www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3322083
No recomendado para menores de 12 años Olmos y Robles - Capítulo 6: El negro augurio del cuervo blanco
Transcripción completa

Estaban todos muertos, incluidos Whitman y el expresidente.

(AL) El séptimo infante. Colgado, decapitado y en posición mortuoria.

Con su decapitación terminó la venganza de

Los Siete Infantes de Lara.

Hay tres personas interesadas en la finca.

Tráemelas para estudiarlas a fondo.

Me da en la nariz que trama algo

y tú sabes que esta no me falla nunca.

Cata anda con la mosca detrás de la oreja.

Ya intuirá que ando detrás de la finca de Isa.

Alcalde, esto no ha terminado.

Claro que no, Cata. Esto acaba de empezar.

(LU) ¿Qué hacías en Alfaro?

No estoy estudiando medicina.

Trabajo de camarera en Alfaro.

¿Llevas 18 meses engañando a tu padre?

¿Y qué hago? ¿Le arruino la vida?

No. Deberías contarle la verdad.

Por última vez, apártate del caso. ¡Es una orden!

¿Por qué te metes en el caso de Los Siete Infantes?

Olmos y Robles tienen razón. Hay un segundo asesino.

A partir de ahora, nadie sabrá nada del asunto.

No existe un segundo asesino.

Hija, espero que tengas un buen abrigo,

porque acabo de regalarte un máster en Chicago.

¿Qué? No te veo muy feliz.

¿Qué me querías decir antes? Nada.

Al tomar las huellas,

detectamos las de los profesores y también las suyas.

Eso pasa si alguien está fichado...

o es testigo protegido.

Testifiqué contra un cartel de droga en Lugo.

Entré en el sistema de protección de testigos.

Si yo le he descubierto, alguien más puede.

¿Lo reconoce? Sí, es Viti.

(Aleteo de cuervo)

(Graznido de cuervo)

¡Maldito pájaro!

¡Ven aquí!

(Música de tensión)

¡Quieto!

(Graznidos de cuervo)

¿Está seguro de que es él?

Sí, estoy seguro.

¿De qué conoce a Viti, padre?

Le vi varias veces con los jefes del clan de los Percebes.

El clan por el que es testigo protegido.

Debía ser peligroso, porque todos le tenían miedo.

¿Qué hace su foto aquí? ¿Qué pasa?

Lo siento. Esa información no se la puedo dar.

Pero créame. Todo lo que sepa es importante para este caso.

Por supuesto. Ayudaré lo que pueda.

Muy bien, padre. Avisaré al programa

de protección de testigos.

Deben prepararle un nuevo destino.

¿Y no puede esperar un poco más?

Hoy doy un funeral y en tres días

doy la misa de la fiesta de la uva,

No deberíamos perder tiempo.

No deberíamos.

Este rosario me lo regalaron mis padres cuando era pequeño.

Lo uso para rezar o cuando estoy nervioso.

¿Está rezando ahora?

Esté tranquilo, padre. Todo saldrá bien.

(Bullicio)

Alcalde. Gracias. Tengo el mío.

¡Hombre! Toma. Gracias, Cata.

- ¿Lista para ver al cuervo blanco? - (IS) Sí.

Qué bien te sientan las fiestas. Estás radiante.

(DO) Muchas gracias. No puedo decir lo mismo.

Se lo decía a Isa.

Ah, ¡ahora recuerdo!

El cuervo pasaba, pero si lo hacía antes de las ocho...

La calidad de la uva será extraordinaria.

¿Y si no pasaba? Eso ni pensarlo.

Bastante tuvimos cuando no pasó en el 69, en el 71,

en el 87 y en el 97.

Huy, sí. Hasta bajó a segunda el Logroñés.

La pena que con los recortes...

Antes las fiestas duraban una semana

y ahora toca conformarse con un fin de semana.

Si queréis más días, deberé subir la contribución,

pero no me gusta salirme del programa electoral.

Solo en ocasiones especiales. Cuando te da la gana.

Las críticas en los plenos. También estaba en el programa.

Hola. Hola, padre.

Tarda, ¿no? No sea agorero, padre.

Habrá cogido atasco. Ya llegará.

Cómo voy a echar esto de menos.

- ¿El qué, padre? - No, nada, Cata.

Que ya no falta mucho.

(Tono del móvil)

Perdón.

¿Sí? Olmos, ¿dónde estás?

En la plaza con todos, esperando al cuervo.

Déjate de cuervos y ven al cuartel.

Pero si es el momento más emocionante...

Esto es más importante, Olmos. Ven ya.

(SUSPIRA) Sí, teniente. Ya voy. A la orden.

Qué cerquita estamos de cumplir nuestro plan.

Nos vendría de perlas que hiciera buen tiempo.

Y lo tendrás. Me lo dicen mis rodillas.

Las tengo como un mozo de 20.

(GRITA) ¡Callaros! ¡Así no se puede descansar!

¡Un día os voy a quitar las ganas de fiesta!

(CA) ¡Calla, quejoso! ¡Siempre igual!

¡Os denunciaré al ayuntamiento!

¡Baja, que tienes aquí al alcalde!

¡Encima cachondeo! ¡Cualquier día la armo!

Me cago en todo lo que se menea.

Van a dar las ocho.

(Campanadas)

(Campanadas)

(Campanadas)

(Campanadas)

(GRITA) ¡El cuervo ha muerto!

¡El cuervo ha muerto!

¿Qué dices, Pablete? ¡Ha muerto en el camino! ¡Muerto!

Vamos para allá, venga. Vamos a ver.

- No. - ¿Qué pasa?

No puedo mover la rodilla.

Esto es el cuervo.

El mal fario ya ha llegado.

(Música de cabecera)

(AL) Entonces era del clan de los Percebes.

Me acuerdo perfectamente de las detenciones.

Aquello fue sonado. Detuvieron a unas 30 personas.

Así que nuestro asesino tiene nombre.

Viti.

Sería de los pocos que se libró de la cárcel.

Bueno, él sí, pero si seguimos tirando del hilo,

el que no se librará será su cómplice.

Almanzor.

(Vibrador del móvil)

Ahora vuelvo.

(SUSPIRA)

El cuervo blanco ha muerto.

Sí, sí.

No puede ser. Que sí.

Lo encontró el hijo del Tuercas.

¿Quién? El ferretero.

Sobrino del Solomillo. El carnicero.

Es su apellido. Es electricista.

¿Se llama como su apellido?

¿Estáis seguros? ¿No es una paloma grande?

¡Que no! ¡Está ahí de cuerpo presente!

Joder.

En dos días vienen los bodegueros

y el desánimo es tremendo por la maldición.

¿Por qué me traéis un pájaro muerto al cuartel?

No es un pájaro cualquiera.

¡Eh! ¡No dejes esa caja encima de mi escritorio!

¿Estáis locos? ¿Qué pasa con esa caja?

A ver, teniente.

Cada vez que le ha ocurrido algo a este pájaro,

suceden desgracias en el pueblo.

Yo no creo en estas cosas, pero son verdad.

Solo desgracias. Deben averiguar por qué murió.

Os lo digo yo. Estiró la pata. Caso cerrado. ¡A casa!

Vamos a ver, hace 15 años

el cuervo llegó a las siete de la mañana,

cruzó la plaza y cayó como una piedra.

Es que le atacó un águila. Sí.

Ese año no hubo mal farios.

Deben investigar qué pasó.

Que sí, que no cunda el pánico.

Averiguaremos qué es lo que le pasó al cuervo.

¿Cómo que averiguaremos qué le pasó al cuervo?

No soy ornitólogo, pero ese pájaro de volar poco.

¡Déjeme a mí, Gus! ¡Teniente! Que me estoy poniendo nervioso.

Solo digo que en dos días vienen los bodegueros a por las cosechas

¡y mi pueblo, mi gente, necesita respuestas!

Que sí, que será así, que lo vamos a arreglar.

De momento, me llevaré esto a un lugar menos visible.

Sí. Mientras no sea mi mesa, donde quieras.

Yo te acompaño, que yo lo vea.

Teniente,

anoche escribí todo lo que he recordado.

Cuando quiera hablamos. Pues ahora mismo.

Créame que lo suyo es más importante.

Entre, padre. Gracias.

De momento es todo lo que recuerdo.

Aunque hablando me vendrán más cosas a la cabeza.

Muy bien.

Ya le están buscando nueva identidad y destino.

No se preocupe, padre.

Le doy mi palabra. Todo irá bien.

Tranquilo. No pasa nada.

(AL) Robles, es Gérets. Quiere hablar sobre el padre.

(SUSPIRA)

Comandante.

Robles, quiero hablar con el sacerdote.

Y más si tiene información sobre el cómplice de Almanzor.

Avisé al GAR. Interróguelo antes de que se lo lleven.

(GRITA) Lo que es mejor lo decidiré yo.

Vendrá y lo interrogaré en persona.

Antes hablaré yo con él. No.

Mantente fuera de esto.

No puedo. Es un tema personal...

(GRITA) ¡Basta! ¡Es una orden!

Sí, capitán. ¡Comandante!

He hablado con Alcides para que vigilen al padre.

Totalmente prohibido interrogarlo. ¡Tú incluido!

Unos agentes de la Interpol lo traerán aquí.

¿Está claro? Sí.

¿Qué pasa? ¿Está todo bien? Sí, no se preocupe, padre.

Ha habido un pequeño cambio de plantes.

La Interpol vendrá a por usted.

El comandante Gérets le interrogará.

¿Pero y la fiesta de la uva? Tengo que dar mi misa.

Eso no importa. Si me acompaña...

La gente la espera. Si no puedo darla, no voy.

No se preocupe, padre. Podrá dar su misa.

Ahora debemos irnos al hotel.

(JU) Gracias.

Voy con vosotros. Robles, no puedes. Es una orden.

Gérets.

El peor año fue el 71. Hombre, tampoco fue...

No cabe ninguna duda.

Acuérdate. Una plaga de hongos acabó con la cosecha.

Se cayó la campana de la ermita,

el río se desbordó por una tormenta

y la hermana de Braulio...

murió de forma trágica.

¿Se ahogó en el río? No, se le cayó la campana.

Así es la maldición. ¡Estamos perdidos!

(CA) A ver, estamos perdidos...

(TODOS HABLAN A LA VEZ)

(GRITA) ¡Silencio!

Tiene la palabra Cata. Ah, ¿sí?

Plagas hubo otros años y el pájaro llegó a su hora.

Y la hermana de Braulio, que en gloria esté, era medio gafe.

Mi madre la llamaba la Rompe Espejos.

Un poquito de sensatez.

Tomo la palabra. Por una vez, estoy con Cata.

Pues calla y deja que siga. Cedo la palabra a Cata. Sigue.

Los bodegueros vienen en dos días. Sí.

Hay que decirle a la gente que nada de crucifijos,

ni ajos, ni agua bendita, ni velas, que el pueblo parece Transilvania.

Hay que convencer a los bodegueros

que no existe la maldición del cuervo blanco.

(Cristal rompiéndose)

¡Hay que llamar a Gervasio, el Traga Sapos! Es medio brujo.

¿Estamos locos?

(CA) ¿En el siglo XXI? ¿Con Internet?

(DO) (SILBA)

¡No todo está perdido! Tiene la palabra, Domi.

En el año 64, el cuervo no pasó ni a su día ni a su hora.

Sino dos días más tarde.

¡Y la cosecha fue magnífica! Eso es verdad.

Y España ganó la Eurocopa con un gol de Marcelino.

Ya, pero el pájaro de este año ya ha pasado.

¡Y la maldición ya está aquí!

Abuela. ¿Qué?

¿Algún año han pasado dos cuervos?

No.

(Tono del móvil)

- ¿Ahora te dedicas a espiarme? - No.

Es difícil dejar de verte.

¿Qué? ¿Has hablado con tu padre?

No he hablado con él y menos ahora,

con lo que ha pasado con el cuervo.

- No sabes lo supersticioso que es. - No será para tanto.

Uno,

dos

y tres.

Hola, hija. ¿Estás aquí?

Mira lo que te he conseguido. ¿Una herradura?

Para los exámenes. ¿Qué quieres?

¿Que por culpa del cuer... del pollo frito se te chafe?

Ponla con los apuntes, eh.

Papá, verás. Bueno, es que... Espera, espera.

Tengo otra sorpresa para ti.

Me acaban de ingresar el dinero del préstamo.

Solo queda rellenar la solicitud del máster

y cogerte un piso. ¿Cómo te quedas?

Sin habla, eh.

Qué me querías contar, hija.

¿Yo? Sí, me has dicho antes...

Nada. Sería una tontería, papi. No te preocupes.

Me voy a estudiar, que tengo mucho que estudiar.

No me molestes, papi. Te quiero.

No sé, no sé.

Te digo yo que a esta le pasa algo.

Lleva una semana muy rara

y cuando empieza con "papi, papi" es que me temo lo peor.

¿Qué le va a pasar? Nada. Estará afectada por lo del cuer...

(GRITA) ¡No lo nombres!

Bueno.

Espera, Lucky, no te vayas.

Te vas a pegar a ella hasta averiguar qué le pasa,

pero con discreción.

Pero vamos a ver, eso es espiar y espiar está muy feo.

Aunque más feo es desobedecer a un superior.

¿Qué? ¿Cómo tienes la junta de culata?

Very bad. Se acercan días de tormenta.

No fastidies. ¿Y qué pasará con lo nuestro?

Pues habrá que posponerlo, que es ponerlo después.

¿Cómo se ha tomado la gente lo del cuervo?

Bien, muy bien.

Lo importante es que la uva es excelente.

En este pueblo eso de las supersticiones como que no.

¿Y estos ancianos con velas?

A misa. Ahora van a misa, sí.

Se traen las velas de casa. Es una costumbre aquí.

Así ahorran, por eso de la crisis. Claro.

(Tono del móvil)

Disculpa.

Cógelo si quieres. No, ahora estoy contigo.

Puede esperar. Este paseo no me lo pierdo por nada.

¡Hola! No sabes lo que me acaba de pasar.

Compré unas chuletas y la carnicera me regaló velas y ajos.

(RÍE) Qué cachonda.

¿No os conocéis? (RESPONDEN A LA VEZ) No.

(A LA VEZ) No. Maite, Isa. Isa, Maite.

(IS) Hola.

Isa. Isa, sí, tú.

Maite lleva unos años ayudándome a organizar la fiesta

y el encuentro con los bodegueros.

¿Eres bodeguera?

- He oído mucho hablar de ti. - Ah, ¿sí?

- Y de tu finca. ¿Los Perdigones? - Sí, sí.

(Vibrador del móvil)

- No te deben faltar compradores. - No te creas.

Huy, tengo que cogerlo. Luego te veo.

Estupendo. Hasta luego. (MAITE-MT) Chao.

Bueno.

Bueno, bueno.

¿Qué? ¿Has podido pensar algo sobre la oferta de tu finca?

Todavía no.

¿Es por el dinero? No, no es por el dinero.

Es que últimamente pienso mucho en mi madre.

Yo también. ¿En mi madre?

No, en la mía. Ah.

Antes de morir, me dijo que si tenía que vender la finca,

que lo hiciera a alguien que lo mereciese.

En eso tus padres son tan parecidos a los míos.

La verdad es que se llevaban muy bien.

Ya, pero a ti no te soportaban.

¿Mis padres? No, los míos.

Cuando tome una decisión, te lo haré saber.

Perfecto.

Hasta luego. Adiós.

Esto no pinta nada bien.

Cualquier ayuda es buena.

Uno,

dos

y tres.

¿Pero qué haces?

Quítate esos ajos del cuello. Ni muerto.

Está ahí el pollo en pepitoria. Siento su presencia.

¡No digas tonterías! ¡Qué vas a sentir!

(SUSURRA) He estado en lo del Traga Sapos.

(SUSURRA Y NO SE LE ENTIENDE)

¿Puedes hablar un poco más alto?

Dice que podemos quemar al bicho.

Mezclar sus cenizas con semillas de ciruelo

y un mechón de pelo de tejón.

Y que lo enterremos.

Pero con mucha arena encima.

(TITUBEA) Toda la que podamos.

¿Quién te crees? ¿Harry Potter?

¿No has visto al padre Juan? Hasta él está acongojado.

¡Si ya ni corre! Va caminando como todos.

Lo del padre no tiene nada que ver con el cuervo blanco.

(GRITA) ¡Joder!

Joder.

Contrólate, por favor. Contrólate tú.

El padre Juan está acongojado, pero ya te digo,

no tiene nada que ver con lo que ya sabemos.

A ver por quién va a ser.

Pues mira, ahí donde le tienes...

El padre Juan es un testigo protegido.

¿Cómo?

Declaró contra un cartel de droga en Galicia

y tuvo que cambiar de identidad y de vida.

Qué agallas.

El padre Juan es de los míos.

Plantamos cara a la muerte sin despeinarnos.

Ya.

Espera, ¿dónde vas? No me dejes aquí solo.

Voy a ver al teniente Robles, ¿vienes?

¿A trabajar con el estrés que tengo?

Deja. Si te pregunta por mí, dile que no me has visto.

Ay, qué mareo que tengo.

Voy a tomar un café con unas yemitas

y a leer el periódico deportivo...

Bueno, ¿alguna novedad?

Algunas. A estas alturas todo es importante.

A ver, según el padre Juan, Viti no formaba parte del clan.

Les asesoraba. Para ellos era como un consultor.

O sea, que no participaba en el contrabando.

Se cubría bien las espaldas.

Llegaba en helicóptero, estaba cinco horas en el pueblo

y solamente se relacionaba con la cúpula.

Para ellos era como uno más.

¿Y qué piensas hacer? No lo sé.

De momento te informo, que no es poco.

Oye, me parece que olvidas algo. ¿Qué?

Tú y yo teníamos un trato.

Entre los dos resolveríamos el caso,

pero también nos ocuparíamos de los asuntos de aquí.

¿Qué asuntos?

¿Te refieres al pájaro muerto?

Las supersticiones son para cada uno.

No tengo tiempo para eso.

Vamos a ver. El pájaro es importante para el pueblo.

Y por eso... ¿Por eso qué?

Llamé a la doctora para que le haga la autopsia.

¿La llamaste para que le haga la autopsia a un pájaro?

Es lo que acabo de decir, sí.

Eres un irresponsable.

En cuanto lo sepa se irá.

(AG) Lo sé todo, teniente.

Mis padres son de pueblo y sé que esto les importa.

Por favor, hablamos de un cuervo muerto.

No se aprecian signos de violencia.

Pues más yuyu todavía.

Perdón, prosiga.

La osamenta está en perfecto estado.

Pero ahí hay algo, ¿no? ¿Dónde?

Aquí, en el pico. Hay algo.

Vaya.

¿Qué? Que...

Que no lo puedo sacar. ¿Cómo?

Se me ha encasquillado el dedo en el pico y no puedo...

A ver, con cuidado. Sí.

Ese bicho es malo.

Muy malo.

Estará muerto, pero tiene hambre.

A ver, ¿ahora? Ya está.

A esto me refería.

Joder, huele que apesta. Parece fertilizante.

Seguiré examinándolo y elaboraré un informe,

pero puede que le dieran el fertilizante a la fuerza.

¿Quién querría envenenar a un cuervo?

Alguien que no quiere celebrar la fiesta de la uva.

¿Y quién no quiere unos días de cachondeo y vino?

¿No te viene ningún nombre a la cabeza?

Me cago en...

(SE) Muy bien. Aquí estoy. Sentado.

¿Me podéis decir por qué? Con mucho gusto. El cuer...

(LE CHISTA)

Es... (LE CHISTA)

¡Déjame hablar! No iba a decir cuervo blanco.

Me cago en... ¿Ves? Lo sabía.

Joder, qué pasa con el cuer...

(LE CHISTA)

Serafín, hemos examinado al pájaro loco

y sabemos que fue envenenado con fertilizantes.

¿Y a mí qué me cuentas?

Todos sabemos que trabajas con fertilizantes en el campo.

Claro y medio pueblo.

Y media comarca. ¿Les llamo y que se sienten aquí?

No. Mucha gente trabaja con fertilizantes,

pero ninguno odia la fiesta tanto como tú.

Porque vengo de trabajar a las seis de la mañana

y ellos con el chunda-chunda.

¡No se descansa con ese jaleo!

Baja el volumen.

Eso a nosotros no nos importa.

Claro, pero ahora estamos en época de celo

y mi Raimundo es muy fértil.

Gusta mucho a las cerdas. Sabéis que es insaciable.

Si no le vigilo por la noche, se me queda seco.

Y luego durmiendo pega unos ronquidos que tiemblan...

¡No descanso ni en la cuadra!

Serafín, todos te hemos oído decir que quieres acabar con la fiesta.

Verdad, pero de ahí a matar yo al pobre cuer...

(LE CHISTA)

Si quiero matar a un pájaro salvaje le pego un tiro con la escopeta.

A mí no se me ocurre cómo le han podido coger,

echarle el veneno... Ni sabía a qué hora iba a pasar.

Eso tiene sentido. Y tanto.

(RÍE) Anda que... madre mía.

La que habéis montado a cuenta del cuervo blan...

¡Serafín, por tu padre!

Joder, me has dado.

¿Pero qué haces?

¿Cuánto tiempo tengo que estar aquí?

Hasta pasado mañana, cuando lleguen los de la Interpol.

Pero está previsto que vaya a dar su misa.

Gracias.

Muy pronto estará lista su nueva identidad.

De acuerdo.

Conoce el protocolo...

(JU) Sí, sí. A otro sitio y vuelta a empezar.

El informe completo de la autopsia del...

Del ave alvina. Eso.

Tenía restos de fósforo, nitrógeno y potasio,

propios de un fertilizante.

Lo que llamó mi atención es

lo poco gastado que tenía el pico, como las garras.

Es extraño en un pájaro salvaje. Sí.

Estamos ante un ave en cautividad.

Bueno, Serafín tenía razón. ¿Eh?

Yo siempre he confiado en él. Ya.

Muchas gracias, doctora.

A ver si encontramos dónde venden un pájaro así en cautividad.

¿Ahora? Ahora.

¿Nos acompañas? ¿Quién? ¿Yo?

No, hombre. Llama a una bruja de esas de la tele.

Estoy haciendo cosas serias.

Doctora.

¿Cómo te va en el pueblo?

Me va, doctora. Me va.

No sabes la envidia que me das.

Ojalá yo pudiera trabajar en un sitio como este.

¿Hola? (LORO-LO) Hola.

Un loro guasón.

¡Guasón! ¡Guasón tú!

¡Y no me repitas, pajarraco!

A ver. El loro este.

Relájate, es un pájaro.

Hola, ¿en qué puedo ayudarles? Buenas tardes.

Soy el cabo primero Olmos y él es el guardia Atiza.

Queremos preguntarle algo. ¿De qué se trata?

¿En algún sitio puede conseguirse un cuervo blanco?

No...

Eso es imposible. Conseguir un cuervo blan...

No le llame así, ¿eh? Llámele...

Pollo al jerez.

¿Perdón? Que le llame pollo al jerez.

Hágale caso. Llámele pollo al jerez.

Pues como le decía, el cuer...

o sea, el pollo al jerez,

es un ave originaria de África y está protegida.

Las pocas que llegan a España lo hacen de forma salvaje,

por la migración.

O sea, no es posible comprar uno.

No. De manera legal, no.

¿Y sabe de algún zoológico donde se consiga...

un pollo al jerez?

No, la verdad que no me suena.

Pues nada más. Muchas gracias, muy amable.

Si se enterara de algo, llame al cuartel de Ezcaray.

Por supuesto. Buenas tardes. Adiós.

(LO) Cuervo blanco. ¡Cállate, loro!

¡Lo ha hecho para fastidiar! No te dejes provocar.

Lo ha hecho para fastidiar. Tira, tira.

- ¿Pero qué haces aquí? - Lo siento. Es que...

No, tranquilo. Si querías verme en albornoz haberlo dicho.

No es eso. Es por tu padre.

Sospecha que te pasa algo y me ha dicho que te siga.

- ¿Cómo? - Eso.

Quiere que descubra lo que te pasa y que no te quite ojo.

- Pero bueno. - ¿Dónde vas?

Le diré que soy mayorcita y que no necesito un espía.

No, porque me mata.

Cuando te pregunte qué le dirás.

- ¡Pues le diré...! - ¿Qué?

(SUSPIRA)

Ya, es que es verdad.

Eso le tenías que decir. La verdad, Nuria.

La verdad no, que le da un infarto.

Puedes decirle que...

que discutí con mi compañera de piso.

¿Es eso lo que quieres? Bueno, tiene sentido.

- Voy y se lo digo. - ¡Espera! Ven.

Puedes esperar unos días más para decírselo.

- ¿Por qué? - Porque así pasamos tiempo juntos.

Sin que nadie sospeche. Algo bueno tendrá esto.

Eso es verdad,

pero no puedo esperar mucho sin decirle algo.

¡No! Eres un agonías.

Un agonías y un soso.

Y quiero que me des un beso,

aunque sea un beso soso.

- Ya, pero será muy soso. - Vale.

- ¿Vale? - Vale.

He dicho soso.

- Ni me he enterado de lo soso... - Me da igual. Largo de aquí.

- No me puedes hacer esto. - Largo.

¡Ey! ¡Lucky!

¿Qué tal todo? (AL) Muy bien. Estamos instalados.

¿No era mejor que Gérets viniera aquí a interrogarle?

¿Qué quieres que te diga? Ya.

Leí el informe del clan de los Percebes.

El padre Juan llevó un micro durante dos meses.

Qué huevos. Fue su idea, no de la policía.

Su hermano murió por sobredosis a los 17 años.

Cuida de él. Dalo por hecho.

(Música de intriga)

¡Alcides! ¡Alcides!

- ¿Ocurre algo? - Sí. Necesito hablar con Robles.

- Eso es imposible. Ya lo sabe. - Es importante.

Lo siento.

Si tiene algo que contar, dígaselo luego a Gérets.

Si por mí fuera, padre... Robles y yo somos más que amigos,

pero una orden es una orden.

Ya, entiendo.

- Bueno, gracias. - Lo siento.

(CA) Lo primero, gracias a todos por venir,

que sé que esta reunión ha sido un poco precipitada.

Y tanto. Ernesta no puede venir. Dice que le ponga el manos libres.

A ver. Ya. Lo que quería proponer...

- (ERNESTA-ER) ¡No oigo! - ¿Qué dice?

- ¡Que no oye! - Ah.

- A ver, os he reunido... - (ER) Más alto.

Ernesta, se lo explico yo después.

A lo que iba. Quería proponer, ya que están los bodegueros

para el lanzamiento de la uva, podrían probar nuestro vino.

- Un buen contacto para empezar. - ¿Y Damián?

No se enterará. Se lo daremos a los que se llevan mal con él.

Así no le dicen nada y nos ahorramos problemas.

Solo tenemos dos botellas. Nos tomarán por tontos.

No. Cara de tontos tendrán cuando prueben nuestro vino.

Querrán más y les tendremos a nuestros pies.

¿Y no habría que esperar? Por el cuervo blanco.

(Cristal rompiéndose)

(DO) (GRITA)

Estaba mal colgado. No es por el cuervo blanco.

(DO) Ay.

Os digo que no tiene nada que ver con...

con el pollo al chilindrón.

(Cantar del gallo)

Pase lo que pase, Cata no le dará a probar el vino a los bodegueros.

Nunca. Así que algo habrá que pensar.

Podríamos darle el cambiazo a las botellas.

Sí, eso haremos.

Amigo, o permíteme que te llame topo.

Tú, mi topo, le darás el cambiazo a esas botellas.

Las sustituirás por dos botellas de vino rancio, viejo,

avinagrado, asqueroso.

Lo que daría por ver su cara cuando prueben su vino.

(RÍE)

Lo harás esta misma noche.

No me interesa.

Te estoy esperando. ¿No venías a por las llaves del coche?

Ningún ser humano se resiste a las rosquillas de tu abuela.

Son de ajo. Buenísimas para el mal fario.

Y para apestarme con el aliento. Vamos.

Tómate una, que es buena para el mal fario.

No abuela. ¡Tómatela!

Solo me gustan las de anís. Cómetela.

¡Cuidado! ¡Bueno!

Tranquilos. Se sopla y al buche.

Lo que no mata, engorda.

(DO) Huy.

¿Y esta pluma? No sé.

Se parece mucho a las del cuervo blanco.

Mierda. La maldición.

Atiza...

¿Son los zapatos que llevabas ayer en la tienda de animales?

Pero si no tengo otros.

Hay que ver qué bien disecadas están.

Qué realismo.

¿Esta es una cacatúa? No, un loro.

Un loro precioso. Sí. Ícaro se llamaba.

Mi abuela le pilló la cabeza con la puerta de la cocina.

Cuatro veces.

Creo que nunca le cayó bien.

¡Pobre Ícaro!

Tuvo un final tan trágico como el hijo del arquitecto griego.

¿Es de la zona?

Es el mítico personaje griego con ese nombre.

Claro, de la zona griega me refería.

Ícaro, qué pícaro.

Me encantaría regalarte alguna de mis mascotas,

pero me siento tan unido a ellas.

Todavía hablo con ellas de vez en cuando.

Yo hago lo mismo con mi caniche.

¿En serio? ¿Vivo o disecado?

Ni una cosa ni otra.

En su tumba. En un cementerio para animales.

Debías quererle mucho.

Sí.

Ojalá te hubiera conocido antes.

(IS) ¡Hola!

A ver si los bodegueros tienen sus trajes de época.

¿Qué tal? Pasaba por aquí y pensé en saludar.

(IS) Ya me voy. No, quédate, por favor.

¿Qué tal estás, Isa? Mal.

Bueno, bien.

No, mal. Estoy un poco revuelta, porque estuve hoy en la finca

y son tantos recuerdos, que me he emocionado.

- Me imagino. - Sí.

Estuve paseando por los viñedos, por el pantano

y es todo tan bonito...

Perdonadme. Estoy muy sensible.

Te entiendo perfectamente, Isa.

A mí también me pasa. Ah, ¿sí?

Muchas mañanas paseo por mis viñedos

y es tan relajante.

Ayer mismo paseaba y un pajarillo cantó,

se posó cerca de mí...

Mientras le escuchaba respiré hondo,

me agaché a tocar la tierra mojada

y se paró el tiempo.

Recordé cuando era niño y me di cuenta de que crecí

con esta tierra y que esta tierra creció conmigo.

No sé.

Aquella mañana estaba solo,

pero me sentía más acompañado que nunca.

Si me dieran a elegir dónde nacer,

no diría otra cosa que Ezcaray.

Toma, anda. Gracias, es que...

- Toma. - Gracias.

¡Guasón!

Esta vez ni le miro, porque si no me enfrasco.

Ignórale.

Otra vez ustedes. ¿Hay algún problema?

¿Problema?

Ninguno. Qué problema va a haber.

Huele mucho como a ajo, ¿no?

Bueno, déjame a mí, que ya hablo yo.

Ayer se me antojó comprarle un pajarito a mi abuela.

Pues tenemos bastantes. Si quiere le enseño.

Tenemos periquitos. Los canarios hacen mucha compañía.

Ya, pero no sé. Quisiera algo más especial.

Como... esto.

El cuervo blanco que tuviste en tu tienda.

¿A qué se refiere? ¿Cómo que cuervo blanco?

Por favor, que no tengo tanta sal.

Les dije ayer que vender un cuervo blanco es ilegal.

Claro y yo me peino con la raya a la derecha.

Mire, se lo voy a explicar.

Él es el guardia malo y yo soy el guardia peor.

Tú decides: o lo cuentas tú o lo cuentas tú.

Pues no sé por qué lo hice, pero es que...

Lo vendí porque necesito dinero para la tienda.

Lo siento.

No quería decir nada porque no quería meterme en un lío.

Lástima. Te has metido en uno muy gordo.

¿A quién se lo vendiste? No lo sé.

Me llamaron por teléfono, me dejaron un sobre con dinero

y dónde entregarlo.

¿Dónde? Aquí. Nunca había estado.

Es el camino que cruza con la finca los Juncos.

En la entrada del pueblo.

Lo dejé y solo vi un coche rojo que venía a recogerlo.

¿Viste la matrícula? No.

No puede ser.

Nuestro sospechoso es un paisano.

Esto no ha hecho más que empezar.

Acompáñenos.

(IS) Verás, Domi. He venido para pedirte un consejo.

¿Quieres un té, un café o un pudín de lentejas?

- Me ha salido muy rico. - No quiero nada, gracias.

Creo que ya tengo comprador para mi finca.

Ah, ¿sí? ¿Quién?

El alcalde.

No, no. Dime la verdad, ¿quién?

Damián, Domi. El alcalde.

Huy, a cualquiera menos a ese.

Ya sé lo que pensáis Cata y tú de él,

pero si lo hubieras visto esta mañana

hablar sobre el pueblo y lo importante que es para él.

Domi, no me ponga esa cara. Ya me haces dudar.

Pues si dudas, saca tu carácter.

Mi carácter. Yo ahora no puedo sacar mi carácter.

Estoy bloqueada, en crisis... No puedo.

¡Pues cuando te pase eso di palabrotas!

- ¿Palabrotas? - Sí, palabrotas.

Verás como la tensión desaparece.

Repite conmigo: ¡Me cago en la leche!

Me cago en la leche.

Más fuerte. ¡Me cago en la leche!

¡Me cago en la leche!

Y ahora di: ¡capullo!

Capullo.

No, así no. Más fuerte.

- ¡Capullo! - ¡Capullo!

- ¡Gilipollas! - Gilipollas.

- ¿Se la vendes a Damián sí o no? - ¡Sí!

¡Mierda!

¡Mierda!

Mira, yo no me fío de ese meapilas.

Por lo menos asegúrate de que su intención es buena.

Si quieres, yo te ayudo.

No sé qué hacer. Ya estaba casi convencida

de vendérsela y ahora me haces dudar.

¡Pues si dudas no vendas!

Ya.

Joder, sí que tarda el Atiza este.

No, viene. Míralo.

Hola, buenas. Buenas.

Te pasaste con las rosquillas de ajo de la Domi.

Bueno, ¿vamos al asunto? Sí, vamos.

Tápate la boca, como los futbolistas en la tele.

Las botellas para los bodegueros.

Son como mis hijos. Me faltó amamantarlos.

Al paso que vas, es lo más cerca que estarás de tener uno.

Tú cállate y cierra la boca.

Quiero que lleguen para que prueben el vino.

Espero que no nos salga gafe lo del cuer...

Llámale gorrión cabezón, ¿vale?

Da igual. Pondré las botellas a buen recaudo.

(LU) ¿A quién se lo habrá vendido?

No lo sé, pero pasará una temporada en la trena.

Tenía denuncias por tráfico de animales.

¿Habrá sido alguien del ayuntamiento?

Quién mataría al... (LE CHISTA)

Al pollo a la marinera.

Sabemos que tiene un coche rojo.

Lo bueno que el cerco se va estrechando.

Joaquina la Tripa Negra no mataría ni a una mosca.

Va siempre en bici y es ecologista.

Leandro el Cabeza Buque

tiene un dos caballos verde que heredó del padre.

¿Y ellas?

¿Las Pacheco?

No tienen coche. Son como su familia, los Tilos,

Unas agarradas. Compran las lochas de jamón

de una en una.

¿Y Damián? ¿El alcalde?

Sí. Qué dices, hombre.

El coche de Damián es blanco.

Pero tiene otro en el garaje y es rojo.

El otro día se quedó tirado y le ayudé hasta que llegó la grúa.

¿En serio? Sí.

Robles, buenas noticias.

La dueña de la tienda de animales fue quien vendió el cuervo

y agárrate, porque creemos que fue alguien del ayuntamiento.

Me parece increíble. ¿A que sí?

(SUSPIRA)

¿Hasta cuándo, Robles? ¿Hasta cuándo qué?

Hasta cuándo vas a estar así.

Sin asumir tu trabajo y que te debes al pueblo.

¿Para qué? Espero salir de aquí lo antes posible.

Y mientras, ¿por qué no nos haces la vida más fácil al resto?

Y qué es para el señor "hacerle la vida más fácil al resto".

¿Que me ponga a investigar la muerte de un pajarraco

porque la gente teme gafarse?

No. Porque a la gente le preocupa.

Si demostramos que el cuervo fue envenenado

y detenemos al culpable,

quizá la gente recupere la confianza y la ilusión.

Si para el pueblo es importante, también lo es para ti.

Pero haz lo que quieras.

(DO) Traigo un tentempié. ¡Hola, Domi!

Olmos no está. No es para Olmos.

Es para ti.

¿Qué es?

Oh, ¡magdalenas! Sí.

No serán de ajo, ¿no? ¡No!

Las he hecho yo.

Y café del bueno, no de la cafetera que tenéis por ahí.

(RÍE) Pues muchas gracias.

¿Sabes? Mi nieto te aprecia mucho.

Será que como nunca tuvo hermanos...

Yo tampoco tuve hermanos, Domi.

Oh, será por eso que se cruzaron vuestros caminos.

(SUSPIRA) No te molesto más.

El termo se lo das a Sebastián. No se preocupe.

¿Sabe, Domi? ¿Qué?

Yo nunca conocí a mis abuelas.

A mi abuelo sí, pero no era tan buen cocinero como usted.

Oh.

(RÍE) Te tendré que adoptar como nieto.

(RÍE) Guapa.

Adiós, Domi. Adiós.

Tenga cuidado por ahí. Sí.

¿De verdad, Olmos?

¿Me vas a interrogar a mí, que nos conocemos de toda la vida?

¿A mí, que sabes de sobra mi amor por los animales?

Te gustan más disecados que vivos.

Además, solo serán unas preguntas.

Soy inocente. ¿Cómo le haría esto al pueblo, yo, su alcalde?

Eso no te exime de cometer delitos.

Solo tienes que leer los periódicos.

(Pasos)

Siento el retraso, Olmos.

Tranquilo, teniente.

Acababa de empezar.

La dueña de la tienda dijo que vio acercarse un coche rojo.

Justo en el cruce donde dejó el cuervo rojo.

Digo... blanco. El coche era rojo.

¿Y? Que tú tienes un coche rojo.

¿Y por tener un coche rojo tengo que haber matado al cuervo blanco?

(CARRASPEA)

No.

¿Te suena esto?

Aquí estaba la dirección de entrega.

Hay mucha gente que tiene acceso a estos sobres.

Esta semana los mandé a diputación,

a los bodegueros, a los veci...

Nos urge la lista de la gente que recibió

un sobre como ese en el último mes.

De acuerdo, luego se la daré. Ahora estoy ocupado con la fiesta.

En una hora. Ni un minuto más.

Una cosa más.

Escribe en este cuaderno la misma dirección, por favor.

(SUSPIRA) De verdad, no entiendo nada.

Suficiente.

¿Por qué? No es él.

La persona que escribió esa dirección es zurda.

Si te fijas, emborrona todo lo que escribe.

Pues está claro que no he sido yo. Si son tan amables...

Necesitamos la lista completa. Lo sé. Dentro de una hora.

Le quedan 58 minutos.

(TARAREA)

(Música de misterio)

¿Café? (GRITA) ¡Qué susto me has dado!

(RÍE) Deja, te lo preparo yo. Gracias.

¿Tú tampoco puedes dormir?

Si me das el truco para dormir, te regalo una galleta.

(RÍE)

Olmos. (ASIENTE)

Que lo siento mucho.

Tampoco está tan malo.

Bueno, un poco amargo.

Que siento mucho no haberme dado cuenta de...

de lo importante que es para el pueblo todo lo que pasa.

Tranquilo. A veces no vemos las cosas con claridad.

¿Y mi galleta? ¿Qué galleta?

(AL) Espero que haya de sobra.

Madre mía, ¡qué susto!

¿Cómo estamos, no?

¿Esta noche no duerme nadie en el pueblo?

Es que he visto luz ahí fuera y...

Lo mismo es verdad la maldición del cuervo blanco.

Alcides.

Mejor no mencionamos al cuer... (LE CHISTA)

Al bicho con plumas.

La pena es que no haya nada para acompañar este café.

No me mires así. Lo digo para conciliar mejor el sueño.

Ah, vale.

¡Sí, señor! ¡Tú sí que sabes, Olmos!

(RÍE) (AL) Eres una cajita de sorpresas.

Aquí hay de todo.

Para ti, Alcides.

¿Y por quién brindamos?

Por el padre Juan.

Al menos en la misa podrá despedirse de todos.

Por él. Por un hombre valiente.

Por el padre Juan.

Arriba, abajo, al centro y "pa'dentro".

¿Qué dices? ¿Qué es eso?

Algo serio, anda.

Como decíamos en el GAR.

"El que quiera defenderla, honrado muera.

Y el que traidor la abandone, no tenga quien le perdone.

Ni en Tierra Santa cobijo, ni una cruz en sus despojos.

Ni las manos de un buen hijo para cerrarle los ojos".

Por el padre Juan.

(AL) ¿Ahora por quién? Ahora por mi abuela.

Nos tenemos que apuntar, ¿eh?

Es como un club.

Nos vendrá bien hablar con gente que ya lo ha hecho.

La experiencia siempre es una ventaja.

Habla por ti, que eres más mayor que yo.

Necesitamos subir una foto de cada uno al perfil.

Házmelo de este perfil, que es el bueno.

Pero qué cateto eres.

Una foto de perfil es una foto normal.

Oh my God, mis juanetes.

Decidido. Lo aplazamos para el año que viene.

- Imposible. - ¿Imposible por qué?

Porque yo el año que viene ya no estaré.

¿Qué dices, Braulio?

Lo que oyes.

No para de irse la luz.

Tendréis fantasmas.

Pues mira, mi difunto abuelo todavía no ha dado señales,

pero es que era tímido.

Bueno, igual entonces sí que será culpa del cuer...

del pollo al chilindrón.

Yo no me andaría con tonterías.

Se nos estropeó hasta un coche.

Igual que el coche tenga más de 15 años influye.

Igual.

Pásame la lista del alcalde, anda. Vale.

Yo creo que algo se nos escapa.

En el pueblo no hay tantos coches rojos.

El del alcalde. (ASIENTE)

Está Isa, pero Isa no cuenta

porque acaba de volver después de 20 años.

La panadera tiene un coche rojo.

No. Descartada. ¿Por?

Cuando me la cruzo me guiña el ojo derecho,

y buscamos a una persona zurda.

A mí nunca me ha guiñado el ojo.

La persona que buscamos no solo tiene un coche rojo y es zurda,

sino que también tiene bigote.

Se pegaría cuando el asesino del pollo teriyaki,

pasó la lengua para pegar el sobre.

Resulta que no tenemos tan mala suerte, ¿no?

El año se ha torcido bastante.

Los que tendrán suerte son los bodegueros.

¡Claro! Con el cuervo muerto, la uva sale mal.

(HABLAN AL UNÍSONO)

Y compran barato. Y compran barato.

En la lista están los que vendrán a la fiesta.

Cualquiera podría hacerlo.

(Tono de mensaje)

Te llaman.

No, es un mensaje.

Los agentes traerán al padre Juan para la misa.

Disculpa, pero estoy ocupado con los bodegueros.

No pasa nada.

Le he dado vueltas a algo muy importante.

He llegado a una conclusión. Sabes que me cuesta decidir,

pero no quiero esperar más.

(MT) ¿Tienes un minuto?

Dudo dónde hacer el lanzamiento de la uva.

Por supuesto. Enseguida voy.

Perdona, Isa. Será solo un momentito.

No pasa nada. Perdón. Enseguida vengo.

¿Te puedes creer que no me quito de la cabeza a Ícaro, el loro?

Y eso que no lo escuchaste cantar.

A toda la familia le cantaba. Excepto a la abuela, claro.

"Entrevista a Damián Navarro".

"No hay nada que me relaje más que pasear por mis viñedos

y oler las vides.

Ayer mismo había un pajarillo cantando,

se paró y me di cuenta de que estaba..."

Solo, pero me sentía más acompañado que nunca.

Si me dieran a elegir dónde nacer...

"No diría otra cosa que Ezcaray".

De verdad, ¡si fingió hasta las lágrimas!

Joder.

Soy todo tuyo.

No me acordaba que me traen un paquete a casa

y tengo que ir a recogerlo.

¿Y eso tan importante?

¿Importante? Yo no he dicho que sea importante.

¿Sabes lo que sí es importante?

El paquete.

¡Padre Juan!

¿Está bien? Bien.

Ellos son los agentes que lo llevarán con Gérets.

(ACENTO COLOMBIANO) Un placer.

Mónica Salcedo. Dirigiré el operativo del traslado.

¿Qué hacéis aquí? (AL) El padre quería despedirse.

De allí se irán.

(JU) Querría que aceptaras este regalo.

Es su Biblia, padre. No puedo aceptarla.

Por favor. Sé que la conoces bien.

Y también sé que no tienes ninguna.

Gracias.

Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros.

Siempre en todas mis oraciones, rogando con gozo por vosotros.

Nunca os olvidaré.

Le veremos en los periódicos el día que gane

la maratón de Nueva York, con el ramo en la cara.

Y si puede pedir destino, elija El Caribe.

Allí se vive como Dios. Atiza.

Ya sabe lo que quiero decir, padre.

- Padre, debe irse ya. - Sí.

(JU) Cuide de ellos.

Hasta siempre.

Cuídese, padre.

Tu padre cree que tienes novio. Me lo dijo esta mañana.

- ¿Y sospecha de ti? - Pues no.

- Estaría muerto. - Pues ya está.

Todo por no decir lo de la universidad.

(Golpes en la puerta)

Nuria, abre.

¡Tu padre!

¡Estoy estudiando!

¿No estaba en los festejos? ¡Y dónde me meto!

- ¿Dónde me meto? - Debajo de la cama. ¡Corre!

¡Se oye la voz! ¡Que no!

¿Abres o qué?

¡No hay nadie! Nuria, he oído voces.

Eso te lo tienes que mirar.

Quita de ahí. Que te quites.

Que no, hombre. Quítate.

(GRITA)

Ay, ¡rediós! Menudo latigazo me ha pegado.

Apóyate. Te llevo a la habitación. No, no.

Deja que me siente un poco. Qué dolor de lomo.

Ay. Bueno, a ver.

¿Te duele ahí?

Cómo se nota que vas a ser médico.

Qué manos tienes, hija.

Espera un momento, que me engatusas.

¿Dónde está ese chico? He oído voces.

No hay ningún chico. Era yo, que estudiaba la lección.

Estoy nerviosa con los exámenes.

Céntrate en lo principal. Habrá tiempo de novios.

Siempre que yo lo autorice.

Venga, ayúdame a llegar a mi habitación.

(SE QUEJA)

No sé, no sé. ¡Que no hay nadie!

(SE QUEJA)

(SUSPIRA)

¿Qué es eso que el año próximo ya no estarás?

No quiero hablar de ese tema.

Mi hijo pasa de mí. Eres lo más parecido a una familia,

así que habla o tiro de garrota.

¿Te acuerdas de mi tío Braulio, de mi abuelo Pascual, de mi padre?

Todos murieron antes de cumplir los 70.

Y así ha pasado en las últimas seis generaciones.

Y tú los cumplirás este año.

Por eso quería cumplir este sueño.

Pero si lo cumplimos, a lo mejor la palmamos los dos.

Si no se hubiera muerto el pollo al ajillo ese.

He hablado con el Traga Sapos

y dice que por un buen precio, nos hace un conjuro.

¿Cuánto? Cuatrocientos euros.

Joder, Atiza.

Por ese precio conozco un polaco que nos pinta la cooperativa.

¿Nos perdonáis un momento?

Atiza, olvídate del Traga Sapos, que ese tío es un tarado.

Lo que digas, pero no tengo almorranas desde que dijo

que llevara una castaña pilonga en el bolsillo.

Pregúntale si tiene algo para el pelo.

A lo mejor tengo que llevar un níscalo.

Pues se lo pregunto.

(TITUBEA) ¿Pero tú eres tonto? ¡Eso son chorradas!

¡Un cuervo blanco está pasando!

Repite eso, Pablete.

¡Un cuervo blanco está pasando por el cielo!

¿Pero va hacia la plaza? ¡Sí!

¿Cómo puede ser eso, Olmos?

Porque el que envenenaron no era el auténtico.

Este sí es el verdadero y ha llegado dos días tarde.

¿Y qué? Como en el 64 y fue un año estupendo.

¿Entonces se acabó el mal fario? Se acabó.

¡Todos a la plaza del pueblo a ver el lanzamiento de la uva!

Atiza, un momento. Esto es importante.

Que le pregunto si tiene algo para que te crezca el pelo.

No, me refiero al caso. Tenemos que descubrir quién mató al otro.

Lo que quieras, pero después de la fiesta.

Por cierto, que ya no me hace falta.

¿Y eso?

Corteza de eucalipto y dos dientes de jabalí.

¿Los pistachos también dan buena suerte?

No, es que no había jamón y los cogí de la barra.

Te espero en la plaza. ¡No tardes!

(GRITA) Oye, ¡esperadme!

¡El cuervo blanco ha venido! ¡El cuervo blanco ha venido!

(BR) ¡Míralo!

(Graznido de cuervo)

- ¡Lo haremos! - No me duele la rodilla.

¿No?

Lo cumplirás como me llamo Claudio Segismundo.

- ¿Segismundo? - Sin bromas, que tiro de garrota.

Que te llamas Segismundo.

(Música tradicional)

No me creo que esos sean los bodegueros.

Pues sí, lo son.

Y hoy es el día más importante de la fiesta de la uva.

O de lo que queda, porque Damián viene cada año con la tijera...

¿Y por qué se visten así, Olmos?

Llevan vestidos así toda la vida.

Empezó en el siglo XVI.

Vinieron unos franceses a comprar la cosecha.

Hubo una riña porque no decidían quién compraría primero

y lo resolvieron así, con un campeonato.

El primero que encestara un racimo de uva

en ese capazo a diez metros, sería el primero en comprar.

Y así hasta ahora.

No dejáis pasar ni una tradición, ¿no?

Ni una.

Listo.

Me sigo poniendo tan nervioso como cuando lo hacía mi padre.

No creo que lo hiciera mejor con tan poco presupuesto.

Ni que le quedara el traje tan bien como a ti.

Maite, me gustaría decirte... Cuando acabaran las fiestas,

igual podríamos quedar un día para cenar, hablar...

o lo que surja.

Creí que no me lo ibas a pedir nunca.

Perdona, ¿eh? Sí.

¿Ves? Otro sin coche rojo. Ya.

¿Y si nos estamos equivocando con todo esto?

O no.

Bueno, pues ahí está nuestro hombre.

Parece que entre dos anda el juego.

No está picada la uva...

No sé qué hacer. No se lo sirvo.

Sí se lo sirvo. No se lo sirvo.

- ¿Aquí la indecisa no soy yo? - Sí.

- Pues tú se lo sirves. - ¡Sí!

Cómo voy a dejar pasar esta oportunidad, ¿verdad?

- Ese vino es maravilloso. - Sí.

Tírate a la piscina.

Mejor: a la barrica.

Huy, me ha salido carácter.

- ¡Venga! ¡Vamos! - Voy.

Habrá que ver la calidad de la uva de este año.

Igual lo mejor es no ganar el concurso.

Perdón, buenas.

Unos vecinos y yo tenemos una cooperativa

y queríamos invitarles a un vinito.

La primera copa es gratis. Si les gusta, pues...

de la segunda hablamos.

(CARRASPEA)

¿Pero esto qué es?

- ¡Esto es vinagre! - ¿Pero qué dice?

¡Pero qué dice!

- ¿Qué ha pasado? - ¡No lo sé!

(Música tradicional)

(SEL LAMENTAN)

Ha estado cerca. Gracias, Eufrasio.

A ver si tienen más suerte nuestros dos últimos concursantes.

Turno de Gerardo de la Haya, grande donde los haya.

(RÍE)

Un fuerte aplauso.

No sé. Creo que este no va a ser.

Tiene cara de no haber roto un plato en su vida.

Mejor nos guiamos por si es zurdo o no.

Vale.

¿Viste? Lleva todo el fin de semana poniéndome ojitos.

¿Quién? ¿El bodeguero?

No. Maite.

Creo que la tengo en el bote.

(SE LAMENTAN)

Otro intento fallido.

Si nuestro último concursante no acierta, haremos una ronda más.

Solo queda uno. Tiene que ser nuestro hombre.

La presión recae en Celedonio Garrido.

Un fuerte aplauso.

Este sí.

¡Mire, mire!

No lo entiendo.

(GRITA) ¡Bien!

¡Bravo! Ya sabemos quién empezará a comprar la cosecha.

Alcalde, en ese bote tienes un agujero como mi cabeza.

Maite.

(Música serena)

Gracias por dejarme dar la misa.

Me cambio, recojo mis cosas y nos vamos.

Claro, padre. Vaya tranquilo. Aquí lo esperamos.

Siempre que entro en una iglesia me sobrecojo.

Espera en la calle y asegura la zona.

Yo me quedo aquí.

Realmente solo necesitamos hacerles una pregunta.

Bien.

¿Por qué mataron al cuervo blanco?

¿Qué dices? No hemos matado a ningún cuervo.

Han estado a punto de librarse,

pero les hemos pillado por los pelos.

Mejor dicho, por un pelo

pegado en el sobre que le entregaron a Gloria.

No sabemos de lo que habla.

Da igual lo que digan. El análisis del ADN del pelo lo confirmará.

Usted cerró el sobre que escribió Maite,

pero al pasar la lengua,

quedó pegado un pelo de la barba.

(MT) A ver, esto es un malentendido.

Olmos, tú me conoces.

- Agentes... - No me interrumpas.

- Si solo iba a... - Chitón.

- Chitón. - Perdona, cariño.

- Por dónde iba. - Decías que...

¡No me interrumpas!

Celedonio, ¿lo matasteis? Sí. Mierda.

- ¿Qué has dicho? - Se me escapó. Me pone nervioso.

¡Pero qué tonto eres, Celedonio!

Vale, sí. Fuimos nosotros.

- ¡Él me obligó! - ¿Yo? ¡Si fue tu idea!

- Y yo un idiota por seguirte. - Serás cobarde.

Pensamos que con su muerte la gente creería que la uva sería mala.

Pero qué poca cosa eres, de verdad.

La empresa está al borde de la quiebra

y necesitábamos comprar a bajo precio.

¿Lo veis? Si fue su idea.

No me interrumpas.

Primero, que conste y quede claro que fue él quien me obligó.

Y segundo, no creo que por matar a un cuervo... ¿no?

No. Por comprar ilegalmente

un ejemplar de una especie amenazada

y luego matarlo intencionadamente, sí.

Quedarán detenidos hasta pasar a disposición judicial.

Con las tradiciones no se juega.

Voy a llamar para que vengan a recogerlos.

Perdona, Olmos.

Tranquila, que yo me encargo.

Olmos, esto es un error.

Sí, como conocerte. No sé cuál de los dos es más imbécil.

¿Y este qué tiene que decirte? Celedonio, espera.

Maite. ¡Calla! No quiero saber nada de ti.

¡Ni de tus bichos muertos!

Clarísimo. Muchas gracias. Buenas tardes.

(JU) Bueno, cuando quiera.

Quieto ahí.

(MÓNNICA-MC) Usted sabe que soy colombiana, ¿cierto?

Y los colombianos tenemos un olfato especial

para pillarnos a los chivatos.

No sé por qué, los españolitos

son todos unos mentirosos, sucios y cobardes.

A mí mi papá me enseñó

que a los cobardes, sucios y mentirosos

hay que tratarlos de una sola forma.

Les hacemos una corbata,

les rajamos el cuello

y les sacamos la lengua por la garganta.

Así que va soltando por esa boca sucia, cobarde

y mentirosa todo lo que sabe de Viti.

Antes de que le haga sufrir.

Porque morir, padre,

va a morir hoy.

¿Fuma?

(JU) Dejé de fumar hace 15 años.

Padre.

Pero tranquilo, que no será el tabaco lo que lo matará.

Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros.

Siempre en todas mis oraciones, rogando con gozo por vosotros.

Filipenses uno...

tres... cuatro.

"Jugaban al pádel. Viti siempre jugaba con la misma pareja.

Le llamaba capitán. Pensaba que era un mote.

¿Y si no lo era?".

Así que colombiana.

¿Sabe? Me gusta leer. Leo mucho.

Sobre todo libros de ciencia.

Hay una teoría, que no sé si conoce,

que habla de la memoria genética.

Resulta que en un experimento, a unos ratones, por electroshock,

les indujeron la sensación de miedo cada vez que comían queso.

(JU) (TOSE)

¿Y sabe lo que pasó?

Cuando esos ratones tuvieron ratoncitos,

los ratoncitos nacieron con el miedo de comer queso.

(TOSE)

Nacieron con el mismo miedo.

El mismo miedo que tienes tú.

(RÍE) ¿Yo?

(JU) (TOSE)

- No, padre. - Sí.

Porque hace siglos, unos colonos españolitos cobardes,

sucios y mentirosos se mezclaron con tus antepasados.

De ahí naciste tú,

de la semilla de esos españolitos cobardes,

sucios y mentirosos,

pero tú eres peor que todos ellos.

Eres peor que esos ratoncitos muertos de miedo.

Lástima que no tenga tiempo.

Sino, le juro que le pedía una confesión.

Ya se encargará él de juzgarte.

(MC) Dios nos va a juzgar, sí,

pero nosotros le diremos cuándo.

(Música trepidante)

Estaba alojado en la boca del padre. Un percebe.

(LU) El percebe que encontraron en el padre era marroquí.

Los del clan dejan uno gallego.

Almanzor supo que el padre tenía información sobre Viti.

Dejó una nota que decía que Viti,

el primer asesino, jugaba al pádel con un tal Capitán.

Lo tenemos.

(VOZ ELECTRÓNICA) ¿Les apetece jugar a un juego?

¿Dónde están Olmos y Robles? En dos palabras: ni idea.

(VOZ ELECTRÓNICA) Solo hablaremos por este teléfono.

Alcides, llama a los TEDAX. Posible bomba en Ezcaray.

Ocho bombas colocadas para hacer volar el pueblo.

Ese tipo sigue suelto.

Conoce a todos y a cada uno de nosotros.

Lo tenemos. Solo hay que localizar ese número de móvil.

Es el de Gérets.

  • Capítulo 6: El negro augurio del cuervo blanco

Olmos y Robles - Capítulo 6: El negro augurio del cuervo blanco

13 oct 2015

Como cada año, se celebra la Fiesta de la Uva, un evento en el que los vecinos de Ezcaray venden sus cosechas a los bodegueros, y también tiene lugar uno de los acontecimientos más tradicionales del pueblo: la llegada del cuervo blanco. Cuenta la tradición que si el cuervo blanco aparece antes de las ocho, la cosecha de ese año será buena. Sin embargo, si llega tarde o no se presenta a la cita, será un mal año para todos. Y desgraciadamente, este año el cuervo blanco ha hecho presencia: ha aparecido muerto.

 

Los vecinos se llevan las manos a la cabeza y la superstición se apodera del pueblo, todos temen que una infinidad de desgracias caigan sobre Ezcaray. Tras practicarle la autopsia al animal, las sospechas se confirman: el cuervo blanco ha sido envenenado. ¿Quién podría querer acabar con uno de los símbolos de prosperidad del pueblo? El análisis forense también revela que el cuervo fue criado en cautividad. ¿Se trata entonces de un segundo cuervo blanco? ¿A quién beneficia la muerte del pájaro? A pesar de las reticencias de Robles a investigar un caso aparentemente sin importancia, Olmos no parará hasta descubrir al asesino del cuervo blanco.

ver más sobre "Olmos y Robles - Capítulo 6: El negro augurio del cuervo blanco" ver menos sobre "Olmos y Robles - Capítulo 6: El negro augurio del cuervo blanco"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 241 programas de Olmos y Robles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. S Castro

    Me gusta mucho la serie, pero por qué siempre los colombianos tenemos que ser pintados como los malos del paseo. No saben lo humillante que es cada vez que dices que eres colombiano, que te saquen ahí mismo el tema del narcotráfico. No es que no exista pero es que no todos somos narcos, o mas bien la mayoría no lo es. Colombia es mucho más, es un país con una naturaleza hermosa y riquísima, y eso sí que lo saben bien las empresas españolas que explotan nuestros recursos...

    18 mar 2016
  2. Jonkluxx

    Dejense de tonterias de hacentos y disfruten de una serie entretenida, divertida y con buenos actores, yo no creo que cuando vieron brave heart por ejemplo el hacento fuera escoces en todos los paises donde se emitio y sin embargo no deja de ser un peliculón, asi que por favor miren más allá de un simple hacento.Gracias y un abrazo para mis hermanos hispanos

    21 oct 2015
  3. Helen

    Al igual q. En España Galicia se lleva la mala fama porque la mayoría de alijos entran por allí, pues Colombia se se la lleva porque la mayoría q. Entra en Europa proviene de allí.Hay q. Ser realistas, esto es así; lo cual no quiere decir q. La gente no tengamos claro q. A este indeseable negocio sólo se dedica un ínfimo porcentaje de su población para enriquecerse a costa de truncar la vida de personas y familias.Y que el resto de la población de estos lugares son personas honradas y decentes como cualquier otro ciudadano de a pie.No hay porqué sentirse ofendido ni insultar a nadie. Respecto a lo del acento, la verdad es q. No tengo ni idea, supongo q. Cuando rodaron no pensaron en q. La serie también fuese a tener audiencia en otros países; y aquí España, a no ser q. Conozcas a alguien natural de Colombia, pues claro, ese detalle nos ha pasado completamente desapercibido.También existirá digo yo alguna diferencia entre el acento de Ruben Cortada q. Es cubano y el acento canario,....y qué?No es para tanto Imagino q. Cada cual se da cuenta de lo q. Conoce personalmente.Yo q. Soy hija del cuerpo, veo otros despistes relacionados con la vida cuartelaria, o con la forma de contestar a un superior.... En fin, pequeños detalles q. Tampoco hacen q. La serie deje de ser buena por eso. La serie es buena y el reparto de actores no podría ser mejor.Con lo cual sólo se puede pedir q. Suigan haciendo muchas más temporadas y q. Estas tengan muchos más capítulos de los q. Tiene esta.

    19 oct 2015
  4. Blanca

    La nueva interface de los videos en "A la carta", no carga con Safari (Apple) aunque funciona perfectamente con Google Chrome. Antes funcionaba bien con los cualquiera de los dos buscadores.

    17 oct 2015
  5. claudius

    El final del capítulo 6 es bueno, un recuerdo a la película del último mohicanol la música es muy parecida. Beatriz Vasquez, tatucarreta. A vuestros comentarios, replicaros que los españoles no son por norma general 'unos cobardes, sucios y mentirosos que se mezclaron con latinoamericanos' hace 500 años. A ver si sabemos distinguir -la ficción- de la realidad. PD: Robles cómo sabréis en la vida real es cubano sólo que su acento se camufla en la seria diciendo que es de las Islas Canarias, unas islas que forman parte de España, dónde el acento es muy peculiar. Sin Acritud

    17 oct 2015
  6. Avatar de tatucarreta tatucarreta

    Idem con Beatriz Vazquez. " si por lo menos nos quieren seguir haciendo ver como narcotraficantes y violentos. Por lo menos que sea una cosa bien hecha." Aunque coincido plenamente en el dialogo final del padre Juan (Daniel Pérez Prada). Se tiene mucho miedo pero ese miedo es un miedo heredado. [pobre ratoncito asustado/a no sabe a que le tiene miedo] Nacido en Argentina, descendiente de españoles, italianos y alemanes (¿linda mezcla no?)

    15 oct 2015
  7. Ana

    Felicidades por la serie, es genial. Por cierto, he visto el capítulo sin ningún problema, corte o interrupción y eso que estoy en el extranjero. Gracias.

    15 oct 2015
  8. manuel ochoa

    Es imposible ver los capítulos tanto en la TV como en Internet

    14 oct 2015
  9. Maria

    Qué ocurre que no se puede ver ningún capítulo de las diferentes series?

    14 oct 2015
  10. Beatriz vasquez

    Buenas noches. Queria felicitarlos por la serie. Y tambien hacer una paqueña aclaracion. Nosotros los Colombianos no hablamos como los Dominicanos. Ni como Mexicanos, y mucho menos como Cubanos. No es que tengamos algo encontra e esas bellas Naciones. Sino que me llamo mucho la atencion el que en una serie tan bien hecha no cuiden esos detalles. Y si por lo menos nos quieren seguir haciendo ver como narcotraficantes y violentos. Por lo menos que sea una cosa bien hecha. Muchas gracias

    14 oct 2015