Dirigido por: Julián del Olmo

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

4039037 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Pueblo de Dios - El corazón de Soria - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Sin corazón, el organismo no funciona.

El latido constante y rítmico da estabilidad y seguridad al cuerpo

y esto no solo pasa con las personas,

también con las sociedades, con los grupos humanos.

(Música)

Cuando ese latido es el de la solidaridad,

nos remite a lo mejor de cada uno, como individuos y como sociedad.

Hemos venido hasta Soria para escuchar el latido que viene

de un corazón que no deja de funcionar,

el de Cáritas Diocesana.

Allí donde está enraizada la Iglesia soriana,

están activos los proyectos de esa institución,

que se encarna en un territorio con características propias.

Es una diócesis fundamentalmente rural,

prácticamente toda la diócesis salvo la capital,

que son en torno a 40 000 habitantes, casi no llega,

y tres o cuatro núcleos importantes, es rural.

Y junto a la población rural nuestra de toda la vida,

tenemos también desde hace ya tiempo,

una población de inmigrantes importante.

Los campos de trabajo son atender al campo

y todas las necesidades que nos viene de nuestra gente

y luego, toda la población inmigrante.

Es verdad que también, con la crisis económica,

prácticamente la mitad de los participantes

de los programas de Cáritas, son también nacionales nuestros,

porque el empleo es muy precario y muy poco estable.

Entonces, hemos tenido también que atender mucho esa situación.

Pero son nacionales, inmigrantes, gente del campo

y esa es la fisionomía de nuestra realidad.

Hoy es jueves, día del tradicional mercadillo

que se instala en el centro de Soria.

Era costumbre antaño, ver en los cafés de la ciudad

a los ganaderos haciendo sus tratos a la vez

que los puestos se llenaban de personas

que hacían la compra semanal.

Las cosas han cambiado, pero sigue habiendo

un ambiente entrañable en los alrededores

del convento de San Francisco.

Si la provincia cuenta con cerca de 90 000 habitantes,

la capital no llega a los 40 000.

Aquí, todo el mundo se conoce y no es una forma de hablar.

Eso también ayuda a que el trabajo de Cáritas

sea más fácil.

Como es tan poca la población, conocemos a toda la gente

o la mayor parte de los participantes de Cáritas

por su nombre y apellido. Nos los encontramos por la calle,

les saludamos, "¿cómo van las cosas?",

y luego, por supuesto es fundamental lo concreto,

el trabajo bien hecho a cada persona, individualmente.

Tratarles bien, con espacio de tiempo suficiente

y luego acompañar todo ese proceso.

Y luego, claro, fundamental, el centro es el corazón de la persona

y su dignidad. Nosotros no preguntamos a nadie

ni de dónde viene, ni dónde van, qué piensan, qué creen.

Eso queda al margen, es la persona, imagen y semejanza de Dios

a la que tenemos que atender independientemente.

Soria lo facilita por la proximidad y la pequeñez.

41 contenedores rojos con el logotipo de Cáritas

y distribuidos por toda la provincia,

son las señales que indican el gran y reciente proyecto

que han puesto en marcha.

Se llama "Granito de tela",

y se trata de una empresa de recogida, almacenamiento

y comercialización de ropa usada.

En la nave que tienen en un polígono en las afueras de Soria,

se almacena la ropa que previamente han recogido de los contenedores.

El objetivo principal de esta iniciativa es la inserción

sociolaboral de personas en situación de exclusión social.

Nosotros, queremos incorporarles a un trabajo de mercado,

un mercado normalizado. Hacemos que esto sirva

como lanzadera para ellos, por eso el perfil de esta gente,

suelen ser personas con problemas sociales,

con alguna dificultad para la integración en la sociedad, etc.

No solo "Granito de tela" es trabajar,

lo compatibilízanos con formación, intentamos dar tutorías,

un seguimiento de estos trabajadores para que adquieran habilidades,

no solo la responsabilidad en el trabajo, sino también tener

esa responsabilidad en lo que es la vida cotidiana.

Por el momento, desde octubre, que es cuando comenzamos

con este proyecto y a trabajar con gente en inserción,

se está viendo la evolución. Un caso práctico, un ejemplo,

personas que antes igual no eran puntuales,

a medida de trabajar con ellos, etc., ahora sí que tienen

esa responsabilidad de llegar a su hora.

Tienen que darse cuenta de que es por su bien,

el día de mañana, cuando entren en el mercado normalizado,

nadie va a estar para llamarles la atención.

Aún no llega al año de vida, y "Granito de tela",

ya ha recogido 150 toneladas de ropa.

Además, se ha dado trabajo a ocho personas.

Cuatro trabajadores de inserción social

y otros cuatro en la estructura de la empresa.

Son sujetos de inserción sociolaboral,

personas que perciben rentas mínimas de inserción,

desempleados de larga duración,

jóvenes que no terminaron su escolaridad obligatoria,

minorías étnicas, inmigrantes

o personas con cargas familiares no compartidas.

Uno de los nuevos empleados es Fermín.

Yo estoy acostumbrado a trabajar desde hace muchos años

entonces, lógicamente, empecé a trabajar muy joven

y luego he estado unos años en el paro.

Ha sido algo bastante duro a nivel psicológico.

La oportunidad que me han dado aquí es bastante interesante,

porque poco a poco, te vas hundiendo de ver

que no encuentras y que no encuentras.

Al final, tocando puertas, se ha abierto la puerta de Cáritas.

Lo que hay aquí es un trato humano muy bueno,

que eso en la calle normalmente no te lo encuentras.

Te encuentras un ambiente más agresivo.

Aquí te tratan bien, con respeto.

Si necesitas algo... En fin, hay un ambiente muy bueno

a nivel personal.

Te dicen lo que tienen que hacer, te lo dicen con educación.

Me están dando formación también de otras cosas

para tener más posibilidades de encontrar un trabajo en el futuro.

En fin, muy contento.

Mientras los equipos recorren los pueblos y la capital

de la provincia vaciando contenedores,

la actividad sigue en la sede central.

La empresa forma parte de un proyecto textil promovido

por Cáritas española, en el que intervienen

varias Cáritas diocesanas.

La ropa recogida se vende a Barcelona.

Allí se lleva a cabo el proceso de selección de la ropa

que se puede reutilizar, y entonces, la empresa soriana,

recibe las cajas con prendas de cualquier parte del país

y que ya pueden comercializar.

Previamente, se ha hecho un tratamiento de higienización.

Por último, se etiqueta para su envío a la tienda.

Hace un mes, Cáritas abrió la tienda

donde finaliza todo el proceso anterior.

En un céntrico local en la calle San Juan,

a unos metros del popular Collado,

encontraron el espacio ideal para instalarse.

Se trata de un establecimiento comercial amplio

que en las escasas semanas que lleva abierto,

ha tenido muy buena acogida en la ciudad.

La percepción que tenemos de tienda es bastante buena.

La gente sí que nos está felicitando y yo creo que se quedan sorprendidos

un poco tanto por la tienda en sí, como por el producto que tenemos.

Quizás vienen con otra idea

y yo creo que les sorprende gratamente,

con lo cual nosotros, de momento estamos muy contentos.

Los clásicos roperos parroquiales se han acabado en Soria.

Las personas que necesitan ropa reciben un bono

y lo canjearon en la tienda.

Por otro lado, cualquiera que quiera ropa en perfecto estado

y a precios muy asequibles,

cuatro, cinco o nueve euros la prenda,

ya sabe dónde ir.

Como dicen en "Granito de tela",

el proyecto es un regalo a toda la sociedad soriana,

pero especialmente a los más vulnerables.

Da una respuesta ética al final de la vida útil de la ropa,

genera empleo social, cuida del medio ambiente,

se atiende con dignidad a las personas que necesitan ropa

y sensibiliza a la sociedad en materia de consumo responsable.

Nosotros intentamos apoyar con esta iniciativa

lo que es también el consumo sostenible.

Alargamos la vida útil de todas estas prendas

que realmente están muy bien,

y entonces, esa mentalidad socialmente va cambiando

y la gente va teniendo bastante acogida

a este tipo de producto.

Esto, me ha dado la vida.

De verdad, aparte de que pueda ayudar a otras personas

sentirme útil, sentir que sirvo todavía.

Cuando vas a entregar un currículo y te dicen que no das el perfil

o que buscan gente más joven, la verdad es que te bajan el ánimo

y te bajan la moral.

Entonces, para mí esto es muy importante.

A nivel económico, porque hay que decirlo así,

la situación en la que estamos, todo el mundo lo sabe,

es necesario el aporte de dinero en casa,

pero también porque yo me siento útil y sé que lo que sé

lo puedo demostrar y siempre aprendes.

Yo quiero que la gente sepa que siempre hay que tener esperanza,

que no se puede perder la fe y que tarde o temprano

llega la ocasión. A mí, gracias a Dios, me ha llegado.

Mientras la tienda da sus primeros pasos,

en las oficinas centrales de Cáritas en Soria,

siguen con sus tareas.

Una de ellas, quizá la más importante,

es el programa de acogida.

Recibir con atención y respeto a las personas

que vienen pidiendo ayuda,

es el mejor comienzo posible para que inicie su recuperación.

Mañana por la mañana, haces todo lo que puedas.

Cuando los tengas, vienes. -De acuerdo.

-Si te falta alguno, o no sabes dónde está,

me preguntas y si hace falta te acompaño.

¿Vale? -Vale.

-El trabajo que se realiza en Cáritas es muy humano,

hay que acercarse mucho a las personas.

Se tienen que sentir muy bien acogidos, escuchados.

Tienen que sentirse que están en casa.

De hecho, le damos mucha importancia al ambiente.

Que ellos estén aquí, que estén tranquilos.

Por ejemplo, cuando hay transeúntes, les ofrecemos un café.

No les ofrecemos el café, se lo podemos pagar en el bar,

pero se le da aquí. Se le da el café, las galletas.

En ese momento, ellos se sienten bien,

se sienten acogidos, sienten que los escuchas,

que eres capaz de ponerte en su lugar.

Entonces, las habilidades que tiene que tener

el trabajador social de Cáritas, es hacer una buena acogida

y una buena escucha con las personas.

De acogida saben y mucho en la casa que Cáritas

abrió hace unos años en el centro de Soria.

Está pensada para atender a personas sin hogar

o que habitan en viviendas en mal estado

y difíciles circunstancias.

El piso cuenta con cinco plazas

y en él trabaja una educadora a jornada completa.

Se trata de ir recuperando a la persona

hasta que pueda llevar una vida normalizada.

A la 13:30, Manuel, tenemos que ir al médico.

-Muy bien.

-Partimos de que las personas tienen que elegir su proceso.

Aquí son los protagonistas y tienen que hacer

lo que ellos realmente quieren. Entonces, tenemos un plan de trabajo

individual con ellos, en el que nos marcamos una serie

de objetivos tanto en el tema sanitario,

en el tema laboral, en el tema social,

en el tema de relaciones y son ellos los que van dando

los pasos a la hora de mejorar la situación.

Misho es búlgaro y está estudiando español.

Llegó hace ocho años a nuestro país

y en todo este tiempo ha trabajado como pastor

en varios pueblos de la provincia.

Además, se está recuperando de una grave lesión cardiaca

por la que tuvo que ser intervenido en Valladolid.

La plantilla de Cáritas Diocesana

está compuesta por personas especialmente vocacionadas

para este trabajo social.

Gente entregada a la causa de los más pobres

y constantes en la lucha por la justicia.

Miriam, la educadora de esta casa de acogida,

es una de ellas.

Trabajar en una ciudad pequeña como Soria tiene sus ventajas

a la hora de mover recursos humanos y materiales para su labor.

El ser una ciudad pequeña, pues todos nos conocemos,

todos podemos echarnos una mano y yo creo que se facilita

a la hora de buscar un recurso para una persona,

yo creo que sí facilita el que seamos pocos.

Luego el tema laboral es más difícil

porque, claro, Soria es una provincia que en el tema laboral

está muy parada.

La construcción frenó y pues se dedicaban mucho a ello,

entonces, tema laboral sí que puede costar más

por ser una provincia pequeña, pero, bueno, estamos en ello.

Yo creo que la ciudad va mejorando,

las cosas van mejorando y, a ver, hay que seguir con la esperanza

de que encuentren pronto trabajo y que puedan tener una vida autónoma.

Ahora mismo en la casa de acogida hay tres personas viviendo.

Una de ellas no la hemos conocido porque ya ha encontrado un trabajo

y está dando sus primeros pasos en el nuevo empleo.

Nos vamos a la vez que Miriam y Manuel

salen de la casa para una visita médica.

(Música)

Al día siguiente acompañamos a Manuel

a una de las actividades que le han propuesto en Cáritas.

Se trata de un curso de cocina que se imparte

en los locales que tiene en el polígono Las Casas.

El programa de empleo se ocupa de organizar los cursos.

Es un programa que la gente normalmente sí que viene

porque ya lo conoce o porque desde acogida,

desde el programa de acogida nos los derivan,

porque realmente el pilar más importante para las personas

es el empleo.

Una vez que una persona tiene un empleo,

ya tiene un desarrollo personal, un desarrollo social,

sobre todo un desarrollo económico.

Entonces, sí que es verdad que la gente viene directamente

a buscar trabajo y sobre todo también,

como el tema del empleo está bastante difícil,

pues por lo menos formarse y tener una posibilidad más amplia

de buscar trabajo.

Nos estamos centrando ahora en el tema de la formación,

que las personas tengan una formación y, sobre todo,

una formación de certificado de profesionalidad

para que a la hora que vayan a buscar trabajo,

pues les sirva, que no sean simplemente cursos,

sino que sean certificados oficiales que es lo que está pidiendo ahora,

sobre todo tanto a nivel de la Unión Europea como de España.

-Que el líquido se evapore por sí mismo.

Está formada...

Una veintena de personas, en su mayoría extranjeros,

ponen todo su interés en aprender secretos y trucos

para estar delante de los fogones.

Dividimos y ya está, tráetelo para acá.

Un profesional de la escuela de hostelería

es el profesor encargado de enseñar lo mejor del oficio

a este grupo.

Cuando lo tengamos repleto...

O haces un arroz, y ese arroz es una paella.

-O sea, que el arroz se le dice paella.

-Por extensión se llama así, nadie le llama paella al recipiente.

-Soria empezó la crisis un poquito más tarde,

empezó en el 2009.

Sí que fue bastante grande

porque en Soria teníamos pleno empleo,

entonces, claro, de repente

que subiera tanto el paro fue muy importante,

pero ahora está empezando a recuperarse,

pero sí que es cierto que con la gente

que nosotros trabajamos, que son las personas

de más riesgo de exclusión social,

pues todavía nos queda andar mucho camino

para poder hablar de que hay recuperación.

Además, el problema que tiene Soria, sobre todo es la industria,

no tenemos industria.

Principalmente los sectores con los que se trabaja

es tema de agricultura y el sector servicios.

Importante sería tener un poquito más de industria

para que la gente pudiera trabajar en ese sector.

(Música)

Durante el año pasado Cáritas Diocesana de Osma-Soria

atendió a 333 personas en su programa de empleo

e inserción laboral.

De ellas, 93 participaron en algún curso de formación

y 54 consiguieron un empleo.

Además, durante el año pasado, también se han organizado cursos

en lugares como el Burgo de Osma, Ágreda y Ólvega,

con el objetivo de acercar esa formación.

a la zona rural de la provincia.

Se diluye perfectamente.

-Empezamos con cursos de celador sanitario,

de cuidado a niños, cursos que los hemos ido...,

de camarera de piso también hacíamos, los hemos ido quitando

porque veíamos que no había demanda de empleo,

entonces, veíamos absurdo hacer cursos

que luego no fuera a servir para contratar a gente.

Entonces, los hemos ido cambiando para, sobre todo,

el tema de atención sociosanitaria, porque en Soria lo que más hay

es personas mayores, y, sobre todo, residencias.

Ahora mismo en casi todos los pueblos, por pequeño que sea,

hay una residencia de personas mayores.

Entonces, lo que estamos haciendo es hacer cursos sobre todo

de cuidado a personas mayores, tanto de instituciones sociales

como de domicilio.

Durante la mañana las aulas de este local de Cáritas

se ocupan con los alumnos que vienen interesados

al curso de atención sociosanitaria en domicilio.

Es un ambicioso plan de formación que incluye conocimientos

de enfermería, de cocina, y un módulo psicosocial.

Este último es el que se está impartiendo ahora.

La actitud es lo principal porque las aptitudes,

las aptitudes con "p", estamos formándoles para eso, ¿no?

Pero la actitud es lo principal.

Lo primero, que se sientan llamados a trabajar con personas dependientes

y a cuidar del enfermo o de la persona con discapacidad,

que ellos sientan como esa vocación o esa actitud, ¿vale?,

de ser personas llamadas a trabajar con ellos.

-Yo creo que lo más importante es ser persona,

ser humano, tener un poco de conciencia y de respeto

hacia nuestras personas mayores. Creo que es lo que necesitamos.

Y después ya la formación la vamos adquiriendo,

pero básicamente eso, tener un poco de corazoncito

con estas personas y ya está, no más.

-Se preocupa por el otro.

Los alumnos que acuden a este curso saben que es una oportunidad de oro

para dar un salto en su vida laboral y probar fortuna en otro sector.

Además, el certificado que conseguirán aquí

es imprescindible para acceder al empleo.

En que les motivemos, en que sí puedes hacerlo...

(Música)

-En este curso, que es un certificado de profesionalidad,

no podemos trabajar ni en domicilios ni en residencias

y que ahora mismo lo están pidiendo, o sea, es necesario tenerlo.

Es un curso que dura seis meses,

un certificado de profesionalidad que nos dan.

Entonces, es necesario y sí vale la pena hacerlo.

Vale la pena sacarte este curso.

Y si te tocan profes como Ana, pues mejor que mejor.

La población soriana tiende a un elevado envejecimiento.

La falta de oportunidades laborales hace que muchos jóvenes emigren,

a lo que se une la baja tasa de natalidad de los que quedan.

El nicho de empleo en el que quieren entrar

los alumnos del curso de Cáritas es el de la atención

a personas mayores o dependientes.

Y llevan razón en apuntar en esa dirección.

De hecho, aquí hay personas que se dedicaban a otra cosa

completamente diferente y están aquí porque laboralmente

tienen más salidas estos trabajos, porque hay muchas personas,

familias, que tienen abuelos o personas mayores,

que necesitan alguien que trabaje en el domicilio,

en casa, para poder atenderles, o hay familias que tienen un hijo

con discapacidad, igual ellos, los padres, son mayores,

necesitan que les cuiden...

Multitud de cosas, pero sí que es verdad

que es una salida laboral ahora en auge.

(Música)

Nos queda un sector que también tiene su hueco

en el corazón solidario de Cáritas.

Hablamos del proyecto de infancia y familia.

En la sede central de Cáritas en la Casa Diocesana

se ha habilitado un gran salón para que casi una treintena

de chavales acudan a su sesión diaria de apoyo escolar.

Estos son los pequeños, un poco más tarde el aula

se llenará con estudiantes de Secundaria.

España actualmente se encuentra como el segundo país

con mayor tasa de pobreza infantil de Europa,

siendo una de las principales potencias,

que es un tanto paradójico.

Entonces, estos niños muchas veces están en riesgo de pobreza

o riesgo de aprendizaje,

o simplemente que la familia no puede ayudarles.

A lo mejor una familia extranjera no sabe en tema de Lengua

qué es un sujeto, qué es un adjetivo,

nosotros compensamos eso.

O sea, el decir que están en riesgo de exclusión,

que muchas veces se nos llena la boca y nos encanta decirlo

porque es como una palabra..., es decir,

vamos a intentar solventar los fallos que puedan tener

dentro de la familia, que a lo mejor la familia no tiene

ningún tipo de fallo ni ningún tipo de problema económico,

pero la barrera lingüística existe en muchos casos.

Entonces, nosotros intentamos suplir eso

e intentamos ayudar tanto a los niños como a los padres

y a las familias en todo lo que puedan.

(Música)

La educación es la clave,

sobre ella se puede construir la persona

y se pueden asentar las bases de un futuro.

El problema es que no todos tienen las mismas oportunidades

y posibilidades de seguir adelante.

La situación de las familias de los chicos que vienen por Cáritas

hace que los responsables del proyecto estén atentos

a echar una mano en cualquier momento.

(Música)

El hecho es que son niños que están aprendiendo,

entonces, si yo niño no he entendido en clase por X o por Y

cualquier contenido, nosotros íbamos

y se lo preguntábamos a nuestros padres,

y nuestros padres con sus más o sus menos

iban a intentar solucionarlo o conocerían a alguien

que sí que sabía.

El problema que tienen estas familias es que no conocen a esa gente,

o ellos no saben o no conocen a esa gente que les pueda ayudar.

Vamos hablando con los padres periódicamente.

Por ejemplo, si un niño está aquí continuamente y no trabaja nada,

pues se llama a la madre o se llama al padre

y se les dice: "Mira, tenemos un problema,

el niño no está trabajando o no está rindiendo como queremos".

Como también estamos en contacto con los profesores de los centros,

o con los equipos de orientación en este caso,

pues ellos nos ayudan a ponernos en contacto con los padres.

Y tanto desde el centro como desde aquí,

nosotros intentamos ponernos en contacto con ellos

y así ayudarles.

O sea, no queremos suplir su función,

queremos ayudarles a que ellos lo hagan mejor

y en lo que no puedan, obviamente, estamos allí para ayudarles.

(Música)

No siempre se tiene la oportunidad de acercarse a un corazón

que late con las mismas dosis de fe, justicia y solidaridad.

Nosotros lo hemos hecho.

Durante varios días hemos compartido el trabajo,

las alegrías y las esperanzas de trabajadores y voluntarios

de Cáritas en Soria.

Ellos y las personas a las que dedican su esfuerzo

forman ese corazón que no deja de palpitar.

En Cáritas se sueña con que no exista Cáritas,

eso sería lo ideal.

Una sociedad en la que todos tuviéramos lo necesario

para vivir con dignidad, nos respetáramos,

no tuviéramos que atender necesidades.

Sabemos que esto es una utopía porque el corazón del hombre

es débil, flaquea, pero aminorar los programas de Cáritas

porque la gente está viviendo con dignidad

y en buena relación sería lo ideal.

(Música)

Pueblo de Dios - El corazón de Soria

25:23 28 may 2017

Cáritas Diocesana de Osma-Soria atiende a personas sin hogar, desempleados de larga duración y niños en riesgo de exclusión. También ha creado Granito de Tela, una empresa de inserción social que en menos de un año ya ha creado ocho empleos.

Cáritas Diocesana de Osma-Soria atiende a personas sin hogar, desempleados de larga duración y niños en riesgo de exclusión. También ha creado Granito de Tela, una empresa de inserción social que en menos de un año ya ha creado ocho empleos.

ver más sobre "Pueblo de Dios - El corazón de Soria " ver menos sobre "Pueblo de Dios - El corazón de Soria "
Xcerrar

Los últimos 457 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 23 Ver más