Música, baile, naturaleza y literatura, museos...Desde Hemingway a Antonio Gades, pasando por el Guggenheim o el Palau de les Arts de València. Aquí podrás disfrutar de los mejores documentales.

4695578 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Otros documentales - Ordesa y Monte Perdido, un siglo de Parque Nacional - ver ahora
Transcripción completa

Querido amigo,

Quizás haya visitado usted Los Alpes,

los Andes o alguna otra cordillera.

Ahora, tiene los Pirineos ante sus ojos.

Sea lo que sea lo que haya podido ver

lo que ve ahora

no se parece en nada

a lo que haya encontrado en otros lugares.

Con la noble pretensión de crear y proteger

santuarios de vida natural y salvaje en su máximo esplendor,

se crean en los Estados Unidos de América,

en el año 1872,

los primeros Parques Nacionales del mundo.

El Parque Nacional de Yellowstone

y poco tiempo después, el de Yosemite.

Esta declaración, inició un proceso de protección

que sería tomado como modelo en todo el mundo.

En España no será hasta 1907

cuando el naturalista zaragozano Odón de Buen,

planté, por primera vez ante el Senado,

la creación de Parques Nacionales.

El 14 de junio de 1916

Pedro Pidal pronuncie ante el Senado

un memorable discurso en defensa de los Parques Nacionales.

"El Marqués", como se le conocía en Las Cortes,

expuso en el Parlamento español

la necesidad de proteger la naturaleza.

De este modo,

en el año 1917,

se firma la Declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga,

inaugurándose por el Rey, Alfonso XIII,

el 8 de septiembre de 1918.

Ese mismo año,

se declara por real decreto, al valle de Ordesa

Parque Nacional.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido,

está situado en el límite fronterizo francés

en el Alto Aragón,

en la histórica comarca oscense del Sobrarbe.

Lo que sí se puede afirmar,

es que este lugar bucólico,

de geografía accidentada,

donde se elevan hacía el cielo murallones arcaicos

de bosques aislados,

perdido entre las rugosidades del Pirineo,

es el rincón natural de la Península Ibérica

sobre el que más se ha escrito.

Pero...

¿qué contiene este valle perdido para atraer y atrapar durante siglos

la sensibilidad de tantos escritores, pintores, fotógrafos,

naturalistas y poetas?

El Parque Nacional de Ordesa ha tenido la inmensa ventaja

de estar protegido.

Hay que tener en cuenta que cuando se hizo las protestas

de Schrader, los franceses, de Briet, de los pirineistas,

como era el Príncipe de Mónaco, todo ellos eran

porque se estaban talando las hayas,

había unas talas que le parecían abusivas

y entonces, el edén, el paraíso, el jardín

corría peligro de desaparecer.

Por lo tanto, había una razón de paisaje vegetal

a la hora de proteger ese conjunto.

La palabra Orodesa quiere decir cebada,

viene de "ordio" del latín "ordium" y por lo tanto de cebada.

Es un lugar que ha tenido plantaciones

y había lugares donde se plantaba patatas

y está reconocido por los ingenieros

que trabajaron originariamente en Ordesa.

Por lo tanto, Ordesa, se ha renaturalizado,

ha cobrado más naturalidad, hay incluso imágenes,

fotografías o de dibujos del siglo XIX

comparadas, por ejemplo, debajo del Tozal del Mallo,

se puede observar con perfecta claridad

que se han recubierto de vegetación.

Era lugares pelados, y por lo tanto,

estaban o explotados para la ganadería

o incluso para la agricultura en las partes más bajas

y eso ha desaparecido recubierto por un bosque nuevo

que es continuidad del bosque antiguo que ya preexistía.

Hasta principios del siglo XIX

los únicos que conocían cada rincón de Ordesa

eran la gente arraigada a estas montañas.

O bien los contrabandista y cazadores

sin olvidar a los pastores,

todos ellos depositarios de los secretos

que ocultaban las borrascas, los ríos las nubes y las rocas

y que no sabia escribir

con los cual apenas llegaban noticias

de la existencia de este divino cañón.

Durante el siglo XVIII, el romanticismo impone sus ideales

en los personajes más relevantes de la época,

llevándoles a realizar ascensiones a picos vírgenes

más por la búsqueda de aventura que por afán científico.

La deficiente cartografía, la escasa o nula información

y el precario equipo con el que contaban

hacen de aquellas ascensiones auténticas hazañas llevadas a cabo

en un territorio tan grandioso como desconocido.

Hasta entonces, sólo existía un Pirineo,

el de la vertiente francesa.

Era mínima la bibliografía del siglo XIX

que hace referencia al Pirineo español

a pesar del comercio

y de los tratados establecidos durante siglos entre sus valles.

Si los aragoneses penetraron en el río Arazas desde el Ara

buscando los recursos de sus valles, los franceses,

empezaron por divisarlo desde lo alto.

Al llegar al Macizo del Marboré, desde la Brecha de Roland,

o desde la de Tucarroya y el Monte Perdido.

En el valle de Ordesa o en el valle del río Arazas

porque es el río que la recorre que va a parar al río Ara,

han confluido dos miradas,

una mirada que venía de abajo, del río Ara propiamente dicho,

y otra mirada que venía de arriba, que venía de Bujaruelo

o de la Brecha de Rolando o de Góriz, de los "Altos Egores".

El pirineísmo llega de Francia, fundamentalmente

y España se incorpora muy tardíamente a esa corriente.

Esa corriente excursionista vienen, efectivamente, de la parte alta,

atraviesan desde Francia buscando el monte, que para ellos está perdido

pero para nosotros no pero es el monte que ellos llaman Perdido,

"le monture perdue" y atraviesan desde la Brecha Rolando

o por el Paso de Bujaruelo

o cerca del Gabietos o bien desde la Brecha de Tucarroya

camino de Pineta e incluso entre el Cilindro y el Monte Perdido

hasta Góriz.

Por lo tanto, lo que ven desde arriba

es el jardín que está metido en el fondo del valle.

A partir de los primeros viajeros franceses e ingleses, sobre todo,

que se empiezan a colar desde el lado norte de la frontera

y vienen aquí al sector, muchas veces, a partir del Puerto Bujaruelo,

empezó a existir en Francia, sobre todo,

a partir de comienzos de siglo XIX un interés por la cumbre máxima

del Parque Nacional de Ordesa, que es el Monte Perdido.

En 1802, Louis Ramond de Carbonnières,

un alsaciano que vino aquí un poco por casualidad

y que empezó a explorar los Pirineos,

empezó a asediar esa montaña y consiguió subirla el día 10 de agosto

Desde la cima del Monte Perdido, vio una grieta,

una gran raja que era Ordesa y le fascinó.

Entonces, siguiendo la ruta de sus predecesores

cruzó el Puerto de Bujaruelo, exactamente 11 días más tarde,

y el día 21 de agosto de 1802

Louis Ramond de Carbonnières,

acaso el primer viajero ilustrado que se conoce,

ya estaba explorando lo que era la entrada del Valle de Ordesa,

penetró en el Cañón y subió, más o menos,

hasta las Praderas de Góriz, puede decirse que eso fue

el inicio del conocimiento...

Del descubrimiento turístico de lo que es el Valle de Ordesa.

Louis Ramond de Carbonnières, aristócrata francés,

nacido en Estrasburgo, considerado el fundador del pirineísmo,

desde el año 1787,

recorre las formaciones geológicas de Gavarnie y de la Maladeta.

Tras abandonar París, escapando de la guillotina,

se refugia en los Pirineos.

Se dedica a la historia natural,

convirtiéndose en un especialista en botánica y en geología,

realizando una gran labor de difusión y exploración del Pirineo.

En 1802, alcanza la cumbre de Monte Perdido.

Lo que le valdrá el reconocimiento de los científicos de la época.

Ramond evocaba las formas arquitectónicas

en la construcción de estas montañas como si fueran un edificio en ruinas

Este naturalista alsaciano supo captar

los encantos pirenaicos con su corazón,

sus músculos y su mirada.

Este espíritu fue continuado a lo largo de la nueva centuria

como un movimiento de renovación,

dejando atrás la manera romántica de observar el paisaje

por una mirada más científica.

Otra figura especial en la historia del pirineísmo fue

el conde francés Henry Patrick Russell.

Viajero y escritor, que después de recorre medio mundo

recaló en los Pirineos en el año 1858,

donde ascendió a más de 30 cumbres.

Rusell popularizó las ascensiones invernales

y por ende, el uso de saco del dormir

debido a los numerosos vivats

que se veía obligado a hacer ante la falta de refugios.

Grandes recorridos por la alta montaña solitaria,

regiones remotas de Aragón,

el descubrimiento de los glaciares,

la conquista de cimas vírgenes...

Por último, no podemos olvidar de relatar su idilio

con el Pico Vignemale.

Hasta 33 veces llegó a pisar su cima

Su excentricidad le llevo a hacer construir

una serie de cuevas en la pared de la montaña.

Siempre vestido con llamativas ropas

a semejanza en las que vió en su periplo por China.

El 8 de agosto de 1904

pasó su última noche en su montaña,

dedicándose, el resto de su vida, a escribir.

Hacia 1870, inicia su andadura por estos caminos

Jean Daniel Frank Schrader,

geógrafo y pionero de la cartografía de los Pirineos,

pintor de talento, nacido en Burdeos en 1844.

Fue un gran amante del Pirineo desde su más temprana juventud.

Schrader no tardó en ser considerado un maestro topógrafo.

Innovador en cuanto al efecto natural

de la figuración del relieve,

fue un único actor con múltiples capacidades.

A pesar de que hace un gran trabajo científico

su labor desprende un fuerte amor

y sentimiento de admiración por estas montañas.

Censó entre 1880 y 1894

los glaciares del Pirineo.

Paisajista que nos ilustró con sus láminas y óleos

la cartografía peculiar de este territorio.

Extraordinario dibujante

y autor de numeroso atlas geográficos de la zona.

Rogó, en su momento,

que las cimas permaneciesen como santuarios

y reservas de la soledad.

El Valle de Ordesa era, a finales del siglo XIX,

un lugar aislado en el Pirineo central.

Desde las Casa de Berges y de Oliván

ponían la única pincela humana a un majestuoso paisaje.

Los Berges y los Viu se trasladaba desde Torla

cuando se retiraba la nieve para aprovechar sus recursos

en forma de pastos y maderas.

Curiosamente, según nos relata el cronista Ricardo del Arco,

los letreros en aquellas casas

estaban exclusivamente escritos en francés,

lo que nos da una idea de quienes se alojaban por aquel entonces

en aquellas hospederías.

En estas antiguas granjas de labor se hospedaron

entre 1891 y 1902 naturalistas y cazadores ingleses

como Edward Buxton o Víctor Brooke y pagadas por ellos,

en 1881 el herrero de Torla, Bartolomé la Fuente,

colocó las Clavijas de Cotatuero.

Unos en busca de esa especie casi extinta que era el bucardo

y otros atraídos por conocer los secretos de la naturaleza salvaje.

En su origen, la Casa Oliván,

no era más que una granja donde se encerraban el trigo,

las patatas y el heno que se recolectaba en sus inmediaciones.

Pero hacia 1846

su privilegiada ubicación atrajo la atención de los extranjeros

que llegaban a Ordesa para cazar gamuzas y rebecos.

Estas antiguas bordas rehabilitadas

estuvieron acogiendo viajeros y turistas

hasta mediados de 1950.

Otras de las causas que dio pie a la creación del Parque Nacional

comienza con las voces críticas de aquellos pirineistas escandalizados

por la extinción del bucardo.

En el año 1910, la especie,

ya había desaparecido de todos los santuarios franceses y españoles

Las últimas manadas sobrevivían escondidos

en las abruptas laderas del Valle de Ordesa.

Entre esas voces críticas destacó la de Lucien Briet

que junto a importantes naturalistas como Schrader o Henri Beraldi

reclamaron en sus escritos la protección de Ordesa

frente a la caza y la desforestación.

Voces, como la del navarro Pascual Madoz,

que ya en el año 1850 emitía un llamamiento

para que se cuidasen las masas forestales.

Nombres extraidos de una larga lista

que mediante su dedicación y trabajo fueron dando forma

al Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera

que es actualmente este Parque Nacional.

Las paredes meridionales del Valle de Ordesa

al igual que las del lado opuesto se hallan cortadas

por cornisas, aquí denominas fajas,

en el fondo la vaguada no puede ser estimada la grandeza del paisaje

espectáculo semejante al de un museo de pintura

colocado sobre el abismo y cuyo valor inmenso

se aprecia de una ojeada.

Las murallas de este valle son tan hermosas que sin cesar

volvíamos la cabeza para mirarlas de nuevo.

Siempre atraen los primeros amores.

Entorno a 1850

fueron llegando con sus pesadas cámaras fotográficas

y sus placas de cristal

los primeros fotógrafos

que retrataron la belleza de este entorno.

Cómo no mencionar al británico Farnham Maxwell Lyte

uno de los pioneros

que en el año 1857 llevo su laboratorio

acompañado de dos hombre hasta la Brecha de Roland.

Nombres como Maurice Gourdon, Violant i Simorra,

o el cantor por excelencia del Valle de Ordesa,

Lucien Briet.

Nacido en París fue escritor, fotógrafo, explorador

y pirineísta que durante 22 años, desde 1889

se dedicó a recorrer y fotografiar el Alto Aragón.

Los artículos manuscritos y documentos de francés Lucien Briet

dedicados al Valle de Ordesa, el Macizo Montañoso de Monte Perdido

desbordan admiración, poesía y sus fotografías

contribuyeron a mostrar la necesidad de la creación

del Parque Nacional de Ordesa.

Hombre que no fue bien acogido por sus colegas científicos de la época

puesto que desertó huyendo a Bélgica.

Su mayor mérito consistió

en la creación de un excepcional testimonio gráfico,

más de 1600 placas de cristal que recogen sus exploraciones

por estos valles, pueblos, ríos y barrancos.

La Real Sociedad Geográfica encarga a Briet

una monografía sobre el Valle de Ordesa,

1909 y 1911 serán las dos estancias más importantes en este territorio

de don Luciano y su cámara.

Sus campañas de exploración han contribuido

a la difusión y conocimiento de esta región del Pirineo.

Su obra fue mucho más minuciosa y más extensa

que la de sus predecesores.

Su sueño era ver convertido este divino cañón

en un museo de la naturaleza.

Le siguen recordando con afecto

como el cantor del Valle de Ordesa.

Los fotógrafos de ahora nos fascina ver

las imágenes antiguas de los primeros pirineistas

que llegaron a estos valles pues apuntando sus anotaciones

viendo cuál era su visión romántica pero hubo un momento,

sobre todo a principios del siglo XX cuando esos pirineistas

y esos primeros exploradores de las Cumbres de los Pirineos

se armaron de una pesada cámara fotográfica, parecida a esta,

y cómo fueron retratando los valles, las gentes,

las cumbres, los bosques...

Y es una visión en blanco y negro pero es una visión que nos dice mucho

y que nos refleja también a veces cómo ha cambiado el Pirineo.

El protagonista de Ordesa es la belleza,

es lo que trata de captar un fotógrafo.

Muchas veces cuando te dicen "Que fotos más bonitas que haces".

Es que la materia prima ya de por sí es preciosa,

es una hermosura el Valle.

Ya los primeros pirineistas,

esos que venían con las cámaras ya se fijaron el Ordesa

y eso fue la puesta en valor del Valle de Ordesa,

del Valle del Cañón del río Arazas

y luego, a partir de ahí,

pues se vió que era un lugar excepcional, un lugar retirado,

un lugar que cumplía los cometidos, que podía tener también

un cierto interés turístico al principio del siglo XX

y a partir de ahí pues se reconoció el carácter salvaje

que tiene este lugar moldeado por los hielos,

donde la geología ha hecho verdaderas piruetas

un lugar excepcional, entonces bueno,

pues después del Parque Nacional de Ordesa

fue ampliado posteriormente en el año 1982

se hizo una Reserva de la Biosfera, porque al fin y al cabo,

estas son montañas salvajes

pero también humanizadas a través de la actividad,

sobre todo, pastoril, no olvidemos que el fonde del Valle de Ordesa

también había sido cultivado, o sea, aquí el hombre en los Pirineos

pues cumple una función importante y luego ha sido reconocido

con el diploma europeo,

zona de especial protección para las aves

debido a la gran variedad ornitológica que este lugar tiene

y luego la variedad florística y de habitat de alta y de media montaña

también ha sido reconocido como lugar de importancia comunitaria

dentro de la Red Natural 2000, o sea que,

Ordesa es uno de los sitios que tiene de todo

pero ya la guinda del pastel fue

pues junto con la parte francesa del Monte Perdido,

del Macizo, el reconocimiento como Patrimonio Mundial de la Humanidad

como un sitio destacado, además, en sus dos categorías

que puede tener un lugar que es Patrimonio Mundial.

En la categoría natural, que es indudable y está reconocida

pero también en la categoría cultural por ese paisaje humanizado

sobre todo del entorno de los pueblos donde pues,

las bordas, los campos de siega antiguos,

el pastoreo, las ovejas, todo eso pues ha ido moldeando

y dando identidad a este paisaje.

Hubo un espeleólogo francés muy conocido del siglo XIX

que se llamaba Martel,

que publicó un libro que tiene un título enormemente sugerente,

decía "La Francia ignorada",

era la otra Francia que estaba bajo tierra,

decía debajo de tierra hay un Himalaya

y ese Himalaya es necesario reconocerlo.

En el momento en el que empezó la espeleología.

Lógicamente donde hay macizos calcáreos de gran envergadura

y abundancia de agua que corre o que ha corrido en tiempos pasados,

pues hay ese mundo subterráneo exactamente igual

o amplificado todavía más.

Ese es el caso del Macizo del Ponte Perdido

y el conjunto de Ordesa.

Pero a parte de ser un Macizo que tiene una gran pluviosidad

y por lo tanto, donde el agua circula con una gran facilidad

y se infiltra por las fisuras y por las áreas de disolución bajo tierra

creando un karst, encerrado en ese mismo macizo

y que necesita un reconocimiento, tiene otro hecho que es fundamental,

y es que por una parte hay una excavación extraordinaria

que es la excavación de Gavarnie y por el lado sur

hay otra excavación extraordinaria

que es el valle, concretamente de Ordesa

pero también el Valle Añisclo, etcétera.

Y por lo tanto, ese macizo tiene grandes paredes,

y tiene grandes salideros posibles del agua que circula por el interior.

Eso significa que a parte de la alimentación hidrográfica

procedente de la nieve, procedentes de las lluvias,

procedentes de la fusión del pequeño glaciar de Monte Perdido

existe otra alimentación que procede de ese macizo subterráneo,

de esa circulación, de ese castillo de agua que conforma ese macizo.

Y por lo tanto, el reconocimiento del Karts del Macizo de Monte Perdido

ha sido un empresa, casi una aventura espeleológica

bastante exigente que ha llevado mucho tiempo.

Y entre esas exploraciones destacan en el mundo clásico

las exploraciones de Norberto Casteret.

Casteret ha sido el gran investigador,

no sólo aquí sino de todo el Pirineo y concretamente

por ejemplo, del Macizo del Aneto, con la fuga del Forau d'Aigualluts,

que después llega hasta los Ojos del Judío en el Valle de Arán.

Pero aquí, concretamente, tuvo un descubrimiento fantástico,

y es descubrir una gruta que estaba tapizada de hielo en su interior

con hielo parietal, con estalactitas y estalagmitas de hielo

y con un mundo cristalino encerrado en el interior,

que además provocaba la incógnita de saber cuándo eso se había formado.

Era un hilo actual

o era un hielo heredado de la época del cuaternario

y por lo tanto se podría decir que procedía de la glaciación

ha sido de extraordinario interés a parte de la belleza de ese conjunto.

El hecho es que con el retroceso de los glaciares actuales también

una parte, sobre todo,

de la parte más cercana a la superficie

al exterior de la gruta ha experimentado un descenso.

No obstante, ese fue el gran descubrimiento.

Es una de las grutas heladas más elevadas de Europa

y sin duda ha sido una referencia también

dentro del conjunto de las maravillas naturales que tiene Ordesa.

Pero Ordesa, desde el punto de vista de la naturaleza,

lo que es es un gran cañón.

Es un formidable cañón que no se encuentra en otras partes,

que no lo hay en toda la geografía de la península en estas condiciones,

y en estos tamaños y debajo de un pico de tres mil metros

con estos desniveles extraordinarios y albergando un bosque

un bosque bello y variado sobre todo por los Abetos y por las hayas

que da lugar a un ambiente élfico

en la zona interior de ese profundo valle

marcado escénicamente, sobre todo, por las rocas calcáreas,

por los grandes abismos de roca calcáreas.

Se trata de un cantón muy preciso

metido angostamente en la concavidad del valle,

per que ha sabido unir la convexidad de la montaña,

es decir, ha sabido unir a lo hidrográfico lo orográfico, es decir,

lo que es la alta montaña al extenderse en su ampliación

hacia las altas cotas fronterizas y hacia el Macizo de Monte Perdido.

Y al tener esas montaña tan elevadas,

al tener esas características tan sublimes, podríamos decir,

es el aposento de un glaciar.

De un glaciar que ha descendido en una cascadas de seracs

hasta el siglo XIX que ha sido admirado

por los pirineistas de fines del XVIII

y a lo largo de todo el siglo XIX y que mediado el XX

ya había disminuido de grosos, de espesor y de tamaño

de una manera verdaderamente llamativa.

Por lo tanto, tiene otro hecho más que le diferencia

y es tener justamente en la cumbre ese mundo glaciar,

por lo tanto, es una escalinata de paisajes lo que se da aquí

verdaderamente extraordinaria.

El Monte Perdido domina la geografía del Parque,

siendo el mayor macizo montañoso calcáreo de Europa

con las cimas de Las Tres Sorores

desde donde se derivan a modo de brazos

los Valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta.

Pincelados por las respetivas aguas de los ríos Arazas, Bellós,

Yaga y Cinca.

El paisaje muestra grandes contrastares

y en los valles el agua está siempre presente

saltando en forma de cascadas y barrancos

cubiertos por una vegetación exuberante.

Las montañas y el mar hablan a la misma parte del espíritu

El aire aquí posee una trasparencia

que parece aproximar los objetos más lejanos.

Se diría pintado el cielo de nuevo.

¿Es una montaña?

¿Pero qué montaña ha presentado nunca esas superficies rectilíneas,

esas extrañas simetrías?

¿Es una muralla?

Hay, efectivamente, unas torres que la apuntalan y la apoya,

por aquí almenas, por allá las cornisas,

los cimientos y las piedras que la mirada distingue

y casi podría contar.

Son montañas y murallas a la vez, es el edificio más misterioso

del más misterioso de los arquitectos.

Es el coliseo de la naturaleza.

Los salientes rocosos, gigantes pétreos surgidos de mar

se asoman al vacío asombrados ante este espectáculo.

Un escenario creado por la naturaleza durante millones de años.

El viajero invitado, al atravesar estos escenarios

apreciará la grandeza de los objetos y el silencio de la naturaleza.

Contempla sobre su cabeza la inmensidad del espacio

y bajo sus pies, la profundidad del tiempo.

Nunca he visto nada más imponente

que estos amplios y majestuosos valles

cubiertos de bosques tan viejos como el mundo.

Como es sabido, el Pirineo tiene

dos cordilleras yuxtapuestas en realidad.

Una de ellas es la cordillera que hace de eje,

que es la que crea la mayor parte de la frontera,

y que se llama axial, y que está compuesta por rocas del primario,

y que se deformó, se erosionó y sobre la cual

se depositaron enorme cantidades

de acumulaciones de sedimentos marinos

que son los que estamos viendo justamente detrás,

en uno de los apilamientos más impresionantes

que puede haber en toda la cordillera pirenaica.

Todo el Valle de Ordesa ha sido escavado por un gran glaciar

que podía tener en algunos lugares hasta 800 m de espesor de hielo,

lo cual es una cantidad de hielo verdaderamente notable

y que luego baja al Valle del Ara hasta Asín de Broto,

y se comunicaba, evidentemente, con el que venía del Valle del Ara.

Por lo tanto, se trata de un área escavada

por otro de los grandes elementos de fuerza

que hay en toda alta montaña que es la erosión glaciar.

Se trata de un cañón por otro lado en calizas, es decir,

que también ha tenido un ingrediente de eso que se llama

cárstico, es decir, la disolución de las calizas

que propician dar grandes paredes y valles muy profundos,

es decir, cañones.

La combinación entre el karts y ese enorme glaciarismo,

al que antes he aludido, es justamente lo que ha permitido

la existencia de esta garganta, la existencia de este cañón

que es uno, entre otros, que divergen del Macizo de Monte Perdido

puesto que están Añisclo, Escuaín y Pineta, concretamente,

pero son grandes cañones todos ellos, aunque quizá,

Ordesa se lleva la palma, es el mejor de todos ellos,

el más característico y el que nos muestra mejor

lo que es la constitución de este macizo.

Hoy, muchos años después,

estos valles y montañas siguen ejerciendo una gran seducción

entre los amantes de la fotografía.

Fotógrafos como Javier Ara,

Fernando Biarge,

Javier Romeo o Eduardo Viñuales,

que sigue ilustrando con sus imágenes

la sensación de grandeza y majestuosidad

que atrapa a todos los que nos internamos por sus rincones y sendas

En suma, hay que seguir preservando aquella vieja idea europea

que ha venido viendo la alta montaña

como el lugar de la naturaleza,

la expresión geográfica llena de reverencia.

Me parece, amigo mío,

que las cosas allí son más que un mero paisaje.

Es la naturaleza deslumbrada en ciertos momentos misteriosos

en lo que todo parece soñar, casi he dicho pensar,

cuando el alba, la roca, la luz y el matorral

viven más visiblemente que a otras horas

y parecen estremecerse con el sordo latido de la vida universal

Subtitulación realizada por Beatriz Barroso Bravo.

Otros documentales - Ordesa y Monte Perdido, un siglo de Parque Nacional

42:42 15 ago 2018

Con motivo del centenario de la declaración como Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido La 2 estrena este documental, dirigido por Eduardo de la Cruz y Amalia Sesma-Nuez y coproducido por Dondevanlasnubes y Aragón TV. Un trabajo que repasa la historia de este territorio del Pirineo de Huesca y que recuerda que España fue el primer país que promulgó una ley de parque nacionales en 1916.

Con motivo del centenario de la declaración como Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido La 2 estrena este documental, dirigido por Eduardo de la Cruz y Amalia Sesma-Nuez y coproducido por Dondevanlasnubes y Aragón TV. Un trabajo que repasa la historia de este territorio del Pirineo de Huesca y que recuerda que España fue el primer país que promulgó una ley de parque nacionales en 1916.

ver más sobre "Otros documentales - Ordesa y Monte Perdido, un siglo de Parque Nacional" ver menos sobre "Otros documentales - Ordesa y Monte Perdido, un siglo de Parque Nacional"

Los últimos 84 documentales de Otros documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 52:13 ayer Lunes de Pascua de 1916. Profesores, artistas y trabajadores proclaman, en un manifiesto, el nacimiento de la República Irlandesa Independiente tras setecientos años de dominio británico. El levantamiento fracasó, pero se pusieron las bases de la futura independencia. Contenido disponible hasta el 20 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 25/04/2016

  • 22:47 ayer Jimmy viajará esta vez hasta Grecia para entender el lado oscuro del yogur griego. Kate irá esta vez a Marruecos en busca de azafrán y descubrir por qué es la especia más cara del mundo. Y Matt averiguará los peligros que esconden las alubias. Contenido disponible hasta el 20 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 19/01/2018

  • 23:00 pasado lunes Jimmy viajará a Italia para descubrir por qué los piñones son tan caros. Kate viaja a las profundidades de la selva amazónica en Brasil para descubrir el ingrediente que le da color al humilde queso rojo de Leicester. Y Matt irá hasta España, donde aprenderá cómo se hacen las cerezas en almíbar. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 18/01/2018

  • 22:40 pasado lunes Jimmy descubrirá el riesgo de algunas de las llamadas meriendas saludables dirigidas a los niños. Kate irá a Rumanía y aprenderá cosas sobre el vino barato que exportan a Inglaterra. Y Matt se dedicará a los olores, a investigar por qué el buen ajo da tan mal aliento. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 18/01/2018

  • 27:41 pasado domingo Uno de los bosques más extraordinarios del mundo crece en conos volcánicos, entre rocas y cenizas. Se trata de los pinares canarios, capaces de crecer después de los incendios. Sus adaptaciones les permiten colonizar algunos de los ecosistemas más duros del planeta. Contenido disponible hasta el 26 de noviembre de 2018.

  • Arte al agua: Episodio 1

    Arte al agua: Episodio 1

    50:46 pasado domingo

    50:46 pasado domingo Un retrato íntimo de las adversidades y sufrimientos de los últimos pescadores que faenaron en Terranova, sus sueños y aspiraciones. Una historia para conocer lo que vivieron durante esos años excepcionales a bordo de los barcos pesqueros y descubrir qué salió mal y porqué. Contenido disponible hasta el 26 de noviembre de 2018.

  • 23:51 pasado sábado La lucha por mejorar marcas y aumentar el rendimiento de los deportistas ha llevado a la utilización de drogas en casi todos los deportes. Los primeros controles antidopaje que marcan el inicio de la guerra contra las drogas en el deporte tuvieron lugar en los Juegos Olímpicos de Grenoble en 1968. Contenido disponible hasta el 17 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 09/09/2017

  • Pesca Imposible 2 - Nepal

    Pesca Imposible 2 - Nepal

    48:07 pasado sábado

    48:07 pasado sábado Charlie y sus amigos se dirigen a Nepal con la intención de pescar el mítico mahseer dorado o salmón indio, el premio definitivo para los pescadores de caña de todo el mundo. Es un pez misterioso, hipersensible y muy esquivo, por lo que pescar uno es muy difícil. Contenido disponible hasta el 17 de noviembre de 2018.

  • 22:47 pasado viernes Esta vez Jimmy viajará a Bulgaria para descubrir cómo acaba la esencia de rosas en nuestra comida y bebida. Kate averiguará por qué comer carne de cerdo rosa podría ser grave. Y Matt se cuestionará si una sencilla bolsa de plástico puede evitar la propagación de una bacteria mortal. Contenido disponible hasta el 16 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/01/2018

  • 40:40 pasado viernes Jimmy descubre cómo las influencias culinarias de Europa y Asia se han combinado con ingredientes autóctonos para crear una cocina única en el mundo. A partir de la Segunda Guerra Mundial, Australia abrió la puerta a la inmigración europea y asiática que catapultó su gastronomía a lo más alto. Contenido disponible hasta el 16 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/04/2018

  • 50:35 pasado jueves Jesse Owens representaba a un estado liberal, Lutz Long a un estado totalitario; su abrazo, en plena competición, a la Humanidad. Owens, descendiente de esclavos negros, Long, de alemanes acomodados. Sucedió en la Olimpiada de Berlín de 1936. Testigo de los acontecimientos: Adolf Hitler. Contenido disponible hasta el 15 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/08/2016

  • 22:45 pasado jueves En este episodio, Jimmy viajará hasta Chipre para averiguar qué hace que el halloumi sea halloumi. Kate intentará descubrir si son ciertos los cuentos de viejas que afirman que las semillas de manzana contienen algo mortal. Y Matt se sorprenderá antes las maravillas de la fermentación. Contenido disponible hasta el 15 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 17/01/2018

  • 41:15 pasado jueves Hoy Jimmy Doherty nos muestra cómo las nuevas tecnologías han ayudado a ganaderos, cerveceros y agricultores a introducir nuevos alimentos y sabores en el mercado. Avances tecnológicos como el tren de carretera, el ferrocarril, el transporte refrigerado cambiaron la gastronomía australiana. Contenido disponible hasta el 15 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 16/04/2018

  • 50:47 pasado miércoles Octubre de 1938, la guerra civil española se extiende durante más de dos años. El fotógrafo Jean Moral y el reportero Joseph Kessel son enviados por "Paris-Soir" y"Match" para cubrir el conflicto. Kessel escribe un relato que muestra una España republicana que agoniza. Contenido disponible hasta el 14 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 24/11/2017

  • 22:59 pasado miércoles Jimmy viajará a Turquía para descubrir si es cierto que todos los higos maduros tienen avispas en su interior. Matt se reunirá con unos avestruces para averiguar por qué su carne es de color rojo. Y Kate intentará dejar los azúcares añadidos y se dará cuenta de que es extremadamente complicado. Contenido disponible hasta el 14 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 16/01/2018

  • 22:49 pasado miércoles Jimmy viajará a Italia para comprobar qué tomates son los más nutritivos, si los enlatados o los frescos. Kate hará una donación muy personal para enseñarnos la diferencia entre los alimentos probióticos y los prebióticos. Y Matt descubrirá qué hace que las gominolas sean tan pegajosas. Contenido disponible hasta el 14 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 16/01/2018

  • 41:24 pasado miércoles En este episodio Jimmy sigue el rastro de la innovadora gastronomía que crearon los primeros colonos cuando llegaron a Australia hace más de doscientos años. Con espíritu pionero mezclaron y combinaron sus viejas tradiciones culinarias con otras nuevas adaptándose a la gran variedad del país. Contenido disponible hasta el 14 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 13/04/2018

  • 27:10 04 nov 2018 La península de Florida acapara una inmensa riqueza forestal adaptada a los humedales y pantanales. Allí crecen los cipreses calvos y multitud de especies arbóreas que conforman el hogar anfibio de los ciervos, los caimanes, las cigüeñas, multitud de serpientes e infinidad de aves... Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018.

  • 59:22 04 nov 2018 Documental sobre el 500 aniversario de Lutero en España. Contenido disponible hasta el 19 de noviembre de 2018. Histórico de emisiones: 26/10/2017

  • 249, la noche esperada

    249, la noche esperada

    1:00:34 30 oct 2018

    1:00:34 30 oct 2018 En 1988 María José Saez era una becaria de la agencia EFE, ella fue la primera persona que vio a Emiliano Revilla, cuando fue liberado tras 249 días de secuestro por ETA. Una noche esperada por todos que recuerda junto al periodista Jesús Alvarez, yerno del empresario secuestrado. Contenido disponible hasta el 14 de noviembre de 2018.

Mostrando 1 de 5 Ver más