www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5291479
Para todos los públicos Para todos La 2 - 22/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, ¿qué tal están?

Nosotros de actualidad, como siempre.

De actualidad social para más señas.

Hoy comprobaremos cómo la música en tiempos de guerra

y lejos de casa se convierte en el refugio del alma.

Hablaremos de solidaridad ciudadana

para combatir el desempleo en los barrios

y Patricia Ramírez nos ayudará a entrenar un músculo muy difícil:

la fuerza de voluntad.

Algo de lo que sabe mucho también todo un campeón de ciclismo,

Alberto Contador,

que aquí en plató, nos descubrirá a qué dedica ahora su talento.

Empezamos hablando de un documental con una conmovedora historia.

Se titula: "Armonías para después de la guerra".

Sus autores,

Pablo Tosco y Miguel Roth reflejan

el empeño de un músico kurdo sirio que,

tras visitar su país en guerra,

decide conseguir instrumentos que devuelvan la música

y la dignidad a sus paisanos.

"Esta historia empieza por el final.

Un final feliz.

Con estos instrumentos,

nuestros protagonistas recuperaron sus sueños

allá donde la guerra de Siria los había interrumpido.

Mustafá, ciego de nacimiento como su hermano,

necesita la música como el aire que respira."

"Mustafá en Kobane y Harout en Raqqa,

fueron despojados de todo en los ocho años

de enfrentamientos cruzados entre las fuerzas gubernamentales,

la oposición al régimen y las milicias de Daesh.

Sus ciudades quedaron en ruinas, las casas en nada, y ellos,

sin sus instrumentos musicales.

La historia completa se cuenta en el documental:

'Armonías para después de la guerra',

de Pablo Tosco y Miguel Roth,

con el testimonio del músico kurdo Gani Mirzo."

"Gani Mirzo llegó a España a principios de los 90

atraído por los estudios de flamenco en el Liceo de Barcelona

y huyendo de la cárcel cultural siria que le impedía expresarse

como kurdo."

-Durante mi estudio, formé un grupo de trío,

luego cuarteto.

Mi estudio fue como un laboratorio de mezclar la música de mi país

y música flamenca.

Y una especie de jazz y cada vez experimentaba cosas musicales,

para mí era como colores de especie,

colores de comida u olores, no sé.

Para mí la música es como un plato:

puede ser buenísimo, puede ser malísimo. (RÍE)

"Ahora es un vecino más del barcelonés barrio

de Sant Antoni,

aunque sigue regresando a Siria de cuando en cuando."

Regreso porque, aparte de ser mi país,

creo que es una causa humana.

Una causa que esta guerra ha dejado

más de 12 millones de refugiados,

de emigrantes, miles de personas se han ahogado en el mar,

millones de personas viven en situación

tan inhumana en los campos de refugiados

que yo me sentiría inhumano

si no colaborara en esta causa.

"En una de sus visitas al campo de refugiados de Domiz,

en frontera sirio-iraquí,

decidió que ya era hora de que la música

volviera a su país."

Con la música y el arte, con la belleza,

podemos acabar con el terror.

Y la música es la mejor arma para generar

una nueva generación perfecta,

sana, bella, dulce, amable, sensual...

Yo creo que la música es mucho más allá,

la música crea buena persona.

"Junto a Fran Lasuen,

su compañero del grupo musical Citrus Band,

y la ayuda de la ONG 'Músicos sin Fronteras',

crean un banco de instrumentos en el País Vasco."

Yo siempre digo que la música no elimina las guerras,

la música no quita el hambre...

Pero sí te da la posibilidad de conocerte mejor a ti mismo

y al ser una disciplina colectiva, conocer mejor a los demás.

Más que conocer, entender.

Y fueron más de 300 instrumentos.

Instrumentos y usuarios de instrumentos.

También microfonía,

equipos de sonido...

La verdad, hubo un camión de instrumentos hasta Alemania,

y de ahí, por vía logística,

desde Alemania mandamos a la frontera con Turquía.

Y desde ahí...

Debería haber dos semanas, pero tardó más.

Un mes y pico...

Pero lo bueno es que los instrumentos llegaron sanos,

que es lo importante.

"Pero la dureza del viaje desaparece

en cuanto entregan los instrumentos."

A Mustafá...

"¿Qué deseo tienes, qué te apetece en esta vida?".

"Tu deseo más... lo que te gusta".

Y me cuenta humildemente, dice:

"La verdad es que cuando fuimos

desde Kobane hasta Turquía me dejé mi violín aquí.

Y pensaba a la vuelta tenerlo,

pero a la vuelta, mi casa fue destruida por la guerra,

por los estados islámicos.

La casa fue quemada y no...

He encontrado cenizas del instrumento.

Mi deseo es tener un violín".

Imagínate, su máximo deseo en esta vida es tener un violín.

(Música)

"En el caso de Harout, el músico armenio,

la alegría no fue menor."

(Música)

Harout claro,

le amenazan con la muerte si no sale de Raqqa,

la capital del califato, porque tocaba el violín,

lo mismo que Mustafá.

Y dicen: "O sales de aquí, o dejas el violín o te cortamos la cabeza".

El chaval tenía 22 o 23 años, muy joven, huye de la ciudad,

viene a la capital

y ahí abre un centro para enseñanza de música.

Enseña violín, guitarra...

Tenía muchos alumnos pero no tenía instrumentos.

En esta campaña le ayudamos con muchos instrumentos.

Esos niños que no han tenido instrumentos

y estaban tan felices...

"Es tan fácil contagiarse de la alegría

y tan difícil prescindir de ella que,

después de esta primera campaña, Gani asegura

que la cosa no ha hecho más que empezar."

En "Para todos La 2" hoy tenemos a un invitado de excepción.

Conocido en todo el mundo por sus logros en el ciclismo:

dos Tours, dos Giros,

tres vueltas a España entre otros éxitos,

está aquí para hablarnos no de su carrera ni de su pasado,

sino de a qué se dedica últimamente Alberto Contador.

Bienvenido al programa, ¿cómo estás?

Hola, muy bien, encantado.

Ya va para dos años que te bajaste

de la bici para montarte la vida de otra forma, cuéntanos.

Bueno, pues sí,

al final era montarlo de otra manera con diferentes actividades,

especialmente, la Fundación Alberto Contador.

Con las diferentes ramas que tiene,

porque al final tienes que intentar encontrar motivaciones

cuando te bajas de la bici.

Has dado el paso más difícil.

¿Te costó mucho darle la vuelta a eso?

Y decir:

"Yo me tengo que organizar, me lo tengo que planificar todo,

a ver por dónde voy", porque es difícil.

A ver, es un momento decisivo que te da muchísimo respeto.

Porque dices: "¿Y Ahora qué?",

cuando las 24 horas del día las basabas

en ir lo más rápido posible en bicicleta.

Tienes que intentar transformarte.

Pero poco a poco, se puso en marcha la Fundación,

allá por 2010 le empezamos le a dar cada vez más actividad

y era un poco encaminar el post carrera.

Entonces, la Fundación, ¿cómo está organizada?

¿Dónde van las bicicletas?

Para que la gente sepa un poco cómo se puede canalizar.

Mira, teníamos tanto la parte un poco de bicis para la vida

como del ictus,

y en cuanto a las bicis para la vida

consiste en un proyecto muy bonito,

que es coger esas bicicletas que la gente tiene ya viejas

o pequeñas en el trastero, en la terraza, ocupando sitio...

Esa bici. En el balcón también.

Pues esas bicicletas,

tanto a través de los concesionarios de Skoda,

como a través de Seur,

nos las hacen llevar a la Fundación Alberto Contador,

que está en Pinto.

Y en colaboración con el Centro de personas

con capacidades especiales,

procedemos a la reparación de esas bicicletas,

muchas vienen en muy mal estado, otras vienen perfectas.

E intentamos aprovecharlas al máximo y luego, esas bicicletas se donan.

Lo bueno es que tú puedes seguir

la trazabilidad de tu bicicleta a través de una aplicación

y puedes ver cuál va a ser el destino final de esa bicicleta.

Y continuamos con cantidad de entregas.

Ahora en mayo de 2018 hicimos una en Marruecos.

Estamos viendo imágenes.

También fue en septiembre y luego,

reciente hemos estado haciendo también una nueva entrega.

Llevan ya cerca de 500 bicicletas donadas.

No solamente en el extranjero, también en territorio nacional.

Muchas veces miramos fuera,

pero también dentro tenemos muchas necesidades.

Y gente que está en reinserción,

gente que está en centros para incorporarse

al mundo laboral...

Eso es lo que te iba a decir.

¿Cómo escogéis los destinatarios?

Para pasar también un poco cuáles son los valores de la bicicleta,

de ir en bici, ¿no?

Al final, básicamente,

lo que vemos es que realmente tengan necesidad

y que le vayan a dar un buen provecho.

No estamos encerrados a ningún tipo de donación

siempre y cuando sea justificada y creemos que vaya con los valores,

que al final es la bicicleta, una vida saludable, y luego aparte,

que sirva como herramienta de vida.

Allí por Marruecos,

al final, las distancias hasta un colegio

o ir a por agua, son largas andando,

pero en bicicleta se cortan enormemente.

Luego encima ves que los niños se empiezan incluso a picar.

Empiezan a hacer carreras entre ellos allí. Es realmente bonito.

¿Es el sitio más lejos dónde habéis llegado?

Hemos estado en Senegal también, que es lo más lejos.

Pero en Marruecos la verdad es que tenemos

bastante colaboración,

porque esto al final se va ampliando.

También hacen que no lleves solo bicicleta,

también ropa, cosas...

Allí tiene un valor extra.

Simple hemos relacionado el término niño, regalo, bici,

pero hay algo más cuando les llega una bici a las manos,

les transmites todo un mundo de posibilidades, ¿no?

Yo creo que la bicicleta es, aparte, educación.

Una bicicleta le puede permitir al niño darle una serie de valores

que creo que son muy necesarios en la sociedad.

Valores de compañerismo, de capacidad de superación,

de sacrificio, de esfuerzo...

Al final, cada vez vivimos en una sociedad más conformista

y la bicicleta te pone un poco a tu límite y te permite...

O en tu sitio. (RÍE) Bueno, pero ves tus límites

y cómo gestionarlo, cómo madurarlo,

entonces creo que es una herramienta ideal

también para formar y educar a un niño.

Otra parte muy importante de la fundación que lleva tu nombre

es la que se refiere a la prevención en salud

y también en ictus, ¿no?

Tú hablas aquí con conocimiento de causa también, Alberto.

Así es, yo lo sufrí en primera persona por el año 2004,

todavía no había ganado ningún tour ni ninguna vuelta,

pero un corredor jovencísimo, con vida saludable,

jamás te puedes imaginar que te puede suceder a ti

y sufrí un derrame cerebral, consecuencia de un cavernoma.

Y el ictus es una enfermedad

que tiene un índice de mortalidad muy alto

y no solo eso, sino también un poco las secuelas que te puede dejar.

Cada segundo que tardes en ir a un hospital

porque hay mucha lista de espera...

Puede ser crucial para tu vida y la de toda tu familia.

Entonces estamos especialmente concienciados

y a través un poco de estas iniciativas,

intentamos devolver un poquito al ciclismo y la sociedad

un poco todo lo que la bicicleta me ha dado a mí.

Concienciando,

no alertando ni poniendo el miedo en el cuerpo

de que le puede pasar a cualquiera, que es un poco verdad, pero...

¿Qué trasmitís exactamente?

Al final, es conocimiento y difusión

de los síntomas de un ictus.

Porque es que es lo más importante.

Cada segundo,

cada minuto que llegues tarde a un centro sanitario es años

y años de recuperación, y por qué no, incluso la muerte.

Al final,

ves cantidad de experiencias en las cuales hay veces que,

por dejadez,

no le prestamos demasiada atención

y es fundamental ir rápidamente al hospital

y que te hagan un buen chequeo y que te tengan bajo control.

Tú sí que puedes decir: "Te lo digo yo."

Sí, al final, yo cuando me pasó, siendo tan joven,

jamás...

Yo montaba en bicicleta, una alimentación muy sana, todo.

Y me dolía la cabeza enormemente

pero lo que menos me planteaba era ir

al hospital por pensar en tener algo de eso.

Pensaba: "Ya se me pasará", masajes y demás,

y finalmente, se manifestó con un sangrado.

Afortunadamente, fue en carrera,

y había una ambulancia detrás y me pudo atender.

Bueno, hablemos del futuro, Alberto.

¿Qué te queda por hacer?

Te iba a decir:

se acerca el Tour, alguna siestecilla mirando el Tour,

¿cómo lo vas a vivir desde la barrera?

Bueno, yo lo voy a vivir muy bien, porque al final,

estamos también en otro medio de comunicación, comentándolo,

y la verdad es que lo vivo también

desde dentro con un poco de gusanillo,

pero con muchas ganas de que llegue.

Pues Alberto Contador,

muchísimas gracias por estar hoy aquí, enhorabuena.

Un placer.

Le deseamos muchos éxitos

también en su etapa reina de la vida.

Damos paso ahora a la innovación ciudadana

solidaria de Antonella Broglia.

Hoy nos habla de una iniciativa en Canarias.

Ha habido un proyecto que te daban formación,

te apoyaban y ayudaban en la búsqueda de empleo.

Se preocupan por cada caso en particular y te apoyan,

te ayudan desde las bases.

Te sientes más apoyada,

la verdad es que no tienes miedo de ir a un puesto de trabajo,

por lo menos yo hice unas prácticas

hace poco y no tenía miedo eso de no sé cómo serán ni nada,

sino que puse todo mi aprendizaje que he tenido en el curso

y te sientes más segura.

Antonella, acabamos de escuchar el testimonio

de algunos de los participantes

del proyecto "Barrios por el empleo" en Canarias,

cuéntanos de qué va este proyecto.

-"Barrios por el empleo" es un modelo innovador para afrontar

un problema gravísimo en Canarias,

que es el desempleo, sobre todo juvenil,

pero también para otros colectivos con problemas muy críticos

como migrantes, mujeres víctimas de violencia doméstica,

desempleo de larga duración y jóvenes, como hemos dicho.

La idea innovadora de este emprendedor social

que se llama Vicente Zapata es, primero,

el espacio donde afrontarlo es el barrio, por tanto,

desde abajo y en comunidad.

Dos,

todos los que tienen que ver con el engranaje económico

tienen que estar alrededor de la mesa sentados.

Esta es la idea.

Él empieza barrio a barrio,

empezando por un barrio donde los problemas son especialmente graves.

Empieza por las cuestiones de reconstrucción personal

y autoestima de las personas sin empleo,

que es muy importante la base, y luego,

un recorrido que dura diferentes meses

y que va hacia la formación profesional,

y después, al empleo.

Pero no lo hace sola la persona, está con otros,

con representantes del gobierno local,

está con empresas locales,

está con representantes de diferentes colectivos

y todo se afronta desde abajo.

Eso es lo que hace el proyecto innovador y sostenible.

No es una iniciativa del gobierno local que envía una serie de ayudas

y recursos de arriba a abajo, no.

Es algo que empieza desde abajo y eso es muy importante.

-Por eso se llama "Barrios por el empleo."

-El barrio es la respuesta y la unidad de medida.

Entonces trabajan cuatro o cinco meses,

es un recorrido muy profundo.

Muy transformador.

Y veces,

las personas necesitan más formación todavía

y siguen después de estos meses, a lo mejor con menos intensidad,

pero siempre desde el punto de vista colectivo.

Plataformas de ofertas de trabajo,

recorridos personalizados con asesores a la medida

y todo es desde el punto de vista del barrio.

Y funciona, el 44% encuentran trabajo.

Empezó en un barrio,

ahora es política pública en todas las islas.

Diez años de actividad,

15.000 participantes y ahora están en 22 barrios.

Han tenido un crecimiento muy grande.

Él es una persona fantástica,

cree en las respuestas comunitarias.

Vicente viene de una familia muy humilde pero es un estudiante

tan bueno que ganó todas las becas

y ahora es doctor de la Universidad de La Laguna,

lo cual es importante, porque todo lo que él aprende,

las prácticas de los barrios, lo formaliza con la investigación.

Empezó a trabajar en proyecto comunitario con dinero europeo

y se dio cuenta de la fuerza transformadora

de hacer las cosas a nivel barrio,

y ahora está poniendo a punto el modelo

para afrontar los problemas,

que son inmigración y tercera edad. "Barrios por el empleo."

-De Vicente Zapata en Canarias, pues gracias, Antonella.

-A vosotros.

Estas son imágenes de Barcelona.

Los voluntarios de la Fundación Arrels

elaboran un censo de las personas que duermen en la calle.

Fue hace unos días y localizaron 1195 personas,

lo que supone un 25% más

de las que detectaron el año pasado.

Este aumento no se ha registrado solo en la capital catalana.

En Madrid, un recuento similar localizó 2800 personas sin hogar,

una cifra que también ha aumentado en los últimos años.

Nos acompaña el director de la Fundación Arrels,

Ferran Busquets, bienvenido al programa.

Hola, ¿qué tal?

Señor Busquets,

¿por qué cree que ha aumentado el número de personas

que duermen en la calle?

Bueno,

porque la maquinaria envía a la gente a la calle es muy potente,

y es ese problema.

Hay un problema de vivienda enorme, ya lo sabemos,

y lo que hay que hacer es intentar, primero,

que las personas no lleguen a la calle y segundo,

aportar soluciones para las personas que están en la calle,

desde vivienda, o si no,

soluciones que no son las óptimas pero al menos,

temporales para parar el golpe tan duro

que tienen estas personas que les toca vivir en la calle.

Hablemos del censo, ¿cómo se realiza?

¿Se les hace una serie de cuestionarios?

Se les preguntan preguntas muy personales y muy duras.

Bueno, primero organizamos a las personas,

que sin ellas sería imposible, con voluntarios, y después,

lo que hacemos es acercarnos a las personas,

establecer una conversación.

Si las personas quieren, si están durmiendo y no quieren dormir,

porque también debemos pensar

que cuando una persona está en la calle,

dormir no sería la palabra habitualmente,

lo que hacemos es preguntas

sobre si han tenido situaciones de violencia,

si toman la medicación que deberían tomar si la necesitan...

Una serie de preguntas que nos permite saber

su grado de vulnerabilidad,

si necesitan algún tipo de solución más urgente,

aunque igualmente solucionar los problemas de la gente

que está en la calle es un proceso, por desgracia, muy lento.

Después hablamos de eso, porque una vez se realiza este censo,

se tienen esos números, esas estadísticas,

se traza un perfil.

¿Cuál es el perfil de la persona que duerme en la calle ahora,

a junio de 2019?

Aunque los resultados de los censos

se están aún acabando de analizar,

si volvemos a los de 2018, que posiblemente serán similares,

estamos hablando de, en general,

estamos hablando de hombres,

entre un 85 o 90% de hombres,

son personas de unos 44 años de edad

que llevan tres años y seis meses de media

durmiendo en la calle, que es muchísimo.

Tres años y... De cada 10 personas,

6 hace más de un año que están durmiendo en la calle.

Y 3 de cada 10 personas han recibido algún tipo de agresión

o amenaza en la calle.

Es muchísimo.

Se acaban de celebrar elecciones municipales en toda España.

¿Qué tipo de soluciones se pueden aportar o qué tipo de medidas?

Primero es priorizar las personas.

Que la sensación que tenemos un poco es que,

con las diferentes pugnas políticas,

a veces no sea capaz de priorizar la atención a las personas.

Y en el caso de las personas que viven en la calle,

que no solo es un fenómeno de Barcelona,

sino en todas las ciudades.

Hay que hacer cosas,

porque hay ciudades como Barcelona

o grandes capitales que sí hacen un acciones,

pero en municipios un poquito más pequeños,

no hacen prácticamente nada

y su solución a veces es enviarlo a las grandes ciudades.

Lo que hay que hacer es atender a las personas en su propio municipio.

Después, un proceso muy lento,

pero que cuantos más tardemos en empezar,

más tardaremos en solucionar,

que es la solución a la vivienda para estas personas,

ayudarles a proporcionar viviendas a estas personas y finalmente,

mientras tanto,

buscar algún tipo de solución temporal

para que estas personas no sufran.

Las personas que viven en la calle viven 20 años menos

que el resto de la población, es muchísimo.

Ahora se lo iba a preguntar, es una cuestión de salud,

es una cuestión social, sanitaria, humanitaria.

Porque esto no se va a ir.

Eso queda en las ciudades como un problema

que se tiene que solucionar.

De hecho,

hace unos años, quizá la percepción

de que era un problema para quedarse,

porque no había solución, era lo habitual,

pero hoy en día sabemos y constatamos,

porque hay sitios donde han hecho los deberes,

que este es un problema que se puede solucionar.

En Finlandia,

el número de personas que viven en la calle

se ha reducido muchísimo.

Pero empezaron hace 30 años.

Por tanto, hay que empezar en serio desde ahora.

Ámsterdam ha llegado a poner hasta 1000 pisos para personas

que duermen en la calle.

Intervenir mucho antes, pero eso tampoco es fácil.

Evidentemente,

lo ideal es que las personas no lleguen nunca a la calle,

y para ello, lo primero que tenemos que hacer es que...

De la misma manera que tenemos que ir al médico

cuando nos encontramos mal,

cuando tenemos problemas económicos y dificultades hay que acudir

a los servicios sociales

a preguntar un poco qué podemos hacer.

Es mejor recibir alguna ayuda para pagar el alquiler, por ejemplo,

que una vez llegar a la calle, se cruza una línea que es muy dura.

Ferran Busquets, director de la Fundación Arrels,

gracias por visitarnos. A vosotros, muchas gracias.

Nos vamos a Zaragoza,

allí nos espera un paseo

con Patricia Ramírez para entrenar nuestras emociones.

"Existe una fuerza motriz más potente que el vapor,

la electricidad o la energía atómica.

Se llama fuerza de voluntad".

Esto lo dijo Albert Einstein y hoy hablamos de cómo ejercer

y entrenar tu voluntad.

·l primer punto es:

menos pensar y más actuar.

La fuerza de voluntad actúa como un timón

que lleva nuestro barco a puerto

y ese timón los dirigen los pensamientos.

Necesitas hablar en términos de éxito.

Segundo: cambia de hábitos.

Muchas veces tratamos de cambiar algo que nos cuesta muchísimo

y si simplemente hiciéramos un cambio en cada paso de la rutina

que rodea ese hábito sería mucho más fácil poder cambiarlo.

Tres: elige en qué invertir tu fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad funciona como un músculo.

Significa que, si la utilizamos mucho,

se agota y se desgasta.

Así que no puedes marcarte cinco objetivos a la vez.

Trata de marcarte uno y una vez que tengamos eso conseguido,

pasamos al segundo.

Cuatro: encuentra motivaciones intrínsecas.

Hacer las cosas para obtener un premio nos lleva siempre a depender

de esas fuentes externas.

Busca aquello que da sentido, aquello que te mueve.

Lo que te motiva, porque será mucho más fácil tener voluntad.

Cinco: pensar que sí puedes aumenta la probabilidad de poder.

Nuestras palabras son poderosas.

Y esas palabras condicionan las emociones.

Cuanto más positivo te encuentres,

más fácil será tirar y cumplir con tu objetivo.

Seis: sé consciente de cuánto controlas y de todas tus renuncias.

Durante el día trabajas muchísimo la fuerza de voluntad,

pero como son con cosas que vas consiguiendo

y entiendes que debería ser así, no le das valor.

Darle valor a todo lo que vamos controlando durante el día

hará que cambiemos la imagen sobre nosotros mismos.

Siete: deja de evitar.

Si continuamente te vas quitando

obstáculos de en medio por miedo a fracasar,

al final no podrás entrenar tu fuerza de voluntad.

Ocho: lleva una vida equilibrada.

La fuerza de voluntad se nutre de glucosa y de descanso.

Necesitas comer de forma apropiada y necesitas dormir.

Si no, serás incapaz de controlar tu voluntad.

Nueve: apóyate en la gente.

Porque está bien hacer las cosas por uno mismo,

pero de vez en cuando,

tenemos que tener un apoyo que empuje de nosotros.

Hay veces que tus amigos lo harán por ti

y otras veces que tú lo tendrás que hacer por ellos.

Y diez: desmitifica la fuerza de voluntad.

Cuando no tengas voluntad piensa que tenemos otros valores.

Cuando te falte voluntad, tira de responsabilidad.

Y aquí tienes el resumen con los diez puntos

para entrenar la voluntad.

Ay, que con Patricia nos quedamos siempre con ganas de más.

No se preocupen, en nuestra web lo encontrarán todo.

¿Qué les parece si nos vemos la semana que viene

y disfrutamos con la última entrega

de "Para todos La 2" de esta temporada?

Tomen nota, el próximo sábado.

Saludos, adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 22/06/19

Para todos La 2 - 22/06/19

22 jun 2019

Música y paz. El documental "Armonías para después de la guerra" de Pablo Tosco y Miguel Roth refleja el empeño de un músico kurdo-sirio, que tras visitar su país en guerra, decide conseguir instrumentos que devuelvan la música y la dignidad a sus paisanos. Gani Mirzo, llegó a España a principios de los 90 huyendo de la cárcel cultural siria, que le impedía expresarse como kurdo. Reportaje

Solidaridad. Entrevista con Alberto Contador. El ex ciclista profesional dirige una fundación que trabaja para promover el uso de la bicicleta, llevar bicicletas a zonas desprotegidas y concienciar sobre el ictus.

Ong. Los voluntarios de la Fundación Arrels han localizado a 1.195 personas durmiendo en las calles de Barcelona. En Madrid se calcula que hay unas 2.800 personas sin hogar. Entrevista a Ferran Busquets, director de Arrels, para hablar sobre qué se puede hacer contra este fenómeno social.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta el trabajo de Vicente Zapata, que con el proyecto Barrios por el Empleo genera empleo en Canarias para las personas más vulnerables.

Psicología. Patricia Ramírez nos ofrece algunas pautas para potenciar la fuerza de voluntad. Dice que lo primero que hay que hacer es pensar menos y actuar más.

ver más sobre "Para todos La 2 - 22/06/19 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 22/06/19 "
Programas completos (1251)
Clips

Los últimos 7.983 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios