www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4266316
Órbita Laika - Programa 2: Eva Amaral - Vida - ver ahora
Transcripción completa

# Cómo hablar, si cada parte... -¡Chis!

# de mi mente es tuya... # Silencio, Goyo.

Estoy en medio de un experimento. No cantes.

Eso me lo dicen en el karaoke de mi barrio.

Alguien ilustrado como tú debería saber

que parece que algunas bacterias crecen más

si les pones música. Eso también me lo dicen,

para justificar lo que les sale a las patatas.

Pero a ver, yo sé que el sonido es una onda de presión repetitiva.

Por tanto, puede atravesar la materia,

incluida la materia biológica.

Hay muchos estudios sobre esto, pero hay resultados muy diversos.

Cierto es, pero hay un rango de frecuencia

que favorece el crecimiento

de algunas bacterias como estas.

¿Y por eso pones música? Claro.

¿Pero cualquier música?

¿Si pones "Despacito" crecen despacio?

Si lo ponemos, no sé si crecerán, pero acabaríamos locos.

Le hemos puesto música de nuestra invitada de hoy,

que es buenísima. Lleva horas aquí. Esto lo comprobamos luego.

Vámonos. Va, vamos.

Música

# Se mueve tu cabeza.

# Se mueve tu cuerpo.

# Haz que retumben estas paredes.

# Que tus movimientos se exageren.

# Se mueve. Te quedas sin aliento.

# Se mueve. Como dos animales

# dentro de una jaula de metal.

# El tiempo se encoge,

# y luego se expande.

# Cuando tú bailas,

# mi cuerpo... # Bienvenidos a "Órbita Laika",

un programa con el que se aprende aunque no quieras.

Dices que no quieres y aprendes.

Yo no quería aprender y se me pegan cosas.

Es más, dices: "Yo no veo la tele, la pongo de fondo".

Se aprende. Se te quedan cosas.

"Es que la tengo apagada". Pues lo aprende tu cuñado

y te lo cuenta luego: "Lo he visto en 'Órbita Laika'".

Así es el programa. Se aprende.

Se aprende gracias a colaboradores fantásticos,

como nuestro físico experimental Dani Jiménez.

¿Qué tal, Goyo?

¿Cómo estás? ¿Qué tal, Dani?

Una semana intensa, y muy feliz

de estar contigo, disfrutando de la ciencia, de los experimentos.

Era una pregunta retórica, pero gracias.

"Qué tal" es "cómo estamos". Y también, claro,

nuestra física teórica: Gloria García Cuadrado.

A ti no te pregunto.

Ya, ya, ya. Qué besucones somos.

Tú puedes hablar de lo que quieras, no como este.

Hemos preparado mucha ciencia para disfrutarla todos.

Pues no perdamos más el tiempo.

Hoy, normalmente hablamos de aspectos de la vida,

y vamos a hablar de la vida en general.

La vida es una cosa que te da muchos palos, según los padres.

"No te va a dar palos la vida". ¿Y cuándo arranca la vida?

¿Eh? Va. ¿En qué época?

No, me refiero: ¿cómo arranca en la Biblia?

En la Biblia arranca con Adán... Y Eva.

Y Eva, claro. Pues tenemos una invitada que se llama Eva

y quiere vivir más de 500 vidas: ¡Eva Amaral!

¿Has visto cómo lo he traído? Hola.

Qué maravilla. Qué lujazo que nos visites.

El placer es mío. Encantada.

Pasa a nuestro pequeño salón. Adán, Eva y Gloria.

Gloria, Eva. Siéntate por ahí.

Bueno, Eva, insisto: qué lujo tenerte en el programa.

Aquí somos todos fans tuyos. Bueno.

Yo soy fan vuestra. Encantada de estar aquí.

Yo reconozco que me has fastidiado una relación que me dejó,

y aquí el "Sin ti no soy nada" me hundía.

Además, estaba todo el rato sonando.

A nosotros nos sorprendió mucho

que la gente hiciera suya esta canción.

Era muy autodestructiva, muy bajonera.

Entonces de repente nos sorprendió. Digo: "Pero ¿qué pasa?".

En este programa intentamos explicar esas cosas.

Por qué nuestro cerebro... Estas cosas

de ciencia cotidiana. Tienes todo tipo de seguidores,

pero te digo una cosa:

puedes estar orgullosa de tener

los seguidores más extraños del mundo.

Gracias a Dani Jiménez. El Guinness.

Bacterias. Sí. Tenemos un experimento.

Hay un paper que dice que hay algunas bacterias

que crecen más si les ponemos música.

Les hemos puesto música de Amaral,

y luego comprobaremos el resultado.

¿No podemos verlo todavía? No.

No todavía. Están en la pubertad.

Salió el pelillo ya. (CON GALLOS) Hablan así.

En la adolescencia. Por ahora siguen creciendo.

Bueno, vosotros lleváis creciendo en Amaral un tiempo ya, ¿no?

¿25 años hace que os conocéis? Nos conocimos en el 92.

Así que... ya va... Sí.

Veintitantos. Por esa época me dejaron.

Pero también han creado canciones que juntan.

Sí, muchas. Hay canciones maravillosas.

Y velas en las tartas.

En mi cumpleaños pienso eso.

Bueno, ¿habéis pensado en hacer algo especial

para celebrar estos 25 años?

Pues es que no somos de regodearnos en los aniversarios y tal.

Y no, hemos pensado en grabar un nuevo disco,

y somos más de mirar al futuro que al pasado.

Cuéntanos algo de tu nuevo disco.

En pocos programas te dejan... Hablar de mi disco.

Habla de tu disco.

Tampoco os puedo contar mucho. Están las canciones

en un periodo muy bacteria todavía.

Tienen que crecer.

Goyo, Goyo. Ahí está.

La música amansa a las fieras y a las bacterias.

Y estamos quedando Juan y yo en los ratos que tenemos de gira,

que ahora estamos, la verdad,

muy metidos en... Sí. La gira iba a ser más corta,

pero se está... Nos hemos ido alargando.

El 28 de octubre tocamos en el Palacio de los Deportes.

Fin de gira, lo grabamos

y ya es como el final, y desde ahí ya no hay excusa.

Pues "fantabuloso", que es fantástico y fabuloso.

Se nota que a quien le va bien no necesita promoción.

Ella dice: "Yo hablo de cualquier cosa".

¿Tenéis algo que preguntar? ¿A ti te interesa la ciencia?

¿Solo como consumidora, como usuaria, o...?

Tengo entendido que sí. Bueno,

como persona que siente curiosidad por un montón de cosas,

la ciencia es una de ellas. Es lo básico, la curiosidad.

El hacerse preguntas. Es un veneno que se te mete.

Que te sirvo...

Estoy sirviéndole... Me está sirviendo la bebida.

A ver, ¿sabéis que lo que tengo en esta lata de refresco

podría acabar con todos los seres humanos del planeta?

Hoy vamos a hablar de veneno, pero no de uno cualquiera,

sino del más potente que conocemos:

una lata de refresco de él y muere toda la humanidad.

¿De qué veneno puedo estar hablando?

Pero no es la cola. ¿Qué tipos de venenos os suenan?

No. Soy una chica buena. La he traído antes de llegar

para que no dé problemas. Nos dirán; "No podéis decir esto".

Por si se la beben. Acabaría con la humanidad

y no sería... ¿Qué venenos os suenan?

Apuesto por un animal australiano.

En Australia todo es XXL:

los escorpiones son gigantes, las serpientes muy venenosas...

No sé cuál, pero... Ahora se quejará Australia.

En Australia hay canguros, que son majísimos,

hay ualabíes, koalas, que son muy tiernos...

No todo allí es venenoso. El koala tiene mirada sucia.

Bueno, a ver, escuchadme.

Tendríamos que definir antes qué entendemos por veneno.

Pues sería aquella sustancia que con la mínima dosis

alcanza la máxima peligrosidad.

Este ranking está encabezado por la toxina botulínica,

que es una toxina que se genera por una bacteria.

No esas que tenemos ahí. Aquí somos buenos,

no hemos traído bacterias negativas.

Pero esta bacteria es la clostridium botulinum.

Sí, sí. Esta bacteria hay muchos organismos

que a lo largo de la evolución han desarrollado

la capacidad de ser tóxicos y venenosos

para protegerse de los depredadores como mecanismo de defensa.

Esta bacteria puede generar

hasta siete tipos de toxinas, la más letal de las cuales

impide la conexión entre las neuronas

y bloquea por completo la función nerviosa.

Y esto lo pueden conseguir con tan solo un nanogramo.

Una milmillonésima de gramo de sustancia

por kilo de organismo que la ingiere.

Y hay fuentes que citan incluso una cantidad aún menor.

¿Con una o con cien? Con un nanogramo,

que sería... Un nano valenciano, ¿no?

Y hay fuentes que citan

que una cantidad menor sería letal: 0,1 nanogramos.

Entonces, nos estaríamos moviendo, para acabar con toda la humanidad,

entre tres cucharillas de café

o una lata entera de toxina botulínica.

Con esto acabaríamos con la humanidad.

Fijaos. Como esta toxina bloquea la contracción muscular,

puede evitar la aparición de arrugas,

y se usa en tratamientos estéticos. Tú te has puesto bótox, ¿no?

Porque no aparentas los 68 años que tienes.

¿Cuántos? 68. No, hombre.

Yo tengo 62. Alguno menos.

Mis únicos votos son los de mi comunidad de vecinos.

O sea, que... Son los únicos.

Pero bueno, acabemos bien.

También tiene aplicaciones médicas.

En casos de enfermedades

que producen contracciones musculares involuntarias,

como puede ser el estrabismo.

Tiene aplicaciones

en la incontinencia urinaria de parapléjicos,

también en casos de sudoración excesiva, migrañas...

Por tanto, tiene aplicaciones médicas.

Sí las tiene, y os voy a contar un caso personal.

Mi madre sufría de un espasmo,

de una enfermedad muy rara, poco investigada.

Entonces, pocas soluciones también.

Era un espasmo en los párpados.

Hacía que se le cerraran los párpados.

Le dijeron que poco a poco se quedaría ciega,

porque no podía abrir los párpados.

Y le inyectaba toxina botulínica como tratamiento médico

para que ella pudiera abrir los ojos unos meses.

Cada seis meses, creo.

Es la grandeza de la ciencia.

Al fin y al cabo es el símbolo de la farmacopea.

La copa de la serpiente,

utilizando el veneno para algo beneficioso.

En la dosis está el veneno. Efectivamente, ahí está.

En la dosis está el veneno, y hablando de venenos y de dosis,

¿alguna música te parece venenosa? Por ir a tu terreno.

O según qué dosis.

Yo creo que es el modo de empleo siempre.

Por ejemplo, que tú decías:

si justo estás pasando por un momento de tu vida

con un bajón de ánimo,

sueles tender a ir a por las canciones

que te harán bajar aún más.

Pero igual hay que bajar para tocar fondo y coger impulso.

También es verdad. Pasos atrás para ir adelante.

Eso es como recular para coger carrerilla.

Es la tercera forma de decir lo mismo y gastar tiempo en TV.

Es curioso, porque ciencia y música se relacionan.

Los músicos tienen un cerebro especial,

nos lo demuestra la ciencia, por la rapidez que tenéis,

la capacidad de información para secuencias complejas que realizáis.

Hay una relación entre la música y los fractales.

Números matemáticos y música.

No sé si sabéis que había científicos

que eran, además, intérpretes de música.

Os propongo un juego. El reto del público.

¿Qué os parece? Yo voy a nombrar unos científicos,

gente relacionada con la ciencia, y debéis decir qué instrumento.

Vas a competir, Amaral. Sí, estupendo.

Vas a competir contra alguien. Es la música.

Escogemos a alguien del público.

Escógeme a alguien de arriba, sobre todo por usar el tobogán.

Para que se tire alguien. ¿Quién se atreve?

Tu dedo señala... ¿Escojo yo?

Claro. Como Luis XIV. Dices: "Ese".

Pues esta chica, por la ley de la frontalidad.

La de la camisa de cuadros. Venga, adelante la de cuadros.

¡Música fuerte!

Voy a recibirla yo.

Música

Venga, venga.

¿Qué tal? A tus pies me hallo. Ven. Qué bonito.

En medio. Deja sitio.

Ponte en medio. Te doy un micrófono.

Eso es. ¿Cómo te llamas?

Me llamo Aida. Aida, como la ópera de Verdi.

¿Sabes algo de música, de ciencia? Bueno, más o menos.

¿Cómo? Explícate.

Bueno, a ver, sé lo básico que aprendes en la ESO y todo.

Pero... La flauta.

Sí. No te preocupes.

Será fácil. Hay cuatro opciones. No hay comodín del público.

Tú tienes cuatro opciones, y tenéis que competir.

Vamos. Empezamos con un científico al que todos conocemos.

Se le atribuyen todas las frases que no dijo:

Albert Einstein. Os doy cuatro opciones:

cuatro instrumentos que podía tocar. Vosotras decidís.

Tenemos piano, como veis ahí,

violín, arpa y castañuelas.

Han puesto castañuelas flamencas... Tienta mucho.

Einstein estuvo mucho tiempo en Suiza,

y allí son famosas las castañuelas.

A ver, Amaral, venga. ¿Le cedemos a Aida?

Cortésmente a Aida.

Pues digo el piano. El piano. ¿Y tú, Eva?

Pues a mí me has influido con Suiza y las castañuelas.

Pero hubiera dicho que el violín. ¡Punto para Eva!

¡Ole, ole!

Esta es más difícil.

Es más difícil, porque ahora viene Armstrong,

primer hombre que pisó la Luna.

Un pequeño paso para el hombre... Tocaba uno de estos instrumentos:

piano, otra vez violín, bombardino, o fiscorno barítono,

los entendidos lo llamamos así, y mandolina.

La mandolina no es la de cortar zanahoria.

A ver, ahora te toca a ti, Eva.

Pues yo diría que ¿cómo dices que se llama?

Fiscorno barítono o bombardino. El bombardino.

¿Y tú?

Hombre, diría más el violín. El violín.

Ya. Pues diría mal.

Tiene razón Eva. Es el fiscorno.

Aquí se ve quién se dedica a la música.

Es suerte absolutamente. Estoy cayendo de pie.

Tu cerebro ha dicho:

"Si lo han puesto, o son unos retorcidos o lo tocaban".

"¿Si no, por qué un fiscorno?". La mandolina era tentadora.

La mandolina... Tiraba, ¿a que sí?

Bueno, este va a ser más fácil. Alexander Graham Bell.

La campana. Como se llamaba Bell, la campana.

Evidentemente.

¿Qué tocaba el señor Bell?

Piano, acordeón, flauta, dulce en este caso,

o el oboe. El oboe es donde se publican las leyes. Venga.

El oboe.

Me gusta el oboe. El oboe.

Yo diría también el oboe.

Pues claro, el tío llamaba por teléfono,

y era más de teclas. Bueno, no llamaba a nadie,

porque nadie más tenía teléfono. El piano.

El piano. No pasa nada.

Vamos a darte un premio.

Gracias, Aida.

Te llevas una estupenda taza.

Ah, qué bonita. Para desayunar.

Muchas gracias, Aida.

Fuerte aplauso para Aida.

Qué maravilla. Qué bien lo "pasemos".

Dani, te toca a ti. He venido a hablaros

de una cosa... ¿Las bacterias?

No, eso luego. Déjalas tranquilas.

De la regla del tres.

Hombre, eso es matemáticas. Debería hacerlo Santi.

Además, es una cosa de nivel bajo. Tenemos pretensiones.

De la regla del tres hablando de supervivencia.

Las claves científicas para poder sobrevivir

se basan en el número tres, o tienen el número tres

como nexo de unión. Te lo explico.

La primera cosa a tener en cuenta

es que no podemos estar más de tres minutos sin respirar.

¿De acuerdo? Necesitamos oxígeno. La gente que baja a pulmón...

Son casos excepcionales.

Pero en general no podemos. Lo primero que haremos

si estamos en una gruta, haciendo submarinismo,

en un sitio donde creamos que podemos quedarnos sin aire,

es pensar que en tres minutos

nuestro cerebro puede morir si no tiene oxígeno.

Nuestro cuerpo tiene una química muy compleja,

y un elemento fundamental para que funcione es el oxígeno.

Por tanto, necesitamos, en primera instancia, respirar.

La segunda cosa a tener en cuenta no es agua, no es comida,

sino que es temperatura.

Hemos de encontrar antes de tres horas

un sitio donde mantener nuestra temperatura estable.

Nosotros debemos estar en ese 36, 37, 36 con algo...

Si baja mucho la temperatura,

problema químico. La química del cuerpo no funciona.

Y si la química no funciona, el cerebro colapsa y morimos.

Tercera clave. Interesante. La tercera.

Llevamos tres minutos, tres horas, y ahora vendría el día.

Tres días. Tres días es en lo que pensamos, en el agua.

Somos agua, fundamentalmente.

Y aunque nuestro cuerpo es bastante impermeable,

seríamos como una bolsita de agua.

A medida que respiramos se va mucha agua de nuestro cuerpo,

nos deshidratamos, sube la concentración de sal

en nuestro cuerpo, y sería un peligro también

para las conexiones neuronales.

Por exceso de sal al perder agua.

Exactamente. Y finalmente,

el último dato, que es el de la comida.

Serían tres semanas.

Tenemos una cosa maravillosa, que es la grasa.

La grasa es el gran invento de la naturaleza

para almacenar mucha energía

en un sitio muy pequeño.

Concretamente en mi barriga.

Pero aun así, como nuestro cuerpo no solo necesita grasa,

sino que necesita vitaminas y otros elementos,

más de tres semanas sin ingerir alimento

podría ser mortal. Si algún día tenéis

una situación de supervivencia, antes de buscar agua o comida,

aunque tengáis mucha hambre, buscad un sitio ventilado

para poder respirar y un sitio donde no quedaros fríos y pajaritos

Pues recordad la regla del tres. Es fácil:

tres minutos, tres horas, tres días tres semanas y tres meses.

¿Tres meses? ¿Y los meses?

Los que llevo yo así. Pero cambiemos de tema.

Qué tonto es. La ley de la supervivencia

y de la jungla. De la jungla urbana.

A ver, de todas formas hay gente,

lo que te decía, que se sumerge y aguanta más de tres minutos,

gente que... Hay casos, por ejemplo,

Wim Hof Un poco de agua.

Bebe. Creo que es este señor

que tenemos en pantalla.

Este señor está perfectamente recogido

que puede estar dos horas en aguas cercanas a cero grados.

Nosotros no podríamos.

Como te decía, nos moriríamos antes

Pero él tiene su cuerpo entrenado

para poder no solo estar dos horas bajo el agua,

sino caminar con minishorts por el Ártico a 20 bajo cero

durante más de dos horas. Qué imagen.

Que lo principal es alardear. Por supuesto.

Y tiene bastante sentido del humor.

Eso está claro. Siempre digo lo mismo:

que uno de los peligros, cuando una persona

tiene un naufragio, esa pérdida rápida de temperatura

que tenemos en el agua. Aunque veamos estas imágenes,

que son superdivertidas y tal, es muy peligroso

que nuestro cuerpo baje de 31-32-33 grados.

Yo no quiero...

Nosotros tenemos aquí a Kilian Jornet,

una especie de superhombre.

Sube al Everest sin oxígeno ni nada, así, a pelo,

baja, y vuelve a subir. Pero inmediatamente, y a pulmón.

Que dices: "Se dejó las llaves". En el parking: "Las llaves".

"Me las dejé arriba". O las gafas. Son casos excepcionales.

A la mayoría nos daría un edema pulmonar

o moriríamos por hipotermia.

Pero esta gente está muy entrenada. Controla muy bien.

Bueno, y Eva y Juan también,

porque la gira es un periodo también muy duro.

La comida de los sitios...

Y que lo digas. Todo esto es verdad.

Uno come cosas...

Hay veces que la gente dice: "Qué bien vivís los artistas".

Y digo: "No te ves en aeropuertos". Hay unas normas de supervivencia.

Efectivamente. Cuidado con la mayonesa.

un teléfono de créditos rápidos, por si tienes que pagar el desayuno.

Eso en el aeropuerto es importante.

Pero hablando de situaciones terribles que nos pueden matar:

tenemos un parásito en el programa. Vive en la science truck.

Te la voy a presentar. Estupendo. Encantada.

Os dejo aquí. Fuerte aplauso para Dani Jiménez

y Gloria García. Gracias.

Música

A lo que habéis llegado.

Hemos dejado que... Ni tan mal.

Las caravanas me encantan. Harías gira en una de estas.

Sí. Es muy idílico,

pero una vez dentro es incómodo. ¿Se puede?

Sí, sí. Fíjate qué mona por dentro.

Monísima, vamos. Hola.

Bienvenida, hola. Qué gusto.

Gracias. Encantada.

Hola, Sarah. ¿Qué tal?

Encantada, soy Eva.

Yo me meto aquí, que es más difícil.

Tú te quedas ahí fuera. Vale.

Hola. ¿Qué tal?

Antes de nada, presentaciones.

Sarah Nichols, responsable de redes comunicaciones, streamings y demás.

Y él es el invitado de hoy, que lo presentará Sarah.

Francisco Fancesc Gascó, pero le podéis decir Paco.

Paco. Es paleontólogo.

Paleontólogo. Paleontólogo. Me costó decirlo.

Paleontólogo y muy fuerte.

¿Eso es porque haces paleotraining?

De este famoso. En parte.

¿Y dieta palio? -También, un poquito.

A mí todo lo que tiene palio me llama.

Estudias lo antiguo. Es una ventaja

tener pareja paleontóloga,

porque cuanto más envejeces más le interesas.

Eres un objetivo de su investigación.

Cuéntanos. Tienes un canal en YouTube.

Empecé hace muchos años a hacer divulgación en redes

a través de un blog escrito, de los de toda la vida.

Pero hace ya un par de años dije:

"Vamos a darle a esto una vuelta de tuerca,

vamos a hacerlo más audiovisual".

"Parece que se consume más lo audiovisual que el puro texto".

Y me lancé a la aventura.

Y como ya había estado dando charlas en colegios

y ese tipo de cosas, fue fácil cambiar el formato.

Controlas de los dinosaurios. Sí.

Los dinosaurios les encantan a los niños.

Pero tenemos muchas ideas sobre ellos que son falsas.

Que no son verdad. El velociraptor,

lo ves en "Parque Jurásico", y luego resulta que tenía plumas.

Así es. Las películas toman licencias,

y de todos modos, al grabarse no había evidencia sólida

de que tuvieran plumas. Ahora se sabe a ciencia cierta

que estaban emplumados como un pollo.

Este tipo de cosas nos interesan. Gracias por venir

para romper un poco con esta idea estereotipada del dinosaurio

que nos ha dado el cine de acción, y conocer

cómo son los dinosaurios.

Os dejamos en redes. Muchas gracias.

Gracias por visitarnos.

Nosotros seguiremos hablando, entrevistando a este paleontólogo,

que te lo adelanto: lo tiene hasta en la piel.

Lo lleva en la piel. Creí que me enseñarías

el bíceps, que ya era impresionante.

¿Verdad que sí? Ha subido el rating del programa.

Así, con más piel. Entre lo pequeño que es esto

y la subida, tengo un calor tremendo.

Bueno, pueden seguir viéndonos. Encantadísima. Gracias por venir.

De nada. Qué calor, ¿verdad? Qué agradable.

Qué casita más mona. ¿Verdad?

Cuando acabemos el programa te lo llevas.

Eh, ¿buscáis a Jacks? ¡Santi!

Jacques Costeau.

Si no os importa. Es que estas se empañan.

Hay que escupir en las gafas. Goyo...

Ven. ¿Puedes? Sí.

Tengo que hacer el moonwalker. Ay, pobre.

Claro, no puede andar. Ven, que te presento.

Santi García Cremades. Hola.

Nunca lo decimos. ¿Qué tal?

Es nuestro matemático. Soy matemático.

Que hoy viene de... ¿hombre rana, buceador?

Bueno, es que... yo cuento las cosas de la ciencia más corriente,

¿y qué hay más corriente que el agua?

Pues me he encontrado la ciencia de la inmersión bajo el agua,

y si puede ser, me quedaré un rato bajo el agua, que me gusta.

Estoy pensando en quedarme ahí.

Yo no sé si recomendártelo, pero bueno.

Si se está muy a gusto. Si te parece, vamos al sofá

y me lo cuentas ahí. Para ti será fácil.

Yo quiero verte caminar. Claro.

No me enseñaron esto en matemáticas.

Me acompañáis, ¿no? Claro. ¿Sabes?

¿Tú sabes...? Me quito esto, si no os importa.

¿Sabes por qué los hombres rana...?

Acompañadme. Vamos.

Pasa por aquí. Gracias.

¿Sabes por qué los hombres rana se lanzan hacia atrás?

Porque llevan el peso detrás. No.

Porque si no, siguen en el barco.

Se tiran para delante.

Me pasó. Es un clásico.

Santi, entonces me dices que te ha gustado el agua.

Me ha encantado. Estoy muy a gusto ahí,

y me voy a quedar toda la vida, si puede ser.

No. No puedes vivir siempre bajo el agua.

Goyo... No, no.

Tres minutos. Tres minutos, nos lo han dicho.

Nuestros ancestros abandonaron el agua y no podemos...

Me subestimas. Tengo un equipamiento buenísimo.

Si tú serás muy bueno, pero hay quien te pone en tu sitio rápido.

¿Y ves lo que pone ahí? Pone ESA. No digo que sea esa pantalla,

sino quién está en la ESA, Pedro Duque,

al que le consultaremos. Mis respetos.

¿Podemos conectar con Pedro Duque? Hola, Pedro.

Hola, Pedro. Aquí Goyo. Sé que te pillo cenando. Aquí.

Sí, hola. Buenas. Te quiero hacer una pregunta.

Los astronautas os preparáis en inmersión, ¿verdad?

¿Es peligroso estar mucho tiempo debajo del agua?

Santi quiere irse al agua de nuevo. Toda la vida.

Toda la vida.

Sí, por supuesto, los astronautas,

durante la preparación estamos mucho bajo el agua.

Habréis visto alguna imagen del laboratorio Aquarius,

donde he estado hasta 10 días a bastante profundidad.

Y hay muchas reparaciones bajo el agua, con el traje y todo.

Lo tenemos muy presente.

Pero es peligroso estar demasiado tiempo bajo el agua

a mucha profundidad,

porque luego hay que hacer una descompresión durante un tiempo,

para que luego todo el nitrógeno

que se ha disuelto en los tejidos, en todos lados,

pues se pueda perder de forma gradual.

Entonces, la cuestión es

cuánto tiempo has estado a cuánta profundidad.

Y de ahí sale

toda la necesidad de tardar un rato largo

en salir del agua. Qué bueno.

Muchas gracias por sacarnos de la duda

y poner, de verdad,

un poco de orden en su cabeza.

Que aproveche la cena. Comeréis sano en la ESA.

Pues sí, muchas gracias. Muy sano.

Y por cierto, Santi:

salte del agua, que te vas a arrugar.

Eso sí que es matemático. -Lo es.

Es verdad. ¿Ves, tío?

¿Te ha convencido o no?

No sé qué decirte. Es que este reportaje

me ha cambiado la visión de la vida.

Me ha cambiado todo. Este traje está muy bien.

Pero me da la sensación...

¿No será el traje que te pones para vacilarnos?

Que no. Es muy técnico. ¿Sabes cómo va eso?

No sé... Esa goma que cuelga ¿qué es?

¿Cómo se llama? Es para respirar.

Sí. ¿Cómo se llama? Lo de la boca, ¿no?

Lo de la boca. Ni puñetera idea, chaval.

que tenemos público. ¿Alguien del público...?

¿Hay algún buceador o persona que bucee entre el público?

Mira, tenemos suerte. ¿Puedes bajar, por favor?

Pide otra cosa: dinero o algo.

Ostras. Cómo te has tirado. Se nota...

Ven por aquí. Muy buenas.

A ver qué tenemos aquí. Vamos a ver.

Es que mira. Tú eres... buceador experto.

Soy Vicente.

Soy de una asociación... de buceadores,

que nos dedicamos a hacer llegar el buceo

que no lo harían de otra manera.

Es una asociación. -Sí, que se dedica a eso.

Lleváis a niños que no pueden bucear con vuestra asociación.

Con fin social. Con un fin social,

con chicos que no podrían bucear de otra manera.

Entonces, lo que tenemos aquí es un poco mezcla.

Este traje es un traje seco, muy técnico.

No se adecúa un poco al perfil de la botella que tenemos.

Este equipo... sería de iniciación.

Pesa muy poco, es muy ágil...

Tiene todos los elementos de seguridad.

Pero... descompensa con este traje seco.

Se llevaría mucho mejor con un traje húmedo, de neopreno.

La botella, que la tenemos aquí, a presión.

Tenemos un elemento primario, que es este,

y el otro, por seguridad. -Plan A y plan B.

Tenemos que darle... Muy inteligente.

Y luego tenemos elementos de control.

Tenemos aquí el tiempo.

Para controlar el tiempo sumergido. El tiempo y la profundidad.

Tenemos a 2000 atmósferas la botella. Entonces esto sería

el equipo mínimo a utilizar. Vale.

Niños en casa, para bucear, este es el equipo mínimo.

Y sobre todo, alguien que te prepare, porque no es un juego.

No, en serio. Hay requisitos técnicos y administrativos

para hacerlo, y es uno de los deportes más seguros que hay,

porque hay toda una normativa

que nos asegura que las cosas se estén haciendo bien.

Decíamos Eva y yo que nos daba respeto.

Me lo has dicho. Sí.

Nos da respeto al menos. Yo tengo ahí como un montón

de fobias a vencer, pero me atrae mucho.

Me parece que debe ser alucinante.

Lo importante es hacerlo con alguien que realmente sepa.

Un técnico. Y sin prisas.

Como hacer el amor. Eso es.

Las prisas siempre son malas. Está muy bien. Gracias,

porque gracias a tu asociación un montón de niños

que no podrían de otra forma, lo practican.

Pues muy bien. -Con conocimientos se puede luchar

contra la presión, esa fuerza invisible que vais a ver ahora.

Todos los datos en este reportaje que ha hecho Santi.

Vamos allá.

Chis, eh. Ahí va una adivinanza:

es invisible, imperceptible,

y 30 segundos sin ella sería suficiente para matarte.

¿Lo sabes ya? ¿Lo sabes?

No es la batería del móvil. Es la atmósfera.

A veces no reparamos en que vivimos en el fondo de un océano de aire,

que ejerce una fuerza sobre nosotros una fuerza invisible.

Esta fuerza hace que el líquido pase de un vaso a otro.

Un juego de presiones, como respirar.

Voy a usar esta fuerza invisible. Quiero respirar bajo el agua.

Para esto requiero técnica, formación,

coger aire... y que me lo enseñe Raquel.

Raquel, dos besitos. -Hola.

Tú que eres bióloga marina,

quiero ser tu Bob Esponja. Enséñame a serlo.

Vamos a clase. -Venga, vamos.

Al bajar un metro tenemos un bar.

Y el volumen, el que tenemos en la superficie.

A 10 metros, cada 10 metros de columna de agua,

incrementa un bar.

La total será dos bares. Y el volumen será la mitad.

Profe, profe, profe.

¿Ya tienes preguntas? -Sí.

En resumen: si aumentas la profundidad, aumentas

la presión y disminuye el volumen.

Es decir, los gases se comprimen. -Exacto.

Disminuye el volumen.

Esto nos explica la primera ley del buceo:

no aguantar la respiración.

No aguantar la respiración.

Presión 1 por volumen 1 es igual a presión 2 por volumen 2.

Ecuaciones. Esto me gusta. -Aquí tengo los pulmones,

y los lleno de aire, y si hago una apnea y subo a la superficie,

nuestro volumen de aire será el doble,

con lo que... son flexibles, pero hasta un punto.

¿Sentís esa fuerza invisible?

No soy Obi Wan. Me refiero a esos 100 kilos sobre nosotros

que nos sirven para respirar.

Ese kilo por centímetro cuadrado que tenemos siempre

sobre nuestro pecho y sobre nuestras espaldas se equilibra,

y así respiramos un bar de presión aproximadamente,

y tenemos un aire... bien para sobrevivir.

Pero si bajamos bajo el agua, esa presión

aumenta y aumenta. Raquel. -Ay, perdón.

Lo estoy diciendo. ¿Cómo respiramos bajo el agua?

Como bien decías, al sumergirnos, la presión aumenta.

Nuestros pulmones se comprimen. Gracias al regulador,

que nos da el aire a la presión a la que estamos,

podemos respirar. -Si respirásemos aire de fuera,

no valdría. -Sería imposible.

¿Y qué va metido en esa bombona? ¿Cómo que bombona?

¿No es... botella? -Botella.

¿Qué lleva eso? -¿Qué llevamos?

Tenemos aire, como el que respiramos ahora.

Pero ¿oxígeno a tope? -No.

Tenemos 21 por ciento de oxígeno y 79 por ciento de nitrógeno.

¿Tanto nitrógeno? -Ajá.

¿Hasta dónde puedo llegar con una botella?

Debemos tener cuidado con el nitrógeno,

porque puede causar narcosis

y otras cosas, pero con una podemos llegar

hasta 56 metros. -56 metros de profundidad.

Pues esto es la flotabilidad positiva.

Pues qué bien se está así. Pero buscamos la flotabilidad neutra.

Quedarnos ahí, neutro. -Tal cual.

¿Cómo lo hacemos? -Esto es lo más difícil del buceo.

Se consigue gracias al chaleco.

-Ostras, ¿y qué hacemos, meter aire?

-Metemos aire y graduamos a qué profundidad queremos estar.

Los peces tienen branquias. Los humanos, bronquios.

Un cambio en una letra y un cambio en el fluido:

agua-aire. Respirar en el agua se nos hace imposible.

Incluso teniendo oxígeno a nuestras espaldas

tenemos un elemento hostil, que es la presión.

¿Cómo sumergirnos?

¿Cómo respirar bajo el mar, donde los peces son muy felices?

Aquí tienen libertad.

Ya la notas, ¿verdad? Esta fuerza invisible, la atmósfera.

100 kilos sobre tus hombros.

Vivimos en un océano de aire puro y limpio.

¿Limpio? Una leche de cinco bares.

(TOSE) ¿Esto qué es?

Bueno, perdona. Santi es matemático

y tiene una forma de pensar un poco rara.

De hecho, él toca el ukelele y canta.

Os hizo un homenaje en la radio. ¿A nosotros?

Sí, porque describió la importancia del número pi cantando:

(CANTA) # Sin pi no soy nada. #

Nos hizo la 3,14. Sí. Me vas a acompañar.

Te voy a presentar lo contrario a una persona sensata.

Música

Sentaos, porque vamos a ver algo.

A ver qué vemos. Venga.

Música "El rey león"

Rugido

Mugido

Gruñido

Graznido

Gruñidos

Barrito

Chillidos

Raffa Picola, muchísimas gracias. Encantado.

Qué maravilla, con las manos y un poquito de luz.

Hasta luego. Qué sencillo es

cuando se tiene buen gusto y talento construir una realidad.

Ahora tienes que justificarme este mundo de sombras.

Porque hoy hablamos de la detección de planetas

que están fuera del Sistema Solar: los exoplanetas.

Exoplanetas. Exoplanetas.

Cuidado, porque ha sonado a "sexoplanetas".

Digo: "Me voy a uno de esos". Me entretienes.

Perdón. Exoplanetas.

Son planetas más allá del Sistema Solar.

Y este panel simboliza una de las técnicas

que se usan para encontrarlos.

¿De acuerdo? Imaginaos, me muevo hasta allá,

que observamos una estrella. Sí.

Que sería el foco de luz. Sería el foco, ¿de acuerdo?

Ahora vamos a ver la luz de la estrella proyectada en el panel.

Cuando observamos una estrella, si esta

tiene planetas que la orbitan

cuyo plano orbital, el plano en el que orbita el planeta,

está alineado entre la estrella y nosotros,

lo que veríamos cada vez que pasa el planeta...

¿Qué veríamos? Una sombra, porque interrumpe

la luz de la estrella. Hay un cambio en la luminosidad

que detectaríamos en la estrella. Precisamente

detectando estos cambios sabemos que hay una estrella orbitándola.

E incluso estudiando las diferentes frecuencias,

los diferentes tipos de luz,

podríamos determinar también si el planeta tiene una atmósfera.

¿Y si el planeta no pasa por delante de la estrella?

¿Cómo sabemos que hay un planeta exoplaneta?

Buena apreciación. Entonces usaríamos otra técnica.

Debemos utilizar otra técnica, porque esto

de la atracción gravitatoria, no sé si lo sabes,

es mutuo. Tú me atraes a mí y yo a ti, gravitatoriamente hablando.

¿De acuerdo? Entonces, para explicarlo,

hemos preparado una experiencia.

Si Amaral nos ayuda... Encantada.

¿Nos ayuda? Pues venga, vamos contigo.

No merecemos invitados tan cariñosos.

Entonces mira, con tu permiso, Goyo, hoy Amaral es nuestra estrella.

Va a ser el Sol. Hoy y siempre.

Tú siempre eres nuestra estrella, pero hoy es Amaral.

Ahora yo la ato, cerramos y la dejamos aquí.

No. No seremos malos contigo.

Tú te quedas aquí como Sol.

¿De acuerdo? Entonces Goyo nos va a hacer hoy

de planeta. Ah, yo de planeta.

Tú haces de planeta. Amaral, coge el extremo.

No hace falta que cojas tanto. Vale, voy entendiendo.

Debo estar unido. La gravedad sería esta cuerda.

Efectivamente. Tú te sientas aquí. Me siento aquí.

Soy un planeta, muchas gracias. El bastión de capitán.

Venga, un poco más corta.

Antes de empezar:

todos sabemos que un objeto masivo como una estrella

genera un campo gravitatorio a su alrededor

que hace que los planetas orbiten.

Pero lo que es menos conocido es que el planeta

también tiene un efecto en el movimiento de la estrella.

Menor, por ser más pequeño, pero también.

Vamos a verlo. Ponte en movimiento, Goyo.

Girando en órbita. Gira alrededor de Amaral.

Tú quieta. Procura no girar. Vale.

Gira más rápido. Me va a enrollar.

¡Ah! ¿Qué pasa ahí?

Ahí está bien. Parece "Ben-Hur".

Me llevo a la estrella. Es el efecto del que hablas.

Efectivamente. Entonces, lo que ocurre es que...

Ya puedes parar, Goyo. No quiero.

En realidad, los dos cuerpos están girando

en torno a lo que se conoce como el centro de masas del sistema.

En la visión de Einstein, en su concepto,

los dos cuerpos deforman el espacio-tiempo

y los dos se mueven por la deformación de este espacio-tiempo.

No solo lo deforma Amaral, sino el planeta también.

Precisamente gracias a la detección del movimiento de la estrella

que causa el planeta podemos inferir que un objeto la orbita.

Claro. Entonces, hoy tenemos el lujo

de poder contar con una persona que ha participado

en la detección de uno de estos planetas.

Si os parece, charlamos con él. Claro.

Recibamos con un aplauso a Ignasi Rivas.

Ignasi.

¿Qué tal? Toma asiento. Tú ponte donde quieras.

Bueno, Ignasi Rivas es astrofísico

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

y del Instituto de Estudios Espaciales.

Tenemos el honor de tenerle aquí. Gracias.

Además, él forma parte del equipo

que ayudó a determinar si Próxima b es o no habitable.

Entonces, antes de nada,

¿qué es Próxima b, a qué distancia está, qué tipo de planeta es?

Es el exoplaneta más cercano a nuestro sistema solar.

Está a la vuelta de la esquina. Es la estrella más cercana.

Por eso "próxima". Claro. De ahí viene el nombre.

Y está a un poco más de cuatro años luz de distancia.

Parece... Es aquí mismo,

pero en distancia son varios billones de kilómetros.

Es muy lejano para distancias terrestres,

pero aquí al lado. Próxima Centauri, ¿no?

Sí. Es la estrella más cercana al Sol.

¿Y qué tipo de planeta es el que lo orbita?

¿Qué habéis determinado? Es parecido a la Tierra.

Es la gran sorpresa. Un poco más grande en cuanto a masa.

Quizá un 30 por ciento más.

Pero además, su año dura unos 11 días.

Parece estar muy cerca de la estrella, y así es,

pero como la estrella brilla poco, hace que la temperatura en él

pueda ser adecuada para que exista agua líquida.

Eso es interesante. Eso determina

que sea al final un planeta potencialmente habitable.

Siempre decimos eso para no mojarnos demasiado.

¿Tiene atmósfera? Como decíamos, ¿se puede detectar...?

No sabemos aún. Lo sabremos quizá en la próxima década.

Esto va para largo. Hay que ensayar técnicas que nos permitan hacerlo.

Pero sabemos que está en el sitio correcto

y que su historia ha sido quizá turbulenta,

pero que podría tener agua líquida.

¿Qué método de detección habéis usado para encontrarlo?

Pues las velocidades radiales.

Lo que contabais antes de que el planeta,

a pesar de ser muy poco masivo,

varía la rotación gravitatoria de la estrella,

y vemos los pequeños movimientos de la estrella

como reflejo de ese movimiento. Ahora vivimos un poco

un boom, si se me permite... El boom de los exoplanetas.

Exacto. De no encontrar ninguno...

Y en noticias más generalistas, que no son solo del medio.

¿Cuántos hemos detectado?

Tenemos ahora mismo contabilizados unos 3000 confirmados.

Fijaos. De esos 3000,

¿cuántos pueden tener condiciones para la vida?

Buenos, de los que pensamos que podrían albergar vida,

y en general, no hablamos para que los humanos estén allí,

O sea, que de esos 3000, es muy difícil

encontrar planetas como el nuestro,

a órbitas lejanas de su estrella,

y entender que ahí puede haber vida.

Es una minoría, pero creemos que hay un montón de ellos.

Pues muchas gracias, Ignasi.

Gracias por traerlo, Gloria, y aclararnos los planetas.

Gracias. Un aplauso para ellos.

A ver, si los dinosaurios fueron los reyes del mundo

durante millones de años... ¿Cuántos?

150, más o menos. -150 millones de años.

Más o menos millones.

Y ahora ya no existen, ¿qué pasó?

¿Qué pasó ahí güey? -Bueno...

Pues una gran catástrofe. -Les fue mal.

Qué público más bueno. No he empezado.

Y no has hecho nada aún. Bueno, bueno.

Quiero compartir con Amaral experimentos especiales.

Van a ser experimentos que la gente podrá hacer en sus casas.

Claro. Su hilo conductor es la vida.

¿De acuerdo? Qué bonito.

Empezamos con un experimento

con un elemento fundamental para los mamíferos: la leche.

Puedes hacerlo en un plato. Yo lo pongo

en una placa Petri. Podéis usar la leche que queráis.

¿Desnatada, uperizada...? Es indiferente.

Nos va a servir para hablar de una cosa muy interesante.

Y es de la piel. Todos tenemos piel.

Pero lo que no todos sabemos es que el agua también tiene piel.

Esa piel se llama tensión superficial.

Vamos a ver los efectos de la tensión superficial.

Me tienes que ayudar...

Usas leche para que se vean los efectos.

Pero valdrá cualquier líquido. Efectivamente.

Depende de la tensión superficial del líquido.

Se evaporará más rápido... Vamos a usar este.

La leche ya está más reposada.

Y vamos a echar un poquito de colorante alimentario.

El mío es azul. Y le echamos unas gotitas.

Tú misma, Eva. ¿Echamos todo junto?

Sí, como queráis. Junto o separado.

Qué bonito. Ahí. Genial.

Genial. Voy yo ahora.

Esto parece un anuncio de televisores, de color.

Ahora lo vas a hacer tú.

Vas a coger uno de estos bastoncillos para limpiar

la cera. Lo hace Eva. Yo.

Y lo vas a poner en medio.

Y vas a ver cómo la tensión superficial tira.

Esto es lo de lavar las vajillas, ¿no?

Esto es jabón, claro.

Pero lo pongo... Toca, toca.

Cuidado, a ver.

¡Oh! ¡Villabajo!

Una sola gota... Qué bonito.

Es una tontería, pero nos explica bien

que la tensión superficial en el centro disminuye.

El jabón disminuye la tensión superficial.

¿Es por el efecto o por algo

que compone el jabón? El jabón hace dos funciones:

disminuye la tensión superficial,

con lo cual la tensión de la parte exterior

tira de la cubierta de la leche,

y además el jabón tiene otra propiedad:

que es como un muelle. Por un lado se engancha a la grasa.

Sí. Es lipiófilo.

Y por otro lado... Está muy feo taparle.

Yo no soy grasa. Si estoy perfecto.

Por tanto, arranca la grasa de los platos.

Esos dos conceptos, claros:

hidrófilo y... Hidrófilo y lipiófilo.

Lipiófilo. Se engancha a la grasa, al agua...

¿Os queda claro? Cuando vayáis al fútbol

ya sabéis cómo insultar: "¡Hidrófilo!".

Pero esto es un previo. Lipiófilo.

El experimento realmente sorprendente,

venid aquí, nos pasa cuando la leche evoluciona.

Es uno de los productos que el hombre consigue elaborar

de más maneras distintas:

queso, yogures, mantequilla...

Cualquier soltero sabe que la leche

va cogiendo distintos cuerpos...

En la nevera. Qué tonto.

Aquí tenemos uno de esos yogures que lleva bífidus,

que tiene un poco más de textura.

Tiene una viscosidad superior. Ya.

Podríamos pensar que pasará lo mismo, ¡pero no!

Va a pasar una cosa diferente, delicada.

Coged uno de los colores. Si es delicada...

El que te guste, Eva. Si es delicada, mejor tú.

Ah, no, verde no. Verde fuera.

Que el detergente es verde.

No, mejor aquí, porque así... Pero déjalo desde cerquita.

Es que no avisas, Dani. El puntito.

Ahí, vale. Una más. Una más.

Goyo, échale una gotita de jabón.

Con esto, ¿no? Sí, con la pipeta.

A priori pensaríamos... ¡Ah!

Es que soy muy torpe. ¡Ya, ya, no más!

Fíjate que empiezan a hacerse bracitos de dendritas

que nos recuerdan a las estructuras fractálicas,

por ejemplo, de nuestro cerebro. ¿Puedo poner música?

(TARAREA "JUEGO DE TRONOS")

Parece la cabecera. Es un tontuco.

La idea es que como al colorante le cuesta penetrar,

aunque se haya disminuido la tensión superficial,

pasa igual que en los árboles o en nuestros vasos sanguíneos:

aparece un fractal.

Es una forma de la naturaleza que penetra.

Esto no es nada, Goyo. Lo que te he traído a continuación

sigue con esta línea conductora de la vida.

¿Y qué hay más vivo, Goyo, que un pepino?

El pepino nos va a servir...

Esto es un pepinillo. Es un pepinillo.

El pepino es más grande.

Por ser precisos. Es un pepinillo en vinagre.

El pepinillo nos servirá para hacer un experimento

que puede revolucionar el mundo de la iluminación

en el mundo.

¿Qué tienen que ver...? Bombillas fluorescentes LED.

Vamos a conectar este pepinillo

a dos tenedores que hemos conectado directamente a la corriente.

¿De acuerdo? Un restaurante dos tenedores.

Hacen falta dos cosas: que Eva apriete el "ON"

y que bajemos la luz para ver cómo el pepinillo se convierte

en una bombilla verde. ¿No querían energía verde?

Pues aquí la tenemos. ¿No pasará como la otra vez,

que se electrocutó el invitado? Le dimos una patada y lo separamos.

Todo tuyo, Eva. Ilumínanos con este pepinillo.

Dale, dale.

Atención. Míralo.

Impresionante. Mirad lo que hace el pepinillo.

Pero ¿qué hace? Está quemándose.

Estaba avinagrado. Hay aceite. Hay aceite.

Hay sal, perdona.

Hay sal, y la sal, cuando pasa corriente por su interior,

se rompe. Ahí están el cloro y el sodio,

y el sodio se excita.

El color amarillento que vemos es el sodio excitado.

Me voy a poner de eso en casa. Claro.

No gastas nada. Una luz de lectura fantástica.

Para la gente que lo quiera probar,

también vale con las berenjenas de Almagro.

No es exclusivo del pepinillo.

Pero te pido una cosa, Goyo. ¿Qué, más dinero?

No, más dinero no. Que bajemos las luces,

porque va a entrar un homenaje, Amaral.

Algo que estoy seguro que ella nunca ha visto.

Te hemos preparado una sorpresa. Vamos a verlo.

Este aplauso.

(TARAREA)

No digáis nada. El público está nerviosísimo.

Dios mío. Voy a dar un paso atrás. Es un luminoso

que podría estar en Broadway perfectamente.

Off-Broadway, eso sí.

Pero qué pasada. Goyo,

en tres, dos, uno... ¡luces!

Vamos allá.

Bravo, bravo. Bravo.

Aplausos

Bueno, bueno. Al público le prometí los pepinillos.

Barbacoa de pepino.

Huelovisión.

En casa os estáis perdiendo el aroma del pepinillo torrado.

Ya lo has visto: experimentos para que los hagan en casa.

Sí, hacedlo en casa, pero este no.

Este no lo hagáis en casa. Sí, con cuidadito.

Con cuidado si tenéis más de 18, la casa es vuestra y tiene seguro.

Y está muy bien, y acabaría aquí el programa

si no tuviésemos el lujo de tener aquí

a Eva. Entonces está muy bien que tengamos luces y tal,

espectáculo... Pero ¿y si nos cantas una canción?

Me encantaría, pero yo sin Juan no me hallo.

Ya, claro. Qué lástima.

Para cantar y el escenario y tal... Qué lástima.

Pero nosotros, como comprenderás, lo hemos previsto todo,

porque esto es una cosa científica.

Así que ven, que hay una sorpresa. Habéis traído

Hemos fabricado un clon de Juan.

Música

Aplausos

(CANTA) # Quiero vivir 500 vidas.

# Quiero una distinta cada día.

# Unas donde sea la heroína,

# otras donde esté entre bambalinas.

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# Quiero capturar este momento

# y convertirlo en un segundo eterno.

# Quiero recurrir a su recuerdo

# cuando me amenacen malos tiempos.

# Quiero desafiar las leyes

# de la vida y de la muerte.

# Quiero regresar a ese lugar

# donde el tiempo aún me pertenece.

# Y ahora quiero reencarnarme en un jaguar

# para ser un gato en tu regazo.

# Quiero que mi espíritu inmortal

# vuelva a la vida cada nuevo día.

# Cada nuevo día.

# Cada nuevo día.

# Cada nuevo día.

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh!

# ¡Oh! #

# Se mueve tu cabeza. Se mueve tu cuerpo. #

Gracias. Nos vemos la semana que viene.

Y recordad que mañana a las 11:00 estamos en Facebook Live

contestando a vuestras preguntas. ¡Vamos, más ánimo!

¡Selfi, selfi!

# Se mueve tu cabeza.

# Se mueve la serpiente. #

Ha llegado el momento que estábamos esperando:

comprobar si el cultivo de bacterias ha crecido

bajo la influencia de la música de Amaral.

España arde, así que no perdamos más tiempo.

Vamos allá, como Tamariz.

(TARAREA)

A ver, Dani. ¿Me estás vacilando? Sí, claro.

Pero después de tantos programas y experimentos,

¿cómo puedes llegar a pensar que en menos de una hora

pueden crecer las bacterias de forma radical?

Te he puesto un mixto. Pero estas cosas me las dices.

¿Comprendes? Te hablo muy en serio.

Le hemos dicho a la gente que íbamos a comprobar un experimento.

Twitter ardía. Y ahora dices que somos...

Pues sí ardía. Hay un montón de mensajes, dos.

Da igual. Que esto no se hace. No te pongas así.

¡Me pongo así porque sí! No te enfades.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 2: Eva Amaral - Vida

Órbita Laika - Programa 2: Eva Amaral - Vida

22 oct 2017

La cantante Amaral es la invitada de la semana, cantará y se embarcará en un viaje de conocimiento sobre "la vida" en todas sus vertientes científicas. Además, el colaborador más especial y espacial del programa, Pedro Duque, volverá a darnos su particular visión del tema central del programa.

ver más sobre "Órbita Laika - Programa 2: Eva Amaral - Vida" ver menos sobre "Órbita Laika - Programa 2: Eva Amaral - Vida"
Programas completos (49)
Clips

Los últimos 352 programas de Órbita Laika

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios