PARAÍSOS CERCANOS es una producción documental de Televisión Española que sigue la tradición de las narraciones clásicas de la literatura de viajes, la que nos hizo descubrir nuevamente las tierras de Granada de la mano Gerald Brenan, o conocer la magia de las islas griegas leyendo a Lawrence Durrell.

PARAÍSOS CERCANOS acerca los países a la curiosidad de un futuro viajero.

Le sugiere destinos a la medida de sus posibilidades, pero también a la medida de su imaginación porque, además, PARAÍSOS CERCANOS quiere llegar a la gente que no podrá desplazarse a los lugares que proponemos.

PARAÍSOS CERCANOS transmite al espectador el placer del viaje y anima a los que quizá no hayan ido más allá de una playa del Mediterráneo, a entrar en una oficina de turismo y pedir un mapa.

Ese siempre será el primer paso para empezar un viaje. Un viaje que no importa cuan lejos sea porque, por encima del destino, está el camino a recorrer.

Por encima de lo imaginado está la sorpresa. Aunque sólo nos desplacemos unos kilómetros, habremos ganado un territorio que agranda las fronteras de nuestra experiencia.

PARAÍSOS CERCANOS se produce y emite desde hace años y cada temporada ofrece una remesa de nuevos documentales.

3239956
cerrar cerrar

Subtítulos de Paraísos Cercanos - República Dominicana, trópico de ensueños

Cristóbal Colón pisó el territorio de la actual República Dominicana... ..en su primer viaje a América y creyó haber encontrado el paraíso ..al descubrir las más hermosas y mejores tierras del mundo... ..habitadas por los indios taínos que parecieron al almirante... ..tan generosos y nobles que escribió a los Reyes Católicos:... "Ellos de cosa que tengan, pidiéndosela, jamás dicen que no... ..antes convidan a la persona con ello y muestran tanto amor... ..que darían los corazones, y cualquier cosa de valor". Transcurridos 5 siglos, los taínos han desaparecido por completo... ..y el pasado colonial pervive como un reflejo del papel fundamental... ..jugado por una tierra considerada "la llave de la Conquista de América" Bautizada como la Española, la segunda gran isla... ..de las Antillas Mayores divide su territorio entre Haití... ..y la República Dominicana. Dos naciones que viven de espaldas... ..mientras se reparten el verdor del trópico que se apodera... ..de las altas montañas y se detiene ante el blanco inmaculado... ..de las playas soñadas por los viajeros del mundo. Los cocoteros las escoltan y el resplandor blanco de la arena... ..despierta los sentidos que vibran ante el ritmo de unas gentes... ..que pintan sus vidas de vivos colores... ..y sonríen ante la realidad cotidiana. Los ritmos afroamericanos, las costumbres ancestrales... ..y las mezclas de ron definen el sabor fuerte del Caribe. Un sabor seductor que ha sido aprovechado... ..por grandes complejos hoteleros que, como máquinas de diversión... ..ofrecen un ocio activo intachable. Más alla de la piscina del hotel al viajero le aguarda las tierras... ..marcadas por el embriagador carácter de la República Dominicana. Para los hombres que iniciaron la expansión europea en busca... ..de nuevos territorios, el amanecer de América... ..tuvo un nombre, La Española. Y una ciudad que despertaba todos los sueños... ..de los descubridores, Santo Domingo. Enclavada en la costa sur de La Española,... ..donde el Caribe impone su fuerte personalidad... ..fue su fabuloso puerto natural en la desembocadura del río Ozama... ..lo que llevó a Don Bartolomé Colón, hermano del Almirante,... ..a fundar en el año 1496 la capital más antigua de América. Al navegar por el Ozama es imposible imaginar los numerosos bohíos... ..de los indios taínos que allí se alzaban a la llegada de los españoles ..y que desaparecieron pese a la defensa indigenista... ..de Fray Bartolomé de las Casas. Santo Domingo se convirtió en la antesala del resto de las tierras ..de la América hispana. A ella arribaban las carabelas... ..tras el largo viaje océanico y de ella partían hacia el continente ..los conquistadores, sin temor a lo desconocido. Por la misma ruta que siguieron los descubridores... ..se desemboca ante los muelles que vieron llegar y partir a Colón... ..a Núñez de Balboa, a Francisco de Pizarro, ..a Ponce de León y a Hernán Cortés. El centro defensivo de Santo Domingo era la fortaleza de Ozama... ..con su fabulosa Torre del Homenaje desde la que se recibía... ..a todas las naves que arrivaban al puerto. Tras los muros defensivos palpita la historia con tal fuerza... ..que todavía se mantiene el ambiente colombino. El paseante descubre un trazado urbano en cuadrícula,... ..lejano heredero de los campamentos romanos. Fue planeado a regla y compás en 1502 por Nicolás de Ovando... ..segundo gobernador y auténtico artífice de Santo Domingo... ..que mantuvo una auténtica fiebre constructiva. Un trazado urbano renacentista que continuó el hijo del almirante... ..Diego Colón, virrey de las Indias cuando trasladó la capital... ..a Santo Domingo. Don Diego levantó también el Alcázar en estilo renacimiento... ..pero enriquecido por los influjos mudéjares, góticos e isabelinos. Su apariencia palaciega respondía al lujo que estableció en su corte... ..deseoso de emular a la lejana metrópoli. El Alcázar significaba ante todo el ascenso social de la familia... ..del descubridor, que quedó patente con el matrimonio de don Diego... ..con doña María de Toledo, hija del duque de Alba. Intramuros, los viajeros descubren los primeros vestigios... ..de la civilización española en el Nuevo Continente. La desmesura de las Casas Reales se manifiesta en los dos palacios... ..comunicados entre sí, que estuvieron destinados... ..desde el siglo XVI a los Gobernadores... ..y a los Capitanes Generales. También alojaron la Contaduría Real y la primera Corte de Justicia... ..que hubo en América, ocupada en resolver los conflictos... ..de intereses entre los españoles. Las salas de las Casas Reales albergan un museo... ..de la historia colonial de la ciudad... ..mostrándose objetos procedentes de barcos naufragados... ..armas, documentos y mapas antiguos. Las rutas trazadas por Cristóbal Colón ayudan a entender... ..el encuentro de dos mundos. Abrieron América a Europa... ..y fueron la culminación de las artes de navegación... ..que desarrollaban en el suroeste de la península Ibérica en el siglo XV. La Casa del Cordón y otras mansiones palaciegas se suceden... ..por el casco antiguo. Sus fachadas mezclan el gótico tardío con los elementos renacentistas... ..como una muestra de las contradicciones que los españoles ..llevaron consigo a La Española. En las postrimerías del siglo XV, España estaba sometida... ..a profundos cambios tras el fin de la Reconquista y el surgimiento ..del estado moderno y exportó a América... ..elementos de la vieja sociedad medieval... ..y el embrión de las instituciones renacentistas. El corazón de la ciudad colonial guarda en el Panteón Nacional... ..el homenaje a la Independencia de la República Dominicana... ..proclamada el año 1844. Todavía hoy la Calle de las Damas podría servir de perfecto escenario ..del paseo que todas las tardes daban las elegantes damas... ..que acompañaban a su señora, D María de Toledo. En Santo Domingo se fundaron la 1 audiencia, la 1 catedral... ..la primera universidad, y hasta el primer hospital de América ..instituciones que respondían al avance de la sociedad moderna... ..sobre la medieval. Los grandes templos dominicanos muestran la importancia... ..que tuvo la Iglesia en la conquista A veces denunciando... ..la injusta situación de los indígenas... ..como sucede en el convento e iglesia de los Dominicos... ..donde fray Antón de Montesinos pronunció en 1511... ..su célebre sermón contra los abusos de los encomenderos. Una ventana de estilo gótico isabelino nos indica que estamos... ..ante la casa del escribano Francisco Tostado. Los sobrios muros guardan un interior que permite asomarse... ..a la vida de la clase alta dominicana del siglo XIX. Santo Domingo de Guzmán se alza como la capital... ..más antigua de América, al recorrerla... ..la historia se vuelve vida porque sus calles adoquinadas... ..y sus edificios coloniales traen la esencia... ..de los primeros vestigios de la civilización española. Santo Domingo se convirtió en la antesala del resto... ..de las tierras de la América hispana. La sed de riquezas también atrajo a los piratas que asolaron la isla ..fuertes, murallas y puertas recuerdan al paseante... ..las feroces luchas que se libraron. Fortificaciones que no lograron frenar los ataques de Francis Drake, ..que en el 1586 saqueó durante un mes Santo Domingo... ..destruyendo 300 casas y llevándose todo lo de valor que no pudo ser... ..escondido por los vecinos. La colonia había pasado su página de esplendor... ..no pudiéndose recuperar del ataque pirata. La vitalidad de las calles parecen conservar la historia escrita... ..por los primeros hijosdalgo sedientos de riqueza... ..los primeros colonos sedientos de tierra... ..los primeros mineros sedientos de oro y clérigos sedientos de almas. Una sed que terminó con los indígenas y con las riquezas de la Isla... ..trasladándose el nuevo "dorado" a las tierras del continente. En el parque Colón se alza el monumento... ..al protagonista indiscutible de la expansión europea. Aquellos pacíficos taínos que impresionaron a Colón... ..están representados por la célebre Anacaona, ..hermana del cacique Bohechío que, cuenta la leyenda, murió de tristeza ..al ver a su pueblo sometido al régimen de encomiendas... ..que implantó Colón obligado por los colonos. El panteísmo mágico de los taínos que veneraban a las montañas... ..las fuentes y los árboles parece fundirse con la herencia... ..hispanoafricana de la colonia en una pintura naif... ..repleta de un fuerte ingenuismo... ..logrado a través de colores y formas puras. Desde la época de los indios taínos el tabaco tuvo... ..una aceptación espectacular convirtiéndose... ..la elaboración de cigarros en un oficio que pasaba de padres a hijos ..expertos en el aroma y el sabor que conquistó al resto del mundo. En las tiendas de artesanía las creencias arcanas... ..se liberan en la procesión de piezas labradas en caoba o en guayan. La catedral de Santa María la Menor resume al visitante... ..la mezcla de estilos que se exportó a América... ..donde los elementos renacentistas se funden con los arcos románicos ..y las bóvedas góticas del interior. Al ser la más antigua de América... ..fue declarada catedral primada de las Indias... ..conservando un rasgo superior al resto de las catedrales... ..del Nuevo Mundo. Los dominicanos no dudan que los restos de Cristóbal Colón... ..estaban en la catedral hasta que fueron llevados... ..con motivo del V Centenario del descubrimiento... ..al moderno faro de Colón. El sentimiento de encontrarse ante los albores del Nuevo Mundo... ..acompaña al internarse por el barrio colonial... ..que tiene la dimensión reducida de los primeros tiempos. Durante siglos se detuvo el crecimiento... ..se convirtió en una reliquia de sí mismo... ..que permite entender la grandeza y la verdadera realidad... ..de la aventura americana. El viajero tiene ante sí a la 1 ciudad colonial, cuyo esquema... ..fue seguido en las urbes que se fundaron en el nuevo Mundo... ..por orden de Felipe II a través de las ordenanzas de 1573. Hasta mediados del siglo XVI Santo Domingo fue la capital... ..de la América Hispana, pero según avanzaba la conquista... ..de las tierras continentales dejó de ser el centro del Nuevo Mundo ..y se despobló de forma peligrosa, volviéndose hacia sus tierras... ..del interior y adquiriendo un sabor propio y profundo. El carisma antillano se derrocha en el Mercado Modelo... ..que vende a partes iguales el color del Caribe... ..y el subconsciente dominicano. Ante los visitantes, se amontonan un sin fin de objetos... ..que parecen auténticos retazos del Caribe... ..esperando viajar a Europa o al norte del continente americano ..en alguna maleta. Toda la isla se resume en los bancales del mercado. El ron marca el paradigma de los sabores fuertes antillanos... ..dulce y ardiente, mientras las brillantes frutas... ..son el adelanto de la espesa vegetación que aguarda... ..en los valles del interior. Incluso las profundidades marinas asoman en este mercado... ..gracias a los peces multicolores. Al probar la cocina criolla, el paladar agradece unos sabores... ..que funden lo hispano y lo africano Una suma enriquecida por el trópico que aporta la variedad sobresaliente ..de zumos naturales, y por el mar, con multitud de especies. Pero si los sentidos del recién llegado se van despertando... ..sin concesiones, el oído es el que más trabajo tiene ..porque la música y los ritmos afroamericanos... ..acompañan al dominicano toda la jornada. Incluso está presente en los partidos de béisbol, el deporte rey... ..que ha dado numerosas figuras para la Liga norteamericana. Cuando las luces se encienden desaparecen los fantasmas del pasado ..ante la sensualidad nocturna. En estas latitudes,... ..la vida se asemeja a una copa que hay que beber presurosos. Los dominicanos diferencian claramente Santo Domingo... ..del resto de país. Por eso cuando dicen, vamos a la isla ..se refieren a salir al campo, y surge la pregunta... ..¿dónde sitúan ellos la capital? Al oeste de Santo Domingo, el litoral mantiene... ..una autenticidad sorprendente. Las montañas fecundadas por el trópico se hunden en el mar Caribe ..dejando un litoral abrupto, golpeado por las olas. Al margen del desarrollo turístico el litoral mantiene... ..su fisonomía de antaño, como sucede en las salinas de Puerto Hermoso. Por su complicada orografía sirvió de refugio a los indígenas... ..que se rebelaron contra la dominación española... ..cuyo episodio más conocido estuvo protagonizado por Enriquillo, ..que supuso el último grito de libertad de un pueblo condenado. Los esclavos cimarrones que escapaban de sus amos se asentaron... ..a este extremo occidental de la República Dominicana... ..cerca de la frontera con Haití. De regreso a Santo Domingo, se vuelve más patente el divorcio... ..entre el ambiente sosegado de los pueblos... ..y el abigarrado de la capital, cuyos habitantes superan... ..los dos millones. El Santo Domingo moderno se resume en El Malecón... ..la gran avenida sobre el Caribe, que centra la vida lúdica... ..en las inmediaciones de los hoteles Fue a finales del siglo XIX cuando la ciudad creció... ..fuera del perímetro de las murallas... ..y lo hizo siguiendo el trazado en retícula del barrio colonial. La estatua del predicador fray Montesinos... ..defensor de los indígenas, marca el inicio de un nuevo paseo... ..a orillas del río Ozama. Al viajero, el carácter abierto de los dominicanos... ..le facilita la vida. La comunicación surge más allá de las palabras. Hablan las manos y habla el cuerpo. La música los envuelve y la vida tiene un sentido colectivo. Para intentar entender las claves de una sociedad tan compleja y mezclada ..sirve el célebre dicho: "blanco con indio, melancolía... ..negro con indio, rebeldía; blanco con negro, alegría". Y esta última unión es la más significativa... ..en la sociedad dominicana. La jornada termina y el bullicio dulzón de Santo Domingo... ..se abre a la melancolía del atardecer... ..que el Caribe convierte en un gran espectáculo. El vitalismo está presente en cualquier parte. Todo es posible, porque la suerte y el cambio de fortuna... ..inunda la vida de los dominicanos. El casino pone un punto de sofisticación,... ..muy al gusto del turismo internacional. La República Dominicana ha terminado por convertirse en El Dorado... ..que buscaron los primeros colonizadores. Las minas auríferas han sido sustituidas por las arenas doradas ..de los 1.500 kilómetros de playas, entre las que se encuentran... ..algunas de las mejores del mundo. Un respeto a la naturaleza que responde al concepto de lujo... ..más exigente: arquitectura que no supere en altura a las palmeras ..playas sin agobios ni contaminación y un equilibrio perfecto... ..entre la silenciosa calma y la diversión bulliciosa. Más o menos, todo lo que falta en los países de origen de la clientela. Una nueva sociedad, la del ocio, ha colonizado buena parte del litoral ..conviviendo con un mundo rural, cuyas exportaciones... ..de azúcar, café y banano han dejado de ser... ..la fuente principal de ingresos del país. La geografía del ensueño se inicia en la costa oriental caribeña... ..entre los ríos Dulce y Chavón se extienden las 2.800 hectáreas... ..donde la ciudad azucarera de La Romana se alza como la capital ..de ese paraíso de palmeras y playas que despierta de inmediato ..la sensualidad del viajero. El emblema del desarrollo turístico dominicano se concreta... ..en la Casa de Campo, un resort que ha mantenido desde su fundación ..el respeto absoluto al medio físico. En esta casa de campo, su clientela disfruta de habitaciones... ..que son mansiones, playas privadas, dos campos de golf... ..cuatro campos de polo y toda una serie de instalaciones... ..que lo sitúan a la cabeza de los resorts más sofisticados. La tentación de embarcarse asalta continuamente. Temprano parten los barcos dedicados a la pesca deportiva. Buscan el merlín blanco o el azul, y el pez vela aunque a veces... ..es difícil sacarlos del agua por culpa de los tiburones. Alrededor de tanto lujo aguarda la virginidad de unas tierras... ..que conservan la herencia vegetal dejada por los taínos. Al navegar por el río Chavón se descubre la densidad biológica. El avance del decimonónico barco acerca la exuberancia del trópico... ..que se apodera de las montañas del interior y desciende acompañando ..a los cursos de agua en busca del Caribe. La soledad es el mejor territorio de la imaginación y resulta fácil... ..recrear las palabras de Cristóbal Colón que calificó a estos paisajes ..como las más hermosas y mejores tierras del mundo. Lentamente, el barco nos introduce en la virginidad de este paisaje... ..que ha sido aprovechado por la industria cinematográfica... ..para rodar escenas de "Apocalypse Now" y "King Kong". Ante este santuario vegetal, la intervención del hombre... ..se limita a los Altos del Chavón, un capricho del que fuera presidente ..de la multinacional Gulf&Western en los años sesenta. El arquitecto dominicano Tony Caro y el diseñador Roberto Coppa... ..recrearon una pequeña ciudad del Renacimiento... ..en medio de un jardín tropical. Artesanos y artistas viven y trabajan en este curioso enclave... ..alejado de su tiempo y de su cultura... ..pero muy conocido en toda la República Dominicana... ..por las actuaciones de los grandes divos de la música internacional... ..en su teatro al aire libre. El ambiente festivo inunda Bayahibe, un pequeño pueblo de pescadores... ..que ahora se dedican a llevar a los extranjeros a la isla Saona... ..una reliquia vegetal perteneciente al parque Nacional del Este. Isla Saona, llamada por los indígenas Adamanay... ..alarga su esqueleto coralino bordeado de playas y palmeras. En su interior, se esconden las numerosas cuevas que ocupaban... ..los indígenas cuando Colón arribó a la isla en su segundo viaje Pero los visitantes suelen quedarse disfrutando de la tranquilidad... ..de las aguas claras y poco profundas. Árboles de caoba, guayanes y palmeras cubren la isla Saona... ..y dejan vivir una fauna silvestre apasionante... ..con numerosas especies endémicas. Sin embargo está prácticamente despoblada... ..y tan sólo trescientos lugareños habitan en Mano Juan... ..donde las casas casi no se diferencian de la vegetación... ..y se entra de inmediato en el tiempo lento de estas tierras ..donde la prisa sólo es un problema del viajero que no sabe saborear... ..el suave vaivén del "Ahorita mismo" Porque...no puede haber algo... ..más importante que una partida de dominó. En este paraíso tantas veces representado por los pintores naif ..se descubre que los primeros artistas fueron los pescadores... ..que pintaron sus casas de color cielo, de verde trópico... ..de rosa coral, de amarillo arena, de aguamarina. La espalda de la playa tiene el sabor dulzón de la caña de azúcar. Atrás dejamos los atractivos turísticos para internarnos... ..en un zigzagueo taíno al que llamaban... .."lugar por donde salía el sol" y que vive entregado al mundo rural. Al llegar a Higüey, encontramos como tantas veces... ..que los parajes santos de unas creencias son asimilados... ..por otras religiones. Los dominicanos lo llaman la Tierra Santa de América por ser el lugar ..de peregrinación a la ultramoderna basílica dedicada a la Virgen... ..de Alta Gracia, a la que los fieles atribuyen un sinfin de milagros. El viaje hacia el aislamiento tiene su meta en Punta Cana... ..el confín oriental de la tierra dominicana. La manera más común de acceder a los complejos turísticos... ..se efectúa sobrevolando los inmensos palmerales... ..que bordean kilómetros de playa. Precisamente los promotores turísticos descubrieron desde el aire ..al sobrevolar la isla en busca de un lugar donde implantar su imperio. Quedaron fascinados por este arenal que avanza por 33 kilómetros de costa ..escoltado por palmeras. La imagen del paraíso tantas veces soñado se vuelve realidad... ..en los arenales escoltados de palmeras cimbreantes. El descanso en las tumbonas junto a las piscinas provoca que... ..para numerosos clientes, la auténtica realidad dominicana... ..quede limitada a una excursión facultativa. Al cabo más oriental de la República Dominicana... ..le llaman el Caribe Español por la profusión de grandes hoteles ..y resorts levantados por los españoles. La sensación de alejamiento lleva a pensar que se está en una isla ..dentro de otra isla. Eso sí, una isla de lujo al gusto español. El mar Caribe se vuelve a menudo un telón de fondo de los hoteles... ..porque la auténtica animación se vive al borde de las piscinas. Los combinados de ron o las fuentes de langostas son algunas... ..de las tentaciones más comunes. La playa queda reservada para los paseos románticos... ..o para los que se atreven con los deportes náuticos. Tras el crepúsculo, cambia el ritmo de vida de los clientes... ..que pasan del ansiado relax diurno a las mil provocaciones de la noche. Aguardan en primer lugar los restaurantes... ..que extienden la riqueza del mar ante los comensales. Luego puede seguir una velada de merengue y ron... ..bajo un cielo donde las estrellas brillan con la fuerza... ..que sólo se aprecia en las áreas despobladas. Los que abandonan por unas horas los resorts suelen montarse... ..en las guaguas que conducen hasta el parque Manatí. La flora y la fauna dominicana aparecen a los ojos... ..de los recién llegados como un museo vivo. Quienes deseen conocer la fauna autóctona aquí tienen su oportunidad ..ya que resulta prácticamente imposible observar... ..a los más deslumbrantes ejemplares en su hábitat natural. Inmersos en la vegetación tropical, parece lógico encontrarse... ..con un poblado taíno, aquí la reconstrucción etnográfica ..permite asomarse a un pueblo que desapareció, dejando su sangre ..mezclada con la de los colonizadores. Los primeros españoles tuvieron constancia de su forma de vida... ..y de sus creencias animistas y los cronistas los describieron... ..como una raza alta de pelo negro y liso y piel cobriza. Procedentes de las cuencas del Amazonas y del Orinoco... ..habían desarrollado en La Española una sociedad neolítica avanzada... ..sustentada en la solidaridad. Sus ídolos sirven ahora como piezas ..decorativas y sus danzas demuestran el desarrollo rítmico que se produjo ..en Las Antillas desde los albores de la civilización. De su cultura todavía quedan huellas en el idioma castellano... ..que incorporó palabras taínas tales como barbacoa, cabaña, cacique ..canoa, caoba, caribe, coco, cuba hamaca, macuto, maíz, tabaco... ..o tiburón, entre otras muchas. Las aguas del Atlántico bañan el nordeste de la República Dominicana ..dejando uno de los paisajes mejor preservados del Trópico... ..en el entorno de la bahía del Samaná. Donde las aguas pertenecen al Atlántico y las tierras... ..al mito de la virginidad. Seguimos un sentido de rotación en dirección contraria... ..a las agujas del reloj, que nos lleva de Punta Cana... ..y el litoral del Canal de la Mona hasta esta bahía prodigiosa... ..preservada gracias a las escasas vías de comunicación. Su relativo aislamiento ha salvado la virginidad de este enclave... ..de la costa nordeste de la República Dominicana. Tan sólo algunos viajeros que buscan la autenticidad del Trópico... ..descansan en sus preciosos arenales. Desde Samana de la Mar los barcos cruzan la bahía... ..frente a los cayos unidos por los puentes que comunican... ..con la tierra firme. Cuando Cristóbal Colón llegó a la Bahía de Samaná... ..no fue bien recibido por los indios ciguayos... ..poco dispuestos a admitir intrusos. Su pericia en el arco inspiró el realismo del Almirante... ..que bautizó el lugar con el nombre de bahía de las Flechas. La llegada a la península de Samaná nos introduce en un ambiente... ..distinto y colorista, protagonizado por una población de color que vive ..la mayor parte del día en la calle. Diferencias que incluyen hasta las creencias religiosas... ..porque aquí los fieles acuden a la iglesia evangelista de Churcha. Incluso esta población mayoritariamente afroamericana... ..suele hablar con un idioma propio, derivado del inglés del siglo XIX. Todo tiene una explicación. Sus antepasados fueron esclavos... ..que habían traspasado el estrecho de la Mona... ..huyendo de las atrocidades de la Guerra de Secesión norteamericana. Hicieron el camino contrario al que realizan hoy los balseros... ..que intentan entrar en las tierras del coloso del norte. Dueños de las mejores vistas, el hotel Gran Bahía... ..es un hito de la hostelería dominicana. De nuevo la arquitectura de un gran resort... ..acude a la estética del pasado. Esta vez, la recreación arquitectónica ha tomado como modelo ..el estilo victoriano. A estas alturas del viaje ya se está de sobra acostumbrado a subir... ..y bajar de los barcos, que a menudo son el transporte más rápido... ..cuando no el único. Se navega rumbo al paraíso soñado en medio mundo. O, por lo menos, hacia su imagen, ya que cayo Levantado... ..sustenta la playa y la palmera inmortalizadas por el ron Bacardí. El pretexto para organizar la fiesta no puede ser mejor. Las fuentes de pescados y mariscos, el ron en las gargantas... ..y los cuerpos siguiendo la música de los conjuntos... ..aguardan a los visitantes. Tenemos marisco fresco, langosta, camarones y langostinos. También tenemos pescado: colorados, el colirrubia. Tal vez canten una canción de Juan Luis Guerra... ..o interpreten un merengue sabrosón. La sensualidad se apodera de la existencia. Los problemas se diluyen y es lógico que los visitantes encuentren... ..el relax soñado y decidan dejar las obligaciones para más adelante ..cuando regresen a su país. De nuevo en ruta, la vegetación se hace cada vez más densa... ..camino de las Terrenas y de las mejores vistas de la península ..y bahía de Samaná. Entre los cocoteros aparecen las casas de madera... ..y el recuerdo de los versos que el gran poeta dominicano... ..Manuel del Cabral dedicó a sus ocupantes... ..en su poemario Trópico Negro: "Sólo con tu sonrisa rebelde... ..sobre tu dolor, como un lirio valiente que crece... ..sobre la tierra del pantano". Los extranjeros que vienen a estas tierras intactas... ..se alojan en los pequeños establecimientos hoteleros... ..que facilitan el ecoturismo. Soy asturiano, llevo 9 años en República Dominicana... ..en la provincia de Samaná y llegué aquí hace 9 años... ..he hecho la familia aquí, me he casado... ..y estoy aquí encantado haciendo ecoturismo. Organizamos excursiones a caballo a la Cascada de Limón... ..y a las maravillosas playas de Samaná. La aventura está próxima y los estrechos senderos... ..que se pierden en la vegetación llevan a las playas casi desiertas... ..como Playa Bonita y Playa Corazón frente al cayo Ballena... ..que de noviembre a marzo recibe la visita... ..de las ballenas jorobadas del Ártico. El viaje se aproxima a la aventura al recorrer uno de los entornos... ..mejor conservados del Trópico, que fecunda a más de 5.600... ..especies vegetales, entre las que destacan 300 variedades de orquídeas ..y árboles tan vistosos como la palmera real, la caoba o el guayacán. En el fondo de saco de la bahía de Sanamá... ..nos encontramos con un área pantanosa protegida... ..que forma parte de los 208 kilómetros cuadrados... ..del Parque Nacional de los Haitises. Un mundo secreto late en el parque, al que se arriba en las barcas... ..de los guías locales, que conocen palmo a palmo... ..el laberinto de tierra y agua. Se suceden las curiosas formaciones geológicas de montículos y mogotes... ..absolutamente cubiertos de vegetación donde anidan... ..un sinfín de aves. Por los canales navegables, que se abren entre los mogotes... ..se accede a las cavernas marinas. Parecen refugios perfectos de los corsarios que durante cientos de años ..impusieron su dominio en la costa atlántica. Pero el bosque húmedo tropical no desea la presencia del hombre... ..que tan sólo puede asomarse a la periferia. El sonido de la selva acompaña por los túneles de vegetación y penumbra. Cantan extraños pájaros y el manglar se vuelve impenetrable. La República Dominicana posee una riqueza arbórea que está más... ..relacionada con el área del Orinoco y el Amazonas... ..que con el mundo vegetal centroamericano. Pese a la frondosidad vegetal, ..el hombre habitó las grandes cuevas de los Haitises. Pictogramas y pinturas prehistóricas de fuerte esquematismo... ..retratan cazadores y animales. Los albores de la humanidad... ..adquieren un carácter más cercano en este santuario de la naturaleza. Durante el viaje del descubrimiento Cristóbal Colón... ..exploró la costa atlántica de la República Dominicana... ..y fundó la primera ciudad del Nuevo Mundo, La Isabela... ..reducida en la actualidad a un recinto arqueológico. Un funicular lleva a la cima del monte Isabel de Torres... ..que permite ver el puerto natural y el anfiteatro montañoso... ..al que arribó Cristóbal Colón en 1493... ..denominándolo Puerto Plata. El cacique Guacanagari contó a los conquistadores... ..que en el valle del Cibao había oro y Cristóbal Colón creyó... ..que había llegado al Cipango del que hablara Marco Polo. Los corsarios también sintieron predilección por Puerto Plata. La fortaleza de San Felipe terminada de construir en 1577... ..fue la encargada de proteger la ciudad colonial. Junto a ella, arranca El Malecón que abre la ciudad... ..a la plenitud del océano. El barrio colonial aparece entonces envuelto en leyendas de corsarios... ..y en el triste recuerdo de su destrucción... ..por parte de los propios españoles a principios del siglo XVII... ..en un intento de luchar contra la piratería y el contrabando. Tardaría 150 años en volver a ser habitada... ..por una población llegada de las Islas Canarias. Junto a la estatua ecuestre del padre de la patria... ..el General Gregorio Luperón, se abren las calles coloniales... ..que conducen ante la iglesia Art Déco de San Felipe... ..y el Parque Central, cita obligada de locales y visitantes. A la sombra de los árboles parece que los segundos se alargan... ..que la calma se apodera de la ciudad... ..y que la suerte depende de la omnipresente lotería... ..que, por cierto, se llama polla. La situación estratégica de Puerto Plata como puerta de acceso... ..a las tierras del interior la convirtieron... ..en una ciudad próspera y repleta de las tradiciones... ..que habían sobrevivido en los valles dedicados... ..al cultivo de tabaco y caña de azúcar. El fuerte sabor de las Antillas se debe en gran medida al ron. Su proceso de elaboración atrae a numerosos curiosos... ..desde la obtención de la melaza de la caña de azúcar... ..hasta el aguardiente resultante. El licor obtenido madura en barricas de roble... ..durante un período de tiempo que oscila entre uno y ocho años... ..para obtener finalmente el ron blanco, el ámbar o el añejo. Puerto Plata tiene otra especialidad, el Museo del Ámbar... ..que recoge piezas de un valor incalculable. Sus salas muestran la memoria geológica de la tierra... ..que ha quedado fosilizada de la forma más bella. Pueden verse el fósil de un lagarto de hace 50 millones de años... ..una extraña hormiga o una pluma encerradas en la resina amarillenta ..desde el Mioceno en su prisión de ámbar. Otra rareza geológica que se exhibe recibe el nombre de larimar... ..piedra semipreciosa descubierta hace poco menos de treinta años. También de las tierras del interior llegó el merengue, dulzón y vital. Puerto Plata ha terminado por convertirse en la capital turística ..de la costa norte, en Playa Dorada. La barrera coralina protege los arenales de Playa Dorada... ..una urbanización de complejos hoteleros de lujo... ..muy frecuentados por turistas del norte del continente americano. Los complejos de Playa Dorada fueron concebidos... ..para que el cliente no tenga que abandonar la zona... ..ya que cuentan con centros comerciales... ..y numerosas instalaciones deportivas. La más reconocida de estas instalaciones se encuentra... ..en el campo de golf de 18 hoyos diseñado frente al mar... ..en un emplazamiento impresionante. Sin embargo, Playa Dorada no está aislada del ambiente de la isla... ..ya que la ciudad de Puerto Plata se encuentra tan sólo a 5 kilómetros ..y en las cercanas poblaciones de Sosúa y Batey... ..se entra en contacto con la animación dominicana... ..en una mezcla de ambiente local y cosmopolita. De nuevo en ruta, el viaje se interna entre las montañas... ..cubiertas de vegetación camino del mítico Cibao. La zona se abre en una serie de fértiles valles... ..donde se implantó intensamente la colonización española. La sociedad agrícola permite realizar un viaje en el tiempo... ..hasta llegar a la sociedad impuesta por los colonos. En la actualidad, el cultivo del café tiene una importancia creciente... ..superando a la producción del cacao y el banano. Los tres están destinados en su mayor parte a la exportación... ..hacia Estados Unidos, al igual que la caña de azúcar... ..cuya introducción, procedente de las Islas Canarias... ..se efectuó durante los primeros años de la colonia. El agotamiento de la mano de obra indígena provocó la llegada... ..de mano de obra esclava capturada en África. Los trabajos de la caña de azúcar siguen siendo los peor pagados... ..y numerosos haitianos trabajan en los cañaverales. El tabaco era cultivado por los indios taínos... ..que le concedían propiedades mágicas. La extrema calidad de los vegueros dominicanos... ..puede compararse a la de los puros habanos. Música. Al margen del turismo costero, pequeños pueblos y ranchos... ..mantienen un mundo repleto de costumbres añejas... ..creencias animistas y tradiciones insospechadas... ..que tienen tal personalidad, que convierte el viaje... ..por la República Dominicana en un nuevo viaje de descubrimiento. La rica orografía del interior de la isla... ..ocupada por las cadenas montañosas, permiten el desarrollo... ..de un turismo activo, alejado de la oferta costera de sol y playa. La Cordillera Central eleva las mayores alturas del área caribeña ..con el pico Duarte de 3.175 metros de altura, rodeado de otros colosos. Un perfil altivo de la isla que era sagrado para los taínos. Casas de Jarabacoa, rodeada de bosques de coníferas... ..está convertida en un centro vacacional de montaña... ..con numerosos senderos que llevan hasta parajes casi secretos. Los numerosos cursos de agua descienden de las montañas... ..entre la espesura de la vegetación. Recorrerlos a caballo permite recordar que fue la riqueza aurífera ..que arrastraban las aguas del interior... ..la que ha dado lugar a lo largo de la historia... ..a sucesivas fiebres de oro. Pero los buscadores que lavaban... ..los materiales de arrastre en busca de pepitas de oro... ..nunca quedaron satisfechos. En el salto de Jimenoa, los viajeros pueden descubrir el sabor... ..de la aventura practicando el descenso de cañones... ..y el baño en lagos, bajo las cascadas. Las lanchas descienden por los rápidos provocando a cada vuelta ..nuevas descargas de adrenalina. Quienes buscan nuevas sensaciones tienen aquí una alternativa... ..para poner a prueba su preparación física. Pero la paz de los arenales y los cocoteros aguardan próximos. Los viajeros que se decidan a conocer los contrastes... ..de la República Dominicana descubrirán la infinita gama... ..de sensaciones que provoca el fuerte sabor del Caribe. Subtitulación realizada por Paloma Masa Barroso.

Paraísos Cercanos - República Dominicana, trópico de ensueños

57:59 05 ago 2015

La Española, la isla a la que llegó Cristóbal Colón durante su primer viaje de descubrimiento, guarda el pasado colonial en poblaciones como Puerto Plata, asomada a la costa atlántica, y  SantoDomingo, la capital abierta al Caribe.                                                              

Histórico de emisiones:

08/03/2003

18/04/2009

31/07/2012

23/05/2013                        

La Española, la isla a la que llegó Cristóbal Colón durante su primer viaje de descubrimiento, guarda el pasado colonial en poblaciones como Puerto Plata, asomada a la costa atlántica, y  SantoDomingo, la capital abierta al Caribe.                                                              

Histórico de emisiones:

08/03/2003

18/04/2009

31/07/2012

23/05/2013                        

ver más sobre "Paraísos Cercanos - República Dominicana, trópico de ensueños" ver menos sobre "Paraísos Cercanos - República Dominicana, trópico de ensueños"

Los últimos 67 documentales de Paraísos cercanos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Singapur, el león de Asia

    Singapur, el león de Asia

    56:52 pasado jueves

    56:52 pasado jueves El corazón de los mares empezó a latir y su agitación hizo estremecer las aguas. Bajeles de todo tipo y los más grandes barcos no pudieron resistir sus convulsiones y de entre las olas surgió, amenazador, un gran león mientras la tormenta navegaba sobre la isla. Los antiguos habitantes malayos vieron con incredulidad cómo se transformaban sus vidas y cambiaron el nombre de su ciudad Temasek, ciudad marina, por el de Singa-Pura, la ciudad del león. Su rugido fue un reclamo que atrajo a todas las Asias. El león no motivó temor sino que propició la acogida y gentes de todas las razas acudieron a su llamada. También otros leones más lejanos pues la Corona Británica estableció en estas tierras uno de sus principales feudos. Durante el siglo XIX y gran parte del XX, el puerto de Singapur fue uno de los centros desde los que se distribuyeron hacia la lejana Inglaterra las inconmensurables riquezas que proporcionaba a los británicos su imperio. Hoy, la pequeña isla pero gran ciudad, sigue encerrando el misterio de su señuelo. Transformada en un importantísimo centro financiero y comercial, sus calles siguen conservando los aromas de las más escondidas Asias. En la misma ciudad se puede rastrear la ancestral China, sumirse en la mitológica India, explorar el espíritu malayo o rememorar el mundo colonial europeo.Eje de comunicaciones, sus muelles y aeropuerto son punto de encuentro, de entrada y de salida, imprescindible escala para Oceanía y los países del lejano oriente asiático. Una parada recompensará curiosidades y ansias.Histórico de emisiones:23/06/200227/06/2010

  • Chile, el amanecer del mundo

    Chile, el amanecer del mundo

    58:02 pasado miércoles

    58:02 pasado miércoles Chile semeja el perfíl de América del Sur. Aprisionado entre la cordillera de los Andes y las aguas del Pacífico, su territorio forma una estrecha franja de 5.000 kilómetros de longitud, donde se resume un Continente.Histórico de emisiones:13/09/2012

  • Austria: música y silencio

    Austria: música y silencio

    58:06 pasado martes

    58:06 pasado martes Cualquier viajero que se acerque a Austria por primera vez, llevara en la cabeza tres conceptos: el Danubio, la música y los Alpes. Pero esta primera percepción no es más que la puerta de acceso a un mundo de una ingente riqueza histórica, humana y cultural, que ganará sin esfuerzo su corazón.Histórico de emisiones:12/06/200521/06/200805/08/2011

  • 54:17 pasado lunes Washington, la capital de Estados Unidos pese a ofrecer una de las imágenes más conocidas del mundo, la del Capitolio, es sin embargo una gran desconocida.Histórico de emisiones:05/08/2014

  • Malta, entre dos aguas

    Malta, entre dos aguas

    55:53 21 ago 2015

    55:53 21 ago 2015 En el centro, justo donde se encuentran las aguas del Mediterráneo Occidental con las del Oriental, se alza el archipiélago maltés, que ha trazado su vida y su historia al hilo de esta posición fronteriza.                                                                                                  Histórico de emisiones: 04/08/2014

  • 54:54 20 ago 2015 El programa propone un recorrido por Suiza, donde se produce una dualidad entre las cumbres alpinas y las cálidas tierras de los valles, denominador común del viaje por los cantones de Vaud, Valais y Ginebra. A bordo de los decimonónicos barcos se descubren las orillas del lago Leman, donde las ciudades balneario de Montreux y Vevey acogieron a artistas, millonarios, aristócratas y exiliados de lujo que dieron lugar a una sociedad profundamente culta que ha creado museos, galerías de arte, festivales de música, hoteles de época y monumentos a las personalidades que le dieron fama universal. También se ha visitado Lausanne y el museo y el parque olímpico del Comité Internacional. En Ginebra, sede europea de las Naciones Unidas y de la Cruz Roja Internacional, se visitan los monumentales jardines, palacetes y los grandes relojeros que conforman los símbolos de riqueza y poder de la ciudad. En el cantón de Valais, famoso por la ciudad medieval de Sion, por sus vinos y por sus cuarenta cumbres que superan los 4000 metros, donde se ha visitado el glaciar de Aletsch, el más largo de Europa, y estaciones de esquí como Crans Montana.Histórico de emisiones:- 01/08/2004- 26/04/2009- 27/07/2011- 18/07/2012                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       - 22/05/2013 

  • 57:01 19 ago 2015 Las Montañas Rocosas guardan el alma del indio. Sus glaciares, picos, lagos y ríos perpetúan la memoria de una civilización que convivía armónicamente con la naturaleza.                                                                                                                                            Histórico de emisiones:31/07/2014

  • 58:00 18 ago 2015 A la sombra del Vesubio, la región de Campania atesora las esencias más puras del Mediterráneo. Cada época, cada imperio, ha dejado su huella en esta tierra del claroscuro elegida por los dioses y los grandes viajeros.                                                                 Histórico de emisiones:26/05/200204/10/2009                                                                              01/08/2012

  • 57:49 17 ago 2015 Programa dedicado a las republicas bálticas, Lituania, Letonia y Estonia. Son tres pequeños países que turísticamente tienen un enorme potencial. Sus tres capitales, Vilnius, Riga y Tallin, poseen cascos históricos declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco. A lo largo del recorrido se observa como la historia ha dejado huella en la fisionomía de sus ciudades. En estos países la naturaleza ocupa un espacio importante, la acción del hombre apenas la ha modificado. Su reciente entrada en la Unión Europea es un testimonio de su voluntad de modernidad.                                                Histórico de emisiones: 20/06/200428/07/201117/07/2012                                                                                     21/05/2013 

  • Aruba, una isla feliz

    Aruba, una isla feliz

    54:25 14 ago 2015

    54:25 14 ago 2015 Aruba es una pequeña isla en el mar Caribe, situada a 30 kilómetros de las costas de Venezuela. Pertenece a la corona holandesa, goza de una amplia autonomía y está ligada en una parte a España. En Aruba se encuentran playas paradisiacas y un paisaje interior semidesértico. El parque Arikok cubre el 17% de la isla y es el hogar de muchas especies protegidas. La costa oriental ofrece el impresionante espectáculo de un mar embravecido que rompe contra las rocas y forma monumentos naturales como el 'Puente Natural'. Las playas situadas en la costa occidental junto con los cayos de arenas finas y blancas garantizan una amplia gama de actividades acuáticas para el turismo. Además, destacan los fondos marinos. La música, la gastronomía, el idioma nativo y sus gentes, son otros de los atractivos de esta isla, que representa un Caribe avanzado con todas sus ventajas y casi ninguno de sus inconvenientes.Histórico de emisiones: 18/07/200417/05/200923/08/2012 

  • 56:50 13 ago 2015 Abierta a la democracia y a la pluralidad en Bulgaria conviven los ritos ancestrales, la herencia oriental en un país occidentalizado. Un viaje por la actual Bulgaria, partiendo de la capital Sofia, atravesando la cordillera Balcánica y llegando hasta el Mar Negro. Para finalizar en los Monasterios más importantes del país.Histórico de emisiones:26/10/200610/05/200909/08/2011 

  • 55:44 12 ago 2015 El río Po y su cuenca hidrográfica han dado lugar a una de las zonas más ricas y complejas de Europa.Historico de emisiones:01/08/201116/07/2012

  • 57:17 11 ago 2015 El programa viaja a la polinesia francesa. Formada por cinco archipiélagos, se visitan los tres más significativos: sociedad, Tuamotu y marquesas, en las que se materializan los mitos de los mares del sur. En las islas de la sociedad se visita Papeete, capital de Tahití y de toda la polinesia. Fuente de inspiración para Paul Gauguin que residió en ella. También se visitan Bora Bora, escenario de acontecimientos históricos y uno de los destinos turísticos favoritos de viajeros norteamericanos y japoneses, y las islas de Moorea y Huahine, esta ultima autentico jardín en el que la naturaleza prácticamente no ha sido alterada por la mano del hombre y donde se conservan numerosos vestigios de los primitivos maoríes que la habitaron. El archipiélago de Tuamotu está formado por atolones, verdaderas piscinas naturales en mitad del océano. Vivero de perlas naturales, las negras han sido elegidas como especialidad por la naturaleza. Los fondos marinos de Tuamotu han sido declarados por la Unesco reserva de la biosfera. Por último, las islas marquesas, el archipiélago mas virgen de la polinesia. Sus playas salvajes son indistintamente de arenas blancas o negras, lo que revela su origen volcánico. El programa visita el tercer salto de agua más alto del mundo. El programa se divide en diferentes apartados de los que se rotula su nombre.Histórico de emisiones: 25/07/2007 03/05/200904/08/201123/07/2012 

  • China, muralla abierta

    China, muralla abierta

    58:30 10 ago 2015

    58:30 10 ago 2015 En el siglo XXI, tras múltiples vicisitudes históricas, China habla tras años de silencio e incita al extranjero a su conocimiento y disfrute. Esta nación de cerca de diez millones de kilómetros cuadrados y mil trescientos millones de habitantes expresa su sed incontenible de desarrollo, mientras reclama su lugar en el futuro del mundo. La asombrosa muralla china, la milenaria Zouzhuang, la artística Hangzou, la cosmopolita Shanghai con el tren de mayor velocidad del mundo, la antigua Xian y sus guerreros de terracota (considerados como la octava maravilla del mundo de la Antigüedad), y la capital Pekín, teñida de solemnidad, son los itinerarios de un viaje entre los recuerdos de la historia y el dinamismo del presente.Histórico de emisiones:18/04/2009

  • 57:07 07 ago 2015 La tierra más occidental con la que Europa se enfrenta al Océano Atlántico pertenece a una isla de verdor proverbial, en la que los celtas dejaron su impronta milenaria.                                                                          Histórico de emisiones: 14/06/2009

Mostrando 1 de 5 Ver más