Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

4405740 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Otros documentales - Los Tudancos - ver ahora
Transcripción completa

(Ladridos)

(Continúan ladridos)

Estoy volviendo a mi pueblo

y rezo para que no pare de nevar,

para que no me pueda ir nunca más de este lugar.

De niños los hermanos rezábamos para que nevara tanto

que no pudiésemos ir al internado,

pero, así y todo, nos fuimos.

Todos menos uno,

mi hermano mayor, Damián, se quedó.

(Música tradicional)

(Música suave)

La vida se abre paso, nada espera ni te espera,

todo vuelve, la primavera vuelve, las cosechas vuelven,

los colores, el sol, la infancia vuelve.

(Continúa música)

(Radio)

(RADIO) "Le dan 400 millones.

-Una aclaración...

Ese dinero es para la dictadura comunista.

O sea, los humanos no ven nada...

Los humanos no pueden entrar en los hoteles de turismo sexual

donde van los españoles..."

(Continúa radio)

(Silencio)

Hoy he mirado a mi padre y le he visto viejo y cansado.

He mirado alrededor y he sentido que ni los sitios

ni los hombres ni sus motivos son los mismos,

tampoco los míos.

(JADEA)

(Música suave)

Por eso vuelvo, para mirar con otros ojos,

para reencontrarme con la tierra y con la gente,

para contarlo.

(Continúa música)

Viejos y nuevos moradores,

viejos y nuevos sueños,

los que empiezan, los que acaban,

los que hablan, los que callan,

los que se van y los que se quedan,

todos Tudancos, supervivientes campesinos.

Todos dicen: "Tú al que más quieres es a Damián".

Digo: "Yo quiero a todos mis hijos por igual",

pero, claro, Damián es el que más se...

se lucra de su mamá.

"Ay, mamá, que no tengo un duro, ya te lo doy mañana".

"Toma".

"Ay, mamá, que necesito tal cosa,

ya voy a recibir la subvención y te pago".

"Toma".

La subvención no sé si se recibe o no se recibe.

El Damián, sí.

(Motor)

(Graznidos)

Somos siete hermanos, yo soy el mayor.

Pues más o menos mi padre dejó unas vacas ahí,

pues seguí yo con ellas, los demás arrancaron todos

y yo me quedé aquí.

Y yo también he estado por ahí trabajando también,

pero he vuelto aquí porque yo...

mejor que aquí no me encuentro en ningún sitio.

Yo estoy aquí porque me encanta esto y porque yo aquí soy feliz.

No sé, estoy muy a gusto, es que aquí es otra forma de vivir.

Yo he vivido en Santander, he vivido en Madrid,

pero que como esto...

Aquí los días son todos diferentes.

Yo en una ciudad les veo todos iguales,

todos los días son iguales,

desde que te levantas hasta que te metes en la cama

son todos iguales.

Aquí todos los días hay una cosa diferente.

-Cuando yo te diga levantas.

Ojo, las patas.

-Echad para atrás, echad para atrás.

Echad para atrás.

Así, así.

-Es que no veas cómo está aquí trabado.

-Espera, espera. Bien, así, así. -Ahora sí.

-Ven aquí, ven.

-Me cago en... No se levanta esta.

-Déjala, déjala.

Esta... Ya te diré yo lo que hace. Déjala, déjala.

(Mugidos)

Ya se la pasará.

-¿Dónde la pongo?

-Allí. -¿Ahí mismo?

-Sí.

-Antiinflamatorio...

¿Y qué antiinflamatorio así que hay, más normal, o no?

Finadyne, ¿Finadyne vale?

Joder, Finadyne tengo yo.

¿Y qué tendrá? Sí, no, tiene un año.

No llega.

¿12? ¿Cada 12 horas?

¿Cada 24?

Sí, es una de estas de las de Navarra.

Me cago en la madre que la parió, yo no he visto cosa igual.

Vale, vale.

Venga, gracias, ¿eh? Hasta luego.

-Me llamo Gabriel Telcean

y vengo aquí de Rumanía,

de otro país, soy extranjero.

Para...

Para buscar un sitio mejor para trabajar.

(Gallos)

Toma, Fermín, majo.

Toma.

(Mugidos)

Tristeza. Nos metemos en la cama y le digo yo:

"Pero vamos a hablar algo". Como dos mudos.

"Déjame, que estoy rezando".

(RÍE) Digo: "Bueno..."

Oye, no oyes a nadie. Es tristeza, sí.

Antes teníamos escuela, donde ahora está el bar.

Era una escuela de niños y otra de niñas

y los niños salían a los recreos, que llamábamos,

cuando salían a jugar, chillaban,

sabías la hora en que estabas, en que vivías,

salían a las 11, las 12.

Ahora ya no oyes nada.

Como yo digo, ya no oyes ni los gallos cantar,

al amanecer, ni... Es muy triste, no creas.

Eso es muy bonito en los pueblos, en las aldeas,

oír de todo.

Oír la vaca que brama, el gallo que canta,

los críos que corren.

-Hala, hasta luego. -Hasta luego.

(Música suave)

Yo canté misa,

o sea, me ordené el 2 de abril de 1960,

que ha hecho ahora los 50 años.

Y... ese año me destinaron a Arantiones,

Quintanasolmo y Salcedo.

Y allí estuve seis años.

Y después de ahí bajé, vine a Ruerrero.

Y en Ruerrero he estado 34 años, hasta el 2000.

Ni cuento los pueblos que tenía, tenía muchos pueblos,

a ver si me acuerdo.

Empiezan muchos por "R", ¿eh?

Riopanero, Repudio, Ruijas, Población de Abajo,

Población de Arriba, La Serna.

Tuve también Rocamundo.

Y he tenido Cejancas,

Montecillo, Sobrepenilla, Quintanilla de An.

No sé si se me ha olvidado alguno, yo creo que no.

¿Y el progreso, don Pedro? Ya, no, el progreso siempre es bueno.

Lo que pasa que muchas veces con mucho progreso,

mucha gente se ha olvidado de Dios.

Más que antes, que había menos... menos progreso.

En la opulencia dicen que se olvida uno de Dios,

más que en la pobreza.

Me cago en 10, el siete.

-Toma.

-11.

-Toma. -Arrastro.

-¿Quién ha pintado? ¿Copas? -Yo, yo, sí.

-Esto es tuyo, ¿no? -Reyes.

(SUSPIRA)

-15, 7.

Toma.

Tú dirás, caballero. -Yo no mato.

-Pues vamos a ver.

-César, el as de copas. (RÍE) -Y esa ganará.

40, 51, 55, 65, 69,

69, 72, 75, 79...

79, 81, 92.

-Bueno, nosotros. -Claro.

-¿Una?

(Ladridos)

(Pájaros)

¿Qué pasa, Juan? ¿Hay lobos o no?

-Se han marchado.

-¿Dónde se han marchado?

-Está de pintor hoy.

(Balidos)

Y, Juan, ¿con qué edad empezaste a ir con el ganado?

Yo con 15. Con 15 años.

Después que salí de la escuela.

Entonces no te dejaban como ahora.

(Balidos)

En la época que más ganado llevabas tú al monte,

¿cuántas podías llevar?

La última llevaba 500 y pico.

540 con las cabras.

440 mi madre llevó allá, el camión.

Quedó una de recuerdo. (RÍE) Una de recuerdo.

Pasó el puente y de rabia se murió.

Ah...

(Balidos)

Muerde la lana.

(Balidos)

(Televisión)

Joder, algunos días subimos aquí arriba

y echamos a comer, hacemos las cosas, joder, con un calor de puta madre,

volvemos a bajar y sigue la niebla.

Tenemos más, mira.

Hoy el día está más bonito que la hostia.

(Música suave)

(Mugidos)

(Silbidos)

¡Vamos! ¡Venga!

-¡Vamos!

-Que vayan saliendo por la otra puerta.

(Mugidos)

Fuerte, fuerte para acá.

Está con el aparato este...

(JADEA)

(Mugidos)

¡Vaca!

(SILBA) ¡Vaca, hombre!

Esta blanca, Damián.

-Vale, de acuerdo.

(RÍE) -¿Qué?

-A ver, pica un poco, dale. -No, no, ya...

-¿Cómo que no? Ya estamos, venga.

-Pica un poco, joder.

-Si has venido porque lo has olfateando.

-Oye...

-Que tiene una historia por dentro que sabe muy bien.

-Que es como un desprecio, hombre, joder.

-Estamos esperando al veterinario.

-No, que dicen: "Qué poca intimidad tiene con el veterinario,

con el guarda, que no ha querido ni..."

-Si no tienes más... Te va a tocar ayudarnos.

-Oye, si hace falta se ayuda, ¿eh?

-Quería tu ayuda porque ya nos estaban poniendo

desde allí para arriba.

-Tienes que llevarlos un día a Sejos.

-Ya lo sé...

-Ahí hay una que hemos estado durante una semana

dándola mamar una teta y ahora solo coge una,

ya la verás. Y con esa se arregla.

-Damián, que la de las tetas no es esa,

es una que tiene las rayas así negras por la cara, esa es.

-Esas vacas no se pueden tener en el monte, eso es...

-Sí, pero según dice Damián,

el año pasado ya la tenía apuntada para quitarla

y se ha olvidado de ella.

Eso me dijiste tú, que la tenías apuntada.

-Es que pierden a las crías.

-El problema es que la cría cuando ya te quieres dar cuenta,

se ha muerto.

(Mugidos)

¿Qué pasa?

-¿Y este hijo puta dónde se ha quedado?

(CHISTA)

-¡Javi, da más! -Pasa.

-Cuando yo era pequeño y estábamos internos,

veníamos los fines de semana aquí a currar,

a meter la hierba al ganado, a todo.

Y con mucha ilusión, todo el día trabajando,

pero muy bien. Nos lo pasábamos bien.

Llegaba la noche y con una linterna en invierno

cogías un pajarito, después hacías una paella y lo pasabas como Dios.

Lo que pasa es que esas mentalidades han cambiado,

por lo menos la mía ha cambiado. Yo ahora mismo un pajarito...

Pero no soy capaz de matarle por matarle

y antes cuando aquello no lo pensabas.

Matabas gorriones y a comerles.

(Gallo)

(Gallo)

Nosotros éramos 10 hermanos, otra familia eran nueve,

otra nueve también y otra ocho.

O sea, que eche la cuenta.

Y éramos, pues casi todos muy iguales,

íbamos a la escuela, todos a la vez.

Jugábamos mucho por ahí por la calle

y después ya fuimos novios, nos casamos,

vinimos a vivir aquí a esta casa, los dos.

Luego los hijos se fueron a estudiar

y este es el que se ha quedado aquí más cerca,

que trabaja también fuera, pero viene muchos días aquí.

El hijo de Andrés estudió conmigo en el internado.

También se fue, pero no muy lejos.

Yo me acuerdo cuando estaba aquí en la escuela

yo fui el último que me fui de aquí.

Estábamos, en el último año que estuvimos, tres.

Y ya me quedé yo solo y ya fui a estudiar a Aguilar...

con 10 años.

Y he estado allí hasta los 16.

-Toda la vida vivo aquí.

Me dedico, me he dedicado a la agricultura, a la ganadería.

Desde pequeño, claro.

Y después los hijos también les enseñé de pequeños al oficio,

pero, bueno, ya se fueron.

Tenemos una hija, la tercera, esa hizo la carrera de Medicina

y llevaba los libros a la espalda y con las vacas a estudiar,

cuando iba con ellas.

Había que trabajar todo el mundo, ¿no entiende?

Porque si no no llegaba.

En el año 1967 se inició esta estación,

estaba mi padre al frente de ello.

Mi padre después ya falleció y me quedé yo, claro,

les dije a los del Centro Nacional de Meteorología de Santander

si les parecía si seguía yo con ello, encantados.

Y después ya, hace unos 10 años o más ya,

decían que querían poner una estación en Mataporquera.

Y digo: "Bueno, pues tengo yo allí un hijo".

"¿Y querrá?" "Sí, hombre, sí".

"¿Y sabrá llevarlo?"

"Igual que yo, o mejor, porque lo ha visto de pequeño".

Y ahí instalaron la estación y allí seguimos hasta la fecha.

Yo todos los días tengo que mirar,

vamos, cómo hace, si ha habido escarcha

o rocío, o niebla o ha llovido.

Por ejemplo, anoche llovió un poco.

Pues esta mañana he anotado que llovió,

una décima, pero bueno, nada.

Y eso.

Al mes mandamos una tarjetita con todos los datos

al Instituto Nacional de Meteorología

y allí tienen los datos archivados

desde la primera vez que se inicio esto.

(Música suave)

Las 11. ¿11 o 12? -11, 11.

-Las 11.

-No sé qué motivos puede haber para que te paguen por no trabajar,

por ejemplo, por dejar las tierras en barbecho.

¿En qué país del mundo se hace eso?

Pagar por dejar las tierras de barbecho.

Y después a comprar el género fuera.

Que no lo entiendo, yo también hablo así... de pasada.

(Campanadas)

(Mugidos)

Vaca, tira para dentro.

(Mugidos)

Vamos.

Yo a los siete años me sentaba debajo de una vaca

y era capaz de sacarla un cubo de leche,

con siete años, o sea, quiero decir,

que yo mi vida ha sido detrás de las vacas.

Y a los 14 años mi padre me dijo: "Te voy a mandar a estudiar".

Y le dije: "Pues mándame, pasearé los libros,

pero no estudiaré porque no me gusta".

Yo creo que una de las satisfacciones que tiene este negocio

es poder decir: "Esto, poco o mucho, un imperio pequeño, grande,

pero es mío y lo he creado yo,

y cada diseño de esta nave la he hecho yo

y cada máquina que he comprado la he comprado yo

porque he decidido, porque me convenía o porque..."

Eso alguien que va a una fábrica, va como una locomotora,

va allí, trabaja y después se marcha,

pero no tiene más alicientes en la vida,

yo tengo más alicientes en la vida que ese.

(Música suave)

Ya está.

Di a tu hermano que venga también.

Llama a Eduardo que venga.

Es que me deja la cabeza...

Ahora, ahora.

Venga, va.

(Mugido)

No tiréis a golpe, tirad seguido.

Abajo, venga, para abajo.

Venga.

Venga, ahora.

Ahora, venga.

Despacio, suave y para abajo. -Eso es, para abajo.

-Dejadla que empuje ella.

-Aprovecharla cuando empuje.

-Venga, ahora.

¿No tienes trócola ni nada? -No, no, esto se hace bien.

Con estas trócolas que tengo aquí.

(RÍEN)

-Ya veremos. -¡Venga, va!

-Ya veremos. -¡Ahora va, venga!

-Lo quiero ver. -Sí, hombre, sí.

-Ayúdala, Chema. -Ahora va, venga,

ya, ya sale la cabeza.

Despacio, despacio.

Ahí, aguantad ahí.

Al próximo, empujo.

Ahora va.

-Muy bien.

-Venga, ahora va la cabeza ya entera.

Cuidado, se nos cae la vaca.

Venga, venga.

Venga, va.

-Ahora, ahora.

-Venga, venga, venga.

Vamos, hombre.

Quizá cuando iba al colegio, te avergonzabas un poco.

Decían: "Mira, ese es de pueblo y huele a vaca".

Hoy cuántos quisieran oler a vaca, se darían con un canto en los dientes

muchos de los que no huelen a vaca hoy.

¡Ey, ey, ey!

(Mugidos)

¡Ey, ey, ey!

¡Ey, ey!

Y tú, Chema, ¿por qué te dedicas a las pintas?

Pues porque me gusta, me gustan los animales,

me gusta no depender de nadie, me gusta ser libre,

ir, venir, que no me mande nadie.

Sí que es cierto que me manda la obligación,

pero, bueno, es una manera de...

Todos tenemos que trabajar para vivir, pero, bueno,

yo creo que en esto es muy importante levantarte por la mañana

e ir a tu trabajo, a lo que te gusta.

(Claxon)

Buenos días.

Hola, Angelines. -Hola.

-Vamos a ver, Angelines. ¿Cómo te ha ido?

-Con ganas de volver.

Dame naranjas. -Para mesa, ¿no, Angelines?

-Mandarinas. Sí. -¿Ajo y todo eso tienes?

-Cuando vine estaban todas estropeadas.

-Claro, es que así los huertos están, ¿sabes?

-Una de las cosas,

que aquí las mujeres no quieren estarse,

no quieren estarse porque son esclavas.

Hasta ahora han sido muy esclavas, que si vacas,

que si ir a las fincas,

que es coger patatas, ahora no, ahora ya van solo los hombres,

pero antes han sido muy esclavas, mucho.

Y ninguna mujer quería casarse en los pueblos.

(Aspirador)

(Pájaros)

Nuestro pueblo se llama Tuturu

y está situado en Vâlcea.

-Está cerca de un río, tiene colinas,

mucha gente, muchísimas casas.

-La tierra y todo eso todavía se trabajan con las vacas.

-Y a mano.

-Y el maíz y todo eso más o menos a mano se hace en esa zona.

-Y recoger las frutas también con las manos, todo,

todo con las manos.

-Bueno, yo sigo trabajando en lo mismo,

en la albañilería.

-Yo trabajo en la hostelería, en una casa rural.

(Teléfono)

¿Sí? Buenas tardes.

-Se gana más que en Rumanía

y podemos acabar nuestra casa que la tenemos empezada ya.

Con el dinero que ganamos aquí, vamos al fin de año allí

y vamos haciendo alguna cosa por ahí.

¿Dónde lo has cogido?

-Por ahí, por el campo, voy a hacer mermelada.

-El año pasado te mande allí... No sé si las habrá este año.

El año pasado allí enfrente estaba...

-Sí, de ahí cogí, de ahí cogí.

-Las que había. Y se perdían: "Ya voy un día, ya voy..."

Se pasaron los días, pero unas que había...

-Pues mira, pongo en mi cesta dos, esta y esta.

Pues gracias.

-Esta mañana pequeñas...

-Espera, que me quito la visera para que me vean mejor...

-Está guapo. -¿Eh?

-Está guapo. -Pero si lo he sido siempre, hija.

Tú porque has venido tarde aquí a este pueblo,

pero si habrías venido hace 80 años...

Éramos, me parece que 73 o 74 vecinos.

-¿Y ahora por qué hay pocos?

-Pues porque, ¿qué van a hacer aquí?

Tú explícame ahora,

¿por qué te has marchado tú de tu tierra?

-¿Yo? ¿Por qué me he marchado? Porque...

La vida.

-Pues, pues por eso mismo, por la vida.

Porque la vida es muy corta.

-¿Es gato o gata? -Gata.

-Ah, vale. -Muy bonita.

-¿Y cómo se llama? -Michi la llamo siempre.

-Ah, Michina. ¿Te gustan los gatos? (RÍE) -Michi.

Me he acostumbrado a llamarla Michi y Michi.

Estuve una temporadina dando clase en Villaverde,

ese pueblín que hay ahí. -Sí, ya lo conozco.

-Pues estuve una temporaduca ahí,

y estos tenían una finca encima de la escuela.

Los niños de la escuela me decían: "Señorita, ya pasó el del caballo".

(RÍEN)

-Mira.

-El del caballo bajaba y luego nos veníamos andando.

Petre y Ofelia, ¿cuántos hijos queréis tener?

Yo quiero dos. -Y yo tres.

(RÍEN)

-Así que en total cinco.

(Pájaros)

(Pájaros)

(Cencerros)

Venimos ya desde hace 20 años.

Cuando llegamos, la gente de aquí estaba emigrando a la ciudad.

-No había nada. -Íbamos contracorriente.

Mi padre emigró de aquí, fue a los Altos Hornos de Vizcaya.

Por ejemplo, mi hermano mayor entró en Altos Hornos.

Le hicieron fijo antes de la mili.

A nosotros se nos acabó el tema.

No había salida, había muy poco trabajo y vinimos para acá.

-Llevábamos aquí todos los veranos desde pequeñitos veraneando.

Conocíamos todo, no era un sitio nuevo.

-No, nuevo no.

Ahora la gente trabaja muy mecanizado y a los chavales les encanta.

Les ponen con 13 años en un tractor y se lo pasan pipa y ahí les engañan.

Quiero decir, eso es el principio.

Luego, el problema es que económicamente

yo creo que esto es cada vez más inviable.

(Claxon)

(Música)

Hay roble, castaño, pino,

manzano, peral, melocotonero,

cerezo, ahora no sé más.

Pájaros ninguno. Pero, Mario, alguno te sabrás, ¿no?

Pues el águila, la torda, y poco más.

Pues el pistón, el cilindro, la biela, la caja de cambios,

la cadena, la catalina, el piñón de ataque,

palanca de arranque, palanca de cambios.

Y...

No sé, alguna me dejaré.

En Lepaca, hasta hace poco, yo creo queha estado muy bien.

-Igual medio año.

-Ha estado una, una Yamaha de T 125, ¿puede ser?

-Ya me lo has dicho 14 000 veces.

No, no, qué va.

-No te lo he dicho 14 000 veces.

-20, fijo. -Sí, 80.

-Hasta luego, Eloy.

-Adiós. -Adiós.

(Timbre)

Yo, de mayor, me voy a ir a otro sitio a vivir,

porque aquí no tiene futuro un taller con la poca gente que hay.

¿Y por qué no te gusta el trabajo del campo?

No me gusta el trabajo del campo porque es muy duro.

¿Tú tienes claro lo que te gusta? La mecánica.

La mecánica. Sí.

Es lo que más, ahora no sé.

La mecánica.

(Moto)

¿Qué simbolismo tendrá ese señor mayor

apoyando ese bastón?

Simboliza profundo conocimiento.

Hay que tener gran respeto a la gente mayor,

porque nos pueden enseñar muchas cosas que no vienen en los libros.

Bueno, pues eso.

Después está el macho de la oveja y la cabra, esos de los cuernos,

simbolizan al demonio.

Después, hay un ciervo que simboliza fidelidad, amor, cariño.

Y a continuación del ciervo hay un señor,

mejor dicho, que se está ahorcando.

Ese representa el pecado de la lujuria, le castigaban con la horca.

(Grillos)

Ya tiene comida.

(Música)

(Tractor)

(Música)

La gente se fue marchando por el tema del trabajo

y el tema de que es duro, no tenía luz.

Las carreteras son malas, los accesos son malos,

y se fueron yendo a las ciudades a trabajar.

Nos quedamos al final tres familias.

Y un invierno que fue muy duro, nevó mucho

y cada quien se fue a su ciudad.

Unos a Burgos, otros a los pueblos de alrededor,

y así desapareció el pueblo y ya no volvió gente.

(Tractor)

Sí, bueno, se puede mecanizar, se puede meter cosechadoras de patatas.

Lo que pasa que son más lentas.

Aquí el terreno tiene piedra, tiene terrón,

y esas máquinas no van muy bien.

Mientras que tengamos este tipo de gente,

seguiremos con ellos.

Y cuando ya no tengamos esta gente, habrá que mecanizarse

y comprar cosechadora o dejarlo. Una de las dos cosas.

(HABLAN EN SU IDIOMA)

-Ahora, por ejemplo, igual sí que las habría,

lo que pasa que no valen, no valen. No están preparados.

Los españoles estamos muy preparados para vivir bien.

Bueno, eso ya lo sabemos todos lo que estamos preparados.

Pero este para estos trabajos no. Estos trabajos son duros.

(HABLAN EN SU IDIOMA)

-Bueno, se termina, porque no hay rentabilidad en el campo.

Y luego porque la gente, los jóvenes que salimos,

al no haber rentabilidad, no nos quedamos.

O sea no se quedan, yo ya no estoy en ese punto.

Pero los jóvenes, por ejemplo, si yo ahora tendría hijos de 14 o 15 años,

yo soy el primero que le digo: "Mira, no te quedes aquí,

no hay rentabilidad, el trabajo es duro.

¿Para qué te vas a quedar? Búscate la vida donde fuere".

Pero aquí no es lo ideal.

¿Tu casa dónde estaba en el pueblo? ¿Por el centro?

No, la primera.

Según sube, en la primera que ven ahí, que es alargada.

La de la derecha, esa es la primera.

La casa donde yo nací.

(Viento)

Lo mató.

-Yo he sido pastor toda la vida, soy hijo de pastor.

Nací en un pueblo que se llama Cortiguera.

Al hacer los tres años, me llevaron a otro pueblo,

que se llama Ahedo de Butrón.

Al hacer los siete, me trajeron a otro pueblo, a Valdelateja.

Y de la Valdelateja, otra vez pasamos a Ahedo,

y de Ahedo, hacia los 13 años,

me subieron al pueblo Porquera del Butrón.

Y en Porquera del Butrón estuve con mis padres hasta que fui a la mili

y ayer estuve en Araca toda la mili, en Vitoria.

De Vitoria, vine ya licenciado, y seguí con mi padre,

hasta que cobrase del retiro.

Después, terminó, cogió el retiro, yo me bajé para Bilbao.

Estuve como 8-9 años.

Después, vine a un pueblo, Tubilleja de Ebro,

uno que llaman los merinos, a cuidar unas vacas

y después de eso me marché con ellos, subí a un pueblo

que se llama Salas, de Burgos.

De ahí, me volví otra vez a Tubilleja

a cuidar ovejas.

Y luego ovejas,

me fui a Quintanaloma.

Desde Tubilleja me fui a Quintanaloma

y allí estuve como ocho meses.

Y a los ocho meses, apareció Josefa allí

y me cogí y me dice: "¿Qué?".

No me dijo ni a dónde me llevaba, ni a donde nada.

Yo monté en el coche hasta que vine aquí.

Tenía una melena y en Urbaneja,

antes de llegar, me cortó el pelo.

Y hasta ahora, así vamos tirando.

Poco a poco.

La vida hay que tomarla

como uno quiere no, como viene.

(Balidos)

¿Viste al zorro? -Sí.

-¿Viste al zorro?

(Tractor)

Algo hay que hablar para que la conversación sea un poco más larga.

Andéis con cuidado con las setas, no la vayáis a liar.

Si no tengo más ganas que hoy, que ahora, no.

-No te preocupes.

-Mi vida ha estado muy vinculada a mi tierra,

y por eso ha sido el apostar justamente

por crear algo nuevo.

Y yo cuando me vengo aquí, en mis ratos

y estoy con mis viñas y estoy oyendo los pájaros

y estoy oyendo el viento y estoy oyendo todo eso,

para mí es una relajación.

Eso es, no sé, lo que nos falta hoy a la humanidad.

Tiempo para disfrutar de la soledad.

Pero aquí, Nito, nunca ha habido vino.

Si tiramos un poco de historia, en su día fue una zona de viñedos

y en aquel entonces los diezmos y primicias

que se pagaban al clero, se les pagaba con uvas.

Entonces, ya se demuestra que ahí había viñedos.

Eso desapareció, que fue una enfermedad

que vino a nivel de toda España, con la filoxera.

Es muy difícil que las zonas rurales crezcan,

porque la agricultora da lo que da de sí,

todo da lo que da de sí.

En esta zona, en este valle,

que llegó a haber 8000 y pico habitantes,

y ahora somos mil y poco,

imagínate en aquellos años donde se sembraba todo el terreno que había,

lo que se hacía simplemente era sobrevivir.

Esto es una apuesta a medio y largo plazo,

es decir, que las viñas empiezan ahora pero terminan en generaciones

y lo bonito sería que de mis hijos

continuasen esta labor que su padre inició.

Yo creo que de momento vamos por buen camino.

El fin de la vida es morir con satisfacción,

es decir, yo estoy aquí, vivo aquí y muero aquí.

Eso es lo menos que se puede pedir.

(HABLAN A LA VEZ)

-Igual se nota, no tiene, las viñas se plantaron un año antes.

Igual se nota, se plantaron un año antes.

-No andes con miserias, estás hablando y echas poco.

-Aquí tenemos... -Para que repitas.

(Música)

(Tractor)

(Cencerros)

(Música)

-En Rumanía hay la misma montaña como hay aquí

es campo, colinas.

No es muy diferente de aquí el campo.

(Música)

Acompaño a Gaby en su vuelta anual a Rumanía.

Pasamos días cruzando antiguas fronteras.

Y cuanto más me alejo, más pierdo la sensación de estar lejos.

Mi viaje es otro.

No es de kilómetros hacia delante, es de años hacia atrás.

Mi viaje es a la infancia.

(Música)

(HABLAN EN SU IDIOMA)

Y aquí llega la hija de Gaby, María Eliana.

Su princesa, su alegría.

(Música)

(Ladridos)

(Música)

(HABLAN EN SU IDIOMA)

(Ladridos)

Gaby se pregunta y mira.

Una mirada que interroga al paisaje y que nunca obtiene respuesta.

Ir, volver; volver, ir.

Ni él ni yo sabemos cuál es, al fin, nuestro sitio,

pero llegado a este punto, el sitio no importa.

(Música)

(Claxon)

(HABLAN EN SU IDIOMA)

(Música alegre)

(Ladridos)

(Música)

Pues sabe Dios lo que pasará. -Pues no sé.

-A lo mejor se cae dentro de pocos años.

Sabe Dios.

-Hombre, yo he dicho que mientras pueda y esté aquí,

las cuatro fincas que tiene mi padre yo las voy a seguir labrando

y la casa haremos lo que se pueda para que no se caiga.

Cuando falten ellos.

-Somos el sector primario, la gente no se da cuenta de eso.

El consumidor o los ciudadanos no se dan cuenta

de que somos los necesarios, somos el primer eslabón de la cadena.

-Porque a mí me duele mucho que todo lo que ha trabajado mi padre

se quede después ahí, abandonado.

-Yo creo que no desaparece nunca, yo creo que no desaparecerá,

porque siempre hay alguno que queda.

No puede desaparecer.

(Ladridos)

(Mugido)

(Música)

Adiós a los que se quedan

y a los que se van también.

Adiós a los que se quedan

y a los que se van también.

En el llanto de los ojos

la esperanza de volver.

En el llanto de los ojos

la esperanza de volver.

17, 27.

Esta es la albada del viento,

la albada del que se fue.

Que quiso volver un día,

pero eso no pudo ser.

Otros documentales - Los Tudancos

01:21:14 06 ene 2018

Reflexión sobre el mundo rural y la vida de los campesinos y los valores del campo, contado desde un punto de vista humano.

Contenido disponible hasta el 21 de enero de 2018.

Reflexión sobre el mundo rural y la vida de los campesinos y los valores del campo, contado desde un punto de vista humano.

Contenido disponible hasta el 21 de enero de 2018.

ver más sobre "Otros documentales - Los Tudancos " ver menos sobre "Otros documentales - Los Tudancos "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Anselmo Lucio

    Enhorabuena a Rodolfo Montero y su equipo por este regalo tan hermoso que han hecho a quienes amamos esa tierra y sus gentes y a todas las miradas limpias que tengan la suerte de ver este documental.

    07 ene 2018

Los últimos 69 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 46:10 ayer Cerca de Belfast, Irlanda del Norte, el joven arquitecto Micah Jones, construye una casa familiar de dos plantas, sencilla y rectangular. Inspirada en el diseño de las casetas de la zona, la estructura de la planta baja es de bloques de hormigón y la superior de paneles de madera laminada. Contenido disponible hasta el 24 de enero de 2018.

  • 22:47 ayer Esta vez Jimmy viajará a Bulgaria para descubrir cómo acaba la esencia de rosas en nuestra comida y bebida. Kate averiguará por qué comer carne de cerdo rosa podría ser grave. Y Matt se cuestionará si una sencilla bolsa de plástico puede evitar la propagación de una bacteria mortal. Contenido disponible hasta el 24 de enero de 2018.

  • 22:45 ayer En este episodio, Jimmy viajará hasta Chipre para averiguar qué hace que el halloumi sea halloumi. Kate intentará descubrir si son ciertos los cuentos de viejas que afirman que las semillas de manzana contienen algo mortal. Y Matt se sorprenderá antes las maravillas de la fermentación. Contenido disponible hasta el 24 de enero de 2018.

  • 46:29 pasado martes Mark y Penny, un matrimonio de gustos opuestos, construyen en el norte de Londres dos edificio diferenciados por fuera, pero no por dentro. Un conjunto híbrido que combine lo tradicional y lo moderno: una cabaña del siglo XIX reconstruida y, al lado, una forma cúbica de ladrillo y cinc negro. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018.

  • 22:59 pasado martes Jimmy viajará a Turquía para descubrir si es cierto que todos los higos maduros tienen avispas en su interior. Matt se reunirá con unos avestruces para averiguar por qué su carne es de color rojo. Y Kate intentará dejar los azúcares añadidos y se dará cuenta de que es extremadamente complicado. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018.

  • 22:49 pasado martes Jimmy viajará a Italia para comprobar qué tomates son los más nutritivos, si los enlatados o los frescos. Kate hará una donación muy personal para enseñarnos la diferencia entre los alimentos probióticos y los prebióticos. Y Matt descubrirá qué hace que las gominolas sean tan pegajosas. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2018.

  • 46:35 pasado lunes En las colinas del condado inglés de Worcestershire, Jon y Jill quieren construir una casa familiar de tres plantas, en un terreno muy inclinado de granito. Una obra que ningún constructor se atreve a iniciar. Pero Jon sí; deja su empleo de piloto de la RAF y se pone manos a la obra. Contenido disponible hasta el 22 de enero de 2018.

  • 50:48 pasado lunes Viajamos por los lugares de E.E.U.U. y Canadá que marcaron la época del salvaje oeste americano en el siglo XIX. Los búfalos fueron exterminados y los indios masacrados y obligados a vivir recluidos en sus propias tierras. Contenido disponible hasta el 22 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 19/05/2017

  • Planeta Tierra II: Montañas

    Planeta Tierra II: Montañas

    57:49 pasado domingo

    57:49 pasado domingo Solo unos pocos animales son capaces de sobrevivir en las altitudes extremas de las grandes montañas. Están entre los más huidizos del mundo, y este documental nos ofrece atisbos únicos e íntimos de las vidas del leopardo de las nieves, del oso grizzli y del águila dorada. Contenido disponible hasta el 21 de enero de 2018.

  • 50:15 pasado sábado La superficie de tierra fértil está desapareciendo por el avance imparable de los desiertos en todo el planeta. En África, el desierto del Sahara ha avanzado un un siglo más de 250 kms en una frente de 6000 kms de longitud, extendiéndose a lo largo de seis países. Contenido disponible hasta el 20 de enero de 2018.

  • 58:28 pasado viernes Michel viaja desde el corazón de Francia hasta la costa mediterránea redescubriendo un país de avances tecnológicos, los orígenes de la mejor cocina francesa y disfrutará explorando la historia de algunos de los símbolos más emblemáticos de la Francia moderna. Contenido disponible hasta el 19 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 07/07/2017

  • 46:59 pasado viernes El Rust Belt o Cinturón de Óxido, es la mayor región industrial de Norte América, concentrada en los estados que circundan los Grandes Lagos. Visitamos Toledo (Ohio) y Detroit, conocidas por su innovación automovilística, y Milwaukke, famosa por sus Harley Davidson. Contenido disponible hasta el 19 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 12/05/2017

  • 59:20 pasado jueves El documental narra la experiencia de Folco Terzani, quien quiere conocer Mustang, en Nepal, para recorrer los antiguos pasos de su padre. El Rey de Mustang que fue anfitrión de Tiziano Terzani, lo será ahora de su hijo Folco que ha emprendido un viaje físico pero también interior. Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 06/07/2014

  • El Papa Luna

    El Papa Luna

    57:38 pasado jueves

    57:38 pasado jueves La película documental recoge en clave de "Thriller", parte del robo del supuesto cráneo del "Papa Luna" en el palacio de los condes de Arguillo de Sabiñan, en abril del 2000, difundiendo por otro lado la figura del aragonés más controvertido y relevante de los siglos XIV y XV. Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 30/12/2016

  • 58:39 pasado jueves Portillo se aventura en Tierra Santa. La ruta comienza en Haifa en el Israel moderno. Visita el espectacular santuario de los Baha'i y sus jardines en las laderas del Monte Carmelo. Continua hacia Tel Aviv y Jaffa, maravillándose de los rascacielos y líneas de ferrocarril de la ciudad. Contenido disponible hasta el 18 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 30/06/2017

  • 49:30 pasado jueves El Rust Belt o Cinturón de Óxido, es la mayor región industrial de Norte América, concentrada en los estados que circundan los Grandes Lagos, donde la abundancia de carbón y hierro propiciaron el nacimiento de las industrias más innovadoras del mundo y las primeras grandes corporaciones de E.E.U.U. Contenido disponible hasta el 18 de enero de 2018. Histórico de emisiones: 05/05/2017

  • Los Tudancos

    Los Tudancos

    1:21:14 06 ene 2018

    1:21:14 06 ene 2018 Reflexión sobre el mundo rural y la vida de los campesinos y los valores del campo, contado desde un punto de vista humano. Contenido disponible hasta el 21 de enero de 2018.

  • Caminando juntos

    Caminando juntos

    1:11:22 25 dic 2017

    1:11:22 25 dic 2017 Documental sobre el año santo lebaniego. Contenido disponible hasta el 13 de octubre de 2067.

  • Zonda, folclore argentino

    Zonda, folclore argentino

    1:18:48 07 dic 2017

    1:18:48 07 dic 2017 Documental sobre el folclore argentino visto por el director de cine Carlos Saura. Contenido disponible hasta el 31 de marzo de 2065.

  • 53:41 05 dic 2017 Recorrido por la historia de la Constitución a través del pop y el rock y que se preparó con motivo de los 25 años de la Carta Magna. Desde 'La libertad sin ira' y 'Habla, pueblo habla' habían pasado 25 años cuando se planteó este documental: a partir de ahí el programa busca reflejar todas las canciones que han marcado la sociedad española en estos años, con los testimonios de Lluis Llach, Raimon, Serrat, Sabina y Hombres G, entre otros, además de actuaciones de Los Pecos, Nacha Pop o Radio Futura.

Mostrando 1 de 4 Ver más