www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4739081
Para todos los públicos Para todos La 2 - 15/09/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué tal?

Nos encontramos de nuevo aquí en "Para Todos La2".

Este programa inicia su octava temporada con las ganas

y la ilusión intactas y un montón de temas que abordaremos, esperando,

sean de su interés.

En unos minutos,

Antonella Broglia nos hablará de innovación social ciudadana,

y después llegará Jorge de los Santos

con sus particulares reflexiones.

Pero antes, vamos a hablar de la meditación.

El tema está muy de moda

aunque Mónica Esgueva lleva practicándola desde hace décadas.

Ha estudiado con lamas en la India y Nepal.

O con maestros occidentales como Eckhart Tolle y Alan Wallace.

En los jardines del Prado del Rey, en Madrid,

hemos mantenido una conversación muy especial con ella

acerca de cómo practicarla con éxito.

(Música)

Bueno, Mónica

Estamos en los jardines de Prado del Rey, televisión española.

¿Qué es esto del Mindfulness?

-Bueno, la definición que daba Buda,

porque esto viene de hace 2600 años, que nada menos,

aunque ahora parezca que es una moda,

él decía que en la lengua pali se llamaba "sati",

Y "sati" es tener consciencia, estar presente y recordar,

pero no recordar el pasado,

sino recordar estar presente y tener consciencia.

Y se tienen que cumplir tres elementos

sino tampoco es mindfulness,

tiene que haber un elemento de amabilidad,

tiene que haber un no-juicio, es decir,

que nos enfrentamos a la realidad o tomamos la realidad sin enjuiciarlo

continuamente a través de nuestra mente,

y tiene que haber una parte de aceptación,

no hay ni lucha ni resistencia

ante lo que está ocurriendo en estos momentos,

lo que está ocurriendo está ocurriendo y, desde ahí,

tomamos los siguientes pasos.

La amabilidad seria tener siempre

una actitud de bondad hacia nosotros mismos para empezar.

Y hacia los demás.

Y siempre con esa buena actitud,

no pensar que las personas nos la van a intentar jugar

o van a estar contra nosotros o que tenemos que competir

o que tenemos que dar codazos para subir.

Eso sería lo primero. -Vamos a hablar de aceptación.

-La aceptación nos cuenta mucho a los occidentales.

Porque nos han enseñado

que nos tenemos que revelar contra aquello que no nos gusta

en todo momento.

Y si no, parece que nos lleva la pasividad...

o hacernos totalmente insensibles, ¿no?

No es cierto, aquí la aceptación,

el concepto de aceptación en este contexto es que tenemos que aceptar

aquello que está ocurriendo ya,

que está ocurriendo en estos momentos.

Aunque no estemos de acuerdo, aunque no nos guste.

¿Por qué?

Porque está ocurriendo con permiso y sin él.

Y si luchamos contra algo que ya está ocurriendo,

solo vamos a perder en el 100% de las veces.

-Pero si yo por ejemplo,

te estoy haciendo daño en un momento determinado,

¿tú tienes que aceptar ese daño que te estoy haciendo?

-Es muy buena pregunta. -¿Cómo se lleva a cabo eso?

La aceptación es de lo que está ocurriendo en estos momentos,

en este momento me estás haciendo daño

y no empiezo a preguntarme "¿por qué me hace daño?"

y "es injusto que me haga daño".

y "no debería hacerme daño".

Porque esas preguntas no me llevan a ningún sitio productivo.

El tema aquí es que sí que tengo que poner límites,

pero eso es el siguiente paso,

el primero es "acepto lo que está ocurriendo"

y desde lo que está ocurriendo,

siento que esta persona que me está dañando

o esta situación me está dañando.

Vale, esto es lo que está ocurriendo, lo acepto.

¿Cuál sería el siguiente paso?

Si no hay resistencia previa, el paso, digamos,

esa puerta que podemos pasar,

es mucho más objetiva y es mucho más clara.

¿Por qué?

Porque no estamos en la lucha no estamos desgastándonos con la lucha,

nuestra claridad mental es mucho más nítida

para tomar la mejor acción en ese momento.

-Sin sentir que alguien

me está haciendo daño porque quiere hacerme daño o hay...

-Sin contarme toda una historia.

-Sin contarme una historia de mi infancia, mis antecedentes...

-Eso es, de todos mis patrones.

Y todos los patrones de todas las veces que alguien me ha hecho daño

de esta manera.

Entonces no dejaré que la próxima persona me lo haga.

Porque "¿quién es este, qué se ha creído?"

Es todo una historia y al final salimos encendidos

y la pobre persona solo nos ha dicho un pequeño comentario,

y estamos contando y arrastrando

toda nuestra historia personal no sanada.

Si estamos presentes, este es el momento.

No contamos todas las veces que nos ha ocurrido

o nos ha dejado de ocurrir, sino que en este instante,

esto es lo único que está ocurriendo.

Ante esta situación, ¿qué voy hacer?

Ya está.

Es decir, con una frialdad, con una objetividad,

con una neutralidad ante la situación, sin pelearme contra ella.

Esto hace también, bueno,

que se elimine una gran parte del sufrimiento humano,

que consiste en dar vueltas a las cosas.

Y en crear unos sentimientos totalmente enrevesados

y revueltos porque le hemos dado muchísimas vueltas,

lo hemos rumiado mucho y al final proyectamos fuera

una cosa que es nuestra, interna.

-Lo que en budismo se llama "samsara",

caer en la continua repetición...

-Y que es muy difícil salir de ahí, claro.

Cuando dejamos de hacer juicio,

es como si redujéramos el filtro mental para experimentar

tal y como están ocurriendo las cosas,

no a través de todos nuestros juicios

y filtros que al final hace que vivamos las cosas en nuestra cabeza,

a través de esos juicios, de esas críticas que estamos haciendo,

esas creencias,

pero que no nos estamos relacionando con la realidad de manera objetiva,

natural, presente...

En realidad,

el mindfulness es un poco preparar la mente y entrenar la mente,

como hacen los surfistas, que las circunstancias son las olas.

Nosotros no podemos controlar las circunstancias que nos llevan,

A veces son muy grandes, a veces muy pequeñas

y a veces olas que casi nos arrastran.

Pero si hemos entrenado la mente de tal manera

que seamos capaces de surfear esas olas, aunque nos arrastre,

puedan tener ese peligro de poder arrastrarnos,

somos capaces de surfearlas pase lo que pase,

Entonces no somos dependientes de las circunstancias.

-Si ahora por ejemplo comenzáramos a meditar, ¿cómo lo haríamos?

-Lo primero,

no hay que pensar que hace falta ninguna posición especial

o sentarse de una manera rara.

Yo ahora mismo estoy sentada en el suelo

y por eso tengo esta posición, pero yo cuando lo enseño,

lo enseño en una silla

porque los occidentales nos sentamos en sillas,

entonces, simplemente,

estar sentado en una silla con la espalda recta y el segundo paso,

simplemente, sería seguir el flujo de respiración.

Podemos seguirla en las fosas nasales,

notando cómo entra y sale el aire,

o bien en el abdomen cuando hinchamos y deshinchamos el abdomen.

Y cuando empezamos a meditar,

lo más normal es que empiecen a llegar pensamientos,

es lo natural.

Nos vamos a dar cuenta que llega el pensamiento y lo vamos a dejar ir,

y volvemos a la respiración, y una y otra vez,

y esto es una práctica que al principio parece muy aburrida,

pero que cuando se va fortaleciendo,

cada vez hay más espacio entre pensamiento

y pensamiento y cada vez sentimos más calma interior.

Más tranquilidad, más relajación, más equilibrio.

Porque ya no nos dejamos arrastrar por esos pensamientos

y esas emociones que llenan nuestra cabeza.

Y esto es lo que nos permite elegir.

Al final es lo importante, elegir nuestra respuesta en cada momento,

en cada circunstancia,

que no seamos víctimas de las reacciones

sobre las acciones de los demás,

que no seamos víctima de las circunstancias que no nos gustan

y que no nos creamos que al final no tienen sentido nuestra vida,

porque, no elegimos, claro que elegimos.

Viktor Frankl decía que nos pueden quitar todo como le pasó a él

y a tantos otros como él en los campos de concentración

en los que él estuvo.

Decía que te pueden quitar todo, absolutamente todo,

te quitan tu casa, te quitan tu dinero, te quitan tu familia,

a él le mataron a su mujer y a sus padres,

te quitan hasta la dignidad,

y aún en esas circunstancias tan terribles él decía

que siempre te queda la última de las libertades humanas,

esa no te la puede quitar nadie,

que es elegir tu actitud y tu comportamiento

ante las circunstancias.

Esto nos lo permite el mindfulness. Si no nos dejamos arrastrar.

Seguimos con más temas de actualidad social,

la realidad virtual se utiliza hoy en día, no solo con fines lúdicos,

también con fines terapéuticos.

Nos lo va a explicar Mavi Sánchez Vives.

¿Qué tal? Bienvenida al programa.

Es doctora en neurociencias,

responsable en el equipo de neurociencia del sistema

IDIBAPS y cofundadora también de la empresa virtual BodyWorks.

Entre sus trabajos destacan un programa de realidad virtual

como instrumento para rehabilitar a maltratador es, de ello,

hablaremos después, pero ahora vamos por partes.

¿Hasta qué punto la realidad virtual

inmersiva es capaz de engañar al cerebro?

La rivalidad virtual inmersiva nos proporciona información visual,

auditiva, incluso táctil que reemplaza la realidad y,

por lo tanto, para el cerebro es igual que en la realidad,

solo que todavía, con algunas limitaciones técnicas,

pero, eventualmente llegará el momento

en el que sea difícil diferenciar la realidad real de la virtual.

Se está en ello, desde luego,

porque se está utilizando actualmente en el mundo entero

con muchísimas aplicaciones, ¿no?

Si, así es, en unos años, probablemente,

lo veremos en casi todos los ámbitos.

Desde la educación hasta el ámbito sanitario, científico y,

por supuesto, el gran ámbito que es el entretenimiento.

Pero lo que se está haciendo actualmente,

con fines médicos como decía, ¿qué resultados se está obteniendo?

Ahora mismo,

aunque entramos en un hospital y no vemos

montones de sistemas de realidad virtual,

hay un enorme trabajo tanto en el área de rehabilitación física,

rehabilitación cognitiva, terapias de dolor y también,

es muy útil para educación del personal sanitario,

a todos los niveles, y también, para los pacientes,

como una herramienta de apoyo que les ayuda en los procesos

que pueden tener en un hospital, procedimientos médicos, etcétera.

Se está perfeccionando, como decíamos,

Mavi, hay muchas pruebas en muchos campos,

nos referimos a una parte médica, para mejorar diagnósticos,

para curar fobias, pero lo decíamos al principio,

en el laboratorio IDIBAPS, en la Universidad de Barcelona,

la empresa del BodyWorks ha desarrollado un sistema

de realidad virtual para tratar a maltratadores.

Bueno, a hombres con penas de maltrato, violencia de género,

para ponerles en qué situación, Mavi.

Nosotros hemos trabajado en los últimos años en lo que es,

"embodiment", que es sentir un cuerpo virtual como propio.

Y hemos visto qué impacto tiene esto en diferentes aspectos.

Cómo impacta, cómo respondemos a las situaciones,

cómo lo podemos utilizar como herramienta,

y lo que hemos hecho, concretamente, con los maltratadores,

es proporcionarles la experiencia

de que experimentan situaciones de violencia doméstica,

en este caso, pero desde la perspectiva de la víctima,

con la idea de que esto aumente la empatía y, eventualmente,

les demos herramientas para aprender a responder,

desde luego, de forma no violenta.

Estamos viendo las imágenes,

estamos viendo un vídeo de demostración en el que se recrea

esta situación de personificar

o vivir en la propia piel, todo lo que deja la tecnología,

esa relación de maltrato, o ese abuso.

¿Eso funciona?

Todo parece indicar que sí, que es una herramienta útil,

no voy a decir que es la panacea,

es una herramienta que pueden utilizar los terapeutas

y es una herramienta, la realidad virtual,

que nos permite ponernos en la piel de otra persona,

y esto es útil para que aprendamos a experimentar

lo que experimentan los demás

y en el caso de ponerse en la piel de la víctima,

se puede percibir y puede aportar una dimensión nueva, digamos,

a nuestra experiencia,

de forma que en este caso concreto que es el de un maltratador,

pues tenga la experiencia

de cómo de violenta se percibe una situación desde el otro lado.

Desde el otro lado,

obviamente esta tecnología también se puede aplicar a otras personas

con comportamientos violentos,

estamos pensando en jóvenes

que están acostumbrados a esa virtual para jugar,

pero también se les puede ayudar cuando hay agresiones, cuéntanos.

Es una herramienta que se puede utilizar,

como has dicho bien antes,

en muchos aspectos de terapia psicológica,

se ha utilizado mucho en fobias,

en estrés postraumático y en muchas otras áreas, y concretamente,

pensamos en general, en comportamientos violentos,

en jóvenes con violenta hacia sus padres, hacia otros jóvenes,

en general, se puede utilizar, no solo para que aprendan

cómo es o que experimenten

la sensación de ser víctima de la violencia,

sino también para proporcionar herramientas

para que puedan tener otros comportamientos

o responder a los mismos estímulos sin una respuesta violenta.

Es decir, es una herramienta que actúa en distintos

puntos en el entrenamiento también.

Para tener comportamientos...

En distintos puntos, es terapia complementaria, quizás, ¿no?

Pero cuando dices en distintos puntos...

Bueno, se puede utilizar como una herramienta de medición,

como una herramienta diagnóstica,

y se puede utilizar como una herramienta de tratamiento.

Que incide, básicamente, en lo que decíamos, en la percepción visual,

en la percepción subjetiva.

Si, hay un aspecto que es intentar desarrollar empatía,

es un aspecto importante en el tratamiento de la violencia,

entonces, hay que tener empatía y además,

hay que saber cómo uno puede

responder ante diferentes situaciones,

o sea, que te pueden entrenar a responder a distintas situaciones

con comportamientos no violentos.

La innovación va muy rápido, los cambios...

Cuesta, un poco, podíamos decir adaptarse y está aquí para quedarse.

Podemos decir que estas gafas que tenemos aquí, no sé si se ven,

esto va a formar parte de nuestro día a día muy pronto,

pero todavía tenemos que aprender, esto está aquí para quedarse, ¿no?

Sí, está claro que en unos pocos años va a ser algo

que todos vamos a tener, igual que tenemos un móvil,

va a estar en nuestra vida, sí.

Para ayudarnos, para hacernos la vida más fácil,

no para sacarnos de nuestra realidad porque uno, quizá por la edad,

quizás por lo que sea, tiene miedo a estos cachivaches.

Supongo que...

"Bueno, ¿y esto como funciona, esto cómo va a ser?".

Falta pedagogía.

Sí, siempre hay un miedo a las nuevas tecnologías porque,

ciertamente, van a cambiar la forma en la que percibimos la realidad,

la forma en la que nos relacionamos con los demás,

y es normal que exista un miedo,

esto ha pasado con todas las tecnologías

que han ido apareciendo y, en general,

yo soy investigadora y siempre se intentan desarrollar productos

que mejoren la vida de la gente,

hay que pensar que una persona que tenga poca movilidad

o una persona que esté aislada por alguna razón,

puede proporcionar todo un mundo nuevo,

todo un mundo nuevo de posibilidades,

no solo de entretenimiento, si no de entrenamiento, de aprendizaje,

de experiencias, y, por supuesto,

conlleva una serie de riesgos que ya veremos cuáles son, pero sí,

puede contribuir a que haya un poco más de aislamiento,

es algo que no podemos predecir.

En aquel caso, estaremos aquí ante cualquier novedad.

Mavi Sánchez, muchas gracias por estar aquí de forma real

en nuestro plató de "Para Todos La2".

Seguimos con la innovación, en este caso de carácter social,

la que busca, encuentra, nos cuenta,

en cualquier rincón del mundo, Antonella Broglia.

(Música)

Buenos días, aquí estamos en la Casa de Campo,

estrenando nueva temporada para seguir

hablando de emprendedores sociales,

hoy vamos a hablar de discapacidad,

discapacidad en los niños y la accesibilidad

y adaptación de los parques infantiles.

-Sí, y empezamos con este ejemplo

porque es un caso clásico del emprendimiento social

que me gusta poner en evidencia en este programa,

y es cuando un ciudadano, o una ciudadana,

entra en contacto con un problema, en lugar de que otro lo resuelva,

se pone en camino para resolverlo.

-Se vive en primera persona...

-Y ponerse a trabajar para resolverlo y de hecho resolverlo.

-Y eso te activa como emprendedor social.

-Es una manera de empezar el emprendimiento social

que es el que a todos nos debería ocupar,

porque todos podemos ser gente de cambio si queremos.

Es un gran ejemplo, una madre... -Es el ejemplo de Hungría.

-Sabes que en Europa,

cuatro millones de niños y niñas con discapacidad

no pueden utilizar un parque infantil

porque no hay juegos adecuados para ellos.

-En España hay unos 300.000 niños discapacitados.

-Y muchos de estos lugares tienen acceso para sillas de ruedas

pero no permite al niño que no es capaz de mantenerse solo, sentado,

jugar, realmente, en estos juegos con los otros niños.

Ese es el problema que esta madre, emprendedora social de Hungría,

Esther, va a resolver.

Ella tiene un niño con discapacidad junto con otros en su familia...

-Son niños. -Exacto,

van juntos al parque infantil y la experiencia es horrible

porque su niño con discapacidad no puede usar solo el juego

y por lo tanto no puede jugar con sus hermanos.

Ella tiene que ser la que siempre le coloca en estos juegos,

para ella también es un grandísimo cansancio.

Y, realmente, el niño no se lo pasa bien, ella no se lo pasa bien,

resultan aislados con respecto a otras familias y ella dice:

"No, esto no me gusta, hay que buscar una solución".

Miró alrededor...

-Claro, ella tiene que estar sujetando al niño constantemente.

-Lo cual es un esfuerzo físico muy importante para ella,

entonces dice: "No, no lo acepto".

Que es el momento clave para ir a buscar la solución,

no aceptar lo que hay y en el salón de su casa,

invita a una serie de familias amigas, con el mismo problema,

y en el salón de su casa investigan,

descubre que no hay solución en Hungría a su problema

y ellos la crean, y diseñan un balancín,

una especie de balancín donde una de las posiciones

donde el niño sube está hecha de una manera

que el niño no se puede quedar sentado,

se coloca en su posición favorita, que es boca abajo.

Tumbado boca abajo.

El niño, tumbado boca abajo,

puede finalmente participar de ese movimiento,

puede crear este movimiento que resulta tan divertido...

-Y los niños pueden jugar con él.

-Los niños están alrededor,

en el medio hay una especie de peonza,

una especie de juego por los que todos,

moviéndose lo mueven y esta es una pieza,

y la otra pieza es un elemento circular

para poder jugar con la arena,

el niño en suelo no puede, no sabe cómo hacerlo,

pero en esa estructura, sobreelevada, elevada,

el niño puede también desde esa posición, que es cómoda para él,

jugar con la arena.

Esto está ya en funcionamiento

en 60 o 70 parques infantiles de Hungría,

haciendo felices a decenas de miles de familias

y ahora ella está trabajando para llevarlo a Austria,

Alemania, además, está haciendo campaña por las escuelas,

es un "approach" integrado.

No es solo el juego, es todo.

Está haciendo sesiones educativas en las escuelas del país,

está haciendo campañas en medios de comunicación,

están trabajando con las administraciones públicas

y creo que podemos ver imágenes finales

donde se ven esos niños que están jugando

y eso es una idea bastante sencilla y no sé qué esperamos para traerla.

-El juego es una necesidad muy básica para los niños.

-Claro, es que es muy importante, es importante jugar,

incluso desde muy pequeño y superpequeños.

-El problema de los parques infantiles no es solo

la accesibilidad a las atracciones a los juegos,

sino también al mismo parque.

Lo que comentabas de la arena,

muchas veces se sustituye por caucho

para que los niños tengan mejor accesibilidad,

la caída no sea tan dolorosa, etc.

En España hay algunos parques infantiles ya muy bien adaptados

y accesibles para niños discapacitados como, por ejemplo,

el parque de Somontes en Madrid, el parque del Avión en Getafe,

Lucas Koch en Alicante, son parques destacados.

Aquí, no todos los parques tienen esa accesibilidad.

-Pero es muy importante, como tú dices,

jugar es una necesidad primaria para el niño.

Y hacerlo con otros es fundamental.

-Perfecto. Pues gracias, Antonella, por este ejemplo.

Ver las cosas de otro modo, eso es lo que intentamos en este programa.

Jorge de los Santos, te damos la bienvenida.

Bienvenida, Marta.

Llegas como siempre con tus preguntas, con tus reflexiones,

y hoy para inaugurar temporada,

pone sobre la mesa el tema de la virilidad.

Adelante.

Habíamos pensado en la virilidad, aquí, normalmente,

lo que hacemos es ocuparnos un poco de las insistencias,

de lo que se habla mucho, porque, claro, quieras o no,

refleja el dispositivo ideológico que nos intenta dominar un poco.

Aquí, en este caso, se habla poco de la virilidad.

Allí, en gran medida, es donde reposa es el sustrato,

reposan toda las relaciones entre sexos, hoy en día.

Quizás analizando ese concepto, no hoy, porque no tenemos tiempo,

se entiende mejor que está sucediendo, sobre todo,

ver qué pasa, hacia donde se deriva la virilidad.

¿Ha quedado en desuso?

¿Es un concepto que ha perdido sentido?

Es un concepto que como concepto se utiliza más machismo, feminismo,

toda esta confrontación de sexos y virilidad.

El término virilidad queda un poco más aparcado.

Ya te digo, verdaderamente, ahí está, cuando se construye,

en realidad, la virilidad es un constructo cultural.

Decir lo que la excelencia de lo masculino, lo que sea de turno,

hay una cierta excelencia que, en determinado momento, se marca,

excelencia moral, física, estética, también.

En ese sentido ya lo decía un filósofo,

la virilidad es un privilegio y una trampa,

un privilegio para los hombres,

un privilegio en cuanto qué ha dado

una situación de dominación sobre el mundo en general,

incluido en las mujeres, ¿no?

Pero también es una trampa,

un condicionante en el sentido de que hay multitud de ejemplos,

pero por ejemplo,

Adriano, cuando su amante masculino fallece, el pueblo lo desprecia,

relativamente, porque ha llorado su muerte.

Pero eso no lo puede hacer un hombre,

mostrar sentimiento no puede, hay leyes griegas de...

Sobre todo de la parte turca hoy en día que...

Exigían que cuando un hombre en duelo tenía que llorar, por ejemplo,

se vestirá de mujer.

Que no llorara... Directamente.

Directamente, el mismo Hagakure, el tratado este sobre el Bushido.

El código del samurái.

Más o menos conocido, llevado hoy en día a los negocios.

Hay un momento en el que Tsunetomo dice que los chicos de hoy,

estamos hablando del siglo XVIII,

los chicos de hoy están afeminados

porque no son capaces de decapitar a alguien.

Quiero decir, es condicionante y un privilegio.

Los chicos de hoy, ¿no?

Hablamos de los chicos de hoy.

Entonces los chicos de hoy, los chicos de ahora...

¿Cómo entiende la virilidad?

¿O cómo les ves tú respecto a este tema?

Hay una forma, yo creo,

Marta, que hay una forma residual de la virilidad mal entendida.

Subyace.

Subyace, es verdad, se mantiene, o sea, hay...

Cuestiones que se siguen intentando potenciar, normalmente,

las cuestiones más negativas,

esa que hace, porque la virilidad encarnaba, sobre todo,

el activo sexualmente, ser activos sexualmente, nunca ser pasivo,

la virilidad no se construye contra la homosexualidad, por ejemplo,

en absoluto,

se construye contra lo femenino que pueda manifestar un hombre.

Tampoco se construye contra lo femenino, lo femenino,

en su origen, lo femenino está bien en cuanto a lo femenino,

pero no en cuanto a lo masculino.

Pero yo creo que hay una cosa importante,

que siempre se asocia la virilidad

con lo masculino porque ese ejercicio de virilidad

es lo que ha hecho que lo masculino sea lo preponderante y dominante,

pero en realidad yo creo que hay una cuestión mucho más importante

que la masculinidad, que es la guerra.

O sea,

la virilidad es una construcción cultural

que se hace para entender una concepción de mundo

como en permanente guerra, en permanente conflicto.

Para arengar el género masculino.

Para arengar a los que mejor pueden afrontar esa situación

de permanente conflicto en la que se concibe que es el mundo.

Una guerra en ese momento, que es una guerra a guantazos y navajazos.

O sea, no es lo de ahora.

Ahí se construye, digamos, eso de que hay que ser eso,

hay que tener un control de las emociones,

hay que tener ardor guerrero, hay que tener seguridad,

hay que tener templanza,

hay que tener una contención de los sentimientos,

todo eso son cuestiones interesantes,

hay que dominar y domeñar, eso ya, podemos discutirlo,

pero esas características las tiene hoy en día una cirujana.

Las tiene que tener...

Entonces la nueva virilidad,

¿quizás la están definiendo las mujeres?

El problema yo quiero que ese es el tema fundamental,

el problema es que a nuestra ideología, quizá hoy en día,

no le interesa ya tanto los hombres y las mujeres,

esto lo vemos continuamente con las disputas de género,

con la disolución de las líneas tan marcadas de género,

cuando las estructuras sociales

lo de Dios, patria familia, estaba muy claro,

y la distribución del trabajo pues hacía faltan hombres y mujeres,

que se ocuparan de esto y lo otro. Hoy en día, quizás,

a nuestro marco ideológico que es el que construye sujetos

y lo subjetiva, a este no le interesa tanto hombres y mujeres,

sino que le interesan individuos.

Y hay que ver qué es...

Hacia dónde se está dirigiendo la virilidad, porque la virilidad,

el entender el mundo como un campo de batalla sigue estando, el mundo,

el campo de batalla, en los negocios, en los mercados,

en donde coño sea, pero eso sigue estando,

pero entonces hay que ver qué aspecto

de la virilidad son los que se siguen manteniendo,

que son, desgraciadamente,

los más negativos, por ejemplo, el egoísmo,

el individualismo... Cualidades atribuidas a...

Y hacia dónde se está dirigiendo, porque hacia los géneros...

La virilidad ya no es una caracterización de lo masculino.

Mucha tela que cortar, pero como...

Mucha tela y solo la hemos planteado.

Como primer programa está bien.

Pues estupendo.

Lo damos por inaugurado, Jorge.

Muchísimas gracias.

Gracias a ti, Marta.

Ya tenemos el primero, como les decíamos, y ya saben que,

a partir de ahora, solo tienen que seguirnos, si lo desean,

cada sábado en nuestro horario habitual, un poco antes de las 12.

Y cuando quieran, donde quieran,

en nuestros perfiles de redes sociales.

Lo dicho, estamos aquí de nuevo "Para Todos La2".

Hasta el sábado que viene.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 15/09/18

Para todos La 2 - 15/09/18

15 sep 2018

Meditación. Reportaje para saber cómo practicarla y qué beneficios comporta. El tema está muy de moda aunque Mónica Esgueva lleva practicándola desde hace décadas. Ha estudiado con lamas en la India y Nepal o con maestros occidentales como Eckhart Tolley y Allan Wallace. En los jardines de Prado del Rey, en Madrid, hemos mantenido una conversación muy especial con ella acerca de cómo practicarla con éxito.

Emprendedores sociales. La adaptación y accesibilidad de los parques infantiles para niños y niñas con alguna discapacidad. Antonella Broglia nos presenta a una emprendedora de Hungría que ha ideado un juego adaptado para un parque infantil. Conocemos algunos parques infantiles españoles plenamente adaptados.

Innovación tecnológica. La realidad virtual se utiliza hoy en día no solo con fines lúdicos. También con fines terapéúticos. Entrevista a Mavi Sanchez Vives, doctora en neurociencias, responsable del equipo de neurociencia de Sistemas del IDIBAPS y co-fundadora de la empresa "Virtual body works". Entre sus trabajos destaca un programa de realidad virtual como instrumento para rehabilitar a maltratadores.

En qué mundo vivimos. El crítico cultural Jorge de los Santos analiza el concepto de virilidad. ¿Qué significa este concepto actualmente?. ¿Ha caído en desuso?

ver más sobre "Para todos La 2 - 15/09/18" ver menos sobre "Para todos La 2 - 15/09/18"
Programas completos (1226)
Clips

Los últimos 7.844 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios