www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3373264
Para todos los públicos Página Dos - Alicia Giménez Barlett - ver ahora
Transcripción completa

Bartlett.

Velasco.

González Franco.

Johnny Depp.

Alicia Giménez Bartlett deja por un tiempo a Petra Delicado,

para rodearse de unos hombres desnudos,

y no es broma.

(Música)

(Música rock)

Alicia, con este título, "Hombres desnudos",

podríamos pensar que el protagonista o protagonistas son solo hombres,

pero eso no es del todo cierto.

No, no es cierto.

Aparecen mujeres también.

Es una especie de juego, juego trágico a veces,

entre hombres y mujeres, sus roles, cambio de roles, etc.

El argumento, hablemos del argumento a través de los personajes.

Podríamos decir que hay una pareja protagonista, Javier e Irene,

¿quiénes son, y qué pasa con ellos?

Javier es un profesor de colegio, de Literatura, que pierde su trabajo.

Digamos que un treintañero cuarentañero.

Irene es una mujer empresaria,

que ha sido muy protegida por la vida,

y que de repente, su empresa entra en crisis, su marido la abandona,

y se encuentra también en un disparadero vital.

Y entre ellos dos, pasarán cosas.

Entre ellos dos pasan cosas, cosas.

Creo que interesantes, ya veremos.

Hablábamos de los personajes y del argumento de esta novela,

y es importante hablar de cómo alguno de ellos se reinventa.

Se reinventa por las circunstancias laborales,

como en el caso de Javier, el gran protagonista,

o uno de los grandes protagonistas. Sí, sí. Se reinventa muchísimo.

Pasa de dar clases de Literatura, de hablar de Santa Teresa de Jesús

como gran mística, a desnudarse como estríper en un centro,

en una especie de bar, una especie de local,

donde van muchas mujeres a ver estos stripteases masculinos.

Y ahí empieza esa reinvención, empieza nada más.

Solo empieza, porque luego pasan muchísimas cosas más.

Es muy importante también el papel de la voz narrativa

de cada uno de estos personajes, porque es muy especial.

Porque nos ofreces los pensamientos de estos personajes, ¿no?

Sí, y no de una manera tradicional. No, para nada.

Yo quería

reinventar, reciclarme yo misma,

en un recurso del Siglo de Oro, del teatro, de Shakespeare,

que es que de repente, hay un personaje en una escena principal,

deja de actuar en ella, se vuelve hacia el público de la sala,

y cuenta sus pensamientos.

Como si los otros, que quedan congelados, no pudieran oírlo.

Dice: "Sí, acabo de decir esto, pero en realidad pienso lo otro".

Es un recurso muy naif,

pero pensaba que trabajándolo un poco,

se podría dar pie a una manera en la que el narrador

no fuera tan presente, pero fuera importante.

Fuera importante.

(Música)

Cuando era muy pequeño,

pude recordar de mayor una conversación con mi padrino,

en la que yo le decía que de mayor quería ser escritor.

Yo empecé a ejercer la profesión de abogado bastante mayor, con 30 años.

Estudié dos carreras, digo que no por razones que se puedan explicar,

sino porque la primera carrera no me gustó,

y luego estudié Derecho, que me gustó mucho,

y que me ha dado buenos frutos.

Pero me llevó un tiempo decidir qué quería hacer.

Y desde luego, lo de escribir, me sobrevino en una determinada edad,

y pasado el tiempo.

(Canción en inglés)

Empecé a escribir poesía porque empecé pintando,

luego me vine a vivir a la ciudad, me quedé sin espacio,

y entonces empecé a escribir.

Tuve la necesidad y el impulso interno, hay que decirlo,

aunque suene a tópico, a poner negro sobre blanco algunas ideas...

Y luego me pasó que eso que yo estaba escribiendo,

otros dijeron que era poesía, pero no me paré a escribir poesía.

Empecé a escribir de una forma natural poesía.

"Autorretrato.

'Una cicatriz cose los días malos.

Las seriedad de las abejas, en su quehacer diario,

construyendo la gran casa, cementerio de vida dulce,

es otra cosa.

Me piso los cordones,

molesta esa sensación de caminar agrediendo al movimiento,

y dibujar en el aire una figura que no soy yo'".

"Aritmética del desgaste" es un texto muy sincero.

Hay una entrega de uno mismo material, incluso se podría decir.

Tan sincero, que yo creo que quizá hace que consiga

que el lector pueda ver que hay alguna cosa ahí que es cierta.

Uno de los que más he disfrutado, que he leído hace poco,

es un clásico, el de Inger Christensen, "Eso".

Me parece un libro, además de fascinante,

que demuestra claramente que la poesía no puede morir nunca.

Y además uno tiene la sensación de que cuando la lee,

lo que está diciendo es bastante de verdad.

Y en los momentos en que no es bastante de verdad uno también lo ve.

(Canción en inglés)

Yo creo que con la poesía, por decirlo de alguna manera,

no se puede traficar, no se puede hacer negocio.

La poesía es una cosa muy distinta, y por lo tanto,

el poeta tiene que hacer necesariamente otra cosa,

que quizás te liga, yo me dedico a la abogacía,

porque es un uso del lenguaje igual,

y construyo relatos, y se los transmito a un juez,

y los pongo por escrito, ¿no?

Hay también un desciframiento oculto de lo que uno dice,

para decirlo mejor que otro abogado,

y que le den la razón. Al final, no deja de ser...

Y cuando uno hace un juicio, genera y crea una realidad

delante de un tribunal, y el tribunal la compra.

Uno puede utilizar el lenguaje con otros fines,

de ayudar a la gente, pero que se gana bien la vida,

pero en la poesía es muy diferente.

La poesía no puede ser algo en que uno se levanta por la mañana y diga:

"Voy a escribir un libro, a ver cuántos vendo a fin de mes".

(Música)

A ver, toca conmigo, mira.

(TOCA)

Lo mío tiene que ver más con un vivir de un modo poético.

Quiero decir que la poesía,

esa reflexión interna, la llevo permanentemente en la cabeza.

Resulta que yo el libro de "Aritmética del desgaste",

lo escribí cuando nació mi hijo, que no nos dejaba dormir,

todas las mañanas, de 6 a 9, incluso en horarios intempestivos,

y que no afectaban a mi trabajo ordinario.

Encontraba esos momentos,

pero todo lo que escribía en esos momentos,

ya formaba parte de mí desde hacía muchísimo tiempo.

Bravo, bravo, Simón.

(Música)

Me gusta este libro.

Actualmente estoy leyendo un libro sobre Juana la Loca,

los últimos días de Juana la Loca en Tordesillas,

se llama "La cautiva de Tordesillas",

porque al año que viene voy a hacer en el teatro

un monólogo que ha escrito para mí Ernesto Caballero,

y me estoy informando a través de este libro,

sobre los últimos días de Juana la Loca en Tordesillas.

Me gustaría salir a cenar con Javier Marías.

Soy lectora no solo de sus libros, sino de sus artículos,

influyen mucho a veces en mi manera de pensar,

y me gustaría conocerle personalmente.

El libro que yo recomiendo, no es exactamente un libro,

es una serie de televisión, de dibujos animados,

sobre don Quijote de La Mancha, que hizo Cruz Delgado.

Y quiero que mi nieto vea esta serie,

porque a mí me enseñaron a leer con el "Quijote",

y le tomé una manía enorme,

y sé que mi nieto, a través de Cruz Delgado, va a querer a don Quijote.

De todos los personajes literarios,

el que me gustaría interpretar, lógicamente,

cuando llegue su momento y esté preparada,

es la celestina, de Rojas.

Entre los muchos libros que han influido en mi vida,

el que más ha sido un libro de poemas de Miguel Hernández,

que es mi libro de cabecera.

(Canción en inglés)

El tema de los estrípers masculinos, incluso si vamos un poco más allá,

el trabajo de gigoló en un momento dado,

¿es más usual de lo que imaginamos?

Sí. ¿Sí?

Sí.

Empiezan a salir artículos en todas partes,

donde te dicen que hay lugares donde es una práctica ya diaria.

El otro día leía que en Australia.

Está muy lejos, pero, demonio...

Aparte de canguros, se ve que hay cantidad de estrípers,

y cantidad de señoras que los contratan como chicos de compañía.

En España, también.

Lo que pasa es que es muy discreto,

y es más un boca-oreja,

que una agencia, aunque las hay.

Pues estoy obligado a preguntarte cómo ha ido

el proceso de documentación.

Los escritores siempre decís que os documentáis mucho.

En este caso, ¿cómo ha sido el tema?

He contado con testimonios muy interesantes.

Testimonios de otros.

Sí, porque dada mi provecta edad,

no me veía con coraje de meterme en esa vorágine.

Pero a lo mejor he hecho mal, ¿no?,

y hubiera tenido que verlo de primera mano.

Podías aprovechar la circunstancia de la documentación, está claro.

Todo ha venido por información ajena, de gente que sí,

que suele asistir a estos sitios. Sí.

Incluso ha contratado a chicos de compañía.

Incluso los he conocido.

Muy agradables.

1,80... (RÍEN)

Piel tersa...

Muy agradables. Solo hablan de tenis, pero da igual.

Hubiera sido una historia muy diferente

si los estrípers, en lugar de hombres, hubieran sido mujeres.

Eso hubiera sido la historia habitual.

Claro, la que ya conocemos. La que conocemos.

No sé si está muy documentado, pero desde luego llama la atención,

cómo describes las reacciones de las mujeres espectadoras

que van a estos espectáculos. Increíble.

De hecho, Iván hay un momento que comenta:

"Si esto lo hicieran los hombres, la que se liaría".

Es verdad.

Es un contexto de cachondeo total. Claro.

A ese tipo de espectáculos van mujeres

en despedidas de solteras,

chicas que acaban el bachillerato,

o gente que quiere divertirse, exclusivamente.

Y ahí se propicia más que haya reacciones...

Meter mano, "tío bueno", "te voy a comer...". Yo esto lo he visto.

Y resulta divertido, pero no cuenta la verdad.

Porque hay veces que sí se ve el puro sexo en estos espectáculos,

y bajo los gritos, puede haber momentos de clara insinuación.

Hay mucho sexo en la novela. ¿Te sientes cómoda cuando

tienes que escribir sobre sexo de una manera tan directa?

No, es muy difícil.

Javier Marías, un gran escritor, hizo un artículo sobre eso,

diciendo que o se cae en la pornografía grosera,

o en los términos médicos. Claro.

Evitar eso es difícil, y me cuesta mucho.

Un tema muy importante en tu novela son las relaciones de pareja,

las consecuencias de los divorcios,

las relaciones con los amigos cuando te has divorciado,

y a lo largo de la novela uno descubre que hay mucha hipocresía

en esas situaciones, en esos momentos.

Sí.

Y quizá la hay antes, y no nos damos cuenta.

Porque cuando se produce una ruptura,

es cuando sale a relucir que las relaciones no eran tan íntimas

ni tan profundas como creíamos.

Al final, las amistades, hay muchas,

que van a lo más fácil.

Son parejas son de la misma clase social, quizá el mismo trabajo,

y todo va sobre ruedas.

Cuando uno de estos elementos se rompe,

resulta que todo lo demás era pura conveniencia.

(Música)

Conveniencia.

-Cineasta...

(Música)

Al principio, Jim era un delincuente de poca monta.

Un tío listo, y disciplinado.

Y de un día para otro, se convierte en un capo.

¿Sabe por qué? Porque el FBI se lo permitió.

Desi, no recuerdo la última vez que tuvimos una adaptación mafiosa.

Yo tampoco. No me acuerdo. La de hoy va de mafia también.

Sí, hoy tenemos "Black Mass. Estrictamente criminal",

una película sobre la vida de uno de los mafiosos

más importantes de la historia de EE. UU.,

James "Whitey", que era el apodo, Bulger,

y a quien da vida Johnny Depp.

-Tu hermano se está metiendo en aguas turbulentas.

-Los asuntos de Jimmy son asunto de Jimmy.

-Todos necesitamos amigos, incluso Jimmy.

Incluso tú.

Esta adaptación se ha hecho a partir de una investigación

periodística del libro que se acaba de publicar.

Sí, es una ficción a partir de la información que hay en este ensayo

sobre la vida del mafioso, sobre cómo colaboró con el FBI,

a partir de ahí, explican la historia de una forma más convencional.

¿Te ha gustado?

Regular. Es una de esas películas que no te puedes cuestionar

a nivel de puesta en escena ni de interpretaciones, está muy cuidada,

pero le falta algo que le dé unicidad,

que haga que te acuerdes de ella en unos años.

Por ejemplo, a nivel de descripción del personaje,

pides que sea mucho más potente, y que sea mas único,

y te da la sensación de que es un mafioso intercambiable

con otros mafiosos de películas. Me ha llamado mucho la atención

el cambio de imagen de Johnny Depp. Me parece genial.

(Canción en inglés)

Siempre que pienso en películas relacionadas con la mafia,

la primera es "El padrino", de Coppola.

Sí, es una de ellas. Buenísima.

De las más emblemáticas.

Inspirada en un libro.

Sí, de Mario Puzo, está muy bien. Pero hay más.

Hay varios casos.

Por un lado películas muy emblemáticas de la mafia

inspiradas en libros, y otras que son guiones originales.

De las adaptaciones, me viene a la cabeza "Érase una vez en América",

"Casino", "Donnie Brasco", películas muy potentes.

En algún caso, las películas mejoraban las novelas.

Eran superiores a los originales.

El caso europeo es un poco distinto.

Recuerdo la de Roberto Saviano, "Gomorra",

el enfoque es totalmente... Claro.

Es diferente pensar en esta cosa estilizada,

de directores como Coppola o Scorsese,

a lo que proponían en "Gomorra",

una película más rota, más realista, y que no tenía mucho que ver

el perfil de mafioso de esas películas con el mafioso

cinematográfico emblemático que nos viene a la cabeza.

Yo me acuerdo en el libro...

(Canción en inglés)

Gracias.

Yo pensaba que nos ibas a recomendar un libro sobre la mafia

o sobre cine de la mafia, veo que no.

No, pero su protagonista estuvo muy perseguido, casi como un criminal,

aunque obviamente no lo era.

Es la biografía de Dalton Trumbo que ha escrito Bruce Cook,

un repaso a la vida de este director, guionista, escritor,

que fue perseguido por McCarthy. La famosa caza de brujas.

Estuvo unos meses en la cárcel.

Estuvo creo que 10 u 11 meses en la cárcel.

Luego se tuvo que exiliar.

Es un repaso a la vida y a la trayectoria profesional

de este cineasta, guionista, director, escritor...

¿Qué hace el protagonista de "Breaking Bad" en la portada?

Han hecho la película ahora.

Han hecho una película inspirada en este libro.

El protagonista es el prota de "Breaking Bad".

¿Has tenido oportunidad de verla? No la he visto todavía.

No me consta que tenga distribución en España.

(Música)

(Canción en inglés)

De la novela de Alicia Giménez, ambientada en el presente,

pasamos a la de William Boyd, ambientada en el pasado.

Aquí tenemos a Amory Clay,

una mujer que vivirá los locos años 20 de Berlín,

luego vivirá en el apasionante Nueva York de los 30,

para seguir su andadura en el Londres y el París

de la Segunda Guerra Mundial.

Siempre lo hará con una cámara en la mano, porque Amory es fotógrafa.

Aquí tenéis un magnífico retrato del siglo XX.

(Canción en inglés)

El filósofo Michel Onfray ha escrito un libro muy especial,

"Estética del polo norte".

Aprovechando un viaje que hizo junto a su padre

a la canadiense Tierra de Baffin,

contrapone los males de la civilización capitalista

con la auténtica vida de los inuits.

Es filosofía en estado puro.

(Canción en inglés)

¿Os acordáis de "¿Arde París?",

la novela de Lapierre y Collins?

Kiko Herrero, el polifacético artista que reside en París,

acaba de publicar su primera novela, "Arde Madrid".

Una historia donde nos habla de ese Madrid oprimido bajo el franquismo,

del Madrid fresco y alegre de la movida,

o de ese Madrid castigado por la crisis económica.

Como veis, un Madrid recordado desde París.

(Música)

(Música)

Mira, Ana. Fíjate en este libro tan chulo.

Es "El maravilloso Mini-peli-coso",

cuenta la historia de una niña que busca

el mejor regalo de cumpleaños para su madre.

Es un libro tan divertido, y con unos dibujos tan bonitos,

que ya lo querría yo como regalo.

-Me encantan los regalos, Bruna. Mi libro también lo es.

"Huziel significa 'te quiero'" es una verdadera historia de amor,

entre una tímida estudiante, llamada Zoe, y un atlante.

Lo digo en serio, el chico cree que proviene de la Atlántida.

(Música)

(Canción en inglés)

La crisis económica está muy presente en la novela,

casi hasta el punto de que se podría inscribir en el realismo social,

puesto al día, ¿no te parece? Completamente.

Yo sé que lo del realismo social tiene enemigos acérrimos,

y una mala prensa importante.

Pero si la forma se adecúa a cómo se escribe en la actualidad,

se incorporan nuevos elementos,

el tema social es el testimonio que tenemos que dar actualmente.

Lo importante que está pasando, es un tema social,

no solo en España, sino en el mundo.

El género policiaco, donde triunfas con tu serie de Petra Delicado,

este género tiene unas normas de trabajo,

una normas de escritura que son estrictas,

aunque se pueden cambiar.

El hecho de que tú escribas estas otras novelas fuera de la serie,

¿es una manera de respirar, de alguna manera?,

¿de permitirte cierto lujo creativo? Sin duda ninguna.

El género negro es más fácil para mí,

porque tengo los personajes, al ser serial, ya creados,

pero de vez en cuando hay que ponerse un reto a uno mismo,

y hay historias que no caben para mí en el género negro.

Me encuentro a gusto fuera del genero, pero me cuesta más.

Sudo, lloro, y me siento fatal cuando acabo, porque no tengo

la seguridad que tengo en el género negro.

No sé si ocurre contigo, ha ocurrido con otros escritores,

que han triunfado con series policíacas o de otro género.

Tú triunfas con la serie "Petra Delicado".

Esta serie, este triunfo, ¿solapa el resto de tu producción, o no?

Tienes muchas novelas publicadas, has ganado muchos premios.

Al principio me lo planteaba.

Ahora, sinceramente, ya no,

porque pienso que soy una persona privilegiada.

Hago lo que me da la gana, de repente cambio de registro,

escribo lo que quiero, tengo buena acogida.

Me da igual lo que se me considere, solo faltaría que...

pretendiera ser la reina absoluta en todos los géneros.

Estoy bien como estoy, mientras pueda hacer lo que quiera. Soy feliz.

No es que necesites visibilidad como escritora,

eres una autora muy conocida,

pero un Planeta como este, siempre viene bien.

En serio te diré que lo que más me llama la atención del premio,

son los nuevos lectores que pueda atraer hacia mis libros.

Eso sí es un subidón importante.

Entre esos lectores, a quienes no has interesado hasta ahora,

quizá por la importancia del premio, se van a acercar, y es maravilloso.

Es como ser profeta en un desierto y que de repente

te venga un grupito más de gente a oír tu palabra.

Alicia, ¿qué libro te hubiera gustado escribir?

"La regenta".

Hubiera dado cualquier cosa

por poner verde al magistral yo misma.

Crees que los escritores, como representantes

o cualquier otra profesión, ¿deberían saber jubilarse a tiempo?

Sin duda ninguna.

Hay que darse cuenta, pero cuando te das cuenta

de que estás autocopiándote,

de que vuelves a un tema y no aportas nada nuevo a ese tema,

lo mejor es dar un paso atrás.

Yo, como no sé si podré dejar de escribir alguna vez, es otro tema,

tengo en la recámara mis memorias. ¡Hala!

Que serán las memorias más hilarantes de este mundo,

porque hay que tomarse la propia vida un poco a pitorreo,

y yo tengo una con una visión bastante poco heroica de la mía.

¿Memorias para ti misma, o para ser publicadas?

Ya se verá. Ah.

Yo qué sé, aún falta tiempo.

Dada mi juventud, como he dicho antes,

aún queda el proyecto en la recámara, pero vendrá.

(Canción en inglés)

Pero vendrá.

Civilización capita...

Exact... -Me gust...

(Ladridos)

La crisis. Hablamos de ella, la sufrimos, la leemos,

la escondemos, incluso en ocasiones, la superamos.

Pero también está esa crisis que nos reinventa,

o esa crisis creativa que nos exige lo mejor de nosotros mismos.

Os aseguro que en "Página dos", no podemos vivir sin ella.

(Música)

"Sandra es un poco más joven que yo,

pero parece que se haya quedado anclada en el pasado.

No se da cuenta de cómo han cambiado las cosas,

de que nunca volverán a ser igual.

Piensa que se reimplantará el orden de siempre:

trabajo, familia, y un puesto en la sociedad.

A ella no le ha mordido la fiera de la crisis,

cobra un sueldo cada mes.

Vive tranquila, va a comer con sus padres los domingos...

Piensa que mi situación de parado es temporal.

No se entera, no advierte que la fiesta se ha acabado,

o bien cierra los ojos para no ver la realidad.

Pero la realidad está ahí. Buscarse la vida, esa es la opción.

No hay caminos, no hay destinos, campo abierto.

Alguien nos engañó, algún pastor nos llevó hasta el borde del acantilado,

y luego desapareció.

Si te precipitas por él, es culpa tuya.

No hay más".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alicia Giménez Barlett

Página Dos - Alicia Giménez Bartlett

21 nov 2015

Este sábado Óscar López habla con Alicia Giménez Bartlett de su novela 'Hombres desnudos', ganadora del Premio Planeta 2015. Una obra en la que narra la historia de un hombre que, tras ser despedido como profesor de Literatura Española en un colegio, encuentra trabajo como estríper. Paralelamente, aborda la vida de una mujer que acaba de ser abandonada por su marido, que se ha 'fugado' con una mujer mucho más joven, y que intenta rehacer su vida más allá de las formalidades del mundo que le rodea. Con esta novela, la autora se adentra en los efectos devastadores de la crisis económica a través de dos personajes.

En la sección 'Los otros', el programa desvela la faceta poética del abogado penalista J. A. González Franco. Y la actriz Concha Velasco, que cada sábado en La 1 de TVE presenta el programa 'Cine de Barrio', habla de sus preferencias literarias.

Por último, en la sección dedicada al cine y a la literatura, Desirée de Fez analiza la transformación que ha llevado a cabo Johnny Depp para convertirse en un famoso mafioso de Boston, en la película 'Black Mass'.

ver más sobre "Página Dos - Alicia Giménez Bartlett" ver menos sobre "Página Dos - Alicia Giménez Bartlett"
Programas completos (455)
Clips

Los últimos 1.656 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios