Pura Magia es un Talent show en el que 13 concursantes compiten para convertirse en el próximo gran mago del país. Los aspirantes recibirán formación en una escuela especialmente habilitada para la ocasión y dirigida por Mag Lari. En esta escuela, trabajarán sus números semanales y perfeccionarán su técnica de la mano de grandes ilusionistas del país y de profesores que les aconsejarán para que su actuación en la gala semanal sea todo un éxito.

Temporada 1

Temporada 2

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4735859
Para todos los públicos Pura magia - T2 - Gala 9 - ver ahora
Transcripción completa

(Helicóptero)

(Canción en inglés)

(APLAUDEN Y VITOREAN)

(GRITAN)

(Continúa la canción)

¡Vamos a aterrizar, chicos!

(GRITAN)

(Vítores)

(Música cabecera)

(Canción en inglés)

(CANTA EN INGLÉS)

¡Uh!

(Palmas)

(Vítores, palmas)

¡Arriba!

¡Uh!

(Vítores, palmas)

(Aplausos, vítores)

(Música)

Bienvenidos todos. Bienvenidos a esta gran gala final

de la segunda edición de "Pura magia".

Estamos tan contentos... Pero ¿por qué?

Mira, solo para empezar, hemos tenido este precioso número.

Aplauso para Nina.

(Aplausos, vítores)

Muchas felicidades por esta voz.

Y es que, además, hoy has debutado como maga, ¿eh?

(RÍE)

Y ahora vamos a recibir con otro aplauso

a los cinco finalistas. Como caídos del cielo.

¡Fuerte el aplauso para ellos! ¡David Díaz!

(Aplausos, vítores)

Dani Polo,

Gisell, Edgar y Abel.

Son los afortunados. Han resistido todas las semanas,

y, como no, han llegado en helicóptero,

como se merecen.

(Aplausos, vítores)

(Canción en inglés)

Me acabas de defraudar totalmente.

(Continúa la canción)

Vamos, para echarte del programa.

Pues no es suficiente porque, mira, se ha visto todo...

(Continúa la canción)

Muy buenas noches a todos. Bienvenidos a "Pura magia".

(Continúa la canción)

¿Qué es la magia para ti?

(Aplausos)

Bienvenidos otra vez a esta gran gala final

de la segunda edición de "Pura magia".

Qué maravilla. Os tenemos preparado un espectáculo tan chulo...

Pero chulo de verdad, ¿eh?

Nuestros magos se han guardado sus mejores números justo para hoy,

para enseñar lo mejor de ellos.

Bueno, una noche os espera...

Bueno, como se espera también un jurado estupendo.

¡Fuerte el aplauso para ellos!

¡Poty, Inés, Nina y Anthony Blake! ¡Buenas noches!

(Aplausos, vítores)

Todos nos hemos puesto de gala hoy. Qué guapos que vais.

Poty, antes de empezar,

felicidades por el "opening" que has montado.

Bueno, chulo. Qué espectáculo. Es Broadway.

Trabajo de equipo.

El trabajo de equipo bueno de "Pura magia" que somos...

Somos los mejores. Claro.

Pero de verdad. ¿Estás contento? ¿Estás contento?

Estoy contento, sí. Muy contento.

Inés... Feliz.

Dime. ¿Qué recomendaciones les dirías?

¿Qué recomendación le darías...? Pues...

Les diría que disfruten al máximo esta noche,

porque una noche como esta solo se vive una vez.

Así que disfrutadlo.

(Aplausos, vítores)

Sí.

Claro que sí. Nina... guapísima...

Vas vestida de maga.

¡Mira! Poty, mira. Mira qué camisa lleva.

Por fin. Pero ¿es posible?

Sí. ¡Hombre!

¿No era algo muy puntual para nosotros?

No iba a ser menos. Que nos lo diseñó...

Era para mí, luego tú te apuntaste al carro, y ahora Nina.

Dentro de dos días, Blake. Es lo que quería decir.

(HABLAN A LA VEZ)

-¿Has visto? Me pongo la camisa y ya soy maga. Es así.

Qué cosa. La vida es así.

Pero, si me lo permites, me voy a poner un poquitín cómoda.

¡Ahí va! (TODOS) ¡Oh!

(Aplausos, vítores)

¡Oh! Pero ¿esto qué es?

(A LA VEZ) ¡Uh!

(RÍE)

Así. Nina...

Como quien no quiere la cosa. ¿Eh? (RÍE)

Yo te quería preguntar si por ser la última gala

les has hecho algún ejercicio de calentamiento,

pero ya veo que sí. ¿Eh?

(RÍEN) -Bueno, al grano.

Nena, qué elegante. Pero qué guapura.

Blake, cómo me alegra verte no de negro entero, de verdad.

El blanco te da alegría. (RÍEN)

¿Verdad? Ahora se lo quita.

Se lo quita y se viste de negro. No, no.

No, porque yo vestido gano mucho.

(RÍEN)

Oye, diles algo a tus niños.

Sí, claro que os tengo algo que decir.

Habéis llegado a la final, ya no hay más.

De vosotros cinco solamente va a quedar uno.

Si algo habéis sacado de positivo,

creo que son unas cuantas cosas bastante interesantes.

Los cinco lleváis mucho hecho y mucho ganado.

Felicidades por llegar aquí.

(Aplausos)

Claro que sí.

Tenemos a los finalistas sentaditos en el sofá blanco,

pero, jurados, vigilad, porque es que, claro...

Vigilad lo que apuntáis o escribís porque justo detrás

tenéis a los concursantes que han quedado eliminados.

(A LA VEZ) ¡Ah!

Claro, y quieren verlo, ¿eh? Les vamos a dar un aplauso, ¿no?

Bueno, bueno, bueno. Tenemos a Stigman,

Javi Martínez, Pepa, Davig Magow,

Alfonso, Darío Proximity,

Judith Trilirí y Samuel.

(Vítores)

De verdad que lo hemos pasado muy bien en todas las galas,

en todos los días de clase.

Esta semana hicimos la reunión posgala

para analizar qué había pasado.

Bueno, estuvimos hablando, pero fue la reunión posgala

más rara de todas, ¿no? Porque éramos muy poquitos.

Había sillas vacías, pero no faltaba la ilusión.

(Risas)

¡Tachán! (RÍEN)

He pensado, ya que es la última tutoría,

voy a hacer una aparición. Estáis contentos, ¿no?

(AMBOS) Sí. Sois los afortunados.

Tenéis que tener claro que solo queda una gala.

Poned toda la carne en el asador. El nivel de exigencia sube.

Estoy muy contento, porque la mayoría

habéis guardado lo fuerte para el final

y esto lo va a poner muy difícil al jurado.

Sois un muy buenos magos y habéis trabajado muy duro.

Quiero saber cómo estáis. ¿Me puedo sentar con vosotros?

(A LA VEZ) Sí. Si decís que no, me siento igual.

(RÍEN) Te va a dar igual.

¿Cómo están los ánimos? Yo me considero calmado.

Todos, todos. También te digo que estoy cansado,

porque hace mucho que no duermo mi siesta habitual.

(RÍEN)

No se mancha...

Se hubiera quedado así. No hace su siesta...

Sí, una hora y media cada día. Oh, no.

Buah, eso... ¿En serio?

Porque la mente necesita descansar. ¿Qué os lleváis?

¿Del programa en general? Del programa.

Es una barbaridad lo que llevamos aprendido de aquí.

-La experiencia. Esto es un máster de tele, tío.

-Ayuda mucho también a poder resumir tus números...

-Uf, sí. -...en muy poco y poder dar mucho.

-Esto te hace crecer como artista,

porque es como enfrentarte a situaciones difíciles, ¿no?

Que es fácil obviarlas y encararlas mola.

Como maestro, me da mucha satisfacción

compararos ahora con el primer día que vinisteis.

Todo lo que os dije, estoy convencido,

bueno, lo vi en las caras, que todo era:

"¿Qué dice este tío? Pero esto... Sí, hombre, está loco.

Sí, hombre...". Sobre todo, descansad.

Bueno, tú ya lo haces. Sí.

(RÍEN) Pero dormir...

Intentad regalaros un rato para vosotros,

no estéis pensando en la gala hasta que os metáis en la cama.

Y va a ganar el mejor.

Evidentemente. (RÍEN)

Gracias, Lari -Gracias, Lari.

Venga, guapos. Gracias.

(Música)

(TODOS) ¡Eh!

(Aplausos)

Qué nervios, de verdad, qué nervios.

Voy a recordar, ellos ya lo saben, voy a explicar cómo va a funcionar.

Señores miembros del jurado,

hoy va a funcionar de la siguiente manera:

vamos a tener dos fases.

En la primera fase van a actuar los cinco concursantes,

cada uno de ellos va a hacer un número,

lo valoraremos, como siempre,

cada miembro del jurado dirá lo que le ha parecido,

si le ha gustado, si no, y luego,

en lugar de levantar la paleta con el corazón o el joker,

lo que vais a hacer es puntuarlo del uno al cinco:

cinco si os ha gustado mucho, uno si os ha gustado poco.

Entonces, acabados los cinco números,

recogeremos las puntuaciones y veremos quiénes son

los tres seleccionados para pasar a la segunda fase.

En esta segunda fase, volverán a hacer un número

y de los tres, entonces sí el jurado va a decidir

quién es el ganador de "Pura magia".

¿Estáis preparados?

¿Sí? ¿Vamos a empezar? ¡Que empiece el fiestón!

(Aplausos)

¡Uh!

Señoras y señores, qué alegría, ¿eh? Qué alegría.

Vamos a empezar con el primer concursante.

Él es David Díaz y nos va a hacer un número

de manipulación de refrescos. ¡Adelante, David!

(Aplausos)

Queremos saber qué vas a hacer.

Un número de manipulación con refrescos.

Para mí es muy especial, lo llevo trabajando mogollón de años,

y era un número o una pieza que guardaba para este momento.

Hace cuatro años ya que empecé a hacer este número

y me ha dado mogollón de alegrías.

¿Tú crees que con este número puedes pasar a la final definitiva?

100 %. ¿Necesitas algo de nosotros?

Eh...

De Poty. Yo te digo el momento

en el que yo tengo que hacer acción. Vale, sí, señor, a ver.

Cada uno de su padre y de su madre.

Y... (TARAREAN)

Eso es. Es un tema muy pijo este, ¿no?

Bueno, es "buenrollero".

Es importante que nos lleves al jurado

hasta el último punto de sorpresa, de magia.

Va a ser superdifícil, ¿eh? Sí. Es que va a ser difícil...

Va a ser complicado. De narices.

Tú lo quieres guay. Yo lo quiero supermegapreciosoguay.

¿Supermegapreciosoguay? Un todo. Sí.

A por todas. -Bravo.

A por todas. Tiene que ser eso.

(Vítores y aplausos)

(Música animada)

(Vítores y aplausos)

(Continúa la música)

(Vítores, música animada)

(Vítores y aplausos)

(Música tranquila)

(Aplausos)

(Música tranquila, aplausos)

(Vítores, música animada)

(Vítores y aplausos)

(Música suave)

No sé, no sé...

Dime mentalista, pero creo que has gustado.

(RÍEN)

Inés, venga. Pues, mira, dentro de la magia,

una de las disciplinas más difíciles que hay es la manipulación

y estamos muy acostumbrados a ver manipulaciones con cartas,

con CDs, que de cara al espectador pueden parecer más fáciles,

porque son objetos planos y pueden pensar

que se pueden esconder fácilmente,

pero manipular un volumen, como es una lata,

y a hacerlo tan bien como lo ha hecho, es impresionante.

Enhorabuena.

(Aplausos)

Enhorabuena. Buen truco.

Poty, ¿te ha gustado? David, yo...

Yo me doy la razón a mí mismo.

Durante toda la semana en los ensayos estaba diciendo:

"Yo yo esta gala final no quiero ser parte del jurado".

Ni yo tampoco. No, no queremos,

nos hemos metido en un berenjenal,

que los números son absolutamente espectaculares.

Hemos empezado muy muy muy fuerte y, a veces, menos es más.

Alguien piensa que hacer una grandísima ilusión es tremendo

y una cosita tan pequeña que has hecho ahí

es mágico, no, requetemágico.

Felicidades, porque tienes un talento, chaval, espectacular.

Felicidades. Mi cariño, mi cariño.

Felicidades.

Nina, ¿te ha gustado? Ahora...

(Aplausos)

Ahora me doy cuenta de lo difícil que era

hacer los números encorsetados en un tiempo.

¿Sabes? Hoy, no sé...

Quiero decir que quiero poner esto hoy en valor

y decirte que eres muy bueno, David.

Me ha encantado. Eres...

Eres fantástico y tienes una luz que no te la terminas.

-¡Guau!

(Aplausos)

Todos de pie, mira, mira, mira. Blake.

(Aplausos)

Yo, como siempre, sabes que voy a poner un poco la gota

un pelín más amarga,

porque voy a poner la gota un pelín más amarga.

Creo que coreográficamente ha estado muy bien,

creo que desde el punto de vista del ritmo

has tenido dos pérdidas de ritmo en dos momentos determinados

y ha habido un par de ocasiones en donde lo que tenías que hacer

para mí ha sido, creo, demasiado evidente. Nada más.

Por lo demás, creo que es una rutina original

a la que yo que tú le dedicaría unas poquitas horas más

para acabar de perfilarla del todo.

La tienes casi terminada.

(Aplausos)

Pues no vamos a levantar cartas, pero sí tenéis...

¿Podemos...? Tenéis bolígrafo,

tenéis una cartulina... Puntuad, por favor.

Vamos a dejar que puntúen. A ti te despido.

Yo te felicito. Vale.

Yo le diría a Blake que...

(Aplausos)

Que yo te vi hacer este número cuando tenías 15 años

y ahora tienes... 18.

18. Felicidades. Gracias.

(Aplausos)

Y ahora vamos a ver la actuación de Gisell.

Gisell, mirad si lo va a dar todo hoy,

que para hacer magia se va a convertir en mariposa.

¿Qué nos tienes preparado para esta final?

Esta... Que puedas acabar el número, ¿eh?

Que te salga todo bien y que no tengas pollo.

Para la final traigo una gran ilusión.

Ya me moría por contarlo, me moría por hacerlo.

Me he guardado esto para la final.

Si no llegaba a la final, no lo mostraba, ¿no?

Y eso era lo que me podía apenar.

Tiene un concepto de una ceremonia o ritual de flores,

que van a ser personificadas en ninfas

y me ayudará el cuerpo de baile. Sigue moviendo el abanico, a ver.

¿Puedes moverlas tal?

Para ser sincero, queda horrible. Sí, sí, sí.

No te caes, no tengas miedo.

Que sea artística la entrada.

Bueno... Que no mires abajo. Sí.

(RESOPLA)

Y haré un viaje invisible en el escenario.

Habéis arriesgado mucho todos. Todos, sí.

Solo te deseo que te vaya bien. Hay que dejar el pabellón alto

el último día ya. El último día y ya está, ya está..

-¡Estás en la final! -¡Sí!

(Aplausos)

(Música suave)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Continúa la música)

(PÚBLICO) ¡Oh!

(Vítores y aplausos)

(Canción en inglés)

(Vítores y aplausos)

(Continúa la música)

(Vítores y aplausos)

Gracias, ninfas, gracias, ninfas.

Gracias, bella mariposa.

Ahora se pone un capullo a tu lado.

(Risas)

Toma, toma el micrófono.

(Aplausos)

(RÍE) Un capullo...

(RESPIRA AGITADAMENTE)

Nina, ¿qué te ha parecido?

Bueno, he alucinado mucho,

me he pegado un susto, me ha pasado de todo.

A ver, yo estoy contenta por Gisell porque, bueno,

por fin la vemos haciendo una gran ilusión y...

Y... Y olé, bravo, enhorabuena.

Me ha faltado, quizá, un poco de ritmo.

Ahora estoy un poco crítica yo, ¿eh?

Estoy un poco ya repelente, pero, en fin, enhorabuena.

Me quedo con eso. -Gracias. Gracias.

Inés.

Pues a ver, Gisell, me gusta tu propuesta,

pero en este número la coreografía es fundamental

y, entonces, me parece que hay muchos tiempos que no pasa nada

y que tienes que remarcar la situación final más,

porque ha sonado una música, pero tú todavía no habías aparecido.

Es que iba como a destiempo. Vale.

Nada más. Gracias, gracias.

Poty. Gracias.

Sí, hay un descoloque.

Qué pena, porque, como os decía la semana pasada,

yo me siento superimplicado en los números,

me imagino, como todos, pero es que...

Le echamos tantas horas y repetimos tantas veces...

¿Cuántas veces te he dicho: "No mires al suelo"?

Sí, sí, sí. Por lo menos una... ¿O ninguna?

No, es que no puede ser, Gisell, a estas alturas,

ya estamos en la grandísima final. Sí, sí, sí.

20 veces anunciarle al público: "Y ahora voy a mirar al suelo".

Sí, sí, sí. "Y ahora, otra vez,

por si no me habéis visto. Y una tercera vez por si acaso".

Digo: "No es posible". Es como una broma,

como si se me estuviera haciendo a mí una cámara oculta.

Y luego, ¿cuántas veces hemos ensayado...?

¿Sabes de qué te hablo? Sí, sí.

¿Qué pasó?

Ya está, no lo digas. Vale.

Jo, estoy triste.

Y estamos en la gran final, Gisell. Es así.

Me joroba. Vamos, vamos.

Blake, brevemente.

(Aplausos)

Vamos a ver...

No te voy a discutir...

No te voy a discutir a estas alturas tu calidad mágica,

ni muchísimo menos, porque ya no estamos

para discutir este tipo de historias.

Desgraciadamente, lo he visto todo.

(ASIENTE) Todo, todo, de principio a final,

lo he seguido todo de principio a final

y me imagino que cualquiera en casa.

Y luego, la propuesta inicial son mariposas.

Nadie las vimos.

Vale. Nadie las vimos.

Desgraciadamente, nadie las vimos porque no calibraste y controlaste

la proximidad de las personas que estaban contigo

y, como consecuencia, te ocurrió el accidente que te ocurrió.

Y, de verdad, creo que deberías de haber sido mucho más estricta,

mucho más estricta con las bailarinas

para que hicieran lo que tenías que hacer.

Lo siento. Bueno, estamos en una final,

el nivel de exigencia, evidentemente, es mucho más alto.

Tú ya sabías que este número era una apuesta para ti.

Sí, sí. Y ya está, vamos a hacer una cosa:

puntuarla, puntuarla.

Luego veremos qué puntuación le habéis dado.

Muchas gracias. Gracias, Gisell. Gracias, muchas gracias.

(Aplausos)

Adiós, mariposa.

¿Cómo te sientes? -Bien, estoy contenta.

-¿Contenta o muy contenta? -Muy contenta, muy contenta.

Muy contenta y es cierto... -Has hecho una gran ilusión.

-Sí, sí, sí, lo hice. -Muy grande.

Con un montón de bailarinas. -Exacto, sí.

-Y dándolo todo. -Dándolo todo.

-Con una desaparición... -Tenía ganas de hacerla.

Estaba muy ilusionada, realmente, porque es una creación propia.

-¿Es tuya? -Sí, sí, sí.

-¿Todo? -Sí, sí, todo, todo.

Pues nada, vamos a continuar. ¿Continuamos o no?

(PÚBLICO) ¡Sí!

Ah, sí os veo con ganas, ¿eh, público?

No os durmáis. Bueno.

Están los concursantes aquí, han llegado cinco,

pero es que cuando empezamos eran 13. Tan monos...

Hoy los tenemos aquí, nos acompañan.

¿Quieren ver cómo ha sido el reencuentro?

Sí, llévatela.

(CHISTA) -¡Eh!

¿Qué pasa? (HABLAN A LA VEZ)

(GRITAN)

-Que estamos aquí. -¿Qué pasa, qué pasa?

-Como coges ese cariño, pues el reencuentro es alucinante.

-¿Qué tal, tío? -Cuánto tiempo. ¿Cómo ha ido?

¿Cómo ha ido todo por aquí? -Bien.

-Cuéntanos. -Estrés, currando...

-¿Estás nervioso? -Un poco.

-Después de tantas galas, volver a verlos y volver a compartir,

pues superfeliz, la verdad.

-Manita, manita, manita. -Manita, manita.

-¡Uh, uh! (RÍEN)

Estaréis en la gala viendo y todo, ¿no?

-Sí. -Claro.

-¡Oh! -Ahí apoyándote.

-Dándolo todo. -Lo que pasa es que estamos un poco

como si nos hubiéramos perdido temporadas de una serie, ¿no?

(RÍE) Unos hemos visto unas temporadas, otros otras...

-¡Uy! -¡Eh!

¡Judith, hombre! -¡Ah!

-¿Cómo estás? -¡Ay!

-¡Stigman! -¿Cómo estás?

-Lo que hacía que no te veo. ¿Cómo estás?

A ti te he visto más. Me alegro mucho de verte.

-Ha sido superchulo, muy divertido,

porque hacía muchísimo tiempo que no los veía,

que no sabía nada de ellos. -¿Qué tal, tío?

-¿Cómo estás, tío? -¿Cómo estás?

-¿Qué tal? -Muy bien.

-Bueno, la final. -Ya preparados.

-Qué nervios. -Muy nervioso.

-¿Qué te pasa? -¿Qué tal?

-Cuánto tiempo. -Qué fuerte.

-Nerviositos estamos. -¿Todo guay vosotros también?

Hacía más tiempo que no veía a Stigman que a ti.

-Y desde que me fui, lo único que pensaba

era en volverlos a ver para darles un abrazo, un beso...

-Ya, después de todo, bueno, realmente,

prefiero disfrutar y ya está. -Claro, claro.

Si es lo que te queda. -Sí.

-¿Y ahora quién entra? -Venga.

-Venga, hasta luego. -Toda la suerte echada.

-Ensayando esto aquí... -Sí, sí, sí.

(RÍE) -Bueno, vamos a tomarnos algo.

-Venga, vamos. -Vale.

(RÍEN)

(Aplausos)

Qué bonito, ha sido muy bonito.

¿Te ha hecho ilusión? ¿Te lo esperabas?

No, la verdad es que...

me los he encontrado a todos de repente y ha sido genial.

Reencontrarme con todos ellos, ver sus caras de nuevo y...

¿Tenías ganas de ver a alguno en concreto?

Bueno, todos un poco en general.

Me ha hecho mucha ilusión ver a Rubén Darío,

porque hemos pasado muchos momentos juntos.

Samuel, que hace mucho que no lo veía...

Bueno Samuel... Si se fue la semana pasada.

(RÍEN)

Hola, Samuel. ¿Qué tal?

Oye, y, dime, ¿os habéis dicho cosas?

A mí es que me ha pillado superdesprevenido,

porque estaba ensayando, he terminado el número...

(HACEN RUIDOS)

Sí, ha sido un poco así y luego ya:

"Fuerza, tío, ya la final, darlo todo".

¿Pero no te han preguntado nada? Que cómo me sentía yo para la final,

que si tenía ganas, que si tenía... Qué sosos. La juventud...

Qué sosa hoy en día, ¿eh? De verdad.

No habéis tenido infancia, no habéis tenido...

Aburres a un camello, nene.

(RÍE)

Ríe, ríe, ríe, ríe. (RÍE)

Bueno, vamos a presentar ahora al siguiente artista. Él es Abel.

La semana pasada le pidió matrimonio a su partenaire

y hoy la va a cortar en cuatro trozos.

(PÚBLICO RÍE) Qué contrastes tiene la vida.

¿Qué nos vas a hacer? Bueno...

Esta semana traigo algo... Algo grande, algo potente.

Sí, para la final traigo un número que se llama "La revolution".

Es un número que, lo que te he comentado antes,

lleva sin hacerse muchísimo tiempo. ¿Este número es para una final?

Sí. ¿Seguro?

Sí, claro. Lo he cogido, lo he rescatado

y lo he traído aquí para presentarlo. A ver qué hace.

Tío, ¿te construyes todas las ilusiones?

Todas. ¿Las grandes ilusiones las haces tú?

Todo. Personalmente, desde el primer tornillo hasta el último.

Todo lo hecho yo. Voy a meter a Natalia

dentro de la caja y se va a dividir en muchos fragmentos diferentes.

Luego, si no me sale, te vienes conmigo...

-Venga, va... Sí, sí. El problema que vas a tener aquí

es la junta entre una pieza y otra, que no entre la luz

de la pantalla de led en medio.

Ahora.

Qué leche...

Es que la mato, es que la mato. ¿Te ha dado?

Los codos abajo. En todo el morro.

Arriba.

Camina, camina. Cambia a la chica.

Abajo, arriba.

No me gusta cómo la cargas. ¿Cómo la cargo?

Pues muy mal. Tantas galas,

ya llega un momento en el que uno se estanca.

Tanta magia...

(Aplausos)

(Música: "The show must go on")

(Aplausos)

(Continúa la canción)

(Aplausos)

¡Abel...! ¿Qué tal? Bien...

Blake, ¿qué te ha parecido? ¿Qué me ha parecido?

Pues, sinceramente, Abel, esperaba un poco más de ti.

El aparato es descomunal.

La caja se mueve.

Me da que lo tenías demasiado...

durante demasiado tiempo en el fondo del almacén

y que lo has rescatado para traerlo aquí.

¿Por casualidad estrenas zapatos?

No, no. ¿Seguro?

Sí.

Te lo digo porque parecía que ibas con zapatos nuevos.

No, no...

Sobre todo porque con zapatos nuevos,

normalmente uno anda peor

y, sobre todo, denota más inseguridad...

en sus manos...

cuando mueve...

determinados objetos.

Y sabes también de lo que te estoy hablando.

Ha habido un ritmo y una bajada de ritmo muy importante.

Nina.

Bueno, ahí faltaba yo, es evidente. (RÍEN)

-No sé de qué os reís. Hubiera ganado más el número.

(HABLAN A LA VEZ)

Vamos a juego. Era el día. Has perdido tu oportunidad.

Bueno, no, a ver, a mí me ha despistado mucho la caja, Abel.

Me ha despistado mucho la caja.

Y no digo nada más. No digo nada más.

Todo lo demás impecable, pero ya estamos en un punto

que hasta yo me doy cuenta de las cosas.

Y si tú te das cuenta... Inés, ¿qué te ha parecido?

Pues, ver, a mí me gustaría darte las gracias por dos cosas.

Una, por recuperar un clásico tan poco visto en escena

y, dos, porque tú nunca te conformas.

Tú coges una ilusión y, si tiene que aparecer una chica,

tú sacas tres, y eso a mí me gusta mucho.

Y que siempre te la fabricas tú.

Pero estoy de acuerdo con mis compañeros

en que tiene que pasar por boxes esa caja,

porque en los ensayos te ha dado muchos problemas

esta caja loncheada. Nada más.

Abel, yo te felicito a nivel coreográfico.

Sí que es cierto que lo de las zapatillas,

lo de los zapatos nuevos, se nota.

Esa energía que tienes está totalmente incontrolada.

Me vas a matar a las bailarinas. No. Controla.

Da la sensación de que llevas zapatos nuevos.

Eso, por un lado. Por otro lado, rompo una lanza en tu favor.

Yo he estado ensayando con él esto esta mañana

y, de verdad, no sé de dónde aparecen las señoras.

Por lo tanto, a mí, me has conseguido ilusionar,

una vez más, con tu magia. Felicidades.

(Aplausos)

Vais a puntuar, por favor. Tomad nota de lo que queráis.

Muchas gracias. A ver si hay suerte, Abel.

"Abel" si hay suerte...

(RÍE) No lo había dicho aún. Perdón, perdón.

Paso a la final, paso a la final. -No tienes más que decir. Pasas...

Vamos a presentar ahora al jovencito,

al benjamín de la compañía. Es Dani Polo.

Hace aparecer paraguas, pero no uno ni dos...

Una tienda entera. Para la final os traigo un número

completamente distinto a lo que se visto nunca

sobre este escenario. Venga, hijo, ¿qué nos vas a hacer?

Es un número al que le tengo mucho cariño.

Porque, digamos, es mi número estrella.

Consiste en que aparecen paraguas. Y este número,

que es el que le ha dado más éxitos, hasta la gala 9 no nos lo hace.

Hombre, el de la semana pasada no estaba nada mal, ¿eh?

-Porque yo creo que todo el mundo está acostumbrado a verme

un poquito elegante y tal. Esta vez va a ser una locura.

(RÍE)

Una cosa muy fiestera que seguro que va a animar a todo el plató.

Durante la intro musical...

¿Qué tal si te sientas, por ejemplo, en las rodillas de Blake?

¿Tú te ves bailando esto, macho? Sí.

De hecho, prefiero estar aquí que sentado en las rodillas de Blake.

(RÍEN)

Vino al casting de la primera edición

y, cuando lo vi, pensé: "Lo cogería, pero es tan joven y es tan bueno

lo que ha hecho que es imposible que nos aguante el nivel

durante nueve galas". ¿Me entiendes?

Y resulta que el chaval es más bueno de lo que aparenta.

(Aplausos)

(Música: "Surfin' USA")

(Aplausos)

(Continúa la canción)

(VITOREAN)

(Aplausos)

Qué bueno...

Toma, toma. Gracias, gracias.

Un momento, un momento.

Que uno sirve para un "fregao" y para...

¿Quieres una, Lari? Perdón, ya está.

¿Dime? Si quieres una...

No, no. Yo prefiero pagar tres euros que ir tan cargado.

Vale, vale.

(RÍE)

Este va a la playa y tiene que ir en autocar.

Bueno, nada, jurados... ¿Qué os ha parecido?

Veo caras sonrientes. Nina, ¿te ha gustado?

¿Pueden opinar mis compañeros primero?

Sí, claro. Quiero saber cosas.

Venga, Inés. Pues brutal, enhorabuena.

Gracias. Me ha gustado muchísimo.

Este tipo de números, de apariciones infinitas de paraguas

son muy comunes en Asia. Aquí, en Europa,

tenemos relacionada la imagen del mago con el conejo.

Allí, la tienen relacionada con los paraguas o con los abanicos.

Y a mí nunca me han gustado. Es la primera vez que veo un número

así que me flipa. Muy bien.

¿Sabes por qué? Porque está totalmente justificado.

Muy bien. Gracias.

(Aplausos)

Es espectacular verte ensayar. ¿Han salido más paraguas

que en el ensayo o no? ¿Cómo?

¿Han salido más paraguas que en el ensayo?

Alguno más ha salido. Algunos más sí, ¿no?

Si ya en el ensayo me dejaste KO... Es espectacular lo que haces.

Yo sé la técnica, ahora os voy a contar

de dónde salen las sombrillas. Calla, no puedes decir nada.

Lo lleva en las mangas. Claro...

Nina, ¿sabes qué opinas o no lo sabes?

Es impresionante. Sí...

Estaba pensando que si es difícil manipular latas.

No, desde luego, tiene que ser bastante complicado manipular.

Me ha gustado mucho. Hay algo y no lo sé explicar.

Por eso, quería que ellos hablaran primero para ver si yo podía acabar

de ver qué es lo que... Había algún momento

que me quedaba como colgada, algo de ritmo...

Y mira que tiene ritmo, ¿eh? Pero no lo sé explicar.

Yo creo que Blake, a lo mejor...

Tú me vas a... Vamos, Blake.

Sí, seguro.

(Aplausos)

Sé que hay algo, pero no lo sé explicar.

Es la segunda o la tercera vez que te veo este número.

Es la primera vez que te veo enseñar algo.

¿Que me ves? Enseñar algo.

¿Qué ha enseñado? Yo no lo he visto.

Yo sí. Yo tampoco.

Ostras... Yo sí... ¿Y tú?

(Risas)

Y tú sabes dónde y cuándo. Porque tú sabes dónde y cuándo.

Si quieres, después, en privado, te digo el momento exacto

en donde ocurrió. Sí es cierto

que para lo que normalmente tú haces en esta rutina que,

insisto, es la tercera vez que te la veo,

has tenido un par de momentos de pérdida de tiempo

y has tenido una falta de picardía. Insisto, es la tercera vez

que te lo veo. Me sorprende un error tan garrafal

como el que tuviste donde yo, personalmente, vi algo.

Garrafal es que vaya vestido así. ¿Crees que en una gala

tú te puedes presentar vestido así? Si te ve Jordi Dalmau...

Ya, me mata. Vais a puntuar, vais a puntuar.

Te felicitamos. Vete a cambiar, que es muy importante estar elegante

en la gala final, qué caray.

(Aplausos)

Ahora vamos a ver el último de los cinco finalistas.

Hay gente que viene en avión, que viene en barco,

que viene en coche... Él ha venido en ascensor.

Estoy supercontento de haber llegado aquí

porque ahora vais a ver mi verdadero yo.

Y no tiene nada, nada, nada que ver con lo que habéis visto.

-Yo no me puedo imaginar... -No te lo puedes imaginar.

-Qué puedes hacer. Es que claro...

-No te lo puedes imaginar... -Estoy muy contento

porque es una ilusión, que es un ascensor

que es creación propia. Es como si vinieras del más allá.

Me parece que encaja muy bien con lo que quiero contar.

Y es una cosa única. No hay nadie en el mundo

que tenga esta pieza. Lo que me gusta también

es que yo soy muy protagonista. Vaya...

Le vamos a dar una alegría a Blake. Me pasa una cosa curiosa.

Cuando empiezo a interiorizar con este personaje, a pintarme,

a cambiarme y tal..., me salen como una serie

de movimientos y actitudes que soy incapaz de hacer ahora.

No sé cómo explicar. ¿Me lo dices en serio?

Te lo juro. Me da vergüenza, tío.

(RÍEN)

Me gusta porque el elemento principal es un elemento que es único.

Hora y media o dos horas hablando sin parar.

Es que...

Pero tirad del cable, que alguien lo desconecte.

Que alguien desconecte a Edgard. Para el segundo número, para mí,

una de las mejores ilusiones en la magia es lo que flota,

lo que levita. A ver si consigo que una persona del público

pueda flotar, aguantarse y a ver si soy capaz

de que se levante también. -Es espectacular

de aquellos que me gustan a mí, de... Ah, ah.

Sí, sí.

(TARAREAN)

Y ahora... ¡chuf! Estoy agotado, tío.

Vete al hotel y me traes copiado 12 000 veces para mañana...

"No tengo que agotar a Poty en los ensayos".

Ya, pero es que me gusta... La madre que lo parió...

Pero es que me gusta exprimir de ti, me lo pasó muy bien.

Eres un colorante, como yo. -Tengo ganas de verlo, va...

Vete... Por ahí, vale.

Adiós, hasta luego. O sea, vete.

(CANTA) "Con tus truquitos, vete lejos de aquí, lejos de mí".

Ya voy, ya voy.

(Aplausos)

(Música)

(VOZ EN OFF) "Una vez, soñé con un viejo elevador.

Me llevaba allá donde todo era posible.

Nunca más quise despertar".

(Engranaje)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Bravo!

(Aplausos)

(Música misterio)

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Bravo, bravo!

Parece que el confeti lo regalan, ¿verdad?

¿Cómo estás, Edgar?

Bien, muy bien. ¿Bien?

Inés, ¿qué te ha parecido? Pues a ver, yo tengo

hasta incluso ganas de llorar de la emoción, de la maravilla

que he visto, muchísimas gracias, y tengo muchas cosas que decirte.

(Aplausos)

Brutal. Mira, no todos los magos,

de todos los magos que han pasado por "Pura magia",

incluyendo la primera edición, para mí, tú eres el más profesional

de todos, pero además con diferencia. Y eso...

(Aplausos)

Y eso es muy importante porque cuando salgáis de aquí

y cuando alguien os contrate, miran la calidad mágica,

por supuesto, pero también miran quién es el más profesional

a la hora de entregar los trabajos, a la hora de presentar los juegos,

y aquí hay muchos compañeros que no presentan los juegos,

que los cambian en el último momento,

que no son realmente profesionales como lo eres tú,

así que me quito el sombrero, Edgar, muchísimas gracias.

Muchas gracias. Gracias.

Nina. Estoy impresionada.

Estoy en shock aún. Qué bonito, Edgar.

No sé, no tengo palabras, me parecía estar viendo

una obra de teatro musical, una comedia musical, de verdad,

qué cuidado todo, qué bonita la máquina,

Tus partenaires son tan maravillosos y tú...

Bueno, hoy sí, tengo que decir que he visto a otro Edgar,

pero, vamos, pero de calle, gracias por esto. Gracias.

(Aplausos)

Muchas felicidades, Edgar, puedes volver.

Pues lo siento mucho, pero ya estamos al final

de la primera ronda. (PÚBLICO) ¡Oh!

¿Qué significa este "¡oh!"? Al contrario,

ahora viene lo mejor, la segunda, qué nervios tenemos.

Mira... Así, así. Esa es la actitud.

Miembros del jurado, os voy a dejar un ratito más

por si queréis cambiar algún número, por si os lo repensáis,

acabar de tomar... De lo que sea, ahora os recogeremos los sobres

porque mientras quiero recordar a la gente que nos ve desde casa,

que aunque no puedan votar, sí que pueden dar sus opiniones,

pues yo que sé, "me gusta este", por las redes sociales, ¿eh?

"Me gusta este, el favorito es este, qué guapo que está el Mag Lari hoy".

Por favor, de mí solo decid cosas buenas, ¿vale?

Es que me molesta, es que me molesta.

Con el hashtag "puramagia", ¿eh? Recuerden. ¿Lo tenéis listo?

¿Sí? Perfecto, por favor, si eres tan amable de recoger los sobres

a los miembros del jurado...

(Aplausos)

A Roger siempre lo aplauden en grupo porque es uno de los bailarines,

pero ahora te han aplaudido a ti solo, ¿eh?

Muy importante chupar el sobre, ¿eh?

(Aplausos)

Cuando se chupa y luego te das cuenta que es de los que se saca

la tira, pero bueno... ¿Estáis nerviosos o no?

Yo sí, porque ahora hace falta sumar y a ver qué pasa.

Vamos a hacer el recuento, pero antes quiero que vean

este vídeo, es una quiniela, les hemos pedido a los concursantes

que opinen sobre ellos, quién llega a la segunda fase

y quién gana.

Los tres finalistas... -¿Tengo que decirlo obligado?

(RÍE) -Ya empezamos con las preguntitas que me molan a mí, ¿eh?

-¿En esta apuesta tampoco me llevo nada?

-Los que van a pasar el primer corte serán Edgar, Gisell y Dani Polo.

-Pues yo creo que va a ser Abel, Gisell...

y la tercera tengo dudas. -Yo creo que va a ser uno Edgar,

otro Dani, Dani Polo y me falta uno, que ese no lo sé.

Yo creo que es Edgar irá seguro, Dani y Gisell.

-Edgar, claramente, Dani y David.

-Mis tres preferidos para la segunda fase de la final

son Gisell, Abel y...

el otro no sé, o Edgar o Polo. -Pues Gisell porque su magia

es pura poesía, Dani Polo y Edgar. -Para mí, primero diría Dani Polo,

segundo diría Edgar, y tercero diría Abel.

Y Gisell y David Díaz no pasan ronda.

-Estoy entre Edgar y Dani Polo, pero no sé, no sé quién puede ganar.

-Yo pienso que va a ganar Gisell. Apuesto por ella 100 %,

la voy a apoyar a tope. -Yo creo que puede ser Abel.

-A lo mejor diría que Dani. Dani Polo.

-Yo creo que Edgar es una persona que la magia y la vida

le deben que sea ganador del programa.

-Creo que va a ganar Dani Polo. -Puede ser Edgar

porque tiene una gran trayectoria mágica y tiene una gran experiencia.

-No se sabe lo que va a pasar, pero bueno, estaremos ahí para apoyarles.

(Aplausos)

Qué nervios, por favor, qué nervios. Hemos hecho el recuento,

voy a pedir, por favor, compañeros, si sois tan amables

de traerme el sobre con el resultado.

(Aplausos)

Muchas gracias, Roger.

¿Queréis saber lo que pone aquí? (PÚBLICO) Sí.

¿O vamos a publicidad? (PÚBLICO) No.

No podemos ir, porque en TVE no hay publicidad. Bueno...

No, no, no, ya está. Un poco de solemnidad.

Vamos rápido porque estos chavales estarán pasándolo mal.

(RÍEN)

(Aplausos)

Estoy nervioso hasta yo, como si me fuesen a echar.

(Música tensión)

Vamos a empezar a leer los resultados,

voy a ir uno por uno para que sepáis los tres de vosotros

que vais a poder continuar. Empezamos por Dani Polo.

(Aplausos)

Dani Polo,

con 12 puntos,

ha quedado en...

Tercera posición.

(Aplausos)

Por lo tanto, eso significa, por la alegría que se ve,

que pasa a la final absoluta de "Pura magia".

(Aplausos)

Muchas felicidades, Dani.

Vamos a continuar con Gisell.

(Aplausos)

Gisell, que con cinco puntos, quedando en...

quinta posición. Y por lo tanto, no pasa a la gran final.

(Aplausos)

Ahora es el turno de David Díaz.

(Aplausos)

David Díaz, que con 13 puntos,

se clasifica en segunda posición. Y por lo tanto, sí pasa a la final.

(Aplausos)

Solo queda una plaza, por lo tanto, os voy a pedir, Abel y Edgar,

que os pongáis de pie los dos porque al decir uno

ya se va a saber el resultado del otro.

(Aplausos)

Uno de los dos pasará a la segunda fase

y el otro se quedará a las puertas, sintiéndolo mucho.

Por ejemplo, vamos a hablar de Edgar, que con...

20 puntos es la tercera persona que va a pasar a la final.

Y sintiéndolo mucho, Abel queda cuarto clasificado con 10 puntos.

Muchas felicidades, Edgar.

Voy a pedir, por favor, que vengan al escenario.

Podéis subir aquí conmigo.

(Aplausos)

Dame la mano, dame la mano.

(Aplausos)

Los aplaudimos fuerte, claro que sí, porque ha sido un placer

teneros aquí todas estas semanas, es una pena, es una pena muy grande

que os hayáis quedado a las puertas, pero el concurso es así,

la vida es así. Yo te quiero agradecer todo el esfuerzo

que has hecho, yo sé que has gastado mucha energía en podernos ofrecer

el número que has hecho. Lo tenía planteado desde la primera gala,

yo te lo agradezco mucho todo lo que has trabajado.

Abel, te quiero agradecer, de verdad, todos los momentos

y momentazos que nos has dado en "Pura magia", ha sido un placer

estar aquí, tenerte aquí, trabajar contigo,

no sé si les queréis decir alguna cosa, miembros del jurado.

Que sigan. Que sigan, claro que sí.

Que sigan. Tenéis futuro, tenéis sitio, esto ha sido un paso

en mitad del camino, punto.

Habéis hecho lo que no teníais que hacer en el último momento, bueno,

no importa, sois de los cinco, de los cinco.

(Aplausos)

Les damos un fuerte aplauso, yo les voy a dar un beso muy fuerte

en nombre de todos. Gracias.

Gracias, Gisell. Un placer enorme.

Gracias, Abel. Felicidades. Quiere decir algo, di.

Espera, que quiere hablar. Abel quiere hablar.

Bueno... Vigila qué haces,

porque le dejé hablar un día y le pidió para casarse a la novia,

imagínate.

Bueno, para mí, realmente, ha sido un placer magnífico

estar aquí, ha sido una experiencia maravillosa, ¿no?

También el compartir con vosotros los momentos que nos habéis dado,

pero yo querría pedir un fuerte aplauso a las personas que no se ven,

o sea que no están aquí con nosotros, sino que están ahí detrás,

porque todo lo que hay aquí, y nosotros, es gracias a ellos.

Un aplauso para ellos. Claro que sí.

Generoso hasta el final.

(Aplausos)

Todo el equipo te quiere, todo el mundo lo adora.

Si este hombre... Muchas gracias, Abel.

Gracias, guapos. Podéis pasar para adentro, os queremos.

Es lo que tiene, la vida tiene estas cosas,

vosotros estáis contentos, ¿a que sí?

Os tenéis que ir a preparar porque nos tenéis que hacer otro número.

Uno de los tres será el mejor mago de España.

(Aplausos)

Venga, a prepararse.

Y mientras se preparan, os vamos a poner qué hicieron esta semana.

Se fueron de visita al taller de Jordi Dalmau,

nuestro diseñador de cabecera.

Yo no me lo creo, pero es que al final, son amigos y todo.

Bueno, chicos. Por fin ya la final.

¿Sí?

Lo que sí que tenemos que hacer superbién

es el vestuario de la gala.

No me podéis ir con chándal.

Tenemos que ir bien. Voy a ir uno por uno, ¿de acuerdo?

Gisell, ¿qué? ¿Te vas a fiar de mí, verdad?

Quiero que vayas supersexy.

Que todo el mundo te mire.

Que lleves un escopetazo que todo el mundo diga...

¡Esa es Gisell!

Con un chasquido de dedos... -¿Ah, sí? A ver.

-¿Tú crees que tienes que ir así?

-¿Te parece que no? Si voy como un pincel.

(RESOPLA)

-¿Tú crees que el cinturón tiene que ir así colocado?

La camisa bien colocada...

Quítate esta chaqueta. La chaqueta fuera.

¿Te vas a subir la cremallera el día de la gala o no?

Esto es otra cosa. -¿Me puedo mirar?

La verdad que el tío tiene buen gusto, ¿eh?

Hay que reconocerlo.

-Oye, una pregunta. -Dime.

-¿Tú crees que puedes ir a la gala con la camisa por fuera?

-Como no sabía lo que me ibas a poner...

-Tú camisa por dentro. Siempre camisa por dentro.

Ahora es cuando lo puedo ahogar...

-No quiero que vayas de niño de comunión, por favor.

Más loco.

Necesita un toque, más de chispa.

¿Así? ¿Vas a ir así?

-Hombre, una chaquetita me tendrás que dejar.

-Mírate.

Vas elegantísimo.

-Me va grande.

-¿Por qué no te pones la azul?

-Me ha costado mogollón.

Me quería poner una chaqueta roja.

Él decía que me quedaba bien, pero yo sabía que me quedaba grande.

-Y no te pongo el pantaloncito blanco porque...

Venga. Venga.

¿Puedes parar de soplar?

-Tráeme una negra, por favor.

-Mira, tengo hasta corbata, ¿eh? -No, no, no.

-Hala, mi chico clásico.

-Es que esto tampoco me gusta.

¿No tienes una así cortita, apretadita?

-Hasta el último día vais dando por saco.

Con más estilo, lo voy a decir con voz baja, para que no me oigan,

creo que es Abel.

Esto te va a quedar guapísimo. Mira, mira.

Qué estilazo, ¿no?

-¿Qué pasa, que no te quedaba tela y no la has podido hacer más larga?

-No teníamos más, pero es lo último.

Vamos a probar esto.

Con lo loco que tú eres...

No tiene ni chicha ni limonada.

-¿Sabes quién parezco con esto?

Parezco... Rambo elegante.

-Qué Rambo ni qué elegante.

¿Cómo que no?

No puedo más con esta gente, de verdad.

No puedo más con esta gente. Me agobian, me agobian.

Yo es que no voy a la gala. No voy.

(Música)

(Aplausos)

Soy caprichosa de las que quieren las cosas.

Porque pa' mí la espera es sospechosa.

Que si me quieres, no tardes más de las nueve.

Porque a mí cualquiera me entretiene. ¿Oíste?

Y si te vistes nos vamos alguna parte,

donde quizás yo pueda hipnotizarte.

Y en el dominio total de tus movimientos

vamos a cumplir hasta los diez mandamientos.

Uh la la la la la lala.

Uh la la la la la lala. Yo te lo digo.

Uh la la la la la lala.

Tengo el control, Yo muevo el hilo y más na'.

Se me antoja

cada vez que tú me miras se me antoja

besarte un ratito más.

Se me antoja cada vez que tú me tocas.

Se me antoja pegarme un poquito más, na' más.

Yo pa' ti soy caprichosa.

Soy callejera de las que nadie se espera,

con sombrero y botas bandoleras.

Si tú me sientes, no tardes más de las siete.

Porque a mí cualquiera no me tiene, ¿oíste?

Si te resistes te robo a la primera.

Pa' jugar piedra, papel o tijera. Porque este amor es una escalera.

Tú sube y baja las veces que quieras.

Uh la la la la la lala.

Uh la la la la la lala. Yo te lo digo.

Uh la la la la la lala.

Tengo el control, yo muevo el hilo y más na'.

Se me antoja cada vez que tú me miras,

se me antoja besarte un ratito más.

Se me antoja cada vez que tú me tocas.

Se me antoja pegarme un poquito más, na' más.

Yo pa' ti soy caprichosa.

Cada vez que tú me miras se me antoja.

Yo soy la que decide cómo hacer las cosas.

(Aplausos)

Beatriz Luengo.

Guapísima. Gracias.

Qué alegría tenerte aquí.

Que nos pongas un poquito de música, porque tanta magia cansa al final.

Muchas gracias. Qué éxito, "Caprichosa".

Pues sí.

Es una canción que me está trayendo cosas preciosas.

El álbum tiene 38 millones de streams en Spotify.

(Aplausos)

Muchas felicidades.

Esta canción la hemos presentado a través de un dance vídeo

tiene 10 millones de visualizaciones.

Y nada.

Es el resultado a la lucha, la perseverancia.

Es una carrera muy bonita.

Me ha tocado remar mucho,

ahora me toca recibir mucho de ellos.

Es el premio, y merecido.

Es un premio merecido.

Para nosotros también es un premio tenerte aquí.

Es un lujazo, de verdad.

Para mí también.

Veo este jurado tan bonito. Me da mucha ilusión.

Bonito no, pero simpático sí.

Es broma, guapos, guapos.

Te quería preguntar. ¿A ti te gusta la magia?

Sí, claro.

La magia es todo, en el amor tiene que haber magia.

La creación de un hijo es magia.

Todo es magia en la vida.

Aquí tengo unos que hacen números de magia.

Yo pensaba:

"A lo mejor en un videoclip tuyo puede salir uno de ellos".

He estado hablando yo de eso en maquillaje,

porque yo tengo aquí un primo Luengo, ¿sabes?

¿Ah, sí?

¿No será Jorge Luengo?

Pues yo creo que sí. Porque el apellido coincide.

Le he dicho: "Mira, si tú ahora mismo en un concierto

puedes hacer que esté en dos ciudades a la vez, me forro".

Pero es mago, no es la virgen de Lourdes.

No confundas, ¿eh? Muchas gracias, Beatriz.

Gracias.

Beatriz Luengo. Fuerte el aplauso para ella. Gracias.

¿Qué tal?

-Ya he contado que vamos a hacer unos trucos que ni Beyoncé.

Me va a ayudar a montar mi sueño. Es mi primo.

-Más que un truco, va a ser magia.

Aquí no va a haber trampa. Vamos a hacer magia.

-Magia de verdad. -De la buena.

-Madre mía, hace una magia que me ha dejado alucinada.

Vamos a continuar con esta alegría, porque viene lo mejor del programa.

Voy a explicar la mecánica, porque es muy sencilla, para que lo sepan.

Vamos a ver las tres actuaciones de los finalistas

y cuando acaben, nuestro jurado, pues ya está.

Decidirá quién es el mejor mago de "Pura magia"

y, por lo tanto, el mejor mago de España.

¿Es fácil o no? (PÚBLICO) ¡Sí!

¿Estáis preparados? "Are you ready?".

Vamos a presentar al primero.

El primero es Edgard.

¿Quieren saber cómo fueron sus inicios?

(Música)

Yo no soy el ejemplo típico de un niño que le dan una caja de magia.

Yo no tengo ningún recuerdo de haber visto un mago en mi infancia.

Me acuerdo que también miraba los videos de los magos que participaban

en los campeonatos mundiales.

Llegó un día y ahí estaba yo.

Actuando con lo que se supone que eran los mejores del mundo.

Ahora, por ejemplo, mi sueño sería tirar para adelante un espectáculo

que hace tres años que estoy escribiendo.

Es la ilusión de mi vida.

Estoy contento de mi paso por aquí porque he podido enseñar

mi forma de hacer magia.

Mi sello.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos, ovaciones)

Jurado, ¿quién quiere hablar?

Poty.

Yo no creí que un número de magia me pudiera emocionar.

Antes nos emocionaste, pero ahora has rematado la faena.

Y...

De verdad que me ha emocionado.

(Aplausos)

De verdad que me has emocionado.

Esto es algo absolutamente...

Que te llegue algo al corazón, como lo has hecho tú,

me parece que...

Me estoy quedando hasta sin voz. No puedo hablar, de verdad.

Solamente quiero pedirte...

Solamente quiero pedirte una cosa.

Quiero trabajar contigo. Yo también.

(Aplausos)

Inés.

Yo estoy igual que Poty.

Edgard, en "Pura magia" hemos visto muchas suspensiones,

pero levitaciones pocas.

Tan bien hechas, tan bien presentadas como esta, ninguna.

Enhorabuena.

(Aplausos)

Nina.

Mucho nivel, Edgard.

Mucho nivel.

En todo, además.

Me ha encantado el detalle de la iluminación.

Me ha encantado todo el atrezo. No tiene desperdicio.

Ya no la levitación, que es cierto que no hemos visto ninguna.

Es todo, es el conjunto. Eres tú.

Es maravilloso verte. -Muchas gracias, Nina.

Blake.

Vamos a ver, Edgard.

No te voy a decir nada que no te hayan dicho mis compañeros.

No te voy a decir nada.

Yo revisaría un pequeño problema técnico,

y estás de acuerdo conmigo. Totalmente de acuerdo.

Bien.

Salvo por eso, felicidades por el montaje.

Muchas gracias. Muchas felicidades, Edgard.

Ya está.

¿Qué pasa?

Poty, Poty. ¿Qué te pasa? ¿Qué?

¿Qué te pasa? ¿Por qué aplaudes a Blake?

Está la emoción,

que hemos querido aplaudir los tres miembros del jurado a Blake.

Que lo diga, que lo diga.

Porque creo que es la primera que digo felicidades a un señor...

Cuando la cosa es buena,

soy el primero en reconocerlo y en decirlo. Sin lugar a dudas.

Tampoco soy el ogro...

Vamos a presentar al siguiente superfinalista.

David Díaz.

David Díaz... ¿Queréis saber cómo empezó a hacer magia también?

(PÚBLICO) ¡Sí!

-A los nueve años me hicieron un pequeño juego de magia

donde yo vivo, en mi urbanización.

Me quedé supersorprendido.

Me adentré en una escuela de magia gracias a mi padre,

porque buscó y rebuscó.

Yo era muy pequeño y me acuerdo

que no me dejaban entrar en aquella escuela.

Para mí la magia es todo.

Para mí la magia es mi vida,

para mí la magia es felicidad.

Ojalá poder toda la vida dedicarme a la magia.

Estoy estudiando una carrera,

pero realmente a mí lo que me gusta es la magia.

Vamos allá.

(Aplausos)

(Música)

Me gustaría hacer un imposible.

Blake, ¿puedo?

Voy a acercarme.

Un aplauso, Blake, que me va a ayudar.

Quédate ahí, quédate ahí.

Utilizaremos el teléfono móvil. Siglo XXI.

Voy a utilizar exactamente la calculadora.

Blake, quiero que pienses su número de tres cifras. Las que tú quieras.

¿Lo tienes? Sí.

Perfecto.

Quiero que lo apuntes. Listo.

Yo no lo quiero saber, ¿vale?

Quiero que le des a multiplicar.

Nina, quiero que pienses un número de dos cifras.

El que tú quieres, ¿lo tienes? -Sí.

-Perfecto. Quiero que las pongas.

Y le des a multiplicar.

Inés. No vas a pensar nada.

Quiero que, por favor, le des al igual.

Listo. ¿Tenemos un número?

Sí.

Habéis pensado los números que habéis querido.

Nina, tú y yo no habíamos hablado de nada.

Poty. Sí.

Quiero que agarres el teléfono móvil.

Lo agarro. Que lo aguantes ahí.

O sea, lo más difícil.

(Risas)

Blake pensó tres números que nadie sabía.

Nina pensó dos números que nadie sabía.

Multiplicados.

Quiero que, por favor, Poty, por primera vez nombres en voz alta

el número que ha salido.

4130.

¡4130!

No os lo vais a creer porque detrás de esta pizarra,

yo exactamente escribí el 322.

(Risas)

(Aplausos)

No, no. Tranquilos.

Porque nunca dije que aquí iba a estar en número pintado.

Yo esto lo puedo arreglar con magia. Vamos allá.

(Música)

(Aplausos)

Poty.

Podría haber una conexión entre ese teléfono y esta pizarra,

pero si eso fuera así,

yo desde el principio del número no había escrito justamente

en los palos del jurado el 4130.

Se apagó el teléfono.

Puedes comprobar, Blake.

¿Cómo, que lo tienes aquí?

Puedes venirte, Nina.

4130.

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡David, David, David!

-Ya me lo querías robar.

Sí, hay que devolverlo.

Es un detalle insignificante, pero...

Pero como no se puede llevar móvil al escenario, estás descalificado.

Bueno, me voy.

(RISA MALVADA)

(Risas)

Perdón, perdón. ¿Quién quiere valorarlo?

Blake, adelante.

Vamos a ver...

Felicidades, enhorabuena. Está bien resuelto.

Hay un problema que,

creo que los que estamos aquí lo estábamos viendo.

Después te lo comentaré,

porque no es para comentar en cámara.

Vale.

Ayer te dije, cuando estaba viéndote en los ensayos,

comentando la definición del número,

que si era tal cual tú la habías cantado,

yo me iba a poner de pie.

(Aplausos)

Esto, porque sale por la tele,

porque tú lo cuentas y nadie te cree. Nadie te cree.

Nadie se lo cree. No se lo cree nadie.

Tengo ciertas pruebas. Nina.

Le prometí que si el número era tal cual lo contaba

y ha sido tal cual lo ha contado.

Nina.

Yo es que, si Blake dice esto... Como comprenderás...

Es cierto que demuestra una vez más lo que decimos en el teatro.

Un mal ensayo, tranquilos. Un gran estreno.

El mal ensayo ha sido el de esta tarde, tremendo.

Tremendo.

Estábamos aquí y digo: "Dios mío, no puede ser".

Y sonríe. Y sonríe.

Y ha habido un cambio sustancial.

Pero muy sustancial. Felicidades.

Felicidades, David. Felicidades.

Has cambiado, has crecido. Nina.

Además, creo que nos pasa falta por ver un número.

Pero ahora, después de lo que hemos visto de Edgard,

este parece ser un número aparentemente más sencillo.

Sin embargo él lo llena todo con esa agilidad y con esa sonrisa también.

Imaginaos si a Blake le ha alucinado. He visto la cara de Blake.

¿Lo has visto, no?

Estaba Blake así...

No puede ser, no puede ser. O sea que imagínate.

Van a hacer un gif con su cara. Sí, sí.

(Risas)

(Aplausos)

Muy bueno.

Mira, yo sobre papel, este es un juego

que no hubiera comprado nunca para la final de "Pura magia".

Tengo que reconocer que me ha gustado muchísimo.

Enhorabuena.

Felicidades, felicidades.

Venga, a sufrir.

A sufrir, porque nos falta uno.

Supongo que los nervios...

Ahora le toca el turno a Dani Polo.

Es joven, es...

Yo creo que te todos, no sé si estáis de acuerdo conmigo,

jurado, es la más ambicioso.

Vamos a ver quién le animó

a dedicarse a la magia profesionalmente.

En la magia empecé con tan solo ocho añitos.

Haciendo juegos en mi casa, cositas muy básicas y tal.

Me gustó mucho y mi madre logró encontrar una escuela de magia

en Galicia, que es algo muy poco visto, la verdad.

Tuve la suerte de poder ir a esta escuela de magia

tres años y ahí empecé a formarme. Hasta ahora.

Me encanta cuando alguien del público se te acerca

y te dice: "Es que me he emocionado".

La magia, sin duda, es mi vida. Es mi forma de vida.

Es lo que pienso desde que me levanto hasta que me acuesto.

Si yo puedo vivir de la magia, trabajaré, pero sin trabajar.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Dani, Dani, Dani!

El niño se ha traído un aparatito pequeño.

Genial. ¿Quién quiere valorar?

Divertidísimo. Me ha encantado, me ha encantado.

Me ha gustado muchísimo.

Me ha gustado mucho, me ha sorprendido.

Después de tantos números como hemos visto

y me has vuelto a sorprender una vez más.

-Muchas gracias.

La música, la frescura... Muy bien.

Bien, Dani, bien. Un diez.

Inés. A mí me ha gustado mucho, ¿vale?

Lo ha ejecutado muy bien, lo ha presentado muy bien,

lo único que no me cuadra es que el aparato

es desproporcionadamente grande. Eso es lo único.

Sí, un poquito grande... Pero creo que visualmente...

Cuando él pensó esto, quería hacerlo con Fernando Romay.

No pudo ser... Claro, claro.

Lari, vi este número hecho por David Copperfield.

Tú eres un chulo. No hay quien te aguante.

Lo hace David Copperfield, luego vienes y lo haces tú.

Yo lo hago también.

Vamos, me parece una valentía...

Me ha fascinado lo que acabas de hacer.

Qué bien. Gracias. Felicidades.

Me ha dejado fascinado.

Y sobre todo, me has devuelto al bailarín entero.

Después de haberte visto en los ensayos de ayer,

esperaba verte como en cualquier teatro de los Estados Unidos

bailando con cuatro maravillosas bailarinas.

Hoy has vuelto a recuperar

el que tú no eres hábil con los pies.

Sí, te has perdido, te has perdido y te has perdido

porque estabas más pendiente de lo que ibas a hacer

que de lo que estabas haciendo.

En un espectáculo hay que estar siempre pendiente

de lo que está uno haciendo en el mismo momento que lo está haciendo.

Lo demás viene después.

Luego te recomiendo un par de asas en la parte de delante

y en la parte de atrás para que nada más tengas que hacer así, tirar,

para que no tengas que andar con los problemas que tuviste.

Nada más. Muy bien, gracias.

También podemos aplaudir ahora

y que sirva para todas las galas que hemos visto este verano

al cuerpo de baile de "Pura magia", que lo han hecho estupendamente.

Son estupendos trabajadores predispuestos.

¿Sí o no? ¿Miento?

Sí, te puedes ir, te puedes ir. Muy bien.

Te quiero, te quiero.

Es normal. La gente nos coge cariño.

Se quieren quedar a vivir en el escenario, pero no puede ser.

Ahora estoy tan nervioso. Viene el momento definitivo.

Señoras y señores del jurado, por favor.

Márchense a deliberar.

(Aplausos)

Necesitamos una rápida decisión.

Rápido, rápido.

Nada de aprovechar para ir al lavabo.

Ahora, mientras esperamos,

vamos a ver un repasito de lo que han hecho nuestros siperfinalistas

esta noche en "Pura magia".

(Música)

(Aplausos)

Ya tenemos al jurado sentado en la mesa otra vez.

Han deliberado,

han llegado a una conclusión por unanimidad.

Así pues,

vamos a leer el resultado.

Voy a pedir, compañeros, que me entreguéis el sobre.

Muchas gracias.

Voy a leer el veredicto.

Para hacerlo voy a pedir que me acompañen al escenario

Jorge Luengo, profesor de la escuela...

(Aplausos)

Jorge Luengo lleva en sus manos la varita,

que es el premio de mejor mago de España.

Pero este título va acompañado, además,

de un premio que es un viaje a Estados Unidos

para ver los mejores espectáculos de magia.

El cheque lo va a dar el campeón de "Pura magia" del año pasado.

Marín.

(Aplausos)

Entonces voy a pedir a los tres superfinalistas

que suban al escenario, por favor.

(Aplausos)

Abrazaos, abrazaos.

No lo vamos a retrasar más.

Voy a leer el resultado.

Voy a romper el sobre con esta gracia mía.

No miréis.

¿Estáis preparados? (PÚBLICO) ¡Sí!

¿Y vosotros?

(Risas)

Vamos allá.

El jurado ha decidido por unanimidad

que el ganador de la segunda edición de "Pura magia" sea...

Edgard.

(Aplausos, ovaciones)

Le vamos a dar el cheque.

Se va a Estados Unidos a ver los mejores espectáculos de magia.

La varita, Luengo.

Hay mucha alegría. Muchas gracias a todos.

Gracias por acompañarnos durante todo el verano.

Les esperamos hasta otra ocasión.

Les queremos, buenas noches y que viva la magia.

(Aplausos)

(Música)

Pura magia - T2 - Gala 9

12 sep 2018

Programas completos (18)
Clips

Los últimos 191 programas de Pura magia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios