Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

4977946 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Mujeres Unidas - ver ahora
Transcripción completa

"El Salvador ostenta el triste récord de ser el país

con el índice más alto de feminicidios en América Latina.

Una mujer es asesinada cada 19 horas.

De los 7 millones de habitantes más de la mitad son chicas,

adolescentes y jóvenes que sufren a diario violencia

dentro y fuera de sus hogares.

Manos Unidas, ONG Española de la Iglesia Católica,

lleva más de 30 años luchando por los derechos de las mujeres

y la igualdad de género con proyectos

como los que desarrolla en este país centroamericano.

Santa Isabel de Ishuatan pertenece al departamento de Sonsonate,

entre la presa del pacífico y la llamada Cordillera del Bálsamo.

Las mujeres rurales de esta zona del occidente salvadoreño presentan

los índices de desarrollo humano más bajos del país,

pobreza, falta de empleo y desconocimiento de sus derechos.

Manos Unidas trabaja desde 2015 en esta parte del Salvador

para prevenir la violencia de género en seis municipios rurales afectados

por la lacra del machismo".

La mujer no solo merece un día para honrarla,

sino toda una vida para amarla, feliz día de la mujer rural.

"El socio local de Naciones Unidas en Santa Isabel de Ishuatan

es el movimiento salvadoreño de mujeres,

el MSM, que es como se conoce por sus siglas,

surgió de forma clandestina a finales de los años 80

del siglo pasado en un contexto de guerra.

La labor del MSM en favor de las mujeres se hizo visible

gracias a los acuerdos de paz de 1991.

El MSM está empoderando a las mujeres rurales en El Salvador

con el apoyo de la ONG Manos Unidas."

Ya tenemos, 30 años deben ir, trabajando a nivel nacional y acá,

en Santa Isabel de Ishuatan a partir del 2014 hemos entrado a trabajar

en la parte organizativa con las mujeres,

en la parte de la prevención de violencia

y el conocimiento de los derechos humanos,

tanto de mujeres como de jóvenes también.

"Las mujeres con bajos recursos económicos

son las principales víctimas del abuso y de la violencia.

Por el simple hecho de haber nacido mujer en El Salvador."

Una de las problemáticas que las mujeres sufren acá

en el municipio de Santa Isabel de Ishuatan

es el desconocimiento de sus derechos

en cuanto a saber que como mujeres también tienen derechos

y que esos derechos los tienen que reivindicar

y algunas que no los conocen, especialmente,

y a través del desconocimiento de sus derechos viene

lo que es la violencia hacia las mujeres,

los diferentes tipos de violencia que las mujeres desconocen,

aunque estén sufriendo violencia lo ven como algo natural.

Luego empezamos a ver los problemas más internos en la familia,

problemas de violencia interfamiliar, discriminación,

sometimiento de las mujeres...

"Aunque en El Salvador existe una ley

para defender el derecho de las mujeres,

todavía son muchos los casos

de violencia sexual que siguen impunes.

Sobre todo contra adolescentes y niñas."

En cuanto a los embarazos en niñas y adolescentes acá en el municipio,

podemos decir que hay un alto nivel de embarazos.

Eso parte del abuso que las niñas y adolescentes tienen en sus hogares:

los tíos, los abuelos, los padres...

Eso genera mayor pobreza dentro de la familia

y estanca también que las niñas puedan seguir estudiando.

"Acoso, incesto, venta de menores,

en El Salvador se han comprado niñas por 500 dólares.

Son casos extremos que no salen a la luz

pero que mucha gente conoce.

Manos Unidas trabaja con su socio local en esta parte de El Salvador

para dar a conocer a las mujeres sus derechos más fundamentales

y ofrecerles oportunidades

para que puedan ser económicamente autosuficientes."

Estamos trabajando el conocimiento

de los problemas desarrollando escuela de liderazgo.

La escuela para la salud sexual y reproductiva.

Porque es una situación difícil,

ustedes pueden ver en las comunidades, en los cantones,

niñas de 12, 14, 15 años que ya tienen hijos.

"En Santa Isabel de Ishuatan está la finca "la Colmena"

con sus puertas abiertas para acoger a las mujeres

que sufren cualquier tipo de violencia.

La Colmena es el lugar donde se reúnen las asociaciones

y comités de mujeres

de todo el municipio de Santa Isabel de Ishuatan.

No resulta fácil llegar a la finca.

Las mujeres viajan en transporte colectivo

desde los distintos cantones y comunidades del entorno

porque quieren saber cuáles son sus derechos.

La Colmena es una escuela donde las mujeres aprenden a luchar

colectivamente por sus derechos

y empoderarse para salir de la marginación

y la exclusión social.

En la finca la Colmena las mujeres reciben

las herramientas necesarias para debatir

y defenderse cuando no son respetadas.

Quieren hablar, pero sobre todo quieren que se las escuche.

Fortalecer el liderazgo de las mujeres rurales en esta parte

del Salvador es uno de los objetivos de Manos Unidas."

Uno de los miedos en este municipio de las mujeres ha sido

porque ha estado en el ámbito privado, olvidadas,

donde no han tenido las mismas oportunidades

que alguien les diga:

mujeres, ustedes valen, tienen derecho, derecho a la salud,

derecho a la vivienda digna,

derecho a una calle donde puedan transitar libremente.

Derecho a un empleo digno.

Derecho a que ustedes sean respetadas como mujeres.

Lograr que una mujer que vive violencia,

que vive ese círculo de violencia te cuente, no es fácil.

El mayor problema que veo en mi comunidad es el machismo

y la violencia hacia la mujer.

"Las mujeres salvadoreñas han perdido

el miedo a hablar para defender su dignidad.

No quieren ser más que los hombres pero tampoco menos."

Yo sido una mujer bastante violentada, mis derechos,

he recibido mucho maltrato como golpes,

que se daban en el hogar, gritos, pero es más psicológico,

por mi condición física de ser una mujer con peso,

y muchas veces se da eso,

en casi la mayoría de los hogares

las mujeres no salen por el miedo al esposo.

"Violencia física, incomprensión y falta de derechos,

son algunas de las injusticias por las que pasan muchas mujeres,

como es el caso de Catalina."

Todo. Todo incluido.

Primeramente el maltrato de parte de mi familia en cuanto al poco apoyo

Y a la protección.

Segundo, el maltrato de mi esposo.

Tercero, el maltrato de las instituciones.

Cuando yo buscaba apoyo.

Vulneran los derechos de las mujeres y no somos escuchadas.

Las instituciones no dan

el respectivo apoyo hacia la mujer y eso tiende a que sean marginadas.

Lo que me ha encantado

es que estoy recibiendo capacitaciones

en cuanto conocer mis derechos.

Conocer mis derechos y saber

de qué manera puedo ayudar a otras amigas

también que están viviendo

o vivieron o están viviendo la situación que yo pasé.

Allá, cuando nosotros estamos reunidos,

yo expongo mi caso, siempre lo expongo,

y siempre les digo qué es lo que me ha ayudado a mí

como mujer a salir adelante.

Una mujer que sufre acoso y violencia tiene que denunciarlo.

Y pedir siempre el apoyo de organizaciones como por ejemplo

el movimiento salvadoreño de mujeres.

He aprendido que mis derechos los puedo reclamar donde quiera

y hacer valer mis derechos aquí y donde sea y frente a quien sea.

(CANTAN)

# Mujer salvadoreña,

# trabajadora y campesina,

# Yo le canto a tus manos

# de ternura y valentía,

# A tus manos que tanto saben

# de tortear y acariciar,

# A tus manos que trabajan

# por una nueva sociedad. #

"Las mujeres de las comunidades

de Santa Isabel de Ishuatan salen de la reunión más unidas

y fuertes gracias a las capacitaciones que reciben.

Regresan más contentas a sus casas.

A pesar de las malas comunicaciones, el esfuerzo ha merecido la pena.

La igualdad de oportunidades entre hombres

y mujeres es una asignatura

pendiente en esta parte de El Salvador.

Muchas madres solteras no

tienen acceso al trabajo fuera de sus casas.

Viven en situación de pobreza extrema

y con escasos recursos económicos.

Manos Unidas ha puesto en marcha una serie de iniciativas productivas

para que las mujeres puedan generar sus propios ingresos.

Una de estas iniciativas de autoempleo es la producción

y elaboración de miel, por eso se llama

la finca la Colmena.

En la finca la Colmena también crece el árbol

del que se extrae de forma artesanal el bálsamo.

Se trata de uno de los árboles nacionales de El Salvador.

El bálsamo es un árbol esbelto y frondoso

que crece en el departamento de Sonsonate.

El procedimiento indígena para su extracción comienza con varias

incisiones profundas en el tronco.

Luego se aplica sobre esas heridas paños de algodón.

Cuando los trapos están completamente empapados con el jugo

balsámico los introducen en cazuelas de barro con agua caliente

para separar el líquido de los trapos.

Después se deja que se enfríe y se embotella para ponerlo a la vent

La granja de pollos también es una salida económica

para una quincena

de mujeres de Santa Isabel de Ishuatan.

Gracias al apoyo de Manos Unidas las mujeres tienen alternativas

de trabajo para generar ingresos y ser económicamente independientes.

En el centro Juvenil de Santa Isabel de Ishuatan se forma a los jóvenes

del MSM como guías turísticos

para que puedan emprender otras salidas laborales.

En el mismo centro también existe

una panadería puesta en marcha con ayuda de Manos Unidas."

Bien importante que también la cooperación internacional

siga apoyando estos proyectos

porque también es parte del desarrollo de la gente.

La gente aprende a trabajar.

Se palia un poco la necesidad de la gente.

"Prevenir la violencia de género

entre las futuras generaciones es prioritario para el MSM

y Manos Unidas.

Por eso trabajan en la educación y formación de los más jóvenes."

El MSM en coordinación con Manos Unidas

nos están apoyando en la formación de nosotros,

los jóvenes en talleres de violencia de género,

violencia intrafamiliar, y otras violencias,

pero nos ayudan a conocer lo que son nuestros derechos

y en eso nos ayudan también,

a conocer lo que son las leyes y los deberes que como jóvenes tenemo

En el futuro que nosotros aspiramos es un futuro bastante bonito,

sin violencia en nuestro municipio.

Y en nuestro país.

"Desde Santa Isabel de Ishuatan subimos al caserío de la Ceiba.

Sonsonate en idioma náhuatl significa río de muchas aguas.

El acceso a la comunidad de la Ceiba

se complica aún más durante los días de lluvia.

Aquí malvive un millar de familias

en condiciones difíciles de creer en pleno siglo XXI."

¿Hasta esta mañana no ha podido pasar?

"Las lluvias torrenciales en la Ceiba

hacen más difíciles todavía las comunicaciones

y la vida cotidiana de los lugareños."

La pobreza es mucha, pero te puedo explicar,

la mayor pobreza de la gente,

de las comunidades más olvidadas,

podríamos decir, no cuentan con agua potable.

No tienen una vivienda digna.

De hecho,

las mujeres tienen que acarrear el agua de algún río

que exista por allí.

La conectividad para trasladarse hasta el municipio es bien difícil.

Hay más de 10 o 12 kilómetros y lo tienen que hacer caminando,

porque no hay medio de transporte.

Bueno, compañeras, hasta aquí llegamos. Ahora andando.

"Las malas conexiones y la falta de caminos que las unan

con las poblaciones más cercanas ahondan su pobreza

y la sensación de abandono."

Las calles están cortadas, son calles intransitables.

Si allí hay enfermos, que requieren trasladarlos a algún hospital,

el más cercano, de Sonsonsati, hay que sacarlos en hamaca,

como si estuviéramos en el siglo XIX.

Hola.

¿Cómo están?

Hola, mi amor.

Floranchelli lo sabe bien por experiencia propia,

es promotora social en el MSM y camina siete kilómetros al día

desde el cantón del Corozal para llegar hasta la Ceiba."

Aparte, hemos evaluado el proceso de...

"Floranchelli trabaja para dar a conocer

los pasos que dar para acceder a la justicia

y que las mujeres sepan dónde acudir en caso de sufrir violencia."

Es muy bonito trabajar cuando a usted le gusta.

Cuando a mí me gusta algo lo hago y sé que es de provecho,

porque hemos tratado de sensibilizar a las mujeres,

que conozcan sus derechos.

Que puedan reivindicarlos,

porque muchas veces se sufre violencia

y por falta de conocimiento se quedan

calladas o tal vez no conocen

una ruta de acceso a la justicia

y nosotras también hacemos esa parte para sensibilizarlo,

que las mujeres conozcan sus derechos

y puedan también conocer

a dónde acudir en caso de violencia

porque eso es lo que vivimos a diario,

la violencia en menores de 18 años, contra la mujer...

"Muchas de las familias de la Ceiba no disponen de una vivienda digna,

acceso al agua potable ni de un camino asfaltado.

En las reuniones del MSM se ponen

de manifiesto las necesidades de sus habitantes."

Es una condición de extrema pobreza,

pero también inhumana.

Inhumana,

me parece que también como personas debemos ser solidarios

y solidarias ante las condiciones que viven las personas.

Pedimos a Manos Unidas

y el movimiento salvadoreño de la mujer,

que son los únicos que se han interesado

en prestarnos atención

ya que somos una comunidad bastante abandonada por la alcaldía

que se interesen y nos puedan conseguir una casa comunal

o un techo para las personas desprotegidas,

que contamos con demasiada pobreza.

"Uno de los muchos problemas

que tienen en el caserío de la Ceiba es el hacinamiento.

En pocos metros llegan a convivir varias familias con hijos y nietos."

Una de las cosas que ustedes

pueden constatar es la situación,

la calidad de vivienda en que está la gente.

Unas viviendas que no se pueden llamar

viviendas dignas,

donde no tiene agua, no tiene agua potable,

no tiene sanidad, salubridad.

No hay un servicio, un servicio sanitario, no lo hay.

Hay comunidades donde no se cuenta con agua potable,

eso afecta a la salud porque en algunas ocasiones

algunas mujeres,

algunos jóvenes han tenido que consumir el agua de lluvia

y eso les ha afectado mucho para su salud porque también,

no en todas las comunidades contamos con un eco de salud,

las personas tienen que trasladarse hasta la zona urbana.

"Manos Unidas está invirtiendo recursos

para paliar la situación

en la que viven los miembros de la comunidad de la Ceiba.

"Por el momento 35 familias ya se han beneficiado de los 11 cuartos

prefabricados financiados por la ONG española de desarrollo.

Son espacios creados para dar mayor privacidad a las familias

y prevenir posibles casos de violencia contra las niñas

y las jóvenes."

Poder construirlas no es una cosa muy cara,

pero es una gran necesidad en el municipio.

Mira, son cuartitos, pero la gente está feliz

porque, como dice aquí, ya no me mojo.

"Mejorar la vida de las familias en las comunidades rurales

es la base para poder educar en el respeto

y la colaboración entre hombres y mujeres,

empezando por las tareas del hogar.

La familia de Gladys

es una de las beneficiarias del proyecto en el cantón Miramar."

Me voy para la reunión, que es muy tarde. Esta bien.

"Con su marido Carlos han logrado crear un hogar donde se comparten

las obligaciones de la casa y la educación de sus hijos.

La ayuda de Manos Unidas ha mejorado la vida a más de 1200 mujeres

rurales en Santa Isabel de Ishuatan

y los municipios donde colabora con el MSM."

Cuando nosotros llegamos al municipio acá las mujeres tenían

miedo hasta de decir su nombre,

hasta de decir a cómo se llamaban,

pero ahora podemos ver unas mujeres que han avanzado,

se atreven a exigir esos derechos,

a manifestarse cuando los derechos se le están violentando.

Pero es muy bonito el esfuerzo que cada día tenemos como mujeres

y que eso también se transmite a otras mujeres y se les dice:

"Mire, si yo hago esto usted también lo puede hacer."

Podemos salir adelante.

"Las mujeres de Santa Isabel

de Ishuatan luchan unidas por su dignidad.

Ya no son el sexo débil,

se han hecho fuertes frente a las injusticias.

Conocen sus derechos y no se callan ante los abusos.

Tienen alternativas económicas de autoempleo fuera de sus casas

y espacios de encuentro donde se capacitan y organizan."

A través de la cooperación internacional nos apoya,

Manos Unidas, las mujeres, hay algo bien importante

que podemos decir:

se han capacitado en talleres de liderazgo,

han aprendido a trabajar en el colectivo,

en sus iniciativas económicas.

Están viendo que también las mujeres pueden salir adelante,

no solo depender de la economía del trabajo del hombre.

(Música)

"Ahora las mujeres participan en las decisiones que les afectan

y trabajan de forma organizada

por una nueva sociedad en sus respectivas comunidades

y municipios.

No se olvidan de dónde vienen y lo más importante,

saben hacia dónde quieren ir y saben cómo quieren hacerlo."

Invito a que siempre se mantenga este apoyo

a nuestras comunidades para seguir adelante,

para que nuestras nuevas generaciones, las adolescentes,

no corran el mismo peligro, que son vulneradas,

que son maltratadas,

violentadas en sus derechos, por desconocimiento, no lo informan,

se quedan calladas y eso se sigue replicando una tras otra generación,

nunca se hace nada para mejorar eso.

Pero nosotras, como mujeres, tenemos que estar siempre unidas,

apoyándolos, y que se cumplan nuestros derechos.

(Música)

Pueblo de Dios - Mujeres Unidas

24:52 10 feb 2019

Manos Unidas apoya varios proyectos de socios locales en Sonsonate, occidente de El Salvador, para ayudar a las mujeres campesinas a defender su dignidad.

Manos Unidas apoya varios proyectos de socios locales en Sonsonate, occidente de El Salvador, para ayudar a las mujeres campesinas a defender su dignidad.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Mujeres Unidas" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Mujeres Unidas"

Los últimos 522 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 27 Ver más