www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4053821
Para todos los públicos Página Dos - Xavier Aldekoa - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Xavier, tu nuevo libro, "Hijos del Nilo",

nos habla de un viaje que haces a lo largo del Nilo,

desde el África negra y hasta la desembocadura

en el Mediterráneo. Pasas por países como Uganda,

como Sudán del Sur, Etiopía, Egipto...

¿Qué buscabas en ese viaje?

¿Qué encontraste y qué nos quieres contar en "Hijos del Nilo"?

Sobre todo personas. La historia de la gente

que vive en las orillas del Nilo, más allá del viaje,

el viaje yo creo que es lo menos importante del libro, mi viaje,

sino las personas que constituyen el Nilo,

no solo que viven allí, sino que le dan ese peso

y esa importancia a ese Nilo fascinante.

¿Y con qué mirada has hecho ese viaje?

Quiero decir, la podías hacer con la mirada del viajero,

la mirada del turista, la mirada del periodista reportero

que es, de hecho, la tuya, con la que te ganas la vida,

la mirada del activista... ¿Con qué mirada lo has hecho?

En ese sentido es innegociable, como en la mirada del periodista.

Para mí la línea entre el activista y el periodista es muy peligrosa.

Creo que no tienes que hacer activismo,

es explicar la realidad y dar voz, tanto a la gente que puedes

tener una simpatía, una empatía, como gente que te parece

despreciable, pero creo que también hay que dar voz para explicar

un poco lo que ocurre.

Así que, sin duda el periodista, el viajero puede vivir en el mismo

cuerpo que el periodista, pero el viajero siempre viaja

por una experiencia personal, lo importante está en uno mismo.

En el periodista, sin duda, está en los demás.

No solo narras a través de tu mirada,

también es muy importante la mirada de todas esas personas,

que como tú decías antes, vas encontrando a lo largo

del viaje.

Por ejemplo, yo ahora recuerdo a ese exniño soldado de Uganda.

Es un chico al que secuestraron a los 15 años

con otros treinta y pico alumnos de la escuela.

Los vinieron a buscar por la noche y durante ocho años

estuvo secuestrado como niño soldado en una de las peores guerrillas

de la zona y fue avanzando como se avanza en estas zonas,

sin tener piedad: tenía que asesinar,

tenía que violar... Pero fue, la verdad, que una manera

de ver esos guiños de humanidad que hay dentro, incluso

de las personas más... más asesinas o verdugos.

Está también Grace. Yo no sé si ahí decir

que es una historia con final o con presente feliz.

Está haciéndose el final aún, porque es una niña

que yo digo siempre que es la niña con más ganas de aprender

que yo he conocido en mi vida.

O sea, es una niña que yo localizo justo en la orilla del Nilo,

ha perdido meses antes todo lo que tenía,

han llegado los rebeldes y han quemado su casa,

una niña que vivía como cualquier niña de 15 años.

Y cuando le dan la oportunidad de aprender,

porque hay, después de escribir en "La Vanguardia" unos reportajes,

llama a un médico y dice sin decir el nombre, además:

"Yo quiero pagarle los estudios a esta niña".

Cuando se lo digo a Grace, atraviesa con 15 años un país

en guerra, embarca en autobús, caminando, esquivando rebeldes

hasta llegar a Kenia, y en Kenia ahora ella es la mejor estudiante

de la escuela y tiene muy claro que quiere ser médico en el futuro.

Y Xavier, ¿qué decir de "las nadie"? Esas mujeres de Sudán del Sur.

¿Cómo fue la experiencia?

Bueno, "las nadie" son, lamentablemente

y de manera literal "nadie", porque eran unas chicas

a las que violaron los soldados del gobierno durante horas,

de manera masiva que no importaban, no solo a ese gobierno

que ni siquiera las defiende sino tampoco a los soldados,

los Cascos Azules de las Naciones Unidas.

Las violaron, apenas a 50 m de la base de las Naciones Unidas

que tiene el mandato de protegerles.

Pero yo creo que son unas mujeres que se elevan mucho más por encima

de ese "nadie", por encima de esa etiqueta

de mujeres violadas porque son, sobre todo,

mujeres valientes, son mujeres que a pesar de haber sufrido

esa brutalidad, denuncian a los soldados.

Me decían, además, de manera clara: "Por favor, escribe

nuestros nombres y apellidos y di que son unos cobardes".

(Música)

La próxima novela de Guillermo Tinasky

estará en las librerías de todo el mundo en menos de un mes

y la expectación es enorme.

Por fin, después de 35 años de silencio

podemos decir que Tinasky ha vuelto.

(Música)

Para los libros de ficción de Malpaso

siempre jugamos con fondo blanco y donde representamos la esencia

del libro es en nuestras fajas; y todos los libros de Malpaso

tienen el taco tintado, son tapa dura y por dentro tienen

como un barniz UVI para dar distinción a las portadas;

y en el caso de Guillermo Tinasky, lo que hicimos fue basarnos

en el intento de asesinato de Reagan

y darle un poco de tono misterioso a la portada,

de jugar con la farsa.

-Ya hemos acabado las correcciones, ha sido un proceso complejo.

En este combate hemos perdido. El editor, en este caso nosotros,

hemos perdido la lucha por el título que a nosotros no nos gustaba

la última novela porque es un poco obvio,

un poco manido. Uno de los puntos fuertes de este libro,

una de las cosas que son magistrales, es cómo va fundiendo la biografía

del propio Tinasky con la de John W. Hinckley,

que es el que intentó matar, asesinar, a Ronald Reagan

en el año 1981 y cómo se van fundiendo esos dos personajes

para crear uno solo es una cosa magistral.

De hecho, yo creo que la novelística posterior

va a tomar este ejercicio estilístico como modelo.

Es una cosa que no se había hecho de este modo nunca en la literatura

y que supongo que será más veces.

-La dificultad de la última novela de Tinasky

no ha sido muy distinta de los últimos libros

que me he encontrado, las últimas traducciones que he hecho este año.

Supongo que no es casual que me busquen para hacer

este tipo de novelas con ripios, mucha subordinada,

párrafos que se extienden durante páginas,

como es el caso de esta novela.

Se añadía, además, la dificultad de no poder hablar

con el autor, porque sabemos que ni siquiera a través de la gente

podíamos contactar, pero en este caso hubiese ayudado.

(Música)

-La última novela de Guillermo Tinasky

está a punto de llegar, estamos esperando que de un día

a otro nos lleguen algunos ejemplares. Hemos mandado ya

algunas galeradas a periodistas y la recepción está siendo buenísima.

Muchos de ellos ya quieren entrevistarlo

y estamos intentando traerlo.

De hecho, el propio Tinasky nos ha pedido que le compremos

los billetes de avión ya para venir. O sea, que puede ser

que finalmente Guillermo Tinasky dé la cara.

O sea, que esto sería un subidón.

-Yo ya he recibido las galeradas, lo que pasa que hace muy poco.

Todavía no he acabado de leérmelas pero hasta donde he llegado,

más o menos por la mitad, la novela es extraordinaria.

Pero bueno, de todas formas a todas aquellas personas que busquen

o que crean que van a encontrar respuesta a esa duda

de si el autor fue el que intentó el asesinato de Reagan

o si todo esto es un juego de metaliteratura y...

no es más que una trampa, no van a encontrar respuesta

a la novela, la novela crea más confusión todavía

y nos deja con la duda. Aún con esto, la novela

como artefacto literario es extraordinario.

(Música)

-Los tres libros más influyentes para mí son:

"La otra historia de Estados Unidos", de Howard Zinn;

"Medea", de Eurípides;

y "Orgullo y prejuicio", de Jane Austen.

Él mira a Norteamérica desde abajo: cómo se ha tratado a los extranjeros,

a los nativos americanos, a los negros, a las mujeres,

a socialistas, a comunistas... Por primera vez en mi vida,

alguien me contaba que Norteamérica no era un paraíso en la tierra.

Fue un descubrimiento profundo porque yo crecí

en la década de los 50, años de fe ciega en nuestro país,

los años de Eisenhower, los años de los años de que nosotros

somos los buenos y salvaremos al mundo.

Medea es uno de los personajes literarios más importantes

de todas las culturas de todos los tiempos.

Ella es una mujer maltratada por la gente que la rodea,

por todos sus conocidos, y al revés de otras mujeres

que solo sienten pena de sí mismas Medea decide vengarse.

Cuando yo era una estudiante universitaria

sabía muy poco de traición, celos o amor pasional.

Así que, cuando me hice mayor, el personaje de Medea

se volvió más complejo y mucho más cercano.

"Orgullo y prejuicio" es uno de mis libros más queridos,

Austen logra transformar un mundo pequeño.

Un pequeño pueblo con una mujer con muchas hijas solteras

que decide que debe encontrarles esposo.

Y sus frases son... pura emoción.

Son como escuchar música preciosa, como escuchar un aria hermosa

cantada por una gran cantante.

(Música)

Aquí hablas de culturas milenarias, hablas de pueblos orgullosos.

Pienso, por ejemplo, en los nubios, pienso en esa anciana nómada

que dice que no concibe su vida si no puede dormir en el desierto.

Yo no sé si con todos ellos, Occidente tiene una mirada

realmente condescendiente, o demasiado condescendiente.

Sí, yo creo que hay una cierta superioridad moral

hacia los africanos, esa sensación de que no tenemos nada que aprender,

y creo que es muy importante ver que más allá de ese puente

que tendemos o esa mirada de temor, o solidaria en el caso positivo,

hay otra mirada en la que podemos aprender de esos

1300 millones de personas que no se han estado tocando

la barriga, que están allí conviviendo de manera social además,

a veces mucho más desarrollado que nosotros

esa convivencia social y lo llevan haciendo

desde hace muchos siglos.

O sea, con un poco de humildad creo que podemos aprender

muchas cosas positivas.

La corrupción está instalada en África, como lo está

en muchos otros continentes, pero se nota que hay un esfuerzo

por tu parte de no caer en sus redes.

Tú quieres poder moverte libremente por esos países,

pero sin tener que pagar. Pero no por el hecho de pagar,

de dar dinero, sino porque me sabe muy mal

que esa corrupción se instale y esa manera de favorecer

que siga intento no contribuir a ella.

Pero más allá de esos 100 que te puede pedir un policía

en la aduana me duele, sobre todo, por la gente que lo vive cada día.

Esos caminos del Congo en los que los soldados

exigen 0,20 E o 0,10 E a los locales, para ellos supone una barbaridad.

Entonces, contribuir a eso simplemente

porque me lo puedo permitir o para ahorrarme un poco de tiempo

o para ahorrarme algunas molestias, creo que no es justo e intento

evitarlo siempre que es posible.

Es admirable el papel de las mujeres.

Escribes en el libro: "El Banco Mundial puso esa responsabilidad

femenina en cifras. Las mujeres revierten un 90 % de sus ganancias

en la familia, más del doble que los hombres".

Creo que no solo en África, pero como yo trabajo en África

al final me baso en lo que veo y es una pieza pivotal

en las familias.

Cualquiera que va a África ve a las mujeres trabajando,

vigilando a la familia, ayudándoles a crecer.

Y en situaciones más complicadas, que es cuando la gente demuestra

quién es, lo ves claramente. Cuando todo se desmorona

de alrededor y la mujer tiene a cargo unos hijos, a una hermana,

a una familia... si tú le das de comer a esa mujer, esa familia,

esos niños comen y eso no siempre lo ves.

Lógicamente hay hombres maravillosos que sí lo hacen, pero ese motor

que tiene la mujer me parece que es indispensable para entender

el continente. Ojalá, cada vez África y la mujer,

o la educación y la mujer vayan más de la mano

y así África sea más libre.

¿Y cuál es el papel de las ONGs en África?

Lo digo, porque algunos critican cierto exceso de profesionalismo.

El problema con el trabajo de las ONGs es la generalización,

porque yo he visto tanto trabajos que no me convencen

en absoluto, gente que se mueve más por un beneficio propio

que una ayuda a los demás, pero por el otro lado también

he visto gente que arriesga sus vidas, su trabajo, su salud,

invierte mucho más tiempo del que yo puedo dedicar

a simplemente ayudar a los demás como para meterles a todos

en el mismo saco.

No te entretienes en hablar del riesgo, del miedo

que pudiste pasar haciendo este viaje

o cuando haces tu trabajo habitualmente. ¿Por qué?

Porque tiene una gran parte de obscenidad

fijarse en lo que le pasa a uno. Nosotros somos periodistas

porque escuchamos a los demás y porque explicamos nuestras historias.

Tiene mucho de obsceno que cuando estás con gente que realmente,

no es que haya pasado riesgo es que le han pasado muchas cosas,

en algunos casos terribles: que ha sufrido violaciones

o han matado a su familia; fijarse en esas cosas

que normalmente ese riesgo es menor al que pasa la gente

me parece que ni es interesante ni importa ni debe de importar.

(Música)

-Yo llego aquí, a la televisión, ya mayor, con 33-34 años,

y llego formado desde distintos sitios, ¿no?

Escribir es comunicar, y comunicar es contar algo

que tú tienes dentro, y eso no es negociable.

Yo no puedo escribir con lo que tiene dentro otro,

yo no puedo escribir con el cerebro de otro.

Aparte de que luego tengas que cumplir un encargo

con un cliente, con un... pero una cosa

es que te digan de qué tienes que escribir, y otra cómo hacerlo.

A nivel global, en mis series, procuro que no haya

buenos muy buenos ni malos muy malos, procuro que todos tengan sus razones

para ser como son y que sea el público quien elija,

no yo quien les fuerce a decidir quién es el bueno o el malo.

Procuro que las historias de amor no sean el eje sobre el que se base,

sino que el amor es lo que pasa cuando estás haciendo otras cosas.

Pero en las últimas series hay una especie de tema común

que es la historia de España.

Sí. "Isabel", "Víctor Ros" y "El Ministerio del Tiempo"

son tres series que hablan de cómo somos.

-Anoche imaginé un poema:

"El sueño va sobre el tiempo flotando como un velero...".

-"Nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño.".

-Pero ¿cómo puedes saber un poema que imaginé anoche?

-Yo hablaría de "El Ministerio del Tiempo"

cómo esa serie en la que mi hermano y yo quisimos hacer esa serie

que nos hubiera gustado ver como espectadores.

De hecho, la escribimos pensando que no la íbamos a vender nunca,

pero queríamos escribirla, porque llegaba un momento

que a base de hacer encargos en una industria muy peculiar

acabas perdiendo tu alma, ¿no?

Queríamos que escribir algo distinto, algo que nos mantuviera alerta,

vivos, divertidos... que contáramos nuestras historias.

En el caso de "El Ministerio del Tiempo"

se dio más fuerte en la historia, porque cuando sale

el ministerio del tiempo de pérdida, del paso del tiempo...

se acabó de crear y de rodar con mi hermano,

y con una situación en la que las situaciones que queríamos contar

estaban pasando entre nosotros, con lo cual, dieron un toque muy duro

y al mismo tiempo muy especial a la serie.

Pero bueno, en este caso, fíjate, la anécdota es:

"Vamos a escribir de algo que nos guste",

y mi hermano dijo: "De viajes por el tiempo".

Mi regla cuando hago una serie es que son importantes los episodios,

pero que ninguno puede ser igual al anterior.

Cuando les das series hechas de la misma manera

sabes cuándo acaba el primer acto, cuándo llega el beso,

cuándo llega el malo, cuándo llega el final.

Mi función es que no sepan cuando les va a venir nada.

La importancia del escritor en una serie es esencial.

En realidad, cuando tú escribes un guión es cierto que escribes

para que se vea, no para que se lea; pero el escritor es básico,

y, de hecho, el 95 % de los showrunners,

que son los creadores y jefes

de las series que ellos crean, que deciden lo que se tiene que ver,

¡son guionistas!

(Música)

Para mí, lo importante es que hagas series que te permitan

ser más creativos o series más industriales...

que trates al público como alguien inteligente, ¿no?

Y yo creo que en lo que "El Ministerio del Tiempo"

sí ha sido revolucionaria es en hacer muchas capas.

Es decir: el que quiere ver aventura, va a aventura;

el que quiere más documentación histórica, la encuentra...

Pero, sobre todo, es una serie pop, que pertenece a todo el mundo

y que por ello no es de menos calidad.

Y en ese sentido, la televisión es el verdadero símbolo

de la cultura popular, que no es menos importante

que la que otros guardan en armarios, en museos

o en sus colecciones privadas, ¿no?

(Música)

Algunas de las historias que aparecen en el libro

de Xavier Aldekoa te acompañan durante días y días,

por lo que impactan.

Lo mismo ocurre también con nuestra primera recomendación de hoy:

"Kanada", una novela que empieza

justo cuando acaba la Segunda Guerra Mundial,

y se adentra en aquellos supervivientes

que no pudieron regresar a su casa.

Aquí, concretamente, el protagonista es un hombre que se mueve

por una tierra extraña viendo como sus vecinos

son a la vez salvadores y carceleros;

y la posguerra está muy presente en la nueva novela de Juan Madrid:

"Perros que Duermen", una historia que arranca en 2011

pero que enseguida nos traslada hasta la España de los años 40,

aquellos años negros y duros en los que encontramos a un policía

que debe ocultar el asesinato de una prostituta.

Una historia del pasado, que cómo no,

acabará afectando al presente, un presente que abandonamos

para viajar hasta las extensas praderas de los Estados Unidos

con la intención de vivir una especie, me atrevería a decir

que de western psicodélico.

Y es que aquí tenemos a un áspero trampero

que ha sido maldecido por una india y decide viajar a California

en busca del oro.

Es una novela absolutamente sorprendente,

que como ocurre con el libro de Aldekoa,

te remueve por dentro.

(Música)

"¿Cuántos de vosotros habéis mentido alguna vez?

¿Verdad que luego esta mentira te persigue vayas donde vayas?

Pues de eso se trata esta historia: de una niña que no consigue

vivir tranquila, hasta que hace estallar su mentira.

¿Cómo lo hará?

-Seguro que recordáis la tragedia del instituto de Columbine,

cuando dos chicos entraron armados y asesinaron

a varios compañeros.

Pues "La Flor de Fuego" recrea aquel momento horrible,

pero también nos habla de paz y justicia.

Te pone la piel de gallina.".

(Música)

¿Y cuando regresas a Europa, a tu casa...

el bienestar produce, en ocasiones, algún cierto mal rollo o no?

Bueno, yo creo que ahí es clave no colocarse en el centro

de las cosas. Cuando un amigo te invita a una cerveza

si empiezas a pensar que tú eres el centro pues mal

porque vives en mundos, o compartes mundos diferentes.

Pero bueno, yo creo que lo importante de asomarse al otro lado

es también el valorar las cosas. Entonces, ojalá me sirva a mí

y a la gente que se acerque o que mire hacia África

para valorar también lo que tenemos.

Tú abordas muchos temas en tus trabajos periodísticos,

y... por ejemplo, y los vemos también en este libro, ¿no?

Porque tú puedes cubrir elecciones, hablas del ébola, guerras...

hablas también del deporte en Kenia...

Los temas son muy diversos, pero ¿hay un interés general

en intentar remover conciencia en el lector?

Sí, pero también en ser justo.

Es verdad que a mí me parece que entre todos, no solo periodistas,

entre padres, profesores, bomberos, incluso policías,

creo que es importante mover el mundo hacia una posición más justa

para todos.

Pero bueno, yo creo que eso no nos tiene que cegar,

no solo estar, no solo esa intención, también explicar las cosas

como son y explicar también la normalidad de lo que ocurre

en África, no solo con una intencionalidad

sino que también hay una cotidianeidad y un humor,

hay deporte, hay economía... hay de todo.

En cualquier caso, es cierto que hay momentos

que te golpean por dentro. Yo pienso ahora, por ejemplo,

cuando describes el hambre de los niños y dices:

"Es un quejido mecánico casi sin vida".

Es un sonido, que debe... no sé, como instalarse en el cerebro, ¿no?

Sí. Realmente el recuerdo del hambre, para más allá de las imágenes

que podamos tener todos en la cabeza de niños muy desnutridos

es, sobre todo, ese sonido.

También diría las miradas de las madres cuando están,

llevan muchas horas, muchos días en una cama junto a un niño

que no saben muy bien... un hijo, que no saben muy bien

si va a sobrevivir, esa mirada también se te queda.

Pero la verdad es que el sonido ese, ese sonido, ese quejido, ese lamento

es... yo digo, por eso digo que es el sonido del hambre,

lo que más me recuerda a lo que es el hambre.

Llevas muchos años cubriendo la realidad africana.

¿África tiene futuro realmente? Sin duda.

África tiene futuro porque África es tan diversa

que hay países en los que... no soy optimista,

es que soy realista: Sudáfrica es un país indiscutiblemente mejor

que hace 30 años cuando había un gobierno racista.

Gambi acaba de echar por las urnas, sin derramar una gota de sangre,

a un dictador que llevaba 22 años.

Senegal ha sido un ejemplo de democracia

durante los últimos años, incluso, sacando a un presidente

que quería perpetuarse en el poder. Podría seguir con Botsuana,

Namibia, Ruanda... que pese a sus cicatrices o sus problemas

es un país que está mejor que antes.

Depende de lo que ocurra, depende del país y de esa diversidad

te lleva a pensar que hay algunos países que, sin duda,

van a ser, van a ir hacia arriba. Sin duda.

(Música)

No sé si os pasa a vosotros, pero, a menudo, no puedo evitar

ponerles caras a los protagonistas de aquellos libros que me impactan.

No ocurre siempre, pero, por ejemplo,

en este viaje por el Nilo los rostros

aparecían irremediablemente y ahí estaban Grace,

Solomon, "las nadie", Yakin, Madit...

Después de hablar con varias chicas, con historias similares,

tenía ganas de vomitar.

Fuimos a hacer las fotos de las mujeres

dentro de una chabola refugio para no llamar la atención

ni despertar preguntas incómodas entre los vecinos.

En el camino me salió pedirles perdón,

decirles que sentía mucho lo que les había ocurrido.

No sé por qué les dije eso.

Lo más duro de la guerra de Sudán del Sur

no son las violaciones, los asesinatos de aldeas enteras

o los niños soldado.

Lo peor de lo que ocurre es la indiferencia,

ese mensaje brutal que enviamos a las víctimas de que sus muertes

y violaciones quedarán impunes porque no importan a nadie,

ese olvido es más doloroso que cualquier herida

porque jamás cicatriza, es para siempre.

(Música)

  • Xavier Aldekoa

Página Dos - Xavier Aldekoa

06 jun 2017

Como el periodista, reportero y escritor Xavier Aldekoa se pasa media vida en África, hay que aprovechar cada vez que regresa a España para intentar entrevistarlo. Ahora ha sido posible ya que ha estado unos días de promoción con su libro, Hijos del Nilo (Península). En él nos cuenta un viaje que hizo por los países bañados por este mítico río, con la intención de narrar lo que vio, la historia reciente de estos lugares y darnos a conocer a toda esa gente que encontró durante el trayecto.
Nos contó Aldekoa que es un libro en el que ha intentado ir con la mirada del reportero/viajero, lo que le ha permitido moverse por lugares que un simple turista no hubiera podido conocer.  Pero que nadie espere solo un libro sobre guerras, torturas, asesinatos y corrupción. Todo eso sale, naturalmente, pero el escritor nos contó que ha querido regalarle al lector un mensaje de esperanza porque él está convencido de que este continente es un lugar de futuro, ya que tiene los elementos y el potencial para salir adelante, Eso sí, con la ayuda real de los países avanzados y no con su condescendencia.
Pero el programa cuenta con otros argumentos. En la sección de Los otros nos acompaña el guionista Javier Olivares, autor de la serie El Ministerio del Tiempo,
La escritora Donna Leon nos regalará su canon literario y entramos en la recta final de la serie sobre Guillermo Tinasky con el penúltimo capítulo.

ver más sobre "Página Dos - Xavier Aldekoa" ver menos sobre "Página Dos - Xavier Aldekoa"
Programas completos (376)

Los últimos 1.292 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Sergio del Molino Completo 28:34 22% pasado martes
    Sergio del Molino pasado martes Óscar López viaja a Zaragoza para entrevistar al escritor Sergio del Molino, que hablará de Antonio Aramayona y de ‘La mirada de los peces’. El autor se centra en la figura d...
  • Paul Auster Completo 28:18 25% 10 oct 2017
    Paul Auster 10 oct 2017 En Página Dos, Paul Auster nos habla de su novela "4321". Una obra en la que cuenta la historia de cuatro personas que nacen con el mismo nombre, Ferguson, de los mismos padres y e...
  • Javier Marías Completo 28:28 24% 03 oct 2017
    Javier Marías 03 oct 2017 En Página Dos, Javier Marías nos habla de "Berta Isla" la protagonista de su última novela, una historia de amor disfrazada de espías. Conmemoramos e...
  • Karl Ove Knausgård Completo 28:43 18% 26 sep 2017
    Karl Ove Knausgård 26 sep 2017 En Página Dos el escritor noruego Karl Ove Knausgård nos habla del quinto volumen de sus memorias, "Tiene que llover". El mexicano John Gibler nos cuenta lo difícil que es ser period...
  • Almudena Grandes Completo 28:00 14% 19 sep 2017
    Almudena Grandes 19 sep 2017 Óscar López se traslada a la cárcel Modelo de Barcelona para hablar con la autora madrileña Almudena Grandes de su último trabajo 'Los pacientes del doctor Garcí...
  • Andrea Camilleri Completo 28:08 22% 12 sep 2017
    Andrea Camilleri 12 sep 2017 Página Dos estrena nueva temporada, la undécima, y lo hace a lo grande: entrevistando a Andrea Camilleri en su casa de Roma. Celebramos los 50 años de "Cien años de soledad&q...
  • Especial verano Completo 29:29 24% 11 jul 2017
    Especial verano 11 jul 2017 Página Dos cierra temporada con un Especial Verano, que cuenta con entrevistas a los escritores Gabi Martínez ("Las defensas"), Santiago Posteguillo ("La legión perdida&qu...
  • David Trueba Completo 28:00 25% 04 jul 2017
    David Trueba 04 jul 2017 En Página Dos, David Trueba nos lleva a visitar "Tierra de campos", una novela enfocada en la vida de un músico. Vemos otros buenos momentos de los diez años de programa. ...
  • Ray Loriga Completo 28:26 21% 27 jun 2017
    Ray Loriga 27 jun 2017 Rendición, el nuevo libro de Ray Loriga con el que ha ganado el último Premio Alfaguara, es una historia que ha sorprendido a sus lectores habituales por cuanto nos traslada a un mundo del...
  • Leila Slimani Completo 28:14 18% 20 jun 2017
    Leila Slimani 20 jun 2017 La periodista y escritora Leila Slimani habla de ‘Canción dulce’, novela con la que en 2016 ganó el Premio Goncourt. En ella cuenta la historia de una niñera que as...
  • Luis Sepúlveda Completo 28:36 19% 13 jun 2017
    Luis Sepúlveda 13 jun 2017 En Página Dos, Luis Sepúlveda rememora la brutal represión chilena con su novela "El fin de la historia". Homenajeamos a la poeta mexicana Elena Poniatowska. En la secció...
  • Xavier Aldekoa Completo 28:13 23% 06 jun 2017
    Xavier Aldekoa 06 jun 2017 Como el periodista, reportero y escritor Xavier Aldekoa se pasa media vida en África, hay que aprovechar cada vez que regresa a España para intentar entrevistarlo. Ahora ha sido posib...
  • Siri Hustvedt Completo 28:37 21% 30 may 2017
    Siri Hustvedt 30 may 2017 Siri Hustvedt habla de 'La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres'. Su nuevo libro recoge varios ensayos de reciente publicación donde aborda temas como el arte contempor&aa...
  • Antonio Orejudo Completo 28:24 19% 23 may 2017
    Antonio Orejudo 23 may 2017 En Página Dos, Antonio Orejudo nos habla de su última novela, "Los Cinco y yo", donde recupera a los inolvidables personajes de Enid Blyton. Conmemoramos el aniversario de Idea Vilari&ntil...
  • Daniel Tammet Completo 28:09 22% 16 may 2017
    Daniel Tammet 16 may 2017 En Página Dos, el matemático savant Daniel Tammet nos descubre "La conquista del cerebro". Seguimos indagando para descubrir la personalidad de Tinasky. Repasamos nuevos mom...