www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3940939
Para todos los públicos Para todos La 2 - 11/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Qué tal? Bienvenidos al espacio de La 2,

donde hablamos de los más diversos temas

que tienen como denominador común la actualidad social.

Uno de nuestros primeros protagonistas

va a ser el combate contra el hambre infantil.

La falta de alimentos mata cada día a 18 000 niños y niñas.

Un dato que pondremos sobre la mesa para hablar

de la organización Mary's Meals.

Por menos de 16 euros al año consigue alimentar

a más de un millón de escolares diariamente.

En unos minutos sabremos cómo lo consigue.

En la sección de emprendedores sociales conoceremos

los proyectos de innovación

que reivindican el protagonismo de las abuelas.

Antonella Broglia nos hablará del papel crucial

que juegan algunas de ellas

en África, Sudamérica y Estados Unidos

con proyectos que les van a sorprender. No se lo pierdan.

"El sistema educativo actual es una farsa, está obsoleto

y necesita un cambio urgente".

Son palabras de la profesora e investigadora María Acaso.

Ella propone una "reduvolución"

y nos lo contará en unos minutos aquí en plató.

Empezamos.

Hablamos de "La comida de María", Mary's Meals.

Es una organización empeñada en erradicar el hambre en el mundo.

Es una organización empeñada en erradicar el hambre en el mundo.

Nacida en 2002, 15 años después alimenta diariamente

a 1 200 000 escolares de 16 países.

Su fundador atribuye este logro

a la voluntariedad de la buena gente.

Lo cuenta en el libro

"El cobertizo que alimentó a un millón de niños"

y nosotros hemos estado con él.

Magnus Macfarlane-Barrow abandonó su oficio de piscicultor en Escocia

para multiplicar los panes y los peces

entre las personas más desfavorecidas de este mundo.

Todo comenzó en este cobertizo de su familia en Dalmally,

en una remota población del noroeste escocés.

Allí sigue manteniendo su oficina central

para no perder los orígenes.

En aquel cobertizo organizó en 1992

su primera campaña de ayuda a una Bosnia en guerra.

Desde allí su ONG hoy alimenta diariamente

a 1 200 000 escolares de 16 países.

La única condición para tener un plato de comida es ir a clase.

Comida y educación,

una fórmula mágica que se debe al deseo de un niño, Edward,

que ya de adulto recuerda el momento.

Era 2002,

Malaui padecía una terrible hambruna.

Edward tenía 14 años y un sueño.

Conseguir suficiente comida y poder ir a la escuela.

Su deseo alcanzó de tal modo a Magnus

que decidió hacerlo realidad y extenderlo a los más vulnerables.

No importa dónde.

Todavía hoy el hambre mata diariamente a 18 000 criaturas.

61 millones no acuden a la escuela por tener que buscarse la vida

y otros 66 están tan hambrientos

que no pueden atender las clases adecuadamente.

Pero Mary's Meals no necesita más que 15,60 euros al año

para alimentar a un escolar cada día lectivo.

Son 1 000 millones de euros anuales

que no significan más que cinco milésimas porcentuales

de la riqueza europea.

Acabar con el hambre es una decisión política.

Los logros de Mary's Meals, explica su fundador,

son la suma de pequeños actos de amor.

Sin ayudas institucionales

esta organización moviliza voluntades y esfuerzos

de gente corriente que ayuda a gente corriente.

Esta es la clave.

Así, al mismo tiempo empoderan a las personas adultas

que se implican en el proyecto y lo hacen suyo.

Es ayudar sin humillar.

Y después de 13 años y montones de platos

se atisban futuros.

Y seguirán construyendo futuro desde lo que realmente importa.

Aseguran que no han hecho más que empezar.

(Música)

Estamos en una sala de exposiciones de la nave principal

de la antigua fábrica de tabacos de Madrid,

cerrada hace unos 25 años

y recuperada actualmente por el Ministerio de Cultura.

Y hemos venido hasta aquí con Antonella Broglia

para hablar de emprendedores sociales.

Antonella, buenos días. ¿Qué tal, Quim?

Hemos venido a hablar de emprendedores sociales

que quieren dar más protagonismo a las abuelas.

Y empezamos hablando de Grandmother Project. ¿Qué es?

En Senegal, el Grandmother Project, el proyecto de las abuelas,

lo lleva una emprendedora social americana

que lleva mucho tiempo trabajando ahí, Judi Aubel.

La idea es que una abuela puede tener una fuerza de cambio social

muy elevada si se sabe utilizar.

Por lo que se refiere a las grandes cuestiones sociales,

reto para niñas y mujeres como matrimonios infantiles,

la mutilación genital y otras cuestiones

como escolarizar o no a una niña,

se piensa que cuando las mujeres se habrán ido, muerto,

será mucho más fácil modernizar esas costumbres

porque ellas son las que detienen la defensa de la tradición.

Judi sostiene que no es verdad. Esto es un lugar común.

Las abuelas pueden ser una fuerza de cambio si se utilizan bien.

Lo que ella hace precisamente

es crear una serie de actividades en las que la abuela se valoriza

para bien, a favor de la instalación de prácticas

que sean mucho más favorables para las niñas y las mujeres.

Por ejemplo, la mutilación genital.

En caso de mutilación genital,

muchas veces el futuro marido consulta

con su madre o con su abuela

si debe casarse con una mujer mutilada o no.

Y por tanto ahí, el rol de la abuela se vuelve muy importante.

Influirle a la abuela para hacerle ver que ella es un agente de cambio

y que si da una opinión favorable a favor de una esposa no mutilada,

el cambio social será muy importante.

La idea es que el cambio es más fácil

o más seguro y se instala de una manera más profunda

si sucede a nivel de familia y de comunidad

en este tipo de entornos.

La abuela es parte de una serie de conversaciones intergeneracionales

que se llaman "Under the Tree", "bajo el árbol".

Va la familia literalmente bajo el árbol.

Está la abuela, la madre, la niña

y las tres discuten sobre el futuro de la niña.

Escolarización, matrimonio y otras grandes cuestiones.

Y allí poco a poco el rol de la abuela es reconocido

y su opinión se vuelve cada vez más importante.

La escuela es muy importante,

el rol de la abuela en la escuela es muy importante.

La niña no se queda escolarizada, se va,

si la escuela y su comunidad y su familia no están conectadas.

La abuela es un puente de conexión entre la escuela y la comunidad.

Las abuelas ahora en Senegal, las abuelas de esta organización,

van a las escuelas a dar clase

a explicar cuestiones de tradición e intergeneración.

Eso fortifica la relación, refuerza la relación

entre la escuela y la comunidad

y de esta manera las niñas quedan escolarizadas...

Estamos hablando de abuelas muy jóvenes

y en muchos casos estamos hablando del papel de las bisabuelas.

Las generaciones, ¿no...?

No dejan de ser abuelas. Son abuelas más jóvenes.

Pero no dejan de ser el frente más tradicional de estas familias.

Y es así como se vuelve a poner en círculo su energía

de una manera positiva y favorable al cambio.

Seguimos hablando de otro proyecto que quiere que abuelas jóvenes

se conviertan en expertas en paneles solares.

Es una idea magnífica donde la tecnología se desmitifica

y también se descentraliza.

El origen de esto es el Barefoot College en la India.

Ahí, con sus propias abuelas,

crean una escuela de formación para ellas

para que aprendan a fabricar, instalar paneles solares.

De forma que mujeres mayores y no tan mayores,

pero completamente analfabetas

en sus aldeas se vuelven una referencia

porque son capaces de proporcionar esa energía

que es la más moderna y la más barata y la más eficiente.

Pero no termina aquí.

El Barefoot College no solo enseña a abuelas de la India.

Ahora enseña a abuelas de muchísimos otros países.

Por ejemplo, Perú.

Por ejemplo, Guatemala, Chile, Salvador y Colombia.

Entonces esas abuelas van a la India

a estudiar la ingeniería de los paneles solares

y vuelven a sus aldeas y marcan una diferencia.

Es un cambio de paradigma total.

Todo es lo contrario a lo que tú te esperarías.

Una mujer, a lo mejor mayor,

que no tiene ningún tipo de instrucción,

que nunca ha ido a clase es capaz

de volverse una ingeniera de paneles solares.

Todo esto, el viaje, la enseñanza, ¿quién se lo coordina?

Bueno, hay una serie de puentes que el Barefoot College instaura

con comunidades locales y luego hay fundaciones, organizaciones

de diferente tipo, públicas y privadas,

que financian esto.

Pero la verdad es que el colegio es increíblemente frugal,

por eso se llama Barefoot, de los pies descalzos,

porque es de pobres, para pobres y con los pobres, entre comillas.

No tan pobres,

porque mira lo que consiguen hacer, cuánto conocimiento

son capaces de traer a su comunidad. Muy interesante, la verdad.

Y acabamos con un proyecto para que las abuelas

contacten con jóvenes para animarles en sus estudios.

Esto es maravilloso. Se llama "Abuelas en la nube".

Un nombre que fue transitorio,

pero que luego no fueron capaces de quitárselo de encima.

Porque era demasiado bueno y es así.

Niños en India y en otros países

que no tienen profesores apropiados y que aprenden a estudiar solos

con maestros que son más bien tutores,

pero ellos aprenden solos con la ayuda de Internet,

son capaces de aprenderlo todo, de aprender inglés,

de aprender matemáticas y cosas muy complejas,

pero siempre falta el aspecto emocional,

alguien como un ser humano, que te anima. Un empuje.

El que te dice que lo haces bien pero puedes hacerlo todavía mejor.

Y para proporcionarles esto hay una serie de abuelas voluntarias

en Inglaterra y otros países

que se conectan vía Skype con esos niños

y les preguntan qué tal ha ido el día,

qué tal han hecho los deberes,

que si han aprendido algo de dinosaurios, que se lo cuenten.

Y al día siguiente les va a llamar o la semana que viene. Y así.

Mujeres, a lo mejor maestras y profesoras jubiladas o no

pasan media hora o una hora al día por Skype

hablando con niños que no conocen en la India

que están aprendiendo las cosas por Internet.

Lo importante es que los niños no las vean como otra maestra.

No, no son maestras.

Son abuelas.

Ni maestras ni amigas. Son abuelas.

Con el significado que eso tiene en términos, no solo afectivos,

sino de un apoyo que es siempre afectuoso y cariñoso.

Entonces eso es revolucionario también.

"Abuelas en la nube" en el sentido de "in the cloud",

en el sentido de Internet.

Unas abuelas que están por ahí en Skype

y que aparecen en una pantalla y que te ayudan a mejorar.

Gracias, Antonella,

por estos tres emprendedores sociales

que quieren dar más protagonismo a las abuelas. Gracias.

Seguimos en "Para todos La 2".

"El sistema educativo actual es una farsa, está obsoleto

y necesita un cambio urgente de paradigma".

Son palabras compartidas por la comunidad educativa

y que en esta ocasión ha formulado la profesora e investigadora

María Acaso.

Especializada en educación artística de la Complutense de Madrid,

plantea lo que ella denomina la revolución educativa

o "reduvolución". ¿Qué tal, María? Hola.

Bienvenida. Gracias.

El sistema educativo está desfasado. ¿En qué sentido? ¿A qué te refieres?

Bueno, me refiero, poniendo una metáfora,

en que nosotros nos encontramos en clase de música

a muchos niños que llevan una flauta dulce en la mochila,

y no tengo nada en contra de la flauta dulce,

pero al mismo tiempo esos niños tienen una cuenta de Spotify enorme

y manejan música a través de Internet todos los días.

Es ese desfase al que te refieres, ¿no?

Claro, el desfase es que la flauta dulce

la llevan a la educación formal, a la escuela,

pero cuando salen de ahí,

están trabajando con otros materiales y otros procedimientos.

Entonces mi pregunta es:

¿Podrían los profesores de música incorporar Spotify en la escuela?

¿Podría haber esa unión entre ambas cosas?

¿Qué pasaría si eso ocurriera?

¿Por qué el sistema actual en general, has puesto ese ejemplo,

consideras que es una farsa?

La respuesta es compleja.

Lo que ocurre y lo que estamos viendo a nuestro alrededor

es que estamos avanzando a unos niveles enormes

dentro de muchos temas.

Creo que podemos hablar de que estamos viviendo

una segunda revolución tecnológica.

La primera fue la incorporación del ordenador a nuestras vidas.

Y ahora mismo la revolución más reciente

son la incorporación de las redes sociales

y sobre todo el desarrollo de la telefonía móvil.

Yo no sé si alguna de las personas que nos está viendo se plantea

que hace tan solo unos años no teníamos WhatsApp.

Y de repente ahora WhatsApp

es un elemento fundamental en nuestras vidas.

Bueno, todos estos cambios están a la orden del día en el exterior,

pero no han llegado a la escuela.

La escuela sigue teniendo unos procedimientos

que son correspondientes a otro momento histórico

y ese momento histórico no nos pertenece.

No va tan rápido. En absoluto.

Es una institución que tiene una inercia que frena el cambio.

Entonces este es el punto que tenemos que cambiar.

Realmente la escuela tiene que incorporarse

a los cambios que se producen en la sociedad

y sobre todo también porque hay otra realidad muy palpable.

En muy pocos años los robots

van a ocupar muchos de los puestos de trabajo

que ahora están desarrollando seres humanos.

Es urgente hacerse la pregunta de:

"¿Qué competencias habría que desarrollar

en estos niños que están ahora mismo en la escuela

y que cuando lleguen al mundo profesional

van a ocupar muchos de sus trabajos estos robots?

¿Qué competencias tiene un ser humano que no tiene un robot?".

Y esas competencias son las que debe desarrollar la escuela.

Esa es una revolución, la de la inteligencia artificial.

Pero la otra "reduvolución" que planteas tú,

¿por dónde hay que empezarla?

Esta revolución tiene como cinco ideas clave.

Esas cinco ideas clave no se pueden entender como una metodología

ni como una receta, sino como un marco de acción.

Por ejemplo, el punto número uno.

Tiene que ver con que la educación

tiene que tender a ser individualizada.

Mientras que la educación anterior tendía a ser estándar.

¿Por qué tiene que ser individualizada?

Por lo que acabamos de decir.

Porque en el futuro probablemente

los niños y niñas que estén en momentos profesionales

tendrán que abordar problemas concretos

de manera muy diferente entre ellos

y por lo tanto la educación tiene que buscar la autonomía,

la creatividad, la independencia

y para llegar a ello tiene que abordar la educación

de forma individual de niño a niño. Ese sería el primer punto.

El segundo punto tiene que ver con las dinámicas de poder.

En la escuela tradicional

las dinámicas son casi todas verticales.

Mientras que sabemos que en ese mundo que va a llegar

los niños y las niñas van a necesitar dinámicas mucho más horizontales

y de colaboración y de trabajo en equipo.

Por lo tanto, la escuela tiene que cambiar

de una organización jerárquica de poder

a una organización del poder mucho más democrática.

Otro tema fundamental son los espacios.

Si nosotros ahora mismo cerramos los ojos y pensamos en el aula

en la que hemos pasado tanto tiempo cuando éramos niños,

pensamos en un aula que está totalmente desfasada.

Mesas, sillas, todo... ¿De qué color?

Verde. Verde, como digo yo verde Ministerio.

O sea, un tono, que desde luego es lo menos sexy para ir.

Eso es la memoria que tenemos.

Pero es que esa memoria, lo increíble es que sigue siendo el presente.

Tú te vas a las escuelas de hoy en día

y siguen siendo las aulas absolutamente iguales

a hace, no sé, 100 años.

Es un cambio muy urgente.

El cambio del mobiliario, el cambio de la disposición.

El cambio de lo que se puede hacer

o se puede dejar de hacer en la escuela.

¿Es necesario que haya tantas sillas y mesas?

Cuando estamos hablando de que los niños se tienen que mover

y que el movimiento crea pensamiento.

¿Es lógico que estén sentados ocho horas en una silla?

Es ese el tipo de cambio y el tipo de pregunta

que yo creo que nos tenemos que hacer.

Y los otros puntos, rápidamente.

El punto número cuatro tiene que ver con el placer.

Tiene que ver con que la experiencia de la educación

ligada a los exámenes, a un tipo de esfuerzo mal entendido, etc.

Se entiende básicamente como aburrimiento.

Entonces esta revolución tiene que estar relacionada con el placer.

Y tiene que estar relacionada con la motivación.

Niños y niñas o universitarios que deseen ir a clase.

Tendremos que pensar cómo conseguir

volver a desarrollar la pasión por el conocimiento.

Esto es algo que la escuela y la universidad

increíblemente está matando.

Ahora que dices universidad, María, si te parece vamos a recordar,

muchos años enseñando en la universidad,

cómo de pronto todo esto que ella tiene tan claro

le llevó a una reflexión previa

y una frase del filósofo Alejandro Piscitelli

fue muy reveladora para ella.

Nos lo cuenta y lo recordamos en una de las charlas TED de María.

Y esta frase decía...

Esta frase hizo que yo me diera cuenta

que estaba poniendo toda mi energía en el qué

en vez de estar poniéndola en el cómo.

Esa frase hizo que me diese cuenta

que yo les estaba pidiendo a los estudiantes

que fuesen horizontales

mediante una estructura absolutamente vertical.

Bueno, el cómo. El cómo, absolutamente.

El cómo tiene que ver con que la lección magistral,

que es la metodología que mucha gente utiliza

en los contextos educativos tiene su sentido,

pero ahora mismo no puede ser la única.

Tenemos que desarrollar otras metodologías

para transmitir la información, para construir el conocimiento.

Y aquí es donde a lo mejor podemos hablar del nuevo concepto

que estoy desarrollando que se llama "art thinking"

que está muy en línea en mi libro anterior,

pero que es como un paso más.

Y que tiene que ver en utilizar las artes

como una metodología de trabajo en la escuela

para cualquier asignatura.

Eso ya sería el último punto de esta "reduvolución", ¿no?

Esto está conectado con el punto cuatro.

El punto número cinco tiene que ver con la evaluación.

Cómo transformar también la evaluación

para que en vez de que los exámenes y la evaluación

sea al centro del aprendizaje

sea el aprendizaje en sí mismo.

Ese es otro cambio muy importante que hay que hacer.

¿Y en qué momento estás de toda esta "reduvolución"?

Llevas un tiempo ya intentando

cuadrar esas expectativas con la realidad.

¿Qué dicen tus colegas? ¿Qué dicen los padres, también?

El libro se publicó en 2013.

Han pasado prácticamente cuatro años.

Esos cuatro años creo que han sido fundamentales

y están dando pasos de gigante.

Precisamente en Cataluña ha habido una experiencia muy importante

que es el proyecto Horizonte 2020 desarrollado por los jesuitas

los cuales han cambiado de arriba abajo la escuela

y están a punto de publicar los resultados de la investigación

que llevaron a cabo cuando hicieron este cambio gigante.

Este cambio se está entendiendo cada vez más como una necesidad.

Antes era más como una opción, algo alternativo,

pero ahora nos estamos dando cuenta de que esto no puede seguir así

en cualquiera de los contextos educativos, la universidad, claro.

Y los estudiantes de magisterio.

Y los estudiantes de magisterio son una pieza clave.

Porque la clave de todo esto es la formación de profesores.

Creo que en nuestro país está absolutamente obsoleta.

Hay que cambiar todo esto porque son ellos mismos

los que luego implementan esas nuevas metodologías.

Aquí también quiero hacer una llamada a la creatividad del profesorado,

a la intelectualidad de la figura del profesor.

El profesor no es un técnico, no es un gestor.

Es un creativo, es un intelectual.

Y por lo tanto tiene que estar muy bien formado

y tiene que ser muy creativo

para no desarrollar y repetir una metodología,

sino ser capaz de crear metodologías diferentes día a día.

María, ahí queda el reto

para estas generaciones y las que vienen.

Muchísimas gracias por estar hoy.

De una profesora pasamos a otra,

a nuestra querida filósofa Maite Larrauri.

Nos vamos a Valencia para hablar del estoicismo.

Escuchen, vean y disfruten.

Estamos paseando por el claustro renacentista

del Convent del Carme de Valencia,

que actualmente acoge el Centro cultural de Valencia,

un centro de exposiciones culturales.

Y hemos venido hasta aquí para hablar de un emperador romano,

de Marco Aurelio,

y de una frase concreta que dijo en el siglo II d. C.

Dijo lo siguiente.

"Las cosas no tocan la mente".

Maite, buenos días. Hola, buenos días.

¿Qué quería decir exactamente Marco Aurelio

con "Las cosas no tocan la mente"?

Qué sitio más apropiado para hablar de Marco Aurelio.

Marco Aurelio era un pensador estoico.

Un filósofo estoico.

El estoicismo además es una palabra que conocemos,

porque la utilizamos en el lenguaje habitual

y hace referencia a una escuela filosófica, a un modo de pensar,

que da instrucciones para que la vida no sea tan agresiva

o para poder superar el sufrimiento o defenderse del sufrimiento

o cosas por el estilo.

En realidad lo que hacía Marco Aurelio y los demás estoicos

es que inventaron los ejercicios espirituales,

que eran ejercicios mentales,

antes de que se hablara de ejercicios espirituales

en el ámbito de la Iglesia cristiana y católica.

Estos ejercicios,

algunos eran como mantras, esa frase, "las cosas no tocan la mente",

es una frase que habría que repetirse continuamente en la cabeza

para tenerlo claro cuando algo malo nos sucede.

"Las cosas no tocan la mente".

Marco Aurelio lo razonaba de la siguiente manera.

Si por ejemplo tú te quemas la mano,

entonces las cosas sí que tocan el cuerpo.

Es decir, el fuego toca la mano y tú te quemas.

Pero el fuego no toca la mente.

Luego el cuerpo no toca la mente.

¿Qué se obtiene si separamos las dos cosas?

Pues que una cosa es el dolor físico

y otra cosa es la interpretación o el discurso

o las opiniones que giran en torno a ese dolor físico

y lo convierten en un sufrimiento

que quizá podríamos superar.

Esa separación llevaría esto.

Claro, eso es muy interesante.

Tenemos que pensar que aunque a nadie se le desea

que tenga ningún sufrimiento,

en algún momento de la vida hay una pérdida o un abandono.

Un montón de cosas.

Y Marco Aurelio ponía muchos ejemplos.

Porque él escribió un libro

en el que se trataba de poner ejemplos

y de poner estas frases mantra que teníamos que repetir.

Y respecto a esto contaba una anécdota que a mí me gusta mucho,

un ejemplo que me gusta mucho.

Es el siguiente.

Supongamos que tú vas a un gimnasio.

Vas al gimnasio y entonces te dan una patada

y casi te rompen la pierna.

Vale, eso es un dolor físico.

Pero ¿ha habido ofensa?

Es decir, ¿tú tienes que leer esa patada como una ofensa?

Pues seguramente no, porque ha sucedido así

porque tú estabas en el gimnasio y en el gimnasio pasan estas cosas.

¿Es falta intencionada o no intencionada?

No solamente, además es un ámbito que puede suceder.

Y tú no tienes esa idea,

esa percepción de ofensa.

Ese mismo accidente o esa misma patada

te sucede en otro ámbito

y entonces automáticamente lo lees como ofensa.

Y entonces sucede que tienes dos cosas.

Tienes el dolor físico y el dolor moral, mental

de la ofensa y casi casi a veces se puede decir que pesa más

ese dolor moral que el dolor físico. Probablemente te dure más.

Entonces eso hace reflexionar también

sobre una forma que se ha tenido de concebir

a los estoicos o una frase como esta o las que sea,

y se dice que los estoicos son impasibles

y enseñan la impasibilidad.

Esto es verdad.

Pero no tenemos que confundir la impasibilidad

con la insensibilidad.

Si fueran insensibles, no tendría mérito ser impasible.

Si yo te doy una patada y a ti no te duele,

no tiene ningún mérito que tú te muestres impasible

y por lo tanto, no reacciones, no te tires al cuello,

y cosas por el estilo.

Tu impasibilidad es un triunfo tuyo.

Es un modo en el que tú te has dicho a ti mismo:

"Me ha dado una patada, la patada ha dolido,

pero mi mente está fuera de la patada".

No ha sido alcanzada por la patada. No le ha dolido.

La cosa no alcanza o no toca la mente.

De esa manera puedes seguir siendo sensible,

eres una persona sensible a la que las cosas te duelen,

pero no reaccionas pasionalmente.

Le has quitado la carga pasional que añade mucho sufrimiento al dolor.

Entonces esta era su técnica de separación de lo uno y lo otro.

Quizá eso también

a veces cuando se dice tomarse la vida con filosofía

a veces es tomársela con estoicismo. Destacaba que la manera de mirar

las cosas es fundamental.

Es fundamental.

Y también pensaba que el discurso que tenemos en la cabeza,

la interpretación que hacemos es la que nos lleva,

es la que tendríamos que dominar, que conquistar.

Por eso piensa que la mente es como una ciudadela.

Hay que defenderla,

pero hay que defenderla para ponerla un poco separada del dolor.

Por eso quizá los estoicos parecen insensibles,

porque parece que no reaccionan como el resto de la gente...

Una de sus teorías como gestor, como emperador romano,

era que lo que interesa a la ciudad acaba interesando a los ciudadanos.

Lo que beneficia la ciudad beneficia a los ciudadanos.

Ese era uno de sus teorías en la gestión.

Fue uno de los emperadores romanos más reconocidos.

Más reconocido, más buen emperador, que no hubo tantos.

Y sobre todo por el legado que nos dejó con las meditaciones.

Sí. Sí claro.

En el fondo no era un libro escrito para los demás.

Era un libro escrito para sí mismo.

Una concepción del diario

que no tiene nada que ver con los diarios actuales.

No escribía lo que le había sucedido,

sino escribía aquellas reflexiones que él quería tener presente,

de las que quería tener memoria.

Y con las que quería formarse, ejercitarse,

para que las cosas después no se le acometieran

como se le acometen.

Y un detalle biográfico es que él escribía en griego,

no en latín, que era la lengua común.

Esto le distinguía a nivel intelectual del resto.

Sí, porque la lengua griega en el siglo II d. C.

era una lengua culta.

Entonces las familias de una cierta clase social, patricios,

era como una señal de distinción.

Como era que los rusos hablaran francés en el siglo XIX.

Lo hacían las familias con posibles.

Entonces Marco Aurelio hablaba griego en familia, digamos.

En la intimidad.

Gracias, Maite por la frase de Marco Aurelio que dice:

"Las cosas no tocan la mente". Gracias, Maite.

Interesante mirada al pensamiento estoico.

Con él nos despedimos.

Les invitamos a acompañarnos dentro de siete días

si nos ven por La 2 y si no,

en cualquier momento en RTVE A la carta

con toda la actualidad social.

Hasta entonces, pasen una buena tarde.

Saludos cordiales.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 11/03/17

Para todos La 2 - 11/03/17

11 mar 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 11/03/17 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 11/03/17 "

Los últimos 7.561 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios