PARAÍSOS CERCANOS es una producción documental de Televisión Española que sigue la tradición de las narraciones clásicas de la literatura de viajes, la que nos hizo descubrir nuevamente las tierras de Granada de la mano Gerald Brenan, o conocer la magia de las islas griegas leyendo a Lawrence Durrell.

PARAÍSOS CERCANOS acerca los países a la curiosidad de un futuro viajero.

Le sugiere destinos a la medida de sus posibilidades, pero también a la medida de su imaginación porque, además, PARAÍSOS CERCANOS quiere llegar a la gente que no podrá desplazarse a los lugares que proponemos.

PARAÍSOS CERCANOS transmite al espectador el placer del viaje y anima a los que quizá no hayan ido más allá de una playa del Mediterráneo, a entrar en una oficina de turismo y pedir un mapa.

Ese siempre será el primer paso para empezar un viaje. Un viaje que no importa cuan lejos sea porque, por encima del destino, está el camino a recorrer.

Por encima de lo imaginado está la sorpresa. Aunque sólo nos desplacemos unos kilómetros, habremos ganado un territorio que agranda las fronteras de nuestra experiencia.

PARAÍSOS CERCANOS se produce y emite desde hace años y cada temporada ofrece una remesa de nuevos documentales.

3245534
cerrar cerrar

Subtítulos de Paraísos cercanos - La Polinesia francesa, una tierra entre islas

En mitad del Pacífico sur,... ...casi en el otro lado del mundo nos aguarda el paraíso. 118 islas repartidas en cinco archipiélagos... ...conforman la Polinesia Francesa. Sobre una superficie marina de cuatro millones de km cuadrados,... ...ocupan una extensión... ...que equivale al continente europeo. Un paraíso que tiene muchas estaciones. Tantas como islas. Cada grupo de islas con sus volcanes y atolones... ...y el sempiterno Pacífico añaden matices que invitan al viajero... ...a saltar de una a otra. La Polinesia Francesa... ...nos dará la oportunidad de contactar... ...con una cultura original cuyas expresiones... ...van desde la danza y a la música, hasta la comida o los tatuajes. No es difícil quedar fascinado... ...por su fauna y flora. Por sus fragancias,... ...como las de la flor de tiaré, emblema de la isla. Y por sus misteriosas montañas, nacidas de un pasado volcánico. Hay que llegar a la Polinesia con el espíritu aventurero... ...que trajeron a sus costas artistas como Gauguin. Aunque una vez asentado el viajero pueda cambiar la aventura... ...por la contemplación. Cinco archipiélagos. Sociedad, Marquesas, Tuamotu,... ...Gambier y Australes forman la Polinesia. Paraísos cercanos les invita a visitar tres de ellos. Y degustar mil placeres a la carta... ...en un tierra que no para de sorprendernos al recorrerla. Nuestro viaje empieza por las islas de La Sociedad. Tahití, Bora Bora y Moorea. Son las más conocidas. En ellas está la capital de Polinesia, Papeete. Estos volcanes formados hace millones de años empezaron... ...un hundimiento que continúa y que ha dibujado las islas. Alrededor de la caldera se extiende una laguna protegida... ...por una barrera coralina. Dos volcanes posados... ...sobre un mar esmeralda. Dos islas abrazadas que juntas se convierten en la mayor de Polinesia. Montañas cubiertas de nubes. Ríos cristalinos. Valles profundos. Tahití aparece... ...como una colección de rincones como la bahía de Matavai. A esta playa, hoy famoso lugar... ...de ocio de los tahitianos, llegaron en el siglo XVIII... ...los primeros descubridores de la isla. Samuel Wallis, Louis Antoine de Bougainville... ...y el famoso capitán James Cook. Este último llamó Punta de Venus... ...al lugar, mientras realiza una misión astronómica financiada... ...por la Sociedad Real de Londres. Edificado en 1867, el faro de Punta de Venus... ...tiene una altura de 32 metros. Antiguamente en la cumbre ardía un fuego que podía verse... ...a más de 25 km de distancia. Pero no todos han sido descubridores franceses o ingleses. En 1972 el marino español Domingo de Bonaechea... ...desembarca en Tautira, al norte de la isla. Aquí funda la primera misión de las islas. En ella dejó a dos misioneros... ...que aterrorizados no salieron del recinto... ...durante todo un año debido al temor... ...que les infundía las historias de canibalismo. Bonaechea... ...murió en la isla. Una placa en francés, euskera y español nos recuerda su aventura. A pesar de todo... ...la evangelización de los nativos terminó por dar sus frutos. Durante el siglo XIX la dura represión cultural... ...ejercitada contra un pueblo sensual... ...llegó a la prohibición de alguna de sus expresiones tradicionales. Hoy conviven muchas de esas rescatadas tradiciones... ...con los cultos occidentales. Protestantes, católicos, adventistas y mormones... ...practican sus ritos salpicados... ...de notas polinesias. Es todo un espectáculo... ...asistir el domingo a misa en Tapeete. Cada una de las filas de bancos acoge a un coro... ...y se da una competición entre ellos. El entusiasmo es evidente. Cuando se está en Tahití puede entenderse... ...el terror de aquellos misioneros. Enfrentados a una tierra diferente.... ...y donde sus gentes parecían hostiles... ...por su afición a hacer sacrificios a los dioses. Hasta las plantas, flores y árboles... ...tienen dimensiones, formas, colores... ...y olores sorprendentes. Como se ve en el jardín botánico. Aquí podemos admirar plantas y árboles de estas islas... ...como el bayán, el árbol sagrado. Y otros no menos originales, aunque sea por su nombre,... ...como el emu, el pini, baobao,... ...noni o uru, el famoso árbol del pan. Cargamento que trasladaba... ...Labounty como alimento de esclavos durante el famoso botín. Protectorado francés primero y colonia desde 1880,... ...la Polinesia Francesa... ...es un territorio de ultramar... ...dotado de un estatuto de autonomía desde 1884. Su capital, Papeete, se revela... ...como una ciudad moderna. La única de Polinesia donde se siente una metrópoli. Donde lo urbano recuerda a lo que conocemos. El ayuntamiento y la catedral de Notre Dame... ...son las principales citas para el turista. Funcional y elegante, Papeete centraliza la vida del archipiélago. Si queremos conocer el carácter de los tahitianos... ...lo mejor el visitar el mercado de Papeete. Se sitúa en el corazón del barrio comercial. Aquí puede comprarse de todo y además ver... ...cómo se elaboran muchos productos... ...desde una posición privilegiada. El colorido, los olores,... Todo se mezcla en este zoco donde el pescado... ...convive con tatuajes y la vainilla con los tocados. La influencia francesa en el modo de vivir... ...se evidencia al pasear por los puestos. Y la manera china de comerciar... ...aporta el toque oriental. Pero es también... ...una ocasión única para acercarse a lo polinesio. Desde sus gestos... ...a sus voces. Y por supuesto sus flores, sus frutas,... ...sus sombreros, adornos y tatuadores. Y sobre todo pareos, muchos pareos. Para el visitante el mercado de Papeete es el lugar ideal... ...para hacer compras a un precio razonable. Ya fuera del mercado nos topamos con las tiendas más tradicionales... ...conviviendo con los centros comerciales. Pero si hay un tipo de comercio... ...que invade la ciudad son las perlerías. Hay por todas partes y de todos precios. No por casualidad es el souvenir más buscado. Todo un arte. Un culto a la perla negra... ...del Pacífico a la que se homenajea... ...dedicándole un museo. Si el mercado es un ejemplo... ...de vida cotidiana diurna, para acercarnos... ...a la diversión de los nativos... ...nos pasaremos por la plaza de Tuatá,... ...en el puerto de Papeete, oiremos música y cenaremos comida china. Los chinos fueron el primer grupo importante de inmigración. Ahora controlan el pequeño comercio y los restaurantes. Aportando otra nota exótica y de fusión unida... ...a la influencia francesa. A la mañana siguiente... ...y desde el mismo puerto, el más comercial... ...de Polinesia, partimos hacia Moorea. Solo tenemos que navegar 17 kilómetros. Ir a Moorea no es una excursión... ...para turistas. Su proximidad ha convertido a la isla en zona residencial. A diario embarcan para trabajar en Papeete... ...y luego vuelven a casa. Y es que parece que merece la pena vivir lejos... ...del centro y tener mejor calidad de vida. Al llegar a Moorea por su lado sur llama la atención su perfil,... ...donde destaca la masa rocosa del monte Rotui, de casi 900 m. Uno de los mitos sagrados de los antiguos dioses tahitianos. Desde allí podemos disfrutar de una de las panorámicas más hermosas... ...de la Polinesia. Domina dos bahías. Al oeste la de Opunohu. Al este la de Cook, lugar favorito de los conquistadores... ...para fondear sus barcos. Paradójicamente Cook siempre prefirió atracar en la bahía oeste. A pocos metros del mirador encontramos el Marae de Titiroa,... ...antiguo lugar de culto de los primeros pobladores de Moorea. Restaurado en 1969,... ...se encuentra en un soberbio bosque de mape,... ...el castaño tahitiano. Existen muchos restos así en los alrededores,... ...pues Moorea fue el refugio de los reyes tahitianos... ...cuando las cosas... ...se ponían difíciles en la isla grande. En el centro de Moorea, aprovechando las laderas soleadas,... ...la espesa vegetación deja paso... ...a cultivos perfectamente ordenados. Las piñas son la fruta principal. Su exportación constituye gran parte de los ingresos de la isla. Siguiendo la carretera de la costa... ...aparecen complejos hoteleros bien integrados... ...en el paisaje, casi flotando en la laguna. Son invitaciones al relax. Para un turismo de trato cercano... ...que busque en el entorno privilegiado... ...un oasis donde desconectar del mundo. La Perla del Pacífico, como la bautizó el capitán Cook,... ...resume la esencia de Bora Bora. Un paraíso antaño prohibido y solo reservado para los reyes. Bora Bora significa nacida la primera. Y tal vez por eso se quedó con lo más hermoso. El cielo más azul. La laguna más turquesa. El aire más limpio. En ningún sitio es más fácil... ...entender la relación de los polinesios con el mar... ...que en Bora Bora. Para ellos el agua es solo... ...otra tierra. En el mar hacen parte de la vida. De niño se juega en sus orillas. Se vive en sus perfiles. Los jardines de las casas se hacen de mar. Se trabaja, se descansa... ...y se mira al mar. Hay mil formas de navegarlo que no imaginaríamos... ...en Occidente pero que aquí son cotidianas. Harían falta semáforos y señales... ...para regular el tráfico incesante. Porque el mar es más suelo... ...que la tierra firme. Como hay mil formas de navegar y Bora Bora está reservado al lujo,... ...la combinación perfecta es un yate compartido. Así se tiene la posibilidad... ...de disfrutar de uno de los placeres de la vida... ...paro sin los inconvenientes de ser el dueño. Este barco dotado... ...de todos los adelantos técnicos... ...es un alarde de diseño y confort. Durante el día actividades... ...y excursiones. De noche podemos disfrutar de la cocina en el restaurante... ...mientras nos trasladamos al próximo destino... ...y descansamos en un confortable camarote en el que no falta... ...ni el más mínimo detalle. Una manera práctica... ...de viajar de isla en isla. Cualquier exquisitez se ha previsto de antemano... ...y está a nuestra disposición. Una mesa para sibaritas, volar en helicóptero,... ...bucear, viajar a uno de los islotes... ...de la barrera de corales llamados Motus y oler el café... ...mientras el mantel está... ...rozando el agua. El barco nos deja en el embarcadero de Vaitape, la capital de Bora Bora. Es como una estación de autobuses acuática. Vaitape. Es una ciudad pequeña y tranquila. Y lujosa, claro. La artesanía adquiere el grado de excelente muestra de diseño. Los mismos materiales y motivos tradicionales... ...son aquí objetos de firma,... ...símbolos de lujo. Siendo la isla más visitada de la Polinesia, es difícil... ...mantener el equilibrio entre turismo y naturaleza. Desde hace unos años se ha incrementado el número de turistas. Una industria floreciente... ...pero que a largo plazo puede no ser tan rentable. Como nos explica Gaston Tong Sang, alcalde de Bora Bora. El límite está en la calidad de nuestra laguna. El objetivo del Consejo Municipal... ...es ofrecer a la población visitante... ...un medio ambiente preservado. Una laguna viva llena de corales y peces. Para mí el entorno no es solo limpieza. Por encima de la limpieza está la vida. Una naturaleza mimada... ...y una infraestructura como esta permiten... ...realizar deportes con la garantía de disfrutar. Las aguas seguras y cálidas de la laguna... ...permiten iniciarse en cualquier... ...disciplina acuática. Snorkel, buceo, piragüismo,... ...vela, motos de agua... En los hoteles aseguran la diversión del turista. Al llegar la noche y mientras degustamos la comida tradicional... ...podemos disfrutar del baile... ...que fue clandestino hasta el siglo XX por su erotismo. Por parejas o en grupo, con multitud de símbolos gestuales,... ...conservan su sentido de espectáculo. Como demuestran los festivales anuales que se celebran. A 170 km de Tahití se encuentra Huahine. La isla partida en dos por la piragua del Dios Hiro. Si preguntáramos a un tahitiano por su isla preferida... ...tendríamos muchas probabilidades de que dijera Huahine. La belleza salvaje... ...su riqueza arqueológica y su autenticidad la convierten... ...en memoria intacta de Polinesia. Poco conocida, poco visitada y poco habitada. Nada tiene que envidiar a Tahití o Bora Bora. Visitamos la isla navegando por la laguna que la rodea. Llama la atención su paisaje intacto. Parece como si nadie hubiera reparado en esta isla. Apenas hay construcciones... ...y las que existen se integran... ...como si quisieran pasar desapercibidas. La tierra en Huahine es fértil. Aquí hay plantaciones de todo tipo de frutas tropicales. Pero entre todas ellas destaca... ...la vainila, la reina de las especias. Pronto llegamos al puente que une las islas. Punto de encuentro de los barcos que cruzan el archipiélago. Auténticos hoteles flotantes y plataforma perfecta... ...para conocer un territorio... ...de islas separadas por el mar. Los cruceros... ...atracan para realizar excursiones. En una visitamos alguno de los yacimientos... ...arqueológicos que dan fama a la isla. De camino paramos el Faye, una pequeña localidad... ...donde la atracción son las anguilas sagradas de ojos azules. Miden entre uno y medio y dos metros. Y pueden llegar a pesar... ...entre 10 y 12 kilos. Están tan acostumbradas... ...a recibir visitas que podemos tocarlas e incluso... ...darles de comer. Llegamos a la laguna de Maeva, una aldea... ...museo arqueológico al aire libre. Podemos recorrerla gracias a un circuito a pie... ...de dos horas de duración. Maeva fue cuna de ocho... ...de las antiguas jefaturas. Y está plagada de lugares de culto. Algunos se han reconstruido como este marai. En Matarrea Rai,... ...el más antiguo de la isla, consagrado... ...a Tane, el dios de la pesca. A su lado, como si de un bosque encantado... ...se tratara se encuentran... ...unas reproducciones de los tradicionales fata y hunu. Los hunu eran piezas de madera esculpida dispuestas sobre el marae. Representaban pájaros y perros. Otras veces tenían formas geométricas. Algunos autores creen que se levantaban... ...con ocasión de algún sacrificio humano. Llegamos a Fare, el centro administrativo de Huahine. Un pueblo pintoresco de simpáticos comercios... ...que están en la única calle... ...que ordena su trazado. Durante el siglo XIX... ...la ciudad vivió tiempos mejores. Los balleneros descansaban... ...en sus campañas de pesca de camino hacia el norte. Hoy el reclamo para turistas consiste... ...en viajar unos kilómetros para ver un espectáculo. Dentro de la laguna... ...vemos barcazas formando un ángulo recto. Van a limitar el espacio... ...y facilitar el espacio al recién llegado... ...que va a contemplar un ritual escalofriante. El de los tiburones... ...a la hora de la merienda. Armados de gafas de buceo... ...accedemos a una pasarela donde nos protege... ...una cuerda que hace las veces de barandilla. En el centro del espacio limitado un marinero prepara... ...el festín de los tiburones. Y en cuanto lo lanza al agua, del fondo... ...del mar y como por arte de magia... ...surgen los escualos hambrientos de la Polinesia. Y con ellos otros peces en busca de las migajas. Aunque carnívoros,... ...los guías advierten que son inofensivos. Casi siempre. No puede definirse la sensación que provoca... ...estar tan cerca de estos escualos. Sobre todo cuando la imaginación... ...ha sido alimentada desde el cine con su peor cara. Como extra inesperado a este espectáculo... ...una raya se obstina en robar protagonismo a los tiburones. Tanta emoción nos hace regresar al hotel agotados. Pero esta isla siempre tiene un remedio contra sí misma. Es casi imposible no sentir la fuerza del entorno. Y el reparo que supone... ...la brisa de los vientos elíseos. Los cocoteros al ras de la arena. Las parejas de enamorados mirando el horizonte. O un atardecer de esos que creíamos exclusivos de las postales. El mar... ...lo devuelve todo, según los que le conocen. O al menos trae la sensación de haber dejado una huella... ...para siempre en el recuerdo. Un lazo que nos permitirá volver a estas playas al cerrar los ojos. Viajando hacia el norte de Tahití, a 1.500 km,... ...y muy cerca del ecuador llegamos a las Islas Marquesas. Las más desconocidas y las que mejor han conservado sus esencias. Hubo un tiempo en que la oscuridad lo invadía todo. Según las leyendas marquesianas la diosa Atanúa,... ...cansada de vagar entre nieblas,... ...pidió a su esposo un lugar luminoso. Quería un fuego en torno al que fundar un hogar. Fue entonces... ...cuando el dios Otanea creó Las Marquesas. Cada una de las 12 islas... ...es una parte de esa casa. El primer hogar del hombre en esta Tierra. Por eso le llaman Te Henua’enana... ...que significa la tierra de los hombres. Naturaleza salvaje. Imponentes masas volcánicas... ...que el tiempo y la erosión han moldeado. Cumbres que se escurren hasta el mar abruptamente. Impresionantes acantilados. Agua que sorprende en sus caídas verticales. Bahías resguardadas donde las arenas... ...forman playas paradisíacas. Un tapiz vegetal inmenso que lo cubre todo. Un volcán que continúa su hundimiento imparable. De las 12 islas del archipiélago seis están habitadas. 8.000 habitantes se reparten entre ellas. En el grupo norte se sitúa Nuku Hiva,... ...donde está la capital, Taiohae. Llegar a la ciudad es un espectáculo... ...que colma los sentidos. Lo primero que vemos es una bahía cercada por la vegetación,... ...asomada al océano y rodeada de montañas. Las características de esta tierra... ...han obligado a elegir este terreno... ...como asentamiento ideal. En cada final... ...de valle encontramos una población. Taiohae es el ejemplo perfecto. Casas sencillas, dispersas, siempre mirando al mar. Organizadas en torno al ayuntamiento, correos, la iglesia... ...y la escuela. Una forma de vivir... ...que marca el carácter de la ciudad,... ...apacible y sin complicaciones. En la playa nos sorprende el paepae de Tenejea,... ...el modelo tradicional de asentamiento. En el centro se situaba el tohua, lugar... ...de celebración de danzas y juegos. A su lado una casa reconstruida siguiendo... ...el modelo tradicional. Estas construcciones de madera y palma... ...fueron en su día levantadas con materiales que no han resistido. La irrupción de los misioneros en la isla... ...en 1797 supuso un terremoto para una población... ...que practicó el canibalismo hasta el siglo XIX. De su paso por Nuku Hiva queda como testigo la catedral de Notre Dame. Católica, como el 60% de la población marquesiana. El templo está levantado... ...sobre un emblema de la cultura autóctona,... ...la Piedra Roja. Venerada desde siempre, adquiere un valor... ...del mismo rango que una piedra preciosa. El descanso del viajero,... ...importante, se garantiza en uno de los hoteles... ...de Nuku Hiva, uno de esos lugares... ...que se ha integrado... ...respetando el sabor local y transmitiendo... ...esa tranquilidad que se respira en la isla. Un espacio donde disfrutar de todas las comodidades... ...rodeado de naturaleza y poder estar como los nativos,... ...mirando al mar. La vista es sencillamente impresionante. Dejamos Taiohae, la capital, para visitar la bahía de Hatiheu. Salpicado de manadas de caballos... ...casi salvajes, el camino... ...nos conduce por rincones donde la naturaleza... ...nos sorprende. Una isla estrecha y escarpada como esta,... ...con montañas de 1.200 metros,... ...permite contemplar saltos de agua de más de 300 metros. Otro de los encantos que atraen a estas tierras... ...a los amantes del deporte de aventura. Al llegar a Hatiheu vemos otro pueblo... ...estirado frente al mar situado... ...en una bahía. El uru es la base... ...de la gastronomía de Las Marquesas. Si tenemos el honor de ser invitados a una casa nativa... ...podremos ver la elaboración tradicional. El rallado del coco para obtener leche,... ...imprescindible para condimentar... ...muchos platos. Como nos explica Ivone Katuva, uru, leche de coco... ...y la sabiduría de siglos... ...se mezclan para hacer la realidad... ...la cocina de Las Marquesas. Para hacer el tradicional katu... ...primero hacemos un fuego y en él ponemos el uru,... ...que es el fruto del árbol del pan. Hasta que está bien caliente. Después le quitamos la fibra a un coco. En ella metemos la ralladura que habíamos obtenido. La prensamos y extraemos... ...la leche de coco. Cuando está bien caliente sacamos el uru del fuego. De esta manera es mucho más fácil pelarlo. Lo machacamos con ayuda de un mortero. Luego lo mezclamos con la leche de coco... ...que teníamos preparada. Y ya está listo para comer... ...el katu. Al fondo del valle se alza Naniui Tohua,... ...el lugar de las fiestas. Estas ruinas son visita obligada... ...para conocer la cultura marquesiana. Solo quedan las edificaciones en piedra. De las más antiguas de la Polinesia. Nuku Hiva fue el origen de la población marquesiana... ...que después se dispersó. Un poco más escondidos hallamos... ...grabados unos símbolos misteriosos... ...que el guía arqueológico nos explica. Esto es la representación... ...del pez Magimagi, el pez sagrado. Aquí hay tortugas que representan... ...la longevidad. Y esto es el pájaro de la proa de una piragua. no muy lejos está el banyán, un árbol sagrado... ...que se encuentra en los recintos dedicados a los dioses paganos. Algunos tienen una particularidad, que a sus pies... ...se haya el hueco que alojaba a los destinados al sacrificio. Personas que eran cuidadas en ese recinto... ...hasta que llegaba el ritual. La población de Las Marquesas fue la primera en instalarse... ...en toda la Polinesia, en el 1.000 a.C. Estas ruinas... ...de Naniui agrupaban varias poblaciones. En cada una se repite la estructura. A un lado del campo del celebración se encontraba el marae. Lugar destinado solo a los reyes. Frente a él está la zona de los sacrificios. Esta es una de las pocas piedras... ...para los rituales que aún existen. De vuelta a la capital de la isla podemos visitar... ...el pequeño museo arqueológico de Rose Corsair. Con piezas como esta... ...que servía para sacar el alma. O esta empuñadura con forma de cabeza. Un pendiente hecho... ...con un diente de cachalote. Utensilios elaborados con técnicas neolíticas. También coronas hechas con dientes de delfín. Y la preferida de Rose,... Es un rompecabezas que fue esculpido el siglo pasado... ...por los guerreros. Ellos partían... ...con él en otro tiempo con otra tribu. Está hecha en madera de hierro... ...con un pequeño dibujo que dice, esto fue el rompecabezas de Pakoko. El joven jefe... ...que había aquí, en Taiohae. La gran cantidad de árboles tropicales... ...existentes permiten que el trabajo en maderaaún persista... ...en distintos talleres de la isla. Basándose en el sistema de trabajo... ...tradicional se repiten modelos antiguos. Con fines, eso sí, más decorativos. Otra alternativa para acercarse de manera más próxima... ...a esta naturaleza es una excursión... ...a caballo. Una opción... ...que permite conocer a otro ritmo.. ...las maravillas que deslumbraron... ...a viajeros de otros tiempos. Un español, Álvaro Mendaña, descubrió... ...estas islas y las llamó Marquesas en honor... ...a la marquesa de Mendoza, esposa del virrey de Perú, patrocinador... ...de la expedición. Desde Melville a Stevenson, numerosos artistas, aventureros,... ...un día llegaron hasta aquí... ...y nunca más quisieron abandonar estas costas. Nos vamos de Nuku Hiva. Lo hacemos con una despedida de altura. La de sus 367 metros del tercer salto de agua... ...más alto del mundo, la gran cascada de Hakaui. Hiva Oa es la segunda isla más grande de Las Marquesas. Su capital es Atuona, el centro administrativo... ...del grupo sur del archipiélago. Uno de los alicientes de visitar estas islas... ...se experimenta con el ritual de bienvenida. Una hospitalidad que es seña de identidad... ...de Polinesia en todo el mundo. Al llegar al hotel encontramos... ...todo lo que atesora la memoria colectiva del Polinesia. Cantos, flores, arquitectura de madera,... ...vistas privilegiadas... Todo lo exótico... ...se hace realidad. Hiva Oa es la isla de Gauguin. Como si esa luz, esas playas... ...y esos retratos de nuestra retina se hicieran... ...realidad en un lugar del mundo. El artista buscaba el salvajismo... ...y la pureza del hombre... ...que aún se puede rastrear. Gauguin llegó a Hiva Oa desde Tahití en su segundo viaje a Polinesia. Esta es la reproducción de la construcción... ...en la que pasó años. La llamó la Maison du jouir, la casa del gozo. Estos paneles son reproducciones de los originales,... ...que fueron adquiridos por el Louvre. Gauguin se enamoró de esta tierra porque la civilización... ...no había contaminado a sus habitantes... ...y porque podía disfrutar del placer. Debajo de su casa estaba el estudio y arriba la vivienda. Desde su habitación y tirando de una cuerda... ...podía sacar del pozo el whisky... ...siempre fresco. Gauguin nunca regresaría a Francia. En este cementerio descansan sus restos... ...a 10 m de la tumba del obispo Martín. Su permanente enfrentamiento en sus últimos años de vida... ...ha terminado con un saldo irónico,... ...el de compartir el horizonte de su última morada. En otro rincón del cementerio... ...yacen los restos de Jacques Brel. El famoso cantautor belga... ...eligió Atuona para pasar... ...sus últimos días de vida. Por el tardío descubrimiento de estas islas... ...se han conservado tradiciones... ...que de otra forma sería difícil. El viajero verá la elaboración... ...de uno de los productos típicos, los tapah. De la corteza del árbol del pan extraen la fibra. La golpean con la madera sutilmente para no romperla. Con este material... ...elaboraban la ropa y el papel. Hoy es el souvenir obligado. Salimos de nuestro refugio... ...para hacer una excursión hasta Puamau. El viaje interesante, ya que sigue la línea de costa. Pero nuestro destino nos obliga a cruzar la isla,... ...para lo que hay que cruzar su espina dorsal. Es raro no ver nubes en estas cimas... ...de más de 1.000 m. Pero si el tiempo está de nuestro lado el paisaje se transforma. En cada valle dominaba una tribu. Y en cada cima amenazaba una batalla. Por eso los héroes de aquellos pueblos... ...siguen vagando entre estas brumas. Llegamos a Puamau donde visitamos... ...los tikis de Oipona. Son estatuas pesadas, depuradas y muy estilizadas. Dotadas de poderes,... ...cada una representa un dios y guarda... ...la tumba de un antiguo jefe. La escultura en piedra es la forma de arte tradicional... ...más importante de estas islas. Su materia prima... ...es la piedra volcánica. Dura y oscura como el basalto... ...o, en raras ocasiones, lavas claras... ...marrones o casi blancas. Los motivos siempre aluden a la mitología... ...y símbolos paganos de Las Marquesas. Son pocas las cosas que han llegado.. ...a España de esta cultura. Nuestro lenguaje... ...asimiló dos términos, el primero es tabú,... ...que proviene de tapu, la prohibición marquesiana. El segundo es tatuaje. El tatuaje es otra imagen... ...asociada a estas tierras. Con un origen perdido en el tiempo,... ...los tatuajes estaban relacionados con el poder. A más jerarquía... ...mayor cantidad de dibujos. Los trabajadores llevaban los dibujos que el rey quería ver... ...en la piel de otro antes de hacérselos él. El lugar sobre el que se hacían... ...cara, piernas, pecho o brazos, indicaba la procedencia... ...del tatuado. Esquematizados y estilizados,... ...cada trazo representa los iconos paganos. Tikis, tortugas, pájaros, el mar. Y cada uno representa un concepto. La fecundidad, la jerarquía, la longevidad. Son los mismos diseños que encontramos... ...en todas partes. En los tapah, esculturas, telas... También contaban la historia... ...de la familia, el valor de la estirpe o la promesa de longevidad. El prestigio de llevar tatuajes... ...exigía pasar la pubertad para iniciarse en el rito. Durante 150 años, y por la presión de la Iglesia,... ...estuvieron prohibidos hasta que en 1970... ...recuperaron su significado,... ...su honor y su lugar en la cultura. Esto de aquí es para que viva muchos años. Es una tortuga. Esto son unas olas. Este representa un tiki, como estos otros. Como casi todo lo demás, los tatuajes también... ...surgieron en Las Marquesas antes de extenderse a la Polinesia. Las Islas Tuamotu forman el mayor archipiélago de la Polinesia. Sus 77 islas y atolones... ...se dispersan por más de 160.000 kilómetros cuadrados. Las Tuamotu son en su mayoría... ...atolones coralíferos. Formaciones surgidas en el lento hundimiento... ...de un volcán en el mar. Sobre sus escombros el coral ha encontrado donde crecer. Así hasta conformar un anillo que apenas supera el nivel del mar. Este círculo encierra un pequeño mar interior rodeado de océano. Gracias a las corrientes cálidas el coral se asienta... ...en estas lagunas. Al final de su proceso vital sus restos van a parar a la orilla... ...aumentando el perfil del atolón. Pero la última palabra la tiene la erosión, que los transforma... ...en arena blanca. Es uno de esos espectáculos de la naturaleza... ...que sobrecogen. Antigua capital de las Tuamotu,... ...Fakarava es el segundo mayor atolón de la Polinesia. Lo que más nos sorprende es la delgada línea de tierra firme. Aunque la laguna interior es inmensa y su perímetro es de 150 km,... ...los ojos no pueden mirar muy lejos sin ver agua. Un cinturón que a veces no llega a los 100 metros... ...separa las dos aguas. Es fácil comprender que esta isla y otras seis vecinas... ...sean reserva de la biosfera. Junto a su belleza permanece... ...esa sensación de fragilidad. La naturaleza ha tenido que adaptarse a estas condiciones. Hasta los árboles... ...saben de la importancia de aprovechar el espacio. La tierra y el agua son bienes escasos... ...que hay que ganar al coral. Este bosque de Mikimiki es un buen ejemplo de ello. Llegamos al hotel. Y si existe un paraíso sobre la Tierra en el siglo XXI... ...una parte de él está aquí. Es como si los atardeceres dorados... ...con palmeras y arenas blancas que reflejan la luz... ...en el mar se hubieran imaginado... ...en este lugar. Este oasis marítimo tiene fundamentalmente dos cosas... ...que ofrecer al viajero, sol y mar. Esta mañana hemos elegido la segunda. El Paso, el lugar donde se comunican los dos mares es el lugar... ...elegido para la inmersión. La primera impresión nos fascina. Los fondos coralinos están perfectamente conservados,... ...lo que hace de este lugar un refugio para los peces... ...que aquí se hallan, pues los defienden de los grandes... ...depredadores oceánicos. Ellos son los arquitectos de la vida submarina. La laguna es un acuario gigante. Dependiendo... ...de la época y la marea podemos encontrar meros, rayas,... ...peces de mil colores, incluso alguna tortuga. Pero si por algo la Polinesia es un referente para los buceadores,... ...es por la posibilidad de nadar entre peces de gran tamaño. Tiburones de todo tipo, como estos inofensivos de aleta negra. O por poder compartir proximidad... ...con una gran manta. Claro está que para los menos aventureros... ...queda la fascinación de ver un acuario... ...con solo tocar el agua con los dedos. Si hay un objeto tahitiano... ...internacionalmente conocido ese es el pareo. Atado con un nudo estratégicamente colocado... ...permite multitud de formas de llevarlo. Y multitud de motivos con el que adornarlo. Desde hace pocos años las tradicionales... ...industrias de las Tuamotu han sido desplazadas... ...por otras más rentables. El turismo y el cultivo de perlas. La famosa perla negra del Pacífico. En este archipiélago hay más... ...de 250 viveros. El cultivo... ...de esta joya requiere de paciencia y tiempo. Pero también de una gran profesionalidad... ...y especialización. La técnica del cultivo arranca... ...con la extracción del epitelio del manto de este animal. Este organismo debe mantenerse vivo durante todo el proceso. Se trocea en minúsculas partes que después se insertarán en ostras. La paradoja... ...reside en que hace falta un año para que la crianza cuaje. Sin embargo, solo se tiene media hora para preparar al animal. Si todo sale bien harán falta dos años antes de conseguir la perla. Empieza el momento que determinará el éxito. Se abre cada ostra... ...lo mínimo para meter... ...el epitelio y una pequeña... ...esfera de nácar elaborada con concha de mejillones... ...que será el núcleo de la perla. Rápidamente se devuelven al agua para devolverlas luego a la laguna. Empieza el trabajo de la ostra que irá recubriendo el núcleo... ...con capas de nácar... ...hasta elaborar una bolita. Solo un 60% de ellas lo logrará. Jamás puede predecirse el tamaño y calidad,... ...brillo, redondez o espesor de las perlas que producirá. Diferencias que harán que su precio... ...sea el convencional o las convierta... ...en joyas con cotizaciones astronómicas. Un lugar donde el cielo y la tierra se confunden. Donde es difícil distinguir... ...entre el paraíso soñado y el vivido. Donde uno puede creer que las joyas crecen en la concha de un animal. Que los espíritus habitan los bosques y que las islas... ...se hunden cada día un poco más.

Paraísos cercanos - La Polinesia francesa, una tierra entre islas

57:17 11 ago 2015

El programa viaja a la polinesia francesa. Formada por cinco archipiélagos, se visitan los tres más significativos: sociedad, Tuamotu y marquesas, en las que se materializan los mitos de los mares del sur. En las islas de la sociedad se visita Papeete, capital de Tahití y de toda la polinesia. Fuente de inspiración para Paul Gauguin que residió en ella. También se visitan Bora Bora, escenario de acontecimientos históricos y uno de los destinos turísticos favoritos de viajeros norteamericanos y japoneses, y las islas de Moorea y Huahine, esta ultima autentico jardín en el que la naturaleza prácticamente no ha sido alterada por la mano del hombre y donde se conservan numerosos vestigios de los primitivos maoríes que la habitaron. El archipiélago de Tuamotu está formado por atolones, verdaderas piscinas naturales en mitad del océano. Vivero de perlas naturales, las negras han sido elegidas como especialidad por la naturaleza. Los fondos marinos de Tuamotu han sido declarados por la Unesco reserva de la biosfera. Por último, las islas marquesas, el archipiélago mas virgen de la polinesia. Sus playas salvajes son indistintamente de arenas blancas o negras, lo que revela su origen volcánico. El programa visita el tercer salto de agua más alto del mundo. El programa se divide en diferentes apartados de los que se rotula su nombre.

Histórico de emisiones: 

25/07/2007 

03/05/2009

04/08/2011

23/07/2012 

El programa viaja a la polinesia francesa. Formada por cinco archipiélagos, se visitan los tres más significativos: sociedad, Tuamotu y marquesas, en las que se materializan los mitos de los mares del sur. En las islas de la sociedad se visita Papeete, capital de Tahití y de toda la polinesia. Fuente de inspiración para Paul Gauguin que residió en ella. También se visitan Bora Bora, escenario de acontecimientos históricos y uno de los destinos turísticos favoritos de viajeros norteamericanos y japoneses, y las islas de Moorea y Huahine, esta ultima autentico jardín en el que la naturaleza prácticamente no ha sido alterada por la mano del hombre y donde se conservan numerosos vestigios de los primitivos maoríes que la habitaron. El archipiélago de Tuamotu está formado por atolones, verdaderas piscinas naturales en mitad del océano. Vivero de perlas naturales, las negras han sido elegidas como especialidad por la naturaleza. Los fondos marinos de Tuamotu han sido declarados por la Unesco reserva de la biosfera. Por último, las islas marquesas, el archipiélago mas virgen de la polinesia. Sus playas salvajes son indistintamente de arenas blancas o negras, lo que revela su origen volcánico. El programa visita el tercer salto de agua más alto del mundo. El programa se divide en diferentes apartados de los que se rotula su nombre.

Histórico de emisiones: 

25/07/2007 

03/05/2009

04/08/2011

23/07/2012 

ver más sobre "Paraísos cercanos - La Polinesia francesa, una tierra entre islas" ver menos sobre "Paraísos cercanos - La Polinesia francesa, una tierra entre islas"

Los últimos 67 documentales de Paraísos cercanos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Singapur, el león de Asia

    Singapur, el león de Asia

    56:52 pasado jueves

    56:52 pasado jueves El corazón de los mares empezó a latir y su agitación hizo estremecer las aguas. Bajeles de todo tipo y los más grandes barcos no pudieron resistir sus convulsiones y de entre las olas surgió, amenazador, un gran león mientras la tormenta navegaba sobre la isla. Los antiguos habitantes malayos vieron con incredulidad cómo se transformaban sus vidas y cambiaron el nombre de su ciudad Temasek, ciudad marina, por el de Singa-Pura, la ciudad del león. Su rugido fue un reclamo que atrajo a todas las Asias. El león no motivó temor sino que propició la acogida y gentes de todas las razas acudieron a su llamada. También otros leones más lejanos pues la Corona Británica estableció en estas tierras uno de sus principales feudos. Durante el siglo XIX y gran parte del XX, el puerto de Singapur fue uno de los centros desde los que se distribuyeron hacia la lejana Inglaterra las inconmensurables riquezas que proporcionaba a los británicos su imperio. Hoy, la pequeña isla pero gran ciudad, sigue encerrando el misterio de su señuelo. Transformada en un importantísimo centro financiero y comercial, sus calles siguen conservando los aromas de las más escondidas Asias. En la misma ciudad se puede rastrear la ancestral China, sumirse en la mitológica India, explorar el espíritu malayo o rememorar el mundo colonial europeo.Eje de comunicaciones, sus muelles y aeropuerto son punto de encuentro, de entrada y de salida, imprescindible escala para Oceanía y los países del lejano oriente asiático. Una parada recompensará curiosidades y ansias.Histórico de emisiones:23/06/200227/06/2010

  • Chile, el amanecer del mundo

    Chile, el amanecer del mundo

    58:02 pasado miércoles

    58:02 pasado miércoles Chile semeja el perfíl de América del Sur. Aprisionado entre la cordillera de los Andes y las aguas del Pacífico, su territorio forma una estrecha franja de 5.000 kilómetros de longitud, donde se resume un Continente.Histórico de emisiones:13/09/2012

  • Austria: música y silencio

    Austria: música y silencio

    58:06 pasado martes

    58:06 pasado martes Cualquier viajero que se acerque a Austria por primera vez, llevara en la cabeza tres conceptos: el Danubio, la música y los Alpes. Pero esta primera percepción no es más que la puerta de acceso a un mundo de una ingente riqueza histórica, humana y cultural, que ganará sin esfuerzo su corazón.Histórico de emisiones:12/06/200521/06/200805/08/2011

  • 54:17 pasado lunes Washington, la capital de Estados Unidos pese a ofrecer una de las imágenes más conocidas del mundo, la del Capitolio, es sin embargo una gran desconocida.Histórico de emisiones:05/08/2014

  • Malta, entre dos aguas

    Malta, entre dos aguas

    55:53 21 ago 2015

    55:53 21 ago 2015 En el centro, justo donde se encuentran las aguas del Mediterráneo Occidental con las del Oriental, se alza el archipiélago maltés, que ha trazado su vida y su historia al hilo de esta posición fronteriza.                                                                                                  Histórico de emisiones: 04/08/2014

  • 54:54 20 ago 2015 El programa propone un recorrido por Suiza, donde se produce una dualidad entre las cumbres alpinas y las cálidas tierras de los valles, denominador común del viaje por los cantones de Vaud, Valais y Ginebra. A bordo de los decimonónicos barcos se descubren las orillas del lago Leman, donde las ciudades balneario de Montreux y Vevey acogieron a artistas, millonarios, aristócratas y exiliados de lujo que dieron lugar a una sociedad profundamente culta que ha creado museos, galerías de arte, festivales de música, hoteles de época y monumentos a las personalidades que le dieron fama universal. También se ha visitado Lausanne y el museo y el parque olímpico del Comité Internacional. En Ginebra, sede europea de las Naciones Unidas y de la Cruz Roja Internacional, se visitan los monumentales jardines, palacetes y los grandes relojeros que conforman los símbolos de riqueza y poder de la ciudad. En el cantón de Valais, famoso por la ciudad medieval de Sion, por sus vinos y por sus cuarenta cumbres que superan los 4000 metros, donde se ha visitado el glaciar de Aletsch, el más largo de Europa, y estaciones de esquí como Crans Montana.Histórico de emisiones:- 01/08/2004- 26/04/2009- 27/07/2011- 18/07/2012                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       - 22/05/2013 

  • 57:01 19 ago 2015 Las Montañas Rocosas guardan el alma del indio. Sus glaciares, picos, lagos y ríos perpetúan la memoria de una civilización que convivía armónicamente con la naturaleza.                                                                                                                                            Histórico de emisiones:31/07/2014

  • 58:00 18 ago 2015 A la sombra del Vesubio, la región de Campania atesora las esencias más puras del Mediterráneo. Cada época, cada imperio, ha dejado su huella en esta tierra del claroscuro elegida por los dioses y los grandes viajeros.                                                                 Histórico de emisiones:26/05/200204/10/2009                                                                              01/08/2012

  • 57:49 17 ago 2015 Programa dedicado a las republicas bálticas, Lituania, Letonia y Estonia. Son tres pequeños países que turísticamente tienen un enorme potencial. Sus tres capitales, Vilnius, Riga y Tallin, poseen cascos históricos declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco. A lo largo del recorrido se observa como la historia ha dejado huella en la fisionomía de sus ciudades. En estos países la naturaleza ocupa un espacio importante, la acción del hombre apenas la ha modificado. Su reciente entrada en la Unión Europea es un testimonio de su voluntad de modernidad.                                                Histórico de emisiones: 20/06/200428/07/201117/07/2012                                                                                     21/05/2013 

  • Aruba, una isla feliz

    Aruba, una isla feliz

    54:25 14 ago 2015

    54:25 14 ago 2015 Aruba es una pequeña isla en el mar Caribe, situada a 30 kilómetros de las costas de Venezuela. Pertenece a la corona holandesa, goza de una amplia autonomía y está ligada en una parte a España. En Aruba se encuentran playas paradisiacas y un paisaje interior semidesértico. El parque Arikok cubre el 17% de la isla y es el hogar de muchas especies protegidas. La costa oriental ofrece el impresionante espectáculo de un mar embravecido que rompe contra las rocas y forma monumentos naturales como el 'Puente Natural'. Las playas situadas en la costa occidental junto con los cayos de arenas finas y blancas garantizan una amplia gama de actividades acuáticas para el turismo. Además, destacan los fondos marinos. La música, la gastronomía, el idioma nativo y sus gentes, son otros de los atractivos de esta isla, que representa un Caribe avanzado con todas sus ventajas y casi ninguno de sus inconvenientes.Histórico de emisiones: 18/07/200417/05/200923/08/2012 

  • 56:50 13 ago 2015 Abierta a la democracia y a la pluralidad en Bulgaria conviven los ritos ancestrales, la herencia oriental en un país occidentalizado. Un viaje por la actual Bulgaria, partiendo de la capital Sofia, atravesando la cordillera Balcánica y llegando hasta el Mar Negro. Para finalizar en los Monasterios más importantes del país.Histórico de emisiones:26/10/200610/05/200909/08/2011 

  • 55:44 12 ago 2015 El río Po y su cuenca hidrográfica han dado lugar a una de las zonas más ricas y complejas de Europa.Historico de emisiones:01/08/201116/07/2012

  • 57:17 11 ago 2015 El programa viaja a la polinesia francesa. Formada por cinco archipiélagos, se visitan los tres más significativos: sociedad, Tuamotu y marquesas, en las que se materializan los mitos de los mares del sur. En las islas de la sociedad se visita Papeete, capital de Tahití y de toda la polinesia. Fuente de inspiración para Paul Gauguin que residió en ella. También se visitan Bora Bora, escenario de acontecimientos históricos y uno de los destinos turísticos favoritos de viajeros norteamericanos y japoneses, y las islas de Moorea y Huahine, esta ultima autentico jardín en el que la naturaleza prácticamente no ha sido alterada por la mano del hombre y donde se conservan numerosos vestigios de los primitivos maoríes que la habitaron. El archipiélago de Tuamotu está formado por atolones, verdaderas piscinas naturales en mitad del océano. Vivero de perlas naturales, las negras han sido elegidas como especialidad por la naturaleza. Los fondos marinos de Tuamotu han sido declarados por la Unesco reserva de la biosfera. Por último, las islas marquesas, el archipiélago mas virgen de la polinesia. Sus playas salvajes son indistintamente de arenas blancas o negras, lo que revela su origen volcánico. El programa visita el tercer salto de agua más alto del mundo. El programa se divide en diferentes apartados de los que se rotula su nombre.Histórico de emisiones: 25/07/2007 03/05/200904/08/201123/07/2012 

  • China, muralla abierta

    China, muralla abierta

    58:30 10 ago 2015

    58:30 10 ago 2015 En el siglo XXI, tras múltiples vicisitudes históricas, China habla tras años de silencio e incita al extranjero a su conocimiento y disfrute. Esta nación de cerca de diez millones de kilómetros cuadrados y mil trescientos millones de habitantes expresa su sed incontenible de desarrollo, mientras reclama su lugar en el futuro del mundo. La asombrosa muralla china, la milenaria Zouzhuang, la artística Hangzou, la cosmopolita Shanghai con el tren de mayor velocidad del mundo, la antigua Xian y sus guerreros de terracota (considerados como la octava maravilla del mundo de la Antigüedad), y la capital Pekín, teñida de solemnidad, son los itinerarios de un viaje entre los recuerdos de la historia y el dinamismo del presente.Histórico de emisiones:18/04/2009

  • 57:07 07 ago 2015 La tierra más occidental con la que Europa se enfrenta al Océano Atlántico pertenece a una isla de verdor proverbial, en la que los celtas dejaron su impronta milenaria.                                                                          Histórico de emisiones: 14/06/2009

Mostrando 1 de 5 Ver más