

desde el primer momento, punto. Vale, vale.

Y por cierto, te voy a dar un pequeño consejo

si me lo admites, cuando la señora se pone,

cuando tu ayudante, la espectadora, se pone a abrir el maletín

donde está el libro,

¿por qué no te apoyas encima de la mesa?

Si no hay ningún problema.

Bueno... No tienes ningún problema,

no interfiere en absoluto la consecución del número al final.

En todo caso, cuando coge el libro, tú mismo coges el maletín

y lo vuelves a poner a los pies.

Sí, hay a veces que no se ocurren en poco tiempo las cosas y...

Lo arreglaré. Y vuelvo a lo mismo,

y por favor corrige eso, hablas mucho, haces poco.

Poty.

Bueno, Óscar, yo tengo que decirte que me encanta algo de ti

y es cómo te has tomado en serio nuestro programa, "Pura magia",

te lo has tomado en serio de verdad y ahí se curra el número,

la elaboración que has traído de vestuario hoy.

Sí que me has despistado bastante con el tema de la drag,

con el demonio, no aportaban nada a tu número.

Perfectamente podríamos haber puesto dos ayudantes de plató,

dos bailarines, yo mismo podría haberte echado una mano...

Yo sé que a veces, por sorprender, has tirado de medios,

y es una pena porque esto se podía haber montado

una puesta en escena con ellos, interviniendo,

y hubiese sido otra cosa, así que, la próxima semana,

átate los machos.

¿Cómo lo ves?

¿Les quieres contestar alguna cosa, a Blake, a Poty?

Una pregunta, una pregunta, tengo una pregunta,

tengo una pregunta, tengo una pregunta curiosa para ti.

¿Dónde está tu varita?

Pues ha desaparecido. Lo siento.

La magia en este programa está representada por una varita.

Además, hemos dicho muchas veces que la varita

es la llave para poder actuar en las galas.

¿Y la varita? Es un pasaporte.

Ya veremos. Ya, pero...

Cuéntanos qué ha pasado con la varita.

No hay más más ni menos. Es que no lo sé realmente,

y tampoco quiero echar la culpa a un compañero ni nada,

entonces, prefiero, si ha pasado y yo soy responsable, pues...

Pues me lo como yo y ya está. Lo hablaremos en el cónclave,

si te parece bien.

La actitud, al menos, me parece coherente.

Venga, muchas gracias.

(Aplausos)

El siguiente concursante la semana pasada

nos sorprendió mucho, a ver si esta semana también lo logra.

Yo tendría que ganar "Pura Magia" lo primero,

porque soy un hombre trabajador, y quiero a los que me rodean,

soy buena persona, y no porque me lo diga mi mamá.

El personaje, esa cosa chula que...

Que tenemos es el mismo que la semana pasada, ¿no?

Vale. Pues a nivel mágico,

Acheron Delacroix tiene muy, muy poco nivel

y los rivales más fuertes son Nuel Galán y Marín,

que para mí, no son rivales, sinceramente, o sea, son hermanos.

(Música)

Yo estaría feliz y contento de estar con ellos en la final,

pero una vez que estemos allí los tres, pues hombre,

desde luego que me gustaría ganar, pero como a ellos, ¿eh?

(Música, aplausos)

Muy buenas noches, ¿qué tal?

Muy buenas noches, ¿qué tal? Necesito un ayudante,

pero no un ayudante cualquiera.

Voy a lanzar esta carta, y a quien le caiga,

será el elegido. Vamos allá.

Uno, dos...

¡Y tres!

(Continúa la música)

¿Usted, señora? Buenas noches, ¿qué tal? Bienvenida.

No sea tímida, tranquila, relájese.

¿Cómo se llama? Carmen. ¿Conoce la baraja francesa de póquer?

¿Sí? Yo le explico, tréboles, picas, corazones y diamantes, Carmen.

Quiero que pienses una, la que tú quieras.

¿La tienes? -El 7 de picas.

-El 7 de picas. Fíjate que has dicho el 7 de picas,

podrías haber cogido otra carta cualquiera,

pero dijiste el 7 de picas y yo te lancé una carta,

y justo te cayó a ti, y esa carta no es ni más ni menos que el...

-Joker.

-¡El joker, que vale por todas! ¡Fuerte aplauso para ella!

(Aplausos)

No, no aplaudáis esto, no aplaudáis esto.

No aplaudáis esto realmente,

porque esto no es magia, esto es un pequeño chiste,

¿porque tú y yo nos conocíamos de algo?

-No. -¿No nos conocíamos de nada?

¿Estamos compinchados, no estamos compinchados?

-No, no, qué va, qué va. -Pero lo que sí que estamos

es conectados.

(Música)

(Canción en inglés)

(Aplausos)

Claro que sí, muy bien, Alexander.

Se ha quedado tonta para toda la vida ya.

Venga, el jurado, Gea. Mira, tienes la capacidad,

una tremenda capacidad de enganchar, por lo menos a mí,

pero yo creo que también al público, de enganchar y no soltarnos.

Ritmo, energía, fuerza, pero tengo que decir alguna cosita mala,

porque si no, parecería raro.

Recuerda que había que meter el tema del amor,

no he visto el amor, sí, sí, he visto un gestito, un mimo.

-Ella lo sintió, ella lo sintió. ¿A que sí?

-Sí. -Bueno, nada,

si una venerable señora lo ha sentido,

quién soy yo para opinar.

Alexander, a mí me ha encantado que has reinterpretado

que el juego clásico de la carta pescada,

y esa es una obligación que tenemos los magos,

de adaptar la magia a nuestra personalidad

y a los tiempos modernos. Este podría ser perfectamente

la carta pescaba del siglo XXI, y eso me ha gustado muchísimo,

así que, enhorabuena. Muy bien.

Yo tengo algo que contar. Felicidades.

Tengo algo que decirte. Profesionalidad te sobra,

sabes que gustas, que enganchas, sabes que tienes...

Te recuerdo que son nueve, estas haciendo más de lo mismo,

la vez anterior hiciste manipulación con cartas,

esta vez has vuelto con las cartas. ¿Sabes hacer algo más?

Mentalismo. Quiero verlo.

Mentalismo. Quiero verlo.

Ahí hay un reto, ¿eh?

Te lo apunto para la semana que viene.

En el programa. Hombre, claro.

Quiero verlo. Vale.

Venga, pues ya está. Aplauso para Alexander.

(Aplausos)

Claro que sí, sí, señor.

¿Saben qué pasa? Que pasa que... Me gusta la gente que acepta retos

está muy bien, el tío es bueno, pero más.

Quiero más, que ya no quiero cartas. Blake, pero no te enfades.

Pon el corazón delante, ponle el corazón aquí, ya está.

Ya está, ya está, pónselo, pónselo.

Que lo vuelve negro, que lo vuelve negro.

Esta es una frase buena, vuelta la burra al prado.

Que estamos buscando al mejor, que hay que apretarles un poco,

que son buenos, caramba, que lo están demostrando.

Claro que sí, claro que sí. Nos gusta mucho que pongáis retos

y que le digas: "La semana que viene, qué me vas a hacer?".

Así me gusta, pero esta gala va del amor, como ya pueden ver,

en el jurado todo el mundo se quiere, es una maravilla, ¿no?

Entonces, en la escuela también. Están empezando a nacer cosillas...

Pues eso, ponme la mano aquí.

¿A qué no notas nada? No.

Pon la mano aquí. ¿Qué notas?

¿Eh? ¿Qué notas ahí? ¿Diferente? Sí.

("Je t'aime..." Jane Birkin)

(Aplausos)

Hola, buenas noches. Hoy voy a hacer uno de los números de escapismo

más difíciles del mundo de Houdini.

Él lo hacía con un saco de doble cierre,

yo lo voy a hacer con un saco de doble cierre

y una bolsa de basura. ¡Ah, una bolsa de basura! Sí, sí.

Así es que vamos allá.

Espera, espera, me voy a sacar la chaqueta.

(PÚBLICO) ¡Hala!

-Vais a la parte que quema,

lo hago porque con la bolsa no transpiro y yo pues transpiro.

¿Vale? Vamos allá.

Espera, espera, espera, espera, ya que estamos...

Sácame la camisa y...

(PÚBLICO SILBA)

-Ahí, que no se arrugue, ¿eh?

Lo hago porque por tres minutos de número,

pues no me voy a arrugar la camisa. Espérate, espérate,

que la señora lo está pidiendo, la de la segunda fila.

Va, venga, ten.

Ya está, ten.

Perfecto. Y ahora sí, de esta manera, subimos la audiencia, ¿verdad?

Bueno, para todos aquellos que están atrapados en el amor,

mi consejo es que escapen.

(Música)

Desátame.

¡Ah!

Porque no hay en mi vida un martirio que dure más,

ahora yo te voy a olvidar.

Voy llorando en un taxi,

no importa la dirección,

dejando atrás

aquella historia de dos.

Amor, ya ves que me faltas tú,

y ahora te falto yo.

Desátame o apriétame más fuerte,

pero no quiero que me dejes así.

No pararé, me muero por tener

algo entre tú y yo, algo contigo,

ay, amor.

(Aplausos)

Sobreviviré,

buscaré un hogar

entre los escombros

de mi soledad.

Paraíso extraño

donde no estás tú,

y aunque duela, quiero libertad.

Aunque me haga daño.

Están los candados puestos, ¿eh?

Están los dos candados puestos. ¿Y por delante está?

Mira, mira.

(Aplausos)

Qué barbaridad, qué bonito espectáculo.

¿Blake está sonriendo? Pero yo creo, Gerard,

si el gran Houdini levantase la cabeza,

se vuelve a morir del susto.

El que se ha muerto soy yo. Qué barbaridad.

Porque empieza muy bien, nos has entusiasmado de entrada,

nos has enganchado, y de repente,

ese momento capullo, gusano de seda, crisálida...

¿Qué pasaba? O sea, ahí se me ha caído...

El número al suelo, nunca mejor dicho.

A mí, no, me ha encantado, he sufrido al verlo,

porque no sabía lo que estaba pasando.

Pues eso, momento crisálida. Bueno, yo he hecho mucho escapismo

y siempre como que superar las expectativas

que pone el espectador. Has creado una imagen final muy bonita...

(RÍEN)

Lo mío son las imágenes.

(Aplausos)

Mira, has tenido...

Has tenido... Este detalle, este detalle

es impagable, esto. Lo primero de todo,

lo primero de todo, Gerard, tú, vestido, ganas mucho.

Eso entre tú y yo, entre tú y yo.

Lo segundo, por hacer un gag, perdiste el ritmo.

Por hacer un gag, perdiste el ritmo.

Más vale comerse el gag y pasar al siguiente

que perder el ritmo. Estamos de acuerdo.

Ya se había ido la ayudante y yo, es que te he visto en el ensayo,

y en el ensayo era "¡eh!", y no la dejabas moverse

más allá de dos pasos, le dio tiempo a irse

hasta la rambla y volver, desmaquillarse

y volverse a maquillar. Personalmente, a mí,

no me aporta nada lo de la bolsa de plástico,

la bolsa de basura de plástico, porque, aunque efectivamente,

yo estoy viendo que esto es una bolsa bien recia

y bien cerrada por todos los lados con un buen candado,

si rompes la bolsa de plástico, pues a lo mejor alguien

puede pensar que, de alguna manera, tú puedes romper esta bolsa

y volver a colocarla. A mí, personalmente, ese tema,

esa forma, no me gusta, y luego, entre tú y yo,

si no estás enamorado, a punto, porque repites la atadura.

Te doy un libro con 500 diferentes ataduras

para las muñecas. A ver si es verdad,

que soy catalán y no lo voy a pagar. Regálamelo.

(RÍEN)

(Aplausos)

Y firmado. -Ya, pero no deja indiferente.

No deja indiferente.

Bueno, ya puestos, como yo también soy catalán,

si traes dos, también va bien. Bueno, yo soy de Madrid,

pero también me traes. Claro, claro.

Oye, yo quería hacerle una pregunta. Antes hemos visto el vídeo del amor,

¿y está naciendo el amor de verdad en tu interior o qué?

No seas cotilla, hombre. Hombre, claro que soy cotilla,

es lo que más me interesa a mí esto. No lo habíamos notado nadie.

-Te voy a contestar, Lari. Esto lo vais a saber

de aquí a tres programas. No...

Te puedo rebatir esto. Lari, yo puedo rebatir eso.

El amor ha surgido ya.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Vaya por Dios, pues mira. Cuenta, Poty.

Igual no es el momento ni el lugar. Igual no es el momento.

Facilidad y rapidez para desnudarse, la tiene, eso lo tenemos claro.

Con lo cual, ya le está facilitando...

Me encanta. Poty, Poty, Poty.

¿Por qué hablas con esta seguridad? ¿Yo?

Sí. ¿Qué has visto? Hombre, porque también trabajo

durante la semana con ellos, y a ver, ayer ha habido

un momento muy potente en la sala de ensayo.

Bueno, el corazón de él palpitaba de una manera diferente

a mi corazón.

(TODOS) ¡Oh!

No recuerdo el nombre... Melanie, Melanie.

Cómo os gustan los violines y trompetas, de verdad.

Bueno, un fuerte aplauso para Borrell. Muchas gracias.

(Aplausos)

Llévate la basura, llévate la basura, por Dios,

no la dejes aquí, con ese plató tan bonito.

Pues vamos a recibir ahora a nuestro mago más jovencito.

No es jovencito solo, también es gallego,

y tiene más detalles, ¿no? Por ejemplo, es tímido,

buena, yo lo veo muy tímido, y él, que no, que no, que no,

por activa y por pasiva.

¿Eres muy tímido? Muy tímido. O sea, en el casting

yo te vi muy echado para adelante, y te veo aquí estos días

en la escuela como que no existes. A ver, son primeras impresiones,

claro, por eso estoy así. Lo que pasó fue que, claro,

son emociones nuevas para mí, sensaciones nuevas, y todo eso,

me crea como una barrera, pero no soy tímido.

-Si no te crees tímido, tienes que hacérmelo ver.

(Música)

Necesito que te sueltes más, ¿vale?

(Aplausos)

Muy buenas noches.

Hoy os quiero contar

una historia de amor, ¿vale?

Y es que en este programa me he enamorado.

(PÚBLICO) ¡Oh!

Es cierto, es cierto. Me he enamorado de una chica

que ya forma parte del elenco de baile, la habéis visto

en varias ocasiones, solo que hoy la vamos a focalizar un poquitín.

Importante, quiero recalcar que no sabe nada,

no sabe lo que va a ocurrir, simplemente hemos preparado

una pequeña coreografía, pero de la magia, la desconoce, ¿vale?

Y no voy a seguir hablando de ella. Dicho esto, le vamos a dar

un fuertísimo aplauso a Elena.

(Aplausos)

Un besito. ¿Qué tal, guapa? ¿Bien?

¿Estás bien, sí? -Sí.

-Bueno, Elena, ¿a que es cierto que tú y yo no nos conocemos?

O sea, nos conocemos pero no sabes lo que va a ocurrir.

-No, ni idea. -Perfecto, perfecto.

¿Te parece bien que hagamos una pequeñita prueba del amor?

-Venga. -¿Sí? Con la baraja de póquer,

picas, tréboles... ¿Sí? ¿Te parece bien?

Pues elige una carta, la que tú quieras.

Mírala, enséñasela al público, incluso a mí, porque da igual

que yo la sepa, porque vamos a ir un poquito más allá

y te voy a pedir que la firmes.

Te puedes apoyar allí, en la mesita.

Como tú quieras, hazle pues un garabato, tu firma, tu nombre,

lo que sea. ¿Sí, está? A ver, vamos a enseñársela.

¿Se ve bien? Sopla, sopla un poquitín.

Ahí, para que seque.

Y te voy a pedir una cosa, Elena.

Mira, te voy a pedir que la mantengas con los dientes, ¿te parece?

-Vale. -Vale, perfecto.

La cojo así. Vamos a doblar...

Y así, que la muerdas.

¿Estás cómoda? Libérate el pelo, míralo siempre, que sea muy clarito,

y ahora, teniendo tu carta, voy a elegir una para mí,

y me vas a mandar parar, porque como no puedes hablar,

lo hacemos con la mano, ¿vale? Entonces yo voy a lanzar cartas

y cuando tú quieras, pones la mano, y yo me paro.

-Ya. -¿Ahí?

Vamos a ver qué ha salido.

El 2 de corazones.

Esto ya significa algo, ¿no? Esto ya significa algo.

Tú habías firmado... ¿qué carta era?

-El 8 de... Trébol.

-Trébol. Pues yo voy a firmar el 2 de corazones. ¿Te parece?

Vamos a poner, por ejemplo...

Da... Vid.

Así, que se vea. Como no puedes soplar,

le soplo yo un poquitín.

Y voy a hacerlo igual que tú, las vamos a colocar exactamente,

a doblarla, y la voy a poner así, en los dientes, muy clarito,

esto ya no va a hacer falta para nada...

Ahí queda. Vente, vente, vente,

porque tú tienes tu 8 y yo tengo mi 2

y vamos a pedir música.

(Música, aplausos)

¿Me sigues, me copias?

("Kiss me", Sixpence None the Richer)

(Aplausos)

(Continúa la música)

¡Caramba, nene!

Qué alegría, ¿no? Muy bien, felicidades.

Mira, yo creo que... Número sensible...

Jurado, ¿qué opináis? Gea.

Mira, yo agradezco mucho

a Poty el trabajo que ha hecho con la coreografía,

agradezco que te hayas atrevido,

pero tú tienes que poner los límites como mago en una coreografía.

No puede ser que haya tal... Tal y como es el juego,

no puede haber tanto baile, tanto acercarse,

porque tú puedes haberlo cambiado sin nosotros darnos cuenta.

Pero hay que tener ese cuidado, porque un coreógrafo

está para potenciarte, y Poty lo hace increíble,

pero tú tienes que poner los límites como mago para que no se pierda

en ningún momento la imposibilidad del efecto.

(Aplausos)

Por alusiones, por alusiones,

maestro, yo creo que los límites están puestos de sobra,

es más, hemos metido una steady, que es la cámara que gira al compás

para que en ningún momento se pierda de vista las cartas,

se pierda de vista las cartas para que todo el mundo

compruebe de que no se las han podido cambiar,

por eso está todo estudiado, y tengo que decir

que a partir de ahora, eres el camaleón de la academia,

macho, porque vaya cambio, vaya transformación que te has hecho,

de una semana a esta, felicidades.

Y ese es el camino, ese es el camino, David.

Inés. Y además David se ha adaptado

perfectamente al reto que te hemos puesto esta semana,

que en tan poco tiempo lo ha hecho muy bien, muy bien,

pero también te digo otra cosa. La semana pasada te vimos

haciendo cartas, y esta también. Te propongo para la semana que viene

que nos presentes otro registro, porque estamos buscando

al mago más completo y queremos verlo. Pero muy bien.

Muy bien. Pues muchas felicidades, David.

¿Estás contento? Sí.

Qué manos más frías. Un comentario, un comentario.

La primera, enhorabuena, porque por lo menos,

sacas un picotazo con una tía estupenda,

y lo segundo, lo segundo, y esto es lenguaje,

no se dice fuertísimo, se dice fortísimo.

Nada más.

Pues apréndetelo, y apréndetelo fuertísimo.

No se te va a olvidar más. -No, nunca, nunca, para siempre.

(Aplausos)

Muchas gracias, gracias, David. ¡Fuerte el aplauso!

Qué alegría. Bueno, hablando de alegría,

ahora viene otra alegría, Acheron Delacroix.

Digo alegría, porque yo no sé qué pasa, pero cada semana,

tenemos pollo en la escuela.

Si te parece bien, me vas a hacer la master prediction.

Vale. ¿Sí? Pero tienes como encargo

subrayar el efecto, que no te ocurra como la gala pasada,

donde el efecto quedó muy, muy flojo.

¿Sí? Vas a ensayarlo con Pardo.

(Música)

Si oigo gritos ya vendré a ver qué pasa.

¿Qué es lo que te puso nervioso?

-El... El momento bochorno con Blake.

O sea, me bloqueé totalmente, se me borró todo,

todo el guion que tenía ensayado y lo que tenía preparado,

me quedé totalmente bloqueado. -Pues no te puedes bloquear,

porque luego te bloqueas en el escenario y me das una mierda.

-También porque cuando fui a salir, me encontré que tenía las...

Las fotografías dentro de los sobres y tal,

y fue como: "¿Qué ha pasado aquí?".

El responsable del material eres tú,

o sea, tu material es lo que vas a utilizar.

Es una de las cosas que aprendí en ese momento, dije...

Pero tienes que... Tenía que haber revisado antes.

Sí, pero tenías que haberlo traído aprendido de casa esto.

Antes que de Eduardo y mis compañeros podría dudar de algún profesor.

-¿Y por qué no revisas el material antes de salir?

-Pues porque confiaba que está... -Pues no, no confíes. No confíes.

-Es que yo no me atrevería a señalar a nadie,

podría haber sido perfectamente Lari para ponerme a prueba.

Es que podría haber sido cualquiera.

Estás como con el volumen apagado. Mira cómo estás ahora.

¿Vale? Estás...

Como diciendo: "Bueno, todo me da igual,

jugando con la varita...". ¿Sabes que cada movimiento

que estás con la varita, ahora mismo, le estás restando importancia

a todo lo que yo te estoy diciendo?

-En el número de esta semana voy a cerrar por lo menos tres bocas.

Digamos que la de Pardo,

por lo que ha pasado en clase,

la de Blake, porque dijo que no había visto

a Acheron Delacroix, no me había visto al completo,

que tenía totalmente la razón, y la de Poty,

de hecho, la voy a abrir, la de Poty la voy a dejar abierta.

(Aplausos)

(Música)

Hola a todos. He traído hoy conmigo esta estructura

que es una escultura que representa el todo.

En él, es un globo, en el que se encierran las energías,

se encierran las ideas, se encierran los pensamientos.

Vamos a convertirlo en un vehículo,

un vehículo para iniciar un viaje, y parte de este viaje

está encerrado en su interior. Poty, ¿me quieres ayudar?

Claro.

Qué miedo.

(Aplausos)

¿Qué hacemos? Te voy a pedir, sujeta por aquí,

que me ayudes a taparlo. A taparlo, vamos allá.

Lo vamos a tapar de esta forma

porque así encerramos

las energías en el interior del globo.

Se cierran las energías con la tela, OK.

Y lo convertimos en un globo aerostático

que funciona con la mente. Venga.

Quiero que te imagines que estás dentro de este globo,

y que empieza el ascenso, y conforme asciendes,

llegas a un castillo en las nubes.

Sales del globo y entras en este castillo.

Hay una cantidad enorme de galerías, pero te detienes delante de una

de ellas que te llama especialmente la atención.

Es una galería que está repleta de libros,

los libros más solemnes de toda la historia de la literatura.

Libros de romance, libros de aventuras...

Quiero que cojas uno de ellos, el que tú quieras.

Haces el gesto. Hago la acción de coger el libro.

Este, por ejemplo. Este. ¿Cuál es este libro?

"Las aventuras de Tom Sawyer". "Las aventuras de Tom Sawyer".

Mira, te voy a pedir que además, lo anotes aquí, en la pizarra.

¿Aquí? Exacto.

"Aventuras de Tom Sawyer"

Es un gran libro, un libro que marca la infancia

de muchos niños, sobre todo, de los niños que leían libros.

Actualmente es una pena, porque los niños han perdido esa fuerza.

¿Lo tenemos?

Perfecto, no te preocupes. Ahí está.

Bien. De este libro, te voy a pedir, Poty...

¿Dónde tienes el libro? El libro lo tengo aquí.

Quiero que abras por una página, la que tú quieras.

Venga, aquí. ¿Está qué página es?

La 22. La 22. La página 22.

Perfecto, pues lo vamos a anotar también, página 22.

(Continúa la música)

Página 22.

Bien... Me pierdes el libro. No, no.

La página 22, y de esta página, la página 22,

quiero que selecciones, que busques el nombre de algún personaje.

Del libro. Sí.

Bueno, Jim. Jim, Jim, está claro, Jim.

Clarísimo, es el amigo de Tom Sawyer.

Anótalo, anotas Jim. ¿Pongo Jim?

Y te voy a hacer una pregunta más, Poty.

¿Este libro lo tienes tú en casa?

Sí, sí, claro. Lo tienes, es de tu colección.

Cuando era muy crío, lo tengo ahí, guardadito, antiguo.

Teniéndolo, lo que quiero yo es hacerte un regalo.

Quiero que cuando puedas hojear ese libro,

cuando lo vuelvas a leer,

que no olvides este momento en tu vida.

Venga. Vamos a intentar algo,

vamos a descubrir el globo,

vamos a descubrir el globo...

(Música)

Vamos a descubrir el globo.

¿Te ayudo? Eso es.

Ahí está.

(Aplausos)

Poty, te voy a pedir que cojas el sobre,

que cojas ese sobre. Este sobre.

Lo abras...

y leas el contenido.

Macho, está cerradito, cerradito, ¿eh?

A ver.

¿Hay algo más? No, una nota.

¿Puedes leer claramente? Sin gafas... Sí.

Llegado a este punto, quiero mostrar mi amor por la literatura.

Mi libro favorito es...

"Las aventuras de Tom Sawyer",

en concreto, me apasiona lo que le sucede a Jim.

En la página 22... Bueno.

¡Bravo!

(Aplausos)

Poty... (EMOCIONADO) Pero, tío.

Esto es un regalo que espero que recuerdes.

Espero que lo recuerdes y que lo mantengas...

Estoy impresionado. Para el resto, muchísimas gracias.

(Aplausos)

Impresionante. Y recuerden,

el destino a veces puede estar marcado.

Muchísimas gracias a todos.

(Aplausos)

Bueno, bueno, bueno, bueno.

(Aplausos, vítores)

Muy bien, Acheron.

Sí, hay que darle caña, ya verás. A ver, a ver, a ver.

Muchas gracias, Acheron. Vamos a valorar tu número,

creo que tocaremos algún tema más, incluso.

¿Quién quiere empezar? Yo solamente una cosa, perdona.

Gracias por el regalo.

Nada más. De nada, gracias a ti.

Gracias.

(Aplausos)

Inés, adelante.

Acheron, tienes una imagen bestial en escena,

pero se desinfla al hablar,

porque te expresas como cualquier otro mago.

Creo que te deberías currar este tema, porque presencia tienes,

pero no es coherente, no es coherente tu presencia,

como te expresas. De acuerdo, gracias.

Así que, a trabajarlo. Gracias.

Bueno, Blake.

(Aplausos)

¿Te suena el guion de una gran librería, una gran biblioteca,

imaginas que coges un libro? A mí me suena muchísimo.

A mí, personalmente, a mí, personalmente, me suena muchísimo,

y creo que a ti también te tiene que sonar.

Bueno, eh... No.

Si me... No, no, no. No, por favor.

No empecemos a contestar.

A mí me suena muchísimo.

Creo que sabes perfectamente de lo que estoy hablando contigo.

Por supuesto.

No tengo por qué descubrir nada más a nadie más.

¿Puedes concretar un poco? Sí, el guion es mío.

Ah. Punto.

¿Por eso lo conocías? Por eso lo conocía.

Ah, vale.

Es exactamente, es exactamente...

(PÚBLICO) ¡Oh!

-Blake, exactamente, no, está cambiado.

Perdón, no empecemos.

¿Vamos a tener que ahora sacar papeles,

y demostrar que lo tengo registrado, palabra por palabra,

y que has cambiado las dos últimas palabras del último párrafo?

¿O hablamos de siete compases, como en música,

que si son seis y medio, ya no es plagio?

Vale, dejémoslo ahí.

Lo reconoces, por eso lo que te dice Blake.

Reconozco que puede parecerse en la parte

de que es un test del libro sin libro,

reconozco que sí que es verdad que se pide que imagine el espectador

dentro de una biblioteca, pero a partir de ahí, desde lo del globo,

todo es... A partir de ahí, cambia.

Te voy a preguntar algo a propósito del juego.

En ningún momento hablas del sobre que está colgado

dentro de ese globo aerostático.

Hablo de que cierro parte del viaje.

Cierras parte del viaje, pero no hablas, no mencionas el sobre,

no marcas la atención sobre el sobre en ningún momento.

No sé si vosotros habéis oído alguna llamada particular de atención

sobre el sobre, pero en ningún momento marcas la atención

sobre el sobre, más allá que tener, en una estructura,

algo colgando, que después me entero que es un sobre.

Con lo cual, el planteamiento inicial es bastante erróneo,

desde ese punto de vista, creo que al espectador hay que marcarle

que ahí hay algo que va a tener que ver, probablemente,

con algo que ocurra a posteriori.

Y ahora te quiero hacer una pregunta más,

y esta es mucho más seria. ¿Dónde tienes tu varita?

La tengo...

¿Me la puedes enseñar, por favor, si no te importa?

Sí, sí.

¿Me la puede traer? Sí, sí, vete a por ella.

Vete a por ella.

Mira, está aquí. Está aquí, no te vayas.

Acheron, la tienes aquí, en la cámara.

Creo que te la traen aquí. Aquí, en la cámara.

Aquí, muy bien. ¡Óscar!

(Aplausos)

¿Es tu varita esta? Óscar, ¿serías tan amable de venir?

Es la varita que tenía yo en mi maleta.

Óscar, estoy llamando a Óscar. Óscar Sanjuan, al escenario.

Óscar, ¿podrías venir al escenario un momento?

De momento, oímos de tu boca que esta es la varita tuya,

que tenías en tu maleta. Sí, correcto.

Óscar Sanjuan.

Buenas noches, colócate aquí, si eres tan amable.

(Aplausos)

Bien.

Lo que voy a decir es muy serio, muy serio, y sobre todo, muy duro.

Tengo la fortuna de estar leyendo un maravilloso libro

a propósito de un señor al que llamaron "El ángel rojo",

que siendo anarquista, y director de la cárcel Modelo de Barcelona,

independientemente de la ideología política que tuvieran los presos,

se colocó delante varias veces del pelotón de fusilamiento,

y consiguió evitar que mataran a mucha gente.

Este hombre decía una cosa muy seria,

que se puede aplicar en estos momentos en este programa:

"Se puede morir por la magia, pero no se puede matar por la magia".

¿Estás seguro de que esa es tu varita?

Es la varita que le he mostrado a Óscar,

la tenía dentro de mi maleta. Yo la perdí esta semana.

Es curioso,

porque yo tengo aquí una varita que dice: "Acheron Delacroix".

Toma, Óscar.

Lo siento, tío, te prometo que yo no he metido esa varita en mi maleta.

-No pasa nada.

-Me están jugando una encerrona.

Un momento, parece que estemos hablando de tonterías,

una varita para un mago es una cosa muy seria.

El que pierde la varita, pierde el programa.

Un momento.

En el cónclave os dije que la varita era la llave

que os permitía actuar en la gala. No tenerla es motivo de expulsión,

porque no puedes actuar en la gala si no tienes varita.

(PÚBLICO) ¡Oh!

No, aquí, aparte de oh, y ah,

a lo mejor sospechamos que ha pasado una cosa muy fea,

porque cada varita tiene su nombre escrito.

Esta varita no tiene nada escrito, alguien lo ha borrado.

Esta varita fue encontrada por una persona de producción, tirada,

en una de las partes de este estudio.

¿Puedes ir a buscar tu varita, por favor?

Y ahora, me gustaría que nos dieses tu opinión,

de qué es lo que crees que ha ocurrido,

independientemente de que nosotros tenemos que deliberar sobre el tema.

Eh...

Sinceramente, no sé si alguno de mis compañeros,

si alguien del equipo, no sé absolutamente lo que ha sucedido.

Yo solamente, que llevo desde el miércoles, que llegué aquí,

y empecé a montar ni estructura, que perdí la varita.

Y la pregunta que yo hago, si perdiste la varita,

¿cómo es que tenías otra? Hay otro tema.

Lo estoy explicando.

A mí me parece que como director de la escuela,

os dije que quería saber todo. Si tú pierdes la varita,

lo primero que tienes que hacer es decírmelo a mí.

No solo no me lo dices, sino que pasa todo esto sospechoso,

y lo peor es que ahora dices que a lo mejor tus compañeros,

o a lo mejor alguien del equipo. No me parece bonito.

Óscar, elegantemente, no ha denunciado a ninguno de sus amigos,

hoy compañeros, y tú sí, y eso no suena muy bien.

-Óscar sí ha comentado algo de los compañeros.

-Yo lo he comentado con él directamente,

yo le he dicho que me dijese, por favor, la verdad.

-Yo, Óscar... -Yo le dije que sospechaba de él,

y fui directamente a él, y él me dio su palabra de que no.

"Si se encuentra la varita, sabré si me has traicionado, o no".

-Por supuesto. ¿Tiene tu nombre?

¿Tiene tu nombre? Está borrada.

¿Borrada? No tiene ningún nombre.

¿Hay malicia, entonces? No lo sé, pero no soy tonto.

Está borrada. Y a mí me duele.

Dejémoslo estar. Es un compañero, confiaba en él.

Dejémoslo estar. Es así.

Es una varita, es de madera, pero el valor es simbólico,

y en este programa, en "Pura magia", es muy importante.

Hablaremos de este tema ¿de acuerdo? Muchas gracias, podéis iros.

(Aplausos)

Si quieres que te diga la verdad... -¿Te soy sincero?

-Lo único que no soporto es la traición.

-Por favor. -Te lo juro.

Antes, me voy del programa, o lo que sea, pero me has jodido.

Te lo digo de verdad. -Óscar, por favor.

-Es un concurso. -¿Cómo te voy a quitar la varita?

-No tengo muchos amigos... -¿Cómo te la voy a quitar?

Me he alegrado al verla en la maleta.

-Mira, hermano...

-La maleta no la he abierto desde el miércoles.

-¿Sabes qué me fastidia? No estaba el nombre.

Eso es intención, tío. -Eso es lo que más me jode a mí.

-Entonces, ¿por qué estaba en tu maleta?

-Yo no he tocado la maleta. -No voy a permitir, de verdad, tío...

No soy tonto, y aquí, yo no sé lo que ha pasado, y no te voy a decir nada,

pero me duele la situación. -Es más.

-¿Te digo una cosa? He salido con nervios,

sabía que me iban a decir algo de la varita,

he aguantado el bochorno delante del jurado.

Te lo juro, no me lo he merecido, me he trabajado el número,

y me he encontrado diciendo: "Hostia, de verdad, me ha jugado".

Hermano, te lo digo de verdad, tío. -Sabes que he estado apoyándote

todo el rato con el tema este. -El apoyo se ve en el momento clave,

y en este momento, no lo he tenido. Yo no te puedo decir nada más.

-Los que no lo sabemos, somos nosotros.

-Pero tampoco podéis...

-En ningún momento tienes que culparnos.

-Es que no sé a quién culpar.

(HABLAN A LA VEZ)

-Lo que digas aquí está muy bien,

pero lo que has dicho allí, es otra cosa.

Nos hemos quedado un poco...

-Tengo mi varita, no me la voy a ganar

porque te la robe o me la quiten.

Mi varita me la voy a ganar por lo que estoy haciendo.

-Luego le ponemos el nombre, y ya está.

-No, pero es que lo han borrado. Lo que realmente me jode...

-Pero si se borra... ¿Hola?

(HABLAN A LA VEZ)

-Mira, miren. -Bueno, es igual, no pasa nada.

-Para la próxima te haces una marca aquí,

como yo tengo, y así no te pasará eso.

-Mira las puntas de Melanie. -Sí, pero queda texto.

-Pero porque el texto está recién escrito de nuevas,

porque se nos borra a todos, lo tenemos en las manos todos.

-Vale, bueno, ya está.

(Aplausos)

Vaya, vaya, vaya.

Vamos a cambiar un poco el tono, vamos a recuperar la alegría.

Como os contaba antes, en esta escuela celebramos cónclaves.

Los cónclaves son las ceremonias mágicas donde se tocan temas

a veces buenos, y a veces malos.

Pero el otro día tocamos uno bueno, uno que a mí me encanta,

estamos hablando de la inmunidad, eso que le damos a un alumno

porque se ha portado bien, lo ha hecho bien, por su actitud.

Significa que no podrá ser nominado en la gala.

Vamos a verlo, pero también quiero añadir una cosa,

porque este alumno inmune, además hoy va a tener una sorpresa:

digamos que no va a actuar ni solo, o sola.

No os lo toméis mal si no sois inmunes.

Intentaré que la inmunidad vaya rotando, pero esta primera semana,

yo creo que la persona que más se lo merece es Jéssica.

(Aplausos)

Estoy superfeliz de ser la inmune esta semana.

-Creo que como tiene una actitud muy positiva continuamente...

Pero es que eso es muy aburrido, estar siempre diciendo happy.

-Seguramente mis compañeros han tenido algo de envidia,

al recibir la noticia de que yo soy la inmune y ellos no,

porque a mí me sentaría exactamente igual.

-Claro, porque todos queremos ser inmunes.

-Los que parecen débiles tienen la inmunidad,

y los que parecen duros, estamos trabajando a muerte.

-Yo creo que no me perjudica el hecho de ser inmune.

(Aplausos)

("Nessun dorma", Giacomo Puccini)

(Aplausos, vítores)

¡Bravo!

Qué maravilla, qué maravilla. Muchas felicidades, Jéssica.

Qué lujo, ¿eh? Qué lujo.

Bienvenido Dani Diges, directamente desde Brasil. Fuerte el aplauso.

"Muito obrigado".

¿Qué estás haciendo en Brasil? Cuéntanos.

Estoy haciendo "Los miserables", me fui en enero,

y estoy haciendo Jean Valjean, el protagonista, en Brasil.

Muy bien, ¿supongo que de ahí el cambio?

Sí, por eso el pelo rapado, hago de Jean Valjean, el protagonista.

Estoy feliz, venía una semana aquí, a ver a mi familia,

me han llamado y me han dicho: "¿Quieres cantar? Vamos a cantar".

Además, un "Nessun dorma"... Claro que sí, claro que sí.

Con ella, guapísima, muy bien, ¿eh?

Hombre, tú. Nada, feliz, feliz.

Como es un programa de magia, te pregunto, has vivido muchas cosas,

¿una cosa mágica que hayas vivido?

He tenido muchos, pero uno de los más bonitos,

fue cuando nació mi primer hijo. Claro.

Cuando me lo pusieron en las manos, le vi esa carita...

(PÚBLICO) ¡Oh!

-Y otro, cuando nació el segundo, que me dejaron sacarlo a mí.

¿Ah, sí? Me dejaron sacarlo a mí, así.

Fue una cosa como... Qué bonito.

Fue impresionante, ¿no? Esos dos momentos han sido muy mágicos.

Muy bien, muy bien.

¿Algo chiquitito?

(PÚBLICO RÍE)

Era la pregunta obligada, ¿no? Algo chiquitito...

Ah, mira, algo chiquitito, una carta que...

¿Esto es una se...?

No, es una tarjeta que me han dado antes para...

No, otra tarjeta que me han dado, también.

Tiene muchas cosas. Parece que soy mago yo también.

Viene de Brasil, entonces, el jet-lag...

¿Qué significa esta carta?

Me he encontrado en el pasillo al venir un 2 de picas.

No sé, al ser una escuela de magia,

a lo mejor le meto un pollo a alguien, por tirar cartas.

(RÍEN)

Muchas gracias. Fuerte el aplauso para él,

gracias, Dani, un placer. Un placer.

(Aplausos)

¡Guapo!

Gracias, hasta siempre, Dani.

Chao, muchas gracias.

Ven aquí, Jéssica.

Bueno, tú eres inmune, te hemos hecho este regalo.

Te hacemos este regalo precisamente porque eres inmune,

para no cometer injusticias. Vamos a valorarla igualmente,

¿os parece bien? Sí, sí, sí.

No la podéis echar, porque os veo las caras.

Jéssica, el público no conoce el problema que tenemos los magos

con los aros chinos, y es que suenan fatal, hacen un ruido horrible.

Y tú lo has resuelto muy bien, haciéndolo musical,

y haciéndolo despacito, como Luis Fonsi.

Así que enhorabuena, porque lo que acabamos de ver, es pura magia.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Mira, yo, normalmente, tengo aquí mis notas, apunto,

tengo una memoria como la tengo,

y se me ha olvidado el boli, los apuntes, la mesa...

Que solo he estado contigo, con la música, y con el arte, muy bien.

-Gracias. Felicidades.

¡Muy bien!

Gracias.

Perdona. ¿Estás contenta?

Blake, di, di, di.

Es la primera vez que voy a decir esto,

y espero que no sea la última, como es lógico,

porque espero que no sea la última.

Yo, como sabes, soy mentalista, con lo cual, hechos, números visuales

prácticamente no tengo.

Tengo tres o cuatro, muy justitos, muy cortitos, y suficientes.

Me has dado envidia.

Menos mal.

Me has dado envidia. Ah, qué suerte.

Me han estado envidia. Primero, el "Nessun dorma"

probablemente es una de las arias que más me emociona, personalmente.

Probablemente es una de las que más me emociona.

Has tenido una plástica, un estilo, y una clase, excepcionales.

Me has dado envidia. Muy bien, Jéssica, felicidades.

De corazón. Estás contenta, ¿no?

Muchas gracias. Ve con tus compañeros.

Gracias, Jéssica.

Esto será para mí, como decía Lari,

sin duda, un momento mágico para recordar toda la vida.

Vamos a ver, porque me apetece ver qué está pasando aquí detrás.

¿Tenemos al backstage, por favor?

Amigos y amigas del backstage, ¿estáis vivos?

¿Podéis comunicaros con nosotros?

Aquí estamos. Hombre, hola.

(GRITAN)

¿Cómo estáis? ¡Feliz año!

-Qué bonito.

No tiréis confeti, que hay que pasar el aspirador.

Llegas tarde. -Vas tarde.

¿Estáis contentos? ¿Qué se respira? Mucho.

Los que habéis salido ya estáis tranquilos, ¿no?

Acheron, ¿estás más tranquilo ya? ¿Estás más relajado?

Sí, estoy más tranquilo. Ha habido un momento tenso.

¿Qué ha pasado? Bueno, que han pasado cosas y ya.

-Me dio su palabra de que no. Entonces, cuando vi

que en la varita estaba borrado el nombre...

Se entendía un poco mi nombre, ¿sabes?

Por eso, le dije: "Tío, no me trates de tonto

porque se ha borrado intencionadamente".

Acheron, ¿qué dices? ¿Está borrado intencionadamente o no?

Yo no he borrado la barita de Óscar. Ni de hecho...

O sea, me la he encontrado en mi maleta. No más...

Lo único que voy a trabajar para demostrar que... que...

Bueno, para limpiar mi imagen. Porque, ahora mismo, pues...

Yo creo que nos interesa a todos solucionar esta situación.

¿Qué os parece si os dais un abrazo de compañeros?

Y os aplaudiremos, de verdad. Venga, un abrazo, por favor.

Lari, perdona. Dime.

Yo no soy falso y no voy a hacer una cosa que no quiero hacer ahora.

Te lo digo de verdad. Bueno...

No es buen rollo. Para mí, es mal rollo.

A ver, es un gesto. A mí me hubiese gustado

que hicieses este gesto. Si no quieres hacerlo,

estás en tu derecho. Prefiero que no.

Muy bien... ¡Lari!

Veo aquí... Mira quién habla. Ernesto... Ernesto y Pico...

¿Qué haces aquí? ¿Tú sabes que te toca trabajar?

(TODOS) ¡Llévatelo, llévatelo!

Sí, ven aquí al escenario. ¡Ernesto y Pico!

¡Vamos, Ernesto!

(Aplausos)

Pues Ernesto y Pico es la alegría de la huerta...

Pero yo diría que es más. Es la alegría de la huerta,

del campo, del monte... y de la ciudad.

Pues mi siguiente número... eso es lo que busco.

Que a nivel mágico,

sorprenda finalmente todos.

Al final, es como yo digo, que un indio tiene un arco

y una flecha, pues esta es una de mis mejores flechas...

si yo fuera un indio.

¿Ernesto y Pico? Yo.

(RÍEN)

¿Cómo es? Ya está aquí... ¿Cómo es?

Ya está aquí, ¿qué ha pasado? Ernesto y Pico ha llegado. ¡Plin!

(Risas)

Bueno, no quiero separarme mucho de mis bromas,

aunque no le guste muchas veces a alguna gente, a otra sí.

Pero... -¿Pero qué gente es esa

a la que le gustan tus bromas? -A su madre...

-Claro. A mi madre, mi abuela... -A su tía.

Esta semana, te he puesto como número... un número fuerte...

La levitación, ¿vale? Vale.

-¿Y si haces levitar a G. A.? -Está bien, está bien.

-Claro, claro. -Sería la limitación.

(RÍEN)

(TODOS) ¡Oh...!

Oh...

Porque yo tengo mi sonrisa, que es un arma de enamorar...

(RÍE)

(RÍE)

Que alguien lo mate, por favor.

(RÍEN)

Yo no estoy...

Con el próximo número, yo, Ernesto y Pico,

quiero demostrarnos que hay mucha magia

y sigue habiendo mucho cachondeo. ¡Plin!

(Aplausos)

(Vítores)

Ya está aquí. ¿Qué ha pasado? Ernesto y Pico ha llegado. ¡Plin!

Oye, esto lo he hecho yo solito. Poty, ¿tú no me has dirigido?

¿Lo ves? Yo solito. Es cosa mía.

Voy a hacer una cosa. Hoy me siento feliz,

me siento enamorado, me siento alegre,

me siento un dálmata... ¡Me siento seguro!

(Aplausos)

Gracias, gracias... No, venga, va...

Voy a intentar hacer un juego...

Antes de nada voy a intentar sorprenderos a todos,

pero mejor aún. A veces, incluso me sorprendo hasta yo.

¡A la de tres!

¡Una! ¡Dos!

¡Y...! ¡Ah! ¡Tres!

(Aplausos)

No, no ha sido para tanto. Pero no os preocupéis

porque voy intentar sorprenderos... Ahora sí... ¡Parte 2!

Para ello, voy a intentar enamorar a alguien del jurado.

Anthony, creo que a ti no te voy a poder enamorar, pero...

Dice que no. De verdad...

Pero tengo a Inés al lado. Miedo me das.

Inés, ¿te vienes conmigo? ¿Yo? ¿Para allá?

Compañera... Miedo, un miedo...

¡Que Dios reparta suerte! ¡Un aplausos para Inés!

Inés, tú puedes. Miedo me da.

(Aplausos, vítores)

¡Tú puedes!

(RÍE) Conmigo...

¡Todavía estás a tiempo de volver! Miedo me das, ¿eh?

Vente por aquí. Qué malos compañeros que sois.

Yo que tú... me lo pensaba, ¿eh?

Te voy a pedir, por favor, que te pongas arriba.

Ajá.

Y muy importante que te tumbes. Yo te voy ayudar.

No me la quitarás cuando me vaya a sentar, ¿no?

No, yo soy bueno, Inés. No me fío ni un pelo.

Mira, vente por aquí. A ver...

Cógete de mi mano, si quieres.

Y siéntate. Me siento.

Ahí está.

Un poco más atrás. Perfecto. ¡Túmbate!

Fíate de mí... Me conozco unas cuantas cosas

que empiezan así, ¿eh?

(RÍE)

(Risas)

Ahí está. Inés, te voy a pedir que levantes este brazo.

Y que intentes mantener las piernas rectas.

Me pides ya demasiado, ¿eh? Ahora vamos hacer lo mismo con este.

Aguanta ahí. Me siento un chorizo.

Muy importante, Inés, te voy a pedir lo más importante aún

que es que aguantes.

(Música)

(Aplausos)

(Continúa la música)

Muchísimas gracias, Inés.

¡Bravo!

¡Un beso!

Recuerda, Inés... A ver...

Ernesto, un beso. Pero un segundo.

Y recuerda, Inés, que cuando uno está enamorado

el tiempo pasa volando.

(COREAN) ¡Beso, beso!

Qué bonito, qué bonito. Muchísimas gracias.

Los chistes muy malos, ¿eh? En mi línea.

Yo, de verdad, tío, qué quieres que te diga...

(BESA) ¿Molesto?

¿Me puedo ir? No, es que tienes que valorar.

Valora, venga, va. Ah, valoro.

Yo me he sentido como... Cómo no me va a dar la risa, hombre.

A ver, por favor, un momento, señores del jurado. Silencio.

Inés, adelante. Adelante.

Me he sentido como una nube. Cómoda, bien, relajada...

Magia, no lo sé. La magia la habéis visto vosotros.

¿Cómo la habéis visto?

(A LA VEZ) ¡Bien!

Los chistes muy malos, pero tú tienes algo que es especial.

Tienes carisma. Nada más mirarte, ya me provoca una sonrisa a mí

y a todos los espectadora y eso es buenísimo.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Muy bien. Antes de entrar con la valoración de Blake,

ahora, en un momento, yo quería preguntarte algo.

La semana pasada tu actuación fue una de las más cuestionadas.

En cambio, no fuiste nominado. ¿Quería saber qué opinas?

La verdad es que me sorprendió a mí lo primero.

Si no me sorprende a mí, ¿a quién va a sorprender?

Pero yo me sentí muy contento al final.

Y dije: "Esta semana voy a dar todo lo que no di en esta".

Muy bien, claro que sí.

(Aplausos, vítores)

Anthony Blake, ¿estás de acuerdo con lo que acaba de decir?

Mira, yo vuelvo a lo mismo, tío. Tienes gracia natural.

Tienes ángel, es que esa es la tontería.

Tienes ángel, pero no intentes ser gracioso...

¡Déjate ser tú mismo! Es que, de verdad,

nada más me falta decir: "Me siento en una silla".

Ya no te quedaba ninguna frase que empezara por "me siento".

De verdad, ¿el número? Pues qué quieres que te cuente,

compra una de la más grande para que te cubra toda...

la plataforma de la mesa. ¿Me estás llamando gorda, Blake?

No, no te estoy llamando gorda. ¡El vestido, el vestido!

Que no te sienta bien. Estoy diciendo que esa mesa

tiene una presentación horrorosa con un mantel colocado

de media esquina. Va con él, su personalidad.

¡Compra 20 E más de tela, chico! ¡Si es que no tiene otra historia!

A ver, a ver, a ver...

(Aplausos)

Para mí, Ernesto, tú eres un poco como el amor, que es irracional.

Te gusta alguien y te gusta. Exacto.

Pues nos estás gustando. ¿Por qué?

Pues otro día nos vamos a un psicólogo y lo valoramos.

Pues nos alegramos mucho. Venga, felicidades.

(Aplausos)

Muchas gracias, Ernesto.

¡Plin!

La verdad es que ellos me dicen: "Haces gracia cuando no lo intentas".

Claro, tengo que intentar trabajar. ¿Cómo intento no hacer gracia

si me sale natural y cuando tengo que hacer gracia no me sale?

(RÍE) Entro en un bucle que no sé cómo salir de ahí.

Ahora viene uno de los concursantes más transgresores.

Esta semana, hemos tenido algún problemilla porque ha visto

cómo alguien de arrebataba uno de sus números estrella.

Esta semana vas hacer la rutina de cuerdas.

Pues que bien, oye.

Te gusta hacerla, ¿no?

Sí, bueno...

(Risas)

O sea, soy más de cosas grandes. Pero...

Cosa de cajas, me refiero, pero la cuerda está bien. Sí.

Que Melanie se haya llevado el número que yo quería hacer,

me ha sentado bastante mal al principio

porque es un número que tengo muy rodado.

Es muy roquero.

Me molesta porque creo que lo puedo hacer mucho mejor que ella.

Qué se le va a hacer. -El rock es amor.

-Sí, pero es un amor duro, que también es otra forma de amor.

-Bueno, pero es amor.

-Y ocurren cosas increíbles, ¿verdad?

¿Me dejas las dos manos? -Sí.

-¿Sabes para qué vale?

Para nada, pero un abracito me llevo. -Qué majo eres... Que no, ven.

¿Me voy a tener que hacer el duro? (RÍEN)

Estaría muy sumiso aquí, porque aquí no estoy tan sumiso.

-Quiero que hagas lo mismo de espaldas.

-No es... -Sin tocarle.

(RÍEN) -Yo no digo nada, pero...

(Aplausos, música)

Cómo soy

sin concesiones.

No quiero vivir

sufriendo más

desilusiones.

Porque miren

la creación de mi figura.

Porque miren,

aunque les parezca una locura.

Y puedo decir, quiero gritar,

mírenme, soy como soy.

Soy eso que soy,

sin mendigar, sin compasiones.

Esta es mi canción,

aunque nos digan maricones.

Y salgo con mis plumas y mi lentejuela.

Quiero que las cosas sean de otra escuela.

Y para empezar, quiero gritar,

sepan que soy como soy.

Soy esto que soy

y cómo soy,

sin concesiones.

Es mi decisión,

cómo vivir

estas lecciones.

La vida la deshacen las humillaciones

y ves cuándo tomas

buenas decisiones.

Basta de sufrir,

quiero decir

que soy

lo que soy.

(Vítores, aplausos)

¿Qué tal, Iván?

Poty... En estado de shock, Iván.

Lo primero que tengo que decirte,

disfruto muchísimo viéndote solo en el escenario.

El mago eres tú. Muchas gracias.

La magia eres tú. Gracias.

Es importante eso. Sabes porque te lo digo.

Yo quiero saber, pregunta rápida, ¿siempre vas vestido de mujer?

Yo no voy vestido de mujer. No, no...

¿Ahora voy vestido de mujer? No.

Ah. ¿De qué vas vestido?

De lo que soy, lo que soy. Muy bien.

Soy lo que soy, ¿no?

La semana pasada, nos encontramos, por primera vez, quería decirte,

este atuendo que llevas, ya no vamos a decir si es de mujer o de hombre,

cómo encaja en el mundo de los puristas,

los magos, que sois más puristas que los puristas.

¿Cómo encaja este aspecto tuyo?

Recuerdo la primera, voy a ser muy breve, perdón.

La primera vez fue duro, porque cuando se abre un telón

y solo se escucha... (SUSURRA)

Pero, en el fondo, creo que, como me diría un gran amigo

y un gran maestro, que es Juan Mayoral,

desde aquí le mando un gran beso, me diría: "Para ser nuevo,

para ser transgresor, para romper una brecha y crear algo nuevo,

hay que sufrir", y me dijo: "Iván, tú lo has conseguido en la magia",

así que está muy orgulloso de ello.

Pues felicidades, macho, felicidades.

A mí me encanta tu look. Me encanta tu look. Felicidades.

Muchas gracias.

(Aplausos)

¿Yo puedo decir una cosa?

Yo opino que, en la magia, sea purista o no sea purista,

no hay que hacer el esfuerzo de querer encajar,

cada uno es como es y tiene que hacer lo que le dé la gana.

Bravo.

(Aplausos)

Y él es un gran gran grande en esto.

"Gran gran grande", me he trabado, pero bueno. Él es muy grande en esto.

Inés. Ah, me toca a mí.

A mí me ha sorprendido, porque cuando has salido

pensaba que ibas a hacer otra gran ilusión,

que ibas a seguir con la línea de la semana pasada

y, sin embargo, me sorprendes apareciendo con una simple cuerda.

Te he visto que no lo has hecho con la fluidez

que te hubiera gustado, no sé si has tenido algún problema,

pero bien, bien, porque me gusta la variedad

y que los magos arriesguen con distintos tipos de magia,

que es lo que acabas de hacer. Claro, creo que... Gracias.

(Aplausos)

Estoy completamente de acuerdo con Inés.

Le iba a decir, disculpa,

que si la finalidad del concurso es salirnos de lo cómodo,

salirnos de nuestro terreno profesional,

como son las grandes ilusiones para mí,

para mí esto ha sido un reto y me siento desatado y libre

y agradezco la reacción de todos vosotros.

Pues enhorabuena. Enhorabuena.

Porque eso es lo que queremos, variedad y que os arriesguéis.

El número se te queda pequeño.

Lo has defendido muy bien.

Con respecto al tema del vestuario, yo solo puedo decir una cosa,

es más cursi que un repollo con lazos.

Lo arregló. Pero... Pero...

el hecho de que lo considere cursi,

el hecho de que lo considere cursi, no quiere decir nada.

Es decir, estás en tu línea perfectamente.

A lo mejor, necesitas un toque de estilismo...

¿Más colorido? No, más actual.

Porque es que esa blusa la podría llevar puesta...

No cualquiera, ¿eh? No, mi abuela.

Tú no la podrías llevar, Blake. No te quepa ninguna duda...

Yo os la puedo prestar, si queréis. Pruébatela.

Eso no lo lleva cualquiera. Por lo demás,

espero mucho más de ti, ¿eh? Muchas gracias.

Sinceramente, espero mucho más de ti y quiero verlo,

no lo sé si lo podremos ver, pero creo que sí,

que lo podremos ver en las próximas semanas.

Muchas gracias.

Felicidades. Muchas gracias.

Venga...

(Aplausos)

El siguiente mago viene de Valencia

y la semana pasada vino en monopatín.

Esta semana viene cargado de sorpresas.

Y también de dudas.

¿Te atreves, un día, a hacer un número sin camiseta?

Me llama, pero no sé si tengo la seguridad, ¿sabes?

Yo me la quitaría. -No está bien pensado.

Sí, a nivel mágico, va a estar bien, pero yo creo que...

su cuerpo se va a comer el efecto. -Porque...

Oye, voy al gimnasio, me cuido, hago mis cositas...

(Música)

No, ven aquí.

Lo vas a hacer muy bien.

Que no te ofenda mucho,

pero tienes un punto de "hortereta" de la leche.

¿En serio?

Estoy en la duda, no sé si quitármela o no quitármela. No tengo ni idea.

Ya lo verás.

(Aplausos, música)

Eh, eh, chicas, que está muy bien. Está...

Está muy bien, pero me parece que... No sois vosotras, voy a por Inés.

Vengo enseguida, ¿vale? Lo siento. Vuelvo enseguida.

Qué éxito, ¿no? Inés, vengo a por... Sí.

¿Puedo? Venga.

¿Me acerco? Adelante.

Gracias. Porque te... Voy a sacar...

52 cartas que tengo aquí,

52 amantes, como decía el gran Pepe Carroll,

y de todas ellas, quiero que levantes así el dedo...

Fíjate, hay mogollón. Barajo para que las veáis todos.

De todas ellas, quiero que cojas una, ¿de acuerdo?

Yo voy pasando y toca una.

¿Esa? Sí.

¿Segura? Sí.

Cógela.

Fantástico. Enséñala a todo el mundo, que lo vea.

Sin que lo veas tú, ¿no? Yo no la veo.

Recordadla. Miradla.

Porque os digo una cosa.

No lo vais a olvidar en la vida. Vamos allá.

(Música)

(Aplausos)

Sí, tápate, tápate.

No te resfríes.

No, no, enseña la teta, enséñala, hombre. Venga...

A ver, nuestro jurado, ¿quién quiere valorar? Gea.

Viéndote, la verdad, que eres de esas personas,

de esos hombres, que te hacen dudar de tu heterosexualidad,

de lo cual no sé si me alegro, pero en las clases trabajamos

un poquito el tema de la carta en el pecho

y cómo integrarla. -Sí.

-No lo has hecho, está bien que no me obedezcas,

porque, en realidad, el resultado ha sido potente

y casi me pones el pelo liso. -Gracias.

(Aplausos)

Poty.

Sin lugar a dudas, eres el ritmo de la academia.

Pero te voy a poner mal cuerpo.

Hay otra persona que tiene este ritmo

y creo que, a partir de esta semana, ya van a empezar a saltar chispas

entre Alexander y Nuel.

Son los dos chicos con más ritmo de esta academia

y hacéis los números visuales muy muy parecidos.

Pero felicidades por lo que acabas de hacer.

Muy bien, perfecto. Bien, ¿no? Muy bien.

Inés, por favor.

Nuel, hacer magia es como tocar un instrumento.

Hay juegos que se tocan como la zambomba

y hay juegos que se tocan como el violín,

porque necesitan horas y horas y horas de ensayo.

¿Cuántas horas de ensayo has necesitado

para hacer esto que has hecho aquí?

Llevo años haciéndolo.

¿Años? Sí.

Pues muchísimas gracias, porque eso es respetar la magia

y respetar al público. Gracias.

Felicidades. Gracias.

(Aplausos)

Ya puedes ir con tus compañeros.

Y hemos llegado al final de las actuaciones.

Oh... (PÚBLICO) ¡Oh!

Sí... Oh... Oh... Oh, lo que viene. Espera, espera.

Vamos a ver al backstage a ver cómo están,

porque estarán relajados, pero nerviosos cagados.

Venga, ¿cómo estáis? ¿Cómo estáis en backstage?

¿Hola? (TODOS) ¡Hola!

Muy bien. ¿Cómo van los nervios? Bueno...

-Ahora empiezan... (HABLAN A LA VEZ)

Que levante la mano aquel que cree que estará nominado.

Venga.

A la de tres todos. Una, dos y tres.

Todos... No, esto no se vale.

¿Alguien quiere hacer alguna quiniela, alguna apuesta?

No, ¿eh? Venga, va, pues nada, nada. No se atreven, no se atreven.

En este programa nunca se sabe. Muy bien, muy bien. Perfecto.

Blake, te quiero hacer una pregunta.

Venga, concéntrate.

A ver si sabes en lo que estoy pensando.

A ver...

Si lo adivinas, te invito a cenar o te compro un traje de colores.

Pensamiento confuso, céntrate en tus ideas.

A ti no te va mal la magia... No...

No te va mal... Ah, ya sé lo que me estás queriendo decir,

que me invitas a tu barco.

¿A mi barco? Tienes un barco.

¿Tienes? Yo lo he visto.

No tengo uno, tengo cuatro, pero bueno, da igual.

No estaba pensando en esto, estaba pensando en que necesito,

por favor, que me deis tres nombres, los tres nominados.

Pero yo prefiero lo del barco. Sí, y yo también.

Y yo. Dime, Poty.

No, lo del barco, yo también. Venga, perfecto.

Pues os voy a dejar un tiempo y vamos a ver, mientras lo pensáis,

qué es lo que ha pasado, los mejores momentos de esta noche.

(Música)

(Aplausos)

Pues hemos llegado al momento más temido de la noche,

el momento en el que vamos a saber

el nombre de los tres nominados por el jurado.

Vamos a recordar que Jéssica es la alumna inmune,

por lo tanto, ella no puede ser nominada.

También recordar

que quien se proclame vencedor de "Pura magia"

va a tener un viaje fantástico a Los Ángeles.

(Aplausos)

Ah, qué nervios. Que estoy muy nervioso.

Vamos a oír estos tres nombres. Por favor...

¿Quién va a ser el portavoz?

Pues... ¿yo? Inés, ¿te apetece serlo?

Tenemos aquí los tres nombres.

Chicos, muchísimas gracias,

todos los que estáis en el backstage.

Esto es muy muy muy difícil.

Los tres nombres son...

Acheron. (PÚBLICO) ¡Oh!

Alexander. (PÚBLICO) ¡Oh!

Y Óscar. (PÚBLICO) ¡Oh!

Pues ya tenemos a los tres concursantes nominados.

Voy a pedirles, por favor, que se acerquen aquí, el escenario,

y los vamos a recibir con un fuerte aplauso.

(Aplausos)

Pues siento mucho vuestra nominación y ahora vais a tener 15 segundos

para dar los motivos por los cuales no queréis abandonar "Pura magia".

Se los vais a dar a vuestros compañeros,

que son quien os tienen que salvar.

Empiezas, Alexander.

Ya habéis visto lo que he hecho.

(Aplausos)

Óscar.

Yo lo que quiero es seguir aprendiendo

y si hay la oportunidad y se me da,

pues meteré un poquito más de mí y pondré de mi parte

y así no me pierdo Poty. (RÍE)

(Aplausos)

Muy bien.

Acheron.

Quiero tener la oportunidad de demostrar

que soy mucho más que un mentalista.

(Aplausos)

Muy bien, perfecto. Pues vamos...

Vamos a ver qué pasa en el backstage,

porque tengo un trabajo para vosotros,

ya sabéis cuál es, ya tenéis las cartas.

Quiero que veáis a vuestros compañeros.

Vais a proceder a salvar a dos de los tres.

Vais a votar solo a uno y quien tenga más votos,

los dos que tengan más votos, se van a quedar.

Vamos a empezar...

¿Quién quiere empezar? Si me da igual.

Marín, tú mismo. Venga, el primero.

No lo he dudado ni un segundo.

Alexander. Muy bien.

Ernesto, ¿a quién salvas?

No sabía a quién salvar y, al final, pues lo justo.

Salvas a Alexander. Muy bien. Melanie, ¿a quién salvas?

Alexander. Muy bien.

Iván, ¿a quién salvas? Bueno, esto es un programa de magia.

Es lo que voy a valorar, la profesionalidad de muchos años.

Alexander.

Nuel Galán, ¿a quién salvas? A mi hermano.

A Alexander.

Jéssica, ¿a quién salvas? A Alexander.

A Alexander.

Gerard.

Por las horas que lleva el número que ha hecho hoy,

Alexander. Alexander.

David Maestro, ¿a quién salvas?

Yo comparto lo que ha dicho Iván.

Y a Alexander.

Muy bien.

(Aplausos)

¡Grande!

Muy bien. Pues tenemos... Tenemos un veredicto,

lo que pasa es que este veredicto no es suficiente.

El veredicto tiene que salvar a dos de los concursantes

y solo habéis salvado a uno.

¿Qué se hace en estos casos? Muy sencillo.

Tenemos a una alumna que es inmune, que es Jéssica.

Y Jéssica a ti te va a tocar desempatar

y tú dirás el nombre de la persona que quieres salvar.

¡Uf!

Óscar o Acheron. Esto es una... putada.

-Pues... Pues no lo sé.

Esto de ser inmune no es tan guay, al final, ¿eh?

Bueno, chicos...

Es que no lo sé, es muy difícil.

Lo siento por...

Por uno de los dos.

Creo que...

Que le voy a dar una oportunidad para...

Para que se pueda superar un poquito más.

Acheron.

(Aplausos)

Señoras y señores,

el concursante que debe devolver su varita

y abandonar "Pura Magia"

es Óscar Sanjuán. Muchas gracias.

(Aplausos)

Que te vaya bien.

Hasta aquí he llegado.

Nos gustaría...

Nos gustaría que nos dijeses qué es lo que piensas.

Lo que pienso es que me habéis dado una oportunidad maravillosa

de poder estar aquí, de poder mostrar un poquito

lo que yo hago, lo que yo sé hacer. Y, bueno, me motiva mucho.

Yo sigo trabajando y, la verdad, es que, ¿qué os puedo decir?

Que la magia es así, ¿sabes?

(Aplausos)

Y me ha encantado, ¿vale? Y ya está.

(Aplausos)

Muchas gracias.

Has sido un gran concursante. Muchas gracias.

Aplauso para Óscar. Gracias. Hasta luego.

A ver, sorprendido, decepcionado.

He comprendido en todo momento que es un concurso,

de que hay compañeros que...

Yo sé de un grupo dentro que entre ellos se apoyan.

Yo soy el que menos he cuajado con ellos.

Y es normal. O sea, no importa. Entiendo...

Entiendo perfectamente que hay que jugar

y yo he venido aquí a divertirme, a aprender.

Y, bueno, no he llegado a más porque no he podido.

La verdad es que me he sentido muy mal por este tipo de traición,

por este juego escondido en el que me he visto metido.

Me ha dolido.

Les animo a que sigan luchando, a que sigan haciendo cosas.

Y que, bueno, sé que no me echarán de menos,

pero yo a algunos de vosotros, sí, así que, un beso. Nos vemos.

Pues vamos a saber qué es lo que opina nuestro jurado

de la expulsión. Inés.

Alexander, enhorabuena.

Sé que tienes mucha magia que ofrecer y la queremos ver.

Me alegro que estés dentro,

porque yo te he defendido hasta el último momento.

Y felicidades.

Acheron, tienes tu segunda oportunidad.

No te tomes las críticas como algo personal, aprovéchalas

y aprovecha esta oportunidad que se te está dando, ¿vale?

(Aplausos)

Blake. Vamos a ver, con respecto...

Con respecto a la eliminación de Óscar,

a mí, personalmente,

no me gusta que hayan eliminado a Óscar, por una sencilla razón,

creo que es un ejemplo perfecto de superación personal,

lo cual puede ser tremendamente estimulante para todo el grupo,

eso por un lado.

Por otro lado, a ti, a ti, se te ha calificado

en la medida de la altura y de la potencia que tú tienes

y hoy llegaste con algo flojo. Con todos nuestros respetos.

Y con eso, precisamente, se te ha juzgado, sin más.

Acheron, se te ha aparecido la Virgen y todavía no la has visto.

Ya puedes invitar a esa niña a una mariscada

o a un fin de semana de lujo,

porque se te ha aparecido la Virgen y todavía no la has visto.

Tienes otra oportunidad.

Venga, venid aquí, venid aquí.

Felicidades, continuáis en "Pura magia".

A ver, estar nominado significa estar penalizado.

También esta semana que viene

vais a tener que cumplir con un reto exterior,

que os lo vamos a contar en el cónclave.

Y nada, hasta aquí el "Pura magia"...

Es que estamos tristes, porque se acaba "Pura magia" de hoy.

Pero estamos contentos, porque volvemos la semana que viene.

(Música, aplausos)

  • Gala 2

Pura Magia - Gala 2

18 jul 2017

Pura Magia dedica su segunda entrega al amor. Los participantes tendrán la obligación de introducir este universal sentimiento en sus números de ilusionismo. Además, los dos magos salvados en la primera gala se enfrentarán al primer reto exterior del concurso.

Melanie y Marín, nominados y salvados de la primera gala, deberán demostrar sus habilidades para hacer magia en plena calle. En este primer reto exterior del concurso, tendrán que intentar captar la atención de los conductores de vehículos que esperan en un semáforo.

Pura Magia también vivirá en su segunda noche el primer conflicto entre dos de los aspirantes. Uno de ellos acusa al otro de haberle robado la varita que da acceso para actuar cada semana.

Además, el concursante inmune de la semana recibirá una grata sorpresa al poder realizar su número semanal con la ayuda del cantante Daniel Diges, que interpretará una de las arias más románticas de la historia de la música, el Nessun Dorma.

ver más sobre "Pura Magia - Gala 2" ver menos sobre "Pura Magia - Gala 2"
Programas completos (9)
Clips

Los últimos 72 programas de Pura magia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Trampa y Carton

    Es una pena que en diferentes partes del programa se vea una mala ejecución de los juegos y por tanto en algunos casos se llegue a saber el secreto del mismo, es algo que se tenía que tener mucho cuidado. http://www.magoenasturias.es/ Saludos

    14 ago 2017
  2. Andrinho

    Iba a escribir exactamente lo mismo acerca de "fortísimo" y "fuertísimo". Parece ser que Anthony está muy subido y allá en la cima se tropieza al fin y al cabo, tendrá que recular un poco pués nadie es perfecto.

    03 ago 2017
  3. Luis-León Aragón

    Con todos mis respetos, Anthony Blake está equivocado. Se puede decir FORTÍSIMO Y FUERTISIMO. Y no se debe decir «GLOBO AREOSTÁTICO», sino «GLOBO AEROSTÁTICO». Gracias por informarle. Lo agradecerá porque es un gran señor.

    19 jul 2017
  4. Luis-León

    En el segundo programa, Anthony Blake corrige a un concursante: «No se dice fuertísimo; se dice fortísimo». Pues se puede decir de ambas formas, según la RAE. Después otro concursante dice «Globo areostático» y, no solo no lo corrige, sino que luego lo repite él. Porque lo correcto es «Globo aerostático». Gracias por informar a Anthony.

    19 jul 2017