www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4893098
Para todos los públicos Para todos La 2 - 15/12/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Dispuestos a disfrutar de unos minutos de actualidad social?

Pues venga.

De entrada, subiremos a un autobús para hacer una ruta diferente,

con unos pasajeros que nos enseñaran mucho

sobre inteligencia y filosofía.

Después recapacitaremos sobre la compra de alimentos

por parte de instituciones públicas:

se puede cambiar y optimizar,

ya lo han hecho en distintas partes del mundo.

Hablaremos de autismo y antes de irnos estaremos atentos

a los consejos de Patricia Ramírez.

Ahora empezamos preguntándonos si una persona con discapacidad

intelectual puede aprender filosofía.

Pues claro que sí, y no solo aprender también razonar,

practicar y hacer pensar a otros.

¿Qué les parece?

Paseando por Valencia,

descubrimos la Escuela de Pensamiento Libre

de plena inclusión,

una maravillosa iniciativa a bordo del "filobús",

un autocar en el que sus pasajeros

son unos maestros socráticos muy reivindicativos.

"Alumnos, profesores y amigos

de la Escuela de Pensamiento Libre de la Comunidad Valenciana

han salido a la calle a reivindicarse.

A reivindicar un método educativo que pone el acento

en las potencialidades cognitivas

de las personas con discapacidad intelectual.

Ejercitar el pensamiento,

filosofar es la materia principal de esta escuela singular."

También reivindicar la idea de que es una escuela,

esto una escuela real,

no evidentemente reconocida, podríamos llamarle alternativa,

donde la estructura es la de un claustro de profesores

inclusivo también.

Hay personas con discapacidad en el claustro

y en el grupo de alumnos

hay tanto personas con discapacidad como sin discapacidad.

-Es una escuela, quizá la primera del mundo,

que forma a personas

con discapacidad intelectual para ser maestros.

Nosotros los denominamos maestros socráticos.

Se forman durante todo el año y al final se les entrega un título.

"Llevan cuatro años funcionando

y hoy han dejado el aula del Palacete de Ayora,

donde hacen sus prácticas mensuales para recorrer la ciudad de Valencia

a bordo de este autobús: el 'filobús'."

'Con discapacidad intelectual también se piensa, ¿lo dudas?

Es la pregunta que formulan a la ciudadanía."

Formo parte del claustro desde que empezó la escuela,

y soy un poco la coordinadora de estudios.

-Te encanta, ¿verdad?, esto que haces.

-Hombre, totalmente.

Me encanta no solo por lo que te puede aportar profesionalmente

el trabajar la filosofía con este colectivo,

también por la compensación personal.

-¿Y cómo es trabajar la filosofía con este colectivo?

-Mira, es algo en primer lugar sumamente osado,

porque nadie pensaría que se puede trabajar la filosofía con personas

con discapacidad intelectual.

Y después es una manera de apostar por el hacer

de la filosofía una práctica,

es decir, el ejercicio de la filosofía:

que las personas aprendan a pensar por sí mismas

y eso les dé herramientas de cara a su empoderamiento.

Ves el impacto en su vida personal,

lo que te comentan las personas de los centros que trabajan

con ellos o la repercusión que puede tener en la familia.

-Por ejemplo,

nosotros tenemos un chico en la escuela que está con nosotros

y llega un momento en que él considera que tiene que votar,

que tiene que ejercer sus derechos civiles y políticos.

Pues lo demanda a nivel social.

Tenemos personas en la escuela que han dado el paso de venir solas

de Castellón o Alicante y tener esa autonomía.

Tenemos personas que han leído los Derechos Humanos en centros.

Tenemos personas que están colaborando con los profesionales

en los centros para trabajar,

con autistas de espectro más profundo.

# Sí que puedes, # que nadie te diga que no,

# Porque sí que puedes. #

"Cantando esta canción de El Kanka, 'Sí que puedes',

que han hecho suya, se llenan de energía.

Hoy van a pisar mucha calle".

# Que nadie te diga que no, # porque sí que puedes.

No buscamos reivindicar el derecho

a pensar de las personas con discapacidad,

porque es un derecho, no tenemos por qué recordarlo,

lo que queremos es que la gente piense en ese tema.

Y hemos creado esta actividad

por toda la ciudad de Valencia con un autobús,

que hemos llamado "el filobús", por lo de la filosofía,

en el que fundamentalmente estamos haciendo diferentes ejercicios

que consisten en hacer pensar a otros.

Las propias personas con discapacidad,

que son a las que muchas veces se les niega la capacidad de pensar,

son los que haciendo preguntas hacen pensar a políticos,

en la universidad, a ciudadanos por la calle...

-¿Qué piensas cuando me ves con mi discapacidad?

-Pienso que no veo la discapacidad,

yo no la veo.

Yo creo que cada uno tiene una capacidad,

unos tienen unas, otros otras... Yo no la veo. No veo que sea nada,

Pienso que habrá algo que compensa eso que a lo mejor falta.

-Muy bien, muy bien.

-¿Qué es esto de ser maestro socrático?

-Maestros socráticos es, a ver.

Es ir reformulando a través de las dinámicas de grupo,

pensamiento crítico,

educación en emociones y en valores.

Cada uno tiene un...

La de pensamiento crítico se lanza a partir de un texto,

se formulan una serie de preguntas,

porque del texto surgen cuestiones.

Un texto, por ejemplo, de un animal que está encadenado,

lo sueltan pero no se mueve.

Las preguntas surgen a partir de por qué no se mueve el animal.

La educación en emociones es lo que se dice...

La valentía, las empatías, el miedo...

Y la educación en valores es más a la hora de plantear,

ante una cuestión, qué decisiones tomar.

-Aprender a pensar no es ir a soltar un rollo el maestro

o profesor, de lo que sea, sino que nos colocamos en círculo.

A través de textos que tienen que ver con su vida,

en este caso el diario de una persona

con discapacidad intelectual,

lo leemos entre todos y provocamos el método socrático,

que las personas se hagan preguntas.

"La Escuela de Pensamiento Libre nace de un convenio

entre las entidades de Valencia Plena Inclusión

y la asociación de profesores Filosofía para Niños,

que ha adaptado su metodología a personas adultas."

El discurso de la capacidad,

de creer en las capacidades y no en los déficits, evidentemente,

es un discurso revolucionario,

pero nosotros defendemos la idea de creer en los potenciales

cognitivos de las personas con discapacidad.

Creemos que, sistemáticamente, se han ido negando

y pensamos que, a día de hoy, la forma de hacer

valoraciones de la inteligencia están obsoletas completamente.

"La Escuela de Pensamiento Libre ha llevado su voz a la calle

y también a las instituciones, a la sede del poder legislativo,

las Corts Valencianas, y a la sede del conocimiento,

la Universidad, para explicar qué hacen,

para explicar qué quieren."

Aprendes cada vez más de todos porque todos pensamos

cada uno piensa diferente,

todos pensamos y tiramos del hilo

y de un pensamiento salen muchos pensamientos.

Y todos tenemos el derecho de trabajar y hacer nuestras vidas

sin que nadie nos diga si está bien o mal.

-Cada día me esfuerzo más para conseguir unas metas,

y me gustaría trabajar como una persona normal y corriente,

igual que las demás personas, que tienen diversidad funcional.

# Sí se puede, # que nadie te diga que no,

# Porque sí que puedes.

# Sí se puede, # Que nadie te diga que no,

# Porque sí... #

(Música)

(Música)

En nuestra sesión de "Emprendedores sociales"

hablamos de alimentación,

pero sobre todo de la comida de calidad

que pueden comprar las instituciones públicas, centrándonos,

en hospitales o escuelas,

donde hay mucha gente que come cada día.

Nos quieres mostrar un ejemplo en Estados Unidos, ¿no?,

-Sí, porque la cuestión es...

la industria alimentaria mundial está corrompida en el fondo,

porque está dominada

por unas pocas multinacionales que aspiran a la eficiencia máxima

y el beneficio económico,

Dejando atrás el tratamiento justo de los trabajadores,

en muchos casos,

y también la calidad de alimentación y respeto del planeta.

Pero ¿qué ocurriría si pregunto a nuestra emprendedora social,

Paula Daniels, de Los Ángeles,

si convencieramos a los grandes compradores de comida,

todas las escuelas, hospitales o grandes empresas,

a cambiar completamente su política de adquisición,

de compra de comida para dar de comer a los niños,

enfermos o empleados?

-Que de golpe... -Estamos hablando de mucha gente.

-Exacto. -De mucha gente.

y de muchísimo dinero, millones.

Y de golpe influiríamos con criterios nuevos

sobre toda la industria alimentaria,

Utilizando el poder de los dólares, de millones de dólares.

-Sería dinero y educación de los niños

que de mayores acabarían consumiendo

la comida que están acostumbrados a comer en las escuelas.

-Exactamente, tendría esa doble influencia,

pero sobre todo la capacidad de darle

un giro a la industria alimentaria.

Porque si intentamos convencer una por una a las familias,

es un duro trabajo,

pero de golpe solo cambiar...

la manera de comprar comida de estas organizaciones,

cambia una industria, la transforma.

Entonces,

Ella es una funcionaria del ayuntamiento de Los Ángeles,

es una funcionaria pública,

y empieza a trabajar en la oficina del alcalde

empieza a trabajar para ver de qué manera

la ciudad de Los Ángeles puede tener una mejor comida.

Y crea un protocolo donde ve cuáles son los aspectos

que transformarían la manera de comer.

Y por consecuente la de producir.

Y son:

primero, apoyar las economías locales,

principio número uno,

que la comida venga de ahí y que se dé negocio

a las economías locales. Dos, salud pública, es decir,

cosas nutritivas, sanas y buenas.

Tres, trabajadores tratados con justicia.

Cuatro,

tratar bien a los animales, que nunca pensamos en esto.

Y cinco, sostenibilidad medioambiental.

Y dice:

"Vamos a crear un protocolo para aplicar estos cinco principios

en todo lo que compran, por ejemplo, las escuelas".

Ya ellas solas afectan a millones de dólares.

Y convence a las escuelas públicas,

desde el ayuntamiento va al departamento de educación

y convence a esta gente a comprar en base a sus principios.

Pero no lo hace de una forma autoritaria y verticalista, no,

sienta alrededor de la mesa a todos:

industria alimentaria, distribución, catering, escuelas...

y eso es lo que la hace grande a esta señora,

no solo que es una funcionaria,

sino una soñadora pero también da pequeños pasos

y entiende que hay que convencer a la gente,

sino no puedes hacer nada.

Lanza el proyecto y ve que es tan bueno en Los Ángeles en 2011,

da tantos resultados, que decide crear un "spin off",

o sea, la quitan del ayuntamiento y ya trabaja de forma independiente.

Se llama The Good Food Purchaising,

la compra de buena comida.

Es como un certificado LED de los que se da a los edificios

-para que la energía... -Una garantía.

-La garantía de eficacia energética de ***** a la comida.

Entonces,

empieza en Los Ángeles con 29 instituciones,

y luego va ampliándose a las ciudades de Estados Unidos

donde la sensibilidad hacia la comida ya es elevada:

Oakland, San Francisco, Austin Texas...

Ciudades modernas en cierto modo,

Chicago, Colorado, Cincinnati,

Washington, New York y North Carolina, y ahora,

aquí sumadas a instituciones que compran

aliménteos por 1.5 billones...

-Con B -Con B, de dólares.

Por tanto, digamos que cada mercado,

el 20 o 30 por ciento de una ciudad compra ya de esa manera,

y así es como se produce el cambio.

Es muy interesante lo que ella consigue hacer.

Luego, cada uno de estos ítems, por ejemplo, salud pública,

se rompe en diferentes ítems, que también se tienen que respetar.

Por ejemplo, la carne tiene que ser magra,

la comida tiene que ser estacional,

no hay que freír o hay que freír de forma muy ligera,

o no poner chocolatinas en la caja

cuando vas pagando al final de tu "self service".

-Para la trampa, la trampa final.

-Exacto, no,

ahí no pueden estar las chocolatinas.

Por tanto, no es solo la materia prima,

sino el tratamiento,

cómo se cocina, y también esos elementos

que son estimulantes,

que sabemos que, emocionalmente, nos conquistan,

como comprarte esa chocolatina, pero no, fuera la chocolatina,

fruta, otras cosas deliciosas,

pero que sean también beneficiosas.

Te dan un sello que dice que tu comida es así

si estás de acuerdo en aceptar estos estándares, "reporting",,

o sea, que tú como institución,

escuela u hospital reportas cómo estás comprando,

que te dejes verificar y que tengas transparencia total.

Y ella, poco a poco, está creciendo y...

gracias a esta ambición que tiene,

pero de ser también muy gradualista,

porque tienes que ser paciente, cambiar cosas tan sistémicas.

Es muy interesante porque los niños van comprendiendo

que algo pasa en esos comedores escolares.

He visto una niña declarando en un video:

"Mi comedor escolar es el restaurante

que más mola de este mundo".

Es muy importante la educación alimenticia

que se produce en las escuelas. -Porque se perpetúa.

-Si una idea como esta se pudiera trasladar a España,

ten en cuenta que en España hay 1.700.000 niños

que cada día comen en la escuela.

Imagínate la influencia que podría llegar a tener.

-Bastaría con pensar, focalizarse en este público...

-Claro. -Luchar 10 años para lograr

mejor comida para este público,

para cambiar toda la industria alimentaria de este país...

-Ya tienes consumidores mayores garantizados.

-Además de potenciar el futuro.

-Muchas gracias, Antonella, por esta idea.

-Muchas gracias a vosotros.

Seguimos hablando de alimentación y nutrición

o de la falta de ella en otros lugares del mundo.

Se calcula que en todo el mundo,

cerca de 800 millones de personas pasan hambre.

Las víctimas principales son niños y niñas

ya que les provoca un evidente retraso en el crecimiento.

Se calcula también que unos 100 millones de niños están

muy por debajo de su peso normal.

ONGs como Ayudemos a un niño,

trabajan para intentar paliar en lo posible esta situación.

En concreto, lleva a cabo la campaña

"Dale un 0 al hambre",

para llevar ayuda humanitaria a Nicaragua

y a sus comedores escolares.

Conciertos solidarios, como este de Vícar en Almería,

con más de un millar de escolares,

forman parte de esta campaña

para erradicar la malnutrición infantil en Nicaragua.

En este país centro americano,

La ONG también ha iniciado una campaña de educación,

de la llamada "Cultura de la paz".

Nicaragua vuelve a vivir situaciones

de violencia a causa de la crisis generalizada

que obliga a intervenir.

Ayudemos a un niño trabaja, principalmente,

en zonas rurales nicaragüenses.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Seguimos en "Para todos La 2" con más actualidad social.

A priori no parece fácil vivir el día a día

cuando tenemos en casa a una persona con una discapacidad.

Hoy vamos a hablar de autismo y de la firmeza

con la que muchos padres actúan para conseguir

que ese día a día sea lo más normal posible.

Con ese espíritu nace la Fundación Quinta en 2008,

y hoy nos visita Silvia Borrella para hablarnos de su labor.

Ella es coordinadora del servicio de terapias

y atención familiar de la Fundación Quinta.

Hola, bienvenida al programa.

Muchas gracias, Marta.

De entrada,

¿cómo podemos detectar que tenemos un niño autista o una niña autista?

¿Qué se puede hacer y qué no se debe hacer?

Bueno,

una vez que encuentras ciertos síntomas

de alarma en un niño pequeñito,

lo que hay que hacer es acudir inmediatamente a un profesional,

y ese profesional tiene que valorar debidamente...

y derivar a una posible intervención

con ese pequeño,

pero que sea lo más temprana posible.

Muy importante que sea una intervención temprana a la hora

de que luego haya un buen desarrollo... es fundamental.

Cuando se encuentre el diagnóstico. Eso es.

O la naturaleza de ese autismo.

Pero incluso antes de que se dé un diagnóstico,

a veces aparece de forma muy temprana,

con un añito simplemente ciertos síntomas de alarma

y ya se puede empezar a trabajar, aunque no haya a un diagnóstico.

La Fundación Quinta, ¿cómo os movéis vosotros?

Es un grupo de padres,

que con su empeño ha conseguido muchas iniciativas.

Sí,

comenzó siendo un grupo de padres

que vieron que el periodo escolar de sus hijos terminaba

y no sabía muy bien a qué centro podían ir,

las opciones que había no les terminaban de convencer...

Entonces decidieron comenzar con la Fundación Quinta.

Se unieron a un grupito de profesionales y comenzaron.

Siempre hay que ir de la mano de profesionales

y poco a poco uno va viendo qué funciona y qué no.

¿Vosotros en qué os habéis, entre comillas,

especializado a la hora del seguimiento a los niños?

Desde la Fundación Quinta ofrecemos un servicio de promoción

a la autonomía personal,

para chicos un poquito más mayores, de entre 18 y 30 años.

Y también tenemos un servicio de terapias,

tanto en clínica como en entornos más naturales,

con personas de todas las edades,

desde niños de dos años

hasta chicos que están estudiando una carrera universitaria

y necesitan más trabajo en habilidades sociales

u organización del tiempo.

Como padres y expertos, entre comillas,

porque la Fundación lleva ya 10 años,

que ahí... es nada,

¿qué veis que funciona más?

Es decir, los padres se tienen que mover,

se tienen que unir, asumir muchas responsabilidades,

pero tienen ayuda.

Los padres muchas veces se encuentran un diagnóstico

y se encuentra muy solos en el camino que tiene que recorrer.

Desde la Fundación Quinta,

sí tenemos la filosofía de ir siempre

muy de la mano con las familias,

adaptarnos totalmente a sus necesidades,

ver cuáles son las problemáticas que tienen en sus casas

y entornos más naturales y centrarnos en eso para apoyarles

y darles la mano en el camino.

Y se necesita una educación especial

como decíamos al principio.

El día a día tiene su recorrido,

pero ¿con qué profesionales contáis?

Educadores, personal sanitario...

Sí, educadores, psicólogos, logopedas, pedagogos...

Sí... principalmente esos perfiles son los que están en la Fundación,

pero todas las personas están especializadas en autismo.

Eso es lo que te iba a preguntar,

¿y esa especialización consiste en una atención más individualizada

o en intentar encontrar la terapia adecuada

para que puedan desarrollar capacidades?

Sí, la intervención siempre tiene que ser totalmente individualizada,

centrada en la persona y en la familia.

Y siempre,

en la intervención no nos centramos únicamente en el niño,

sino en las necesidades que tiene esa familia

que está detrás del niño,

y en mejorar la calidad de vida a nivel familiar.

Actualmente, ¿hay algún tipo de ayuda

para las familias por parte de las administraciones?

Hay ayuda pero muy poca, de hecho, por lo menos en Madrid...

(TITUBEA) Hay ayudas pero hay tantos casos,

tantos diagnósticos que no llega a cubrirse con esa ayuda pública

que hay en este momento.

Te encuentras con muchas familias

que están en una situación bastante desesperada

porque no tienen los recursos suficientes,

además, no tienen el apoyo social y familiar suficiente.

Y... nos encontramos con situaciones

bastante críticas en muchos momentos.

A pesar de eso, vosotros seguís con vuestras actividades,

una de las que hacéis, es ir al cine.

¿No?

Lleváis a un grupo al cine y ese es un reto, ¿no?

¿Con qué situaciones os encontráis?

Decís: "Queremos ir al cine, vamos". Y vais al cine.

El proyecto de "Vente al cine" es

un proyecto de cine adaptado que se creó pensando

en que algo tan normal y natural como ir al cine con tu hijo,

estas familias veían supercomplicado y no lo podían hacer,

no se atrevían para nada,

por las características psicológicas de estos chicos.

Entonces,

se pensó en realizar este proyecto desde la Fundación Quinta

y está funcionando fenomenal.

Simplemente hay unas pequeñas adaptaciones

de bajar un poquito el nivel del sonido,

de la sala, de la peli,

subir un poquito el nivel de iluminación,

para que no haya esa oscuridad tan total,

Dejar que se muevan los chicos por la sala,

nadie que te esté juzgando porque tu hijo

dé una voz un poco más alta de lo normal

y no se quiere que se quede solo en esas salas de cine,

sino que esos chicos se acostumbren, esos padres se vayan empoderando

y puedan ir al cine de su barrio.

¿Qué otro tipo de actividades tenéis previstas?

Visto que ha funcionado lo del cine,

¿hasta dónde se puede llegar?

Siempre que contemos con los recursos necesarios,

nos adaptamos a todo lo que las familias nos van demandando.

Se han llegado a hacer clases de yoga en familia,

porque fue un poco una demanda que vino de una serie de familias.

También se han hecho escuelas de verano tanto para niños pequeñitos

como para chicos mayores...

Vamos haciendo actividades según nos demandan las familias,

adaptándonos a ellos.

Después también nos comentabas que tratáis distintas edades.

No hay edad fácil, ¿no?

Y mientras van creciendo, también van surgiendo nuevas...

Totalmente, nuevos retos.

Además, parece que siempre hablamos de niños con autismo

y no nos damos cuenta de que esos niños crecen,

van siendo adultos y se encuentran con menos recursos.

Ahora hay muchos recursos para niños pequeños

pero poquitos para los adultos.

En cualquier caso, están asociaciones como la vuestra,

Fundación Quinta. Muchas gracias, Silvia Borrella.

Por estar hoy... Muchas gracias.

Aquí en "Para todos La 2". Enhorabuena por vuestro empeño,

Gracias, Marta.

Seguimos, nuestro diálogo interior,

aquello que nos decimos para dentro.

Quizá sería otra cosa si no escucháramos

esa voz de la conciencia

que es para nosotros Patricia Ramírez.

Vamos a su encuentro por algún rincón de Zaragoza.

Nos va a contar cómo prestar, en caso de necesidad,

unos primeros auxilios emocionales.

(Música)

Muchas veces nos vemos ante situaciones con personas

que sufren, que buscan nuestro consuelo,

pero no siempre sabemos dar alivio.

Las emociones no se curan con una tirita,

como si fuesen una herida física,

sino que necesitan saber y conocer una serie de habilidades

que nos permiten ser más simpáticos y humanos.

Hoy 10 consejos para aliviar el sufrimiento de otras personas.

Primero, escucha con atención.

Aunque tú creas que tienes la solución y que ya sabes

lo que tienes que decirle,

la persona necesita expresar qué le ocurre y qué le genera dolor.

Dos, deja que la persona llore.

Cuando vemos a alguien llorar,

por empatía sufrimos y le decimos siempre:

"Deja de llorar, mujer, deja de llorar.

Ya verás como luego se pasa".

Pero llorar es una explosión emocional

que permite liberarnos de ese dolor y del sufrimiento.

Tres, permite el silencio.

El silencio entre dos personas a veces es incómodo,

pero es necesario porque permite a la otra persona ordenar las ideas,

buscar ese consuelo, atravesar su momento difícil.

Cuatro, abraza y toca pero solo si la persona lo permite.

No en todas las culturas dar ese contacto físico

está bien visto y se valora de la misma manera.

Cinco, sé empático.

Significa ponerte en el lugar del otro.

Aunque tú creas que lo que le está pasando es una tontería,

puede ser que, para esa persona, sea muy importante.

Seis, pregunta qué necesita.

Tú tienes soluciones pero puede que no encajen

con lo que necesita la persona.

En lugar de anticiparte, deja que la persona se exprese.

Siete,

no hables de la persona en tercera persona como si no estuviera.

Hay veces que hay más personas, en un duelo, y decimos:

"Qué cansada está", teniéndola a un metro.

Mejores decir: "¿Estás cansada? ¿Querrías descansar?".

No hagas como si la persona fuera visible.

Ocho, respeta su soledad.

Habrá momentos en que la persona

quiera estar sola porque necesita ese silencio y espacio para ella.

No quieras acompañar en todo momento

cuando no está receptiva para estar con nadie.

Nueve, no trates de calmar

con palabras como "calma", "tranquila"...

hay muchas personas

a las que estas palabras les genera todavía más ansiedad.

Diez, respeta los tiempos.

Hay personas que tardan un mes

en aliviar su dolor y otras medio año.

Cada uno tiene que canalizarlo como pueda.

Si tratas de acelerar y forzar una situación

que requiere un tiempo distinto,

al final la persona no cierra la carpeta.

Y aquí te dejo estos 10 consejos

para los primeros auxilios emocionales.

Pues después de las buenas notas de Patricia,

solo nos queda desearles un feliz fin de semana.

Recuerden, el sábado es un día para todos.

Y el próximo volvemos con la última entrega del año.

Saludos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 15/12/18

Para todos La 2 - 15/12/18

15 dic 2018

Igualdad. Reportaje sobre el aprendizaje de filosofía por parte de las personas con alguna discapacidad intelectual. Aprender, razonar y practicar. Paseando por Valencia descubrimos la Escuela de Pensamiento Libre de Plena Inclusión, una maravillosa iniciativa a bordo del Filobus, un autocar en el que sus pasajeros son unos maestros socráticos muy reivindicativos.

Emprendedoras sociales. Antonella Broglia nos presenta a Paula Daniels, una innovadora norteamericana que quiere cambiar el sistema alimenticio. Ella plantea que las instituciones públicas compren grandes cantidades de alimentos para mejorar la nutrición en escuelas u hospitales.

Salud. Autismo infantil. Entrevista a Silvia Borrella, coordinadora del Servicio de Terapias y Atención Familiar de Fundación Quinta. Hablamos de autismo y de la firmeza con que muchos padres actúan para conseguir que el día a día sea lo más normal posible.

Psicología. Patricia Ramírez ofrece diez consejos para prestar lo que ella llama “primeros auxilios emocionales” a las personas que los necesitan.

Ong. Conocemos el trabajo de la organización Ayudemos a un Niño y su campaña Dale un Cero al Hambre.

ver más sobre "Para todos La 2 - 15/12/18" ver menos sobre "Para todos La 2 - 15/12/18"
Programas completos (1251)
Clips

Los últimos 7.983 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios