www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2868555
 Duquesa de Alba: una vida vivida - ver ahora
Transcripción completa

TVE ha preparado un recorrido

a través de imágenes y testimonios de la vida de la duquesa de Alba,

fallecida a los 88 años.

Van a poder hacerse de toda una composición.

Sus amores, sus aficiones y muchas curiosidades.

Es una vida vivida.

(Música)

¿Le gustaría volver a ser duquesa de Alba o preferiría otra cosa?

-Yo estoy muy contenta siendo quien soy.

-Un desconsolado Alfonso Díez se pregunta

qué le quedará a partir de ahora sin la duquesa,

así eso lo ha manifestado a su círculo íntimo.

así se lo ha manifestado a su círculo íntimo.

Todos los que lo desean pueden darle su último adiós a Sevilla.

A hombros de algunos de sus familiares y entre aplausos,

su féretro llegaba el consistorio

minutos después de las dos de la tarde.

Ante la esperada afluencia,

se habitaba el mayor salón del ayuntamiento.

En el centro, su ataúd,

cubierto con una bandera con el escudo de la Casa de Alba.

Está previsto que la capilla vuelva a abrir sus puertas

a las nueve de la mañana.

Sevilla se ha vestido de luto de forma oficial.

Carlos Amigo oficiará a las 12 del mediodía

el funeral de doña Cayetana en la catedral.

Sus restos serán incinerados.

Y parte de sus cenizas colocadas

en la sede de la Hermandad de los Gitanos, de la que era hermana.

El panteón familiar está en Madrid.

También allí reposarán parte de sus cenizas.

Madrileña de nacimiento, pero sevillana de corazón,

ha querido descansar en la ciudad que amaba.

-Quería tanto a Sevilla que parecía sevillana.

-Muy del pueblo, muy llana.

-Doña Cayetana fallecía a los 88 años en el palacio de Dueñas.

Mientras la noticia daba la vuelta al mundo,

sus nietos, hijos y marido

se preparaban para vivir una dura jornada.

El coche fúnebre salió pasada la hora del mediodía

para trasladar sus restos mortales al ayuntamiento de Sevilla.

En ese recorrido no ha estado sola.

Tras ella iba su familia.

Alfonso Díez viajaba en el mismo coche que Eugenia Martínez de Irujo

y Carlos, el duque de Huesca.

Tras él salía su hermano Jacobo.

Comenzaba para todos un doloroso trayecto.

-Su rostro y sus ojos llorosos lo decían todo.

-No hacían falta más palabras.

La duquesa de Alba había empeorado 48 horas

después de ingresar en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla.

Cayetana no mejoraba.

-Mejora muy poco. Es una situación difícil.

-Sus hijos querían llevársela al palacio de las Dueñas.

En una habitación medicalizada.

Las puertas se abrían y cerraban en un goteo constante.

La presencia de su confesor,

el sacerdote que la casó con Alfonso Díaz,

presagiaba el inminente adiós.

Ingresaba por una grave gastroenteritis y neumonía.

-Se le ha complicado con una neumonía.

-Aunque al principio fue optimista...

-Está más estabilizada.

-El pronóstico cambió en pocas horas.

La duquesa se apagaba.

Todos sus amigos querían despedirse,

como Curro Romero y Carmen Tello.

-Caras muy serias. ¿qué significa?

--¿Qué

-¿Has podido hablar con ella?

-Está tranquila.

-Arropada por sus hijos, entre ellos, Jacobo.

También las exparejas de ambos.

Fran, desde México,

manifestaba su pésame con un escueto tuit.

Pero estaba su hija, la otra Cayetana,

que mostraba el adiós a su abuela.

-Tengo que confesar que está muy enamorado de mí

porque me lo demuestra en todos los sentidos.

-¿El balance de estos dos años de matrimonio?

-Es un privilegio.

Un privilegio por Cayetana.

Es el mayor privilegio.

-¿Qué te aporta? ¿Qué aprendes cada día?

-Mucho. Es un ejemplo en muchos aspectos.

-Estoy muy feliz.

-Estoy absolutamente de acuerdo con su relación.

Lo que no puede es casarse.

Me hace algo de caso, pero no es fácil.

-No hice caso ni a su hijo preferido.

Cayetano Martínez de Irujo justificaba la oposición a la boda

por lo que podría significar en el legado la aparición de Alfonso Díez.

Él hablaba de patrimonio y su madre de amor.

-Vivo mi vida y no tengo por qué dar explicaciones.

-Era católica, no entendía el divorcio.

Cuando más feliz se sentía era cuando estaba enamorada.

Todo para poder casarse por tercera vez y a los 85.

-Cuando un hombre tiene 60 y se casa con una de 20,

lo encontráis muy normal.

Y es lo mismo.

-Esto lo contaba unas horas de casarse,

cuando yo tenía el vestido de novia esperándola en el armario

--y

--ya

y había vivido momentos especiales como este en el que Cayetano

cedió y mostró públicamente su afecto por Alfonso Díez.

Esta es una sincera entrevista en la COPE,

en el que también escuchábamos a Alfonso Díez.

-¿Es cierto que se va a casar?

-Aún no lo sé. Mis hijos ponen dificultades.

-Pero no es justo.

Usted es viuda y Alfonso es viudo.

-No hacemos daño a nadie.

-En este momento de nuestras vidas, es importante

como para no echar más. Es suficiente.

Yo estoy encantado de servir para que este pedazo de mujer

salga por la puerta grande.

-Ni declaraciones como estas

pudieron ante tanta negativa familiar.

Se llegó a decir que querían incapacitar e Cayetana.

--a

-Cuando se case, si se casa, ya veremos.

-No creo que haga nada malo.

Ni hago daño a nadie.

-Así que Cayetana reunió a sus hijos en el despacho de sus abogados

y les anunció que iba a repartir la herencia en vida.

Alfonso ya había renunciado a lo que le correspondería

como tercer duque de Alba.

-No quiere nada. Ha renunciado a todo.

-Unos gustos muy sencillos.

He estado bien hasta ahora. He sido feliz.

Me gustaría seguir siendo feliz en esta etapa.

-Tras el encuentro, quienes hablaron en público sin tapujos

tuvieron que rectificar.

-¿Qué tal te llevas con Alfonso Díez?

-Bien. Muy bien.

Es normal lo de Alfonso.

A estas alturas de la película,

nos pillaba a contrapié la historia de Alfonso.

Pero es humano. Una madre con 85 años...

-Ella está contenta, está feliz y estamos todos encantados.

Yo lo digo siempre.

-Meses duros para Cayetana.

En 2011, cuando sus hijos pretendieron manejar su vida,

volvió a demostrar muchas cosas,

como que el amor de Alfonso era sincero.

Y que ella manejaba su destino y así iba a ser siempre.

El 5 de octubre de 2011, apenas habían transcurrido unas horas,

y las ediciones en Internet de los periódicos llevaban en la portada

la noticia de la boda de la duquesa de Alba y Alfonso Díez.

Ese día, hizo realidad el sueño

por el que llegó a enfrentarse a sus hijos.

-¿Cómo ha sido la celebración?

¿Muy bonita? Está contenta, ¿no?

Está muy guapa, muy guapa.

Los sevillanos se lo gritaban.

Estaba espléndida el día de la boda.

No llevaba apenas joyas,

tan solo unos pendientes de brillantes

y un brazalete de brillantes regalo de Victoria Eugenia.

Los modistos se encargaron también del vestido de Carmen Tello.

Carmen desempeñaba ese día uno de los papeles más importantes

de su día.

Era la madrina.

Era la encargada de buscar al novio y llevarlo ante el altar.

-Deseo que los dos sean felices.

-Él pasó la noche en un hotel sevillano

con parte de su familia.

En sus caras, ni rastro de nerviosismo.

Y eso que estuvo a punto de convertirse

en el tercer duque de Alba.

La ceremonia se celebraba en Dueñas.

Sus invitados: sus hijos, unos cuantos amigos

y tres de los ex de sus hijos.

Esta fue una de las últimas veces en que el torero y la Casa de Alba

escenificaban su sintonía.

-Muy bien, estupendo.

Guapísima y estupenda.

-El momento más emotivo.

-La boda, sin duda.

-¿Qué tal estaba ella?

-Muy ilusionada y muy feliz.

-La varicela impidió que su hija asistiera.

Estaba ingresada en un hospital de Madrid.

Lo más duro para la duquesa fue saber que su hijo Jacobo

no iba a la boda porque no se habían solucionado sus diferencias

con su mujer.

-No pienso volver a casarme.

-Esto lo decía Cayetana cuando Alfonso Díez había llegado

para quedarse.

Empezaba a gestarse una relación.

Este comunicado confirmaba una relación especial entre ellos.

Así empezó Alfonso una nueva vida en la que, cada vez que iba a trabajar,

su paseo hasta el Ministerio se convertía en noticia.

-La compenetración, el amor... Muchas cosas.

-Ella organizaba comidas en Dueñas.

Le presentaba a los conocidos en bodas y actos públicos.

Él conquistó al entorno sevillano,

pero le faltaba convencer a sus hijos de que el amor era verdadero.

No solo devolvió a Cayetana la ilusión.

En 2009, la convenció para operarse.

Volvió a ser la de siempre.

La Cayetana fiel al cine y a los conciertos.

Visitaron Egipto, Sicilia, Jordania...

-¿Le ocurre a veces a usted que no puede con ella?

-Muchísimas veces.

Pero ahí está también la gracia.

Estar con una persona que es previsible...

No es previsible ni se puede. Es un reto.

-En Roma, se rompió la cabeza del fémur.

Alfonso la trajo a casa.

Sin duda, lo que mejor hizo para ayudar a su mujer

fue estar con ella,

mimarla y apoyarla cuando las fuerzas flaqueaban.

-¿Qué es lo mejor de la vida?

-El amor.

-¿El amor tiene edad?

-Para mí, no.

-Muchos calificaron su historia de amor como de película.

(Música)

(CANTAN) -Es una chica excelente y siempre lo será.

Felicidades, Cayetana.

-Ella tiene mucha ilusión.

Estuvimos Curro y yo con ellos.

Me cayó fenomenal.

Me gustó de Alfonso que se ve que no hay maldad ninguna por detrás.

-Qué vitalidad siendo tan mayor.

-¿Alfonso en algún momento de estos años de tanta lucha

ha querido dejar a la duquesa o rendirse?

-Esas cosas le habrá visto él a ella.

A veces ha sido tan gorda la presión...

Ella siempre le decía que no la dejara.

-¿La duquesa ha llorado en su lucha

por que le permitieran vivir el amor con Alfonso?

-Ha llorado porque ha luchado mucho.

-A mí me gusta que ella sea feliz.

Ella tiene que hacer lo que ella quiera.

(Música)

-Ella está en un momento que no está bien.

Está crítica en el sentido que no anda bien.

Le cuesta mucho trabajo la movilidad.

Tampoco tiene ganas de esforzarse. No está como antes.

Ha tirado la toalla un poco.

-Reapareció coincidiendo con el día de los enamorados en Sevilla.

Después de varios días recluida en Dueñas.

La duquesa de Alba apenas había acudido a un par de actos

en la capital hispalense.

Ella lo achacaba a los estragos del invierno.

-Ya sale poco.

-He estado resfriada.

-¿Está ya mejor?

-Sí.

-¿Con fuerzas para ir actos solidarios?

--a actos

-Casi.

-Se perdió homenajes a su amigo Curro Romero.

Por fin se tomaba en serio las indicaciones de los médicos

y bajaba del ritmo.

--el

Eugenia y Cayetano Martínez de Irujo ponían voz

a una opinión que compartían los hermanos.

-No estaría bien que ahora se pusiera mala.

-Ha dado un bajón importante.

-La movilidad la tiene escasa ahora y por eso no sale.

-Varias infecciones, bronquitis y neumonía

hacían que su cuadro fuera preocupante.

El tema de la movilidad era lo que más la angustiaba.

No quería que la volvieran a ver en silla de ruedas.

-Es supercoqueta.

No admite que se la vea así. Muy orgullosa, sí.

Mucho amor propio.

-La consigna:

aparentar normalidad, aunque a veces se hiciera difícil.

-Ve que no puede hacer su vida.

La repercute.

-Está resfriada.

Tiene un resfriado intermitente.

Tenemos lo que tenemos y no somos niños.

-La duquesa de Alba cumplía el 28 de marzo los 88 años,

sin poder celebrarlo como lo hubiera gustado.

Los últimos meses se convertían en una prueba

para una mujer tan vital como ella.

-Se vino abajo psicológicamente cuando ve que no está como ya estaba

hace ocho meses.

-Su caída en Roma significó para la duquesa de Alba

el principio del fin.

En abril de 2013.

Un resbalón en el hotel le provocaba una ruptura del fémur.

Su hijo mayor y su exnuera viajaban de inmediato para acompañarla.

-¿El pronóstico es bueno de recuperación?

-Sí. Por lo menos, un par de meses.

-Un proceso que le impidió asistir a la boda de Fernando,

el hijo mayor de su amiga Carmen Tello.

-Es consciente de que se tiene que ir recuperando.

-Dos meses de rehabilitación combinados con su fortaleza

la pusieron de nuevo a caminar.

Su primera salida, a la ópera.

-¿Qué tal se encuentra?

¿Alfonso ha sido de gran ayuda?

-Mucha ayuda.

-No había obstáculo capaz de pararla.

Desde que venciera su miedo a volar,

recorrió gran parte del mundo.

La ciudad de los rascacielos era su asignatura pendiente.

Tras su boda, una pequeña caída en Dueñas

le causó una fisura de pelvis.

Al final, fueron a París.

-¿Contento de seguir conociendo mundo de la mano de su mujer?

-Juntos recorrieron destinos como Egipto, Jordania,

Turquía o Tailandia.

-Yo la decía que no se podía ir a Tailandia con 86 años.

-Decía en broma que estaba hecha de otra pasta.

Y por eso se recuperaba de cualquier percance.

Pero el tropiezo en Roma le pasó demasiada factura.

(Música)

-Tres años ya de la boda.

-Los amigos que ha hecho en Sevilla tuvieron difícil convencerle,

pero Alfonso Díez accedía a pasarse por las casetas

sin la compañía de su mujer.

-¿Qué tal está Cayetana? ¿Se está recuperando?

-Está mejor.

-¿Pero aún no está para venir a la feria?

-Cayetana.

-En la memoria, esas otras ferias que la duquesa vivía con intensidad.

Se había perdido también al pregón taurino el Domingo de Resurrección.

-Claro que se va a poner bueno.

--buena.

-Las primeras alarmas saltaban en Semana Santa.

No pudo presenciar las procesiones de Sevilla.

-Esta va por nuestra duquesa, porque ella es nuestra.

Va a tocar martirio su marido Alfonso.

¡Al cielo con ella!

-He ido a verla y ella estaba bien.

Triste, porque no puede estar con nosotros hoy.

-Guardando cama en Dueñas,

solo a través de amigos y familia pudo vivir la Semana Santa.

(Música)

-Lo que ha hecho es muy feo.

-Le ha hecho mucho daño, ¿verdad?

-

-Mentira podrida.

Él dice que le telefoneó. Y le explicó todo.

-Anda ya.

-Su hija Cayetana le pidió vivir con el Sevilla.

-Su hija Cayetana le pidió vivir con el Sevilla.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo

a Francisco Rivera no le quedó otra que demandar.

Era verano de 2012.

Ese paso marcó el paso con la familia política.

Ver a su hija y a su nieta en los tribunales fue demasiado.

¿Le sienta mal...?

-No creo que gane.

Yo confío.

Mis deseo es ese.

Estoy por mi hija.

(ININTELIGIBLE)

Francisco contó con el apoyo de sus hermanos.

Eugene tampoco estuvo sola.

En aquel desagradable momento.

-Desagradable...

-Era para darte la enhorabuena por la sentencia de la Audiencia.

-No voy a hablar de esto,

pero gracias.

Las medidas cautelares

y la sentencia ratificaba

que Cayetana seguiría viviendo con su madre.

La duquesa respiró aliviada.

(ININTELIGIBLE)

Se ha hecho justicia,

como ha dicho don Alfonso.

-Francisco intentó poner

al mal tiempo buena cara.

-Estoy muy indignado.

Hay que acatar las decisiones.

-Cambio de estrategia para denunciar la desigualdad.

-Digo que estoy capacitado

para cuidar de mi hija,

igual que Eugenia.

-La justicia le cerró las puertas

y decidió servirse para ejercer,

como él dice,

su ejercicio de pataleo.

-Es lo mejor que me pueda pasar nunca.

-¿Qué le opina lo que ha dicho Francisco?

(ININTELIGIBLE)

Lo que ha hecho es muy feo.

-La Casa de Alba lo vio como un ataque.

-No puedo cumplir el deseo de su hija

y siempre tuvo el dolor del tiempo perdido.

La adoración era enorme,

pero no podían olvidar el sufrimiento de su hija.

No tenían claro.

(Música)

(ININTELIGIBLE)

Usted tiene una preferencia por su hija.

-La hija única es la niña de la casa.

Todos nos alegramos mucho.

-Era madre de cinco chicos

cuando la duquesa de Alba cumplió su sueño

de tener una hija.

Eugenia Martínez de Irujo

fue la debilidad de doña Cayetana.

-Perdió a su madre siendo niña.

Y se volcó en Eugenia.

Sobre todo, cuando murió su padre.

La vida de doña Cayetana cambiaba.

Ese lazo siempre permaneció.

Cuando fue presentada en sociedad,

Cayetana tenía 17 años.

Y tenía el título de duquesa de Montoro.

El que legaría a su hija pequeña.

(ININTELIGIBLE)

Tiene un gran peso para ella.

Sentimentalmente.

-Cuando tuvo a su hija, no lo dudo.

-Cuando tuvo a su hija,

no lo dudó.

La llamo "Cayetana".

Sentían pasión por Sevilla y adoraban recorrer el mundo.

Pero tenían muchas cosas en común.

Ese espíritu del que presumía la duquesa.

Han recorrido muchos mercadillos

que perdían a doña Cayetana.

Solidarias y comprometidas

los últimos años se acercaron

más si cabe.

Nunca podrá agradecer lo suficiente su vida.

Fue la primera en aceptar su amor por Alfonso Díez.

Entendía que su madre era así.

Decidida y obstinada sin remedio.

-Es cabezona.

Ya sabéis que es imparable.

-Tras su última recaída

se mantenía optimista.

-He ido mucho a verla.

Pero está bien.

Pasó una infección intestinal.

Fue gorda.

Ahora, recuperada.

-Era consciente de que esta mal delicada.

-Era consciente de que estaba mal delicada.

Pero su madre,

una vez más, volvería a remontar.

-Está usted contenta, ¿no?

-Muy contenta.

(ININTELIGIBLE)

Francisco Rivera dice que está indignado, ¿eh?

-Porque no sabe perder.

-Tengo al perder.

-Tengo mal perder.

Y lo voy a seguir teniendo.

El proyecto acababa con una relación y combustible.

Francisco Rivera y Cayetana se quisieron.

-Te quiero mucho.

Es mi yerno y le adoro.

-En nosotros a ella.

Tenemos mucho... La quiero mucho.

-Fueron más que sobre yerno.

-Fueron más que suegra y yerno.

Zanjado el juicio siguieron adelante.

Llegaron a cruzarse y no se dirigieron la palabra.

(HABLAN A LA VEZ)

Acaba de pasar por aquí con Lourdes.

-No se ha parado a saludarla.

(ININTELIGIBLE)

Le conocía desde que era un niño.

Le sentía como de la familia

antes de casarse con su hija.

Le quería como persona y le admiraba como Toledo.

Le quería como persona y le admiraba como torero.

(ININTELIGIBLE)

Fue la primera en defenderles

Fue la primera en defenderle

en su polémica concesión de las Bellas Artes.

Cuando anunció su retirada de los ruedos

en la duquesa reaccionaba así.

¿Qué le parece que haya dejado los toros?

-No quiero hablar.

(ININTELIGIBLE)

No perdió la esperanza

de que su hija y Francisco volvieran a juntarse.

Pero conoció a alguna de las novias del torero.

Suele ser no fue a su boda.

Pero cuando se casó con la abogada,

el trato estaba roto.

-Me da igual.

Lo que hagan los demás.

-¿Se alegra por él?

Su nieta fue su madrina.

Y a su abuela le indignó que participará en las misivas.

¿Piensa en tomar alguna medida?

-No.

-¿Iba guapa?

Es una mujercita.

-No me gustó nada.

-Su decepción con Francisco fue tan grande

que ya nada pudo volver a ser como antes.

(Música)

(ININTELIGIBLE)

Era libre para aquella época.

Creo que.

Creo que...

Más adelantada...

De lo que eran los jóvenes en aquel entonces.

Y por eso, muchas cosas...

Que ocurren ahora...

Las entiendo un poco.

(ININTELIGIBLE)

-Insistió en este discurso.

Era una persona común y corriente.

Pero la mujer viva con más títulos nobiliarios.

-Muy normal...

Hombre, tengo mis cosas...

Y lo que pienso...

Lo mantengo.

Soy una persona normal.

-Su rango la obligó a permanecer expuesta a los medios.

-Levanta la cabeza un poco.

Perfecto.

-Estas sesiones una de las muchas

en las que doña Cayetana sería modelo ocasional.

Ella, que precisamente,

seguía las tendencias a su manera.

(Música)

Yo creo que estoy muy normal.

Con un sastre...

Además, bueno.

Tampoco es un pingo.

Me gusta.

Me gusta peinarme libremente.

Sin la onda.

Y cogerme rulos.

Me gusta la moda pero no ser esclava de la moda.

-Era un espíritu libre.

-Yo soy un poco hippie.

Natural.

Lo que siento...

Lo expongo.

Pero me sale de dentro.

Lo que me sale...

Ahí va.

Me encanta Sevilla.

-Era forofa del Betis.

Y le encantaban los animales,

y tenía un enorme sentido del humor.

Tan agradecida por la prensa.

(GRITA)

(ININTELIGIBLE)

-Aunque tuvo algún que otro encontronazo...

-Le di un corte de mangas.

Así me lo entenderían mejor.

No me arrepiento.

Me salió del alma.

Como no soy una persona...

Cuando sale el genio, sale.

-Podía más el cariño mutuo.

-¿Un aplauso para la duquesa?

-Cumpleaños feliz,

cumpleaños feliz.

-Como cabeza de la Casa de Alba

siempre supo quién era

y a quién se debía.

Pero se puso el mundo por montera.

-La más moderna en el fondo,

soy yo.

(Risas)

(Música)

Lo que más me gusta es el arte, la pintura.

El baile me gusta mucho.

Es muy buen ejercicio.

-De no haber sido duquesa de Alba,

hubiera dedicado su vida al arte y la danza.

Le encantaba la pintura.

Podía pasarse horas en su estudio.

(Música)

La duquesa de Alba no es solo coleccionista,

también pintora.

-Tenía objetos personales y la compañía de alguno de sus hijos.

Como Jacobo.

Artista y bohemio como ella.

-¿Qué te parece la pintura de tu madre?

-Muy bonita.

Me gustaría aprender bastante.

-La expresión artística que le hacía sentirse libre

era el baile.

Tenía auténtica pasión por el flamenco.

(Música)

Y por todo lo que tuviera que ver

con el lugar donde mejor se sentía,

Sevilla.

-Es el olor de Sevilla en primavera.

-Era feliz en la feria.

De caseta en caseta.

Bailando entre la gente.

Cuando sonaban las palmas,

la duquesa se arrancaba.

Sentía debilidad

por la capital hispalense y sus costumbres.

(Música)

¿

¿Recuerda usted la primera vez que se puso un traje de flamenca?

(ININTELIGIBLE)

(Música)

Defendía la fiesta nacional.

Vivía con devoción la Semana Santa.

Un amor del todo correspondido.

(GRITAN A LA VEZ)

(Música)

Mi hijo...

Es mi hijo preferido.

Porque se parece a mí.

Muchísimo.

-Es un sentimiento especial.

Se va haciendo mayor.

Se va haciendo mayor,

y que produce más...

Sentimiento, ¿no?

(Música)

(ININTELIGIBLE)

No tengo palabras.

Viva Sevilla.

-Fue uno de los días más felices de su vida.

Se casaba su hija pequeña

con su entonces adorado yerno Francisco Rivera.

La pareja se casaba en la catedral de Sevilla

un 23 de octubre de 1988.

Muchos siguieron en directo la boda.

Acudieron más de 1400 invitados.

Solo una presencia fue incómoda para doña Cayetana.

Mar Flores.

La novia de su hijo Cayetano.

Esta pareja es pasado.

Muchos de los que acudieron juntos entonces llevar caminos separados.

Muchos de los que acudieron juntos entonces llevan caminos separados.

Incluidos alguno de los hermanos de Eugenia.

-Eugenia, ¿quieres recibir...?

-Francisco y Eugenia apostaban

a que sería por toda la vida.

Y respetarlo todos los días de tu vida.

-Sí, quiero.

-Contaron con el apoyo de su madre, Carmen Ordóñez.

(GRITAN A LA VEZ)

¡Guapo, guapo!

Se arrodilla Triana.

Muy felices.

Quiero agradecer a todo Sevilla entera

lo que se han volcado con nosotros.

Lo amable que ha sido todo el mundo.

-Tuvieron mucho cariño.

Las idas al completo se volcó en esta boda.

La vivió junto a su marido,

Jesús Aguirre.

Aquel día los novios

tuvieron a toda la gente

que querían a su lado.

Muchos ya no están.

Esa foto de familia

queda más vacía que nunca.

(Música)

A los novios hubo que esperarles unos días

para verles en las páginas de las revistas.

La duquesa tuvo el detalle de atender a los medios.

Tras la boda de Cayetano Martínez de Irujo

y Genoveva Casanova.

(Música)

El 15 de octubre de 2005

las puertas del palacio,

donde se celebró la ceremonia de la fiesta,

se convertía en visita obligada

para los que querían ver el desfile de famosos

sin perder detalle.

(GRITAN A LA VEZ)

En la lista de invitados,

amigos como Paloma.

Y muchos otros.

Curro Romero, Emilio Butragueño. Entre otros.

(Música)

Y por supuesto, la familia.

Fernando Martínez de Irujo, el hermano del novio,

o Francisco Rivera.

Eran otros tiempos.

Teniendo en cuenta que la novia era mexicana,

el coro rociero

se sustituyó por mariachis.

Génova quería que la boda

tuviera sabor a su tierra.

Vino mucha

familia.

Como su madre y sus hermanas.

(GRITAN A LA VEZ)

Ha estado preciosa.

Está muy feliz.

Es lo más importante.

-Su amiga adelantaba detalles del destino de la novia.

Ha resistido el paso del tiempo.

Aunque en la entrada a aquella mañana

solo podíamos verle en vaqueros,

vistió el uniforme.

El mismo que había llevado

siete años atrás en la boda de su hermana.

Después de cinco años de relación,

y los mellizos,

daba la pareja el paso definitivo.

Así lo creía la madrina. La duquesa de Alba.

-La duquesa de Alba ejercía,

por primera vez, de madrina de uno de sus hijos.

Alfonso Martínez de Irujo se casaba

en Marbella.

Una boda por todo lo alto.

Acudió lo más ilustre de la sociedad.

No era el primogénito de doña Cayetana.

El matrimonio del segundo hijo de la duquesa

duraría apenas 10 años.

Dejaría dos hijos e imágenes como estas.

Para el recuerdo.

En primera fila,

y siguiendo la ceremonia,

Carlos,

el duque de Huéscar,

esperaría a cumplir los 40.

-Poco antes de las nueve de la noche se despejaba la duda.

-Como heredero de la casa,

su boda fue de lo más solemne.

En el altar mayor de la catedral de Sevilla.

(Música)

Artistas como Rocío Jurado

o Naty Abascal

se mezclaron con la familia.

(Música)

Aquel día nadie podía imaginar que 16 años después,

y con dos hijos en común,

el matrimonio acabaría siendo declarado nulo.

(Música)

18 años estuvo casado Jacobo

con su primera mujer,

María.

Bohemio y poco amigo

y su segunda boda fue privada.

Distinta a la de sus hermanos.

(Música)

Soy muy católica.

Y...

Algunas cosas...

No me parecen bien.

-Una de esas cosas era el divorcio.

Aunque se casó tres veces,

nunca vivió esta situación.

Por la que han pasado sus hijos casados.

-Cuando uno se casa

es para siempre.

-Lógicamente,

hay que pensarlo antes.

Hay que pensar

en los hijos.

(ININTELIGIBLE)

Los hijos lo pasan muy mal.

Cuando ha salido mal,

me ha dado pena.

Sobre todo, con María Eugenia.

Yo la quiero mucho.

Y mi nuera, la mujer Jacobo.

-La costó admitir la separación de Francisco

y Eugenia.

-Todos juntos vamos a pasar las Navidades.

Nunca ha habido una ruptura.

Un pique.

Como todos los matrimonios.

-Se pasó años apostando a que volverían.

-Lo normal, es su mujer.

Yo quiero mucho a Francisco.

-¿Le gustaría una reconciliación?

-Claro que sí.

-Mi madre está con la reconciliación de Fran y Eugenia.

Lo mismo le pasó tras el divorcio.

De Cayetano y Genoveva.

(ININTELIGIBLE)

Tras el reparto de su herencia en vida

por discrepancias con la mujer de su hijo Jacobo.

-Ha hecho usted las paces con su hijo Jacobo.

-Hace 1000 años.

Y con ella también.

-Ella decía lo que pensaba.

También sobre su familia.

-Los quiero mucho a todos.

Aunque tengamos diferencias.

(Música)

-La duquesa de Alba,

amazona sobre caballo tordo,

encabeza el desfile.

Desde Cáceres lancea de frente por detrás.

Ordóñez corresponde saludando al público.

-Cuando era soltera...

Cuando mi puesta de largo...

Mi primer novio fue Pepe Luis Vázquez. El torero.

Que era el mejor de todos, para mí.

Incluso luego.

Yo no creo que nadie

haya llegado a lo que él hacía.

El chico es de Sevilla.

También.

He salido y me han gustado.

Pero luego, mira por dónde,

nunca me he casado con un sevillano.

Eso tampoco lo entiendo.

-Era una joven enamoradiza...

-Sí.

Era un poco variable.

(Música)

Siempre dijo que fue una mujer libre.

Con todo y con todos.

En ocasiones se reveló hasta contra su propio padre,

el duque de Alba.

-Mi padre me tenía vigilada.

Pero como era mucho mayor que yo,

yo me escapaba.

(Risas)

Hubo algo que nunca consiguió su padre.

Que se había enamorado de un torero.

La duquesa quedó prendada

de él cuando le dieron Sevilla.

-Cuando mi puesta de largo,

mi primer novio...

Fue Pepe Luis Vázquez.

El torero.

Era el mejor de todos,

para mí.

-Tenía 16 años.

Era el hijo de un matarife de Sevilla.

Con los años,

le consagró como el mejor torero

de capa.

El diestro no parecía ser suficiente.

La mandó a estudiar fuera de España.

A su vuelta,

le presentaron a Luis Martínez de Irujo.

Que después se convertiría en su marido.

Los años fueron pasando.

Nacieron los hijos y Pepe Luis

formó su propia familia.

La amistad y el cariño se mantuvieron.

Y los recuerdos.

Los reservados para el primer amor.

-Yo no he sido muy amiga de toda la familia de Pepe Luis.

Le he conocido desde casi de niños.

(ININTELIGIBLE)

-En mayo de 2013 murió a los 91 años.

La secuela de su caído en Roma le impidió despedirse.

Fue protagonista de una de las historias más especiales en su vida.

Encarnaba el amor prohibido.

Esos amores suelen tener un lugar preferente en la memoria.

(Música)

Tenía 25 años la primera vez que se casó.

Su padre organizó un viaje

para alejarla de Pepe Luis.

Le presentó al hombre que pensó que sería bueno para ella.

Luis Martínez de Irujo.

La pretendían muchos jóvenes.

Pero el 12 de octubre de 1947 la llevó ante el altar.

Al enlace de acudió lo más granado de la sociedad.

Tanta importancia le dio el duque a la boda

que se gastó 20 millones de pesetas.

La convirtió en la boda máscara de la época.

Según la prensa del momento.

A la muerte del duque de los títulos de su padre.

Luis Martínez de Irujo se convirtió en el duque consorte.

Gestionar los asuntos de la Casa de Alba.

Lo compaginó con nuestras labores.

Lo compaginó con otras labores.

Y con su vida como padre.

-La vida moderna se encarga de que.

-La vida moderna se encarga de que...

De que todos tengamos buenos ratos de ocio.

Yo creo que a mí me pasa lo que a todo el mundo.

Que si tenemos ratos de ocio...

Al tiempo que nos queda cuando termina la jornada de trabajo,

hacemos lo que hacemos.

Dedicarse a su familia, sus hijos.

A estar y hablar con ellos.

-Cayetana y Luis tuvieron seis hijos.

Y en el amor de una familia

con una diferencia.

Las visitas de la prensa.

-Lo de los juguetes.

(ININTELIGIBLE)

¿Qué quieres ser cuando seas mayor?

-Torero.

Como un amigo mío.

La última en llegar fue Eugenia,

la niña.

Pero era un bebé cuando la salud de su padre se debilitó.

Le diagnosticaron leucemia.

En Houston trataron su enfermedad.

Pero nada se pudo hacer.

Y falleció en Madrid.

En su funeral se vio una Cayetana

rota de dolor.

Se daban a su cargo sus seis hijos.

Y la gestión de la Casa de Alba.

Una mujer como ella,

había enviudado con solo 46 años.

(Música)

Pocas veces se vio

en público tan triste a la duquesa.

Había perdido a su segundo marido.

El hombre del que seguía hablando

como el amor de su vida.

-¿Recuerda algún momento doloroso?

-Cuando se murió Jesús. Fue el amor de mi vida.

El último y el amor de mi vida.

-Y un momento sumamente feliz...

-Cuando me casé con él.

Salvando que cuando les presentaron no se cayeron bien,

se casaron cuatro meses después de conocerse.

Jesús era el director

del Ministerio de Cultura.

Tra

Traductor y sacerdote jesuita.

Que había colgado los hábitos

por dudas existenciales.

Un hombre con grandes sentimientos.

-Un hombre muy tierno y muy romántico.

Tenía un gran tipo de conversación.

No te aburrías nunca con él.

-La boda se celebró en Madrid.

Cayetana tenía 51 años.

Formaron un tándem perfecto.

Ayudaba a gestionar el patrimonio

y realizó una labor fundamental en la organización de su archivo.

Los hijos de Cayetano no veía el

Los hijos de Cayetano no veían bien la nueva relación.

Casualidades de la vida,

mientras se divorciaron,

la duquesa y Jesús vivían un matrimonio pleno.

-No hay ninguna declaración que hacer.

La protegía hasta de las preguntas de la prensa.

Disfrutaban de los momentos de relax juntos.

Pero en 2001 tuvo que ser hospitalizado

por un cáncer de laringe.

Su enfermedad le permitió vivir cuatro meses más.

No pudo despedirse de él como hubiera querido.

El segundo duque de Alba

moría a los 66 años dejando a Cayetana desolada.

Sus hijos y amigos arrojaban a la duquesa del día del entierro.

Sus hijos y amigos arropaban a la duquesa del día del entierro.

Pero no había consuela para ella.

-Era un hombre muy brillante, ¿no?

-Está destrozada.

Serena, pero destrozada.

-Es un momento delicado de salud.

No me esperaba este desenlace.

-He perdido

al hombre más importante de mi vida.

-Lloraba al recordarlo.

Los sueños después de su fallecimiento.

Hablaba de Luis Aguirre

como el hombre más feliz que la hizo.

Por eso le costó tanto recobrar ese golpe.

(Música)

Ahora que su madre no está,

él es el nuevo duque de Alba.

Es el heredero de una casa con 500 años de antigüedad,

y de su enorme patrimonio.

En 2011,

cuando decidió repartir su herencia,

su hijo primogénito,

como 19 duque de Alba,

recibió los palacios de Madrid y Salamanca.

Varias fincas y la responsabilidad

de preservar el legado histórico de la familia.

Carlos, conocedor de su deber,

trabajó codo con codo con su madre.

Pero llevaba años preparándose.

Para una responsabilidad

que tendría que asumir en algún momento.

(ININTELIGIBLE)

He tenido una vocación a ella.

En mi familia siempre se han dedicado más

a las letras que a las ciencias.

No te sabré decir con certeza

la carga que elegiré.

la carrera que elegiré.

Seguramente será Derecho.

-El mayor es muy responsable y muy serio.

Es muy buena persona.

Tienen muchas condiciones.

-El patrimonio de la Casa de Alba es grandioso.

Se cifra en 600 millones de euros.

Las más altas, en 3500.

Palacios, mansiones,

latifundios en Andalucía y Salamanca,

locales en Madrid...

34 000 ha de terreno.

Una cifra que superaría en 174 veces

la superficie del principado de Mónaco.

-Ni idea.

La juventud de ahora va a lo suyo.

-Si hay algo impresionante es la colección de arte.

Nadie se ha atrevido a cuantificar el valor económico.

No se puede poner precio a cuadros de Velázquez,

Rubens, Goyas...

Esas eran las riquezas más preciados de Cayetana.

A la que dedicaba su tiempo y trabajo.

Tenía un apego económico y sentimental.

-Ocupa bastante, sí.

Pero me gusta el arte y esas cosas.

Desde pequeña.

He nacido en ese ambiente y no me cuesta trabajo.

Yo nunca pienso en eso más que cuando me lo preguntan.

-Luchó mucho para dejar a sus hijos

lo que sus antepasados le habían dejado.

La mayor parte del matrimonio

forma parte de la fundación no se puede vender.

2000 millones de euros, aproximadamente.

Su fortuna personal la repartió entre sus hijos en vida.

Su casa favorita, la de Sevilla.

Se la dejo a Fernando, el hijo mayor de Carlos,

el que decían que era su nieto favorito.

También legó las fincas a los que tenían apego.

A Eugenia, Ibiza.

Y la finca de 600 ha

que le regaló cuando se casó.

A Cayetano, Sevilla.

Y el palacio de San Sebastián.

Fernando y Alfonso fincas de gran valor.

Todos estaban de acuerdo excepto Jacobo.

Se vio penalizado por su madre.

Fue su mujer la que provocó las iras de su hijo.

El enfado fue tal que no fueron a la boda de la duquesa.

Al final, firmaron la paz.

Después del incidente de la herencia,

no se les veía juntos en público.

(Música)

-¿Ha hecho usted las paces con su hijo?

-Hace 1000 años.

Y con ella también.

(ININTELIGIBLE)

Para evitar más problemas,

Alfonso renunció a lo que le correspondía.

Sus hijos vieron el gesto con buenos ojos.

Dejaron de mostrar Dejaron de mostraros y tiene la boda.

Dejaron de mostraros y tiene la boda.

Sus hijos recibieron 110 millones de euros.

Además de la propiedad.

Un patrimonio, que según se publicó,

situaría a la duquesa

entre las 10 personas más ricas del mundo.

-La gente se piensa que hay una máquina de hacer dinero.

Pero venga...

Es todo lo contrario.

Es un monstruo de gastar dinero.

Llega un momento en el que o cambiabas...

O empezábamos a resquebrajarlas.

-La equitación siempre ha sido su

actividad profesional.

Cayetano Martínez de Irujo colabora con

su hermano Carlos.

Para revitalizar el patrimonio familiar.

Ambos están al frente de la Fundación Casa de Alba.

Creada en 1975.

-Me ha puesto aquí mi madre.

Carlos, mi hermano, está contento.

Para que le ayude y le apoye.

Me gustaría...

Cuando falte mi madre,

que Carlos cuente conmigo.

Si no es así, no pasa nada.

-En ese rescate a la economía familiar,

organización de la exposición.

Costó lo suyo convencer a doña Cayetana.

Para que dejara salir de palacio estas obras de arte.

Para mostrarnos al gran público.

En 2012,

la duquesa quedaba satisfecha con esto.

(HABLAN A LA VEZ)

La ha gustado, la ha gustado.

La ha costado mucho, ¿no?

Al final es su obra, ¿no?

Es la obra de ella.

La que pasará a la historia.

Es responsabilidad de todos continuar.

-La exposición,

visitada por más de 150 000 personas,

les habría reportado más de 166 millones de pesetas.

Pero mantener el matrimonio

recurrían a una iniciativa histórica.

Subastaron en París siete piezas de 1922.

Del baño que la duquesa

encargo para su esposa.

Las arcas recibían una inyección

de más de 6 millones de euros.

Solo la bañera de mármol alcanzaba más de 61 000 E.

El sofá-cama, medio millón.

Y las lámparas, más de 3 millones.

Dedicada toda su vida sostener el legado,

dejaba claro que las piezas

no estaban relacionadas con la historia de España.

El alquiler del palacio para eventos,

la explotación de los olivares,

o la creación de productos,

los duques han buscado y encontrado iniciativas para ayudar a su madre.

-Históricamente, uno de los palos de la casa es el campo.

La explotación agrícola que mi padre recuperó.

Con muchísimo esfuerzo.

Lo queremos revalorizar.

Todos se reparte como ella quiere y quería.

Cuando falte, quiero que se vaya tranquila.

Diciendo que ha dejado todo asentado.

(Música)

Hasta aquí este repaso.

De los 88 años de la duquesa de Alba.

Este reportaje, si quieren y lo desean,

pueden verlo a través de la web.

Muchísimas gracias.

Disfruten.

No de otro cualquiera.

Y así,

de seguir,

a mi manera.

Tal vez lloré,

tal vez reí.

Tal vez gané.

O tal vez perdí.

Y ahora sé,

que fui feliz,

y aquí lloré,

y todo fue, puedo decir,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Duquesa de Alba: una vida vivida

Duquesa de Alba: una vida vivida

20 nov 2014

Documental especial homenaje a Cayetana Fitz-James Stuart, la Duquesa de Alba, fallecida el 20 de noviembre de 2014 en Sevilla a los 88 años de edad. 

El especial recuerda a lo largo de 70 minutos los momentos más importantes de la vida de la duquesa de Alba, 14 veces Grande de España, fallecida en el Palacio de Dueñas (Sevilla).

Su nacimiento -fue bautizada el 17 de abril en el Palacio Real, con los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia como padrinos-; la muerte de su madre siendo niña; su educación; su vida en el exilio en Londres, sus tres matrimonios -Luis Martínez de Irujo, Jesús Aguirre y Alfonso Díez-; sus seis hijos -Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia-; su pasión por el flamenco y el arte… son algunos de los aspectos que recoge este trabajo realizado por el Área de Magacines de TVE.

ver más sobre "Duquesa de Alba: una vida vivida" ver menos sobre "Duquesa de Alba: una vida vivida"
Programas completos (77)

Los últimos 116 programas de Otros programas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Blanca

    Ojalá pudiera verla en persona lástima que se murió es una gran mujer luchadora encantadora querida por toda. La gente a mi me hubiese gustado conocerla que Dios la tenga en su gloria me gusto ver su historia es una Reina ahora esta descansando en el cielo junto a nuestro señor Jesucristo !

    26 jul 2015
  2. Ivona Veliz

    M s gnigics la traansmision pictorics, pro los periodistss han mantenido una batalla de quien sabia mas de la Duquesa De Alba que daba deseos de gritar y apagar la transmision. Ni siuiera, teniendo un sacerdote con ellos ,le dieron oportunidad de indicar las partes de la misa. Si tuviera que darles calificscion, a tos y todas las volveria a tomar clases de respeto mutuo, pues formaron una algarabias hablando todos a vez.

    21 nov 2014