Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5398112 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Fratelli, más que hermanos - ver ahora
Transcripción completa

Por eso, Ave María, la tierra entera te cantará.

"Tras nueve años de guerra, Siria está en ruinas.

Al medio millón de muertos,

hay que sumar los desplazados y refugiados.

De los más de 6.000.000 que abandonaron el país,

millón y medio se refugiaron en Líbano.

Para atender a los refugiados,

los hermanos Maristas y los hermanos de la Salle

iniciaron hace tres años el proyecto Fratelli,

en el que colaboran voluntarios de varios países.

(Música)

Líbano es un pequeño país de 5.000.000 de habitantes

y apenas 10.000 kilómetros cuadrados,

que limita con el mar Mediterráneo,

Siria e Israel.

Los refugiados son el 30 % de la población.

Líbano es un país multiétnico,

multicultural y multi-religioso.

El 60 % de la población son musulmanes

y el 40 %, cristianos.

(Música)

Desde Beirut, capital del país, viajamos hasta Saida,

la fenicia y bíblica Sidón,

cuyos orígenes se remontan a 3000 años antes de Cristo.

La ciudad, que ha resurgido

de las cenizas de la guerra con Israel

entre 1975 y 1990,

tiene 200.000 habitantes,

a los que hay que sumar 50.000 refugiados sirios

y 60.000 palestinos.

(Música)

En la colina de Rmeileh, a las afueras de Saida,

está el antiguo colegio marista de Nuestra Señora de Fátima.

Tenía 2.000 alumnos y se cerró en 1985

al ser bombardeado por la aviación israelí.

Los Maristas llegaron a Saida en 1904,

cuando la ciudad rondaba los 15.000 habitantes

y solo había 500 cristianos."

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

"Después de 30 años cerrado,

el colegio ha abierto sus puertas

para acoger las actividades del proyecto Fratelli.

La solidaridad internacional ayudó a restaurar el edificio.

Fratelli es un proyecto socioeducativo

de los hermanos Maristas y los hermanos de la Salle

para niños y jóvenes desplazados y refugiados.

En sus centros de Beirut y Saida,

atienden a 2.000 refugiados."

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

En el Líbano hay más de 400.000 niños

desplazados de la guerra,

de los cuales, la mitad están sin escolarizar,

por lo tanto, más de 200.000 niños están todavía

en los campos de refugiados, en las cabañas,

también en los apartamentos y en las casas,

pero sin asistir a la escuela.

Entonces, nosotros,

estos tres años hemos intentado

y estamos intentando, pues, ir en busca de estos niños

y que, al menos, pues,

un buen número de ellos puedan participar de nuestro proyecto

y, junto a ellos,

crecer y, junto a ellos, acompañarles en el derecho

a la educación y en tantos otros derechos

que tienen vulnerados.

"A primera hora de la mañana,

los autobuses de Fratelli pasan por los campos de refugiados

del entorno de Saida

para traer a los niños al proyecto Fratelli.

Esta noche llovió y se inundaron los campos,

pero a pesar de ello,

los niños llegan puntuales y limpios.

Los pequeños son los primeros,

porque sus clases comienzan a las 8:30."

Esto era una antigua escuela marista,

que fue destruida,

y nosotros la hemos ido recuperando.

Estamos adaptando, reconstruyendo este espacio,

y esto, para ellos, es un lugar,

no solamente de formación,

sino, es un lugar de recreo,

evidentemente, y un lugar de vida.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

"En los campos,

los refugiados sobreviven gracias a la ayuda humanitaria,

que no alcanza a todas las familias.

Fratelli ayuda a los niños a recuperar

la infancia perdida a causa de una guerra,

que no es su guerra, pero sufren las consecuencias."

En Fratelli recibimos niños de 3 a 14 años.

Los ponemos en clases adaptadas a su edad y nivel de conocimientos.

No solo les damos estudios,

sino también educación y convivencia.

Nuestros programas son básicos y, en la medida de lo posible,

seguimos el programa del Ministerio de Educación libanés.

La mayoría de los alumnos son hijos de refugiados sirios.

"Esta es la clase de preescolar,

los niños vienen contentos

porque aquí se relacionan con otros niños

y en los campos están aislados.

Fratelli les agranda el espacio físico y mental,

y les permite soñar un mundo sin guerras

en el que nadie se vea obligado a salir de su país

para salvar la vida, como les ha sucedido a sus padres.

(Música)

El hermano Isaac,

que falleció al poco tiempo de hacer la grabación,

se encargaba de preparar el desayuno a los alumnos:

más de 300 bocadillos cada día.

Tenía 79 años

y, como en España estaba fuera de servicio,

se ofreció para colaborar en Fratelli.

El hermano era feliz haciendo felices a los niños.

Los pequeños desayunan en las aulas y los mayores en el comedor.

El bocadillo es el mejor refuerzo escolar,

porque en los campos la comida escasea

y hay niños que vienen a clase con el estómago vacío.

Esta es la clase de primaria.

Los niños tendrían que estar en la escuela pública,

pero no tienen plaza.

Los que no están registrados,

como sucede a los que nacieron en los campos,

no pueden ir a las escuelas del estado.

Fratelli no pide papeles,

pero tampoco puede acoger a todos,

porque sus medios económicos y humanos son muy limitados."

Los niños refugiados son una generación

que parten con desventaja.

Valoran la educación,

porque saben que de ella depende su futuro.

Nuestro objetivo es formarles para que sean buenas personas

y tenga un futuro esperanzador, por el bien de ellos,

de su país

y de la sociedad.

Los conflictos internacionales les están llevando, trayendo,

moviendo de sus emplazamientos naturales

y eso está creando una desestabilización emocional,

social entre ellos que es necesario atender como...

no sé, como personas humanas y como cristianos también.

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

"Los alumnos de esta clase nunca fueron a la escuela.

En Siria, porque eran muy pequeños,

y en Líbano porque están en los campos.

Son efectos colaterales de la guerra.

En Fratelli han encontrado acogida

y están aprendiendo a leer y escribir en árabe,

su lengua materna."

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

"Este grupo hace refuerzo escolar.

Por la tarde van a la escuela pública,

y vienen a Fratelli para recuperar los estudios perdidos.

Fratelli tiene 300 alumnos en el turno de mañana

y otros tantos en el de tarde.

Cuenta con 30 profesores.

Los sueldo los paga Manos Unidas, la ONG de la iglesia española."

Los niños que vienen a Fratelli

son víctimas inocentes de la guerra.

Su situación económica y vital es muy complicada.

A veces, tienen comportamientos agresivos,

como consecuencia de los traumas que arrastran.

Nosotros estamos trabajando con ellos y con sus familias,

para cambiar sus comportamientos y ayudarles a superar los traumas.

"En esta clase son 17 alumnos, la mayoría mujeres.

Hoy toca clase de inglés.

La guerra trastocó sus vidas.

Fratelli les ayuda a recomponerlas

y a recuperar los estudios que la guerra les robó."

Fratelli quiere ofrecer a los niños refugiados todo aquello

que les pueda ayudar ahora y en el futuro.

Los dos principales objetivos del programa educativo son

potenciar las capacidades de los alumnos

y ofrecerles un espacio seguro,

porque llevan el miedo metido en el cuerpo.

Y creemos que estamos consiguiendo los objetivos.

Mi sueño es ser ingeniero.

Quiero ir al extranjero a estudiar educación superior

y hacer realidad mi sueño.

En Fratelli estoy feliz

y nunca olvidaré lo que ha hecho por mí.

Mi sueño es ser maestra para ayudar a los refugiados

y hacer lo mismo que Fratelli hace conmigo.

(Música)

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

"El hermano Miquel es todoterreno.

Hoy atiende la enfermería,

que no es más que un botiquín de primeros auxilios.

El trabajo y el cariño del equipo humano de Fratelli suplen

las carencias materiales del proyecto."

Como hermano Marista,

evidentemente, siempre he tratado de vivir mi vocación

como una respuesta fraterna

en el seguimiento de Jesús,

al lado de los más necesitados.

Lo he vivido en Barcelona, en España,

y a esta edad poder vivir aquí,

poder estar aquí, con los que más lo necesitan,

para mí es un afianzamiento en mi respuesta vocacional.

(Música)

"A las 12:30 acaba el turno de mañana.

Los autocares llevan a los niños a sus campos

y, de paso, recogen a los alumnos del turno de tarde."

(Claxon)

(Música)

Fratelli es una manera de ser,

una manera de estar,

pero sobre todo de ser,

ser hermano para los niños y jóvenes.

Esa es la primera clave,

no somos una ONG que presta un servicio

en función de un presupuesto y ya está,

sino sobre todo somos personas

que entendemos la vida en clave vocacional,

desde el seguimiento de Jesús, desde el amor universal,

desde la cercanía...

entonces la clave está ahí, en la presencia fraterna.

"Queremos saber dónde viven y cómo viven los niños

que vienen a Fratelli.

Empezamos en el Ouzai shelter,

un edificio a medio construir

donde hay, desde hace siete años, 1.400 refugiados sirios,

de ellos, cerca de 400 niños.

Las condiciones higiénicas y sanitarias del edificio

dejan mucho que desear.

Algunos niños van a Fratelli.

(Música)

Nos dirigimos ahora al campo Zahrani shelter,

a las afueras de Saida.

Las chabolas se extiende a ambos lados de la desembocadura

de un arroyo de aguas residuales.

Aquí viven, si es que a esto se le puede llamar vida,

desde hace siete años, cerca de 1.000 refugiados sirios.

Fratelli ha alquilado un pequeño local en el campo

para atender a las necesidades de la gente,

sobre todo, de los niños.

(Música)

Estamos en Sarepta,

donde el profeta Elías resucitó al hijo de una viuda.

En este edificio, abandonado y degradado

a causa de la aluminosis,

viven 600 refugiados desde hace ocho años.

Le llaman Pepsi shelter.

Las familias carecen de todo,

hay muchos niños sin escolarizar,

algunos van a Fratelli.

La señora cuenta que, en una habitación,

viven siete personas y, como está en el sótano,

tiene humedades y los niños enferman.

No tienen agua potable.

Su hijo pequeño necesita una operación,

pero no tiene dinero para pagar al cirujano.

El proyecto Fratelli es fruto de la solidaridad de ONG como SED,

PROYDE y Manos Unidas.

Esta ropa la envío Cáritas Italiana,

su destino es el campo Imam shelter.

Los refugiados se la reparten como buenos hermanos,

porque son muy solidarios entre ellos."

SED quiere colaborar,

porque también intentamos que la fraternidad

sea nuestra arma secreta de transformación social,

y lo hacemos cómo, pues sí,

no hay dudas que enviamos fondos a este proyecto

y atendemos y estamos a su lado continuamente,

pero fundamentalmente lo hacemos a través de personas.

(Música)

"Este es el Imam shelter,

un campo de refugiados cerca de Saida.

Hace siete años, 40 familias sirias ocuparon este complejo escolar,

inacabado y degradado,

y aquí siguen sin presente y sin futuro.

Los únicos servicios que tiene son la humilde mezquita

y una unidad de preescolar de Fratelli.

Los niños nacieron entre las ruinas de la escuela.

La profesora Rana y la hermana Mariam,

franciscana misionera de María,

les dan clase por la tarde,

con merienda incluida,

que ambas cosas son necesarias y más viendo cómo viven."

(Música)

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

"El hermano Miquel, que fue músico del grupo Kairoi,

y la mascota Fra, de Fratelli,

traen un aire fresco al campo.

Los niños están encantados,

porque les alegran la vida durante unas horas.

Los mayores observan con envidia la alegría de los pequeños."

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

Fratelli es muy importante para nosotros

porque ayuda a niños y mayores,

nuestros niños estudian en su colegio

y las madres participan en talleres de costura y cocina.

Fratelli nos da ropa para vestirnos

y alimentos para que no pasemos hambre.

"Después de la visita a los campos, volvemos al colegio.

Este grupo fue por la mañana a clase en una escuela pública

y por la tarde hacen refuerzo escolar en Fratelli."

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

"Antes de entrar a clase,

los niños cantan el himno de Fratelli,

que les motiva para hacer frente a las dificultades de la vida,

que en su caso no son pocas."

Tratamos de que todos los sirios y los iraquíes también

que acogemos no estén con nosotros,

pues, de manera permanente,

sino que nosotros les damos las herramientas personales,

también académicas,

para que puedan integrarse en la escuela.

Por lo tanto,

cuantos más niños puedan beneficiarse de nuestro servicio

como un puente, como un trampolín para integrarse,

eso será...

pues, lo mejor, el mejor objetivo.

"Esta es la clase de informática.

Asisten 15 jóvenes, la mayoría mujeres.

Llevan cinco años en los campos

y quieren aprender informática para salir,

aunque solo sea virtualmente,

del gueto en el que viven.

No saben qué será de ellos en el futuro,

pero quieren estar preparados para lo que les depare la vida.

También aprenden idiomas,

y les gustaría hacer formación profesional,

que es la asignatura pendiente de Fratelli."

La gente y, sobre todo, los niños me dan siempre

una lección de sentido de vida,

de alegría al ver cómo esta gente,

en medio de todo este conflicto existencial,

logran seguir manteniendo el espíritu alegre, la vida,

el optimismo, quieren salir adelante y son...

mis maestros cada día en ese sentido.

"La reunión de profesores

tiene en el orden del día dos temas a tratar:

la preparación del encuentro con los padres de los alumnos

y la organización de los campamentos de verano

en los que participan 800 niños.

Los profesores son de distintas confesiones religiosas,

pero los alumnos son todos musulmanes.

El equipo de Fratelli se está dejando la vida

en el proyecto,

los padres agradecen lo que hace por sus hijos."

No somos héroes, no somos héroes.

Los héroes son las personas que realmente han tenido

que pasar por muchísimas dificultades,

que han tenido que abandonar su país,

que han tenido que afrontar muchas dificultades

y que hoy, pues, levantan cabeza.

Nosotros les ayudamos un poquito en su heroísmo,

pero los auténticos héroes son las personas que crecen,

que aprovechan su día a día,

con los medios que les ponemos a su disposición,

pero son ellos los protagonistas

y los héroes de sus historias traumáticas,

pero hoy de sus historias esperanzadas.

(Música)

(RÍEN)

"Fratelli es un oasis

en medio del desierto de los campos de refugiados.

Aquí los niños recuperan la alegría de vivir

y los sueños robados.

Aquí tienen acogida, respeto,

educación y cariño.

Aquí cantan, ríen y juegan.

Aquí son felices, al menos, por unas horas,

y eso solo justifica la existencia de Fratelli

y el trabajo de los hermanos y voluntarios."

Soy de Córdoba, llevo aquí cuatro meses,

voy a estar un año entero aquí en el proyecto Fratelli

y nada... la labor que yo tengo aquí

es un poco... organizo el material deportivo

y escolar y después también ayudar

a los profesores en las distintas actividades deportivas

y específicamente de baloncesto, sí llevo un rol más de entrenador,

y luego las distintas necesidades

que tanto la comunidad como el proyecto

o los profesores puedan tener...

nos pide ayuda y en lo que se pueda, nosotros vamos ayudando.

En Alemania trabajó con refugiados sirios en la escuela

y en otros proyectos sociales,

pero al venir a Líbano descubrí que la situación de los refugiados

es completamente diferente.

Ver los campamentos donde viven los refugiados

fue muy impactante para mí.

(Música)

"La capilla es el corazón de Fratelli.

La comunidad está formada por hermanos Maristas,

hermanos de la Salle y voluntarios.

A las 6:15 de la mañana,

la comunidad acude a la capilla para hacer 40 minutos de oración.

La oración da sentido al trabajo de cada día

y hace que el espíritu que anima a Fratelli

no decaiga."

# Buena madre...

# nuestra buena madre.

# Buena madre... #

La comunidad es una comunidad inter, intercongregacional,

intergeneracional, hombres y mujeres, hermanos y laicos,

y creo que es un símbolo

que va en contra de la lógica del mundo,

donde queremos ser todos iguales

o queremos que los demás piensen como nosotros.

En la comunidad intentamos vivir este amor de hermanos

y hermanas entre nosotros

y, sobre todo luego, con los niños, niñas, las familias,

las mujeres a las que servimos a través de los proyectos.

(Música)

"Han finalizado las clases de la tarde

y es hora de regresar a los campos.

Antes de tomar el autobús,

los jóvenes bailan el dabke,

danza tradicional de Siria.

La danza refuerza su identidad,

y más ahora que están en tierra extraña."

En 2011 salí de Siria

y dejé la escuela a causa de la guerra.

Vine a Líbano con mi familia,

luego me fui a Libia y más tarde regresé a Líbano.

Mientras tanto, mi familia se marchó del país y me quedé solo.

En Fratelli puedo continuar con mis estudios.

Me gusta bailar las danzas típicas de mi país

para no olvidarme de él.

La guerra en Siria fue muy cruel y tuve que salir de allí.

Tengo tres hijos,

mi esposo solicitó visado para viajar a un país europeo,

pero nos lo delegaron.

Queremos ir a Europa, sobre todo,

pensando en el futuro de nuestros hijos.

Fratelli es lo mejor que nos ha pasado

en estos duros años.

(Música)

"Regresamos a Beirut para tomar el avión que nos llevará a Madrid,

pero antes visitamos el Santuario de Nuestra Señora de Líbano.

La virgen María mira al mar con los brazos abiertos

para despedir a los que se van y acoger a los que llegan,

sin distinción de raza, nación o religión.

El santuario tiene forma de nave fenicia invertida.

Líbano fue la capital comercial de la antigua Fenicia.

La iglesia maronita,

la comunidad cristiana más numerosa en el país,

se encarga del servicio religioso del santuario."

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

(Música)

"Cristianos y musulmanes

encienden velas con el fuego de su fe,

entre plegarias y promesas a la virgen María.

Nosotros pedimos a Nuestra Señora de Líbano

por la paz en la región,

que buena falta hace."

(Música)

Pueblo de Dios - Fratelli, más que hermanos

29:02 29 sep 2019

Documentales y reportajes sobre la vocación misionera de la Iglesia.

Los últimos 529 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 27 Ver más