www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3379918
Órbita Laika - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Ovaciones)

Gracias, gracias. No es nada.

Gracias.

Nada, suficiente. Gracias. Gracias, de verdad.

Para vosotros el aplauso. Para vosotros.

Buenas noches. Bienvenidos a "Órbita Laika".

Seguramente habéis oído que el universo se está expandiendo.

Lo que igual no sabéis es que lo está haciendo a toda leche.

Hay ahora mismo galaxias ahí fuera alejándose de nosotros a 70 km/s.

¡70 km/s! No sabemos si hay vida extraterrestre, pero lo que no hay

es Guardia Civil extraterrestre. Esto lo podemos confirmar.

Esto quiere decir que desde que ha empezado el programa,

hay muchísimo más sitio en el universo.

De hecho, cada nanosegundo, cabe una rotonda más.

No una rotonda normal, una rotonda cualquiera,

me refiero a una rotonda supertocha, con arco y todo y con pancarta

de "Bienvenidos a la vía láctea, cuna del vino tinto y el jamón".

Una rotonda de las grandes.

Parece que no, pero esto es importante.

Marte nos pilla cada vez más lejos. Si retrocedes en el tiempo,

hubo un momento en que Marte pillaba al lado de Móstoles.

Podías ir en metro prácticamente allí.

Algunos científicos dicen que si el universo se sigue expandiendo,

al final acabará congelándose.

Lo llaman la teoría del "Big Burgos", creo...

La buena noticia es que, cuando eso pase, estaremos todos muertos.

Esto de que la distancia aumente la frialdad pasa en las parejas.

He compuesto una canción de amor, especialmente para científicos.

Para que cuando quieran romper con sus parejas,

lo hagan de manera científica. Para ello he pedido ayuda

a uno de los Alarmantiks y a Mara Barros.

Gracias por haber venido. Os lo agradezco.

Tarde o temprano el universo se tenía que empezar a emancipar.

Cada planeta, cada estrella, cada disco protoplanetario

se alejará un poquito más... Si la distancia irá enfriando

poco a poco hasta llegar a congelar

cada rincón de la galaxia que puedas imaginar,

pero no te entretengo más.

Siento que el frío ha llegado a mi forma de mirar.

Coge tus cosas y lárgate, yo no te quiero volver a ver.

El universo lo quiere así, quién eres tú para discutir.

No quieras saber qué pasó.

No pidas una explicación.

Simplemente apareció alguien con calefacción.

Amaos. Empieza "Órbita Laika".

(Música)

Bien. Esta semana íbamos a traer a un Premio Nobel español,

pero resulta que no hay ninguno vivo, están muertos. En fin...

Además, no estábamos seguros de que entendían nuestro humor.

Así que, en vez de eso, está con nosotros la actriz

y bailarina Dafne Fernández.

(Aplausos)

Todo tuyo.

Te voy a decir una cosa. ¿Qué tal? Por favor, dime.

Dime lo que quieras, claro. Que digo que no soy Premio Nobel,

pero podría haber sido. Estaba entre hacer carrera de danza clásica

o Premio Nobel y al final... Eso me ha llamado mucho la atención.

Sí. Quería preguntarte, ahora te digo.

Aquí están siempre con traer gente de la ciencia,

y yo estoy siempre con que traigan amigos.

La gente de la ciencia me aburre muchísimo.

Prefiero que vengan cómicos, gente que no sepa nada de ciencia.

Aunque sé que has estado estudiando. Luego hablaremos de eso.

Sí, bueno... Es que ha habido una pequeña movida.

Vale, venga. Cuéntalo. Voy a decirlo.

Yo a veces hago las llamadas a gente para invitarlos al programa

después de beber. Yo bebo y luego la llamo.

Entonces, llamé a Dafne, y parece ser que le dije... por favor.

No sé, me dice: "¿Quieres venir a un programa donde vamos a hablar

de física cuántica y tal?". He preguntado qué es esto

de la física cuántica, porque juro que no tengo ni idea.

Yo, a lo mejor, estaba borracho y dije: "Es un programa de ciencia".

Y en la tele leí algo de física cuántica y dije:

"Y física cuántica también". Y porque no había cocina,

que si no diría: "Y cocinaremos también". Haremos muchas cosas.

Entonces Dafne... ¡Has estudiado!

Sí, he estudiado. Para que no me pillen ahí...

En una de estas lo cuento. Ya que lo he estudiado, ¿no?

Puedo decir la definición, ¿no?

Si has aprendido algo de física cuántica, por favor...

He aprendido la definición. Si me dices de poner un ejemplo...

Quiero saber la definición. He preguntado a los colaboradores:

"Oye, dame un titular sobre física cuántica"

y me han dicho: "No, tío, mira, es un lío".

Pues te lo voy a decir yo. Por favor.

La física cuántica es el estudio del comportamiento de la materia

en dimensiones pequeñísimas. Dafne Fernández.

(Aplausos)

¡Me he llevado una sorpresa!

Yo pensaba que la física cuántica estudiaba cosas muy grandes,

pero no, es al revés.

Algo chiquitito, como a la cosa pequeñita.

Dicen que la materia, cuando es muy chiquitita

no se comporta de la misma manera que cuando es muy grande.

Has estudiado mucho por... No, es que...

Por una borrachera mía. Has estudiado muchísimo.

¿Sabes qué pasa? Ahora estoy dudando...

No sé si estaba yo borracha. No lo sé...

He estudiado y como lo he entendido, pues lo puedo explicar.

Qué guay eso.

Si de vez en cuando quieres decir algo de física cuántica,

interrumpe a quien quieras. No, ya está.

Por cierto, lo de la física cuántica lo decimos.

Siéntete en el derecho... No, déjate, déjate.

Ya he dicho lo que sé. Yo ya he quedado bien.

Vale, no entremos al detalle.

Lo de bailarina me ha llamado muchísimo la atención.

No tenía ni idea. ¿No?

No, porque no te he visto nunca bailar.

¿Eso cómo fue? Pues empecé con tres años,

hasta los 18, que terminé. A los 8 me metí en el conservatorio.

Hice una carrera profesional. 10 años ahí, dale que te pego.

Ostras... Y luego elegí la interpretación.

Vi las opciones y dije: "A ver, sé inteligente y...".

Hay más posibilidades en la interpretación que en el baile.

Hay más posibilidades... El mundo de la danza es muy difícil.

Además, no depende solo de ti misma.

En mi mundo tampoco, ni en el tuyo, pero...

A menos que montes tú las películas. Exacto.

Es como: "He escrito esto y lo pago yo y lo hago en mi tele".

Pero es muy loco, claro. Sí. Es muy loco, sí.

Pero bueno, algún día terminaré haciendo eso.

Me lo creo. Y si te llama alguien borracho que te diga:

"Haz una película", seguro que... Lo hago seguro.

El programa es de ciencia, nada de física cuántica,

¿pero te interesa algo la ciencia? Me gusta mucho, sí.

Me gusta verlo y conocer un poco, porque soy más de ciencia

que de lo otro. ¿Qué de lo otro?

Me parece superdespectivo no decir ya ni de letras.

No, no... Soy más de ciencias que de lo otro.

No, de lo otro que es de religión. Ah, vale, vale.

Ya, lo otro... A mí que me lo demuestren todo.

Con eso hay unas movidas... "Dios existe, demuéstramelo".

No te pongas tiquismiquis tampoco ahora.

Sí, sí, exacto. Si existe, ponle fe y punto.

No, hombre, la fe hay que creer.

En es caso, mucho, pero no entremos en esto porque...

Sí, no entremos...

No, por las mañanas hay un programa que va de eso.

Bueno, en fin. Vamos a ir al grano.

Yo creo que vamos a entrar en faena. Te quiero presentar a gente.

Vamos a hacer una sección que tenemos "Verdadero o falso".

Es para la gente de casa. Nosotros lanzamos una pregunta

y tenéis toda la duración del programa para decidir

si es verdadero o falso. Podéis ir a mirar la respuesta

a ver si es verdad o mentira, pero es muy aburrido,

porque mientras estáis en internet no nos veis a nosotros e internet

va a estar siempre ahí. Internet a la larga...

Y que la pregunta tiene que ser difícil

para que tengan todo un programa para buscarla en internet

y que no... No es muy difícil.

No te voy a engañar. Hemos ido al...

Es una cosa que a veces la sabes hasta de...

Nos gusta hacernos los interesantes. Ah, muy bien.

Mejor que no vayan, porque en internet te roban las contraseñas,

pierdes el dinero y te ves en banca rota.

Vamos con el "Verdadero o falso" de hoy. Es verdadero o es falso

que si a un astronauta se le rompe el casco le explota la cabeza.

Puedes mojarte. Puedes decir si es verdadero o falso y al final vemos.

Creo que lo he visto en las películas, ¿no?

¿Lo que pasa en las pelis es verdad? ¿Daríamos por buena la respuesta?

No...

Vale. ¿Entonces tú crees...? Yo creo que sí, ¿no?

Que le explota la cabeza. Bueno, hace así...

Se le mete para adentro, ¿no? Aspirando cristales del casco.

No, no. Aspirando, no. O sea... Para allá.

Entra aire, la cabeza se hincha y peta, ¿no?

Verdadero. Verdadero.

La cabeza peta sí o sí.

¿Y si no para qué se ponen el casco?

Ángel...

Pudiendo estar sin casco, ¿no? Claro, el casco hace falta

para que no estalle la cabeza. El casco hace falta para algo, ¿no?

Voy a ampliar. Estoy ya entre nosotros.

Vale.

¿Si el traje se rompe, les explota el cuerpo?

Lo lanzo sobre la mesa. A ver, yo creo que también.

¿También, el cuerpo también? Sí, porque si no...

Estaríamos hablando... Me gusta esto, ¿eh?

Estaríamos hablando de que si te da algo que te rompe

un trocito del casco y un trocito del traje...

Estás jodido. Estás jodido.

Ese es el resumen. Estás jodido. Vale.

Damos por verdadero cabeza y cuerpo. Al final del programa lo vemos.

Vamos a empezar. Te voy a presentar a la primera persona.

¿Tienes alguna idea de cómo será el futuro?

¿Te has parado a pensar cómo será el futuro, no mañana,

un rollo dos mil, no sé, el que quieras?

Cuando era pequeña y pensaba en el futuro, en el dos mil...

Pensaba que íbamos a estar volando y... nada.

Es decepcionante... Es muy decepcionante.

Prefiero no pensar en el futuro y que me sorprenda, si llego.

Vale. Te voy a presentar a alguien que nos va a poner un poco al día

en cómo pintan las cosas del futuro, ¿vale?

Es la periodista y divulgadora científica América Valenzuela.

(Música)

Buenas noches. ¿Qué tal, Dafne? ¿Qué tal, América?

¿Qué tal, Ángel? Muy buenas.

¿Qué nos cuentas? Traigo la predicción de la semana.

Por favor.

En el futuro vamos a utilizar exoesqueletos.

Vamos a vestir unas carcasas articuladas

que nos van a dotar de la fuerza del mismísimo Hulk.

Eso por una parte, porque mi predicción tiene dos partes.

Has hecho un bailecito para decirlo. Tiene dos partes, oh yeah.

La segunda es que también usaremos prótesis biónicas.

Estos son brazos robóticos o piernas robóticas

que sustituirán a los miembros naturales

y los moveremos con solo pensarlo, con la mente.

Los miembros los habremos perdido, o bien por un accidente,

o, quién sabe, el futuro dirá, a lo mejor nos los amputamos

voluntariamente para sustituirlos por estas piezas

que al final son más funcionales y más chulas.

Si puedes tener un brazo más fuerte que el tuyo te lo cortas y...

Si puedes amputártelo... Claro, esa es la idea, claro.

Estos exoesqueletos que os comentaba al inicio

ya están en pleno desarrollo. El otro día, hace unas semanas,

Antonio nos contaba cuáles eran las aplicaciones

de estos exoesqueletos en pacientes con movilidad reducida, que tenían

problemas por lesión medular o una enfermedad neurodegenerativa.

Nosotros vamos a profundizar en su uso fuera de los hospitales.

En su uso en personas sanas.

¿Recordáis el exoesqueleto que llevaba la teniente Ripley

en "Alien", Sigourney Weaver? Yo sí.

Yo también. Ahí lo tenemos.

A un contraluz precioso.

Bueno, pues como estos, prácticamente iguales

y que se les da el mismo uso, ya existen.

Muy cómodos, ¿no? Sí.

Muy de andar por casa. La típica cosa de tráeme agua.

(IMITA ROBOT)

Los guardas en el armario en un momentito, que no ocupan nada.

Uno de ellos es este. Se llama Body Extender.

Es un poco como de teletienda de madrugada, ¿no?

Es una cosa de la que no te fías. Body Extender...

Compra el Body Extender... No, quiero, no. Yo no me fío.

No...

Con este exoesqueleto se pueden levantar con cada brazo 50 kilos.

Te da diez veces más fuerza de la que tienes de manera natural.

Así que es muy útil.

Se puede utilizar para almacenaje. Gente que esté en un almacén

moviendo grandes pesos. Así no se fastidia la espalda

y puede coger volúmenes más grandes.

También para catástrofes.

Cuando tienen que desescombrar, si hay un terremoto o cualquier cosa

y hay alguien atrapado, viene uno con su exoesqueleto

y puede retirar los escombros con mucha más facilidad.

Me lo estoy imaginando. Mola. Y también en obras.

Tienes que tener cuidado al levantar escombros y a no crear escombros,

porque este es un tío que rompe paredes.

Claro, es verdad.

Es delicado.

También hay otro que es muy famoso, es el más conocido.

Es Hal, este es japonés.

Se hizo muy conocido porque en la catástrofe de Fukushima,

en la central nuclear con el terremoto donde hubo

tantos destrozos en la central nuclear.

Los creadores de este invento ofrecieron sus exoesqueletos

para que la gente pudiera pasear. Los operarios o la gente que fuera

a desescombrar zonas en las que había alta radiación

que pudieran ir. El problema es que los chalecos que protegen

de la radiación, pesan mucho. Un chaleco normal pesa 15 kilos.

Son de tungsteno, de una aleación con plomo

y pesan un montón. Con el traje, ya podrían llevar

chalecos o trajes protectores muchísimo más pesados,

que te cubran de arriba abajo.

Podrían llevarlos porque no les pesarían tanto,

gracias al exoesqueleto.

Estos cómo funcionan.

El exoesqueleto acompaña a tu movimiento porque lee

los movimientos de tus músculos en la piel.

Cuando él percibe unas señales que hay en la piel

del movimiento de tus músculos, él te acompaña y te refuerza.

O sea que si vas a hacer un gesto, pero te arrepientes,

mal, ¿no? Si vas a hacer como, quiero agua, bueno no...

Es una movida. Exacto, sí.

Todavía hay que mejorarlos bastante. También se pueden utilizar,

quieren usarlo en los viajes espaciales a otros planetas.

Los astronautas. Porque en el espacio, tanto tiempo en ingravidez,

se resienten los músculos. Pierden masa muscular y masa ósea.

Además, estar siempre flotando, al final es un tostón.

Entonces te pones el exoesqueleto y ya...

Te divierte porque no lo has hecho nunca, pero luego...

Esto con respecto a los exoesqueletos.

La otra parte, las prótesis biónicas.

Esas también están en pleno desarrollo.

Se están utilizando para pacientes que han perdido los miembros.

Que han perdido por algún accidente un brazo, una pierna...

Esto funciona con solo pensarlo.

Lo que han hecho los científicos... A ver, nuestros cables,

los cables de nuestro cuerpo son los nervios.

Cuando sufrimos una amputación,

nuestros cables en el muñón quedan echando chispas.

Los científicos lo que han hecho es recoger esas chispas,

esas señales, y las han traducido a un lenguaje

que pueda entender la prótesis.

Mediante una serie de algoritmos,

un sistema informático que ellos mismos han diseñado.

De tal manera que tú, con solo pensarlo, con tener la intención

de mover tu brazo fantasma que ya no existe, mueves la prótesis

gracias a esa traducción que han hecho los científicos.

Fijaos en este ejemplo, en este caso de un paciente

que sufrió la amputación de dos brazos cuando era adolescente,

hace más de 40 años,

y los científicos de la Universidad Johns Hopkins

le han diseñado dos brazos. Dos prótesis biónicas para él.

Ahora el hombre ya tiene una libertad de un movimiento

de la que ha carecido durante todas estas décadas.

Eso sí, hay que cogerle el truquillo.

Necesitas entrenamiento porque no sale a la primera.

No es en plan tengo el brazo biónico...

Y tengo mis conexiones, pero...

Ahí le veis con sus dos brazos.

Emocionado, pudiendo mover de nuevo sus articulaciones.

Esto está en pleno desarrollo.

Quién sabe si en un futuro, quien tenga estos brazos diga:

"Yo prefiero no tener una mano, me pongo un destornillador

o me pongo una mano a lo lobezno". Vete tú a saber.

Hay muchísimas posibilidades. En un futuro, todos llevaremos esto,

algunos o los que queramos. Muchísimas gracias, América.

A vosotros.

¿Te pondrías algo rollo biónico? ¿Tú serías de las que optan

por cortarse un cacho? No, hombre.

No creo que nadie se amputara nada, pero... evolucionamos.

Hemos hablado de un tío que se metió injertos en el cerebro

para controlar, no sé... Los científicos hacen movidas locas.

Te lo digo en serio. Sí, pero como conejillo de indias...

El tipo veía en blanco y negro y se hizo unos implantes

para ver en color. Transformaba el color en ruido.

¿Y qué tal le fue?

Dice que la naturaleza es superruidosa.

A mí me parece que no le compensó. Hay gente que hace eso.

Tenemos otra sección. También salimos a la calle

a preguntar por un tema científico porque no me gusta ser el único

que controla poco.

Hemos salido a la calle para preguntar por algo

que todos conocemos. El sol.

Qué es, de qué está hecho, consume mucho, quién lo paga...

Esto es lo que piensa la gente en la calle.

(Música)

A mí me da la vida.

-¿El sol? -Yo, para mí, fuego puro. No sé...

Una cosa tremenda. -Una bola de lava.

-Una estrella de fuego. -En el sol no hay vida.

-Un planeta de fuego.

-Yo tengo un amigo que en verano dice que lo mejor del sol es la sombra.

-Tiene mucha energía. Energía de la vida.

La vida es calor, es el sol. Necesitamos eso.

-A mí me dan ganas de levantarme por la mañana cuando hace sol.

Me da alegría. -A la gente le gusta mucho el sol.

La sonrisa viene. Tiene mucho símbolo.

-¿Cómo funciona? -Como una enorme fogata, ¿no?

-Buena pregunta.

-Ahora mismo estamos con el sol, si no no podríais estar ni aquí.

Ni vosotros ni nadie.

-Está el sistema solar, que es donde estamos nosotros.

-La fotosíntesis.

-La destrucción de los planetas que entran en fusión...

-Con esa fuerza y esa viveza. -Deberíamos saberlo.

-Eso no...

-Es flipante de imaginarse esto.

-Ciencia pura y dura.

(Aplausos, música)

El sol es ciencia pura y dura. Sí.

Yo creo que lo han dicho muy bien. Tampoco voy a decir mucho más...

Ha quedado muy claro, no quieres aportar nada al sol.

Yo quiero decir una cosa a la gente que hace encuestas.

Si vas a hacer una encuesta en la calle y te encuentras

con alguien que lleva rastas, un jersey de lana, una guitarra

y un mechero en la mano, no le preguntes.

No porque su respuesta va a ser: "El sol somos todos".

Por si alguien no tiene claro qué es el sol y cómo funciona,

nuestro "Ciencia express" de hoy lo explica muy claro

y además son dibujos animados. ¡Ay, qué bien!

Lo ves superrápido, son dibujitos. Es superchulo.

Qué bien. Me voy a enterar.

Bienvenidos a "Ciencia express".

¿Qué ocurre dentro del sol? ¿Cómo nació?

¿Se extinguirá algún día? Bien. Lo primero que debemos saber

es que el sol se compone de hidrógeno en tres cuartas partes.

El resto es helio y también algunas pequeñas cantidades

de elementos más pesados como oxígeno, carbono y hierro.

Si lo comparamos con la Tierra, el sol es 330 000 veces más masivo.

Tiene un diámetro 109 veces mayor. Esto es la proporción exacta.

Nuestra estrella se originó

hace 5000 millones de años aproximadamente.

A partir de una nube de hidrógeno y helio.

La gravedad hizo que la nube colapsara,

atrayendo cada vez más material hacia sí.

La altísima presión y temperatura que alcanzó su interior

provocó que los electrones de hidrógeno se liberaran

de los protones, dando lugar a lo que se denomina plasma.

En esas condiciones, dos protones, núcleos de hidrógeno,

pueden juntarse tanto que se fusionan

formando un núcleo de helio.

A ese proceso se le llama fusión nuclear.

La superficie del sol está, nada menos, que a 5000 grados.

En ella se producen esos fotones que llegan a nosotros

en forma de luz y calor. Pero eso no es nada.

El núcleo del sol alcanza temperaturas

de 15 millones de grados.

Dentro de unos 5000 millones de años, el sol habrá consumido

todo su hidrógeno y ya no será capaz de mantener las reacciones

de fusión en su núcleo. ¿Y qué pasará entonces?

En ese momento, las capas exteriores del sol aumentarán,

dando lugar a lo que se llama una gigante roja.

Engullirá Mercurio, luego Venus y probablemente también la Tierra.

En su última etapa, irá dejando escapar la capas exteriores

para formar una nebulosa planetaria. Las cenizas del sol.

Y el núcleo quedará reducido a esta bolita enana blanca.

Pero que no cunda el pánico. Para entonces,

o nos hemos extinguido o estamos ya muy lejos de aquí.

(Aplausos, música)

Te voy a presentar a un tipo... Quedan muy pocos como él.

Muy poquitos. Más que nada porque debería haber muerto joven.

Es el periodista divulgador científico Antonio Martínez Ron.

¿Cómo estás? Hola.

¿Qué tal, Antonio? Buenas noches.

Muy bonita la toalla.

¿Qué vienes, a boxear o a qué? No, la llevo porque nunca se sabe.

¿Nunca se sabe es tu frase a lo mejor?

La que quieres que ponga en la lápida.

Bueno, esta noche vengo a engañaros.

Tenéis que estar un poco pendientes. También en casa.

Conseguiste engañar a La 2 haciendo que te contrataran.

En fin... Desde luego, ese fue mi gran golpe.

Quiero hablaros de la relación entre la realidad y la ciencia.

Y la relación sobre todo, el malentendido que hay

entre ciencia y sentido común.

Muchas veces pensamos que esta afirmación no es,

que eso es de sentido común. Es una afirmación muy científica.

Realmente la ciencia hace lo contrario.

Destruir el sentido común o buscar más allá

de lo que nuestros sentidos nos dicen sobre la realidad.

Y para demostraros esto, quiero que empecemos con un juego.

Quiero, Dafne, que hagas una apuesta y me digas cuántas pelotas ves

en este recipiente que tenemos lleno de agua.

¿Pelotas? Sí, o bolas.

Esferas. ¿Cuántas ves?

Ninguna. No ves ninguna, vale...

¿Tú cuántas ves? ¿Yo?

Nada, cero. ¿No veis nada?

No, perdóname.

Hay una, hay una. Hay una bola grande.

Mete la mano.

Y levanta así, que lo vean en casa.

Realmente... Vale, sí.

¿Ya sabes para qué era la toalla?

Vale, sí. Ahora estoy viendo dos.

Claro, se ven dos, pero el resto no se ven.

¿Lo ves? Son unas pelotas que son de un gel

que se llena de agua y tiene la propiedad

de que tienen el mismo índice de difracción que el agua.

De tal manera que la luz viaja en el agua y en las pelotitas

a la misma velocidad. De manera que es invisible al ojo humano.

No hay diferencia, no hay un salto.

Este sistema, que es aparentemente un truquillo tonto,

es el que están utilizando algunos científicos para diseñar

sistemas de invisibilidad e intentar cambiar

la velocidad de difracción de los materiales

para que se conviertan en algo visible.

Muy interesante. Son bolitas que se pueden comprar.

Son de adorno para jardinería y para regar de manera lenta.

A lo mejor un científico va a una tienda de jardinería y dice:

"Dame las bolas. Todas.

Me las llevo a una cosa de ser invisible".

Este es un ejemplo de que el ojo humano no es muy fiable

para llegar a la verdad de las cosas,

pero podemos hacer otro experimento. Tenemos aquí...

Antonio, ¿te has quedado sin presupuesto o qué ha pasado?

Se está notando... ¿Lentejas y agua?

Aquí hay un bote lleno de lentejas.

Estamos acostumbrados a escuchar que las lentejas tienen hierro.

Y nos lo creemos, a priori.

No lo ponemos en duda. Sin embargo, hay maneras de demostrar las cosas.

Ah, venga.

En eso consiste la ciencia, ¿no? Tengo aquí una pelota de hierro,

que la vamos a introducir en un proceso.

Normalmente esto se hace en un laboratorio

con un agitador mecánico. Es un proceso más complicado.

Simplemente, lo que vamos a hacer es poner la bola en las lentejas

e ir agitándolas, de tal manera que se produce un proceso

que los científicos conocen como acreción férrica.

¿Cómo? Acreción férrica.

Las moléculas del hierro de las lentejas

van a ir pasando la pelotita. Estad muy pendientes en casa.

Vamos a empezar a sacudirlo. Despacito.

Ya os digo que esto se hace con una máquina, pero fijaos.

Poco a poco, poco a poco, a medida que lo sacudo,

la pelota ha ido cogiendo el hierro que había en el interior

de las lentejas y lo ha transformado en esto.

¿Qué crack, eh?

¿Qué ha pasado aquí?

Bueno, todo esto es un timo, por supuesto.

Acreción férrica, eso lo ha inventado el director,

que es muy mala persona.

En realidad, lo que ha sucedido aquí...

Pues así cada domingo. No entiendo nada.

Parece un truco de magia. En el fondo lo es,

pero aquí hay física en esta historia.

Lo que ha pasado es que la pelotita, la más gorda,

se ha ido al fondo del recipiente al agitarse, la pequeña, perdón.

La más gorda se ha venido arriba. Ha salido flotando rápidamente.

Este proceso se conoce en física como el efecto muesli.

Se bautizó estudiando la física de los botes de cereales.

Porque es lo mismo que pasa en la bolsa de cereales,

que cuando la compras va y viene y tal, siempre, fijaos en casa,

están los copos más gordos en la parte de arriba.

Y sucede por una cosa que se llama flujo granular.

Esto parece una bobada, como os decía,

pero se está utilizando para elaborar sistemas salvavidas

en caso de aludes de nieve.

Hay un grupo de técnicos que han diseñado esto,

que parece un poco ridículo... No, un poco no.

No seas amable.

Es un airbag que te colocas, en caso de gente

que vaya por la montaña haciendo esquí de fondo o lo que sea.

En caso de emergencia, de que haya una luz de nieve,

tiras de ello, te inflas y te conviertes en el copo

más gordo de la luz de nieve y subes exactamente igual

que los cereales del muesli. Pero subes hasta...

Subes y mira. Luego te rescatan y sobrevives.

Es la diferencia entre quedarte debajo de la nieve

y quedarte en la superficie.

Eso lo tienes que activar cuando empieza la movida.

Empieza una avalancha y dices: "Me hincho".

Tienes que coordinarlo bien, no te vayas a hinchar mucho

antes de tiempo, pero al final te sube.

Pero tienes que hacer así.

Cuando estás en la nieve.

Como buscando la salida. Hay quien advierte que ese consejo

de moverse como si estuvieras nadando en los aludes no es bueno.

Vamos a pasar aquí, que vamos a hacer otro experimento.

Veniros conmigo. No os asustéis, veniros.

¿Que no me asuste? Has traído agua y lentejas.

Lo siguiente es un hueso de jamón y hacer un cocido.

Otro tema que en ciencia suele ser un clásico, es decir,

las cosas que no vemos. Os hablé un día de la presión atmosférica.

Es una fuerza que está alrededor No se descubrió hasta el s. XVIII.

En realidad está en un océano de aire.

El experimento típico que se suele hacer para demostrar esto...

Vamos a echar un poquito de agua....

Consiste en coger un par de vasos de agua, un vaso de agua. Coge el tuyo.

Le vamos a dar la vuelta para que veáis que la atmósfera es capaz

de sujetar el posavasos que vamos a colocar.

Hay que hacerlo rápido. Ponlo más o menos liso y apretando.

Ahora le das la vuelta y sigue apretando.

Cuando veas que más o menos está equilibrado,

vamos a intentar... Apriétalo ahí, que está...

Intenta quitar la mano muy suavemente, a ver si...

No, mano de arriba, o sea, la de abajo, la de abajo.

No sueltes el vaso, no sueltes el vaso.

Ahí.

¿Pero no se va a caer? Bueno, veremos, poco a poco.

Se te ha caído, bueno. Vamos a intentar hacerlo ahora.

Mirad yo.

Simplemente... Yo tengo un pulso...

No, tú no eres muy bueno. El agua...

El agua no, el aire, el que está sujetando el agua

del interior del recipiente. Llénalo otra vez.

Pon el posavasos. Vamos a hacerlo otra vez, despacito.

Fíjate, porque se puede hacer. Da la vuelta.

Aquí aprieto. No aprietes mucho, no hace falta.

Simplemente que esté liso, y que haga fuerza uno contra otro

y muy suavemente. ¡Bien! ¡Aplauso, aplauso!

¡Sujétalo! Vale, ahora vamos a hacer

otra cosa más flipante aún. Os invito que lo hagáis en casa.

Lo que vamos a intentar es quitar poco a poco el posavasos,

a ver si la fuerza de la atmósfera es suficiente para sujetar,

no solo el posavasos, sino el agua del interior del vaso.

Atentos. Lo vamos a hacer muy despacito.

Fijaos.

Se ha quedado el agua. Esa es la fuerza de la atmósfera.

Ojo, ¿eh?

Intenta hacerlo tú. Poco a poco.

Poco a poco.

La clave está en que lo hagáis muy despacito, ¿de acuerdo?

Despacito. Vale, despacito, despacito.

Eso no cuenta. No tan despacito.

Dale, dale. ¡Oh!

Bueno, lo que os decía. En casa hacedlo.

A mí las primeras 500 veces no me salió, pero poco a poco

os invito a que elaboréis un poco esto, la gravéis

y lo compartáis en redes sociales. Ahí lo dejo, ¿vale?

¿Te has limpiado las manos? Sí, sí.

No me has tocado nunca en ventipico programas y me tocas hoy,

que llevas la mano llena de agua. Por eso le tenemos, porque es listo.

Se da cuenta de cuando se la jugamos.

Tenemos aquí un plano inclinado.

Tenemos una madera que tiene una inclinación

y por la ley de la gravedad, si os fijáis, si ponemos un palo

lo que va a suceder es que cae,

Esto es de sentido común. Lo hablábamos al principio.

Pero la física a veces tiene trampas y el sentido común no nos sirve.

Lo vuelvo a repetir. Ponemos el palo y va para abajo.

Pero ¿qué pasa si pongo este rodillo?

Coloco este rodillo. Lo pongo en esta parte de la cuesta,

¿y qué hace?

No... A mí esto no me parece de sentido común, ¿eh?

¿Esto es brujería, no?

Lo voy a repetir una vez más para que os fijéis bien en casa,

a ver si veis dónde puede estar el truco.

Baja, baja... Pongo el rodillo...

¿Es magia? No, ¿cuál es tu movida?

Ahora sí, dilo.

Ahora se queda ahí. Ay, no se ha quedado...

Básicamente, esto lo que está haciendo es que os está jugando

una mala pasada, vuestra intuición, vuestro sentido común.

Esta forma que tiene el rodillo es fundamental para el truco.

El centro de masas está en el centro, en el eje

que vemos por aquí. Sin embargo, a pesar de lo que veis,

por la forma que tiene esto, que se va abriendo, la forma hace

que cada vez vaya ascendiendo.

Pero el eje donde está el centro de masas, si os fijáis, está bajando.

Este centro de masas, cuando está aquí, está más alto

que cuando está al final del recorrido.

Sí está funcionando la ley de gravedad.

Está bajando hacia allá, pero nuestros sentidos nos engañan

por la forma que tiene el rodillo al abrirse

y nos hacen creer que por un momento las leyes de la gravedad

y el universo se han vuelto locos, pero siempre funciona.

Hay que estar atentos

y tener un poco de escepticismo ante estas cosas.

Muchas gracias, Antonio.

Qué pena no estar manchado para limpiarme en ti.

Muchas gracias.

Es Antonio.

¿Has oído hablar de la percepción extrasensorial?

Todos los días hablo de eso. ¿Tanto como yo?

Puede que te levantes por la mañana y digas:

"Vamos a ver la percepción extrasensorial de qué va".

Vale, si alguien sabe qué es, tenemos a la persona

más escéptica del mundo. Se llama Luis Alfonso Gámez

y hoy va a hablarnos de este tema. Es "El archivo del misterio".

(Música)

Lo paranormal es cosa de niños. Fantasías que no preocupan a nadie,

más que a cuatro locos.

Seguro que lo has oído miles de veces,

¿pero sabes que las grandes potencias estudiaron lo paranormal?

Febrero de 1960. La revista francesa "Science et vie" titula en portada

"Extraña experiencia a bordo del Nautilus".

En el interior, un periodista cuenta cómo los americanos han realizado

un increíble experimento secreto dentro del primer submarino nuclear.

Según el periodista, habían demostrado la telepatía.

En una base militar de Maryland, un estudiante universitario

había transmitido mentalmente unas cartas sacadas al azar.

Bajo el Polo Norte, un tripulante del submarino se había concentrado

para adivinarlas, y había acertado nada menos que el 70 %.

El artículo se preguntaba: "¿Es la telepatía una nueva arma secreta?.

¿Será la percepción extrasensorial un factor decisivo

en la guerra futura?

¿Han aprendido los militares americanos

los secretos del poder mental?".

Los rusos leyeron aquel artículo y pensaron:

"Maldita sea, nos estamos quedando atrás".

Así que ellos también se pusieron a investigar los poderes psíquicos.

La investigación paranormal había estado prohibida

durante la dictadura de Stalin.

Se consideraba contraria a los principios del materialismo.

Sin embargo, en 1960, Josef animó al Kremlin a volcarse en ella.

Los experimentos empezaron de inmediato,

y en 1967 la URSS contaba con una veintena de laboratorios

dedicados a la investigación psíquica.

Con la carrera espacial, Moscú trasladó los experimentos al espacio.

Según un informe de 1972

de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de EEUU,

los rusos adiestraban a sus astronautas, no solo en telepatía,

sino también en precognición. O sea, en ver el futuro.

Al enterarse, los estadounidenses se pusieron a investigar también

en parapsicología solo porque los soviéticos lo estaban haciendo.

La película "Los hombres que miraban fijamente a las cabras"

está basada en un libro que, por increíble que parezca,

no es ficción.

En los años 70, los americanos intentaron formar una especie

de ejército jedai.

Lo que pasa es que todo fue fruto de un fraude.

El experimento telepático en el Nautilus nunca tuvo lugar.

La historia se la había inventado un escritor esotérico,

quien se la contó al inocente periodista de "Science et vie",

que se la creyó.

Así que ya ven. Nunca subestimen el poder de un periodista equivocado,

ni crean a un autor esotérico. Buenas noches.

Gámez haciendo amigos. En fin.

Te voy a presentar a otra persona. Me apetece que lo conozcas.

La ciencia consiste en hacerse preguntas.

Nosotros en "Órbita Laika" tenemos un experto en preguntas.

Es el biólogo y divulgador José Cervera.

¿Qué tal? Un placer.

-Igualmente.

¿Qué tal, José? Hola, muy buenas.

¿Qué nos cuentas hoy?

Hoy quería enseñaros este cacharrito que tenemos aquí.

La aspiradora que va sola. ¿Veis esta aspiradora?

Sí. Que parece una tapa de lavadora.

Sí, es como...

Pues no lo es. No es ni una Roomba ni es una tapa de lavadora,

aunque sea de la marca Siemens. Es un disco duro.

Un disco duro de 1975. -Anda.

-Y este enorme disco duro que veis aquí es portátil.

Esto se encaja dentro de un lector. El lector del disco duro...

¿Eso era portátil? Sí, efectivamente.

El lector del disco duro es del tamaño de una lavadora.

Es mucho más grande que esto. ¿Cuánta capacidad creéis que...?

-Esto te iba a preguntar. Eso tendrá... 8 teras o algo así.

-Pues no... Más bien tiene bastante menos...

Tiene, aproximadamente, cinco megas de capacidad.

-O sea, es una birria, ¿no?

-Este disco que nos ha prestado el MUNCYT,

solamente es capaz de almacenar una foto de un móvil.

Una foto del móvil que llevamos en el bolsillo ahora mismo.

-Sí. -Nuestro teléfono móvil tiene

miles de veces la capacidad de este disco.

Esto tiene importancia.

Ha habido una gran evolución tecnológica entre los años 70...

En el 75 se hizo este disco duro y la actualidad.

Hoy en día tenemos dispositivos que son capaces de almacenar

muchísima más información de la que podemos almacenar hace unos años.

Hacer relativamente poco tiempo. En el año 75.

Y más pequeños, también te digo... Como tengas que llevar:

"Oye, te enseño las fotos de la boda".

"Claro, toma, aquí viene el camión con discos duros".

Con una foto aquí, otra foto allá. -Y el lector como una lavadora.

Este cambio es importante,

porque en realidad, lo que está es hablándonos de un cambio

que se está produciendo en la actualidad, en el conocimiento.

La definición misma de lo que es el conocimiento

y de lo que es la inteligencia.

No podemos pensar de la misma forma. Cuando tenemos acceso

a muchísimos más datos, que cuando tenemos acceso

a muchísima menos cantidad de información.

Hoy en día, por ejemplo. Cada minuto de cada día

se están subiendo a YouTube más de 120 horas de vídeo.

Imagínate, eso son cinco días y pico de vídeo por minuto.

-Ostras...

Es que si tienes un perro y un móvil lo grabas.

Pues imagínate. Ese es el problema.

Tenemos la capacidad y tenemos enormes cantidades de información

en internet.

Se publican miles de post por minuto en las plataformas de blogs.

Se publican millones de tweets por minuto.

Se está acumulando una enorme cantidad de información.

-¿Eso se almacena siempre? -Claro.

Toda esa información está siendo generada en cada momento.

En los años 70, más o menos en la época en la que se hizo

este disco duro, un ingeniero estadounidense, Buckminster Fuller,

calculó que hasta el año 1900, hasta principios del siglo XX,

cada siglo se generaba, más o menos, por término medio,

se doblaba la cantidad de información disponible para la especie humana.

Es decir, que en el siglo XVIII se había generado lamisma cantidad

de información que en toda la historia anterior

hasta el siglo XVIII. En el XIX otra vez se dobló.

En el XX las cosas se han puesto mucho más complicadas.

Repitiendo el mismo cálculo después de la Segunda Guerra Mundial,

se llegó a la conclusión de que ya no se duplicaba la información

cada 100 años, sino que se duplicaba cada 25 años.

Y a partir del año 2000 se estima que la velocidad de aumento

de la información que estamos generando hace que se duplique

la cantidad de información disponible para todos nosotros cada 12 meses.

13 meses... Me estoy agobiando.

Yo también, muchísimo. Me estoy agobiando muchísimo.

Eso significa que cada año, más o menos, generamos la misma

cantidad de información que desde el principio de los tiempos

hasta el año pasado. -Ostras...

-Para 2020, IBM estima que vamos a estar duplicando

la cantidad de información que se genera cada 12 horas.

Cada día vamos a generar dos veces la cantidad de información

generada desde el principio de los tiempos hasta hoy.

Imaginaos. No se puede manejar. Es imposible.

Han creado una infraestructura nueva para poder manejar

esa cantidad de información y lo primero que hacen es depurarla.

Eliminar una gran cantidad de información que no es útil

para no perderse. -Es eso, ¿qué eliminas y qué no?

-Ese es el problema, porque la clave está ahí.

Ese problema de manejar grandes cantidades de información

ya lo hemos tenido antes.

Hasta la época de los griegos homéricos,

hasta el principio de la civilización,

la única forma de almacenar información era

en la memoria de la gente. Por eso, por ejemplo,

los cantos antiguos, los cantos de Homero,

por eso las obras de teatro de Lope y de Calderón

eran en verso.

El verso es un sistema que sirve

para almacenar con más facilidad las cosas en la memoria.

Para que no se te olviden las cosas.

Ya al principio de la época Homérica, un poco después, Platón

estaba muy preocupado porque había aparecido una nueva tecnología

que él pensaba que podía hacer idiotas a los seres humanos.

¿Sabes qué tecnología era esa?

Una tecnología que permitía colocar los datos, la información

fuera del cerebro humano, y que iba a hacer que la gente

perdiese la memoria, porque ya no iba a hacer falta recordar las cosas.

Esa tecnología se llamaba escritura.

El poder escribir sobre papiro o pergamino,

la gente no iba a tener que recordar y nos íbamos a volver todos idiotas.

Esto no ha ocurrido...

Lo que hemos hecho ha sido aprender a manejar la información

que está fuera de nuestro cerebro.

Ahora ya no tienes que aprenderte el libro de memoria.

Lo que tienes es que aprender a manejar una biblioteca.

-En el cole todavía te hacen que te estudies el libro...

-Y ese es el problema.

Esa es la cuestión.

Un reciente estudio decía que la gente que maneja Google

piensa que es más inteligente que la gente que no maneja Google.

Y, probablemente, tengan razón. -Yo creo que sí.

-No tiene sentido almacenar las cosas en la cabeza de las personas.

Lo que tiene sentido es saber encontrarlas cuando las necesitas.

-Claro. -Esa es la clave.

Una nueva manera de inteligencia. -Oye, una pregunta.

¿Y cuántos teras o cuánta información podemos administrar o guardar?

-Se calcula, hay un cálculo hecho por gente que está pensando en subir

la conciencia humana a un ordenador, que un cerebro humano puede almacenar

alrededor de un tera y medio de información, aproximadamente.

-O sea, que hay que quitar cosas para volver a aprender otras.

-Claro, por eso tiene más sentido saber dónde encontrar las cosas,

que tenerlas guardadas dentro. -Me gusta esto.

Pues así es, José. Muchísimas gracias.

Encantado.

-Qué interesante.

Espero que nuestros hijos no tengan que estudiar nuestros tochos.

Nada. Yo creo que no tendrían que estudiar nada.

¿Tú crees que cambiará eso?

No sé. Yo sé que uso mucho Google. Soy el que más usa Google del mundo.

O sea, eres el más listo de todos. Soy superinteligente.

Yo uso Google todo el tiempo. Capullo.

No, hombre. Si puedes estar sin aprender nada es como...

Yo no retengo información, pero sé buscarla muy bien.

Pero eso está bien. Al final...

Si tienes datos en ese momento...

Porque si te pilla en el campo y no tienes datos para Google,

estás muerto. Ya... También es verdad.

¿Te gusta la informática? Sí.

En la sección de matemáticas que preparan Raúl Ibáñez

y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV

vamos a hablar de informática, más concretamente de unos y ceros.

Vamos a verlo.

Hoy, en "Una de mates", vamos a hablar de ceros y unos.

El sistema binario es el utilizado en informática

y en toda la tecnología digital para codificar la información.

Esta información que pueden ser fotos, vídeos o cualquier otra cosa,

viene expresada en listas de unos y ceros.

La ventaja de un sistema con solo dos cifras

es que resulta fácil de representar con dispositivos físicos simples.

Se puede representar con el paso de la corriente por el circuito

de un ordenador, con las hendiduras y llanuras de un CD,

con una bombilla encendida o apagada. Pero ¿qué son los números binarios?

Nuestro sistema de enumeración es en base a diez,

y lo es porque expresamos los números en función de las potencias de 10.

Así, una posición nos indica las unidades,

otra las decenas, otra las centenas, otra las unidades de millar, etc.

El número 5394, por ejemplo, no es más que cinco veces mil,

más tres veces cien, más nueve veces diez, más cuatro.

El sistema binario, sin embargo, se basa en expresar un número

como potencias de dos.

Para ello indicamos con el uno las potencias que están

y con el cero las que no están. Supongamos este número binario.

¿Qué número será?

Veamos.

Escribamos aquí nuestro número binario y debajo las potencias

de dos, incluyendo el uno. Veamos ahora qué potencias están

en nuestro número binario.

El 32 está, también el 16, el 8 no, el 4 sí, el dos no y el 1 sí.

Eso significa que este número es la suma de 32 más 16, más 4, más 1.

Es decir que esta expresión binaria corresponde al número 53.

Así es cómo funcionan los números binarios.

Ahí lo deja. Él te lo ha contado y ya está...

Si lo entiendes bien y si no... A mí me ha costado.

Yo creo que he pillado algo. Me he sentido un poco lista y todo.

¿Sí? A mí me ha costado muchísimo. Tengo que preguntarlo luego.

Pues míratelo. Ya. Lo más sorprendente es

que ese tío existe, ¿eh? No es un holograma.

¿Sí? Sí, Raúl. Existe.

Ah... Pensaba que por sus... Qué va, es real.

Te voy a presentar a la cuarta colaboradora de la noche.

Lo voy a decir en binario. Es nuestra colaboradora 01...

Me he trabado en colaboradora... Es la 0100.

Un aplauso para la matemática y divulgadora Clara Grima.

Hola.

¡Hola! ¿Qué tal?

¿Qué te pasa a ti?

¿De dónde vienes, de "Grease"? ¿Has visto?

Vienes como de "Grease", ¿no? Vengo ambientada para la época

del descubrimiento del microondas.

Qué bien. Cuéntanos. ¿Qué traes? ¿No lo ves?

Perdona. Me has abofeteado. ¡Te debo un microondas!

¿Qué parece? Un microondas.

Lo otro parece una aspiradora y mira, era un disco duro.

Es verdad, tienes razón.

Vengo a hablar del microondas. ¿Tú tienes microondas en casa?

-Hombre. -¿Y lo usas para cocinar

o solo para calentar? -Para calentar leche por la mañana.

-Y para descongelar... -Y ya está, sí.

-Pues se puede usar para más cosas. Eso dicen...

Es un objeto muy cotidiano que tenemos en casa

y vamos a intentar entender cómo funciona.

La clave está en eso. En esto que se llama horno-microondas

y que funciona gracias a las ondas que son...

Electromagnéticas. Electromagnéticas.

Es lo único que sé decir. Cuando Clara me dice ondas

yo digo electromagnéticas. Un día no será y quedaré mal.

Son unas ondas electromagnéticas, como nos ha dicho Ángel.

Tienen mucha longitud de onda. Una longitud de onda muy grande.

Luego son unas ondas muy poco energéticas.

De hecho, son las mismas ondas que hacen posible la telefonía móvil.

Y tu teléfono no sirve para cocinar. -No.

-Entonces, ¿cómo hacemos para que esas microondas,

con esa misma energía, que es la que usa la telefonía móvil,

sea capaz de cocinar un alimento.

Para entender esto vamos a ver cómo es la estructura básica

de un microondas.

Cuáles son los tres elementos básicos de un horno-microondas.

Un cachorrito que está detrás y que no se debe tocar.

Es el magnetrón. Gracias a la corriente eléctrica,

produce ondas microondas, las que necesitamos para cocinar.

Estas ondas van a la segunda parte que quiero señalar.

Es una guía de ondas. Es por donde entran al microondas.

La tercera es la caja, que funciona como una jaula de Faraday.

Una jaula de Faraday no es más que una caja metálica,

porque la puerta, aunque no parezca, también tiene una mallita,

que la convierte en metálica. -Sí.

-Es eso. Una caja metálica que no deja salir las ondas al exterior.

No sé si te has montado en un ascensor

y te has quedado sin cobertura del móvil.

Tiene que ver con el efecto de la jaula Faraday.

El microondas lo que hace con la corriente eléctrica,

el magnetrón genera las microondas, llegan por la guía de ondas

a la caja y empiezan a rebotar pared contra pared.

Hacen el efecto de un espejo.

No las dejan salir y se van acumulando las microondas dentro.

Pero tenemos la misma pregunta. ¿Eso por qué calienta?

El secreto está en que la longitud de ondas microondas

es muy buena, o interacciona muy bien con las moléculas del agua,

de los azúcares y de las grasas, que son los componentes

de nuestros alimentos.

Entonces, si piensas en el agua, tenemos una parte, aquí lo vemos,

todos sabemos que una molécula de agua tiene H2O.

La parte correspondiente al oxígeno está cargado negativamente

y la parte del hidrógeno está cargada positivamente.

¿Y cuando tienes dos cargas de distinto signo qué pasa?

Que se atraen. -Sí.

-Si pones muchas moléculas juntitas, como en un vaso de agua,

las partes positivas van a intentar pegarse con las negativas,

como vemos aquí y van a hacer eso. Las partes positivas se van a unir

con las negativas, con unas uniones que no son muy estables.

Al poco rato se mudan y van a buscar otra molécula

con la que pegarse. Tú estás bebiendo un vaso de agua

que crees que está tranquilito y en realidad dentro las moléculas

están moviéndose. Como adolescentes en una discoteca.

Sí. Porque cuanto más se mueven, más temperatura hay.

Adolescentes en una discoteca, efectivamente.

De hecho, la temperatura es eso.

Cuando medimos la temperatura del agua o de cualquier cosa,

lo que medimos es la velocidad a la que se mueven las partículas.

-¿Y es saludable? -¿Perdón?

-¿Es saludable lo que se crea ahí? -Sí, ¿por qué no?

-No sé, porque había escuchado que era cancerígeno...

-Hasta donde yo sé, no. -Está bien saberlo.

A lo mejor has descubierto tú algo que...

Yo no conozco ningún estudio que lo respalde.

-Lo siento... -No, bueno, no lo sientas.

-Que no, que no. Son cosas que... Bueno...

Somos amigos, no hay que sentir nada.

No sentimos nada. Estamos entre colegas.

Ya tenemos esto.

Vamos a ver cómo conseguimos calentar los alimentos

y qué tiene que ver esto.

El secreto está en que las ondas microondas,

como interactúan muy bien con el agua, tienen

la manía o les gusta mecer las moléculas de agua.

Cuando metemos el alimento en el microondas,

las ondas electromagnéticas, como buenas ondas electromagnéticas,

generan campos eléctricos magnéticos muy oscilantes.

Están todo el rato oscilando. De hecho, en uno normal,

oscila en el orden de 2400 millones de veces por segundo.

Esas oscilaciones, aquí se ve muy bien con el dibujo,

lo que hace es, las cargas eléctricas del agua notan los campos

que están oscilando, los campos eléctricos

y empiezan a mecerse.

En esa danza, en ese baile de moléculas que se produce,

chocan unas con otras y adquieren velocidad y se calientan.

Eso con el agua.

Pero si metes otro tipo de alimento, ¿qué pasa?

Casi todos lo alimentos tienen agua.

Las ondas microondas hacen que se muevan las partículas,

eso sube la temperatura del agua en el interior del alimento

y cocina el alimento desde dentro.

Por eso es más rápido que el horno convencional.

Si tú pones un alimento en el horno convencional,

lo que haces es calentar la superficie

y tarda más porque tienes que conseguir que ese calor se trasfiera

hacia el interior, mientras que en el microondas calentamos

de dentro hacia afuera.

Eso es. Pus muchísimas gracias, Clara, por dejarnos clarísimo

cómo funciona un microondas.

Hasta luego. -Chao.

Tú vas a la cocina a calentar un vaso de leche, lo metes ahí,

das al play y no le prestas valor a toda la movida que hay dentro.

Pues no... Y hay mucha movida. Hay una movida como para sentarse

a mirar ese minuto que se calienta, por respeto al microondas.

Sí. A partir de ahora,

cuando calentéis cosas, os sentáis delante.

"Vaya movida estoy generando aquí. Vaya baile, vaya traqueteo.

Todo. Y luego, si el agua está caliente, madre mía,

la que hay liada aquí dentro.

Yo lo que quiero saber es que siempre hay...

¿Si no metes ni agua, ni grasa?

¿Para qué vas a comprar un microondas si no metes nada?

¿Pero todo tiene eso?

Si metes otra cosa, o sea, un plato.

Sí, que no tenga ni agua, ni grasa y no sé qué ha dicho que...

Un plato vacío, por ejemplo. No se calienta.

¿En serio? ¿No se calienta? Pon un plato y no se calienta.

Ah, qué guay. Lo probaré luego.

Pruébalo por curiosidad, pero... Si meto un plato con algo...

Se calienta porque hay encima algo que se va a calentar mucho.

Ostras.

Supongo que le pasa el calor. Y coges el plato y dices:

"Hostia, me quemo", pero no es porque el plato se haya calentado.

Es que te has pasado con el tiempo de calentar la pizza.

Has calentado pizza porque tenías resaca y al calentarla...

Haz la prueba... Sí, lo voy a hacer.

Lo sacas sin miedo. Lo puedes hacer siempre antes de servirlo.

Toma el plato, no está caliente y viene del microondas.

Esto se está acabando ya. Estamos llegando al final.

Ha llegado el momento de resolver el verdadero o falso

que planteábamos al principio del programa.

Espero tener razón.

Os recuerdo el "Verdadero o falso" de esta semana.

¿Es verdadero o falso que si a un astronauta se le rompe el casco

le explota la cabeza? Dafne decía que sí.

Decíamos que sí, yo me he apuntado a ese carro,

y que si se le rompía el traje también le estallaba el cuerpo.

Vamos a verlo.

Es verdadero o es falso que si a un astronauta se le rompe el casco

le explota la cabeza.

Veamos. Aquí tenemos a un astronauta dando un paseo por el exterior

de la Estación Espacial Internacional.

Está contento. Tiene un buen sueldo y unas buenas vistas.

Cuando, de repente, zas. Un meteorito le rompe el casco.

¿Qué le pasa ahora a este pobre señor?

En pocas palabras, una despresurización a lo bestia.

El aire se expande dentro de sus pulmones,

más allá de lo que los pulmones resisten,

y parte del agua del cuerpo empieza a evaporarse.

En solo unos segundos, el cuerpo entero, cabeza incluida,

empieza a hincharse, pero... y aquí viene la buena noticia,

no llega a explotar. No lo hace porque nuestra piel

es extraordinariamente resistente. Incluso en estas condiciones,

aguanta la presión. Es rotundamente falso que a los astronautas

les explote la cabeza si se les rompe el casco.

Recuérdalo la próxima vez que tu cuñado te saque el tema.

Lo siento, siento el fallo. Nos han engañado.

Es comprensible. Si quieres lanzar un mensaje

a la gente que hace cine. Sí, jope...

Juegan con la ilusión de gente. De pensar que a lo mejor

las cabezas estallan. Estás viendo la película y dices:

"Se le ha roto el casco, le va a petar la cabeza".

Y yo, que muchas veces no he estudiado pero he visto cine,

para documentarme... Mal.

Si alguna vez haces una película del espacio y te dicen:

"Aquí, cuando se te rompa el casco, la cabeza te va a estallar".

Tú dices: "No". No, bonito.

Yo quiero que esto esté científicamente bien

y lo que tenéis que hacer es que me hinche muchísimo...

¿Y te quedas ahí flotando así, gordita?

Yo creo que sí. A mí me gusta pensar que sí.

Pues mola también.

Llega un astronauta como nuevo y ve a otro flotando.

Oye, cinematográficamente hablando es mucho más guay.

Es superbonito.

Cuando llegan a las estaciones rusas, que siempre son los rusos

los que han muerto primero, cuando llegan, que hay mucha sangre,

aquí estarían como flotando y chocando.

A mí me gusta especialmente el astronauta de aquí,

del "Verdadero o falso" porque ha muerto,

se le han salido las cuencas de los ojos,

pero el dinero no lo ha soltado.

Si queréis, podéis volver a verlo. Es como: "Yo me muero,

pero el sueldo me lo llevo aquí. Ni a la familia ni nada".

Dafne, hasta aquí la ciencia. Jope.

Te lo has pasado bien. Muy bien. Me lo he pasado muy bien.

Siento lo de la física cuántica. No volveré a llamar borracho.

Pido disculpas. No, he aprendido algo.

Por lo menos me ha servido para algo. Es superbonito.

Quieres recordar, ya que lo has estudiado...

Sí, es importante recordarlo, porque la física cuántica

va a ser importante.

Ahora no, pero en el futuro. Es el estudio del comportamiento

de la materia en dimensiones muy pequeñitas.

Muchísimas gracias. Un aplauso para Dafne Fernández.

Muchas gracias por haber venido.

Y a vosotros, hasta la semana que viene,

Chao, sed felices.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 10

Órbita Laika - Programa 10

25 nov 2015

Órbita Laika tendrá como invitada esta semana a la actriz y bailarina Dafne FernándezAmérica Valenzuela hablará de los últimos avances en neuroprótesis y exoesqueletos, Antonio Martínez Ron se centrará en fenómenos que desafían el sentido común, y Raúl Ibáñez enseñará a contar en números binarios.

ver más sobre "Órbita Laika - Programa 10" ver menos sobre "Órbita Laika - Programa 10"

Los últimos 212 programas de Órbita Laika

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 12 Completo 56:32 52% 09 dic 2015
    Programa 12 09 dic 2015 En esta última entrega de la temporada, Ángel Martín estará acompañado por Miki Nadal. El humorista recordará cómo comenzó en el mundo de la televisió...
  • Programa 11 Completo 56:40 49% 02 dic 2015
    Programa 11 02 dic 2015 Esta semana, Ángel Martín estará acompañado en el plató por Leo Harlem. El monologuista repasará sus inicios en el mundo del humor y hablará de sus proyectos actua...
  • Programa 10 Completo 56:32 50% 25 nov 2015
    Programa 10 25 nov 2015 Órbita Laika tendrá como invitada esta semana a la actriz y bailarina Dafne Fernández. América Valenzuela hablará de los últimos avances en neuropró...
  • Programa 9 Completo 56:03 52% 18 nov 2015
    Programa 9 18 nov 2015 Órbita Laika tiene como invitado esta semana al actor, cómico y monologuista Jon Plazaola, que visita el programa para disfrutar de la ciencia amena y divertida. América Valenzuela ...
  • Programa 8 Completo 57:03 48% 11 nov 2015
    Programa 8 11 nov 2015 Ángel Martín está acompañado en el plató por Javier Coronas, quien además de hablar de sus proyectos profesionales, pone a prueba sus conocimientos científicos. En...
  • Programa 7 Completo 55:36 52% 04 nov 2015
    Programa 7 04 nov 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín, tendrá como invitado esta semana a Álex O’Dogherty, que en estos últimos años ha desarrollado su ...
  • Programa 6 Completo 56:10 54% 28 oct 2015
    Programa 6 28 oct 2015 Órbita Laika tiene como invitado a Carlos del Amor, periodista del área de Cultura de los Servicios Informativos de TVE. El programa saldrá, como es habitual, a la calle para conoce...
  • Programa 5 Completo 56:06 54% 21 oct 2015
    Programa 5 21 oct 2015 La invitada de Órbita Laika es la actriz Llum Barrera. América Valenzuela en su sección “Mundo futuro”, nos habla de la “tecnología emocional”. La s...
  • Programa 4 Completo 56:08 9% 14 oct 2015
    Programa 4 14 oct 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín. Miren Ibarguren será la invitada especial. El programa preguntará a la gente en ‘El run rú...
  • Programa 3 Completo 56:11 50% 07 oct 2015
    Programa 3 07 oct 2015 En esta nueva entrega, Ángel Martín está acompañado por el actor, humorista y músico Pablo Carbonell, que se ha vuelto a poner al frente de su mítico grupo, Toreros ...
  • Programa 2 Completo 57:09 61% 30 sep 2015
    Programa 2 30 sep 2015 ‘Órbita Laika’, el show de divulgación científica presentado por Ángel Martín y dirigido por José Antonio Pérez, contará con la representante española este año en Eurovisión. Además, el programa saldr...
  • Programa 1 Completo 55:58 68% 23 sep 2015
    Programa 1 23 sep 2015 En el estreno, Ángel Martín se reencontrará en plató con Patricia Conde. La vallisoletana hablará de sus proyectos como actriz, así como de su último libro, ‘A mamá no le vengas con bananas verdes’. L...
  • Programa 12 Completo 56:07 62% 01 mar 2015
    Programa 12 01 mar 2015 Órbita Laika cierra su primera temporada con el humorista Quequé. El presentador y cómico habla de 'The hole', un espectáculo donde se convierte el teatro en un gran cabaret, y en el que él ej...
  • Programa 11 Completo 56:19 58% 22 feb 2015
    Programa 11 22 feb 2015 El invitado del programa es Carlos Areces quien nos habla de sus últimos estrenos cinematográficos y musicales y disfruta con la ciencia amena y divertida.América Valenzuela hace un repaso a las últimas noticias ...
  • Programa 10 Completo 59:39 66% 15 feb 2015
    Programa 10 15 feb 2015 Show de divulgación científica presentado por Angel Martín. Raul Cimas y Julián López son los invitados especiales del programa. 

Añadir comentario ↓

  1. gicsd

    Dafne, que preciosa estás. Olé mi comentario en un programa de ciencia.

    01 feb 2016