www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4475549
Para todos los públicos Página Dos - Alejandro Palomas - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Canción en inglés)

Alejandro, tu nueva novela, "Un amor",

ganadora del último Premio Nadal, empieza con unas flores,

acaba también con unas flores y, en medio,

pues tenemos 24 horas en la vida de una familia muy peculiar;

donde..., si no recuerdo mal, coincide una boda con un cumpleaños,

creo que el aniversario de una separación

y alguna otra cosa que no podemos desvelar.

Pero, a grandes rasgos, resúmenos qué es "Un amor".

Ah... Pues mira...

A grandes rasgos, a grandes rasgos...

es un chute de vida en toda vena. Básicamente.

(RÍE)

Es así. Desde que empiezas hasta que terminas es...

Ah, ah...

Es mucha marcha. Es la historia de una familia,

24 horas en la vida de una familia. Y es un poco "road movie" también

porque hay mucho movimiento físico. Pasan de un apartamento

a donde se celebra la boda, donde se celebra

la celebración de la boda, una casa rural...

Hay como mucho movimiento en 24 horas.

Hay mucho movimiento de personajes también.

Tus lectores habituales van a reconocer a muchos

de los protagonistas de esta novela. Seguro...

Los que ya los conocen conocerán cosas que no conocían.

Y los que no los conocen...

Eh, yo creo que entrarán por la puerta grande en esta familia

porque es entrar como... ¡buah! ¿Qué es esto?

En los periódicos, al día siguiente de que ganaras el Premio Nadal,

recuerdo que en las noticias se decía que "Un amor"

era una novela familiar. No es una etiqueta muy habitual,

aunque se escriba mucho sobre familias, ¿no?

Pero yo creo que habría que completarlo,

habría que decir que "Un amor" es una tragicomedia familiar

porque hay alguna lágrima y muchas risas.

Hay muchas risas siempre. En mi vida,

hay siempre muchas risas, Sobre todo de mí mismo,

con lo cual, los personajes se ríen mucho de sí mismos.

Hay bastantes lágrimas, ¿eh? No hay una sola,

sino que hay bastantes. Unas cuantas, sí.

Hay unas cuantas... Pero es familiar

en el doble sentido de lo familiar, es decir, es muy familiar

porque es muy reconocible y es muy cercana.

Todo lo que pasa es muy cercano y es familiar porque está construida

sobre el eje de una familia, que es lo que más

me puede gustar a mí, debo decir también.

Bueno, pues hablemos de esta familia.

Aquí tenemos a Amalia, que es la madre de todos ellos.

Una mujer de setenta y pico años, divorciada...

Que tiene despistes, que se inventa palabras...,

que es una mujer muy tierna. Tenemos a los hijos ya mayores,

tenemos a los dos perros, tenemos a Rulfo,

tenemos a Shirley...

Oye, centrémonos un poco en Amalia,

porque es el personaje sobre el que pivotan todos ellos.

Es una mujer desternillante, pero es una mujer difícil también.

Y si la vivieras...,

no lo sabes tú bien. Como personaje, es muy difícil.

Es muy difícil crear este personaje que provoque tanta empatía,

tanta ternura y que ellos, los hijos,

tengan que soportarla. Soportar esto tiene sus dos caras.

Por eso, por eso. Pero eso es lo que la hace completa.

Si no, sería muy superficial. Claro, porque ella, Amalia,

es una mujer que te puede soltar una animalada

en cualquier momento. Sí...

Que se inventa las palabras, que va loca por encontrarle un novio

a su hijo homosexual, aunque sea hetero.

Además, te lo cuenta y lo argumenta y... y tú te lo crees.

Porque tiene sentido. Porque tiene sentido

lo que dice esta mujer. Es una mujer

absolutamente poliédrica. La cosa es que esta locura

es una locura muy centrada. Y es una locura muy lógica.

Entonces, es completa. Cuando algo es tan completo,

te lo crees.

(Música)

Los publicitarios lo sabemos todo. Todo aquello que vemos en los libros,

en la calle, en el cine...

Pero, textualmente, no cogemos textos

porque la publicidad es una cosa muy cortita.

Es decir, lo que usamos es el espíritu de la literatura.

El espíritu que tenía el autor cuando escribió aquello

que, luego, se hizo famoso y que ha durado siglos.

(Música)

El espíritu, a veces, puedes resumirlo en una frase.

Cuántas campañas se han basado en "Los tres mosqueteros"...

Muchas, pero un montón de campañas se han basado

en "Los tres mosqueteros"... Los tres no sé qué,

las tres lavadoras, las tres secadoras...

Bueno, pues esto viene de la literatura,

no viene de la imaginación del creativo.

(Música)

Nosotros vendemos cosas que seguramente ya tienes

y que no necesitas. Objetivamente, no las necesitas.

El escritor, si contases desde ahora hasta Homero,

hay historias suficientes y libros suficientes

como para que nadie, nunca más, jamás, vuelva a escribir una historia

que cuente un poco lo mismo, pero diferente.

Ahí ya sabemos que sí que lo necesitamos.

Vendemos lo mismo de manera un poco diferente

y necesitamos explicar algo, transmitir algo y comunicar algo.

Y ahí es donde se juntan los dos mundos.

-No es muy inusual usar textos literarios para hacer

campañas de publicidad. Entendiendo textos literarios,

como lo que toda la vida habíamos entendido.

Desde que Bob Dylan ganó el Nobel, hombre,

la verdad es que la mayoría de spots de televisión utilizan músicas

con letras. Si esas letras se consideran literatura,

pues entonces sí es muy normal usar textos literarios,

pero lo que entendemos normalmente como textos literarios escritos

de autores famosos, de escritores conocidos y tal,

pues no acostumbra a ser demasiado usual.

Por eso es bueno cuando lo utilizamos porque no es algo trillado.

(Música)

Cortázar, que siempre jugaba con la literatura, ¿no?

Convertía lo que es un manual en literatura e hizo una serie

de manuales, uno de ellos era el "Manual para dar cuerda a un reloj".

Y utilizamos este texto. Además, luego,

supimos que él lo había grabado cuando estuvo en Cuba

con su propia voz. Y pudimos utilizar la propia voz de Cortázar,

leyendo un texto suyo, que encajaba muy bien

con lo que queríamos decir de ese coche.

(Música)

No sé si es el autor, el momento o el texto propiamente.

La gente dice: "Oh, ha salido Cortázar.

Vamos a comprar este coche porque es Cortázar,

incluso la voz de Cortázar en directo".

No. Ese texto maravilloso que, de repente,

lo haces popular a nivel de la televisión,

lo muestras al mundo "mainstream"... La gente dijo:

"Qué bueno es este texto, tío. Sí, claro, es Cortázar".

O "sí, claro, es Shakespeare", "sí, claro, Bukowski"

o es Szymborska, que no se ha usado...

Pero es el texto ese que conecte perfectamente

y estamos hablando de tops.

(Música)

Miremos una cosa, a ver qué hay en Raymond Carver, ¿no?

Porque ahora es lo que me da la cabeza, ¿no?

Sobre... calefactores, lavadoras, neveras, ¿no?

O algún electrodoméstico. Ese hombre que de un detalle,

de una cosa muy usual, de una cosa que está ahí siempre,

que la vemos siempre, pero que nos asombra

porque ya la hemos visto siempre, le saco una historia,

le saco una profundidad tremenda... A lo mejor, encontramos un texto

o algo para rodar o un corto, que ahora también se lleva mucho

hacer cortos que te pongo el anuncio y, luego, vas a la web...

Por ahí iría.

(Música)

(Música animada)

Sería "Benito Cereno", de Herman Melville.

Me hubiera gustado escribir un libro así por su capacidad de...

desde una anécdota naval, marinera, banal...,

dosificar de cara al lector la intriga, el misterio,

algo ominoso que va apareciendo poco a poco.

Y que eso solo puede hacerlo un narrador que ha conseguido

una gran técnica narrativa, ¿no?

(Continúa la música)

Un libro que siempre me ha parecido que estaba sobrevalorado

es "Rayuela", de Julio Cortázar, lo cual no significa

que Cortázar esté sobrevalorado, sino que, en realidad,

Julio Cortázar es un grandísimo escritor;

pero, curiosamente, yo encuentro lo mejor,

lo más grande de Julio Cortázar, lo que lo pone a gran altura,

en los cuentos.

"El hombre sin atributos", de Musil.

Es un libro que, de alguna manera, me provoca cierto rechazo.

Empiezo a leerlo y nunca lo puedo acabar

porque hay algo como ortopédico en su prosa.

No sé si es el libro que he leído más veces,

pero, probablemente, casi seguro es al que más tiempo he dedicado

a volver una y otra vez, a diferentes edades,

a diferentes lecturas de ese libro, de son los siete tomos

de "La búsqueda del tiempo perdido" de Marcel Proust.

"Literatura universal" es básicamente la historia de un grupo de amigos

que se quieren dedicar a escritores y la peripecia de ellos

a medida que envejecen hasta que lo consiguen.

Lo interesante del libro es que la historia de este grupo,

toda esta historia, la cuenta de este grupo en primera persona

el que se considera de todo el grupo menos dotado para la escritura.

Entonces, decide que como no tiene muchas dotes,

va a usar las mejores frases de todos los escritores

de la literatura universal.

(Música)

Decíamos que el resto de personajes pivotan alrededor de Amalia,

y ahí están, por ejemplo, los tres hijos.

De manera resumida, ¿cómo son?

¿Cómo es Silvia, cómo es Emma, cómo es Fer?

Silvia es la tensión constante. Es la hermana mayor.

Sí, es la hermana mayor y es el sufrimiento constante.

Es el "si no se dice, no existe".

Y es la hiperprotectora.

Es de esas que cuando hay...

El típico ejemplo de: "No te olvides de tomar la medicación",

"¿Se ha tomado la medicación?", "Hay que poner la vacuna".

Ese tipo de hermanas que todo el mundo conoce,

que dices: "Ya cállate".

Tienes ganas de hacerle ¡pam! "Cállate".

Emma es la mediana, que es la ternura.

Es la bondad.

Para mí Emma es el personaje que más quiero porque es la bondad.

Y Fer...,

bueno, es el ojo derecho,

la niña de los ojos de Amalia,

pero el que más la sufre también.

Y el que más se ríe con ella. Es el cómplice de Amalia.

Yo creo que es el cómplice de ella.

La figura ausente del padre está íntimamente relacionada

con el personaje de Amalia, el tema del divorcio.

Y ahí sí que hay momentos especialmente duros,

especialmente emocionantes. Recuerdo, por ejemplo,

la frase que dice Amalia en relación a lo que siente

tras el divorcio, y dice: "Lo que más miedo me da

es no saber vivir sin tener que pedir permiso a nadie".

Sí. Es una de las frases de la novela.

Ya, esa es una frase que he dicho yo.

Es una frase que en mi vida he dicho yo.

Porque yo, bueno, he vivido una situación muy parecida.

Entonces, cuando estás en una relación

en la que tienes que pedir permiso para todo,

porque es tan agobiante y tan psicológicamente demente

que llegas a eso,

cuando desaparece esta relación...

Es la relación de maltrato.

Cuando desaparece el maltratador, no estás acostumbrado a la libertad.

Entonces, lo que echas de menos es tener una figura

a la que poder pedir permiso. Este enganche tan horrible.

Yo lo he vivido, con lo cual, hablo con conocimiento de causa

y con mucha libertad de eso porque yo lo he sufrido.

¿De qué manera has intentado,

cuando has abordado estos temas tan delicados,

temas en los que muchos lectores se van a sentir reflejados,

de qué manera has intentado equilibrar

esa parte más emotiva, más dura, o la parte más divertida?

¿Pensabas: "Alejandro, se te está yendo la mano..."?

No. "Vamos a...".

No, no, no. ¿Salía de manera natural?

Yo soy así, yo soy...

Tengo una gran bipolaridad entre la tragedia y la comedia.

Me río mucho de mí mismo constantemente.

Supongo que es lo que tiene vivir solo y estar muy solo.

Hablas contigo todo el rato porque no hay nadie más.

Entonces, juegas mucho contigo y te ríes de lo que dices.

De repente: "Hostia, qué fuerte esto que acabo de pensar.

¿De dónde viene?". Y llega la tragedia.

Yo subo, bajo, subo, bajo, subo, bajo.

Tus lectores y, lógicamente, tus amigos

saben que en esta novela y en alguna anterior

hay mucho de ti y mucho de tu familia. ¿Es así?

A ver...

Yo parto de mi familia como base de construcción de mi ficción

en esta trilogía o en estas novelas.

Pero no son ellos. Claro.

Es que mucha gente identifica o quiere identificar a mi madre

con Amalia. No.

Yo tengo una madre que es parecida a Amalia

y que me da los "tips" suficientes

como para yo crear un personaje de allí.

Igual que Fer conmigo.

Yo tengo dos hermanas como Silvia y como Emma,

pero no les pasa lo mismo que a ellas en absoluto.

Pero tengo que imaginar, no puedo crear de la nada.

Tengo que tener como una base para crear el jarrón con el barro.

Sí que hay cosas que son muy parecidas,

pero es que a veces se me va la mano, ya lo sé.

(Música)

¿Lleva pistola, señor Chase?

-No me gustan. Estropean los trajes.

Hay que ver la que se lio con esta adaptación que nos traes.

Exacto. Creo que la gente la va a reconocer más

por esta polémica, esta controversia, que por lo que es la película.

Un poco a modo de recordatorio, es la decisión de Ridley Scott

de volver a rodar todas las escenas donde aparecía Kevin Spacey,

que encarnaba a uno de los actores principales

cuando se destapó el escándalo relacionado con acoso y abuso sexual.

Él decidió rodar todas esas escenas otra vez con Christopher Plummer.

Es verdad. Por cierto, una historia basada en hechos reales.

Sí, es una historia real inspirada en un episodio concreto

de la vida de John Paul Getty, el famoso magnate,

que es el secuestro de uno de sus nietos,

que fue un acontecimiento mediático. Ocurrió a principios de los 70

y fue el secuestro a manos de la mafia calabresa.

¿Pero está basada en un libro?

Sí, está inspirada en una biografía escrita por John Person,

que no se centra solo en el secuestro,

sino que saca una especie de perfil del personaje, de John Paul Getty,

y también habla de las terribles consecuencias que tuvo

sobre todos sus herederos el hecho de que él fuera multimillonario.

Hace una especie de radiografía de qué pasó con sus herederos.

-Hay que pagar el rescate, señor Getty.

-Me temo que no me sobra el dinero para esto.

-No hay nadie más rico que usted.

¿Qué necesitaría para sentirse seguro?

¿Cuáles serían para ti las principales diferencias?

Para mí, una, esta.

El hecho de que es una adaptación fiel, pero parcial,

porque solo coge una parte del texto.

Y en el libro todo el rato se respira algo como muy moralista.

Ya. Como que la tragedia que acompañó

a los Getty tuvo que ver con el dinero.

Como que el dinero trae la desgracia en lugar de la felicidad.

La película tiene muchos problemas,

pero no creo que este sea uno de ellos.

Yo creo que serían estas dos cosas. Y la pregunta del millón.

¿Te ha gustado? No, la verdad es que no.

Es una peli que es verdad que tiene cierto empaque,

que los actores están bien.

No todos, pero puede dar un poco el pego.

Pero la sensación es de historia desaprovechada.

Porque toda la historia del secuestro es muy potente

y sobre todo son personajes muy interesantes,

muy ambiguos, muy oscuros, y podría haberles sacado partido.

Y la sensación es que los personajes están mal contados.

(Música)

Veo que hoy tu recomendación es a todo color.

¿Has visto? Mira qué cosa más bonita. Te traigo "100 películas

sin las que no podría vivir", de Ricardo Cavolo,

que es una selección de 100 títulos a cargo de Ricardo Cavolo,

que es uno de nuestros artistas más internacionales.

Y lo que hace es seleccionar sus 100 películas favoritas,

que él considera importantes también como inspiración

para su obra artística,

y selecciona 100 películas que para él son fundamentales

y que considera muy importantes para entender su arte.

Y es un repaso a lo largo de su colección de favoritas.

¿Qué tal ves esta lista? Con esto siempre pasa lo mismo,

que no deja de ser algo muy personal.

Hay muchas películas ahí que me gustan mucho,

hay clásicos incontestables

y otras que me ha llamado la atención que haya seleccionado,

pero el interés está en que son textos muy personales

que él mismo escribe a mano, que también es interesante

para acercarte a un artista a partir de su relación con el cine,

y también las ilustraciones,

las interpretaciones que hace de cada una de estas películas.

(Música)

En la literatura hay infinidad de historias familiares,

como la de Alejandro Palomas o como esta de Elsa Morante.

Aquí tenemos a una mujer que en 1941 es violada por un soldado alemán.

Ella es viuda, tiene un hijo,

y como consecuencia de la violación nacerá otro.

En definitiva, esta es la historia de una familia rota

en tiempos de guerra y de posguerra, y de alguna manera es también

la historia de buena parte del siglo XX.

En "Entre ellos", Richard Ford nos habla de una familia,

concretamente, de la suya.

Aquí aparecen dos textos escritos con 35 años de diferencia.

El dedicado a la madre se publicó en 1986,

y el del padre es absolutamente inédito.

Esta es la historia de dos jóvenes de Arkansas

que nos regala la esencia de la América profunda.

En este pack de novelas familiares nos faltaba la versión gótica,

y eso nos lo ofrece "La cámara verde".

Aquí tenemos una mansión habitada por una familia muy extraña

que esconde terribles secretos, y con la llegada de una joven,

se irá desvelando lo que está oculto tras la cámara verde.

Bueno, ya os podéis preparar para temblar.

(Música)

Hoy os voy a recomendar "Corazones de gofre".

-Hoy os voy a presentar "Alma animal", de Pablo Salvaje.

-Los protagonistas son una niña y un niño.

La niña, que se llama Lena, y el niño, que se llama Theo.

Los dos son muy amigos y viven en Noruega.

-El libro va de los animales de la selva y del mar,

y con un pequeño texto te explica un resumen

y te enseña muchas imágenes del pequeño resumen que te ha hecho.

Los dibujos, lo más chulo del libro son los dibujos.

-Lo que más me ha gustado de este libro

es que dos niños hacen muchas aventuras

y son todas muy extremas.

Bajan de arriba de la montaña que han escalado con un trineo

sin ni pedir permiso a los de esto.

-El animal que más me ha gustado es el pavo real,

porque salen todas las plumas y los colores,

y en medio sale la cara, y me ha gustado mucho.

-También me han gustado mucho las ilustraciones

y que tiene muchas cosas graciosas.

-Una de las cosas que aprendí es que las serpientes

cambian de piel, y yo no tenía ni idea.

(Música)

El problema y lo gracioso de esta familia

es que aquí tomas a uno y los tienes que tomar a todos,

porque son un paquete. Absolutamente.

Como una patrulla de salvamento. (RÍE) Sí.

El ejército de salvación. Es que van juntos.

Sí, van juntos. Pero van juntos todos,

hasta las mascotas. Todos van juntos.

En comandita, sí.

Se mueve uno... Son un bloque. Sí, son un bloque.

Lo digo por las parejas, que luego aparecen.

Al final, acaban conformando y formando parte de esa familia.

Forman parte. Una familia lo engulle todo también.

Es tan potente las emociones que manejan

que o entras en la familia,

aunque entres como pareja,

o la familia te acepta o sales disparado. No hay más.

Y esto ha pasado en mi familia.

Hemos coincidido con uno de los guionistas del programa

en que nos encanta tía Inés. Es que a mí me provoca mucho...

Yo conozco a alguien así, y me provoca mucha ternura.

Esa cosa de la amistad.

Es que para mí el amor más heavy y más importante para mí

es el del amor amigo, no el amor amante ni todo eso.

Y ella es tan buena amiga y tan fiel

y es tan heavy y tan... Sí, sí, sí.

Es tan... No lo sé. Yo la iba escribiendo y pensaba:

"Yo quiero conmigo todo el día a esta mujer".

Yo me he reído mucho con tu libro y también me he emocionado

en varias ocasiones,

sobre todo, por ejemplo, en lo que tiene que ver

con el miedo que tienen los hijos a la orfandad futura.

Ya, eso es horrible. A cuando la madre no esté.

Y eso es algo que cuando uno llega a una edad,

lo tiene incorporado a su vida. Ahí se nota también un trabajo tuyo

desde el punto de vista emocional y literario muy personal.

Para mí es horrible. Yo es algo que no puedo imaginar.

Entonces, me sale constantemente.

Yo, de hecho, empecé a escribir esta trilogía

porque hubo un día en que me planteé que esto podía pasar.

Entonces, caí en la cuenta de que podía pasar

porque ya tenía una edad, mi madre también,

y entonces pensé: "El día que esto pase, yo me muero".

¿Cómo se vive sin una madre? ¿Cómo se hace esto?

Nadie me ha enseñado a pensar en esto.

Entonces, empecé a escribir una madre.

Además, tanto Amalia como antes la abuela

se muestran tan generosas diciéndole a los hijos:

"Os pido sobre todo...". "Que no me echéis mucho de menos".

Esto es horrible. Cuando tuve que escribir esto,

pensaba: "Dios mío". Yo soy muy dramático, ¿eh?

Lo veo, lo veo. Cuando yo estaba escribiendo...

Yo lloro mucho cuando escribo porque me entrego mucho a las cosas,

y en estas partes yo tengo que parar y tragar y tragar,

porque me cuesta escribir estas frases viniendo de...

Claro, tú lo extrapolas a la realidad y a tu madre,

y dices: "Sé que mi madre sería capaz de pedirme esto".

Esto es lo fuerte, que yo escribo esto

y pienso: "Mi madre sería capaz de decirme esto".

(Música)

Hay personajes como el de la madre en la novela de Alejandro Palomas

que, en cuanto aparecen en escena, nos enamoran

y no importa que sean estrambóticos e imprevisibles.

Empatizamos con ellos porque tienen una manera distinta

de ver el mundo.

Por eso es inevitable encomendarse a ellos como lectores.

(Campanadas)

"Hace un día espléndido.

Uno de esos días de primavera que huele a la sal del mar

que sube desde el puerto

y que entrevera una brisa impregnada de cosas

que, respiradas, llenan los pulmones de recuerdos

que tienen que ver con estas calles, con este mar y con esta luz.

Y aunque no todos los recuerdos son buenos, todos pesan,

todos vuelven,

y siguen respondiendo atentos cuando un olor,

una sombra o un color tocan la tecla adecuada

y un fogonazo de pasado resucita desde lo oscuro.

(Música)

Sentado en la piedra húmeda de la escalera,

veo la iglesia al fondo y, a la derecha,

la calle que circunda la plaza.

Fachadas, ventanas, adornos...

Retazos del cielo añil de esta ciudad,

cada vez menos reconocible y más universal,

intentando impregnarse de lo que no agrede,

del pasado incorporado a lo que somos ahora

y que quizá se convierta con el tiempo en un buen recuerdo.

Quién sabe".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alejandro Palomas

Página Dos - Alejandro Palomas

13 feb 2018

En Página Dos, Alejandro Palomas, ganador del último premio Nadal, habla de "Un amor". En Cine analizamos la última película de Ridley Scott, "Todo el dinero del mundo". Entramos en el mundo de la publicidad para saber cómo se trabajan los textos literarios.

ver más sobre "Página Dos - Alejandro Palomas" ver menos sobre "Página Dos - Alejandro Palomas"
Programas completos (419)
Clips

Los últimos 1.503 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios