Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5402865 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Liberia, futuro libre de virus
Transcripción completa

"Liberia, tierra rica en diamantes y minerales preciosos,

se encuentra entre los diez países más pobres

del mundo según Naciones Unidas.

Está ubicado en la costa oeste de África.

Frontera con Sierra Leona,

Guinea y Costa de Marfil.

Actualmente, los liberianos

se recuperan de una larga guerra civil

que terminó 2003 y de una epidemia de ébola

que dejó miles de víctimas entre 2015 y 2016

solo en esta parte del África subsahariana.

De sus casi 5 millones

de habitantes, el 85 % viven

con menos de un euro y medio al día.

Son supervivientes de ébano

que buscan cómo mejorar

su débil sistema sanitario

y cómo prevenir futuras epidemias.

'Pueblo de Dios' ha regresado

a uno de los hospitales que gestionan

los Hermanos de San Juan de Dios

en esta parte de África

con ayuda de la ONG de desarrollo Juan Ciudad.

Hemos sido testigos

de las mejoras que realizan en Liberia

para aportar salud y calidad de vida

en un contexto libre de ébola.

El Hospital de San José

se ubica frente a la costa de Morovia,

en la capital del país.

Lo conocen

como el Hospital Católico y, desde hace más de 50 años,

ofrece salud y hospitalidad a todos por igual.

Aquí no se hace distinción por razón de sexo o por pertenecer

a una etnia o religión en particular."

El hospital tiene alrededor de 120 camas de capacidad

y cuenta con 79 profesionales,

que trabajan repartidos

entre el Área de Maternidad, Medicina Interna, Urgencias,

el Laboratorio, Farmacia y Ambulatorio.

"Los pacientes llegan muy temprano cada mañana

desde los distintos puntos de la capital y del país.

Toman asiento en la sala de espera porque no quieren perderse

las indicaciones.

Los cantos, aunque no curan las dolencias,

alivian el alma

y alimentan la esperanza."

(CANTAN)

"Con el paso de los años, se ha convertido

en uno de los hospitales más antiguos

de Liberia y el único que permaneció abierto

durante los 14 años

de guerra civil."

(CANTAN)

"El hospital tuvo que cerrar también

en varias ocasiones durante los años del ébola.

Entre 2014 y 2016, murieron 500 sanitarios en toda la región.

Nueve de ellos eran de la orden hospitalaria,

entre hermanos

y trabajadores del Hospital Católico de San José.

El hermano Pierre es el superior

de la comunidad en Monrovia.

Aterrizó en agosto de 2015,

en el peor momento de la epidemia de ébola."

No fueron tiempos fáciles para vivir en aquellos meses.

La casa estaba casi vacía porque todos los hermanos

que estaban en la comunidad murieron.

La comunidad se cerró

y nuestro propósito era devolver de nuevo la esperanza a la gente

con la presencia y ayuda de nuestros hermanos.

"El español Miguel Pajares fue

uno de los Hermanos de San Juan de Dios

que murieron en agosto de 2014.

También hubo supervivientes,

como el doctor Senga

o el enfermero Marvin.

Christine lleva diez años trabajando como enfermera

en el Hospital Católico.

No se contagió de ébola, pero estuvo en cuarentena

con el resto de los trabajadores."

Desde mi punto de vista, la crisis del ébola ha sido

un suceso muy trágico del que cuesta hablar todavía hoy

porque hubo muchos muertos.

Entre ellos, muchos niños

y todos presentaban los síntomas del ébola.

Estábamos muy preocupados por mejorar nuestras capacidades

para atender al paciente y aplicar los diferentes protocolos,

unos protocolos que nos ayudaban a entender las causas y a atender

a los que tenían síntomas de ébola

con el equipamiento y las habilidades que teníamos.

"Chrisitine regresó a su trabajo después de la crisis.

Ahora están formados y preparados

para manejar una situación como la que sufrieron."

Una de las lecciones que hemos aprendido es

la de ser precavidos con todo lo que tiene que ver

con el lavado de manos

y cuando tocamos utensilios del hospital.

También nos acostumbramos a usar guantes y máscaras

para atender a los pacientes que presentaban los síntomas

y frenar así el avance del virus.

Durante el ébola, los protocolos se aplicaban

a todo el mundo, independientemente de quién fueras

o qué hicieras. Lávate las manos antes y después

y esto no se hacía antes.

Ahora se ha convertido en un hábito para todo el mundo.

"Lavarse las manos al entrar y salir

es el santo y seña de quienes han sobrevivido.

Tras la crisis,

están renovando por completo el hospital.

Han habilitado

una sala de aislamiento

para posibles enfermedades contagiosas

y se han mejorado las infraestructuras

gracias a las ayudas,

entre otras, de la ONG de desarrollo Juan Ciudad.

La mayoría

de estas lecciones aprendidas se siguen aplicando

en el nuevo brote ébola surgido

en la República Democrática

del Congo y Uganda.

En el momento en que grabamos

este reportaje, las personas infectadas

superaban las 2.000.

Las lecciones aprendidas

se traducen también en los proyectos de investigación

que realizan

en el Hospital Católico de San José.

El proyecto IGORCADIA

es puntero en la investigación de laboratorio para fortalecer

el diagnóstico de enfermedades infecciosas

en Liberia, como la malaria,

el VIH y la tuberculosis,

o para evitar futuras epidemias,

como la del ébola."

IGORCADIA es un proyecto de investigación

de diagnóstico de malaria

y capacitación y para regular el diagnóstico en enfermedades

infecciosas emergentes

en Liberia coordinado por el Instituto de Salud Global

de Barcelona, en España,

y de tres colaboradores, dos en Liberia y un español,

que es la fundación Juan Ciudad.

"Cristina Muñoz dirige desde 2018

la segunda fase de este proyecto de investigación

para diagnosticar y prevenir a tiempo

enfermedades infecciosas."

El objetivo de nuestra investigación

en diagnóstico de malaria ahora mismo,

que es la primera causa de muerte

en Liberia y en Sierra Leona, es mantener estructuras sanitarias,

mantener la capacitación del personal de laboratorio y médico

a la hora de fortalecer

sus actividades ante una futura infección.

Estos socios, como IGORCADIA,

forman parte de un proyecto que comenzamos después del ébola

para preparar y formar a nuestros trabajadores

para que puedan manejar una posible epidemia en el futuro.

Es muy importante fortalecer buenas prácticas,

buenas prácticas de laboratorio,

un laboratorio que le sirva de referencia

y que le ayude a llevar a cabo su misión.

Ese laboratorio escogido

es el laboratorio del Hospital Saint Joseph

de Liberia.

Para ello, para esa capacitación

o ese fortalecimiento de capacidades en buenas prácticas,

el proyecto IGORCADIA

ha desarrollado una serie de "workshops",

de cursos de formación en diferentes aspectos:

ética,

diseminación de contenidos,

investigación cualitativa

y cuantitativa.

"Dentro del proyecto IGORCADIA,

están desarrollando una actividad de investigación

conocida como DiagLib,

un proyecto financiado con fondos de le Unión Europea

para mejorar el diagnóstico rápido

de malaria en Liberia y que está incorporando

a casi 4.000 pacientes, incluidas mujeres embarazadas."

Debido a que en la mayoría de zonas rurales no tienen acceso

a hospitales o a institutos de salud con infraestructura

o con laboratorio, con microscopios,

el diagnóstico rápido en muchas de las infecciones emergentes

de Liberia y de Sierra Leona, enfermedad de Lassa, hepatitis,

malaria, sífilis, HIV,

se realizan mediante estos dispositivos

de diagnóstico rápido.

"La mortalidad maternoinfantil

es muy alta, del 65 %, y uno de cada diez niños

muere antes de cumplir los cinco años.

Por eso otra de las líneas de investigación en el Hospital

Católico de San José es reducir estas cifras antes,

durante y después del parto."

También tenemos Mujeres por África para prevenir los casos de fístula,

especialmente, entre las mujeres vulnerables

que llegan con complicaciones

durante un embarazo.

La fístula sigue siendo un problema para las mujeres

porque no hay suficientes hospitales.

Las pacientes necesitan un espacio para dar a luz.

Muchas de las embarazadas

no pueden acceder a una atención hospitalaria

y tienen que buscar otros medios para dar a luz.

Esta situación obliga a las madres a tener que forzar

y forzar para aguantar al bebé en la matriz hasta poder alumbrar

porque la fístula aparece cuando no pueden dar a luz

por sí mismas, cuando el niño es demasiado grande

o cuando la pelvis de la madre no dilata durante más de 24 horas.

También tenemos Provitas.

El proyecto Provitas consiste en extraer plasma

de los supervivientes del ébola

con la idea de ver cómo desarrollar posibles vacunas

para mejorar las oportunidades de sobrevivir

en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

"Lograr una vacuna para prevenir y combatir

las enfermedades infecciosas

es un empeño de toda la comunidad internacional

que tiene un pedazo de esperanza en este hospital administrado

por la Orden de San Juan de Dios.

Atravesamos la ciudad de Monrovia

hasta llegar al suburbio de New Kru Town.

Estamos en la periferia de los pobres,

donde viven afinadas como pueden más de 50.000 personas.

No hay trabajo

y, para muchas familias,

sobrevivir es un milagro cotidiano."

El centro de salud de New Kru Town

fue una oportunidad para que los hermanos

pudieran ofrecer cuidado y apoyo a los últimos olvidados de Liberia,

porque, si vas a la clínica de New Kru Town,

verás que la zona es pobre pobre pobre

y que no tienen dinero ni para poder registrarse

o acceder al laboratorio.

"Al hermano Pierre le aprecian mucho.

Además de superior de la comunidad en Morovia,

es, al mismo tiempo, el administrador y el conductor

de la pequeña clínica. Fue la primera persona

que empezó a acudir

al suburbio después del ébola

y considera a la gente de New Kru Town

como su mayor tesoro."

Cuando vine aquí después del ébola,

fui la primera persona que asumió el rol de administrador.

Lo primero que hice al llegar fue familiarizarme con el barrio

e integrarme en sus vidas.

Cuando me acogieron en sus casas, bromeábamos en nuestro tiempo libre

y así fue como me integraron como uno más de sus familias.

"No tienen servicios

de agua corriente o luz eléctrica,

per cuentan con una pequeña clínica

que los Hermanos de San Juan de Dios

abrieron en 1973.

Lo conocen como el Pequeño Hospital Católico

porque lo comparan con el de San José."

La clínica de New Kru Town es como el Hospital Católico

de San José, pero en pequeño.

Es un anexo del hospital grande

porque su aspecto es muy parecido

tanto en Monrovia como en las afueras de la ciudad.

La gente todavía cree

que el Hospital Católico tiene los mejores servicios médicos

del país.

"La presencia de los Hermanos de San Juan de Dios

en el barrio es una labor callada, pero crucial.

Han sabido integrarse a base de confianza, cercanía

y mejoras en la calidad de vida de sus habitantes."

La realidad de la gente es que no saben quiénes somos

los Hermanos de San Juan de Dios.

Ellos simplemente nos conocen

como los Hermanos Católicos.

Les caemos bien, en primer lugar,

por los servicios que ofrecemos a la gente

y que no se pueden comparar con otras clínicas de alrededor.

Nuestra atención hospitalaria

es muy muy especial y única.

Ellos realmente aprecian nuestra presencia en esta comunidad.

La clínica que tenemos en la comunidad de New Kru Town

está en una de las zonas más deprimidas

de Monrovia. Como yo algunas veces digo,

son los pobres de la ciudad,

los más pobres de la capital

y que viven en las afueras, en las periferias.

"La clínica de New Kru Town ha progresado

bastante en los últimos años, aunque queda mucho

para mejorar la salud

y la vida de sus vecinos."

Nosotros les damos esperanza,

no importa lo que ocurra, siempre estamos a su lado,

en cualquier momento y en cualquier lugar o situación.

La verdad es que nos esperaron en la comunidad.

Mientras tuvimos cerrada la clínica,

estaban incómodos y, cada vez que nos veían,

nos preguntaban cuándo íbamos a regresar,

hasta que, finalmente,

pudimos regresar y fue un alivio para todos.

"En estos momentos, no tienen médico propio

y, cuando llegan los casos más graves,

los tienen que referir al hospital de Monrovia,

al grande."

El sistema sanitario en Liberia tiene muchos desafíos por delante.

Tenemos médicos locales que no dan abasto para tratar

todas las necesidades de la población. Contamos

con pocos médicos especialistas en la zona y son muy necesarios.

Muchos de estos especialistas tienen que venir de otros países,

como el Congo o Ghana.

"La enfermera Victoria supervisa

y atiende los servicios que ofrecen

los hermanos en la pequeña clínica de New Kru Town. Los problemas son

muchos y la mayoría tienen un mismo origen."

En la comunidad de New Kru Town

existe un alto nivel de infección por malaria.

Estamos rodeadas de mucha agua estancada,

donde los mosquitos se multiplican.

Nosotros pedimos a la gente que usen las mosquiteras.

Algunos dicen que sí,

pero otros o no tienen o no quieren usarlas y nos dicen:

"No tenemos mosquitera, pero ¿qué nos puede pasar?".

Y, claro, las infecciones que tenemos por malaria se deben

a esta agua estancada, donde los mosquitos se reproducen.

Y otras de las graves consecuencias

que tenemos por esta situación

es la de vigilar los casos de diarrea.

La malaria está ahí porque los lugares no están limpios.

Es la principal causa de enfermedad

y la segunda es el tifus, muy común en New Kru Town.

Un 50 % de los casos que tratamos es por malaria;

el 49, por tifus; y el resto, por otras infecciones.

"La diarrea y la malaria están siempre

entre las primeras causas de muerte en África junto al sida.

Son muchas las necesidades básicas

que les superan y que no pueden afrontar

sin la ayuda externa. La ONG

de desarrollo Juan Ciudad es una

de las que cooperan en el barrio de New Kru Town

y contribuyen

en el cumplimiento de sus sueños de mejoras."

Si seguimos aquí es porque tenemos bienhechores

que nos proporcionan las medicinas

que necesitamos recetar a los pacientes. De esta manera,

están ayudando a que los hermanos

podamos seguir ofreciendo

los servicios necesarios de forma gratuita a una población

que, como se puede observar, son

los más pobres pobres pobres de Liberia y necesitan asistencia.

"El centro de salud

del hospital pequeño funciona,

pero no se conforma y mira hacia el futuro."

Tenemos un gran plan, un sueño:

tener abierta la clínica las 24 horas

siete días a la semana para ofrecer servicios médicos

cuidar a la mujeres embarazadas.

Ese es nuestro sueño para el futuro.

Con constancia, todo se consigue

y estamos trabajando para que merezca la pena.

El principal reto es la electricidad.

Tenemos un generador grande

y uno pequeño y, para tenerlos funcionando

24 horas, el consumo es altísimo.

El mayor desafío para hacer realidad los proyectos

en esta pequeña clínica es conseguir financiación

para un sistema de placas solares

que permita mantener los ingresos en el tiempo

y hacer económicamente sostenible

nuestro hospital.

"El Hospital Católico

de San José está inmerso en un plan estratégico de mejoras

tras el final de la epidemia

de ébola en junio de 2016."

Son muchos los retos que nos quedan para mejorar

porque después del ébola la mayor parte

del material técnico, la zona de maternidad,

el laboratorio, los quirófanos,

todo quedó destruido.

"Pretende renovar

y doblar la capacidad de cuidado en las áreas

de maternidad y pediatría

porque la salud se cuida desde el inicio y no quieren perder

ni una sola vida.

El presupuesto asciende a 110.000 euros

y, entre otras cosas, necesitan estetoscopios,

monitores e incubadoras para los neonatos,

camas y sillas de ruedas para niños

o duchas y baños, además de mosquiteras

para evitar la malaria.

En todo este proceso

de transformación y modernización,

la ONG de desarrollo Juan Ciudad ha tenido

y sigue teniendo un papel relevante."

Por supuesto, Juan Ciudad no es solo un socio más,

es uno de nosotros.

porque trabajan mucho en el hospital de Monrovia,

en Liberia y por toda África.

Juan Ciudad apoya

nuestros proyecto s y nuestras actividades.

También durante el ébola nos ayudó con la renovación

y reapertura del hospital.

"La ONG española de desarrollo se encarga

de la logística. Desde España les hacen llegar

ayudas y donaciones que mejoran la calidad de vida

para quienes la salud es

un lujo básico que muy pocos disfrutan.

El Hospital Católico de San José en Monrovia

está preparado

y adaptado ante una epidemia como la que vivieron entre 2014

y 2016.

Ahora son avanzadilla en investigación

para prevenir y curar infecciones, las de siempre

y las que aún no se conocen.

Están siempre vigilantes,

no bajan la guardia ante una futura alerta sanitaria

en esta parte de África occidental.

Gracias a la labor de los hermanos y trabajadores

del Hospital Católico de San José en Morovia,

los liberianos pueden acceder

a una salud de calidad al alcance de todos."

Esta es nuestra misión y nosotros

somos misioneros y los misioneros van

donde se necesitan.

La presencia de nuestra orden

aporta esperanza a la población que sufre.

La primera vez que vine de Senegal,

todo el mundo me preguntaba: "¿Por qué te vas allí? ¿Para morir?

¿Por qué? Porque la gente allí se muere".

Claro que la gente se muere, pero no todos al mismo tiempo.

Unos mueren antes y otros no.

Pero nuestra presencia,

el estar aquí como Hermanos de San Juan de Dios

da esperanza a la gente

para que no sientan que los hemos abandonado.

Nuestra presencia les da valor para recuperar el sistema sanitario

y para permanecer juntos como una familia.

"El hospital grande de San José y su hermano pequeño

de New Kru Town siguen siendo,

desde hace más de medio siglo,

una apuesta segura de los Hermanos

de San Juan de Dios en Liberia.

Ofrecen salud e ilusión a una población hambrienta

de esperanza y con el sueño de vivir

algún día en una tierra libre de virus."

Pueblo de Dios - Liberia, futuro libre de virus

24:48 10 nov 2019

Pueblo de Dios regresa a la capital de Liberia de la mano de la ONGD Juan ciudad para ser testigos de las mejoras en el hospital que la Orden de San Juan de Dios gestiona en Monrovia, aportando salud y calidad de vida en un contexto libre de ébola.

Pueblo de Dios regresa a la capital de Liberia de la mano de la ONGD Juan ciudad para ser testigos de las mejoras en el hospital que la Orden de San Juan de Dios gestiona en Monrovia, aportando salud y calidad de vida en un contexto libre de ébola.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Liberia, futuro libre de virus" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Liberia, futuro libre de virus"

Los últimos 531 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 24:48 pasado domingo Pueblo de Dios regresa a la capital de Liberia de la mano de la ONGD Juan ciudad para ser testigos de las mejoras en el hospital que la Orden de San Juan de Dios gestiona en Monrovia, aportando salud y calidad de vida en un contexto libre de ébola.

  • 25:30 03 nov 2019 Guatemala es el país de América Latina con mayor índice de desnutrición infantil. La cifra aumenta entre las comunidades indígenas del municipio de Momostenango. Manos Unidas desarrolla procesos de salud comunitaria materno infantil para mejorar la salud de estas familias sin olvidar sus costumbres y tradiciones.

  • 26:19 27 oct 2019 La Comunidad de Sant'Egidio tiene en Madrid tres escuelas de paz que ayudan a los niños con dificultades y reparten 1.500 cenas calientes a la semana para los más necesitados. Un trabajo comprometido que construye puentes de paz con ayuda de la oración, amistad, evangelio, ecumenismo y diálogo.

  • ACAMAN, dulce hogar

    ACAMAN, dulce hogar

    29:30 20 oct 2019

    29:30 20 oct 2019 Documental sobre la labor del complejo ACAMÁN que dirigen las Hermanas Hospitalarias en Tenerife que se ocupa de la discapacidad intelectual

  • 24:42 13 oct 2019 Las 72 delegaciones que forman Manos Unidas trabajan todo el año para sensibilizar a la sociedad española sobre la urgencia de acabar con el hambre en los países del Sur.

  • 29:02 29 sep 2019 Pueblo de Dios ha estado en Líbano para visitar el proyecto Fratelli, donde los Hermanos Maristas y los Hermanos de La Salle atienden a desplazados y refugiados por la guerra.

  • En la mente de Ranquines

    En la mente de Ranquines

    25:21 22 sep 2019

    25:21 22 sep 2019 El Centro de Día de Salud Mental Ranquines es un proyecto de toda la Iglesia de Salamanca coordinado por Cáritas Diocesana. El proyecto acoge a personas con alguna enfermedad mental que se encuentran en una situación de exclusión social.

  • 30:01 15 sep 2019 Manos Unidas desarrolla en Guatemala proyectos de economía solidaria en los departamentos de San Marcos y Quetzaltenango. Con ayuda de la Red Kuchubal y el Movimiento de Trabajadores Campesinos, mejoran las oportunidades de futuro entre los pueblos rurales indígenas.

  • El legado de Aita Menni

    El legado de Aita Menni

    26:54 08 sep 2019

    26:54 08 sep 2019 San Benito Menni fue un sacerdote visionario. En 1898 creó en Mondragón el primer centro hospitalario en el país vasco dedicado a atender a pacientes con enfermedad mental. 121 años después, su legado permanece a través de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.

  • 28:14 21 jul 2019 Cáritas es la caricia de la iglesia católica en el rostro de los más desfavorecidos. Las 450 Cáritas parroquiales que hay en la archidiócesis de Valencia atendieron en 2018 a más de 50 mil personas y siguen atendiendo a la población más vulnerable.

  • Lunsar: salud para todos

    Lunsar: salud para todos

    28:28 07 jul 2019

    28:28 07 jul 2019 Un equipo de Pueblo de Dios ha regresado a Sierra Leona para mostrar cómo mejora la salud y la esperanza de la población gracias a las nuevas iniciativas de Atención Primaria y Salud Comunitaria que desarrollan los Hermanos de San Juan de Dios en el área de Lunsar.

  • 28:52 23 jun 2019 Visitamos el recinto monástico de Santa María de Huerta para conocer la historia, el arte y la espiritualidad acumulada dentro de sus muros a lo largo de los siglos.

  • 24:37 16 jun 2019 En Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa), las Hermanas Hospitalarias gestionan el Hospital Aita Menni, que se ha convertido en un ejemplo de la evolución en la atención psiquiátrica. Esta congregación fue creada en 1881 por Benito Menni, para atender a enfermos mentales.

  • Curas en el Tajo

    Curas en el Tajo

    30:28 09 jun 2019

    30:28 09 jun 2019 Pueblo de Dios visita los pueblos de la Alcarria, mostrando la España olvidada que queda en sus gentes y en sus monumentos.

  • Inclusión a fuego lento

    Inclusión a fuego lento

    26:23 02 jun 2019

    26:23 02 jun 2019 Caritas Diócesis de Cartagena, hace una labor de inclusión social de jóvenes inmigrantes y personas con problemas de exclusión social.

  • Siria: azul sobre negro

    Siria: azul sobre negro

    26:58 19 may 2019

    26:58 19 may 2019 La guerra de Siria ha cumplido 8 años y Pueblo de Dios ha visitado la ciudad de Alepo la más afectada por el conflicto acompañados por los hermanos maristas.

  • 30:09 12 may 2019 Un equipo de Pueblo de Dios ha regresado a Sierra Leona y Liberia para ser testigo de las lecciones aprendidas tres años después del final de la peor epidemia de Ébola en esta parte de África Occidental. Lo hacemos con los protagonistas que sobrevivieron a los tiempos del Ébola en los dos hospitales que los religiosos tienen en Lunsar y Monrovia.

  • 25:15 28 abr 2019 Catedral, claustro y biblioteca de Mondoñedo, iglesia con inmigrantes en Burela, hospital San Pablo, basílica San Martiño y albergue de peregrinos.

  • 26:58 07 abr 2019 Retrato de la acción de misioneros en Alepo ayudando a los habitantes a paliar los daños de más de 8 años de guerra.

  • La herencia recibida

    La herencia recibida

    27:40 31 mar 2019

    27:40 31 mar 2019 En Medina del campo (Valladolid), Santa Teresa de Jesús convenció a San Juan de la Cruz para que se implicase en la reforma del Carmelo que había emprendido. El encuentro entre los dos tuvo lugar en el convento de las Carmelitas, la segunda fundación de la Santa

Mostrando 1 de 27 Ver más