www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5027739
Para todos los públicos Para todos La 2 - 02/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenas, primer fin de semana de marzo y aquí nos tienen.

Encantada de estar para todos.

Hoy hablaremos del primer sello de calidad

que reconoce a aquellos ayuntamientos

que trabajan políticas de igualdad de género.

Después, revisaremos la educación que estamos dando a niños

y niñas con Javier Urra, que ha publicado "Déjalo crecer".

En materia de innovación social,

Antonella Broglia hablará de equinoterapia.

En la sección "Qué mundo vivimos",

con Jorge de los Santos, intentaremos aclarar

qué o quién es el otro.

Como decíamos, cada vez son más, afortunadamente,

los ayuntamientos que aplican

perspectiva de género en sus políticas.

Para certificarlo, e incluso para ayudar a cumplirlo,

acaba de lanzarse un sello de calidad.

La primera certificación de género municipal.

Se trata del distintivo CITY 50-50

que otorga la Asociación Forgender Seal.

Varios municipios han aceptado el reto.

"Calles seguras y bien iluminadas.

Parques infantiles no solo con mujeres.

Publicidad no sexista.

Aulas científicas llenas de alumnas.

Callejeros con abundantes nombres femeninos.

Pueden parecer entelequias,

pero son indicios de habitar

en un municipio implicado en la igualdad de género.

Para certezas,

para colaborar en la construcción de ciudades igualitarias,

seguras y cohesionadas,

acaba de aparecer un instrumento al servicio de los ayuntamientos.

El primer sello internacional de certificación de género municipal,

el distintivo por la igualdad de género CITY 50-50."

Constituye una herramienta clave para transversalizar el enfoque

de género en la gestión pública,

facilitando así la incorporación de la perspectiva de género

en todas las competencias municipales.

"El distintivo evalúa la implicación de los gobiernos locales

en la igualdad de género.

Ya son una docena los municipios nacionales

e internacionales que han aceptado el reto.

Hemos visitado tres.

Pulmón verde a 15 kilómetros de Barcelona con 82.000 habitantes.

Ciudad orgullosa de la singularidad de sus 2500 años de historia.

Y de su trayectoria en políticas igualitarias."

Evidentemente,

cualquier iniciativa nacional o internacional

que implique impulsar,

y sobre todo desde la lógica de los gobiernos locales,

la estrategia de la igualdad de género,

el Ayuntamiento de Sant Boi participará.

"Al ver las riquezas arqueológicas de su pasado,

que esperan convertir en atractivo público.

Población de 4700 habitantes

enclavada en la tranquilidad entre mar y montaña."

Nosotros, desde hace años,

estamos trabajando intensamente el tema de la igualdad.

Y ahora,

surgió la oportunidad de ser reconocidos de alguna forma

y pensamos que es una manera también

de invitar a la sociedad en general,

no solo a la administración,

a tener muy presente el objetivo y el gran reto

que supone la real igualdad entre hombres

y mujeres en el trabajo y en la vida en general.

(Música)

"Ciudad obrera de 120.000 habitantes surgida de la inmigración.

La recuperación del río Besós simboliza el esfuerzo

de construirse partiendo de enormes déficits en equipamientos."

Creo que también es un incentivo

para que las ciudades pongan en valor

todo lo que está haciendo en igualdad.

Y al mismo tiempo sirva como un instrumento de sensibilización

para que los ciudadanos y ciudadanas valoricen

aquello que tiene que ver con la reducción

de las desigualdades entre hombres y mujeres

y cómo esto revierte en una sociedad mejor,

más justa y también mucho más productiva.

"El distintivo promovido por la Asociación Forgender Seal

introduce la igualdad de género como reto político."

Incorporando la perspectiva de género,

el gobierno local lo que hace es conocer la realidad del territorio,

conocer las causas estructurales

que están provocando las discriminaciones,

conocer e invitar también al movimiento de mujeres y feministas

para que participen también en las decisiones de gobierno,

del municipio,

o también hacer proyectos y trabajar

hacia el empoderamiento de las mujeres,

ya sea individual o colectivo.

También significa trabajar contra las múltiples discriminaciones

que pueden sufrir las mujeres o también

significa trabajar contra los roles y estereotipos de género.

"Obtener el sello obliga a hacer

un autodiagnóstico de la política local,

al tiempo que facilita la asunción de compromisos."

El proceso de certificación tiene dos momentos claves:

el formulario del autodiagnóstico y un segundo momento,

que es el formulario del plan de compromiso.

El primero son preguntas sobre la gestión

y las políticas del gobierno local.

Y el segundo es el formulario del plan de compromiso,

que son todas unas propuestas,

acciones que se le proponen al gobierno local

con diferentes niveles de exigencia

y que el gobierno local debe decidir cuál quiere asumir.

"Para estos ayuntamientos con largo recorrido

en políticas igualitarias,

conseguir el incentivo es reforzar sus convicciones

y una ayuda para superar resistencias."

Todavía estamos viviendo en una sociedad patriarcal,

donde los roles de género

están muy incorporados en los funcionamientos cotidianos

y en las conductas en las personas.

Por ejemplo,

esto es una de las cosas que estamos intentando romper

y que creo que hemos roto en nuestra organización

y hemos conseguido ese intercambio

de géneros en las distintas profesiones,

a nivel de segregación horizontal,

pero también a nivel de segregación vertical,

que es la presencia de las mujeres en los lugares de toma de decisión,

los lugares de dirección tanto política como técnica.

Ahora justo estamos innovando

con los presupuestos con perspectiva de género.

Porque hasta ahora, cualquier área, cualquier ámbito,

desde el urbanismo hasta las políticas de promoción del empleo,

llevan implícitas esa perspectiva de género

pero no la tenemos cuantificada como tal.

Lo que nos va a permitir es cuantificar cuánto invierte

el ayuntamiento en cada uno de los ámbitos de gestión

que va claramente enfocado a reducir

las desigualdades con perspectiva de género.

Si tienes interiorizado como objetivo la aplicación

de la perspectiva de género es fácil

poder encontrarlo en todos los ámbitos.

"Fijar las políticas igualitarias

como prioridad de la agenda local reporta beneficios."

Lo que facilita es crear ciudades más cohesionadas,

ciudades más justas y también facilita

que el gobierno local pueda asumir este nuevo rol de liderazgo

en las agendas internacionales les están dando

a las administraciones locales.

También facilita transparencia y rendición

de cuenta ante la ciudadanía.

También significa un tema muy importante,

que es trabajar en red.

Porque este certificado o sello implica

que otros muchos municipios, a nivel internacional,

también han solicitado implicarse y quiere decir

que trabajaremos juntos, que compartiremos buenas prácticas,

buscaremos juntos nuevas líneas de trabajar para impulsar

la perspectiva de género en los gobiernos locales.

Implica, por un lado, un reconocimiento,

pero por otro lado, una obligación de cumplir con el compromiso.

El calificativo nos permite podernos definir en esa dirección

y además, hacerlo público al conjunto de la ciudadanía.

Porque hemos obtenido algo que reconoce

aquello que decimos que hacemos

pero que, hasta ahora, no nos reconoce nada.

En definitiva,

es un instrumento más que ayuda claramente a los gobiernos locales

para que faciliten sociedades más justas, más cohesionadas.

Sociedades donde el desarrollo humano va directamente entrelazado

con los derechos humanos y la igualdad de género.

"Acicate, reto, compromiso.

Ayuntamientos, ¿aceptan la apuesta?"

Educar es un reto inmenso.

Que si no trae manual de instrucciones,

que si lo estaremos haciendo bien o no,

o que si se necesita una tribu para criarles...

Son infinidad de preguntas a las que el psicólogo

y experto Javier Urra lanza una respuesta imperativa:

"Déjale crecer".

Le saludamos, Javier, bienvenido a "Para todos La 2."

Pues encantadísimo de estar con vosotros.

Empiezo tuteándote ya. Hombre, cómo no.

Pues oye, has publicado "El pequeño dictador",

"El pequeño dictador crece", y ahora, "Déjale crecer."

¿Por qué?

Porque veo una sociedad que sobreprotege.

Una sociedad que pone a un niño en un lugar que no le corresponde,

porque cuando tenga 18 años, tiene que buscarse la vida,

tiene que trabajar.

Porque el 75% de nuestros jóvenes se van a separar.

Hay que educarles en la ruptura.

Porque es difícil encontrar un puesto de trabajo.

Porque muchos de nuestros chicos

no tendrán opción para acceder a una vivienda.

Y muchos tendrán que salir de España.

Por lo tanto, en vez de sobreprotegerles, oye,

que vayan a un hospital a ver a niños enfermos.

Que vayan a ver a la abuela, que tiene Alzheimer,

que vaya al campamento este verano y que entienda que lo importante,

como en este programa, no somos ni tú ni yo.

Son los que están allí, los otros.

Entonces por eso, quizá,

pones esta campana de cristal y hay que romper o quitarla.

Porque si no, en lugar de un árbol, será un bonsái,

que es el subtítulo del libro.

Sin ser agoreros, ¿qué pasa?

Si no consiguen salir de esta campana de cristal.

Uno, que los neurotizamos.

Yo creo que a los niños hay que tratarlos con respeto,

hay que plantearles retos, hay que plantearles dilemas...

Pero yo tenía una pregunta.

Si un chico de 17 años no ha oído nunca un "no",

¿lo va a admitir de su pareja?

Claro que los niños que son víctimas

de acoso escolar no son los culpables.

El culpable es el agresor y otra gente que se pone de lado.

Pero si no le enseñamos a generar un grupo que la defienda,

que sean amigos...

La pregunta es: "¿Sobreproteger por qué?

¿Por bien del niño o de uno?

En España tenemos muy pocos niños,

se han convertido en un tesoro, se es padre muy mayor...

Se ha convertido todo en llevarlo al pediatra,

necesitan todos un psicólogo...

No,

hay que fortalecerlas y hacer que lleven

su vida en sus propios brazos.

Como decíamos, fácil no es, pero tienes una frase.

"Los hijos no necesitan abogados,

sino alguien que les muestre lo que está bien o está mal."

¿Pero cómo transmitirles cómo funciona el mundo hoy en día?

Si como autoridad ya tienen Internet, porque para ellos,

manda Internet.

Porque todo está ahí. El "ya lo buscaré."

¿Cómo convertirte en esa nueva autoridad?

Bueno, los niños nacen sin conocer la red.

Primero conocen a su madre, conocen a su padre,

y ellos les pueden chantajear emotivamente.

Segundo, con autóritas.

Tú ya no le puedes decir a mi hijo que no haga botellón

y estar todo el día... con cocaína.

No le puedes decir que sea moral y no pagar Hacienda

o estar todo el día de putas.

Lo primero que tenemos que tener los padres es autoridad,

y a partir de ahí,

preparar a los hijos para que, en la vida,

podrán menospreciar a la gente, ser racistas, podrán tantas cosas...

Pero es una autoridad moral.

Que no es pequeña, de pertenencia, de amor,

de compromiso, de ir a su lado...

En la vida, en España se tiene una esperanza de vida de 84 años.

A 14 kilómetros, la esperanza de vida es de 42.

Por lo tanto, no, vosotros no sois el futuro, hijo.

Sois el presente y yo te trato con respeto.

¿Qué pasa en tu colegio si hay un niño que es transexual?

No me cuentes qué hace el Gobierno o la Generalitat...

No, ¿qué haces tú, qué hace tu colegio?

Y así es como los chavales aprenden a ser responsables,

que es lo que les da real libertad.

Yo creo que un error, por ejemplo,

hay que aprobar a los niños las asignaturas para que no,

la autoestima... ¿Pero qué tontería es esa?

Lo que hay que hacer es esforzarse en la vida e irse a la cama,

todos, niños y menos niños, diciendo:

"He hecho lo mejor que he podido las cosas."

Hoy.

Mañana ya veremos. Mañana lo intentaré de nuevo.

Pero existe como esa especie de necesidad de trascender.

Empezando por los padres.

Porque mi hijo o mi hija va a ser alguien, va a ser la mejor.

Y les transmitimos esa presión, quizá.

Tanto por parte de los padres como por parte de los hijos.

"Yo quiero ser alguien."

¿Y qué es ser alguien?

La pregunta última inteligente en la vida será:

"¿Para quién he vivido?"

La pregunta es qué es lo esencial.

Creo que es una sociedad muy... Parque temático.

No sé, muy Disney, no.

La vida, sabemos que vamos a morir, esencial.

O si no, la gente que más queremos va a morir antes que nosotros.

Sabemos de la enfermedad, del paro, de la deslealtad,

que hay gente que está viendo este programa y dirá:

"Qué majo es Javier Urra" y gente que dirá:

"Qué imbécil es Javier Urra". Es que esto es la vida.

Yo no puedo cambiar a todos los demás,

pero sí puede tener coherencia, congruencia, y decirle a mi hijo:

"¿Mereció la pena?

¿Eres un tipo que te comprometes?

¿Qué disfrutas con la lectura de un libro?

¿Qué contactas con la naturaleza?"

Y a partir de ahí,

porque ponemos siempre la lupa en lo que no funciona,

y claro que hay niños que se hacen ludópatas

y niños que caen en sectas.

¿Pero por qué hay otros que no caen?

Que todo lo demás no les preocupa y siguen adelante

y generan su pareja, y sus hijos y su grupo de amigos...

Por tanto,

hay que educar en positivo pero desde muy corta edad.

El control parental que se llama.

El control, que es el vínculo, que es el apego, el amor,

pero que es el decir no, que es el poner límites.

El decir: "Esta es tu hora."

Lo que no podemos transmitir

en las familias es que esto es una democracia.

En absoluto.

No, en un barco hay un capitán.

En una orquesta hay una directora de orquesta. Pero solo uno.

Después llega la mayoría de edad. Pero poco a poco.

Después.

Porque ahí es donde vamos desarrollando los lóbulos frontales.

La empatía, las neuronas espejo...

Pero también somos muy instintivos, muy posesivos.

Y por eso, para evitar la violencia de género,

lo que hay que educar a nuestros niños, sobre todo a los varones,

en que sepan lo que siente el otro.

Que se pongan de verdad en el lugar del otro.

Que enseñemos a romper y no a pasar de amor el odio.

Pero eso no son palabras.

Eso hay que vivenciarlo cotidianamente con ejemplos.

Hay gente que te puede decir o que quizá todavía está a tiempo

y gente que ya tiene a sus hijos descontrolados.

Que tiene la cuerda tensada.

Que enfrentarse a un hijo o hablar con él es...

Buscan la confrontación, porque son muy listos.

Quizá ahora el chantaje ha cambiado.

¿Qué le dirías a esos padres que están en esa situación?

Que se queden.

Bueno, yo presido un equipo de 110 personas

que se llama RecURRA-Ginso

y trabajamos con hijos que agreden a padres, de toda España.

Nos vienen 96 chicos.

Nada más llegar se les quita el teléfono,

se les quita el tabaco, los porros...

Lo único que se les da es analíticas

y terapia y clases y voleibol...

Y no hay problema.

Y todos los trastornos por déficit de atención o hiperactividad,

la inmensa mayoría no se nos confirman.

Si tiene usted un problemón, es como si está usted muy enfermo,

tendrá que ir a un ambulatorio o un hospital.

Un trabajo ambulatorio o una residencia.

Al final,

los padres y los hijos se quieren

y el criterio es que es una patología del amor,

quieren quererse.

Porque yo a los chicos les veo llorar por el trato

que dan a los padres.

Y a los padres les veo llorar

por en qué han fallado en la educación de sus hijos.

Y les digo la verdad:

"Usted tiene tres hijos, hay dos que le adoran y uno que no."

A veces no hay que asumir tanta contabilidad.

Se nace con un temperamento,

se desarrolla un carácter y se forma una personalidad.

Pero en la formación y educación,

también está muchas veces

la semilla de cosas como el maltrato.

Ahí también se puede incidir y cuanto antes, mejor.

Cuanto antes, mejor.

Pero hay niños de tres años

que están viendo que otro niño de tres años llora

y le llevan un juguete.

Y hay niños de tres años que ven que un niño está llorando

y aprovechan para quitarle el juguete.

Con tres años.

Hay un estudio que es maravilloso, de Mischel.

Había tres niños en una mesita y este psicólogo les puso

un bombón a cada uno.

Les hijo: "Me voy, vuelvo en 15 minutos.

Si no te has comido el bombón, te daré otro".

El primer niño se quedó quieto,

el segundo se tapó los ojitos y el tercero se comió el bombón.

14 años después, de miles de niños, ¿quién tenía problemas?

El que se comió el bombón.

El que dice: "Lo quiero aquí y ahora".

Los niños tienen derechos tanto como tenemos los adultos

o los abuelos.

No más, no menos.

"Déjale crecer", nosotros lo que hacemos es dejar ir a Javier Urra.

Encantadísimo.

Y encantados de verte y escucharte.

Muchísimas gracias por invitarme.

Seguimos ahora con la innovación social.

Llega al galope con un proyecto muy interesante

que nos cuenta Antonella Broglia.

En nuestra sección de emprendedores sociales,

hoy vamos a conocer los beneficios

que puede tener tanto a nivel físico

como mental como emocional el tratamiento con los caballos.

Su alimentación, su limpieza, su cuidado... La monta.

Y lo vamos a conocer a través de una emprendedora social francesa,

¿no, Antonella? -Sí.

Se llama Hélène Viruega y crea una organización a gran plataforma

que se llama "Equiphoria" porque se da cuenta

de que la relación con el caballo

es beneficiosa para una serie de enfermos

que están en un estado límite, donde ya se ha perdido, digamos,

toda esperanza.

Cuerpos sin esperanza.

Trastornos de tipo neurológico,

del desarrollo, del tipo regenerativo,

trastorno postraumático...

La medicina tradicional mira a estos enfermos sin esperanza,

poniendo el tratamiento y la enfermedad como centro.

Ella dice:

"No, pongamos a la persona en el centro

y veamos en cada caso qué puede hacerse".

Y la novedad aquí es no solamente

una relación especial entre este enfermo

y un caballo por el que una autonomía,

una terapia que ayuda a la movilidad,

sino que el cuidador

de esta persona enferma es también parte de esto.

No solo como observador algunas veces,

sino como participante activo en este procedimiento.

Por tanto, en primer lugar es el cuidador,

que se da cuenta de que el ser cuidado,

que a lo mejor es de la familia, a lo mejor no,

puede más de lo que se cree.

Esa es la magia.

Ella basa esto una serie de investigaciones científicas.

De hecho, tiene uno de estos centros dentro

del centro de investigación de un centro universitario.

Porque su base es, obviamente, la ciencia.

Es muy fácil hablar de estas cosas sin rigor.

Ella está totalmente centrada en eso del rigor

y también está dando a conocer, dentro del entorno médico,

este mecanismo.

Porque se da cuenta de que los resultados están ahí

pero que hoy en día, en la medicina tradicional,

el caballo solo es un caballo y no se ve como una herramienta...

-Claro, estamos hablando de una terapia pseudocientífica,

que lo que ayuda es a la rehabilitación de la movilidad

y extremidades... -Exactamente.

Lo interesante aquí es que es diferente,

no hay fármacos,

hay bases que demuestran que la terapia tiene utilidad

en movilidad y autonomía.

Ella trabaja para que todo el mundo tenga acceso.

Hablar con diferentes mutuas para que familias

que no tengan dinero puedan acceder igual.

Está haciendo campaña para que entre este tratamiento

en la Seguridad Social francesa.

Que esto sea algo que se pueda recetar para determinados casos.

Es muy interesante, porque esto nace porque ella,

emprendedora nata,

norteafricana, francesa norteafricana,

va a Estados Unidos a montar una serie de organizaciones,

monta una gran organización hípica y un día, de casualidad,

asiste a una práctica de un médico de origen indio

que utiliza los caballos con estos mismos propósitos.

Ella observa las transformaciones, digamos,

anímicas en estos enfermos.

-Emocionales, sí.

-Sí, y la impacta extraordinariamente.

Vuelve a Francia y se da cuenta

de que todo lo que se estaba haciendo

en ese momento con caballos era muy...

Basado en intuiciones personales,

afirmación sin ciencia y ella decide abrir este proceso

de investigación científica

y crea este espacio en el Macizo Central,

que era una referencia.

Y además, crea una serie de modelos copiables

para que otros lo puedan hacer en toda Francia.

Y se asocia con muchísima gente.

Con organizaciones de caballos, con organizaciones médicas,

con organizaciones de familias...

Es una plataforma altamente inclusiva.

-Ayuda a estimular el cuerpo y el cerebro a la vez.

-Sí, sí. Hélène Viruega.

-Pues muy interesante esta iniciativa, Antonella,

gracias por presentárnosla y hasta la próxima.

-Gracias.

Nos sumergimos en las respuestas al enunciado:

"¿En qué mundo vivimos?" que compartimos, como siempre,

con Jorge de los Santos. ¿Qué tal? Buenos días, Marta.

Después de habernos ocupado del lenguaje

y de la necesidad de reconocimiento por parte del otro,

comentaste que podría estar bien abordar el asunto de la alteridad.

De la acepción que nos quieres hablar,

¿es del otro yo o de otra persona?

No, del otro como otra persona, en un esto que marcas tú,

en esa diferenciación del otro como otra persona.

Como algo que aquí vamos a mencionar,

aunque sean poco abstracto, a un filósofo,

Emmanuel Lévinas,

un filósofo lituano que pasó por un campo de concentración

y saldrá con relativa frecuencia.

Aquello que sobrepasa lo que es la totalidad.

Él tiene un libro que se llama "Totalidad e infinito."

Totalidad es todo lo que soy yo.

Todo lo que es mi propia identidad, mi propio mundo,

mi propia cultura, mi propio marco relacional...

Todo aquello se confronta con el infinito.

Como lo explicaba Descartes, como aquello que desborda,

que sobrepasa esa totalidad que hemos construido

y que nos ha costado la misma vida construirlo.

Él tiene un libro que se llama "Totalidad e infinito",

donde aborda esta cuestión: el otro. ¿Qué es el otro?

Por qué, por ejemplo,

siempre resulta problemática la confrontación con el otro.

Tú ahora mismo conoces a alguien o tienes que entrevistar,

por ejemplo, en tu caso,

tienes que establecer un vínculo muy particular,

con esa alteridad que te sobrepasa, que te desborda.

Que te está poniendo en cuestión tú misma, tu centralidad.

Te reta.

Te reta.

La autoconciencia soberana. Se cree soberana.

Nosotros nos creemos que estamos solos en el mundo en el sentido

de que todo está hecho a nuestra disposición

y todo se ha construido a nuestro alrededor

y no hay más mundo que el nuestro.

O quizá también desde la soledad.

Sí, sí.

"Qué solo estoy yo, solo me tengo a mí."

Sí, en cualquier caso, es el proceso de sujeción.

Como conformas un sujeto es esa creación de esa autoconciencia.

Entonces, ese enfrentarse al otro es siempre problemático.

Siempre es conflictivo, siempre genera incomodidad.

Por ejemplo, Hegel,

en su celebérrimo dialéctica entre el señor y el siervo,

ya plantea ese enfrentamiento de dos autoconciencias.

Que una se tiene que imponer a la otra.

Entonces claro, genera una afectación del otro,

siempre genera una afectación en diversos planos.

Por ejemplo, en el plano ontológico,

que es de lo que se ha ocupado la filosofía.

Cómo afecta tu propio ser que ahora

parezca o que tengas esta tarde una cita con alguien

y que no conoces o que tengas que ir a comprar el pan

y que el panadero no sea el de siempre.

Ontológicamente, cómo afecta a tu ser esta cuestión.

Ahí se ve, por ejemplo, esto que te menciono de Hegel,

por ejemplo, esta dialéctica.

Se ve en el concepto del "mitsein", del coestar,

que es un poco de reconocimiento del que hablábamos hace 15 días.

En función del otro. Sí, sí.

Pero hay mucha gente que ese otro, quizá son los otros.

Y ese es que: "Yo no entiendo el mundo."

"Yo lo entiendo al otro, este mundo no lo entiendo."

Claro, ahí está.

Por eso te digo que siempre es una relación conflictiva.

Por eso te digo que siempre es una relación conflictiva.

Salirse de uno mismo y abrirse, el utilizarse, dejarse penetrar,

de alguna manera por ese otro, siempre es algo que nos crispa,

precisamente por eso que te comentaba,

porque es algo que nos está desbordando.

Y que nos perturba.

También dices eso.

Sí, efectivamente.

Entonces ahora, por ejemplo, la inteligencia artificial.

El hecho de que tengas un dispositivo al que le digas:

"Hola, ¿qué tal, cómo estás?

¿Me puedes encender la luz?

¿Me puedes buscar dónde puedo ir a cenar?"

El hecho de estar hablando a un dispositivo

y que te responda una voz de mujer, por ejemplo.

¿Eso cómo se llama?

Sí,

yo supongo que ahí con el tema

sobre todo de la inteligencia artificial

el desarrollo que tenemos hoy en día, es algo,

ahora mismo, supeditado a nuestra voluntad.

No es verdaderamente la otredad.

Es un mecanismo que reacciona funcionalmente,

no hay otra autoconciencia que se tiene que enfrentar a la tuya,

como decíamos.

No entraría.

No hay, por ejemplo, esa segunda afectación.

No solo la ontológica, que también se encargó Huxley de ella,

se encargó Sartre de preguntarse:

"¿Eso qué pasa, qué hacemos, cómo entendemos al otro?."

Allí no hay la segunda afectación, que es la ética.

Tú no te tienes que preocuparte qué haces con ese aparato.

Sin embargo, contigo... Que no te importa.

Cuando yo te conozco a ti,

sí tengo que preocuparme qué hago contigo.

Qué hacer con ese otro.

Entonces claro, ahí hay...

Que eso es de lo que Lévinas fundamentalmente se encarga.

Y se encarga haciendo una distinción

también muy brillante en ese punto.

Se encarga distinguiendo lo que es la cara de lo que es el rostro.

Cuando habla la cara, de la carga se encarga la moral.

La cara es una categoría.

Es el decir: "Bueno, pasa una persona", la veo,

hago un juicio estético sobre ella.

Veo que es caucásico, que es más o menos de los mismos,

o sea, que está, de alguna manera, aunque sea otra autoconciencia,

está en mi mismidad.

No me perturba tanto en exceso.

O veo un centroafricano que ahí ya la cosa me inquieta más.

Pero el rostro en sí mismo,

por eso te decía que Lévinas pasó

por un campo de concentración y sabía

de lo que hablaba, es la particularidad sufriente.

Dice: "No, no, es que esta chica no es una chica europea

que habla más o menos mi idioma.

Es que es Marta Cáceres".

Es que hay una particularidad que te interpela, que te agita,

que te perturba, que te exige a ese acercarse, arrimarte,

por más problemático que sea, con esa otra persona.

Y a esa aproximación hacia el rostro

es a lo que Lévinas llama la ética, eso es justo la ética,

que se filtra, que se cuela por la moral,

que te establece sobre categorías.

En general, a las personas hay que quererlas.

Bueno, sí, perfecto.

Porque las personas son nuestro otro.

Son nuestro otro, evidentemente.

Somos el otro para alguien.

Para alguien, naturalmente, esa es otra problemática.

Que el otro te objetualiza.

Cuando tú te ves,

te ve como un objeto con relación al sujeto en esa distinción

cartesiana moderna entre sujeto y objeto.

El sujeto es omnipotente y omnipresente, ¿no?

O sea, que ahí, quiero decirte, siempre hay una complicidad.

Que es, por ejemplo,

la gran innovación del cristianismo en sus orígenes.

El cristianismo en su ideología primaria,

se preocupa de la cuestión del otro.

Es una religión que no hace grupo.

Que no hace identidad, que no hace mismidad,

que no genera una totalidad.

El cristianismo se preocupa por abrirse hacia el otro

e integrarlo en él mismo.

Hay otros mundos, pero nosotros nos quedamos con este.

Jorge, hay que despedirse, no nos queda otra.

Pues perfecto, nos despedimos.

Y muy agradecido. Muchas gracias.

Gracias a ti, Marta.

Y a ustedes les invitamos a seguirnos de nuevo en siete días

o en cualquier momento,

si disponen de conexión a través de nuestros perfiles sociales.

Saludos para todos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 02/03/19

Para todos La 2 - 02/03/19

02 mar 2019

Igualdad de género. Cada vez son más los ayuntamientos españoles que aplican perspectiva de género en sus políticas. Y para certificarlo, e incluso para ayudar a cumplirlo, acaba de lanzarse un sello de calidad: La primera Certificación de Género Municipal. Se trata del distintivo "City Cincuenta Cincuenta" que otorga la Asociación "Forgender Seal". Varios municipios han aceptado el reto. Reportaje

Psicología. Entrevista al psicólogo Javier Urra. Educar a los hijos es un reto inmenso: Que si no traen manual de instrucciones, que si lo estaremos haciendo bien, o se necesita una tribu para criarles. Javier Urra acaba de publicar Déjale crecer para la educación de los niños y Quién es Quién para analizar un millar de caracteres humanos.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta a Hélène Viruega, una emprendedora francesa que utiliza a los caballos como herramienta para mejorar la movilidad y el aprendizaje de personas con algún problema neurológico.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza la relación que mantenemos con el otro. Ya sea el otro yo o la otra persona. ¿Qué es el otro?

ver más sobre "Para todos La 2 - 02/03/19" ver menos sobre "Para todos La 2 - 02/03/19"
Programas completos (1251)
Clips

Los últimos 7.983 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios