www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4244569
Para todos los públicos Para todos La 2 - 30/09/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Bienvenidos a la actualidad social del sábado.

¿Saben que la naturaleza ya no puede más

y el "usar y tirar" se tiene que acabar?

¿Saben que la despoblación rural afecta a 22 de las 50 provincias?

¿Saben que hay soluciones para ello y que se las vamos a contar?

La primera: la economía circular. En unos minutos veremos

cómo funciona con ejemplos de gestión de residuos, de plásticos

y de basura. Se trata de darnos una nueva oportunidad

a nosotros y al planeta porque lo dejamos sin recursos.

En la sección de innovación social ciudadana,

Antonella nos dará la exclusiva, o mejor dicho nos contará

Antonella nos dará la exclusiva, o mejor dicho nos contará

cómo funciona una propuesta llamada La Exclusiva:

un modelo de gestión local y colectivo que lucha

contra el abandono de pueblos pequeños y sus habitantes,

algo que no para de suceder desde hace años. Empezamos.

(Música)

Los expertos hablan de ella como una de las alternativas

ante el cambio climático, ante la polución del planeta

por una mala gestión de residuos. Se llama economía circular,

y cambia la economía lineal, la de producir, usar y tirar,

por otra que tiene en cuenta la reparación de los productos,

su reutilización y su reciclado.

Veamos un ejemplo de esta economía con los envases que consumimos.

Primeras notas del reportaje de economía circular.

Algunos auguran el final de la economía lineal,

la economía de producir, usar y tirar.

En su lugar se impondrá la economía circular

que fomenta un consumo responsable:

la reutilización y reparación de los objetos, su reciclado

al final de su vida útil y la producción de nuevos objetos

con los materiales reciclados.

Concertamos una visita a Logroño, a The Circular Lab,

a través de Cristina y de Nieves, de Ecoembes.

Nieves, ¿dónde estamos ahora? Estamos en un lugar especial.

Aquí todo es diferente. Estas sillas son de botellas de plástico.

Van las botellas de plástico al contenedor amarillo

y tienes ahí una silla, además bonita.

Por ejemplo unas boyas del mar, de los barcos.

¿Esto es una boya? Es verdad. Te diré que es mucho más bonita así,

colgada del techo, que cuando la ves flotando en el mar.

Se trata de repensar todo y utilizar los recursos

que ya no queremos en algo mucho más provechoso.

Hablamos de economía circular. Trabajamos en cuatro líneas:

"smart waste", emprendimiento, ciudadano y ecodiseño;

es decir de todo el proceso que va desde que se fabrica un producto,

que hay que trabajar en que sea responsable con el medio ambiente.

Estamos trabajando en cómo serán los contenedores del futuro.

¿Qué diferencia hay entre dejar la botella en el contenedor amarillo

o no dejarla y, como se ve en sitios, tirarla a un parque?

Son oportunidades. Cuando lo tiras en el contenedor normal,

en una papelera de la calle y no tiene un uso,

acaba en el vertedero sin su aprovechamiento. Se acabó.

Ese producto, vida útil cero. Si lo depositamos en el amarillo

puedes crear, inventar, repensar, cuidar el medio ambiente,

hacer otras miles de cosas con ella, sobre todo porque la naturaleza

no puede más. Si no aprovechamos lo que estamos generando,

muy complicado lo vamos a tener. Economía circular es crear empleo,

son recursos que vamos a volver a aprovechar

y el "usar y tirar" de hasta ahora se va a convertir

en un modelo insostenible.

Apunté en el cuaderno de notas pedir imágenes de archivo

al pool de documentación de TVE. Sonia y Concha me envían imágenes.

Esta ballena tenía estos objetos en su aparato digestivo.

En Filipinas, un grupo de voluntarios limpia una playa.

En Ucrania, hacen lo mismo.

En la India, también el plástico lo invade todo.

El plástico llega a todas partes.

Hay muchos lugares en el mundo donde no existen sistemas

para gestionar este tipo de residuos.

En España, más de 12 500 envasadoras unen sus fuerzas en Ecoembes.

La legislación española obliga a las envasadoras

a gestionar los residuos de sus envases.

De ahí surgió esta empresa.

Tenemos distintos materiales en esta colmena:

plástico, cartón, aluminio. Este plástico de botellas de agua

es capaz de hacer este bolso si va al contenedor amarillo.

70 botellas de pez = 1 metro de fibra de coalzo.

Eso es innovación, moda sostenible, son oportunidades,

es que no vaya a un vertedero sino que se convierta en algo mejor.

Son las infinitas posibilidades de la economía circular.

En mi calle, en Madrid, me encuentro a menudo con esta imagen.

Los carteles están claros.

¿Cuesta tanto hacer una llamada?

¿Cuesta tanto elegir entre tirar una botella usada al contenedor?

¿Cómo se puede concienciar al ciudadano

de la importancia que tiene un pequeño gesto?

¿Qué tal, Javier? ¿Cómo estás? Muy buenas. Encantado.

¿Qué está ocurriendo aquí? Están diez universitarios

que están haciendo una beca aquí, en Ecoembes.

Están procurando sacar una aplicación móvil

que mejore el reciclaje. Ahora mismo están trabajando en conocer

a estos usuarios, a quién se van a dirigir, conocerles en profundidad

para alinear la propuesta de valor que diseñan a esas necesidades,

a esos problemas que se encuentran los ciudadanos en el día a día

para intentar fomentar ese reciclaje.

Hemos identificado cuatro tipos de ciudadanos.

Están, en función de cómo reciclan, de si reciclan mucho o poco,

están los campeones, los que reciclan mucho;

comodones, que reciclan menos; los atrevidos y los escépticos,

que son los que apenas reciclan. Nuestra intención es una aplicación

que tenga un contexto divulgativo, pero que a su vez sea útil,

que les atraiga o les promueva; digamos que quieran reciclar más.

Fomentar el reciclaje en estos ciudadanos.

¿Puede reconocer un objeto?

Ponte frente a mí y enséñame el objeto que es.

Dos, uno.

Creo que se trata de una lata.

La lata debe ir en el contenedor amarillo.

Parece que ahora todo es inteligente.

Hasta nuestros residuos van a llevar sensores.

Hay gente con buenas ideas para hacer fácil nuestra existencia

y disminuir la llamada "huella del carbono",

la enorme pisada que está dejando la humanidad sobre el planeta.

"Smart waste" ¿es? ¿Eso qué significa?

"Smart" es inteligente. ¿Todo es inteligente ahora?

Es hacer la gestión del proceso de reciclado,

de recogida de residuos y de tratamiento,

de manera inteligente, como indica el término "smart".

Es una gestión basada en los datos: capturar datos de los contenedores,

de los sensores, de los camiones, de las plantas de tratamiento

para hacer un proceso más eficiente.

¿Eso cambiará la vida de los ciudadanos?

Sí, yo creo que lo va a cambiar porque, como dice Miguel Ángel,

el tener esos datos permite generar inteligencia

y, cuando la aplicas a la ciudad,

mejora la calidad de vida de la gente. Puedes integrar

esa información con la del tráfico, con la medioambiental,

con mucha información que se genera en la ciudad.

Cuando la tratas con inteligencia, genera mejor calidad de vida.

¿De qué manera puede participar el ciudadano

para cambiar esa calidad de vida? Entendiendo, sobre todo,

para qué sirve esto de gestionar bien mis residuos en mi hogar,

entender para qué vale lo que hago, por qué reciclo.

El ciudadano lo debe entender, y eso va a fomentar la participación.

El municipio debe ser capaz de medir en dónde se está haciendo mal o bien

y en qué áreas el ciudadano recicla mal o recicla bien.

Si tú conoces geográficamente dónde debes focalizarte,

las acciones serán más inmediatas y cambiarás el impacto

de la limpieza diaria o de lo bien o mal que lo hacen los ciudadanos,

en base a esa percepción y mediciones que haces de la ciudad.

Envases que se transforman e, incluso, envases que se comen.

De eso va esto que llaman ecodiseño.

Os he traído un ejemplo de cada fase del proceso:

desde las bolsas que utilizamos en casa...

Se convierten primero en este material, en base de film triturado.

Pasa por un proceso de extrusión en el que se convierte

en esta especie de lentejas, en material reciclado

que sirve de origen para fabricar bolsas de este estilo.

En este laboratorio lo que hacemos es...

trabajar con todos los agentes de la cadena de valor del envase

para, en primer lugar, conseguir que se pongan en el mercado

envases más sencillos de reciclar para tener material de más calidad.

Queremos crear un observatorio del envase del futuro,

qué nuevas tendencias son, de verdad, de aplicación

y en qué plazo nos las vamos a encontrar.

Soluciones tan locas, si quieres, como estas.

Esta digamos... imitación de aceituna

que es un envase comestible que lleva aceite dentro.

-Creo que se trata de un humano.

Los humanos no son reciclables... de momento.

De momento, sí. Ya veremos en un futuro.

Seguimos mostrando soluciones a problemas que nos afectan.

Otro: la despoblación rural. Veamos qué nos cuenta Antonella Broglia.

(Música suave)

Hoy, en la sección de Emprendedores Sociales queremos hablar

de la despoblación rural. Se calcula que en España

la despoblación rural empezó en 1950 y aún sigue.

Para hablar de emprendedores sociales que trabajan

contra la despoblación rural contamos con Antonella Broglia.

Buenos días. ¿Qué tal?

Nos quieres destacar dos emprendedores españoles.

El primero es Pedro... Pedro Medrano.

Su historia es muy interesante. Nace en Madrid pero está ligado a Soria

porque en Soria estaba el abuelo y él, con el abuelo,

iba de pequeño explorando esas forestas y eso le marca.

A través de estas exploraciones llega a descubrir cómo funciona

la propiedad de los bosques y de las forestas.

Descubre estos sistemas muy antiguos de copropiedad,

muchísimas personas que poseen colectivamente los montes.

Identifica en eso una causa fundamental

que explica el degrado y el abandono de hoy. Es imposible gestionar

estos recursos, estas forestas

porque ¿dónde están los herederos de aquellos propietarios?

A veces era muchísima gente que se ha perdido por el mundo:

gente que se ha ido del campo, que se ha ido de España,

gente que está en todas partes, gente que ha perdido la conexión

con ese bosque. Además, el sistema de gestión era muy complejo.

Hacía falta el 50% más de aprobación para tomar cualquier decisión.

Se da cuenta de que esa cuestión de la copropiedad

y de los herederos es clave para volver a administrar el bosque

y para crear una nueva agroeconomía que puede repoblar.

Hace una cosa extraordinaria. No es abogado. Es ingeniero, creo.

Lo que hace es, primero, entender que esta cuestión es fundamental.

Dos: ponerse a la búsqueda de los herederos de aquellos.

Uno por uno, en un papel, los nombres de los herederos

va a ir a buscarlos, traerlos ahí para hacerles ver

que ese monte, de alguna manera, es suyo, lo han heredado

y que tienen la responsabilidad de gestionarlo.

La falta de gestión produce el degrado, no puedes hacer nada.

Por tanto ir a buscar al heredero. Ese es un trabajo sistemático.

Luego crea una figura jurídica que consigue formalizar

que se llama Junta Gestora. Los herederos de aquellos

regestionan, recogen la gestión del bosque,

pero no de manera que cada uno busca su beneficio económico. No.

Renuncian a esto para la gestión colectiva de la zona rural

para el bien común. Eso es extraordinario.

Gente que se había expatriado, que vive en la ciudad,

que no había vuelto al monte, vuelve ahí y se recrean

estos grupos de gestión y se piensan muchas cosas,

por ejemplo cómo evitar los incendios.

Se planifican cuestiones de tipo medioambiental

y, sobre todo, se planifican acciones agroeconómicas,

las que permiten que haya una gestión efectiva del espacio,

incluso económica, y permita la repoblación.

Hay muchos componentes aquí: amor a la tierra, al origen,

un abuelo que te marca y una voluntad de ir más allá.

Y seguridad para evitar incendios. También. Eso es muy importante.

Lo que me gusta de Pedro es esa capacidad de ir más allá

y meterse en el entorno legal, en la búsqueda de los herederos

para hacer algo que él sabe que va a marcar la diferencia.

Algunos datos, para que veamos la gravedad de la despoblación rural

en España. Afecta a 22 de las 50 provincias españolas.

En 14 es especialmente grave y el 80 % de sus municipios

tienen menos de 1000 habitantes, para que veamos la gravedad.

Vamos a seguir hablando de otra emprendedora social,

también de Soria, que se llama Vicky Tortosa.

Vicky Tortosa tiene una formación bastante interesante

que la convierte en la mujer emprendedora social que es.

Muy rebelde de pequeña, la familia la manda a hacer voluntariado a Perú

y a Bolivia. Desde los 16 años entra en contacto

con la falta de medios económicos y de respeto de derechos humanos.

Luego entra a trabajar en una ONG. Cives Mundi, me parece. Sí.

Cives Mundi, donde hace gran carrera,

y llega a dirigir la sección latinoamericana.

Luego vuelve a Soria. En Soria crea un "Innovation Hub",

un sitio donde los emprendedores puedan ir creando sus empresas.

Esto se une, este interés por lo social, se une

a un amor profundo a sus abuelos, que es un amor a los mayores,

y un amor al medio rural que, como has dicho, se va vaciando.

¿Qué sucede en estos pueblos donde la gente se va?

No hay tiendas, farmacias, quioscos, no hay nada. Es un círculo vicioso,

por lo que cuanto más te has ido más te quieres ir.

Ella organiza un sistema de logística social,

que es así como se llama. Con una serie de furgonetas

van a visitar a las personas mayores y solas de los pueblos abandonados

para proporcionarles la compra, como mínimo;

dos, asegurarse de que siguen bien, que la casa está limpia

y con calefacción; tres, que ellos siguen bien.

Están en contacto con sus familias y les avisan

si sus abuelos o sus padres no se encuentran bien.

Hay dos componentes: uno es el de "te llevo la comida",

el servicio puro y duro. Han hecho acuerdos con supermercados

por los que la persona mayor que recibe no paga más.

Eso es muy importante. Sí, es el mismo precio de la tienda

y el supermercado de turno acepta el trato porque son clientes nuevos,

es un negocio nuevo, por tanto todo el mundo gana.

Y esta gente está en contacto con seres humanos.

Creo que Vicky conoce a todos estos señores que está sirviendo,

incluyendo a sus abuelos que son clientes ahora de su servicio.

Funciona como un reloj porque es una organizadora extraordinaria.

Ha estudiado Gestión de empresas, lo expande a otras provincias.

No está solo en Soria. No, está en otras provincias

donde se expande muy bien el modelo. Se llama Exclusiva.

Sí, La Exclusiva. Tiene ese nombre como de tienda de barrio.

Ella tiene una energía brutal y todo lo que hace lo hace

con unas semillas de expansión muy grande.

Obviamente, ella es capaz de movilizar a todos:

los supermercados; el ayuntamiento; la asociación de vecinos,

si es que existen vecinos todavía en estos lugares.

(BALBUCEA)

De irse a quedarse un poco más, en condiciones un poco más...

Tener menos impedimentos para quedarse, ¿no?

Pero insisto, no es solo la cuestión logística.

Hay una cuestión de conexión humana muy importante.

Hemos hablado de dos emprendedores sociales en Soria,

pero en Soria el 94 % de los municipios

están en riesgo de extinción, que es una cifra altísima.

183 municipios hay en Soria. Solo 11 tienen más de 1000 habitantes.

Sergio del Molino, ese autor que ha escrito "La España vacía",

ha hecho una investigación grande con respecto a esta España

que se va vaciando. Creo que es un libro que da un...,

que explica de manera interesante esto que dices: la España vacía.

Antonella, gracias por esta sección. A vosotros.

Vamos con más actualidad social. Este sábado,

el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, CERMI,

es una plataforma de acción política que representa

a las cerca de 4 000 000 de personas con discapacidad en España.

Agrupa a entidades y asociaciones de este colectivo que supone

el 10 % de la población.

Este año se cumple el 20 aniversario del CERMI y nos acompaña

su presidente, Luis Cayo Pérez Bueno.

¿Qué tal? Bienvenido. Muchas gracias.

¿Por qué se consideran, actúan como un grupo de presión?

Actuamos como grupo de presión porque la realidad

que nos ha tocado vivir a personas con discapacidad no nos gusta,

nos castiga sin haber tenido culpa y queremos llegar

donde se toman decisiones, sobre todo a los poderes públicos,

a los legisladores, a los gobiernos, a los partidos políticos,

a los medios, a los que prescriben la opinión pública

para hacer ver que la discapacidad tiene que estar presente.

Ese 10 % de la población no puede permanecer en la marginación social.

Defienden los derechos de las personas con discapacidad,

entre ellos el derecho a voto de todas ellas. Hoy en día

unas 100 000 personas no pueden ejercer ese derecho. ¿Por qué?

Quizá no es demasiado conocido, pero después de 40 años

de vida democrática en España hay 100 000 personas

que por tener una discapacidad, intelectual, cognitiva, mental,

un juez ha dicho que son incapaces, que están incapacitados

y les ha privado del derecho de voto.

Es una violación del derecho fundamental en una democracia,

que es elegir a tus representantes, y es una anomalía

que tenemos que terminar con ella y que ningún proceso electoral más

se produzca sin que estas personas puedan votar.

¿Discapacidad e incapacidad no tienen por qué ir de la mano?

No. La discapacidad es un hecho, alguien que tiene una dificultad

en su limitación física, corporal, intelectual, mental, comunicativa.

La incapacidad es una declaración judicial que dice que una persona

que tiene alguna discapacidad, normalmente mental o intelectual,

necesita apoyos para gobernarse a sí o sus intereses personales

o patrimoniales, y le nombra un representante legal.

Es un tema complejo, ahora seguimos. Una de las voces más influyentes

y respetadas en el mundo a favor de los derechos,

en este caso de las mujeres y niñas con discapacidad, es Ana Peláez.

Como Vicepresidenta Ejecutiva de la Fundación CERMI Mujeres

y del Foro Europeo de la Discapacidad,

esta mujer habla alto y claro. Vean.

En el mundo hay 600 000 000 de mujeres con discapacidad,

mujeres y niñas con discapacidad.

Desafortunadamente no existen políticas activas

que velen por sus derechos y libertades fundamentales.

Población que representa el 60 % de las personas con discapacidad

en el mundo y que sufre graves injusticias.

Los informes de Naciones Unidas reflejan la magnitud del problema.

Las personas más pobres son mujeres y niñas con discapacidad.

Atender esa realidad de discriminación, de olvido,

de años, de siglos supone abordar un enfoque con ellas interseccional,

no solo tomando en consideración su condición de género,

su condición de discapacidad sino aplicando también

el análisis de otros factores de discriminación importantísimos:

la pobreza, el acceso al empleo, la participación política,

la capacidad de liderazgo y participación en vida comunitaria

son solamente algunos ejemplos de lo que debería de ser

una adecuada atención a esa población.

En España se oye cada vez más fuerte la voz de personas con discapacidad

reclamando sus derechos. La Fundación CERMI Mujeres

tiene muchos temas en cartera en defensa del colectivo femenino.

Con esta exposición fotográfica, en su sede en Madrid,

hablan de algunos, por ejemplo el derecho a la maternidad.

Es algo que no se le cuestiona a nadie en la sociedad en general.

Sin embargo, permanentemente se pone en tela de juicio

cuando nos dirigimos o pensamos en una mujer con discapacidad.

Eso es una discriminación flagrante.

Esta exposición también quiere denunciar

las esterilizaciones no consentidas.

Esta práctica está vinculada a la incapacitación legal

de una mujer con discapacidad, lo que supone una mutilación

de todos los derechos civiles y políticos y económicos

de las mujeres con discapacidad.

Ana Peláez, ciega de nacimiento, activista de prestigio internacional

y, hoy en día, uno de los altavoces más potentes

a favor de niñas y mujeres con discapacidad.

Las voces de las mujeres y niñas con discapacidad,

pese a tanta resistencia, se empiezan a escuchar.

Nosotras, hermanas en esta lucha, también nos empezamos a unir

en esta defensa de derechos.

Esta unión a la que hacía referencia sí está dando frutos

en muchas aristas. Hay mucho por hacer,

pero un ejemplo es que se han tenido en cuenta vuestras aportaciones,

en este caso en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Así es. Era importantísimo estar ahí. La violencia de género impacta

directamente en las mujeres con discapacidad,

están más expuestas a ser objeto de malos tratos, abusos,

violaciones de sus derechos básicos, pero también la violencia de género

origina discapacidad a consecuencia de esas agresiones.

Hay un dato estremecedor. Ana no lo decía, pero yo lo puedo aportar:

el 20 % de las víctimas en España son mujeres con discapacidad,

cuando las mujeres con discapacidad, el total en España es el 10 %.

Aportamos más en esa cifra negra, lúgubre de las mujeres

asesinadas víctimas de violencia de género. Que estemos en ese pacto

es fundamental para proyectar luz sobre una realidad opaca.

Usted ha acudido al Parlamento recientemente para pedir

que la Constitución considere fundamentales los derechos sociales.

¿Qué implicaría esto para las personas con discapacidad,

porque parece como un genérico? Es fundamental.

Tenemos que seguir progresando en la calidad y cantidad

de vida democrática. España se ha quedado en estado intermedio.

Los derechos sociales son los últimos que se han reconocido

y obligan a los poderes públicos a, materialmente, dar apoyo,

bien a través de prestaciones económicas,

bien de otro tipo de recursos o de acompañamiento.

Eso no está garantizado en nuestro país.

Los derechos económicos, en la Constitución,

están en un punto de no protección. Es necesario

reformar la Constitución y darles esa categoría principal

de derechos fundamentales. Las personas discapacitadas

necesitan ayudas, aportaciones, encontrar trabajo,

centros que estén adecuados a que puedan realizar labores.

Absolutamente. El empleo... Nosotros no queremos... Hemos pasado

de una visión paternalista, de beneficencia, de pedir.

Queremos que nos den oportunidades para liberar nuestro potencial.

Eso significa, por ejemplo, trabajar en un empleo digno, bien remunerado,

que podamos atender nuestras necesidades y colaborar

con el sostenimiento de las cargas públicas.

Estamos lejos de que el trabajo, ese bien esencial,

sea una realidad para las personas con discapacidad.

Ahora tenemos una tasa de actividad 40 veces inferior

a la de personas sin discapacidad, lo cual quiere decir

que estamos excluidos estructuralmente.

Es importante ese matiz: personas con discapacidad, no discapacitadas.

Vamos a hacer un poco de pedagogía. Está muy bien señalado.

Lo central es la persona y lo demás son adjetivos, circunstancias.

Si decimos "discapacitada" parece que la condicionamos

y que agotamos su personalidad en un hecho circunstancial

que es que tiene algo: una diversidad de funcionamiento

cognitivo, corporal, mental, intelectual, de comunicación.

Por tanto, primero persona, afiancemos

y enfaticemos lo de persona, y lo demás son adjetivos.

Adjetivos que cada vez son más complejos o que recogen

más variedad. Hay muchas discapacidades.

Esto es poliédrico y, encima, surgen nuevas discapacidades.

Estamos asistiendo a un cambio de rostro de la discapacidad.

Antes se adquiría en los momentos iniciales:

los niños con discapacidad, en el momento de nacer.

Ahora surge en cualquier momento: en la juventud, en la madurez,

en la etapa de envejecimiento. Te enfrentas a una realidad

que no esperabas. Ahora hablamos de discapacidad sobrevenida

y de múltiples discapacidades que ahora no podemos vislumbrar

cómo serán pero que van a estar ahí.

Pero sí podemos prevenir o educar en la escuela, educar

en casa, en los centros, en todas partes, ¿no?

Lo llamamos "la toma de conciencia". Tiene una gran nota de exigencia.

La discapacidad no es algo que hay que esconder.

Hemos salido del armario también, de ese armario

en el que nos han incluido y relegado durante tanto tiempo,

y queremos estar presentes en la vida en comunidad

manifestándonos como seres valiosos, diversos que ayudan

y que expanden la diversidad social entendida como valor.

Ahí, la discapacidad es una parte de esa diversidad.

En ese sentido se ha mejorado. Uno no se puede extrañar

porque vea en la ciudad a personas en silla de ruedas,

a personas que tengan su movilidad reducida

o que tengan esa capacidad distinta. Ha habido un progreso moral,

una conciencia de que esa diversidad tiene que ser acogida,

tiene que ser incluida y formar parte activa de la vida social.

Todavía vemos, por desgracia, pero creo que irán a menos

casos estrambóticos de discriminación, de exclusión

donde se nos castiga por ser distintos.

Creo que con esa toma de conciencia, con afirmarse cada persona

y con tolerancia cero cuando una persona...

Yo pido a cualquier persona con discapacidad, a su familia,

si sufre una discriminación, que no lo tolere, que reaccione

y que exija sus derechos. De ello hemos hablado

con Luis Cayo Pérez Bueno, Presidente del Comité Español

de Representantes de Personas con Discapacidad.

Encantados de tenerle aquí. Enhorabuena por ese aniversario.

Vamos a hablar de medicina humanista.

Nos planteamos si los profesionales de la sanidad pueden cuidar

a las personas que están sufriendo, sin quedar afectados.

Es la pregunta que se hace el doctor Enric Benito,

oncólogo dedicado desde hace muchos años a acompañar

a enfermos terminales. Asegura que, para poder cuidar a los demás,

primero hay que aprender a cuidarse uno mismo, y en ello está,

en introducir en las universidades de Medicina y Enfermería

nuevas técnicas de autoayuda y humanización de los profesionales.

Enric Benito, Doctor en Medicina, abandonó su especialidad

en Oncología para dedicarse a los tratamientos paliativos.

Como oncólogo reconocido, cayó en depresión.

No me sentía capaz de seguir tratando tumores con quimioterapia

porque había una necesidad de cuidar personas,

no de tratar solamente la enfermedad.

Hizo un máster en sufrimiento, recuerda, y lo superó a los 6 meses,

al reencontrar aquello que le había decidido a ser médico

cuando vio morir a su abuelo.

Cuando regresé dije "ya sé lo que tengo que hacer.

Voy a cuidar de gente que está en el proceso de morir,

porque es para lo que sirvo. Además tengo una herida en el corazón

que nunca he cerrado, desde los nueve años,

y que me permite acercarme con sensibilidad y ternura,

con capacidad de escucha, de acompañamiento a la gente".

Aquella crisis personal le permitió sentir en propia piel

que podemos enfermar por impactos emocionales.

Estamos muy centrados, en el mundo occidental, en identificar

en las cosas y la realidad aquello que es medible, cuantificable.

Es una limitación de nuestros sentidos;

solamente lo que vemos, lo que tocamos, lo que percibimos.

Mientras tanto, lo sutil, lo intangible, lo que no se puede

medir ni objetivar queda fuera del ámbito de lo científico.

Hemos centrado la visión de la enfermedad

en los aspectos biológicos. Pero la enfermedad, afirma,

va más allá de los trastornos orgánicos del cuerpo.

No es lo mismo que esta mano pertenezca a un señor jubilado

o que sea la de un pianista. La vivencia de la enfermedad,

el mismo trauma, la misma fractura tiene un sentido diferente

para una persona u otra. La enfermedad tendría,

aparte de los aspectos objetivables, medibles, los que los médicos

aprendemos en la facultad, toda una dimensión subjetiva

que es la que tiene el paciente, cómo lo vive, cómo le afecta a él.

Hay otra cosa. Esta persona forma parte de una comunidad.

¿Cómo va a afectar este problema al entorno de esta persona?

Si la enfermedad no es solo un desequilibrio de datos

sino que incluye una dimensión personal,

los profesionales de la sanidad deben atenderla.

Esa incluye la gestión emocional. En las profesiones de ayuda

donde las personas se encuentran y alguien se está rompiendo,

está frágil, vulnerable, dependiente y otro va a ayudarle,

esta persona merece, como mínimo, tener el conocimiento

del mundo interior suyo y del del otro tanto, o más,

que la glucemia, la hemoglobina, el potasio o todas esas cosas

que enseñamos para cuidar.

No es habitual que los centros docentes

doten a los profesionales de instrumentos para saber convivir

con el dolor y sufrimiento que envuelve a su profesión.

Las emociones se contagian. No tenemos ninguna protección

los sanitarios para trabajar dentro. ¿Qué hacemos?

Blindarnos, si podemos. Despersonalizarnos.

Entonces tampoco eres feliz cuando te aíslas

porque no vives esa intensidad de la relación de ayuda.

O abrirte demasiado y morir de una hemorragia de bondad,

que es lo que hacen muchas enfermeras.

Eso es "emotional exhaustion", o sea agotamiento emocional

por sobreimplicación. Hay que tener la distancia justa.

Por eso ha desarrollado un paquete de tres herramientas

para los profesionales que trabajan con el sufrimiento.

Consiste en cultivar la atención, el estado de alerta,

la gestión emocional y la compasión. Lo llama "Currículum interior"

y es un planteamiento que sigue los pasos

de universidades de Canadá, EE. UU., Gran Bretaña y Australia.

Lo que pretende es...

desarrollar personas ecuánimes, sólidas internamente

y compasivas, que disfruten, gocen del ejercicio de cuidar a los demás.

Se trata de que las universidades de Medicina y Enfermería

adiestren a los futuros sanitarios en la dimensión intuitiva, emocional

y resiliente, que aprendan a cuidarse a sí mismos

para poder cuidar y no morir en el empeño.

Lo que importa no es que tú te conmuevas como ser humano

sino que, si eres un profesional,

debes tener información emocional para entender cómo ayudar,

gestionar esa emoción y ayudarles a ellos a gestionarla.

Eso se puede cultivar. Se puede y se debe,

porque los datos del programa de atención al médico enfermo

revelan que el personal que trabaja con el sufrimiento

tiene un alto índice de enfermedad.

Es el Síndrome Burnout, los profesionales quemados.

Las cifras de aquí son muy parecidas a las norteamericanas.

En EE. UU. está alrededor del 50 % de los médicos.

Los más quemados serían los de urgencias, en un 54 %,

y los que están menos son los mejor protegidos, los psiquiatras, un 40.

Pero entre el 40 y el 54 está la mayoría de médicos.

¿Cómo se puede tener una plantilla sanitaria

con la mitad de ellos deseando dejar el trabajo

o tomar vacaciones o ir a disgusto a trabajar?

Esto es una epidemia. No es sostenible. Hay que hacer un cambio.

El cambio está llegando a través de los colegios de médicos

de Baleares y Aragón, y se prepara un itinerario para el próximo curso

en la Universidad Francisco de Vitoria.

Los primeros que hay que cuidar como humanos

son los propios profesionales sanitarios,

porque si ellos no están bien no pueden curar bien.

Su humanización pasa por dotarles de recursos y herramientas

para disfrutar y gozar de un trabajo tan apasionante

como es cuidar y ayudar a los demás sin sufrir por ello.

No es magia sino ciencia de la conciencia.

Con la intención de volver a verles en siete días nos despedimos.

Ya saben dónde encontrarnos. Aquí, en La 2,

un poquito antes de las 12:00. Hasta pronto y feliz semana.

(Música créditos)

  • Para todos La 2 - 30/09/17

Para todos La 2 - 30/09/17

30 sep 2017

Magazine semanal que a traves de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 30/09/17 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 30/09/17 "
Programas completos (1188)
Clips

Los últimos 7.626 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios