www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4906579
Para todos los públicos Para todos La 2 - 22/12/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Bienvenidos.

Es nuestra última cita del año con la actualidad social,

y vamos a aprovecharla al máximo.

Hoy nos fijaremos en tres mujeres protagonistas de un documental,

por su lucha contra el cambio climático en Paraguay,

Colombia y Guatemala.

Entrevistamos al presidente de "Médicos sin fronteras",

en España, que nos contará, la situación de campos de refugiados,

como el de Moria, en Lesbos.

La innovación social y una reflexión,

acerca de las crisis personales, completan el menú de hoy.

Dominga Mora, María Elsy Angulo, Lolita Chávez.

Tres mujeres de Paraguay, Colombia y Guatemala.

Decidieron plantarse por su tierra y sus gentes,

y pagaron un alto precio por ello.

"Tierra sin ellas", es el título de un documental,

que narra la historia en que, poco a poco,

se convirtió su determinación para hacer frente a la expoliación,

y reivindicar el derecho a vivir dignamente.

"En Latinoamérica, la explotación de los recursos naturales,

amenaza la biodiversidad y la supervivencia,

de muchas comunidades indígenas.

La posesión de la tierra enfrenta estilos de vida,

y modelos económicos.

Y deja al descubierto, las violencias ejercidas

contra las mujeres, en su desigual acceso al territorio.

"Tierra sin ellas" es un documental multimedia de Oxfam Intermón,

y la revista "5W".

Un acercamiento a tres mujeres, que desde su cotidianeidad,

alzaron la voz por defender su derecho al territorio,

y pagaron un alto precio por ello.

Tres mujeres, que ya no están en su lugar".

"La desigualdad no es un fenómeno meteorológico,

hay decisiones políticas detrás, sosteniendo eso,

provocando pobreza, provocando miseria.

exclusión, violencia contra las mujeres, en este caso, particular.

que han decidido luchar por un pedazo de tierra.

Simplemente".

(Música)

"La ausencia de estas mujeres está marcando la lucha en sus territorios

Pero ellas, no se erigieron en líderes sociales,

no buscaron dirigir revuelta alguna.

Simplemente, reivindicaron respetar la tierra,

y vivir dignamente".

Pues en el caso de Lolita, ha acabado liderando una lucha,

que ha arrastrado a mucha gente.

En el caso de María Dominga Mona, fue un pueblo,

de 53 habitantes,

que lideraron esa lucha también, por poder vivir en sus territorios.

Y en el caso de María Elsy, en Colombia,

es una lucha mucho más individual,

lo que pasa que la asesinan, como para dar una lección,

al resto de vecinos del pueblo.

Tú no pagas lo que te pedimos,

pues mira lo que pasa.

"Y pasó, que María Elsy fue asesinada por un conocido suyo,

alguien pobre, que por poco dinero, satisfizo la demanda

de alguno de los grupos que pugnan por controlar las tierras

de cultivos ilícitos de coca".

Colombia, tras la firma de los acuerdos de paz,

a finales de 2.016,

hay muchas zonas que han quedado desiertas,

donde hay mucha lucha por el territorio, ¿no?

Entonces, muestra de ello es, que en todo 2.017,

más de 150 líderes sociales fueron asesinados,

y son grupos armados que luchan para poder,

hacerse con las riquezas.

"Los Awá", que son la comunidad de María Elsy Angulo,

nos contaban que, antes, cuando estaban las Farc,

que ellos, al menos, sabían con quién tenían que negociar,

no es que defendiesen a las Farc, si no que tenían un interlocutor

claro, y ahora han quedado totalmente desprotegidos,

y eso les está costando muchas vidas".

"El caso de Dominga Mora en Paraguay,

implica a la industria extractiva,

que fue ocupando irregularmente, hasta 5.000 hectáreas,

de tierras que pertenecían al Estado.

Una usurpación que obligó al desplazamiento

de varias comunidades indígenas.

Algo a lo que se resistía, Dominga y su comunidad".

El desalojo es, de alguna forma, provocado,

bueno, con insistencia de Riquelme, el empresario,

que, de alguna forma, presiona al gobierno paraguayo,

para que intervenga y desaloje a estas personas,

que fue un desalojo muy violento,

con más de 17 personas que fallecieron.

Muy pocos días después de la masacre de Curuguaty, muy conocida,

y de ahí viene la destitución del presidente,

escogido democráticamente,

y ahí comienza una nueva era neoliberal,

y muy vinculada, muy clientelista,

con la producción de soja, el acaparamiento de tierras.

Bueno, grandes lobbies empresariales,

secuestrando el Parlamento y secuestrando las leyes,

y secuestrando, literalmente, a los políticos,

capturando ese poder de la ciudadanía, que,

queda en manos, en este caso en Paraguay, de un 5% de personas,

que deciden, hacen y deshacen a su antojo.

"La misma ola neoliberal, en Guatemala,

está talando los bosques habitados por las comunidades Maya.

Pero el problema, no es sólo la deforestación,

también lo es, la reforestación,

con la siembra de una única especie de pino,

la más rendible para la exportación,

la más alejada de la necesaria diversidad de la vegetación.

Por preservar esta riqueza del saqueo,

Lolita Chávez, fue forzada al exilio".

"Hay muchas Lolitas en su comunidad, ella es la cara más visible,

fundamentalmente, porque ha sido amenazada",

por parte de las empresas a las que ella ha denunciado.

Y, se ha visto forzada a huir del país, con un salvoconducto,

de diferentes organizaciones de derechos humanos,

entre ellas Oxfam Intermón y organizaciones del País Vasco,

que han facilitado que ella pueda salir del país,

y en estos momentos, estará en España refugiada.

"Estas tres mujeres no buscaban el protagonismo,

no elaboraban grandes discursos,

pero en su día a día, pusieron palabras y actos,

contra todo aquello que las sometía".

Van poniendo en evidencia todas las violencias,

a las que han estado sometidas, y que han sufrido estas mujeres,

que no sólo es el acceso a tierra, si no, el que,

por el sólo hecho de ser mujer, la sociedad,

como legitima una violencia gratuita,

hacia ellas.

"Fueron tres vidas sencillas,

y son tres grandes ausencias, paradigma de una lucha inmensa".

La política de contención de la Unión Europea,

a las personas que buscan asilo en las islas griegas,

ha dejado a más de 9.000 hombres, mujeres y niños, atrapados,

indefinidamente en la isla de Lesbos, en el campo de Moria.

Moria ya es sinónimo de hacinamiento, violencia,

agresión sexual y caos.

Nos acompaña David Noguera,

presidente de "Médicos sin Fronteras", en España,

¿Qué tal? Bienvenido David. Hola, muchas gracias.

Su organización lleva meses, denunciando,

la emergencia sanitaria y también de salud mental,

entre los adultos, y también entre niños y niñas.

Y reclamando su evacuación urgente.

¿Con qué resultado?

Pues hasta ahora, sin ningún cambio,

sin ninguna modificación de un estado que,

es absolutamente injusto.

Gente atrapada desde hace meses, años,

en un campo de refugiados en suelo europeo, que no reúne,

los mínimos estándares, que nosotros como organización, nos exigimos,

cuando trabajamos en crisis humanitaria.

Entonces está hablando de campos, ¿no?

Sí, esto es un campo, ahora es un campo detención,

hay quien lo describiría como un campo detención.

Estaba previsto para 3.000, y son 9.000.

Creo que hay una letrina cada 75 personas,

una ducha cada 80 personas,

viven en tiendas.

Y luego, el problema es ese,

sin un horizonte claro de cuál es el siguiente paso.

Y, es verdad, que hemos visto un incremento muy importante,

de patologías, sobre todo, a nivel mental,

que es perfectamente comprensible, cuando llevas años encerrado,

en una institución, sin ningún horizonte,

de resolución de tu situación.

Hablamos de la emergencia sanitaria también,

del estado de la salud mental, de las personas hacinadas.

Hay hacinamientos y hacinamientos, este es extremo,

y eso lleva a casos de violencia, de abusos sexuales.

Entonces, ese día a día, ¿cómo se puede gestionar?

Nosotros intentamos responder a las necesidades más agudas,

y tenemos programas de salud mental, que intentan hacer prevención,

y tratamiento de la gente, que, debido a la situación,

y no olvidemos que son gente que viene de conflictos, de un viaje,

complejo, y ahora, atrapados en este limbo,

pues intentamos paliar esas necesidades agudas.

Pero, al final del día, este es un problema estructural,

que se resolverá cuando a esta gente se le de una salida digna.

Al final, no están haciendo nada más que ejercer,

y reclamando sus derechos,

con lo cual, hay que darles unas condiciones que sean dignas,

de cualquier ser humano.

¿Qué ocurre con los jóvenes, con los adolescentes,

con los niños y con las niñas?

Pues, es que es un entorno muy insalubre,

a nivel físico, por cuestiones de hacinamiento,

y, sobre todo, a nivel mental.

Es desesperante para estas familias,

para padres y mamás, que como todos nosotros,

lo que quieren es lo mejor para su familia.

Entender que están atrapados aquí,

y empezar a pensar ya que esto va a ser el resto de su vida.

E insisto, son condiciones, que no son, para nada adecuadas,

y después de 4 o 5 años, no tiene ninguna explicación,

que el gobierno griego, la Unión Europea, haya sido incapaz,

de dar una respuestas mucho más humana a este colectivo.

¿Cuántos "Moria", hay en la Unión Europea?

Hay varios,

y luego, hay más fuera de la Unión Europea,

en estos limbos, porque todos somos conscientes,

que la Unión Europea hace política de externalización de fronteras,

el fenómeno refugiado lo han mercantilizado,

y el paradigma de esto es el acuerdo con Turquía,

que son 3.000 y hasta 6.000 millones de euros por día,

vamos a acoger a los refugiados que quieren venir a la Unión Europea,

y de esta forma paran la vía.

Entonces, se replica con acuerdos con Libia,

se replica con la segurización de las fronteras en Europa del Este,

etc., etc.

En definitiva, unas políticas de emigración y de refugio,

que han priorizado la securización,

por encima de la mortalidad y el sufrimiento de muchas personas,

que emigran buscando un futuro mejor,

lo cual es absolutamente entendible.

O, son gente refugiada, que lo único que hacen, insisto,

es ejercer sus derechos.

La gente que sale de un sitio en conflicto de violencia,

y es perseguida, tiene derecho a salir, a huir de su país,

y es la obligación de los estados miembros,

acoger a estas personas, y tratarlas con un mínimo de dignidad.

Y eso es lo que la Unión Europea, no es capaz de cumplir.

La obligación de los estados miembros es una cosa,

y la obligación, cuando los barcos están en aguas internacionales,

también es otra, porque está escrito,

y existe una ley en el mar, ¿no?

¿Qué pasa cuando no se cumple,

o cuando hay barcos que han tenido que desistir,

de llevar a cabo esa obligación?

Como, por ejemplo, el Aquarius.

Lo que pasa es que incrementa la mortalidad en el Mediterráneo,

lo hemos visto, septiembre de este año ha sido el mes más mortífero,

ha habido menos llegadas, pero el más mortífero.

¿Y el Aquarius acaba de dejar sus misiones?

El proyecto del Aquarius lo hemos tenido que parar,

debido a las presiones sistemáticas,

y maniobras legales,

por parte de los gobiernos de la Unión Europea, y en particular,

últimamente, el gobierno italiano,

que han hecho que la operativa del Aquarius ya no sea posible.

Hoy el Aquarius no tiene bandera para navegar,

por lo tanto, no puede salir de puerto.

Pero, estamos hablando de leyes.

Después de la Segunda Guerra Mundial nos dimos todos un marco de leyes,

para que, barbaridades como las que se habían visto,

no volvieran a suceder.

Lo que es muy llamativo y creo, que muy preocupante,

es que desde hace 3 o 4 años,

con un cambio de discurso,

es decir, antes un discurso de solidaridad y empatía,

y ahora un discurso de rechazo, que se va implementando

en las sociedades europeas. Acompañado de una agenda política,

que está erosionando de una forma flagrante,

esos derechos que todos pensábamos que estaban garantizados.

Y es una situación que nos tiene que obligar a reflexionar,

profundamente sobre este tema.

Como nos decías David,

va a seguir ocurriendo, van a seguir saliendo lanchas,

sobre todo, de Libia,

y entonces, los ciudadanos, ¿qué es lo que podemos hacer?

porque uno no puede pensar: "Ojos que no ven, corazón que no siente".

Esas muertes no van a tener testigos.

Correcto, yo creo que somos una sociedad, que ha entendido,

voy a usar un ejemplo, que el cambio climático no es tema de Greenpeace.

Todos tenemos un rol a jugar, todos tenemos que reciclar, por ejemplo,

Las crisis humanitarias no es un tema de Médicos sin fronteras,

Todos tenemos un rol a jugar.

Entonces, yo le pido a la gente, que haga un ejercicio de reflexión,

que si quiere que apoye a Médicos sin fronteras, pero luego, que hable

que use avales sociales, y que vote en conciencia,

porque este tipo de políticas tienen que cambiar.

David Nogura, ponemos ese broche final,

con lo que nos acaba de contar. Muchas gracias,

al presidente de Médicos sin fronteras,

gracias por vuestra labor, y contarnos lo que ocurre.

Gracias a vosotros.

Vamos a la innovación social, que ahora nos llega,

con Antonella Broglia, nos vamos a Holanda,

y allí veremos cómo han hecho para innovar y aprender a gestionarse,

un grupo de enfermeros y enfermeras.

(Música)

En nuestra sección de emprendedores sociales, nos quieres presentar,

a un emprendedor holandés,

a un enfermero holandés, que lo que ha conseguido,

es reorganizar el trabajo de enfermeras y enfermeros, ¿no?

Jos de Blok, y es muy interesante su planteamiento,

porque, la cuestión de cuidar a las personas mayores, es algo que,

nos afecta a todos, en esta Europa, tan extraordinariamente envejecida.

Cada vez va a más, en los hospitales es demasiado caro,

y claramente, no está centrado en el bienestar de la persona mayor,

por tanto, hay que centrarse para innovar, en el cuidado en casa.

¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo innovamos?

Para cuidar a estas personas de una manera eficiente.

Y tiene que ser en casa.

Entonces, el modelo creado por él,

está basado en la idea de que una enfermera, de una forma natural,

tiene una visión clarísima,

basada en el bienestar de la persona mayor de la que cuida.

por tanto, si la dejamos en paz,

si la dejamos trabajar, logrará un resultado mejor,

más humano y más eficiente también.

Ha creado una plataforma con 8.000 enfermeras,

de barrio, porque es un servicio en la comunidad,

de proximidad.

Que tiene la autonomía de decidir, en colaboración con el enfermo,

o con la persona mayor, cómo debe llevarse a cabo el cuidado.

Tiempos, modalidades, costes.

Y ha demostrado, que muy lejos de ser un caos,

dejar a 8.000 enfermeras trabajar,

se trata, en realidad, de un sistema autoorganizado,

que funciona super bien.

Es un modelo, que ahora es una referencia a nivel mundial.

Todas estas mujeres empoderadas, autónomas, organizadas,

tienen un sistema informático que permite,

no sólo al grupo de ese barrio, estar en contacto,

sino todas las enfermeras de toda la red,

con lo cual, el conocimiento, que es enorme,

y que se desarrolla en la práctica,

se puede compartir entre todas,

y ha sido capaz de demostrar que este sistema,

es más barato, además.

Es muchísimo más eficiente, porque se afina,

y se optimiza por sí solo.

De Holanda, donde nace, han ido a Japón,

donde el problema de las personas mayores, es enorme,

y tienen ahí, además, un sistema de cuidados muy desarrollado,

y robótica para la tercera edad.

Sin embargo, él ha sido capaz de marcar una diferencia en Japón.

Luego, en Suecia, en Bélgica, en EE.UU.

e irá a China, donde también está haciendo una propuesta para entrar,

o probablemente ya, haya entrado.

-Al ser enfermeras de proximidad de barrio,

lo que hace es aumentar el trato humanitario en la relación,

entre el mundo sanitario y el paciente.

-Obviamente, y si tú, manejas el sistema de cuidados,

tanto en una residencia, como en casa,

en base a un sistema eficientista,

donde lo que haces es medir tiempos y costes,

para, repito, optimizar,

pierdes esto, pierdes la humanidad,

a favor de la burocracia y de la eficiencia.

-Estamos hablando de gente mayor, que quiere alguna cosa más,

que no sólo que le vengan a poner la inyección o el tratamiento.

-Eso es muy importante también.

Los resultados son clarísimos. Él ha hecho un estudio,

con una consultora independiente, y se ven claramente, las ventajas.

Su historia es increíble, hijo de una enfermera,

por tanto, entra en contacto desde pequeño con ese universo,

donde se da cuenta de lo que puede lograr una enfermera,

y quiere ser enfermero él mismo.

Luego, se apunta también a una escuela de administración,

por lo cual, sabe ser enfermero, pero además, entiende de negocios.

Empieza a trabajar en instituciones públicas,

donde se trata el tema de los cuidados, y ve que no funciona.

Demasiado burocracia.

Hace una propuesta de cambio de modelo,

nadie se la acepta, y un día,

pilla a cuatro enfermeras, y monta esto.

Y hoy son 8.000.

Y se llama la organización,

"Buurt zorgt", que significa cuidados de barrio.

y también, conviene decir,

que le han dado la mítica medalla,

"Albert Medal of Royal Society of Arts",

que ganó Marie Curie, antes de él.

que ganó Stephen Hawking.

-Después de que su proyecto fuera rechazado...

-Exacto, es una satisfacción. Es muy interesante su discurso,

porque él dice que este modelo,

se puede aplicar a cualquier lugar, hasta a un banco,

de 10.000 empleados, lo puede aplicar.

No es algo que vale en este caso y nada más.

La autogestión o autorganización,

es algo que ahora está teniendo cada vez, más interés,

y él dice, lo único que no tienes que hacer es,

llevar la plantilla un fin de semana a un lugar bonito,

donde nos ponemos a lanzar un modelo, no.

Tienes que empezar desde a poco,

con unos primeros grupos, dispuestos a experimentar.

Y de ahí, aprender y crecer.

Pero no vale sólo para las enfermeras,

su modelo merece la pena considerar también para grandes organizaciones,

porque no es caos, es autoorganización,

que es una cosa completamente diferente.

-Pues gracias por presentarnos a este emprendedor social holandés.

En nuestro espacio de reflexión, donde nos preguntamos,

en qué mundo vivimos, nos detenemos hoy, en las llamadas,

crisis personales.

¿Qué es una crisis personal?

Muchas obligaciones, demasiadas expectativas,

o, poco recursos para afrontar la diversidad.

Jorge de los Santos, ¿qué tal?

Danos respuestas, objeciones, argumentos.

Buenos días Marta.

Lo primero que te diría es que quizá hablamos de crisis personales,

sobre todo, en el sentido de una cierta estabilidad mental.

una cierta serenidad. Eso que los latinos llamaban "securitas",

eso que falta hoy en día.

Pero que, en realidad, no son personales, siempre son colectivas,

afloran en un individuo concreto, pero, son problemas que subyacen,

digamos, a todo el colectivo.

No hay que frivolizar.

No hay que frivolizar, ni es algo que te pase a ti.

Cuando a ti te pasa algo, y se te ocurre decir, pues voy a hacer

tal cosa, se le ha ocurrido antes a 500.000 de tu pueblo.

Y hace muchos años, además.

Posiblemente. Cuando tú notas cierto malestar,

que lo atribuyes a ti mismo, verdaderamente, ahí lo que subyace,

es un magma, un sustrato, que está afectando a mucha gente.

Pero, ¿entramos más en crisis que antes?

Sí, entramos más en crisis que antes, aparentemente,

o sea, no vamos a analizarlos desde un punto de vista psicológico,

ni vamos a establecer ninguna taxonomía,

que bastantes clasificaciones ya ahí, y tal.

Manifestamos más, digamos, nuestras crisis personales,

y, posiblemente, haya todo un paisaje,

o sea, todo un conjunto, toda una estructura de comprensión del mundo,

que nos hace más complejo todavía,

eso tan tremendamente complicado, de mantener con cierto equilibrio,

una estructura psíquica neurotizada,

que es el mejor de los casos.

O sea, que se pregona más.

"No estoy bien" o "He dicho basta".

Porque ahora también hay un discurso, en el que se dice:

"Me quiero permitir decir basta, no puedo más".

Sí, hay por un lado eso que dices,

o sea, la promoción, la manifestación, el lamento,

, ya hemos hablado de esto cuando hablamos del victimismo.

Esto tiene éxito, en el sentido de que capta la atención,

capta más la atención que otras cosas, otras actividades,

que podemos realizar, eso funciona, el manifestar su malestar.

Eso funciona.

Yo te diría Marta, que dejando de lado los desequilibrios serios,

potentes, digamos, de orden psicótico, por ejemplo.

O sea, básicamente, podíamos hablar de dos tipos de crisis personales.

Las más superficiales y frecuentes, que son crisis adaptativas.

es decir, es que yo no encajo.

Es que aquí, por más que me empujen, no entro.

Y es esa dificultad, de encontrarse en un paisaje,

en un mapa, en el que uno, no se localiza.

Luego hay un segundo tipo de crisis, que subyacen a estas primeras,

que son más profundas, más colectivas,

pero siempre están detrás de estas primeras,

que son crisis que podemos llamar cómo quieras, o sea, existenciales,

pero en realidad, son crisis de dignidad, o sea, son crisis,

contra, de resistencia,

o un duelo hacia lo que se está perdiendo de la condición humana.

Hacia cómo el marco ideológico está lastimando,

está cortocircuitando, está debilitando,

cuestiones que los humanos necesitamos,

y entendemos como trascendentes,

para preservarnos a nosotros mismos, o sea, un marco ideológico,

cada vez más irracional,

es decir, donde cada vez, a todos nos cuesta más entender,

qué coño está pasando.

Es decir, pero cómo este sale por aquí y aquel sale por allá.

Pero si lo evidente es esto.

Hemos visto una entrevista hace un momento,

o sea, es un marco apriorístico,

y los humanos necesitamos la racionalidad, o sea, los humanos,

somos individuos que necesitamos que haya cierta razón,

detrás de las cosas que suceden.

Un marco que nos exige rendimiento continuamente,

o sea, rendir cada vez más.

Que nos exige una inmediatez en la recepción de la información.

Con multitud de escenarios posibles, multitud de respuestas.

Escenarios variables, o sea, sin priorizaciones,

no hay nada que se coloque verdaderamente, nada que pueda ser

acontecimental, que diga, esto es lo importante,

aquí me tengo que plantar.

Donde la centralidad del Dios, se vuelve,

o sea, eso que decimos, parece que no existe nadie más,

que todo es un teatrillo donde yo, mi yo, se me tiene que mover,

donde hay un imperativo de gozo,

que se manifiesta, por ejemplo, en un consumismo atroz,

que lo que hace es variarte el deseo por las pulsiones.

Un "felicismo", una especie de tener que estar siempre sonriendo,

que hace que cualquier estado,

melancólico o triste, o reflexivo,

sea visto como una patología, y no como la necesidad

de dar sentido. O sea, todas estas condiciones,

que son las que venimos abordando en el programa,

de distintas maneras, desde hace mucho tiempo.

nos enferman.

Nos enferman porque nos restan,

nuestra propia condición.

Y esa resistencia, esa lucha, esa crisis de dignidad,

esa lucha contra esa colonización, esa parasitación,

se manifiesta en estados normalmente melancólicos.

O, en cualquier caso, en acentuar los dos polos propios,

que tenemos los neuróticos, el obsesivo y el melancólico.

Entonces, esa dignidad, cómo cuidarla, cómo preservarla,

cómo alimentarla. Se nos ofrecen, soluciones también, pero,

para que podamos hacerlo nosotros mismos, siendo conscientes.

Normalmente, para lo que se nos ofrecen soluciones,

porque es un gran negocio, son para esas crisis adaptativas.

Ya entramos en el territorio "coach", por llamarlo de algún modo.

O sea, tú, por ejemplo, que no eres tú, en realidad somos todos,

pero tú eres la que lo siente,

notas que no hay forma de encastarte,

o sea, no hay forma de entender, de darle sentido, a ese mundo,

que tú estás viviendo o padeciendo, inmediatamente, aparecen todos estos

nuevos predicadores del marco ideológico,

que te vienen a ofrecer, digamos, soluciones,

pero son soluciones adaptativas.

No van a poner nunca en cuestión el paisaje, eso lo hemos hablado ya.

Vienen a negociar con tu subjetividad,

para que tú puedas ser un elemento,

más útil, digamos, más encajado,

en lo que ese marco ideológico exige de ti, pero nunca van a cuestionar.

O sea, las soluciones, las utilidades, aparecen ahí.

No aparecen en esas crisis que venimos a llamar existenciales,

o de dignidad, y que tienen dos ejes fundamentales:

El lenguaje y el deseo.

O sea, cuando se gestiona mal, cuando se parchea el deseo, porque,

nos obligan a estar más cerca de las pulsiones,

que del propio deseo, que requiere unos tiempos,

que requiere unos tedios, cuando el deseo es satisfecho,

ahí entramos en situación de conflicto.

Y cuando el lenguaje se nos debilita, se nos hace pobre,

no nos permite racionalizar y comprender el mundo,

ahí entramos también en situación de problema.

Para eso no hay soluciones,

evidentes.

En cualquier caso, está bien hablar de ello,

¿verdad Jorge? Las malas rachas, los baches,

las crisis personales, todo tiene su fin, también nosotros.

Jorge de los Santos, gracias.

Vendrán tiempos mejores, claro que sí.

Y, ¿saben qué? En nuestro caso, como estamos,

en RTVE a la carta, y pueden vernos cuando quieran,

y a la hora que quieran, no vamos a despedirnos, eso sí,

les invitamos a un nuevo encuentro, será en 15 días, aquí en La2.

Otro sábado más, otro año más.

Felices Fiestas para todos. Adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 22/12/18

Para todos La 2 - 22/12/18

22 dic 2018

Medio Ambiente. Dominga Mora, María Elsy Angulo, Lolita Chávez.Tres mujeres de Paraguay, Colombia y Guatemala respectivamente. Decidieron plantarse por su tierra y sus gentes, y pagaron un alto precio por ello. "Tierra sin ellas" es el título de un documental que narra la historia en que, poco a poco, se convirtió su determinación para hacer frente a la expoliación y reivindicar el derecho a vivir dignamente. Documental producido por Oxfam Intermon y la revista 5W. Reportaje

Cooperación. La política de contención de la UE a las personas que buscan asilo en las islas griegas ha dejado a más de 9 mil hombres, mujeres y niños atrapados indefinidamente y la isla de Lesbos, en el campo de Moria, que ya es sinónimo de hacinamiento, violencia, agresión sexual y caos. Entrevista a David Noguera, presidente de Médicos sin Fronteras España.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta a Jos de Blok, un enfermero holandés que ha creado una red de 8 mil enfermeras autogestionadas para llevar a cabo una atención de proximidad y mucho más humana.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza las llamadas “crisis personales” y si son reales y en el caso de existir si las provoca el individuo o la colectividad.

ver más sobre "Para todos La 2 - 22/12/18" ver menos sobre "Para todos La 2 - 22/12/18"
Programas completos (1241)
Clips

Los últimos 7.928 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios