Presentado por: Marta Càceres Dirigido por: Quim Cuixart

Magacine semanal centrado en temas sociales y de participación ciudadana y presentado por Marta Cáceres. El espacio tiene como objetivo dar voz a entidades públicas o privadas, asociaciones, ONG's, fundaciones y a las iniciativas ciudadanas que trabajan para mejorar el día a día.

Contará con varias secciones fijas a cargo de Antonella Broglia (Emprendimiento social), Maite Larrauri (Filosofía para profanos), el pensador Jorge de los Santos (¿En qué mundo vivimos?) y la actriz Blanca Marsillach (Comprometidos).

Contacto

Escriba al programa Para todos La 2: http://www.rtve.es/participacion/para-todos-la-2/

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5008903
Para todos los públicos Para todos La 2 - 23/02/19 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas. ¿Cómo va la mañana?

Aquí, en La 2,

tenemos preparada para su uso y disfrute

una buena dosis de actualidad social.

Les contamos.

En Kenia, por ejemplo, las mujeres de una tribu masái

han encontrado una fórmula para salvar su cultura

colaborando con la ONG ADCAM.

Más cosas.

La muerte y los cambios y ausencias que conlleva

se pueden trabajar de otra forma

si pensamos que morir es aprender a vivir.

En unos minutos hablaremos de ello

y del proyecto de inclusión social Ellas lo bordan.

Sin olvidar que después Patricia Ramírez dará unas notas

sobre el miedo al compromiso.

Ahora, como les decíamos,

cada vez son menos las tribus de todo el mundo

que consiguen sobrevivir en el tiempo.

En el caso de los masáis, en Kenia, ahí les tienen,

una comunidad contactó con una ONG española

que se ha puesto manos a la obra

a través de la educación y el turismo

y está desarrollando las capacidades de sus mujeres.

"No ha sido fácil

poner en marcha un complejo turístico como este

o crear una cooperativa

que diera más protagonismo a las mujeres.

Y todo para crear una escuela que diese formación

a una población cada vez más atacada por el cambio climático,

la falta de agua

y el reclamo turístico

en que se ha convertido la naturaleza

que les ha dado sustento desde hace siglos.

Obligados a exiliarse de las tierras que habitaban,

los jóvenes de este grupo masái buscan trabajo en otros sitios

y empieza a desaparecer una cultura ancestral

hasta que el líder de la tribu

lanza un grito desesperado de alerta."

-Cuando conocimos a William hace 12 años,

él nos pidió ayuda

porque estaba preocupado

porque se estaba perdiendo su cultura.

Estaba viendo un éxodo de las nuevas generaciones

por falta de oportunidades

y nos pidió que le ayudáramos a crear alternativas reales

que les permitieran tener un futuro aquí

sin perder su identidad y su cultura.

-"Tuve una gran oposición de los hombres.

Pensábamos que si las mujeres trabajan,

dejarían de necesitar y querer estar con los hombres.

pero eso era falso."

-"ADCAM es una ONG española que ha tomado cartas en el asunto

formándoles para crear su propia forma de subsistencia

tomando como referencia tres pilares básicos.

La educación, el empoderamiento de las mujeres

y la creación de una fuente de ingresos

que evite su desaparición."

-Al crear el proyecto de cooperativa artesana ADCAM

y hacer un acuerdo de colaboración

con una empresa de calzados española muy prestigiosa

para sacar una colección cada verano

estamos pudiendo ofrecer trabajo a todas estas mujeres.

-"Las mujeres ayudan desde las familias.

Hacen crecer el proyecto.

Tienen dinero, se sienten mejor

y ayudan a la comunidad en la escuela, en la sanidad..."

-Puedes estar comentando con ellos

las experiencias que has tenido con los safaris,

te explican sobre los animales,

te explican sobre los detalles de fauna y flora,

sobre sus hábitos...

-Convivimos con los masáis que son encantadores.

Hacemos safaris que es superinteresante

y hemos visto los leones, hemos visto los elefantes

que se peleaban entre ellos o jugaban

y ha sido muy emotivo.

-Yo no quería ir a un safari típicamente turístico,

a un hotel de lujo donde...

Me apetecía mucho convivir con los masáis

y me apetecía ver la vida aquí.

Ver una escuela, ver naturaleza en estado puro

y poder convivir en un lugar precioso,

superbién hecho, superbién instalado y montado...

¿Qué más puedes pedir?

-Cada noche en la hoguera nos reunimos con ellos

y es un momento único

en el que puedes compartir y preguntar

desde su cultura, sus costumbres...

Les encanta compartir las historias de su tradición,

los cantes, los bailes...

Todo eso es algo que solo se puede obtener aquí

porque es un proyecto de ellos.

-Convives con los masáis, con los niños,

vives su cultura...

Y el espacio es bonito

y la gente y la convivencia me encanta.

Estoy pasando unas vacaciones como nunca en mi vida.

-La educación es la clave realmente para el desarrollo de la comunidad

y está permitiendo frenar ese éxodo que se estaba dando

y esa pérdida de cultura.

Ofrecemos educación a 250 niños, almuerzo diario

y 90 de ellos viven en nuestra residencia

y con lo cual están aquí todo el tiempo.

Ellos lo sienten como un proyecto propio

y está permitiendo que tengan un modo de sostenerse

a largo plazo.

-"Es el sueño de un líder masái

que luchó por salvar la cultura de su pueblo

y que ahora es cómplice de la naturaleza

para hacerlo realidad

trabajando y educando,

pero, sobre todo, respetando la naturaleza

que da vida a toda una cultura."

Irse, dejar este mundo y expirar

son sinónimos de algo por lo que todos vamos a pasar.

El final de nuestra vida.

Hay otras formas de hablar de ello,

su acompañamiento e implicación de la familia,

de voluntarios o profesionales de este cometido.

Es el caso de Vicente Arráez,

médico intensivista durante más de tres décadas

y excoordinador de trasplantes.

Es presidente de METTA HOSPICE

que es una entidad laica y sin ánimo de lucro.

Nuestro compañero Miguel Castro ha hablado con él.

Nuestra fundación tiene como objetivo

trabajar sobre tres pilares fundamentales.

La difusión de que morir nos enseña a vivir.

Por lo tanto, a partir de que somos mortales,

podemos aprender a vivir mejor y plenamente.

Con esa difusión

trabajamos sobre la formación de personas

para que aprendan a acompañar al que se muere.

Todos vamos a ser acompañantes

y todos vamos a ser acompañados cuando llegue el momento.

Y, después,

hacemos también acompañamiento al proceso de morir

de quien nos lo solicite.

-¿Cómo se desarrolla, por ejemplo, en un proceso como este

de alguien que va a morir en los meses próximos?

¿Qué emociones suscita en esta persona

que va a tener ese trance

y que emociones se suscitan en los familiares?

-En la persona

que está viviendo su proceso de morir

un mensaje de tranquilidad,

porque todos nos vamos a morir bien.

Quizás hay mucho más problema en las personas que acompañan,

la familia, los amigos,

porque el que está en proceso de morir

le va quitando importancia a todo lo que ha vivido.

Es un momento de despertar de la espiritualidad.

En eso se puede ayudar

para facilitar ese quitar importancia.

Hay una parte tremenda de quien está alrededor.

La clave del que se va es cómo soltarse

y la clave del que acompaña, sea familiar o no,

es admitir, aceptar, que el otro se tiene que ir

y que tú te tienes que quedar.

Es un momento de sufrimiento para los dos,

pero la clave es soltarse.

Ahí tenemos siempre mucho trabajo que hacer.

A veces, mucho más en la familia que en el que está en el proceso.

Y es fundamental poderse comunicar.

Evitar lo que se llama el pacto de silencio

que hace que una persona no sepa qué decirle a la otra.

El que se está muriendo sabe siempre que se está muriendo.

El que está acompañando teme hacer daño

recordándole que se está muriendo.

Y ahí se genera una distancia que es fundamental evitar

para que tenga sentido y trascendencia ese momento.

-¿Y cómo se establece esa comunicación?

Porque es una comunicación difícil que todos intentamos evitar.

-Siendo difícil,

porque no tenemos costumbre de afrontar la situación así,

hay herramientas que podemos desarrollar.

Saber que la comunicación se establece en el nivel sutil.

No hay palabras ni recetas de qué hay que decir

y a veces es más importante el silencio

y que las cosas se coloquen en su sitio.

Mucho más que querer decir con palabras

lo que se está expresando a través del lenguaje no verbal.

Para el que está viviendo su proceso de morir

la sutileza y la conexión en esos instantes

es de una sensibilidad tremenda

y lo capta todo sin ninguna palabra.

Lo fundamental ahí

es por qué está uno acompañando a alguien que se muere.

Y es que está por amor

y, desde nuestra presencia, presencia sin condiciones.

Simplemente estando con lo que sentimos

y dejando que las emociones aparezcan.

porque va a aparecer el miedo, va a aparecer la rabia,

va a aparecer la impotencia, la frustración...

Todo eso se disuelve

cuando dejamos que surja lo que se ha compartido

desde la esencia del ser humano que es la relación amorosa.

-¿Cómo se habita ese miedo?

¿Cómo se habita esa rabia

sin, de alguna manera, generarle más dolor al otro?

-Hay cosas que pueden ser inevitables

y no le van a generar más dolor al otro

tener conciencia de lo que pasa.

El miedo nos va a acompañar posiblemente

porque es parte del ser humano

y parte de la dificultad para aceptar lo que está cambiando.

A veces, en mi unidad de cuidados intensivos,

utilizábamos un recurso para las familias

que era, simplemente, colocar la mano debajo.

Si me permites.

El que se está muriendo coloca la mano encima,

el familiar coloca su mano debajo,

y sin palabras expresa un sentimiento

de todo está bien y te puedes marchar.

En general,

lo que ocurre cuando vivimos tensión y la transmitimos

es que no quiero que te vayas, te sujeto

y estoy atrapado en esta lucha.

Dejar de luchar es vivir este gesto.

Todo está bien. Te puedes marchar.

Eso genera un escenario totalmente diferente

de paz, de tranquilidad y de aceptación

y cuando se consigue evitar sin tensión ese gesto,

todo está en su sitio.

El que se va se puede marchar tranquilamente

y el que se queda ha aprendido desde esa experiencia

a seguir viviendo

en una circunstancia que inicialmente no se quería,

pero que toma todo el sentido

cuando la vivimos desde esa presencia incondicional.

-¿Qué tiempo lleva a lo mejor ese acogimiento a la situación?

-Ese momento de morir no tiene tiempo ni espacio

y hay cosas que ocurren por sorpresa de momento

y sin más.

Algo, en cualquier caso, que merece la pena

es que mientras estamos en esta dimensión y vivos

poder trabajar con las herramientas que se nos ponen delante.

Precisamente, el proyecto en la fundación

es hacer cursos para trabajar cómo desarrollar la presencia,

cómo desarrollar la comunicación en situaciones difíciles,

cómo trabajar sobre la trascendencia.

En ese sentido,

el trabajo va a depender de la evolución de cada uno

y en esa evolución se trata de aprender a morirse.

Y aquí quizás es interesante plantear

que lo que llamamos muerte es solo un invento de nuestra mente.

La muerte no es nada más que una trasformación más.

Y se ha muerto lo que hemos vivido ya.

Cuando hablamos de la vida, hablamos de lo que ya se ha muerto.

Cuando hablamos de la muerte,

hablamos del futuro que todavía no hemos construido.

Vivir plenamente es morirse a cada momento

para transformar un instante en ese futuro que aún no existe

y que es la vida.

De esa manera, probablemente, perderíamos mucho el miedo

a lo que significa morirse

porque solo es cambiar

trascendiendo las limitaciones de cada momento y de cada persona.

En ese sentido, el aprendizaje depende

de cómo se muera en cada momento cada uno.

-Pues muchas gracias.

-A ti.

Acompañar es fundamental en la vida.

También cuando aprendemos.

¿Y si es el caso de un hijo o un alumno superdotado

qué hacemos?

No hay más remedio que adaptarse

y cambiar nuestro modelo de autoridad.

De eso sabe un rato la siguiente invitada

como psicóloga y también como madre de dos hijos con altas capacidades.

Olga Carmona, ¿qué tal? Bienvenida.

Gracias. Muchas gracias, Marta.

¿Podemos definir a estas personas o a estas personitas

como muy sensibles y creativas a la vez?

Sí, efectivamente.

Esa es una de las condiciones que se desconocen mucho

de los niños y niñas con altas capacidades.

Y es la sensibilidad,

muchas veces hipersensibilidad de muchos tipos,

y la creatividad también.

La creatividad no entendida como creatividad plástica,

sino como pensamiento divergente.

Como una manera diferente de pensar y de procesar la realidad.

¿Cómo suelen reaccionar los padres

cuando les decís

que su hijo o su hija es superdotado?

Vamos a decir la palabra. Superdotado.

Pues, mira, en general mal.

Pero la realidad

es que muchas veces nos están llegando niños y niñas

que han sido mal diagnosticados.

Que vienen con diagnósticos de TDH,

trastorno por déficit de atención e hiperactividad,

con determinados tipos de autismo, etcétera, ¿no?

Con falsos diagnósticos.

Cuando a estos padres les decimos que nada de eso,

sino que su hijo o hija es superdotado,

lógicamente, sienten un gran alivio.

Solamente en este caso.

En los casos que no saben lo que está ocurriendo

y se les da el diagnóstico,

nos gusta decir detección, más que diagnóstico,

porque diagnóstico nos sitúa cerca de la patología

mientras que la detección es simplemente detectar

o señalar una realidad que ya existe

y que no tiene nada de patológica, sino todo lo contrario,

en general, reaccionan mal.

Reacción con miedo,

reaccionan muy llevados por el prejuicio

y por todos los prejuicios que existen

acerca de la condición de sobredotación

o de las altas capacidades.

El sistema educativo en España

tiene una asignatura pendiente con estos casos

y que se salen de la norma y se salen de lo establecido

y se calcula

que hay entorno a un 40 % de fracaso escolar.

Sí.

Es un tanto por ciento altísimo. Altísimo.

Hay dos realidades.

Una es la ausencia de detección.

En este momento, en España, las cifras hablan,

según el Ministerio de Educación,

de una detección del 0,3 % de la población matriculada

desde infantil hasta la universidad.

El 0,3 % representa...

O sea, quiero decir, el número estimado

de niños con altas capacidades en España

habla del 10 o 15,

incluso hay autores que hablan del 20 %.

En el caso de la sobredotación del 2 %.

Lo que se ha detectado en este momento es el 0,3 %.

No es nada.

Esto por un lado.

Los niños están sin identificar.

Están en las aulas, pero no están identificados

porque no se conoce cómo es la sobredotación.

No se conoce cómo es un niño con altas capacidades.

Porque uno piensa:

"Entonces, irá solo, no necesitará ayuda.

Hay que dejarle que lleve a cabo su creatividad".

Todo lo contrario.

El sistema académico no permite,

por la forma en que está construido y pensado,

la creatividad en aula.

El alumno creativo es un alumno divergente

y puede llegar a ser un alumno molesto.

Y por supuesto que necesitan ayuda.

Todo aquello que se salga de la norma,

todo aquello que esté en los extremos

de la curva de la campana de Gauss

necesita apoyo.

Unos por defecto y otros por exceso.

Entonces, con ese escenario, con vuestra experiencia,

¿qué les podríais decir a los profesores?

A los profesores

que son la piedra angular junto con los padres

para la idónea canalización de este tipo de alumno

o de este tipo de niño,

que necesitan informarse, que necesitan sensibilizarse

y que necesitan formarse

para saber cuándo tiene en el aula un alumno de estas características

y saber que pueden hacer con él muchísimas cosas

sin necesidad de medidas excepcionales.

Lo decíamos al principio, ¿no?

Hay que adaptarse cuando existe un diagnóstico,

que ya se sabe este diagnóstico.

Adaptarse y cambiar el modelo de autoridad.

Y de ese modelo de autoridad, por lo que respecta a los padres,

¿cuál sería el manual de instrucciones?

Bueno, para criar y educar no hay manual de instrucciones.

Ya quisiéramos

que cuando tenemos un hijo o un alumno

tuviéramos adjunto un manual de instrucciones

para ese ser humano.

Sin embargo, es cierto en nuestra experiencia,

que llevamos más de 20 años dedicados a esto,

y no solo como profesionales, sino también como padres.

El modelo tradicional de premio y castigo

no funciona.

Qué no hacer, ¿no?

¿Qué no hacer?

Hay que cambiar el modelo de autoridad

basado en el premio y en el castigo

por un modelo de autoridad basado en la "auctoritas" romana.

Es decir, en la confianza,

en el vínculo, en la negociación, en la explicación...

Eso es lo que funciona con un niño con altas capacidades

y, en general, con cualquier niño, pero con ellos específicamente.

Como padres, junto con tu compañero, Olga,

sois padres de Nicolás y Candela.

Y habláis por experiencia,

pero también, con Alejandro Busto, tu marido,

habláis por vuestra profesión, ¿no?

Entonces, eso sí que ha sumado capacidades

y ha sumado experiencia.

¿Qué podríais decir

respecto al libro "El genio que llevas dentro"

que habéis publicado?

El libro que hemos publicado

es un libro hecho con muchísima ternura,

yo diría,

con muchísima ilusión.

Es un libro que hemos escrito pensando en todos los niños

y no solamente en los niños con altas capacidades.

El "feedback" que dan los niños es buenísimo.

Les está gustando,

que era lo que queríamos básicamente.

Y es un libro que pretende romper

con el paradigma tradicional de la inteligencia

desde el punto de vista de la inteligencia académica

que siempre se ha valorado como inteligencia

y, de alguna manera, acercar a los padres y a los hijos

que hay muchas maneras de ser inteligente

y que aquel niño que se mueve demasiado

o que es muy bueno deportivamente

es muy inteligente

de la misma manera que es inteligente

un niño que dibuja bien o que es bueno para la música.

Hay diferentes maneras de ser inteligente.

La inteligencia tal como la conocíamos

es un paradigma obsoleto

y ahora hablamos de inteligencias múltiples

que es lo que trata el libro.

Y, además, habláis, un poco como subtítulo,

de retos y juegos para ejercitar.

¿Hay que retar a estos niños? Por supuesto.

Por supuesto. Hay que estimular.

Hay que tener mucha energía, ¿eh?

Bueno, hay que tener mucha flexibilidad

y hay que tener ganas de divertirse

y ganas de acompañar a nuestros hijos.

Ganas de entrar en su mundo, ganas de compartir,

ganas de echar unas risas con ellos...

Esa es la idea del libro.

Otra aproximación, ¿no?

En vuestro libro hay mucha ilustración,

hay mucho dibujo, mucha nota y mucha mayúscula

para que quede claro cuál es ese mensaje, ¿no?

¿Porque, en realidad, ya para terminar, Olga,

todos podemos ser unos genios

y todos llevamos un pequeño genio dentro?

Todos tenemos diferentes maneras de ser inteligentes, ¿de acuerdo?

No hay mejores ni peores inteligencias,

pero sí me gustaría dejar claro que no todos somos superdotados

ni altas capacidades, ¿de acuerdo?

Son palabras mayores.

Estamos hablando

de una forma atípica de ser inteligentes,

estamos hablando de un 2 % de la población,

si bien es cierto que todos somos inteligentes

de una u otra manera.

Eso está claro.

Olga Carmona, junto con Alejandro Busto,

te agradezco que hayas venido

a contarnos "El genio que llevamos dentro"

o que llevan dentro las personas con altas capacidades.

Muchas gracias a vosotros por darnos la oportunidad.

Gracias. Gracias.

Seguimos.

Alguien ayuda a alguien con una iniciativa original

que trasciende su entorno inmediato.

Esa es la esencia

de la innovación ciudadana solidaria

y un buen ejemplo, Ellas lo bordan,

el proyecto que ayuda en Madrid a mujeres e hijos

que han sufrido violencia de género.

En nuestra sección de emprendedores sociales

vamos a conocer un proyecto de integración sociolaboral

de las mujeres víctimas de violencia de género.

Un proyecto que se lleva a cabo en Madrid

y que lidera Regina Cárdenas.

Cuéntanos cómo se llama este proyecto.

-Este proyecto se llama Ellas lo bordan.

-Qué bonito.

-Digamos que trabaja con un grupo de mujeres

que viven en las condiciones más duras

porque son víctimas de violencia de género de todo tipo,

con hijos, sin familia que les apoye,

sin dinero y con formación muy baja o nula.

Entonces, de estas mujeres,

hay 250 año que entran solo en Madrid

en los centros de protección de la ciudad de Madrid

y su destino es depender de las subvenciones

y ser pobres toda su vida.

Ellas y sus hijos.

Este proyecto, lo que tiene de bueno,

lo interesante, lo sistémico y lo bueno,

es que les proporciona las condiciones

para tener un empleo estable.

Y un empleo estable no es fácil de lograr

por parte de alguien que tiene un niño pequeño.

Es muy difícil la conciliación

tanto para estas mujeres como para todas.

Entonces, esto es un taller que las contrata,

les enseña a coser, a hacer trabajos de costura...

Pero no solamente eso,

sino que para que no abandonen

tienen técnicos que van tres veces por semana

para apoyarlas y que sigan trabajando.

-Asesorarlas. -Sí.

Luego, aparte de coser,

les enseñan en trabajo de equipo a concentrarse

y otras capacidades necesarias.

-Coser es un trabajo meticuloso, a veces lento.

-También es interesante

porque la curva de aprendizaje es rápida

y los resultados son bastante rápidos de conseguir.

Otra cosa muy interesante es que se ocupan de los niños.

No solo de las mujeres, sino también de sus niños.

Si son niños de 0 a 3, hacen juegos, talleres

y técnicas pedagógicas muy avanzadas.

Y si son de 6 a 16,

se ocupan de que no se vayan de la escuela

porque son niños han visto en casa

situaciones de violencia

y no es fácil para ellos la inserción social o educativa.

Por tanto, les hacen apoyo escolar y muchos talleres para educarles.

Pero, además, hacen grupos de crianza,

además, les ayudan a encontrar un piso,

a encontrar un compañero de piso

o una compañera de piso más probablemente

y a pagar la fianza, los avales,

para que, verdaderamente, tengan una vida

con un sentido sostenible independiente

y que no dependan de las subvenciones.

-No es solo el apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género,

sino el apoyo a los hijos

que van a tener también su vida propia.

-Y a conciliar.

¿Sabes que hacen desayunos ahí junto con sus hijos

y luego llevan los niños al cole?

Es decir, verdaderamente, están pendientes

de las necesidades específicas de estas mujeres.

Han hecho un acuerdo con Ikea

para venderles unos productos que ellas mismas preparan.

-Cojines. -Unos cojines fantásticos.

Y ya están trabajando con 17 mujeres

y, quiero leerlo para decir la cifra exacta,

28 niños.

Regina Cárdenas es una ginecóloga y creo que esto explica mucho.

Le ha interesado las condiciones de las mujeres

en casos extremos de marginación

porque ha entrado en contacto con este tipo de mujeres

en las condiciones más vulnerables.

Una ginecóloga es parte de una intimidad

que a veces es muy dura.

Y, además, es científica.

Tiene una mirada analítica.

Busca la raíz del problema

y por eso conoce a estas mujeres tan de cerca

y da una respuesta tan personalizada.

Porque tiene esa conversación.

La conversación del médico o de la médica,

que no sé si se dice,

pero creo que es una palabra mucho más apropiada en este caso.

Regina sigue siendo ginecóloga por la mañana

y va al taller por la tarde.

Hace un trabajo de extrema exigencia, pero...

-¿Y estas mujeres que trabajan en este taller

reciben una compensación económica?

-Están contratadas.

Debería haberlo dicho.

Lo clarifico.

Están contratadas

y, por tanto, lo que reciben no es una subvención,

sino la remuneración de su propio trabajo.

-Perfecto, Antonella.

Gracias por esta iniciativa que has presentado.

-Gracias a vosotros.

Más cosas.

Una relación de pareja, tal y como su nombre indica,

es cosa de dos

y no siempre hay equilibrio entre ambas partes.

Patricia Ramírez, nuestra psicóloga de cabecera,

se fija hoy en el miedo que tienen algunas personas

a querer

por no sufrir, cambiar o comprometerse.

Veamos qué notas pone al respecto.

Muchas personas que empiezan a salir en pareja

terminan por romperla

porque una de las partes no se compromete.

Miedo al compromiso.

Hoy, en "Para todos La 2", vamos a ver las claves.

Uno.

Puede ser que la pareja no te convenza lo suficiente.

Hay veces que llevamos años con alguien

que estamos a gusto en una zona de confort,

que nos comunicamos bien,

pero que no sentimos esa pasión

o creemos que podríamos sentir algo más.

En este caso, ¿cuál es la solución?

Pon en orden tus emociones.

Pregúntate si es solo cariño

o si hay un proyecto de vida a largo plazo

con el que te quieras comprometer,

y, segundo, toma decisiones.

No puedes jugar

con las emociones y los sentimientos de la otra persona

con las emociones y los sentimientos de la otra persona

que sí quiere un compromiso.

Dos.

Asusta cambiar el estilo de vida.

Hay veces

que cuando uno sale en pareja y se compromete

piensa que va a dejar de practicar según qué aficiones,

que puede ser que tenga que cambiar la decoración de su casa,

que tenga que cambiar rutina y horarios...

En este caso, también tenemos soluciones.

No tienes que ceder en todo.

Hay muchas cosas que se pueden negociar.

Y tratemos de negociar, sobre todo, aquello que para ti es importante

y que a la otra persona le cuesta menos.

Tercero.

El miedo a sufrir.

Hay personas que han tenido relaciones dolorosas

en las que se han comprometido

y han terminado rompiendo y pasándolo mal.

En este caso,

tenemos que aprender a convivir con un grado de incertidumbre.

Por muy enamorado que estés, por muy bien que te vayan las cosas,

no te asegura que vaya a durar toda la vida.

Así que aprende a vivir con ese pequeño miedo.

Y segundo.

No puedes tratar a las personas de tu presente

en función de los traumas de tu pasado.

Hay gente con la que te ha ido mal,

pero no dice nada de la gente que llega a ti.

Esa gente que llega de nuevo se merece que partas de cero

y que la trates como si no hubiera pasado nada.

Cuarto.

Las creencias erróneas sobre el amor.

¿Qué soluciones tenemos?

Pensar que tenemos que respetar la intimidad y el espacio del otro,

que estar en pareja y comprometerse

no significa que tengamos que hacer todo juntos

las 24 horas del día.

Y tenemos que ser honestos

con el tipo de relación de pareja que queremos mantener.

Hay personas que les gusta estar mucho tiempo

y hacer todo juntos

y otras que necesitan tener más intimidad.

Establecer eso desde un inicio

hará que luego no haya ningún fracaso.

Cinco.

Por último, no juegues con las personas.

Hay mucha gente con miedo al compromiso

porque se ha acostumbrado a tener relaciones

en las que se guarda un as en la manga,

en la que las personas tratan de poner celoso al otro

para sentirse más queridas.

La solución, simplemente,

es ser honestos con nuestros sentimientos.

Y aquí te dejo un resumen

para que puedas afrontar el miedo al compromiso.

Muchas gracias, Patri.

Nuestro compromiso con ustedes está clarísimo.

Contarles la actualidad social más destacada

y estar aquí para todos.

Saludos desde el estudio 2 de Sant Cugat del Vallès.

Adiós.

Para todos La 2 - 23/02/19

23 feb 2019

Programas completos (1234)
Clips

Los últimos 7.889 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios