www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4606686
Para todos los públicos Para todos La 2 - 19/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Bienvenidos. Con ganas de que llegue buen tiempo para todos

hoy hablaremos de cómo se combate en distintos lugares del mundo

la discriminación contra albinos. Veremos de qué trata

el trastorno de apego. Reflexionaremos sobre lo que cuesta

ponerse de acuerdo hoy en día cuando hay negociaciones colectivas.

No nos iremos sin atender los consejos para hipocondríacos

de Patricia Ramírez. ¿Qué les parece? ¿Empezamos?

(Música)

Deporte, mucho, y ganas de salir adelante. Eduardo Torras

consiguió abandonar las drogas gracias a esta combinación.

Decidió ayudar a otras personas creando la asociación Sport2live.

Ha pasado de tener 30 a 500 usuarios.

Personas con ganas de superarse día a día

y ofrecer su experiencia en positivo a otros que puedan necesitarla.

Después de superar un proceso de recuperación

por mi problema con la cocaína y el alcohol, cuando salí

del centro de recuperación el deporte me ayudó mucho.

Pensé: "Esto que me ha ayudado a mí podemos hacer que ayude a otros".

Así nació Sport2live. Una iniciativa pionera a nivel mundial

para quienes han caído en adicciones como drogas o alcohol

o quienes están en riesgo de exclusión social

por diferentes razones, ya sean adultos o menores,

para que se enganchen a la vida a través del deporte.

No se trata de rehabilitación sino de superación.

El primer entreno lo hicimos en septiembre de 2013

con un usuario. Cinco años después entrenamos

casi 800 personas por semana en veintipico programas.

Casi todos en Cataluña. Este aquí, en Madrid.

Desde el principio hemos ayudado a unas 2200-2300 personas.

-El deporte lo que te aporta es, a nivel personal, superación.

Estás consiguiendo algo por ti mismo, te superas a ti mismo.

-El programa lo vemos positivo porque no solo se revinculan

con hábitos de vida saludables sino que también ellos se ven

con la posibilidad de: "voy a ser capaz de conseguir hacer esto".

Estos pequeños retos que se van poniendo en el deporte

los van extrapolando a su vida personal.

-Cuando trabajamos con una adicción tenemos que trabajar,

primero, el impulso de consumir y después, el trauma que hay debajo.

Siempre hay algo. Uno tiene un vacío

y lo llena con droga, con comida, con compras.

-Tenemos dos tipos de programas. Los de reinserción,

que desarrolla Sport2live. Hacemos atletismo, natación,

bicicleta y salir a correr por montaña.

Y en comunidades terapéuticas o unidades hospitalarias.

Son deportes que trabajan la fuerza, la flexibilidad y la resistencia.

-Hay que promocionar que se muevan. Trabajar mucho con el cuerpo.

Pensad que los traumas se quedan

en el cuerpo, en el corazón y en la mente.

-Los profesionales que trabajan en el ámbito del deporte son

profesionales, tienen su carrera de INEF, el grado

de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, pero nosotros buscamos

que tengan una especialidad o un deseo de ayudar a las personas.

Han de ser personas con sensibilidad especial porque no queremos crear

el próximo Usain Bolt sino que las personas se adhieran.

Los programas funcionan si hay adherencia. Es importante

que vengan a los entrenos.

-El primer paso que tienen suele ser un rechazo.

Siempre hay un rechazo previo, pero tienes que tener mano izquierda

y trabajar con ellos y hacerles atractiva la actividad.

Sí van entrando porque, al final, tienen muchas ganas.

Les estoy preparando un juego de pistas. Es similar

a una carrera de orientación. Van a tener que encontrar balizas

y pistas. Van a tener que memorizar un símbolo. Vienen y lo apuntan.

La gracia es que tenemos que correr juntos con este hilo

que irá enganchado a la pulsera de cada participante.

Con esto pretendo resaltar la importancia del trabajo en grupo.

-Los datos que tenemos es que las personas que vienen

a un 75 % o más de los entrenos, en 18 meses se recuperan.

En el tema de salud mental no presentan

descompensaciones psiquiátricas severas. Fue trabajo de hormiguita,

de ir explicando en centros públicos, privados,

con psicólogos, psiquiatras qué hacíamos, qué teníamos.

Esa labor lenta, pero constante, va enganchando a más gente.

Poquito a poco, sin prisas,

hasta sacarles de ese laberinto en que nunca hubieran querido caer,

para cambiar el alcohol o las drogas

por una auténtica y sana adicción al deporte.

No hay niños malos. Hay infancias difíciles.

Seguro que esta afirmación la suscribe Javier Herrera,

presidente de Petales España, una asociación de ayuda mutua

de padres, familiares y afectados por el llamado trastorno de apego.

¿Qué tal? Bienvenido. Muy bien. Muchas gracias.

Acabo de poner un nombre, una etiqueta. ¿En qué consiste?

Pues verás. Cuando los chavales... Básicamente los seres humanos

estamos diseñados para tener una figura de apego principal

que nos guía en nuestra primera infancia,

fundamentalmente los tres primeros años de vida.

Cuando eso no se produce en su debido momento

la formación de nuestro cerebro no se produce de la forma idéntica

a la gran mayoría de los seres humanos.

Lo que pasa es que se privilegia especialmente el sistema de defensa

y se producen unas modificaciones en esos cerebros.

Ese conjunto de manifestaciones lo denominamos trastorno de apego.

Le hemos puesto un nombre: trastorno de apego.

Pero hay cifras. Hay chicos y chicas que, al llegar a la adolescencia,

tienen como 25 veces más de posibilidades de que desarrollen

conducta antisocial, patologías como consumir drogas;

que sean unos niños casi casi como descartados.

Sí sí, efectivamente. Básicamente sobre el 1.5 %

de la población mundial está afectado por este tipo de problemas.

Es más frecuente en niños adoptados, acogidos o que han sufrido

maltrato grave en la infancia. Según estudios americanos,

puede alcanzar 40.2 % de los niños sujetos a acogimiento.

Realmente son niños que sus posibilidades de futuro

están bastante mermadas.

Trabajamos para que la sociedad les dé una oportunidad.

Petales es una asociación que nació en Bélgica

y que en España la fundaron hace aproximadamente un par de años

un grupo de padres adoptivos como es el caso de Javier.

Javier, si te puedo tutear... Por favor.

Esta asociación nace cuando los padres adoptivos

se encuentran en una situación de desespero o desamparo.

Uno puede pensar: "niños y niñas difíciles han existido siempre".

Sí, pero en España se ha dado la circunstancia

que ha sido el segundo país del mundo en materia de adopción.

Ahora esos chavales están llegando a la adolescencia,

el momento en que esto empieza a dar la cara con más problemas.

Es normal que ahora se esté poniendo de manifiesto en su crudeza.

Hay, de hecho, textos árabes que hablaban de esta patología.

Cuando vosotros decís "ayuda mutua" a padres con problemas,

¿en qué consiste esta ayuda? Primero, en identificarlo ¿no?

La ayuda mutua... O sea primero la identificación.

Curiosamente dentro de lo que es el ámbito técnico,

desde el punto de vista médico, psicólogos, psiquiatras,

es un gran desconocido este trastorno.

Los padres vienen a nosotros diciendo: "Por fin encuentro algo

que tiene la lógica de lo que le pasa a mi chaval".

La ayuda mutua en lo que consiste es

que, a través de lo que aprendemos juntos, unos con otros,

nos permite cambiar la mirada sobre nuestros chavales.

Ese cambio de mirada permite que ellos se construyan

sobre una mirada positiva y empática y, al fin y al cabo,

sean personas distintas

a las que hubieran estado condenados a ser.

Como ocurre muchas veces, cuando uno pide ayuda es cuando no puede más.

A vosotros os llegan padres y madres que están desbordados,

que se sienten, quizás, fracasados y que no saben adónde acudir ¿no?

Sí. Lo más normal son llamadas de "no puedo más, no puedo con él,

no puedo con nada". Efectivamente, en muy poco tiempo,

en 10-15 días se consigue cambiar y ver las cosas de otra forma.

En el caso de los recursos públicos, sanitarios, sociales

¿cuál es esa atención que no resulta o que es insuficiente?

Básicamente todas. O mejor dicho, ninguna.

Desde el ámbito de la salud, la salud mental infantojuvenil

es la hermana pequeña de lo más perdido del mundo.

Es un desastre en general en España.

Ahí debería estar residenciada la mayor parte

del problema de la atención. Sin embargo no funciona.

En el ámbito escolar también funciona poco y mal todavía.

Solo hay algunos recursos de carácter privado,

que son tremendamente costosos. Y en materia de políticas

estamos muy muy atrasados comparados con países de nuestro entorno

que llevan unos 15-20 años trabajando en esto.

Como asociación ¿qué os queda por hacer?

Esa distancia que hay respecto a otras asociaciones

que están más avanzadas o quizá llevan más tiempo.

Nos queda todo por hacer,

sobre todo empezar a dar soluciones. Hemos trabajado en las familias.

Hemos desarrollado un método bastante eficaz

de que las familias funcionen mejor. Estamos empezando a crear recursos

para, los chavales, tener posibilidades de socializar.

Por ejemplo. Porque uno dice: "Me ocurre esto". Es puertas adentro

de los hogares. Llegan a vuestra asociación

y quizá ni los adolescentes quieren ir. ¿Se soluciona en casa?

Sí. En casa es donde, al final, pasamos el 80 % del tiempo

y es el contexto más terapéutico o dañino que podemos crear.

Nuestra principal apuesta está por el trabajo en casa.

Al final nos queda cambiar la mirada a la sociedad.

Y también, digamos, que cada... que las políticas

empiecen a cambiar teniendo en cuenta lo que hoy sabemos

sobre los apegos. Eso nos falta un poquito todavía.

Sería esa especie de prevención, de intentar que no lleguen

esas conductas extremas o se rompa el apego definitivamente.

Claro. Realmente la prevención nacería, por ejemplo,

en la formación de las personas más jóvenes para prevenir embarazos

o la atención en esos embarazos antes de que lleguen a término

para que, en esos años, estén juntos.

Desde ese momento empiezas a hacer prevención

hasta prácticamente un apoyo más continuado a familias adoptivas,

acogedoras. Hay intervenciones previas en supuestos de maltrato.

En fin, está todo por hacer.

En cualquier caso hemos hablado de ello, de esta asociación Petales

que precisamente el año pasado Javier Herrera cruzó a nado

el Estrecho de Gibraltar para dar a conocer este trastorno

y en verano previsiblemente va a hacer lo mismo

con el Camino de Santiago remontando un tramo de río, ¿verdad?

Sí, así es. Muchas gracias. Suerte.

Suerte para contarlo en "Para todos La 2".

Quizá los próximos protagonistas tuvieron una infancia difícil.

Por eso alguien pensó en ellos para innovar desde la solidaridad.

Nos referimos a las personas albinas.

El resto lo cuenta Antonella Broglia.

(Música)

Hoy nos quieres hablar del trabajo de una emprendedora social española,

una gallega, una farmacéutica, que tiene una solución innovadora

para la salud de los albinos en África. Cuéntanos.

Su nombre es Mafalda Soto. La historia es muy interesante.

Ella estudia Farmacia y luego le interesa la medicina tropical.

Va a África a empezar con una serie de proyectos.

En Malaui es por primera vez cuando ella entra en contacto

con los albinos, esa comunidad

que cuenta con 200 000 personas en África

que se marginaba y vive en medio de construcciones terribles

porque, por un lado, su aspecto hace que sea objeto de estigma

y luego porque, por ese motivo, no están educados, no tienen

acceso a trabajo, trabajan en trabajos duros en el campo

con un sol muy muy agresivo y naturalmente esto,

vista la característica de su piel, les hace enfermar de cáncer...

Claro, por la ausencia de melanina. Un trastorno genético hereditario.

Sí. Y mueren. La tasa de muerte por cáncer de piel en los albinos

en África es muy elevada. En general, un albino de diez

llega a los 30 años. Lo que ella hace es

identificar un sistema digamos de varias piezas,

digamos un mecanismo complejo que incluye como solución:

primero, una crema solar específica para ellos

que ella misma, como es farmacéutica, la crea

en colaboración con laboratorios europeos.

Una crema especial para ellos: cubriente y que resiste al calor.

Las otras piezas clave de este sistema son

que la crema se fabrica en Tanzania y el 30 % de los que trabajan

en la fabricación son albinos. Crean puestos de trabajo de calidad

para estas personas. Otra parte clave es la distribución.

Ella hace acuerdos con redes locales de médicos, dermatólogos,

hospitales y otras ONG que trabajan con este colectivo

para que la crema llegue a los lugares más remotos del país.

Después hace un seguimiento para que la crema se use bien

y tenga efectividad. Algunos albinos no saben cómo usarla.

Se la ponen de noche, por ejemplo. Ella debe enseñar y asegurarse

que se usa bien. Y hace campañas de concienciación

con el albino y su familia para que se den cuenta

de que tienen derechos, de por qué son como son

y de la posibilidad que tienen de recuperar una dignidad

dentro de este mecanismo. Es un proyecto magnífico por esto:

el albino está metido en la producción, en la distribución

y no es solamente beneficiario. También es alguien que recupera

un protagonismo dentro de la solución que ha creado.

Les puede ayudar a perder ese estigma que tienen

en la sociedad africana. Por su aspecto se consideran

un ser humano con características mágicas, negativas.

(BALBUCEA) Incluso se llegan a mutilar los albinos

para poderse hacer con una mano u otra parte del cuerpo de un albino

porque se considera que estos elementos pueden tener...

Para hacer brujería. Digamos que es una población

que está atacada por varios, digamos, aspectos.

El estigma y el tema de la salud, del cáncer de piel.

Están ligados porque los trabajos de cero valor

que están obligados a aceptar son los que les llevan a enfermar.

Está el estigma y esos aspectos profesionales y educativos

a los que nunca llegan a tener acceso

porque no se consideran seres humanos.

Mafalda Soto, ¿ella trabaja en Tanzania o...?

Sí, está ahí. Ha ido creando este laboratorio de producción

dentro de un hospital importantísimo que hay ahí.

Su organización se llama Kilisun y ha puesto...

ha ido perfeccionando este modelo. Ahora está lista para llevarlo

a otros lugares, a Fiyi y a otros lugares, ya que es

un programa de expansión. Primero llega al lugar, analiza condiciones.

Si ve que están las condiciones para poderlo aplicar,

ella está lista para aplicarlo porque lo que ha hecho lo ha medido

y perfeccionado. Es una historia magnífica, de generosidad inmensa.

Su familia se ha dedicado siempre a la salud. Y ella hereda

esta visión de la salud, pero con una parte social...

Muy importante. ¿Sabes?

En su primer proyecto se fue a África para estar nueve meses

y estuvo nueve años. Perfecto.

Gracias por darnos a conocer el trabajo de Mafalda Soto,

una farmacéutica gallega que vive en Tanzania.

Gracias. Muchas gracias.

Encontrar consenso en el desacuerdo. Buscar soluciones a la diferencia

de opiniones o formas de plantear divergentes

parece algo harto difícil hoy. ¿Qué les parece?

Es nuestra reflexión sobre "¿En qué mundo vivimos?";

reflexión de nuestro hombre crítico Jorge de los Santos.

Jorge, ¿por qué nos cuesta tanto ponernos de acuerdo?

Es un tema muy característico de nuestro tiempo

y es algo que llama la atención a todo el mundo.

Nadie llega a un acuerdo, no hay consenso, no se establecen pactos.

Siempre hay una especie de perpetua confrontación,

un enfrentamiento de opuestos: que si los verdes, si los colorados,

que si... En fin, no hay nada.

Yo creo que el tema principal que nos inquieta a todos,

incluida a ti, Marta,

yo supongo que es esa fractura digamos de...

Abro un paréntesis y voy a mencionar a Hegel, al filósofo,

porque es el cierre del camino dialéctico.

Es la imposibilidad de completar con lo que falta,

o sea el no poder acordar, el no llegar a eso,

el no conseguir una superación de las cosas;

una superación en sentido de un levantamiento, alzamiento

de una revocación de lo previo.

Siguiendo con la dialéctica hegeliana,

que la dialéctica hegeliana no explica lo que tendría que ser.

No es una valoración moral lo que hace Hegel,

especialmente la fenomenología del espíritu,

sino que explica cómo es la cosa.

No hay cosas que se nieguen de una manera completa y absoluta.

Hay lo que él llama las negaciones determinadas,

es decir negaciones que conservan algo de lo anterior.

Pone un ejemplo muy gráfico y muy bonito:

la flor no niega al capullo, o sea no niega a la yema

y la yema tampoco niega el brote.

Son cuestiones... No hay ese dualismo verdad-mentira

que parece hoy establecido: "tengo la verdad. Lo tuyo es mentira".

Como si no formara parte de lo mismo.

Exactamente. Eso es lo que él llama que son momentos...

progresiones en la dialéctica de la verdad.

La verdad progresa, progresa, pero no hay un enfrentamiento

entre verdad y mentira. Hoy en día no nos cabe en la cabeza.

¿Por qué es tan difícil? ¿En qué consiste esa dificultad?

Hablar, se habla. Exponer, se expone.

Se ve la disparidad de criterios, pero luego llega una escalada

que ves que quizá no llevará a ninguna parte.

Un diálogo de besugos que produce una paralización.

Se produce una paralización. No se alcanza ese consenso.

Pasa una cosa, yo creo, que es causa y efecto

de la imposibilidad de que acordemos las cosas.

Si en tu argumentario o en tu entendimiento

no hay posibilidad de contaminación del argumentario opuesto, contrario,

complementario, por no entrar en ese dualismo verdad-mentira...

Si no te puedes contaminar, no te puedes abrir de alguna manera

nos acomete una particular enfermedad.

Es una enfermedad del entendimiento que paraliza el entendimiento

como la melancolía paraliza el deseo.

Esa particular enfermedad que paraliza el entendimiento

y la posibilidad de ir más allá es el fanatismo.

Ese tipo de enfermedad particular que hace que quien no se sabe

contradecir a sí mismo, lo que sabe hacer es contradecir a los demás.

Es una causa y un efecto de esta situación.

Además el fanatismo, que es algo que los fanáticos olvidan

con mucha frecuencia, es el disolvente de las causas.

Una buena causa fanatizada es siempre una mala causa.

Siempre es una mala causa porque la causa

pierde su vigor para pasar a ser el fanatismo.

Una buena causa defendida fanáticamente, lo que se defiende es

el fanatismo, no esa causa. Porque no admite op...

Ya entra en esa confrontación que decíamos que no contempla

Hegel en su dialéctica, esa confrontación de oposición.

Es esto o lo otro. No hay esa superación,

que es el término que emplea Hegel.

¿En qué está afectando eso a nuestros sistemas,

como dices tú, pretendidamente democráticos?

Imagínate, Marta. Esto es fundamental. Nuestras sociedades son

sociedades dialógicas, nuestras sociedades democráticas

necesitan el diálogo. Y son sociedades de la confrontación.

Son sociedades en las que está muy presente el agón,

o sea son agonísticas, o sea el enfrentamiento, el polemós,

pero con esa vista a la superación.

Es decir lo que decíamos. O sea es la flor

que permite el fruto. La flor tiene que ser superada para surgir fruto.

Ese es nuestro tipo de movimiento. Cuando esa parálisis se produce,

cuando esa estabilización... Lo hemos dicho muchas veces:

la parálisis es el éxtasis del marco ideológico actual,

Que nada se mueva, que todo siga igual.

Cuando se produce esta parálisis es absurdo hablar de una sociedad

de orden democrática. Si no nos ponemos de acuerdo,

un poco para recoger y terminar, si no nos ponemos de acuerdo

¿cómo llegar a consenso? Porque al final esa rendición:

uno gana porque el otro se rinde o gana porque aplasta.

No se trata de ganar. El tema se trata de desarrollar,

de desplegar las cuestiones. Otra cosa influye en esta situación:

el individualismo, pero no el individualismo entendido

como lo propio de uno mismo sino el individualismo colectivo,

que de eso se habla muy poco. Hay un tipo de individualismo

que es el asociativismo, el creer que solo el grupo de elegidos,

el conventuelo, la parroquia, el grupo de palmeros que te aplauden

son los que tienen esa verdad que se tiene que enfrentar

de manera exterminadora

con una mentira que confrontan los contrarios.

(ASIENTE) (TOSE)

Te iba a decir... Afecta mucho... Perdona.

Afecta especialmente al terreno de lo público

y el terreno de lo público no es... La política, por ejemplo, no es

ni más ni menos que lo que acordamos en lo público.

Cuando eso se manifiesta en lo público,

la política tiene los efectos que tiene.

Como decía, por unanimidad... (CARRASPEA) Por unanimidad tuya.

Te despedimos del programa porque nos espera

un interesante paseo con Patricia Ramírez.

Hoy nos habla de los hipocondríacos.

Adiós, Jorge. Hasta luego.

(Música suave)

El miedo a la enfermedad o a morir es uno de los más frecuentes.

Afecta tanto a mayores como jóvenes, a mujeres y hombres.

Sabemos que hay hábitos saludables que previenen

la salud física y mental, pero existen otras variables

que no podemos controlar como la calidad genética, el entorno

o las sorpresas del destino. Pensar en que puedes enfermar

no lo va a prevenir pero sí generar pensamientos y emociones

que impiden que vivas con serenidad. Hoy veremos las claves

para evitar la hipocondría.

La primera: establece hábitos saludables que puedas controlar.

La actividad física, cómo te alimentas, el descanso,

el sueño, meditar, reír, relacionarte con gente,

disfrutar de la vida, ser curioso.

El segundo: marca con tu médico de cabecera aquellos criterios

por los que sí debes consultar o son motivo de consulta.

La persona hipocondríaca se ve un lunar, una mancha, ojeras,

cansancio, una molestia y consulta por todo.

Deja que tu médico te diga los motivos para visitarle.

Tercero: cuida tus chequeos periódicos.

Existen personas que, por miedo a que le encuentren algo malo,

dejan de ir al ginecólogo, al digestivo.

Lo ideal sería marcar chequeos regulares que permitan

conocer cuál es tu estado de salud.

Cuatro: no consultes nada en internet.

Es casi imposible, pero en internet no hay verdades absolutas.

La persona que tiene criterio para decirte

qué significan tus síntomas es tu médico.

Cinco: aprende a vivir

con la incertidumbre de lo que no controlas.

Hay muchas cosas que pueden ocurrir, relacionadas con la salud,

que no podrás controlar por mucho que te alimentes de forma saludable,

hagas ejercicio, descanses o duermas bien.

Seis: si ves que la hipocondría persiste y sufres,

consulta con un psicólogo la manera de aliviar tu miedo.

Con las notas de Patricia Ramírez les deseamos que tengan

un feliz y saludable día para todos. Hasta el próximo programa

y saludos desde los estudios de San Cugat del Vallés. Adiós.

y saludos desde los estudios de San Cugat del Vallés. Adiós.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 19/05/18

Para todos La 2 - 19/05/18

19 may 2018

Salud. Eduardo Torras consiguió abandonar las drogas gracias a la combinación de deporte y vida sana y decidió ayudar a otras personas creando la asociación Sport2Live. En poco tiempo ha pasado de tener 30 a 500 usuarios, personas con muchas ganas de superarse día a día, y ofrecer su experiencia a otros que puedan necesitarla. Reportaje

Cooperación. "No hay niños malos, hay infancias difíciles". Entrevista a Javier Herrera, presidente de Petales-España, una asociación de ayuda mutua de padres, familiares y afectados por el llamado trastorno de apego. Que impide a los niños vincularse emocionalmente con sus padres o cuidadores. En la adolescencia la situación se puede agravar.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos cuenta la historia de Mafalda Soto, una farmacéutica gallega instalada en Tanzania que ha creado una crema solar para las personas albinas.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza por qué nos cuesta tanto llegar a acuerdos o ponernos de acuerdo cuando tenemos opiniones contrarias.

Psicología. Patricia Ramírez ofrece algunos consejos para las personas hipocondríacas.

ver más sobre "Para todos La 2 - 19/05/18" ver menos sobre "Para todos La 2 - 19/05/18"
Programas completos (1226)
Clips

Los últimos 7.843 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos