www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4257315
Órbita Laika - Programa 1: Ruth Lorenzo - Límites - ver ahora
Transcripción completa

Música

# Se mueve tu cabeza.

# Se mueve tu cuerpo.

# Haz que retumben estas paredes.

# Que tus movimientos se exageren.

# Se mueve. Te quedas sin aliento.

# Se mueve. Como dos animales

# dentro de una jaula de metal.

# El tiempo se encoge,

# y luego se expande.

# Cuando tú bailas,

# mi cuerpo no siente dolor ni sufrimiento. #

¡Uh!

Hola, hola, hola.

Bienvenidos a una nueva temporada de "Órbita Laika",

con la que al fin la ciencia vuelve al lugar que le corresponde en TV:

el prime time... de La 2.

Risas

En el programa de hoy haremos algo increíble:

explorar el cuerpo humano.

¡Eh! No, no.

¡Eh! No, no.

No a la manera tradicional. Eso cada uno en su casa.

¿Eh? Ni como un proctólogo. No. Somos científicos, pero no tanto.

Para hacerlo vamos a contar en nuestra tradición

con invitados maravillosos.

Hoy hemos traído a alguien que ha batido el récord Guinness.

¿Para qué esperar más?

Aplauso enorme, gigantesco, para recibir a Ruth Lorenzo.

¡Bravo!

Ven por aquí. Qué guay.

Qué velocidad. ¿Verdad que sí?

Vas como un rayo. Un placer.

Eso te lo podrán explicar ellos. Es ciencia, aceleración y eso.

¿Verdad, Dani? Sí. Ya hablaremos de velocidad

y experimentaremos con ella. Ruth, muchas gracias.

No sé si has escuchado en ese descenso vertiginoso

que te presenté como que has superado

un récord Guinness. Sí, muchas gracias.

Justo hace un año casi

tuve la oportunidad de hacer una acción para la lucha

contra el cáncer de mama. Claro.

Con Cadena 100. Fue maravilloso.

Entonces dije: "¿Qué podemos hacer?".

Y dijimos: "Vamos a batir un récord

de conciertos en un día".

Conciertos en un día. Sí.

Tres o cuatro. ¿Cuántos fueron?

¿Ocho en un día? En ocho ciudades, sí.

Yo no sé. Hacemos un programa y ya estamos cansados.

Si tenemos que hacer ocho, imagínate.

Pero te gusta mucho la ciencia, supongo.

Estás en el sitio adecuado. Tienes tu teoría del caos.

Sí, la tengo aquí escrita.

Sacaremos un paper luego.

Hablaremos conjuntamente. ¿En qué consiste esta teoría?

Es cierto que todos tenemos como nuestro propio sentido

del caos y del orden, y cosas

que nos motivan en la vida para ir más allá

y superando límites, fronteras y barreras.

Que el universo está expandiéndose constantemente,

como nosotros, ¿no?

Más o menos es... que me pongo profunda.

No, está bien. No, no.

Eso creo. Ya que te pones profunda, supongo

que esa profundidad será el motivo del título del disco

que vas a lanzar ya. Sí.

Sale dentro de muy poco. El single está en la calle.

Y el disco se llama "Loveaholic". Esperaba que lo dijeras tú. Digo:

"¿Cómo voy a decir yo 'Loveaholic'?".

Muy bien escogido. Sí. Y con acento inglés murciano.

Que tú tienes esa combinación. Sí.

Cuando me junto con murcianos, soy más murciana todavía.

Y ahí, acho, pijo, se nos lía to. Pero en inglés hablo medio bien.

Ser un "loveaholic" es ser un adicto al amor.

Que he tardado como año y medio o casi dos años

en componer todo el material,

del que han salido casi 70 temas, que se quedan en 12 canciones.

Y esas 12 canciones de todo lo que he escrito es,

por así decir, la recopilación de cosas que he aprendido sobre mí.

Qué bonito. Yo no soy adicto al amor.

También porque lo encontré. Entonces ya está.

Qué bonito. Goyo...

Eres adicto al amor que encontraste A las nuevas tecnologías,

porque nos permiten conectar

a distancia. ¿Qué pone aquí? "ESA".

ESA es la... La Agencia Espacial Europea.

Pues sí. Esta temporada contamos con un fichaje.

Nos visitó la temporada pasada, y ahora se va a quedar:

Pedro Duque. ¡Bien!

¡Bravo! ¡El único! Conectamos con la Agencia Europea,

donde está Pedro Duque, que nos acompañará esta temporada

y nos trasladará su sabiduría y conocimiento.

Lo pondrá a nuestra disposición gracias a la tecnología.

Hola, Pedro. Ahí está.

Pedro. Como diría Penélope Cruz: ¡Pedro!

¡Pedro! ¿Qué tal? "Ah, hola".

"Goyo, ¿cómo estás?". Pues muy bien.

Gracias, antes que nada, por aceptar colaborar con nosotros.

Y bueno, gracias a ti por aceptar que vayan contigo nuestros cámaras.

Van a ir 24 horas con él para ir grabando su actividad.

Y no sé, si nos surge alguna duda, preguntamos.

Eso es un gran sacrificio. ¿Cómo lo verías tú?

Tú has hecho ocho conciertos en un día.

¿Qué más te da? Pedro, que muchísimas gracias.

"Nada, yo encantado, desde luego".

Desde la Agencia Europea del Espacio.

Cuanto más hagamos... -Ojo. Ojo.

Cuanta más difundamos la ciencia de la tecnología, mejor.

Ahora os tengo que dejar. Ya lo hemos visto.

Hasta luego.

Qué casualidad, que haya surgido una alerta justo.

Al menos es Pedro Duque

y no Homer Simpson, y no tendremos lío.

A lo que iba: cada semana vamos a hablar

con Pedro Duque, y aquí, de hechos científicos.

Vosotros nos traeréis cosas.

Así que cuando queráis, podéis sacarlo.

Por ejemplo, tengo una apuntada.

No sé si sabéis... Es una curiosidad que no sabía:

si desenrolláramos el ADN humano

que hay en cada una de nuestras células,

sería como una cuerda. ¿Sabéis cuánto mediría?

¿Cuánto? Dos metros.

Que yo mido 1,92. La gente dice: "Qué alto eres".

Dos metros de ADN en una célula. ¿Qué os parece?

¿Cuánto mediría la cuerda

si desenrolláramos todas las células del cuerpo?

No hay comodín. La opción A es:

De la Tierra a Plutón ida y vuelta.

Por el descuento, ¿vale? Bien.

B, de la Tierra a la Luna.

De Madrid a Barcelona, no sé si ida y vuelta.

Y de Madrid al cielo.

Por supuesto. Venga, Ruth.

A, B, C, y D. Irás bien encaminada.

¿Sí? Yo creo que la Luna, ¿no?

¿Y tú, Dani? Yo me la sé.

Tú te la sabes.

Y tú también, Gloria. Doy otra pista:

es algo espacial también. O sea, ¿a Plutón?

Pues efectivamente. Bien.

Ida y vuelta a Plutón.

Y Plutón está realmente lejos. Son 7500 millones de kilómetros.

Por tanto, el ADN desenrollado

haría 15.000 millones de kilómetros. Es una locura.

En su máxima distancia. Plutón hace una elipse.

Máxima distancia. Para que se entienda en casa,

mejor darlo en campos de fútbol.

Serían muchísimos estadios de fútbol.

¿Y tú qué traes? Tengo un experimento.

Sabes que me gusta experimentar, tengo experimentos espectaculares.

Ella es física teórica y él es físico experimental.

Nos complementamos bien.

Y para el experimento necesito a alguien

que tenga cosquillas. ¿Tú? No, soy un tío duro. Prueba.

Prueba. Cero. Nada. A mí no me buscas

las cosquillas. ¿Y tú, Gloria? Yo no mucho.

Pero creo que Ruth las tiene. Yo las tengo curiosas.

Solo cuando me tocan contracturas y me masajean me río.

Podemos probar. Prueba a ver. Pruebo con Ruth.

Esa es mi excusa, ¿eh?

Tú dame un buen masaje. Encuéntrala.

Primero en los sitios clásicos. Es como detrás de...

¿Ahí? Bueno... Pero dale fuerte.

Dani no sabe encontrar ni el punto G ni el jeje.

Has encontrado el punto. Ahí tiene un punto.

Vamos a buscar una...

Tengo la persona adecuada. Sarah Nichols.

¿Puedes venir al set?

¿Sí? No sé qué hará.

La colaboradora de redes sociales.

Un aplauso para Sarah.

Hola. ¿Qué tal?

Es nuestra experta en redes sociales.

Nos traerá esta temporada a muchos youtubers

y a gente que hace divulgación científica en redes.

Al margen de eso, se ha tragado una jirafa, como ves.

Es decir, tiene una altura espectacular.

Y como es risueña, digo: ¿tienes cosquillas?

Muchas. Lo sospechaba.

Para hacer un experimento.

Ya está. Esto es un punto.

Déjame.

Aquí hay otro puntito, ¿no? Dale.

¿Dónde está la ciencia en esto? Déjame. Esta es la primera parte.

Ahora vamos a intentar hacernos cosquillas

a nosotros mismos.

Queda surrealista, pero vamos a probarlo.

Bueno. ¿Os hacéis cosquillas?

Haceos cosquillas todos. Tocaos.

Me parece que no. No.

No os hacéis cosquillas. No os hacéis gracia.

Es imposible. ¿Por qué?

De los millones de personas que nos ven ahora,

nadie que se haga cosquillas a sí mismo está riendo.

¿No os hacéis cosquillas? ¿Qué os pasa?

Se reirán de vosotros. De nosotros.

Es una cosa curiosa, que nos habla de cómo funciona

nuestro cerebro. Y no te lo explicaré yo,

sino Raúl Pelayo,

neurólogo del Instituto Goodman,

para explicarnos esta y muchas más cosas del cerebro.

Con este aplauso lo recibimos.

Y Sarah, te vemos enseguida.

Ahí viene Raúl. Raúl.

Gracias, Raúl. Encantado.

Ya lo decían Faemino y Cansado:

¿es más peligroso que te pegue un boxeador o un neurólogo?

Es más peligroso el neurólogo, porque sabe dónde pega.

De momento no te hará daño, pero en 100 años te funde.

Muchas gracias por venir. A vosotros.

Explícanos por qué las cosquillas a nosotros mismos

no nos hacen gracia. Pues, aunque no lo parezca,

es una pregunta con más miga de lo que parece.

La respuesta nos da mucha información

de cómo el cerebro es capaz de reconocerse a sí mismo.

No lo sabemos al 100 por 100. Probablemente, lo que pasa,

es que cuando activamos un patrón motor,

como alargar la mano, estirar el brazo

para hacernos cosquillas, también se activan

unas áreas en la corteza parietal,

que son áreas que controlan o coordinan

todos los estímulos sensitivos, y envían impulsos inhibitorios

para que no se produzca el reflejo de reírnos

al hacernos cosquillas.

Sería un poco absurdo confundirte contigo mismo.

Ni con una pluma. Aunque lo hicieras con una pluma.

Tú mismo te las haces,

tú envías la señal y lo desactivas. A mí me parece curioso

cómo llega alguien a la conclusión de pensar:

"Voy a averiguar por qué no me río cuando me hago cosquillas".

Bueno, es el conocimiento del cerebro humano.

Para entendernos a nosotros mismos.

Comentaba que si sabemos

por qué hacemos eso así,

podemos aprender por qué cuando nos tocamos a nosotros mismos

no pensamos que nos toca otra persona.

Nos damos cuenta de que es nuestro cuerpo,

y creo que es una pregunta interesante.

Al fin y al cabo, lo apasionante del cerebro

es que es ese otro gran desconocido, ¿no?

Hablamos del cosmos, pero del cerebro faltan tantas cosas,

que además a todos nos preocupan:

para solucionar el Parkinson, el Alzhéimer...

Estas enfermedades. Cuál es el origen,

cómo acabar con ellas. Y eso exige ese trabajo.

¿Cómo está la ciencia en este sentido?

Hombre, en los últimos 10-15 años

se han hecho unos avances como antes no se habían hecho.

Pero lógicamente, nos queda mucho que hacer.

Nos queda mucho de conocer de cómo funciona el cerebro.

Nos queda saber cómo funciona el envejecimiento.

Claro. Hemos curado, hemos tratado muchas enfermedades

que ya no tenemos,

y empezamos a tener enfermedades por el hecho de no tener esas.

Cambiar nuestros hábitos de vida... Lógicamente, eso es básico.

¿Conseguiremos ser inmortales?

¿Se nos fundirá el cerebro antes? Qué pereza.

Hay que ver las consecuencias morales, no solo biológicas.

Y cerebrales. Porque si ahora por prolongar la vida

hay nuevas enfermedades,

al final seguirán saliendo cositas.

Al desencriptar una caja, sale otra Eso pasa.

Dani, que levantas la mano. Quiero preguntarle:

cositas malas para el cerebro, o cositas buenas.

¿Qué podemos hacer para que se mantenga joven

y qué no debemos hacer para que se deteriore?

Ver este programa, estupendo. ¿Qué más podemos hacer?

Bueno, ese es otro tema en el que se ha avanzado mucho:

qué hay que hacer para tener el cerebro en forma.

La gimnasia del cerebro, que decía Cajal.

Lo que sí parece claro es que

el ejercicio físico, no extremo,

sino continuo, moderado, puede ser bueno para ello.

Directamente. Y luego también

en tener el cerebro activo.

Pero no solo activo con uno mismo,

sino a nivel social.

Parece que el hecho de tener una actividad mental con los demás,

relacionarnos con los demás,

es útil para hacer que el cerebro envejezca mejor.

Hemos preguntado qué es bueno, ¿y qué es malo?

¿El estrés, el alcohol,

dormir poco es malo...?

¿O no? Quizá es un mito urbano. No, no, hombre.

El alcohol es malo,

fumar es malo, el estrés es malo.

Sobre todo el estrés mantenido, no el puntual, que es necesario.

Ya sabéis los gamers:

está bien pensar con los demás,

la gente que está en casa en Snapchat y en Instagram.

En fin, haced cosas. Necesitamos a otros, aunque sea para cosquillas

Muchísimas gracias, doctor.

Que vaya muy bien tu trabajo en el Instituto Goodman.

Muchas gracias por trabajar sobre nuestro cerebro

y mejorar nuestra vida. Te despedimos con este aplauso.

Gracias. Más fuerte.

Más fuerte, hombre. Que funcione nuestro cerebro.

Aprovechamos que estamos de pie.

Me voy a llevar a Ruth a la "science truck".

¿Ya te la llevas? Qué guay.

Pero voy al lado. Pero vuelve, ¿eh?

Gracias también

Un aplauso para ellos.

Ven por aquí. Esta es nuestra "science truck".

Mira. Sarah, te la he presentado antes... "Science truck".

Perdona la pronunciación. Hablas súper.

"Superb". Soberbio. ¡Oye, qué bien!

Bueno, pues ella se ha instalado aquí.

Con el precio de los pisos, lógico. Está muy complicado.

Fíjate qué coqueta.

Hola otra vez, Sarah. Hola.

¿Vienes a hacerme más cosquillas? No.

No, no va en el sueldo.

Igual tendríamos que haber cogido una caravana más alta.

Aquí te va a costar.

Sí, y a ti más. Vamos a verlo.

Estoy deseando entrar, a ver cómo lo ha dejado.

Me encanta el set. ¿Tienes a tu invitado?

Sí. Tengo esta semana a una youtuber superespecial:

Inés Dawson. Inés... ¿cómo?

Inés Dawson.

Ella sí que habla bien inglés. Es estadounidense.

Como "Dawson's Creek", la serie. Laura Dawson. Pasen.

La presento. Vamos allá.

Hola. Me encanta este sitio.

Qué maravilla, ¿eh? ¡Está maravilloso!

Bienvenida a mi casa. ¿No te gustaría...?

Perdona, yo...

Totalmente. ¿Verdad?

Te puedes quedar a dormir. Me la dejas.

Ah, que tiene frigo y hornillo. Lo tiene todo.

Por favor. Me muero.

Bueno, encantada. Dinos de dónde eres.

Bueno, yo nací en Sevilla, así que soy medio andaluza,

pero mis padres son ingleses, y estudio en Oxford.

Así que medio inglesilla.

¿Qué has hecho? Yo estudio el vuelo de los insectos.

Ay, me encanta. Eso lo hacía yo en la escuela,

mirar las moscas. ¿Es eso? Pues justamente...

Justo estudio moscas. Moscas.

Mamá, ¿ves cómo servía?

Una canción mía es "Moscas muertas" Ah, ¿sí?

Para el disco nuevo.

Qué fuerte. Cántanos.

Ahora, ahora... ¿Nos la cantas?

Pero esa. Ah, claro.

Queda un programa maravilloso para ser el primero.

La gente pensará que es inventado, pero no.

Sabías muchas cosas de células y esto, ¿no?

Como soy bióloga, moscas, células... Bióloga, vale.

Es que yo hago monólogos. El doble.

Exacto. El doble de gracia.

Y te cuento que en mi caravana nosotros vamos a estar

compartiendo con Inés en este episodio

sus curiosidades, su forma de divulgar ciencia, inquietudes...

Tienes unas cámaras preciosas para estar conectada, ¿no?

Así es. En las direcciones que aparecerán en pantalla,

si nos quieren acompañar a la vez que tú grabas

el programa en directo, nosotras hablaremos de moscas

y de su tesis en Oxford. Y de células.

Y de células y de vida.

¿Cómo aparcan las células? ¿Cómo saben dónde colocarse?

¿Hay un gorrilla de células que dice "por aquí, dale"?

Bueno, a mí me gusta pensar:

imagínate que esa bola de células es un racimo de uvas.

Tenemos unas uvas por aquí.

¿Uvas tenemos? Sí, sí.

Ah, mira, aquí vienen. -Gracias.

Podía haber hecho así, como los romanos.

Son de verdad. -Te pongo un platito.

Pues si tú eres una uvita de estas de dentro,

contra una uvita de estas que hay por fuera,

¿cómo lo sabes?

No tengo ni idea. Yo me los imagino peleando.

"Yo quiero ser célula de cabello".

"No, que te tocó...". "Yo quiero ser ojo".

"No, no, que tú eres culo". "No, no quiero".

Es bastante más sencillo. Si tú estás en el centro

estás rodeado de otras células.

Así que... Por contacto ya sabes... Claro.

Te van contando cosas. Y si estás por fuera,

notas la superficie que hay fuera.

Y bueno, si una célula se diferencia.

Si las de dentro dice:

"Vamos a ser lo que se convierta dentro del cuerpo",

hablan con las células circundantes

y luego cada uno va hablando con sus vecinos:

"Tú eres el ojo". "Vale, yo creo

que también tendré que formar el ojo".

Pues interesantísimo. ¿Me das una?

Llévate una célula. Nos vamos.

Cógela para el viaje. Detrás de ti.

Muchas gracias, Sarah. Nos vemos al final.

Seguid aquí. Vuelvan cuando quieran.

Bueno saberlo. Muchas gracias. -Hasta luego.

Nos pueden seguir en las redes.

¿Qué es esto? Pero bueno.

Eso es... No puede ser.

No... ¿Tú lo ves? A ver.

No sé si lo veo bien o no. Es un avión.

Pero espérate. ¿Qué tal? Hola.

¿Qué tal?

¿Santi? Uy...

Santi, tío. ¡Hombre!

Cuando te dije... Ruth.

Hola.

Este es Santi García, nuestro matemático.

Es colaborador. ¿Entras así siempre?

¿Siempre así? Le dije de hacer un piloto

y habrá entendido mal esto.

Pero Santi, ¿esto lo has pilotado tú?

Tú sabes qué es esto, ¿no? Es un América T-6.

Revolucionó los entrenos de la Armada en la II Guerra Mundial.

Es flipante. Es alucinante lo que me escriben los guionistas.

Ya lo sé.

Es que este año tengo un objetivo muy claro:

no había aparcamiento fuera, e hice lo que pude.

Está jodía la zona. Sí.

Esta temporada te voy a traer las cosas más y menos corrientes.

Y esta semana me he ido a Murcia.

Qué mejor sitio... Muy poco corriente.

No, pero he apuntado a lo más alto. La mejor tierra.

He apuntado a lo más alto. Acho.

Hombre, claro. A lo más alto que había. ¿Qué es?

Los pilotos acrobáticos de la Patrulla Águila.

¡Olé! Claro, que está ahí

la base aérea. ¿Sabíais que San Javier en concreto

es el sitio que mejor visibilidad tiene de toda España?

Sí. Por eso están ahí.

Para entrenarse. Están ahí por eso.

Y tendrán un entrenamiento la mar de duro.

Porque al final deben resistir fuerzas...

¿Tienen un entrenamiento más duro que un astronauta?

Pues tienen un entrenamiento muy duro,

porque viven la fuerza de la gravedad a lo bestia.

Sienten hasta 6G de fuerza,

seis veces la fuerza de su peso, cuando hacen acrobacias.

Es una cosa bestial, y requiere mucho entrenamiento.

Pero no me contestas sobre lo del astronauta.

Pero no pasa nada. Tenemos a un astronauta.

Le vamos a preguntar a él. Hay de todo aquí.

Todo, ¿eh? Seguidme, vamos.

Música

Dicho y hecho. Sí, madre mía.

Estamos que lo tiramos. Yo he alucinado.

Lo tuyo no es normal.

Conectamos con la Agencia Espacial Europea,

donde Pedro Duque ha tenido la amabilidad de atendernos.

Hola, Pedro.

Ahí está.

Pedro. Le pillamos comiendo.

Madre mía. Buen menú ahí. Hola.

del entrenamiento de los pilotos de combate.

¿Se parece, o qué diferencias hay con los astronautas?

Eso te consulto.

Es más o menos diferente.

Hay cosas que afectan, como la microgravedad, ¿no?

Lógicamente, el estar en ingravidez es una diferencia importantísima.

Ellos deben prepararse para otras cosas.

Hay cosas que son muy parecidas,

como la preparación de seguir estrictamente

unos protocolos, de tener siempre pensado qué vas a pasar

en caso de que ocurra un fallo o algo que no funcione.

La parte operativa se parece muchísimo

entre un piloto de un avión de altas prestaciones

Y luego, claro, ellos tienen el tema militar,

y tienen que responder muy rápido

a situaciones de forma muy continua.

Y nosotros debemos tener una preparación diferente:

hacer experimentos científicos, y estas cosas que son

un poco de menor rapidez.

Pues muchas gracias. Maravilloso.

Hasta luego.

Y ya que estamos delante del videowall,

imagino que habrás grabado cosas con la Patrulla Águila.

¿O qué has hecho en Murcia?

Pues eso, a hacer cosas.

¿Cosas? Vamos a ver el vídeo, anda. He aprendido mucho.

En ocasiones, una pequeña decisión da lugar a un gran cambio.

Es la definición de estado caótico.

Cuando vuelas en el aire, el caos se abre camino.

Estamos en la Academia General del Aire de San Javier,

donde se forman futuros pilotos del Ejército.

Aquí el orden es muy importante. El orden del caos.

Caos hay en todas partes,

porque aumenta la entropía y disminuye el orden.

Claro que sí. Aquí aumenta la entropía siempre.

Nunca disminuye. Esto es cuestión de paciencia.

Comandante Rubén. -Hola, Santi.

Líder de la Patrulla Águila. -Sí.

Vine al sitio adecuado. Yo he venido a pilotar.

Tengo el B1. Con eso... -Con eso igual no es suficiente.

¿No? Pero intentaremos darte

unas teóricas, alguna práctica y un mono de vuelo.

La segunda ley de Newton permite calcular una constante en la tierra.

Todos los cuerpos son sometidos a una fuerza igual,

la gravedad, que produce una aceleración

de 9,8 metros por segundo al cuadrado.

Lo que llaman una G.

Estos pequeños locos viven esta aceleración multiplicada hasta por 7

y son de las pocas personas en el mundo

que llegan hasta aceleraciones negativas.

Un consejo: no tomar lentejas antes de hacer esto.

Entonces el factor humano es importante.

Estáis sometidos a fuerzas aerodinámicas muy fuertes.

-Con el avión llegamos a tener hasta 7,5G.

El peso del cuerpo, el casco, que ya pesa un poco de por sí,

eso se multiplica por 7,

y hay ciertas maniobras que cuesta trabajo...

mantenerse en el avión. -Y me han dicho

que hay un extremo, que hay gente que pasa de fuerza G7

a fuerza G menos 4.

Física a lo bestia. -Sí. Hay que estar más preparado.

No todos en la patrulla

tenemos ese margen de G.

El Águila 5 sí que lleva el avión al límite estructural,

que es de 7,5G hasta menos 4.

Todos saben dónde deben estar, qué cambio hacer,

dónde no deben estar.

Y es un poco de trabajo en equipo y de confianza en el compañero.

Saber que hará lo que debe. -Confianza plena.

¿Os falta un octavo piloto?

Creo que sí. El del solo quiere que subas con él.

Tú eres el de las G extremas. Yo creo que...

Para que lo experimentes in situ,

es el puesto adecuado. -Me veo capacitado.

Música

El método científico consiste en hipótesis,

material y método, experimentación,

y algo muy importante: la simulación.

Aquí estaría el instructor, y ahí el alumno aterrizando.

-Está aterrizando.

Él ha hecho ahora un vuelo desde Sevilla,

desde la base de Morón a Badajoz. Es un vuelo de entrenamiento

que hacen los alumnos en la academia.

Sobre todo es para que practiquen instrumentos.

Es un vuelo instrumental el que hacen.

¿Aquí le puedo comentar algo? -Sí.

Perdona.

¿A qué huelen las nubes?

Conocer el escenario y estudiarlo: no hay otra.

Hay que entrenarse muchísimo.

Una mínima decisión puede tener resultados muy graves.

La inercia, las fuerzas... Hay que controlar el caos.

El controlador del caos.

El orden lo controlo yo.

¡Dios! ¡Madre mía!

-Nosotros, en el equipo que llevamos siempre,

utilizamos esto, que es el traje anti-G.

Es para la cintura y las piernas.

Y corrige un poco... -Sí. Mediante este tubo,

que va conectado al avión,

se llena de aire presurizado.

Y entonces se te hincha

y hace que la sangre no se te vaya a los pies.

Luego utilizamos lo que llamamos los patitos,

que es un chaleco salvavidas.

Se hincha automáticamente si caes al agua.

De forma que si el piloto llega al agua sin conocimiento,

se hincha y te mantiene la cabeza

fuera del agua. -Flotando.

Y lo último que te faltaría

sería el casco, ¿vale? -Y a volar.

Esto a ver si me cabe. -Sí.

Ya eres un piloto de combate.

Pues nada, me voy al avión. -Cuando quieras.

-Venga. Un placer.

Continúa la música

Ay, el caos.

Controlarlo es espectacular.

Loopings, piruetas...

Dos condiciones iniciales muy cercanas

provocan dos consecuencias muy diferentes.

Un piloto haciendo acrobacias en el aire,

una mota de polvo en un vaso de agua...

Esa condición inicial sí la puedes elegir,

pero después, en un suceso caótico,

solo eres un espectador de algo... (CARRASPEA) incontrolable.

Bien. ¿Prevenidos?

A...

Creo que te gusta mucho volar. Sí.

Que te lleven a Hawái y eso. Sí.

Pero ¿tú has volado en un avión de pie?

Sobre las alas. Sí. Yo hice un programa

con el mago Pop. Ajá.

Y me invitó a hacer un truco sobre un avión haciendo wing walking.

Que es lo que hacían los biplanos. Exactamente.

Entonces salgo encima del avión,

despegamos, llevo mis cartas en el bolsillo,

hicimos el truco... y le salió, encima de todo.

Pero lo más alucinante fue cuando le dije al piloto:

"Porfa, si te hago así dos veces...", porque no podía hablar,

"tú empieza a hacer loopings".

Ah, que te mola eso. Me encantó.

Y me tiré en paracaídas. ¿También?

Será difícil ser tu pareja y estar a tu altura.

En el avión, mal. Ese nivel de adrenalina

es difícil mantenerlo. Desde aquí pido:

Patrulla Águila, quiero probar vuestros aviones.

Se lo diremos. Os lo ruego.

Yo me marearía mucho. Me mareo en un columpio.

Hay que entrar muchísimo.

Y en el siguiente reto he juntado mis pasiones:

Espera. Te refieres al reto del público.

El del público. Eso lo mantenemos

Y vas a hacer algo con el público. La teoría del caos.

Ruth, mi otra pasión, y el fútbol. Qué bonito.

¿Elegimos a un espectador? Sí, sí. Un poco random.

Por ejemplo, este chico. Este chico de barba yo creo que...

¿Cómo te llamas? -Joan.

Ven, Joan.

Joan has dicho. Sí.

¿Estás seguro?

¿Seguro? Joan, ¿juegas al fútbol?

No, para nada. -¿Has entrenado mental,

física y matemáticamente? -No.

Se llama el reto del penalti mareao.

Penalti mareao. Sí.

Yo lo hice con botellines, jugando con amigos.

Sin alcohol ni nada. Muy sencillo.

Hay que dar tocando... Te doy el punto de equilibrio, el balón,

tocando con un dedo el balón, y das 10 vueltas alrededor,

y cuando las termines, vas y chutas

y haces un Sergio Ramos o lo que quieras.

Sí. Es libre.

Giras con ese y chutas con este. No hay portero, ¿eh?

¿Te consideras capaz, Joan?

Puedes ganar fabulosos premios, como por ejemplo... y más.

Sí. -Todos homeopáticos. Muy bien.

Vale. ¿Listo? Dame el micrófono, Joan.

Vamos allá. ¿Con el dedo en la bola?

Sí. Pon el dedo en la bola, efectivamente.

Ahora debes dar 10 vueltas. Contamos las vueltas.

(TODOS) Una, dos,

tres, cuatro,... Va a caer rendido.

...cinco, seis,

siete, ocho, nueve...

Rápidamente, al otro balón. ¡Chuta!

¡Gol! ¡Gol! ¡Gol! ¡Gol!

Bueno.

Enhorabuena, Joan.

Ha metido gol, pero casi muere. -Mareado.

Mareado.

No controlaba muy bien el equilibrio.

Le ha costado. Lo ha metido

por la inercia.

Yo, después de la Patrulla Águila, lo haré.

¿Lo vas a hacer tú? Sí.

José Carlos, por favor.

Acompáñame, que vamos a vivir este sentido

de la fuerza centrífuga alrededor del balón.

Sí, hay que transmitirlo a casa. Vamos.

Una... (TODOS) Dos, tres,

cuatro, cinco,

seis,... ¡Más rápido!

...siete, ocho,

nueve, ¡diez!

¡El pase! ¡Venga, tira!

¡Mira! ¡Ahí va!

Se ha tirado, árbitro. Perdona.

¡Penalti! Te has tirado.

Ha sido penalti. Te has frenado. Ibas a un paso

muy lento. Hombre, es que...

Ibas muy lento. Se hace más rápido.

Ha sido penalti. Lo ha visto todo el mundo.

¿Qué pasa aquí? ¿Cómo funciona esto?

Esto entrena precisamente eso:

inhibe el equilibrio y solo tienes en cuenta la visión.

Es difícil mantenerla cuando te mareas.

No nos cuentes esto más,

porque tienes... Tú ni te has subido al avión,

y te han echado un cubo de agua para bajarte el ego.

Tienes un ego que te puedes suicidar desde él.

Tirando todo por tierra.

Hemos traído a los verdaderos, a los auténticos,

a los inigualables, ¡a la Patrulla Águila!

(SANTI) Mis compañeros.

Antes que nada, es un honor teneros a todos aquí.

Estamos orgullosos.

Subís mucho el caché del programa.

Que cuente como horas de vuelo, porque al fin y al cabo,

al ser tele estáis en el aire.

Eso también cuenta. Santi.

Son mis futuros compañeros.

Ya sabéis que ellos saben más de física,

de física del aire, que nadie. Y ya habéis visto este juego.

Ellos dan mil vueltas,

y podemos hacer que venga un experto y que lo demuestre.

Escoged a uno de vosotros.

¿Cuál es...? ¿José?

José. ¿Es el novato? Sí.

Te contamos. Vamos allá.

(TODOS) Una, dos,

tres, cuatro, cinco,

seis,

siete, ocho,

nueve... y diez. ¡Vamos, José!

(SANTI) ¡Al poste! Fabuloso.

Fabuloso.

-Bueno...

Así se hace.

Casi hace hat-trick. Tantos años de vuelo

para hacerlo así. Esa es la verdad.

Bueno, perdonad esta patochada que os hemos preparado.

No tiene nada que ver con vuestro trabajo.

Pero vosotros tenéis un nivel altísimo

de orientación, muchos reflejos en combate,

o en lo que hacéis, trabajo acrobático.

¿Es una dificultad que podría soportar cualquiera

o requiere una gran preparación? Requiere

una preparación, pero nosotros entrenamos esto constantemente.

Estamos ya preparados

para soportarlo. Esto no es de un día para otro.

Esto se entrena durante muchos años, y el cuerpo se acostumbra.

Hemos pensado que la mejor forma de homenajear

a los ases de la aviación era darnos nuestro propio parche

para el mono de vuelo.

Aquí está. Hemos gastado, hemos ido a los chinos.

No, pero es un honor teneros, no me harto de decirlo.

Una gente maravillosa

que nos hace sentirnos tan orgullosos.

Dadles un aplauso. Ole.

Gracias por todo. Este homenaje. Es un honor

tener a unos ases de nuestra aviación.

Gracias, Patrulla Águila. Soy muy fan.

¿Cómo está eso?

(HABLA EN INGLÉS)

Supongo que sí, pero...

"You speak in English and then you start speaking in Spanish".

"You want to do it in English?". -"I mean, we could do".

Pero creo que en casa se van a quedar un poco: "What?".

"¿Hemos sintonizado el canal equivocado?".

Subtítulos. No pasa nada.

No se preocupen. Hablaremos en español.

Solo por ustedes. -Sí.

¡Guau!

Hola. Hola de nuevo.

El del Círculo de Lectores te ha traído toda la colección.

Soy muy fácil de convencer. ¿Qué lees?

No, mira: estoy leyendo uno de los libros...

Leo uno de los libros más interesantes jamás escritos.

Es el libro del hombre. Espera.

Pero ¿tú lo lees así? ¿Entiendes algo?

"Aag, t-a...".

Por ejemplo: "C gtg gag gtg,

tag gag tag...". Y así todo el tiempo.

Venga, Goyo. Hay que traducir. "Gattaca". ¿No era una película?

Sí, una película. Exacto.

Inspirada en esto, en el libro del ser humano.

Pues fijaos que con tan solo cuatro letras,

A, T, G y C. con solo cuatro letras,

podemos codificar toda la información necesaria

para construir a un ser humano o a cualquier ser vivo.

Y esto lo vamos a explicar hoy gracias a Ruth

y gracias a esta Ruth que tenemos aquí.

Fijaos. ¿Está en ese libro? Es decir...

¿Aquí está toda la información en este libro, o en estas?

representa toda la información genética de Ruth,

o la tuya, o la mía o la de cualquier ser humano.

Entonces son miles y miles y miles

de letras, páginas y páginas

en las que codificamos nuestra información.

262 000 páginas, 175 tomos,

3200 millones de letras.

Todo esto es la enciclopedia del hombre.

Estas son las instrucciones para construirnos.

Cuando dices construir, podemos hacer una más de mí.

Exactamente. Esa es la información para hacerlo.

Sí. Por ejemplo,

¿vosotros sabéis que más o menos, la mitad de un libro,

Goyo, Ruth, sería lo que te hace a ti,

a Goyo, a mí, a cada uno de vosotros, únicos?

Solo la mitad de un libro. Todo lo demás,

los otros libros, los compartimos. Ah, vale.

Apenas unos capítulos nos diferencian frente a la masa.

Permitidme que os enseñe otro. Déjame, que no...

No cargues tú. Otra cosa no, pero fuerza...

Este no. El cromosoma 14. El cromosoma 14.

Este mismo. Claro, tenías aquí...

Permitidme que os lo lea. ¿Te lo sujeto?

A ver. Tienes aquí señalado... Tengo el post-it,

porque hay muchas letras.

Mirad, esta secuencia dice tal que así:

A-T-T-C-T-T-G-A-T-T.

A-T-T-G... Ruth es afortunada.

A-T-T-C-T-T-G-A-T-T. Tiene memoria. Eres afortunada,

porque solo una variación de dos letras en esta posición

y padecerías una enfermedad para la cual no hay cura:

la fibrosis quística. Es verdad.

Solo dos letras mal en 3200 millones

y tendríamos una enfermedad mortal. Pero fijaos.

Qué angustia. Te quedas como: "Dos letras".

Solo dos letras en 3200 millones.

Lo que os comentaba antes:

lo que nos hace únicos y nos diferencia

es solo la mitad de un libro.

Esto nos diferencia entre nosotros. Exactamente.

Todo lo demás lo compartimos. Vale.

¿Cuántos libros nos diferencian de un chimpancé?

La mitad. Una cifra.

La mitad del libro.

Nos diferencia el genoma entre el chimpancé

y el hombre, entre un dos y un cuatro por ciento

La variación depende de cómo se haga el cálculo.

Si nos ponemos en el supuesto superior, un cuatro por ciento,

eso equivaldría a siete libros.

Siete. Tan solo 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7.

No serían estos exactamente.

Pero para que veáis. Por lo cual,

en toda esta estantería es muy poco.

Son homínidos, como nosotros. El resto lo compartimos con ellos.

Entonces, ¿dónde está toda esta información?

¿Dónde están estas cuatro letras, y qué significan?

Pues venid. Estas cuatro letras forman parte

de lo que llamamos ácido desoxirribonucleico,

ADN para los amigos.

Aquí vemos una representación.

Este ADN está en el interior de nuestras células.

Y tiene una forma así,

como de escalera de mano con doble hélice.

Y lo importante es que los peldaños de esta escalera

no son cualquier peldaño. Son peldaños muy específicos.

Son el peldaño adenina, A,

el peldaño timina, T,

el peldaño citosina, C,

y el peldaño guanina, G.

¿Os suenan de algo estas letras? Claro, las que leías antes.

Son nuestras cuatro letras, ¿vale?

Entonces solo cuatro letras,

que son unas bases nitrogenadas del ADN.

Con solo estas cuatro letras podemos construir

toda la vida que hay a nuestro alrededor.

Y para acabar me gustaría dejaros con una inquietante reflexión

que ha planteado el astrofísico y comunicador científico

Neil deGrasse Tyson, de EE. UU.:

si con solo un 2 o un 4 por ciento de diferencia

somos los humanos tan distintos de los chimpancés,

con toda nuestra ciencia, tecnología,

música, arte, capacidad de raciocinio, inteligencia,

imaginaos una civilización extraterrestre

que tuviera con respecto a nosotros y a su favor

ese 2 a 4 por ciento de diferencia.

Seríamos para ellos como unos simples chimpancés.

Toda la inteligencia de nuestro mejor Einstein o Mozart

sería para ellos una inteligencia de sus bebés de dos años.

Plantearos esta perspectiva.

Además... Dice mucho sobre la humanidad.

Debería decirnos mucho de cómo tratamos a los chimpancés.

También. No hay tanta diferencia.

Muchas gracias.

Gracias, Gloria. Un aplauso.

Aplausos

Se acaba de despedir. Gracias. Os dejo.

Música

Lo bueno de trabajar en la tele

es que a veces uno puede hacer lo que voy a hacer yo ahora,

lo que le voy a proponer.

Hoy el programa va de los límites del ser humano.

Como tu voz no tiene límite, no lo conoce,

te voy a pedir que nos cantes un tema...

No es el single. No es el single de la promo.

Pero como la cosa ha ido de moscas, y ha habido aviones,

y vuelos y cosas... Y volar es "fly",

que es mosca. Sí, sí.

Ha sido todo redondo.

Es un tema de moscas. Voy a cantar

una canción de "Loveaholic" que se llama "Moscas muertas".

"Moscas muertas". Está bien cantarlo por si las moscas.

Por favor, dadle un enorme aplauso. Y a gozarlo.

# Si te vas, recuerda...

# cerrar bien la puerta.

# No te olvides

# vaciar los rincones.

# Si te vas, no dudes

# que encontrarás moscas muertas.

# Habré tejido telarañas

# a tu vuelta.

# Ah, ah, ah, amor.

# Dueles tanto.

# Me haces perder la razón.

# Ah, ah, ah, amor.

# Son tus huellas...

# las que pisan mi corazón.

# Y si decides regresar,

# disculpa el desorden.

# Habrá habido

# más de una loca noche.

# Y entre el polvo y el azar,

# el absenta y el cristal,

# habré vendido mi alma

# al peor gañán.

# Ah, ah, ah, amor.

# Dueles tanto.

# Me haces perder la razón.

# Ah, ah, ah, amor.

# Son tus huellas

# las que pisan mi corazón.

# ¡Ah, ah, ah!

# ¡Ah, ah, ah!

# ¡Ah, ah, ah, amor!

# ¡Ah, ah, ah!

# ¡Ah, ah, ah!

# ¡Ah, ah, ah, amor!

# ¡Amor!

# ¡Amor!

# ¡Amor! #

¿Qué es esto, Dani? Miedo me dais.

Os voy a hacer un experimento

sobre velocidad. Te dije la temporada pasada

que no atropelláramos a más invitados en las vías.

Bueno... Pero no pasa nada.

A mí me va la acción, ¿eh? Ojo. Sí, es verdad.

Con este avión de fondo esta mañana se me ocurrió

una pregunta. Sí.

¿Cuál es la velocidad máxima a la que puede someterse un humano?

Luego os daré la respuesta. Vale.

Pero antes os haré dos preguntas. La primera es:

¿qué es para vosotros la velocidad?

¿Y tú me lo preguntas, mientras clavas en mí tu pupila azul?

La velocidad eres tú.

¿Te ha gustado? ¡Qué bonito!

¡Y cómo te escapas!

Qué preciosidad.

Ruth, ¿tú qué crees? La velocidad...

A veces voy a 20 y mi madre dice que voy rápido.

La velocidad es relativa.

Es cuánto tardes en hacer una distancia.

Eso es. Lo dijo Galileo por primera vez en el siglo XVI.

La velocidad es la distancia recorrida en un tiempo determinado.

Luego Newton y Leibniz, en el siglo XVII,

construyeron la mecánica clásica.

La segunda pregunta,

y antes de responder, pensadlo muy bien.

¿Tú ahora estás quieta o en movimiento?

Esto es complejo, porque yo pienso mucho.

Entonces yo, mi persona, ahora, aquí, en esta gravedad,

estoy quieta, pero me estoy moviendo.

Verdad. Es verdad.

Yo también me muevo, porque soy muy nervioso.

Mi madre pensó que tenía gemelos. Vivimos en la Tierra.

La Tierra se mueve. A lo mejor estamos coca abajo y no lo sabemos.

"Órbita Laika" se mueve. Se mueve.

Nos movemos a gran velocidad.

Y os lo voy a demostrar.

Tú serás la Tierra. Tú eres pasional.

Pásame la Tierra.

Qué bonito. Qué bonito.

Por tanto, coge la Tierra, siéntate.

Venga. ¿De acuerdo?

A ver. Ese es su eje, ¿no?

Y pondrá los pies sobre... La plataforma blanca.

Efectivamente. Hablar de quietud no tiene sentido.

Todos nos movemos

en nuestra nave, que es la Tierra.

El primer movimiento es el de rotación. Adelante.

No os paséis con las revoluciones,

que no tengo ganas... Esto está atascado. es que peso.

Ahí, ahí. Ah.

Bueno, bueno. Un poquito más.

Dale un poco... Está bien.

La Tierra da una vuelta a su eje una vez al día.

Eso supone una velocidad lineal en el ecuador

de unos 1700 kilómetros por hora.

En España depende de la latitud. En el sur

más o menos 1300... ¿Cómo? No podemos permitir

que Ecuador nos gane. Corramos más.

Y en el norte, a unos 1200 kilómetros por hora.

Ahora vamos a 1200 por hora. Como el hyperloop. Casi nada.

Se mueve a toda velocidad. A ver.

¿Te estás mareando? Eso es una menudencia...

si lo comparamos con nuestra velocidad de traslación.

Claro. Giramos alrededor del Sol.

Goyo, vas a ser el Sol. Soy el Sol yo.

Ah, mira.

Pensamos en pintarte la calva, pero tenemos un globo por aquí.

Aquí está. O sea, me subo aquí.

Vale, soy el Sol. Súbete aquí, coge el globo...

Alguna vez me he visto subido con un globo en algún lado.

Gira a toda máquina.

# El Sol va pasando. #

Y la Tierra gira alrededor del Sol.

Vamos a pedir que empiecen a mover la Tierra.

Hablamos de una velocidad enorme.

Por favor, siempre quise hacer esto

107 280 kilómetros por hora.

Más de 80 veces la velocidad del sonido.

Es increíble. ¿Cuánto? ¿Puedes repetir

ese dato? 107 280 kilómetros por hora.

Depende del momento. La trayectoria del Sol cambia de velocidad.

Me encanta ser la Tierra. Como media, es correcto.

Sin embargo, paradlo todo... Sí, con cuidado.

Yo estoy a punto de tormenta solar.

Párate. Los dos os hacéis la misma pregunta.

¿Por qué no notamos nada?

Eso... Yo lo he notado, ¿eh?

Tú aquí lo has notado porque rotamos muy rápido.

Pero no notamos la velocidad. ¿Es por la gravedad?

No. Porque la velocidad es constante.

Lo que limita a nuestro cuerpo es la aceleración.

Eso iba a decir. Claro.

El cambio de velocidad por unidad de tiempo. Por favor.

No, no, no.

Ah... Agárrate, mejor.

Agárrate, porque ya verás... Ah, vale.

Eso va a girar. ¿Dónde me agarro?

A los brazos de... (GRITA)

Exactamente. Cuando cambia...

Ya, ya, ya, ya.

Cuando cambia la velocidad, notamos vivencialmente

Y la aceleración será la protagonista de hoy.

Un aplauso, por favor.

¿Ya está? Ya está.

Goyo, ¿y el dedito? Hago de Colón, aprovechando.

Bájate. Por tanto, no tiene sentido hablar de límites.

Podemos ir a grandísimas velocidades.

Nos limitan los cambios de aceleración.

Cuando tenemos un accidente, vamos a 100 por hora,

pero chocamos con una pared,

la aceleración cae rápidamente y podemos morir.

Podemos ir a 40 000 kilómetros por hora,

y si la velocidad es constante, no hay peligro.

El siguiente experimento

va precisamente de eso. ¿De morir?

De aceleración.

No quiero morir.

Hoy no. Os hago la tercera pregunta.

A vosotros y a la gente en casa. Va. Pregunta.

¿Qué creéis que acelera más rápido,

un cohete pirotécnico,

una flecha que sale de un arco

o el volante, la pluma...

Te lo voy a decir yo. ...de un jugador de bádminton?

Esta me la sé. La pelotita esa rara.

Sí, que tiene plumilla. Me la sé.

Porque yo juego al bádminton. ¿Sí?

Hombre, aquí donde me veis. ¿En serio?

Sí. Más de 200 kilómetros por hora.

Vamos a comprobarlo, ¿de acuerdo? Quitamos todo esto

y montamos... Claro, ha preguntado aceleración.

Vamos a ver... Preguntó aceleración.

Venga, vamos a quitarlo todo.

Bueno. Es impresionante. Cómo ha pasado el tiempo. Ha volado

Hablamos de velocidad, y a qué velocidad hemos cambiado todo.

Y al lado de Ruth, muy a gustitamente.

¿A gustitamente? A gustitamente.

Eso suena a canción del verano. Bueno, vamos al tema.

Lo tenemos todo listo.

Tenemos el primero de los proyectiles.

Ese es el cohete. El cohete pirotécnico.

Hemos hecho que todo vaya lanzado mecánicamente

para que el tiro sea totalmente limpio,

por dónde queremos que vaya y comparemos.

El segundo va a ser la flecha.

Y finalmente lanzaremos el volante de bádminton.

Espera, lo lanzaremos...

Pero no tenemos... Un brazo fuerte

para velocidades ultrasónicas.

¿Cuánto de buena eres? A ver, yo soy buena,

pero yo no... O sea...

Necesitamos un nivel pro. Pro todavía no.

¿Hay algún campeón de bádminton catalán entre el público?

Difícil lo veo. Por si acaso.

Música

Hola, ¿qué tal? ¡Ay!

Buenas. Encantada. ¿Qué tal?

Pau, Marc, poneos aquí. Pau y Marc.

Marc es campeón de Cataluña. Campeón de Cataluña

en dobles y en mixtos. Y en mixtos.

Y tú eres su entrenador.

Vamos, vamos, vamos.

No sé si estabais escuchando.

Es lanzar un volante a toda la velocidad que podáis

para competir con el cohete y la flecha.

Luego sobrepondremos

las tres imágenes,

pero primero veremos cada lanzamiento

de manera limpia.

Y serás tú la persona que los active.

Espera. Tú juegas al bádminton.

¿Podemos ver...? ¡Ay, sí!

Con el campeón.

Espérate, espérate. Tú coges los retos.

Ahora no me va a salir. (COREA) ¡Ruth! ¡Ruth!

Muy bien, Ruth.

Bien, bien. ¡Bien!

Te quería hacer... Se maneja.

Sí, se nota. No perdamos más tiempo.

Perder tiempo, dice. Vamos al lado de los activadores,

con Santana. Vosotros retiraos.

Esto es fuera del peligro. Tiene cierta peligrosidad.

Fuera del peligro. Me voy.

Como todo cohete pirotécnico,

saldrá impulsado por todos los gases y vapores.

Han dejado esto aquí. Pero aún no, ¿no?

...a reaccionar químicamente la pólvora, el fuego,

lanzará o escupirá fuego y avanzará ¿De acuerdo?

Esto es para protegerte. ¿Esto es para mí o para ti?

Para ti. Póntelo. Cuidado.

Yo me pongo aquí.

Las cámaras las hemos atrasado unos metros por seguridad.

Ruth, estamos a punto.

Porque en tres, dos, uno...

¡acción! (GRITA)

Perfecto. ¡Bravo!

(Aplausos)

Brutal, ¿eh?

Qué violencia, por favor. Podemos ver la repetición.

Vamos a ver la repetición. Vemos la repetición.

Ahí la tienes. Mira. Impresionante.

¿Cómo te has sentido? Se ve que está trabajando Newton,

acción y reacción.

Vamos a por el segundo de los proyectiles:

Acércate, Goyo. Tú ahí, Ruth.

Para que el tiro sea totalmente limpio,

hemos puesto una carga pirotécnica que quemará el cordón,

y la flecha saldrá directa a la diana.

Parece una máquina del doctor chiflado.

Que está allí el héroe e intenta liberarse.

No perdamos más tiempo. Ruth, prepárate.

Protégete, Ruth.

Porque en tres, dos, uno...

¡acción! (GRITA)

Ha caído un poco la flecha, pero...

Qué ganas, ¿eh? Vamos a ver la repetición.

Estaban deseando. Es una de las cosas más increíbles:

ver el movimiento de la flecha. Pensamos que va recta,

pero tiene movimiento. Se flexiona.

Claro. Entra en juego la resistencia del aire.

Un montón de variables.

Bueno, el momento definitivo: la máquina contra el hombre.

Pau le pondrá el volante altito

para que Marc remate... Dale caña, Marc.

...y lance a máxima velocidad el volante.

Vamos a animarlos un poco. Marc.

En tus manos encomendamos el experimento.

¡Toma ya!

Ese ha ido más rápido.

Ese ha ido fabuloso. Vemos la repetición a cámara lenta.

Ahí está.

Vamos a hacer una cosa: comparamos los tres movimientos.

Y vamos a ver lo que decías tú, Ruth.

Es el volante el que acelera más rápidamente.

Como el volante pesa tan poco, la tensión del brazo y la raqueta,

hace que se acelere muy rápidamente.

Pues ese dato no sé si lo conocías.

Que tu volante sale más rápido que un cohete o una flecha.

Si te peleas con alguien con flechas, llevas las de ganar.

Ya sé qué decir en su contra. Escogiste el arma adecuada.

Aplaudid, por favor, al campeón, Marc, y a Pau.

Gracias por ayudar en este experimento.

¿Algo más, Dani? Da igual la velocidad.

Todo es cuestión de aceleración, de inercia,

de tu peso, de tu masa. Efectivamente.

La velocidad no tiene que ver con el tocino.

Pero si tienes mucha masa tocinosa, irás más lento.

De acuerdo. Hasta aquí el programa. A despedirnos en condiciones.

Eh... Aquí está nuestro público.

Bueno... ¡Eh, eh, eh! ¡Que se acaba el programa!

A ver, todo el mundo diciendo adiós a la cámara.

Bueno, ya lo habéis visto.

No os extrañe que nos encante la ciencia,

porque somos pura ciencia, ¿eh?

La ciencia puede que no te haga más guapo, más alto, más fuerte,

pero te ayuda a sobrellevar ser pequeñajo, debilucho y feo.

Y ya sabéis: mañana en el Facebook Live a las 11:00

respondemos a vuestras consultas.

¡Hasta la semana que viene!

¡Se acaba aquí el primer "Órbita Laika"!

¡A ver, selfie!

# Las cosas... no pasan solas.

# Las matemáticas están en todas partes.

# Las verás si tú te asomas, porque están ahí.

# Y son por axioma.

# Pi, pi, pi, pi.

# Tres catorce dieciséis. #

No sé. Creo que si le metes un toque matemático tiene su rollo.

Piénsatelo, que... No sé qué decirte, ¿eh?

Venga, hasta mañana. ¿No...? ¿No lo ves?

Somos murcianos, Ruth.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1: Ruth Lorenzo - Límites

Órbita Laika - Programa 1: Ruth Lorenzo - Límites

15 oct 2017

Órbita Laika vuelve con muchas novedades y con la presencia de la cantante Ruth Lorenzo como invitada. Hablaremos de los límites del ser humano, de la enciclopedia de la vida: el ADN, y de la velocidad. Además, contaremos con la presencia de la Patrulla Águila del Ejército del Aire.

ver más sobre "Órbita Laika - Programa 1: Ruth Lorenzo - Límites" ver menos sobre "Órbita Laika - Programa 1: Ruth Lorenzo - Límites"
Programas completos (49)
Clips

Los últimos 352 programas de Órbita Laika

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ángel

    No puedo ver el primer programa.

    03 ene 2018