Pueblo de Dios La 2

Pueblo de Dios

Domingo a las 11.30 horas

Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4276523
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Honduras, caminos de misión - ver ahora
Transcripción completa

Estamos en Honduras,

hemos quedado con el misionero Ángel Echaide.

Lleva varios días de gira por la montaña.

Él va caminando de una comunidad a otra.

Nosotros nos movemos en un todoterreno

con un chófer profesional.

Hemos salido de Puerto Cortés a las 5:00 de la mañana.

A las 6:00 llegamos a Cuyamel.

El ascenso hasta San Antonio de las Palmas

nos llevará otras dos horas.

(Música)

Una comunidad de seis misioneros paúles

atiende dos parroquias que abarcan más de 55 pueblos.

La extensión es enorme.

Se organizan por zonas

para llegar a los rincones más alejados e inaccesibles.

Comparando un poquito con España, podríamos decir que aquí tendríamos

8, 10, 12 parroquias,

Una población estimada de 120 000 habitantes

está requiriendo que en cada comunidad

haya, sea pequeña o grande, haya un consejo pastoral

lo mejor organizado posible,

donde están integrados los catequistas, los delegados,

animadores de jóvenes, animadores de comunidades eclesiales de base...

El padre Ángel Echaide nació en Pamplona hace 58 años.

Es misionero paúl.

Llegó a Honduras hace casi tres décadas

con un máster en Doctrina Social de la Iglesia bajo el brazo.

Desde entonces no ha dejado de predicar

la buena noticia del Evangelio a los más pobres.

Normalmente, cuando llegamos a una comunidad,

procurar llegar temprano.

Procurar llegar temprano. Entonces, lo que hacemos es preparar

la celebración de la eucaristía, que es, fundamentalmente,

lo que venimos a hacer.

Porque ellos la eucaristía solo la tienen cada dos meses.

Aquí venimos... programadas...

cinco visitas al año.

Cinco. De suyo, cada dos meses, más un extra

que depende de la lluvia en el mes de noviembre.

Entonces, procuramos... Este año tienen cinco programadas.

A toda la zona, visitamos a todas las comunidades.

Cuando está todo preparado, hay gente que quiere confesar,

entonces, dedicamos un tiempo al sacramento de la reconciliación.

Y...

de ahí celebramos la eucaristía.

Después compartimos un poco cómo va la comunidad.

Los grupos que están en la comunidad, dedicamos un tiempo

a ver cómo va caminando cada grupo.

Y si queda tiempo, da tiempo a hablar con el delegado de la palabra

o con la catequista. Depende un poco del ritmo de cada comunidad.

Hay comunidades más fáciles.

Y, sobre todo, para mí es un tiempo de estar mucho con la gente.

Hay que dedicar tiempo a las personas,

que son la importante de la comunidad.

Celebrar a gusto, celebrar bien nuestra fe,

y de ahí, pues a la siguiente.

-La comunidad de nosotros es una comunidad que no es grande,

es pequeña y se mantiene unida

a los servicios comunitarios y a los servicios religiosos.

Y siempre con esmero puede llevar a los jóvenes

y el futuro de la comunidad.

Así es nuestra comunidad.

(Música)

El padre Javier Irurtia ha subido en el todoterreno

acompañando al equipo de Televisión Española.

También es navarro. Nació hace ya 80 años en Irañeta.

Su misión ha girado siempre en torno a los hispanos.

En Estados Unidos trabajó con ellos en Los Ángeles y Nueva York.

Al igual que su compañero Ángel, lleva casi tres décadas en Honduras.

En esos lugares, en Nueva York y en California,

las parroquias como... parecido a España, una parroquia...

Y la parroquia no tiene, prácticamente,

más que un solo centro, un lugar.

Pero aquí estos lugares son extensos, ¿no?

Es una diferencia muy grande.

Socialmente yo no noto un gran cambio.

No noto. O sea, las deficiencias fundamentales del país

siguen siendo las mismas,

que son la cuestión del trabajo, falta de trabajo,

la educación...

precaria,

y... pues el éxodo de las gentes buscando trabajo.

-Como segunda entrada de divisas del país

es las remesas de los migrantes.

El problema empezó, creo yo, por la necesidad de buscar trabajo,

la necesidad de conseguir una economía un poquito más fuerte,

y por eso emigró mucha gente.

(Música)

La comunidad de San Antonio de las Palmas

es una de las más alejadas de la misión.

También es una de las más comprometidas con su fe.

En pueblo viven 31 familias, de las que 27 son católicas.

Las otras cuatro son protestantes.

En total son unos 260 habitantes.

Se dedican a la agricultura de subsistencia,

aunque que la mayor parte de sus ingresos

proceden de las remesas que envían los que emigraron a los Estados,

a Norteamérica.

(Música)

este... solo hay primaria.

Bueno, no hay colegio.

Bueno, ya el que quiere estudiar secundaria

tiene que salir al pueblo.

Y, bueno, la mayoría no estudia por la economía

porque a veces nos falta dinero,

y a veces tenemos que alquilar un cuarto, pagar agua, pagar luz...

Y la educación y todo eso no nos ajusta, entonces,

aquí la mayoría no estudia. El que puede, tiene su dinero,

sí se va a estudiar, pero el que no, no.

Bueno, aquí se queda.

-La "e" es así. La "i", un palito y un puntito.

-Las hembras somos... ayudamos en casa...

En la noche, vamos a la iglesia cuando hay celebraciones

o reuniones de jóvenes, o de comunidad eclesial y todo eso.

Y los varones, más que todo, trabajan en el campo.

Ayudando a hacer milpas, bricolar, en cafetales y todo eso.

(Música)

Las comunidades campesinas de Puerto Cortés y Cuyamel

son muy pobres.

Los campos son pequeños y la agricultura es de subsistencia.

Aquí se cultiva algo de café, cacao, y, sobre todo, maíz.

La única alternativa que tienen los jóvenes

es trabajar en las maquilas de la ciudad de Choloma,

en la costa, o emigrar.

Antes era a Estados Unidos,

ahora la cosa se ha puesto casi imposible.

Para ayudar a las familias en momentos de necesidad,

la comunidad cristiana se organiza en Grupos de Solidaridad

o de Promoción Humana.

Hay alguien que dice: "Pues está tal persona muy enferma",

y no tiene recursos ni para bajar, ni para la medicina.

Entonces, la comunidad provee por esa persona.

Cuando a ellos no les va a alcanzar, pues vienen a la parroquia,

y de ahí, de la parroquia, les ayudamos.

Cuando desde la parroquia no alcanzamos,

pues buscamos fuera,

y hay mucha gente que colabora con nuestra gente.

El grupo de jóvenes de San Antonio de las Palmas

es uno de los más activos de la misión.

Está formado por 23 chicos y chicas

con edades comprendidas entre los 15 y los 30 años.

Aquí todos los jóvenes son muy animados,

muy servidores en todo.

Cuando hay una necesidad, todos vamos ahí,

y todos... bueno...

somos unidos, más que todo.

-Acá, en San Antonio, la diferencia está en que hacemos noche.

Entonces, hace ya unos años decidimos no celebrar en la noche

porque hay gente mayor que a la noche no van a venir,

vienen a la mañana.

Venimos caminando. Se puede venir en vehículo

porque han abierto hace poco, pero el camino no es muy bueno

y los vehículos que tenemos tampoco van a responder bien.

Yo prefiero venir caminando. Aquí, caminando,

por una zona cuesta como tres horas y media,

y por esta que vengo yo son cuatro horas y media, cinco,

porque como hay que visitar otras comunidades, como cinco horas.

(Música)

(Claxon)

(Música)

El Consejo Parroquial

es uno de los órganos más importantes de la misión.

En él participan los representantes de los distintos movimientos

y carismas.

Se reúnen tres o cuatro veces al año

para organizar la pastoral de esta inmensa zona

formada por muchas y muy variadas comunidades.

Nosotros, como sacerdotes, vamos a visitar a las comunidades,

nos reunimos con el consejo, celebramos la fe con ellos,

lógicamente, pero el laico, semana tras semana,

está formado en la catequesis a los niños, a los jóvenes,

los animadores semanalmente están reuniendo

a las comunidades eclesiales,

y los delegados de la palabra están presidiendo el día del Señor

en todas las comunidades.

Muy cerca de Puerto Cortés, junto al mar,

está la comunidad garífuna de Travesía o Changua-changua

en su propia lengua.

La capilla está dedicada a san Juan Bautista,

y desde el altar se pueden ver la playa y el mar.

Los garífunas son una etnia muy especial.

Cada 12 de abril, desde hace 220 años,

los garífunas celebran su llegada a las costas caribeñas

como hombres libres.

Los galeones en los que eran transportados

desde África como mano de obra esclava,

naufragaron.

Los que lograron llegar a tierra firme se establecieron

y formaron un pueblo con lengua y cultura propia,

la nación garífuna.

Tenemos una presencia fuerte de comunidades garífunas,

que están a lo largo de toda la costa del Atlántico,

y están alimentando también nuestro accionar pastoral,

nuestro accionar litúrgico,

prácticamente ya desde hace 20 años

hemos introducido con la pastoral nacional garífuna

los ritmos propios de ellos, los cantos propios...

La idea es que aunque seamos misioneros

y, lógicamente, no compartamos la misma raza,

sí que podamos compartir esa sintonía de vibrar con lo más propio.

Y, además, creemos que es un reto el que ellos valoren su propia raza,

valoren su propia lengua, sus propias tradiciones,

e introducirlas en la expresión litúrgica

pues es una gran riqueza.

(Música)

En la otra punta de Honduras,

también en la costa atlántica del mar Caribe,

está el departamento de Gracias a Dios.

Desde 1960 los misioneros vicentinos

comparten sus días con los misquitos,

la etnia que habita en la región más extensa,

más olvidada y más pobre de todo el país,

La Mosquitia.

(Música)

Pero el fin de semana, que puede cubrir aquí la misa

porque regresa el mismo 24.

Los misioneros españoles Isaac Demets y Jesús Palau

atienden las 70 comunidades católicas

diseminadas por los ríos y lagunas de esta inmensa parroquia.

La pobreza que hay en La Mosquitia pues es de día a día.

O sea, uno vive con lo que puede, con lo que tiene.

La gente de campo va saliendo como pueda, ¿no?

Pero si hay una mala cosecha pues...

pasa bastante... dificultades.

Aquí en la ciudad muchos están sin trabajos

y cuesta bastante salir adelante.

-Puerto Lempira es el departamento de Gracias a Dios

no comunicado con el resto del país porque no tiene carreteras.

-La suma de todos estos años...

de atraso y de abandono sigue porque, realmente,

no hay una opción seria del Estado por el territorio de La Mosquitia

y por la etnia misquita, ¿no?

-El tema de los militares

es porque es una zona de influencia del narcotráfico.

-La Mosquitia, realmente,

es un terreno abandonado por el Estado.

(RADIO) "Desde Puerto Lempira transmite...".

Para llevar la buena noticia

a las 70 comunidades de la misión dispersas por la selva,

nació Radio Kupia Kumi.

Un nombre misquito

cuya traducción sería Radio Corazones Unidos.

Somos unas comunidades muy dispersas.

Estamos por el río, por la laguna, por el llano...

entonces, llegar hacia comunidades mediante carros u otro medio...

es mucho más rápido llevar la información

a través de la radio, de la emisora.

-Buenas tardes, saludamos a nuestra audiencia...

Desde hace 15 años funcionan sorteando todo tipo de problemas.

La falta de energía eléctrica y la sostenibilidad económica

son nuestros principales, pero no los únicos.

Tenemos mucha salinidad

y eso nos daña la estructura de la torre.

La energía eléctrica también nos daña los equipos.

Tenemos bien ahorita los equipos, mañana están mal

porque hubo un bajón de energía. Aunque tengamos protección

siempre vamos a tener esas dificultades.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

Helmann ha venido desde Colombia para colaborar con la misión.

Durante un año vivirá en La Mosquitia

su primera experiencia pastoral como religioso paúl.

... a los muchachos, más que todo, dándoles charlas...

-Es una oportunidad que espero aprovechar al máximo.

Poder aprender todo lo que pueda,

porque más que venir a enseñar algo

vengo a aprender para mi vida y para mi vocación.

(Música)

A pesar de su juventud, Helmann es una vocación tardía.

Trabajaba como ingeniero industrial en Colombia

hasta que sintió la llamada de Dios.

Tras acabar los estudios de Filosofía

pasó por el noviciado.

Antes de comenzar con la teología

ha tenido la suerte de vivir esta experiencia

en la misión de los paúles.

(Música)

Mi participación en la parroquia

básicamente es apoyar Brotes Nuevos y Asla.

En la mañana voy a Brotes Nuevos, comparto con los niños,

si es necesario les doy algún refuerzo en matemáticas,

en español...

O si hay que dar alguna charla educativa sobre algún valor,

entonces también estoy dispuesto a eso.

(Música)

Junto a los misioneros, un grupo de jóvenes educadores

están comprometidos con el proyecto.

Brotes Nuevos está pensado para sacar a los niños de la calle.

El objetivo es prevenir que los menores

entren en contacto con la delincuencia y las drogas.

También intentan concienciar a las familias,

a la comunidad misquita y a las autoridades

para evitar que los pequeños sean víctimas

de cualquier tipo de explotación infantil.

(Música)

Porque los niños llegan a otro lado,

no hay que hacer nada, entonces andan buscando,

recogiendo latas, a veces entran a robar,

entra la violencia, entonces se pierde.

Para rescatar, entonces estamos aquí.

Aquí vienen los niños a divertir, más que todo, a divertir,

a compartir...

formación.

Reciben tutoría, charlas educativas...

y...

juegos recreativos

y... la merienda, etc.

(Música)

Durante el último año 372 niños y niñas

de entre 6 y 14 años han pasado por Brotes Nuevos.

La asistencia a las actividades es completamente gratuita

y la entrada al centro es libre.

Basta con cumplir unas normas básicas de convivencia.

Para poder comer o cenar hay que acreditar la participación

en las actividades formativas de la mañana o de la tarde.

El proyecto tiene dos turnos

para adaptarse al funcionamiento de la escuela en Puerto Lempira.

Los niños que van por la mañana al colegio

pueden hacer sus tareas y asistir a Brotes Nuevos por la tarde.

Y viceversa.

Si los niños asisten a la escuela por la tarde,

pasan la mañana aquí.

Este es el único lugar en el que los niños

pueden venir a divertirse, compartir, hacer amigos

y se diviertan.

El proyecto arrancó en 2005

y recibe el apoyo directo de COVIDE-AMVE desde 2011.

El mantenimiento de la misión y sus diferentes acciones pastorales

sería imposible sin la ayuda económica

de la ONG vinculada a las Hijas de la Caridad

y los Misioneros Paúles en España.

La parroquia tiene alianza con España,

entonces COVIDE apoya en lo que es la merienda,

algunos materiales didácticos...

-COVIDE-AMVE, mediante dos colegios de Hijas de la Caridad,

colaboran con los proyectos que tenemos.

Brotes Nuevos para niños, que colabora el colegio de Manises

de las hermanas, Nuestra Señora del Carmen,

y Asla Wapaia, con el que trabaja el colegio del Niño Jesús

en Valencia capital.

En 2013 la misión vicentina

puso en marcha el centro juvenil Asla Wapaia,

expresión misquita que significa "caminando juntos".

Aquí pueden venir todos.

Esta autorizado desde los 15 años en adelante.

También el otro centro de alcance, que es Brotes Nuevos,

ahí están los niños más pequeños.

Entonces, aquí nosotros aceptamos de 15 en adelante.

Y no se cobra nada, es gratuito.

El objetivo del centro de alcance Asla Wapaia

es hacer que lleguen los jóvenes, que no se vayan a perder,

que no agarren el mal camino,

que no estén en lo malo,

que no vayan a consumir drogas, que, muchas veces,

aquí, en La Mosquitia,

ha pasado y todavía es lo que sucede en la actualidad.

(Música)

En el centro juvenil también se imparten cursos

reconocidos por el Instituto Nacional de Formación Profesional.

Al finalizar los dos meses de capacitación

los alumnos salen con un certificado oficial.

Han impartido talleres de cocina y costura,

de piano y de guitarra,

pero quizá el que más éxito tiene entre los jóvenes

es este de computación.

La coordinadora de Asla Wapaia es también la profesora del curso,

pero su ocupación principal

es organizar las distintas actividades

y fomentar el respeto mutuo.

Mi trabajo aquí es...

hablarles a los jóvenes,

hablar de valores,

no dejar que se maltraten unos con otros.

Lo más... es tener...

como tener comunicación con los jóvenes.

(Música)

A lo largo del último curso

una media de 150 jóvenes pasaron diariamente por Asla Wapaia.

Aún sigue siendo mucho mayor la asistencia de chicos,

que la de chicas.

A los varones les llama la atención lo que es el fútbol.

Es lo que buscan ellos.

En donde quiera que vayan tienen su tiempo más para el fútbol,

pero ya, en cambio, las muchachas no son muchas las que vienen.

Ha habido tiempos que sí han venido,

pero cuando hay competencia de danzas

o cuando están practicando danzas, y en esas cosas,

pero ya en cuestión de fútbol no son muchos.

(Música)

Los jóvenes de Puerto Lempira, casi todos de etnia misquita,

tienen muy pocas posibilidades de encontrar trabajo en la ciudad.

La tasa de paro es la más alta del país.

La tentación de ganar dinero rápido colaborando con el narcotráfico

es una constante.

(Música)

El trabajo con las familias es otra de las claves

para allanar el camino a los niños y jóvenes de La Mosquitia.

Un trabajo que no es nada fácil

debido a la situación crítica que vive esta institución

en el país centroamericano.

En Honduras la familia está muy desestructurada.

Hay muchos factores que hacen que la familia

no tenga estabilidad, esté fracturada... en fin.

Kevin es uno de los asiduos en Brotes Nuevos.

Tiene nueve años,

estudia cuarto grado y vive en el barrio de Las Brisas,

muy cerca de la misión.

La casa es sencilla, de madera.

Es propiedad de su abuelo Lisandro, uno de los muchos buzos lisiados

a consecuencia de la pesca submarina de langosta.

(Música)

Aquí duermen 13 personas, entre adultos y niños.

Kevin y su única hermana pequeña

están siendo criados por el abuelo y una de sus tías.

Su madre trabaja en la capital, en Tegucigalpa,

y les envía algo de dinero.

(Música)

Los misquitos son bastante sufridos,

pero también bastante acogedores.

O sea, tienen bastante sentido de pertenencia

o de familia, de clan,

de ayudarse entre ellos.

El equipo de educadores que coordina los dos centros socioeducativos

de la misión se reúne todas las semanas.

Para llevar a cabo esta tarea de prevención

entre los niños y jóvenes de La Mosquitia,

cuentan con la colaboración de un buen grupo de voluntarios.

En Asla Wapaia durante el último curso

hubo 12 voluntarios.

Los mismos que en Brotes Nuevos,

donde además del coordinador, Nelson,

hay contratados otros dos educadores a media jornada.

Estos y otros proyectos no serían posibles

sin la acción misionera vicenciana que se lleva a cabo desde España.

COVIDE-AMVE, Cooperación Vicenciana para el Desarrollo

es la ONG de los padres paúles y las Hijas de la Caridad en España,

y es la que se preocupa de la marcha, tanto de los proyectos

en tierra de misión, como de nosotros,

como de los misioneros.

(Música)

Los misioneros vicentinos de La Mosquitia celebran en 2017

los 400 años del carisma vicentino.

Hace cuatro siglos que su fundador, Vicente de Paúl,

se encontró cara a cara con la pobreza

en las localidades francesas de Gannes y Chatillón-les-Dombes.

Y decidió cambiar de vida para tomar partido por los últimos,

por los descartes,

por los pobres.

En Honduras el carisma vicentino sigue muy presente.

En Puerto Cortés y en Puerto Lempira.

En cada uno de los hombres y mujeres

que han entregado su vida para dar luz y esperanza

a los desechos, los que no cuentan,

a los nadies,

a los preferidos de Dios.

(Música)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Honduras, caminos de misión

Pueblo de Dios - Honduras, caminos de misión

29 oct 2017

Los misioneros paúles en La Mosquitia, Puerto Cortés y Cuyamel mantienen proyectos educativos y de desarrollo por toda Honduras.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Honduras, caminos de misión" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Honduras, caminos de misión"
Clips

Los últimos 513 programas de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios