Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3732876
Para todos los públicos Para todos La 2 - 24/09/16 - Ver ahora reproducir video 28.25 min
Transcripción completa

Bienvenidos a "Para todos La 2".

Volvemos, y lo hacemos con una nueva edición semanal

en la que seguiremos tratando temas sociales desde la reflexión.

Como no podía ser de otra manera, empezaremos hablando

del tema social que afecta a nuestro mundo de hoy:

la situación de los refugiados. ¿Cuál podría ser la solución?

Contaremos con el catedrático en Ciencias Políticas Sami Naïr

para saber si hay respuesta y cuál es.

Hablaremos de iniciativas ciudadanas

para la integración de personas refugiadas o desplazadas.

Desde cómo ayudar a los niños para conocer una cultura e idioma

hasta cómo crear grupos de apoyo.

En las tiendas de moda "outlet" Moltacte

la mitad de su plantilla la forman personas con enfermedad mental.

Es un ejemplo de que la integración laboral de este colectivo funciona.

Intentamos crear equipos en los que cada uno

desarrollamos nuestras capacidades.

En vez de focalizar en discapacidad, focalizamos en la capacidad.

Intentamos ir un paso más allá de enfermedad y no enfermedad,

de paciente y no paciente.

Focalizar en la capacidad. Con esta filosofía,

Miquel Isanta y otros dos gerentes de cooperativas sociales

crearon hace un decenio Moltacte.

Son "outlets" de moda donde la mitad de la plantilla

tiene alguna enfermedad mental. La empresa es rentable,

aunque su objetivo son las personas y no el dinero.

Yo soy enfermera.

Un día tuve un problema de salud mental.

Pensé que ya se había acabado...

mi trayecto en el mundo laboral, que no podría volver a trabajar.

Aquí me han dado una oportunidad. Estoy supercontenta

porque se me han abierto todas las puertas otra vez.

Vuelvo a tener un trabajo, compañeras,

un entorno laboral muy agradable, mucho.

Hace 10 años daba sus primeros pasos esta empresa

de tiendas de moda "outlet": Moltacte, mucho tacto en castellano.

Empezaron con esta tienda propia, con ropa de marca, en Manresa.

Tienen otras tres en Cataluña, fruto de un convenio con Inditex,

aunque llegaron a abrir siete.

Nacimos en plena crisis, en 2008.

Ahora estamos consolidados. Somos una empresa con cuatro tiendas

que tenemos una facturación de cuatro millones de euros,

50 personas trabajadoras, de las cuales 25 son personas...

con algún tipo de dificultad derivada de enfermedad mental.

-Inditex cuenta con un programa

de responsabilidad social corporativa: "for&from".

Es para la incorporación de personas con discapacidad en la empresa.

Llegamos a un acuerdo de colaboración

a partir del cual nosotros tenemos una franquicia especial de Inditex

y nos encargamos de la gestión completa de la tienda.

La mitad de sus empleados tiene certificados de discapacidad

por algún problema de salud mental.

Trabajar en una empresa social como esta les resulta muy positivo.

Fue una gran ayuda empezar a trabajar. Tienes más autoestima,

más sentido de la responsabilidad, ganas de hacer más cosas,

de moverte más. En nuestro caso hay pocas oportunidades. Hay gente

que o no lo sabe o no quiere. Yo creo que se tendría que divulgar

a las personas que dieran este paso.

Siempre es un poco difícil pero recompensa mucho.

-Sí, me divierte estar de cara al público. Al principio me costaba,

era vergonzoso, pero poco a poco me he ido abriendo y ahora, bien.

-Yo soy la responsable de tienda desde el primer día. Estoy aquí.

Para mí el valor... el gran valor de trabajar aquí es

cómo creces personalmente y el trato al trabajador.

Es muy personal. Hay una psicóloga que los sigue cada 15 días,

una trabajadora social que los ayuda en cualquier problema.

-Hay mucho compañerismo, comprensión y no te sientes discriminada.

No te sientes juzgada, tampoco.

-La idea que nos hacemos nosotros al desconocer este mundo

es "a ver qué va a pasar, qué te vas a encontrar".

Es totalmente lo contrario. En el trabajo son superserios.

-Estamos en un momento de un cambio de paradigma

en el cual la empresa se tiene que entender de manera diferente.

No debemos orientar el objetivo de la empresa

a la obtención de unos resultados económicos,

sino que se debe orientar la empresa centrada en las personas.

En Moltacte cuando decimos personas es todas las personas.

Dentro de nuestra empresa, de manera específica nos orientamos

a un colectivo que está muy estigmatizado

como es el colectivo de personas que sufre un trastorno mental.

Todo el equipo, para nosotros, es igual de importante.

Cuando decimos "empresa social" significa que la persona

está en el centro de la actuación de la empresa.

-Gracias al tema de...

la época mala que tuve,

gracias a ellos estoy mucho mejor.

En todos los sentidos.

Si te pasa algo hay psicólogas, hay de todo.

Hay un equipo muy... una familia.

Parte de mi familia carnal... Mi familia es esta.

Me alegro de trabajar aquí, sinceramente.

Se calcula que en el mundo hay unos 45 millones de personas

entre refugiados y desplazados. Es una cifra muy conocida

pero no deja de ser muy sorprendente.

Para mejorar su vida hay ideas creativas e innovadoras

y Antonella nos va a contar algunas de ellas.

Empezamos con una de Siria. Sí.

Vamos a hablar de Ahmad Edilbi

que antes de que empezara la guerra era experto en "marketing" digital

y un gran utilizador de "blogs" y otras redes sociales.

De la guerra tiene que escaparse,

pierde la casa, pierde el coche, corre con su familia a Dubái,

se da cuenta de su aislamiento y de los problemas para el trabajo,

y del poder de los medios digitales para unir esa diáspora de sirios

que están perdidos por el mundo. Crea una página: Dubarah.

Poco a poco se vuelve la plataforma de referencia

para todos los sirios que se han tenido que ir de Siria.

Ahí está todo: ayudas de todo tipo, ofertas de trabajo...

ayudas legales,

informaciones para visados y otro tipo de mecanismos,

ayuda psicológica y mecanismos para entrar en contacto

con la cultura del país que te acoge y comprenderla.

Sobre todo, un espíritu de nos apoyamos entre todos

para no ser unos aislados, unos enfadados;

que porque nos ha tocado esta desgracia

nos vamos a encerrar en nosotros y nos ponemos en contra del país.

Esta plataforma produce lo opuesto: una voluntad de aportar valor,

de integrarse y de hacer tu vida. Vamos con otro caso.

Es el de Sasha Chanoff, en EE. UU. Sasha Chanoff es una referencia

en el mundo en lo que se refiere al tema de los refugiados.

Antes de hacer esta plataforma trabajó en África para salvar

a refugiados en diferentes países, teniendo un rol heroico.

Merece la pena estudiar su vida. De las acciones hechas en EE. UU.

conviene hablar de esta plataforma: "Refuge Point".

Él se da cuenta de que en 10 años EE. UU. habría podido acoger

a 250 000 refugiados que no ha podido acoger

por ineficiencias burocráticas y porque el sistema público

no está diseñado para dar soluciones eficaces.

Por tanto, 250 000 refugiados se han quedado fuera.

Él ha comprendido que es mejor si ONG y organizaciones ciudadanas

se unen, y de una forma más informal y más flexible se puede trabajar.

"Refuge Point" trae a EE. UU. los refugiados de manera más eficaz

de lo que el Estado hace.

Es como una alianza entre el Estado y las organizaciones.

Primero, una alianza entre organizaciones.

Cada una se ocupa de algo y pueden trabajar juntas. Excepcional.

Y luego: "Estado, yo puedo darte estos servicios. Dámelos a mí

porque yo soy como ONG, o grupo de ONG, y lo puedo hacer mejor".

¿El Estado lo admite? Claro. Se han dado cuenta

que es una buena solución. Han hecho un acuerdo con la ONU

que es un hito en la historia de los refugiados.

La ONU se ha dado cuenta de que las organizaciones ciudadanas

pueden hacer más y mejor, y su dinero es privado.

Es mucho más fácil gestionar dinero de fundaciones y organizaciones

que el dinero público. Es mucho más flexible.

"Refuge Point", cuando nació, se ocupaba del 1 % de este problema.

Hoy es la referencia en EE. UU. en cuanto a respuesta

al problema de realojar en EE. UU. los refugiados.

Realmente un ejemplo. Cómo la organización ciudadana gana.

Sí, sí. Vamos con el tercer ejemplo que nos quieres contar.

Es en Alemania. La integración de los niños, los menores.

Menores de edad refugiados, no acompañados.

Un grupo verdaderamente crítico

porque el sistema alemán, reconociendo el derecho de asilo

en su forma, a la hora de implementarlo

aísla a este tipo de niños de la escuela, de aprender el alemán

y de encontrar un trabajo. Están desamparados totalmente.

La desconfianza de este grupo de gente se confirma mucho más

cuando por estar aislados se dedican a actividades criminales.

Claro que lo hacen. Es una profecía que se autocumple.

Este emprendedor social, Michael Stenger, empezó enseñando el alemán,

luego lo enseñó a estos chavales como instrumento de integración,

y amplía la escuela de enseñanza de idiomas a enseñarles todo,

a reproducir en su escuela, privada,

lo que aprenderían en la escuela pública a la que no pueden acceder.

No solo enseña lo de la escuela, idiomas; sino que enseña oficios.

La maravilla es los resultados de estos chicos.

Salen de esta escuela con notas mejores que los chicos alemanes.

Son excepcionales. ¿Titulación reconocida?

Hacen una prueba de acceso al sistema.

Salen de aquí, hacen una prueba de acceso al sistema público

y los resultados son excepcionales. Por eso él demuestra

que estos chicos, bien tratados y bien educados,

pueden ser una fuerza para Alemania.

Se llama... Es una escuela que se llama "SchlaU".

Está en Múnich y la van replicando en otros lugares.

Perfecto. Tres ejemplos muy claros. Para acabar, te quiero dar un dato

que supongo que conoces pero no sé si la audiencia conoce. Según Acnur,

cada 4 segundos aparece un nuevo refugiado desplazado en el mundo.

Una cifra sorprendente. Nosotros decimos que cada día surgen

innovadores ciudadanos que buscan respuestas creativas

a este extraordinario reto en este tiempo que vivimos.

Gracias, Antonella. Gracias a vosotros.

Seguimos hablando de refugiados. Tenemos con nosotros

al catedrático en Ciencias Políticas Sami Naïr. Ha publicado un libro:

"Refugiados: frente a la catástrofe, una solución real".

¿Qué tal, Sr. Naïr? Bienvenido.

En el libro habla de los refugiados, de su penosa situación.

¿Era previsible lo que ha sucedido,

incluso desde la última vez que pudimos hablar con usted?

Sí, lo habíamos dicho ya.

El proceso de desarrollo de los desplazamientos de población

es prácticamente constante desde hace 25 años. Ha incrementado

estos últimos diez años por varias razones.

A partir de 2012 ó 2013 se ha incrementado

de manera muy significativa,

sobre todo por lo que está pasando de la guerra en Siria.

Los iraquíes han tenido un proceso de desplazamiento

muy doloroso y muy grave a partir de 2003-2004.

Todavía dentro de este paquete de refugiados que tenemos en Turquía

o en Grecia hay muchos iraquíes; hay nuevos refugiados, eritreos,

nigerianos, y probablemente otros

porque la situación en África subsahariana es grave.

Sobre todo refugiados de carácter medioambiental.

Se prevé que en los próximos 25 años tendremos, probablemente,

unos 90 millones de refugiados por causas medioambientales.

Será el gran reto. Ahora tenemos estos y frente a estos

la UE, desgraciadamente, no supo aportar

una respuesta digna de sus valores y de sus principios.

Cuando hablamos de la UE hacemos referencia

a que se necesita una solución común, conjunta.

Lo que ocurre es que traslada el problema a los Estados miembro.

Usted conoce la UE, usted fue eurodiputado desde 1999

a 2004. Podríamos decir que es un conocedor de esta institución.

No hay acuerdo entre los países europeos

para dar verdaderamente poder a la Comisión Europea.

La Comisión intenta reaccionar según sus medios.

En cuanto a la política exterior y de seguridad,

y el control de fronteras

tiene que ver con la seguridad en política exterior;

eso es un asunto medio. Sobre un punto,

esencialmente el punto de los inmigrantes y los refugiados,

hay una política común, la política Schengen,

en la que hay corresponsabilidad. Para el resto

estamos en una Europa de Estados-naciones

y cada nación tiene sus intereses particulares.

La Comisión ha intentado estos últimos años

comunitarizar más esa política exterior

pero los desacuerdos son tan grandes entre los países

que parece difícil. Lo que ha pasado con los refugiados

es que las mismas decisiones tomadas oficialmente,

comunes, por los Estados-naciones dentro del marco del Consejo Europeo

y trasladadas a la Comisión de Bruselas;

(BALBUCEA) o propuestas de la Comisión al Consejo,

se toman las decisiones y no se aplican totalmente.

No son vinculantes.

Son vinculantes legalmente pero no se aplican prácticamente.

Usted ofrece soluciones, propone que haya un pasaporte de tránsito.

¿Es una solución real, factible?

Lo creo, por eso lo propongo. No es una solución mágica

pero ha funcionado históricamente.

¿Era como los salvoconductos cuando estaba la II Guerra Mundial?

En la I Guerra Mundial,

cuando el cambio del mapa geopolítico europeo por la guerra,

el gran, gran... científico

y explorador noruego, Fridtjof Nansen, Premio Nobel,

puso su premio Nobel al servicio de las minorías desplazadas

por la guerra. Dijo a la Sociedad de las Naciones, en la época,

"propongo darle un certificado,

un papel de tránsito que permita a la gente

circular libremente en Europa para encontrar una solución".

La ONU, después de la II Guerra Mundial, con la Convención del 51

adoptó ese principio y se encuentra en el texto de la Convención del 51.

Ese pasaporte de tránsito sería un pasaporte único

que tampoco distinguiría entre inmigrantes y refugiados.

No. Precisamente se trata de refugiados.

Para inmigrantes el problema es diferente.

Lo explico en 1 minuto, si me lo permite. Un refugiado

no es alguien que ha cometido un delito.

Un inmigrante económico, jurídicamente hablando, ilegal,

ha cometido el delito de atravesar las fronteras sin autorización.

Refugiado es alguien que viene porque está huyendo

y hay un estatuto específico para los refugiados.

El estatuto hace que el Estado que lo acoge

tiene la obligación... de otorgar a ese refugiado trabajo,

vivienda, educación. Hay un sistema legal internacional

que funciona. Si no hay trabajo, le otorga dinero para comer.

Eso está provocando... Perdón. Eso existía,

ha existido durante 30 años. A partir del año 2000

esa práctica empezó a reducirse y a bajar, fundamentalmente.

Ahora los refugiados que llegan, cuando son declarados refugiados,

tienen esos derechos. Los Estados cada vez más aceptan

dar la calificación de refugiados a refugiado.

Dicen "no es refugiado, es un inmigrante económico",

o "no puede demostrar que está en peligro en su país".

El caso de los sirios es diferente. Se ve que el país está destrozado.

Pasan al otro lado y piden un estatuto de refugiado.

Al comienzo se otorgaba este estatuto y ahora no.

Ahora en lugar de refugiado es repudiado.

Muy buena expresión, repudiados. Pero hay más.

En el acuerdo que se firmó entre Alemania y Turquía

que se ha transformado en acuerdo europeo,

la condición que pusieron los alemanes era la siguiente:

no se debe hablar en este acuerdo de refugiados,

se habla de inmigrantes ilegales. Han transformado a sirios,

iraquíes, afganos..., que son refugiados,

en inmigrantes ilegales, con lo cual podemos expulsarlos

colectivamente, práctica prohibida para los refugiados;

y no tenemos la responsabilidad de acogerlos.

El estatuto del refugiado no es una solidaridad moral,

no piden eso. Es un derecho legal

Y ellos... Una obligación legal. Y ellos, los refugiados,

tienen la obligación de aceptar

las reglas del país donde llegan. No pueden violar eso.

Si no son expulsados, son castigados.

La llegada de refugiados y la falta de política conjunta

también está haciendo aumentar los movimientos xenófobos,

la radicalización de la ultraderecha también.

Sí, también eso es un movimiento que se puede observar

a lo largo de los 15 últimos años. Hay una crisis profunda en Europa,

que no tiene que ver con los refugiados ni inmigrantes.

Es una crisis social profunda que viene

del fracaso del modelo económico elegido hace unos 25 años,

radicalizado con la política de austeridad

y que ha desestructurado prácticamente todas las sociedades.

Todas, sin excepción, están en crisis.

Las capacidades de integración, y hablo de las grandes integraciones

y no de las pequeñas integraciones. Las de la calle, de la gente.

Hablo de la integración global: la mayoría tiene trabajo,

los jóvenes entre 18 y 25 años pueden encontrar un empleo,

construir perspectivas de futuro...

El estado más o menos social que teníamos. Eso se acabó.

Entonces provoca una crisis. En esa aprovechan unos partidos políticos.

La extrema derecha, en Francia,

ha crecido estos últimos 15 años a lo largo de esa crisis.

La extrema derecha está creciendo en Alemania

utilizando los inmigrantes, los refugiados

como combustible para desarrollarse.

Sr. Naïr, le despedimos aquí esperando que esta solución real

sea una solución realista y se pueda llevar a cabo

y termine esta historia, que parece que no acaba de terminar.

Muchas gracias por estar aquí. Muchas gracias a vosotros.

Nosotros seguimos con más reflexiones.

(Música suave)

El papel de los gobernantes en cualquier sociedad es importante,

sea como sea la sociedad: grande, pequeña, con muchos recursos, pocos.

¿Cómo tiene que ser el gobernante?

¿Una persona preparada académicamente?

¿Un profesional?

¿Tiene que ser un "hobby"? ¿Cómo tiene que ser el gobernante?

Para tratar cómo tiene que ser el gobernante hemos querido hablar

de un filósofo clásico como es Platón.

Maite, ¿por qué hemos decidido hablar de Platón?

Vamos a coger Platón y una frase de Platón porque...

es una demostración de que los filósofos antiguos

tienen cosas que decirnos. No se han quedado en la historia

para ser leídos como una cosa de especialistas. Pueden ser leídos

a la luz de los acontecimientos y de las cosas que suceden ahora.

Perfecto. Si te parece vamos a buscar una frase

de Platón para analizarla. Dice lo siguiente...

¿Qué quiere decir con esta frase?

Nos damos cuenta de que lo que hace Platón es, en cualquier caso,

emitir una sospecha sobre los que quieren gobernar.

Dice que los mejores gobernantes serían los que no quieren gobernar.

Para decir eso, Platón lo que hace es plantear,

en primer lugar, en qué consiste la vida buena.

La vida buena es una vida llena de verdad, conocimiento y belleza.

Si yo te preguntara si piensas que los políticos

llevan una vida llena de verdad, belleza y conocimiento,

probablemente tú y los que nos ven dirían que "en absoluto".

La pregunta es "si no es así, ¿por qué la desean?"

¿Por qué desean la vida de político si la vida de político

no contiene esos elementos valiosos?

La respuesta de Platón es "porque habrán encontrado

otro valor en la política que no esos, los auténticamente valiosos".

¿Cuáles son? La fama, el dinero.

No digo que todos los políticos consigan eso.

Digo que lo que les tienta de la vida del político es eso

porque si no no querrían la vida de político, querrían la vida buena.

Al revés, tú planteas: si alguien sabe qué es la vida buena,

incluso lleva una vida buena, ¿por qué va a querer ser político?

La respuesta es que no va a querer. Ese es el buen político.

El buen gobernante sería aquel que, sabiendo qué es la vida buena,

no desea la vida del político.

Al mismo tiempo las consecuencias se ven inmediatamente.

El político que quiere la vida de político

no la quiere abandonar porque eso tiene valor.

Además no contempla la vida de la política

como una vida de servicio a los demás.

En cambio, aquellos que conocen la vida buena querrán estar,

como un servicio a los demás, en política.

Después querrán abandonar la vida del político

e incorporarse en la vida buena que conocen.

¿Platón decía que los filósofos tienen que ser gobernantes?

Sí, porque él pensaba que filósofo es la persona que conoce

ese mundo de la vida buena que decía yo antes.

En realidad, si te das cuenta Platón no dijo "casta"

pero casi, casi. Se aproximó bastante.

¿Felicidad y justicia son el reto de esto que dice Platón?

Sí, felicidad y justicia son los elementos de la vida buena,

son aquellos que conocen quienes viven con esos presupuestos.

En cambio desear una vida que no contenga esos elementos

es, cuanto menos, sospechoso; sospechoso de "casta".

Perfecto, Maite. Muchas gracias. Vamos a recordar la frase de Platón:

"el Estado en el que los que tienen que ser gobernantes

no quieren gobernar será el mejor Estado".

Gracias, Maite. Gracias a vosotros.

Con las reflexiones de Maite terminamos este primer programa

de la nueva era de "Para todos La 2".

Nos vamos. Les esperamos en la próxima edición. Gracias.

(Música créditos)

Para todos La 2 - 24/09/16

24 sep 2016

Los últimos 7.366 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios