1219067
Programas para todos los públicos

Pienso, luego existo - Eduard Punset

09 oct 2011

Eduard Punset repasa en tono filosófico su extensa carrera a través de todos los cargos que ha tenido y lo hace con la ayuda de su hija Elsa Punset, de su editor Ramón Perelló y de su colega y amigo Javier Tejada.

ver más sobre "Pienso, luego existo - Eduard Punset" ver menos sobre "Pienso, luego existo - Eduard Punset"

Los últimos 52 programas de Pienso luego existo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Nicolás

    ¡Excelente programa! Lo único que echo en falta es la descarga libre del contenido. Espero tener la gran suerte de conocer en persona al amigo Punset. Un saludo y gracias a todos por el programa, lo seguiré fielmente.

    14 oct 2011
  2. Avatar de Manuela Pineda Garc Manuela Pineda Garc

    "Existo, luego pienso", curioso la inversión de esta frase que dice en el vídeo. ESTE REPORTAJE-HOMENAJE A PUNSET NOS ADENTRA EN LA TOTALIDAD DE SU PENSAMIENTO CON 74 AÑOS DE EDAD. NO SE LO DEBE PERDER NINGUNA PERSONA INQUIETA POR LA CULTURA, LA CIENCIA, Y LO MÁS IMPORTANTE: CÓMO SOMOS, HACIA DÓNDE VAMOS, QUÉ TENEMOS QUE HACER PARA SER MÁS FELICES. Y EL RECONOCIMIENTO DE TANTAS PERSONAS QUE CONOCEN A ESTE MONSTRUO DE LA CIENCIA, QUE HA UNIDO TANTAS DISCIPLINAS CON OTROS CONCEPTOS COMO LOS SENTIMIENTOS, EL ARTE, EL MIEDO, LA FELICIDAD, DIOS, LA MUERTE, EL AMOR, LA BONDAD... MI MÁS SINCERO HOMENAJE EDUARDO. GRACIAS POR TODO LO QUE NOS HAS DADO.

    12 oct 2011
  3. Montse Palau

    Yo creo que Punset hace una buena interpretación del "pienso luego existo" y no todo lo contrario, como puede parecer. Interpreto que Punset añade al "pienso", el mundo desconocido y aplastado de las emociones. Puede parecer muy complejo de entender, però realmente es algo, creo, innato. Yo lo diria también de otra manera: La felicidad no consiste en sonreir, sino en sentirse bien.... en ser uno mismo. Conectar la razón con las emociones, te ayuda a aflorar la intuición, y esto, te convierte en un visionario.

    11 oct 2011
  4. casa campo

    Excelente programa y me encanta Eduardo Punset. Sin embargo, y con todo el respecto, se malinterpreta totalmente el celebre "Pienso, luego existo" de Descartes. En su versión original (Cogito ergo sum) o en francés (je pense, donc je suis), Descartes no relaciona pensar con la EXISTENCIA sino con el SER, lo cual cambia radicalmente la perspectiva filosófica y las posibles conclusiones científicas. Que los neurólogos hayan re-interpretado esta frase a través del prisma de las neurociencias más actuales es bien natural pero cuando Punset divulga eso afirmando que "ahora sabemos que es más bien todo lo contrario" le hace decir a Descartes lo que nunca dijo. Es una falta de rigor y de exactitud, y eso es muy grave para la ciencia. Uno suele interpretar en función de lo que le interesa (incluso muchos científicos) pero como divulgador, el Señor Punset tiene la responsabilidad de no difundir a gran escala una interpretación equivocada. Los muertos siempre tienen la culpa porque no están aquí para defenderse, así que cuidado cuando se les interpreta. No caemos en el dogmatismo, ni antes ni ahora. De la química del cerebro todavía no sabemos nada. Lo que sí sabemos es que pensamos en ello ;)

    10 oct 2011
  5. AVE NOCTURNA

    ¡Fascinante!, este hombre tiene algo que te atrapa, no te aburres nunca con él. A través de este programa se le puede conocer mejor como persona, su gran capacidad de observación desde su infancia, su calma. Hoy en día, si alguien te dice:"Qué lento eres", parece casi un insulto, desde luego te lo dicen como si fuera un defecto, en cambio, en Eduardo Punset, es una virtud, me cuesta mucho imaginarme a este hombre enojado, dando voces, o pegando un portazo. Al contrario, te transmite una tranquilidad, casi me atrevería a decir, que transmite paz interior. Estoy de acuerdo con su hija, Elsa, en que, si tuviera que definirlo con una sola palabra, esta sería: VISIONARIO. Y me alegra enormemente que sea reconocida su valía en vida, y no, como suele suceder muchas veces, una vez que haya muerto. ¡MUCHAS GRACIAS!, Eduardo, por hacernos pensar, por introducir la incertidumbre en nuestras vidas, y conseguir que nos replanteemos muchas cosas que, hasta ahora, considerábamos inamovibles.

    10 oct 2011
Recomendaciones de usuarios