www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3631341
Para todos los públicos Página dos - Svetlana Aleksiévich - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Aleksiévich.

Nesbo.

Cataluña. Pla.

Escritor.

Ginzburg.

Siempre es un privilegio tener un Premio Nobel de Literatura

en "Página Dos", y más si tiene la fuerza y el compromiso

de Svetlana Aleksiévich.

(Música)

Vivo en un país libre,

cual solamente puede ser libre

en esta tierra, en este instante,

y soy feliz porque soy gigante.

Amo a una mujer clara que amo y me ama.

Desde que consiguiera el Premio Nobel de Literatura,

varios son los libros publicados en nuestro país,

y me gustaría que hablásemos un poco de ellos

y también un poco de usted.

Vamos a empezar con "Los muchachos de zinc",

que se refiere a la guerra de Afganistán,

donde participó la Unión Soviética durante una década.

¿Por qué este título?

¿Por qué son de zinc estos muchachos?

Verá, el título es muy importante para mí.

El título es una metáfora del libro.

A esos muchachos los traían de Afganistán en ataúdes de zinc.

Era necesario para transportar los cuerpos desde largas distancias,

para traerlos del lejano Afganistán,

que tiene temperaturas de más de 50 grados de calor.

Para entregarlos a sus madres, el ataúd de madera

se colocaba dentro de un cajón de zinc.

En este libro usted da voz a numerosos testimonios,

algo que también es habitual en el resto de sus libros,

pero son testimonios muy particulares,

porque son personas que no suelen aparecer en los libros de historia.

¿Por qué le interesa especialmente este tipo de testimonios?

Creo que nuestra vida ha cambiado de tal modo

que si antes la literatura se interesaba por los héroes,

por gente especial, extraordinaria, destacada,

ahora ha llegado el momento del hombre pequeño,

que ya no quiere seguir siendo la arena de la historia.

Quiere participar aunque nadie le pida su opinión

acerca de las grandes ideas.

Se limitan a utilizarlo en nombre de estas ideas.

Así que un día pensé: "¿Por qué nadie le pregunta?".

Y decidí echar una mirada a la historia,

a la sangrienta historia de la gran idea roja

desde el punto de vista del pequeño hombre.

Entre las personas que entrevistó, hay muchos soldados,

pero también hay muchas mujeres

que sufrieron las consecuencias de la guerra

y, de una manera particular, las madres.

¿Por qué le interesa la figura de las madres?

Pensando en la guerra, o describiendo la guerra,

estamos acostumbrados a ver al hombre como protagonista.

La guerra termina cuando el hombre vuelve a casa,

con la victoria o tras la derrota.

Pero él ya está en casa.

Sin embargo, hay otra guerra después de la guerra,

cuando el hombre se reúne con su mujer.

Por lo general, el hombre es una persona que ha experimentado

una gran desilusión.

Es una persona que ya sabe algo de la muerte y de la vida.

Es duro seguir viviendo con este conocimiento.

Pero no menos difícil resulta la vida de su mujer

y, sobre todo, de su madre.

A menudo, para una madre, la guerra comienza

en el momento en que su hijo regresa de la guerra.

En este libro y en otros hay referencias a los clásicos

de la literatura rusa. Por ejemplo, aquí usted escribe:

"Si no hubiera leído a Dostoyevski, me sentiría aún más desesperada".

Espero que no sea una pregunta absurda,

pero ¿Rusia no sería Rusia sin Tolstói, sin Gógol,

sin Pushkin, sin Dostoyevski?

¿O estos autores existen

por la propia naturaleza y el carácter rusos?

Es tan difícil responder a esta pregunta...

Hemos asimilado ya la idea de que Rusia es un país

que gira en torno a la palabra.

Por lo menos hasta hace poco la literatura ocupaba, diría,

en lugar central en nuestra vida.

Todos nosotros en cierto modo provenimos de la literatura.

En ella están los orígenes de ese idealismo

que llenaba a nuestra gente,

a pesar de los campos de trabajos forzados de Stalin.

De allí procede nuestro espíritu visionario

y otros rasgos del carácter nacional.

Cuesta imaginar al hombre ruso sin la literatura clásica rusa.

No obstante, los niños leen cada vez menos.

Probablemente comienza la era del nuevo hombre ruso.

¿Y qué se siente al formar ya parte

de ese elenco de grandísimos escritores,

y encima respaldado por un Nobel de Literatura?

A decir verdad, no pienso en ello.

El Premio Nobel es una cosa, y yo, otra.

Pienso mucho en cómo evitar que el premio afecte a mi vida

para que la vida no pierda su interés y misterio.

A la hora de trabajar en mi escritorio,

las condecoraciones no importan.

Josep Pla.

(Música)

La geografía siempre deja huella en la literatura.

Por eso, ahora que se acerca el verano,

he decidido regalarme un viaje por el Empordà,

una de las comarcas más hermosas de Cataluña,

para pasear por los escenarios que influyeron

en la imperecedera obra de Josep Pla.

Este escritor fue un autor singular y controvertido

que, aunque inmensamente valorado, nunca se le ha perdonado del todo

su supuesta colaboración intelectual con el franquismo.

Pla nos dejó una obra extensa y variada.

Donde sobresale su producción autobiográfica,

como "El cuaderno gris".

Como me dijera un amigo y lector empedernido de Pla,

el mejor modo de empezar esta lectura

es acercándome a Palafrugell.

Para pasear por sus calles, tomar un café en la plaça Nova

y después visitar la casa familiar del autor,

ahora reconvertida en museo.

Josep Pla viajó muchísimo.

Fue corresponsal en Berlín, París y Roma.

Y más tarde pasó temporadas largas en Cuba, Rusia y Estados Unidos.

Muchos de los viajes se convirtieron en libros y artículos,

pero nunca eclipsaron su único y verdadero refugio en el mundo,

la Costa Brava.

Obsesión que yo también comparto ahora que me dejo llevar

por este paisaje agreste y cambiante.

El escritor nació en el entorno rural,

pero era un apasionado del mar y sus costumbres.

A mi abuelo, Josep Pla le decía "el patriarca".

Siempre había gente aquí, y Pla era uno de ellos,

que venía aquí a pasar unos días con el patriarca,

que le llamaba, Florián.

Y hacía sus comilonas, que es lo que le gustaba a Pla.

Poco queda de aquel litoral aislado y violento

que narró Pla en obras como "Cinco historias del mar".

Pero puedo transportarme a aquella época

mientras leo algunas de sus páginas.

"La mañana es gloriosa, el sol aprieta.

El deslumbramiento del cielo, de un azul intenso,

parece un lecho de delicias.

El viento amaina lentamente".

El autor de "Lo que hemos comido" no soportaba Barcelona,

pero adoraba el Empordà.

Aquí se exilió voluntariamente para entregarse a sus dos pasiones:

la escritura y la gastronomía.

Su estilo literario, como su gusto culinario,

apostaba por la sencillez y la claridad.

Un binomio que se materializa en el interior de esta comarca

de clima cambiante y lluvioso.

Donde pequeños y silenciosos pueblos

sobreviven al turismo entre huertos, viñedos y arrozales.

En uno de ellos, Llofriu, Pla decidió pasar sus últimos años

encerrado en una hermosa masía.

Y mientras le rindo un merecido homenaje junto a su tumba,

pienso en las innumerables sentencias que nos regaló,

como esta que siempre tengo presente en cada una de mis rutas:

"Es más difícil describir que opinar.

Infinitamente más".

(Música)

Los tres libros más importantes de mi vida son "Lolita",

de Vladimir Nabokov,

"Hambre", de Knut Hamsun,

y "El asesino dentro de mí", de Jim Thompson.

"Lolita" es de los pocos libros que releo.

Soy un lector lento.

Por eso debo elegir con cuidado mis lecturas.

Era muy joven cuando leí "Lolita" por primera vez.

Y me sorprendió la belleza de su prosa,

la calidad de sus frases.

Jamás me había pasado antes.

Knut Hamsun es posiblemente el más grande escritor noruego.

Pero es un tema políticamente complicado,

porque Hamsun simpatizó con los nazis y con Hitler

durante la Segunda Guerra Mundial.

Su novela "Hambre" narra la vida de un hombre solitario

que pasea por Oslo buscando a una mujer.

Tiene hambre y es muy infeliz.

Cuando creé a mi personaje Harry Hole,

copié a Hamsun en muchos aspectos.

El mío también es un personaje solitario,

perdido en las calles de Oslo, buscando algo.

Me recomendaron que leyera a Jim Thompson

porque se supone que era el hermano pequeño de Dashell Hamet.

Cuando lo leí, Jim Thompson me gustó mucho más.

Lo que he aprendido de "El asesino dentro de mí"

es que, como escritor, debes intentar reflejarte

en todos tus personajes sin importar cuán oscuros o locos sean.

(Música)

La guerra de Afganistán duró 10 años,

desde 1979 hasta 1989.

En el año 86 se produjo la catástrofe de Chernóbil.

Usted publicó este libro, "Voces de Chernóbil",

donde entre los testimonios aparece usted misma

y se hace una autoentrevista.

Y en esa autoentrevista usted llega a decir

que esta catástrofe fue el acontecimiento

más importante del siglo XX,

a pesar de que fue un siglo con muchas guerras.

¿Realmente lo piensa? Sí, estoy convencida

de que Chernóbil marcó para todos nosotros

la frontera entre el mundo anterior

y el mundo nuevo que todavía desconocemos.

El mundo donde las tecnologías que hemos creado

se han vuelto superiores a nosotros.

No tenemos una filosofía para manejarlas.

Y si tras Chernóbil y Fukushima

no se sacan conclusiones a nivel global,

esto puede conducir a la autodestrucción de la humanidad.

Me llama la atención,

de los testimonios que uno encuentra en este libro,

esa alta sabiduría popular,

pero también me llama mucho la atención la facilidad que tienen

de hacer chistes de situaciones absolutamente trágicas.

¿Cómo es el humor ruso?

Creo que es una posibilidad de salvarse.

Para no volverse loco, es mejor reírse.

Sobre cómo son los bielorrusos, hay un chiste.

A un bielorruso se le ha quemado la casa,

el hombre ha perdido todo lo que había conseguido en su vida.

Los vecinos vienen a verlo, le compadecen, sollozan,

y él de repente tira su gorro al suelo y se ríe a carcajadas.

"La de ratones que la han palmado".

(RÍE)

Un tema importante en el libro es el tema del heroísmo.

¿Cómo definiría usted la figura del héroe?

El heroísmo en nuestra vida es un fenómeno muy complicado.

Por un lado, las acciones de muchas personas son admirables.

En mi libro, hay ejemplos de cómo algunas acciones

impidieron más explosiones

en los reactores de la central nuclear.

Si no fuera por esa gente, ahora, incluso en Europa,

no se podría vivir.

Durante los trabajos de limpieza, se dieron varios ejemplos,

como cuando la gente, voluntariamente,

afrontaba la muerte segura.

Se sabe que la comisión que dirigía las labores

estaba informada de cuántas vidas habría que sacrificar

para llevar a cabo cada tarea.

Cuando uno aborda temas tan delicados, como la guerra

o como las catástrofes nucleares,

¿cómo se enfrenta al tema de la censura?

¿Se le ha castigado mucho por sus libros?

Cuando se publicó mi libro sobre Chernóbil,

la censura en Rusia, prácticamente, no existía.

Fue una época de libertad en que se podía hablar de todo.

No obstante, había censura de otra índole.

Ni yo ni mis testigos, de hecho, comprendíamos qué había ocurrido.

No les pregunté sobre muchas cosas por falta de conocimiento.

La censura era nuestra ignorancia.

(Voz en italiano)

Natalia Ginzburg es una de las escritoras italianas

más importantes del siglo pasado.

Aunque, desafortunadamente,

también es una de las menos conocidas

e infravaloradas a nivel internacional.

Injusticia resoluble ahora

que se cumple el centenario de su nacimiento

y algunas editoriales han reeditado sus textos más destacados.

Nació en Palermo en 1916 con el nombre de Natalia Levi,

pero se crió en Trieste,

donde su padre trabajaba como profesor y médico.

Su familia era laica, antifascista y con antepasados judíos,

motivos suficientes para que fueran perseguidos sin descanso.

En 1938, se casó con Leone Ginzburg,

un intelectual judío de origen rumano,

con el que será madre de tres hijos.

Debido a sus ideas políticas,

dos años después, se exilian a un pequeño pueblo de los Abruzos.

Para entonces, la escritora

ya había publicado su primera novela con seudónimo,

"El camino que va a la ciudad".

Trabajaba en la editorial Einaudi

y se codeaba con intelectuales y artistas.

Pero en 1944, su mundo se tambaleó.

Su marido muere tras ser torturado y ella es detenida

por sus ideales socialistas y sus lazos judíos.

Tras ser puesta en libertad, Natalia Ginzburg regresa a Roma,

a su trabajo editorial y a su vocación literaria.

En 1947, publica su segunda novela,

la violenta y triste "Y eso fue lo que pasó".

Se dice que la escritora intentó ser uno más en un mundo de hombres,

pero, a pesar de ello, sus novelas

no se comparaban con las de sus coetáneos varones,

se consideraban literatura para mujeres,

debido a su poso autobiográfico

y al uso de argumentos como la familia,

la maternidad y lo cotidiano.

Temas que explota con talento

en obras como "Todos nuestros ayeres"

y "Las palabras de la noche", publicadas en la década de los 50.

En 1962, publica un breve y hermoso ensayo,

"Las pequeñas virtudes".

Pero es un año después

cuando le llega el éxito de ventas y crítica

con una de sus obras más conocidas, "Léxico familiar".

La autora mantuvo fuertes conexiones políticas

durante toda su vida,

llegando incluso a ser senadora del Partido Comunista en 1983,

ya con 67 años.

Antes tuvo tiempo de publicar varias novelas más,

que seguían explorando el ambiente familiar,

como "Querido Miguel", o la biografía de Antón Chéjov.

Natalia Ginzburg fue una autora valiente, sensible

y de valores sólidos e imperecederos,

que impregnan todas las páginas que dejó escritas

y que ahora, en el centenario de su nacimiento,

merece la pena recuperar.

(Música)

(Canción en inglés)

La vida de los obreros, Chernóbil o la guerra de Afganistán

están muy presentes en los libros de Svetlana Aleksiévich

y ahora regresamos a Afganistán

con el nuevo libro de Nadia Ghulam y Javier Diéguez,

donde Nadia nos habla de su propia experiencia

cuando se tuvo que disfrazar de hombre

para alimentar a toda su familia

y nos cuenta cómo es la vida de las mujeres allí.

Es un relato impactante que todos deberíais conocer.

(Continúa la canción)

A Somerset Maugham se le conoce por sus novelas,

como "El velo pintado" o "El filo de la navaja",

pero también deberíais leer sus cuentos breves,

así que estamos encantados de que Atalanta

haya tenido la feliz idea

de publicar una selección de los más significativos

bajo el título de "Lluvia y otros cuentos".

No os los perdáis.

(Continúa la canción)

Dana Spiotta es una de las novelistas del momento

en los EE. UU.

Su último libro en aparecer aquí es "Inocentes y otras",

donde nos cuenta la particular relación entre tres mujeres.

Una novela con mucho cine y donde, según la propia escritora,

a entretejido varios hilos narrativos

a través de documentos que pueden ser verdaderos o falsos,

a vosotros os toca descubrirlo.

(Continúa la canción)

(Música)

(NIÑA) Es estupendo conocer la historia de George.

En este libro de Alex Gino,

George sabe que, en verdad, es una niña,

aunque todos lo tratan como si fuera un niño.

Sin embargo, gracias a una obra de teatro,

podrá mostrar su verdadero yo. Es una historia fascinante.

-Mi libro, Bruna, también es fascinante.

Se titula "Terminamos y otros poemas sin terminar"

y es del músico de rap David Martínez Álvarez,

también conocido como Rayden.

Estas páginas están llenas de poesía, prosa y pensamientos de todo tipo,

además, a ritmo de rap. Vas a flipar.

(Música)

El tercer libro del que queremos hablar

es "El fin del Homo sovieticus",

¿hasta qué punto la guerra de Afganistán

y la catástrofe de Chernóbil fueron, un poco,

los motores del derrumbe de la Unión Soviética?

¿O ese final ya estaba, un poco, previsto,

ya se estaba gestando desde hacía tiempo?

Los procesos iban en paralelo.

Durante un largo periodo, 10 años,

había una guerra incomprensible en Afganistán

que trataban de esconder al pueblo.

Después, hubo el accidente de la central nuclear de Chernóbil

y, otra vez, no dijeron la verdad a la gente.

No la decían porque no la sabían

y porque el sistema se protegía a sí mismo,

sí, los procesos iban en paralelo.

Un tema importante del que se habla en el libro

es de que el pueblo soviético

no estaba preparado para la libertad,

¿se gestionó bien esa libertad?

Nosotros, los habitantes de la ex Unión Soviética,

nunca habíamos sentido la libertad,

el hombre soviético no recordaba la libertad,

él nunca fue libre.

Me decían algunos que la gente soviética

solo estaba libre durante la Segunda Guerra Mundial,

cuando había que defender la patria del nazismo.

En la guerra, todos estaban libres para morir.

Acabada la guerra, la libertad desapareció por completo.

También dicen que en agosto de 1991,

cuando nos revelamos contra el golpe de Estado,

el pueblo tuvo unos días de libertad y luego, todo volvió a las andadas.

Para ser libre, hay que saber qué es libertad.

En nuestro país, nadie lo sabe, ni demócratas ni comunistas.

Siempre que se acaba un régimen político,

aparecen los nostálgicos, ¿quedan muchos prosoviéticos?

Sí, hay los que sienten nostalgia de la Unión Soviética,

aunque es un sentimiento muy complejo.

Es la nostalgia de lo no ocurrido,

de aquel ideal que, desde siempre, existe en la conciencia rusa.

Es la nostalgia del tiempo cuando todo estaba claro,

cuando no había ricos ni pobres, todos eran iguales.

Sentir la morriña por esas cosas confortables

está en la naturaleza del ser humano.

Desde este punto de vista,

la idea comunista no es tan sencilla como parece.

Ella nos ofrecía a la ilusión, la sensación de la igualdad,

y claro, los padres educaron a sus hijos en la misma línea.

Lo importante es que estos hijos deseen vivir en un gran país,

por eso, ahora ellos dicen:

"Antes éramos grandes y todos nos tenían miedo".

Una pregunta meramente literaria,

¿leeremos algún libro suyo que sea 100 % ficción?

¿Para qué?

He desarrollado un estilo propio

y mis libros continuarán por el mismo camino.

Ahora, por ejemplo, trabajo en un libro sobre el amor.

Los hombres reales y las mujeres reales

hablan de sus sentimientos, de sus experiencias.

Es asombroso, la imaginación de un escritor

jamás puede generar tanta riqueza, tantos variantes.

Incluso Tolstói, tras acabar "Guerra y paz",

escribió en su diario que no volvería a inventar,

que se limitaría a describir los acontecimientos reales,

ya que la vida es increíblemente interesante.

(Música)

La última Premio Nobel de Literatura, Svetlana Aleksiévich,

no sobrecoge con cada uno de sus libros,

nos abre los ojos y nos enseña a mirar el mundo de otra manera.

Por eso, nadie que se atreva a leerlos logra, afortunadamente,

salir indemne de ellos.

Enterrábamos el bosque,

serrábamos los árboles a metro y medio,

los envolvíamos en plástico y los arrojábamos a una fosa.

Por la noche, no me podía dormir.

Cierro los ojos y algo negro se menea y da vueltas,

como si estuviera vivo,

capas vivas de tierras,

con sus escarabajos, arañas, lombrices...

No sabía el nombre de nada de eso, cómo se llamaban,

eran solo escarabajos, arañas y hormigas.

Las había grandes y pequeñas,

amarillas y negras, de todos los colores.

No sé en qué poeta he leído que los animales son otros pueblos

y yo los exterminaba a decenas, a centenares, a miles,

sin saber, siquiera, cómo se llamaban.

Destruía sus hogares, sus secretos, enterraba...

Enterraba.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Svetlana Aleksiévich

Página dos - Svetlana Aleksiévich

11 jun 2016

Es un lujo contar en el programa con la presencia de la escritora bielorrusa Svetlana Aleksiévich, última ganadora del premio Nobel de literatura. Aprovechando su reciente visita a España quedamos con ella para charlar de tres de sus últimos libros: Los muchachos de zinc (Debate), Voces de Chernóbil (Debate) y El fin del "Homo sovieticus" (Acantilado).

Junto a esta autora, el programa cuenta con la presencia del escritor noruego de novela negra, Jo Nesbo, que nos habla de su canon literario particular. Seguimos una nueva ruta literaria, en esta ocasión de la mano de Josep Pla. Y por último, celebraremos un nuevo aniversario: el centenario del nacimiento de la gran Natalia Ginzburg.

ver más sobre "Página dos - Svetlana Aleksiévich" ver menos sobre "Página dos - Svetlana Aleksiévich"

Los últimos 1.268 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Especial verano Completo 29:29 24% 11 jul 2017
    Especial verano 11 jul 2017 Página Dos cierra temporada con un Especial Verano, que cuenta con entrevistas a los escritores Gabi Martínez ("Las defensas"), Santiago Posteguillo ("La legión perdida&qu...
  • David Trueba Completo 28:00 25% 04 jul 2017
    David Trueba 04 jul 2017 En Página Dos, David Trueba nos lleva a visitar "Tierra de campos", una novela enfocada en la vida de un músico. Vemos otros buenos momentos de los diez años de programa. ...
  • Ray Loriga Completo 28:26 21% 27 jun 2017
    Ray Loriga 27 jun 2017 Rendición, el nuevo libro de Ray Loriga con el que ha ganado el último Premio Alfaguara, es una historia que ha sorprendido a sus lectores habituales por cuanto nos traslada a un mundo del...
  • Leila Slimani Completo 28:14 18% 20 jun 2017
    Leila Slimani 20 jun 2017 La periodista y escritora Leila Slimani habla de ‘Canción dulce’, novela con la que en 2016 ganó el Premio Goncourt. En ella cuenta la historia de una niñera que as...
  • Luis Sepúlveda Completo 28:36 19% 13 jun 2017
    Luis Sepúlveda 13 jun 2017 En Página Dos, Luis Sepúlveda rememora la brutal represión chilena con su novela "El fin de la historia". Homenajeamos a la poeta mexicana Elena Poniatowska. En la secció...
  • Xavier Aldekoa Completo 28:13 23% 06 jun 2017
    Xavier Aldekoa 06 jun 2017 Como el periodista, reportero y escritor Xavier Aldekoa se pasa media vida en África, hay que aprovechar cada vez que regresa a España para intentar entrevistarlo. Ahora ha sido posib...
  • Siri Hustvedt Completo 28:37 21% 30 may 2017
    Siri Hustvedt 30 may 2017 Siri Hustvedt habla de 'La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres'. Su nuevo libro recoge varios ensayos de reciente publicación donde aborda temas como el arte contempor&aa...
  • Antonio Orejudo Completo 28:24 19% 23 may 2017
    Antonio Orejudo 23 may 2017 En Página Dos, Antonio Orejudo nos habla de su última novela, "Los Cinco y yo", donde recupera a los inolvidables personajes de Enid Blyton. Conmemoramos el aniversario de Idea Vilari&ntil...
  • Daniel Tammet Completo 28:09 22% 16 may 2017
    Daniel Tammet 16 may 2017 En Página Dos, el matemático savant Daniel Tammet nos descubre "La conquista del cerebro". Seguimos indagando para descubrir la personalidad de Tinasky. Repasamos nuevos mom...
  • Roberto Santiago Completo 28:01 19% 02 may 2017
    Roberto Santiago 02 may 2017 Roberto Santiago hablará de 'Ana', su primera novela para un público adulto. Un thriller judicial en el que la protagonista, Ana Tramel, es una abogada de 43 años que vive una cr...
  • Maggie O'Farrell Completo 27:54 18% 25 abr 2017
    Maggie O'Farrell 25 abr 2017 Maggie O'Farrell habla de ‘Tiene que ser aquí’, una novela con dos protagonistas, Daniel y Claudette, que se conocen en un paraje desolado del norte de Irlanda. A partir de ah&iac...
  • Alexis Ravelo Completo 28:17 24% 18 abr 2017
    Alexis Ravelo 18 abr 2017 Nos vamos al bosque para entrevistar a Alexis Ravelo, conocido autor canario de novela negra que en esta ocasión nos ha sorprendido con Los milagros prohibidos (Siruela), una historia ambientada en la isla...
  • Ian McEwan Completo 27:59 23% 04 abr 2017
    Ian McEwan 04 abr 2017 En Página Dos, Ian McEwan nos habla de "Cáscara de nuez", su última novela y que está protagonizada por un feto. La Receta es el pastel de verdura de "El ...
  • Ignacio Martínez de Pisón Completo 28:12 23% 28 mar 2017
    Ignacio Martínez de Pisón 28 mar 2017 En Página Dos, Ignacio Martínez de Pisón nos habla de "Derecho natural". Su última novela es el retrato de una familia durante los años de la Trans...
  • Jón Kalmar Stefánsson Completo 28:18 25% 21 mar 2017
    Jón Kalmar Stefánsson 21 mar 2017 En Islandia hemos quedado con Jón Kalmar Stefánsson, autor de la prestigiosa trilogía del muchacho. Con Entre cielo y tierra, La tristeza de los ángeles y El coraz&...

Añadir comentario ↓

  1. lasmilyunamelodias

    Homo nanus {...} Magnus est.

    13 jun 2016