www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4769721
Para todos los públicos Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Alba no recibió muy bien la noticia.

Pensar que podíamos esperar más extraños asesinatos

con modus operandi medievales,

como la cantárida o el emparedamiento,

podía inquietar a cualquiera.

Pero había más.

Ella no estaba allí conmigo.

Estaba muy lejos."

Pues este centro tiene este signo, se llama Gaudem.

Es un centro educativo inclusivo,

desde un año hasta Bachillerato,

es decir, en todas las etapas educativas.

Se usan tres lenguas: la lengua de signos, el castellano y el inglés.

Los alumnos con los que yo trabajo tienen de 11 a 13 años,

y todos son alumnos sordos.

Lo que vamos a ver es cómo se utiliza

la aplicación de Te cuento aquí en el colegio.

Buenos días, buenos días.

Esta parece que se enciende, dice.

Cualquier persona, sea sorda o no, puede utilizar esta aplicación.

El contenido de Te cuento

va dirigido a disfrutar de cualquier cuento.

Igual que pasa con una biblioteca en la que tomas un libro

y disfrutas del libro o del cuento en este caso,

es un tipo de biblioteca virtual.

Nace la aplicación porque en 2003,

a través del fomento de la lectura

y del patrocinio que teníamos en este sentido,

elaboramos mucha literatura acompañada de CD, es decir,

literatura escrita con CD.

No llegaba a todos los familias, evidentemente,

porque los CD se acaban estropeando, te piden más,

se agota la tirada de este material,

y entendíamos que eso no era lo más adecuado, el formato más adecuado.

Yo tengo una familia de personas sordas, mi hermana es sorda,

sus hijos son sordos, mis cuñados son sordos,

y muchas veces nos decían:

"Le cuento muchos cuentos directamente".

Los niños siempre, evidentemente, están hambrientos de más cuentos,

de más información, porque es así, y también los padres se cansan,

y los niños oyentes tienen acceso a la información que viene en la radio

y la tele, no pasa lo mismo con niños sordos,

que dependen de sus padres,

en este caso, para recibir información.

Y yo me planteé que lo mismo pasaría con otras familias de padres

oyentes que están aprendiendo la lengua de signos

o incluso que no la conocen, pero sus hijos son sordos.

¿Qué pasa con esas familias?

Que no reciben información los niños de cuentos, cultural...

Detectamos la necesidad de crear un sistema

que cubriese esta necesidad.

Me voy a tumbar aquí en este árbol.

A ver quién gana antes.

Tu no vas a llegar, seguro, eres muy lenta, eres una tortuga.

Para los niños muy pequeños es muy útil

los diferentes cuentos signados,

que pinchas a cada uno y van accediendo a ellos.

Cuánto más mayores son y autónomos,

pueden utilizar una parte en la que los alumnos se graban solos,

y ellos en grupo o individualmente hacen cuentos signados,

las guardan en la aplicación, y, además,

es cuento pueden ponerle texto al cuento que ellos han signado.

Entonces, pensar cómo se tiene que escribir,

cómo se traduce lengua de signos a la oral es muy interesante,

y al revés también.

Bueno,

es un prejuicio mayoritario pensar en la lengua de signos es un mero

instrumento de comunicación.

No hay que molestarse, se desprende de un desconocimiento generalizado.

Cuando se conoce la lengua de signos, las opiniones cambian,

aunque siempre hay rechazos, pero en general la opinión cambia.

La lengua de signos, en primer lugar, y para aclararlo,

es igual que cualquier otra lengua, igual que el francés,

igual que cualquier otra lengua oral.

Todo lo que contiene una lengua oral

lo contiene y lo cumple la lengua de signos,

no hay ninguna diferenciación a nivel gramatical o sintáctico.

En francés puedes elaborar poesía, puedes oír poesía en francés, sí,

pues en lengua de signos pasa lo mismo.

Evidentemente, hay muchísima literatura en español,

y muchísima menos de lengua de signos.

No es de menor calidad, sino que hay menos.

Eva, lo suelo pregunta al final,

pero hoy creo que es mejor hacerlo al principio.

Se acaba de publicar la tercera parte

de tuya exitosa trilogía de "La ciudad blanca",

"Los señores del tiempo".

La pregunta es:

¿las aventuras del policía Unai López terminan aquí o quizás no?

Quizás no. A, quizás no.

Es decir, la trilogía está pensada como un viaje de tres libros,

a lo largo de ellos hay todo un camino, como sabes, del héroe.

Para él hay planteamiento, nudo y desenlace,

pero es cierto que cuando son personajes de tan largo recorrido

y tan queridos por los lectores,

siempre quedan casos en el tintero y siempre un final,

sea feliz no feliz, te la paso a un nuevo planteamiento.

Primero fue "El silencio de la ciudad blanca",

le siguió "Los ritos del agua",

y ahora llega el turno de "Los señores del tiempo",

pero son tres historias que mejor leer las seguidas,

pero llegado el caso, ¿se pueden leer por separado?

Cada libro es autoconclusivo y, en el sentido de que es thriller,

obviamente, novela policíaca, y cada caso termina donde termina,

pero es cierto que siempre se recomienda, obviamente,

comenzar por "El silencio",

continúa "Los ritos" y acabar con "Los señores del tiempo".

Vamos a poner un poco en situación

a aquellos que no conocen la trilogía,

porque podemos decir que el gran protagonista es Unái López,

alias "Cracken", un policía que trabaja aquí en Vitoria,

pero ¿cómo es, quién es?

Pues desde el punto de vista profesional, si quieres,

empezamos por eso, él es perfilado criminal.

Aél le llamancuando hay asesinos en serie, es decir,

cuando hay más de tres crímenes

y en medio hay un periodo de enfriamiento.

A partir de tres, ya es un "serial",

ya le llaman para que haga un perfil de los escenarios de los crímenes

y las huellas que va dejando.

Eso es lo específico y lo concreto de Unai.

En lo personal,

que yo creo que si esta trilogía ha tenido el éxito que ha tenido,

es porque la gente se preocupo por Unai, por el abuelo, por Germán,

por todo lo que rodea, por la parte emocional,

por la parte familiar, la parte social, por su padre.

¿Qué es?

Pues es un tipo rozando los 40, muy familiar, muy protector,

y muy preocupado por los suyos, entonces,

eso le trasciende también en el trabajo.

Es decir, si hay un crimen en su ciudad,

yo creo que el punto fuerte y también el débil

que se siente muy protector,

no quiere que siga pasando y frenar los asesinatos.

Lógicamente no está solo, los secundarios son fundamentales,

que según que entrega, son ya protagonistas.

Hay personajes tan importantes como su pareja,

Alba, su compañera y amiga Estíbaliz, el abuelo.

Sí, sí,

la respuesta de los lectores te da un poco el clima de la novela,

el clima emocional.

Cuando la gente dice: "No mates al abuelo, por favor".

No pienso hacerlo.

O te preguntan: "¿Acabará con Alba o con Estíbaliz?"

Es decir, la parte de los secundarios que toman,

que son secundarios de lujo,

el es puedes hacer un spin off perfectamente, que te lo aguantan,

te aguantan su propia historia.

Alba es su jefa y su pareja, de hecho, y la madre de su hija.

Y yo creo que hay un triángulo muy bonito entre Alba,

Estíbaliz, que es su compañera, su alter ego y demás,

y un triángulo bonito, de amistad,

tres personas que se quieren y se protegen mucho.

Seguimos pensando en aquellos que no ha leído la trilogía.

Sitúanos argumentalmente con la primera,

con "El silencio de la ciudad blanca".

Pues mira,

la novela comienza cuando en Vitoria suceden unos asesinatos

que precisamente comienzan aquí, en la catedral vieja,

y aparecen dos jóvenes, chico y chica,

desnudos y asesinados con un ritual un poco extraño,

una puesta en escena extraña, que son tres "eguzkilores",

que en euskera significa la "flor del sol",

es una flor de protección que se pone

en las puertas de los caseríos del norte para evitar

que vengan los "guauekos", que son los espíritus nocturnos,

las brujas y demás.

Entonces, con esa parafernalia tan extraña,

Unai, que es inspector, le llaman,

y ¿ por qué le llaman a un perfilador criminal?

Porque esos asesinatos ya se habían producido hace 20 años.

Entonces, le llaman a él diciendo:

"Tenemos a un asesino en serie nuevo,

la persona que hace 20 años se le mandó a la cárcel, es él,

sigue estando en la cárcel", es decir,

se encuentra con que unos crímenes se retoman 20 años después.

Llegamos a la segunda entrega, que es "Los ritos del agua".

En "Los ritos del agua" vuelve a haber unos crímenes también

con un marcado sesgo histórico.

Aparecen, siempre personas que están esperando hijos,

mujeres embarazadas

o chicos que están esperando un hijo de su pareja y demás,

y aparecen también asesinados de un modo

que se llama la triple muerte celta, es como se mataba,

realmente ese ritual existía hace 2.500 años, por los celtas,

que mataban a la persona tres veces, es decir, con fuego,

sumergida en un caldero sagrado y ahorcarlo.

Llegamos ahora a la tercera entrega, "Los señores del tiempo".

Casi podríamos decir que son dos novelas en una.

Sí.

Y además, con una novela dentro de la novela.

A ver, ¿cómo casamos esto, porque hay una trama del siglo XII,

en Vitoria, y luego otra trama en el presente?

¿Qué sucede con "Los señores del tiempo"?

Pues se publica una novela medieval,

que cuenta el asedio a la villa de Vitoria en el año 1199,

y es una especie de "Juego de tronos",

los linajes a la gresca que estaban aquí

dentro de estas murallas en la villa de Vitoria.

Por otro lado, ¿qué sucede?

Cuando se publica esta novela en el presente,

empiezan a aparecer personas asesinadas

con un modus operandi medieval que no se había visto antes,

entonces le toca Unai investigar qué relación tienen.

Aquí en esta plaza de la Virgen Blanca, en Vitoria,

es un vídeo Unai, el protagonista de la trilogía,

una trilogía muy policíaca, pero también histórica.

Por eso este es un buen lugar

para recomendaros "La batalla por los puentes",

de Anthony Beevor, su último libro.

Aquí se habla de los problemas que tuvieron los aliados en septiembre

de 1944 para poder cruzar el Rhin.

Es un libro minucioso y documentado, como todos.

Este es el palacio Villa Suso, de la plaza del Machete,

tus aquí arranca "Los señores del tiempo",

con la aparición del primer cadáver.

Enseguida descubriréis es una novela que se mueve entre el pasado

y el presente, nada que ver con "Umbra",

Silvia Terrón, ambientada en el futuro,

donde vemos que los seres humanos han perdido la voz.

Además, el planeta está dividido

entre una zona de luz y una de sombras,

pero ¿podéis imaginar el ansia de los seres humanos?

¿Recuperar la voz?

Debéis leerla.

La trama histórica de la novela de Sáenz de Urturi

y nos traslada hasta la Vitoria de finales de siglo XII;

la de Maurice Dekobra nos lleva hasta principios del siglo XX.

Aquí tenemos a una dama inglesa

que en la Rusia de los primeros bolcheviques

viaja por todo el país

en busca de unos pozos petrolíferos de su propiedad.

Tenemos aventura, viajes, espías...

¿Qué más se puede pedir a una novela entretenida?

"De la noche brotaron espinas,

tu recuerdo desbordado,

en las raíces de mis ojos, reclamaba su liberación eterna.

La miel oculta sellaba las fisuras de esta sinfonía inmóvil,

para siempre suspendida en tu compasión milagrosa.

Y me vestí con los frisos de nuestra capilla de votos,

una promesa que sondea

las profundidades en busca de Posidonia,

la que aún naufraga en el recuerdo esperando el encuentro de su gente,

y de sus dioses degenerados en olvido,

en un olvido sordo que no atiende a cicatrices

ni a tempestades definitivas.

Porque allá, lo que creímos amor,

transfigurado todas las formas

en tristes epifanías de galaxias remotas,

como luces que se contraen para expulsar el mal de sí misma,

como un ahínco terrible que gravita sobre nuestras almas

para brindarnos la clarividencia de la muerte cada cuerpo,

en cada cuerpo respirando violentas descargas de vida."

Este libro va de una chica que se llama Ivy

que le gusta mucho dibujar,

y un día un tornado arrasó su pueblo y pierde su cuaderno.

El libro va de un niño que por Internet

molesta a una amiga suya llamada Valeria, una compañera de clase.

De pronto un día sus dibujos van apareciendo en su taquilla,

y ella cree que lo hace la chica que le gusta.

Entonces,

el avatar virtual sale del teléfono para intentar suplantarlo

y hacerse pasar por él.

El libro me está gustando mucho, pero me está usando porque, o sea,

hay mucha intriga, para saber qué está pasando y quién le gusta.

Los dibujos sí que estoy mirando un poco así...

Lo intenté dibujar, dibujé la boca, y luego me rendí.

Es muy difícil.

Lo que hace especial este libro esta chica, llamada Ivy,

que a pesar de que no tenga casa y su familia esté desesperada,

ella sigue luchando.

Le tocó una mano por detrás y hace... (GRITA)

Y resulta que era su madre, que decía que fuese a cenar.

Y yo cagado de miedo.

Eva, nos interesa mucho, evidentemente,

lo que ocurre en esa trama histórica

de finales del siglo XII aquí en Vitoria,

nos interese mucho lo que pasa en el presente,

pero hay un tema que me interesa especialmente,

el tema de la familia el concepto de familia.

Por un lado, el tema de los linajes,

porque se habla mucho de eso tanto en una trama como en la otra.

Así es.

Desde la primera novela realmente,

los apellidos alaveses tenían mucho que ver,

y en esta este libro con el valor más aún,

y también uniéndolo a la trama familiar,

emotiva o sentimental si quieres.

Para mí la familia ha sido un poco la temática todas mis novelas.

He ido explorando las distintas relaciones familiares,

desde la protección, el amor, etc.,

pero también las rivalidades y demás.

Y esto no deja de ser...

"Los señores del tiempo" es una exploración más.

La segunda vertiente familiar tiene que ver

con lo que pasa en casa de Unai,

la deriva de este policía está generando

una situación muy especial, y no sé hasta dónde podemos contar.

Claro.

Lo importante para mí,

desde el momento en el que me planteo escribir un thriller,

era que los casos permeasen en la vida personal del investigador,

porque si no, qué más da quién sea el asesino,

cuál sea la motivación, uno que pasaba por ahí.

Para el lector es importante que haya una conexión emocional,

en este caso, también pasaba con "Los ritos",

siempre le pasa Unai que al ser una ciudad relativamente pequeña,

todo lo que sucede acaba tocándole a él o alguien de su familia,

y eso es importante para la implicación personal

y para que el lector también se preocupé.

Hemos hablado mucho de Vitoria, es que esta geografía de la novela,

es lo fundamental. Sí.

No es solo un escenario.

No es lo mismo, yo siempre lo he dicho,

no es lo mismo matar en Vitoria que matar en Alicante,

la Luz de Alicante no daría igual de bien con los crímenes,

allí sería más rojo, más pasional.

Yo siempre he intentado matar sin sangre,

siempre he intentado

que los crímenes sean lo más limpios posibles,

y que haya un porqué de ese modus operandi.

Y Vitoria daba muy bien, estas piedras milenarias,

este ambiente muchas veces encapotado, cielos grises y demás,

daba muy bien con el tono histórico.

De los primeros dos títulos ya se han vendido 700.000 ejemplares,

de esta tercera entrega

no sé si salen 100.000 de primera edición.

Imagino que no soñabas con este éxito, ¿o sí?

No, yo he sido más de hacer que de soñar,

la gente me dice: "Esas viviendo un sueño", es que nunca lo soñé.

Quiero decir, para mí leer y escribir

era tan consustancial en mí cómo tocar la guitarra

o ser scout, era algo que formaba parte de mí, entonces, no soñaba.

Lo mismo que cuando tocaba la guitarra

no soñaba con ser una rock'n'roll star, simplemente la tocaba.

Pasaba igual cuando escribía.

Cuando escribí la primera novela, ni me planteé publicar.

¿Y cómo llega una licenciada en optometría

al mundo de la literatura para vivir,

creo, que vivir exclusivamente de la literatura?

Pues llega con mucho trabajo.

Metiendo muchas noches,

metiendo todos los sábados y domingos del mundo,

no sabiendo cuándo es agosto, Semana Santa o Navidades,

siempre estás metida en el despacho escribiendo,

se lleva trabajando mucho, por amor, por amor a las letras.

Yo adoro los libros desde pequeña, soy más lectora que escritora,

es decir, he leído millones de libros,

y me da igual publicar o no, sinceramente,

seguiría escribiendo si lo necesito.

Entonces, se llega por mucho amor.

Porque hay que recordar que con el primer

libro tuviste problemas para encontrar un editor.

No lo encontré, no es que tuviese problemas.

Acabé "La saga de los longevos", mandé cómo se hacía entonces,

a editoriales no muchas, lo reconozco,

más me moví por el tema de los agentes y tal, y me decían:

"Tiene buena pinta la sinopsis y tal,

pero tenemos un plazo de unos nueve meses".

Claro,

que llevaba tres años por la noche escribiendo la novela

y el trabajo en la universidad y decía: "¿Qué hago ahora?".

Nueve meses esperando, me parecía muy anacrónico esperar tanto tiempo

a que me dijesen "me gusta, no me gusta".

Entonces, surgió Amazon, todas estas cosas de lo digital,

y no era porque quisiera ni publicar

ni ser escritora ni complicarme la vida,

era porque había hecho algo muy profesional y quiero ver si gustaba.

Lo que no me esperaba era que fuese número uno en dos días,

que vendiese lo que vendiese en Estados Unidos,

y toda esta vorágine en la que llevo metida desde 2012.

No lo esperaba.

Novelas como las de Eva potencian el turismo cultural,

te permite conocer buenas historias y, de paso,

descubrir lugares tan magníficos como esta catedral.

Así que os podés hacer un doble favor:

leer el libro y venir a Vitoria.

"Había que ser un desalmado para hacer eso a dos chicas.

Pensaba en ello mientras daba vueltas

entre mis manos a una pieza de cerámica

que reproducía la almendra medieval en tres dimensiones.

Era uno de los típicos souvenirs

que se vendían en las tiendas de recuerdo de la ciudad.

Podía tocar todos los edificios, las iglesias,

las calles y los cantones,

como en un plano en tres dimensiones.

Eran miniaturas que reproducían con barro blanco las fachadas

y los tejados naranjas del casco viejo.

Intentaba pensar como si un dios menor bajarse a la Tierra

y observase el caso desde su perspectiva aérea.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Eva G. Sáenz de Urturi

Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi

02 oct 2018

En el programa de esta semana estaremos en Vitoria para conocer de primera mano cómo se resuelve la Trilogía de la Ciudad Blanca. Eva G. Sáenz de Urturi, su autora, nos hablará de “Los señores del tiempo” [Planeta], tercer libro de la serie. Éste arranca con el asesinato de un empresario textil en el mismo lugar en que se va a presentar una novela –titulada, precisamente, “Los señores del tiempo”- que aborda la historia de una familia vitoriana a finales del siglo XII. Tras una serie de asesinatos más, el investigador Unai Pérez de Ayala, verá que estos crímenes están relacionados con el argumento de la novela histórica, de la que no se conoce el autor. Tenemos pues una novela que combina los dos géneros, el histórico y el policíaco. Durante la entrevista, Sáenz de Urturi nos desvelará qué futuro le espera a la saga… Seguidamente, visitaremos la Fundación CNSE, para conocer de cerca cómo trabajan el fomento a la lectura con personas sordas. Loredana Volpe nos recitará un poema suyo. Y descubriremos los tesoros que encierra la Biblioteca Municipal Central de Jerez.

ver más sobre "Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi" ver menos sobre "Página Dos - Eva G. Sáenz de Urturi"
Programas completos (428)
Clips

Los últimos 1.546 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios