www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4588504
Para todos los públicos Página Dos - Sergi Vicente - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

"Solemos funcionar por fases.

Primero, China nos deslumbra y nos fascina.

Después llegan las dudas. Más adelante las contradicciones.

Y, por último, solemos madurar y razonamos

o tenemos más o menos claro qué no soportamos

y qué nos encanta del país y su gente".

(Música suave)

Hace 20 años que me fui de lo que es la ciudad.

Estoy en el mundo rural. Mi pueblo solo tiene ocho habitantes

con lo cual es muy cercano para mí el mundo rural.

También en casa tenemos animales y vivimos así...

Mi compañero es pastor de ovejas; entonces esto es así.

Sí que trabajé... Mi primera biblioteca fue

otra biblioteca del Pirineo, el Roncal, que es

de características muy parecidas, pero yo siempre quería venir a esta

por cercanía y porque esta hacía una cosa que me gusta mucho

que era el reparto casa a casa.

-Mari Mar lo que hace es traernos lectura a la residencia.

Nos trae todos los meses libros para cambiar con los que tenemos.

Nos trae todos los meses revistas, películas.

En cierta manera casi nos obliga a que lean.

Nos obliga a que todos leamos básicamente.

-Como es una biblioteca pequeñita, rural necesitamos

varios puntos de población para conseguir esos 3000 habitantes

para tener, por derecho, una biblioteca.

Al final sí lo tenemos. Lo que no teníamos era que la gente pudiera

venir a la biblioteca porque tenemos mala carretera,

durante mucha parte del año las carreteras tienen hielo, nieve,

no hay transporte público.

Al final era más fácil llevar la biblioteca a las casas

que la gente pudiera venir porque las personas mayores y niños

no tenían manera de venir si no los traían.

Una vez más que está abierta más horas que yo.

-A nivel personal, todo porque en estos valles no hay

ningún servicio. Va más allá de la biblioteca.

Es un espacio de reunión. Hace muchos concursos,

nuestros hijos están hiperenganchados a la biblioteca.

Aquí hay mucha cultura diferente. Igual no hay grupos de rock

porque, para empezar, somos muy pocos, no hay jóvenes;

pero sí tenemos escritores. Tenemos un escritor una montaña más atrás,

otra que viene los fines de semana allí.

(RÍE) Existimos.

-Siempre explican que no tengo competencia.

Aquí no hay teatros, no hay cines, no hay librerías, no hay nada.

Sí que... Muchas veces la biblioteca es lo único abierto muchas tardes

en invierno, hasta las 21:00.

No hay otro sitio donde ir. Entonces la gente viene, acude.

Luego, además, hace frío. Entonces la gente se queda en casa

y lee, lee bastante al lado de la chimenea. Muy bucólico.

-Para nuestra escuela es importante sobre todo por donde estamos.

El pueblo de Luzaide está alejado de Pamplona

e incluso alejado de la biblioteca de Espinal.

Es un puerto que hay que pasar, bastante duro.

Para acercar los libros a las familias

la forma más lógica es que lo hagamos

a través de la biblioteca ambulante que trae Mari Mar.

Mari Mar nos avisa de antemano, cuando va a venir, qué jueves viene,

y yo les aviso a los niños para decirles que tienen que traer

los libros que tienen en casa. La reciben siempre muy contentos.

-Para mí han pasado de ser usuarios a ser amigos; amigas y amigos.

Además, hay veces que la excusa es llevarles el libro

sino que lo que necesitan es hablar con alguien.

Yo no puedo dedicar todo mi tiempo a eso, pero sí es verdad

que soy la única persona que ven en toda la semana.

Es un poco dar un servicio más completo,

no solo la lectura. A través de la lectura se llega

a muchas más cosas, a otro tipo de relación.

(Música oriental)

Sergi, ¿podríamos decir que "China Fast Forward" es

la crónica de un corresponsal de televisión durante 12 años

en China pero, al tiempo, son muchas cosas más?

Siempre digo que es, a través de mis ojos, de mis vivencias

cómo he visto China en este tiempo. Hay un plano personal,

un plano profesional y una explicación de qué es el país.

No intenta tampoco ser un ensayo sobre China.

Es explicar China. Hay una gran curiosidad sobre China

y lo explico, pero con mis ojos.

Llama la atención, yo diría el tono coloquial

con el que está escrito. El lector empatiza rápidamente contigo.

Me gusta que lo digas porque eso fue intencionado. Yo quise

eso que, de alguna forma, yo a veces echo en falta en algunos libros

cuando son temas con los que no estás familiarizado:

intentar explicarlo de forma directa porque yo soy así.

Me he encontrado las conversaciones, diálogos por ejemplo en comisarías.

Son muy fidedignos porque yo tenía la costumbre de trasladar todo eso

en un blog y conservo detalles que, cuando lo escribí, estaban

muy frescos. Fue intencionado porque si no la lectura puede decaer

en algunos momentos. China puede ser muy complicada.

Si en tu narración la haces más complicada, imagínate.

El libro está estructurado a través de bastantes capítulos

donde abordas temas diversos. Hablas de la contaminación,

de la adopción, de Tiananmén, del Tíbet, del terremoto de Sichuan;

de muchísimos temas con continuos saltos en el tiempo

lo cual te permite leerlo de manera salteada si uno quiere.

¿Alguno de esos temas te tocó especialmente?

Sí. Yo creo, sin duda, cuando me puse a elaborar el índice

o la lista de temas que tendrían que salir

había uno que no se me escapaba porque estuvo muy presente

cuando sucedió, pero también después cuando pienso, cuando miro atrás:

el terremoto de Sichuan en 2008.

Al final tú puedes haber hecho muchas historias, puedes tener

una carga emocional en general muy intensa respecto a muchas cosas,

pero esas imágenes del terremoto y el sufrimiento posterremoto

te van a acompañar para siempre.

Sucede que cuando vuelves a Pekín, vuelves a tu oficina

te entran sueños, por ejemplo. Es una cosa que aparece en el libro.

Los muertos te aparecen en tus pesadillas.

La verdad es que eso te queda cubierto, los desastres naturales.

Pensad que en Sichuan murieron, entre los que encontraron y no,

alrededor de unas 90 000 personas.

Fue muy... muy intenso.

No sé si decir que, como periodista, tuviste muchísima suerte

de ir a trabajar durante unos años en los cuales se produjeron

grandísimos cambios en China. Habían empezado antes,

pero tú llegas en 2002, creo que te pones a trabajar, hasta 2014.

Ahí hay una gran revolución. China cambia radicalmente.

Yo no sé cómo era la China de 2002 que tú encuentras

y la que dejas en el 14. Un cambio absolutamente radical.

Pensad que China ha hecho saltos generacionales,

se ha comido algunas generaciones entre medio, esos saltos.

Ha hecho ese cambio, esa industrialización, urbanización,

profundos cambios sociales en períodos de tiempo muy cortos.

A nosotros nos costó mucho más llegar a esos hitos.

En el libro dejas claro que uno no puede aplicar

sus referentes culturales ni sus convencionalismos

para intentar entender lo que pasa allí porque si no te pierdes.

Es una sensación que tenemos vayamos donde vayamos.

Además en un mundo cada vez más globalizado

esos referentes son más comunes. Pero en China es tan diferente

que sí, yo creo que es categórico.

Ellos han tenido una evolución también cultural muy distinta.

China ha hecho un juego que es el país del centro.

Eso explica muchas cosas. No lo podemos hacer

porque somos nosotros los que vamos a su país. De la misma manera

que cuando hay chinos que vienen a emigrar esperamos que se integren,

que adopten una serie de códigos sociales,

cuando vamos allí, creo que tenemos que ir con esa actitud.

Lo que sí es verdad es que allí todo tiene una magnitud extrema.

Cuando tú hablas, por ejemplo, de decir si decidieran

ducharse más veces al día habría un problema con el agua;

si utilizaran más papel higiénico... Hablas del tema de los palillos,

de la costumbre de no llevar palillos de casa a restaurantes

genera un problema de deforestación porque son millones y millones

de palillos al día que se gastan. Allí todo es extremo.

Por eso merece la pena ver qué pasa con China,

cómo lo gestiona, qué podemos aprender y cómo la podemos ayudar.

China es uno de los mayores retos de la humanidad, el planeta

que es el equilibrio entre recursos y población.

(Música oriental)

(Música alegre)

No he leído "Amadís de Gaula". Lamento esa pereza porque sé

que disfrutaría aún más del "Quijote". Tendré que hacerlo.

Hubiera dado un brazo por escribir "Poemas humanos", de César Vallejo,

o cualquier libro de poemas de Wislawa Szymborska.

Sabes que, a largo plazo, tiendo a admirar más a los poetas,

como si se quedaran más adheridos a la memoria sensorial.

Es un gran narrador, pero quizá diría que Carver,

al que admiro, pero habiendo coetáneos suyos como John Cheever

siento que los prestigios no están bien repartidos en ese caso.

Un libro como "¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?",

que es absolutamente extraordinario, pero si lo ponemos en la balanza

con una antología de Cheever, "La geometría del amor" por ejemplo,

yo no podría apartar la vista del segundo.

Quizás "Poeta en Nueva York", de Lorca

porque me fascina no terminar de entenderlo.

Creo que uno de Lucia Berlin:

"Manual para mujeres de la limpieza" que es una reinvención

del gótico sureño pasado por conocimiento de Latinoamérica.

Una especie de literatura fronteriza entre lo americano y lo mexicano.

Es de una crueldad tan divertida que no puedo parar de regalarlo.

El último libro que he publicado se titula "Fractura".

Es una novela de viajes, de amores y de idiomas extranjeros.

Es una historia atravesada por tres fuerzas

que no suelen tener patria: la energía, la economía y el amor.

Lo explica bien Sergi Vicente en su libro. No descubro nada

diciendo que China es una grandísima potencia económica del mundo.

Sí me apetece ayudar a descubrir a una autora que merece la pena:

Muriel Villanueva. Acaba de publicar "La gatera":

la historia de una mujer que hereda dos pisos que decide comunicar

y eso hará que entre en contacto con unos vecinos muy especiales

y recuperará unos recuerdos de familia traumáticos.

No os la perdáis.

Siguiendo con los descubrimientos, hemos descubierto

una novela fantástica de Mario Cuenca Sandoval:

"El don de la fiebre". El protagonista es el músico

y ornitólogo Olivier Messiaen que tuvo una existencia azarosa.

Luchó contra nazis, fue detenido, estuvo a punto de morir,

se convirtió en músico de grandísimo prestigio

y repartió su vida entre dos grandes amores.

De lectura obligada.

"La lotería" es, seguramente, el cuento más conocido

de Shirley Jackson, una especialista en el género de terror.

Ahora acaba de aparecer su versión en novela gráfica

hecha por su nieto: el prestigioso dibujante Miles Hyman.

La historia tiene que ver con un macabro sorteo

que se celebra en un pequeño pueblo de EE. UU.

No os voy a contar nada más. Prefiero que paséis miedo.

(Música alegre)

Hoy os voy a recomendar

"Abracadabra. Los magos rebeldes", de Neil Patrick Harris.

-Hoy os voy a recomendar "Alida y el reino de Uluf".

-El libro va de un chico que se llama Carter

que le gusta hacer trucos de magia. Huye de su tío, que era malo,

porque le quiere obligar a ayudarle a robar.

-"Alida y el reino de Uluf" se trata de una niña que ha nacido

en un país de África, pero nunca ha podido ir a su país

porque siempre ha vivido en Europa.

-Cuando se escapa, se tiene que escapar subido a un tren

y se encuentra con el señor Vernon que le presenta

a unos amigos de su hija y a su hija

y ahí empieza la historia contra unos payasos de una feria.

-El padre ha sido atrapado por unos rebeldes.

Un día tiene que ir allí, para encontrar a su padre,

con un amigo suyo que no se llevan nada bien.

-Neil Patrick Harris es un actor y escritor conocido.

Sale en una película llamada "Starship Troopers".

-Me ha gustado el libro porque trata

de una parte de la historia de África

que es muy interesante. Ha sido una parte con las colonias

que ha habido conflictos

entre los europeos y la gente que vivía ahí.

(Música rap)

Las Olimpiadas de Pekín en 2008

¿marcan un antes y un después? ¿Ayudan a occidentalizar más?

En su momento pensamos que sí y hacemos grandes especulaciones

sobre qué es lo que va a pasar.

Por ejemplo se libera la gran muralla digital.

En el año olímpico puedes disfrutar de la navegación libre.

O pensamos qué pasará con la nueva generación de líderes políticos

un poco después, cuando... No, ya en ese momento

cuando Xi Jinping ya tiene un papel, se entiende que será el sucesor

de Hu Jintao como Secretario General del Partido.

Hay muchísima especulación sobre si será reformista.

Luego, la realidad nos confirma que es más bien lo contrario.

China lo que hace es contraerse. Ha liberado algunas cosas,

ha visto que no es un terreno donde se sienta muy cómodo.

Lo que hace el Estado, el partido, el país al final es

volverse a contraer porque entiende que aún falta mucho

para ese tipo de aventuras.

¿Por qué China no pudo tener su Glasnost como ocurrió

en la Unión Soviética con Gorbachov?

(RÍE) Es un... Yo creo que es la pregunta del millón.

Seguramente... porque en el caso de la Unión Soviética

aquellos que querían el tipo de apertura que derivó

en el desmembramiento de la Unión Soviética

se impusieron por encima de los que no

mientras que en China pasó lo contrario.

¿Ves a China siendo la primera potencia mundial

en un futuro más o menos cercano o lejano?

Yo creo que, en parte, tiene esa aspiración.

No es casualidad que esté construyendo un Ejército...

muy competitivo. No es casualidad que tenga aspiraciones,

que vaya más allá de lo que ha conseguido

en el terreno económico, de intercambios con el mundo.

No es casualidad que haya incontables muestras

de influencia cultural y de hacer un trabajo en ese sentido

para cambiar esa percepción tradicionalmente negativa de China.

Lo que no estoy seguro es si China se sentiría cómoda

siendo la única potencia. Yo creo que hoy en día ya es una potencia

y China, o esto es lo que dice, se siente cómoda

en un mundo multilateral.

¿Qué fue lo que te costó más asimilar

una vez llegaste a China, decidiste que te quedabas a vivir allí?

¿Recuerdas algo en especial? Lo primero que cuesta más es

la dimensión. Todo te parece... Y el idioma, ya me imagino.

Lo que pasa es que con el idioma había hecho un año de chino antes,

mientras trabajaba en esta casa, en TVE,

donde guardo un grandísimo recuerdo.

Pero eran otros años, tenía inquietud

por descubrir el mundo y por eso estudiaba chino,

aunque me trataran como un personaje raro por estudiar chino.

Decidí por eso irme. Esa base del chino me facilitó las cosas.

Sí me desbordaba mucho la dimensión, la rapidez. Esos factores eran

muy diferentes de lo que había visto en Barcelona.

Después, evidentemente, el abismo cultural en cosas

que, aunque yo pudiera imaginarme, cuando las compruebas

también te descoloca muchísimo.

Escribes: "China nos brinda al resto del planeta una alerta roja".

Lo decías antes, de alguna manera. Hemos de fijarnos

en lo que está pasando allí porque eso nos ayudará

a resolver también los problemas que tenemos aquí.

Porque esos problemas que tiene China, que los ha puesto

a un nivel y a una tensión altísima, los vamos a tener,

tarde o temprano, nosotros. Nos vamos a encontrar

qué hacemos con los recursos que ya no podemos reciclar.

Qué pasará con el agua. El agua, se ha dicho siempre y está pasando,

será un gran motivo de guerra. ¿Qué pasará

con la contaminación atmosférica, con problemas de movilidad?

¿Cómo construimos las ciudades? China se está construyendo

por ese ritmo de crecimiento que tiene.

Por lo tanto hay que estar muy pendientes porque nos dará

muchas lecciones. ¿Por qué decides regresar?

Decido regresar...

Déjame que te diga que más que regresar decido salir de China.

Regreso a Barcelona porque tengo una oportunidad de trabajo.

Barcelona es mi ciudad y es una ciudad fácil para vivir.

No nos damos cuenta de la calidad de vida que tenemos aquí

hasta que hemos estado fuera. Lo damos por hecho.

Sobre todo necesito irme de China. Primero, profesionalmente

porque han pasado muchos años y un periodista

acaba perdiendo su curiosidad cuando esa es su normalidad

y no la de aquí. Si tienes que hablar para la audiencia de aquí

no tienes que perder eso de vista.

Después también, sobre todo a partir de que nacen los niños:

en 2011 el primero; pocos días antes de marcharme, el segundo.

Eso te cambia muchas prioridades y entiendes que la calidad de vida

es importante. China era un problema.

Nos explicaba Sergi Vicente que en China le comentaban

que era demasiado directo a la hora de decir las cosas.

A veces es la mejor manera para destacar algo.

Yo voy a ser directo ahora mismo: leed este libro.

(Música oriental)

"Hoy en día, traducir o consultar un carácter es

extraordinariamente fácil con los teléfonos inteligentes,

gracias a dispositivos como los reconocedores ópticos

o la traducción simultánea vía internet,

que hace años incorpora la opción de reproducir el audio

con una fonética impecable.

El método clásico, rebuscar en un diccionario,

requería formación previa.

Sin un abecedario, los diccionarios de mandarín se ordenan

por número de trazos del radical,

la parte más básica de la palabra, ideograma o dibujito,

elemento que normalmente está relacionado con el significado

y no tanto con la fonética.

Primero hay que conocer qué trazos usa la escritura china

porque si no simplemente no se pueden contar.

El diccionario los ordena de menos a más trazos.

Así, cada palabra generaba una búsqueda laboriosa

que convertía el proceso en algo emocionante.

Diría, incluso, que el esfuerzo de atención que requería

el procedimiento facilitaba la memorización

que es cómo estudian los niños en las escuelas chinas:

memorización y repetición".

(Música oriental)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sergi Vicente

Página Dos - Sergi Vicente

01 may 2018

Página Dos habla con el periodista Sergi Vicente de su libro 'China Fast Forward', en el que relata muchas de sus vivencias en este país, como corresponsal de televisión. Vicente ha vivido de primera mano temas tan candentes como la revolución económica, las adopciones de niñas, la contaminación medio ambiental, los Juegos Olímpicos de Pekín o el terremoto de Sichuan, que fue la historia que más le impactó.

Página Dos emite un reportaje en el que muestra cómo funcionan las bibliotecas rurales, en concreto, en el Pirineo de Navarra, en la localidad de Espinal-Aurizberri. Y viaja a Nueva York para descubrir a los espectadores la New York Public Library, una de las bibliotecas más hermosas del mundo.

El programa finaliza con el escritor argentino Andrés Neuman, que es el protagonista del Cuestionario.

ver más sobre "Página Dos - Sergi Vicente" ver menos sobre "Página Dos - Sergi Vicente"
Programas completos (423)
Clips

Los últimos 1.523 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos