www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3390842
Órbita Laika - Programa 11 - Ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muchas gracias.

Gracias.

Nada, muchas gracias.

Muchas gracias.

Iba a beber, pero no voy a beber, da igual, muchas gracias.

De verdad, suficiente, ya está.

No podemos estar una hora aplaudiendo.

Buenas noches. Bienvenidos a "Órbita Laika".

Me voy a sincerar.

¿Sabéis lo peor que llevo de currar en La 2?

Es que no hay anuncios. Lo llevo muy mal,

porque como aficionado a la ciencia,

debo reconocer que los anuncios me flipan.

Especialmente los de cosmética.

Hay una marca que lleva una cosa llamada, atención,

"neosérum antifaceline".

"Neosérum antifaceline".

¿A vosotros os suena a lo mejor a palabra inventada?

Pues no lo es, que lo sepáis.

Ya sabéis que todo lo que empieza en latín y acaba en inglés

es verdad siempre, esto funciona así siempre y punto.

¿Y los anuncios de yogur qué?

Son todos tan sanos, que dan ganas de inyectártelos en la vena.

Hay gente que va al váter con una regularidad

tan precisa que se podrían usar como unidades de tiempo.

O sea, acabarán sacando yogures que te sincronicen el colon

con el reloj atómico

del Real Observatorio de la Armada de San Fernando.

Para quienes os guste los productos milagro he compuesto una canción.

Es, creo, la primera canción milagro de la historia y la he hecho yo,

porque soy muy de hacer las cosas que no están inventadas.

Ojalá os guste y yo me haga rico.

No te asustes si de pronto

notas que tu corazón empieza a latirte mejor.

No te asustes si de pronto

te mejoran los oídos, el olfato, la visión.

No te asustes si de pronto

te pusieras muy muy guapo y te baja el colesterol.

Todo eso, amigo mío, lo está haciendo esta canción.

Es que es una canción compuesta

en base a estudios realizados en un sitio de Japón.

Y no se toca ni una nota que no se haya comprobado

que regula la tensión.

Y es que mi canción activa una onda cerebral

que aún no sé cómo se llama, me la acabo de inventar.

También te revitaliza, quita arrugas y previene

de cualquier enfermedad.

Hace que te crezca el pelo,

pierdas grasa, cojas fuerza y hasta que puedas volar.

Pero si la escuchas mucho,

el efecto secundario del que te debo advertir

es que casi todo el mundo querrá parecerse a ti.

Y es que mi canción activa una onda cerebral

que aún no sé cómo se llama, me la acabo de inventar.

Así que coge tu dinero, corre, ven, déjalo aquí

antes de que te des cuenta de que esto es mejor para mí...

que para ti.

Empieza "Órbita Laika".

Bueno, pues esta noche, reafirmando nuestra voluntad

de convertirnos en un programa científico de masas,

hemos invitado a un peso pesado del humor.

Recién llegado de Matarrosa del Sil, provincia de León,

está con nosotros Leo Harlem.

Muchas gracias, muchas gracias.

Muchas gracias, muchas gracias.

Siempre ofrezco el sofá, pero igual si no te apetecía el sofá...

Está muy bien, es un escay bueno.

Me va a ir bien... No es el mejor.

No es el mejor, pero bueno, se está bien.

Oye, Leo, muchísimas gracias por venir.

No tiene importancia.

Llevas tiempo ya petándolo con monólogos

y ahora colaboras en "Zapeando". ¿Cómo es lo de ser gracioso sentado?

Porque para mí tú eres una guindilla,

eres un nervio de señor que no puede estar quieto.

Correcto. Eso de estar ahí de...

Hombre, no se está mal sentado.

No se está mal sentado, que el que inventó la silla lo bordó.

El del sofá lo perfeccionó, el de la cama,

Premio Nobel a perpetuidad. Claro.

Todo lo que sea postura relajada está muy bien.

Hay que hacerlo de pie para justificar el sueldo,

pero sentado se está muy bien.

Te cuento, tenía unas cosas aquí preparadas,

pero hablando contigo antes de vernos,

me han contado que estudiaste Letras Mixtas.

Sí. Has venido a un programa de ciencia

y yo pensaba: "Igual se ha arriesgado,

no sabrá nada de ciencia,

pero cuidado, cuidado". Algo me sé.

¿Te interesa un poco la ciencia a lo mejor?

Me interesa mucho. Además, la obedezco sin querer.

¿La obedezco sin querer? Me tropiezo y me caigo.

Es ciencia.

Todo lo que hacemos es ciencia.

Tomo el café muy caliente, me quemo. Ciencia.

Contraste de temperaturas.

Obedecemos continuamente a la ciencia.

Casi sin planteártelo, estás sumergido en la ciencia.

Y luego aparte hay otras cosas.

Estudiarla. Bueno, ese ya es otro tema.

¿Y me han contado algo de "me voy a por café y no vuelvo"?

Sí, bueno, empecé Arquitectura.

¿Y qué pasó ahí?

Pues que lo hacía a distancia, desde la cafetería.

Y luego vi que aquella carrera no era para mí.

Y me fui a Derecho.

Tampoco acabé de encajar.

Y también desde la cafetería y...

No se me da la universidad a distancia, no se me da.

Pero estoy encantado. He adquirido formación,

lo justo para encontrar el tren donde me tengo que subir.

Vamos a empezar ya con ciencia, si no te importa.

Vamos con una sección

que tenemos para integrar a la gente de casa.

Se llama "Verdadero o falso".

Ya sabéis cómo funciona.

Lanzamos una pregunta y tenéis que decidir si es verdadero o falso.

Al final del programa os damos la solución.

Y si habéis acertado, pues...

guay por vosotros, y si no, pues, pues...

Pues no han acertado y ya está. Tampoco es un movida muy grande.

Podéis ir a internet a buscar la solución, yo qué sé.

Algún día internet no existirá y es mejor que no miréis.

Dios te oiga. Vamos con "Verdadero o falso".

¿Es verdadero o falso que la leche es mala para los adultos?

¿Tienes opinión al respecto?

La mala leche sí.

Que abunda más que la buena. Es mala para los adultos y niños.

¿Y si en el vasico de leche?

Te voy a decir una cosa.

Yo creo que influye en cómo lo tomas.

Si lo tomas con alegría, te sienta bien.

El pacharán lo tomo siempre con alegría y me sienta fenomenal.

Sin embargo, el muesli ya me envenena el día.

Muesli, mal. Muesli, mal.

Depende de la actitud.

Prefiero echarlo en pacharán que en leche.

Ahí ya sienta mejor.

Vamos a dar como respuesta dependiendo de la actitud.

Para mí, sí, pero hay otros organismos.

Pero bueno, ahí no vamos a entrar, tampoco va ir al detalle.

En general, yo creo que...

Bueno, lo que diga la ciencia. Vale.

Pues te voy a presentar a la primera colaboradora de hoy

que viene a hablar del futuro.

Pensamos que el futuro será de una manera

y ella nos cuenta cómo será realmente.

Es nuestra experta en futuro, es la periodista y divulgadora

América Valenzuela.

Hola, encantado, un placer. Buenas noches.

Hola, ¿qué tal? Buenas noches, Ángel.

Muy buenas. ¿Qué nos cuentas hoy?

Lanzo ya directamente mi predicción de futuro de esta semana.

En el futuro vamos a comer alimentos insólitos

que hoy en día nos parecen muy raros.

Lechuga. Vamos a comer gusanos...

Qué dolor. Vamos a comer...

cucarachas, arañas, cosas así.

También vamos a comer alimentos imprimidos por una impresora.

En vez de recién salidos del horno, recién salidos de una impresora.

¿Te ha sorprendido, Leo? Estoy impresionado de la impresora.

Vamos a comer carne artificial, hecha en el laboratorio.

Eso lleva toda la vida.

Y vamos a comer hamburguesa de medusa, por ejemplo.

Lo dices como si fuera tentador, pero no lo es.

No es nada apetecible. Ya nos lo parecerá.

Eso quien quiera cocinar,

porque también existirá la famosa pastillita

que te tomas y ya no tienes por qué comer nada más,

que con eso ya has comido en todo el día.

Se llama cianuro eso. Esto también existirá.

No tienes que comer en todo el día y quizá nunca más.

¿Conocéis esta película?

En España se estrenó como "Cuando el destino nos alcance".

Muy buena. Es de 1973.

Y dibuja un escenario futurista en 2022

en el que la sociedad está inmersa en una crisis alimentaria.

El cambio climático ha hecho que las cosechas no prosperen

y hay mucha hambre hasta que una empresa

se inventa un alimento que se llama "Soylent".

Son como unas galletitas, un pienso para humanos.

Una galletitas que están hechas un poco raras, pero bueno.

Tú también la has visto, ¿no? Esto es un clásico.

Bueno, no sé si desvelar de qué estaban hechas.

Puedes desvelar. Estaban hechas de humanos.

Si es de 1970, el que no la ha visto...

Quien no la haya visto, exacto. Ha tenido tiempo.

Pues hoy en día ya existe un "soylent",

pero no está hecho de humanos y tampoco tiene forma de galletita.

Es un batido y lo ha diseñado un estadounidense, un ingeniero,

que no tenía tiempo para cocinar y que estaba harto,

tenía muchísimo trabajo y dijo que no quería cocinar

y tomarse algo rápido y no dedicar un segundo de su tiempo a cocinar

y ahí se inventó el batido Soylent.

Estamos viendo el vídeo promocional.

¿El batido lo ha inventado él? Lo ha inventado él.

Tiene todos los nutrientes necesarios

para tener una dieta saludable.

Esto en EE. UU. se hace.

Pero en Europa se comercializa algo muy parecido.

¿Ese es el señor que ha hecho el batido, el de las gafas?

Yo creo que no.

Este es un modelazo. Yo pensaba:

"No tendrá tiempo para comer, pero para ponerse guapo sí".

Exacto.

Mira, ya no tiene nada más en la nevera.

En Europa se comercializa algo parecido que se llama "Jake".

Este es alemán.

Y también es lo mismo. Cada sobre equivale a una comida.

Y con esto no tienes por qué comer más.

¿Nos preparas uno y así lo probamos?

Sí, yo soy muy de preparar. ¿Lleva gambas?

¿Eres alérgico a algo? ¿Lleva gambas, un poquito de cecina?

¿Alguna cosa consistente, queso curado?

Es un batido que pone vainilla. ¿No hay de callos?

Yo creo que ahora vamos a ver a qué saben.

A lo mejor sabe a callos.

¿Quién sabe? Ahora nos contáis. Seguro que te pido otro corriendo.

Al que no le guste el batido, así tan líquido...

¿Lo echo todo?

Echa con alegría que es para bastante gente.

Echa ahí, abundante. Bueno... Ni siquiera me va a caber.

Fíjate qué bien se mezcla con el agua.

O sea, de ciencia sabéis mucho, pero de calcular vais flojos.

Poca química, ¿eh? Pues ahora el biberón y a mimir.

A quien no le guste así el líquido,

podrá comer alimentos impresos.

Ya hay impresoras que imprimen en forma de esfera, de cuadradito,

de dodecaedro, de lo que tú quieras.

Yo he visto la mortadela esa de Mickey Mouse.

Perdonad.

Voy a limpiar esto, porque esto es tele

y montoncito de una cosa blanca en una tele

todo el mundo lo va a relacionar con algo que no es.

Ya luego lo limpio.

Esto lo inventó también un ingeniero, Anjan Contractor.

¿Así se llama? Así es.

¿Y por qué no se dedican a la ingeniería

y dejan la comida a las personas que se dedican a esto?

Lo inventó porque piensa que puede ser útil,

de hecho ha conseguido financiación de la NASA,

para que se alimenten los astronautas

cuando hagan largos viajes a otros planetas.

Y estos son muestras de lo que sale de las impresoras hoy en día.

Aunque este ingeniero dice que también se podría usar

para paliar el hambre en el mundo, porque es un manera rápida

de hacer llegar nutrientes a los países

en los que faltan alimentos.

¿Cómo funciona?

Dentro de los cartuchos, en vez de tinta, pones los nutrientes.

Será algo parecido al Soylent.

Ojalá porque tiene una pinta deliciosa.

Pruébalo ya, a ver qué tal está.

Esto tendrá un tema de fluidez, porque si no, se puede atascar.

Tú metes un torrezno bien prensado y eso engancha.

Está todo pensado.

Eso engancha y te bloquea todo el sistema.

Hay que reiniciar.

También otro alimento del futuro

que quizá os apetezca más que las galletitas impresas,

son los invertebrados.

Lo que decíamos, las pupas de gusano de seda en salsa de soja...

Eso sí, eso apetece. Las arañas rebozadas.

Cuando voy al fútbol, me llevo un cucurucho de esto.

Yo he probado los grillos, Unos tacos de grillos.

A mí me saben un poco ácidos, yo no sé qué tal,

porque eso se come en algunos países de Latinoamérica y en Asia es común.

La FAO quiere que ahora esto llegue a todos los puntos del planeta,

porque una granja de insectos

emite 10 veces menos metano

que una de ganado y el 20 % de las emisiones

de gases de efecto invernadero procede de granjas.

Esta sería una manera de solucionarlo.

¿Lo hacemos por el metano entonces? Lo hacemos por el metano.

El sabor de igual, con tal de que no haya metano...

Como si quieres rebozar el periódico.

Tú, cómete el periódico rebozado que no suelta metano.

Que nadie se meta en lo nuestro.

La última propuesta de futuro es la carne de laboratorio.

Esto está ya en marcha.

Se ha diseñado un primer prototipo,

unas tiras de 3 cm de largo y 1,5 de ancho.

Y es carne artificial, hecha en el laboratorio

sin matar ningún animal. Se cogen unas células de músculo

de vaca, por ejemplo, y las reproduces en el laboratorio

y consigues estas tiras que os decía.

Este primer prototipo se hizo en 2009.

Pues hace dos años ya se hizo una hamburguesa.

Una hamburguesa, 3000 de estas tiras unidas.

Dieron forma a una hamburguesa que cataron

un periodista, un crítico gastronómico

y el propio inventor, que es de la Universidad de Maastricht.

La cocinaron con mantequilla y un poco de sal.

Es que no tienen ni idea de cocinar.

¿Y qué tal supo esta hamburguesa?

La crítica gastronómica dice que bien, que sabe a carne,

que tiene un sabor intenso a carne, pero que está poco sabrosa.

Y el científico le explicó que es puro músculo,

no tiene nada de grasa que da esa textura sabrosa.

Olé.

¡Viva la grasa! Tú lo has dicho.

Tú lo has dicho.

Venga, Ángel, dale un sorbito y cuéntanos qué tal está.

Yo lo pruebo, pero no relaciones probarlo con que te vaya a despedir.

La verdad que tiene una pinta deliciosa.

¡Hostia! Gracias, América. Hala, venga, chao.

Nos vemos la semana que viene. Un placer.

Yo no lo voy a probar. A lo mejor un poquito.

Si quieres probarlo, te dejo.

Pero no le des tragazo, no te hagas el chulo.

A poquito.

Huele a un primero, a un segundo y a un postre todo mezclado.

Bien.

Lo dejo aquí.

Si quieres más, yo te doy. Estaba rico.

No se va a acabar, ¿eh? No, no, guárdalo.

Igual fresquito o con otra cosa que no sea esto está bien.

Sí, con ron abajo.

Sí, con hielo y ron. En fin.

Vamos a ir a una sección... Está malísimo, joder.

Tenemos otra sección, salimos a la calle...

Perdona, está tan malo que no puedo pensar con claridad.

Normalmente salimos a la calle

para preguntarle a la gente sobre temas científicos.

Y esta semana hemos querido saber qué tal anda España

en el tema de las vacunas. Vamos a verlo.

Virus. -Un sistema médico.

-Te inyectan una medicina en la sangre.

-Es un método que inserta parte del virus dormido en el organismo.

-Para que el propio cuerpo genere anticuerpos y así poder vencerla.

-Jeringuilla. -Algo para prevenir una enfermedad.

-He oído que hay movimientos que piensan que al final acaban

debilitando las propias defensas del organismo.

-Yo tenía una profesora que era partidaria de no vacunar

y a sus hijos no les vacunó nunca. -¿En serio?

-Yo prefiero vacunarles.

-Sé que hay algunas religiones raras que se oponen ya de antes, pero...

-No sé si es naturista o más...

Tema homeopático.

-Muchas veces creo que se vacuna por presión.

-La verdad que no sabes muchas veces cómo acertar.

-Durante miles de años

la gente ha muerto mucho más que cuando había vacunas.

-Yo considero que es bueno el tema de la vacunación.

Has venido vacunado, ¿no?

Por si alguien no tiene muy claro cómo funciona una vacuna,

en nuestra sección "Ciencia express" lo vamos a explicar.

Son dibujos animados. Te puedes quedar porque lo ves rápido.

Bienvenidos a "Ciencia Express".

Vivimos rodeados de cosas

que tienen la mala costumbre de hacernos enfermar.

Es el caso, por ejemplo, de algunos virus.

Por suerte, nuestro organismo tiene un estupendo mecanismo defensa:

el sistema inmunitario.

Su misión: combatir cualquier invasión externa

librándonos así de las enfermedades.

Lamentablemente, este sistema carece de una base de datos

con todos y cada uno de nuestros potenciales enemigos.

Pero tiene una herramienta.

Cuando no conoce a nuestro atacante, el sistema se adapta,

analiza al enemigo y diseña moléculas específicas para él.

Las enfermedades víricas no pueden ser tratadas con antibióticos.

Las vacunas son una pequeña ayuda

que le damos a nuestro sistema inmunitario contra algunos virus

y también contra algunas bacterias. La idea es simple:

le proporcionamos a nuestro organismo

virus o bacterias inactivas

o las partes débiles de esos virus o bacterias

para que el sistema inmunitario vaya practicando.

Así, nuestro cuerpo ya tiene la artillería preparada.

Por eso se dice que las vacunas

nos inmunizan frente a las enfermedades.

La vacunación generalizada añade además otro factor de protección.

Observemos este conjunto de personas.

Si ninguna de ellas está inmunizada, basta con que varias se infecten

para que la enfermedad se propague por todo el grupo.

Pero si un porcentaje suficiente de la población está vacunado,

la enfermedad no podrá propagarse aunque algunos individuos enfermen.

A eso se le llama inmunidad de grupo.

De este fenómeno se benefician algunos individuos

que por diversas razones médicas no pueden ser vacunados.

Conclusión: vacunarse no solo es importante para uno mismo,

sino también para todos los demás.

¿Nos ha quedado claro? Me ha quedado muy claro.

Con dibujos las cosas quedan muy claritas siempre.

Uno dibujos, te los ves, es rápido. Poca letra, rapidito...

Picadito y en la mano.

Te voy a presentar a un tío

que vive única y exclusivamente para la ciencia.

Él se dedica a eso. Eso sería fantástico,

a no ser porque tiene dos críos que no ve desde 2007,

pero ese es otro tema.

Es el periodista y divulgador científico Antonio Martínez Ron.

¿Qué tal, Antonio? Encantado. ¿Cómo estás?

¿Quieres? No, gracias, ya he cenado.

Ni se te ocurra. ¿Qué nos traes?

Que tienes dos niños.

Bueno, vengo a plantear una cuestión a Leo y es que si la tecnología

nos permitiera ya hacer un trasplante de cuerpo,

del que se ha hablado últimamente mucho,

aunque se le llama trasplante de cabeza,

y le pusieran a su cabeza un cuerpo nuevo.

Imagínate el cuerpo de Pau Gasol.

¿Cuánto crees que tardaría tu cerebro

en adaptarse a esa nueva condición? ¿El mío?

Toda la vida. Toda la vida.

Yo no soy muy cabezota. Lo que sucede es justo al contrario.

Prácticamente al instante estarías

en la posición de creerte que ese cuerpo es tuyo.

Es una cosa que se ve que han visto

los neurocientíficos haciendo experimentos

y estudiando una zona del cerebro que se llama área somatosensorial.

Son muy interesantes los estudios sobre este terreno,

porque son los que estudian cómo nuestro cerebro

tiene interiorizada la visión de nosotros mismos.

Cuando hay una amputación, es muy importante,

hay pacientes que se quedan con un miembro fantasma

durante mucho tiempo y conocer cómo funciona eso

es relevante también para diseñar dispositivos mecánicos que ayuden,

brazos supletorios, etc.

Y ahora vamos a hacer una prueba contigo

y te vamos a colocar un brazo de más.

¿Cortándole uno de los suyos?

No, poniendo uno más.

Íbamos a ponerle un cuerpo, pero no hay presupuesto.

Solo le vamos a poner un brazo. Quiero que me acompañéis.

Necesito que te sientes en esta silla.

Te la estás jugando. Sí, sí.

Vamos a hacer un experimento... Ponte ahí.

Necesito que te pongas en esta silla, que pongas extendidos

tus dos brazos, uno a este lado...

Que te pegues todo lo que puedas.

Ahí está.

Que pegues este brazo.

Ahora queda fuera de tu vista el brazo real

y queda delante de ti este brazo que es el de plástico.

Este es el experimento de la mano de plástico.

Los científicos son así de originales.

Básicamente lo que voy a conseguir es que tú interiorices

en cuestión de segundos que ese brazo es el tuyo

siendo de plástico.

¿Cómo se hace esto?

Se hace coordinando dos sentidos: la vista y el tacto.

Cuando nosotros estimulamos a la vez los dos sentidos,

de tal manera que yo empiezo... Cuidado.

Empiezo a acariciar poco a poco y a la vez estimulando igual...

Mírate el brazo.

¿No tienes la sensación de que ese brazo te pertenece

aunque sea de plástico? (RÍE)

¿Ves? Tienes la sensación inmediata. Y cuando te hago así.

¿Ves? Cuidado.

Inmediatamente interiorizas. Lo interiorizas de tal manera,

que has movido el brazo real. Eso era lo que quería que vieseis.

Esto es un experimento que ha servido a los científicos

para conocer muchas cosas. En EVENT lab, en Barcelona...

Ya te puedes levantar.

Están haciendo experimentos

trasladando esto a la realidad virtual.

Te colocan unas gafas, entras en un escenario virtual

y pueden ponerte unos brazos

con una longitud de cuatro metros,

llegan hasta el final de una habitación

y los científicos te tocan a la vez

mientras tú ves que tus brazos virtuales tocan,

tu cerebro acepta perfectamente que tus brazos miden cuatro metros.

Las locuras más increíbles. Incluso que tengas una barriga gigante,

esto no es tanta locura. Eso me pasa.

¿Por qué le has faltado al respeto al invitado?

Estoy hablando de mí. Ah, de ti.

Digo, me parece muy feo.

Te tocan a la vez que ves que están tocando al muñeco virtual

y entonces interiorizas que es tu barriga.

La sensación es muy similar, sí.

Y otro de los experimentos que se han hecho en ese sentido,

porque estamos hablando de que el cerebro es muy versátil.

Es muy fácil cambiar esa configuración.

Lo que se ha visto también son los detalles

con los que cambia el área somatosensorial

cada vez que hacemos una actividad nueva.

Aprendes a tocar el piano

y la zona neuronal que lleva el tema de los dedos

aumenta en proporción. Claro.

Lo que se ha visto también, y desde el s. XIX empezaron a hacer

experimentos de "¿podemos cambiar la configuración del cerebro

hasta el punto de aprender a ver al revés?".

Por ejemplo, con estas gafas. Te las voy a poner a ti.

Qué cosa tan innecesaria aprender a ver al revés, macho.

Si vives en Australia es cojonudo.

Fijaos en las gafas. Tienen dos primas que lo que hacen

es hacer que el mundo esté al revés, de arriba abajo.

Un poco como vais a ver en casa.

Dándole la vuelta.

Pues los científicos de George Stratton en el s. XIX

se dieron cuenta que cuando pasaban tres o cuatro días

después de pasarlo fatal

con las gafas de ver el mundo al revés...

Intenta moverte un poco. Intenta moverte un poco.

Macho, no es fácil.

El asunto es que veían que al tercer o cuarto día eran capaces.

El cerebro había sido capaz de configurarlo todo.

Si queríais echarme... ¡Ángel!

Por aquí, por aquí. Es una maravilla el cerebro, hijo.

E incluso, uno de los científicos, un psicólogo austriaco que hacía

este experimento... Oye, Ángel, ven, ven, pero avísame.

Llegó a aprender a montar en bici con estas gafas.

Hasta ese punto es moldeable el cerebro.

Por cierto... ¿Acabó bien la historia?

Bueno, se dio algún mamporro.

Tú sabes montar en bici, ¿no? Vamos a probar una que hay aquí.

Hola, llevo unas gafas. ¿Me las puedo quitar?

Ya, ya puedes. Gracias.

¡Un aplauso para él!

Vamos a colocarte... Una GAC del año 70, me encanta.

Mira, es tu talla, muy bien. Una 61, casi nada.

Quiero que te pongas en esta bici, le quitamos la pata de cabra

y a ver si eres capaz de conducirla un par de metros hasta allí.

¿Te ves capaz?

Vamos a ver, ¿tiene trampa? No.

Ciérrame esto. Quiero seguridad ante todo.

Ahí está, ya estás seguro.

Redoble de tambor.

Un aplauso para que se anime. ¿Hasta allí?

Hasta allí.

Si lo consigues, te damos 10 000 euros.

Dale, dale. Te los da él.

Se los doy yo, 10 000 euros.

Dale, dale. ¿Qué ha pasado?

¿No puedes? Pues escúchame.

Venga, hombre, un poquito más.

¡Eh! ¡Con la pata coja no vale! Un aplauso para Leo.

Es difícil, es difícil. Vale, baja.

Os voy a explicar de qué va.

Esta bicicleta la hemos trucado con los engranajes

para que cuando gires hacia un lado la rueda vaya hacia el otro sitio.

La mayoría de vosotros pensáis que no es tan difícil, enseguida

pillo el truquillo y le voy a dar la vuelta.

Prueba, tú, Ángel, si quieres. Vete para allá.

Tú sin casco. ¿Por qué yo sin casco?

La mayoría pensará que es muy fácil, pero realmente es muy difícil,

porque el cerebro ha hecho el cableado duro...

Ojalá sea la polla.

¡Vamos al Tour! Es difícil incluso llevarla de pie,

porque el cerebro ha hecho ese cableado.

Hay un divulgador norteamericano que se llama Destin Sandlin...

Conoces a una gente y yo no conozco a ninguno.

Vamos a ver las imágenes, porque él hizo este experimento.

Y se tiró un año entrenando. Al cabo de un año,

consiguió por fin aprender a manejar esta bicicleta

y recableó la configuración del cerebro.

Es muy interesante porque en un momento determinado,

cuando él, después de entrenar todos los días

y aprender a llevar esta bici tan rara,

intentó llevar una bici normal, ¿y sabes lo que le pasaba?

Que se caía. Que se caía todo el rato.

Pero qué necesidad tienes si todas son normales menos esa.

Te voy a explicar lo interesante del asunto.

Su hijo, que tiene tres años, se puso a hacerlo también,

creo que es un poco más mayor,

tardó tres meses solamente respecto a Destin

en recablear el cerebro,

porque en los niños la plasticidad es mucho mayor.

De hecho, esto es una cosa que se sabe mucho en cirugía.

Cuando hay una operación en niños pequeños

que tienen que quitarles una parte del cerebro por alguna enfermedad,

es alucinante cómo el cerebro asume funciones del área

que le han quitado inmediatamente y pueden aprender a hacer cosas

que a los adultos nos cuesta muchísimo ya hacer ese recableado

del sistema motor y del somatosensorial.

Y esto es un poco lo que os quería contar hoy.

Una maravilla.

Me voy con la bici. Por favor.

Qué prodigio el cerebro.

Me la llevo para acá. Vete por donde quieras.

¿Has consumido homeopatía alguna vez?

No, ay, sí, una vez. ¿Sí?

Una, bueno, varias veces. Una sesión, porque tuve fascitis plantar

y me daban unas pastillitas que son muy pequeñitas para el pie.

Vale, pues hoy vamos a hablar... En "Órbita Laika" somos respetuosos

con todas las opiniones y luego está Luis Alfonso Gámez

que va por libre. Cualquier movida es suya.

Atentos a nuestro "Archivo del misterio" sobre la homeopatía.

¿Funciona la homeopatía?

¿Cura de verdad o sus efectos no pasan del placebo?

Veamos primero qué es exactamente la homeopatía.

El término homeopatía tiene su origen en las ideas de un médico alemán

del s. XVIII llamado Samuel Hahnemann.

La homeopatía es una medicina alternativa.

Se basa en el uso de cantidades infinitesimales de sustancias

que en grandes dosis producirían síntomas parecidos

a los de la enfermedad que queremos tratar.

Los homeópatas enuncian eso con la frase:

"Lo similar cura lo similar".

La forma más habitual de preparación

de una dilución homeopática es la siguiente:

Se coge 1 cl de la sustancia original

y se mezcla con 99 cl de agua.

Se agita este preparado y se obtiene una dilución de 1CH,

o sea, 1 centesimal de Hahnemann.

A continuación, se coge 1 cl del producto resultante,

y se repite la operación.

Este proceso se puede repetir cuantas veces se quiera,

porque se supone que las sustancia es más efectiva cuanto más diluida esté.

Cuando tenemos la dilución deseada,

se impregnan en ella varias pastillas de azúcar,

se meten en un tarro y ahí tienes un bonito remedio homeopático.

En las farmacias podemos encontrar remedios homeopáticos

a 10CH, 30CH y hasta 50CH.

Y aquí viene algo importante.

Cada vez que se realiza una dilución,

la sustancia original queda diluida 100 veces más en el preparado final.

Un simple cálculo permite saber que una dilución de 12CH no contiene

ninguna molécula del principio activo.

Es simple y llanamente agua.

Si analizas un remedio homeopático mediante resonancia magnética nuclear

te dirá que ahí solo hay azúcar, el de la pastilla.

Se han hecho miles de estudios sobre la homeopatía

con resultados de dos tipos:

están los estudios que han demostrado que no funciona

y los que no han demostrado que funcione.

Consumir homeopatía, por tanto, tiene los mismos beneficios curativos

que el agua azucarada o la oración.

Buenas noches.

Que sepas que la vez que lo tomaste te curaste porque sí.

No, yo fui porque era un amigo y me dijo que iba bien,

pero me di cuenta que no iba. A mí, por lo menos, no me fue.

Pues ahora vamos a dar paso en un vano intento

de reparar nuestra maltrecha imagen a la cara amable de "Órbita Laika".

Es el biogo... Biólogo. Iba a decir "bigólogo".

Me iba a inventar una palabra, soy muy de eso.

El biólogo y divulgador José Cervera.

José Cervera.

Hola, encantado. Estoy conociendo a una gente interesantísima.

Buenas, José. Muchas gracias, mira.

¿Ves esto? Es un rompecabezas.

Es una de esas cosas que vienen desmontadas

que si las desmontas y quitas las piezas,

luego es muy difícil volver a montarlas.

Esto tiene que ver con lo que vamos a hablar hoy.

Pero antes de que empecemos, tengo que hacerte una pregunta.

¿Eres supersticioso?

Espero que no, trae muy mala suerte eso.

-Sí, bueno, un poquito.

Tengo algunas manías, pero no son supersticiones.

-Pues de lo que vamos a hablar hoy es de lo que tiene que ver

la superstición con los rompecabezas, con la ciencia

y con la forma de cómo funciona nuestro cerebro.

-Fenomenal. -Porque tiene una relación.

A nuestro cerebro le encanta resolver problemas,

por eso nos gustan los rompecabezas.

Por eso nos encanta enfrentarnos

a pasatiempos que nos lo ponen difícil,

a cosas que cuando las resuelves,

cuando consigues poner la última pieza y encajarlo todo,

dices que qué bien, qué gusto. -Te sientes un Nobel.

Eso o que puedas girar la página y ver las soluciones.

También sirve.

Pero ¿sabes por qué es eso? -No.

-Pues eso es porque a nuestro cerebro le gusta

cuando resolvemos un problema,

cuando establecemos una relación de causa a efecto

entre una cosa que ocurre antes y una cosa que ocurre después.

¿Qué pasa cuando esa relación no existe?

Pues que si nos la inventamos

a nuestro cerebro también le puede parecer bien,

aunque la causa no sea real.

¿Qué ocurre cuando ves un gato negro y a continuación te pasa algo malo?

-Pues que lo atribuyes al gato. -Exactamente.

El negro es un color

que en nuestra civilización es negativo.

Los gatos, todo el mundo sabemos que tienen algo de diabólico,

algo de perverso, así que llegamos y establecemos

una relación causa-efecto.

Me ha pasado algo malo, porque he visto un gato negro.

Así nacen las supersticiones.

La cuestión es que son cuestiones culturales.

Porque si fuese verdad que algo causa mala suerte,

ha sucedido alguna cosa concreta, provocan la mala suerte.

Todas las civilizaciones humanas tendrían la misma conexión.

Y sin embargo, no sucede así.

Las causas, las supersticiones,

las cosas a las que les atribuimos la mala suerte

son diferentes en cada civilización.

Por ejemplo.

En occidente odiamos el número 13.

Hasta tal punto que existe una enfermedad,

se llama triscaidecafobia, una enfermedad mental que consiste

en rechazar de forma violenta al número 13.

Se atribuye el origen de esto

a las 13 personas que estaban en la Última Cena con Jesucristo.

O también hay una leyenda de las sagas nórdicas

que habla de una cena en el Valhalla donde había 13 convidados

y uno de ellos murió al día siguiente.

Sin embargo, el número 13, en el Egipto antiguo,

era un número propicio.

Era auspicioso.

No era negativo, no traía mala suerte.

Al contrario, traía buena suerte. ¿Sabes por qué?

-Pues no. -Porque en el Libro de los Muertos

de los egipcios había distintos niveles de vida,

cada cual más perfecto,

y el más perfecto de todos era el número 13, que era el paraíso.

¿Te das cuenta? -Sí.

-Las asociaciones entre lo que trae mala suerte

y lo que no son diferentes.

Hay cosas que podemos considerar que tienen una asociación racional.

Por ejemplo, derramar la sal.

Dices, trae mala suerte.

La sal en la época del Imperio Romano era una cosa muy valiosa.

Derramar la sal no era mala suerte, es que estabas tirando mucho dinero.

Romper espejos... -Los espejos eran muy caros.

-Los espejos eran muy caros, estaban hechos con azogue,

que se hace con mercurio, que es una cosa tóxica,

es decir, que romper un espejo era negativo en sí mismo.

Pero ahora que la sal es barata, ya no nos da mala suerte.

¿Por qué seguimos pensando

que derramar la sal nos va a traer mala suerte?

Pues porque hemos asociado eso de forma cultural.

No es que la sal nos vaya a traer mala suerte,

simplemente pensamos que es así.

-A mí me da mucha satisfacción la sal, de hecho.

-Fíjate. -Encima del pulpito.

Con tequila y limón, claro.

Cuando es el día número 13 del mes, pensamos: "Mal rollo".

Y si encima es martes...

Martes y 13, mucho peor, ¿verdad?

Un saludo para ellos si nos están viendo.

En los países anglosajones el día peor no es el martes 13,

es el viernes 13.

¿Por qué? Una diferencia cultural.

Los chinos no consideran negativo el número 13.

No los consideran de mal agüero.

Sin embargo, el número que no quieren ver ni en pintura es el 4.

El 4 en la cultura china... -¿El 4 les acojona?

-Hasta tal punto... -Entro a un chino con un 4 aquí

y me invitan a que recoja. -Es espantoso, lo peor.

-Y me cobran. -Nadie quiere las matrículas

que acaben en 4, nadie quiere vivir en el cuarto piso.

En muchos edificios en China no hay cuarto piso.

Ninguna pareja quiere quedar con otra pareja para cenar, claro.

El 4 muy mal número. ¿Por qué? ¿Me reserva mesa para cuatro?

Porque la palabra que designa al cuatro suena en chino muy parecida

a la palabra "muerte".

De manera que el 4 es un número de mal agüero.

En cambio el 8,

que la palabra suena muy parecida a "suerte", es positivo.

Se pagan dinerales por una matrícula con ochos.

Todas las cosas que llevan un 8 son positivas, maravillosas.

Una duda: ¿Si te toca la lotería y lleva un 4,

no coges el dinero por si acaso o ahí haces un excepción?

Los chinos jamás comprarían un billete con un 4.

De hecho, en los sitios donde se solapan dos supersticiones,

te puedes encontrar con cosas como en Hong Kong,

donde hay edificios que no tienen ni cuarto piso ni piso número trece.

¿Por qué?

En una cultura es negativo el 4 y en la otra es negativo el 13.

-Un ascensorista allí se vuelve loco. -Imagínate.

¿Aquello de abrir un paraguas bajo techo?

En el antiguo Egipto era insultar al dios del Sol.

Porque para ellos no eran paraguas, eran parasoles.

Y abrir un paraguas dentro de una casa

lo que provocaba era, digamos, darle una bofetada al dios del Sol,

Ra, el más importante del panteón egipcio.

Todas esas supersticiones solo son en realidad

el establecimiento de falsas relaciones de causa a efecto,

de causalidad, no de casualidad,

entre cosas que nos pasan y la mala suerte

que podamos tener posteriormente.

Y eso nos proporciona placer.

¿Por qué? Por la misma razón por la que resolvemos puzles.

Y por la misma razón por que buscamos las razones de las cosas.

La raíz última de las supersticiones es la misma que la de los pasatiempos

y la de la ciencia.

La curiosidad.

Nuestra insaciable necesidad

de establecer relaciones de causa-efecto,

de resolver problemas. -Pues muy bien.

Muchísimas gracias, José. Un placer, como siempre.

En cada sitio tienen lo suyo. Claro.

En Egipto una cosa, en China otra, el acojono es universal.

Todo el mundo está acojonado por algo, por aquí, o por allá.

"Dame un 4", "Dame un 8", "Vivo en el 5". Cuidado.

Me gustaba lo de "el gato negro da mala suerte".

No, da mala suerte cortar una naranja por la mitad.

Cada uno tendrá su movida. Claro.

Has dicho que supersticiones, no, pero manías...

Tengo manías.

Cuando actúo, siempre llevo dinero en el bolso izquierdo.

¿Por si no pagan? No, la primera vez que actué,

sin darme cuenta, me dejé un billete, salió todo bien,

y desde entonces siempre hago eso. Ah, ¿sí?

Siempre llevo un billetito en el bolso.

Ahora, no, por ejemplo. Pero para actuar, sí.

Es una manía tonta.

Cuando jugaba al fútbol, siempre me ponía todo primero en el derecho.

Manías, una chorradita que no tiene importancia.

¿Qué tal te llevas con las matemáticas?

Algunas cosas bien, otras mal. Vale.

Estoy desentrenado. Vale, no hace falta.

Nos lo cuenta Raúl Ibáñez en la sección de mates que nos trae

con la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco.

Vamos a verlo. Es que tenéis una gente...

-Hoy, en "Una de mates", vamos a hablar de:

la vacuna de la polio.

(Música)

En el año 1954 se realizó un ensayo clínico para conocer la efectividad

de una vacuna contra la poliomielitis.

Era muy ambicioso,

y desde la estadística,

el estudio era impecable.

A la mitad de los niños se les suministraba la vacuna.

A la otra mitad, el grupo de control, se les daba un placebo.

La elección de qué niño estaba en cada grupo era aleatoria,

así se evitaba que hubiese algún tipo de sesgo.

Ni los niños, ni los familiares, ni siquiera el personal médico,

sabía si se estaba suministrando la vacuna o el placebo.

Entonces, surgió una duda:

¿cuántos niños se necesitaban para que el estudio fuese fiable?

¿Serían suficientes, por ejemplo, 40 000?

Veamos.

En los años 50, la incidencia de la polio en EE. UU.,

era de 50 casos por cada 100 000 personas.

Por tanto, si se empleaban 40 000 niños en el ensayo clínico,

habría unos 20 casos de polio, unos 10 en cada grupo.

Para que el estudio tuviese un éxito del 50 %,

debería haber una diferencia de 5 casos entre los casos de polio

del grupo de vacunados, y del grupo de control.

El problema es que una diferencia tan pequeña,

puede deberse a muchas causas, y no necesariamente a la vacuna.

Pero ¿y sin en vez de hacer el estudio con 40 000 niños,

se hacía con 400 000?

Entonces, habría 200 000 en cada grupo,

y la incidencia de la polio sería de unos 100 casos por grupo.

La diferencia, ahora, tendría que ser de 50 casos, que ya es una cifra

significativa que permite testar la eficiencia de la vacuna.

Al final, se decidió realizar el estudio con más de un millón

de niños y niñas de todo EE. UU.

Fue uno de los mayores ensayos clínicos de la historia.

Hoy, la polio está erradicada en prácticamente todo el mundo.

Mira qué bien.

Me gusta.

Polio fuera.

Se acabó la polio.

Debo advertirte, para que te prepares.

La mujer que viene ahora, es lo más parecido a un aterrizaje

de emergencia que puede ser un ser humano.

Te lo digo ya.

Hablo del torbellino rojo de "Órbita Laika".

Es la matemática y divulgadora científica Clara Grima.

(Música)

¡Clara!

¡Hola!

-Hola, ¿qué tal?

Muy bien todo. -¿Qué tal?

Pues muy bien. Yo venía a hablar de leds.

Bueno, leds tenemos aquí por todo el plató

y tengo aquí una...

Una linterna de leds.

Tenemos lucecitas de leds y podemos verlos en todos los sitios.

En los semáforos, en la iluminación de las calles

en las que somos pioneros en Europa.

En el primero sitio de Europa donde se utilizó la lámpara led

para iluminar la calle fue en Barbate, en Cádiz.

Vengo a explicar cómo funciona un led.

-Muy bien. -¿Te hace?

-Sí, sí. Por supuesto. -Ya que estamos.

-Sí, porque tengo una de esas y no sabía cómo iba.

-Mira. El leds, como su propio nombre indica, es un un diodo emisor de luz.

"Light emitting diode". ¡Toma!

¿Has visto cómo lo he dicho? Toma...

Brillante. Muy bien.

-De ahí viene lo de led.

-Voy a quitar esto que me está deslumbrando...

Y un diodo no es más que un componente electrónico

que tiene dos partes y permite pasar la corriente eléctrica.

Ese cacharrito, ese trocito que está dentro de la lámpara led

es el secreto y el corazón de este tipo de iluminación

que cada vez se utiliza más.

Está de última moda por muchas razones.

Es más barato, consume menos, dura más,

no utiliza gases, ni cristal, ni filamentos.

Es más seguro que el tipo de iluminación original.

Y además no calienta.

Si veis esta lámpara que está aquí...

Está encendida.

Yo la puedo tocar sin tranqui...

Sin tranquilidad no. Con tranquilidad.

Si estás tranquila no estarás nerviosa.

Y no me quemo.

-Yo por eso dejé de estudiar. Por el flexo.

No veas cómo quemaba. -Exactamente. Da mucha calor.

-Lo encendía y a los 20 minutos aquello era...

Un infernillo.

-Vamos a ver qué tiene este cacharrito, el diodo,

para emitir luz.

El secreto está en una cosa que se llaman semiconductores.

¿Sabéis qué son los semiconductores? ¿Que tienes el carné pero no?

No, no sé. Iba a hacer un chiste macabro...

-Semiconductor porque unas veces conduce y otras no.

-Pues más o menos es eso.

Esa es más o menos la definición.

En los sólidos hay conductores, aislantes y semiconductores.

-Correcto. -Si tú tienes que tocar un cable

que sabes que tiene alta tensión, ¿con qué no lo tocarías nunca?

¿Con qué tipo de sólido no lo tocarías nunca?

-Con las gafas.

-Son de plástico. -Bueno, es acetato.

-No. Con un hierro, por ejemplo, ¿no? -No lo tocaría con un hierro.

Lo tocaría con un palo de madera. -Exactamente, la madera es aislante

y el metal es conductor.

Tenemos aquí un dibujito que explica, más o menos,

los tres tipos de sólidos que hay.

Si nos fijamos en las capas que están ahí con distintos colores,

con el material aislante, tendríamos la capa azul...

Lo voy a hacer un poco con licencia y metafórico, porque la licencia

del semiconductor no es trivial. Y porque así lo entenderé yo.

Exactamente. -Y yo.

-Pensaba en ti, Ángel. Gracias.

La zona azul del sólido, se llama la zona de Valencia.

La zona naranja se llama zona de conducción.

Podemos pensar que la zona naranja es una autopista

por donde se conduce la electricidad.

En un material aislante, si os fijáis,

entre las dos capas, hay una banda muy ancha.

Podemos pensar que es un río.

Un río muy caudaloso, el Amazonas, y los electrones,

para ir a la capa de conducción, a la autopista para poder conducir

la electricidad, tendrían que cruzar el Amazonas a nado y eso...

es imposible.

No podrían. Por eso no conducen.

-No les compensa.

-Por eso no conduce la electricidad. Sin embargo, el conductor,

la capa de Valencia está pegada a la autopista,

y los electrones van como locos conduciendo la electricidad.

-La M-30. -Más o menos.

Pero cuando no hay tráfico.

En el semiconductor tenemos un río, pero es pequeñito.

Los electrones, si se le da un poquito de...

estímulo, podrían llegar a cruzarlo. Se les da un cierto empujón.

No lo veo claro, pero si me empujan, me lanzo.

Exactamente. No conduce por sí solo, pero con algún estímulo,

corriente eléctrica, magnetismo, cambios de temperatura,

podría llegar a conducir la electricidad,

que como muy bien ha explicado Leo, algunas veces conduce y otras no.

En el diodo que tenemos dentro de la lamparita led,

lo que usamos son dos tipos de semiconductores.

Uno que se llama semiconductor de tipo N, negativo

y otros semiconductores de tipo P de positivo.

Cómo sois buscando palabras. Jo, es una dificultad.

-Como dice Ángel,

los científicos no nos matamos poniendo nombres...

Para conseguir un semiconductor tipo N, que es más negativo,

por decirlo de alguna manera, lo que hacemos es doparlo.

Es legal. Le dan el batido.

¿Cómo se dopa a un semiconductor?

Por ejemplo, si es silicio, que es semiconductor,

tiene el átomo de silicio en la capa de fuera tiene

cuatro electrones que son cuatro enganches

y le permiten engancharse a los otros electrones y hacer una malla.

-Correcto. -Si tú quitas un electrón de silicio

y pones con un electrón de antimonio que tiene cinco enganches,

que son cinco electrones, cuando se engancha al otro cuadro,

¿qué va a pasar con uno? Sobra un brazo.

Exactamente. Le sobra ahí un electrón.

Se ha quedado cargado negativamente. Qué bien lo que tú sabes.

Estoy aprendiendo aquí...

Eso para que sea negativo. Para que sea positivo,

hacemos al revés.

Tenemos el silicio con sus cuatro enganches...

-Quitamos uno. -Quitamos uno y ponemos un boro,

que tiene tres. -Flúor, cromo, bromo, yodo.

-Anda lo que tú sabes también, eh.

Ponemos uno que tiene tres y te queda un hueco.

Se llama así, un hueco.

Te falta un electrón. Se queda cargado positivo.

Tenemos ya los N, los negativos. Les sobra un enganche.

Los P, que son los positivos... Que hay un hueco.

Ahora lo que hacemos es ponerlos juntos y hacer pasar la corriente.

Cuando hacemos pasar la corriente, los electrones que han sobrado,

los que se han quedado sueltos porque había un enganche de más,

van a intentar... Muy bien... Meterse en los huecos...

Hay que ver, ¿eh?

No lo parece pero de vez en cuando... -Es como jugar a la silla.

-Exactamente.

Va al hueco y al meterse, emite la luz que vemos.

Son los fotones de luz y que permiten que nos iluminemos con leds.

La luz esa...

¿Cada vez que se rellenan huecos hay luz?

Sí.

Ahórrate la metáfora. No lo voy a hacer porque es La 2

y hay niños.

Recientemente han sido muy populares, porque en 2014 el Nobel de física

fue a los que descubrieron cómo emitir luz azul con los leds.

Pues muchísimas gracias. Qué maravilla.

-Nada.

-Impresionante.

-Bueno, me voy. -Cuídate mucho.

-Hasta luego. Hasta luego.

Una cosita que la tienes en casa y no la das importancia...

Una linternita que te han regalado en cualquier fiesta...

Y no le das valor. Jugas a...

Lo coges y te da un chispazo... Tú estás todo el tiempo:

"La enciendo, la apago..." Y hay una movida dentro,

de por favor, decídete...

Y luego, ¿me dopas o no me dopas? Déjame vivir.

Me veía llenando un hueco que no voy a llenar.

Por favor, para, no me generes expectativas...

Qué mal.

Oye, ¿has oído hablar de FameLab? ¿Cómo?

FameLab. Es un certamen de monólogos científicos.

Son científicos que hacen humor. He oído hablar de ello.

Lo sabía como monólogos científicos, pero no como FameLab.

Yo lo sabía como a gente a la que odio porque me quita trabajo.

Tú lo conocías de otra manera. No pasa nada, eso está bien.

Lo organiza en España FECYT, que es la Fundación Española

para la Ciencia y la Tecnología, y, si eres científico

y a pesar de eso, tienes sentido del humor,

puedes participar si quieres en 2016.

Las bases y todo eso las puedes encontrar www.famelab.es.

Entras en internet, pones: "Monólogos científicos"

y no hay millones, que lo sepáis.

Esta noche hemos invitado al ganador de la última edición.

Un aplauso para Álvaro Morales. -¡Hombre, Álvaro!

Muy bien. ¿Qué tal, Álvaro?

Mira. uno que nos quita trabajo.

Un tío formal. Se le ve formal. -Será por la camisa.

-Formal y alto. Sí...

¿Jugabas a baloncesto también? -Jugaba al baloncesto.

-Tienes toda la traza. Lo digo por las zapatillas.

Te fijas en todo. Estás al detalle.

Álvaro. Eres biólogo sanitario. Así es.

Explícanos qué es eso exactamente. Bien.

Siempre me preguntan, ¿sanitario por qué?

Antes ha hablado América de crear carne.

Por qué no en vez de crear carne, que está muy bien,

¿por qué no creamos órganos?

Es decir, pensemos, por ejemplo, en la diabetes.

La diabetes es una enfermedad en la que un órgano

no funciona bien.

Mi plan, mi idea, con la medicina regenerativa es poder conseguir

crear órganos que puedan sustituir los que fallan o presentan problemas.

Por ahí va la medicina sanitaria, en mi caso, biología sanitaria.

Tú lo ves como una solución para la diabetes

y yo, que haya diabéticos, lo veo como más chocolate para mí.

Claro. Cada uno mira para su lado.

¿Y cerebros enteros vais a hacer? -Eso lo veo más difícil.

-Te encargo uno... El primero que saques me lo pruebo yo.

-Me pongo el disfraz.

¿Cómo decidiste meterte en esto de FameLab?

Realmente...

Bueno, os vi la temporada pasada.

Ahí decía que me tenía que apuntar y al final dije:

"Oye, ¿por qué no?

Envié un vídeo la noche anterior, in extremis, y bueno...

-Como se trabaja aquí.

-Con presión mejor.

Y salió bien la cosa, parece ser. Qué guay.

Pues enhorabuena.

Ahí tienes tu escenario.

Un aplauso para Álvaro. ¡Vamos, Álvaro!

-Células.

Como personas, las hay de muchos tipos.

Hay células cardiacas. (IMITA CORAZÓN)

Hay células... ¡Ay, nerviosas!

Hay células musculares.

Pero solo hay un tipo de célula

que te cuidará y te mimará como nadie.

Cuál va a ser si no, sino las células madre.

Dice el dicho: "Célula madre no hay más que una".

¡Error!

Existen varios tipos,

pero hablaremos de células madre embrionarias,

que tienen dos características.

La primera, son capaces de dividirse indefinidamente,

y, por lo tanto, renovarse constantemente.

Más o menos lo que les ocurre a las madres al llegar a cierta edad.

(IMITA) Mira, hijo, me he apuntado a clases de inglés,

a yoga, a pilates, a spinning y a zumba, no sé qué es,

pero me han dicho que se me queda un culo...

divino.

Y añaden... A mi edad, renovarse o morir.

Como las células madre.

La segunda característica se llama pluripotencia.

Pueden diferenciarse en cualquier tipo celular.

Por así decirlo, si se estimulan comiendo pizza,

se diferenciarán en células adiposas.

Si se estimulan viendo "Órbita Laika",

en neuronas,

si lo hacen viendo "Mujeres, hombres y 'bíceps-berzas'"...

¿Conocéis la apoptosis o muerte celular?

Todas estas características convirtieron a las células madre

en las esperanza perfecta para la medicina regenerativa.

La lámpara mágica en la lucha contra las enfermedades.

¡El Pablo Iglesias de la medicina obrera celular!

Pero, al trasplantarse, las células madre producían tumores.

Su pluripotencia estaba descontrolada y, como ocurre con los hipster estos

de barbita y camisa a cuadros, se multiplicaban sin control.

Sin embargo, los científicos, han encontrado un nuevo amor celular.

¡La belleza hecha célula! Una auténtica musa.

Y las llamaron así. Células musa.

En inglés "muse cells". Células madre con las mismas características,

pero que, al trasplantarse, no producen tumores.

Los genes que controlan su pluripotencia

se expresan de manera diferente.

Algunos genes tienen una expresión menor.

Otros genes, como el gen "shoes", tienen una expresión mayor.

Esta diferencia de expresiones es lo que evita

que se produzcan tumores. ¡Fantástico!

Pero es que vais a flipar. Estas musas se aíslan de la grasa.

¡Luciano Pavarotti no estaba gordo! ¡Luciano Pavarotti era un visionario!

Es que además se ha visto que al introducirlas

en el torrente sanguíneo se dirigen a tejidos dañados

y se especializan en las células necesarias para regenerarlo.

Por eso yo digo... ¡Que las musas inspiren a los científicos!

Y vosotros dejaos mimar,

que ya os digo que no hay amor como el de una madre,

ya sea física o celular. Muchas gracias.

-¡Bravo! ¡Bravo!

¡Bravo!

Se nos está terminando el programa. Estamos llegando al final.

Nos queda resolver el "Verdadero o Falso" de hoy.

Recuerdo la pregunta y la resolvemos.

¿Es verdadero o falso que la leche es mala para los adultos?

Tú decías que dependiendo de la actitud.

Vamos a ver.

¿Es verdadero o falso que la leche es mala para los adultos?

Lo primero que debemos saber es que la leche contiene algo

llamado lactosa.

Se trata de una molécula formada por la unión de dos moléculas.

Una de glucosa y otra de galactosa.

Para que un adulto pueda absorber correctamente la lactosa,

su organismo debe generar una encima llamada lactasa.

¿Y cuántos adultos generan esta encima, te preguntarás?

Pues, según los últimos estudios,

solo el 35 % de la humanidad.

La tolerancia a la lactosa es producto de una mutación genética

que tuvo lugar hace varios miles de años.

De ahí, que el porcentaje de adultos que pueden beber leche

varíe completamente de una región del mundo a otra.

Por ejemplo, en Reino Unido, casi todos los adultos

pueden beberla sin problemas.

Mientras que en Tailandia casi toda la población

es intolerante a la lactosa.

¿Y en España?

La verdad es que nadie lo sabe con certeza,

aunque parece seguro que hay más tolerantes que intolerantes.

Sea como sea, no podemos decir que la leche sea mala

para los adultos.

De hecho, constituye una importante fuente de calcio.

Así que, ya sabes,

si no eres intolerante a la lactosa, un vasito de leche y a la camita.

No seáis intolerantes, que eso está muy feo.

Leo, hemos llegado al final. ¿Qué tal te lo has pasado?

Muy bien. Se me ha quedado en nada. Ya, se pasa rapidito.

Se van aprendiendo cosas... Sí.

Hoy por la tarde triunfo con todo lo que he aprendido aquí.

Hombre, claro. Mañana por la tarde.

Siempre se nos olvida cuándo se emite esto por un tema nuestro.

Ha sido un placer. Tampoco quería yo meter la pata.

Si esto es la tele. No pasa nada.

Bueno, triunfo dos veces. Un día por la noche y hoy por la tarde.

Ya está. Y luego en internet. Un placer. Leo Harlem. Gracias.

¡Un gustazo! Gracias a todos. Gracias.

Y nosotros nos vemos la semana que viene, frikis de La 2.

Un placer. Hasta luego.

Cuidado con eso. Por favor...

(Música)

Órbita Laika - Programa 11

02 dic 2015

Esta semana, Ángel Martín estará acompañado en el plató por Leo Harlem. El monologuista repasará sus inicios en el mundo del humor y hablará de sus proyectos actuales, mientras disfruta con la ciencia amena y divertida de ‘Órbita Laika’.
El programa preguntará a la gente en ‘El run rún de la calle’ todo lo que sabe sobre vacunas. En ‘Mundo futuro’, América Valenzuela explicará qué comerá el ser humano el día de mañana. Pastillas, batidos nutritivos que sustituyen a la comida y hamburguesas de carne artificial son solo algunos de los ejemplos que la periodista científica llevará al plató.
Antonio Martínez Ron hará realidad una nueva demostración científica. El divulgador, con la ayuda de Ángel Martín y Leo Harlem, mostrará cómo se las apaña el cerebro para engañarnos y cómo lo podemos educar para percibir el mundo de otra manera. En ‘El archivo del misterio’, el periodista Luis Alfonso Gámez se centrará en la homeopatía. ¿Qué es? ¿Funciona realmente?
El biólogo y divulgador José Cervera dedicará su sección ‘El Monosabio’ a las supersticiones, para descubrir cómo varían de una cultura a otra y cuál es el origen de muchas de ellas, como el miedo a pasar bajo una escalera o la fobia al número 13; Raúl Ibáñez, en su sección ‘Una de mates’, mostrará cómo se realizó el mayor ensayo clínico de la historia, que tuvo lugar en los Estados Unidos de los años 50; y Clara Grima explicará cómo funcionan las luces LED.

ver más sobre "Órbita Laika - Programa 11" ver menos sobre "Órbita Laika - Programa 11"

Los últimos 212 programas de Órbita Laika

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 12 Completo 56:32 52% 09 dic 2015
    Programa 12 09 dic 2015 En esta última entrega de la temporada, Ángel Martín estará acompañado por Miki Nadal. El humorista recordará cómo comenzó en el mundo de la televisió...
  • Programa 11 Completo 56:40 49% 02 dic 2015
    Programa 11 02 dic 2015 Esta semana, Ángel Martín estará acompañado en el plató por Leo Harlem. El monologuista repasará sus inicios en el mundo del humor y hablará de sus proyectos actua...
  • Programa 10 Completo 56:32 50% 25 nov 2015
    Programa 10 25 nov 2015 Órbita Laika tendrá como invitada esta semana a la actriz y bailarina Dafne Fernández. América Valenzuela hablará de los últimos avances en neuropró...
  • Programa 9 Completo 56:03 52% 18 nov 2015
    Programa 9 18 nov 2015 Órbita Laika tiene como invitado esta semana al actor, cómico y monologuista Jon Plazaola, que visita el programa para disfrutar de la ciencia amena y divertida. América Valenzuela ...
  • Programa 8 Completo 57:03 48% 11 nov 2015
    Programa 8 11 nov 2015 Ángel Martín está acompañado en el plató por Javier Coronas, quien además de hablar de sus proyectos profesionales, pone a prueba sus conocimientos científicos. En...
  • Programa 7 Completo 55:36 52% 04 nov 2015
    Programa 7 04 nov 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín, tendrá como invitado esta semana a Álex O’Dogherty, que en estos últimos años ha desarrollado su ...
  • Programa 6 Completo 56:10 54% 28 oct 2015
    Programa 6 28 oct 2015 Órbita Laika tiene como invitado a Carlos del Amor, periodista del área de Cultura de los Servicios Informativos de TVE. El programa saldrá, como es habitual, a la calle para conoce...
  • Programa 5 Completo 56:06 54% 21 oct 2015
    Programa 5 21 oct 2015 La invitada de Órbita Laika es la actriz Llum Barrera. América Valenzuela en su sección “Mundo futuro”, nos habla de la “tecnología emocional”. La s...
  • Programa 4 Completo 56:08 9% 14 oct 2015
    Programa 4 14 oct 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín. Miren Ibarguren será la invitada especial. El programa preguntará a la gente en ‘El run rú...
  • Programa 3 Completo 56:11 50% 07 oct 2015
    Programa 3 07 oct 2015 En esta nueva entrega, Ángel Martín está acompañado por el actor, humorista y músico Pablo Carbonell, que se ha vuelto a poner al frente de su mítico grupo, Toreros ...
  • Programa 2 Completo 57:09 61% 30 sep 2015
    Programa 2 30 sep 2015 ‘Órbita Laika’, el show de divulgación científica presentado por Ángel Martín y dirigido por José Antonio Pérez, contará con la representante española este año en Eurovisión. Además, el programa saldr...
  • Programa 1 Completo 55:58 68% 23 sep 2015
    Programa 1 23 sep 2015 En el estreno, Ángel Martín se reencontrará en plató con Patricia Conde. La vallisoletana hablará de sus proyectos como actriz, así como de su último libro, ‘A mamá no le vengas con bananas verdes’. L...
  • Programa 12 Completo 56:07 62% 01 mar 2015
    Programa 12 01 mar 2015 Órbita Laika cierra su primera temporada con el humorista Quequé. El presentador y cómico habla de 'The hole', un espectáculo donde se convierte el teatro en un gran cabaret, y en el que él ej...
  • Programa 11 Completo 56:19 58% 22 feb 2015
    Programa 11 22 feb 2015 El invitado del programa es Carlos Areces quien nos habla de sus últimos estrenos cinematográficos y musicales y disfruta con la ciencia amena y divertida.América Valenzuela hace un repaso a las últimas noticias ...
  • Programa 10 Completo 59:39 66% 15 feb 2015
    Programa 10 15 feb 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín. Raul Cimas y Julián López son los invitados especiales del programa.