www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5123378
Para todos los públicos Para todos La 2 - 06/04/19 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Vamos con una nueva edición

de alto contenido social "Para todos".

Hoy hablaremos de practicar y explorar

los procesos de comunicación

con el llamado "teatro de la escucha",

de periodismo comprometido

en la sección de innovación ciudadana,

también nos visitará el fotoperiodista Fernando Moleres,

que con sus imágenes ha puesto cara a conflictos olvidados,

y con Patricia Ramírez nos plantearemos aprender

a comer con serenidad.

Serenidad, por cierto, y mucha,

hace falta para hablar de lo que supone dar a luz

en algunos lugares del África subsahariana,

dos de cada tres mujeres que mueren diariamente en el mundo

a causa del parto son de allí.

Las malas condiciones sanitarias, la medicina popular,

o las clínicas clandestinas que practican cesáreas

que no corresponden,

son algunas de las causas de estas terribles consecuencias.

"¿Qué hacer cuando se está a punto de parir

y el hospital más cercano está a 80 o 100 km de distancia?

¿O cuánto no se puede pagar una clínica para dar a luz

con seguridad?

En Médicos Sin Fronteras trabajan en países como Congo

como Congo para paliar la falta de infraestructuras sanitarias

que hay en muchos países africanos,

y que se convierten en algo casi inaccesible

por falta de carreteras que faciliten llegar hasta ellas.

Esto dispara el número de cesáreas,

una intervención muchas veces innecesaria

que puede llegar a poner en riesgo la vida de las futuras madres."

Lo que vemos es que muchas mujeres

se les somete a una cesárea innecesaria,

por negocio.

En la República Democrática del Congo la salud no es gratuita.

Un parto cuesta 8,5 euros. Y una cesárea cuesta 85 euros.

Entonces esto hace que haya mujeres

que vayan a centros de salud, incluso a clínicas clandestinas,

donde se hacen cesáreas cuando no es necesario

por un beneficio económico.

Dependiendo del contexto,

si viven en el medio rural o en el medio urbano,

y sobre todo dependiendo del acceso que tengan a educación,

si las mujeres tienen acceso a educación primaria,

y sobre todo secundarios, se retrasa esta edad,

pero lo que vemos es que la mayoría de las mujeres

tienen su primer hijo antes de los 18 años muchas de ellas

y antes de los 20, casi todas.

Lo que pasa es que, a veces, nosotros llegamos a un sitio

y nos encontramos con mujeres jóvenes,

que van a tener muchos embarazos a lo largo de su vida fértil,

y que lamentablemente, ya se les han hecho tres cesáreas,

lo impide que nosotros podamos hacer un parto normal,

pero si ya ha tenido tres cesáreas es imposible.

-¿A qué peligros pueden enfrentarse las mujeres

en esas intervenciones clandestinas?

-Pues no tienen consulta prenatal,

muchas veces no pueden ir a una maternidad dar a luz.

Y la mortalidad principal es por hemorragia después del parto.

Si esto te pasa fuera de un centro de salud,

o de un hospital, sin personal y sin la medicación básica,

lo normal es que te desangres y mueras.

Esto supone que la mujer muere, pero es que además deja uno, dos,

o varios hijos...

Una estructura familiar desestructurada,

y estos niños van a tener también problemas de salud

durante toda su infancia por falta de cuidados.

"Infecciones, hemorragias, hipertensión gestacional,

complicaciones en el parto,

y abortos peligrosos son causas que podrían prevenirse

y que ponen en riesgo al 75% de las mujeres al parir."

Tienes matronas tradicionales que no son personal médico cualificado,

pero que, a veces, saben hacer partos de forma natural,

no tienen un motivo económico detrás.

Muchas veces se utilizan medicamentos

que son de muy baja calidad, los instrumentos no son estériles,

y sobre todo, el problema es que si surge una complicación grave

el personal es incapaz de ir más allá de lo básico.

Y a lo mejor es muy tarde, ese es el problema,

por eso hay mucha mortalidad materna.

"Cada día mueren 830 mujeres en el mundo por estas causas.

De ellas, 550, 2 de cada 3, en el África subsahariana.

Un 99% de esos fallecimientos

se producen en países en vías de desarrollo,

lugares en los que adquieren un mismo significado ser madre

y dar la vida."

Nuestro siguiente invitado ha estado muchas veces en África,

comprometido con los temas que le preocupan,

no ha dudado en descender al infierno de las cárceles

de Sierra Leona,

o encaramarse por los glaciares del Ártico, por poner dos ejemplos

de sus más de 20 años como fotoperiodista,

Fernando Moleres, bienvenido a "Para todos la 2".

Hola, buenos días a todos.

Sus temas tienen mucho de denuncia, minorías étnicas,

menores, mujeres, medio ambiente...

La cámara podríamos decir que es tu herramienta,

si te puedo tutear,

para denunciar cómo están los derechos humanos,

para defender los derechos humanos.

Sí, como bien lo has definido es el medio en el que yo tengo

para con imágenes bellas

poder luego construir un relato

y que pueda llegar a los medios, que ellos lo vean interesante,

y de ahí contar el tema que a mí me preocupa,

y que es un tema que realmente

suele preocupar a gran parte de la población.

Decíamos al principio que uno de los lugares

donde has estado más veces es en África.

Cuando vas a África, claro,

uno se refiere a un continente entero,

Cuando vas a África, ¿qué es lo que buscas?

Bueno, en África he tratado diferentes temas,

como decías bien el tema de los menores de las cárceles,

la crisis humanitaria en Ruanda,

lo que trato es de acercar esos problemas que, a veces,

están un poco ocultos, o a veces, muy ocultos,

como los menores en las cárceles, llevar a un público más general,

a un público en Europa e intentar, a través de la información,

la concienciación, y buscar la acción.

"No te lo imagines, míralo", en el caso de, como nos comentabas,

de Sierra Leona,

que estuviste conviviendo con menores encarcelados,

estuviste en la cárcel con ellos,

¿quizás es lo que más te ha marcado?

La verdad es que sí me ha marcado mucho.

Bueno, cuando estuve en Ruanda con el desastre humanitario

que hubo de los refugiados, y las muertes...

Me marcó también mucho.

Por eso, de vez en cuando, tengo que hacer algún otro reportaje

que me airee.

El tema de las cárceles sí que me marcó,

y sobre todo porque después de hacer ese trabajo

y publicarlo muchas veces, no se llegó a conseguir nada.

Y amigos me animaron para ver si podíamos hacer algo concreto.

Además de la información, algo concreto.

Se creó un programa de ayuda a los menores en las cárceles,

lo seguimos haciendo, sobre todo, basado en la escolarización,

creamos una escuela,

la única escuela que hay en la cárcel,

y ahora estamos haciendo también, desde hace ya tiempo,

la reunificación familiar de estos menores que,

cuando salen de la cárcel,

se ven sin dinero, en las calles y...

¿Pero qué hacían en la cárcel, Fernando?

Eso para empezar, o sea, los menores...

¿En la cárcel qué hacían? Castigados.

Eran castigados por el sistema.

África, antes de la colonización no tenía un sistema penitenciario

de esta manera,

era un acuerdo entre las partes que estaban implicadas.

Con la colonización inglesa,

llegó el sistema penitenciario duro que ellos ya lo tenían

y lo aplicaron en África,

y ellos lo han transmitido y lo siguen teniendo.

¿Qué hacían? Estaban castigados.

Entonces, claro, lo decías, hay veces que piensas:

"Voy a hacer una fotografía que eso va a conmover al mundo,

va a remover conciencias".

Y después lo que te piden es...

Quizás ser más operativo, montar una ONG,

como lo que has hecho, Free Minor Africa,

y sobre el terreno hacer alguna cosa más.

¿Sientes un poco la impotencia?

¿Sientes que con hacer fotos no es suficiente, Fernando?

Bueno,

la fotografía y la información es una piedra más de este muro.

Llegamos hasta dónde llegamos, nos vamos a ser tan inocentes

de pensar que unas fotos van a cambiar las cosas.

Ayudan, hay que estar informado,

y nosotros somos parte de esta cadena de información.

Entonces, otras causas que tú tienes y que tú has tenido,

por ejemplo,

el calentamiento global te llevó a visitar

el Polo Norte unas cinco veces, si no estoy mal informada.

Sí. Entonces, ¿qué encontraste ahí?

¿Qué constataste ahí?

Tú que has podido estar

en ese lugar tan increíble de la tierra.

Pues, como dices, me he encontrado la belleza,

una belleza magistral,

en la que tú te sientes pequeño en un paisaje inmenso,

pero que a la vez, es frágil.

Y fruto de esta fragilidad te encuentras un hielo marino

que está desapareciendo,

y que este hielo marino es regulador del clima mundial.

Uno de los grandes reguladores del clima mundial.

Me he encontrado el retroceso de los glaciares.

Me he encontrado en camiseta corta en septiembre

delante de unos fiordos

en los que bajan unas montañas de hielo,

glaciares inmensos, y yo estaba en camiseta.

Me he encontrado esto.

Me he encontrado también

los testimonios de los pobladores de allí,

los inuit, que dicen que ya no hay invierno.

¿En camiseta corta también?

¿Ellos? Los inuit.

Ellos pueden estar con poca ropa en invierno.

Son gente muy dura.

En tus reportajes una vez tiras centenares, miles de fotos.

Después, ¿qué haces con todo ese trabajo?

¿Cómo se puede comercializar?

¿Cómo puedes hacer un modo de vida del fotoperiodismo?

Básicamente, ya que somos muchos fotógrafos,

tienes que especializarte y arriesgar.

O sea, hacer temas que no sean tan evidentes,

que no los puede hacer mucha gente.

Y luego, buscar el canal de distribución,

quizás antes era más fácil, éramos menos fotógrafos,

lo que sí que tenemos que tener, yo en mi caso, lo vi rápido,

una agencia de distribución

que te distribuya al nivel global los trabajos que estás haciendo.

Un buen distribuidor.

¿Ha habido alguna vez que intentando disparar

o disparando la cámara, has dicho: "Ahora no"?

Que tengas ese momento que digas: "Eso no".

Sí que los tengo

A veces, inconsciente, y otras veces consciente.

Y me refiero, por ejemplo, a la crisis en Ruanda,

me acuerdo que los militares estaban persiguiendo a una persona,

lo iban a linchar, y probablemente a matar,

y yo lo último que se me ocurrió es coger la cámara.

Fui allí, intenté mediar con una pelea,

me encañonaron, y me dijeron:

"¿Tú qué haces aquí? Encima blanquito, fuera de aquí".

Otras veces me acuerdo en esa carretera

ves una niña tirada,

que todo el mundo pasa, una marea de gente,

y esta niña ha perdido a su familia, ¿qué haces?

Pues paras de fotografiar, paras una ambulancia,

un coche que viene y la llevas a un centro, no sé...

Fernando, gracias por revelarnos aunque sea un poco

de lo que es tu trabajo, gracias, felicidades y adelante.

Gracias a vosotros por darme esta oportunidad.

Seguimos ahora, vamos con otras cuestiones,

seguimos hablando de periodismo

porque en nuestra sección de innovación social,

Antonella Broglia nos presenta un ejemplo de investigación

en Rumanía que ha dado sus frutos.

Paseando por una de las salas

del Museo Arqueológico Nacional en Madrid,

para hablar de emprendedores sociales.

Concretamente de un emprendedor social en Rumanía

que lucha contra el crimen organizado,

un periodista.

-Sí, es muy interesante,

cómo un periodista puede cambiar las cosas

y tener tanto impacto.

Verás, las mafias internacionales son difíciles de cazar.

La criminalidad organizada

que está por encima de los confines de Estado.

Porque las leyes son nacionales. Pero él dice:

"No, sí que les podemos cazar,

y siguiendo el rastro del dinero que está detrás,

financiando esas operaciones".

-El periodismo de investigación. -Sí, pero de verdad,

en el sentido de que él personalmente investiga esos flujos

para ver qué hay detrás de esos grandes movimientos,

cuáles son las mafias organizadas...

Y no los pone en la cárcel, no es su trabajo,

su trabajo es escribir, es un periodista.

Y se dan cuenta estos malos del precio a pagar

por sus acciones en el momento en que su vida

se está haciendo pública.

Ese es el instrumento, el gran medio,

el gran instrumento que tiene Paul Radu,

que así se llama el periodista.

Y gracias a ese trabajo ha tenido unos resultados extraordinarios.

¿Sabes que ha recuperado 5.700 billones de dólares

con su trabajo de denuncia?

Ha sido capaz de hacer emitir 147 órdenes de detenciones,

de los que 7 de estos se han fugado, y les están buscando.

Veinte grandes despidos, incluyendo un presidente de un país,

un primer ministro,

consejeros delegados de grandes empresas,

estaban todos metidos en diferentes sistemas de corrupción,

y el cierre de 1400 empresas.

Y aparte, lo importante es que no trabaja solo,

tiene una red local de 40 organizaciones

donde hay periodistas más jóvenes a los que él enseña cómo se hace,

y luego están ciudadanos, hackers,

o simplemente personas

que jamás podrán escribir un artículo,

pero que están interesados.

Él dice que los buenos ganan contra estos malos tan poderosos,

los buenos ganan.

-Con denuncias anónimas que pueden llegar a...

-Exacto.

Gracias a la aportación del ciudadano normal.

Si el ciudadano está atento se gana.

Eso es muy muy interesante.

Él desde que era universitario ya tenía esta tendencia a investigar

contra la corrupción.

Cuando empezó a estudiar periodismo se dio cuenta

de que había un problema de falta de vivienda

para los estudiantes,

se puso a tirar del hilo y se dio cuenta

de que había una corrupción detrás de los pisos de estudiantes.

Después se va a trabajar a un gran diario de su país,

y descubre que los artículos de denuncia

de determinadas corrupciones, el director del periódico,

se los había vendido siempre antes de que se publicaran...

-Se preavisaba al denunciado. -Exacto.

Y luego hace otra investigación donde se da cuenta

que los Balcanes, las empresas eléctricas,

estaban vendiendo a las clases más pobres

energía mala.

Luego, otras grandes cosas que ha hecho

ha sido uno de los líderes de los Papeles de Panamá.

Y luego otro increíble de lavado de dinero

que se llama "Russian Laundromat",

que ha sido uno de los eventos de lavado de dinero más importantes,

quizás el más importante de los tiempos recientes,

Ochenta-cien billones de dinero sucio

que han salido de Rusia

del 2010 a través de una serie de grandes bancos,

que estaban siendo cómplices de este movimiento de dinero,

y él ha sido uno de los grandes descubridores.

-Perfecto, gracias Antonella

por darnos a conocer a este periodista investigador

y emprendedor social y a la vez. -Gracias a vosotros.

- Hasta la próxima.

Aprender a escuchar es, sin duda, una de las claves del periodismo,

y también de las relaciones humanas en general.

El director y pedagogo teatral Moisés Mato ha recreado un método

de investigación a partir de distintas técnicas escénicas,

conocido como el "teatro de la escucha".

Lo vamos a ver en un taller especial

que nuestro compañero Miguel Castro Uceda

no ha querido perderse.

Vamos a trabajar con cuerpo, mente, espíritu,

un taller sobre el amor.

Vamos a comenzar con un calentamiento.

Primero preparamos el cuerpo, luego la mente y luego el espíritu.

(Música)

Muy bien, vamos a comenzar a vivir

concentrados un proceso de equilibrio.

Fundamental para entrar en el tema del amor.

Miramos a los ojos,

buscamos que nuestros pies estén más o menos juntos,

y nos dejamos caer hacia atrás, simplemente ahí,

hasta que notamos que estamos... Dependemos el uno del otro.

Ahora vamos a bajar.

Bajamos la cadera hacia atrás, lentamente.

Sin hacer ninguna tensión en los hombros, bajamos,

bajas cadera sin doblar las rodillas.

Sin doblar rodillas, bajas cadera. Muy bien.

Buscamos un punto.

Podemos ir un poco más lejos, sin tensionar los hombros, ahora,

Y llegamos a este punto.

Este punto es el punto de máximo equilibrio posible

entre ella y yo.

Es el punto máximo.

Con cada persona es diferente.

Con cada persona encontramos un punto de equilibrio diferente,

pero siempre es posible un punto de equilibrio

con cualquier persona del mundo.

Y el máximo sin pasarse

nos resoluciona muchos problemas en la vida

porque reduce todos los problemas solo a tres posibilidades.

Una es pasarnos, otra es quedarnos cortos,

y otra es intentar ir al máximo sin pasarse.

Esto vale para todas las relaciones.

Y en esta relación la otra persona entra dentro de mí,

y la primera posibilidad es quedarse cortos, quiere decir...

Que esta persona decide...

O yo decido no ir al límite de la otra persona.

¿Qué pasa si yo no voy al límite del otro,

pero el otro quiere encontrarse conmigo?

Soy paternalista, me quedo corto,

el paternalista es el que se queda corto,

que hace una solución que le viene bien a él.

Por eso, cuando hay paternalismo no crece nada.

Todos nos vemos pequeños.

A esto le vamos a llamar la realidad,

hoy tenemos una realidad colorida, esta es la realidad...

Vamos a aplicar el mismo principio,

el principio del máximo sin pasarse,

quiere decir que ahora

voy a poner un globo en esta realidad,

de la misma forma que aparecería un problema,

un conflicto en vuestra realidad.

Pongo el problema, el tema en la realidad,

y se trata de que tenemos que mover la tela,

eso sí, sin hablar, al máximo sin pasarse.

Al máximo sin pasarse significa que si toca el techo,

toca una mano, toca la pared o cae al suelo ya nos hemos pasado.

Pero si nos aburrimos, porque no pasa nada,

entonces tampoco funciona.

Tenemos que buscar ese punto preciso

que hay entre el máximo sin pasarse, es un punto muy pequeño.

Pero hay que ir a buscarlo. ¡Vamos allá!

Vamos a moverlo intentando dar el máximo y sin pasarse.

Un tema trae a otro tema.

El conflicto se complica

y mantenemos la tensión del máximo sin pasarse.

Vamos a ver...

Hay que intentar mantenerse, se complica enormemente la realidad,

está cayendo la realidad por todos los lados...

-¿Nos desbordan los problemas, entonces?

-Nos están desbordando los problemas.

Vamos, hay que mantener la concentración,

hay que intentar que no se caigan los globos.

Vale, vale, vale.

Esto es un desastre, ¿qué está pasando?

Sabíamos que había que ir al máximo, sin pasarse.

Pero hemos visto que la energía no se ha podido, ¿verdad?

Eso tiene que ver con lo que pasa, no fuera, sino dentro,

¿qué está pasando en vuestra cabeza?

-Pues yo estaba pensando que por qué los demás

no evitaban que se cayera.

-A mí me pasaba lo mismo, yo he pensado: "Qué rápido van".

Y luego he dicho:

"No voy a ser la única, si todos van así, pues...".

-Así funcionamos, ¿no?

Nos vamos conformando, tenemos claro que así no,

pero nuestra cabeza se va adaptando, busca culpables,

se va conformando, acepta la realidad, y poco a poco,

esto llega a ser un caos, y al final, tenemos que romper,

se acabó, no nos podemos llevar bien,

hay que romper el grupo, la relación,

porque no tiene sentido.

Y además tenemos culpables perfectamente señalados.

Entonces ahora, imaginaos otra vez...

Estos son ahora mismo mis límites.

Y empiezo otra relación, pero esta es diferente,

porque esta persona con la que yo me relaciono decide,

como cuando nos caían los globos de la tela...

Me rompe, se pasa,

entonces va rompiendo mis límites.

Y tiene sus buenas razones, seguramente,

él cree que hace lo que debe, a lo mejor.

Pero me rompe. ¿Y qué me pasa a mí?

¿Qué me está pasando a mí si alguien me rompe?

¿Qué hago yo?

¿Me dejo romperme en mil pedazos? -Me voy.

-Claro.

Esta es la dinámica de toda violencia,

cuando una persona está siendo violentada por alguien,

se hace pequeño.

En una relación de pareja dónde hay violencia de género,

está viendo que le está oprimiendo, y dice: "¿Cómo no se da cuenta?".

Ese no es el problema.

Es que se ha hecho pequeña, la violencia nos hace pequeños,

esto tiene una palabra también que sería "dinámicas de guerrilla".

Les pasa a nuestros amigos, y también en las grandes empresas,

y puede pasar en las familias.

También en los claustros de profesores...

"Dinámica de guerrillas",

donde ponemos ideales por encima de lo que podemos soportar,

nos hacemos violencia, y entonces ¿qué pasa?

Curiosamente lo mismo que aquí,

si me rompes también me hago pequeño.

Pero hay una tercera, una tercera posibilidad.

Una tercera posibilidad que es, ¿cuál?

Al máximo sin pasarse.

Es en la única que digo que hay que intentarlo.

Y es que estos son ahora mis límites,

y viene alguien, y atención, esta persona...

Esta persona realmente o me ama,

o me quiere amar, o va a intentar amarme.

Y entonces, el amor tiene una lógica

que es que intenta ir al límite del otro.

Lo cual no quiere decir que el que ama

sea necesariamente alguien que acierte.

No, puede equivocarse.

Porque a veces, se pasa un poco, y otras se queda corto.

Pero la intención, fijaos, es más que suficiente,

porque yo percibo que el otro está intentando ir a mis límites.

Me respetan lo suficiente como para no pasarse,

me respeta lo suficiente como para no quedarse corto.

Y fijaos, ¿qué pasa entonces?

Si alguien está tocando mis límites, y casi empujándolos, suavemente,

con amor, ¿qué me pasa a mí?

-Que te ensanchas, que te abres...

- Que me ensancho, ¿por qué?

-Porque vas descubriendo más de ti.

-Claro, si está presionando,

yo me puedo abrir porque no hay una agresión fuerte,

sino que es un impulso.

Y entonces sigue, y sigue, y sigue...

Y después de cuatro años yo soy más grande gracias a esa relación,

y esa persona tendría que ser más grande también.

Crecemos juntos.

Fijaos que es la dinámica de la escucha,

que la escucha siempre transforma.

¿Qué hora es?

Bueno, más tarde o más temprano llegará la hora de comer,

y en ese momento se fija hoy la psicóloga Patricia Ramírez,

para hacernos reflexionar,

para recetarnos unos cuantos consejos

y no precisamente de cocina, atentos.

Tenemos una serie de conductas

que terminamos por convertir en malos hábitos,

con los que parcheamos nuestras emociones:

la soledad, la frustración, el ritmo de vida...

El tener una carencia de sentido

a lo que hacemos nos lleva muchas veces a enmascarar

lo que sentimos a través de las compras,

las compras por Internet, beber más de la cuenta, o comer mal.

Cuando comemos mal, además de que cogemos peso,

tenemos la sensación de no tener control,

de no cuidar nuestro cuerpo,

y eso nos hace sentir culpables y con remordimientos.

Hoy en "Para todos La2" aprenderemos a comer con serenidad,

el primer consejo es tener un anclaje.

¿Qué significa tener un anclaje?

Significa tener un elemento en la mesa

que nos recuerde una comida zen.

O sea, no tener prisa, el elemento puede ser una vela.

Antes de sentarse a comer enciende una vela

para que te recuerde que ese momento es sagrado,

y que vamos a tratar de disfrutarlo.

Un segundo consejo es saborear la comida

para despertar los sentidos.

La comida tiene olor,

tenemos que ver qué parte de la boca se estimula,

tenemos que saborear, ver cómo se deshace en la boca,

aprender masticar despacio

porque el sabor que vamos a encontrar

en la comida es muy diferente si aprendemos a tomar la comida

como si catáramos un buen vino.

El tercer consejo, parece fácil pero no lo hacemos,

"suelta los cubiertos mientras masticas".

De alguna forma va a enlentecer el proceso.

Si tú pinchas un trozo de carne, te lo llevas a la boca,

y ya pinchas el siguiente como si no hubiese un mañana,

al final, terminas comiendo más rápido.

Cuarto consejo,

"compórtate de forma amable a la hora de comer".

Sé amable, sé tierno,

no te lances a la bandeja de las croquetas

como si no hubiera un mañana,

el simple consejo de ser el segundo en picar una croqueta

hará que tengas un poco más de paciencia a la hora de comer,

y mastica la comida sin hacerle daño,

de una forma más sencilla y amable.

Quinto consejo, "estate en el aquí y en el ahora".

Significa que puedes apagar la tablet,

dejar la televisión,

y concentrarte con los cinco sentidos

en aquello que estás comiendo,

porque cuando ves la tele, o estás con el teléfono móvil,

al final terminas poniendo la atención en la pantalla,

en la tecnología,

y comes mucha más cantidad y además, comes más rápido.

El consejo número seis, "come despacio, sentado, bonito".

Aprende a comer sentado, aunque tengas prisa,

realmente son 15-20 minutos.

Trata de comer un poco más despacio,

no hace falta que cuentes cuántas veces masticas,

pero sí enlentecer un poco la comida.

Y comer bonito, las cosas nos entran por los ojos,

sería más chulo poder tener un plato que apetezca comer,

que simplemente unas verduras ahí que a veces no apetecen a nadie.

El consejo número siete,

"mereces alimentos saludables y mereces cuidar tu cuerpo".

No compres temas procesados,

trata de comer esa fruta y esa verdura del mercado

que tenemos de proximidad, acércate a las tiendas pequeñas,

busca calidad, porque tu cuerpo y tu mente lo merecen,

recuerda que tus neurotransmisores

y la manera que tenemos de funcionar,

depende mucho del alimento que le metemos,

así que si comemos comida basura

terminamos también sintiéndonos como una basura.

Por último, "sé agradecido",

parece mentira que tengamos que agradecer la comida,

cuando la comida es un derecho.

Pero hay mucha gente que no lo puede realizar.

Al margen de tus ideas religiosas,

es un bonito gesto que te sientes a comer y des las gracias

por lo que tienes delante.

Porque te va a ayudar a tener un poco más de paciencia

y a sentirte mejor con este regalo que es el momento de comer.

Para que te acuerdes de los ocho consejos

relacionados con comer con serenidad,

aquí te dejo un resumen.

Esperamos que el programa de hoy haya sido de provecho,

disfruten con la comida, o con lo que sea que les apetezca.

Pasen un feliz resto de semana.

Ya saben que aquí nos tendrán "Para todos", cuando quieran.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 06/04/19

Para todos La 2 - 06/04/19

06 abr 2019

Cooperación. El riesgo de parir en África. Dos de cada tres mujeres que mueren diariamente en el mundo a causa del parto son del continente africano. Las malas condiciones sanitarias, la medicina popular o las clínicas clandestinas que practican cesáreas que no corresponden, son algunas de las causas. Reportaje con Médicos sin Fronteras que trabaja en países como Congo para paliar la falta de infraestructuras sanitarias vinculadas al parto y a las cesáreas.

Fotoperiodismo. Entrevista con Fernando Moleres, fotógrafo con más de 20 años de experiencia, que ha plasmado instantáneas para denunciar situaciones diversas desde las cárceles de menores de Sierra Leona a los glaciares del Ártico. El mundo a través de su cámara

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta a Paul Radu y a Organized Crime and Corruption Recording Project que luchan contra el crimen organizado y la corrupción a nivel mundial. Denuncian casos a través de la red.

Relaciones humanas. Aprender a escuchar es, sin duda, una de las claves de las relaciones humanas en general. El director y pedagogo teatral, Moisés Mato, ha recreado un método de investigación a partir de distintas técnicas escénicas conocido como el Teatro de la Escucha. Reportaje en un taller muy especial sobre el amor que nuestro compañero Miguel Castro Uceda no ha querido perderse.

Psicología. Comer con serenidad. Consejos de la psicóloga Patricia Ramírez para que el buen comer nos facilite vivir con más tranquilidad.

ver más sobre "Para todos La 2 - 06/04/19" ver menos sobre "Para todos La 2 - 06/04/19"
Programas completos (1246)
Clips

Los últimos 7.956 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios