www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3502979
Para todos los públicos Página Dos - Julia Navarro - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Mira que hay canallas en el mundo,

pero el que protagoniza la nueva novela de Julia Navarro,

se las trae.

(Música)

Julia, no sé si estarás de acuerdo conmigo,

pero "Historia de un canalla"

es una novela distinta a las anteriores.

Sí, es una novela distinta. Hay un cambio de registro.

Es una novela moderna, transcurre en la época actual,

no hay ninguna mirada al pasado

y, además, toca problemas del presente

y describe individuos que son absolutamente

reflejo de lo que es la sociedad actual.

Déjame decirte una cosa antes de entrar en el argumento,

pero dices que Thomas Spencer, el protagonista, es un canalla.

Yo, viendo las canalladas que hace, no sé si te has quedado corta.

¿Verdad que es un canalla total? Hombre...

Es malísimo. "Canallísimo", vamos.

Es malísimo.

Sí, también es una novela más psicológica,

la más psicológica de todas las que he escrito,

y es un viaje al fondo de estos personajes.

Arranca la novela con Thomas Spencer, el canalla,

anunciando a los lectores que se está muriendo

y, a partir de ahí, nos ofreces un retrato de toda su vida.

Lo divides en cuatro partes:

la infancia, la juventud, la madurez y el declive.

Vamos a encontrar muchas cosas,

algunas que nos sorprenden de manera especial.

De entrada, lo primero que me ha sorprendido

ha sido ese odio visceral hacia su madre y su propio hermano.

¿Cómo lo podemos explicar? ¿Cómo lo podemos justificar?

Es un odio basado en la diferencia, él se siente diferente

y esa diferencia le amarga toda su vida

y se siente diferente porque su abuelo por vía de su madre

es de origen hispano, entonces, su padre,

el mundo en el que se mueve es el mundo anglosajón,

el mundo típico americano de los blancos norteamericanos

que, realmente, la sociedad norteamericana

es una sociedad, en el fondo, muy vertical

donde arriba del todo están los blancos

y luego venimos todos los demás, hispanos, gente de color, etc.

Es una novela que tiene una cara A y una cara B.

En la cara A, vamos viendo todas las canalladas

que va haciendo Thomas Spencer a lo largo de su vida

y en la cara B,

esa cara B que aparece escrita en cursiva, ¿qué encontramos?

Cómo habrían sido las cosas

si él hubiese actuado de forma diferente.

A mí siempre me ha impresionado mucho,

y es un poco el origen de esta novela,

la gente que dice: "No me arrepiento de nada,

volvería a repetir, incluso, todos mis errores".

Digo que siempre me ha impresionado

porque yo sí que cambiaria cosas de mi vida

y si pudiera dar marcha atrás,

hay cosas que no volvería a hacer con las haría de forma diferente.

Entonces, hay una reflexión de Thomas,

no tanto cómo habría sido su propia vida,

sino qué efecto habría tenido sobre los demás

que él hubiese hecho las cosas de forma diferente.

Eso es lo que nos vamos a encontrar en las cursivas.

Es un tipo clasista,

es un tipo que rompe con la tradición familiar

de que el primogénito estudiaba en Harvard,

es un tipo odioso,

pero es un tipo que también encuentra,

vamos a decir, que su lugar en el mundo,

en la publicidad y en la comunicación política.

Hay una cosa que también... Es inteligente.

Sí, claro que es inteligente. Es un malvado inteligente.

Si, es verdad que es inteligente, pero a veces uno piensa:

"¿No será un bluf?"

¿O es un tipo que es listo porque tiene el talento

de saberse rodear de personas, de buenos colaboradores,

que le ayudan a triunfar? Es un poco todo.

Es un poco todo, efectivamente.

Pero para eso hay que ser listo e inteligente,

saberte rodear de gente con más talento que tú.

Sabe sacar lo mejor de los temas en su propio beneficio.

Thomas es un personaje lleno de porqués,

igual que el resto de los personajes que le acompañan en esta historia

y, de alguna manera, lo que hago

es que el lector vaya encontrando porqués,

el porqué de su maldad, el porqué de sus reacciones,

el porqué actúa como actúa

el porqué actúan como actúan todos los personajes que le rodean.

(Música)

Hoy he decidido alejarme del ruido de las grandes ciudades

y viajar hacia el interior de Cataluña

para perderme en la tranquila y rural comarca de Osona.

Una zona que sirve como escenario para una novela dura y trágica,

"Pan negro", de Emili Teixidor.

(Música)

Leí esta novela algunos años antes

del éxito de su adaptación cinematográfica

y me sorprendió el modo en cómo retrataba en un lugar agrícola

la sociedad de posguerra,

las penurias existenciales de una familia

y los cambios producidos por la industrialización.

Como pasó aquí, en Roda de Ter, pueblo natal de Emili Teixidor.

Aunque el autor quiso evitar las comparaciones,

a lo largo de la novela habla del "pueblo de las fábricas"

y he sabido que la utilizó como material literario

para construir ese lugar

donde los personajes se desplazan para trabajar

en la creciente industria textil.

Ahora que cruzo su famoso puente,

recuerdo las escenas en las que se describen

largas jornadas en fábricas textiles como esta.

Roda ejerce de polo de atracción

de personas que viven en los pueblos de alrededor,

que son más rurales que Roda en sí, pero que vienen a trabajar aquí.

Por ejemplo, en el año 40,

que sería un poco la época en la que se sitúa "Pan negro",

aquí había ocho fábricas.

La mayoría de mujeres y hombres trabajaban fuera de casa

y en las fábricas,

lo que comporta de atención a los niños,

una serie de cosas que son...

Lo que refleja, un poco, la novela de Emili Teixidor.

(Música)

El protagonista de esta novela es Andreu,

un niño de 11 años que intenta ser feliz

a pesar del drama que rodea a su familia.

Vive en una masía

rodeado por bosques que le sirven como zona de juegos

y donde se ocultan sueños y pesadillas.

(Música)

Será aquí, en lugares como este,

donde Andreu descubrirá el sexo, la muerte

y el lado oscuro de los adultos.

La vida rural durante la posguerra,

como bien indica el título de la novela,

estuvo marcada por el hambre y la carestía.

En este ambiente de privación y derrota crece el protagonista.

Mientras, su madre se desvive para darle un futuro mejor.

Ahora, cuando me encuentro frente a la masía

que el autor muestra en su libro,

puedo reconocer la sensación de aislamiento y soledad

que sentía Andreu.

Paseo por estos parajes solitarios

apenas acompañada por el eco de la naturaleza

y rememoro la sensación que me dejó la lectura de "Pan negro".

Una mezcla de tristeza real y empatía me acompañan

cuando llego al convento de Sant Tomàs de Riudeperes,

que sirvió como lugar de acogida para tísicos

y que en la obra recibe el nombre de convento San Camilo de Lelis.

Aquí, espiando desde el muro que lo separaba de su masía,

Andreu conocerá la degradación del mundo urbano.

Aquí todavía queda gente de la zona, la gente mayor,

que recuerda perfectamente

cómo visitaban a los enfermos a domicilio,

pero también atendían a enfermos aquí, en el propio convento.

Los padres Camilos vendieron el convento.

El convento fue adquirido por la entidad que yo represento

que nos dedicamos a atender personas con discapacidad psíquica

y aquí tuvimos la escuela desde 1973

hasta cerca del año 2000.

"Pan negro" y su autor han ayudado a definir literariamente

la Plana de Vic,

territorio que hoy día respira y combina modernidad y tradición,

pero que en la novela,

se convierte en escenario literario

de una época oscura de nuestra historia.

(Música)

Mi canon occidental serían la "Biblia", la "Odisea"

y "La Recherche" de Proust.

Pero prefiero hablar de un canon menor,

un canon cotidiano,

al que acudo varias veces al año a cualquiera de sus tres fuentes.

Esas fuentes son:

"Los diarios de la Segunda Guerra", de Ernst Jünger,

"La tumba sin sosiego", de Cyril Connolly,

y, para pasar por mi tierra natal,

"Mort de dama", de Llorenç Villalonga.

"Los diarios de la Segunda Guerra", de Jünger,

están escritos en un estilo cristalográfico,

por una inteligencia desmesurada, con sentido de la trascendencia

y la minuciosidad de un entomólogo.

Todo ello, recorrido por un hecho prodigioso:

se celebra ante nuestros ojos

la conversión del caballero Lancelot en el mago Merlín.

"El sepulcro sin sosiego", de Cyril Connolly,

es el diario de un glotón.

De un glotón de libros, de un glotón de comida,

de un glotón de bebida y de un glotón de mujeres.

Connolly en "El sepulcro sin sosiego"

es un hedonista que del dolor hace virtud

y escribe uno de los mejores diarios que se han escrito en el siglo XX.

Convivir con él, debía de ser insoportable.

En la cultura de Mallorca,

todo oscila entre la elegía y el sainete.

La elegía sirve para recordar lo que de verdad nos interesa

y el sainete para reírnos

de lo que de verdad nos afecta en la vida cotidiana.

"Mort de dama" reúne ambas cosas, la elegía y el sainete.

(Música)

(Música)

En esa escuela de publicidad donde estudia Thomas

aparece un personaje que también es muy importante.

Casi casi tan importante como él. Es Esther.

¿Cómo la podemos describir? ¿Cómo la podemos...?

Pues como una persona contradictoria

que termina siendo rehén de Thomas

y que no se libera de él hasta muy avanzada su historia,

hasta muy avanzada la novela. Una mujer muy inteligente.

Muy inteligente, pero Thomas es un manipulador.

Es un auténtico manipulador y sabe manipularla.

Y a pesar de que ella es muy inteligente

no es capaz de escaparse

de toda esa red que el teje alrededor de ella

y que la convierte, realmente, en su rehén.

En relación a lo que me comentabas,

tú sabes que a veces somos capaces de empatizar con los canallas.

Yo no sé si había esa intención por tu parte con respecto a Thomas,

o no, o tú querías que los lectores odiaran a Thomas.

No, fíjate, una de las cosas que más me han preocupado el final,

cuando he terminado de escribir el libro,

ha sido pensar si habrá alguien que pueda empatizar mínimamente con él.

Creo que va a ser muy difícil que alguien empatice con él.

Pero sí hay una intención de fondo.

Es lo que te decía antes de los porqués.

Es decir, lo que el lector va es a tener que responderse a todos

los porqués de las actuaciones de Thomas. A por qué Thomas es como es.

A por qué llega a ser como es.

¿Existe gente como Thomas? ¿Gente que es simple y llanamente mala?

Sí, claro. Y estamos rodeados. Así de claro.

Todos conocemos a muchos Thomas Spencer.

Lo que pasa es que yo he contado la historia de este malvado desde él.

Metiéndome en su piel. ¿Pero cuántas personas nos rodean

que las tenemos por realmente gente inteligente, triunfadores,

gente arrolladora, simpática y sin embargo son unos malvados?

Y por muchas de las cosas que cuentas en tu novela,

por los Thomas que puedes haberte cruzado en tu camino profesional,

fuiste dejando poco a poco el periodismo?

(RÍE) No, no por eso.

He ido dejando poco a poco el periodismo, Óscar,

porque hay un momento en el que... En la primera entrevista que hicimos

te dije que lo iba a intentar compaginar

y que estaba convencida de que lo iba a hacer. Me hiciste esa pregunta.

Pero, bueno... Hace años ya.

Y me dijiste: "Pero al final tendrás que optar".

Yo te respondí que no, que por qué iba a adoptar.

Que iba a seguir pudiendo caminar en paralelo con la escritura de libros

y con el periodismo.

Bueno, hay un momento en el que la realidad,

tú que eres más sabio que yo, y ya lo veías venir,

al final la realidad se impone y al final tienes que optar.

Supongo que por deformación profesional

a mí me ha interesado mucho todo lo que tiene que ver con el periodismo,

con la información política.

Aquí se reflexiona sobre lo que es y no es ético

en el mundo del periodismo.

Hay uno de los personajes que llega a comentar

que hoy en día los periódicos están en manos de los fondos de inversión.

La idea romántica del periodismo, ¿ya está obsoleta?

Bueno, la tenemos que defender.

Es decir, la idea romántica del periodismo

yo creo que, los que somos periodistas, no podemos renunciar

a tener esa idea nunca. ¿Qué me preocupa como periodista?

Al final... Antes teníamos las cosas más claras.

Sabías quién era la propiedad de tu medio

y yo si tengo esa preocupación.

Por eso...

Por eso creo en los medios de comunicación públicos

y me parece tan importante defenderlos.

(Inglés)

Henry James nació en Nueva York en 1843.

Su padre, heredero de buena familia,

lo educó sin restricciones y pronto se interesó

por la filosofía, la ciencia y la literatura.

Durante su adolescencia pasó largas temporadas en Europa

y visitó ciudades como París y Londres,

pero fue en 1862 cuando decidió no cursar estudios universitarios

y apostar por su vocación literaria.

James se convirtió en novelista a los 28 años

con la publicación de su primer texto largo,

"Guarda y tutela".

Durante los siguientes años escribió reseñas,

publicó algún relato, volvió a Europa donde se codeo con Dickens

e intento vivir en Roma como periodista freelance.

Sin lograrlo, regresó a Nueva York.

Esta relación tortuosa entre Europa y Estados Unidos

se convirtió en tesis literaria en muchas de sus primeras novelas,

como en "El americano", publicada en 1877.

Henry James siempre fue un expatriado

y tuvo que ganarse a pulso

el reconocimiento de los círculos literarios europeos.

Lo que sumado a las escasas ventas y la pobre repercusión

de obras tan importantes como "Retrato de una dama"

o "Las bostonianas"

lo empujó a probar fortuna en el teatro.

La inmersión en el drama tampoco fue un éxito.

Pero le sirvió para ampliar su estilo narrativo

y escribir durante la década de 1880 novelas tan modernas

como "Los papeles de Aspern" o "El eco"

mientras volvía a pasar una temporada en Italia.

James fue un enamorado del Reino Unido,

país en el que residió durante décadas

y en el que escribió gran parte de sus obras

entre las que destacan "La vuelta del torno",

novela en la que toca el género fantástico,

y la comedia oscura "Los embajadores".

Falleció en Londres el 28 de febrero de 1916.

Hace ahora 100 años y muchas editoriales

han decidido reeditar sus libros más aplaudidos.

Curiosamente murió justo un año después

de convertirse en ciudadano inglés

como acto de protesta ante la postura de su país

en la primera guerra mundial.

Sin embargo en un homenaje final al espíritu nómada del escritor

sus cenizas reposan en los Estados Unidos.

(Música)

A estas preciosas calles de Brooklyn vienen a vivir Thomas y Esther

y nos ha parecido un magnífico lugar para recomendaros la última novela

de Frédéric Beigbeder, "Oona y Salinger",

una novela que transcurre también en Nueva York

y que nos habla de la relación amorosa de estos dos personajes.

Una relación que se vio truncada durante la Segunda Guerra Mundial

cuando él se alistó en el ejército

y ella acabó casándose con Charles Chaplin.

Es una preciosa novela.

Regresamos a Manhattan,

escenario principal de la novela de Julia Navarro

para recomendaros la novela de un autor nacido

en el estado de Nueva York, TC Boyle.

Se trata de "Música acuática"

donde nos regala dos escenarios literarios muy sugerentes.

Por un lado tenemos ese Londres dickensiano

siguiendo la estela de "Un ladrón de cadáveres"

y por otro lado el corazón de África con la historia de un escocés

que en el siglo XVIII intenta encontrar las fuentes del Níger.

Es una novela histórica pero divertidísima.

Seguimos en Nueva York porque es imposible escaparse de esta ciudad

en la que os queremos recomendar "La reina de las nieves"

de Michael Cunnigham, el famoso autor de "Las horas".

Pues bien, al igual que aquella, esta es una novela de personajes.

Personajes que se enfrentan a momentos decisivos de su vida

en un Nueva York frío y nevado. No os la perdáis.

Me encanta el conde Drácula. Es uno de mis personajes favoritos.

El libro que estoy leyendo, ilustrado por Ana Juan,

se llama "Deméter" y cuenta la travesía en barco

que hizo el gran vampiro metido dentro de su ataúd.

Ya os adelanto que durante el viaje desaparecerán muchos marineros.

Descubrirlo vosotros.

-A mí también me encanta el misterio y el terror.

Por eso estoy leyendo "El guante de cobre".

Un libro escrito a cuatro manos por Holly Black y Casandra Clare.

Es una historia trepidante, llena de magos, pócimas, aventuras

y todo eso que nos chifla.

(Música)

Me he quedado muy asustado viendo cómo actúan

los grandes consorcios empresariales.

¿Verdad? ¿Actúan así?

Sí, claro. Claro que actúan así. Son auténticos canallas también.

Si, en algunos casos hay auténticos canallas. Es verdad.

Bueno, es un libro duro. Es un libro sin concesiones.

Es un libro que es un retrato

de la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

Hay un momento que me ha hecho gracia,

cuando Thomas viene a trabajar a España.

Va a Madrid, va a estar un par o tres de meses

y uno de los personajes de dice que este es un país muy ideologizado

donde hay partidos que tienen a varios de sus dirigentes

que son auténticos corruptos y no pasa nada.

Yo no sé si compartes la opinión de ese personaje.

(RÍE) Absolutamente.

Es que lo hemos visto en las elecciones,

en distintas selecciones.

Hemos visto como ha habido comunidades donde la corrupción

era realmente escandalosa, es escandalosa,

lo estamos todavía viendo estos días

y sin embargo los mismos protagonistas de la corrupción

seguían ganando elecciones, entonces...

Es una especie como de voto cautivo.

Es algo que a mí me preocupa.

Varios son los escenarios de tu novela.

Madrid, Londres, pero sobre todo Nueva York.

Nueva York, Manhattan, Brooklyn, donde estamos en estos momentos...

Hombre, la ciudad ideal para un publicista como Thomas, desde luego.

Claro. Es que el mundo de la publicidad, de la comunicación,

pasa por esta ciudad, pasa por Nueva York.

Todo lo importante que tiene que ver con el mundo de la comunicación

nace aquí y se expande hacia el resto.

Entonces no podía haber otro escenario.

Esta novela es quizá, es seguro,

en la que menos escenarios hay,

en la que en menos escenarios se mueven mis personajes.

En este caso son eso, Madrid, Londres y Nueva York,

pero fundamentalmente Nueva York.

Nopodemos hablar del final pero hay un giro importante.

No. No podemos hablar del final. Sin embargo...

Como siempre, todos mis finales son finales abiertos.

Es un final en el que los lectores decidirán, una vez más,

cómo termina la novela.

¿Todavía hay un cierto miedo escénico

cada vez que publicas una nueva novela?

Respeto. Respeto por los lectores. Respeto por su opinión.

Tengo un enorme respeto por el veredicto de los lectores.

(Música)

(Música suave)

Nueva York es el principal escenario en la novela de Julia Navarro como

lo es en libros de Truman Capote, Paul Auster, Salinger o Tom Wolfe.

Una geografía literaria y cinematográfica única

que es en sí misma un personaje que hoy se ha paseado por "Página dos".

"Esta noche la muerte me ronda en el pensamiento

y me he puesto a elucubrar cómo será el último minuto de mi vida.

Temo que sea en la cama de un hospital

sin poder decidir sobre mi propia existencia.

Me imagino incapaz de moverme, y acaso ni de hablar,

comunicándome solo con gestos o con la mirada

sin que nadie me entiendan ni comparta mi sufrimiento.

No elegimos dónde ni cuándo nacemos,

pero al menos deberíamos poder decidir

cómo afrontar el último minuto de nuestra vida.

Pero hasta eso lo tenemos negado.

Como sé que ha llegado la hora,

que la muerte va a presentarse,

intento hacerme la idea de cómo recibirla,

cómo sortearla durante un tiempo

pero sobre todo cómo iniciar el camino a la no existencia.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Julia Navarro

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Julia Navarro

27 feb 2016

Esta semana vamos a hablar de canallas. Concretamente de uno, el protagonista de la nueva novela de Julia Navarro. Un tipo despreciable que le ha llevado a la autora a titular el libro así, Historia de un canalla (Plaza y Janés). Y para conocerlo mejor viajamos hasta Nueva York, que es donde nace y empieza su andadura profesional como publicista y experto en comunicación política. Allí Julia nos habló de cómo existen personas que son simple y llanamente malas, que utilizan y manipulan a la gente de su alrededor, y que no muestran la menor empatía hacia quienes les rodean, sean incluso familiares, como ocurre con el protagonista de esta historia.

Junto a Julia Navarro el programa cuenta con la presencia del escritor mallorquín José Carlos Llop que nos regala su canon literario.

En el aniversario recordamos la figura de Henry James ahora que se cumplen cien años de su muerte.

Y por último, recorremos una nueva ruta literaria, la de Pan Negro de Emili Teixidor.

ver más sobre "Página Dos - Julia Navarro" ver menos sobre "Página Dos - Julia Navarro"
Programas completos (475)
Clips

Los últimos 1.709 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios