Prodigios La 1

Prodigios

Sábado a las 22.35 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5085838
Para todos los públicos Prodigios - 23/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Tema principal de "Superman")

(CANTA UNA PIEZA DE MÚSICA LÍRICA)

(LA ORQUESTA SIGUE TOCANDO EL TEMA PRINCIPAL DE "SUPERMAN")

(Aplausos)

Buenas noches, es un placer...

Y un honor, dirigirme a todos vosotros...

Desde el Auditorio del Centro Cultural

Miguel Delibes de Valladolid.

Un majestuoso espacio

que cuenta con una de las mejores acústicas de Europa.

¡Eco, eco, eco!

¿A que sí? Y, además, de esta impresionante

Orquesta Sinfónica de Castilla y León

que nos ha deleitado con este fantástico "Superman"

dirigida, en esta ocasión, por Salvador Vázquez.

(Aplausos)

Muchísimas gracias. Desde esta hermosa ciudad,

queremos ofreceros este gran espectáculo musical

llamado "Prodigios del año".

Es un programa donde los protagonistas

son las grandes promesas españolas de la música clásica.

Porque, en realidad, pensamos que la música clásica

es un poco remota; pero, en realidad,

la música clásica es un poco como la reina Isabel de Inglaterra:

por mucho que cambie el mundo,

ella siempre estará presente en nuestras vidas

y con su bolso negro en la mano.

Yo estoy seguro de que os habéis reído

porque no me creéis mucho; pero, en realidad,

os digo que conocéis mucho más de la música clásica

de lo que pensáis. Os pondré algunos ejemplos:

cuando llamáis a vuestra compañía telefónica

y os tienen un rato en espera,

¿a que escucháis algo parecido a esto?

(TOCA LA BAGATELA "PARA ELISA" DE BEETHOVEN)

Está tan bien interpretado, en fin, en efecto,

es "Para Elisa" de Beethoven.

Y otro ejemplo, estáis en el súper y suena esto...

(TOCA EL "QUINTETO DE CUERDA N. 5. MINUETO" DE LUIGI BOCCHERINI)

Y, de repente, te dan unas ganas incontenibles

de comprar un tarro de miel.

Bueno, pues eso es culpa del "Minueto" de Luigi Boccherini.

Bravo... lo has hecho sensacional.

Esa es la magia de la música clásica

y para que ocurra la magia, hacen falta magos.

Los nuestros tienen entre 10 y 16 años.

Pero ya son unos genios de la danza,

de los instrumentos y del canto. Son las categorías que forman parte

de nuestra búsqueda del prodigio del año.

Aunque en el programa de hoy solo actuarán nueve de ellos,

serán 27 los que desfilarán por este auditorio;

pero solamente uno se alzará con el título de Prodigio del Año.

Recibamos ya a nuestros nueve candidatos

de esta primera gala.

(Aplausos)

¡¡¡Bravo!!!

¡Hola!

Hola, hola, hola a todos y a todas.

¿Cómo estáis? Manuel...

Manuel, te tengo tan cerca aquí al lado, me encanta tu pajarita.

Dime una cosa,

¿te has preparado uno esos yogures superdinámicos

que te preparas habitualmente?

Pues hoy no, porque hoy no había yogur.

Pero, bueno, Manuel, ¿cómo no va a haber yogur?

Hoy es el día más importante, estamos inaugurando.

¿Qué le pones a ese yogur?

Pues yo le pongo azúcar y Cola-Cao. Por favor...

Es increíble... y así vas a cantar.

Evidentemente... Alberto, Alberto... nuestro benjamín.

Albertísimo, ¿cómo estás?

Ya estás con las mallas del personaje que interpretarás.

Sí, de Giselle.

Pues... estoy muy bien, pero, a la vez, un poco nervioso.

Porque... es una emoción, yo qué sé, estar aquí

en este teatro, compartiendo este momento.

Más nervioso os va a poner, en realidad,

lo que os voy a decir enseguida: el ganador del programa

y Prodigio del Año recibirá un premio en metálico

de 20 000 euros. ¿Lo habéis oído todos bien?

Son 20 000 euros que son muchos ceros juntos,

eso que se dice siempre. Y eso no es todo,

además de esos 20 000 euros en metálico

ganarán un curso intensivo de perfeccionamiento

en el Centro de Alto Rendimiento Musical

de la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid.

Da nervios, también, aprenderse todo eso, pero...

Es el premio de este programa

y yo creo que es un premio muy importante,

porque estoy seguro de que todos lo vais a defender increíblemente.

Afortunadamente, la responsabilidad de elegir

a los mejores, no depende de mí.

Menos mal, porque, yo creo, que ganaríais todos

y arruinaríamos a la Universidad. (TODOS RÍEN)

Vuestras interpretaciones serán valoradas

por los dueños de estas tres sillas.

Tres prodigios, ya consagrados,

tres artistas de fama internacional.

Mientras... los conocemos,

os propongo que vayáis a organizaros un poco más,

estirar, afinar algún instrumento que os falte,

mejorar la voz, preparar más las mallas que hagan falta...

Buscar el yogur que seguro lo encontrarás.

Vale... porque no quiero que os vean en el escenario

antes de tiempo y se pongan tan nerviosos como estamos todos.

¿OK? Id a vuestros sitios y os esperamos acá

para vuestras actuaciones.

(Aplausos)

Yo, sinceramente, reconozco que estaría nerviosísimo

si tuviera que juzgarme...

Este implacable jurado.

(Aplausos)

Soy Ainhoa Arteta y soy soprano.

Igual que estos prodigios, yo empecé...

A los seis añitos, cuando mi padre me regaló

un disco de la gran María Callas.

A los 18 años, me fui a Italia

y a los cinco años me fui a Nueva York

y tuve la suerte de poder formarme

en el Actor's Studio que, para mí, era...

Absolutamente fundamental.

He tenido la grandísima suerte de estar en los grandes teatros,

como el Coven Garden, el Palacio Garnier, Sídney...

Podría enumerar, prácticamente, todos los teatros del mundo.

Os deseo muchísima suerte

y gracias por regalarnos tanto talento.

(Pieza de música clásica)

Soy Andrés Salado, director de orquesta.

A los tres añitos, aproximadamente, empiezo a tocar

el violín, posteriormente, pasé al piano

y a los diez años empecé mis estudios de percusión.

Y... en un buen momento,

te nace el gusanillo de la dirección de orquesta.

Estoy muy contento y muy ilusionado de poder participar

en este superproyecto y de poder escuchar

y compartir estos momentos con estos 27 prodigios.

(Pieza de danza clásica)

Soy Nacho Duato, soy coreógrafo.

Dejé el baile hace cinco años, aunque aún me siento bailarín.

He montado mis coreografías en las compañías más importantes:

el Bolshói, Ópera de París, The Royal Ballet,

San Francisco, Washington...

Yo creo que no hay un día del año, que pase, sin que uno o dos

o tres ballets míos se bailen en el mundo.

Creo que la danza, entre todas las artes,

es el arte más efímero; a medida que se crea el movimiento,

a la vez se va muriendo.

Por supuesto que el físico es muy importante para el bailarín;

pero si no tiene sentimiento y no le pone alma...

No llega al público y no sirve para nada.

(BSO de la película "Superman")

(Aplausos)

Gracias... (EL PÚBLICO APLAUDE)

(Aplausos)

¡Bravo!

¡Bravo, bravo!

Qué destello, qué luz, qué emoción...

Qué talento.

Todos tenéis una trayectoria profesional imponente.

Es un privilegio que estéis aquí con nosotros,

valorando y aconsejando a estos pequeños genios.

Una vez más... bienvenidos.

Prodigios del jurado.

(EL JURADO RÍE) Gracias...

Gracias, Boris.

Nacho... qué maravilla, empiezo por ti...

Estás igual de nervioso

que yo... que todos... Mucho más que en cualquier premier,

en cualquier estreno de cualquier teatro del mundo.

Me parece fantástico que estés nervioso, pero insisto:

todos los sentimos, el nervio es como lo mejor que podemos tener.

Estás vivo...

Estás vivo, tú también estás viva, verde y divina.

Gracias, Boris, el verde es mi color.

Totalmente, por cierto, tengo una cosa para ti

que espero que no se haya estropeado mucho.

Me acerco acá.

No me había acercado nunca tanto. Me pongo las gafas...

¡Oh...! Me han dicho que es importante

para ti. ¡Ay, por Dios!

Qué bonito. Es una mariposa...

Cierto... cuéntanos.

Pues mira, las mariposas son el símbolo del renacer,

del reinventarse, redescubrirse

y, en mi caso, yo estoy convencida de que mi madre...

Es una de ellas, porque desde que murió

me siguen mariposas blancas...

Qué maravilla. Es el símbolo de mi madre.

Qué maravilla... Gracias, Boris.

Estamos rodeados de mariposas, las veo volar.

(Aplausos)

Gracias, Ainhoa. De verdad... Andrés.

Otro prodigio, tan joven...

Has dirigido orquestas en lugares tan importantes,

¿qué podemos hacer nosotros para emocionarte?

Bueno, yo ya estoy emocionado y puedo compartir esta mesa

con dos grandes estrellas de este nivel.

A mí me pasa lo mismo

con mi adoradísima compañera, Paula Prendes.

Quiero, por favor, que la conozcáis, Paula Prendes.

(Aplausos) Hola, Boris...

Muy buenas noches, quiero saludarte a ti y, también, al jurado,

a la orquesta, a la Sinfónica de Castilla y León

y, también, a todo el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

Estoy aquí, en el "backstage" que será mi sitio,

estoy con los niños que están aquí calentando,

están muy nerviosos los prodigios de esta noche.

Pero, los que están más nerviosos aún,

son los familiares; porque van a estar aquí y pasarán por aquí

los familiares de muchos candidatos de esta noche y,

ahora mismo, estoy con Raquel y José que son los padres de Manuel.

Es el primer candidato a canto

de esta noche, será el encargado

de abrir la gala Prodigios 2019 España.

Esto... esto añade tensión al asunto.

(JOSÉ) Un orgullo que sea... que esté aquí y sea el primero.

Está bien. -¿Cómo habéis visto

a vuestro hijo estos días preparándose para esta gala?

¿Está muy nervioso?

Lo he visto con los nervios templados,

pero igual la procesión va por dentro.

-Yo he estado aquí y lo he visto tranquilo,

si está nervioso no lo ha demostrado.

Estoy tranquilo porque lo veo tranquilo a él.

(PAULA) Yo creo que vuestro hijo de pequeño, porque con esa voz,

¿lloraba o hacía gorgoritos? Esa voz no es normal.

-Manuel, cuando era pequeño,

como te lo cuento, cuando lloraba hacía ruiditos...

(INTENTA ENTONAR NOTAS LÍRICAS)

(PAULA) ¿En serio? Bueno, pues nada,

ahora lo que quiero es que los niños vayan al escenario

a demostrar su talento y, a lo largo de la noche,

os iré contando más detalles de lo que pase aquí, en "backstage".

Gracias, Paula, y, además, estás guapísima,

sobre todo, con ese vestido que es divino.

Déjame que cuente que tendremos tres candidatos por cada categoría

que son... Canto, Instrumental y Danza.

Y tenemos un jurado para cada una de las categorías.

Son nueve en total y nuestro jurado elegirá a uno solo

de cada disciplina para pasar a la semifinal.

Conozcamos ya a nuestro primer candidato,

tiene solamente 12 años

y, aunque sus orígenes son de Kazajistán,

viene de Salamanca, él es Manuel Sierra.

(Aplausos)

Hola, me llamo Manuel, tengo 12 años

y vivo con mis padres en Salamanca.

Mi abuela África es quien más me ha apoyado con canto lírico.

(CANTA UNA PIEZA DE CANTO LÍRICO)

Ella me apuntó a clases y me ponía discos de Raphael.

(CANTA UNA CANCIÓN DE RAPHAEL)

Hace poco tuve la suerte de conocerlo.

Y... me gusta mucho Montserrat Caballé.

(MANUEL CANTA UN PIEZA LÍRICA)

Me disfracé en el auditorio

de la escuela de música de Santa Marta.

Todo el mundo dice que no tengo vergüenza.

No sé qué es eso.

No solo escucho canciones de canto lírico.

(MANUEL OYE UNA PIEZA LÍRICA)

Tengo el móvil lleno de canciones de Pablo López y de Queen.

(Tema "Radio Ga Ga", Queen)

(Himno del Real Madrid) También me gusta el Real Madrid.

Y lo que menos me gusta es que me lleven la contraria,

excepto si es el jurado de "Prodigios".

Para eso estoy aquí, para que me ayuden a crecer

y para convertirme en un gran cantante.

(Primeras notas de "Casta Diva")

(INTERPRETA EL ARIA "CASTA DIVA"

PARA SOPRANO DE LA ÓPERA "NORMA" DE V. BELLINI)

(INTERPRETA EL ARIA "CASTA DIVA"

PARA SOPRANO DE LA ÓPERA "NORMA" DE V. BELLINI)

(MANUEL FINALIZA EL ARIA)

(Aplausos y ovación)

¡¡¡Manuel!!!

¡¡¡Bien!!!

¡Fantástico! Gracias...

Y la Coralina, también, la Coralina de Castilla y León.

Bravo por vosotros, gracias.

La Coralina estará, también, con nosotros a lo largo del programa

apoyando muchas de las actuaciones de nuestros candidatos.

Gracias por prestarnos vuestro arte.

Muy bien... Manuel.

No sé qué va a pensar la gente de lo del yogur con Cola Cao.

Pues que es muy saludable. Saludable...

Claro, pero te cambia la voz radicalmente.

Esto es... esto es de una soprano, "Casta Diva" de "Norma" que Ainhoa,

espero que no te molestes conmigo; pero para mí "Norma"

es el principio de los culebrones latinoamericanos de siempre.

Totalmente... Esta señora que tiene guardado

un hijo escondido de un señor que es traidor de su tribu...

Y... ¿cómo puede ser que se le explique...?

Bueno, en fin, la ópera es así, no te vamos a poner a ti...

Pero, en efecto, "Casta Diva"

que es la aria favorita de María Callas,

Eh... Es una plegaria, una plegaria que hace a la Luna.

A la Luna. A la Luna, efectivamente.

¿Tú estarías, ahora, dispuesto a hacer una plegaria al jurado

para lo que te vaya a decir?

Pues... que yo me he esforzado lo máximo en hacer esta actuación.

Y, también, dar las gracias

a la escuela municipal de Santa Marta

y a mi profesora Belén Arce

y, sobre todo, a todos mis amigos, mi familia que me apoya mucho.

Y que nada... espero que os haya gustado.

Por supuesto, muy bien... Gracias.

Genial... pues vamos a ver si ha convencido a Ainhoa,

a Nacho y a Andrés. Pero empecemos por Ainhoa,

evidentemente. Yo, sinceramente,

me he quedado impresionada;

porque sé que "Casta Diva" no es un aria fácil para nada.

Eh... tampoco te puedo exigir la perfección como se tiene

que exigir a una persona profesional.

Lo que sí me gustaría es preguntarte una cosa:

¿tú por qué cantas?

Qué pregunta más difícil, pues a ver...

Yo canto pues porque cantar es mi manera de...

Cómo te lo puedo decir,

cuando canto pues dejo de pensar en las cosas que me preocupan

y... por eso me gusta, porque me mantiene...

Como en otro mundo, ¿sabes?

(Aplausos)

Con eso ya me ha contestado.

Andrés... Yo te diría...

Manuel, ¿tú sabes cuando alguien entra a un escenario

enseguida se le ve la energía?

Y tú tienes un desparpajo, una energía...

unas ganas de comunicar,

además, si te fijas, tu posición, tu postura es...

Echado hacia adelante.

Es fantástico a la hora de comunicar.

Además, cuando tienes que cantar un aria tan compleja

como es "Casta Diva"...

De las... de las arias más complejas que hay en el canto.

Y... eres capaz de comunicarlo con esa belleza,

esa afinación, esa manera de comunicar tan bonita,

de utilizar el adorno, el color... Y, además,

hacérnoslo creer tanto al jurado como al público...

Es... el cóctel es fantástico, así que enhorabuena.

Muchas gracias.

Nacho... Pues yo...

Pues debo decir que tenía mis reservas

cuando he visto que ibas a cantar

"Casta Diva"... Yo también.

Es propio de una soprano, una mujer es quien canta el aria;

pero cuando has empezado me he olvidado...

De si era un aria para una mujer o para un hombre,

me he concentrado, sobre todo, en tu sentimiento.

Me encanta cómo vives la música, te sale de dentro.

Me encanta cómo mueves los brazos y te los llevas al pecho,

siento... que aparte de cantar,

tu cuerpo también está cantando. Y es muy importante

no ver un palo con una voz maravillosa, pero tú sientes

cómo el sonido va por tu pecho...

¿No? ¿A que sí que lo sientes? Luego lo coges con las manos...

Me ha encantado, me has dejado... sin palabras.

Muchísimas gracias. Bravo, bravo.

Estas son las valoraciones del jurado.

Está tu abuela... ¿está tu abuela aquí?

Me han dicho. Ah... la abuela.

Mira, te está saludando. Mírala.

Sabes que parece que le temblaban las manos mientras te veía,

pero creo que ella intentaba imitarte haciendo "Casta Diva",

para hacerlo, después, en casa.

Bueno, las valoraciones del jurado han sido fantásticas,

otro día me disfrazo yo de Freddie Mercury

y tú de Monserrat Caballé.

(TODOS RÍEN) Y los dos hacemos...

(BORIS Y MANUEL CANTAN) #Barcelona...#

Gracias, Manuel, vete con tus compañeros.

Gracias.

Yo exijo al programa que me pongan la caja de los pañuelitos, yo...

O sea... es que es... Emocionante.

Sí, eso. Es muy emocionante.

(PAULA PRENDES) ¡Por ahí viene Manuel!

Míralo, qué mono... (APLAUSOS EN EL "BACKSTAGE")

Manuel...

Qué bonito...

Qué bonito, está con la lágrima...

Dame un abrazo, que lo has hecho muy bien, campeón.

Ven aquí a mi lado. Esa madre qué dice,

esa madre que está que se muere.

-Emocionada, no puedo ni hablar.

-Tu madre no puede, tu padre nos cuenta un poco más.

¿Qué tal lo habéis visto? -Me ha gustado mucho,

lo he visto tranquilo, lo ha hecho muy bien.

Me ha gustado mucho.

-Qué raro que mamá no haya llorado. -Es que tu madre

está nerviosa y no puede llorar. Pero tú cómo te has sentido,

cómo... ¿ha sido tu mejor actuación?

-A ver... es que yo no pensaba en la gente, pensaba solo...

En hacerlo bien y solo miraba a Ainhoa Arteta y...

Qué mono, por Dios... Es tu referente.

-Hombre, claro que sí, es que Ainhoa Arteta... es que...

-Es que Ainhoa Arteta es muy fuerte para ti.

Te ha gustado el jurado, entonces. -Majísimos.

-No comen ni nada... son normales.

-Sí, hombre, comerán... -Que no comen niños, digo.

-Vale... (TODOS RÍEN)

-Vale, sí... muy majos y las valoraciones me gustan mucho.

-Bueno, pues nada, Boris,

estamos deseando ver al siguiente candidato

que si no me equivoco es el primero de esta noche

en la categoría Instrumental.

¿No? Sí, Paula.

El siguiente músico es un joven polifacético

que igual te interpreta una sonata al piano,

como hará esta noche que se pone ante los platos

en una cabina de DJ, los platos esos que se mueven así.

Y te monta un fiestón.

Es moderno, decidido y tiene un pelazo

casi como el de Nacho Duato.

Conozcamos a Pelayo Garrido. (EL JURADO RÍE)

(Aplausos)

Hola, me llamo Pelayo Garrido,

tengo 12 años y vivo en Morata de Tajuña (Madrid).

Vivo con mis padres, mi hermano Salvador y mi perro.

Empecé a tocar con cuatro años.

Vi a mi hermano tocar el piano

y me gustó tanto que le quité el puesto.

(TOCAN UNA ESCALA EN EL PIANO)

En mis ratos libres, saco mi faceta de DJ.

Pincho pop y techno.

Uno de los momentos más divertidos

fue cuando pinché en la San Silvestre Vallecana Mini.

Otra de mis pasiones ocultas es el parkour.

Es un deporte que consiste

en superar obstáculos haciendo acrobacias.

(Aplausos)

("Sonata en re menor" Scarlatti)

(Fin de la "Sonata en re menor")

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

Pelayo.

Oye, muy bien.

Gracias. Pero tengo que decirte algo

que no sé si será buena idea. He visto a tu madre Cristina

emocionada llorando mientras te escuchaba tocar el piano.

Qué velocidad en las manos. ¿Cómo estás? ¿Te duelen?

No, ya lo tengo muy... Muy controlado.

Pero también es muy simpático

cómo acompañas las manos con el pelo.

Sí. (TODOS RÍEN)

Pero a mí me encanta porque ese momento

es ese compositor que nos has emocionado muchísimo

con esta sonata compuesta por Scarlatti.

Es una pieza que parece sencilla

pero que en realidad es una de las más difíciles

de interpretar evidentemente para los estudiantes de piano.

Eso es cierto, ¿no? Sí, sí.

Horas aquí haciendo este momento

y los papás oyendo esta sonata día y noche, noche y día.

Sí, ya tienen la sonata...

Muy interiorizada. Scarlatti nació en Italia,

pero fueron los maestros musicales

de la corte española en el siglo XVIII.

Y así esta sonata es para recreo de la familia real española.

O sea, que era un poco DJ,

como tú también. Sí.

Vamos a ver qué opina el jurado.

Pelayo, alucino contigo, de verdad.

Estoy con la boca abierta de tu madurez tocando,

de este repertorio tan difícil,

tan tremendamente difícil.

Gracias. De la agilidad de tus dedos,

de tu mano derecha, del gusto con el que tocas,

de la madurez, de tu energía en tu cara, esa seguridad

tocando como dice Boris con el pelo para allá.

Pero realmente la música que sacas del piano

en un repertorio que es realmente difícil,

donde cada una de las notas tiene un sentido por sí mismo.

Sí, sí. En este tipo de música.

Fantástico, Pelayo, de verdad. Gracias.

Súper buen trabajo. Bravo. Gracias.

(Aplausos)

Sabes que en español se dice tocar el piano.

En francés se dice "jouer le piano",

"jugar al piano".

En inglés "play the piano", también "jugar al piano".

Me encanta que tú juegas con el piano,

no lo tocas nada más.

Es como una extensión tuya, de tus manos, de tu cuerpo.

Me encanta verte cómo reaccionas también,

como ha dicho Boris, con ese pelo.

Pero ese pelo no es el pelo, es tu alma. ¿A que sí?

¿Eh? Y es que él también juega

al fútbol en el equipo de su pueblo.

Y todo también con el mismo pelo y todo, ¿no?

Sí. Y el mismo ritmo.

Muy bien, gracias por regalarnos tu talento.

A vosotros.

Bravo. Bravo, guapo.

(Aplausos) Qué talento, oye.

Nuestro primer candidato en la categoría de danza

interpretará "Giselle", que el ballet favorito

de mi mamá, pero en realidad es mi ballet favorito,

porque siempre me sorprende la historia que cuenta.

Alberto vive en un barrio de Madrid y siempre soñó

con convertirse en un gran bailarín.

Y es nuestro particular Billy Elliot.

Alberto Gil.

(Aplausos)

Hola, soy Alberto, tengo 12 años y vivo en Madrid.

Yo al principio jugaba al fútbol.

Pero un día vi a Michael Jackson...

y me cambió la vida y ahí es cuando decidí bailar.

Bailar.

Así que yendo un día al dentista

vimos un conservatorio de danza.

Me apunté a las pruebas de acceso y aprobé.

Además de bailar también me gusta mucho leer.

Y se me da genial dibujar.

Admiro a muchos bailarines, como por ejemplo Barýshnikov,

porque tiene muchísima técnica y salta muchísimo.

Y también porque es bajito como yo.

Bailar ante España en Prodigios es una gran responsabilidad.

Lo voy a intentar disfrutar mucho

y hacerlo lo mejor que sé.

(Aplausos)

(Albrecht's Variation. Acto II)

(Fin del Acto II, n. 5, "Giselle")

(Aplausos y vítores)

¡Muy bien, Alberto!

¡Bravo, Alberto!

¿Habéis visto esto? No sé si me levanto yo...

Ah, te has erizado. No sé si me he levantado yo

o se me han levantado los pelos antes.

No, es que te has erizado.

Lo importante es que se erice evidentemente Nacho.

Yo lo único que siempre he querido aprender

del príncipe Albrecht, que es lo que acabas de interpretar,

que es un hombre que se le olvidó

decirle a Giselle, a la que enamora,

que él ya tenía novia.

Huy, pero eso es una historia muy actual.

Es un hombre complicado.

Pero siempre he querido aprender cómo te caes.

Es que me encantaría que me lo enseñaras

porque me encanta...

(Risas y aplausos)

Gracias, gracias. Fenomenal.

Lo haces genial. Gracias. Muchas gracias.

Ven acá más cerca. Más acá, más cerca.

Nos importa saber, Nacho, qué tienes que decir.

Mira, Alberto tienes alma de bailarín.

Se te ve con el primer "port de bras", cuando entras.

Y ya sin moverte ya noto que eres buen bailarín.

Cómo aguantas la música

con la mano en el pecho, una maravilla.

¿Sabes lo único que yo te diría?

Que vas siempre en quinta marcha.

Tienes que a veces quitar el gas y poner la tercera,

y otra vez... ¿Me entiendes? Sí, sí.

Y una cosita, hazme un "tendu".

Así siempre, no a mitad. Siempre un "tendu".

Así. "Tendu".

(Risas) Gracias.

Gracias. Pero bravo, me has encantado.

Eres un artistazo.

Gracias. Ya no puedo mover la pierna.

Muchas gracias, Alberto. Yo voy a hacer un "tendu".

A ver, tú también. Os voy a explicar

por qué no soy bailarina. Estira.

Es que yo quería ser bailarina. Claro.

Y mi padre me dijo: "Has nacido con las piernas

para cascar nueces y no para bailar 'El Cascanueces'".

(Risas y aplausos)

Bueno, oye, Alberto, ¿te vas contento?

Sí, mucho. Me voy muy contento.

Claro, muy bien. Y todo lo que te han dicho

tienes que guardarlo en la cabeza

para el resto de tu vida si puede ser.

Bueno, yo creo que te puedes ir a backstage a descansar.

Vale. Y luego nos vemos,

que esperamos todos que llegues hasta la fase de duelos.

Gracias.

(Aplausos)

Paula. Paula, ¿cómo va todo por el backstage?

Bueno, Boris, estamos aquí en el backstage.

Estoy con Mónica, con Elisabetta, con Jaime,

que son los siguientes talentos de las especialidades

de canto, de danza obviamente y de instrumento.

Y estábamos aquí hablando un poco del día a día...

Ay, ¿quién me viene por aquí? Perdonad, pero esto es así.

Ven aquí y dame un besito.

Alberto, ¿qué tal? -Bien, muy bien.

Muy bien, muy bien. Gracias.

Me encanta, me coge el micro directamente.

(Risas)

Es genial. Buenísimo.

¿Qué tal te has visto? ¿Qué tal la actuación?

Pues bien, me he visto cómodo y eso.

Pero creo que he fallado en una pirueta.

Y luego lo que me ha dicho

Nacho de estirar bien el pie y la pierna.

Creo que lo tengo que tener en cuenta.

Ay, qué rico. Qué mono.

También te ha dicho que estabas genial.

Ya pero si me ha dicho que está bien, pues está bien.

Pero me tengo que fijar en lo malo

para así poder mejorarlo. Claro.

Pero bueno, yo creo que estoy contento con mi actuación

y me ha gustado cómo lo he hecho.

¿Me dejas el micro?

Sí. -Muchas gracias.

Bueno, a ver si salgo de aquí.

Jaime, estaba hablando con tus compañeros

del esfuerzo que requiere dedicarse

a vuestras disciplinas. Y Jaime me estaba contando

algo que me parecía muy curioso,

que tocando el violín tienes un moratón aquí.

Quiero que lo veáis, que no es por nada,

que parece un chupetón pero no lo es, ¿eh?

Y es, claro, de tener todo el día la postura así.

O sea, fijaros el esfuerzo

que tienen que hacer estos chicos, ¿no?

Y yo creo que si el esfuerzo... Bueno, yo creo no, es así,

todo esfuerzo tiene su recompensa.

Y si el esfuerzo trae como recompensa ser un mito

pues todo esfuerzo merece la pena.

Es el caso de nuestro artista invitado de hoy,

que es lo más de lo más, es el más grande.

Lleva toda la vida dedicada al espectáculo.

Y bueno, yo no sé si deciros quién es.

¿Tenéis alguna idea de quién será, será?

Boris, ¿qué hacemos? ¿Se lo decimos?

¿Mantenemos la intriga?

Ay, Paula, Paula, Paula... cómo te gusta el suspense.

Eres la Agatha Christie de las ondas,

pero con micro y acento asturiano.

Vaya, vaya. En esta noche de reconocimiento

del talento patrio no podía faltar

nuestro artista con mayúsculas, una estrella de éxito mundial

cuyos conciertos son una experiencia

que todo el mundo debería vivir al menos una vez.

Sí. Nacho, me das la razón.

Absolutamente.

Es una parte de educación

integral absoluta mundial. Sí.

Es famoso por sus grandes salidas teatrales

del escenario, su genio, su disco de uranio.

Es humano, pero también divino, mi adorado Raphael.

¡Olé!

(Aplausos)

¡Bravo, bravo!

(Aplausos)

(Aplausos)

¡Bravo!

(Música)

#De mis secretos deseos,#

#de mi manera de ser,#

#de mis ansias y mis sueños,#

#qué sabe nadie.#

#Qué sabe nadie.#

#De mi verdad de la vida.#

#de mi forma de pensar,#

#de mis llantos y mis risas,#

#eso qué sabe nadie.#

#Qué sabe nadie.#

#Qué sabe nadie#

#lo que me gusta o no me gusta de este mundo.#

#Qué sabe nadie#

#lo que prefiero o no prefiero en el amor.#

#A veces oigo sin querer algún murmullo.#

#Ni le hago caso, yo me río y me pregunto,#

#qué sabe nadie.#

#Si no yo mismo muchas veces sé qué quiero.#

#Qué sabe nadie#

#por lo que vibra de emoción mi corazón,#

#de mis placeres y de mis íntimos deseos,#

#eso qué sabe nadie.#

#Qué sabe nadie.#

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

(CANTA) #De aquello que me preocupa,

#que no me deja dormir,

#de lo que mi vida busca y busca,

#de eso qué sabe nadie.

#Y además qué le importa a nadie.

#Que por qué doy siempre mi alma

#cuando me pongo a cantar,

#de por qué mis carcajadas.

#Eso nunca lo va a saber nadie.

#Qué sabe nadie.

#Qué sabe nadie.

#Qué sabe nadie

#lo que me gusta o no me gusta de este mundo.

#Qué sabe nadie

#por lo que vibra de emoción mi pobre corazón.

#A veces oigo sin querer algún murmullo.

#Ni le hago caso, yo me río y me pregunto,

#qué sabe nadie.

#Si yo mismo muchas veces ni sé qué quiero.

#Qué sabe nadie

#por lo que vibra de emoción mi corazón,

#de mis placeres y de mis íntimos deseos,

#qué sabe nadie.

#Qué sabe nadie.#

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Música)

#Qué sabe nadie

#lo que me gusta o no me gusta de este mundo.

#Qué sabe nadie.

#Qué sabe nadie de nadie.

#Qué sabe nadie de mí.

#No inventen. Qué sabe nadie de nadie.

#De nadie.#

(Música)

¡Bravo! ¡Bravo!

Qué bárbaro. Es un pedazo de artista.

¡Bravo!

¡Bravo, bravo, bravo!

Qué maravilla. Qué arte.

¡Bravo!

(Aplausos)

Raphael.

Raphael. Raphael.

Es que es una experiencia, es una experiencia escucharte.

Me ha encantado que te he estado viendo

yo creo la vez más cercana con mis compañeros del jurado.

Y te he visto cómo vas siguiendo el ritmo

de la orquesta, de tu director.

Muchas gracias por acompañarnos.

Rubén. Rubén Díez.

Rubén. Rubén Díez.

Va siguiendo así, que me ha enloquecido.

Hay algo que me sigue impresionando de ti

y es que como cantante gustas a todas las generaciones.

¿Cuál es el secreto?

Si es que hay uno. Yo qué sé.

Qué sabe nadie. Qué sabe nadie ya de nadie.

El día que alguien sepa por qué pasan las cosas...

No lo sé.

Gracias a ustedes. Ustedes son la razón

por la que yo estoy aquí todavía.

Y lo que queda.

Y lo que queda. Y lo que queda.

(Aplausos)

Teniendo a estos chicos que están aquí en "backstage".

Sí. Tú que tuviste tu primer premio

como voz a los nueve años.

Sí, pero para mí eso sí que era un juego.

Era cantante, porque yo era solista del coro.

Pero yo ni tenía la más remota idea

de lo iba a ser de mi vida.

Yo quería ser actor. Actor. Eres muy actor.

Ya, pero... Y tienes tu filmografía.

Sí, pero yo quería ser actor de teatro.

Y resulta que cada vez que me llamaban

desde que yo tenía 14 años era para cantar.

Oh. Y bueno...

ahora que estamos viendo a todos estos jóvenes.

Efectivamente. Tienen esa oportunidad

tan maravillosa que yo no tuve.

Porque en aquellos tiempos no había estos concursos

ni estos programas.

Yo cantaba por teléfono en la Cadena Ser.

Me daban 100 pesetas todas las semanas

cada vez que ganaba.

Que ganaba todas las semanas.

(EL JURADO RÍE)

Pero no había estos programas. Tienen la suerte.

A ellos quisiera dirigirme y decirles que tan importante

como bailar, tan importante como tocar,

tan importante, tan.. tan...

es interpretarlo.

Claro. Venderlo.

Vendérselo al público.

Y el público, si le gusta,

lo compra y así vas haciendo tu vida.

Y lo hace suyo. Bravo, Raphael.

"Resinphónico". Bravo, bravo.

"Resinphónico" es el título de tu último álbum.

¿Hay algo que nos puedas compartir

de este nuevo trabajo? Que suena maravilloso.

Es una experiencia maravillosa. Es la primera vez que toca

la orquesta sinfónica combinada con la orquesta electrónica.

Entonces era un reto para mí muy grande.

Claro. Qué bien que salió tan bonito.

Y ahora me toca explotarlo por todo el mundo

en esta larguísima gira.

Y exitosísima en la que te encuentras ahora

y has abierto este momento

para estar con nosotros. Así es.

Es una gira que es mundial, nacional.

Y te agradecemos muchísimo

que hayas estado con nosotros. Muchas gracias a ti.

En este primer programa de "Prodigios".

Y mucha suerte y "palante" con estos programas.

(Aplausos) ¡Raphael!

(Aplausos)

Gracias.

(Aplausos)

Y pasamos de un cantante consagrado como Raphael

a otro que va camino de serlo.

Porque qué sabe nadie. Mónica Grau.

(Aplausos)

Hola, soy Mónica. Tengo 15 años

y vivo en un pueblo muy pequeño llamado Novetlè,

que está cerca a Xátiva, en Valencia

Esta es mi familia.

Mis padres y mi hermana pequeña Gemma.

Empecé en la música muy joven tocando el miniviolín.

Y no es que sea una modalidad, es que era muy muy pequeñito.

Me lo regaló mi tía, que es profe de música.

Y yo de pequeña iba tocando por la calle, por las tiendas,

y la gente me hacía regalos.

Una vez incluso quería jamón y entré a una carnicería

y estuve tocando hasta que me dieron un poco.

Intento aprovechar el tiempo al máximo,

por eso no paro. canto en bodas y comuniones.

Me gusta esquiar. Suelo salir con mis amigas

a ponernos moradas a pizza

y estoy aprendiendo a tocar la guitarra.

Me encantaría ir a Islandia a ver los géiseres

y los veranos me los paso en campamentos de música

para seguir mejorando. No paro.

Mi gran sueño es cantar profesionalmente.

Así que cuando me dijeron que había entrado

en "Prodigios" me reacción no podía ser otra que...

(MÓVIL) Te llamo para decirte que has sido seleccionada...

(GRITA CONTENTA) ¡No me lo puedo creer!

(Aplausos)

(Tema "Think of Me", Lloyd Webber)

(Fin de "Think of Me", Lloyd Webber)

(Aplausos y vítores)

Gracias.

¡Bravo, Mónica! ¡Gracias!

Hola. Lo has hecho fenomenal.

Muchísimas gracias, Boris. Y tu hermana estaba llorando

a moco tendido también. ¿Llorando?

Estabas "think of her",

estabas pensando en ella mientras cantabas.

Huy, ¿pero por qué no sales a darle un abracito?

¿No quieres? Claro, ven un segundo. Va.

Gemma. Muy bien.

¡Ooooh!

(Aplausos) ¿Cómo te llamas?

OK. Muy bien.

(Aplausos)

(Aplausos)

Muchas gracias, ¿eh? De verdad, que te hemos hecho

salir así sin micro ni nada.

¿Cómo se llama tu hermana? Mi hermana se llama Gemma.

Gemma. Pues muy bien. Estás como muy contenta, ¿eh?

Estoy muy contenta.

¿Ella siempre llora así? No.

¿Siempre lloras así?

¿No? Te emocionó ahora.

Bueno, porque lo has hecho muy muy bien.

Muchísimas gracias, Gemma.

Eres un sol.

Pues oye, vamos directamente a Ainhoa,

que yo creo que también te has emocionado.

Bueno, espera, ¿me puedo levantar?

Quiere saludarte. Claro que sí, Ainhoa.

Mira, primero me gustaría hacer el juicio con ella delante.

Hazlo con ella delante.

Un besito, mi niña.

Es un placer. No, mujer. Escúchame.

Obviamente tienes la voz muy bien colocada.

El directo es lo que es, a veces nos cuesta

con problemas de respiración y con el aire.

Y podemos tener incluso algunos problemas de afinación.

Pero eso no es ningún problema

para que tú puedas seguir intentándolo.

Y vengo a abrazarte porque he leído en la...

en lo que has escrito ahí que a ti te gustó de mí

que yo perdí la voz una vez en mi vida.

Y me parece tan importante

que tengas esto en cuenta porque todos...

todos en estas profesiones nos caemos.

Y lo importante de caerse, y de caerse además fuerte,

es saberse levantar.

Y veo que tienes esto muy claro,

y que de mí lo que más destacas es eso.

Y por eso quería darte

un abrazo muy grande. Gracias.

(Aplausos)

Lo has hecho muy bien.

Ella.

(Aplausos)

Bueno, ¿sabes qué? Ahora yo soy tu hermana Gemma

y me he puesto a llorar con lo que te ha dicho.

Nacho. Sí, no puedo aguantarme.

Me encanta tu color, tu color de voz.

Sí. Enseguida cuando has abierto

la boca me he enganchado a tu voz.

Gracias. Es una maravilla.

Y cantando en inglés, que no es nada fácil.

Se te entiende cada palabra.

Enhorabuena. Muchas gracias.

Me has emocionado muchísimo.

Muchas gracias. Gracias.

Andrés, ¿quieres agregar algo? Sí, por supuesto.

Par desgarrarnos un poco más a todos.

A mí me llama mucho la atención cómo cambias el color

y cómo colocas la voz cuando vas al agudo, ¿no?

Y además el vibrato que tienes también en tu registro medio.

No olvides nunca el seguir sonriendo así.

Y si te puedo dar un pequeñito consejo.

Todos los que quieras. Que además te lo ha dicho

Ainhoa, respira con la música. Sí.

Eso te va a ayudar siempre.

Va a ser como agarrarte siempre a algo seguro.

Respira. Pero es normal, sobre todo

con los niños de estas edades, que el factor del aire

todavía no lo tengan bien resuelto.

Porque sería completamente inusual

que lo tuvieran resuelto.

Primero porque tiene que ver con el crecimiento,

con el desarrollo de ellos. No olvidemos que la voz

es el único instrumento vivo que existe.

Y en tanto en cuanto nos desarrollamos y crecemos...

Va cambiando. Va cambiando también la voz.

Y el "fiato", el dominio del aire,

créeme, yo lo adquirí después de haber perdido la voz.

Bravo, bravo. Así que, gracias.

Muy importante todo este momento.

Muchísimas gracias, Mónica.

Yo creo que te puedes ir a aguardar

junto a tus compañeros, a hablar con ello del "fiato",

que también puede ser un buen momento para empezar

a tenerlo en tu vida. Y muchísima suerte y esperamos

al momento del veredicto donde sabremos

si pasas o no a la siguiente ronda,

a esa fase de duelos.

Muchísimas gracias. Gracias.

Gracias. Adiós.

Oh, pues ahora que acabo de acabar de la actuación

tengo el corazón a mil, porque es como...

han pasado tantas cosas.

Se ha levantado Ainhoa Arteta, mi hermana llorando...

Ha sido muy muy emotivo.

Y pues estoy aún con el corazón ahí a mil.

Y más o menos me ha salido como lo quería hacer.

Bueno, pues llega el turno ahora para el segundo

participante en la categoría de instrumentos.

Es Jaime, tiene 14 años.

Viene de Madrid dispuesto a interpretar a Vivaldi.

Y os lo advierto, está aquí con su violín.

Preparad los paraguas porque esta noche

el cielo de Valladolid va a tronar cuando escuchen

"La tormenta", que es un fragmento

del "Verano", de "Las cuatro estaciones".

¿Verdad? ¿Lo he dicho bien?

Sí, lo has dicho muy bien.

Muy bien. ¿Estás listo? -Sí.

¿Sí? ¿Un poco de nervios?

Un poquito, pero bueno, se puede.

Se van a pasar en cuanto te pongas ahí en el escenario.

Así que, venga, al escenario. Aquí te espero.

Y ahora vamos a conocer un poco más de Jaime Infante.

(Aplausos)

Mi nombre es Jaime Infante. Tengo 14 años.

Soy de Madrid y vivo con mi madre.

Toco el violín desde que era muy pequeño.

(Música)

Mi tía Almudena vio mi talento

y fue la persona que me animó a tocar.

Porque a mí la música me sale de dentro.

Fui a una boda en Sevilla y por accidente,

me senté en un cajón flamenco.

Nunca había visto uno. Cuando me explicaron

que era un instrumento, toqué como si fuese flamenco de siempre.

Con el violín, práctico una hora al día.

De mayor me gustaría componer bandas sonoras

como mi ídolo John Williams.

Soy un poco vanidoso.

Un poco. Bueno, también me gusta jugar a la consola y al baloncesto.

Tengo que tener cuidado de no romperme un dedo,

no vaya a ser que no pueda practicar.

Me gustaría llegar lo más lejos posible en "Prodigios".

(TOCA EL VIOLÍN)

Espero ser capaz de emocionar con mi violín

y hacer que mi familia se sienta orgullosa.

(TOCA "LAS CUATRO ESTACIONES")

(TOCA "LAS CUATRO ESTACIONES")

Alucinante. Es alucinante cómo toca.

La técnica que tiene, la mano derecha, la izquierda.

Catorce años. Espectacular.

(TOCA "LAS CUATRO ESTACIONES")

Espectacular.

Espectacular. ¡Bravo! ¡Bravo!

(Aplausos) ¡Bravo!

¡Bravo! ¡Bravo, Jaime!

¡Qué fuerza! ¡Qué vitalidad!

Bueno, Ainhoa ha tenido un momento que estaba así,

completamente. Yo pienso que has creado,

te prometo, te digo que has creado

una tormenta tan bonita, que me ha transportado

a 1992, a mis primeros años en España,

cuando me instalé en Santiago de Compostela

y con ese telón de fondo lluvioso, conocí a mi marido desde entonces.

(Exclamaciones) ¡Oh, qué bonito, Boris!

(Aplausos) Muchas gracias.

Tú tienes 13 años, ¿no? 14.

14. Mejor. Ya salimos del 13.

(Risas) Muy importante.

¿No? Pero tocas el violín desde...

Desde los tres años. ¡Desde los tres años!

¿Pero el violín, cómo hacías con el tamaño?

Pues va cambiando. Cuando eres más pequeño,

tienes un violín más pequeño. Sí.

Luego, vas cambiando de edad y el violín se va haciendo

cada vez más grande. Y ahora este es

el cuatro cuartos, el entero.

Y antes yo tenía el tres cuartos.

Hombre. Pero tú también juegas a baloncesto.

Crecerás al cuarto y medio. Sí.

(Risas) Claro.

Pero lo dejaste el baloncesto, precisamente,

para no estropearte los dedos. Sí.

Ya. Pena, ¿no? Porque todavía...

Bueno, me gustaba mucho jugar, pero, a ver, no te puedes lesionar

porque si te arriesgas a jugar un partido

y te rompes un dedo... Claro. Andrés, ¿qué opinas tú?

Estaba aquí comentando con los compañeros,

el nivelazo que tenemos nada más empezar el programa.

Vamos a tener un buen marrón. Una buena lucha entre nosotros.

Son muy maduros. Jaime, yo comentaría

a bien cosas técnicas, como tu maravillosa mano derecha

y tu mano izquierda, lo centrado que estás técnicamente.

El discurso, o sea, la historia que cuentas con tu instrumento,

el contraste,

los pianos, los fortes.

Pero me llama la atención una cosa más,

que es, dada la lejanía de la orquesta,

la manera, la madurez con la que estás,

no solamente atendiendo a comunicar hacia adelante,

sino pendiente hacia atrás.

Eso es una cuestión de una madurez absoluta.

Gracias. Yo te daría un consejo,

dentro del enorme talento que tienes.

Dale más caña. Si tocas "Tormenta", despéinanos con la tormenta.

Despéinanos. Y con esos rizos que tienes, ese pelo

y ese "look" que tienes fantástico.

Me han chivado que te gusta ir

a la moda, el Instagram. ¡Oh, guau!

Qué bien. Añadir,

destacar y poner en valor

todos los grandísimos talentos que tenemos ahora mismo

en este país, todas las orquestas que tenemos

a unos niveles impresionantes

y todos los instrumentistas

y cantantes que están cantando en el extranjero

y que llevan el nombre de España por delante

y que hoy en día tenemos una cantera impresionante.

Gracias por estar ahí.

Bravo. Tú serás parte de esta cantera.

(Aplausos) Muy bien.

Nacho. A mí me ha impresionado,

además, la velocidad con la que toca Vivaldi,

porque no todos los violinistas...

Vivaldi es el "rock and roll".

Estás al nivel de Il Giardino Armónico.

Es una maravilla.

Yo he escuchado que no te gusta cuando te quitan el móvil.

Bueno... ¿Qué prefieres? ¿Que te quiten

el móvil o el violín? El móvil.

No me digas. ¡Ay, por Dios! Es para comerlo.

(Aplausos) Muy bien. Bravo, hombre.

Bravo. Bueno, si con el móvil

te dedicas a ver un concierto de violín,

entonces, te dejo que te lo lleves. Puede ver el fútbol.

También. Oye, Nacho, qué genial.

Jaime, ya hablaremos de lo del móvil

y de la ropa, que también me gusta mucho ir de compras,

pero luego le escondo los trajes a Rubén para que no se entere.

Este me lo compré y lo tenía guardado hasta hoy.

Muchas gracias, Jaime, por regalarnos tu arte.

Acompaña a tus compañeros candidatos y descansa esos dedos.

(Aplausos) Y a seguir con tu violín.

(JAIME) Cuando he salido al escenario,

ha sido muy emocionante porque empecé a tocar

y me olvidé de la gente. Me ha gustado cómo me ha salido.

(Aplausos) ¡Vamos, tío!

Muy bien, eh.

Tras el canto y el instrumental, toca volver a ver

"pliés" y piruetas

en una danza. Y lo hacemos con una bailarina

que seguro que nos hace vibrar con "Harlequinade".

Espero haberlo dicho bien

porque no hablo francés. Estupendamente bien.

"Harlequinade". Que es un ballet cómico, ¿no?

Cuenta la historia de un padre que quiere casar a su hija

con un hombre rico, pero ella, como es lógico,

se enamora de otro,

un chico llamado Arlequín.

¿Y cómo se resuelve todo? Pues bailando.

Ella es nuestra candidata Elisabetta Fasoglio.

(Aplausos)

Hola. Soy Elisabetta Fasoglio. Nací en Milán hace 15 años.

Llegué a España hace solamente cuatro.

Mi padre es italiano y mi madre ucraniana.

Me considero una ciudadana del mundo.

En mi familia llevamos la danza en la sangre.

Mi madre era bailarina y ella nos inculcó

esta pasión a mí y a mi hermano,

con el que suelo hacer coreografías.

(Música clásica)

Este fue uno de los mejores momentos de mi vida.

(Música clásica)

Pude bailar con Marat Shemiunov,

uno de los bailarines más famosos en el mundo.

Mis amigas me llaman Eli. Cuando tengo tiempo libre,

me gusta invitarlas a mi casa para bailar,

jugar a juegos de mesa o hacer "slime".

Me encanta el interiorismo y hacer diseños de moda.

Espero que mi paso por "Prodigios" sea una experiencia inolvidable,

como todas las que me ha regalado la danza hasta ahora.

(Aplausos)

(Música de "Harlequinade")

(INTERPRETA "LES MILLIONS D'ARLEQUIN" DE RICCARDO DRIGO)

(Música de "Harlequinade")

Muy bien.

(Aplausos)

¡Bravo! ¡Bravo!

Toma el micrófono y descansa,

mientras yo intento volver a contar cuántas piruetas son.

Yo me he mareado.

Siempre tengo esa pregunta. ¿Qué haces?

Tienes que mirar a un sitio.

¿Mirabas a Ainhoa, a Andrés o a Nacho mientras?

Miraba a todo el público. Al público.

A lo más fondo, claro.

(Aplausos) Te miraban alucinados, Elisabetta.

Indiscutiblemente. Muy bien.

Llevas solamente cuatro años en España, ¿no?

Sí. Y todo el tiempo que llevas acá,

¿has estado en la academia, en el conservatorio?

Sí. He empezado ballet a los tres años.

Y a los once años, he venido aquí.

Desde cuando he venido aquí, sigo haciendo ballet.

Hablas también cinco idiomas. Sí.

¿Crees que me puedes decir una frase completa

como "qué bien presenta Boris "Prodigios",

en esos cinco idiomas?

Bueno, primero, en castellano. OK.

Qué bien presenta Boris

en este programa. (RÍE)

Luego, en italiano.

(TRADUCE LA FRASE EN ITALIANO) "Grazie".

"Prego". Luego, ruso.

(TRADUCE LA FRASE EN RUSO)

¡Guau! Muy bien. Me encanta porque mi nombre es ruso.

(Risas)

Mi profesor de ballet se llama igual que tú.

Otro Boris. No te vamos a volver loca

porque creo que ha llegado la hora de la verdad.

Vamos a escuchar al jurado

que te va a valorar en perfecto castellano.

Nacho, por supuesto.

(HABLA EN RUSO)

(HABLAN EN RUSO)

He dicho que le quiero mucho y que es guapísima.

Tienes unos brazos divinos. Me encanta cómo los llevas.

Es muy rusa esa expresividad que tienes en los brazos.

No he entendido por qué la diagonal haces "arabesque"

mirando al público y luego la pirueta otra vez

mirando al público. ¿No te vendría mejor...?

Estoy un poco mal de la espalda.

¿No te vendría mejor hacer el "arabesque" aquí

y luego la pirueta aquí?

Trata de hacerlo. Dame el micrófono, por favor.

En tu diagonal. Ponte aquí en el escenario, Nacho,

con nosotros. En tu diagonal, haces

el "arabesque" ahí y luego la pirueta aquí.

Si haces "arabesque" aquí y pirueta aquí,

es más interesante. Hazlo. Miras aquí y la pirueta allí.

¿Ves? Y ahora, la pirueta aquí.

Te sale mejor.

¿A que sí? ¡Bravo!

(Aplausos) Si no, son dos veces. Una, dos.

¿Ves? Muy bien. Muy guapa, muy guapa.

Sigue así. Sigue trabajando.

Oye, yo quiero momentos así también.

Podemos hacer una clase de danza. Claro. Todo el público.

Ainhoa, ¿quieres agregar algo a este momento?

Me enamoran tanto todas ellas. Si supieran que yo me voy

muchas veces a la cama soñando

que soy bailarina de ballet. Obviamente, imposible.

Y fíjate. Te voy a decir. No desistí en el empeño.

Cuando me fui a Nueva York a estudiar,

estaba en una residencia con muchas más jóvenes

y muchas de ellas eran bailarinas.

Y una vez, me puse unas puntas,

porque dije: Yo me tengo que probar esto.

Yo no sé cómo pueden sonreír.

(RÍE) Son dolorosísimas.

O sea, yo... Me decían: "Ponte de pié". De pié no podía.

Era como un pato mareado que hacía así una cosa.

Me quedé así. O sea, así me quedé.

Sí.

De ahí, no pasaba. O sea, de verdad,

para mí, sois tan admirables.

Sois como plumas. Gracias.

(Aplausos) Elisabetta, no te vayas muy lejos

porque pronto sabremos si volverás a bailar esta noche.

Muchísimas gracias por esta bellísima "Harlequinade".

Muchísimas gracias. Gracias, Elisabetta.

Adiós. Gracias.

(Aplausos)

Qué mona, por Dios. Divina.

Me ha gustado mucho la corrección porque me ha ayudado.

Me he sentido muy bien porque lo he hecho todo muy limpio.

(Aplausos)

(Canción "Intro" "Juego de tronos")

("Intro" de "Juego de tronos")

("Intro" de "Juego de tronos")

(Aplausos)

¡Ay, ay, ay!

Me han dado ganas de subirme en un dragón

con Jon Nieve y conquistar los siete reinos.

Muchísimas gracias al maestro Salvador Vázquez

y a toda la Orquesta Sinfónica de Castilla y León

por regalarnos este interludio tan épico

con la banda sonora de "Juego de tronos".

(Aplausos) Maravillosos.

Muy bien. Yo creo que ha quedado muy bien tener

a "Juego de tronos" porque nos estamos acercando

a lo que se llama la Fase de Duelos.

Mejor imposible esta compañía musical.

Por eso, aún deben actuar tres candidatos,

uno de cada categoría.

Cuando eso suceda, sabremos quiénes pasan

a esa siguiente ronda, la Fase de Duelos,

donde se volverán a medir para que el jurado decida

quién de ellos se clasifica para la semifinal.

Solo uno de cada categoría

lo conseguirá esta noche.

Aunque, por mí, todos lo merecen. Qué drama.

(RÍE)

(Aplausos) La siguiente candidata

interpretará... A ver si lo digo bien, Nacho, porque soy un desastre

con los idiomas, "Lascia Ch'io Pianga"

Fenomenal. Casi le iba a preguntar

a Elisabetta que volviera y nos lo dijera acá.

Es un canto al deseo de libertad compuesto por Händel

en una de mis óperas favoritas.

Que siempre es o "Rinaldo"

o "La templanza del tiempo contra el desengaño".

Conozcamos, por favor, a Lucía Rodrigo.

(Aplausos)

Hola. Me llamo Lucía. Tengo 16 años.

Vivo en Torrevieja con mi madre desde hace siete.

Antes vivía en La Rioja. Allí viven mi padre

y mi hermana Anaia. Fue justo en La Rioja

cuando empecé a cantar porque me encantaban las jotas.

(CANTA JOTAS)

Fui tan pesada, que mi madre me terminó apuntando a clases.

Soy un poco torpe y no hay ni un día que no me caiga.

Aquí, en Torrevieja, doy clases de canto lírico.

También me gusta mucho tocar el piano, bailar "funky".

También cantar canciones de musicales

como "I Dreamed A Dream" de "Los Miserables".

(CANTA EN INGLÉS)

Espero sentirme igual de orgullosa aquí en "Prodigios".

(Canción "Runaway Girl")

Así que a por todas.

(Aplausos)

(INTERPRETA EL ARIA PARA SOPRANO "LASCIA CH'IO PIANGA" DE HÄNDEL)

(FINALIZA EL ARIA PARA SOPRANO "LASCIA CH'IO PIANGA" DE HÄNDEL)

(Aplausos)

¡Bravo! ¡Bravo!

¡De verdad, qué divina!

Muchas gracias. Qué divina.

Y eso que estabas bastante nerviosa antes.

Mucho. Mucho, ¿verdad?

Pero qué bellísimo lo has hecho.

Ha habido un momento en que Ainhoa prácticamente

estaba a punto de volar pero hacia atrás

y salir por la parte de arriba del escenario.

Ainhoa, ¿es esto cierto? Pues sí.

Porque es un ejemplo de buena elección de repertorio.

La voz muy bien impostada, muy adelante.

Es verdad que, igual, hay un exceso de vibrato,

pero eso es algo que se puede remediar.

Pero lo que ella transmite cuando está cantando,

es tan angelical, es tan puro,

que es de una belleza increíble.

Es verdad que esta canción parece muy simple

pero tiene su complicación.

Y yo quisiera explicarle.

Tú, cariño mío, ¿cómo respiras? Respiras aquí arriba.

¿No has respirado nunca llenando el pulmón desde abajo?

Bueno, llevo poco tiempo dando clases.

¡Guau!

Pues parece que lleves toda la vida.

(Aplausos) Por supuesto.

Ainhoa de pié.

Aquí hay una cuestión. Una clase de Ainhoa Arteta.

Es maravilloso lo que has hecho. Hay una cuestión muy importante.

Los bebés, todos respiran correcto.

Tú estás en un avión, estás en primera fila,

hay un bebé en la última fila y está llorando y lo vas a oír.

Perdemos la capacidad del pulmón cuando pasamos de la voz

gritada, digamos, o de llanto, de llamada,

a la voz hablada. Con lo cual, ya necesitamos menos.

Empezamos a respirar solamente

con la parte de arriba de los pulmones.

En el canto, hay que empezar a respirar

con todo el pulmón lleno. Así llenamos... Mira. Toca esto.

Tócame y lo verás. La mejor posición para respirar

correctamente, es la posición del bostezo.

Antes de cantar, tienes que empezar a bostezar.

Tengo una profesora que me dice:

"Relax and earn money". "Relájate y gana dinero".

El bostezar es una posición de relajamiento de la glotis

y de todo y, además, es como mejor entra el aire. Mira.

¿Notas cómo se ha llenado esto y esto?

No quiere decir que tengo aire aquí, ni muchísimo menos.

El aire está en los pulmones. Ainhoa, tú no notas

las pulsaciones de ella. Ella es fan número uno tuya.

Lo sé, lo sé. Totalmente. Está impactadísima.

Pero yo soy ahora fan de ella.

Cuando vas de las partes agudas hasta las bajas,

normalmente, los graves necesitan más aire.

Los agudos necesitan menos aire.

Entonces, cuando subes de arriba a abajo,

si tienes bien lleno el depósito de aire,

nunca te quedarás a falta de aire al final de esas frases.

En esta canción, porque está escrita así

y por eso tiene su dificultad,

va de arriba a abajo y el final termina abajo.

No termina heroico. Lo más fácil es terminar heroico.

Lo más difícil es lo que has hecho.

Practícame esto del diafragma. Hay ejercicios que se hacen

porque volver a desarrollar esos músculos

que los hemos perdido con el tiempo.

Niña, gracias.

Bravo, Ainhoa. Qué grande.

(Aplausos) Y qué bella explicación.

Yo me he quedado fascinado. Oye, Ainhoa, Andrés y Nacho,

antes de que sigáis hablando, quiero volver a subrayarlo

porque te hemos dejado hablar tan poco.

Pobrecita. Nos han explicado que tienes

poco tiempo estudiando canto.

Canto lírico solo llevo estudiando dos meses.

¡Solo dos meses! Increíble.

De repente, has hecho este "Rinaldo" tan bello. Nacho.

Yo me he emocionado muchísimo. Aparte, esta canción

me gusta mucho cantarla. Yo canto en la ducha

o en mi casa, que nadie me oye.

Y esta la canto muchísimo. (CANTA)

Y, entonces, me he emocionado mucho.

Es que es muy bella. Es muy bella.

Siempre me levanto cantando porque estoy siempre contento.

Claro. Pero te digo una cosa.

Dices que no hay un día que no te caigas,

que eres muy despistada y te tropiezas.

Siempre. ¿Sabes por qué es?

Porque nosotros, los que nos dedicamos

a este tipo de cosas, somos...

La persona que está en la tierra,

que va a clase, que come, que dice "hola" a la gente.

Y luego, otra persona que sueña, que está como en otro mundo

y por eso estamos siempre como volando.

Por eso nos caemos. Yo me caigo mucho.

No es porque seas torpe. Es porque eres lista.

(RÍEN) ¡Bravo!

Uy, mejor.

Me caigo por todos lados.

(Aplausos) Muy bien.

Vamos a ver si el futuro te depara una nueva actuación

con nosotros en este programa.

Te deseamos, desde luego, muchísima suerte.

Gracias. Gracias.

(Aplausos)

(LUCÍA) En el auditorio me he crecido bastante

y, sobre todo, con la gente,

más que en los ensayos, que me cuesta un montón.

No sé, por la gente, el jurado y las luces,

la orquesta, te hace crecer un montón

y dar el doble y el triple.

(Aplausos)

Volvemos a la categoría de instrumentos.

Nuestra siguiente candidata viene a tocar "A mi manera".

Bueno, no a la mía. A la suya. En realidad, me refiero

a que viene a tocar "My Way",

un tema que popularizó Frank Sinatra

con letra de Paul Anka y que aquí han versionado

desde Il Divo, los Sex Pistols,

hasta nuestro invitado de hoy, Raphael.

¿Pero sabíais que en su origen

era una canción popular francesa?

Sí, sí. Como las "baguettes" o las cenas de picoteo.

(RÍEN) Pues ahora interpretará "My Way"

la trompeta de Amalia Escobar.

(Aplausos)

Hola. Me llamo Amalia. Tengo 11 años y vivo en Campillos,

Málaga, con mis padres y mi hermano mayor Antonio.

Toco la trompeta desde los ochos años.

Mi hermano, mi padre y yo estamos en una banda.

Pero, últimamente, mi hermano no porque está liado con las niñas.

Me encanta la Semana Santa porque toco en la banda de mi pueblo.

(TOCA LA TROMPETA)

¡Ay! Me gusta mucho el pádel y el fútbol.

Mi equipo se llama El Campillos.

Soy delantera y meto muchos goles como Cristiano Ronaldo.

Me puse muy contenta cuando me dijeron

que iba a entrar en "Prodigios".

¡Olé! ¡Papá, mamá, he entrado!

(TOCA LA TROMPETA)

(Aplausos)

(TOCA "MY WAY")

(Canción "My Way")

(TOCA "MY WAY")

(TOCA "MY WAY")

(Ovación)

Muy bien.

(Ovación)

¡Bravo, esa malagueña, Amalia!

Gracias.

Oye, déjame tocar la trompeta, es increíble, hay un momento

donde coges aire y levantas la pierna yo lo vi, lo he visto.

Te enamoraste de la trompeta desde muy jovencita, sí,

porque es por esa tradición tan andaluza de preparar

la Semana Santa durante todo el año, ¿cierto?

Sí, es cierto.

Eres muy malagueña y muy escueta en tus palabras, sí, no.

(SONRÍEN)

Ya está, claro, perfecto, me parece bien, pues

le damos paso a la valoración del jurado.

Amalia, qué sonido tan bonito, tan bello, qué color.

Y es difícil. La Miles Davis de los prodigios.

Además, me dijo un pajarito que llevas dos años solo tocando,

dos años tocando, solamente, la trompeta

y eres capaz de tocar casi a nivel profesional.

Yo te voy a dar un beso. Oh, qué bien, Andrés.

Dos años tocando nada más.

(Aplausos)

Qué fuerte.

Esta chica tiene un talentazo enorme y se nota que estás

en muy buenas manos, sigue así y no lo olvides, siempre

que estés tocando, siempre, piensa en la última fila.

Siempre piensa en llegar a la última fila,

siempre comunica todo el arte que tienes que es mucho

y mucho talento, proyectar siempre hacia delante.

Y sigue así porque, realmente, has sido capaz

de representar a la voz de Frank Sinatra

que, además, la canción habla de una vida exprimida

hasta el final, a ti te queda mucha vida por delante

aún por exprimir, sigue así, fantástico.

Bravo.

(Aplausos)

Qué bien, Amalia. Mira, yo, a mí me ha encantado

porque además, ya sé que esto es un concurso y la gente

viene aquí a ver quién lo hace mejor,

pero has venido a tocar la trompeta.

"Your way". Tan con tu pachorra,

estupenda en medio del escenario y me has dejado k. o.

Eres la Miles Davis de los prodigios.

(Risas)

Enhorabuena, eres una maravilla.

(Aplausos)

Qué lección de serenidad y de aquí estoy yo.

A mí me llamó la atención ese sonido tan amable

y tan bonito. Noble.

Noble, sí, que le sacaste a la trompeta.

Yo no sé tocar la trompeta, pero sé que la trompeta

es, tremendamente, difícil y es muy ingrata

para sacarle un sonido noble.

Enhorabuena porque en dos años que hayas conseguido esto

a mí me parece muchísimo. Y una vez más, viniste con un tema

y lo has hecho "your way", "My way", sigue así, "My way".

(Aplausos)

Así te han valorado, queridísima Amalia,

que tus ojos y tu trompeta hablan, totalmente, por ti

no hace falta que nos digas nada más.

Pero antes de que te vayas deja que te diga algo,

de verdad, que para tocar con esa energía

solo debes tener algo más grande que los pulmones

que es tu corazón. Seguro.

(Aplausos)

Muchas gracias, Amalia.

(Aplausos)

Qué tal todo por el "backstage", Paula.

Bueno, mi querido Boris, divinamente, estamos practicando,

¿cómo se llama esto, Jesús? -Un "plié".

-Un "plié", voy, a ver, venga.

A ver, voy yo.

-Y un "grand plié".

-Lo siento, Nacho.

Me está dando, bueno, Jesús, es tu turno ahora,

cuentas con tu talento innato, pero también cuenta con un amuleto

que le acompaña siempre,

¿me lo enseñas a mí y a todo el mundo?

-Este. -¿Y qué es?

-Es una muñequita

que me regaló mi mamá en mi primera actuación.

-Oh, qué bonita, ¿y cuándo fue tu primera actuación,

hace cuántos años? -Hace dos.

-Hace nada, madre mía, cómo aprendéis, bueno,

y te la llevas cuando actúas o la dejas en algún sitio.

-No, la dejo aquí. -¿Me la dejas a mí entonces?

¿Sí, soy tu amuleto un poco?

Venga, deslízate hacia el escenario porque

queremos conocerte mejor. Adiós, mucha suerte.

Aquí me quedo con esto, mira qué monada, por favor.

(Aplausos)

Hola, me llamo Jesús Antonio, tengo 14 años, soy de Puerto Real,

Cádiz, y vivo con mis abuelos, mis titos y mi madre.

Para mí, la familia es lo más importante.

Desde siempre me ha gustado la danza,

pero solo la hacía en mi casa porque soy un poco tímido

hasta que un día mi madre me apuntó a un clase de ballet

y cada vez que bailo pierdo la timidez.

(Música)

Además de la danza clásica me apasiona la arqueología.

Me encantaría ir a Egipto y vivir aventuras

como el personaje Indiana Jones.

(Música)

(Aplausos)

(Pas de Deux, "Paquita" de Minkus)

(Ovación) Bravo, muy bien...

Bravo, bravo, bravo, Jesús.

Estamos aquí contigo, totalmente, ha sido una actuación

fantástica, es un ballet donde una joven gitana

se enamora de un oficial francés que es otro de esos culebrones

increíbles, pero en el ballet lo que importa es ver

cómo se mueven y cómo saltan.

Me recuerda mucho a las telenovelas que escribía cuando fui guionista

de telenovelas que es una cosa

que yo hice, más o menos, a tu edad.

(Risas)

Bueno, muy bien, Nacho, por favor.

Bueno, es increíble, Jesús, que lleves solo dos años bailando

con esa técnica y esa seguridad, enhorabuena, es una maravilla.

Muchísimas gracias. De verdad.

¿Sabes lo que pasa con las piruetas?

Tienes que pasar al cabeza antes, pasar la cabeza es hacer así,

pero por dentro siente la música, ahora verás, haz doble pirueta,

pero no lo hagas, técnicamente, hazlo sintiéndolo.

Una y dos.

Tic, tic, ¿ves? Ahí está, estupendo.

Piensa eso.

(Aplausos)

No siempre hay que pensar en la técnica, te obcecas

y te pones nervioso, no, piensa en la música

y piensa que la técnica también se soluciona, a veces,

por el sentimiento y la musicalidad, eres muy musical.

Enhorabuena. Muchas gracias.

Enhorabuena, sigue, sigue, estupendo.

Es que es verdad que "Paquita" una de las cosas que le gusta

de ese ballet es la música, es sencilla y todo eso,

pero es como un hit, se mete en el cuerpo.

Muy rítmica, muy bailable, nos hace saltar, girar.

Has saltado muy bien. Nacho, tengo una pregunta para ti,

¿cuántas horas hay que dedicar, te sangran los pies,

cuánto es necesario para llegar a esa belleza?

¿Sabes qué pasa? No hay que... ¿cuántas horas estás?

Yo hago cinco horas y media. Cinco horas y media.

¿Al día? Sí.

Pero además, lees, ¿a que sí? Sí.

Porque tan importante es estar en la barra

como leer también una horita cada día,

eso te ayuda a bailar mejor.

¿Eh, es verdad o no? Sí, sí.

(Aplausos)

Porque hay que prepararse no solo, físicamente,

y perdemos los bailarines tanto tiempo en la barra

que nos olvidamos que tenemos cabeza,

hay que cultivarnos, somos autodidactas, entonces

quita media hora de barra y cógete un libro,

eso se lo digo a todos los bailarines del mundo.

(Aplausos) Es un consejo muy sabio.

Yo, la verdad, no puedo decirte

nada porque soy más torpe que un pato mareado,

pero ya verte entrar ha sido una entrada

que me ha sorprendido de una madurez y de....

Una entrada de un gran bailarín,

es que hasta tropezando te ha quedado bien.

Y no pierdas nunca la sonrisa por una cosa así,

tú sigues hasta el final porque lo que vendes

es mucho más que el tropezón,

es toda tu energía que está ahí fuera.

Nacho, cómo se llama el paso este...

Un "Grand jete". Ah.

Exacto. "Grand jete".

Y tú los haces genial. Este es un "jete"

y el salto "grand jete".

Una plasticidad, una belleza la coreografía con la música.

Muy bien, oye, tienes mucha suerte de poder recibir estos consejos

de estos grandes profesionales.

Yo te diré una cosa, no pude ser bailarín,

pero me hubiera encantado ser top model y Naomi Campbell

se cayó varias veces en la pasarela y lo que hacía

era levantarse y seguir adelante, es lo más importante siempre.

Así que, ahora vete con tus compañeros,

nos vemos ahora y comenta con ellos estas cosas maravillosas

que has escuchado acá.

(Aplausos) Hasta luego.

(Aplausos)

Bueno, Boris, hemos llegado a una de las situaciones claves

de la noche y es que nuestro jurado,

Ainhoa, Nacho, Andrés,

van a tener la difícil tarea de elegir, solamente,

a dos de los candidatos de cada categoría

y por desgracia, uno será eliminado.

Esos dos candidatos elegidos se medirán en un duelo

y de ahí saldrá uno clasificado para la semifinal.

Los primeros en conocer el veredicto del jurado

serán los candidatos de canto y quiero recordarles

que el ganador de "Prodigios España 2019"

se llevará, nada más y nada menos, que 20 000 euros en metálico

y la beca en el centro de alto rendimiento musical

en la universidad Alfonso X el sabio.

Así que nada, hablaré ahora con estas dos señoras maravillosas,

Azucena y Azucena que son la abuela y la madre

o la madre y la abuela

porque no se sabe muy bien, de Lucía.

Hemos visto tu actuación y tu abuela estaba llorando.

-Sí, es que salen las lágrimas nada más que de emoción

como estás tanto tiempo esperando y eso, pues

llega el momento que la ves y saltan unas lagrimillas.

-Y decían: "Qué bien lo hace mi niña que lleva tan poco tiempo".

Bueno, se les caía la baba contigo. -Sí, lleva muy poco tiempo,

su abuela era la primera vez que la veía cantar lírico.

-Pero ahora tienen una hija y una nieta prodigio,

¿cómo se lleva el tener un prodigio en casa?

-Muy bien, estupendamente, se lleva, pero a tope.

(RÍEN)

-Bueno, pero, bueno, Lucía no es la única de canto,

están aquí Mónica y Manuel, un poco nerviosos creo.

-Un poco bastante. -Mucho.

-Vosotros también disteis el do de pecho como Lucía,

ahora, pase lo que pase, no está en nuestras manos,

pero iros muy orgullosos con la cabeza bien alta

porque lo habéis hecho, realmente, bien.

-Gracias. -De verdad, chicos.

¿Estáis listos para ir al escenario?

(TODOS) Sí. -Pues mientras llegáis

veamos los mejores momentos de vuestras actuaciones

de esta noche.

(CANTA)

(CANTA)

(CANTA)

(Aplausos)

Queridísimos, queridos, queridos artistas,

a aquel que eliminen de los tres

yo no lo quiero dejar de ver en mi "Facebook", ¿OK?

Por favor. Lo mantenemos, agréguenme,

por favor, en el "Facebook". El jurado, pienso que ya

ha hecho su elección y Ainhoa como experta y portavoz

en la categoría de canto nos dirá qué dos

de estas tres voces,

ya me estoy poniendo igual que Ainhoa,

tengo el estómago, realmente, como metido en dos caminos.

Pero eres tú la portavoz en esta categoría

para decir cuáles dos se medirán a continuación en el duelo.

Es que esta parte del programa es la que no me gusta.

¿Me puedo ir? No.

Uf, a ver, mira, prodigios sois, absolutamente,

los tres porque estáis los tres a un nivel

tanto los que se queden como los que se vayan,

esto no es un dejar... Es que a mí me han rechazado

muchas veces, pero quiero que sepáis que cuanto

más me rechazaban, más fuerte me volvía.

Bravo. Y a mí, si algo me ha impulsado

en la vida es que alguien me diga que no puedo hacer algo.

(Aplausos)

Manuel, estoy convencida, tú tienes ahora 12 años,

y es un prodigio lo que haces con 12 años,

estoy convencida que, obviamente, tú vienes alto,

creo que vas a crecer mucho

y, posiblemente, cuando hagas el cambio de la voz,

la muda de la voz igual me equivoco,

pero serás un barítono.

Fíjate, te la... Igual, vamos, voy muy equivocada,

pero todo esto que has aprendido y todo lo que llevas de colocación

de voz será igual, pero vas a tener

un período que te tendrás que adaptar.

Mónica, sigue con esa voz tan dulce.

Lo único que sí, no pensar que por querer hacer

algo muy, tremendamente, difícil, vas a impresionar más,

al revés, a veces se impresionan con las cosas más sencillas.

Esto me pasó a mí una vez en un concurso que me presenté

con una aria tremenda y no y al presentarme

con un aria fácil, lo gané.

Y a ti, pues lo mismo, los consejos van para los tres.

Mira, a ver, los dos, las dos que siguen

a la fase de duelos son...

(RESOPLA) Uf.

Manuel.

Y...

Y... y...

Lucía. Bien.

(Aplausos) Pero...

No me llores.

Estoy bien, estoy bien.

Por favor. Estoy bien.

Esto es un...

Los tres que estáis aquí, los tres tenéis las mismas

capacidades, esto es resistir, resistir es vencer,

quien más resista en esta historia y es a largo plazo,

será quien venza y, posiblemente, venceréis los tres.

Bravo, bravo.

(Aplausos) Gracias, Ainhoa.

Ven aquí conmigo, me ha encantado cómo te abrazaste

con tus compañeros, de verdad, y también

quería decirte algo muy importante, me sale del alma,

sinceramente, decirte que me encantó que escogieras

un musical, me encantó la entereza

con la que recibiste esto y que sepas, de verdad,

que tu voz nos llegó al alma, pero, en realidad, ha hecho

que esté siempre en nuestros corazones.

Muchas gracias. A ti.

(Ovación)

¿Te gustaría decirle algo, no sé, desde Ainhoa al público

mismo que ha estado esta noche aquí?

Claro, solo dar las gracias que ha sido un placer

estar aquí y poder cantaros

y estoy muy contenta porque tuve una gran experiencia,

he conocido a prodigios muy grandes y, pues eso,

que voy a seguir formándome y muchas gracias por todo.

Gracias a ti. Bravo.

(Aplausos)

Y también has pasado un casting por el que ha competido

mucha gente hasta llegar aquí.

Gracias de nuevo, Mónica, sigue trabajando y hasta pronto.

Adiós.

(Aplausos)

De "Prodigios" me llevo una experiencia fantástica,

aprendí muchísimo en estos ensayos que hemos hecho

y unas amistades muy buenas que en tan poco tiempo

se han formado y seguirán siendo muy bonitas.

(Aplausos)

Amalia, Jaime y Pelayo,

vaya trío, la verdad, que como los tres podríais hacer

una banda divina, por cierto.

La verdad que sí, llegó el momento de la categoría

instrumental y solo dos de vosotros

pasaréis a la siguiente fase.

Pero sabed que habéis estado brillantes, os admiro, enormemente,

a los tres, que me encantaría hablar

muchísimo como tú, tener tu pelo y ser DJ también como tú.

(RÍE) ¿Entiendes? Porque a mí la música

siempre se me dio fatal, de niño intenté tocar

la flauta dulce, pero lo hacía tan, horriblemente,

mal que un día agarré la flauta y la tiré

a la parte de atrás de la nevera de mi casa.

Esas neveras americanas era como de cuatro cuerpos,

imposible de encontrarla allí.

Vamos a conocer la decisión del jurado, pero antes

recordemos vuestras actuaciones.

(TOCA EL PIANO)

(TOCA EL VIOLÍN)

(TOCA LA TROMPETA)

(Aplausos)

Muy bien, qué me encanta la sonrisa, María,

porque te ríes siempre que me parece genial.

Vais a recibir, queridos, el veredicto para saber

quién pasa a la siguiente ronda de boca de Andrés Salado

que como ya sabéis es director y a mí siempre

que en el colegio me llamaba el director temblaba de miedo.

Vosotros, cómo estáis en este momento.

Bien. -Pues bastante nerviosos

por el resultado, pero a la vez sabemos

que si te eliminan o si te quedas,

al final te quedas con la experiencia

y con los amigos y eso es lo importante.

Eso es lo bonito, Andrés, Andrés.

Muchas gracias, Jaime, buenísimo espíritu.

(Aplausos)

Boris, ¿no te puedes sentar aquí y me pongo yo ahí?

Bueno, como quieras, ven acá, a mí me encantaría estar al lado

y volver a ver tus pantalones escoceses.

(RÍEN)

Pero, Andrés, a ver, yo, la verdad, hay que ponerse serios

porque ellos están acá. Realmente, me resulta muy injusto

tener que decidir a uno de los tres con el estupendo

talento que tenéis porque, realmente,

el nombre que hay ahí detrás, "Prodigios", lo lleváis

bien en el pecho los tres.

Pelayo, tu capacidad de tocar con esa ligereza, ese virtuosismo,

con esa madurez, el piano, esa manera

de enfrentarte a un instrumento tan complejo y a un repertorio

y a un estilo tan difícil y hacerlo con esa solvencia,

con ese descaro, esa madurez, esa técnica, es algo envidiable.

Jaime, fantástica la manera que tienes de enfrentarte

a Vivaldi, fantástica la manera que tienes de hacer cámara,

música de cámara, la manera de entender

este repertorio como un uno con la orquesta,

como si fueses un único ente haciendo música, es algo,

realmente, envidiable para alguien de tu edad.

Y, Amalia, ese sonido que tienes tan especial,

tan noble, tan bonito...

Esa manera que tienes de hablar con el instrumento,

esa manera, como dice Boris: "No de muchas palabras",

pero como dijo Nacho: "Aquí vienes a tocar la trompeta

y a demostrarnos tu talento", y fue fantástico.

Realmente, complejo decidirse por dos de los tres.

Y vamos a ello.

Muy bien.

Los dos prodigios, aspirantes que pasáis

a la siguiente ronda sois...

Jaime.

Y Pelayo.

(Aplausos)

Bueno, a ver,

no te vayas a poner ahora nerviosa que te pidamos

que hables y digas algo porque si no quieres decir nada,

estás en todo tu derecho.

A mí me ha encantado cómo has hecho tu trompeta,

ya lo sabes. ¿Cómo te sientes ahora?

No sé. No sabes.

Mal. ¿Mal?

Ay, pobre.

(Aplausos)

Pero lo importante siempre es el paso por este tipo

de lugares, de sitios así, llevarte un buen recuerdo

de nosotros, sobre todo, de mí

y muchos amigos con los que compartirás

muchas cosas y no dejar de tocar la trompeta,

desde luego, ¿no? Vale.

¿Vale, sí? Esta Semana Santa creo

que vas a tener mucha gente pendiente de tu trompeta.

Ya lo creo. Lo creemos, eh.

Amalia, no te sientas mal. Ibas a decir algo.

Es que me encanta Amalia, no te sientas mal,

como dijo Ainhoa muy bien dicho:

"Lo importante es levantarse", caerse nos caemos todos

¿de acuerdo? Además, tienes tu trompeta,

ahora le cuentas todas tus penas a tu trompeta, ¿de acuerdo?

Un beso. Ven, te acompaño con tus amigos.

Te lo mereces.

(Aplausos)

Después de la decisión de tener que eliminar a Amalia,

que ha sido, realmente, dura, ha sido unos de los momentos

de mi vida, sinceramente, difíciles.

(Aplausos)

Ya solo nos queda por saber quiénes serán los elegidos

de la categoría de danza para pasar al duelo.

Jesús, Elisabetta y Alberto, para que lo tengamos todos claro.

¿Tenéis los tres ya ganas de conocer la decisión del jurado?

Elisabetta. Sí, muchísimas.

¿Muchísimas, sí? ¿Y vosotros, caballeros,

cómo estáis? Estoy deseando saber ya lo que...

Bueno, no esperemos más, yo casi prefiero que el jurado

me elimine a mí porque lo estoy pasando peor que vosotros,

pero, de verdad, que sí, sobre todo, porque, pues

tengo mis favoritos y me sienta fatal

que no me los respeten.

Recordemos lo bien que lo habéis hecho.

(Música clásica)

(Música clásica)

(Música clásica)

(Aplausos)

Bueno, es emocionante, verse es fantástico,

lo mejor del vídeo. Nacho, has compuesto...

Me voy a marear... Obras coreográficas

para la compañía nacional de danza, el "Netherlands Dance Theater",

recibiste numerosas distinciones,

premios y menciones internacionales,

dirigiste importantísimas compañías de ballet en el mundo

aparte de en España, pero en el mundo donde te llamaron

el fantástico director que eres, tu criterio es indudable,

así que, como diría tu prima Ana Duato: "Cuéntame".

(RÍEN)

Mira, ya sé que estamos aquí, estáis aquí vosotros concursando

y habéis llegado a aprender de los demás, de nosotros,

pero nosotros, estaréis de acuerdo,

que aprendemos mucho de vosotros también.

Claro. Muchísimo.

¿Eh? Es increíble veros con esa seguridad,

no ponéis ningún problema, ni que la luz me molesta,

o que el suelo está duro o que la orquesta va muy deprisa,

sois una maravilla. Elegantes, inteligentes,

todos tenéis un gran futuro.

Os he dicho a cada uno lo que pienso de vuestra danza,

lo que tenéis que trabajar, tus pies, estirar los dedos,

ejercicios, sentir más la música

cuando haces cosas difíciles técnicamente.

A ti no te di ninguna conexión, solo te corregí la coreografía,

de modo que, Elisabetta, tú vas a pasar al duelo.

Guau. Muchísimas gracias.

(Aplausos)

(HABLA EN RUSO)

(HABLA EN RUSO)

Y ahora, me quedan los dos hombres

de los prodigios de la danza.

Cuánto me gustaría que os quedaseis los dos,

pero sabéis que uno se tiene que ir

y otro podrá pasar al duelo.

Jesús, tú pasas al duelo.

(Aplausos)

Por favor, me tengo que ir.

Alberto, por favor, sigue trabajando,

eres una maravilla, de verdad.

Levántate, trabaja, trabaja muy duro

y nos veremos pronto.

A lo mejor te doy un contrato en una de mis compañías.

Bravo.

(Aplausos)

Ay, qué foto, por Dios.

Es que son tan bonitos.

Albert, Alberto,

yo te quiero decir una cosa, me agacho un poco,

no quise hacerlo durante el programa, pero quiero verte

los ojos, quiero decirte que tú eres mi héroe.

Gracias. Porque combinas, perfectamente,

bien algo que es fantástico en un bailarín

que eres un poco Barýshnikov y otro poquito Messi

y eso quiero que no lo pierdas nunca, ¿vale?

Gracias.

(Aplausos)

¿Quieres despedirte de alguna manera del programa?

No de los escenarios, ¿eh?

Quería dar las gracias a todos mis profesores;

a mi madre y a mi familia, porque siempre están ahí.

Y bueno... gracias, en general.

A seguir bailando. Gracias, Alberto.

(Aplausos)

Ay, me lo como, es que es...

Me siento triste pero, a la vez, contento

porque mis dos compañeros, que son majos, van a seguir aquí.

A ver quién gana de los dos;

le deseo mucha suerte a Jesús y a Elisabetta.

Aquí estoy con la madre de Jaime, con el padre de Manuel

y con la madre de Jesús que, por cierto, tengo esto para ti;

parece que le trajo suerte. ¿Cómo estáis?

Muy contentos, la verdad, hemos tenido muchos nervios

pero Jaime está contento y es lo más importante.

Son momentos muy duros y, bueno, tú tenías

mucha confianza puesta en Manuel; tú y todo el mundo, claro.

Porque a Manuel lo veo tranquilo y en el escenario está firme,

está bien posicionado. -Sí.

Me da tranquilidad, entre comillas.

¿Tú esperabas que Jesús pasara a este duelo que les toca?

Sí, aunque no dejo de reconocer el talento de todos los niños.

(PAULA) Aquí estamos muy contentos y tristes, por otro lado,

pero quiero estar con vosotros porque espero que esté

todo preparado para la siguiente ronda, ¿no?

Efectivamente, Paula, entramos en la fase decisiva del programa,

porque incluye la fase de los duelos.

Consiste en que cada uno de los candidatos,

que han sido seleccionados por el jurado en sus categorías,

actuará al mismo tiempo sobre el escenario.

En el primer duelo se enfrentarán Manuel Sierra, esta vez va a cantar

"O mio bambbino caro", es un aria que canta una soprano

en la ópera cómica, que todos conocemos, "Gianni Schicchi".

Lucía Rodrigo se atreverá con "Il mio bel foco",

una composición de Benedetto Marcello

del siglo XVIII, siglo XVII en Canarias.

(RÍE A CARCAJADAS)

(Aplausos)

(Silencio)

(Comienza la melodía)

(CANTA "O MIO BAMBINO CARO" DE GIACOMO PUCCINI)

(CANTA "O MIO BAMBINO CARO" DE GIACOMO PUCCINI)

(Aplausos y vítores)

(Comienza la melodía)

(CANTA "IL MIO BEL FOCO" DE BENEDETTO MARCELLO)

(CANTA "IL MIO BEL FOCO" DE BENEDETTO MARCELLO)

(Aplausos y vítores)

Maravilloso. Vamos a ver si el proceso previo a esto

que ha sido esa deliberación tan complicada, con tantos nervios;

Amalia, nuestra querida malagueña sin poder hablar.

Eso ha sido una cosa tremenda, ¿cómo va a ser ahora

para escoger a ese semifinalista de esta noche?

Yo no querría ser miembro del jurado, la verdad.

Además, los niños son maravillosos, en el "backstage" cantan mucho

y sin que se dieran cuenta los grabé como tono para mi teléfono.

Qué divina. Entonces, tienes multitonos.

Sí, sí, sí. ¿Me pondrás uno para mí?

Sí, la que prefieras, luego me dices.

Igual te copio y lo hago para mis grupos de WhatsApp,

que vivo involucrado en ellos.

El violín de Jaime Infante

y la destreza con el piano de Pelayo Garrido,

se van a enfrentar de la siguiente manera:

el violín de Jaime Infante nos llevará a la Polonia de 1940

interpretando la melancólica banda sonora

compuesta por John Williams para "La lista de Schindler".

Y la destreza al piano de Pelayo Garrido,

que se va a convertir por unos minutos en Freddie Mercury,

va a tocar "Bohemian Rhapsody" de Queen.

Vamos a escucharlos ya.

(Aplausos)

(Silencio)

(INTERPRETA "BOHEMIAN RHAPSODY" DE FREDDIE MERCURY)

(FINALIZA "BOHEMIAN RHAPSODY" DE FREDDIE MERCURY)

(Aplausos y vítores)

(Silencio)

(INTERPRETA EL TEMA PRINCIPAL DE "LA LISTA DE SCHINDLER")

(FINALIZA EL TEMA PRINCIPAL DE "LA LISTA DE SCHINDLER")

(Aplausos y vítores)

He venido para acompañaros en el momento danza pero estáis...

Ainhoa, estás como si fueras a hacer de Desdémona.

Es que ha habido un momento en el que he cerrado los ojos

y estaba escuchando a un violinista muy famoso

de Nueva York, que tocaba estas piezas

y es que había sonidos que eran de este violinista.

Nacho, has dicho que eres un tipo duro, que lo eres,

y no has podido evitar llorar. No.

Pero las de Andrés eran supercinematográficas.

(RÍE) Era como una lágrima...

Trato de mirarles para conectar, mientras están actuando,

pero estáis los dos muy atentos. Yo...

Me sorprende la madurez con la que un niño de esta edad

puede ser capaz de... La entrega, ¿no?

La madurez musical de un mensaje tan profundo, tan...

Tú sabes, como yo, que el violín es muy complicado

y ese "legato", con esas expresiones...

La nobleza del sonido, una vez más.

Queridísimo jurado, que deliberamos de sentimientos y de emociones,

aquí no ha acabado todo porque nos queda, todavía,

la categoría de danza. La "danse".

Nos vais a matar.

Estas actuaciones van a ser más impresionantes,

porque una va a ser Elisabetta Fasoglio,

que hará "Diana y Acteón". Maravillosa.

Es de mis "ballets" favoritos.

Todos tus "ballets" son favoritos.

Hará la variación de "Esmeralda", muy mono.

Ella tan alta y tan así... Y tan ucraniana.

Muy joyosa. Luego, Jesús Antonio Ramírez,

que va a deleitarnos con el "Pas de Paysans"

del primer acto de "Giselle", que es cuando Giselle conoce

al príncipe Alberto, que se nos ha ido, lamentablemente.

Vamos a verlos.

(Aplausos)

(Silencio)

("Diana y Acteón" de Cesare Pungi)

("Diana y Acteón" de Cesare Pungi)

(Aplausos y vítores)

(Silencio)

("Pas de Paysans", de Adolphe Adam)

("Pas de Paysans", de Adolphe Adam)

(Aplausos y vítores)

Muy bien.

(Aplausos y vítores)

Esta primera gala nos ha puesto las cosas muy difíciles.

Si uno es mejor, lo es por una cosa pero es peor por otra cosa.

Ahora mismo no puedo decir si Manuel o Lucía.

Ha llegado el momento más bonito y, a la vez, más duro:

la decisión final, en la que unos pasan de ronda

y otros deberán decir "adiós" a su paso por el programa.

Mis muy queridos prodigios, estos seis primeros prodigios

de nuestro programa, quiero deciros que pase lo que pase

todos sois unos prodigios. Totalmente, totalmente.

(Aplausos)

Aunque es una pena que solo uno se pueda llevar el fantástico

premio de veinte mil euros y un maravilloso curso intensivo

de perfeccionamiento en el Centro de Alto Rendimiento

Musical de la Universidad Alfonso X, el Sabio.

Solo se lo puede llevar uno.

Para respetar el orden que hemos seguido durante la gala,

vamos a empezar por la categoría de canto

con nuestra soprano Ainhoa Arteta.

No, a ver... ellos parece que... Os pido que me echéis una mano,

en el sentido de... Deliberar alguno antes que yo

porque tengo muchas dudas, aún, no lo tengo claro.

¿Por qué tengo que ser la primera? Yo tampoco quiero.

¿Quién de los dos lo tiene más claro para ayudar a Ainhoa?

Andrés, venga. El maestro.

Claro, "el maestro". Venga, Andrés.

Los instrumentalistas, un paso adelante, por favor.

Muy bien.

Qué horror...

Andrés, con calma, te va a salir de cielo.

Con esos ojos tan bonitos todo puede salir bien.

Gracias, Boris. De nada.

Yo, también, te quiero mucho. Yo, también.

(RÍE)

Qué... complicado, qué complicado.

Pelayo, Jaime; Jaime, Pelayo, qué nivelazo.

Ya sois unos artistas.

Qué carrera tenéis por delante, lo hemos dicho varias veces,

pero este mundo hace falta ir construyéndolo poquito a poquito,

igual que los cocidos o los guisos que nos hacen las abuelas,

que son los más ricos, se cocinan con cariño y a fuego muy lentito.

Sin embargo; uno cierra los ojos con vosotros dos, ¿verdad?,

cerramos los ojos y vemos artistas maduros con una gran capacidad.

Pelayo, tocando a uno de los grandes magos y genios

de la historia de la música, como es Freddie Mercury,

con esa profundidad, con esa manera de meterte

dentro del piano, de sacar los colores,

de buscar el diálogo, la melodía.

Y esa "Lista de Schindler" con tanto dolor,

quizá, por eso llevas sin sonreírme toda la noche, ¿no?

(Risas quedas) Puede ser.

Pero, realmente, ha sido...

Ha sido una decisión muy difícil.

Pasa a la semifinal...

Jaime.

(Aplausos)

Pelayo, ¿quieres decir algo?

Me siento bien, es la decisión del jurado.

Muy bien, claro, hay que encajarla.

Sí, sí. Pero lo has hecho genial, ¿eh?

Y... no dejes nunca de tocar acompañado de tu pelo,

que es supergenial.

Nacho, me parece que te toca, porque Ainhoa, todavía, está...

Intentando recomponerse para dar ese veredicto.

Quería decir que en esas profesiones,

tanto el cantante, como el músico, como el bailarín

tenemos que ser muy generosos y, aunque perdamos,

tenemos que estar muy contentos por aquel que ha ganado.

Es difícil.

Mi decisión es que a la semifinal debe pasar...

Elisabetta.

(Aplausos)

Elisabetta, quédate aquí.

Elisabetta, ponte al lado de Jaime.

Me encanta, salís tan emocionados que queréis iros corriendo

del teatro, pero no; tenéis que disfrutar este momento

de gloria, es un momento de gloria para todos, y para ti,

que has estado espléndido en esta segunda variación.

Ainhoa, por favor. Primero, los niños de canto

un paso adelante, por favor. Muy bien.

De verdad... Manuel, Lucía; Lucía, Manuel,

tengo una diatriba con vosotros dos...

Uno me da la técnica, de verdad, impresionante,

pero creo que el repertorio no es el adecuado.

Me gustaría, Manuel, te lo digo sinceramente,

haberte escuchado en un "Farinelli" o en algo así,

porque tu potencial, ahora mismo, en tu voz está en un,

lo que se diría un contratenor o un alto.

Estoy segura de que cuando cambies la voz, será una voz distinta,

y darás muchísimo de qué hablar. Lucía, te digo lo mismo;

creo que he entendido que solo has tenido dos meses de clase.

Claro, aquí me falta técnica pero he visto, sorprendentemente,

así como los medios me sonaban aplanados,

en cuanto subías se abría un horizonte.

Tengo que elegir

entre técnica y duende, digamos, y...

Para mí, pasa a la semifinal...

Ay, Dios mío... Perdóname.

Lucía.

Muy bien. Lo entendemos, también.

(Aplausos y vítores)

Manuel, Manuel, qué caballero. Un caballero, fantástico.

Tengo que despediros pero os diré algo importante,

lo habéis hecho fantástico,

nos habéis mantenido en un hilo maravilloso.

Que sigáis amando la música, que sigáis amando vuestra juventud

y, sobre todo, vuestro prodigio. ¡Muchas gracias!

Gracias.

(Aplausos)

De mi paso por "Prodigios" me llevo la experiencia,

es lo más inolvidable, la gente que he conocido

y los amigos que he hecho en este programa.

(PAULA) Por ahí aparecen los tres semifinalistas

de la primera gala de "Prodigios" en España 2019.

Chicos, enhorabuena.

Aquí hay una alegría y un alboroto...

(RÍEN CONTENTOS)

Madre mía, están todos... Claro, son niños,

es normal que se deshagan cuando ven a sus padres

porque han estado aguantando muchísima presión.

Chicas, ¿cómo estáis? Ven, Lucía, dame un besito.

-Estoy que no... Que no se lo creía.

Yo vi que no te lo creías. ¿No te lo creías?

-No. Tenía confianza en mí pero...

Cada uno tiene sus dudas porque todos cantamos genial.

Pero la razón por la que te ha elegido Ainhoa,

hablando de ese talento innato, es para estar muy contenta.

Sí. -Es que lo tiene.

Tu abuela te quiere abrazar, así que, bueno...

Vamos a ver a Elisabetta, ven aquí.

He visto que has llorado.

Sí, porque no me esperaba que pasara y he llorado,

cuando me lo han dicho me he emocionado muchísimo.

Sois todos estupendos, entiendo que no te lo esperases,

porque cualquiera podríais haber sido elegidos.

¿Qué pensabas en esos momentos?

Pues... estaba nerviosa, no podía pensar en nada,

solo pensaba en: "Que lo diga ya".

(PAULA RÍE) -Y ya está.

Enhorabuena, Elisabetta. -Muchísimas gracias.

Jaime, ven aquí, ¿cómo estás? -Bien.

-¿Contento? ¿Cómo no vas a estar contento, no?

Supercontento.

¿Qué has sentido cuando han dicho tu nombre?

No me lo esperaba y ha sido una sensación increíble,

que me hayan elegido es muy importante.

Imagino que habrá sido duro que se haya quedado Pelayo, ¿no?

Pelayo se lo merece igualmente, creo que es un gran pianista

y creo que va a tener un futuro muy...

Seguro que sí, que todos tendréis un futuro muy prometedor.

Boris, nos vamos a despedir con mucha felicidad, por un lado,

y con penita, por otro. Esto sigue y la semana que viene

nos vemos con nueve candidatos más a prodigios de España.

(Aplausos) Así es.

La próxima semana volveremos a este auditorio

del Centro Cultural Miguel Delibes, con este maravilloso público

de Valladolid, que nos ha acompañado hoy.

(Aplausos y vítores)

También, estaremos con otros nueve candidatos

cargados de talento e ilusión. Ha sido un placer.

Gracias al jurado, con quien vamos a vivir noches maravillosas.

(RÍE) A partir de esta noche prodigiosa.

Ahora nos vamos como llegamos, volando.

¡Música, maestro!

(Aplausos)

(INTERPRETAN EL TEMA PRINCIPAL DE "SUPERMAN", DE JOHN WILLIAMS)

(FINALIZAN EL TEMA PRINCIPAL DE "SUPERMAN", DE JOHN WILLIAMS)

(Aplausos y vítores)

Prodigios - 23/03/19

23 mar 2019

Nueve participantes, tres de cada disciplina artística, demostrarán su don en el auditorio del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid para convertirse en el ‘Prodigio del año’. Ainhoa Arteta, Andrés Salado y Nacho Duato se encargarán de evaluar y perfeccionar a los candidatos, que contarán con el apoyo de la presentadora Paula Prendes en el backstage.

En el primer programa, ‘Prodigios’ será testigo de la actuación de un bailarín que dejó el fútbol por la danza al quedarse impresionado con las coreografías de Michael Jackson. También de una pequeña cantante que solo lleva dos meses interpretando lírico, o de un joven dj que toca el piano desde los 4 años.

Contenido disponible hasta el 14 de marzo de 2020.

ver más sobre "Prodigios - 23/03/19" ver menos sobre "Prodigios - 23/03/19"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 82 programas de Prodigios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Maya

    Un programa estupendo con niños excepcionales. Felicidades a cada uno de ellos - todos son unos artistas y espero que esta experiencia les haga crecer en todos los aspectos. Una única critica, en concreto a Nacho Duato. Creo que como un profesional que es, puede poner más de su parte y ser más antento/amable con "todos" y hablar de tal modo que tenga un impacto positivo en las vidas de estos niños. Considero que con algunos de los concursantes de la categoría de Danza ha sido muy escaso a la hora de valorarles, hablarles y aconsejarles. Por otro lado, tanto Ainhoa como Andrés aún teniendo a sus "favoritos", han encontrado valoraciones positivas y han destacado cualidades en cada uno de los candidatos de sus categorías. Que es como debería ser, ¿no? Digo yo que por algo estos niños han sido seleccionados y han llegado a concursar en este programa. La responsabilidad del jurado, entre otras cosas, sería valorar y destacar esas cualidades que la mayoría de la gente que ve el programa no sabe identificar.

    14 abr 2019
  2. Gloria García casarrubios

    Magnífico programa. No tanto el vergonzoso por repetidisimo programa que ponen entre el telediario y la novela servir y proteger.

    08 abr 2019
  3. Gloria

    Una maravilla de programa. Aprovecho, porque no encuentro otro sitio para dejar mi comentario, para decir a rtve que revise el "tentempié" que nos pone todos los días al final del telediario hasta que llegan las telenovelas. Vergonzoso.... lo repiten y repiten y repiten No hay otra cosa que poner?

    08 abr 2019
  4. Silvia

    Excelente programa. Felicito a Rtve. Lleno de emociones e ilusión, me a gustado de principio a fin. Maravillosa orquesta. Chapó a todos.

    31 mar 2019
  5. Luisa

    Magnífico programa, enhorabuena RTVE. Todos genial, incluido Boris que le pone el contrapunto para que no sea tan académico, ya que a los que no estamos tan habituados nos sirve de puente.Difícil decisión la que tuvo que tomar el maestro de los instrumentistas en el debut.

    25 mar 2019
  6. Lucy

    Belleza de programa. Gracias.

    25 mar 2019
  7. Betty

    Me encanta en programa Pelayo y Jaime muy difícil la desicion los dos con mucho talento felicidades a los dos suerte

    25 mar 2019
  8. Maria Resurreccion Chico Casado

    Gran acierto de rtve con este programa. Me encantó de principio a fín. Jaime me robó el corazón desde el min. 1

    25 mar 2019
  9. Carlos

    Extraordinario, los jurados muy competentes y Boris como siempre poniendo su gracia

    24 mar 2019
  10. Rody

    Mala decisión de Ainhoa en la primera gala.... están buscando prodigios respaldados por la técnica... duende tienen todos... no puedes juzgarlo por lo que pasará en el futuro con su voz.

    24 mar 2019