www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4964898
Para todos los públicos Para todos La 2 - 02/02/19 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? ¿Cómo están? Nosotros de actualidad.

De actualidad social, como siempre.

Hoy queremos poner la mirada en el uso y valor de las palabras

en los tiempos que corren.

En unos minutos, hablaremos con la escritora Marta Sanz

de su nuevo ensayo "Monstruas y centauras",

donde reflexiona sobre el lenguaje feminista.

También con Jorge de los Santos nos preguntaremos

si cada vez más, nuestras palabras y cómo las usamos,

son una fuente de conflicto.

Antonella Broglia, por su parte, aportará

la dosis semanal de innovación solidaria ciudadana.

Antes, nos vamos al pueblo.

Es una forma de hablar y abordar un tema preocupante.

La creciente despoblación rural que sufre España

es la más importante del sur de Europa.

Hay sitios como Torralba de Ribota, en Zaragoza,

donde han planteado el problema como una oportunidad.

¿De qué forma? Recuperando espacios

que no encuentran en las grandes ciudades

y volcando en ellos toda la creatividad y la esperanza.

"Por amor al arte, a la naturaleza y a la vida tranquila.

'Pueblos en arte' es un proyecto de película

que Lucía y Alfonso han querido llevar a la gran pantalla

a través de un documental proyectado

en la pasada edición de la Seminci de Valladolid.

No fue fácil desarraigarse de Madrid y echar raíces nuevas

en la zaragozana Torralba de Ribota."

"Soñando un lugar" es un documental que cuenta nuestra vida.

Lo que hemos vivido hasta ahora.

Estos siete años de vida en el pueblo.

Llegar y poner en marcha todo este proyecto,

que otras personas vinieran.

"Pueblos en arte" es un camino de conexión

para que los artistas empiecen a poner

los ojos en esta situación tan difícil

que viven ahora los pueblos.

Con la ilusión de que eso llegue

a la población y le pueda hacer reflexionar

de cómo estamos viviendo hoy en día

todos apiñados en tres o cuatro lugares.

Que volvamos a los pueblos, que todos tuvimos pueblos una vez,

y si nos fuimos de él, fue para buscar un empleo mejor.

Ahora que no hay empleo, quizá sea la hora de retomar y volver.

"El pueblo ofrecía casas a buen precio.

Ellos sirvieron de reclamo para que más artistas

fueran llenando el pueblo de vida,

de actividades, de exposiciones, de arte."

Una vez hicieron una obra cerca de la iglesia

que muy bonita estuvo.

Vamos, una obra, no sé, era recitar poesía.

Sí que me parece que ha progresado mucho el pueblo

por lo que han hecho.

Y dije: "¿Por qué no hacer

lo que hago en Madrid relacionado con el mundo del teatro pero aquí?".

El poder traerlo a los pueblos, no solo a Torralba,

la idea de "Pueblos en arte" es llevarlo a más pueblos de España.

Yo siempre digo que la repoblación no es un fin.

Es una consecuencia, efectivamente.

Entonces, se trata de hacer actividades que lleven la vida.

Y la vida es lo que hace

que la gente vuelva a vivir en los pueblos.

Los artistas que han venido al pueblo

creo que lo que buscan es tranquilidad,

una calidad de vida mejor.

Lo que al final todos buscamos cuando nos vamos a un pueblo.

También espacios grandes,

lugares donde poder desarrollar la actividad en condiciones.

Y también poder hacer, por ejemplo, talleres.

Cosa que en la ciudad es mucho más complicada.

Allí recibes a la gente,

haces el taller, y ofrecer a la gente que viene también,

yo pienso, lo que es la vivencia de un pueblo.

Yo hice un proyecto que era un proyecto de microalmacenado.

Aparecieron muchas personas.

Y me sentía un poco en deuda con ellas,

me abrieron las puertas de sus casa por toda España.

Entonces, mi idea era encontrar un sitio

en el que pudiera invitar a venir.

La formación intelectual y de élite

que puede tener una gente en un pueblo de 200 personas,

que todos los meses ven vanguardias del máximo nivel.

No es difícil encajar en arte en las zonas rurales

porque la gente está por la labor.

Están ávidos de ver cosas nuevas.

Al final, lo que están viendo es que el arte trae la vida.

Y también que el arte da a conocer.

Y eso son dos cosas que los pueblos necesitan mucho.

"Ahora, Torralba de Ribota vive una explosión

de color, de formas y de gente que recorre sus calles

porque en esta casa de pueblo hay un pintor que enseña su trabajo

o en aquella otra un fotógrafo

ha llenado sus paredes con la belleza natural del entorno.

Ahora, aquella semilla es un árbol

o un joven que está empezando a dar frutos

que otros pueblos recogen para sembrar en otras tierras

semillas que pueden llenar pueblos por amor al arte."

Nuestra invitada es una de las voces más destacadas

de la narrativa española y contemporánea.

Autora multipremiada de novelas, poesías, ensayos.

Doctora en Filología, profesora.

Hoy está aquí con nosotros para hablarnos de su última obra,

"Monstruas y centauras".

Un ensayo sobre feminismo que escribió

tras la aparición del movimiento "me too",

la huelga feminista del pasado 8 de marzo,

entre otros acontecimientos.

Marta Sanz, ¿qué tal? Bienvenida al programa.

Hola, buenos días, encantada de hablar contigo.

Estos movimientos que mencionamos

a favor de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres

son un antes y un después,

¿pero para quién han sido un antes y un después?

Yo creo que, en general, para toda la sociedad.

Porque yo creo que en estas luchas,

estas transformaciones, estas reivindicaciones,

tenemos que ir todos de la mano.

Entonces, yo creo que lo que sí que ha sido muy importante

a partir del último 8 de marzo,

es la toma de conciencia de que el feminismo

podía ser una palanca de transformación

de muchas otras desigualdades.

No solamente la desigualdad de género,

sino también las desigualdades de clase, de raza o de salud.

Esta vez sí podemos decir con esta cuarta ola de feminismo,

que se considera que no es excluyente,

que no es solo para las mujeres o cosas de mujeres.

Yo espero que sí, yo espero que todos nos concienciemos

de que eso que tradicionalmente se han considerado

única y exclusivamente problemas de las mujeres,

son problemas de todo el mundo.

Y aparejada a esa idea, pues también está la idea

de que los grandes temas, por ejemplo, de la literatura,

de la literatura universal, los temas universales,

los asuntos universales, no son solamente masculinos.

Sino que también las mujeres tenemos la capacidad,

por ejemplo, desde los libros que escribimos,

de reproducir y representar las polifonías del mundo

al mismo tiempo que hablamos de temas propios

que nos tienen que importar a todos y a todas.

Como teórica y practicante del feminismo,

Marta, si te puedo tutear. Sí.

En tu libro haces una reflexión intensa

a partir del 8M, a partir de todo lo que se ha venido después,

que no es poco.

E intentas procesar esa información y esa avalancha

como voz autorizada.

Entonces, dices, por ejemplo,

que no te gusta la expresión "empoderamiento".

¿Por qué?

Bueno, mira, lo primero que quiero decir

es que yo durante todos estos años

he sido una mujer feminista fundamentalmente

por los libros que he escrito.

Yo no he sido una activista reconocible,

sino que mi activismo tenía que ver

con concebir la literatura como una forma de acción.

Entonces, soy una mujer feminista y soy una mujer muy preocupada

por las palabras dado mi oficio.

La palabra "empoderamiento" no me gusta mucho

porque creo que lleva una carga de dominación,

de violencia, de jerarquías,

que creo que es todo lo contrario a lo que tenemos que aspirar

las feministas que seamos luchadoras

por una sociedad igualitaria en la que nuestras diferencias

no se conviertan en desventajas.

Entonces, estoy intentando buscar una palabra,

pero no la encuentro.

Sugerencias das.

Porque por ejemplo, ya afirmas en el subtítulo del libro,

se titula "Monstruas y centauras y nuevos lenguajes".

Claro. Pero tú lo adviertes.

Yo lo que intento es un poco salir de la ortodoxia.

Buscar un plural.

Y ver cómo todos los acontecimientos que estamos viviendo

de forma tan vertiginosa y tan intensa,

produce en nosotras una serie de incertidumbres

que lo que no tienen que hacer en ningún caso

es paralizarnos desde el punto de vista

de las reivindicaciones legítimas

que fundamentalmente tienen que ver con asuntos económicos

que no podemos encubrir solo con problemas lingüísticos.

Por ejemplo, tú dices "Monstruas y centauras".

Sí. Insisto, ¿por qué esas palabras?

Porque son palabras que de alguna manera

contravienen el deber ser de una lengua

y yo creo que hay muchas veces que subvertir

el deber ser de una lengua

es una manera de mostrarle respeto a la propia lengua,

mostrar que con la lengua se pueden hacer juegos

que intervengan en lo social

para visibilizar e incluso para transformar

zonas oscuras o cosas que no están bien.

¿Y qué ocurre con "portavoza" o cuando desdoblas el plural?

¿Cuál es tu posición al respecto?

A mí estos asuntos... ¿Se es menos feminista

por no decirlo?

No se es menos feminista por no decir "portavoza"

o no se es menos feminista por no utilizar

una lengua inclusiva que pueda llegar

a hipertrofiar la sintaxis.

Sin embargo, sí se es poco feminista cuando se quieren olvidar asuntos

como que la tasa de paro es mucho mayor

en el caso de las mujeres que de los hombres.

Sí se es menos feminista cuando se quiere perder de vista

que la minusvaloración, quería decir,

de las mujeres en el terreno económico

repercute también en violencias en el espacio doméstico.

Y repercute también en un desprecio

hacia el cuerpo de las mujeres que puede degenerar

en maltrato, en feminicidio y en cosas peores.

Entonces, a mí me preocupa mucho también

que solamente lo lingüístico sea el tupido velo

para, de alguna manera, minimizar asuntos de peso

como la temporalidad de los contratos,

como que las mujeres estamos en mayor riesgo

de exclusión y pobreza.

Es por eso que hablas de una teoría y una acción feminista racional

y no contrapuesta a razonable.

Para mí la palabra "razonable" es esa palabra

en la que supuestamente tenemos que encajar,

ahormarnos a lo establecido, y lo establecido siempre forma parte

de una racionalidad que ha estado en manos

de una mirada masculina.

Sin embargo, yo rescato la necesidad de ser racionales

frente a un mundo donde lo que impera es

la visceralidad, las microverdades,

los bulos y ese tipo de asuntos.

Hablando de visceralidad, Marta,

¿alguna vez te han llamado "feminazi"?

Seguramente me habrán llamado montones de veces "feminazi".

Me parece una cosa verdaderamente repulsiva.

Pero también es muy preocupante que me han llamado "fea"

por ganar un premio.

Esto solamente nos pasa a las mujeres,

no les pasa a los hombres.

Y quizá, a la hora de definirse como feminista,

hay gente, personas, tanto mujeres como hombres,

que se lo piensan mucho.

¿Crees que es por miedo, por pereza?

¿Por qué crees?

Yo creo que todavía existe un prejuicio,

y es un prejuicio equivocado, respecto al que el feminismo

es el simétrico opuesto del machismo.

Cuando el machismo lo que supone es una lacra,

una enfermedad largamente larvada

por el sistema, por las desigualdades económicas,

y por todo este tipo de cosas.

Pústula le llamas, incluso. Pústula le llamo.

Mientras que el feminismo es un discurso corrector.

Entonces, si tú consideras que machismo y feminismo

son las dos caras de la misma moneda de la desigualdad,

te niegas a que te llamen feminista.

Pero claro, es un error de base.

Insisto, el feminismo es un discurso corrector

que lo que procura es que nuestras diferencias

no se conviertan en desventajas

ni en el ámbito público ni en el ámbito privado.

Marta Sanz, un placer y un lujo tenerte aquí

para todos y para todas, aunque sea un ratito.

Muchísimas gracias. Un placer estar aquí.

Una mujer con causa, sin duda, es también Antonella Broglia.

Veamos qué nos cuenta hoy en su sección

de innovación ciudadana.

Hoy en nuestra sección de emprendedores sociales

vamos a hablar de iniciativas sociales vecinales.

concretamente de la experiencia "Los Madriles, edición infancia".

Sí, "Los Madriles" es un mapa,

que ya existía en una edición, digamos, general,

que se acaba de editar en una edición infantil.

Es decir, ¿dónde se colocan?

¿Dónde se posicionan en el plano de Madrid las mejores

o más representativas iniciativas de vecinos

y diferentes organizaciones y plataformas ciudadanas

para que los niños estén mejor en la ciudad?

La ciudad de Madrid no es, en general,

una ciudad diseñada pensando en los niños.

No podemos dejar a los niños solos por la ciudad.

Que sería una forma de decir que la ciudad es para ellos.

Y mucha gente está trabajando para que eso cambie

desde diferentes plataformas.

El mapa es esto, es magnífico, tiene este dibujo muy bonito,

porque cada una de las iniciativas tiene un número

pero también un color, una carita y unas características

de dibujos que nos hacen entender sus diferencias.

Luego hay una segunda pieza, porque van tres piezas,

hay una segunda pieza que es ponerlas todas en relación.

Son 112.

Para ver qué elemento tienen en común

y para profundizar también en las características

-de cada una de ellas. -Si quieres que se vea bien.

-Es fantástico esto. -Sí.

Porque realmente tienes, incluso ellas,

las iniciativas pueden ver cuáles son otras iniciativas

-que trabajan de lo mismo. -Y de similares

-que se pongan en contacto. -Además,

una serie de sinergias, evidentemente.

Y luego hay, obviamente, que no podía faltar,

un diseño de la ciudad creado por niños.

Que es una tercera pieza complementaria.

Entonces, aquí vas viendo cómo ellos,

diferentes niños que han colaborado en un taller,

cómo ellos diseñan su ciudad.

Crean cada uno una pieza de cosas que deberían estar

en una ciudad perfecta.

Por ejemplo, mira este semáforo.

Aquí hay un semáforo que en realidad es un dinosaurio.

Y es el dinosaurio que controla el semáforo.

También hay una playa en plena ciudad,

justamente con unas sombrillas,

y verás que las sombrillas chupan la contaminación.

También hay zonas donde siempre llueve.

Porque algunos de ellos consideran

que cuando llueve es lo más divertido absoluto.

-El día es más divertido si llueve. -Exactamente.

Aquí llueve siempre.

Luego hay un Chewbacca que circula por la ciudad

de forma perfectamente natural.

Hay castillos transparentes y hay un mobiliario urbano

hecho siempre de animales.

Todo el mobiliario urbano.

-Los bancos, las sillas. -Exacto.

-De los espacios públicos. -Animales, todos ellos.

Por tanto, "Madrid infancia" son tres piezas

y quizá merezca la pena...

Toda la 112 es realmente extraordinaria

en cuanto a innovación vecinal.

Pero señalo cuatro o cinco.

Sí, destaca alguna, te iba a comentar.

Por ejemplo, "La Madroñera".

Esta es una nave que está en Matadero,

donde lo que se hace ahí es reunirse para ver

cómo las instituciones culturales que existen en general,

pueden tener una vertiente niños y familia.

¿Cómo incluir niños y familias en iniciativas culturales

que ya existen?

O por ejemplo, Almendro 3.

Esto era un basurero.

Ha sido un basurero en el barrio de La Latina durante 30 años.

Hasta que un grupo de madres y niños han ido limpiando y limpiando

y ahora tienen ahí una zona de juegos autogestionada

y maravillosa donde no hay ningún juguete finalizado

-a usarlo de una manera. -Claro.

Todo lo que hay son piezas para jugar

de forma más creativa y libre.

Esto lo bueno, Antonella, es que esto lo idean unos niños,

lo piensan unos niños, pero estos niños se harán mayores,

que esta idea perdurará en el tiempo para otros niños

-que vayan a apreciarlo. -Es la esperanza, obviamente.

Porque estos niños están aprendiendo

un entorno de juego en entorno ciudadano

que se supone, les estará influyendo positivamente

-para que sean mejores educadores. -Claro.

Menciono alguna más, por ejemplo, "Madrid cría".

Esta es gente que se encuentra en la puerta del sol

para ver de qué manera la ciudad

puede abrir más espacio de crianza en todos los lugares.

Y en las plazas, crear más espacios para la crianza.

Y luego, una que me gusta muchísimo, se llama "Liga de La Leche",

que es para amamantar.

Amamantar a la ciudad, y sobre todo,

encontrarse entre madres, y también padres, y también niños,

para ver cuáles son los problemas de lactancia

para que las madres más expertas te puedan enseñar a ti,

madre menos experta,

y por lo tanto, que la lactancia se vuelva algo público,

visible y compartido.

-Porque, ¿de qué aprendemos? -Y normal.

Otra que me gusta muchísimo, "Colegios stars".

Estos son colegios que identifican rutas seguras,

como ir en bicicleta, por ejemplo, de cole a cole.

¿Pero cómo diseñamos esa ruta?

Para que los niños puedan ir en bicicleta por la ciudad

de una forma segura, ¿vale? "Colegios stars".

Están revolucionando ahora el patinete, "skate".

Obviamente, todos los medios tienen que aparecer.

Pero creo que la iniciativa más importante de todas,

no porque no lo sean todas, pero la que más creatividad,

yo creo, que más innovación está trayendo es "Derecho a jugar".

Es "derechoajugar.es".

¿Qué han hecho aquí los ciudadanos? Liderados por Saya Solier,

una gestora cultural,

una investigadora de antropología digital

que es la que, junto con otros, lo está llevando a cabo.

¿Qué ha hecho este grupo?

Ha mirado "Decide Madrid",

la plataforma de participación ciudadana

donde el ciudadano hace propuestas para cambiar la ciudad.

Y han visto que sobre niños en la ciudad había cientos.

Las ha reunido a todas.

Ha mirado qué había en común

en esa comunidad de personas verdaderas

que estaban por debajo de esas propuestas.

Y las ha reunido, 100 de ellas en una asamblea

en un día de encuentro, ni siquiera diría asamblea, físico.

Estuvieron 100 personas de las que habían propuesto esto

en la plataforma digital.

-Ya eran humanas. -Entusiastas de su idea.

Exacto, y fue un milagro.

Porque superaron lo que tengo que hacer en mi calle,

lo que tengo que hacer en mi jardín.

No, para darse cuenta que si se unían todas,

podían tener propuestas muchísimo más poderosas,

muchísimo más integradas y muchísimo más innovadoras.

Por tanto, estos vecinos renunciaron a su pequeña necesidad particular

para proponer sacar la plataforma.

Para pensar en la globalidad de la ciudad.

Exacto, no solo eso,

sino que para reunir muchos más apoyos.

¿Tú sabes que si la iniciativa en "Decide Madrid"

recibe 28.000 apoyos,

el Ayuntamiento la tiene que poner en marcha?

Y ahora, "derechoajugar.es" ya está metida en "Decide Madrid"

como plataforma globalizada.

Tienen la mitad de apoyos necesarios.

Creo que, en este momento, es la segunda propuesta más votada

que tiene "Decide Madrid".

Por tanto, con un poco más de apoyo,

se harán cosas para niños en la ciudad

que son magníficas, necesarias,

y el Ayuntamiento está obligado a hacerlas.

Por tanto, ve distribuyéndo propuestas fragmentadas,

somos capaces de ver el objetivo mayor

y luchar de una forma mucho más poderosa.

Perfecto, gracias, Antonella, por darnos a conocer

las ideas de "Los Madriles".

-Muchas gracias a vosotros. -Gracias.

Dicen que hablando se entiende la gente, ¿sí?

Parece que la manera de expresar ideas

cada vez más genera conflictos y empobrece el lenguaje.

Se lo planteamos a Jorge de los Santos,

nuestro hombre en estado crítico permanente.

¿Qué tal, Jorge? Bienvenido al programa.

Bien hallada, buenos días, Marta.

¿Qué está pasando con el lenguaje?

Con el lenguaje están pasando muchas cosas.

Están pasando cosas, además, que tienden, o que apuntan, digamos,

como a que si nos estorbara.

Como si el lenguaje fuera algo que nos molestara,

que nos resultara funcional y eso.

No solo en el día a día cotidiano,

o sea, cuando notas, por ejemplo, que hay un debilitamiento enorme

en las fórmulas lingüísticas de expresión.

No solo en la dificultad de expresar sentimientos

o emociones a través de él,

sino la voluntad de establecer un lenguaje

sin fallo ninguno, o concreto, estricto.

Como lo del "no es no", por ejemplo.

En fin, todas esas cosas.

Hay una dificultad enorme en el pensamiento abstracto.

Conseguir que alguien acceda a un concepto

parece una tarea titánica.

Y hay una pérdida también que se ve evidente

en la capacidad simbólica.

Tú empleas una metáfora y vuelves loco a cualquiera.

O te malinterpretan directamente.

Exactamente, o te malinterpretan directamente.

¿Eso de quién es culpa?

¿De que no sabemos expresarnos, de que nos subimos por las paredes?

¿En seguida subimos el tono?

Hay detrás, Marta, yo creo que hay detrás una voluntad ideológica.

Hay una voluntad ideológica,

porque el lenguaje tiene otra dificultad.

Y es que el lenguaje es un impedimento.

El lenguaje, en cuanto a creador de la conciencia,

luego si tenemos un momento decimos un poco qué es el lenguaje,

qué es nuestra capacidad de hablar, pero en fin.

Y nuestra capacidad de tener lenguaje.

Pero las tareas que requieren una gestión

y un análisis de datos importante, el lenguaje, es decir,

la conciencia subsiguiente al lenguaje, las entorpece.

Por eso las máquinas operan

con mucha más facilidad que nosotros.

Es decir, y en tiempos en los que se trata de ojear

345.000 noticias al día,

pero no pararte, no detenerte, no observar,

no analizar críticamente ninguna de ellas,

pues al lenguaje le viene un impedimento.

Los pensamientos transhumanistas que están más cercanos

todavía a la ciencia ficción,

tienen como objetivo la eliminación del lenguaje.

Por ejemplo, tú tienes implantado un microchip,

igual que puedes tener un microchip que te abra la persiana

cuando entres en casa.

Solo porque pienses, o sea, realices un gesto, un activador

que "levántate, persiana", y se levante la persiana,

eso mismo, en planteamientos transhumanistas,

por ejemplo, los del científico este, Kevin Warwick,

que el otro día le oí en una conferencia sobre él,

para ellos es un estorbo.

El lenguaje es estorbo.

Tendríamos que comunicarnos sin la mediación del lenguaje.

Una comunicación directa.

De estímulo, reacción.

Sin ningún tipo de problema.

¿Por qué? Porque es verdad que el lenguaje,

ese, como explicaba Nietzsche perfectamente,

ese no estar atado al palo corto de la inmediatez,

que dice en "La Segunda intempestiva",

cuando explica que el hombre, con cierto enseñoramiento,

pero también con cierto curiosidad

observa un rebaño de animales, que hemos hablado alguna vez aquí,

de animales pastando y tal.

Y siente curiosidad por cómo puede estar tan tranquilo

y sin agobios y tal.

Y le pregunta al animal y el animal quiere contestar,

pero en cuanto va a contestar, ha olvidado la respuesta.

Ha olvidado la respuesta porque también ha olvidado

previamente la pregunta.

Nosotros no, el lenguaje no nos tiene atados cortos

al palo de la inmediatez.

Al poste de la inmediatez.

Nosotros recordamos las preguntas.

Yo estoy ahora hablando aquí contigo,

pero conmigo están mis muertos, está hasta mi propia muerte conmigo.

Es decir, que soy capaz de conjugar con el lenguaje.

Pero antes has comparado al hombre o a la humanidad

con la máquina. Sí.

Ya se está tratando de eso.

Voy a tener que vérmelas con máquinas,

voy a tener que entenderme con máquinas,

se lo voy a poner facilito. Operar como una máquina.

¿Voy a tener que operar como una máquina?

Sí, vas a tener.

Es lo que te comentaba antes.

Si tú tienes que procesar mucha información a día,

la conciencia, que emana, digamos,

de esa capacidad de no estar sujetada a la inmediatez,

eso lo produce la conciencia, la conciencia es un estorbo.

Si tú no sabes lo que estás haciendo y simplemente estás procesando,

no creas presente, no creas mundo,

lo tienes mucho más fácil para procesar la información.

Es el ejemplo que te ponía de las 345.000 noticias al día.

Pues bueno, esa función del lenguaje,

tiene luego también función comunicativa.

Pero claro, la comunicación, el lenguaje,

es el origen del conflicto.

Todo el lenguaje contiene una ambigüedad, un doblez,

contiene una segunda lectura siempre.

Incluso nuestras partículas más determinantes, como el no,

por eso te ponía el ejemplo del "no es no".

No es no, o sí.

Eso es lo que permite, o sea, esa fisura,

que no es un lenguaje binario como el de las máquinas,

sí, no, cero, uno.

Y es lo que permite, por ejemplo, que sea una sociedad deliberativa,

que podamos deliberar entre nosotros,

que no tengamos que asumir lo que nos viene.

Esa es una virtud.

Ese hueco, esa fractura, ese intersticio

que hay siempre en el lenguaje nuestro

es el que permite la emergencia de la ironía.

Del humor, por ejemplo, naturalmente de la poesía.

Pero todo eso es un problema.

Todo eso, nuestro planteamiento ideológico,

ese caballo de la historia que nos empuja hacia allí,

lo ve como un problema.

Y tiende a la supresión de esto mismo.

Y lo estamos viendo, Marta.

No hay que recurrir, a planteamientos transhumanistas

un poco de ciencia ficción, de decir:

"Yo ahora pensaré Marta tal,

y Marta inmediatamente reaccionará, o no reaccionará

en base al estímulo neuronal que yo haya producido".

No hay que llegar a eso.

Lo vemos en esos aspectos que yo te decía

de la dificultad para el pensamiento abstracto.

Joder, es que es complicadísimo hoy

entender un concepto. Hay que entrenarla.

Claro. Hay que hablar.

Claro. Y comunicarse, de hecho,

es lo que nos distingue de los animales

y también de las máquinas.

Naturalmente. Es la condición humana.

Es nuestra condición, con todas esas problemáticas.

Ya Freud decía que era una maldición tener lenguaje.

Igual que una maldición morirse, desde ese sujeto transcendente,

es una maldición ser sexuado, es una maldición morirse

y es una maldición tener lenguaje.

Porque la conciencia con la que nosotros operamos

nos obliga a una existencia aplazada.

O sea, diferida, mediada.

Mediada a través del lenguaje.

Yo para entender el mundo, tengo que utilizar el lenguaje.

Es como si me pusieran unos guantes.

Pero sin esos guantes no tocaba nada.

Y nunca estoy en el momento presente,

los animales sí, sujetos al poste de la inmediatez,

diría Nietzsche. Son más simples.

Incluso escribiendo, uno está perdiendo

el hábito de escribir, cada vez escribimos peor.

¿No te parece? Las letras se están perdiendo.

Sí, ahí también.

Y si perdemos nuestro lenguaje, perdemos capacidad de crítica.

Alguien sin lenguaje, alguien con un lenguaje empobrecido,

no puede crear mundo y no puede crear presente.

El presente es lo que sucede, también lo que tiene que suceder.

Es una máquina binaria sometida a la voluntad de alguien.

La voluntad nuestra ya sabes a lo que se somete, Jorge.

A Cronos. No tengo palabras para despedirte.

O sea, que dos, gracias y adiós.

Gracias a ti y adiós.

Y a ustedes, les despedimos con una petición,

vuelvan con nosotros la próxima semana,

que aquí estaremos con toda la actualidad social.

Saludos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 02/02/19

Para todos La 2 - 02/02/19

02 feb 2019

Repoblación. La creciente despoblación rural que sufre España, es la más importante del sur de Europa. Hay sitios como Torralba de Ribota, en Zaragoza, donde han planteado el problema como una oportunidad. ¿De qué forma? Pues recuperando espacios que no encuentran en las grandes ciudades y volcando en ellos toda la creatividad y la esperanza.
Pueblos en Arte es un proyecto de película, que Lucía y Alfonso han querido llevar a la gran pantalla a través de un documental proyectado en la pasada edición de la Seminci de Valladolid. Reportaje

Igualdad de género. Entrevista a Marta Sanz, autora de Monstruas y Centauras, un ensayo sobre feminismo que escribió tras la aparición del movimiento Me too y la huelga feminista del pasado 8 de marzo.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta el proyecto Los Madriles, un mapa de Madrid con más de un centenar de iniciativas y espacios diseñados por la ciudadanía. Nos centramos en Los Madriles infantil.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza el hecho de concebir el lenguaje como una fuente de conflicto entre nosotros. Su empobrecimiento y si el lenguaje tal y como lo concebimos tiene poco futuro.

ver más sobre "Para todos La 2 - 02/02/19" ver menos sobre "Para todos La 2 - 02/02/19"
Programas completos (1237)
Clips

Los últimos 7.906 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios