Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4879878
Para todos los públicos Para todos La 2 - 08/12/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal?

Un sábado más aquí nos tienen, sin faltar a nuestra cita.

Hoy vamos a volar sin limitaciones de ningún tipo.

Con la aviación adaptada que practica

un grupo de voluntarios acompañando a personas con discapacidad.

Miraremos de otra forma

y aprenderemos a querer nuestras imperfecciones,

y cuestionaremos la necesidad o no de tener modelos de comportamiento,

pensamiento, artístico y de cualquier tipo.

Abróchense los cinturones, que empezamos.

El año pasado, lo probaron y fue todo un éxito,

y este año han querido repetir.

Es, como les comentábamos al principio,

la jornada de aviación adaptada que se ha realizado gracias

a la colaboración de muchas entidades,

y que ha intentado transmitir esa sensación de tocar el cielo

que no tiene precio.

A mí me encantan las alturas, iba muy rápido y me gusta mucho.

No sé, una maravilla ver todo desde el aire,

la montaña de Montserrat desde el aire. Ha sido muy bonito.

-¿Qué tal, Ana María? -Me ha gustado.

-¿Has tenido miedo? -No.

Nos hemos sentido como pájaros.

Sí, sí.

"Como pájaros,

así se han sentido todos los que han participado

en esta jornada de aviación adaptada

en el aeródromo de Igualada-Ódena.

Personas con alguna discapacidad, psíquica o física,

que han podido disfrutar del placer de volar."

Sí, es la primera vez que voy a volar con una avioneta de estas.

Estoy bastante tranquila, supongo que irá bien.

Y que volveremos a tierra.

-Cuando llegues, me lo cuentas. -Venga, va.

Cuando vas por la calle, siempre te encuentras con problemas,

obstáculos, y cuesta más, y aquí vas por donde quieres, es más fácil,

está divertido. -Estupendo.

¿Te lo has pasado bien? -Muy bien.

Seguro que repetiremos.

"Patricia, piloto aficionada desde hace 10 años,

lleva hasta al cielo a Xavi."

Muy bien, muy bonito, porque te explican cosas, aprendes,

y disfrutas mucho te lo transmiten, y tú también te lo pasas bien.

Además, es la excusa para volar.

-¿Y la sensación de estar así...? -De libertad.

Es evidente que en el aire

no hay los obstáculos que hay en superficie,

y tienes una perspectiva de la ciudad

que desde tierra, no la tienes. Es muy diferente.

"Joaquim es un experimentado piloto,

pero hoy se deja llevar."

De toda la vida, soy piloto desde el año 69.

A razón de un accidente, me quedé mal,

y ahora he aprovechado esta oportunidad.

Muy, muy, muy maja, muy bien organizado.

"Es una jornada altruista, y todo el mundo arrima el hombro.

En el cielo...

Y en la tierra."

Si hablamos de números, han venido 100 voluntarios, 40 pilotos,

unos 15 aviones, 20 plazas por hora,

y hemos podido volar los cien discapacitados

que se habían apuntado con lista de espera.

"Esta actividad ha nacido

de la colaboración de las entidades 'Vuelos para todo el mundo',

'Las sillas voladoras', y Temyque, de esclerosis múltiple.

Y el apoyo de otras muchas instituciones públicas y privadas,

como la Federación Aérea Catalana."

Siempre, cuando hablo de este evento, digo

que como organizador no encontré ninguna puerta cerrada.

A todos los sitios donde hemos ido, nadie nos ha cerrado la puerta.

El año pasado ya lo hicimos, fuimos dos pilotos con un avión,

y este año hemos traído dos aviones

y cuatro pilotos para fomentar un poquito

y ayudar en todo lo que podamos.

Increíble, la verdad, es algo que no...

no se puede explicar con palabras.

Hay que subir y hay que estar allí.

Me ha dado un poco de miedo, pero, bueno,

es bonito y el paisaje es muy bonito.

Soy del aeroclub, aficionado al vuelo,

y estamos hoy aquí para hacer esta experiencia.

Yo, por primera vez

y a ver qué vamos aprendiendo con estos chicos.

Mucha ilusión, sí.

Muy ilusionado, casi más que ellos.

Sí. -¿Por?

-Bueno, el hecho de tener una experiencia

y ver contenta a la gente es gratificante.

"La jornada va a tener continuidad.

Los organizadores quieren que, más allá de pasar un buen día,

sirva para impulsar esta afición,

para que las personas con discapacidad

puedan volar sin trabas."

De lo que se trata es de conseguir, no hoy ni mañana,

sino a la larga que de alguna manera si mucha gente participa

y mucha gente va y tiene interés en el vuelo,

de alguna manera, los aviones se adapten,

no nosotros a los aviones,

se vaya adaptando la aviación a la gente, no al revés.

Pero ya los hay que están adaptados también.

Se trata de esto, de conseguir que se extienda lo máximo posible.

Que la gente venga, que venga, que no pasa nada, que disfruten,

que lo vean, de verdad.

Tú has salido a volar, creo,

y te has dado cuenta de que es un mundo distinto,

allá arriba ves las cosas de otra forma,

tiene otro ritmo, otro tempo.

Contemplar la belleza y al mismo tiempo la imperfección

que también hay en ella.

Es una de las actitudes que propone en su último libro

el psicólogo Tomás Navarro, al que damos la bienvenida.

¿Qué tal, Tomás? Muy bien.

"Wabi Sabi", así se titula el libro. Y para los no iniciados,

¿qué significa este concepto?

"Wabi sabi" es un concepto que viene de la filosofía japonesa

de la estética, y yo lo he llevado a una actitud vital.

Podemos decir que en el libro

es una actitud vital con la cual vivir y disfrutar del día a día.

Es una palabra clave,

una contraseña para entrar en un estado ¿de?

Mira, de una vida más serena,

más tranquila y de poder aceptar

la imperfección de nuestro día a día.

Perdemos el tiempo y, por ende, también, la vida,

intentando cumplir ideales anclados en el pasado.

¿Es eso lo que nos hace ir corriendo?

Claro, fíjate, necesitamos zanahorias para poder andar.

Entonces, ¿qué zanahorias nos ponemos?

A veces nos ponemos zanahorias que no son reales,

o zanahorias que heredamos de nuestros padres,

de nuestra pareja, de un ideal social.

"Wabi Sabi" es un libro de motivación

que te indica que escojas tú tus propias zanahorias

y que sean reales.

Qué orgánico todo, también.

Hablamos de esa relación con nosotros mismos,

de ajustarnos a la realidad,

pero lo cierto es que la realidad a veces es muy dura,

y quizás también en lugar de imaginarte, pues eso,

zanahorias o imaginarte otras cosas,

pues aceptar que tienes esa realidad y no eludirla,

no eludir responsabilidades, no mirar hacia otro lado.

Exacto. De hecho,

lo más importante es saber que hay cosas

que podemos cambiar, incidir en ellas,

y otras cosas que no podemos cambiar para nada.

¿Qué dice "wabi sabi"?

Que aceptes lo que no puedes cambiar y esa energía que tenemos, limitada,

la podemos invertir en aquello que realmente podemos cambiar.

De hecho, no es conformismo, es aceptación.

Esto es así y no va a cambiar,

pero lo que sí que puede cambiar, ves a fondo.

Entonces, tú propones, ¿te puedo tutear, Tomás?

Propones cultivar la simplicidad, pero yo insisto,

a veces te encuentras

con conversaciones o con diálogos internos:

"Porque claro, porque esto, porque lo otro, porque mira,

cómo voy a simplificar...".

Es que todo es muy complicado para nuestro coco,

para intentar comprenderlo.

Lo tengo que entender y me cargo, ¿no?

Hay un concepto clave, que es muy "wabi sabi",

que es preguntarte qué sentido tiene lo que estás haciendo.

Y de hecho, mi trabajo me permite conocer a mucha gente diferente,

y ves realidades realmente complicadas.

Veo realidades complicándose sin sentido, y dices:

"¿Qué haces? La vida es más fácil".

De hecho, precisamente tenemos que conservarnos

para cuando nos llegue algo realmente complicado.

Por ejemplo, cuando uno dice "complicado",

puede ser que tiene una agenda complicada,

o que tiene muchos compromisos o tiene muchas obligaciones.

Yo soy muy bestia.

Complicado, complicado, es la enfermedad.

El resto es gestionable, con más o menos dificultad.

Pero presérvate en lo que realmente no podrás incidir,

que es una enfermedad, que es complicado,

organizar tu vida con una enfermedad crónica

o degenerativa es otra historia.

Pero a veces la agenda...

La agenda simplemente parándote a pensar y analizando y agrupando...

Yo lo hago con clientes. Te cambia la vida completamente.

Coger un lápiz, un papel...

La enfermedad también es cierto que de una forma u otra

nos llega en la vida

De hecho, hay enfermedades

que sí que te las puedes buscar más.

Yo es que fumo tres paquetes al día,

pues te estás buscando complicaciones.

Pero hay enfermedades que te caen y te tocan.

Sin haber hecho nada, es mala suerte y ya está.

Ahí sí que no podemos incidir mucho.

Cuando podemos ir al origen del problema, vamos,

esto es "wabi sabi".

Cuando no podemos ir al origen,

vamos a tratar de gestionar las consecuencias del problema.

Y hay dos recursos, es compensar y distraerte.

Porque no podemos ir al origen.

Después, cuando dices estas listas,

quizás también te encuentras que hay un orden en esa lista

y dices: "¿Por qué has puesto eso primero?".

¿También nos equivocamos en las prioridades?

La mayor parte de las veces no son nuestras prioridades,

son las que hemos heredado,

las que creemos que tiene nuestra pareja,

las que creemos que debemos tener como padre,

y cuando piensas tranquilamente,

le dedicas un tiempo a analizar las prioridades,

y te das cuenta de que esa lista no es tal cual.

Y otro tema, que las prioridades cambian,

están vinculadas a un contexto, y pueden cambiar.

Cuando eres padre, cuando estás solo, con pareja,

cuando estudias, trabajas...

Nos falta ese dinamismo, esa revisión de las prioridades.

Tienes un componente estético en lo que nos cuentas,

en fijarnos en la belleza, como decíamos al principio,

mezclas la estética, quizás por la influencia japonesa,

porque hay términos... Tú te refieres a un término,

que es el "komorebi",

que significa "la tenue luz que se filtra

a través de las hojas de los árboles".

Ese instante también tiene un nombre y una definición.

Exacto, me encanta, los japoneses tienen nombre para todo,

y me encanta.

Somos esclavos del ideal de belleza griego todavía.

¿Qué es?

La proporción, la simetría, el equilibrio,

y descartamos otras formas de belleza que son interesantísimas.

De hecho, "komorebi",

en este capítulo hablo de la importancia de poder saborear,

de poder disfrutar del día a día, de la belleza de un café con leche.

¿Qué pasa?

Tomamos un café que ni saboreamos, venga, para adentro y trabajar.

Oye, tómatelo tranquilamente, disfruta de esa belleza,

esa actitud es importante, porque al final,

al meter micromomentos positivos en nuestro día a día,

estamos en mejores condiciones de afrontar la adversidad.

Micromomentos que también tienen que ver un poco

con esa relación con la naturaleza,

has visto que en Japón la tecnología

también ha estropeado a muchas personas,

a muchos jóvenes, ¿no?

Tienen lo bueno y lo malo,

con tanto clic, también haces crack, ¿no?

Vivimos demasiado desconectados de la naturaleza.

Yo vivo en el Pirineo, lo estoy disfrutando ahora cada día.

Pero hay que buscar un momento para la naturaleza, sea un parque,

la playa, la montaña, un prado, un campo.

Porque allí vas a encontrar el silencio para poder pensar.

Tenemos un problema, es que algunas personas no quieren pensar,

ese silencio.

Pensaba que ibas a decir: "No quieren salir".

Bueno... No quieren pensar.

Es cierto que si me pongo a pensar,

a lo mejor veo cosas que no quiero ver.

Hablando de aceptar la imperfección,

¿qué imperfección tú ya has aceptado?

Porque haberlas hay muchas, pero como ejemplo:

"Yo me he gestionado esto". Muchas, muchas.

Por ejemplo,

yo tengo la tendencia a preocuparme de las cosas

y mi trabajo me cuesta pasarlo a un terreno más práctico,

a ocuparme de ellas, esta es una, por ejemplo.

Y muchas más, muchas más. A nivel estético, rompo la simetría

con un ojo con parálisis comparado con el otro.

Pero sí que nivel de comportamiento,

el hecho de saber y reconocer, ponerte delante del espejo

y ver que eres imperfecto, te permite crecer.

Si yo no lo hubiera hecho, me preocuparía de las cosas,

y ahora no me preocupo, me ocupo.

Pues conocer nuevas formas de ver la vida a nosotros nos encanta,

y descubrir esas imperfecciones y lo hemos hecho contigo.

Tomás Navarro, gracias. Muchas gracias.

Gracias por estar aquí.

Nosotros seguimos, vamos ahora con otras cuestiones.

Cada semana, ella nos da a conocer propuestas de personas

que ven las cosas de otra forma. Son innovadoras y, además,

solidarias con las más diversas causas.

Vamos con Antonella Broglia.

Hoy en nuestra sección de Emprendedores sociales,

vamos a hablar de la población reclusa femenina.

Se calcula, Antonella, unas 700.000 mujeres encarceladas.

Básicamente en cárceles de China, Estados Unidos y Rusia,

pero hoy nos vienes a hablar de dos iniciativas sociales.

La primera es para que las mujeres reclusas

puedan tener hijos en la cárcel. -Sí.

No solo puedan tener hijos, que deben tener hijos,

sino que puedan tener hijos

en condiciones decentes y respetuosas de su papel de mujer.

Las cárceles son para hombres, diseñadas por hombres para hombres.

Y, sin embargo, es la población femenina la que crece,

la que aumenta su presencia en la cárcel.

Sabes que el año pasado en Estados Unidos,

el 25 % de las presas en el último año

estaban embarazadas o dando a luz.

Y el 75 % de las mujeres en la cárcel es madre.

Por tanto, hay exigencias muy específicas

que no se tienen en cuenta y esta emprendedora social,

Erica Geritty, en Minnesota,

crea un programa que se llama

"The Minnesota Prison Doula Project",

que consiste en poner a disposición una "doula", es decir,

una ayudante específica de maternidad,

para las mujeres en la cárcel.

Es algo revolucionario.

¿Sabes que la "doula" no es médico?

Tiene una serie de competencias que apoyan a la mujer

durante el embarazo, en el parto y después también.

Además, crea cursos de formación para los padres

y con servicio de apoyo especial, de ayuda,

de "counselling" para la mujer que lo necesita.

Eso no es fácil de hacer,

porque entrar a cualquier cosa en una cárcel no es fácil de lograr.

Y ella lo logra porque consigue demostrar

a través de años de experiencia,

primero en Minnesota y luego en otros estados,

que realmente esto es muy bueno para toda la cárcel,

porque la madre, si tiene un parto bueno,

consigue reconectarse consigo misma

y mejorarse también como reclusa para ser una buena madre.

Por tanto, mejora ella, mejora el ambiente en la cárcel.

Erica consigue otras cosas, por ejemplo, que no se encadene,

que no se ate a las mujeres embarazadas,

y toda una serie de mejoras en este sentido.

Hoy ha conseguido estar

en muchas más cárceles, 120 cárceles,

en todos los Estados Unidos.

Y ha estado muy arraigada en cinco estados,

está empezando a trabajar en todo el país.

-Y aumentan las "doulas" voluntarias.

-Y hay muchas más "doulas" que quieren trabajar

porque la experiencia es muy muy positiva.

Ella tuvo una historia muy dramática de pequeña,

su madre la abandonó,

a su hermana y a ella cuando tenía 16 años.

Esta chica del dolor y de la soledad lo sabe todo,

pero reaccionó para ser mejor,

estudió y a los veintipocos años, ya tenía un doctorado.

Quería ser trabajadora social

porque quería estudiar la parte científica

del dolor y de la soledad, que ella había vivido en sus carnes,

e inmediatamente empatizó con el entorno carcelario.

Luego conoció una serie de libros sobre el parto natural

y decidió ser "doula", y luego lo unió todo.

Unió una competencia, unió la otra y creó esto.

En el 2008, dentro de la máxima crisis,

y hoy es realmente una referencia a su país.

-Buena iniciativa, Antonella.

La segunda iniciativa es en España

y es para llevar libros a las cárceles de mujeres.

-Esta es una iniciativa de María Rufilanchas.

María es una escritora, redactora y publicista.

Pero, de vez en cuando, dedica sus esfuerzos

y su dinero también a iniciativas de impacto social,

y esto era para visibilizar a las mujeres en la cárcel,

porque en España pasa como en el resto de lugares,

las cárceles no están pensadas para las necesidades las mujeres.

Ella ha creado una iniciativa que se llama "A las olvidadas",

y es una recogida de libros,

un llamamiento a la ciudadanía en general,

para que mande un libro nuevo o usado dedicado

a las mujeres, inicialmente del módulo femenino

de la cárcel de Soto del Real, en Madrid.

Y para su propia sorpresa,

recibe más de 600 libros de cualquier tipo de persona,

que se lo mandan a su oficina,

con esas increíbles dedicatorias a la mujer olvidada, anónima,

que está en esa cárcel.

Coge 300 de ellos y en julio los lleva a Soto del real,

le dan acceso...

No hay imágenes de esto, obviamente,

pero hay un testimonio sonoro,

y pone ahí todos los libros, las mujeres se conmueven,

las mujeres de la cárcel,

y nos dicen después los trabajadores de la cárcel

que por primera vez ven mujeres con libros en la mano

por toda la institución.

Luego ha hecho otra convocatoria

para una entrega a finales de noviembre en Estremera,

que es otro módulo femenino, siempre en la zona de Madrid,

y creo que después esto seguirá con la idea de poder entregar

libros dedicados a todas las mujeres

de todas las cárceles femeninas de España.

-Hablabas de testimonio sonoro, si te parece,

escuchamos uno de estos testimonios. -Muy bien

"Tengo dos nombres en prisión,

'En el último rincón del mundo' y 'cementerio de los vivos'.

Porque aquí es como cementerio donde nadie...

Cuando una ya está aquí, ya está.

Gracias, muchísimas gracias.

(Aplausos)"

-Pues "Último rincón del mundo" y "Cementerio de los vivos"

qué manera más gráfica de definir una cárcel.

Con esto nos despedimos. Gracias, Antonella.

-Gracias a vosotros.

Ejemplos de buenas prácticas siempre los hay,

en todos los ámbitos, son necesarios.

¿Son necesarios o no?

Qué ejemplos se nos muestran hoy en nuestra sociedad

y qué dicen de nosotros.

Jorge de los Santos nos lo va a contar o a analizar,

a diseccionar. Jorge, bienvenido. Bien hallado.

¿Se necesitan modelos?, preguntábamos.

Hombre, en teoría sí.

El modelo es un proyecto.

Básicamente es un proyecto, una proyección,

una manera de tener una línea orientativa

que guíe nuestras conductas, algo que nos sirva para modelarnos.

O sea, es ese el proyecto.

Recuerdo una escena de película, no recuerdo qué película era,

pero dos jóvenes, dos treintañeros estaban en la habitación de uno

y este tenía todavía las paredes llenas de fotos de modelos,

y el otro decía: "Hombre, coño, tú ya tienes una edad para esto".

Te refieres a mujeres. Sí, en este caso mujeres.

Y claro, el otro decía: "Es que yo aquí no veo mujeres,

yo aquí lo que veo es la esperanza en un futuro mejor".

Así es como Stendhal definía la belleza.

Es decir, el modelo es algo que te impulsa,

que te lleva, que te guía, es una especie de faro utópico

que es, digamos, sustancial a nuestro propio comportamiento,

individuales y colectivos. En teoría.

Ese sería el origen, en el origen de los tiempos.

La función en el origen. Pero ¿qué pasa ahora?

Pasa que el modelo tiene varias características

que son sustanciales a él, son radicales,

si las desmenuzas, el modelo desaparece.

Una de ellas es que es inalcanzable.

Es decir, el modelo tiene esa cuestión, como se define,

por ejemplo, la utopía, ese horizonte que siempre está ahí,

pero que nunca, mientras te acercas, no lo alcanzas,

no llegas a alcanzarlo,

+porque conforma ese concepto

un poco que Walter Benjamin llamaba el aura,

tiene algo que trasciende al propio fenómeno que lo produce.

O sea, hace que sea inalcanzable.

Esas mujeres que hablábamos, por ejemplo,

eran mucho más que la propia persona en sí con su nombre y apellido.

O sea, desprendían algo que hacía

que fueran absolutamente inasequibles por más que uno supiera

que esa mujer podía tener acné o una mala digestión.

Un nombre. Un nombre, efectivamente.

Luego, tenía otra condición sustancial,

y es que el modelo es tiránico siempre.

O sea, en cuanto a que es un patrón de conducta y estético,

siempre tiene una especie de requerimiento

hacia uno un tanto histerizado.

O sea, siempre se mete, como sucede con la histeria,

en todos tus deseos, siempre te está exigiendo atención,

de ahí que siempre este lado, digamos, oscuro del modelo,

que provoca ciertos desequilibrios entre todos nosotros.

¿Cómo se configuran esos modelos hoy en día?

Me refiero a la actualidad, porque ¿qué está ocurriendo?

Que no hay uno, que hay muchos;

que ya no sirven, que se entiende otra manera.

¿Qué ocurre?

Yo creo, Marta, y aquí es donde empezamos el tema.

Yo creo que básicamente lo que se produce,

que es algo que ya se detecta hace mucho tiempo, pero que, o sea,

ese... ese topo shakespeariano ya se detecta en el XIX.

O sea, los que saben oír ese ruido de fondo,

detectan que es la disolución del concepto,

pero se hace manifiesto,

en lo que venimos a llamar la posmodernidad.

Que es la disolución del concepto de jerarquía.

O sea, la jerarquía, en cuanto a concepto desaparece,

se pone muy en cuestión.

Poner en cuestión la jerarquía es, por ejemplo,

es poner en cuestión el amor en sí mismo.

No el amor en cuanto a que el amor que profeso por ti

tiene que ser desigual,

sino que tú eres desigual con relación a los demás,

por eso te amo.

Pero el concepto de la jerarquía se pulveriza en cierta manera.

O sea, en nombre de la igualación.

Y eso nos convierte a todos en indiferentes.

Es decir, en personas que no sabemos distinguir las diferencias.

Otra vez volvemos al significado literal de la palabra, indiferente.

Exactamente.

Empezamos a no saber distinguir la excelencia de lo modélico

de lo mediocre.

Hay un núcleo radical que pone muy en cuestión el modelo.

Entonces,

hoy en día da la sensación o se puede hacer ese análisis,

de que todo es asequible.,

Todo es alcanzable.

Todo es realizable.

Nada nos oprime, porque la nada no nos oprime,

nos oprime todo.

Nos estamos todo el día quejando de todo.

Con lo que parece que esas dos cuestiones radicales

que decíamos del modelo,

lo inalcanzable y lo tiránico del modelo se han disuelto,

y por lo tanto, parecería que al disolverse lo sustancial,

lo que desaparece y lo que buscamos,

en nombre del buen rollo y de la desaparición de exigencias,

es la propia disolución del modelo.

Pero ojalá fuera eso.

El problema es que seguimos necesitando...

En muchísimos ámbitos Elementos modélicos, sí.

El problema es que ese modelo,

esa magnitud de excelencia

se está proyectando en un cualquiera,

en un alguien como tú, en un alguien como tú,

algo que es asequible o alcanzable por proximidad.

Es decir, en cualquier tonto con balcón a la calle.

Todo es posible. El modelo...

Cualquiera puede ser modélico, cualquiera puede ser modélico,

el modelo puede ser la función modélica,

la adquiere cualquier botarate o "botarata",

por utilizar lenguaje no discriminatorio,

que tenga muchos "likes".

Ese inmediatamente se convierte en modelo de referencia,

en temas de una enorme complejidad, que requieren mucho sentido común,

capacidad de análisis, mucho elemento conceptual,

como es qué es la democracia, como es la libertad de expresión,

como son los feminismos.

Ese es nuestro problema.

Esa igualación, ese decir "no hay nada que sobresalga por encima",

esa ruptura del canon, en el sentido incluso literario,

en el sentido literario de literatura,

es el que hace que cualquiera que obtenga el éxito,

el éxito del como lo entendemos hoy,

que es la aprobación mediante los "likes",

mediante lo que se haga ver... ¿No es la muerte del patriarcado?

También podría ser la muerte de ese modelo en concreto.

No, modelos femeninos han existido siempre,

no creo que la relación entre lo modélico y el patriarcado

esté vinculado, o sea, se trata del modelo.

O sea, con la voluntad, digamos,

que es por sintetizar lo estamos intentando decir,

con la voluntad de acabar con la tiranía del modelo, o sea,

con las exigencias que tiene el modelo,

lo que estamos haciendo es utilizar de modelo gente que no es modélica.

Gente que simplemente está ahí, que se hace ver,

que llama mucho la atención, que tiene muchos "likes",

que no tiene ninguna excelencia demostrada

en ninguna capacidad,

porque también ahí se produce que el referente soy yo mismo.

Lo que trato de decirte, Marta,

es que nadie es mejor que tú, y como nadie es mejor que tú,

lo que te están diciendo es que el referente eres tú mismo.

Pero claro, si tú eres el modelo de ti mismo, mal vamos.

Un modelo, referentes o no,

el ratito que hemos dedicado a las reflexiones.

Queda ahí para todos.

Ahí se queda "Para todos la 2".

Muchísimas gracias.

Y a ustedes, también gracias por seguirnos

aquí en La2 y en nuestras redes sociales

donde también podrán encontrar,

revisar y reflexionar sobre contenidos, entrevistas,

reportajes, todo, cuando quieran.

Saludos y que disfruten del resto del fin de festivo que nos queda.

Adiós.

Para todos La 2 - 08/12/18

08 dic 2018

Programas completos (1225)
Clips

Los últimos 7.838 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios