Amar - La muerte de Viktor Ambrus

28 jun 2012

Viktor ha decidido acabar con su vida para dejar de ser una carga para su mujer Angélica. Desde que supo que sufría una grave enfermedad tenía claro que Angi solo volvería a ser feliz cuando él desapareciese. A la mañana siguiente, la actriz encontrará a su marido ahorcado en la tienda de antigüedades (cap. 208 - 7T).

ver más sobre "Amar - La muerte de Viktor Ambrus" ver menos sobre "Amar - La muerte de Viktor Ambrus"
  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La muerte de Viktor Ambrus

Los últimos 4.644 programas de Amar en tiempos revueltos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Leonardo

    Felicidades Juan Gea, mi actor preferido de ésta temporada. Estoy encantado de haber descubierto ésta serie tan genial como sus actores. Un saludo y un abrazo fuertísimo desde Perú.

    29 jun 2012
  2. Cristina Álvarez

    Quiero felicitar al actor Juan Gea por la interpretación de su personaje. Tenía dos handicaps: el lenguaje y la parálisis. Del lenguaje decir que mantenía ese error tan frecuente en muchos extranjeros de confundir los verbos en subjuntivo por el indicativo: "no quiero que te preocupas", sus tics del húngaro, hacer bailar las preposiciones y hacer que la frase se entienda. Transmitía también la sensación de fuerza a pesar de la invalidez. Por cierto igual no mató al gato, en el cine hay mucha trampa. Un personaje muy interesante, recogiendo un mundo tan lejano y tan presente todavía en aquella época para alguien de su edad. Salvando en su tienda objetos de siglos anteriores que le resultaban más cercanos que el XX con las dos guerras que le había tocado vivir. Los objetos lo aislaban de la Plaza, mucho menos sofisticada. Sabía que era amado por la mujer más hermosa y estaba a la altura. Es verdad que hay muchas muertes pero, tanto la de Rubín como la de Viktor dejan un ámbito vacío, el de la reflexión. ¿Quién entenderá, si llega a saberse la homosexualidad de Ana y Teresa sin escandalizarse? ¿Quién sin utilizarlo en beneficio propio escuchará las confidencias de unos y otros? No transformará todo en un cotilleo de mercado, sino en algo más respetuoso y complejo, que manifestaban con sonrisas llenas de matices y comprensión. Qué lástima que se invierta menos en las series españolas y sus actores que la gente de "Húndeme" en libros.

    28 jun 2012