www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4008862
Para todos los públicos Para todos La 2 - 06/05/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Qué tal? Bienvenidos, un sábado más, "Para todos".

En los próximos minutos hablaremos de teatro social,

de recuerdos imborrables, de innovación ciudadana

y del concepto de posverdad. Vamos por partes.

"Hasta siempre". No, no es una despedida cualquiera.

Es el nombre de una iniciativa que permite grabar un mensaje

dedicado a familiares y amigos para el día en que faltemos.

¿Qué les parece? ¿Se atreverían a dejar testamento visual

de pensamientos y sentimientos? En unos minutos lo vamos a ver.

Paladio Arte es una compañía profesional de teatro

integrada por actores con algún tipo de discapacidad.

Sus representaciones, con emoción y sinceridad,

son reconocidas. Iremos a Segovia para mostrarles cómo trabajan.

En lo que a innovación ciudadana se refiere,

nuestra sección de Emprendedores traerá ejemplos de buenas prácticas

sobre intercambio de datos.

Antonella Broglia nos contará cómo se utilizan

en beneficio de ONG y fundaciones. Empezamos.

(Música)

Segovia. Ciudad Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Esconde muchos tesoros. Uno de ellos es Paladio Arte,

un centro especial de empleo que hace teatro de primera división

y es, además, una escuela de interpretación.

Su obra más reciente se llama "Nadie"

y se ha estrenado en el Centro Dramático Nacional.

El teatro de las emociones, el Teatro Brut, sube al escenario.

Sus protagonistas, personas con algún tipo de discapacidad.

(Música suave)

La compañía se llama Paladio Arte.

Hemos ido a Segovia a conocer su trabajo.

Silencio.

Silencio, porque la función está a punto de empezar.

Los actores ultiman los detalles para este ensayo con público

de su obra más reciente, "Nadie", representada en teatros importantes

como el Centro Dramático Nacional.

(RÍE) Es una gran familia.

Tened en cuenta que son 20 años los que llevamos trabajando.

Algunos de nosotros llevamos esos 20 años.

Marta Cantero es fundadora, alma mater, actriz

y, ahora, productora gerente de Paladio,

un centro especial de empleo que integra la diversidad

mediante el teatro.

Nuestro fundamento, siempre y ahora mismo, sigue siendo

el colocar el teatro y la diversidad en el sitio que se merece.

No estamos jugando a hacer teatro. Hacemos teatro de forma profesional,

al mismo nivel que muchas compañías que se consideran punteras.

Evidentemente, no me podéis pedir que dé una vuelta triple mortal.

Hay que saber qué es lo que se puede pedir.

Es tanto lo innato de ellos mismos que pueden dar

que es mucho más lo que te dan que lo que tú pides.

Hay un plus muy evidente con el que Manu Medina, el director,

ha sabido trabajar muy bien:

la capacidad emocional de las personas con diversidad.

Una persona con diversidad encima del escenario no miente.

Ni encima ni bajo el escenario, en el patio de butacas.

En nuestro último montaje nadie, así lo demuestra...

El espectador se queda impactado cuando lo ha visto.

En una de las escenas una de las actrices llora.

Ese llanto es un llanto verdadero porque ella, en ese momento,

es lo que ha sentido con sus vivencias.

(LLORA)

¿Lloras de verdad? Sí.

No te cuesta. Te sale. Me sale, sí.

"Yo no soy subnormal".

"Nadie" es un grito a favor del respeto.

Sí, me gusta porque la gente que nos ve nos llama "subnormal".

Esta obra es para que, si tienen narices, suban al escenario.

Te llena. Sí.

Demasiado.

Otra actividad de Paladio es su escuela teatral.

Los alumnos proceden de una residencia de la ciudad.

Están preparando un montaje basado en poemas de Gloria Fuertes.

En la Escuela de Teatro trabajamos integrando a los actores

como profesores de otras personas con diversidad.

Trabajamos con un grupo de alumnos de una residencia de aquí,

El Sotillo, y sus profesores son los propios actores de la compañía.

-"El burro nunca ganará carreras".

-Yo creo que esperan este día de la semana con verdadera...

deseo y con ilusión.

-Me gusta leer y hacer cosas.

¿Qué más te gusta: bailar, cantar? Bailar, cantar, de todo un poco.

¿Te vas contenta? Sí, me voy muy contenta.

María José Frías,

Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2016

y creadora de la compañía de títeres María Parrato,

está trabajando con ellos para impregnarse de su sensibilidad.

En la sociedad estamos muy condicionados por lo mental.

Aquí, al trabajar gente con diversidad,

ellos tienen una espontaneidad a nivel emocional impresionante,

una autenticidad que, a nivel artístico, es valiosísima.

Creo que tienen muchísimo que aportar a la sociedad.

Son, como dice Manu, nuestras musas.

(BALBUCEA) Decir "no, dejémonos de tonterías,

dejemos la cabeza a un lado". Cuando se trata

de hablar de emociones, la mente condiciona mucho.

(CANTA)

La timidez se deja a un lado.

La alegría se apodera de la sala.

La experiencia resulta liberadora para todo el mundo.

Magia, belleza y glamur de este teatro diverso

que no deja a nadie indiferente.

La función ha acabado, pero no del todo.

Las candilejas de Paladio Arte...

nunca se apagan.

(Aplausos)

¿Han tenido la sensación de querer decir algo

y no ver el momento o no atreverse o simplemente no encontrar palabras?

Si dejamos pasar el tiempo puede que sea demasiado tarde.

Arantxa García, bienvenida. ¿Qué tal, Marta?

Arantxa pasó por una operación en la que peligró su vida,

peligró tu vida, y entonces... Cuéntanos.

Me asustó tanto, me impresionó tanto la sensación

de que, si hubiese fallecido en ese momento,

se habrían quedado tantísimas cosas por decir

que empecé a idear una forma de poder transmitir a mis hijos,

a mis seres queridos, aquellas cosas que creía importantes

y que no podía morir sin decirlas.

¿Lo tuviste clarísimo, lo pensaste enseguida o fuiste meditando?

Porque si pasas por una operación a todo el mundo le ocurre eso.

Sí, pero como tuve una experiencia muy cercana a la muerte,

fue un impacto muy grande para mí,

fue después de la operación cuando lo estuve reflexionando.

Busqué si existía el servicio, si había alguna empresa que diese

la oportunidad de grabar mensajes y, sobre todo,

custodiarlos y entregarlos. Es la parte más complicada.

Grabarlos podemos grabar, más o menos,

pero custodiarlos y entregarlos, no. No encontré nada.

Me busqué la forma de poder grabar el mensaje,

que se custodiase y entregase. Después pensé "¿por qué no ofrecerlo

para que aquellos que tengan la misma inquietud puedan hacerlo?"

Has creado una empresa que se llama "Para siempre" y parece que...

"Hasta siempre", perdona. Parece que la idea ha cuajado.

¿Cuál es el perfil de usuario de este servicio?

En un principio pensé que iba a ser gente que tuviese la muerte cercana:

personas que estuviesen en cuidados paliativos o de avanzada edad.

La gente que se pone en contacto principalmente es gente

que, igual que hace un seguro de vida, hace uno emocional.

Hacemos un seguro de vida para atar el tema económico.

La gente quiere atar su legado emocional.

Es gente de 40-50 años que se ponen en contacto porque quieren

dejar esa parte de su vida, que consideran muy importante,

atada. También estamos teniendo mucha gente con alzhéimer.

Están recién diagnosticados y, antes de que la enfermedad

les borre su identidad, quieren dejar mensajes.

Gente que lo tiene muy claro. Si te parece, vamos a ver

algunos de esos vídeos. Hay que decir

que las familias han querido ocultar su identidad.

Están grabados con actores pero los casos son reales.

Enrique...

mi amor, mi vida.

He tenido una vida maravillosa junto a ti.

Hemos pasado de todo: momentos buenos y no tan buenos.

Pero los hemos pasado juntos, al final.

Con tanto amor...

(TRISTE) Te quedas solo.

Pero te estaré esperando. Sin prisas.

Sara...

la verdad es que no sé por dónde empezar.

No me gustaría irme sin que tuvieras un último mensaje mío.

Hoy es tu cumpleaños y voy a regalarte este ramo.

Hay una nota:

"dejaré de amarte cuando se muera la última flor".

Hay una, aunque ya lo habrás descubierto,

que es artificial, así que no se va a marchitar nunca.

Nunca, Sara, nunca.

Te quiero. Os quiero. Como a nada en el mundo.

Esos eran algunos ejemplos. Insistimos, eran actores

los que decían ese texto pero el mensaje es real.

Son historias reales. Cuando os llegan

esas personas que saben que quieren dejar un mensaje,

¿qué ayuda les dais para concentrar todo eso?

Hay gente que lo tiene clarísimo y no necesita ningún tipo de ayuda.

Hay gente que quiere la ayuda de un psicólogo.

Tenemos el servicio de coaching para el que lo requiera.

Tiene que ser muy difícil concretar, que llegue el mensaje.

Después uno quizá lo ve y piensa "me gustaría decirlo de otra forma".

No sé, a mí me parece que tiene que ser supercomplicado.

La gente, en principio, piensa que sí, que es difícil.

Luego se ponen y no. Es muy natural.

Es algo que llevas dentro y que quieres expresar.

En realidad solo necesitas un pelín de ayuda y de iniciativa

y te sale solo. De acuerdo, dejas el mensaje,

ya lo tienes ahí y ¿qué haces con eso? ¿Cómo se custodia?

Nosotros lo custodiamos en cajas de seguridad

en empresas de seguridad. No lo guardamos en nuestras oficinas

porque tendríamos un serio problema si alguien quisiese entrar

y robar la información; ni nos fiamos de las nubes

porque no son todo lo seguras que deberían.

Si entran en la Nasa u otra entidad gubernamental, imagínate.

Creemos que la herencia emocional de una persona es muy importante

y lo custodiamos en cajas fuertes. No tiene precio.

Sí tiene un precio el servicio pero no tiene precio ese mensaje.

¿Cómo lo haces llegar a las partes implicadas?

¿Cómo elegir el momento?

A no ser que el cliente nos defina un momento concreto,

que a veces lo hacen, normalmente esperamos 7-10 días para entregarlo.

Es el tiempo prudente para que pase el momento más doloroso

de entierro, fallecimiento.

Esa custodia, cuando vosotros tenéis el mensaje,

¿durante cuánto tiempo se puede custodiar?

No sé si hay alguna persona que se haya echado atrás.

No. La custodia ojalá que sea durante mucho tiempo.

Quiere decir que nuestros clientes tardan en morirse.

Buena señal. (RÍE) Buena señal.

La custodia es el tiempo que sea necesario.

Hay personas que cada X meses, a lo mejor en eventos concretos

como el nacimiento de un hijo, de un nieto,

quieren volver a añadir un trocito de mensaje a ese que ya han hecho.

Van construyendo un mensaje largo, en trocitos, durante toda su vida.

Si tú grabas un mensaje hoy y mañana quieres borrarlo

porque han cambiado tus circunstancias, lo destruimos.

No hay ningún problema en eso.

Después, cuando la gente os deja el mensaje,

¿las cosas van por el mismo sitio:

agradecen, recuerdan momentos de amor

o son mensajes potentes, fuertes, muy concretos? Cuéntanos.

Hay un poco de todo, la verdad. Mucha gente quiere expresar

cariño, agradecimiento. También hay gente que, por ejemplo,

tienen un conflicto con alguna persona

y no son capaces de sentarse con esa persona y hacer las paces.

Lo hacen por mensaje. También hay mensajes a amantes.

También tenemos algún caso de niños que están

en un cáncer terminal y han querido dejar un mensaje, ellos solos,

transmitiendo al mundo lo que necesitaban sentir.

Incluso menores. Necesitamos el permiso de sus padres

pero sí, incluso menores que han querido dejar un mensaje.

La verdad es que es un poco de todo. Hay gente que...

Tenemos a una persona que ha reconocido una paternidad.

No lo hizo en vida y lo ha querido hacer en vídeo.

Hay un poquito de todo. También explicando el testamento,

que muchas veces producen conflictos familiares.

Es una forma de explicarlo y que la gente lo acepte mejor.

La última palabra la tenéis vosotros.

Arantxa García, muchísimas gracias. A vosotros.

No te decimos "hasta siempre". Te decimos hasta luego.

Es momento para la innovación social. Antonella Broglia nos habla

de datos y de buenas prácticas para obtenerlos. Atentos.

(Música)

(Música suave)

Estamos en el edificio del Centro Cultural Conde Duque de Madrid

con Antonella Broglia para hablar de emprendedores sociales.

Buenos días. Buenos días.

Vamos a hablar de emprendedores sociales que trabajan

con la gran cantidad de datos que circulan por la red,

datos tanto generales como personales,

y de los cuales se puede sacar provecho para la sociedad,

para los emprendedores sociales, para las ONG.

Empezamos hablando de un proyecto que se llama Proyecto Polaris

para crear un mapa del tráfico de personas.

Es un proyecto de origen norteamericano interesantísimo

creado por un emprendedor social que se llama Bradley Myles

que lleva 20 años trabajando contra el tráfico de personas.

Eso es un fenómeno gigantesco, lo sabes.

Cada año, 20 millones de personas...

se introducen, como esclavos del siglo XXI,

en trabajos forzados, sexuales o no. Es un mundo muy oscuro.

No se sabe muy bien dónde están, quiénes son los traficantes

y cuáles son los mecanismos para resolver este fenómeno.

Lo que ha hecho Myles ha sido crear una línea telefónica de información

para todo el que sea víctima, entre en contacto o cree o sospeche

que hay un caso de tráfico. Lo ha puesto en todas partes:

en pantallas, por las plazas del universo mundo,

pegados en los jabones dentro de los hoteles,

en los periódicos... En todas partes.

Ha creado un "call center" superespecializado

capaz de ofrecer una respuesta inmediata

a todas las necesidades e indicaciones que llegan:

una persona que es víctima y que consigue llamar,

alguien que cree que ha identificado una realidad de tráfico.

Aparte de eso, porque ya ha ayudado a decenas de miles de víctimas

a través de esta línea, ha conseguido crear un mapa

del fenómeno del tráfico sobre todo en los EE. UU.,

internacionalmente pero sobre todo en los EE. UU.,

que permite definir 25 tipologías de trata.

Eso es otra cuestión: no sabemos bien

cómo se desarrolla este fenómeno criminal.

Él ha sido capaz, a través de las llamadas que recibe,

de crear un mapa no solo del dónde sino del quién y del cómo,

y por tanto de ayudar a la Policía de manera extremadamente eficaz,

además de ofrecer un servicio eficaz.

Lo que se hace en ese "call center" es extraordinario. La gente ahí

está muy preparada. No es solo ayudar a los que piden ayuda

sino crear, a través de los datos, un mapa de tráfico de personas,

y ayudar a la justicia. Como paso a solucionar el problema.

Absolutamente. Eso es esencial. Si no sabes nada, ¿cómo intervenir?

En esos dos aspectos es excepcional el proyecto Polaris.

Él lo es en particular, Bradley Myles. Es un activista

profundamente activo y muy enfocado a la eficacia de la solución.

Seguimos con un emprendedor social español, con un médico español.

Quiere sacar provecho de las historias clínicas.

Sí. Nacho Medrano, un médico

que ha trabajado en países en vías de desarrollo

ayudando a realidades muy oscuras y muy críticas en estos países,

vuelve a España. Aparte de ser médico,

que es un neurólogo en el Ramón y Cajal,

sigue habiendo ese impulso de poder hacer algo

para democratizar la salud. ¿Cuál es su proyecto?

Su proyecto, que ya es realidad, es: hay millones de historias clínicas

completamente desaprovechadas. Como individuales solo son de uno,

pero si acumulamos millones de historias médicas anónimas

y cedidas voluntariamente, tenemos un conocimiento

que con la inteligencia artificial adecuada

proporciona al médico, en cualquier momento y lugar,

una fuente de información que permite hacer un diagnóstico

muchísimo más exacto. Funciona sobre casos prácticos.

El conocimiento científico aumenta a velocidad brutal.

Ningún ser humano es capaz de asimilar esta actualización.

Los ordenadores tienen que ayudar al médico.

Ese producto que él ha creado se llama Savana Med.

Permite al médico investigar, dentro de un millón o más

de casos clínicos agregados, sacando la información

que él necesita para resolver mejor un caso en particular.

Tiene una plataforma para hospitales,

tiene una plataforma pensada para el médico individual

y una plataforma pensada para el investigador,

que puede sacar de esos casos clínicos agregados

la información para llevar a cabo su investigación.

Es muy importante la cesión de datos tanto de la familia del enfermo

como del hospital mismo. Por supuesto.

Todas estas historias clínicas llegan a la base de datos

porque se han querido ceder. Los hospitales

que reciben el beneficio de la base de datos ceden sus archivos

porque ven cuál es el beneficio. Es la agregación

y el análisis que después es posible; y es muy sofisticado.

Si tú llamas migraña a la migraña y el otro lo llama dolor de cabeza,

la máquina comprende las dos terminologías

y sabe leer con inteligencia esa información.

Acabamos con un proyecto para ayudar a ONG a sacar provecho de los datos.

Esto es magnífico. Esa información que tenemos,

esos datos acumulados sobre nosotros como seres humanos en la red

y que tenemos sacada por sensores que están por todas partes

no solamente son para vigilarnos y para vendernos el siguiente libro

o viaje. Tienen otras utilizaciones para el bien común.

¿Cómo usar? Y sobre todo, ¿cómo pagamos a los expertos,

a los analistas de datos que permitan a una pequeña ONG

sacar adelante sus proyectos? Hay una plataforma internacional

que se llama DataKind; Datos Amables o Ser amable con los Datos.

Une ONG y otras organizaciones no gubernamentales y sociales

que se beneficiarían de esos datos, y analistas de datos

que están encantados de ayudar, tienen tiempo de ayudar

y quieren hacer voluntariado. Les unen en fines de semana,

en proyectos de una noche o en proyectos de cinco meses.

Está en todo el mundo: en EE. UU., en la India, en Europa.

Es un fenómeno extraordinario. Por fin puede aprovechar

todo el valor de los datos para pequeñas o medianas ONG

que no se pueden permitir pagar a expertos.

Gracias por darnos a conocer estos tres emprendedores sociales.

Gracias. Muchas gracias.

La información es poder. Con Antonella acabamos de ver

buenos ejemplos de ello. Sin dejar el tema

queremos ver otro concepto del que se habla mucho.

Se ha designado como palabra del año 2016: la posverdad.

Jorge de los Santos, bienvenido. Bien hallada, querida.

¿En qué mundo vivimos que tenemos que hablar de la posverdad?

Un mundo particular, sí. ¿Quieres que hablemos un poco?

¿Qué sugiere este término, de entrada?

El término sugiere o se implanta como neologismo a partir de 2004

para designar una circunstancia muy propia de nuestro tiempo

y enraizada en torno a cuestiones que hemos ido abordando aquí.

Por activa y por pasiva. Por activa y por pasiva.

(CARRASPEA) Designa esa situación en la cual...

Más importante que los hechos, que la cuestión fáctica,

que la situación fáctica, que lo que sucede

son las creencias personales de cada uno

y las emociones a las que apelan esas creencias personales.

Creencias y emociones. Entonces la verdad ¿dónde queda?

La verdad, según el término, queda aplazada.

El término a mí no me gusta especialmente, esto de "posverdad".

Algo similar a lo que es la verdad se sigue manteniendo

y se sigue manteniendo de una manera un tanto fanatizada.

Quiero decir con ello que no es que se pierda.

Los humanos seguimos teniendo necesidad de una verdad que articule

nuestro discurso, nuestro sentido, nuestro estar en el mundo.

Como esa situación que se da bajo ese término

hace que lo importante sea uno mismo, y ahí volvemos

a esa radicalización de la individualidad del solipsismo

a la que nos lleva a estos procesos ideológicos de subjetivación,

hace que uno se encapsule en eso mismo. La diferencia

entre lo público y lo privado se abre, se pierde, se diluye.

La verdad es un asunto de lo público, o sea le pasa...

como a la política. Son asuntos que hacen referencia a lo público,

no a lo privado, a lo propio, a lo de uno.

no a lo privado, a lo propio, a lo de uno.

Entonces ¿qué sucede? Sucede esto que estamos comentando.

¿La verdad es realidad o los hechos?

Si hablamos de la posverdad serían unos hechos alternativos.

Es una frase magistral eso de decir "hay hechos alternativos".

Una frase magistral de, no sé, me parece que la jefe de campaña

del paradigma, la encarnación paradigmática

de esto que se llama posverdad que es el señor Donald Trump.

Cuando en la toma de posesión de la Presidencia,

la prensa maneja unos hechos, que es que hay tantas personas;

contrasta esas tantas personas de las imágenes con las que había

en el del predecesor, de Obama, y dice que no hay tanto;

y dicen "no, es que son hechos alternativos".

Una auténtica genialidad que lo que hace es nuevamente eso,

es insistir, la infantilización de la que hemos hablado.

Decir "¿qué es lo que yo quiero?" Lo que yo quiero es lo que me vale.

Lo que pase y lo demás me importa menos. Es lo que yo quiero.

Vale. Pero lo público ¿dónde queda? La democracia

¿dónde queda? También es algo público.

A eso me refiero. Ahí es un disparo. Esta situación es un disparo

a la línea de flotación de estas cuestiones.

No es tanto el decir "la verdad es sustancial, una verdad universal,

absoluta que no se puede cuestionar".

Esa disolución, esa credulización de los individuos,

el devenirnos crédulos por estar encerrados en ese nosotros mismos,

en ese patológico yo,

incluso en esferas muy cerradas, muy privadas...

Cuando te conectas a Facebook buscas grupos, gente de afinidad.

Si no, te los buscan. Exacto. Si no, te los proporcionan.

Es interesante esto que dices. Te proporcionan las afinidades,

lo que te va a impedir el cuestionamiento crítico

sobre tus propios planteamientos, el extrañamiento sobre ti mismo.

Hay mucha gente que dice muchas veces "yo opino esto

y lo vengo opinando desde que tenía 15 años".

Es lamentable en este caso. Una cosa es la opinión,

otra cosa es la información, otra son los medios de comunicación.

¿Y la filosofía? ¿Qué tiene que decir a esto?

(BALBUCEA) La filosofía es un tema...

Cierto tipo de filosofía, sobre todo a la de la modernidad

que arranca en Nietzsche, se le ha responsabilizado de esto.

La filosofía, aparte de abordar lo evidente muchas veces,

no solo detecta sino que puede condicionar lo que sucede.

De Nietzsche son conocidas un par de afirmaciones celebérrimas

como aquella de que "no existen los hechos

sino las interpretaciones de los hechos".

Nietzsche, que nunca está diciendo lo que está diciendo

aunque es muy preciso en lo que dice, quiero decirte

que hay que releerlo un montón y cambia continuamente su punto;

o sea no está diciendo que la verdad no exista.

Lo que está diciendo, que es lo que desarrolla con posterioridad,

es que la verdad, en el celebérrimo pasaje

de "las verdades son ilusiones que se han olvidado que lo son"

en uno de los párrafos más bonitos escritos dentro de la filosofía

en el texto sobre Verdad y mentira en sentido extramoral,

es que hay que cuestionar cómo alcanzamos

a través de ese consenso público... Volvemos a lo público, lo colectivo.

Sin lo colectivo la verdad se desmenuza.

Cómo conformamos verdad a través de esa colectivización,

cómo hay que encontrar las metáforas, los desplazamientos

que nos llevan a aceptar algo,

a partir de algo fáctico, como verdad.

Has dicho encontrar. ¿Cómo encuentra el ciudadano esa verdad?

¿Cómo busca? ¿Dónde te deja esta situación como ciudadano?

Lo que tiene que hacer es mantener una posición crítica.

Hay una anécdota que creo que la he contado alguna vez:

de los cuatro que van a Escocia y ven una cabra negra.

Dice el primero: "en Escocia, las cabras son negras".

Dice el segundo "quizá habría que decir que hay alguna negra".

El tercero, más crítico, dice

"quizá tendríamos que decir que hay una cabra negra".

El último dice "vista desde este lado".

Esto es aplicar el sentido crítico. Como las cabras:

la mentira, ¿dónde está?

La mentira, cuando desaparece la verdad, no tiene sentido.

Hablar de mentira en un tema en el que se habla de posverdad,

que la verdad la han eliminado, no tiene sentido.

Esto, sigo yo si no te importa con el planteamiento de filosofía.

Luego se le ha acusado, o sea a partir de Nietzsche.

Gorgias, en su momento, era el relativismo más radical.

Luego, en los planteamientos de lo que se ha venido a llamar

la filosofía del acontecimiento, las de la posmodernidad,

(CARRASPEA) Foucault, Deleuze...

Todo esto tiende a poner en cuestión la verdad

porque quieren destruir la verdad como algo absoluto

que nos puede condicionar. Lo que hay detrás de una verdad,

y esto es algo magistral que ya detecta Nietzsche,

es el decir siempre un poder.

Cuando alguien nos convence de una verdad absoluta

es porque tiene poder para hacerlo, y hay esa voluntad crítica.

También Vattimo con la Hermenéutica, Gadamer... En fin, todo eso.

Que no es poco. Si te digo la verdad hasta aquí hemos llegado.

Eso es verdad. En virtud de lo presente

debemos despedirnos y te emplazo a un próximo encuentro.

Muy agradecido. Ustedes, si lo desean,

pueden seguir comentando el tema en nuestra página, en Facebook.

Ya saben que ahí colgamos todos los contenidos.

Y en RTVE, A la carta. Nos vamos. Más, en siete días. Gracias.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 06/05/17

Para todos La 2 - 06/05/17

06 may 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 06/05/17 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 06/05/17 "
Programas completos (1176)
Clips