www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4743722
Para todos los públicos Página Dos - Marcos Giralt Torrente - ver ahora
Transcripción completa

(MÚSICA)

(MÚSICA)

"Las cosas no estaban saliendo conforme lo planeado,

por la mañana había malgastado el tiempo ante el ordenador

sin lograr escribir dos frases con una mínima convicción.

Elena, mi hija adolescente,

entró en el estudio cuando ya había desistido.

"¿Que haces?"

Tuve que decirlo, no me quedaba otra: "Pensar".

Las modas existen y es evidente que a medida

que ha ido cambiando el mercado del libro,

cada vez tiene más importancia.

Evidentemente la librería es un órgano vivo

y vive de los clientes que entran y los lectores.

A lo largo de los años que llevo por aquí es evidente

que hay secciones que han ido ampliándose,

otras que han ido desapareciendo,

en función un poco de las modas digamos literarias,

o de los acontecimientos.

(MÚSICA)

-Creo que nada surge por generación espontánea.

No la mayoría de las veces, es decir,

cuando pensamos por qué tenemos tantos libros escritos por mujeres,

que me parece fenomenal,

por qué tenemos tantos libros animalistas, Naturaleza, Ecología,

poesía juvenil, Youtubers, Cataluña...

Obviamente es que esos temas están en la agenda

y las editoriales ven cuáles son los que se leen

y lo que va a vender.

-Hay modas que son efemérides, este año por ejemplo,

tenemos un par de importantes como "La Revolución rusa"

que fue a finales del 17 y ahora el "Mayo del 68".

Una avalancha de libros impresionante.

Después de las modas de tendencias, feminismo.

Una que ha ido creciendo es el tema de cómo retornar a la naturaleza.

-Yo creo que es un movimiento social,

una necesidad de nuestra sociedad como conjunto,

volver a conectar con la naturaleza

o intentar una nueva conexión con la naturaleza diferente

de la que hemos tenido hasta ahora.

Esos libros entran directamente en esa dinámica.

Los primeros títulos de libros salvajes

funcionaron muy bien, el "Walden" de Thoreau

es uno de nuestros "Long sellers",

es un libro que todo el mundo redescubre

o que descubre en algún momento de su vida.

-De repente estamos en un momento en el que el feminismo ha crecido,

hemos visto las marchas de las mujeres, etc.

Es un tema que está en la agenda, incluso en la agenda política.

Podemos empezar por citar un comienzo que tuvo un gran éxito,

"El manual de mujeres para la limpieza"

de Lucía Berlín que fue publicado hace dos o tres años.

En los últimos tiempos también hemos tenido "El cuento de la criada",

"Alias Grace", ambos de Margaret Atwood.

Y eso ha marcado un poco un cierto recorrido

en el que ahora podemos ver a otras autoras

que también se han convertido en fenómeno

como la francesa Virgine Despentes

con toda la trilogía de "Vernon Subutex"...

En este año desde que sucedió todo lo del Procés,

y el 1 de octubre, etc.,

hemos visto que prácticamente desde enero, febrero, marzo,

empezaron a publicarse ensayos políticos de todos los frentes.

No se, "El golpe posmoderno" de Daniel Gascón,

tenemos "La conjura de los irresponsables" de Jordi Amat,

obviamente los editores también leen periódicos,

saben de qué se habla en la calle y de qué se habla en las redes.

-Realmente no podemos juzgar las motivaciones de otras editoriales

que empiezan a publicar libros de este tipo.

Para nosotros, filosóficamente es fundamental

y por eso hemos empezado a publicarlos.

No sé si las otras editoriales han decidido esto

porque tienen esa misma sensación de necesidad de reconexión

o porque a partir de nuestros libros

han descubierto precisamente que efectivamnente les gusta

o es una motivación económica

porque esto ha empezado a funcionar.

La verdad es que lo desconozco,

sí que vamos siendo que cada vez es mayor

tanto el interés de los lectores como el del mundo editorial.

(MÚSICA)

Marcos, tu nuevo libro, "Mudar de piel",

se compone de nueve cuentos

que estaban en un cajón esperando que lo sacaras de ahí,

o lo has escrito con una idea más o menos clara,

que tuvieran una cierta unidad temática.

Los he escrito en un tiempo más o menos prolongado,

el primer cuento es de 2012 y el último 2017.

Han sido planificados como unidad,

de hecho una de las cosas que sabía desde el principio,

es que tenían que ser nueve cuentos, por los nueve cuentos de Salinger.

Y luego un poco todos los libros nacen del libro anterior,

el libro anterior había sido de cuatro cuentos

en los que me habían marcado como reto

que los escenarios fueran muy dispersos,

que no hubiese muy claramente una idea en común entre ellos.

Y aquí me marqué como reto casi todo lo contrario,

que fuesen cuentos de interior,

sobre temática familiar y que tuvieron en común,

hay ecos que pasan de un cuento a otro,

como una sustancia común casi novelística, más que de cuento.

Entonces sí, han sido planificados.

Es habitual encontrar a familias, padres e hijos,

en atracciones como estas.

Lo digo porque podemos decir que las relaciones familiares

son un poco esa médula espinal de estos nueve cuentos.

Sí, los padres, los hijos, los hermanos,

las relaciones entre hermanos también.

Hay dos cuentos protagonizados por hermanos.

Y también las parejas, pero sí, la familia digamos que es el campo

de exploración que domina los cuentos y un poco toda mi obra.

Eso te iba a decir, es un poco marca de la casa.

Sí, porque la familia es una mesa de laboratorio estupenda.

En la familia te encuentras todos los elementos

que hay en el mundo de una manera concentrada y agudizada.

Las pasiones que dominan el mundo están ya en el seno de la familia.

Pensaba que son varios los temas que aparecen en estos nueve cuentos,

hay amor, desamor, frustración, hijos que adoran a sus padres,

hijos que no los adoran nada, matrimonios que se rompen.

Pero hay algo recurrente en estos nueve cuentos,

y es que siempre o casi siempre está la ausencia del padre

o de la madre o de los dos.

Ya sea por muerte o por divorcio. No sé si es un tema obsesivo ese.

No había reflexionado mucho sobre ello,

pero de alguna manera yo creo

que lo que define al ser humano

es que siempre hay partes inconclusas,

dentro de todos nosotros.

Esas partes inconclusas a veces obedecen ausencias

que pueden ser inmateriales o a otros acontecimientos.

Pero en concreto, la falta de un padre

o una madre te puede marcar, ¿no?

O un divorcio temprano, o...

Digamos que sí,

es el drama oculto que pone en movimiento todo lo demás,

pero no es que eso protagonice el cuento.

En relación a los hijos veo que la época de la adolescencia

es algo especial porque está presente en varios de los cuentos.

¿Te parece que marca de una forma especial la vida del ser humano?

Totalmente, es como si la infancia fuese el programa

que ha introducido un informático en...

Y la adolescencia es el momento en el que se revelan las cosas,

cuando empiezas a descubrir que el mundo no es exactamente

tal y como te lo han contado tus padres.

Y entras en un conflicto que a veces

se resuelve de manera más o menos pacífica

y a veces determina el resto de la vida,

pero es una época que no cabe duda es fundamental por eso,

porque lo que se desencaja la adolescencia

puede acabar desencajado toda una vida, predeterminandola.

Comentábamos al principio que las crisis de pareja

también están presentes, ya sea por la rutina,

por el paso del tiempo o por las infidelidades

que aparecen en alguna de las historias.

Hay dos cuentos en los que el narrador

y personaje principal ha sido infiel.

Pero digamos que no es el motor o el "leit motiv" de la historia.

El cuento "Abrir ventanas" es un narrador que se va al campo

a vivir con su hija adolescente

después de que falleciera la madre de ella.

Hay una especie de culpa que arrastra.

En el último cuento "Baker y margaritas" también,

se habla de la fidelidad pero como culpa.

Porque la culpa es uno de los grandes temas en el libro,

no la infidelidad en sí,

sino la culpa que está más o menos presente en todo el libro.

Hay una cita de Max Frisch que me gusta mucho,

que es algo así como "Nuestra culpa hace un gran bien

porque justifica muchas cosas en la vida de los otros".

Entonces esa idea de la culpa como agarradero emocional,

al que se agarra la gente para justificarse, está en el libro.

Esos adolescentes a la hora de enfrentarse con sus padres,

los padres que arrastra la culpa de no haber sido todo lo buenos

que deberían haber sido...

Hay historias que te invitan a la reflexión,

pienso en "El relato de una ola imprevista",

con esa madre que es actriz de teatro y ve

que la relación con su hijo no es todo lo buena que ella quisiera.

Y empieza a sacrificar su vida

con un final que no comentaremos, lógicamente.

Pero una gran ternura. Es un tema muy especial este.

Sí, a veces, en ese cuento en concreto,

quería retratar ese momento de lo que se produce la infancia

o adolescencia entre padres e hijos.

A veces hay un enfrentamiento que los dos quieren superar

pero ni siquiera recuerdan por qué se ha producido,

pero que se enrocan en ese distanciamiento.

Y a veces basta muy poco para disolverlo.

Quería retratar ese justo momento

en que puede ser una pluma que cae sobre el suelo

y que hace que todo vuelva a su cauce.

(Música)

"Un gran poeta y crítico literario..."

(Música)

"Las redes sociales son casi como un buen libro.

Te permiten viajar sin moverte de donde estás.

Y eso es muy útil si lo que quieres

es planear al detalle tu próximo viaje.

Un destino literario muy interesante son los cementerios

en los que hay enterrados grandes autores.

Viajemos a Francia.

Desde la misma página de Facebook de la oficina de turismo de París,

podemos descubrir algunos de los cementerios más legendarios.

El de Pére Lachaise,

es uno de los cementerios más concurridos del mundo,

con más de dos millones de visitantes anuales.

En él se encuentran los restos de autores tan clásicos

como Cirano de Bergerac, Marcel Proust u Oscar Wilde.

Al sur se extiende el de Montparnasse,

donde reposan nombres de la talla de Julio Cortázar, Marguerite Duras,

Baudelaire o Susan Sontag.

(Música)

Naveguemos hasta Italia por nuestra red social favorita,

hasta llegar hasta el 'Cimitero Acattolico di Roma',

un espacio tranquilo y agradable

en el que podemos encontrar la tumba del poeta John Keats.

En su lápida reza la frase: "Aquí yace una persona

con su nombre escrito en el agua".

Y en ese mismo cementerio se puede visitar la conocida escultura

del Ángel de la Pena en honor al poeta y crítico literario

William Wetmore Story.

Y ahora aterrizamos en Londres,

una de las capitales literarias más importantes del mundo.

Sus cementerios también guardan centenares de historias,

uno de los más míticos está en la Abadía de Westminster,

donde están enterrados autores tan laureados como Dickens,

Shakespeare o C.S. Lewis.

En la cuenta de Twitter de la Abadía

podemos descubrir información muy interesante,

como las imágenes del memorial

de Stephen Hawking celebrado el marzo pasado.

A través de los cementerios,

nuestra ruta literaria nos podría llevar por todo el planeta.

A Suiza, para encontrar los restos de Nabokov,

Patricia Highsmith o Borges.

A Idaho para conocer la humilde pero espaciosa tumba de Hemingway.

O a Praga para contemplar la atracción turística luctuosa

a costa de Franz Kafka.

Pero si no queremos irnos muy lejos,

nada mejor que pasear por el Sacramental

de San Justo en Madrid,

para conocer las tumbas de Larra o Espronceda.

El de Alicante, para acompañar a Miguel Hernández.

O Colliure, para despedir a Machado.

Esta es solo una pequeña muestra

de todo lo que nos permiten hacer las redes sociales

a la hora de diseñar nuestra mejor ruta literaria.

(Música)

(Música)

Muchos de los relatos de Giralt Torrente transcurren

en zonas alejadas de las grandes urbes,

incluso en urbanizaciones, aunque no tan desoladas como esta.

Pero es aquí donde os quiero recomendar otro libro de cuentos,

en esta ocasión el del famoso escritor francés Henri-Pierre-Roché,

el autor de "Jules et Jim".

Curiosamente esta antología se titula así "Jules"

y nos ofrece una serie de relatos repletos de amores singulares,

personajes delicados, en fin,

son esas historias que solemos escuchar detrás de las paredes.

Un gran libro.

(Música)

Seguimos con los cuentos, en esta ocasión

de la gran Shirley Jackson,

que como la autora anterior

pertenece a la primera mitad del siglo XX.

Ahora podemos leer de ella "Deja que te cuente",

una antología de cuentos inéditos

que han editado sus dos hijos y que permiten comprobar

lo que Jackson ya nos dijo en su día,

que sus historias necesitan la complicidad de los lectores.

¿Os apetece comprobarlo?

(Música)

No todo van a ser cuentos en el programa de hoy,

ahora os voy a recomendar una novela trepidante

de John Grisham "El caso Fitzgerald".

Tenemos una banda de ladrones,

que roba de la biblioteca de Princeton

los manuscritos originales del gran Scott Fitzgerald.

Por lo tanto, vamos a encontrar libreros despiadados,

también cómo funciona el mercado negro del libro,

autoras en horas bajas y, como no, mucho y mucho suspense.

Es la marca Grisham.

(Pájaros)

(Música)

(Música)

(SUSURRA) Vale.

Hoy os voy a recomendar "La bruja de abril y otros cuentos"

de Ray Bradbury.

-Hoy os voy a recomendar "Drama".

-Este libro son cuatro cuentos de ciencia ficción.

El primero es de unos niños

que tienen una casa que les hace todo.

El segundo es de unos marcianos que no han visto nunca un humano.

-El libro va de una niña que se llama Caly,

le gusta mucho el teatro

y en su colegio van a hacer un musical llamado

"La luna sobre el Mississippi".

Ella quiere participar pero no canta muy bien

y por eso va a ser la escenógrafa.

-El tercer libro va de un espíritu

que necesita ponerse en el cuerpo de las chicas para enamorarse.

Y el cuarto va de una sirena

que atrae monstruos marinos del fondo del mar.

-La parte que más me gusta del libro

es cuando la mejor amiga de Caly tiene miedo de la oscuridad

y quiere que la acompañen donde está todo el vestuario.

Allí hay como muchos vestidos y...

-Lo que más me gusta del libro es que sea de ciencia ficción,

porque a mí me fascina.

Entonces, es chulo imaginar lo que no pasa la vida real.

-El mensaje de esta historia es que si tú quieres mucho algo

y aunque se te de mal, puedes siempre ayudar a hacer esta cosa,

por ejemplo, teatro.

¿Los resumo mejor?

(Música)

Hay historias muy realistas que ayudan, yo creo,

a desmontar tópicos.

Pienso en el cuento que da título al libro, "Mudar de piel",

donde el padre ausente que manda postales

a sus hijos para decirles dónde está.

Ahí se plantea el hecho de que no siempre estamos

profundamente enamorados de nuestros padres,

de que las cosas son a veces de otra manera.

Bueno, ahí es necesario el desenamoramiento de los padres,

quiero decir, si no nos desenamorásemos

en un momento determinado de nuestros padres,

luego sería muy difícil cortar el lazo.

Cortar el lazo es necesario cortarlo para ser autónomo

y para ganar tu propio espacio en la vida y tener propio criterio.

Lo malo es que a veces esa ruptura determina toda una vida.

Por ejemplo, en "Baker y margaritas",

tú hablas de un tema que, además, últimamente se ha escrito sobre él.

El tema de que parece que los padres

estamos obligados a querer a nuestros hijos, ¿no?

Que no podemos encontrar a gente que diga: "Yo tengo dudas".

Y aquí la madre tiene sus dudas con respecto a su hija.

Hay una madre que tiene dudas porque tiene la conciencia

de que lo ha hecho mal

y porque lo que es su hija no le gusta nada.

Entonces, hay una lejanía demasiado evidente

y para ella misma, como madre,

porque los padres también necesitan emanciparse de los hijos.

Los hijos tienen que emanciparse, pero los padres también de los hijos.

Y a veces, esos padres que viven demasiado...

Cuando las cosas han salido mal o cuando han salido bien...

Tampoco se hace un flaco favor a su propia vida, ¿no?

Entonces es una madre que se da cuenta de lo que es, es.

No se puede ya cambiar el destino de su hija.

No es como le gustaría que fuera, pero tiene ella misma, como mujer,

que vivir independientemente de su hija.

Craso error pensar que es más fácil escribir un cuento

que una novela.

Yo siempre he pensado que no es un tema de número de páginas,

que lo que uno se juega y se arriesga en un cuento,

en una novela lo puedes camuflar más.

No sé cómo lo ves tú.

Son esfuerzos diferentes, ¿no?

La novela es un esfuerzo más sostenido

y que precisamente por ser sostenido te puede permitir

que te despistes por el camino en alguna ocasión.

Todos hemos leído grandísimas novelas que de pronto tienen 30 o 40 páginas

que no le añaden nada y que más bien sobra.

En un cuento no te puedes permitir que haya un párrafo que sobra, ¿no?

Y al mismo tiempo, escribir un libro de cuentos de seguido, como este,

pues estás todo el rato sometiendo al esfuerzo de entrar y salir,

de entrar y salir.

En ese sentido es un poco extenuante.

Dime, dime.

De todas formas, en el libro, es un libro de narraciones,

de relatos, pero hay algunos de los cuentos que más que cuentos,

los considero casi novelas bonsái.

O sea, se escapan al género

y tienen como esa ambición de amplitud que tiene la novela.

Eso es lo que te iba a preguntar.

Yo no sé si con alguno de esos cuentos

no has tenido la tentación de decir:

"Oye, a lo mejor no me da para una novela larga,

pero una novel", por ejemplo, no lo sé".

Tanto como la tentación no,

porque yo creo que la escritura está también en saber hacer

y en saber contenerte, ¿no?

Entonces yo creo que se agotaban en sí mismos.

Pero sí he sido muy consciente

de que me estaba saliendo de los cauces canónicos del cuento.

De hecho, supongo que habrá muchos rigoristas del cuento

que considere que bastantes piezas

de este libro no son cuentos canónicos.

Y les doy la razón.

¿Cuándo tienes una historia en la cabeza sabes rápido

si irá para cuento o para novela? ¿Lo ves enseguida?

No, que va.

A mí las historias me cuestan sudor y lágrimas.

No se me ocurren en la consulta del médico ni en un autobús.

Me pongo a escribir y a partir de un aliento

y de cierta estructura musical si quieres, ¿no?

Muchas de estas historias, en realidad el arranque de este libro

nace de "Mi vida querida" de Alice Munro,

en el que habla de su propia vida

en unos relatos muy pequeñitos sobre su adolescencia, sobre...

Entonces me recuerdo leyendo y pensando:

"Podría hacer a la manera de Alice Munro cuentos de ficción,

es decir, no usar mi vida, pero hacer esas pequeñas estampas

de una escena en la vida de un adolescente

o de una escena de la vida entre dos hermanos".

Ese fue el arranque inicial. Luego se fue haciendo más complejo,

busqué que fueran nueve cuentos

y una estructura muy marcada de extensiones.

Yo no quiero acabar esta entrevista sin ponerte en un compromiso

y ya sé que a los padres no se les pregunta

a qué hijo quieren más.

Pero ¿algún cuento que te llegue de una manera especial

de estos nueve cuentos que hemos leído?

Me es muy difícil, te lo prometo.

Lo sé, por eso te decía que te iba a poner en un compromiso.

Hay uno que se llama "Tradición" que es el más breve de todos,

es uno que gusta muchísimo.

Es probablemente uno de los más biográficos,

porque retrato a alguien más o menos cercano,

a un tío mío, pero tampoco es mi preferido.

Yo creo que mi preferido es el más raro de todos,

"Baker y margaritas",

que es esta pareja que se esconde en el jardín de su hija y,

durante unos días, sin que la hija lo sepa,

y ahí suceden cosas que de alguna manera mudan su piel.

Una historia, que yo creo que en sus buenos tiempos,

Woody Allen hubiera hecho una buena película.

Woody Allen u otros, espero ofertas de directores.

De quien quiera, ¿no?

(Música)

En el programa de hoy, los que hemos rodado la entrevista

con Marcos Giralt Torrente hemos llegado a dos conclusiones:

la primera, que tras escuchar al autor te apetece más

si cabe leer su nuevo libro,

y la segunda que la mayoría de nosotros

aprendimos a conducir no en la autoescuela,

sino cuando éramos niños en un lugar muy parecido a este ¿a que sí?

(Música)

"Por esa misma época, mi hermano y yo

comenzamos a recibir postales de nuestro padre.

Venían a nombre de los dos

y al principio apenas contenían texto.

Fórmulas convencionales y breves como 'espero que estéis bien'

o 'me acuerdo de vosotros' seguidas de la firma de un simple 'papá',

subrayado en diagonal.

La primera vez que descubrí una en el aparador de la cocina,

pensé que había acabado allí por desatención de mi madre,

que no había leído el remite

o la había traspapelado en el trance de deshacerse de ella.

Con la segunda nos quedó claro que era su modo de entregárnosla

sin ponerse en la tesitura de mostrar la desaprobación

que le causaba.

Supongo que las consideraría una intromisión,

el recordatorio forzoso de alguien que no estaba

y de a quien se había obligado a no esperar.

Nocivas para nosotros,

un goteo que ni reparaba ni atenuaba el hueco

que se afanaban en llenar, un sucedáneo que, por precario,

ponía más a la vista su condición fraudulenta.

Incluso mi hermano, pasada la emoción de las primeras,

no supo disimular la decepción.

¿Por qué no viene a vernos?"

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Marcos Giralt Torrente

Página Dos - Marcos Giralt Torrente

18 sep 2018

'Página Dos' contará este martes con el escritor y crítico literario Marcos Giralt Torrente. Además, la nueva sección de parajes literarios, un reportaje sobre si las modas literarias existen y Joan Margarit leerá uno de sus poemas.

ver más sobre "Página Dos - Marcos Giralt Torrente" ver menos sobre "Página Dos - Marcos Giralt Torrente"
Programas completos (419)
Clips

Los últimos 1.503 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios