Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5069863
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Manos Unidas: 60 años contra el hambre - ver ahora
Transcripción completa

"El número de personas que pasan hambre en el mundo

sigue aumentando.

821 millones de personas, equivalente a la suma

de la población de Europa y Estados Unidos,

no tiene acceso a una alimentación básica

en pleno siglo XXI.

Manos Unidas, ONG para desarrollo de la Iglesia católica,

está en guerra contra el hambre y contra la pobreza

desde hace 60 años.

La mayor parte de la pobreza

se concentra en los países del hemisferio sur.

Una realidad que a veces deformamos,

porque la diferencia entre el primer y el tercer mundo

es mayor de lo que pensamos.

La extensión del campo de batalla es grande,

pero no acobarda a los más de 5.000 voluntarios

de Manos Unidas

que luchan desde España para mejorar y demostrar

que otro mundo más justo es posible.

Manos Unidas cumple 60 años."

Nació en 1959,

gracias a un grupo de mujeres de la Acción Católica Española

que decidieron declarar la guerra al hambre.

Es el año 1959,

España está todavía saliendo de una posguerra difícil,

no estamos en una situación buena.

Pero ellas deciden

que una situación de sufrimiento mucho más allá de nuestras fronteras

y por ello se lían la manta a la cabeza

y con una gran audacia y una gran valentía

deciden que es el momento de declarar la guerra.

Y eso, hace 60 años.

"Ganas y empeño no faltan.

Solo en un año han mejorado las vidas

a más de un millón y medio de personas."

Una guerra que se tiene que ir ganando batalla a batalla.

Batalla a batalla la vamos ganando en todos los proyectos,

iniciativas que vamos haciendo.

Cada vez que vamos a una comunidad y somos capaces

de crear una escuela,

hacer un acceso a una atención sanitaria adecuada

mediante un dispensario,

de ayudarles en una campaña agrícola,

de hacerles campañas de vacunación,

yo creo que con eso vamos ganando batalla a batalla

la lucha contra el hambre.

"En su campaña número 60,

Manos Unidas pone el foco de atención

en las mujeres del siglo XXI.

Una apuesta por la defensa de los derechos humanos

como instrumento para mejorar la vida de las personas

más desfavorecidas del planeta."

Este año iniciamos un trienio dedicado a los derechos humanos,

con el lema, este año,

de "Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas".

Y además, este año lo vamos a dedicar especialmente a la mujer.

Quizá como recordatorio de esos 60 años

de esas mujeres iniciales que fueron nuestras fundadoras.

Porque un tercio de las mujeres del mundo

no son como nos imaginamos en el norte,

en los países del norte.

No son independientes, no son seguras ni se les escucha su voz.

Y por eso, vamos a seguir trabajando con ellas

y por ellas, como llevamos haciendo 60 años.

"El cartel de este año quiere representar

a los millones de mujeres que no son como muchos imaginan.

Manos Unidas trabaja para que la igualdad y la dignidad

de todas las personas

se materialicen en hechos concretos."

He visto como las mujeres mejoran

gracias a que tienen una atención sanitaria adecuada.

Se les enseña cuidados maternales.

Los niños tienen acceso a una escuela.

Los niños, en vez de estudiar debajo de un árbol,

esos niños tienen una continuidad en su educación.

Las niñas son capaces de ir a la escuela

gracias a internados que construimos.

Todo eso es cambiar el mundo y mejorarlo.

"Por desgracia, el hambre come terreno a la justicia."

Estamos en 821 millones de personas.

Ese incremento se debe, principalmente, por las migraciones,

tanta gente que tiene que huir por las guerras,

por los cambios climáticos,

cada vez tenemos más personas refugiadas en el mundo

que supone una tristeza porque están dejando atrás

lo más importante de su vida, que es el lugar donde les vio nacer.

"La ONG española trabaja siempre con socios locales

en los países de origen.

Mano a mano."

(HABLAN)

Los socios locales son fundamentales para nosotros.

No podemos desarrollar un proyecto sin la ayuda de los socios,

son ellos los que están allí, los que conocen las necesidades,

los que conocen cómo hay que implementar ese proyecto

que nosotros vamos a intentar apoyar.

Desde España no seríamos capaces de decir

de decir dónde hace falta una escuela.

O un dispensario.

Son ellos los que conocen esas necesidades.

"Con motivo de la nueva campaña,

han invitado a España a uno de sus socios locales.

La Fundación Maquita es uno de los ejemplos más claros

del trabajo desarrollado en Ecuador con uno de sus socios locales."

La Fundación Maquita trabaja en Ecuador,

en 18 provincias del país de las 24 que tiene Ecuador.

Trabajamos, principalmente, en formación de mujeres,

hombres jóvenes,

pero principalmente mujeres y jóvenes.

"La Fundación lleva más de 25 años

contando con el apoyo de Manos Unidas

en proyectos de comercio justo

que den respuesta al empobrecimiento

que padecen muchas mujeres, jóvenes y familias ecuatorianas."

Nace para evitar esa cadena de explotación

en la comercialización, que el producto reciba precio justo

y que el consumidor tampoco sea explotado

al adquirir ese producto.

Por eso es, darnos las manos comercializando como hermanos

donde la cadena, puente directo del campo a la ciudad,

ganamos todos, productor, consumidor.

"Martha Beatriz es líder en su comunidad de Palmira

y beneficiaria de los proyectos de Manos Unidas.

Mujer, indígena, ecuatoriana y nieta de esclavos.

Ha crecido en una sociedad marcada por el machismo y la exclusión."

Yo, como mujer, he tenido esa discriminación en mi familia.

No he tenido esa oportunidad de culminar debidamente estudios,

pero sin embargo, la decisión de uno, el esfuerzo de uno,

he llegado a este espacio

cuando mi madre no tuvo esa oportunidad

o cuando las otras mujeres no tienen esa oportunidad.

Y si hablamos después ya si es negra o es indígena,

la discriminación es mayor todavía.

"Gracias al apoyo de la Cooperación Internacional,

las mujeres de Palmira tienen voz y voto en la toma de decisiones.

Y han conseguido transformar lo que era una zona desértica

en un vergel.

Por parte de Manos Unidas, se hace un seguimiento en los lugares

donde se desarrollan los proyectos."

Los proyectos de Manos Unidas marcan un antes y un después.

Es verdad que no se puede abarcar todo.

Pero sí mucho.

Nadie es tan pobre como para que no pueda involucrarse

y aportar a los proyectos.

Y eso, desde el inicio, queda muy claro.

"Son pocas las personas que conocen el corazón de Manos Unidas.

En la calle Barquillo, en pleno centro de Madrid,

se encuentran los servicios centrales.

Aquí llegan las peticiones de ayuda que luego se transformarán

en herramientas eficaces para combatir

el hambre y la pobreza.

Se estudian todas las propuestas para dar prioridad

a los proyectos más urgentes, los que no pueden esperar.

La fuerza de la ONG para el desarrollo

reside en la solidaria generosidad

de sus 76.000 socios y en sus más de 5.000 voluntarios

repartidos por toda España."

Bueno, Manos Unidas no existiría sin voluntarios.

Estamos muy orgullosos

de ser la ONG de voluntarios de la Iglesia católica

para el desarrollo.

Y los voluntarios viajan.

Hacen unos viajes durísimos a visitar los proyectos.

Visitar esas iniciativas que queremos financiar

para estar seguros de que la necesidad existe.

Y que la iniciativa es necesaria.

"El 90 % de lo recaudado se destina íntegramente

a los proyectos de desarrollo.

Al mismo tiempo, trabajan sin descanso

para sensibilizar

a los que no quieren ver que el mundo

está mal repartido.

En el último año, destinaron 39 millones de euros

para luchar contra el hambre.

Un trabajo coordinado con más de 400 socios locales.

Manos Unidas pertenece a CIDSE.

CIDSE es la Alianza Internacional de ONG Católicas de Desarrollo.

Desde los servicios centrales de la calle Barquillo de Madrid

tienen contactos periódicos por videoconferencia

con la sede central en Bruselas para unir esfuerzos."

(HABLA EN INGLES)

"Manos Unidas acompaña y apoya

proyectos de desarrollo agrícolas, sanitarios, educativos,

social y de promoción de la mujer en los lugares más deprimidos

con las comunidades más empobrecidas

de los cinco continentes."

El documento va a ser...

"En la calle Barquillo se reúnen los distintos departamentos

de la ONG de la Iglesia católica

para ultimar los detalles de la campaña especial."

Factible para los demás, nada más que eso.

Bueno, buenos días y a ver si aprovechamos bien esta reunión.

Estamos, como sabéis, inmersos en plena campaña del año 19.

Es un año importante para nosotros

porque además de la campaña, tenemos el 60 aniversario;

están preparando un montón

de acciones relativas al 60 aniversario.

Pero vamos a ver cómo podemos trasmitir todas estas cosas

que tenemos en la cabeza la sociedad española

con los medios que tenemos y las diferentes áreas

que estamos haciendo.

Nuestro objetivo es que la opinión pública

y toda la gente se entere

de cuál es el trabajo que hace Manos Unidas

para que nos ayuden a formar parte para hacer cada vez

más grande esta institución.

Y a eso vamos a dedicarnos

fundamentalmente a lo largo del todo el año.

Buscamos ese contraste entre situaciones cotidianas

de las mujeres del siglo XXI

que pensamos que son mujeres como nosotras

y la realidad de esas otras mujeres del siglo XXI,

que son las mujeres por las que trabaja Manos Unidas,

que es muy distinta,

cuyos derechos, en muchos casos, están vulnerados

de forma constante.

No todo el mundo vive como vivimos nosotros.

Y que fuera de España la necesidad es muchísimo mayor,

porque las mujeres, que sufren realmente la exclusión,

en realidad no son visibles para nadie.

Muchas veces, en proyectos que he ido a visitar, por ejemplo,

en la India, ellas te dicen:

"Gracias, porque aquí nadie se ocupa de nosotros.

Y ustedes, que viven tan lejos, nos echan una mano".

"Los voluntarios están contentos con la labor que realizan.

Saben que toda ayuda suma.

Nos acercamos al Departamento Africano.

En este departamento participan medio centenar de personas.

Solo en 2018 se aprobaron 276 proyectos

para 31 países de África,

con una inversión de más de 15 millones de euros.

Son cifras que trasmiten la importancia de los proyectos

que pasan por sus manos.

Hoy vamos a conocer a algunas de las personas

que dirigen, desde España, estos proyectos."

-Hola, Feli, Gloria, ¿qué tal? -Hola.

Ellas son las encargadas de los proyectos en Etiopía.

Y vamos a preguntarles qué tal.

¿En qué estáis trabajando ahora mismo?

Bueno, nosotros aquí estamos con un proyecto

para construir un albergue para chicas del entorno rural

que no pueden acceder a la escuela secundaria

porque viven más lejos.

Viven en los pueblos.

Viven en los pueblos, además, son chicas,

muchas son huérfanas o discapacitadas.

Un albergue para que puedan ir a la escuela.

Y tú fuiste con "Pueblo de Dios" a Etiopía.

¿Qué tal la leprosería?

Sí, pues en Gambo, esto es hacia el sur,

la leprosería empezó como leprosería

y ahora es un Hospital General Rural,

y fenomenal.

Pues aquí está la zona de África centro.

-Hola, Fernanda. -Hola.

Amelia, Isabel, Mamen, Guillermo, Ana.

Y trabajamos proyectos en el Congo, en Camerún, en diferentes países.

¿Qué estáis haciendo?

Pues estábamos revisando un proyecto para presentar a la Comisión,

a la próxima Comisión,

que se trata del acceso al agua potable

para un centro de salud, que está en una zona

bastante alejada y complicada de llegar

a las afueras de Kinsasa,

y que visitamos Isabel y yo el año pasado.

Y necesitan agua necesariamente

porque bueno, un centro de salud, sin agua potable y limpia,

no puede funcionar bien.

Así que estamos revisando un poco el proyecto.

Mamen, ¿y tú?

Pues mira, estoy rellenando en la aplicación,

junto a las informaciones que nos han llegado,

de la zona que está fronteriza a donde está todo el problema

de los anglófonos en Camerún, la zona oeste.

Como son desplazados,

no sé si sabéis que cada 24 minutos,

no, cada minuto hay 24 desplazados en todo el mundo.

Y normalmente, no hacemos ayuda de emergencia,

pero es que las necesidades son tan grandes

que he comentado antes con las coordinadoras

si podíamos colaborar.

Y estamos dando de alta este proyecto para 400 desplazados.

Mira, aquí llevamos los proyectos de la zona de África austral.

Ella es Beatriz.

-¿Qué tal? -Hola, "Pueblo de Dios",

que habéis estado recientemente en Mozambique,

que es uno de los países de la zona.

Y realmente fue un viaje estupendo.

Y visitasteis, sobre todo, me acuerdo de dos escuelas agrarias

y bueno, fue fantástico que fuerais a verlas

y darlas a conocer porque son supernecesarias en Mozambique,

que es un país que vive fundamentalmente de la agricultura.

Y la labor que están haciendo en estas escuelas es magnífica.

"Cuando hay una tragedia, un terremoto o una emergencia,

la sociedad española es la primera en ayudar.

Somos solidarios con los que lo pasan

peor que nosotros."

Creo que en España hay necesidades, estoy de acuerdo.

Pero no son comparables las necesidades

de los países en los que trabajamos.

En España, nadie se muere por falta de vacuna.

En los países de fuera, sí.

En España nadie se muere porque el agua no es potable.

En países de fuera en los que trabajamos,

mueren porque el agua no es potable y enfermedades gastrointestinales

hacen que niños mueran.

Fuera de España las mujeres mueren

por atención a los partos que no existe.

Fuera de España las cosechas se pierden,

porque el cambio climático

está haciendo que los monzones lleguen tarde,

que haya más sequías, que haya una hambruna.

Eso no pasa en España.

Y nosotros, en esos países, es donde estamos apoyando.

"Los voluntarios de Manos Unidas

recogen las llamadas de personas que quieren hacerse socios

o buscan hacer una donación particular."

No hace falta una donación muy grande.

Con muy poco dinero, con un café, se está cambiando la vida de gente.

Se está permitiendo una vacunación.

Se está permitiendo que un niño vaya a la escuela.

Creo que es muy importante que nos concienciemos todos

que entre todos deberíamos ser capaces de cambiar el mundo.

De unos pocos no, todos somos necesarios.

"En Manos Unidas no les regalan el pez,

les enseñan a pescar.

Y se necesitan personas dispuestas a ayudar."

Se puede ayudar con tu tiempo.

Haciéndote voluntario de Manos Unidas.

Se puede ayudar con dinero, me gusta poco pedir dinero.

Pero cuando pides dinero para cambiar el mundo,

creo que es muy importante.

Es fundamental.

Y además, saber que el 90 % del dinero que recaudamos

va destinado a nuestros fines.

El dinero llega, el dinero cambia las vidas de la gente.

Creo que eso también tranquiliza mucho al donante.

Nuestros socios, los tenemos muy en cuenta para ello.

"El programa 'Pueblo de Dios'

también es parte de esta lucha contra el hambre.

Llevamos 25 años viajando con Manos Unidas

para enseñar, por televisión las batallas ganadas.

Primero fue Madagascar, luego vinieron muchas más."

La relación de Manos Unidas con "Pueblo de Dios"

es una larga relación ya,

y de amistad, de trabajo, de colaboración.

para nosotros ha sido una experiencia fantástica

poder viajar con "Pueblo de Dios"

y que sean las cámaras las que reflejen

la realidad que se está cambiando.

Reflejando esos proyectos,

que en España sean capaces los españoles de ver

la situación existente, cómo cambia la situación de allí,

porque si no, las cosas tienen que entrar por los ojos.

Y gracias a vosotros, gracias a "Pueblo de Dios",

yo creo que las imágenes se trasmiten mucho mejor.

"Julián del Olmo ha sido testigo

de esta guerra contra el hambre desde sus inicios.

Cuando era director de 'Pueblo de Dios',

decidió salir de los platós de televisión

para mostrar la iglesia solidaria por todo el mundo."

La relación de "Pueblo de Dios" con Manos Unidas es de amor.

y empezamos la colaboración en Madagascar.

(HABLAN)

Fue un impacto tremendo.

Para mí, personalmente, a nivel personal,

pero también a nivel del programa,

porque nos encontramos con un misionero excepcional,

el padre Pedro Opeka,

que hace un trabajo increíble en el basurero de Antananarivo.

Y mostrar estas imágenes,

fueron, absolutamente, imágenes impactantes.

(HABLA EN MALGACHE)

"Lo que ha visto y oído lo ha difundido a cuatro vientos

para mostrar cómo el dinero que administra la ONG española

llega realmente a los más pobres y necesitados."

Hemos enseñado que hasta el último céntimo

que se recibe de la solidaridad

se dedica al fin para el que ha sido destinado.

Y se emplea bien.

Recuerdo que una misionera decía:

"El dinero de la solidaridad es sagrado

y hay que cuidarlo y hay que explotarlo

y hay que administrarlo con toda delicadeza".

"Hemos mostrado cosas aparentemente muy sencillas.

Pero tremendamente eficaces."

Yo me quedaría con uno de los viajes a la India.

La India es un país absolutamente que nos desborda.

Pero el trabajo que hace Manos Unidas allí,

grabamos a los leprosos, grabamos en los prostíbulos

donde se están sacando a las chicas de la explotación.

Ese viaje a mí me impactó.

En cualquier caso, la India impacta a cualquiera

que vaya con buena voluntad.

"Manos Unidas cumple 60 años.

Seis décadas cambiando el mundo con obras,

promoviendo los derechos con hechos,

transformando el mundo comunidad a comunidad,

proyecto a proyecto, batalla a batalla."

Los problemas, muchos siguen ahí.

Niños que no van a la escuela porque no tienen escuela donde ir,

las niñas siguen estando marginadas,

hay que ayudarles construyendo internados,

dándoles más oportunidades.

Las mujeres siguen siendo las más marginadas,

las que tienen que trabajar en casa e ir al campo a cosechar;

esos problemas siguen ahí.

Nosotros con nuestros proyectos intentamos apoyar a esas mujeres,

darles una formación, darles un pequeño oficio,

enseñarles la peluquería, enseñarles costura

para que tengan un oficio que les permita tener ingresos.

Con eso, cuando tú apoyas a una mujer,

estás apoyando toda una familia, estás apoyando toda una comunidad.

Es una forma de sacar adelante a esa familia.

"En Manos Unidas no se cruzan de brazos

ni piensan en jubilarse mientras el hambre y la pobreza

sigan haciendo estragos."

Desgraciadamente, Manos Unidas no se puede jubilar.

No se puede jubilar todavía, porque todavía somos necesarios.

Ojalá.

Nos encantaría poner fin a nuestra historia.

mientras siga habiendo problemas en el mundo,

mientras siga habiendo hambre, estaremos aquí.

Yo invito a que nadie se jubile en el terreno de la solidaridad.

Tenemos que llegar también a más personas en España,

en España hay que sensibilizar a la población española

porque existe el hambre y de las causas del hambre.

Lo tenemos que hacer.

Y todos esos son unos retos

en los que vamos a seguir luchando los próximos años.

A Manos Unidas en sus 60 años de trabajo

con los más empobrecidos de la tierra,

le deseamos que sigan adelante,

que Dios le dé mucha fuerza para seguir trabajando

de forma tan comprometida como lo han hecho hasta ahora.

Y desde Ecuador, un "Dios le pague",

por tanto y tanto trabajo durante estos 60 años

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Manos Unidas: 60 años contra el hambre

Pueblo de Dios - Manos Unidas: 60 años contra el hambre

17 mar 2019

En el 60 aniversario de Manos Unidas hacemos un repaso a su historia y los objetivos que le mueven en su acción solidaria.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Manos Unidas: 60 años contra el hambre" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Manos Unidas: 60 años contra el hambre"
Clips

Los últimos 513 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios