www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5168000
Para todos los públicos Para todos La 2 - 27/04/19 - ver ahora
Transcripción completa

último sábado de abril para todos

y aquí estamos con ganas de disfrutar y descubrir.

En Soria, por ejemplo, a una joven emprendedora.

Lleva la tienda de los pueblos sin tienda,

que con el tiempo han quedado sin gente y sin servicios.

Si hablamos de oportunidades,

también las tienen los menores tutelados que reciben consejos

y apoyo de voluntarios universitarios.

Después descubriremos un país,

Somalilandia, con el fotoperiodista Pablo Tosco.

Y para terminar nuestro menú,

Patricia Ramírez nos animará a dar pleno sentido a la vida.

Como les decíamos, vamos con La exclusiva,

que no es otra que el nombre que le ha puesto

una emprendedora social a su empresa de transporte,

en Soria.

Se trata de llevar la compra a vecinos que han quedado apartados

y desprovistos de servicios.

Es la tienda de los pueblos sin tienda.

(Música)

"Vicky Tortosa es una joven emprendedora en el medio rural.

Las tres furgonetas de su empresa,

La exclusiva,

recorren tierras sorianas

y fortalezas para llevar a sus clientes lo que necesiten.

Le llama logística social."

La exclusiva

es un emprendimiento social

que busca revertir

el proceso de despoblación a través del reparto de productos

y servicios en los pueblos más chiquitos

y más aislados de las zonas escasamente pobladas,

en este caso, Soria y Burgos,

y además lo hacemos a domicilio y, además, sin coste añadido.

Es el proveedor quien cubre los gastos del servicio

de La exclusiva y no el cliente.

-¿Usted es la única vecina...? -En este momento sí.

En este momento, en la época de verano,

vacaciones o Semana Santa,

prácticamente se llena el barrio, pero ahora sí,

ahora de forma habitual soy yo. -Y se siente... bueno, vive sola.

-Yo vivo sola. -¿Y cómo va?

¿Esto lo lleva bien? ¿Mal?

-Yo lo llevo muy bien, yo estoy muy a gusto.

Tampoco estoy de forma... continuada.

Tengo vivienda en Soria y ahora tengo una situación

que no estoy trabajando en este momento

y estoy aquí, pero cuando comience a trabajar...

-O sea, va y viene. -Sí, voy y vengo.

"Vicky y su marido, Hugo Núñez, iniciaron esta empresa en 2014."

Cuéntame... Hola, Hugo, qué llevas hoy.

-Armarios, sofás, compras que pide la gente, de todo.

-¿Qué compras?

-Comida, un sofá que llevo a otro pueblo Alconaba,

un armario que llevo también para Gallinero...

de todo un poco, lo que van pidiendo.

El cliente hace los pedidos de La exclusiva por teléfono,

por mail, por WhatsApp,

si va el repartidor, según la edad.

Los metemos en una aplicación que centraliza

y agiliza todo el sistema de pedidos

y los dispara a los proveedores.

Los proveedores lo preparan con su personal en sus sedes

y nosotros pasamos, recogemos y repartimos a domicilio.

Y a final de mes cobramos a cada proveedor un porcentaje

sobre el volumen total de ventas al mes.

Y a las personas que viven en los pueblos,

les cuesta lo mismo que si vivieran a la capital

y fueran ellos a hacer la compra.

Toño es cliente nuestro desde el principio,

desde que empezamos y abrimos la ruta...

-Nos presentó el padre de... cómo se llama.

-El padre de Jaime. -El padre de Jaime, sí.

Que es compañero mío. Bernardo.

-Jubilado. Sí, es verdad.

Cuando abrimos las rutas pues utilizas el...

personas influyentes en el medio rural

o que hayan sido comerciales, hayan tenido alguna tienda, un bar,

para que te presenta la gente,

porque al final lo que más cuesta es entrar.

-Y fue Bernardo... -Entrar a la gente, sí.

-Se vino de ruta con nosotros y nos fue presentando a gente

y Toño es cliente nuestro desde el principio.

-Yo sí. Y encima estoy muy a gusto,

de verdad que sí, no porque esté ella delante,

pero es verdad.

Yo estaba estudiando en Madrid y venía

al pueblo

los tres meses de verano,

los repartía, Soria,

un pueblo que se llama Cidones y aquí.

Y yo siempre veía a la gente mayor jugar a las cartas.

Digo:

"Yo cuando tenga que dejar Madrid por la razón que sea,

me voy al pueblo".

Caballos, jugar con la gente mayor y vivir aquí.

Y... estoy encantado de la vida.

"Hugo tenía siete tiendas pequeñas

en pueblecitos que la crisis

y la despoblación se llevaron por delante."

En realidad, la bombilla se enciende cuando todas esa gente,

al cerrar las tiendas,

todas esas personas a las que llevas atendiendo

durante 10 o 12años, te llaman para decirte:

"Oye, o nos traéis la compra a casa o en dos meses nos vamos".

"El negocio ha crecido, ya llega a toda la provincia de Soria,

donde tiene 2.500 clientes."

Siempre me ha parecido muy bien, ya antes de dedicarnos a esto,

que llevamos un año recién cumplido,

siempre me ha parecido muy bien, porque ayuda a todo el mundo.

Nosotros tenemos coche, podemos desplazarnos,

pero hay gente que no y, bueno,

al tener en este supermercado de todo, de todo,

pues les haces el pedido un martes

y el jueves te lo traen todo y encima no te cobran nada.

Es fenomenal.

-Y Soria necesita esto porque está muy despoblada.

-Esto y muchas cosas más,

ayudas para viviendas y que se pongan más viviendas

en alquiler para poder,

para que más gente pueda venir, trabajar,

porque trabajo pueda haber de pastor, en el campo,

en agricultura, ganadería, o trabajo desde casa,

pero si no hay viviendas, ahí está el tema.

"El tema: la despoblación.

Está presente en las conversaciones."

Esto no viene de ahora,

esto viene de muchos años antes,

porque Soria, geográficamente,

está situada en un sitio estratégico

y sería muy importante.

Lo que pasa es

que no ha habido voluntad de aprovecharlo.

Aquí estamos durmiendo entre 28 y 24.

-A veces nos juntamos y decimos: "Estamos 20 almas, 30".

-Se pueden contar rápidamente.

Y por eso te digo que estar aquí permanentemente es duro.

Y más en el invierno.

Mira, yo no sé si hemos tenido

esta noche tres bajo cero o algo así.

Ayer nevó, granizó, llovió, hizo de todo.

-Bueno, suele venir la gente, los fines de semana, sí,

pero eso no soluciona nada para el pueblo.

Hombre, a lo mejor sí,

porque van a la casa rural, al bar, comen,

hay un poco de movimiento, ves a la gente pasar...

todo eso muy bien, pero... -Ya.

-Pero luego... -Es una pena.

-Se queda todo vacío otra vez.

-La gente está harta de vivir en la ciudad,

igual se anima a venir si esto tuviera...

-Muy bien pero...

-Si tienes un medio de vida... ¿con qué van a comer?

-Habrá que poner alguna fábrica, alguna cosa que, digamos,

sea un foco de atracción para la gente, si no aquí...

Yo pienso, creo firmemente que tiene solución,

sino no estaría trabajando en La exclusiva

ni tendría un plan de aquí a 10 años.

Soy una de las personas que cree de verdad

que la despoblación tiene solución.

De hecho, si los lapones han conseguido

revertir el proceso de despoblación,

aunque les haya costado 150 años,

nadie dijo que esto fuera fácil, ¿por qué no nosotros?

(Pitos)

Seguimos con más actualidad social.

Estudiar sí, pero también mojarse y comprometerse con la sociedad.

Es lo que hacen universitarios voluntarios en Madrid

con la iniciativa "Amigos para siempre".

Colaboran acompañando a menores tutelados

y en riesgo de exclusión social.

Y se trata de darles referentes para seguir creciendo

y pensar que, si te esfuerzas, alguien cree en tus posibilidades,

incluso más que tú.

La iniciativa ha ganado la sexta edición

de los Premios de Voluntariado Universitario

que concede la Fundación Mutua Madrileña.

Estamos en la residencia Villa Paz,

un centro de protección de menores de la Comunidad de Madrid

y tenemos como

una media de 55, 50 menores,

de 0 a 18 años

en situación de guarda o tutela.

Siempre los internamientos se piensa

que sean lo más breve posible,

porque los centros de protección están para eso, únicamente,

para que sea el tiempo necesario.

Eso es lo que se pretende,

que el tiempo que estén aquí lo pasen lo más parecido

a lo que es una familia.

Nosotros contamos con el apoyo de diferentes asociaciones

y fundaciones, como Soñar despiertos,

que para nosotros es una labor muy buena,

buenísima.

(Telefonillo)

Solemos venir...

llegamos como a las 4:30 y nos quedamos hasta las 7:30 u 8.

Vamos al parque y jugamos a lo que juegan todos los niños,

pilla pilla, escondite,

o si ese día tenemos juegos para jugar,

la comba o la goma, también jugamos con ellos.

-Lo que yo hacía con el niño al que ayudaba era, básicamente,

ir a la residencia una vez en semana

y ayudarle con los deberes

Si necesitaba ayuda con matemáticas,

estábamos toda la tarde haciendo matemáticas.

Era un poco darle ese apoyo y esa atención individualizada

que en la residencia,

por el hecho de estar con más niños,

no podía recibir.

Me di cuenta de que hay cosas en la vida que son una lotería y,

entre esa lotería, está la familia que nos toca,

y a raíz de aquello decidí hacerme voluntaria.

-Me aportaba darte cuenta

un poco de otra realidad que al final

tenemos muy cerca de nosotros y no conocemos.

-Nosotros les traemos el cariño que les puede faltar

y nos convertimos en sus referentes.

Sobre todo, acompañarles, es lo que más les aporta.

-Yo creo que a él le ha aportado una relación de amistad,

una persona que va a verte

y que te escucha y, bueno, al final,

está dedicando un tiempo para compartirlo contigo.

-Yo empecé en una residencia en 2017.

Mi primera residencia fue Hortaleza,

que es como una residencia de paso.

Allí deciden si tú te vas a tu casa

y te ayudan a arreglar las cosas con tu familia,

o directamente te vas a un centro. Si no tienes opción,

te vas a un centro sí o sí.

Entonces, como las cosas con mi madre no fueron muy bien,

tuvieron que mandarme a un centro.

Y yo acabé en Fernández de los Ríos,

un centro muchísimo más pequeño que este.

Era muchísimo más fácil coger cariño a las personas,

conectar más con la gente, ya que éramos pocos.

Éramos como una familia, una familia muy grande,

pero como una familia. Y claro, yo con mis educadores,

ellos me apoyaron muchísimo tanto en los estudios, en mi vida diaria,

en mis relaciones sentimentales,

en todo lo que tenía que ver conmigo fueron mi mayor apoyo.

Y claro, cuando cumplí 18 ya tenía que salir del centro.

El director de mi centro me dijo:

"Ha salido una beca para niños del año 2000

que si tú la solicitas te pueden pagar todos los estudios completos,

incluido el bono transporte".

Yo rellené la solicitud, me hicieron la entrevista y,

por suerte, me dieron la beca.

De no ser por esta beca,

yo ahora mismo no podría estar estudiando.

De no ser por esta beca, estaría pululando por ahí,

sin saber qué voy a hacer,

porque tenía muchas ganas de estudiar,

tenía muy buena media en bachillerato,

pero salgo sin poder trabajar

porque no tengo el permiso de trabajo,

sin ahorros porque no tengo apoyo familiar

y que te venga una beca a decirte:

"Oye, te lo voy a pagar todo

porque estás en un centro de menores y estudias". Es un lujo.

Es divino, y... lo dice el nombre, "Soñar despierto".

Yo estoy soñando despierta,

cuando hablo con los de mi beca,

mi coordinadora, mi mentora, siento que vivo un sueño.

Este punto del mundo que les mostramos es Somalilandia.

No es un país de cuento, por más que su nombre nos confunda,

tampoco está reconocido internacionalmente,

pero es un pedazo del planeta Tierra

donde están sufriendo las consecuencias devastadoras

del cambio climático.

La población ya no migra

en función de la temporada de lluvias,

sino que huyen de la sequía

que les atenaza desde hace tres años,

mata a los animales, que son su medio de vida

y arruina sus vidas.

Pablo Tosco, fotoperiodista de Oxfam-Intermón,

lo ha documentado y ahora nos puede dar detalles.

Bienvenido, Pablo. ¿Qué tal?, buenos días.

Hemos intentado situarlo en el mapa, en el mundo,

¿cuál es el origen de este país, de Somalilandia?

Bueno, Somalilandia pertenecía antiguamente a Somalia,

es también producto de los procesos de descolonización,

fue un protectorado británico y desde 1991 se han autodenominado

una República Independiente de Somalia,

con su capital Hargeisa, con un Parlamento,

con unas elecciones que permiten

a la ciudadanía escoger a sus representantes,

pero rodeados de un contexto ambiental

y podríamos decir contexto de vida muy, muy duro.

Devastador, ¿no?

Es un país que tiene un estatus muy especial,

no existe para la comunidad internacional,

pero está en crisis y en una crisis galopante

por toda una serie de motivos.

¿Qué hiciste tú ahí, Pablo?

¿Cómo detectaste lo que estaba ocurriendo?

Oxfam-Intermón está trabajando

desde hace varios años en el Cuerno de África.

Están viendo en estos momentos,

toda la parte derecha, incluye Djibouti,

Etiopía, Kenia, Somalia y Somalilandia,

es una de las zonas que crónicamente están atravesadas

en los últimos años por el cambio climático.

Y las hambrunas también.

Hasta ahora,

estos nombres que sonaban por grandes crisis de hambre.

Las comunidades, históricamente, son trashumantes,

basan toda su economía, su cuenta de ahorro, su dinero,

la forma en la que viven,

sus medios de vidas provienen de la crianza de animales

en esos contextos que son muy difíciles

pero que les permitían,

en función de las temporadas de lluvia,

al menos, tener una época del año en que esos animales pastoreaban,

y después les permitía venderlos.

En estos momentos, los animales han muerto,

una sequía que ya dura casi dos años y medio,

han empezado las primeras gotas, a llover,

pero son insuficientes para nutrir esas tierras

que están viendo totalmente secas,

y eso ha provocado que las personas de a poco vayan dejando sus zonas

donde criaban a los animales

y se han ido agrupando

en comunidades un poquito más extensas.

Tú has tratado con personas, nombres, apellidos,

o nombres de allí, que viven allí.

Cuéntanos algún caso.

Creo que han visto algunas imágenes de Ambaro,

una mujer con seis hijos

y que hace dos años atrás tenía 300 cabezas de cabritos

que le permitían venderlos en función de sus necesidades,

para poder enviar a sus niños al colegio, medicamentos,

comidas o cuidados personales.

Seis hijos y 300 cabras.

Esos han desaparecido y ha tenido que emigrar,

caminar muchos kilómetros,

casi 3.000 kilómetros han tenido que recorrer ellos entre la zona

donde estaban tradicionalmente, buscando el lugar

donde las organizaciones humanitarias están dando apoyo,

que lo pueden hacer porque pensemos

que lo fundamental, se necesita agua y comida,

y al agua se encuentra en algunos momentos bajo tierra.

Por lo general,

lo que hacen organizaciones como Oxfam-Intermón

es hacer el transporte de agua en camiones.

Lo que están viendo es el agua

que van recibiendo a través de este suministro.

Son desplazados, ¿no?

Y una comunidad que es nómada,

que está acostumbrada a funcionar

según lo que pide el ganado o el tiempo, ¿cómo viven eso?

¿Cómo lo interiorizan?

De a poco se van desconectando de ese contacto

que tienen con la naturaleza,

que les permitía calibrar un poco su día a día.

El cambio del clima, las sequías,

les ha provocado que los animales se mueran,

pero también ellos dependían mucho de esas necesidades de los animales

que les permiten vivir.

Y si ya estás en medio de ningún sitio,

cuando ya no hay nada, en medio de la nada ¿qué te queda?

Es una situación de vulnerabilidad extrema.

Lo que queda es la actuación

de algunas organizaciones humanitarias

que están pudiendo dar apoyo a estas miles de personas

que se han quedado en la cuneta del desierto.

No reciben suficiente ayuda podríamos decir.

Podemos decir que del gobierno central

de Somalilandia hay una voluntad de acompañar,

pero con poca capacidad y pocos recursos,

y ahí intervienen organizaciones humanitarias,

con asistencia sanitaria, proveyendo de agua y alimentos,

y luego de un acompañamiento que no solo es estar

al lado de ellos satisfaciendo necesidades,

sino también intentando comprender el momento

en que se encuentran y eso también tiene que ver

en que las personas se vean

con capacidad para exigir sus derechos.

Y en estos momentos sus derechos pasan por tener

los recursos vitales para sobrevivir.

Estamos hablando de casi 5 millones de personas

entre los habitantes de Somalilandia

y otras regiones que comentabas como Etiopía,

Eritrea, el Chad, todo el Cuerno que comentabas.

Podemos decir que toda la zona saheliana, que empieza en...

Por decirle zona.

Claro, la zona saheliana

que atraviesa casi todo el centro de África,

crónicamente ha sido afectada por las sequías,

pero esta región en particular lleva ya casi dos años

y medio sin una gota de lluvia y eso ha provocado

que murieran gran parte de los animales pero,

que las personas, desesperadamente,

buscaran un lugar para sobrevivir.

Como miembro de Oxfam-Intermón que das el testimonio,

que nos traes esas imágenes, esas fotografías,

el mundo está sufriendo el cambio climático,

está sufriendo esta amenaza, se está viendo.

¿Qué podemos hacer?

Tú has estado en otros lugares del mundo

que ocurre justo lo contrario, ves ese contraste en el planeta,

por ejemplo, en la República Dominicana,

¿qué puedes dar de ese testimonio?

¿Qué más se puede decir?

Una reflexión que nos lleva el equipo de Oxfam cada vez

que nos encontramos con este tipo de situaciones.

No tanto las personas que están en terreno trabajando,

es que este fenómeno,

que es el fenómeno de la desigualdad

que afecta el fenómeno meteorológico,

el cambio climático, que afecta diferencialmente

a las personas en función de su situación.

Nos encontramos en República Dominicana muchísimas personas,

como están viendo las fotografías, viven al lado de los ríos.

República Dominicana es un país afectado como Haití,

afectado fuertemente por los ciclones

y las tormentas tropicales,

y ha llevado a que las personas estén

en una situación de riesgo casi crónico y perpetuo.

Podemos decir que, por un lado,

República Dominicana se inunda

y las personas sufren el exceso de agua

y en otros países

nos estamos encontrando justamente lo contrario, la escasez.

Pero este fenómeno no cae del cielo gratuitamente,

sino que tiene las raíces también en decisiones políticas.

De qué forma se acompaña,

se contiene y se buscan soluciones para que estas personas

tengan una vida digna.

Pues Pablo Tosco, miembro de Oxfam-Intermón,

gracias por tus fotografías y tu testimonio,

hoy aquí en "Para Todos La 2".

Gracias a vosotros por este espacio.

Seguimos,

ella también nos ofrece un retrato de la sociedad pero, en su caso,

de la más innovadora y solidaria.

Antonella Broglia nos cuenta hoy

una propuesta para domingos sin misa.

(Música)

Antonella, hoy nos quieres presentar

un proyecto de innovación curioso,

que tú misma llamas "Misas laicas para los domingos".

Cuéntanos.

-La idea es recuperar el modelo de misa...

religiosa en su versión clásica

pero reconcebida, resignificada totalmente,

para todos, para todas,

para personas laicas,

religiosas, de todo tipo.

Se intenta recuperar de la misa

lo que resulta bueno y útil para una comunidad,

la idea de encontrarse en un lugar, una vez por semana,

con persona que conoces o no,

en encuentros que sirven para desarrollar la empatía

y sentirse mejor, simplemente, porque estás con otros.

Hoy en día, las oportunidades de verse

con otras personas de una forma casual,

o sea, no porque has quedado con alguien

en concreto un día concreto

para hacer algo en concreto, son muy limitadas.

Este proyecto es inglés.

Una investigación de la BBC determina Inglaterra

como el país más solo de Europa.

Las personas están desconectadas de los demás

y este proyecto es de un emprendedor social inglés,

Sanderson Jones,

que ve cómo la idea de misa, no la misa religiosa,

sino la idea de... -Como punto de encuentro, ¿no?

-Sí, la asamblea de los domingos, que se llama así la iniciativa,

"Sunday Assembly",

la idea de la asamblea de los domingos hay un potencial

bueno para la vida comunitaria.

Él es un monologuista cómico,

que un día va a Bath con una compañera suya,

también monologuista para hacer un espectáculo

y los dos empiezan a hablar de cómo les gustaría

que hubiese un lugar para ir

con esa misma intensidad emocional de la misa,

pero que no fuera una misa.

Y así hacen una prueba, un primer evento en Islington,

una zona de Londres, que van 200 personas y, poco a poco,

se expande, con mucha energía,

porque evidentemente la necesidad existe y ahora,

a través de grupos comunitarios que los organizan todos localmente,

porque ella ya no está en el equipo pero él sí,

tienen un pequeño grupo central de organización pero, por lo demás,

todo se hace localmente.

Tienen 70 organizaciones que van haciendo esas misas,

esas asambleas

y en ocho países del mundo.

-Les llamamos misas pero no lo son.

-No son misas para nada, entrecomillas misa.

Son asambleas de los domingos.

El desarrollo es, primero, abiertas a todos, gratuitas.

Y, el desarrollo es...

Obviamente, se encuentra en lugares que no son iglesias,

espacios donde cabe la gente.

Lo primero que hacen es cantar, que es una parte, digamos,

muy comunitaria y asamblearia que tiene un valor...

-Para socializar. -Emocional. Socializante.

Luego hay lecturas,

se escuchan algunas charlas de algunos invitados

y luego hay una especie de sermón, también entrecomillas,

de alguien de la comunidad que hace una especie de resumen

de todo lo que se ha hablado.

-Y los asistentes también pueden participar, hablar...

-Evidentemente, es un acto donde hablan todos,

a diferencia de la misa.

Luego, si quieres, te puedes quedar, hay café, pastas, tartas,

y luego, si quieres,

puedes entrar a colaborar en una serie de grupos,

subgrupos basados en intereses.

Padres con niños recién nacidos, los problemas, o salud mental,

o busco trabajo o...

pequeños grupos que reúnen las necesidades de la congregación.

Y ahí hay un seguimiento, es decir,

hay grupos de personas que echen una mano

y ayudan a encontrar soluciones y respuestas

y que te pueden dar recomendaciones de personas,

médicos o instituciones que te pueden ayudar.

-Para poner en común temas en concreto y combatir la soledad.

-Sí, esa es la finalidad esencial,

volver a verse para reunirse en un lugar donde has quedado

para hablar con alguien y punto, no,

donde te reúnes con otras personas por el valor

que tiene esto en sí mismo.

Empatía, sentirse mejor, hablar, ver a otros.

Estar con otros nos cura, digamos.

Es muy interesante...

Sanderson Jones

porque no siempre fue monologuista, era el sueño de su vida,

ser cómico, pero antes era un escritor,

un guionista,

una persona que había tenido muchísimo éxito en su trabajo

y trabajaba en The Economist,

el semanal inglés.

Había llegado a llevar

el departamento de innovación en The Economist,

tenía una carrera extraordinaria,

pero siempre había querido ser monologuista.

Y es durante esta carrera de monologuista,

cuando va de un sitio a otro a hacer espectáculos,

que se le ocurre esto.

Había hecho un espectáculo, se veía su pasión

por la comunidad desde su trabajo de monologuista,

porque había hecho un show, en el Fringe de Edimburgo,

muy premiado donde él vendía personalmente las entradas.

Y como él vendía personalmente la entrada al asistente al show,

le podía preguntar un montón de cosas sobre él,

y luego identificaba el perfil de esta persona en el Facebook

y cuando venía la noche de hacer el show y tenía a todo ese público,

todo ese público se daba cuenta

que él había incorporado

las historias verdaderas...

-Había personalizado el show con el público.

-Personalizado al máximo,

"Comedy's Sake" creo que se llamaba,

y también tenía esta inspiración comunitaria,

donde todo el mundo era protagonista

y allí ya había semillas

de lo que finalmente hizo con "Sunday Assembly".

-Estas misas laicas que tú llamas. -Exactamente.

Gracias por esta iniciativa.

-A vosotros, a vosotros.

Y tú, sí, te voy a tutear.

¿Tú cómo te sientes?

¿Vives o sobrevives?

Menudas preguntas, ¿verdad?

Mientras vas pensando o van pensando la respuesta,

nuestra psicóloga de referencia,

Patricia Ramírez,

anota unos cuantos puntos que vale la pena tener en cuenta.

(Música)

Si hay algo importante en esta vida,

es tener una vida con sentido,

que cuando una llegue por la noche tenga la sensación de haber vivido,

pero vivido de verdad.

Lo demás es sobrevivir.

Llevamos a cabo un montón de rituales, conductas,

actividades durante el día

que nos llevan a sentir aburrimiento,

desmotivación e incluso ansiedad,

y terminamos parcheando con hábitos de vida poco saludables

esas emociones.

¿Qué pasaría si salieras a vivir, pero con toda la cuerda dada?

Lo primero y más importante es tener una vida con sentido.

"Una vida con sentido es una vida con un para qué".

¿Para qué estás haciendo esto?

¿Para qué trabajas en esto? ¿Para qué te vistes así?

¿Para qué te relacionas con la gente?

Tener un para qué es encontrar un sentido a todo lo que hacemos.

El segundo es:

Tratar de vivir una vida

coherente con tu escala de valores,

si no, sí que se pierde el sentido.

¿Cuáles son tus valores?

Igual deberíamos dedicar un tiempo a definir una escala:

la lealtad, la fidelidad, generosidad, compañerismo,

el esfuerzo, la disciplina,

y tratar de que nuestra vida vaya en paralelo a esos valores.

Tercero,

necesitamos rodearnos "de personas que suman".

Esas personas que nos llenan de vitalidad, que nos dan energía,

nos hacen reír, son empáticas, nos comprenden,

que al final del día agradeces tener

esa gente tan importante en tu vida.

El punto número cuatro:

"Busca momentos que te conecten con tu interior".

No son las compras lo que nos hace feliz.

Es conocernos, saber qué nos gusta,

cuáles son nuestras aficiones, tener un rato de silencio,

de lectura, aprender a entender nuestras emociones.

El cinco:

"Cuida tu mente y tu cuerpo".

Necesitas dedicarte tiempo, descansar,

hacer ejercicio,

comer de forma saludable, dedicar tiempo a tu higiene,

a tu cuidado personal, también al cuidado de tu interior.

El punto seis: "Aprende a estar

en el ahora".

Es imposible tener una vida con sentido

si nuestra mente divaga en el pasado

y no hace más que pensar

en el futuro, porque el pasado da tristeza,

el futuro da ansiedad,

y el único lugar donde realmente podemos disfrutar es en el aquí

y en el ahora.

Y por último: "Cierra carpetas

del pasado".

Ese rencor, ese perdón

que te falta por dar,

esas historias cerradas que no vas a poder comprender

o encontrar un porqué.

Cuanto antes cierres esas carpetas,

simplemente aceptando que la vida

tiene esa parte que a veces no nos gusta pero existe,

seguramente que antes podrás encontrar ese sentido a la vida.

Y aquí te dejo los siete consejos de hoy

para tener una vida con sentido.

Pues venga, cerrando carpetas, vivan lo que vivan,

que vivan las ganas de disfrutar.

Así es como nos gusta despedirnos,

deseándoles lo mejor hasta que volvamos a vernos aquí,

en esta casa, en La 2.

Saludos para todos, adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 27/04/19

Para todos La 2 - 27/04/19

27 abr 2019

Mundo rural. La Exclusiva es el nombre que le ha puesto una emprendedora social a su empresa de transporte, en Soria. Se trata de llevar la compra a vecinos rurales que han quedado apartados y desprovistos de servicios. Es "la tienda de los pueblos sin tienda". Las tres furgonetas de La Exclusiva recorren tierras sorianas y burgalesas para llevar a sus clientes lo que necesiten. Le llaman "logística social”. Reportaje

Solidaridad. Estudiar sí, pero también mojarse y comprometerse con la sociedad. Es lo que hacen universitarios voluntarios en Madrid con la iniciativa "Amigos para siempre". Colaboran acompañando a menores tutelados y en riesgo de exclusión social. La iniciativa ha ganado la sexta edición de los Premios al Voluntariado universitario que concede la Fundación Mutua Madrileña.

Fotoperiodismo. Entrevista con el fotógrafo Pablo Tosco. Su trabajo se centra en Somalilandia, un país que no está reconocido internacionalmente en el Cuerno de África. Es un pedazo del planeta tierra donde están sufriendo las consecuencias devastadoras del cambio climático. La población huye de la sequía que les atenaza desde hace 3 años. Pablo Tosco, fotoperiodista de Oxfam-Intermón, lo ha documentado.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta lo que se conoce como misas laicas. Sunday Assembly es una iniciativa para que las personas se reúnan los domingos para charlar y debatir. Sirve para conocer gente y como idea de integración social.

Psicología. Consejos de Patricia Ramírez para darle un sentido a la vida. Recomienda tener una escala de valores y rodearse de personas que sumen. Vivir con sentido.

ver más sobre "Para todos La 2 - 27/04/19" ver menos sobre "Para todos La 2 - 27/04/19"
Programas completos (1245)
Clips

Los últimos 7.950 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios