¿Cómo nos alimentamos? ¿Cuánta comida comemos al día? ¿Comemos solos o en familia? ¿Qué factores condicionan nuestra alimentación? ¿Somos lo que comemos? En 'Planeta Comida' responderemos a todas esas preguntas. Les mostraremos diferentes estilos de vida a través de lo que comemos. Recorreremos el mundo y comprobaremos cómo el clima, la religión, o la historia, han ido conformando las distintas costumbres alimentarias de nuestro planeta.

3228069 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Planeta comida - Programa 4 - ver ahora
Transcripción completa

(NARRADOR) ¿Cómo nos alimentamos? ¿Cuánta comida comemos al día?

¿Comemos solos o en familia?

¿Qué factores condicionan nuestra alimentación?

¿Somos los que comemos? Bienvenidos a "Planeta comida",

un programa donde les mostraremos diferentes estilos de vida

a través de lo que comemos y cómo el clima, la religión

o la historia han ido conformando

las distintas costumbres alimentarias de nuestro planeta.

(Sintonía "Planeta comida")

Desde hace años, han aparecido los productos precocinados,

que facilitan la elaboración de las comidas

y permiten almacenar en casa gran variedad de alimentos

sin ir todos los días a la compra.

Hoy veremos cómo ha influido en los jóvenes

esa nueva ingeniería de la alimentación.

Esta noche recorreremos los canales de Ámsterdam

y comprobaremos que su gastronomía

es una de las más cosmopolita del mundo.

Visitaremos la ultramoderna Tokio,

una ciudad donde los productos occidentales

están ganando terreno a los tradicionales.

En Nueva York conoceremos a Rudy y Lindsey,

dos jóvenes científicos, que lo saben todo

sobre la alimentación de humanos y mosquitos.

Y viajaremos a Asturias, una comunidad donde fabes y sidras,

se resisten a ser conquistadas por pizzas y hamburguesas.

Aquí empieza, "Planeta comida", que aproveche.

Preparen el paladar para esta ciudad multicultural,

explosiva y vanguardista. Bienvenidos a Ámsterdam.

Estamos en Ámsterdam, una ciudad tolerante, abierta,

moderna, multicultural,

vivida y disfrutada, sobre todo, por jóvenes.

La riqueza étnica de la ciudad,

hace que aquí la comida sea del mundo.

(Música)

La mayoría de los jóvenes

y de los no tan jóvenes de Ámsterdam,

se mueven por la ciudad en bici, de hecho, hay más de 600.000.

Así que parte de este reportaje lo vamos a hacer pedaleando.

¡Chicos! Hola, María.

¿Cómo estáis?

Estáis aquí, es que no me voy a bajar.

¿De dónde sois vosotros? Yo, de Holanda.

-Y yo soy de Barcelona, pero mi madre es holandesa,

entonces soy medio, medio.

Y Helena, aquí os movéis en bici.

En Ámsterdam hay más bicis que coches y que personas, casi.

Sí, totalmente cierto.

Dicen que hay dos bicis por habitante, de media,

o sea, que hay gente que hasta tiene tres o cuatro.

Yo me he dado cuenta que aquí,

los holandeses estáis bastante atléticos,

no hay mucho con sobrepeso.

Dicen que los holandeses son muy deportistas.

Oye, chicos, ¿qué mercado es este?

Este es el Dappermarkt. ¡Ajá!

Es quizás, no el más conocido a nivel turístico,

pero es el que nos queda al lado de casa

y luego es el que ha ganado varios premios

como el mercado más simpático de la ciudad.

¿Y los jóvenes holandeses vienen por aquí a menudo?

Sí, nosotros solemos venir el sábado por la mañana

y encuentras jóvenes, por supuesto. A la gente que le gusta comprar

algo de pescado fresco o fruta fresca

en un supermercado normal,

no lo vas a encontrar tan fresco ni de broma, vamos.

¿Os gustan a vosotros los productos biológicos,

esta tendencia a comer sano, a comer bio?

Sí, sí.

-A la larga también lo vamos a notar.

Si comes carnes que no son biológicas,

que han tenido sus antibióticos

y han estado alimentados de forma equívoca,

es lo que te estás comiendo, ¿no?

¿Está volviendo entonces los jóvenes?

¿Estáis preocupados por lo que coméis?

Sí. ¿No coméis congelado?

No, la comida congelada,

nosotros apenas la tocamos o la conocemos.

Muy de vez en cuando compras una pizza congelada,

pero hoy en día, hasta en el supermercado hay pizza fresca.

Yo creo que hay un movimiento muy grande

de volver más a lo bio.

Sí, estamos un poco cansados de tanta modernidad

y queremos volver a las raíces, ¿no?

Yo, si no puedes... -No te preocupes, ¿eh?

¿Ya te lo comes tú por mí? Sí.

-Es así como se tiene que comer. ¿Sí?

Ahora entramos en lo que es un supermercado

muy moderno, de nueva generación

y se basan en el concepto de crear recetas

para cuando no tienes ningún tipo de inspiración.

¿Ves? Aquí, te dice qué ingredientes necesitas

para crear esta receta.

¿Para dos personas? Sí, siempre es para dos personas.

También está marcado el precio por persona.

Quizás es un pelín más caro que un supermercado normal,

pero como al final no acabas tirando comida,

yo encuentro que te sale más a cuenta, ¿no?

¿Y son recetas holandesas o internacionales,

como la cocina de aquí?

Una mezcla, ¿eh? -Sí.

-Es como comemos en Ámsterdam. No hay cocina...

Holandesa. No hay cocina famosa holandesa.

¿Y es que en Ámsterdam no hay mucha familia

o es que las familias no vienen aquí a comprar,

o hay mucha pareja y mucho soltero? Porque esto...

Ámsterdam hay bastante gente joven solo

o parejas como nosotros. Es una ciudad juvenil.

Ya. Sí.

Y por eso, esta tienda funciona.

(Música)

Oye, vaya casa tan bonita. Bienvenidos.

Qué de luz. Esta es una casa de una familia,

vosotros sois jóvenes, ¿cómo pagáis esta casa?

Ya. ¿Son baratos los alquileres?

No, o sea, es todo por conocidos.

Alquilar un piso en Ámsterdam es bastante caro,

más o menos, a partir de los 1.000 euros.

(Música)

(Música)

Pero bueno, Helena. Hola, María.

Cómo estás de guapa, por favor. Muchas gracias.

Yo no sabía que había que venir de etiqueta, ¿eh?

Hoy es una noche muy especial, ¿eh?

Vamos a lanzar el nuevo restaurante del hotel,

nuevo concepto totalmente renovado,

para ello, hay que estar de etiqueta.

De etiqueta.

Estamos en el Conservatorium Hotel, es un cinco estrellas.

A lo que me dedico aquí básicamente es a llenar los restaurantes.

Hago mucho con marketing, con relaciones públicas.

También para mi jefe, que es un chef bastante conocido.

¿Sí?

Al que continuamente piden entrevistas, estas cosas,

entonces yo estoy ahí para manejarlo todo.

Y aquí está el gran chef, Schilo van Coevorden.

"Hello. How are you?" "Fine, okey. Thank you".

¿Qué tipo de comida hace él?

"There is only two foods I adore which are my favourite:

Japanese and Spanish".

Dos comidas que adora. Sí.

Japonesa y española. Sí.

Es un maridaje de los dos países. De los dos países.

¿Qué recuerda de la comida española,

de su etapa viviendo en España? "Salad Russian".

-¿Ensaladilla rusa? -"Salad Russian",

aceite de oliva. Eso es.

Para "mitela", para tomate, para miel.

¿Para "mitela" ha dicho?

Sí, pan con aceite y sal, ¿no? "Pantela".

¿Y Nutella, y chocolate? Eso lo hago yo también.

¡Churros! -¡Churros!

¿Los churros? Churros de Marbella.

Los churros de Marbella, tienen que traerlos aquí.

Sí, para... -Rellenos.

¡Qué buenos! Es goloso Schilo, ¿eh?

Sí, sí, es goloso.

¿Tiene un carácter la comida holandesa?

Poco, poco. Poco, poco.

¿Eso es igual porque es un país lleno de jóvenes

y que comen muy rápido? Sí.

Hola, María. ¿Qué hago con la bici?

Vamos adentro.

¿La metemos en el barco? Sí, sí, sí.

¿Ámsterdam, bici y barco unidos? Sí, sí, sí, en serio.

¿Y esto es típico en Ámsterdam? ¿Los jóvenes os cogéis un barco

y os vais por ahí, por los canales?

Sí, hay mucha gente que tiene un barquito pequeño.

Después del trabajo, vamos a disfrutar con una cervecita

e igual con una barbacoa, que se puede tirar después también.

¿Cómo sois los jóvenes holandeses? ¿Qué carácter tenéis?

En Holanda, la gente

es bastante libre de pensamientos,

muy tolerantes, abiertos igual.

Podemos entrar, ¿no? Podemos entrar.

"Keys, María, nice to meet you." "Hi, Keys."

¿Y aquí? Y entramos por la ventana.

Aventura.

Vaya casa tan bonita que tiene este señor.

Nunca estás encerrada, siempre tienes el agua alrededor.

Alrededor.

Es como si vivieses fuera, ¿no?, pero dentro de la ciudad.

Sí, eso. -"Yeah".

¿Y en invierno cuando hace frío? No.

¿Nunca hace frío aquí? En el invierno casi siempre...

Los inviernos puedes poner ahí los patines de hielo

y te puedes ir.

¿Te sientas por la ventana, te los pones y te vas?

"Yes, yes, I can show you pictures".

Yo quiero vivir en tu casa, ¿eh?

¿Cuánto puede costar una casa de estas aquí?

Creo que 300.000, 400.000. ¿400.000 euros?

Euros.

Lo que más me sorprende de esta casa

y de esta forma de vida, es que en 60 metros cuadrados,

tienen una vivienda perfecta,

muy cómoda y muy confortable, como todo lo holandés,

con unas vistas increíbles en el centro de la ciudad

y con el coche aparcado en la puerta de casa.

(Música)

¿Aquí se come mucho en la calle, chicos?

Bastante.

Mira, un restaurante sale caro.

Aquí no te gastas los 70 euros por comida ni mucho menos, aquí...

¿70 euros por persona en un restaurante?

Sí. Muy caro para jóvenes, ¿no?

(AMBOS) Sí.

Es muy difícil salir a cenar bien y esto es más asequible.

¿Vamos a la comida en el muro?

Sí, el famoso FEBO. Es desde diciembre,

es muy holandés y puedes comer..., hay comida en el muro.

Son como buzones de comida, ¿no? Sí, totalmente.

Es un precio barato, ¿no? Sí, sí, es bastante barato.

El positivo es que no tienes que parar.

¿Y es solo de aquí? ¿Es algo típico de aquí?

-Sí, es que no lo he visto en ningún otro sitio del mundo.

Quizás en Japón, la cultura esta de sacar cositas del muro,

pero creo que se han inspirado en ese concepto.

Y esto más rápido, imposible, ¿no? Esto se coge del buzón y a la boca.

Sí, entonces vas a la siguiente. Quizás te apetece unos noodles,

ya aquí delante, o sino algo de la supercadena de hamburguesas.

Y lo tienes todo concentrado en una calle: las patatas,

FEBO, los noodles.

Al acabar el día con el producto nacional casi,

que es la "ginebra", la ginebra. La ginebra.

-Sí.

-Yo diría que todo lo de antes está volviendo

y un ejemplo de ello es este sitio, Wynandt Fockinck.

La ginebra hay solo seis tipos. Lo demás que vemos aquí expuestos,

son bebidas alcohólicas, con alcohol,

pero más afrutadas o con otros sabores.

No, no, hay que sorber y luego, pues cogerlo.

-"Not all the glass". -No todo el vaso.

¿Vamos? Un poquito.

¡Uy! ¡Ay!

Está rico pero quema, ¿eh? Me acaban de entrar los calores.

Salud, ¿eh? Se puede brindar, ¿no?, con ella.

"It's enabled to say 'proust'".

Proust. Proust.

Proust. Proust.

(Música)

Estamos en el campus

de la Rockefeller University, en Nueva York.

De aquí han salido 25 Premios Nobel y aquí voy a conocer

a mis dos jóvenes neoyorquinos, a Rudy, que es de Bolivia,

pero se crio en Arizona y a su mujer Lindsey.

Ambos son científicos y que además saben muchas cosas

relacionadas con la alimentación.

Me han recomendado que suba por las escaleras,

porque aquí son muy saludables. Cuatro pisos, pero bueno...

Y voy a la cocina, donde me han dicho

que estarían a esta hora Rudy y Lindsey,

preparando el "lunch", la comida que se traen de casa.

Hola, ¿se puede? Hola, sí.

¿Qué tal? ¿Eh?

¿Cómo estás, Rudy? Hola, Linsey. "Hi, good to see you".

Os pillo ahora justo a la hora del "lunch".

Hora del "lunch". Tenemos la sopa

que he preparado este fin de semana.

¡Ajá! Y le he "ponido" helado.

Sí, en el frigorífico, en la nevera.

Sí, sí, sí.

Esto es sopa de "lentaje". Lentejas.

De lentejas, sí y tiene un montón de vegetales.

"Father, thank you for the food before us

may we used it to our bodies. Something we pray".

¿Siempre rezáis antes de comer? Sí.

¡Ajá! Entonces, ¿qué lleva la sopa? Tiene...

Lentejas y verduras. Puedes ver,

tenemos un montón de lentejas,

también frijoles diferentes. Judías, sí.

Y también un montón de vegetales.

Ella trabaja ahí, en ese cuarto. ¡Ajá!

Y yo trabajo en ese cuarto.

¿Este es el laboratorio de tu mujer?

Este es el cuarto trópico, tiene calor como los trópicos,

para que los mosquitos se sienten como están...

Felices. Felices, natural para ellos.

Las mosquitas, sí son las que pican

y ellas necesitan sangre para poder hacer huevos.

¡Ajá! ¿Y de dónde sacan esa sangre?

Yo no puedo meter el brazo porque no saben si soy alérgico

y les puedo estropear el experimento.

De la que me he librado, así que, Lindsey...

"Okey. Every ready?" "Yes".

Uno, dos, tres, cuatro... "There are baiting you now?"

"Yeah." "And you filled?"

"A tickles." "Tickles."

"Heat".

¿Cuánta sangre necesitan?

"And they usually take about three o four microliters".

Tres o cuatro microlitros, vaya.

(Música)

Hemos venido a conocer uno de los sitios favoritos

por los jóvenes en Nueva York. Esto es el East Village,

muy cerca está la Universidad de Nueva York

y en esta ciudad hay tendencia a que haya

establecimientos especializados en un único producto

y venimos a visitar este, que solamente vende patatas fritas

con casi 30 tipos de salsas, como, por ejemplo,

la de vino de Burdeos con higos y mayonesa,

que es la que me voy a pedir.

"So, four fifty. Okey, five".

Muy bueno, ¿no?

Sabe realmente a vino, ¿eh? "Yeah, yeah..."

Gracias. "Thank you". Gracias.

(Música)

Esta es una compañía de brókers. Hemos venido a la hora del "lunch".

Todos ellos están ahora mismo haciendo

operaciones millonarias seguramente

y como no tienen tiempo para parar y comer tranquilamente,

se tienen que traer la comida, al lado del puesto de trabajo.

Y estoy buscando por aquí a algún bróker que hable español.

Me han dicho que estaban por aquí. Buenas.

¿Cómo estás, Marcos? Muy bien.

Un placer, encantado. ¿Estabas ya comiendo o...?

A punto de...

Porque se supone que sois gente muy estresada

y que os alimentáis muy mal. Obviamente depende del día,

pero vamos, en general, yo creo que la gente trata de comer

comida saludable, ¿no?

Esto tiene un poquito de pasta de garbanzo, pollo,

queso y ensalada.

¡Ajá! ¿A qué hora coméis aquí? ¿A qué hora es el "lunch"?

Depende, de 11:30 a 13:00, depende del día.

De 11:30 a 13:00.

¿Por qué? Porque empezamos muy temprano,

o sea, depende del marcador, 6, 7, 8 de la mañana.

¿Esa comida te la has preparado tú en casa?

No, pedimos a domicilio todos los de la mesa.

¿Ah, sí? ¿Cada día pedís a un sitio?

Sí, el almuerzo siempre pedimos, porque no alcanzo a cocinarlo.

¡Anda! Y esta es la nevera donde... Correcto.

¡Qué curioso! ¡Vaya lío! Esta es la nevera.

¿Cómo se sabe de quién es cada comida?

Pues básicamente en función del tipo de bolsa que tengas

o la ubicación,

o bien, hay gente que incluso le pone el nombre, ¿no?

Hay también una norma de nada de calentar pescado

para que no huela mal al resto de la ...

(RÍE)

¿Cuántos litros te bebes de agua ahí trabajando?

Hombre, yo creo que fácil, tres litros diarios, así que...

Pues te dejo que trabajes, ¿eh?

Vale. Un placer. Gracias.

Venga, suerte.

Que ganéis mucho dinero hoy. Vale, eso esperamos. Hasta luego.

(Música)

Rudy. Sí.

¿Qué parte del cerebro determina que tengamos que alimentarnos?

"Yeah", es complicado, pero hay dos, que sabemos.

Son el "thalamus". El tálamo.

El tálamo, sí. Es muy importante y también sabemos

que el "prefrontal cortex". La corteza prefrontal.

Prefrontal, que está más adelante. Sí.

Es como regula... Regula.

Regula esa parte.

¿Y Rudy hay algo de genética en que unos comamos más que otros?

En los años 50,

habían encontrado un ratón que era muy gordo,

aquí, en la Universidad de Rockefeller.

¿Aquí mismo? Sí, la han encontrado.

La "gene". El gen.

El gen, que se dice "zoom"...

O sea, que han encontrado el gen de la obesidad.

Sí.

O sea, ¿tú crees que en el futuro no habrá gente gorda?

Creo que en el futuro vamos a poder preferir

cuánto peso queremos. ¡Guau! Eso es una gran noticia.

(Música)

Un invento genuinamente neoyorquino es el hot dog, el perrito caliente.

Eso lo toman los jóvenes y los viejos.

Se inventó aquí, en esta ciudad

y fue un inmigrante alemán en el siglo XIX,

que se le ocurrió la sencilla idea de coger una salchicha

y colocarla entre pan y pan. Con un carrito empezó su fortuna.

Esto ha cambiado mucho desde entonces hasta ahora

y os lo voy a enseñar.

Este es uno de los sitios más especiales en Nueva York

para tomar un perrito caliente,

porque ya no se parecen en nada a los clásicos

que se hacían en el siglo XVIII,

ahora hay perritos calientes de fusión.

Este sitio está abierto desde el 2001 y he quedado

con uno de los cocineros que habla español,

que se llama José. José, ¿cómo estás?

¿Cómo estás?

¿Cómo se llama este local? Crif Dogs.

Tsunami es un perrito caliente que lleva bacón, ¿no?,

salsa teriyaki, piña... Piña y cebolla.

¿Cuál es el que más pide la gente? "Spicy red neck" y el chihuahua.

Vale, o sea, que aquí una salchicha con ketchup

solamente, no se vende, ¿no? Todo tiene algo de especial.

No, no.

Aquí está mi perrito caliente, ¿no?

Sí. ¿Este es el...?

Tsunami. Tsunami.

¿Y esto cuánto cuesta?

Eso cuesta 4,95. 4,95. Voy a probarlo, ¿eh?

¡Mm!

¿Está bueno?

No parece un perrito normal, ¿eh? No, no.

Me lo voy a comer entero, ¿eh?

(Música)

Te estaba esperando ya

para hacer la compra en vuestro súper, ¿eh?

Gracias, gracias.

Habéis llegado un poco tarde. No, es broma.

¿Cómo estáis? Ha venido el pequeño.

El pequeño está con nosotros hoy día.

Nos encanta el pescado y es bastante caro.

Solo lo compramos una vez al mes. Pero ¿la gente en Nueva York

en general come menos pescado que carne?

Aquí, vaca y pollo, los dos. Vaca y pollo, sobre todo.

Pescado poco.

Un filete es como 15 dólares.

Un simple filete, muy caro. Muy caro.

Y si no está anunciado como que la vaca no ha sufrido,

¿es mucho más barato o qué? ¿La mitad?

Es como 4 dólares.

¿Ah, sí? Sí.

¿La diferencia? Es "gigantosa".

(Música)

Yo sé que estoy gordo,

yo sé que tengo que comer más saludado.

¿Y por qué has engordado?

¡Ah! Porque trabajo un montón, creo y también...

Pero si trabajas, gastas calorías.

"Yeah", pero yo trabajo así todo el día.

¿Y comiendo? Comiendo, pero no muevo.

(Música)

A la hora de comer, en Nueva York y otras ciudades de Norteamérica

es muy habitual encontrarse estos carritos de comidas,

estos "food trucks", que ofrecen absolutamente de todo.

Esto no es lo novedoso, pero ahora, incluso,

a través de una aplicación en el móvil,

sencillamente puedes teclear

y te dice cuáles son los carritos de comida que tienes más cercanos

y qué tipo de especialidad de comida ofrecen.

Este que tengo aquí detrás, se ha convertido en tres años

en un auténtico fenómeno,

porque ahora lo que se lleva es la fusión,

pero no solo en un restaurante,

también en este tipo de establecimientos.

Este se llama Kimchi Taco Truck y lo que hace es fusionar

la comida coreana, el kimchi, que suele ser la col

y la coliflor fermentada

con los tacos, con la comida mejicana.

Tiene mucho éxito,

tanto que ya tienen incluso hasta restaurantes.

Voy a acercarme, voy a pedir lo más popular y lo vemos.

"Here we are the tacos".

¿Todo esto lo he pedido yo? "Yeah".

¿Esto qué lleva?

"So, we have different tacos, this is the pork".

Cerdo. "Spices and pork".

¿Picantes, "spices"? "Spice, yeah".

Sabe como un mejicano,

que hubiera pasado mucho tiempo estudiando en Corea.

(Música)

Esto es un mercado ecológico.

Se llevan mucho ahora en Nueva York.

Esta sandía, por ejemplo, que está exquisita,

buenísima, viene como de una hora de la ciudad de Nueva York.

Y este es un mercado donde Rudy y Lindsey y su niño

compran habitualmente una vez a la semana.

Esta sandía la ha cultivado este señor

con el que están hablando ahora mismo.

Me estaba diciendo, que esta de aquí no tiene, ¿las papas?

Pepitas. Pepitas y esta tiene

y me estaba diciendo que... ¿Y por qué?

Es genético. ¡Ah!

Pero los mejores son los que tienen pepitas.

¿Cuánto cuesta la sandía?

"How much is the whole cost?" -"Ten".

-10 dólares. 10 dólares.

-Sí. 8 euros la sandía.

Compramos "organics", más importante el sabor.

¿Siempre lo mejor para el niño? Sí.

¿Aquí qué compráis?

Compramos todas nuestras verduras, las frutas también.

¿Todo lo fresco? Todo lo fresco, sí.

¿Lo orgánico? Orgánico también, "yeah".

¿Está muy de moda esa palabra en Nueva York o no?

"Yeah", un montón.

Todo tiene que ser orgánico, también loco.

Local. Local.

Está claro que todo este tipo de productos orgánicos

también entran por la vista.

No basta con que sea orgánico, también tiene que ser bonito.

¡Hala! Siempre está repleta.

¿Qué es más importante para vosotros:

el televisor o el frigorífico?

No tenemos un televisión que funciona. (RÍE)

Así que, que está claro qué es lo más importante de la casa, ¿no?

Los tres nunca hemos probado.

"Very good, I like it".

Deliciosa.

(Música)

En el ultramoderno Tokio cada vez es más difícil comer

según el estilo tradicional "washoku".

Las jornadas de trabajo son muy largas,

mucha gente vive sola y comer fuera y los productos precocinados son

el día al día de miles de japoneses.

Los índices de obesidad están subiendo

y productos occidentales como el café, el pan o la carne,

están superando en consumo al té, al arroz y al pescado.

Pero eso no quiere decir en absoluto,

que los japoneses dejen de preocuparse por la comida.

(Música)

Vamos a hacer una pequeña ruta gastronómica

por el subsuelo de Tokio.

Primero nos cogemos un tique en esta máquina.

Y con esto, vamos a conocer a Jorge.

(RÍE) Hola.

¿Cómo estás?

Me pilláis aquí comiendo un poco a la carrera, disculpa.

Ya te veo, ¿qué comes? Esto se llama "ramen".

Entonces, ¿ves? Te ponen un poquito los tallarines con carne,

con un poquito de huevo, los vas mojando en la sopita

y te los meriendas.

Yo ya me he sacado el tique.

Ah, pues espérate que te lo pedimos ahora mismo.

Venga. Un momentín.

(HABLAN EN JAPONÉS)

Entonces esto es como comida rápida, ¿no?

Esto es una especie de comida rápida, sí, en Japón.

(HABLAN EN JAPONÉS)

Bueno, y tanto es comida rápida. ¿Cuánto han tardado?

¿Diez segundos?

Haces esto en España ¿y qué te dicen?

(RÍE) Imposible.

En realidad, casi todos los trabajadores aquí en Tokio

no comen en casa, ¿no?, a la hora del mediodía.

Lo de comer en casa es un lujo, no, no, no, es muy complicado.

Viviendo a media hora o una hora del trabajo, olvídate.

Y es muy barato además, porque el tique...

Un platito de estos combinados son unos tres, cuatro euros.

Desgraciadamente te sale más caro cocinar en casa

que irte a un restaurante de este tipo.

Te comes un platito rápidamente, un día que tienes mucho lío

y te vas a la oficina rápidamente de vuelta.

¿A qué te dedicas aquí?

Yo soy ingeniero. ¿Dime si sorbo bien o no?

Despacito. El truco también está en..., yo se lo pillé a ellos,

en sorber muy cerca del plato porque si no,

como tiene mucha sopa, lo pones todo perdido,

y si vas de traje, además o algo, te vas a manchar.

Uy, a ver, a ver, a ver.

(Música muy movida)

Directamente, sin salir del metro, Sí.

llegamos al sótano bajo,

lo que se llama aquí el "depachika",

una selección de lo más granado, de lo más delicatessen

de los distintos grupos de la gastronomía japonesa.

Casi 50% es presentación... Sí.

...y 50% por supuesto, es calidad del producto,

pero siempre tiene que estar todo perfectamente envasado,

perfectamente colocado.

Son muy exigentes, aceptan la parte de:

"Tengo que pagar por ello porque estoy pagando calidad",

pero no les importa. El pescado cuando lo venden,

también normalmente en la mayoría de los sitios,

viene cortado especialmente y preparado ya

para que no tengas que pensar mucho.

"¿Qué lo va a hacer en sashimi?" Cortado para sashimi.

"¿Qué lo va a hacer a la plancha?" Preparado para la plancha.

Tienes cajitas de "bento", que antes de irte al metro

que está aquí al lado, te puedes pasar por aquí,

te lo llevas a la oficina

y ya tienes tu comidita recién cocinada hoy.

"Bento" significa literalmente:

caja con comida para llevar de aquí para allá.

Esta pera japonesa ¿cuánto cuesta? A ver.

Un euro y medio a lo mejor.

La fruta aquí es bastante más cara que en España,

entonces es muy típico cuando vas a visitar a algún familiar

o a algún conocido, llevarle un poco de fruta de regalo.

Estamos hablando de 20 euros... Cerca de 20 euros por melón.

Cerca de 20 euros por melón, claro, claro.

No me extraña que se lleve como un regalo.

Japón es una isla, no hay que olvidarse de eso, ¿no?

Sí, y hay cultivo propio y hay agricultura aquí,

pero para los 130 millones de personas,

pues, hombre, andas un poquito justito.

Lo que antes era muy "fashion" ponerle a una tienda

un nombre americano o un nombre inglés,

ahora es mucho más chulo, mucho más "cool",

llamarle a una tienda "boulangerie".

Sí que se nota un cambio de tendencia un poco en el consumo,

además, poco a poco, fíjate, el pan está cogiendo al arroz,

la carne está cogiendo en nivel de consumo al pescado...

El café también, ¿no? El café está alcanzando al té.

Pero ojo con el tema de la obesidad, también,

que también está subiendo a su vez índices de obesidad.

Al entrar una comida que no estaba en su dieta,

que es un poquito más grasa, que puede ser el pan,

puede ser una hamburguesa,

sí que están un poco más preocupaditos.

Esto se llaman, literalmente significan "las uvas del mar".

Esto es un alga. Es un tipo de alga.

Sabe mucho a vinagre. Estas son en vinagre de arroz.

Y las algas para los japoneses son esenciales, ¿no?

Es gente que se preocupa bastante por lo que come,

qué aporte nutricional, vitaminas, minerales, etc., etc.

Todo este tema de algas..., están de muerte.

Están ricas, sí.

Para que veáis el nivel de este tipo de sitios,

este sitio, por ejemplo, es una especie de sucursal

de un restaurante con Estrella Michelin.

Y es que no hay que olvidarse que Tokio es la ciudad

con más número de restaurantes

con tres Estrellas Michelin del mundo.

Esto es un mercado de granjeros. Lleva ya tiempo, un poco de moda

tanto en Europa como en Estados Unidos.

Aquí los agricultores tienen una posición bien colocadita,

tanto buen reconocimiento social como bueno...

El producto local siempre se asume de muy buena calidad.

¿Notas algún cambio después de Fukushima?

Los controles aquí sanitarios a nivel de alimentación

y productos son muy, muy fuertes,

y por lo que me han comentado, a raíz de Fukushima,

mucho más estrictos,

sobre todo en tema de consumo marino.

No sé si para bien o para mal aquí la gente se cree mucho

lo que le cuentan en los medios, el Gobierno.

Y tienes que creerte un poco lo que te cuentan,

estás atado de pies y manos. Claro.

No lo sé, te lo diré dentro de unos años

si tengo alguna enfermedad grave.

(RÍE) Si te salen dos cabezas... Sí.

Experto en cocina marítima...

La población de Japón está envejecida, también.

Están incentivando mucho el tema de la natalidad.

¿También están invirtiendo bastante

en los llamados alimentos funcionales?

Sí, un poco el tema del alimento normal enriquecido.

Una leche enriquecida con un calcio o con vitaminas,

o con minerales, etc.,

para ayudar un poco a dietas descompensadas,

habida cuenta también de la vida moderna que llevamos,

vivimos más rápido, comemos peor...

Tiene su público y tiene su mercado y aquí en Japón...

¿Nos llevas? Sí, nos vamos a verlo,

vamos para allá.

(Música)

Aquí, por ejemplo, tienes bebidas, todo esto son bebidas con colágeno,

que eso está muy de moda ahora con las chicas.

"Beauty fighter". "Beauty..." (RÍE)

¿El luchador de la belleza? Algo así.

Vitamina D, Vitamina C, complejos vitamínicos,

con ajo, aquí hay muchas bebidas también

para espabilarte un poco el cuerpo,

aquí el consumo de alcohol vamos a dejarlo en bastante elevado

y entonces para después de la resaca

y espabilarte un poquito, si tienes que ir al trabajo,

tienes bebidas con jengibre, para el hígado...

¿Tú cómo ves todo esto?

Yo es que no soy muy consumidor de este tipo de...,

yo tengo una dieta bastante agradecida

y como bastante bien, entonces no me gusta practicar

el momentito vitamina, pero bueno, oye,

cada uno come como más o menos puede.

Esto está muy de moda en Japón, tomarse estas botellitas...

Sí, llevan tiempo con lo de las vitaminas,

lo del colágeno ya te digo que es más reciente.

Esto es la botellita de colágeno que está tan de moda ahora beber

y a ver a qué sabe.

(Música muy movida)

Sabe bien.

Hola, Yuca, buenos días. Hola.

Yuca es mi mujer. Encantada.

Normalmente entre semana cocina Yuca.

¿Te gusta mucho cocinar, Yuca? Sí.

Utilizo muchos trucos de alimentaciones.

¿Vamos preparando el arroz? Venga.

Yuca, ¿cuánto puede costar ese saco de arroz?

10 kilos cuesta 38 euros más o menos.

(JORGE) Normalmente los pedimos de servicio a domicilio.

Suelen ser sacos de cinco o diez kilos,

entonces irlos a comprar toda las semanas...

¿Los pides por Internet o qué? Sí.

Entonces, el arroz, fundamental aquí en Japón,

hay que lavarlo un par de veces antes de prepararlo.

Aquí lo interesante es que quede el arroz pegajosito.

¿Coméis también muy poquito, ¿verdad?

Comparando las raciones que nos comemos en España

con las raciones que hay aquí,

yo creo que aquí son más pequeñitas, las raciones.

(YUCA) Menos sal. Menos sal.

¿Qué otras cosas hacemos en España muy diferentes

a como cocináis aquí?

Yo no sé por qué, cuando comemos fuera de casa

siempre tendemos a carne, carne. Ya, ya.

O es la sensación.

(YUCA) Hay muchos fritos, las croquetas son buenísimas,

pero al final siempre tenía problema de... digestión.

Los japoneses también están comiendo

muchísimo plato precocinado. (JORGE) Ten en cuenta

que las horas que le echan al trabajo son bastante largas,

entonces tienen muy poco tiempo también

para preparar todos los días una dieta equilibrada.

¿Vosotros le dais a la comida preparada?

De vez en cuando sí,

si llevas una dieta equilibrada y comes bien,

porque de vez en cuando te des un capricho y te comas una pizza

o un cerdo empanado o unos tallarines instantáneos...

(YUCA) El arroz está hecho ya. -El arroz está listo.

Qué bien, qué rápido.

Esto es una cosa muy popular en Japón que son las máquinas.

Como se consume mucho arroz, con estas maquinitas básicamente

te quitas el problema de andar cocinando con ollas

y tiempo y midiendo y tal.

(YUCA) Vamos a hacer la sopa... Ajá.

...de miso. Vale, la famosa sopa de miso.

Sí.

Esto es la pasta de soja, esto es el miso.

Este es el producto de soja, "natto", que es soja fermentada.

Se hace como una pasta, ¿no? Sí.

¿Y esto por qué es bueno?

Yo como todos los días para desayuno.

Siempre tengo problema con el estómago

y esto ayuda mucho. Huele un poco regular, ¿no?

Esto no huele mucho. ¿No?

Bueno, bueno... Como el queso.

Entonces, metemos esto y echamos un poco de sake

para tener un poco de sabor más.

(Música)

(TODOS) "Itadakimasu".

Que significa... Gracias por la comida.

¿Qué estás haciendo? Estoy metiendo los restos

en la tartera, para hacer "bento" para Jorge.

Esto sí que es un "tupper", no los que hacemos nosotros,

y veo además que está todo supercolocadito, ¿no?

Buscas que haya una armonía de colores

y de tipo de cocción, en el táper.

¿Qué te parece? (JORGE) La envidia de la oficina.

Esto parece comida gourmet, directamente. (RíEN)

(Música)

Estamos en una de las zonas por donde salen los jóvenes

aquí en Tokio, y vamos a conocer a Massa

que nos está esperando en una "izakaya".

(Música muy movida)

Hola, Massa. Hola, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Estamos en una "izakaya"

que es una típica taberna japonesa.

¿Cuánto cuesta cada pinchito de estos?

Cuesta 220 yenes, que es 1,80 euros aproximadamente.

Uno de ellos es el "yakitori" que es pollo a la brasa,

y este es "yakiton", que es cerdo a la brasa.

La comida en realidad es muy asequible, ¿verdad?

Sí, si no eliges mucho siempre tienes dónde comer.

(Tren)

Uh, qué ruido. Sí,

pero es parte del ambiente. Claro.

La gente utiliza mucho los trenes. Claro.

Sobre todo los jóvenes, los oficinistas,

que vienen del trabajo.

Cerca de las estaciones es donde hay más "izakayas",

que son las tabernas típicas de Japón.

Y veo que bebes cerveza también. Sí, por supuesto.

Los jóvenes suelen beber más cerveza hoy en día, sí.

El sake en realidad es para los mayores.

El sake es más para mayores, sí.

Trabajo en una empresa importadora

de productos de alimentos de España.

Como veis, siempre comer en la calle es más barato,

y ahora en Japón, además de la típica comida japonesa

siempre se pueden encontrar comidas extranjeras:

hay comida china, hay también comida coreana,

hay comida mexicana, incluso el famoso kebab turco

Sí, ya lo veo, ahí está. que está en todas partes.

Aquí están algunas hamburguesas adaptadas al gusto japonés.

Por ejemplo aquí vemos hamburguesas de salteados...

De setas. De salteado de setas,

de raíces al gusto japonés, hay un alga.

Un alga, claro.

Y esta de aquí es de salmón.

Son 320 yenes que son aproximadamente 2 euros

y 20 céntimos, 30 céntimos.

Muy baratita. Muy barato.

Y bueno, es alucinante porque el pan es arroz prensado.

(Música)

Y ahora os traigo finalmente a un sitio muy especial

que yo voy con mis amigos.

Creo que viendo la escena yo creo que os sonará un montón.

Sí.

Es el restaurante en el que se inspiró Tarantino

para rodar la película de Kill Bill.

Es superbonito y es que estás viendo la película, ¿eh?

Sí, sí.

(Música)

(TODOS) "Kampai".

(Música suave)

La alimentación de los jóvenes españoles está cambiando

y cada vez son más europeos, pero hemos viajado hasta Asturias

porque aquí curiosamente se mantienen las tradiciones

y los jóvenes no cambian la hamburguesa o la pizza

por productos tan típicos

como la sidra, el queso o las fabes.

(Música suave)

Hemos venido a conocer a Nacho Manzano,

un cocinero dos Estrellas Michelin que aúna por un lado

la tradición en una taberna que tiene en Oviedo

con esa vanguardia

que hace en este restaurante suyo Casa Marcial.

Además vamos a conocer a su madre que nos han dicho

que hace las mejores fabes de todo Asturias.

(Música suave)

Hola, ¿qué tal?

Alberto, venga, aquí os espero.

¿Qué tal, Nacho? Fenomenal.

Bueno, qué ganas ya de venir aquí a tu casa.

Bueno, por fin. ¿Cómo estás?

Muy bien. Qué alegría.

¿Alguna vez pensaste que esto iba a ser un restaurante

con dos Estrellas Michelin?

Bueno, yo lo del restaurante sí lo tenía claro aquí en mi casa,

lo de las Estrellas bueno, es una cosa que cuando comencé

no sabía ni lo que era.

Aquí vivían tus padres, esto era una tienda

en la que se vendía cosas de labranza, ropa.

Sí. Y también se daba de comer, ¿no?

Era un sitio muy peculiar, ¿no?

Había muchos por las zonas rurales y digamos que cubría un poco

las necesidades de las aldeas.

Era como el punto de encuentro de todos estos pequeños caseríos

que hay en toda la tierra asturiana.

Nosotros hemos venido hasta aquí porque vamos a hablar

de la nueva alimentación, pero me han dicho

que Asturias va por su cuenta.

Aquí todavía se sigue manteniendo lo de la sidra, lo de las fabes...

Aparte hay como un cierto...,

una vuelta otra vez hacia lo rural, lo cual...

Yo quiero probar tu comida, está claro,

pero quiero conocer y quiero probar las fabes de tu madre.

Pues es un placer para mí.

Algún secreto tendrá, ¿no o qué?

Les voy a decir, las fabes pues no tienes más

que echarlas a remojo por la noche, en agua fría.

Luego por la mañana madrugar, a las 8:00,

o sea, que no es que dé mucho la lata, pero muy en tiempo, ¿eh?

A las 8:00 y luego nada, echas lo que llevan de chorizo,

morcilla y lacón, algo de tocino, que sea de buen producto,

y claro, las fabes también tienen que ser muy buenas.

¿Y le gustaban a Nacho cuando era pequeño o no?

Hombre, mucho, las fabes sí, sí. (RÍEN)

Oye, y hasta este plato ¿se puede revolucionar también?

¿Se puede hacer algo diferente con él?

Sí, totalmente, nosotros hicimos platos.

En todo este tiempo llevo ofreciendo platos

a través de la fabada.

Vamos a hacer esa fabada reconstruida por Nacho Manzano,

a ver qué sale.

Ahora están tibias, están en un momento

que a mí me gustan mucho también, que resultan calientes.

Aquí en casa siempre se tomaban con ensalada de lechuga,

tomate y cebolla y es una guarnición perfecta,

porque te va desgrasando la fabada.

Vamos a poner como así, ¿no?

Vamos a poner en este caso un poco de lengua de ternera

que hemos cocido durante la noche con hierbas,

muy despacio, confitada en aceite.

Luego tenemos otra cosa grasa, que en este caso es un aguacate

que hemos envuelto en un polvo de chorizo.

El plato me pide poner algo vegetal y en este caso es una endivia,

que hemos partido en juliana,

y voy a poner también como dos o tres trocitos de espárragos

que he acompañado con un poquito de vinagre de sidra.

(ASIENTE)

Entonces digamos como un ligero escabeche.

Maravilloso.

(Música suave)

La pizza, la lasaña y la fabada

son los platos precocinados que más se venden en España,

pero me imagino que no todos son como estos, Marcos Morán,

¿qué tal, cómo estás? Ojalá.

Oye, porque el secreto de unas buenas fabes, ¿cuál es?

Así en "petit comité", que no nos escucha nadie.

Podríamos decir todo el cariño y todo el rollo,

que es una mentirijilla que siempre contamos todos,

pero el cariño lo tenemos todos por otras cosas

que nos van igual de bien, eh... producto,

tener una legumbre buena, tener un embutido bueno,

ser muy fiel a la receta,

el rigor y el producto yo creo que es lo más importante.

Aquí también encontramos la tradición

metida un poco en la vanguardia de un plato que obviamente

consumen muchos jóvenes asturianos y españoles,

pero que ya obviamente viene enlatado

nada más que para cocinar, para poner al fuego,

Listo para comer. y listo para comer, efectivamente.

Gracias, Marcos. De nada, a vosotros.

(Música movida)

(Risas)

Nacho, ya estamos en tus dominios.

Aquí una vez al mes venís. Sí, aquí una vez al mes

con toda esta tropa, amigos.

De los seis grupos que somos, en cada grupo por lo menos hay

una o dos personas que cocinan muy bien.

Luego hay otros dos que ponen la mesa muy bien. (RÍEN)

Sardinas, que yo pensaba, fíjate, lo asociaba con Málaga

o con el País Vasco, pero también aquí, ¿no?,

¿o esto es un poquito diferente?

Aquí hay mucha tradición en Asturias,

y de hecho hay festivales en Candás,

un pueblo que está al lado de Gijón y Avilés.

de la sardina.

Tal cual salen del mar, a la brasa. (ASIENTE)

Ya te digo, un sabor increíblemente delicado, ¿eh?

Lo esencial de esto es que rompa la sidra.

Entonces, si ponemos el vaso así, ahí no va a romper nunca,

el vaso hay que ponerlo prácticamente paralelo al suelo.

Y el chorrín que caiga más o menos homogéneo.

Y ahí, que rompa ahí para que cree espuma.

-Abajo, que la sidra cae para abajo, ahí, ahí, ahí.

Ahí, ahí, ahí.

Corta arriba, ahí, corta arriba lo que puedas.

(Aclamaciones)

Nacho, comienza el rock and roll, ¿eh?

A partir de ahora, ya curro, curro y curro, ¿no?

Oye, he visto que estaba también por ahí Clara, mírala.

Clara Villalón, ¿cómo estás? Sí, aquí tenemos a Clara.

¿Qué tal? Uno de los rostros conocidos

de "MasterChef". ¿Estás trabajando con Nacho o qué?

Sí, estoy aquí, estoy una temporada,

currando un poco, aprendiendo mucho.

Oye, ¿nos vas a dejar secuestrarla un día y que se venga con nosotros,

nos vamos un día a tomar una sidra o algo?

La dejaremos porque es muy buena. Ah, vale.

Y muy curranta. Vale, vale.

Si no ahí, privilegios nada, pero en este caso sí.

(Música)

Hemos llegado hasta las entrañas de la Tierra prácticamente.

Estamos en las montañas de Covadonga.

Hemos venido para ver ese último proceso

de maduración del queso Gamoneo con Juan, con Nacho Manzano,

hasta las entrañas de la Tierra prácticamente,

a ver cómo va adquiriendo este color con el paso de los meses.

Ya, ya, es la pura naturaleza lo que lo hace.

Yo hice muy poco, hice el queso que vosotros visteis,

y lo que encontré fue esta cueva, que es fabulosa,

un poco trabajosa meter el queso,

pero como os comentaba antes un poco también disuasoria

para el amigo de lo ajeno, ¿eh?

Hay que bajar el queso en mochila...

Aquí robar un queso no interesa. (RÍE)

Yo sí que creo que aquí está la tradición, el producto.

Lo suyo es coger luego un trocito y nos tomamos una sidrina

y tomamos un poco de queso, ¿no?, para probarlo.

Hombre, yo creo que... Es lo suyo, ¿no?

Yo creo que hoy estoy ya soñando.

Después de la excursión que nos hemos hecho,

yo creo que es lo mejor, ¿no? Sí.

Estoy soñando con ese momento.

(Música suave)

Ya tenemos aquí el queso, lo que nos ha costado, ¿eh?

Seguro que va a estar bien, pero bueno.

Si sale sensacional es una cosa para llorar, ¿no?

Qué maravilla.

Bueno, el aspecto es... Se ve un poco

la evolución de la cueva, Impresionante.

como se va infiltrando,

el perímetro exterior le da el sabor más intenso,

(ASIENTE) como es lógico.

Y...

Y huele de maravilla, ¿no? El olor es ya

al humo de la cueva. Es cueva total, ¿eh?

Sí, sí. ¿Qué nos pegaría con este queso?

¿Cuál de las tres? Creo que deberíamos de tomar,

no sé, la sidra con segunda fermentación en botella,

es el método "champenoise". Tiene un poco gaseosa.

Sí, tiene esa levadura que vamos a notar sobre todo en nariz

y en boca, esa untuosidad que nos va un poco

a acompañar con el queso,

y luego la manzana, esa acidez vertical que tiene

nos va a limpiar el queso.

Venga, vamos a ir con ella.

Qué maravilla. Hay que decir que este es uno de los quesos

más caros que tenéis en Asturias, ¿no?

Es el más caro.

Riquísimo, pues a ver, si aciertas con la sidra...

Un poquito de sidra.

Que aproveche. Salud.Salud.

Mira, Alberto, te quise traer aquí a este mercado de Cangas,

que es un mercado muy típico,

que aquí en la zona tiene mucho prestigio,

y al final son pequeños productores que a mí me sirven mucho,

porque siempre ves cositas nuevas,

verduras que están saliendo y que se te pasa la estación,

y me sirve también de eso, de inspirarme

y siempre llevo cosas para casa para hacer pruebas, ¿no?

Esto viene bien para palpar el producto,

para tenerlo, para tocarlo, para conocerlo, para...

Aquí tenemos todo tipo de panes, pero hay una cosa

que creo que es típico también de aquí,

que son estos hornazos rellenos de...

(AMBOS) De chorizo. -Sí, es muy típico de Asturias.

Los bollos preñados, que no dejan de ser un buen pan

con el chorizo, ¿no?

(Música movida)

Vosotros tenéis escanciadores, ¿no?, jóvenes.

¿Se está perdiendo la tradición o no?

Cada vez hay más gente que... Vamos luchando ahí

para que no se pierda.

Yo creo que levantan, y no solo en Asturias,

sino en otras partes de España.

¿No se cambia la hamburguesa ni la pizza por...?

Se puede mezclar la hamburguesa con la sidra perfectamente.

Bueno, fenómeno.

Además, ahora tú participas. Sí.

Pues nada, suerte. Gracias.

(Música de gaitas)

Nacho, Clara, vamos a ir finalizando ya nuestro trayecto.

Han sido unos días intensos, ¿eh?, conociendo el producto.

Te hemos visto trabajar la vanguardia,

pero también aquí veo que trabajas también lo tradicional.

Sí, bueno, yo soy un apasionado de la comida tradicional

cuando es buena,

y con productos de primera calidad me encanta.

Oye, eso de lo de siempre en una taberna en Asturias,

¿qué sería? La tortilla, la ensaladilla rusa...

Pues eso, un buen pollo, también como arriba,

pero con un toque más rústico,

un puré de patatas con croquetas de guarnición.

Clara, aunque dicen que los jóvenes no comen nada más

que otro tipo de comida como más europea,

creo que no están en lo cierto, aquí por lo menos en Asturias

tú has podido comprobar que la gente sigue tomando fabes,

sigue tomando sidra, sigue tomando queso...

Claro que sí, al final lo importante está aquí,

si no sabes esto, el resto no lo puedes valorar igual

y para eso Nacho es un genio.

¿Con qué te quedas: cocina tradicional, de vanguardia?

Yo creo que en el equilibrio está siempre el éxito, ¿no?

Pues nada, vamos a adoptar nuestros vasos de sidra.

Luego siempre me dicen que pasamos el programa

comiendo y bebiendo, pero la ocasión lo merece.

Gracias. Venga, salud.

Salud.

(Música movida)

(Música)

Planeta Comida - Programa 4

52:23 25 jul 2015

Desde hace unos años, la evolución en el ámbito de la alimentación ha permitido que existan nuevas alternativas a la comida tradicional. Han aparecido, por ejemplo, los productos precocinados que facilitan la elaboración de las comidas, y que permiten almacenar en casa gran variedad de alimentos sin ir todos los días a la compra. Planeta Comida analiza cómo ha influido esa nueva ingeniería de la alimentación.

La reportera María Pérez se desplaza hasta la capital de los Países Bajos, a Ámsterdam, para degustar la gastronomía holandesa y comprobar que es una de las más cosmopolitas del mundo. Por su parte, Juanlu Martín estará en Nueva York, en Estados Unidos, para presentarnos a Rudy y Lindsay, una joven pareja de científicos que conocen bastante bien el mundo de la alimentación. En Tokio, junto a Tirma Pérez, el programa descubrirá como la capital japonesa, una de las ciudades más modernas del continente asiático, se ha convertido en un lugar donde los productos occidentales están ganando terreno a los tradicionales.

El reportero Alberto Granados se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, a Asturias, una comunidad donde la comida tradicional se resiste a perder fuerza en detrimento de la nueva alimentación. Por el momento, las fabes y la sidra predominan por encima de las pizzas o las hamburguesas.

Histórico de emisiones:

18/10/2014

Desde hace unos años, la evolución en el ámbito de la alimentación ha permitido que existan nuevas alternativas a la comida tradicional. Han aparecido, por ejemplo, los productos precocinados que facilitan la elaboración de las comidas, y que permiten almacenar en casa gran variedad de alimentos sin ir todos los días a la compra. Planeta Comida analiza cómo ha influido esa nueva ingeniería de la alimentación.

La reportera María Pérez se desplaza hasta la capital de los Países Bajos, a Ámsterdam, para degustar la gastronomía holandesa y comprobar que es una de las más cosmopolitas del mundo. Por su parte, Juanlu Martín estará en Nueva York, en Estados Unidos, para presentarnos a Rudy y Lindsay, una joven pareja de científicos que conocen bastante bien el mundo de la alimentación. En Tokio, junto a Tirma Pérez, el programa descubrirá como la capital japonesa, una de las ciudades más modernas del continente asiático, se ha convertido en un lugar donde los productos occidentales están ganando terreno a los tradicionales.

El reportero Alberto Granados se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, a Asturias, una comunidad donde la comida tradicional se resiste a perder fuerza en detrimento de la nueva alimentación. Por el momento, las fabes y la sidra predominan por encima de las pizzas o las hamburguesas.

Histórico de emisiones:

18/10/2014

ver más sobre "Planeta Comida - Programa 4" ver menos sobre "Planeta Comida - Programa 4"

Los últimos 11 documentales de Planeta Comida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 10

    Programa 10

    49:27 05 sep 2015

    49:27 05 sep 2015 La cultura gastronómica española es la protagonista del programa de hoy. Grandes cocineros como Martín Berasategui, Sacha Hormaechea o Paco Roncero serán los protagonista del capítulo.                                                Histórico de emisiones:30/11/2014 

  • Programa 9

    Programa 9

    54:10 29 ago 2015

    54:10 29 ago 2015 Planeta comida nos habla hoy de los efectos de la colonización. Los reporteros visitarán Miami, Túnez, Buenos Aires y Málaga.Histórico de emisiones:23/11/2014

  • Programa 8

    Programa 8

    49:54 22 ago 2015

    49:54 22 ago 2015  Planeta comida nos habla, hoy, de la comida en familia. New Jersey, la Toscana, Londres y Guipúzcoa son los destinos de este capítulo.                                                                                    Histórico de emisiones:16/11/2014

  • Programa 7

    Programa 7

    53:38 15 ago 2015

    53:38 15 ago 2015 Planeta comida nos habla hoy de la influencia del clima en la alimentación. Copenhague, Isla Mujeres, El Cairo y la Costa de Morte gallega son los destinos de este capítulo.Histórico de emisiones:09/11/2014

  • Programa 6

    Programa 6

    51:09 08 ago 2015

    51:09 08 ago 2015 Planeta comida: Un viaje cultural a través de las costumbres culinarias que definen los pueblos.                                                      Histórico de emisiones:02/11/2014 

  • Programa 5

    Programa 5

    53:36 01 ago 2015

    53:36 01 ago 2015 Desde la existencia de las religiones, la alimentación siempre ha estado muy vinculada a la doctrina que marca cada una de ellas, dependiendo de cuál sea. Los musulmanes comen con la mano derecha, los cristianos consideran la gula un pecado capital, los judíos no pueden comer nada que salga del mar que no tenga aletas y escamas… Esta semana, el equipo de Planeta Comida estará en algunos lugares del mundo dónde la religión tiene un peso importante en los hábitos alimentarios.El reportero Juanlu Martín, volverá a estar en Nueva York. Esta vez acompaña a una familia judía, con los que compartirá la cena del Sabbat, el día sagrado de la semana judía. Por su parte, Alberto Granados se desplaza hasta El Cairo. Allí, recorrerá sus calles para mostrar cómo viven y cómo se alimentan los musulmanes egipcios. En Japón, Tirma Pérez descubrirá el papel esencial que juega la religión en la cultura y gastronomía, y comprobará cómo los sintoístas japoneses organizan los alimentos según sus colores.Como es habitual, el programa también se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, la reportera María Pérez estará en Ávila para demostrar aquello que dijo Santa Teresa de Jesús: 'Entre los pucheros anda Dios'.Histórico de emisiones:25/10/2014 

  • Programa 4

    Programa 4

    52:23 25 jul 2015

    52:23 25 jul 2015 Desde hace unos años, la evolución en el ámbito de la alimentación ha permitido que existan nuevas alternativas a la comida tradicional. Han aparecido, por ejemplo, los productos precocinados que facilitan la elaboración de las comidas, y que permiten almacenar en casa gran variedad de alimentos sin ir todos los días a la compra. Planeta Comida analiza cómo ha influido esa nueva ingeniería de la alimentación.La reportera María Pérez se desplaza hasta la capital de los Países Bajos, a Ámsterdam, para degustar la gastronomía holandesa y comprobar que es una de las más cosmopolitas del mundo. Por su parte, Juanlu Martín estará en Nueva York, en Estados Unidos, para presentarnos a Rudy y Lindsay, una joven pareja de científicos que conocen bastante bien el mundo de la alimentación. En Tokio, junto a Tirma Pérez, el programa descubrirá como la capital japonesa, una de las ciudades más modernas del continente asiático, se ha convertido en un lugar donde los productos occidentales están ganando terreno a los tradicionales.El reportero Alberto Granados se desplaza a un destino de la geografía española. En esta ocasión, a Asturias, una comunidad donde la comida tradicional se resiste a perder fuerza en detrimento de la nueva alimentación. Por el momento, las fabes y la sidra predominan por encima de las pizzas o las hamburguesas.Histórico de emisiones:18/10/2014

  • Programa 3

    Programa 3

    49:24 18 jul 2015

    49:24 18 jul 2015 Planeta comida nos habla hoy del culto al cuerpo, con un invitado muy especial, Arnold Schwarzenegger. California, Japón y Brasil serán los destinos internacionales del tercer capítulo.Histórico de emisiones:11/10/2014

  • Programa 2

    Programa 2

    52:17 12 jul 2015

    52:17 12 jul 2015 El programa se adentra en Brasil y México para ver la relación que existe entre los hábitos alimentarios y la economía de un país. Además, se desplaza a París para mostrar los productos ‘bio’ y a Ibiza para descubrir la cara más ecológica y saludable de la isla. Histórico de emisiones:04/10/2014 

  • Programa 1

    Programa 1

    50:26 05 jul 2015

    50:26 05 jul 2015 Planeta comida dedica su primer programa a la globalización. Viajaremos a Taipei, Los Ángeles, Roma y Madrid.Histórico de emisiones:27/09/2014

  • 00:27 22 sep 2014 'Planeta comida' recorrerá el mundo para mostrarnos todos los guisos y productos. ¡Nos vamos a comer el mundo! Muy pronto, estreno en La 1

Mostrando 1 de 1