www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3801178
No recomendado para menores de 12 años Olmos y Robles - Capítulo 17: Un secuestro de primera división - ver ahora
Transcripción completa

Tú que te dedicas a esto de los consejos y derivados...

Si haces algo malo y acabas cayendo una y otra vez...

¿Eso es para hacérselo mirar?

Le mandaré este vídeo para avivar la llama.

¿A quién se lo he mandado? ¡Mierda!

Mierda, mierda, mierda...

Hace mucho tiempo que no... Ya.

Me pillas desentrenado.

Pero por eso lo cogeré con tantas ganas.

Espera un momento.

La maldición en plan mantis religiosa se multiplica al hacer el amor.

"Francamente querida, me importa un bledo".

La jueza salgado. ¿Qué querrá...?

Qué calladito te lo tenías.

(Llama a la puerta)

Buenas noches.

Me preguntaba si le apetecía cenar conmigo esta noche.

Me encantaría pero tengo guardia. Otra vez será.

Soy Sebastián Olmos, ¿y usted?

Gaspar Miñambres, soy periodista, llevo un año tras la multinacional

que está a punto de firmar un megacontrato armamentístico

con la OTAN. Todo está aquí,

pero no puedo dártelo, es mi seguro de vida.

Si salimos de esta, os lo daré.

¿Te acuerdas de Gaspar Miñambres? ¿El periodista?

Ha enviado esto como agradecimiento por salvarle la vida.

El artículo dice que el juez responsable era Ernesto Yáñez.

Estoy reuniendo información

sobre todo lo sucedido antes de la muerte de mi padre.

¿Sabe a quién investigaba? Había reunido todas las pruebas

en un solo informe. ¿Y el coche?

¿Es de algún familiar que os acompañaba en los viajes?

No me suena de nada.

Un amigo me ha confirmado que ese es Fabio Durero.

Fue espía y trabajaba para el Equipo de Seguridad

del Cuerpo Diplomático.

Falleció el 27 de enero de 1987.

Estoy persiguiendo un fantasma.

"Los Mundos de Yupi"... Se estrenó en 1988.

La pregunta es cómo se las arreglaba Durero

para perseguir a tu padre un año después de morir.

Partiendo de la hipótesis de que no está muerto,

envejecí la foto para ver su aspecto actual.

La pasé por un programa y me dio este nombre.

Felipe Muro es el jefe de seguridad de Global Ultratec.

La multinacional que investiga Miñambres.

Exactamente.

Ese tipo podría ser el asesino de mis padres, Olmos.

Bien, ya está todo preparado para el traslado a Estrasburgo.

Se adelanta un día la llegada

para ver al nuevo subsecretario de la OTAN.

-No nos va a fallar. Le hemos pagado con creces.

-No me fío de nadie.

Y no quiero más sorpresas como la de Ezcaray.

¿Cuándo vas a solucionar nuestros problemas?

Empezando por la parejita esa de guardia civiles.

-Me ocuparé personalmente.

(Música de cabecera)

Muy buenas, Rubén. -Qué buena pinta.

¿Qué es? -Una humilde hostelera.

Dices los canapés, ¿no? Este es de gambas, el del centro.

-No, yo no, gracias. -¿Cómo que no?

Te estás quedando muy delgado, coge dos.

-Venga. -Muy bien.

Así me gusta, ¡ojazos!

¡Eh! -¿Qué tal, Marcos? Felicidades.

-Muchas gracias, y gracias por venir.

-¿Cuándo nos hemos perdido Roberto y yo una fiesta?

-Así me gusta, luego os veo. -Pásatelo bien.

-Venga. -Venga, hasta luego.

Deberías dar una rueda de prensa para desmentir los rumores

de tu fichaje por el Milán, aunque seamos un equipo de Segunda,

movemos muchos aficionados.

Sí, no es buena publicidad a cuatro días de la liga.

-Chicos, por favor, que es mi fiesta de cumpleaños.

No se cumple la edad de Cristo todos los días.

Así que, ¿por qué no os limitáis a pasarlo bien?

-A mí, los rumores, me dan igual.

Hagamos caso al capi y vamos a disfrutar de la fiesta.

-Bien dicho, chaval.

-Hola, buenas, Cata Fresneda, responsable del catering.

-Encantados. -Os admiro muchísimo.

-Gracias. -Y nosotros a ti.

-Yo te voy a coger uno. -No he parado de comer.

-Entonces ya, hay mucha gente. -Hombre, déjame uno.

¿No crees que ya has bebido suficiente?

Para llevar tanto tiempo sin estar con una mujer,

ha sido espectacular.

Me reservaba para cierta señorita que se fue a la ciudad

y volvió hace un año.

¿Azúcar para el té? No, no, gracias.

¿Sabes lo que me hace más feliz?

Que desde que nos acostamos ayer no te ha pasado nada.

Oh...

Con mis antiguas parejas, cuando me acostaba con ellos,

el gafe aumentaba.

No, no, es que les pasaba de todo.

Y a ti no te ha pasado nada. Me alegro mucho de que sea así.

Bueno, y luego, la cosa iba a peor.

(Móvil)

Tú móvil.

¡Ah, voy!

¿"Guz"? Te he llamado, ¿qué hacías?

Tenía el "telézono" en "cilencio". ¿Qué? No te entiendo.

¿No "oyez"? "¿Cómo que "oyez"? ¿Qué es eso?".

Ahora te llamo.

Venga, tenemos trabajo, un secuestro.

Yo no quería llamar a la Guardia Civil.

Ha sido el presidente, está en Australia.

Ha hecho lo correcto.

Tenemos casi un 100 % en resolución de secuestros.

(Móvil)

Es el presidente.

Sí.

Sí, estamos aquí con ellos.

Anda... Usted es el míster.

Yo soy Sebastián Olmos.

El Cabo Primero. ¿César Guerrero? Sí.

No, no, no, no.

No puede ser, no puede ser, es imposible.

Es un rumor nada más. -¿Qué pasa?

-Le ha llegado una oferta del Milán de tres millones por Samuel.

Yo no he negociado nada.

Este año, que estamos a punto de subir a Primera,

¿Samuel hace el tonto?

Otro agente lleva la negociación, yo no tenía ni idea.

Este chaval es un pedazo de... Olmos, le han secuestrado hoy.

Luego le llamo.

Podías habérmelo dicho antes, ¿eh?

Damián, ¿querías verme?

Esteban, qué bueno verte. Te he buscado por todos lados.

Sí me has mandado 27 mensajes al buzón de voz.

Estaba muy ocupado, lo siento. ¿A qué viene tanta urgencia?

Verás...

Resulta que te he enviado un vídeo con un virus tremendo.

No lo habrás abierto. Ni ese ni otros que me mandaste.

He estado muy liado. Perfecto.

Estoy salvado... ¡Estás salvado! Bórralo antes de que sea tarde.

Ahí, la C... La D, Damián Mamón.

Eso como poco...

Aquí está, mira. Dale al botoncito de eliminar.

Fulminado, adiós, virus. Maravilloso.

Me alegro por ti. Bueno, te tengo que dejar.

Tengo que ir al centro de la Tercera edad

a repartir abanicos y puros. Como hay bingo, estará lleno.

Quédate el tiempo que quieras, estás en tu casa.

Y no toques nada.

Cuando Cata e Isa vean esto...

se van a partir el pecho.

"Lollito" de "plimavela"...

(CATA GRITA EN JAPONÉS)

Entregar el dinero no significa que vayan a liberar al jugador.

Puede suceder que una vez efectuada la entrega pidan más dinero.

O que se queden con el rescate y maten al rehén.

Los secuestradores pidieron 200 mil euros.

Le dijeron a César que volverían a llamar.

Los secuestradores podrían tener algo que ver con el fútbol,

serán aficionados porque han llamado al agente de Samuel.

(Móvil)

-Es la madre de Samuel.

Me pregunta si sé dónde puede estar su hijo.

Está muy unido a su madre.

¿Y San Juan? -Se fue a casa.

Digamos que bebió más de la cuenta y no le sentó muy bien.

¿Podríamos conseguir un listado de los invitados a la fiesta

y los empleados? Por supuesto.

Tenemos 24 horas para recabar toda la información posible.

En estos casos, cualquier detalle es importante.

Vamos a intervenir su teléfono, señor Guerrero.

Pediré la solicitud ahora mismo.

En el caso de que se plantearan pagar el rescate,

¿cuánto tardarían en conseguir el dinero?

Mañana, a primera hora.

Te digo una cosa, el año que viene, para mi cumpleaños,

quiero una fiesta como esta.

Anda que avisaste... Ya.

En el contrato había cláusula de confidencialidad.

Lo que me ha costado estar callada.

¿Te fijaste en Samuel en la fiesta? Pues no mucho.

Había tanto futbolista que una no sabía dónde mirar.

Sí le vi venir del jardín un par de veces apestando a tabaco.

Pero si no fuma, es un deportista nato.

Pues hoy ha fumado.

Es más, ha fumado tabaco rubio y light.

Olía un poco a queroseno, el encendedor sería tipo zippo.

¿Algo más que llamara la atención? Sí.

¿Has visto a las que estaban en bikini? ¡Operadas!

¿Algo más?

23 de noviembre. ¿Perdón?

Mi cumpleaños, teniente.

¿Te das por invitado o te tengo que pestañear?

Mira, mira.

Si estás en una fiesta como esta y quieres fumar sin que te vean,

este es el sitio. Suponiendo que Samuel fumase.

Lo que olió Cata podría ser de otra persona.

Un zippo.

Y tres colillas.

Si no le secuestran, se fuma el paquete entero.

Aquí pudieron sorprenderle fácilmente.

Explicaría por qué nadie vio nada.

Interrogaremos a los invitados.

Discreción, sabes cómo es la gente del pueblo.

Yo, ni una palabra.

(Alboroto)

Es San Juan, el Capitán. Ya.

-¡Por favor! -¡Una foto!

-¡San Juan! -¡Por favor!

Por favor, estamos trabajando. (TITUBEANDO) Si nos permiten...

Buenos días, soy el cabo primero Sebastián Olmos

y ella, la guardia civil Arrea. -Encantado.

-A ver, por favor, desalojen el cuartel, por favor.

Desalojen el cuartel.

-Disculpe que... -¡Mua!

¡Qué suerte!

Bueno, disculpen que venga tan tarde,

pero he escuchado sus mensajes esta misma mañana.

Muchas gracias por venir.

Ya me he enterado de lo del secuestro.

Me llamó el presidente, escuché su mensaje esta mañana.

Es que... cuando bebo un poquito, sufro de gastroenteritis y...

-Si me permite un momento, cabo, la próxima vez que le pase,

tome raíz de jengibre con zanahoria y patata. Mano de santo.

A mí, me va fenomenal.

Sobre todo cuando tengo así mareos y vómitos,

de estos que te sale la bilis.

Bilis... Arrea...

¿Qué?

Ve a buscar a Esteban y ponéis un poco de orden ahí fuera

que esto parece el Bernabéu.

¡Arrea! A sus órdenes.

Disculpe, estamos un poco nerviosos.

Claro, está todo bien.

Señor San Juan, usted discutió con el míster y su agente, ¿no?

Sí, justo antes de irme.

Hum... Por mi renovación.

Es que termina mi contrato en junio y no me dicen nada.

Solo me dan largas.

Pero... ¿esto... qué tiene que ver con el secuestro?

No, no, es una pregunta, nada más.

¿Me permite, teniente? Adelante.

Gracias.

¿Me puede firmar un autógrafo para mí y para mi abuela?

¿Qué haces? ¡Olmos! Perdón, y para el teniente, tres.

Guarda la libreta.

Perdón.

¿Puede decirnos dónde se encontraba entre las 17 y las 19h de ayer?

En mi casa.

Malísimo.

Seguro que habrá alguien que pueda verificarlo.

Pues... no. ¿Nadie?

Bueno, no lo sé, a lo mejor algún vecino, sí.

A ver, esto es importante.

¿Por qué fichó por el Nápoles si el Atleti va detrás de usted?

Pues verá, yo... No, eso no tiene que responderlo.

Señor Gómez... Roberto.

Vale, vale.

Señor Roberto, usted conoce a mucha gente, ¿vio a alguien

que le resultara extraño? ¿Que no hubiese visto nunca?

Teniente, que soy yo, soy Roberto Gómez.

Lo que me gustaría es que me contase usted qué pasó.

Es que no estuvo. Perdonad un momento.

Que me llama Vicente del Bosque.

¡Vicente! Igualito que en la tele.

Todo el rato con el móvil, pim pam, partiendo bacalao.

¿Podrían decirnos a quién o a quiénes podemos considerar

enemigos del club o de Samuel?

Desde hace un tiempo, los Ultra 95.

Conocidos como los Lobos, unos ultras que expulsaron

del estadio, tienen prohibida la entrada.

-Nos la tienen jurada, sobre todo, a Samuel.

Hablaba mal de ellos, y una vez le agredieron.

Me suena. ¿Te suena?

Ajá. Muy bien.

Te podría haber sonado antes.

Fue el líder del grupo, ¿cómo se llamaba?

-No me acuerdo.

Tenía nombre de payaso.

-Pepo, creo que tengo por aquí el vídeo de la agresión.

Mi abuela, cuando le ve a usted en la tele,

siempre dice lo mismo:

"Si tuviese una nieta, querría que se casara con él".

Qué maja, dele un beso de mi parte. Eh...

¿Qué opina de Samuel?

Que puede llegar a ser una estrella. A pesar de estar en Segunda,

tiene más de 450 mil seguidores en Instagram.

Mirad el vídeo.

(Bullicio)

Qué fotito ni tanta fotito... ¡Fuera de aquí ya, hombre!

Eres un papanatas, hay que correr más, ¡me cago en...!

¡Me cago en tu leche! ¿Qué haces tú?

"¡Quita la cámara, hombre! ¡Que te parto la cara!".

-Estos energúmenos andan por Logroño.

¿Me va a contar alguien qué está pasando?

Sí... No.

No...

¿Cómo os tengo que decir que no hay más interrogatorios?

Se acabaron las selfies y los autógrafos.

Ve al colegio, que es donde tienes que estar.

Este es San Juan, mucho más guapo aquí que en la tele.

-No controlo mucho de fútbol, juega en la Selección española, ¿no?

Dejaros de San Juan...

Esto es material de primera.

No empieces con los vídeos esos de loros tocando la pandereta

que te cuelgo con los chorizos. Mira, mira.

(CATA GRITA EN JAPONÉS)

"No se me ocurre nada más".

¡Ah! ¿Es Damián? ¡Ja!

Me lo ha enviado por error.

¿Aceptas al primo bastardo de Jackie Chan?

(Gemidos del vídeo)

Quita eso. No, ahora viene lo mejor, mira.

-Pero... ¿y quién es ella?

No se le ve nunca. No se le ve... No se le ve la cara.

La cara, ni una vez.

Ya está, que no es poco, ¿no?

Esto hay que difundirlo ya.

-Hay que difundirlo ya. -No nos precipitemos.

-A ver, esto es nuestra victoria en las urnas.

-Que yo no te digo que no, es verdad, pero una decisión tan importante

habría que consensuarla en una asamblea de la UVA.

¿Somos un partido como Dios manda? Mañana hay asamblea.

¿Qué leches de asamblea? Esto se cuelga ya.

¿Y qué vamos a hacer? ¿Tomar la decisión sin consultar?

¿Somos ese partido? ¿Hacemos lo que nos da la gana?

¿Qué van a pensar nuestros compañeros?

¿Qué alcaldesa queréis? ¿Un cacique como Damián?

-Vamos a ver, visto así...

¿Estáis hablando en serio?

Nadie del partido soporta al alcalde.

-¡Ni una palabra más ya!

Mañana hay asamblea y será el primer tema a tratar.

-Esteban, visto así...

La casa la alquiló San Juan.

No hay cámaras, los guardias no vieron nada

y no tienen antecedentes. Ya lo sé.

Hábleme de los interrogatorios.

Pues nada destacable.

Lo que sí encontramos en una zona apartada del jardín

fueron tres colillas y un mechero. -Aún no tenemos

los análisis de ADN, pero el míster reconoce el zippo

como un regalo de la madre del jugador.

Creemos que ahí lo secuestraron.

-¿Y nadie vio nada?

-Era un punto muy apartado.

Lo escogió para fumar sin que le vieran.

Yo lo hago en casa de mis padres.

Creemos que alguien de dentro

informó a los secuestradores del hábito de fumar del jugador

y estos esperaron su momento. -No sé, eso es mucho decir.

Es una teoría de Olmos y esta vez es verosímil.

-Sí, sí lo es.

-Está bien, avíseme cuando tenga los resultados de los análisis.

-De acuerdo.

-Gracias.

¿Qué sospechosos tenemos?

José Duro, alias Pepo.

Líder del grupo ultra del equipo.

Agredió físicamente a Samuel

y a raíz de eso tiene una orden de alejamiento de mil metros.

Tiene prohibida la entrada al estadio y está involucrado

en la reventa de entradas.

Olmos y Esteban han ido a hacerle una visita.

Solo queremos hacerles unas preguntas.

Al grano.

¿Podría decirnos dónde estaban ayer entre las 17 y las 19h?

En un bar, jugando al billar.

¿Los dos?

¿En qué bar?

El Siglas. ¿Dónde está eso?

¿La dirección? ¿No tenéis Internet o qué?

¿Traéis alguna orden o algo?

Pues se acabaron las preguntas.

Que tengan un buen día.

De acuerdo.

Muchas gracias.

San Juan, ¿sospechoso?

Se fue de la fiesta temprano y nadie puede corroborar

que estuviera en casa a la hora del secuestro.

Me cuesta creer que hiciera algo tan horrible.

Nunca se sabe.

Es el ídolo de mi padre y mío. Se dejó la piel en la selección.

¿Y? ¿Y qué?

¿Cómo que "y qué"? -Por favor, disculpen un momento.

Tengo el listado de llamadas de Guerrero, el agente del jugador.

La llamada de los secuestradores se realizó desde un número oculto.

Lo han comprobado y es irrastreable.

También hay un SMS y otra llamada que tampoco se pueden rastrear.

La hora del SMS coincide con el mensaje que recibió

estando con nosotros en el cuartel y luego dijo que...

Y luego nos dijo que era de la madre de Samuel.

Ah, pues no, no.

La madre no tiene número oculto, lo he comprobado yo.

-Dos horas después hay otra llamada de un número oculto.

Duró un minuto.

Hagamos una cosa:

usted llame al míster y yo llamo a César, ¿vale?

¿Qué pasa? Me temo que han ido

a hacer la entrega del rescate.

(Móvil)

Otra vez el guardia civil ese.

Debimos haberlo avisado.

Ahí están.

Hacemos lo que nos pidan, lo único que importa es Samuel.

-Sí.

-¡Acercaos con el dinero!

-¡Mierda! -Tranquilo, tranquilo.

-Tira el arma. ¡Tira el arma!

¡Atrás! ¡Dame la bolsa!

-¿Qué? -¡Dame la bolsa!

-No se la des. -¡Que me des la bolsa!

-No se la des. -¡Dame la puta bolsa!

-¡Que no se la des! -Atrás.

-Esperen, ¡esperen no se vayan! -¡César, para, para!

-Lo que ha pasado no tiene que ver con nosotros, lo juro.

-Anda, ven, entra en el coche. ¡Entra!

-¡Mierda!

¡No, César!

¡No! ¡Joder, joder!

¿No se da cuenta?

Cometieron una temeridad que puede costarle la vida

al jugador y encima, hay que preocuparse por César.

Calma, Robles.

Pagar un rescate no es un delito en este país.

-Gracias. Creíamos que era lo mejor.

Recibimos esta foto.

Miren.

Por eso ocultamos la entrega del dinero.

Vimos la foto y temimos por su vida.

No sé, eran solo 200 mil euros y la liga empieza en unos días,

no podíamos arriesgarnos.

Parece que le preocupa más la liga que el jugador.

Les di la matrícula de la moto y del coche, ¿no?

-Eran vehículos robados.

¿Han localizado la señal del móvil del agente?

Lo hemos intentado pero nada, igual que el móvil de Samuel, nada.

¿Quiénes más sabían lo de la entrega?

-César, el presidente y yo. ¿Y San Juan?

No, al menos, yo no se lo dije.

¿Creen que volverán a llamar?

-Eso espero, voy a cursar ahora una autorización

para intervenirles los móviles.

El de la madre del jugador también, llamarán en cualquier momento.

Pues seguimos esperando la intervención del móvil de César.

Todo lleva su tiempo, Robles.

(Llaman a la puerta)

Enciende la tele.

Y tranquilos.

(Televisión)

Hombre, qué sorpresa, la parejita otra vez.

Ya os echábamos de menos.

Adelante.

¿Qué? ¿Habéis encontrado ya el Siglas o no?

Sí, hay dos camareros que afirman haberos visto allí.

¿Entonces?

¿Dónde habéis estado desde que nos fuimos?

Aquí, viendo la tele.

¿Podemos echar un vistazo a la casa?

Con tal de perderos de vista, lo que sea necesario.

Pero que sea rapidito, por favor.

No encontramos nada, más limpia que la casa de Blancanieves.

Demasiado limpia. ¿El míster es sospechoso?

Me escama mucho que el míster, que ya de jugador era...

un tipo con mucho carácter, le expulsaron hasta diez veces,

haya entregado el dinero sin más. Ya, gracias, doctora.

Déjate de historias, Sebastián, San Juan es nuestro hombre.

No tenemos móvil para el secuestro.

A ti lo que te pasa es que no le has perdonado a San Juan

que marcara los tres goles de la Copa del Rey a tu equipo.

No te equivoques, marcó el tercero y ganaron, pero lo metió con la mano.

¿Qué dices? Con la cabeza. Con la mano.

Fue con la cabeza, con el esfenoides izquierdo.

¿Esfe... qué? Esfenoides.

-He estado indagando en Internet y en foros.

Hay un rumor de un secuestro de alguien del equipo

y aparece el nombre de Samuel. ¿Samuel?

Tenemos que investigar otros secuestros que haya habido.

En 2015, en España hubo 87 secuestros en territorio nacional

y 6 de ciudadanos españoles en territorio extranjero.

He mirado los archivos y he pedido información de este año.

Pero no hubo ninguno de futbolistas, ¿no?

Hace la tira de años, el de Di Stéfano.

Y en el 81 el de Quini, acordaos.

Claro, ese es el año en el que fue pichichi.

Menudo delantero centro... ¡Y no Cristiano!

¿Me vas a comparar?

Cristiano está tres pasos por delante de Messi

y 20 por delante de Quini.

Si hay que elegir, yo me quedo con Maradona.

-¿Y Ronaldo Nazário de Lima, qué?

¿Quién?

El gordo. -(TODOS) ¡Ah!

Ya está, que esto no es Estudio Estadio.

-Bueno, me vuelvo al laboratorio.

Y fue con el esfenoides.

Han pasado dos días desde el secuestro de Samuel.

Desde esta mañana, tenemos un segundo secuestro, César Guerrero,

agente del jugador, no estamos para perder el tiempo.

A la orden. Había pensado irme a tomar café.

Pero, si hay que quedarse aquí, uno se queda.

Seguiremos investigando el entorno de Samuel.

Independientemente de si los sospechosos son culpables o no.

Olmos y Esteban, id a la Ciudad Deportiva

a hablar con los otros jugadores.

Arrea, quiero cámaras de seguridad de gasolineras, hoteles y cajeros

que estén cerca de la casa por si aparece la moto o el coche.

Venga, a trabajar.

Deja de torturarte con esas fotos, hombre.

Los mataron, Olmos.

Los sacaron de mi vida.

Te comprendo perfectamente.

Mis padres murieron en aquel crucero por el Nilo.

Lo sé, lo sé.

Perdón.

¡Gaspar!

¡Miñambres!

Siento presentarme sin avisar.

Te hemos estado buscando, pero no hemos dado contigo.

No sé a qué has venido, pero esta vez no escaparás.

Debí hacerlo, mi vida estaba en juego.

Bueno, ¿le dejamos que se explique, teniente?

He recabado todo tipo de documentación

sobre políticos, policías, periodistas, jueces...

y fiscales, como tu padre,

que investigaron a la corporación de Garrido

en las últimas décadas

y que murieron en extrañas circunstancias

o desaparecieron. Qué hijos de puta.

Global Ultratec está a punto de firmar el acuerdo con la OTAN.

No, el Tochas, el tío de Cata, y no lo permitirá.

Aún no se ha hecho público, pero van a sustituirlo

por otro y el nuevo subsecretario es afín a Garrido.

No puedo creer que se salgan con la suya.

Quiero destapar esa organización de criminales y no quiero fallar.

¿Qué dices, teniente?

¿En qué podemos ayudarte?

Necesito un sitio donde finalizar el trabajo.

Donde pueda permanecer tranquilo y aislado.

Global Ultratec me está pisando los talones.

Me he escapado por los pelos un par de veces.

Ya, pero por el caso que llevamos, aquí no se puede quedar.

Tengo una idea.

Mi abuela ha ido a cuidar a la prima Eulalia,

no vuelve hasta dentro de tres días,

así que aquí tienes tu casa.

Es perfecto.

En tres días, como máximo, habré acabado.

¿Hay para hacer café? Sí, ahí tienes café y la cafetera.

Lo que necesites, me lo dices.

Aquí está todo, espero que sea suficiente

para demostrar que Garrido y su organización

traficaron con armas y son responsables del asesinato

de al menos 23 personas.

Recibí el artículo del incendio del juzgado de Tenerife.

Y hablaste con el juez Yáñez, lo sé.

Investigó el accidente de tus padres

y no halló pruebas de que no lo fuera.

No, no hay pruebas.

Pero estamos seguros de que fueron asesinados.

Copiamos el disco duro de Garrido y había fotos de mis padres.

¿Puedo ver los archivos? ¿Cómo lo copiasteis?

Uf, de milagro...

Un juez me dijo que mi padre tenía copia del informe,

pero no lo encuentro. Quizás no lo necesitemos.

Gran parte de lo que tengo me lo pasó un empleado

de Ultratec o algo parecido.

Voy a verlo muy pronto.

Aquí, en La Rioja.

Ten cuidado.

Creo que esta vez nos toca ganar a los buenos.

¿Mi madre sabe algo? -No.

He preferido no contárselo.

Es lo mejor sabiendo cómo está del corazón.

-Gracias. -Todo se va a arreglar.

Samuel, te doy mi palabra.

-Tengo que decirte algo, César.

-Pues has elegido el mejor momento.

-Voy a cambiar de agente.

Me he comprometido con Alexander

y ya tiene muy avanzado el fichaje por el Milán y...

-Ya lo sé.

-¿Cómo que lo sabes?

¿Y aún así te la has jugado por mí?

-Cómo dices eso...

Te conozco desde que tenías 17 años.

Eres como de mi familia.

No soy muy dado a expresar mis sentimientos,

ya me conoces, pero...

no podría soportar que te pasara algo.

No me lo perdonaría.

-Alguien nos la ha jugado. -Sí.

¡Pero no nosotros, joder!

Escucha...

Llama al presidente.

O al míster, seguro que ellos consiguen otros 200 mil.

-Mejor le vamos a enviar un regalito...

Tú, figura, ¿qué pie prefieres?

¿El izquierdo o el derecho?

-¿Para qué? ¿Qué me vais a hacer?

-Cosquillitas, no te jode.

-Por favor, no le hagáis daño.

Si queréis lanzar una amenaza, utilizadme a mí.

-(TARAREANDO) Pito, pito, gorgorito,

¿a quién le voy a cortar el dedito?

Venga, levanta los pies. -Venga, fuerza.

-Venga, corre. -¡Corran, parecen nenes!

¡Quiero hombres! ¡Hombres! ¡Volad, volad!

-¡Vamos, muchachos, corran, corran!

-¡Vamos, con huevos!

-¡Vamos, vamos!

Con esa mano metiste el gol.

-Venga, vamos.

Buenos días. -¿Y? ¿Alguna novedad?

Ninguna.

¿Ha oído algo sobre un chantaje a un jugador?

Lo siento, pero no puedo ayudarlos.

Hay un código en el club que me prohíbe hablar

de ciertos asuntos.

¿Ni si quiera aunque la vida de su estrella esté en peligro?

La relación de San Juan y Samuel no pasa por un buen momento.

Pero si San Juan y Samuel son como hermanos...

El presidente les obliga a ese comportamiento por los sponsor.

El club se financia así, pero hace meses que no se hablan.

Seguro que es por San Juan.

Los dos juegan en el mismo puesto.

San Juan no vive muy bien el hecho de a veces no jugar

o que lo haga caer muy a banda.

Nos iba a hablar del chantaje.

San Juan acusó a un primo de Samuel de intentar hacerle chantaje.

El chantaje está muy de moda últimamente en el mundo del fútbol.

¿Necesitan algo más de mí? No.

En realidad, veníamos a hablar con los jugadores.

Quedé con el teniente en Ezcaray.

¡Pasa la pelota!

Joder... Está la hierba un poco alta.

Ese es mi cabo. Estate quieto, coño.

Quieto.

¡Cerdo degenerado!

¿Cómo se te ocurre grabarnos aquí, haciéndolo, sin mi consentimiento?

¿Qué dices? Encima, se lo envías a Esteban.

¡Si lo borró delante de mí!

El mensaje lo borraría pero el vídeo lo tenía guardado.

Si yo solo quería enviártelo a ti. ¿Qué?

¿Quién más lo ha visto? Isa y yo, de momento...

¿De momento?

¿No lo habrán subido a Internet?

Hoy tenemos que decidir en junta si se hace público o no.

Pero te imaginarás cuál será el resultado.

Estoy acabado...

Tienes que ayudarme, ¡tú también sales en el vídeo!

Ya, pero a mí no se me ve la cara.

Por suerte, solo se me ve el trasero de Cleopatra.

Si no me ayudas a destruirlo, les diré a todos que sales.

¿Quién te va a creer? Todos saben que te detesto.

Tú y tu "lollito" no tenéis nada que hacer

ni conmigo ni con Ezcaray.

¡Hay más vídeos!

¿Qué? Sí...

¿Cuál?

Por ejemplo, cuando te disfrazaste de azafata del "Un, dos, tres".

No, azafata, no.

Se lo pienso enviar a todo el mundo.

Ahora, ¿qué?

¿Me vas a ayudar? No.

Me voy a ayudar a mí y tú llámalo como quieras.

Solo tienes que convencer a un par de miembros de la UVA

para que voten en contra. ¿Convencer o manipular?

Llámalo como quieras.

Si quieres ser alcaldesa, eso es algo que debes aprender.

A manipular.

Podremos grabar y escuchar las llamadas

que recibe el señor Bellini, San Juan, el presidente

y la madre del jugador.

Gracias, sargento.

Señor Bellini, lo importante es ganar tiempo para la entrega.

-De acuerdo.

Tiene que ganarse la confianza del secuestrador.

No le grite, no lo contradiga.

Muéstrese razonable en todo momento

y que sienta que él tiene el control.

-Es un número oculto.

-Es el secuestrador.

Mucha calma, recuerde todo lo que le he dicho, ¿vale?

-¿Sí? -"¿Bellini?".

-Sí, soy yo.

"Me importa una mierda lo que pasó con el motorista.

Ahora quiero 200 mil por cada uno y lo quiero en seis horas".

-Es mucho dinero...

Necesito más tiempo.

¡24 horas! No creo que lo consiga antes.

Necesito la firma del presidente y está fuera.

-"De acuerdo, 24 horas".

-¿Puedo hablar con César? -"No.

Volveré a llamar para indicar la hora y el lugar

y para que quede claro que voy en serio, un vídeo".

¿Lo tienes?

Tenemos 24 horas para preparar el rescate

y encontrar a los rehenes, ¿vale?

En uno de los análisis del club,

pues, vamos, que...

que di positivo en cocaína y... ¡Toma ya!

No sé cómo, pero se filtró.

Y alguien me chantajeó para no hacerlo público.

Siempre ha sido usted un poco golfo.

Esteban... No, si tiene razón.

Eso fue al volver de unas vacaciones.

Yo, este año, me estoy... Vamos, me estoy cuidando mucho.

¿Tiene idea de quién puede estar detrás del chantaje?

Hombre, no tengo pruebas, pero...

Estoy convencido de que es del círculo de Samuel.

Alguno de sus amigos o sus parientes que van siempre con él.

Aún no es nadie y ya parece que es Neymar.

(Móvil)

Perdone. Y tú, tranquilito, ¿eh?

¿Sí, dígame? -"Olmos".

¿Conoces a un tal Gaspar Milambres? -Miñambres.

-¡Chist! "Hombre, pues..."

Sí, está en casa de mi abuela, es un amigo, ¿qué?

Vale, pues entonces todo bien, tranquilo.

Es amigo.

Disculpa, Minchanes. -Miñambres.

-Te tomamos por un ladrón,

sabemos que la Domi está con su prima Eulalia.

Lo entiendo, pero ahora lo que necesito es tranquilidad.

Buenas tardes.

¿Qué quieren ahora?

-Comer algo.

La Domi seguro que tiene tuppers en la nevera.

-¿Te apuntas, Muñones?

-Mi-ñam-bres.

Dense prisa.

¿Y por qué no lo denunció? Porque el presidente no me dejó.

Además, de haberlo hecho, seguro que de una manera u otra,

el positivo habría salido a la luz y ya no como un rumor.

Ya, hemos estado investigando.

Está usted bien relacionado con prestamistas ucranianos...

Especialmente, con un tal Urkiof Sander.

San Juan,...

¿pagó usted el dinero del chantaje?

Sí.

¿Y con qué dinero si está en la ruina?

Eso sí, el amigo se pegó una fiesta de cumpleaños que...

Bueno, le pedí una favor a...

a mis amigos ucranianos. Ya...

¿A cuánto ascendía la cantidad?

200 mil.

Sé que es la misma cantidad que piden los secuestradores,

pero les juro que yo no tengo nada que ver.

Pero sí pudo sabotear la entrega del rescate

y quedarse con los 200 mil y dejar a Samuel con los criminales.

¿Tanto lo odia?

A su edad, yo estaba en la Selección.

Ese niñato me ningunea.

Que conste que no soy el único que no lo soporta.

El míster está hasta las narices de él

y de la apatía que muestra en los entrenamientos.

El míster no nos ha dicho nada por el código ese deo... no sé qué.

Deontológico. Lo que sea.

Incluso una vez,

el míster lo sustituyó justo antes de terminar el partido

y llegaron a las manos aquí en el vestuario.

Así que imagínense.

Bueno, tengo entendido

que Samuel ha pedido para su renovación

la sustitución del míster.

Muy bien.

Buenos días, gracias. Gracias, no, espérate un momento.

Una pregunta más.

El gol este de la final de Copa... Joder...

¿Lo metió con la mano o no? No le haga caso.

¿Sí o no? ¡Que me lo digas! Vamos, vamos, tira para casa.

Joder, qué día.

Ahora me rompo el uniforme, me cago en todo.

Bueno, Cata, qué alegría tu visita. Te quedas a cenar ya, ¿no?

-No, no puedo, maja, es que tengo ahora un...

Una parejita que viene al hostal y tengo que estar allí.

-Te he dejado ahí la carpeta con los eventos hasta fin de campaña.

-Vale.

Huele raro.

-Bueno, calamares...

-No, ¿qué calamares? Huele...

Huele a feromonas...

Que tú y Olmos... Con Olmos, ¿no?

-Sí, sí, Olmos, Olmos.

-¿Y qué tal en la cama?

-Cata, oye, eso es muy personal.

Muy bien, muy bien.

-Me alegro mucho por ti. -Gracias.

-Ahora me da más pena lo que venía a decirte.

-¿El alcalde ha firmado con los chinos?

-No, no pueden firmar hasta pasadas las elecciones.

Pero mira, con Damián y con los chinos tiene que ver.

¿Te acuerdas del vídeo que está él vestido de chino?

-Sí, sí. -Con la chica...

-Sí, la "culorepollo".

-Bueno, no la veo yo tan mal de culo, ¿no?

-Bueno, perdona. -Da igual, eh...

El caso es que esa chica...

soy yo.

-¡Ay, qué graciosa!

-No, no, es que soy yo, Isa.

-¿Me lo estás diciendo en serio? -Sí.

-Cata, por favor, no me digas esto.

Me da algo, es que me da algo. -¡No, no!

Isa, tranquila. -¿Cómo que tranquila?

-Ya lo sé, te está dando un yuyu de los tuyos, calma.

Respira, a ver, esto tiene una explicación.

Eh... No, yo tampoco me lo explico.

Nos pasa que yo...

De tanto odiarle, ya se me ha dado la vuelta

y me... y nos hemos acostado. Muchísimo.

Muchas veces...

No sé, yo creo que cuando discutimos, me da algo

que me... que... Bueno, lo que has visto en el vídeo.

-Vamos a ver, Cata. ¡Vamos a ver, Cata!

No solamente has traicionado al UVA,

sino que me has ocultado a mí... ¿Y encima me dices que me calle?

-No, es que tienes como harina. -Me da igual la harina.

-A ver, ¿cómo querías que te lo contara, maja?

Me muero de vergüenza solo de pensarlo.

Ahora lo sabrá todo el pueblo, con todos los vídeos que hay.

-¿Me estás diciendo que hay más vídeos?

-Bueno, eso me ha dicho Damián.

Que ha grabado varias veces... ¡Nos graba él!

A ver, yo necesito que ese vídeo no salga a la luz

porque si no, los publica todos.

-Mira... -Tienes que ayudarme, Isa.

Tienes que ayudarme. -¿Cómo te voy a ayudar?

-Convenciendo a los del partido para que voten en contra

de que eso se publique.

-Cata... -Sí, vale...

No lo hagas por mí como amiga, hazlo pensando en el partido.

Yo, igual como amiga, no lo estoy haciendo bien,

pero como alcaldesa, yo creo que sí, que...

que lo...

-"Lollito" de "plimavela"... -Ya lo sé.

-Cata, ¿con Damián? -Muchísimas veces.

(Puerta)

¿Te he asustado?

Creí que eran otra vez los dos abuelos.

Por eso estoy aquí.

Me han dicho que habéis vaciado la nevera.

Ellos la vaciaron.

Y las croquetas que quedaron se las llevaron.

He traído comida del hostal. Gracias.

Luego pararé un rato.

¿Hay noticias del informador? Aún no.

Llamará en cuanto se sienta seguro.

Lo sé por experiencia.

¿Llevas algún tipo de protección?

¿Una pistola?

No.

Mi única arma son las palabras.

¿Te puedo acompañar? No.

Si viera algo extraño, perdería su confianza.

Tranquilo, sé lo que me hago.

No sé cómo no he sido capaz de encontrar el archivo de mi padre.

Tantos documentos y los dejó en casa.

No entiendo...

Si tu padre no hubiera querido que alguien lo encontrara,

lo habría guardado todo en un microfilm.

En aquellos años, no había un "pen drive".

Debiste buscar algo mucho más pequeño...

Piénsalo.

Igual estuviste mucho más cerca de lo que crees

y no lo has visto.

Tengo que irme, cualquier cosa, me llamas.

Gracias.

¡Teniente!

Los hombres valientes y ejemplares como tu padre

merecen que se les haga justicia.

(Gemido de Cata)

"Lollito de plimavela".

Ha dicho "lollito" de "plimavela".

-"Oh, my God". "No se me ocurre nada más".

(Gemidos)

¿Quién es esa chica? Ella es irreconocible.

-Ya está bien. -Un momento, sé quién es esa chica.

-Ay, madre.

¿Quién?

-No porque la del vídeo es zurda y la hija del Cantarranas, diestra.

-Bueno, ahora tenemos que decidir si difundimos el vídeo o no.

Sí, va a ser que sí, así que votemos de una vez

porque me tengo que marchar. Bueno, no tan deprisa.

Hay que hablar, ¿no? Porque vamos a ver...

La chica, ¿qué pasa con la chica?

-¿Y si fuera del pueblo? -Qué bochorno para esa chica.

Y para sus padres, con el ninja apestoso.

-Claro, ¿y si fuera alguien cercano?

Alguien querido, no sé, tipo Cata...

¿No? ¿Y si el alcalde tuviera más vídeos de ella

y los quisiera publicar para vengarse?

Para hundir a Damián no podemos herir a otra persona.

-Bueno, vamos allá.

Ha llegado el momento de la votación.

Votos a favor de difundir el vídeo. Hombre...

Está claro.

-Votos en contra.

-Bueno, pues está claro, la asamblea ha decidido

que no vamos a publicar el vídeo por un voto a favor y 11 en contra.

-Bien, hemos hecho lo correcto.

Ganaremos al alcalde de forma limpia.

¡En las urnas! Bueno, a ver, un momentito.

¿Vosotros pensáis que si Damián tuviese un vídeo así

de nosotros no lo iba a difundir?

Por favor, estamos a un solo clic de acabar con ese cantamañanas

y ganar las elecciones. Solo hay que dar a "enviar".

A ver, Esteban, piensa como el UVA, no como el PARRA.

-No lo hagas, Esteban.

-Esteban, como el UVA.

-No lo hagas.

-No...

Buenas noches. Buenas.

Los secuestradores no han vuelto a llamar.

Si hay alguna novedad, la sargento nos avisará.

Tenemos un coche apostado cerca de la casa de San Juan.

Pero, vamos, que ya te digo yo que no es él.

A ver, Olmos...

Él y el míster tienen un móvil para el secuestro.

Sin embargo, el míster, el día del secuestro estaba con César.

Lo que no hemos podido demostrar es la coartada de San Juan.

Vale.

Pero tanto el uno como el otro, suponiendo que estén implicados,

no podrían haberlo hecho solos.

Esos ultras...

Los lobos. Habéis registrado la casa

y no encontrasteis nada.

Y eso es lo más raro de todo.

Ni una sola arma,

ni un puño americano, ni una bengala, ni un machete.

Tengo una corazonada.

Esos tíos están metidos en el ajo.

Ya te dije que los secuestradores saben de fútbol.

Lo que pasa es que no lo puedo demostrar.

¿Dónde habré metido el dedal?

Bueno, ¿qué? ¿Me lo vas a contar o qué?

¿Yo? El secreto.

¿Qué te tengo que contar yo a ti? Venga...

Que... Venga, pillín.

¿Qué pasó entre Isa y tú? Nada.

No pasa nada... Os habéis acostado.

Sí...

Ha sido maravilloso. ¡Todas las veces!

¡Ah! ¡Titán! ¡Chavalote!

¿Y tú qué tal con la jueza? ¿Qué?

¿Qué de qué? Venga, hombre, que si ya...

Entre Nora y yo no hay nada.

La has llamado Nora.

Quítate eso de la cabeza, hablamos de Isa y de ti.

Vale.

Bueno, volviendo a mi tema,

estoy algo preocupado con lo de la maldición.

Desde que estoy con Isa no han dejado de pasar accidentes.

Sobre todo, desde que nos acostamos.

Olmos, la mala suerte no existe, estás cosiendo sin dedal

y no te has pinchado.

De verdad... Pues eso.

Bueno, voy a preparar un poco de café

y me voy a la cama, y a ver si puedo sacarte

qué tienes con la Pitbull. Que no hay nada.

¿Lo ves? Tienes suerte.

Ya has encontrado el dedal. Qué gracioso eres.

Se pasaron diez minutos.

(Móvil)

-Listo.

-¿Sí?

-"A las 20:00 en el Kilómetro 10

de la carretera LR-261 de Ventas Blancas.

Allí le esperan instrucciones.

Si aparece un motorista o cualquier chorrada,

no los volverá a ver en la vida".

-¿Oiga? ¿Oiga?

-Imposible localizarla.

-Tres horas para preparar el operativo.

Necesito un mapa de esa zona que abarque un radio de 50 km

desde ese punto. A la orden.

-¿Voy a ir solo? No, pero lo tiene que parecer.

Colócale un micro y un dispositivo GPS.

-Sí, mi teniente.

Perdona, Cicerón, no sé ni dónde tengo la cabeza.

¿Hay noticias?

Han votado que sí.

Ha salido que no y han borrado el vídeo.

¡Bien! ¡Damián Navarro sigue en la lucha!

Ya, y no sabes cuánto lo siento.

Ahora cumple tu parte del trato

y delante de mí borra uno por uno todos esos vídeos.

¿Qué vídeos?

Los que tenías tú grabados, los...

No hay más vídeos, me has engañado.

No, simplemente te di un empujoncito

para que pusieras más empeño en tu cometido.

¿Cómo he podido ser tan tonta? ¿Cómo me ha fallado el olfato aquí?

Es por el miedo que te metí en el cuerpo, no te preocupes.

Lo importante es que ya pasó, no importa el modo

y ahora podemos volver a nuestros quehaceres.

Mi rústica tabernera.

Sí, hombre, no me volverás a ver el pelo

hasta después de las elecciones y solamente va a ser para una cosa:

para que te arrebate esa silla que tienes ahí detrás.

Qué mujer, Cicerón...

Y qué nariz.

San Juan es un tramposo.

Seguro que lo ha organizado todo con ayuda de sus amigos ucranianos.

Hemos comprobado que sus amigos son multimillonarios.

Si quisieran, podrían comprarse el equipo.

Hemos estado dando palos de ciego, siempre por detrás de ellos.

Pobre chaval.

Venga, hombre. Samuel, dime algo, hombre.

Dime algo, chaval.

Dime algo, Samuel, hombre.

Venga, háblame.

¡Sí! ¡Eso es! ¿Qué pasa?

¡Fijaos en sus manos!

Nos están lanzando un mensaje.

¿Pero no lo veis?

Yo no veo nada. ¿Te encuentras bien, mi cabo?

Perfectamente, mirad, la mano izquierda, cerrada.

¡Un puño!

Y la mano derecha...

formando la típica forma que hacemos

cuando queremos proyectar la sombra de un perro en la pared.

Un puño y un perro, ¡claro!

El escudo de los ultras... ¡Eso es!

Han sido los ultras.

Samuel nos está diciendo quién le ha secuestrado.

Avisemos al teniente. Registramos la casa entera

y no encontramos nada.

Igual lo tienen en otro sitio, o allí pero bien escondido.

Claro, ¿qué lugar hay más seguro que el que ya ha sido registrado?

Mi teniente.

Estoy pensando qué cortarte ahora.

-¿Les has llamado ya? -Sí.

Eso no tiene buena pinta.

-No te preocupes, esto se va a acabar pronto.

-Reconozco que le has echado un buen par de huevos.

(Ruido)

Mierda, los picoletos. -¿Qué?

-¡Tíos, bajad, coño! ¡Los picoletos están aquí!

Eh, ¿qué haces?

¡Entramos, entramos!

Hay dos secuestradores con Samuel.

-¡Dame el arma!

-He disparado a uno de ellos. Vale, vale, venga, ya está. Ya.

César...

-Cuidado con la mano.

Te dije que todo iría bien.

Te di mi palabra.

¿Me puedo sentar aquí? Por supuesto.

He leído el informe.

Los dos ultras han reconocido todo

y han señalado a Pepo como instigador del secuestro.

Seguramente fue así y si no lo fue,

Pepo ya tiene poco que decir, su muerte fue inmediata.

Qué silencio... Bueno...

Yo quería... Creo que deberíamos...

Yo quería... Deberíamos...

¿Va a decir algo? No, por favor, usted primero.

Creo que esta situación nos está afectando bastante.

¿Qué situación?

Bueno, creo que está bastante claro.

Lo que sucedió el otro día en la sala de autopsias.

Bueno, lo que casi sucedió.

¿Cómo puede afectarme algo que no ha sucedido?

Sin embargo, has estado pinchándome todo el rato.

¿Ahora me tutea, teniente?

Venga, basta de formalidades. Hablemos como adultos.

¿Cree que podrá? Ese sarcasmo es infantil.

¿Pues sabe qué? Que sí. Sí lo es y bastante.

Empecemos de nuevo, ¿vale? Está bien.

Como adultos.

Yo primero, ¿vale?

Te escucho.

"Debiste buscar algo mucho más pequeño".

Si tu padre no hubiera querido que alguien lo encontrara,

no habría guardado todo en un microfilm. Piénsalo.

"Igual estuviste mucho más cerca de lo que crees

y no lo has visto".

Teniente... Robles, ¿estás bien?

Sí...

Sí, sí. Ibas a decirme algo.

El caso está cerrado, señoría.

Tengo que irme, hablaremos en otro momento, ¿vale?

Yo nunca hasta ahora pensé que César fuese tan valiente.

Siempre lo he tenido por una alimaña.

No sé, será por la profesión.

En situaciones límite hacemos cosas increíbles.

Seguro que ahora Samuel ya no lo abandona por otro agente.

Yo no lo haría.

¿Sabías que iba a cambiar de agente?

Sí. Ah...

Por César. ¿César también lo sabía?

Escuché una conversación

entre César y un directivo del Milán que es amigo suyo

que le informó de lo que tramaba Samuel.

¿Hace cuánto tiempo tuvo lugar esa conversación?

Pues hace un mes o más.

No puede ser, es imposible, es un rumor nada más.

-¿Qué pasa?

-Una oferta del Milán de tres millones por Samuel.

Yo no he negociado nada.

Estás seguro, ¿verdad? Sí, sí, totalmente.

Bien, ahora tengo que irme. ¿Te importaría hacerme un favor?

No, claro, dime. ¿Me firmarías un autógrafo?

Sí, hombre, claro.

¿Hola?

¿Hola?

Sí que eres puntual.

-¿Dónde está el informante?

¿Qué has hecho con él?

-Absolutamente nada.

De hecho, lo tienes aquí.

Delante.

-¿Qué?

-Te ruego que no te resistas.

Porque será inútil.

-Hijo de puta...

-Pero más listo que tú.

Me cansé de perseguirte.

Siempre te me escapabas.

Así que decidí dejar de ir detrás de ti

y que fueras tú quien viniera a mí.

Por eso se me ocurrió la idea

del informador.

-Me fuiste dando migajas. -Artículos.

Fotos, entrevistas...

Y aquí estamos.

Juntos... al fin.

-¿Cómo he podido ser tan imbécil?

Puede que acabes conmigo,

pero no podrás con Robles y Olmos.

-¿Qué me has metido? -Botulina.

Una neurotoxina letal.

Lo curioso es que en pequeñas cantidades

se usa para el tratamiento cosmético del bótox...

(Móvil)

El teniente Robles ha ido a casa de su familia.

-"Entonces me ocuparé de Olmos".

¿Dónde está? -"Ahora te mando la ubicación".

No, tengo que admitir que San Juan ya me cae algo mejor.

Me ha reconocido que el gol lo metió con la mano.

¿Qué dices? ¡Con la mano!

-¡Que no, hombre! Me lo ha reconocido.

-¡Estás loco! -¡Que no, que no!

-¡Anda, anda! Me lo ha reconocido a la cara.

-¿Pero qué dices? Con la mano.

-¡Anda! -Si estaba como loco por verlo.

Muy buenas, queridos amigos y amigas.

Vecinos todos.

Da gusto vivir en esta sociedad rural

tan avanzada y civilizada

donde se respeta la privacidad del individuo

e impera el juego limpio. Vamos a ver...

¿Ya has dicho tus tonterías? Pues fuera.

Cata, candidata... ¡Cata candidata! Ja, ja...

Estáis todos invitados a una ronda.

¡A una!

Que ya nos conocemos.

Buenos días...

y buena suerte.

¡Adiós, samurái!

-¡"Lollito"!

(Ruido)

Buenas tardes, cabo Olmos.

Buenas tardes.

Le pillo por los pelos, ¿no? Sí, ahora salgo para Milán.

Para negociar el fichaje de Samuel.

Qué rápido. Es usted un hombre muy listo.

Bueno, solo hago mi trabajo.

Nos ha engañado a todos, ¿verdad?

¿Perdón? Hace más de un mes que sabe

que Samuel iba a abandonarle por otro agente

y que tenía avanzado su fichaje por el Milán.

Todo lo que ha pasado lo ha planeado usted.

¿Está de broma o qué? No.

Se lo puedo demostrar.

Uno: entró en contacto con los ultras que odian a Samuel

porque les necesitaba para simular el secuestro.

Acercaos con el dinero.

Dos: el sabotaje que hubo durante la entrega del dinero era

un truco...

-¿Qué? -¡Dame la bolsa!

...para quedar ante Samuel como un héroe.

Simuló el robo del dinero, se enfrentó a los secuestradores,

lo metieron en un coche...

Está haciendo acusaciones graves, se lo advierto.

Tres:

compartiendo cautiverio con Samuel pudo manejarlo a su antojo.

No podría soportar que te pasara algo.

Eres como de mi familia.

De manera que él creyera que usted estaba allí porque...

le quería como a un hijo.

Bueno, basta de sandeces. Y cuatro:

lo del dedo.

Realmente brillante, sí, señor. Todo un golpe de efecto.

¿Insinúa que me corté el dedo porque me dio la gana?

Mire, entre los criminales, como usted,

y la gente honrada hay solamente una cosa en común.

Y es que todos cometemos errores. ¿Sabe cuál es el suyo?

Haber subestimado a Pepo.

Creía que para que ese cabezahueca estuviera callado

bastaba con ofrecerle un puñado de miles de euros.

Bueno, nosotros, registrando la casa,

hemos encontrado en un cajón

cintas con las conversaciones que usted mantuvo con él.

Todo está ahí.

Desde la segunda llamada.

No puede ser.

Es imposible. Acompáñeme al cuartel, por favor.

Usted no puede entenderlo. ¿Entender?

¿Qué es lo que tengo que entender?

No podía permitir que Samuel se fuera.

Ese niñato me lo debe todo, lo que tiene es gracias a mí.

Y ahora quería dejarme tirado.

Le necesito para volver a la élite, para estar en la cima.

¿Sabe cuánto puedo ganar con él? Es el próximo Ronaldo.

Y por eso hizo lo que hizo. ¡Sí!

Secuestré a ese mamón desagradecido.

Falseé el robo del rescate y me corté un dedo...

¿La muerte de Pepo? No lo tenía previsto.

Cuando entraron ustedes, debí improvisar.

¿Tus amigos sospechan algo? -Qué va.

Les he dicho que lo de la moto había sido para sacar más pasta.

Mierda, los picoletos.

¡Tíos, bajad, coño! ¡Los picoletos están aquí!

Eh, ¿qué haces?

¿Recuerda que hace un momento dije que todos cometemos errores?

Bueno, el suyo no era el que le dije.

Sino otro muy distinto.

Confiar en mí.

Pepo no grabó nada, hombre.

Era tan cabezahueca como usted lo había imaginado.

En cambio, yo sí.

Yo acabo de grabar su confesión.

"Sí, secuestré a ese mamón desagradecido.

Falseé el robo del rescate, y me corté un dedo.

¿Y la muerte de Pepo?".

Espere un momento...

¿Es por dinero?

Podemos llegar a un acuerdo.

No estropee más las cosas, por favor.

¡Alto!

(Disparo)

Ah...

(Risas)

"La isla del tesoro", papá.

Bien hecho, papá, bien hecho.

¿Qué hago aquí?

Te he traído para contarte una historia...

sobre un padre y un hijo.

Déjame adivinarlo a mí.

El padre se llamaba Ignacio.

Y el hijo, se llama Agustín. Gus para los amigos.

Al padre, un fiscal, lo matasteis vosotros.

No...

Esta historia no va sobre el padre del teniente Robles,

sino sobre el tuyo.

Tu padre,

Olmos.

¿Mi padre?

¿Qué?

Robles ha encontrado el microfilm y es peor de lo que pensábamos.

Hay pruebas suficientes como para provocar un escándalo

y parar la firma con la OTAN.

¡No! -Trae el microfilm

y te las entregaré sanas y salvas. Garrido, te mataré.

-Si pides ayuda, morirán. -La única forma de evitarlo

es que te unas a nosotros. Prefiero estar muerto.

Por favor...

¿Es una bomba? Isa, Nora y Olmos están en peligro.

A diferencia de la jueza, podrás vivir un día más.

Has perdido tu oportunidad,

guardia civil.

¿Y Olmos? No le he visto.

Yo tampoco. -¿Dónde está Olmos?

-Digamos que ya no está.

No, no, no. Los galones del cabo primero.

Es Olmos...

No tenemos ni idea de dónde están.

Nos van a matar... -Tranquila.

Esteban y yo neutralizaremos al de la puerta.

Arrea, ¿has disparado alguna vez esto?

¡Levántate!

¿Qué? Os habéis quedado pasmados.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 17: Un secuestro de primera división

Olmos y Robles - Capítulo 17: Un secuestro de primera división

14 nov 2016

El conocido futbolista español San Juan ha preparado una fiesta en una mansión de la Rioja, sin embargo, un inesperado acontecimiento hará que el evento sea inolvidable en el mal sentido: el secuestro de uno de sus invitados, su compañero en el equipo, y estrella emergente, Samuel Landa.
ver más sobre "Olmos y Robles - Capítulo 17: Un secuestro de primera división" ver menos sobre "Olmos y Robles - Capítulo 17: Un secuestro de primera división"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 241 programas de Olmos y Robles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ana

    Ponlo en yotube k esta el capitulo

    21 nov 2016
  2. María

    No puedo ver el capítulo 17, no va

    21 nov 2016
  3. sab

    como siempre 1 placer verlos imposible aburrirse con vosotros dan ganas d mudarse a ezcaray q personajes mas entrañables q aya muchas temporadas q ese pueblo ya es el d todos

    16 nov 2016
  4. Lola

    Tentó tantas ganas de que sea ya lunes SEGUID ASÍ!!!

    15 nov 2016
  5. María Olivares

    No puedo ver el capitulo 17 , no lo carga

    15 nov 2016