www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4983520
Para todos los públicos Página Dos - Soledad Puértolas - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Sin embargo,

desde que había enviudado y empezado a viajar por el mundo,

asistir a conciertos, a comer en buenos restaurantes,

y a alojarse en hoteles lujosos, sentía que estaba buscando algo.

Y que en cierto modo, no saber lo que iba buscando

resultaba tranquilizador".

(Música)

"Porque intuía que la razón de las metas,

no consistía en alcanzarlas, sino en perseguirlas".

(Música)

El Premio Mandarache es un proyecto de educación lectora,

que impulsa el ayuntamiento de Cartagena,

y que tiene la forma de un premio literario doble.

La clave de este proyecto y por el que tiene esa gracia,

es que el jurado está compuesto por más de 6000 jóvenes del municipio

organizados en comités de lectura

provenientes de casi una treintena de centros de enseñanza.

Y jóvenes que se inscriben por libre, y asociaciones...

-Por el mismo hecho de que sean lecturas conjuntas,

por esos debates que se producen entre ellos,

sí que podemos ver la evolución de su hábito lector.

-A los que nos gusta la lectura no tenemos problema.

A los que les cuesta, esta es la manera más efectiva

de que realmente lo hagan,

porque te lo tomas al principio como un juego, y al final,

lo coges como una afición.

No es simplemente:

"Tengo que leer este tostón de libro,

porque me ponen el examen de no sé qué obra, de no sé qué autor

No, es una manera de leer, y leer lo que te gusta.

No leer las obras que, a lo mejor,

por currículum vienen y no le interesan a nadie

que tiene entre 15 y 17 años.

-En el Premio Mandarache

el encuentro con los autores es fundamental.

Para los alumnos esto significa, primero,

ponerle carne y hueso al escritor, y luego, por otro lado,

el discutir con ellos sobre una obra, que es la oportunidad...

Cuando ellos se quejan de que un libro no les ha gustado,

o que no entienden algo, lo pueden hacer al mismo escritor.

Se lo pueden decir a él.

-Es la segunda vez que paso por el Mandarache,

tuve la suerte de ser finalista hace unos años

con una de mis novelas,

y tenía muy buen recuerdo, pero es impresionante, realmente.

El encontrarte con cientos de estudiantes,

cientos de adolescentes, que han estado leyendo,

que han estado trabajando sobre tu libro,

que vienen con ganas de preguntar, de discutir...

Creo que es una experiencia como no hay otra,

y como debería haber más.

-Es valioso que el jurado

esté conformado por jóvenes.

Pero también es valioso

que estemos trabajando con estos jóvenes a partir de 15 años

en la categoría Mandarache,

con literatura no especializada juvenil.

Es valioso que sean jóvenes

porque están votando libros que nadie ha escrito para esas edades

sino literatura en general.

Creo que esto es una idea fuerza del proyecto

porque hacen que participar en este proyecto, que leer el Mandarache,

se convierta en un símbolo de madurez.

-Nosotros empezamos muy pequeños, con 12 años,

y en ese momento lo único que piensas es:

"Vale, el Premio Mandarache, me voy a perder clase".

Pero, luego, conforme vas subiendo cursos y leyendo,

y entendiendo qué significa el premio, cuántas personas implica,

el trabajo que lleva, lo bien que te lo pasas con tus compañeros,

con los profesores, al final,

creas un lazo un poco más allá del pupitre y la pizarra.

Es una manera interesante de hacer que la lectura llegue a la juve

-Yo creo que tienen una mirada que es la propia de su edad.

Más que ingenua es que todavía tienen

cierta capacidad de sorprenderse, tienen curiosidad,

tienen capacidad también de indignarse ante ciertas realidades

que les pueden plantear los libros,

y creo que leen de una manera más crítica y exigente

de lo que solemos creer.

-Yo por lo menos,

en mi clase he visto gente que al empezar el instituto no leían nada,

pero nada de nada, y conforme han ido avanzando

han descubierto ciertos tipos de libros que les gustan.

Y los he visto ir a tiendas a comprar libros.

Eso era un hecho impensable.

Y la verdad es que sí, funciona.

Todo lo que se hace al final termina funcionando.

(Música)

Soledad, cuando uno termina tu nueva novela, "Música de ópera",

tiene la impresión de que es una historia

que entronca con la tradición clásica

de la narrativa española

de los Clarín, Galdós, Delibes, ¿qué piensas?

Es difícil para el escritor definirse,

y ver dónde se entronca, y dónde no.

Eso lo dicen quiénes la leen.

Sí que me he sentido como dentro de una línea,

la línea un poco de una novela como más clásica, efectivamente,

y bueno, no es estrictamente española, puede ser cualquier...

Pero sí, Clarín, Galdós, desde luego.

Pero con toques barojianos.

Baroja, sí... Baroja está ahí como algo más...

Es decimonónico,

digamos, que de alguna manera

he adquirido un tono algo decimonónico

porque es una historia de familia, una saga.

Pero, con un toque,

que yo pienso que debo a Baroja, como mucho más actual,

y que no se nos vaya de las manos, que no sea decimonónico.

Nada de polvo.

Mejor.

Si lo resumimos al máximo, podemos decir que esta novela

es la historia de una familia de clase alta,

a lo largo de buena parte del siglo XX,

pero a través de la mirada de tres mujeres:

Elvira, Valentina, y Alba.

¿Sería más o menos así?

Sí, efectivamente.

Porque son tres mujeres que se van, por así decirlo,

pasando el testigo.

Son la voz de cada etapa de la historia.

Y vemos la historia a través de ellas.

Con lo cual, las perspectivas cambian.

Empezamos con la perspectiva de doña Elvira,

y acabamos comprendiendo que la perspectiva final es la de Alba.

Me gusta eso,

traer al presente esas perspectivas que son del pasado.

Empecemos con doña Elvira,

¿nos haces un breve retrato de cómo es esta mujer?

Doña Elvira ha sido para mí un gran descubrimiento,

yo no sabía cómo era porque está en el pasado,

y he tenido que indagar cómo era.

He ido descubriendo que a pesar de que era una señora

que parecía muy solemne, y muy rígida,

pues era una señora con sus debilidades,

con su vida interior,

y con una sensación individual muy potente

de disfrute de la vida.

Eso me ha gustado.

Elvira es una mujer que es una gran hedonista,

le encanta disfrutar de las cosas,

le encanta viajar por toda en Europa,

estar en hoteles como este, le encanta la música,

concretamente la ópera, sin embargo,

hay un aumento en la novela donde se dice:

"La idea de la felicidad nunca se le había pasado por la cabeza".

Como si el hecho de ser feliz plenamente

no fuera posible para una mujer y en aquella época.

Claro, creo que por una parte todo encaja y es hedonista,

pero por otra, no se lo ha planteado.

Ella sabe que no es feliz,

yo creo que hay un sentimiento que sabe que no es feliz,

y yo creo que es algo que he podido palpar,

y a lo mejor muchos de nuestra generación

hemos podido palpar en los abuelos, algo les ha faltado.

Podían ser felices, pero a esta abuela en concreto,

aunque parece que lo tenía todo,

sabía que no iba a ser feliz

porque le faltaba, quizá, un papel con más sello personal.

No sé... Tenía una insatisfacción y vivía con eso.

Es una novela donde el contexto histórico tiene importancia,

está la Guerra Civil,

está también de trasfondo la Segunda Guerra Mundial,

incluso la Primavera de Praga,

si nos centramos en el tema de la Guerra Civil es muy importante,

probablemente el tema histórico más importante

porque marca la vida de todos.

Toda la familia, como es natural, está marcada por la Guerra Civil.

Esto es lo que yo he vivido, ¿no?

Y es lo que yo puedo relatar desde la perspectiva

de los que han sido marcados por la Guerra Civil

sin haberla vivido.

Por ejemplo, doña Elvira no la ha vivido,

pero sus hijos la han vivido.

¿Sabes lo que resulta paradójico?

Para algunos personajes, la Guerra Civil, ellos lo dicen,

significó también una de sus épocas más felices.

Yo lo he oído en mi vida.

Lo he oído muchas veces.

El decir: "Es triste decirlo, es tremendo decirlo, pero...".

Porque ahí se rompieron muchos esquemas.

Hubo muchas mujeres que fueron voluntarias en enfermerías

en albergues y se respira un ambiente, de repente,

completamente nuevo.

Y una actividad, la actividad genera euforia.

Pues hay gente que tiene estos recuerdos.

Aparte de que también los oasis que se hacen como dentro de la guerra

en retaguardia, como cuando se va familia a Villa Paulita,

que es una villa de verano,

puesto que ya no pueden veranear a lo grande,

allí se crea como un momento sin hombres.

Sin hombres guerreros.

Y es como que los hombres que quedan son todos conversadores.

Es estupendo.

(Música)

Pues hay muchos clásicos que no he leído.

Entre ellos está "La Divina Comedia" de Dante.

Espero poder leerla pronto.

Me habría encantado escribir un libro

que se llama "Proyectos de pasado",

que es de una escritora rumana, Ana Blandiana.

Es un libro de cuentos de 11 historias,

donde a través de la fantasía, hay una denuncia,

por decirlo de algún modo, de lo que fue el régimen comunista.

No pude acabar "David Copperfield" de Dickens

porque me aburría, en primer lugar,

es un buen motivo por el que yo dejo los libros,

y supongo que me aburría, quizás,

porque la manera de narrar de Dickens,

la tenemos ya tan asumida, que no me estaba aportando nada nuevo.

Aunque quizás sea una excusa barata

y simplemente me aburría sin más.

Me dio mucha pena perder "La montaña mágica" de Thomas Mann,

que me lo dejé en un tren, porque lo estaba leyendo con sumo placer.

Tampoco fue ninguna tragedia,

nada más que me di cuenta que había perdido el libro, me compré otro.

Acabo de publicar un libro de cuentos,

son 11 relatos, "La isla de los conejos"

se trata de un libro que enfrentra

a una serie de personajes con transformaciones,

que les dan un profundo pavor.

(Música)

A doña Elvira le apasiona la ópera, a Maribel Medina,

nuestra primera autora en esta sección de recomendaciones,

le encanta la novela policíaca.

Lo vuelve a demostrar con su último libro

"Sangre entre la hierba"

con la que cierra su trilogía de "La sangre".

Aquí tenemos a sus dos famosos investigadores

con un asunto de trata de mujeres.

Una mujer ha recibido el aviso

de que su hija desaparecida hace 16 años se encuentra en Perú,

¿la encontrará?

(Música)

Se puede escuchar música como hace doña Elvira,

se puede leer, y también se puede pintar.

Como hacen estas cuatro fantásticas ilustradoras

que se adentraron en el mundo

de los centros de acogida de menores.

El resultado de esa experiencia es este hermoso libro

en el que vamos a conocer la cotidianidad,

las aspiraciones y sueños de esos muchachos

que también pintan y mucho.

(Música)

Estaréis de acuerdo conmigo

que nunca esta demás una buena compañía,

y que está a menudo, nos la proporcionan los libros.

Así que echad un vistazo

a la buena compañía de Bárbara Jacobs,

ya que esta escritora nos habla

de su biblioteca personal que le han marcado la vida.

Y que ahora, además,

nos embarcan en una deliciosa aventura literaria.

(Música)

¿Necesita ayuda? -No hace falta.

-Déjeme echarle un vistazo.

-¿Sabe algo de coches?

-No, no.

Hemos tenido adaptaciones de trabajos periodísticos,

pero de un solo artículo...

¿No, verdad? Yo diría que no.

Es la primera vez que tenemos la adaptación

de un relato, un relato que apareció publicado

en el New Yorker en el 2003,

y que ahora se ha publicado en España en un libro,

junto a otros dos relatos del autor.

¿Y esto va de... ?

Es la historia de un forajido de leyenda,

de un ladrón veterano de bancos, a quien da vida Robert Reford,

y aquí ya te voy a plantear la primera diferencia

entre el relato y la película,

porque el relato de Grant recorrería

un poco la vida del personaje en distintas etapas,

en distintas edades, y en cambio,

en la película se ha centrado únicamente

en los últimos años del personaje.

Entonces esta parte que cubre los últimos años, al menos,

¿es fiel en relación al artículo?

Tampoco te creas.

Yo creo que hay dos diferencias fundamentales

y marcan un cambio bastante interesante.

En el relato aparece en un momento puntual

la figura de un policía que sigue el caso del protagonista,

pero en cambio, en la película,

se cuenta un poco en paralelo la historia de este policía,

a quien da vida Casey Affleck y la historia del forajido.

Es interesante porque todo lo que tiene que ver con el relato

de la vida de este policía te ayuda a entender un poco

al personaje del protagonista a quien da vida Robert Redford,

con lo que no son simplemente dos vidas en paralelo,

si no que se escribe la una a la otra.

Eso pasa también con otro personaje secundario importante

que es la mujer a la que da vida Sisy Spaciey,

que en el relato se cuenta que es una de las novias

que tuvo el personaje y en cambio, en la película,

le dedica mucho espacio pero también con esa misma voluntad.

¿Y te ha gustado?

La verdad es que sí, me ha sorprendido.

No tenía muchas espectativas.

Me he encontrado una película pequeña,

pero muy bien contada, con una estética muy setentera.

Muy bien lograda.

No tienes la sensación de estos productos

que intentan recrear otra época y se ve forzado,

sino que todo funciona muy natural.

Y por otro lado,

la cosa esta en que se ha planteado la película como una especie

de película de despedida de Robert récord

y se habla de una película crepuscular.

Yo no tuve esa sensación.

Creo que el personaje es todo lo contrario,

lo que hace es ir contra el crepúsculo en todo momento.

Con lo que si al final, es una despedida,

me parece una despedida por todo lo alto.

Y si no lo es, es una buena peli para sumar a su filmografía.

(Música)

Hoy vienes muy profunda. ¿Has visto?

Traigo a Andréi Tarkovski y "El espejo".

Estudio de un sueño.

Es un ensayo publicado por el investigador,

cineasta y ensayista José Manuel Mouriño,

y básicamente es un estudio en profundidad

de "El espejo" de Tarkovski,

es un libro interesante, solo porque es un análisis fílmico

exhaustivo, muy riguroso y personal,

sino también porque lleva varios complementos,

uno de ellos es una selección de más de 50 fotografías,

algunas de ellas son material inédito

que no se había podido ver antes,

y también tiene un añadido que me llama la atención,

unas reflexiones del propio Tarkovski

sobre una de sus películas favoritas que era "Nazarín" de Luis Buñuel.

Yo creo que es una propuesta muy recomendable e interesante.

(Música)

Mi libro va de secretos.

Los que tienen Nick, y los que tiene Frank.

Entre ellos se los cuentan,

pero en el sótano que visitan hay un mundo extraordinario

donde se escucha una canción de muy lejos.

No los dudéis, A. F. Harrold se tiene que leer.

-Imagino que alguna vez habéis deseado ser invisibles,

está la novela os cuenta lo que no debéis hacer cuando no os ven.

Esta es la historia de Ecel,

una chica que para superar el acné se vuelve invisible.

Y claro, se le complica bastante la vida.

(Música)

Llega un momento

en que en esos viajes que hace doña Elvira

se lleva como acompañante a Valentina.

Y es otro personaje ya importante que toma el relevo.

¿Cómo la describimos?

Valentina es la hija de unos parientes

que viven en el piso de arriba,

y que va a ser un factor esencial en la relación de la familia.

Es la sobrina que se queda huérfana,

pero ya desde que nace ya está ligada a la familia,

porque doña Elvira es protectora,

sobre todo de los que no son sus hijos.

Es verdad...

Ella se da a todos los demás, a sus hijos

que se las arreglen un poco.

Aunque se preocupa por su...

Trata de que se casen bien y esas cosas, pero bueno...

Valentina es la que toma el relevo,

la que va a ser como la sombra de doña Elvira

y la que a la muerte de doña Elvira no va a saber qué hacer.

Es esencial un poco para mí como eslabón

hacia la protección que tiene, y luego la desprotección,

¿qué hace Valentina a la muerte de doña Elvira?

Con Valentina aparece uno de esos elementos

yo creo que son importantísimos, los secretos de familia.

Están muy presentes también a lo largo de todo el libro.

Algunos trascendentales que descubriremos hacia el final.

Sí, es que al ser el eslabón,

un poco, la que ha estado más cerca de doña Elvira,

la que a la vez ha estado en dos familias,

la suya y la familia de sus primos que son los de doña Elvira,

está en una situación que se puede notar

que hay algo extraño.

Yo creo que la sensación desde que conocemos a Valentina,

yo por lo menos lo sentí así, era que había algo extraño ahí.

Es verdad, pasaba...

Luego llega Alba.

Una chica muy especial, un poco enfermiza...

Sí, Alba se parece a mí un poco, claro, es evidente.

Alba es una persona,

una chica que no encaja bien tampoco en el mundo de los suyos.

Tiene mucha curiosidad, pero a la vez es una curiosidad,

vamos a decir no indagadora.

Ella prefiere imaginar.

Quizá es la persona que está escribiendo la novela.

Es lo que se presupone.

Es una persona que decide

el querer entender a través de la historia.

a través de...

No entiende que hace ahí. No entiende cómo es su padre.

No entiende por qué se casó con su madre.

No entiende que fuese abuela.

Entonces la que empieza a indagar qué ha podido ser.

De dónde viene esta familia.

De dónde vienen los seres humanos, en definitiva.

Hablábamos antes de la importancia

que tiene también el contexto histórico,

pero fíjate tú que leyendo la novela

tienes al final la impresión

de que lo que importa es lo que ocurre de puertas adentro,

más que lo que pasa de puertas afuera,

aunque sea importante y sea un trasfondo.

Es que es una novela de cómo se ha vivido el exterior.

El cómo se ha vivido desde dentro.

En las familias, claro, es una vida familiar,

los acontecimientos externos son importantes

y lo importante es cómo se viven por cada personaje.

Eso es lo que yo he querido un poco escudriñar.

Tienes una manera de narrar muy especial,

es decir, a veces, más que narrar sugieres cosas.

Y haces que el lector adivine por sí mismo

lo que esta ocurriendo fuera de foco.

Eso es algo que no sé si lo buscas o es así expresamente.

Por ejemplo, Justo cuando está en el sur de Francia,

no te detienes a explicar,

pero necesitas que el lector se imaginé qué tipo de vida

o qué hace ese hombre allí aunque no lo cuentas.

Claro.

Yo creo que es mi percepción de la literatura y de la vida.

Eso ya se me ha juntado, ¿no?

Mi estilo literario ya es mi estilo de estar en la vida.

Entonces, sí que quiero

que el lector imagine a su manera.

Doña Elvira logra evadirse

con la música sobre todo con la ópera.

¿Y Soledad Portolas con qué suele evadirse?

Además de con la lectura, entiendo...

Muchas cosas.

Tengo una enorme capacidad de evasión con muchísimas cosas,

con la música, desde luego, cocino,

me gusta mucho cocinar, coso,

soy muy buena costurera... (RÍEN)

¿Encuentras tiempo para todo?

Bueno, hay tiempo...

(Música)

Me gustan las historias de familia, de hecho,

me ha encantado conocer la de doña Elvira, con Justo,

Alejo, Valentina, Alba, Antón, Eladio, Antonio...

Como también me gusta la familia de "Página 2" con Sara, Bibi,

Aitor, Jorge, Asier, Tito,

Paula, Mar, Albert, Gemma, Desiré...

(Música)

"A finales de julio

cuando aún no se había con el mes del traslado a Villa Paulita,

doña Elvira, aunque nunca se hubiese atrevido a reconocerlo,

se sentía feliz.

No solo había recuperado la sensación de verano,

si no algo más,

algo que quizá era completamente nuevo.

Por lo que quizá, podía calificarse de recuperación".

(Música)

"Era extraño, pero en Villa Paulita,

mientras la guerra seguía allí fuera,

y sus hijos no hablaban de volver,

doña Elvira había edificado una clase de vida familiar.

Una dulce rutina, en la que la sombra de los árboles,

el rumor del agua de la fuente, el trino de los pájaros,

la lectura de novelas románticas,

y la música que a la caída de la tarde llenaba la casa,

porque se habían llevado la gramola y los álbumes de disco,

tenían un papel fundamental".

(Música)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Soledad Puértolas

Página Dos - Soledad Puértolas

12 feb 2019

Entrevista a la escritora y académica de la RAESoledad Puértolas, que presenta su última novela, 'Música de ópera'. Narra la vida de una familia en el siglo XX y se fija en la vida de tres mujeres: doña Elvira, una amante de la ópera; Valentina, su sobrina y que vive bajo la protección de ésta; y Alba, la nieta, que según descubre la propia Puértolas es "posiblemente, la autora de la novela".

A continuación Página Dos viaja a Cartagena para dar a conocer el premio Mandarache, un galardón cuyo objetivo es el fomento de la lectura.

La escritora Elvira Navarro responde al Cuestionario Literario. Y en el apartado dedicado al cine la crítica Desirée de Fez analiza cómo el artículo periodístico de David Grann'The Old Man & the Gun', se ha convertido en una película con Robert Redford como protagonista.

ver más sobre "Página Dos - Soledad Puértolas" ver menos sobre "Página Dos - Soledad Puértolas"
Programas completos (455)
Clips

Los últimos 1.656 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios