Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

3682378 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Otros documentales - Apocalipsis, la 1ª Guerra Mundial: la liberación - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Londres, 1917.

A punto de embarcarse hacia Flandes,

un soldado australiano escribe a su esposa.

"Mi amor, mi único amor, esta noche me siento tan abatido,

me apena mucho que no me hayas podido enviar aquella fotografía.

Mi amor, sabes que estamos aquí para cumplir con nuestro deber

y si me matan,

da gracias a Dios porque me habrá permitido cumplir con el mío".

"Apocalipsis, la I Guerra Mundial".

La guerra nace de la furia de los hombres.

Los atrapa en el miedo... y los hunde en el infierno.

La rabia los impulsa a pelear hasta el fin

pero todos ansían la liberación.

"Quinta parte: La liberación".

Otoño de 1917, el Mundo sigue en guerra.

Estados Unidos se ha incorporado a la coalición de Gran Bretaña,

Francia, Bélgica, Rusia, Japón e Italia.

Esta última se enfrenta a los austriacos

para reconquistar las ciudades de Trento y Trieste.

En los Alpes, los italianos deben soportar terribles adversidades.

Casi todos son campesinos,

pero también hay trabajadores de Automóviles FIAT.

El general Luigi Cadorna impone un mando draconiano.

La disciplina militar es implacable.

Solo para dar ejemplo y evitar las revueltas y deserciones

ordena fusilar a 750 soldados, un siniestro récord.

Sus soldados realizan increíbles hazañas

como escalar montañas de más de 3000 metros

transportando pesadas piezas de artillería.

Cañones con los que se pretende barrer al enemigo austriaco.

Incluso en los Alpes se mantiene la habitual táctica de trincheras,

defendidas por alambre de espino.

Solo que aquí los hombres viven enterrados en el hielo.

Con sus bayonetas tallan altares para sus abnegados capellanes

y para glorificar a Dios... su protector y única esperanza.

Los austriacos son inferiores en número

y aunque consiguen mantener sus posiciones

piden apoyo al ejército del káiser.

El 24 de octubre de 1917 llegan los refuerzos alemanes.

Entre ellos se encuentra el teniente

y futuro mariscal de campo Erwin Rommel,

a punto de cumplir los 26 años.

Los alemanes rompen las líneas italianas

utilizando tácticas de infiltración.

El entonces teniente declara "Cuanto más penetremos menos se lo esperarán

y más fácil será ganar la batalla".

Rommel captura un gran número de prisioneros;

es el principio del fin del frente italiano.

Tropas alemanas y austriacas descienden de las montañas

y toman la ciudad de Caporetto.

En menos de 10 días avanzan casi 100 kilómetros.

Principios de noviembre de 1917.

Austriacos y alemanes avanzan imparables

entre los restos del ejército italiano.

275.000 soldados italianos se rinden

Muchos gritan "nuestro enemigo es Cadorna, no los austriacos".

Este exclama "¡Mi ejército se ha rebelado!".

Pero, al final, es retirado del mando.

La masacre de Caporetto fue evocada en la novela "Adiós a las armas"

por Ernest Hemingway,

que con tan solo 19 años sirvió como voluntario

en una unidad italiana de ambulancias de campaña.

"Siempre me han confundido

las palabras sagrado, glorioso y sacrificio.

Aquí los sacrificios recordaban a los mataderos de Chicago,

con la diferencia de que la carne solo servía para ser enterrada.

Había palabras que no soportabas oír palabras abstractas como gloria,

honor, valentía o santidad resultaban obscenas".

Este espíritu de revuelta, avivado por la derrota de Caporetto,

provoca la celebración de una conferencia de emergencia

de los aliados.

Preocupados ante la posibilidad de que Italia se retire de la guerra

estos acuerdan el 15 de noviembre el envío de refuerzos

que son recibidos como auténticos salvadores.

100.000 soldados franceses y británicos

decididos a detener el avance enemigo hacia Venecia.

Francia también envía un escuadrón de aviación.

Sus pilotos disfrutan de este destino privilegiado.

Los aliados detienen a los austriacos

y toman numerosos prisioneros.

Soldados de todas las etnias y regiones del Imperio Austrohúngaro

que desfilan cansados y hartos.

Cada vez se habla más de rebelión, de independencia.

Su emperador Carlos I se reúne con el káiser Guillermo II.

Ambos viajan al frente para evaluar la situación.

Al emperador Carlos le preocupa cada vez más que se extienda una revuelta

Sigue mostrándose partidario de negociar la paz,

pero el káiser sigue soñando con una victoria providencial.

Guillermo II declara "Cuando termine la guerra firmaremos un gran tratado

con Francia y con el resto de Europa

y entonces lanzaré la verdadera guerra... contra Inglaterra".

Pero, para ello, deberán alcanzar la victoria

antes de que los estadounidenses estén plenamente operativos.

El primer paso es hacer que Rusia abandone la guerra,

para poder concentrar todas las tropas en el frente occidental.

Con esa idea en mente,

el general Ludendorff, aún el hombre fuerte de Alemania,

facilita el regreso a San Petersburgo

del principal agitador político ruso Vladimir Ilich Ulianov

conocido en su partido como "Lenin".

Autor de escritos que propugnan la revolución comunista,

Lenin ha estado viviendo exiliado en Suiza.

Tiene 47 años.

Los alemanes deciden financiar su viaje y a su propio partido

ya que, a pesar de haber depuesto al zar,

los comunistas siguen combatiendo en la guerra.

Esta alianza antinatural

no se debe a que Ludendorff apoye los objetivos de Lenin,

sino a que este ha declarado que sacará a Rusia de la guerra.

El alemán afirma "Lenin derrocará a los patriotas rusos

y entonces lo estrangularé, a él y a todos sus amigos".

En una Rusia consumida por el hambre y la miseria de la guerra,

con un ejército presa del caos, Lenin declara:

"Para esta masa son esenciales la paz, el pan,

la libertad y la tierra".

Y acusa al Gobierno provisional de Kerensky

de prolongar la cacería imperialista.

El 7 de noviembre de 1917,

25 de octubre según el calendario juliano vigente en Rusia,

Lenin ejecuta lo que se conocerá como "la revolución de octubre",

el brutal arresto del Gobierno provisional

y la implantación de una dictadura sangrienta e implacable.

Durante la revolución de 1905, Lenin había escrito

"El terror es un instrumento de higiene social".

Entre las primeras víctimas de esta política se encuentra

la familia imperial.

El gran imperio ruso es el primero en caer como resultado de la guerra.

15 de diciembre de 1917.

Alemanes y rusos salen de las trincheras, cruzan las alambradas

y se saludan como viejos amigos.

El nuevo régimen comunista de Moscú ha firmado un armisticio

e inicia las negociaciones para finalizar la guerra.

Lenin declara

"Tenemos que llegar a un acuerdo con los bandidos imperialistas".

En Brest-Litovsk, en una estación de tren a 100 kilómetros de Varsovia

comienzan las conversaciones de paz el 22 de diciembre.

Los alemanes sonríen con guasa a los comunistas,

que no se hacen ilusiones sobre las concesiones

que se verán obligados a aceptar.

Lenin considera que es necesario ceder territorio para ganar tiempo.

Las fuerzas rusas que siguen fieles a la autoridad imperial

amenazan con desencadenar una guerra civil.

Los comunistas tienen que ganar tiempo,

tiempo para que la revolución se consolide

y se extienda a todo el mundo.

Durante 3 meses negocian con sus enemigos de Alemania,

Austria,

Turquía

y Bulgaria.

Todos quieren su parte de la tarta.

Cuando Alemania amenaza con reanudar la guerra

Lenin envía a León Trotski, uno de sus camaradas más cercanos,

con instrucciones de capitular en todos los puntos.

El tratado de paz se firma el 3 de marzo de 1918.

Rusia pierde un millón de kilómetros cuadrados

y un cuarto de su población,

incluyendo Polonia, que recupera su independencia

y a la propia Ucrania,

que de inmediato declara la guerra a los bolcheviques.

Ahora Ludendorff puede concentrar casi la totalidad de sus fuerzas

en el frente occidental.

Para Guillermo II, Hindenburg y Lusendorff, todo parece posible.

En marzo de 1918, una agotada y hambrienta Alemania

reúne a 2 millones de soldados en el frente occidental.

Los germanos poseen ahora la superioridad numérica.

El alto mando consigue hacer realidad su sueño de 1914,

aplastar a franceses y británicos con una serie de ofensivas

a lo largo de todo el frente.

Ludendorff repite:

"Tenemos que atacar antes de que los americanos

puedan desnivelar la balanza"

Y el 21 de marzo de 1918 decide emplear una nueva táctica.

Tras varias descargas de artillería, sus tropas de asalto,

siguiendo el ejemplo del joven Rommel en Caporetto,

se infiltran en las líneas enemigas.

La guerra de movimientos vuelve a ponerse en marcha.

Por primera vez desde que empezó la guerra de trincheras

se rompe el frente aliado.

3 días después, los alemanes están a 120 km de París.

23 de marzo de 1918, domingo de Ramos.

En Netán Lavigne,

los Ferrari continúan filmando sus películas familiares

en las que brilla el optimismo.

René tranquiliza a Jaqueline,

convencido de que los alemanes no podrán seguir avanzando.

En esta guerra todo el mundo aporta su experta opinión.

Durante los últimos 6 meses,

los parisinos han vivido bajo la amenaza

de los grandes bimotores alemanes Gotha.

Son los primeros superbombarderos y sustituyen a los zepelines

que sembraron el terror en Londres y París.

A pesar de las sirenas y los refugios antiaéreos,

los aviones alemanes causan la muerte a 200 parisinos.

El ejército propone la construcción de un falso París

a 25 km de la capital, para engañar a los bombarderos enemigos.

El uso de señuelos es cada vez más habitual.

Cañones falsos,

vías férreas falsas,

árboles falsos.

Incluso se contrata a pintores para camuflar el armamento militar pesado

Ha nacido una nueva industria, la confección de redes de camuflaje,

que emplea a un gran número de trabajadoras.

El proyecto de la falsa ciudad de París avanza.

Aunque algunas se lo tomen a broma.

El 29 de marzo de 1918, ningún avión cruza los cielos de la capital.

Sin embargo un enorme proyectil destruye la iglesia de Saint-Gervais

causando la muerte a 91 personas e hiriendo a 68.

¿Pero cómo es posible?

El pánico se apodera de los parisinos

que comienzan a evacuar a los niños.

Los alemanes están a 120 km de París

una distancia que cuadruplica el alcance de sus cañones más potentes.

Pero, en efecto, este cañón está a 120 kilómetros.

Es el arma secreta del káiser,

un monstruo con 3 cañones ensamblados

bautizado como el Pariser Kanonen.

Algunos lo confunden con el gran Berta,

un cañón de menor alcance cuyo nombre hace referencia

a la heredera de la famosa compañía Krupp.

Al norte, canadienses y australianos ayudan a evacuar a los civiles.

La situación es tan desesperada que británicos, franceses y belgas

deciden unir sus fuerzas bajo un mando único.

El mariscal Petain despierta una gran admiración.

Pero el jefe del Gobierno francés, Georges Clemenceau, de 76 años,

apodado "el Tigre", considera a este demasiado cauto.

Petain declara "esperaré a los tanques y a los americanos".

El 14 de abril de 1918,

los líderes de la coalición aliada nombran comandante supremo

a Ferdinand Foch, de 66 años,

que declara que la victoria es cuestión de voluntad.

Su mano derecha, el general Weygand, terminará convirtiéndose

en el infortunado comandante en jefe francés durante la II Guerra Mundial

Foch visita el cuartel general americano al este de París

para pedir al general Pershing que envíe a todas sus tropas al frente,

pero este se niega.

La reunión es tormentosa, a pesar de las sonrisas oficiales.

Pershing afirma que sus tropas no estarán operativas hasta 1919.

Exasperado, Foch le pregunta si piensa quedarse sentado

mientras franceses y británicos son derrotados.

El estadounidense no quiere sacrificar a sus hombres

en las trincheras.

Los está preparando para una contienda abierta,

una guerra de movimientos librada en amplios frentes

y también en los cielos.

El general William Mitchell está preparándose

para bombardear Alemania

y sus pilotos de guerra acaparan las primeras páginas.

Sus hazañas, admiradas por grandes y pequeños,

refuerzan la moral de la población.

Expiloto de carreras y chófer personal de Pershing,

Eddie Rickenbacker se convierte en as de la aviación con 26 victorias.

Un día declara "El valor es hacer lo que te da miedo hacer".

Eddie sobrevive a terribles combates.

El piloto francés más famoso, Georges Guynemer, es abatido.

Otros ases de la aviación pasarán a la historia,

como el francés René Fonck, con 75 victorias confirmadas.

O el canadiense Billy Bishop, con 72.

Su adversario más temido es Manfred von Richthofen,

que llegará a acumular 80 victorias.

El alemán es uno de los primeros en desvelar el oscuro significado

de la gloria.

Von Richthofen reconoce

"Un asesinato es un asesinato... incluso en tiempos de guerra".

Su noble sangre prusiana y el color de su aeroplano

le hacen merecedor de su apodo, "el Barón rojo".

Su avión más emblemático fue el célebre Fokker,

un veloz triplano de gran maniobrabilidad.

Su escuadrón desarrolla una nueva táctica, que él describe así:

"Con mi avión rojo brillante hago de cebo, vuelo muy bajo,

mientras mis pilotos esperan arriba

listos para caer sobre cualquiera que intente atacarme".

21 de abril de 1918.

A sus 26 años, Richthofen se prepara para el despegue.

Carga sus 2 ametralladoras,

sincronizadas para disparar entre las palas de la hélice.

Al sobrevolar las líneas británicas perseguido por un caza enemigo

desciende demasiado.

Y muere al ser alcanzado en el corazón

por una ametralladora antiaérea australiana.

El honor de la victoria es también reclamado

por el piloto que le perseguía, el canadiense Roy Brown,

quien intenta demostrarlo posando con las ametralladoras de Richthofen

6 pilotos británicos portan el féretro del as alemán

hasta la sección neozelandesa del cementerio.

Y allí le rinden honores para propiciar el descanso de su alma.

La muerte del "Barón rojo" es un duro golpe

para la moral de las tropas alemanas cuyo avance se ha estancado.

Su aparato logístico no puede mantener el ritmo.

Los suministros no llegan y las tropas pasan hambre.

Muchos hombres dejan de pelear para ponerse a buscar la comida

que pueda quedar en sus sectores.

Como en el Camino de las Damas,

arrasado por los alemanes un año antes.

De vez en cuando,

unos pocos afortunados encuentran una oveja vieja y esquelética.

La falta de comida,

el agua contaminada por los cadáveres en descomposición,

enterrados y desenterrados por las bombas,

la espantosa proliferación de ratas,

el movimiento constante de grandes masas humanas,

todos estos factores provocará la aparición de la peor epidemia

desde la peste negra del siglo XIV.

La prensa española no censura la información sobre la guerra

y es la primera en informar sobre ella,

por lo que es denominada "gripe española".

La pandemia azota Norteamérica, África, Asia, y sobre todo Europa,

causando 30 millones de muertes en todo el mundo.

En el frente castiga a todos los contendientes:

200.000 soldados británicos, 400.000 franceses y 500.000 alemanes

caen víctimas de la gripe española.

Ludendorff, que necesita más hombres vacía los hospitales militares

y ordena que vuelvan al frente enfermos y convalecientes.

Guillermo II reparte condecoraciones cruces de hierro

tras los éxitos iniciales de la campaña,

pero está visiblemente preocupado.

Sus tropas aún no han conseguido romper las líneas enemigas

y no tardarán en encontrarse bajo fuego pesado.

En Saint-Mihiel, en un tranquilo sector del Departamento de Mosa,

una incursión alemana sorprende a una unidad americana

el 23 de abril de 1918.

Los americanos pierden 650 hombres, Pershing está furioso.

Y ordena un contraataque en el que se distinguirá

el capitán de artillería Harry Truman,

futuro presidente de los Estados Unidos.

Demostrando su capacidad para combatir en este infierno,

los americanos toman las trincheras alemanas.

Y filman a sus primeros prisioneros.

Pershing ha mantenido a sus soldados fuera de los regimientos combinados,

pero no puede impedir que entren en combate para defender sus posiciones

Como aquí, en el bosque de Belleau, el 26 de junio de 1918.

Los marines han detenido el avance alemán, pero a un precio terrible.

El secretario de la Armada, Josephus Daniels,

testigo de los combates, escribe al presidente Wilson:

"Los marines pelearon siguiendo el método americano,

en oleadas sucesivas,

avanzando sobre sus compañeros caídos hasta caer hechos pedazos".

En toda la historia del cuerpo nunca se libró una batalla igual,

peleando día y noche sin dormir,

a menudo sin agua y sin una comida caliente.

Pierden a tres cuartas partes de sus compañías.

El 15 de julio de 1918

los alemanes reciben la orden de reanudar la ofensiva.

El alto mando declara que es la "Frieden Sturm",

la ofensiva por la paz.

¿Pero hay alguien que lo crea?

Las tropas de asalto saben que ahora tendrán que enfrentarse también

a los americanos, soldados muy bien equipados

que no están agotados por 4 años de guerra.

El general Ludendorff es consciente

de que no posee la superioridad numérica.

Es todo o nada.

Y flanqueando Reims, lanza hacia París a 600.000 hombres,

pertenecientes a sus últimas divisiones

hacia la segunda batalla del Marne.

Los alemanes habían avanzado por estos mismos campos

en agosto de 1914.

Y, de repente, se topan con las tropas francesas.

En su novela "El gran rebaño", el soldado Jean Giono escribe

"Vieron irse a todos los hombres una pesada noche de verano.

Olía a maíz y sudor de caballo.

Esta iba a ser la guerra que acabaría con todas las guerras,

la última de la historia.

La guerra que mataría a la guerra, pero solo mató hombres, inútilmente.

Todas las guerras son inútiles".

El mariscal Foch lanza una poderosa contraofensiva

en la que participan 1 millón de hombres y 500 tanques:

Mark IV británicos, Renault FT-17 franceses,

este modelo es también utilizado por los americanos,

comandados por el teniente-coronel George Patton.

Un táctica de ataque por tierra y aire

que será desarrollada en la siguiente guerra.

Este soldado podría haber sido el protagonista

de la novela llevada al cine "Johnny cogió su fusil".

Un joven combatiente americano que pierde las 4 extremidades,

la vista y el habla, pero no la consciencia.

8 de agosto de 1918.

Los blindados aliados arrollan al enemigo

casi a las puertas de París.

Sin tanques ni tropas de reserva, el ejército alemán se derrumba.

Pierde 150.000 hombres,

de los cuales 40.000 caen prisioneros.

Ludendorff lo calificará como el día más negro del ejército alemán.

Su ofensiva por la paz ha fracasado,

pero debe intentar retrasar todo lo posible el avance aliado

hacia la frontera alemana.

Los grandes imperios se tambalean.

Austria-Hungría se prepara para resistir una nueva ofensiva,

tropas de Francia, Gran Bretaña, Italia, Serbia y Grecia

parten de Salónica para reconquistar los Balcanes.

El Imperio Otomano también se encuentra amenazado

por los británicos, que avanzan hacia Damasco.

Ayudados por tribus árabes, estos completan la conquista de Palestina,

hasta entonces bajo el dominio de los turcos.

El 30 de septiembre de 1918, los guerreros árabes entran en Damasco.

Luchan a las órdenes del emir Faisal hijo de Hussein, príncipe de La Meca

Faisal, de 33 años, debe la victoria a su valentía

y también a su misterioso consejero, Thomas Edward Lawrence,

un astuto y singular agente de inteligencia británico

cuya misión era fomentar una revuelta árabe contra los turcos

proporcionándoles dinero, armas... y promesas.

Lawrence tiene 30 años, habla árabe y ha adoptado la vestimenta tribal

para no llamar la atención entre los beduinos.

Más adelante escribirá: "El uniforme británico era abominable

para montar en camello o sentarse en el suelo.

El atuendo árabe era más limpio y más decente".

Lawrence ama el desierto con pasión

y se ha convertido en un líder guerrillero.

En su libro "Los 7 pilares de la sabiduría", escribe:

"Al árabe no le impresiona mucho la fuerza, respeta más la habilidad

que a menudo posee en un grado envidiable,

pero, ante todo, respeta la rectitud y la sinceridad".

Pero los británicos incumplen sus promesas

y se reparten con los franceses el Imperio Otomano

que habían prometido a Faisal.

Siria y Líbano quedan en manos francesas

y los británicos crean un nuevo país, Iraq.

Como premio de consolación,

sientan a Faisal en el trono de esta nueva nación rica en petróleo.

Pero este nunca podrá perdonar al hoy legendario Lawrence de Arabia

por haber incumplido su promesa de ayudarle a recuperar el reino

de sus antepasados,

que en el siglo VIII habían conquistado buena parte del mundo

en nombre del islam.

En una nueva afrenta a los árabes, tras conquistar Jerusalén,

los británicos muestran su apoyo a la población judía de Palestina.

El Gobierno británico también les había hecho promesas a ellos.

La Gran Guerra aún no ha terminado.

A principios de octubre de 1918

el noreste de Francia es un inmenso campo en ruinas.

Las contraofensivas de Foch rompen las defensas alemanas

en todo el frente.

Los americanos atacan en la región de Argonne,

los franceses en Mosa, Champagne y Picardía.

Las tropas británicas, con la caballería australiana,

avanzan hacia Cambrai

y los belgas y canadienses marchan sobre Mons.

Incapaces de mantener sus posiciones muchos alemanes se rinden.

Sus jefes siguen proclamando que la derrota es inaceptable,

pero muchos son demasiado jóvenes para seguir peleando

o demasiado viejos.

En el fondo, solo sienten alivio.

El campo de batalla ya no necesita más propaganda.

Los equipos de filmación vuelven a Alemania a filmar la revolución.

Los marinos se amotinan

y los consejos obreros controlan las ciudades.

Ludendorff siente cómo el poder se le escapa de las manos.

En privado habla de armisticio,

pero en público sigue defendiendo los logros del ejército.

El 25 de octubre de 1918 lanza una proclama:

"Para nosotros, como soldados, la rendición es inadmisible.

Debemos resistir con todas nuestras fuerzas".

Este es el origen del mito de la puñalada por la espalda,

sostenido por Ludendorff y después por Hitler,

según el cual su ejército no fue derrotado por el enemigo

sino por los políticos.

Un nuevo Gobierno controlado por los socialistas

quita el mando a Ludendorff, que huye a Suecia.

El 29 de octubre de 1918 Guillermo II viaja a Spa,

a su cuartel general belga,

para asegurarse de que el ejército sigue apoyándole,

pero en Berlín el nuevo Gobierno le exige la abdicación.

Nadie, y mucho menos el presidente Wilson, querrá negociar

con uno de los principales instigadores de la guerra.

El 9 de noviembre de 1918

el káiser abdica y se refugia en los Países Bajos.

Es el fin de los grandes imperios y sus monarcas.

La carroza dorada del emperador deja de pasear por Viena,

cuyos ciudadanos ya no se extasían al ver a la hermosa Zita.

Están demasiado débiles por el hambre.

Igual que el ejército austrohúngaro,

derrotado por los italianos en la batalla de Vittorio Veneto.

El gran Imperio Austrohúngaro se hunde,

como lo hiciera meses antes su mayor buque de guerra,

el Szent István,

un acorazado de 20.000 toneladas torpedeado por los italianos.

El emperador Carlos parte hacia el exilio con su esposa Zita.

El 11 de noviembre de 1918

el tren especial del mariscal Foch entra en la estación de Compiegne,

al norte de París.

En este vagón, al abrigo de las cámaras,

los enviados del Gobierno provisional alemán

firman el armisticio.

Alemania acepta la derrota y pide el fin de las hostilidades.

El alto el fuego tendrá lugar a las 11 de la mañana.

La undécima hora del undécimo día del undécimo mes.

La guerra ha durado 4 años

y ha movilizado 75 millones de hombres.

10 millones de soldados han muerto,

entre ellos 7000 portugueses, 13.000 belgas, 90.000 búlgaros,

120.000 americanos, 130.000 serbios, 200.000 rumanos, 350.000 turcos,

450.000 italianos, 900.000 soldados del Imperio Británico:

de Canadá, Terranova, Australia, Nueva Zelanda, La India y Sudáfrica.

1.200.000 austrohúngaros,

1.400.000 de Francia y sus colonias: Senegal, Argelia, Túnez, Marruecos.

1.700.000 alemanes, 1.800.000 rusos.

20 millones de soldados han resultado heridos.

8 millones de civiles han fallecido.

No hay una sola familia

en la que no haya algún muerto, mutilado, gaseado o huérfano.

Pero en todo el mundo estalla la alegría.

Como si fuera posible borrar las horrendas cifras

de la primera matanza masiva de la historia.

La memoria de la guerra toma forma en incontables monumentos,

en los que heroicos soldados marchan hacia el sacrificio y la gloria.

En ellos nunca aparece un pelotón de fusilamiento,

o la represión impuesta a desertores y rebeldes.

A pesar de la carnicería sufrida, siempre intentan convencernos

de que es correcto matar y morir por la patria.

El 13 de diciembre de 1918, en París,

el primer ministro Georges Clemenceau

y su Gobierno en pleno esperan la llegada

de un visitante de excepción, Woodrow Wilson.

Por primera vez en la historia,

un presidente de EEUU abandona su país y cruza el Atlántico.

Pero la situación es grave.

Tras firmar el armisticio, es preciso firmar la paz.

Hay que abordar muchas cuestiones y resolver incontables conflictos.

Y por fin EEUU tiene un asiento en la mesa.

Su primer acto oficial es pasar revista a las tropas.

Allí confiesa a Pershing:

"No estoy seguro de que todo el mundo se alegre de verme".

Wilson es consciente de que su país se ha convertido

en una figura dominante en el escenario internacional.

Para atender a las reclamaciones coloniales,

el estadounidense defiende el derecho de autodeterminación

de los pueblos,

lo que abre la puerta a innumerables exigencias de independencia

y al trazado de nuevas fronteras.

Su segundo acto oficial es viajar a Reims,

para contemplar los terribles daños sufridos por su catedral.

Allí evalúa por sí mismo la magnitud del desastre.

Y afirma: "El mundo entero se siente horrorizado ante la visión

de las hermosas tierras y ciudades de Francia

devastadas por la catástrofe".

3 millones de hectáreas no volverán a ser cultivables,

contaminadas para siempre por la guerra química

y por incontables proyectiles de artillería.

Miles de cadáveres deberán ser recogidos y enterrados.

Los refugiados solo quieren volver a sus casas,

pero cientos de pueblos han sido borrados del mapa.

"Nunca más" proclaman los movimientos pacifistas.

Estadounidenses, franceses y británicos plantean la idea

de un organismo internacional que trabaje para evitar futuras guerras,

la Sociedad de Naciones.

El 28 de junio de 1919, en el Palacio de Versalles,

exactamente 5 años después del magnicidio de Sarajevo,

delegados de todas las naciones que han combatido contra Alemania

se disponen a firmar el tratado de paz.

El famoso Salón de los Espejos,

en el que Guillermo I fuera coronado emperador de Alemania

tras derrotar a Francia en 1871, es el escenario elegido.

En este marco cargado de simbolismo

los representantes alemanes deben firmar el tratado de paz

que les imponen los vencedores.

En lo que Hitler llamará años después el "Diktat",

los aliados se reparten las colonias alemanas

e imponen duras reparaciones de guerra.

El Tratado de Versalles tiene muchos críticos.

El prestigioso economista británico John Maynard Keynes escribe

"Si lo que proponemos es mantener Alemania empobrecida

y que sus hijos enfermen y mueran de hambre,

no dudo en predecir que la venganza no tardará".

Para Clemenceau lo importante es que Francia recupere Alsacia y Lorena

y las minas de carbón de la cuenca del Sarre.

Austria-Hungría desaparece, permitiendo la expansión de Italia

y la creación de nuevos países entre 1919 y 1922.

Alemania queda dividida por el corredor polaco,

que facilita a Polonia un acceso al mar.

Excluida del tratado y tras una sangrienta guerra civil,

Rusia se convierte en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

Wilson regresa a Estados Unidos.

Su pueblo está en contra del tratado y el Congreso no lo ratifica.

Philander Knox, senador por Pensilvania, declara:

"Señor presidente, estoy convencido tras reflexionar concienzudamente,

de que este tratado no traerá la paz sino la guerra,

una guerra aún más terrible y devastadora

que la que acabamos de cerrar".

El Reino Unido es el único gran imperio que ha sobrevivido.

El rey Jorge V, su primer ministro Lloyd George

y el mariscal Ferdinand Foch, posan como vencedores.

Pero hay división entre ellos,

la prioridad de los británicos es evitar una nueva guerra,

mientras que a ojos de los franceses Alemania debe ser castigada.

Ataviado con el uniforme de su padre

y caracterizado como un soldado francés,

Pierre Ferrari, ya con 18 años,

se niega a estrechar la mano de su hermano,

que interpreta a un alemán.

Toda una generación de niños alemanes crecerá humillada

y soñando con la venganza.

"Apocalipsis: La I Guerra Mundial".

Subtitulado realizado por Jorge Luis Hernando Méndez.

Otros documentales - Apocalipsis, la 1ª Guerra Mundial: la liberación

51:59 03 dic 2019

1918.- Todo parece perdido para los aliados tras la derrota y masacre de los italianos en Caporette. La Rusia Bolchevique firma el armisticio y sale de la guerra. Sin embargo, los refuerzos estadounidenses serán decisivos para la victoria de los aliados.

Contenido disponible hasta el 9 de diciembre de 2019.

Histórico de emisiones:
03/08/2016
24/08/2018

1918.- Todo parece perdido para los aliados tras la derrota y masacre de los italianos en Caporette. La Rusia Bolchevique firma el armisticio y sale de la guerra. Sin embargo, los refuerzos estadounidenses serán decisivos para la victoria de los aliados.

Contenido disponible hasta el 9 de diciembre de 2019.

Histórico de emisiones:
03/08/2016
24/08/2018

ver más sobre "Otros documentales - Apocalipsis, la 1ª Guerra Mundial: la liberación" ver menos sobre "Otros documentales - Apocalipsis, la 1ª Guerra Mundial: la liberación"

Los últimos 104 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Guadalquivir

    Guadalquivir

    1:22:44 ayer

    1:22:44 ayer El Guadalquivir es el cauce que une tres de los espacios naturales más importantes de España: Cazorla, Sierra Morena y Doñana. Las imágenes y los sonidos de la naturaleza se combinan para ofrecer una experiencia sensorial, al paso de la corriente, desde la montaña hasta el mar. Contenido disponible hasta el 22 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 01/05/2017

  • 46:06 ayer Decenas de cráneos romanos se han encontrado debajo de la estación de Liverpool Street en Londres. ¿Eran gladiadores? ¿Rebeldes ejecutados? ¿O tal vez víctimas de una masacre o un antiguo ritual espeluznante? Arqueólogos del proyecto Crossrail han descubierto un cementerio de 300 años de antigüedad. Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 11/09/2018 27/04/2019

  • 28:52 ayer Veremos cómo se enfrentan a sus primeros turnos como novatos una nueva generación de reclutas de los distintos servicios de emergencias de Gran Bretaña. En este episodio observaremos a Amber (policía especial), Sam (técnico sanitario en emergencias), Gary (voluntario de salvamento marítimo). Contenido disponible hasta el 14 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 01/08/2018

  • 22:08 pasado viernes Gino continúa su viaje por Cerdeña adentrándose en el corazón de la isla. Su objetivo es descubrir las tradiciones y gastronomía sardas. A Gino le interesa conocer la dieta sarda porque Cerdeña es uno de los lugares del mundo cuyos habitantes gozan de mayor longevidad. Contenido disponible hasta el 13 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 13/10/2018

  • 21:45 pasado viernes Gino empieza su viaje por las grandes islas italianas en Cerdeña. En la cultura gastronómica sarda destacan los alimentos procedentes del mar y de la montaña. Lo que más se consume tierra adentro es el cerdo, por eso el plato nacional es el porceddu, cerdo lechal asado a la brasa. Contenido disponible hasta el 13 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 13/10/2018

  • 56:36 pasado viernes Documental sobre Federico García Lorca y su relación con la tauromaquia y la Generación del 27. Histórico de emisiones: 23/12/2018

  • 25:55 pasado jueves Conocemos a algunos héroes de la eco-construcción, que ven cómo el agua es una fuente de energía limpia. Algunos crearán con sus actuaciones locales reservas de biodiversidad local. Vemos cómo la gente se implica en cuestiones medioambientales y desarrollo sostenible. Contenido disponible hasta el 12 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 05/02/2019

  • 26:02 pasado jueves Soluciones ecológicas para el hábitat, respetando la naturaleza y llegando a desarrollos sostenibles, son las metas que se persiguen. Construcciones integradas en el paisaje, reutilización de objetos, autoconstrucciones..., en resumen, sitios ecológicos que respetan el entorno, lo cuidan y regeneran, mejorando incluso su calidad. Contenido disponible hasta el 12 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 04/02/2019

  • 21:44 pasado jueves Gino nos presenta la rica herencia gastronómica de Bolonia, una ciudad que ha dado nombre a la salsa boloñesa, la salsa italiana más famosa del mundo. Para descubrir los secretos de una gran boloñesa, Gino se reúne con Anna Maria Molari, una legendaria cocinera que lleva 28 años preparándola. Contenido disponible hasta el 12 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 06/10/2018

  • 21:39 pasado jueves Gino comienza su visita a Siena mostrándonos cómo se elabora el panforte, un denso dulce de fruta y frutos secos que es desde el siglo XIII la especialidad local. Continúa su viaje en la abadía de Monte Oliveto Maggiore, donde se interesa por la producción de vino del lugar. Contenido disponible hasta el 12 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 06/10/2018

  • 25:38 pasado miércoles El Palacio del Parlamento de Bucarest es un edificio impresionante, pero para levantarlo, N. Ceaucescu puso en riesgo pero para levantarlo la economía nacional. La construcción de este lujoso palacio fue de la mano de la peor crisis económica de la historia de Rumanía. Contenido disponible hasta el 11 de diciembre de 2019.

  • 25:23 pasado miércoles El Palacio Nacional de Cultura de Sofía es el edificio público más imponente de Bulgaria. El edificio tiene 8 plantas y 3 niveles subterráneos distribuidos en sus 123.000 m²; posee una variedad de equipamiento técnico adecuado para realizar diferentes eventos. Contenido disponible hasta el 11 de diciembre de 2019.

  • 21:03 pasado miércoles En el episodio de hoy Gino recorre Liguria, empezando su viaje en la ciudad pesquera de Camogli. De la mano de Renato, un pescador local, y su familia, saldrá a pescar algo que cocinará para sus invitados. Contenido disponible hasta el 11 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 29/09/2018

  • 21:30 pasado miércoles Hoy Gino empieza su viaje en Parma, donde conocerá el proceso de elaboración del jamón de Parma y el famoso queso parmesano. Después se encamina a Módena para interesarse por la producción del vinagre balsámico tradicional. Contenido disponible hasta el 11 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 29/09/2018

  • 26:57 pasado martes La construcción del Palacio de la Federación es uno de los ejemplos del llamado realismo socialista; con sus dimensiones épicas simboliza el sueño de un futuro mejor y un recomenzar. A cada república yugoslava se le concedió un espacio decorado por sus propios artistas y arquitectos locales... Contenido disponible hasta el 10 de diciembre de 2019.

  • 25:29 pasado martes El edificio de la Universidad de Moscú formaba parte de un proyecto para ensalzar el triunfo de la Unión Soviética tras la 2ª Guerra Mundial. Es un símbolo del poder intelectual de Rusia en el periodo de la posguerra. Desempeñó una función destacada en el ámbito académico, social e ideológico. Contenido disponible hasta el 10 de diciembre de 2019.

  • 21:49 pasado martes Hoy Gino viaja a Venecia para conocer los cicchetti, una especie de tapas venecianas que se sirven con la bebida en muchos bares locales. En Burano degustará un típico risotto y cocinará su propia versión de la receta. Contenido disponible hasta el 10 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 22/09/2018

  • 21:42 pasado martes Hoy Gino se traslada a Florencia para mostrarnos su gastronomía. Empezará enseñando cómo se hace un gran chuletón a la florentina. Después nos presenta la receta del lampredotto, para terminar visitando Prato en busca del delicioso melocotón de Prato. Contenido disponible hasta el 10 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 22/09/2018

  • 51:59 pasado martes 1918.- Todo parece perdido para los aliados tras la derrota y masacre de los italianos en Caporette. La Rusia Bolchevique firma el armisticio y sale de la guerra. Sin embargo, los refuerzos estadounidenses serán decisivos para la victoria de los aliados. Contenido disponible hasta el 9 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 03/08/2016 24/08/2018

  • 51:46 pasado lunes La tradición operística es larga en nuestra historia, pero los edificios actuales se construyeron a finales del siglo XIX. Los últimos diseños son la cumbre del diseño arquitectónico contemporáneo: La Scala, Milán; Teatro Bolshoi, Moscú; Palacio Garnier, París; Royal Albert Hall, Londres. Contenido disponible hasta el 9 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 21/09/2018

Mostrando 1 de 6 Ver más