Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5140036
Para todos los públicos Para todos La 2 - 13/04/19 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? ¿Cómo va el sábado?

Hoy, para empezar,

hablaremos del concepto "Internet de las cosas".

Seguro que buena parte de ustedes a esta hora

ya habrán interactuado, de una u otra forma, con las redes.

Enseguida les contamos de qué va.

También veremos cómo hay chalecos que salvan vidas dos veces

tras convertir un proyecto de reciclaje

en un ejemplo de compromiso social con migrantes refugiados en Lesbos.

Y después,

completarán la oferta la innovación social

y las reflexiones de Jorge de los Santos.

Como les decíamos,

Internet cambia cada vez más

cómo nos relacionamos con cualquier objeto, con todo.

De hecho, existe un término para ello:

el "Internet de las cosas".

Por ejemplo, desde el trabajo, con el móvil,

podemos poner en marcha cualquier electrodoméstico

que esté conectado a la red, claro.

Es increíble, ¿verdad?

Pero más allá del asombro, también debemos preguntarnos:

¿quién, además de nosotros, podrá disponer de esta información

hasta ahora, doméstica y privada?

"Imaginemos que la lavadora decide el programa óptimo

y específico para cada tipo de ropa y suciedad.

O que el frigorífico comunica al horno

que no tiene los ingredientes precisos

para lo que quieres cocinar.

No estamos proyectando el futuro,

sino conjugando el presente continuo.

Se le conoce como "Internet de las cosas".

O por sus siglas en inglés, 'IOT'.

Es interactuar con los objetos a través de Internet."

Es que los objetos de la vida cotidiana

como podía ser un coche como podía ser una máquina,

los estamos conectando a Internet

porque resulta beneficioso en el sentido

de que obtenemos información de estos dispositivos,

de estas máquinas,

que ayuda a dar ciertas funcionalidades

que hasta ahora no tenían.

Eso lo estamos viendo en el hecho

de que hasta los electrodomésticos comunes

que tenemos en el hogar como neveras, como hornos, etcétera,

también se pueden conectar a Internet

y eso da unas nuevas funcionalidades.

"Es una revolución en las relaciones entre las personas y las cosas.

Y también en la forma de comunicarse los objetos entre sí."

Por ejemplo, pensemos en el caso de los electrodomésticos conectados.

¿Qué facilidades da?

Pues estamos en cualquier sitio, en cualquier lugar,

ya sea dentro de la casa o fuera, y podemos iniciar un proceso.

Un proceso de lavado de la ropa,

un proceso de encendido de un horno

o apagado de un determinado electrodoméstico

que nos interese,

y eso nos lleva a unas comodidades

que hasta ahora pensamos que no son necesarias,

pero una vez nos acostumbramos,

todos podemos encontrar facilidades que nos pueden interesar.

-Ya no necesitas acordarte de cómo lavar cada prenda,

simplemente, la máquina siempre te va a asistir a ti

en el ciclo que necesites,

sobre todo cuando se tratan de tejidos delicados,

que es más complicado saber cómo lavar,

tú le dirás a la lavadora el tipo de tejido que quieres lavar

y ella te dirá la temperatura, el nivel de centrifugado,

te preguntará si está muy sucia,

te dirá el tiempo que va a tardar el ciclo,

el coste energético de este ciclo...

Te dará toda la información que tú necesitas y que antes,

con otros modelos, no encontrabas.

"Otro ejemplo,

el horno nos puede hacer una guía de recetas

para cocinarlas paso a paso.

O planificar los menús de toda una semana."

Para planificar un menú, yo me vendría aquí,

cuantos días necesito de menú, añadir comida y cena,

cuántos platos necesito,

le daría a crear y él ya me da desde todos los días

que yo le he pedido, la comida y la cena.

"Los electrodomésticos nos asisten cada día más,

piensan y deciden por nosotros, pero además,

se dejan controlar desde lejos.

Es la conectividad.

La digitalización del mundo físico.

Pero sería imposible sin conectarse a Internet."

En definitiva,

estos dispositivos tienen una dirección de Internet

como si fuera un ordenador

o como se fuera una tablet o cualquier otro dispositivo.

Eso es lo que permite que se conecten

a nuestra red del hogar o a nuestra red de Internet.

"Imprescindible disponer de una aplicación

que sincronice los electrodomésticos

y nos permita dirigirlos a distancia.

Como dar una orden al horno desde el trabajo."

Vamos a hacer un besugo.

Y me va a decir los pasos,

hasta lo que tengo que hacer con el pescado

porque se supone que yo no sé cocinar.

-Claro, para eso está.

-Y seguimos cada paso que me indica la receta.

Efectivamente hasta llegar al final

que lo envío directamente al microondas

para que se ponga a funcionar.

Y en ocho minutos me tendrá listo el besugo.

"El móvil o la tablet actúan a modo de mando a distancia

para dar las instrucciones y activar los electrodomésticos."

Lo mejor de la conectividad no es solo el asistente,

sino que podrías poner la lavadora desde cualquier sitio,

desde la oficina, en el súper, o simplemente en casa

sentado en el sofá y no te apetece levantarte a lavar.

"La lógica evolución de 'Internet de las cosas'

conducirá viviendas hiperconectadas.

Digitalizadas.

Las nuevas construcciones, incluso,

incorporarán un software inteligente.

Por ahora, nos basta con la ICT."

La solución ideal que ya vemos en las residencias,

en las viviendas nuevas que se hacen desde 1998,

pasa por tener una infraestructura de telecomunicaciones,

lo que llamamos infraestructura común de telecomunicaciones, o ICT,

que ya dota de conectividad a las viviendas con tomas de red

que permiten conectar todos los dispositivos

que tengamos en la vivienda.

"El mercado actual está fragmentado,

hay distintas marcas con sus protocolos

y distintas plataformas o pasarelas en las que discurren

los dispositivos domóticos."

Ahora hay unos grandes grupos, como Google, como Amazon,

como Apple,

que tienen su estándar y los fabricantes van a hacer

electrodomésticos intentando conectarse

a estos dispositivos

que están anunciando estos grandes grupos.

Pero la idea es que sí,

que todo sea interoperable y que si tenemos una luz,

tenemos un electrodoméstico de una marca y otros de otra,

como todas se conectan a esta pasarela

con el mismo protocolo, digamos, con el mismo lenguaje,

con una misma aplicación de esta pasarela o plataforma,

podemos interactuar con todos estos dispositivos

que son compatibles.

"Son soluciones digitales para optimizar nuestras viviendas.

Pero ¿dónde va y quién puede usar la información que proporcionamos

a esos dispositivos sobre nuestros hábitos?"

Esa información viaja a través de la red, seguramente,

a través de pasarelas que son de terceras empresas.

Es posible que esa información sea usada, no contra nosotros,

pero sí para saber de nosotros,

de nuestros hábitos y para luego ofrecernos algo

que esté a nuestra medida.

Si ellos saben, porque ven lo que tenemos en la nevera,

que somos consumidores de Coca-Cola,

a lo mejor a Coca-Cola le interesa saber

quiénes son sus consumidores.

Y resulta que una determinada marca de electrodomésticos

sabe qué consumidores tienen Coca-cola en sus neveras.

Entonces, claro,

hay una legislación de protección de datos

que deberán las autoridades analizar muy bien cómo evoluciona

todo este sector para poner unas limitaciones a todos estos usos

que sean indebidos de los datos.

"Pero eso ya es otra historia."

El dramático flujo de migrantes que pasan por la isla griega

de Lesbos tras ser rescatados del mar deja una crisis humanitaria

y también medioambiental.

Montañas de chalecos salvavidas quedan abandonados en la costa

y lo que era un residuo o un desecho,

ha terminado por convertirse en una oportunidad de desarrollo.

El caso es que en el proyecto, incluso,

ha participado un grupo de estudiantes de diseño,

un grupo español.

Nos lo va a contar María Peix,

que es responsable del servicio de cooperación

del área metropolitana de Barcelona.

¿Qué tal? Bienvenida al programa, María.

Hola, Marta.

¿Cómo surge la iniciativa de dar una segunda vida

a esos chalecos abandonados?

El área metropolitana de Barcelona,

también con la alcaldía de Badalona,

nos planteamos qué podíamos hacer en Lesbos

delante de toda esta situación de refugio.

Estuvimos trabajando con una entidad griega,

"Lesbos Solidarity",

y a partir de aquí nos planteamos:

hay unas necesidades de personas,

pero también hay un reto medioambiental.

¿Cómo podemos unir los dos elementos

y dar solución a estas problemáticas?

Entonces os pusisteis en marcha y creasteis un concurso,

un concurso de ideas sociales.

Un concurso social de ideas.

Exactamente.

En Lesbos había un pequeño proyecto,

organizamos un pequeño proyecto

donde personas refugiadas recogían las armillas salvavidas,

las limpiaban, las desmontaban y hacían productos,

productos como una bolsita, una mochila,

pero eran pocos productos y era poca variedad.

Dijimos: "¿Cómo podemos contribuir?".

Pues aportando ideas.

¿Y quién lo puede hacer?

Estudiantes del área metropolitana buscando ideas creativas.

¿Cuál ha sido la implicación de esos estudiantes?

Supongo que disteis un tiempo prudencial,

y después la respuesta os dio varias opciones.

Exacto.

Estuvimos muy contentas porque, realmente, hubo muchas propuestas.

Los estudiantes dieron la vuelta a los materiales

y crearon productos como, por ejemplo, unas sandalias.

Y nos has traído algunos ejemplos.

Algunos ejemplos que pensamos:

"También es una oportunidad para la juventud".

Empezar a crear productos y crear productos

que después se van a producir.

Realmente nos llegaron muchas propuestas

y de estas seleccionamos las más creativas,

las más trabajadas pero también las que se podían producir luego.

El premio, también, es una satisfacción,

que escojan tu proyecto y que sepas que va a un lugar

donde se necesita mucho,

que tiene además un componente social,

que tiene un componente de inclusión y de desarrollo,

como respondieron allí.

Esto fue interesante,

porque el primero era ir a Lesbos a ver el proyecto

y hacer un taller con las personas que iban a producir estos productos

de forma conjunta.

Por lo tanto, el premio también era social.

Saber, por un lado, conocer la realidad en directo,

y por otro lado,

saber que su producto será elaborado y será vendido y comercializado.

Lo decíamos al principio, una realidad muy dura,

una realidad en la que te encuentras en la isla

lo que a veces solo ves en las noticias,

empezábamos presentando con esa montaña de chalecos,

estamos hablando de miles y miles de chalecos que todavía siguen ahí,

¿qué se hace con eso?

Además de intentar darle salida.

De momento se han sacado de las playas,

se han concentrado en un espacio, hay medio millón de armillas que,

claro, impresionar mucho, pero por otro lado, dicen:

"Son personas que ha salvado su vida".

Tiene esa parte también positiva.

Entonces se dejan en un espacio

y a partir de aquí se van sacando progresivamente.

La idea es que de aquí a un tiempo,

podremos dar una respuesta mayor a toda esta situación,

porque no solo produciendo a diferentes elementos

podemos sacar todas las armillas que son muchas, ¿verdad?

Te iba a preguntar ahora cuál es el siguiente paso,

porque una vez está comercializado, ¿esto dónde se puede encontrar?

¿Dónde se puede comprar?

Actualmente se puede comprar tanto en Grecia

como en el territorio de Grecia, como en la isla de Lesbos,

también al norte de Europa hemos empezado a vender y, en breves,

se podrá comprar en diferentes puntos

del área metropolitana de Barcelona.

En dos meses ya podremos empezar a ver todos estos productos

en diferentes establecimientos.

Además, se puede comprar online.

La realidad, lo que simbolizan todos estos productos

es que hay un más allá de esta tragedia,

hay un más allá de lo que le ocurre

a estas personas porque siguen viviendo

y siguen teniendo necesidad de ganarse la vida.

¿Qué ocurre allí en Lesbos? ¿Cómo está?

Seguro que además de estas iniciativas, hay más.

Todavía hay muchos retos,

a veces no hablamos mucho de esta realidad

porque la situación más fuerte ya ha pasado,

pero continúan llegando personas.

No tantas como antes, pero continúan llegando.

Hay algunos países que tienen problemas enormes

y retos enormes para dar respuesta

a todo el proceso de integración con derechos a la salud,

a la educación,

son personas que llegan y lo han abandonado todo

en sus casas

y hablan otros idiomas y no tienen absolutamente nada.

Entonces hay muchos retos todavía a gestionar.

Y a dar respuestas.

Aquí, también, estos productos son interesantes porque claro,

en el fondo son materiales que han salvado una vida,

que agarran otra forma y quien ha dado esta nueva forma

son las personas refugiadas,

por lo tanto es lo que comentabas al inicio,

que es la segunda vida.

Es una segunda vida para la armilla

pero también una segunda vida para la persona

que ha utilizado esta armilla.

¿Qué os queda por hacer?

¿Algún reconocimiento internacional?

¿Os han dicho algo las organizaciones al respecto?

Quien pueda decir algo sobre esta iniciativa.

Esta iniciativa también ha sido producto

de un trabajo muy colectivo,

han participado de una manera u otra diferentes entidades sociales,

aunque no haya sido directamente, por ejemplo,

estuvimos hablando con "Open Arms",

estuvimos hablando con diferentes entidades

que están trabajando en Grecia para también conocer sus opiniones

y sus puntos de vista,

es muy importante estar todas coordinadas,

estar conectadas para que nos complementemos.

Nosotros hacíamos este proyecto

pero porque hay otras entidades que están ofreciendo educación,

servicios legales, salud, etc.

Pues muchas gracias, María Peix,

responsable del servicio de cooperación

del área metropolitana de Barcelona,

gracias por traernos esta iniciativa a "Para Todos".

Muchas gracias.

Lo que acabamos de ver es un claro ejemplo

de innovación ciudadana solidaria,

pero hay muchos más, y en muchos rincones del mundo

como cada semana nos muestra Antonella Broglia.

(Música)

Hoy, en nuestra sección de emprendedores sociales,

vamos a hablar de la importancia de dominar o hablar

una lengua nueva en una sociedad con una cultura nueva.

Antonella, cuéntanos.

-Sí, bueno,

el primer factor con el que un migrante

o un refugiado tiene que lidiar

en un país para sobrevivir es el idioma, precisamente.

Para este emprendedor social portugués,

Hugo Menino, es un punto de inicio para pensar una plataforma,

un espacio,

para habilitar la integración de estas personas

a través del idioma.

Estos espacios se llaman "Speak",

nacen en Portugal

y la idea es que el extranjero o la extranjera se pueda acercar ahí

y entrar en un sistema

de intercambio informal de enseñanza de idiomas.

Yo te enseño el árabe, tú me enseñas el portugués

y mientras lo hacemos, nos vamos conociendo.

Nos vamos dando cuenta de quién es el otro,

cuáles son sus valores,

las posibilidades de convivencia, y además, ya que estamos aquí,

y nos conocemos porque nos vemos regularmente,

organizamos eventos.

Eventos periódicos donde hablamos de diferentes cosas,

donde tenemos la oportunidad de cantar,

de bailar y de comer las cosas que cada uno sabe preparar.

-O sea, es un proyecto que va mucho más allá

de solo unas clases de idioma. -Absolutamente, es una excusa.

Lo que tiene bueno es que en lugar de ser

el habitual programa estatal de integración,

nace desde abajo y es la propia persona migrante

o refugiada que toma el control de estos eventos

que son comunitarios.

Entonces, de esa pequeña cosa,

las consecuencias van siendo, realmente, muy, muy importantes.

De hecho, él, el propio Hugo

dice que no quiere ninguna visibilidad.

Ningún rol de jefe o de emprendedor en esta iniciativa.

Él se ha quitado realmente de en medio

porque quiere que esto se sienta por parte del migrante

como algo suyo,

que sea él o ella el que va organizando,

el que va realmente creando el espacio.

Hugo ha creado una especie de manual de producción, vale,

que da para que cualquiera ponga en marcha "Speak"

en su comunidad.

Y ahí viene todo.

Se llama "Speak online-to-offline" y ahí viene el modelo operacional.

¿Cómo tienes que organizar los voluntarios?

¿Cómo tienes que automatizar una serie de funciones?

¿Cómo tienes que monitorizar

que realmente están aprendiendo el idioma?

Porque tiene que aprenderlo.

El idioma es fundamental para la integración,

como hemos dicho.

Cómo gestionas los eventos. Cómo gestionas los pagos.

Todo en un solo portal online donde está todo.

Y ya está en seis países, 17 ciudades, está en Alemania,

en Bélgica, ha venido a España,

Holanda, Italia, el propio Portugal, obviamente, Reino Unido...

Su historia es muy buena

porque Hugo pertenece a una familia migrante,

su abuela se tuvo que ir de Portugal por cuestiones religiosas,

la echaron de su aldea,

el padre también se escapó a Francia porque quería unas condiciones

económicas mejores para él y su familia,

y ahí es cómo se genera su generación de padres,

madre portuguesa, padre de Zimbabue, y así nace él.

La cosa interesante que lo une todo es que ambos,

padre y madre, quieren volver a Portugal, que es su origen.

Y van a una clase de idiomas para aprender portugués.

Antes de volver a Portugal desde Francia.

Y ahí es donde se conocen.

Y también es muy interesante porque él era emprendedor

desde muy pequeño,

a los 15 años ya tenía un negocio

con un amigo de limpiar bicicletas en la calle,

y ha hecho muchas cosas.

Luego estudió, creo, ingeniería de ordenadores,

luego estudia un Máster en Gestión Empresarial,

le dan una beca para ir a Polonia y a Rusia a investigar.

Y ahí llega como un tipo educado, privilegiado, con dinero.

Aun así, su integración no es posible, es muy lenta,

se queda al margen de la sociedad,

se da cuenta de la dificultad para integrarse...

-Por el idioma, claro. -Por el idioma.

-Es una barrera importantísima.

-Totalmente, es una barrera, no consiguió hacer amigos,

había barreras muy duras.

Entonces se pregunta:

"Pero si a mí, que lo tengo todo, me pasa eso,

¿qué pasa a una persona que no tiene dinero,

que tiene hambre,

una desesperada necesidad de integrarse?".

-Si a la barrera de la lengua le sumas la barrera económica...

-Eso ya es el final.

Entonces crea una empresa de enseñanza de idiomas

en 2012 que se llama "Leiria Language Exchange",

que es la semilla de la que luego se crea "Speak" en 2014.

Él lo gestiona como una especie de extra,

una especie de extra mientras él hace un trabajo normal.

Va a trabajar para Google, le mandan a California, ídem,

no consigue integrarse,

comprende que lo tiene que abandonar todo

y hacer de "Speak" su trabajo número uno.

Ha sido reconocido en 2015 como uno de los 20 emprendedores

más importantes de la famosa Alianza de Civilizaciones

del Mediterráneo de las Naciones Unidas

y ahora tiene un programa para venir a España

de una forma muy clara,

muy organizada, en Barcelona.

Quiere abrir en Bilbao,

Salamanca, tiene planes en San Sebastián, en Sevilla,

Murcia, Valencia y Zaragoza.

Con un programa que ha creado en español

que se llama "lleva Speak a tu ciudad".

Y además, el gobierno portugués le ha nombrado

como organización responsable de la enseñanza del portugués

a todos los refugiados que llegan a Portugal.

-Pues muchas gracias, Antonella,

por esta idea de integración social a través de la lengua.

-Muchas gracias a vosotros.

Pues después de la innovación,

llega la reflexión con Jorge de los Santos.

¿Qué tal, Jorge? Buenos días, Marta.

Hoy vienes con la intención de poner en tela de juicio

a la pareja y al hecho de estar en pareja.

Entonces, la primera cuestión que planteas

es en qué mundo vivimos que seguimos emparejándonos.

Sí, pero más que una cuestión crítica,

más que ponerla en cuestión, en el sentido de decir:

"¿Por qué, pese a todo lo que se pone en cuestión,

se mantiene esa persistencia?".

Hablamos de pareja muy por encima como algo que sobrepasa

y que va más allá

de los propios condicionantes morales

que se establecen en la pareja, como por ejemplo es la monogamia.

Esa, digamos, privatización sexual, genital, digamos del otro,

del que está emparejado con los otros mismos.

Ese condicionante legal de que no puede haber otra pareja,

digamos, dentro de la ley matrimonial,

sino que exista una,

los condicionantes jurídicos o las formas de representación

que se asocian a la pareja, como es el matrimonio, por ejemplo,

incluso las organizaciones sociales

que se hacen dependientes de la pareja.

O sea, la pareja es algo que trasciende todo eso,

que va más allá de todo eso y que queriendo, muchas veces

destruir, digamos, esos elementos que suelen venir asociados

a la pareja, se intenta destruir la pareja.

Pero esa lógica, ese representar el mundo en dos,

y no en tres, en cuatro, en cinco o en diecisiete,

sigue siendo algo a lo que tenemos una inclinación curiosa.

Y sorprendente, que nos llama un poco la atención.

De especies, incluso.

Yo no te diría que es un tema ontológico.

Es un tema más cultural, evidentemente.

No es que ontológicamente

el ser humano necesita emparejarse a dos.

O sea, necesite formar un binomio, un binomio-pareja.

Sí que es ontológico para un ser humano

el tener que estar en relación con los demás,

eso que Heidegger llamaba el "mitsein".

O sea, un ser humano, ya lo hemos dicho muchas veces,

sin estar en relación con los otros seres humanos

no alcanza esa condición de ser humano.

Es un existenciario, es la condición ontológica.

Pero esto de emparejarse debe ser una cuestión cultural,

no te digo que no,

quizá un antropólogo sería mucho más solvente que yo,

pero se mantiene, es persistente pese a todos los intentos,

ya te vuelvo a decir, libertarios.

A todos los intentos contraculturales

por reducir la pareja asociándola,

digamos, a todos esos efectos, a todos esos condicionantes,

a eso de la monogamia, a eso del patriarcado,

a eso del matrimonio...

Que en sí mismo no son la pareja.

O sea, está la pareja, y luego esta qué se hace con ella.

Cómo se institucionaliza, y se representa esa situación.

¿Cómo se institucionaliza hoy en día?

Sigue siendo la unidad básica.

Sigue siendo, sigue persistiendo,

incluso tú te encuentras con gente libertina

que intenta abrir, digamos, todo ese binomio.

Y ves que encuentra soluciones, por ejemplo,

para hacer compatible, para destruir o derrocar, digamos,

esas exclusividades, esas privatizaciones, digamos,

del cuerpo del otro que vienen asociadas a la pareja

pero que no necesariamente

deberían venir asociadas a la pareja.

¿Entonces una pareja es un acuerdo entre partes iguales?

¿Es una especie de, digamos, por hacer un símil,

de sociedad limitada en lugar de una sociedad anónima

o una cooperativa como podría ser, por ejemplo, una familia?

Definitivamente,

la familia es otro elemento que subyace a la pareja,

y que además se asocia con mucha intensidad, en teoría,

una pareja debería ser eso, la asociación de dos cuestiones,

de dos elementos, de dos seres humanos parejos.

Iguales, de par, del latín "par".

Yo ahí, Marta, lo que quisiera destacar,

vivimos tiempos muy difíciles para mantener y sostener parejas.

La pareja siempre ha sido enormemente funcional con relación

a un concepto que es el concepto de la guerra.

En relación al concepto de la batalla.

Afrontar la batalla de la vida,

la pareja se ha mostrado siempre extraordinariamente operativa.

Recuerdo unas declaraciones en un reportaje muy interesante

sobre la guerra que le hacían a un militar norteamericano

de alta graduación y le preguntaron una cosa interesante.

Le decía: "Oye, ¿por qué es capaz de morir un soldado?".

Y él decía: "Un soldado no muere por grandes causas.

Ni por la libertad, ni la justicia ni por la democracia.

No muere ni siquiera por aquello de la familia.

O sea, en casa, por proteger...

Muere por él único que es capaz de dar la vida,

el único que es capaz de protegerle la vida en combate".

Es decir, por su compañero de combate.

¿Es que tiene al lado?

La pareja, el que le puede salvar la vida.

Que es el que tiene al lado.

Es el que tiene al lado que es su pareja de combate,

por eso el emparejamiento, binomio, sigue siendo muy efectivo.

Recuerdo que de niño me fascinó, me parece que era Indro Montanelli,

una historia de Grecia que contaba cómo los espartanos,

los lacedemonios, una sociedad militarista al 100%,

construida exclusivamente para la guerra,

Vuelve con tu escudo sobre tu escudo", por ejemplo,

donde no nos ha dejado arte ninguno, no existía prostitución,

era todo la guerra.

Pues en el siglo cuarto a. C., son derrotados completamente.

Pierden la hegemonía de Grecia

por los tebanos, por una formación concreta militar

que era el Batallón Sagrado de Tebas.

Los vencen en las batallas de Leuctra y de Mantinea después.

Y esto, lo que tenían, es que combatían en parejas.

Pero parejas sentimentales.

Hombres que se asociaban,

uno normalmente mayor y uno más jovencito,

y luchaban dos a dos.

Esto le dieron "pal pelo" a los espartanos.

Toda su hazaña y toda su épica.

Quiero decir, para el combate,

el ir en pareja parece que es muy operativo.

El crear un vínculo amoroso, amoroso en este sentido,

que te permita afrontar las dificultades de la vida

parece que es superlativo, que funciona muy bien,

quizás ahí es donde podría arrancar esa necesidad

que tenemos de seguir afrontando las dificultades de la existencia.

O sea, el otro no es un otro cualquiera,

no es un otro cualquiera. No, no, no.

No acabará siendo un otro cualquiera.

No, el otro no es un cualquiera. ¿En estos tiempos?

El otro es otro al que se le exige mucho más que fidelidad: fiabilidad.

Se exige que cuando a ti se te caiga el escudo,

él te lo ponga delante.

Y el vínculo, es un vínculo amoroso.

En la antología del amor, eso los requiere, se jerarquiza.

Tú dices: "Este y no otro".

Eso en definitiva es amar.

Este es el que prefiero por encima de los demás.

Cosa que planteamientos así comunitaristas

no acaban de ver claro.

Pues hasta aquí este rincón de pensar,

este ratito que son las reflexiones de Jorge de los Santos.

Hoy sobre el término de la pareja o emparejarse.

Jorge, muchas gracias. Gracias a ti.

En "Para Todos La2" solo nos queda invitarles

a compartir nuestros contenidos y que los revisen cuando quieran

en las redes sociales como lo que acabamos de hablar

con Jorge que a buen seguro dará que hablar.

Allí donde estén, pasen un feliz resto de semana.

Adiós.

(Música)

Para todos La 2 - 13/04/19

13 abr 2019

Programas completos (1241)
Clips

Los últimos 7.928 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios