www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3742971
No recomendado para menores de 12 años Olmos y Robles - Capítulo 12: Único testigo
Transcripción completa

¿Recuerdas a Gaspar Miñambres?

Me ha enviado ese artículo como agradecimiento por salvarle la vida.

Habla de un incendio en el Juzgado n 3 en Tenerife.

Ahí trabajaba mi padre. Pudo ser un accidente.

El juez responsable era un tal Ernesto Yánez.

Tenemos que encontrarle. Claro.

Llega una nueva guardia civil.

¿Algún voluntario para formarla? Tú.

Hombre armado.

¡Uh! ¡Ah!

¡Uh! ¡Oh!

¡Tranquilos! Rápido, llama a la Guardia Civil.

-Si es él el guardia civil.

Yo soy el guardia civil. Guardia civil Casiana Arrea.

A sus órdenes.

Tú eres la nueva. -"Tenemos que hablar".

Pero aquí no, mejor en mi casa. Los dos solos.

Mañana. No, mañana no. Mejor pasado mañana.

Un grupo inversor chino quiere construir ese campo de golf aquí.

El Señorío de Wang Chu Golf Resort es algo más que un proyecto,

"more than a project", para mi pueblo, "my town".

(GOLPEA) ¡Cómo puedes hacerle eso al pueblo!

¿Qué le he hecho al pueblo, un favor?

No puedes evitar el campo de golf. Claro que puedo evitarlo.

La única persona que puede parar esto es el alcalde y soy yo.

Tuyo y el de todos. Entonces solo me dejas una opción.

¿Salir llorando por la puerta? Quitarte la alcaldía.

A veces tengo la sensación de que se siente incómodo conmigo.

Es falta de costumbre.

Con el juez anterior nunca me había tomado un vino.

Con usted acabo de cenar.

No podía esperar.

Tengo algo que decirte. Y yo.

Y ahora puedes decirme lo que quieras.

Es que tengo novio.

Puede que tu padre cabrease a alguien.

Yo lo investigué en su día y no encontré nada.

Lo único que necesito es saber cuál es el siguiente paso.

La respuesta está en el informe.

Una copia se quemó. Guardaba otra en un lugar seguro.

Me voy unos días a casa de mis abuelos.

¿Por qué? ¿Ha pasado algo?

Mi padre escondía una copia de la investigación.

Si la encuentro, encontraré a los que le mataron.

(INTERCOMUNICADOR VOZ DISTORSIONADA) "Las cámaras se han desactivado.

Tenéis seis minutos".

(Golpe y caída)

"Beta, a la derecha tienes la alarma.

El código es 732947".

-Entendido, Épsilon.

-"¡Todos quietos!". -¿Qué pasa ahora?

-"Hay un detector de movimiento delante de vosotros.

Debo desactivarlo".

-Para habernos "matao".

(ESTORNUDA ESTREPITOSAMENTE)

Jo con la alergia.

-¿Qué haces, Alfa? Vuelve a ponértelo.

-(ACENTO ANDALUZ) No puedo respirar.

Además, las cámaras están desconectadas. "No problem".

-"Los números que buscamos son 34 y 36".

Ah, qué rico. Carburante para el "body".

-Aquí están. Objetivo encontrado.

-"Tenéis dos minutos. Alfa, tu turno".

-A la orden, Upsilón. -"Date prisa.

Y es Épsilon. No es tan difícil, Épsilon".

(RÍE)

-Estos son los grabados que buscamos. Sí.

Venga, vamos que nos vamos.

-"Nos vemos mañana en el punto de encuentro.

Buen trabajo".

Ole.

Adiós.

(Música de cabecera)

Abuela, no insistas. A mí también me gustaría estar con Isa,

pero no es tan sencillo. ¡Pamplinas!

Lo que no puede ser, no puede ser.

Y además es imposible. Y te he traído aquí a merendar.

No a discutir.

Si estáis hechos el uno para el otro...

Ah, no. Parece que la relación entre ellos va en serio.

Yo no quiero entrometerme ahí.

Lo mejor será que la olvide. Cuando tu abuelo

me rondaba a la brava, yo tenía otro novio, Jacinto.

¿Un novio? ¿Cómo que el abuelo "te rondaba a la brava"?

Respóndeme primero a lo segundo.

¡Pues que me llevaba al huerto del tío Camuñas!

Vale, vale, vale. No sigas que ya... me hago a la idea.

¿Y qué pasó después? ¿Tú qué crees, Sebas?

(RÍEN)

Ya. Eran otros tiempos, abuela.

Piensa lo que puedes ofrecer a Isa

que no le pueda ofrecer el Jacinto de turno.

Se llama Regino.

Regino Lucero. ¡Huy!

Que no se diga que un hombre con nombre de burro

se lleva a la mujer de tu vida. Ya. Visto así...

¿Sabes qué? Voy a intentarlo.

¡Nada de intentarlo! Quiero hechos... y bisnietos.

(RÍE)

¿Sabéis qué os digo? ¡Que se acabó el "damianato"!

-¡Bien! -¡Abajo el alcalde!

-"Yes, we can".

-La Unión Vecinal Autónoma renace de sus cenizas.

-Y servidora liderará el partido que fundaron nuestros padres.

Así vengamos su derrota. -Ha nacido una nueva U.V.A.

-Sin pepitas y sin piel, como las de Fin de año.

-¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

(TODOS) ¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

Chist, chist.

Reunión de pastores, oveja muerta. Alcalde, ya te he dicho

que no eres bienvenido en el local durante la campaña electoral.

Ni siquiera en la jornada de reflexión.

Como alcalde tuyo que soy tengo todo el derecho a estar aquí.

No. En la puerta hay un cartel que dice:

"Reservado el derecho de admisión".

Si no sabes leer te lo explico yo:

"Esta es mi granja y no quiero alimañas como tú".

-(SUSURRA) Muy bien.

Esto no va a quedar así, "morroestufa".

Que te vayas, "mamacallos".

Me voy, pero porque yo quiero, "papamoscas".

Pues adiós, "peinaovejas".

Adiós.

Adiós.

(TODOS) ¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

¡Abajo el P.A.R.R.A y arriba la U.V.A!

¡Chist! "Enquitons" está a punto de venir. Vamos sacando las cajas.

-Es Épsilon.

Y no eres quién para darnos órdenes. Tú no eres el jefe.

-(RÍE) Si lo fuera, otro gallo cantaría.

A las buenas noches, Edison.

Misión cumplida.

¿Qué hay de lo mío?

-(VOZ DISTORSIONADA) Es Épsilon, imbécil.

(Ronquidos)

(Ronquidos)

(Ronquidos)

¿Pero esto qué es?

No tenías que haberte molestado, podía haber pasado yo a buscarlas.

No es ninguna molestia, el paseo me viene muy bien.

Además, mi abuela ha insistido

como si llevara un corazón para un trasplante en vez de rosquillas.

Qué cabezota es Domi. Está empeñada en que tú y yo...

(TITUBEA)

Bueno, ya sabes...

Sus cosas. Ya.

Pero yo ya le he dicho que tienes novio.

Regino se llama, ¿no? Sí. Cómo vuelan las noticias.

Sí...

Y... ¿qué tal con él?

Me han dicho que es de Cenicero.

Sí, de Cenicero es. Bueno, nació allí, sí.

Pues bien, bien con él. La verdad, bien.

Viaja mucho. A veces viene, a veces va.

Esta noche se queda y mañana se va. (ASIENTE)

¿Quieres un té, un café quizás? ¿Una infusión?

Bueno, un té rápido. Me voy a ir enseguida, no quiero molestar.

¿En qué trabaja?

Es... comercial.

Ah. ¿Y qué vende? Piensos.

Vaya, qué buen partido, ¿eh?

Uf... Y...

¿dónde trabaja?

Hum... ¡Riquísimas! Sí, ya sabes

la maña de mi abuela en la cocina.

Sí. Ojalá cocinara yo también como Domi.

Debería dar clases de cocina.

¿Qué pasa, que Regino no... no sabe cocinar?

Sí, es un excelente cocinero.

Se lo voy a pedir a él.

Qué buena idea.

¿Cómo os conocisteis?

Mira, es una larga historia.

Y... mejor te la cuento otro día.

¿Te gusta?

Me encanta.

(Móvil)

Vaya... Ah... el teléfono.

Perdona, ¿eh? Sí.

Sí, dígame, señoría. Sí.

Ah, bueno, bien. Pues enseguida voy para allá.

Sí, sí. Estoy saliendo. Gracias.

La llamada del deber.

Sí, un robo a las afueras de Logroño.

Bueno, pues...

saluda de mi parte a Regino.

(Puerta)

(RESPIRA PROFUNDAMENTE)

¿Así que un asunto personal? No es propio del teniente Robles.

Una tía favorita suya que ha tenido un percance.

Y él ha ido a cuidarla. Más majo el teniente...

¿Y dónde está si puede saberse?

Eh... en una aldea, perdida...

Eh... en Picos de Europa.

Bulnes creo que se llama. Tienen unas naranjas buenísimas.

Deberíamos hablar con Comandancia

para que nos mandaran refuerzos para la investigación.

El sargento Palomares, del cuartel de Logroño, sería el más indicado.

No creo que sea necesario, señoría.

Tenemos experiencia en este tipo de casos

y creo que estamos sobradamente capacitados.

Está bien. Usted dirigirá la investigación.

Gracias, señoría.

-Buenos días. Buenos días.

Alberto Vaio, director de la Casa de Subastas.

-Soy la jueza Nora Salgado, él es el cabo primero Olmos.

Encantado. Según nos han contado, todo sucedió de madrugada.

Así es. Tenemos la Casa de Subastas en la planta de arriba

y este sótano nos sirve de almacén.

Los ladrones dejaron inconsciente al guardia de Seguridad y entraron.

-¿Qué cuadros se llevaron?

-Seis grabados de Goya de su colección "Los disparates".

Aquí está.

Ajá.

-¿Y usted es? -Loreto Ereza.

Nuestra experta en arte de la Casa de Subastas.

Eran las piezas más importantes de la colección.

Ajá. -¿En cuánto estiman su valor?

-En más de dos millones de euros. Caramba, eso sí que es un disparate.

Pertenecen a la segunda edición de una serie

de 22 grabados del maestro.

No entiendo lo de segunda edición. ¿Es como con los libros?

Algo así. Las planchas originales

y la primera están en el Museo del Prado.

Durante 200 años, apenas se han realizado nuevas ediciones.

Y ahora, si me permiten, debería seguir trabajando.

-Gracias, Loreto.

-¿El resto de grabados dónde están?

Hay un coleccionista en la zona que tiene los otros 16.

Gustavo Peña. Y esperaba ansioso la puja.

Pues ya puede esperar sentado.

Eh... lo siento.

-¿Cómo llegaron a entrar sin forzar la puerta

y sin que saltase la alarma?

Probablemente cortaron los cables desde el exterior.

-Imposible. Eso habría hecho saltar la alarma de emergencia.

Soy el investigador de la Aseguradora, Mario Buendía.

Buen día, Mario.

Para que la anomalía no fuera detectada

por la empresa de Seguridad,

un experto en informática debió interceptar la señal

los seis minutos que duró el robo.

Bueno, todo un cerebrito, ¿no?

Sin duda, el plan estuvo meticulosamente preparado.

Nada de rateros o delincuentes de medio pelo.

Pues ya deben estar muy lejos.

Será difícil encontrarles con inmediatez.

(Música)

Pero ¿esto qué es?

¿Qué habrá pasado?

No lo sé.

Pero, desde luego, si estos vinieron aquí buscando Pokemon,

se encontraron uno con muy mala leche.

¿La U.V.A?

Unión Vecinal Autónoma.

El partido que unos cafres fundaron el año de la tos

para derrotar a mi abuelo y a mi padre.

Pues mucha suerte no tuvieron los pobres.

Lo importante es que Cata y esos viejos quieren hundir el P.A.R.R.A.

Una traición en toda regla.

Bah, no me haga mucho caso, pero en eso consiste la democracia, ¿no?

En que haya otros partidos.

Efectivamente, no te hago caso.

¿Hablo yo de cerdos?

No. Pues deja la política a los mayores.

Le capto la indirecta.

Entonces, número 1, ¿cuál es el plan?

Lo mejor que se puede hacer para hundir a un candidato

es desacreditarle. Eso lo hacen muy bien los yanquis.

Tenemos que conseguir que la gente desconfíe de Cata.

Eso está muy bien, pero ¿cómo piensa hacerlo?

Dime, ¿qué es lo más importante para Cata en esta vida?

Los hombres. Después.

Después... los cotilleos. Después.

(MURMURA) ¡Ah, claro! Su negocio. El hostal.

Pues vamos a darle donde más le duele.

¿Riesgos laborales? Sí.

Quería hacer una denuncia anónima.

(RÍE)

Madre mía. Menuda escabechina. No ha quedado ni el Tato.

Menos mal que hemos conseguido recuperar los grabados.

Absténgase de hacer ese tipo de comentarios.

Vosotros podéis ir a cambiaros. No vaya a ser que cojáis frío.

¿Algo más, mi primero?

Sí, pasaros por el Hospital provincial

e interrogáis al guardia de Seguridad.

Muy bien.

Toda la mañana de acá para allá.

Y con lo poco que he dormido... ¿Y eso por qué?

Una pesadilla. La bestia del averno me martilleaba el tímpano.

Y claro, así es difícil.

Esteban, ¿podemos irnos? Venga.

Virgen santa, la lleva llena de piedras.

Según la disposición de los cuerpos, el sujeto 1

disparó al sujeto 2

y después al sujeto 3.

Todo indica que el sujeto 2 repelió la agresión

y disparó al sujeto 1 antes de morir,

falleciendo todos en el acto. -Lo más probable

es que a la hora de repartirse el botín uno se volviera codicioso.

El caso es que esa cara...

¿Qué hace, Olmos?

-Espera, Olmos, hay que seguir un protocolo.

-¡Épsilon!

Pero si es...

-Buen directo, Olmos.

Gracias, doctora.

No hay sangre.

Dónde estás...

¡Eh! Para que luego digan que beber es malo.

-¿Le conoce? ¿Sabe quién es?

Justino Peláez Marín. Alias Cerebro.

También conocido como Pierre Polard.

"Oui, c'est moi".

Me dijeron que habías salido de la cárcel hace dos semanas.

Bueno. Ya veo que has vuelto a la delincuencia por la puerta grande.

Robo, doble asesinato.

Que yo no he matado a nadie.

Encontramos el arma del crimen en tu mano.

¿Qué pasó? ¿Te volviste avaricioso o tus compinches te traicionaron?

¡Y dale! Que yo no fui, hombre.

El jefe de la banda apareció en el punto de encuentro,

se bajó de la moto y nos disparó a todos, sin dar las buenas noches.

Entonces dime quién es. El tío de la moto.

Tienes que creerme, Olmos.

Él solo me contrató para verificar la autenticidad de los grabados.

Pero yo no soy un asesino.

¿Y cómo explicas que los grabados todavía estén aquí?

¡Yo qué sé! Se le olvidarían con todo el follón.

¿Por qué os iba a matar la persona que os contrata

si no se lleva los grabados?

¡Pregúntale a él, Olmos!

Mi padre solo me enseñó el noble arte de robar, no el de matar.

Hombre...

¿Qué? Me ha dicho un pajarito que te van muy bien las cosas últimamente.

-¿A qué te refieres?

-¿Hum?

¿Eh? Cal... -¿Juntos?

-Pues que te has "echao" novio, maja.

Y para sorpresa de todos, no es Olmos.

(BALBUCEA) Bueno, sí, tengo un novio, tengo un novio...

Pero no es nada importante, Cata.

-¿No? Anda, truhana. ¿Qué? ¿Cómo se llama el galán?

-Regino.

-Ay, que tiene nombre de burro. -Se llama Regino Lucero.

¿Qué pasa? -El apellido también es de asno.

-Cata, vamos a ver. Lo importante es que me quiere mucho.

-Eso es verdad. Mejor que no te salga rana.

Aunque claro, tú le pones a una criatura Regino Lucero

va a aprender antes "arre y so" que "papá y mamá".

-Cata, por favor. -Vale.

Perdón, si lo importante es "Burro grande, ande o no ande".

-Vale, ya, ¿no, Cata? -Perdona, maja.

No me negarás que se las trae.

Pero vamos a lo importante.

¿Cuándo me lo presentas? -Es que...

Es que viaja mucho. Hoy viene, mañana se va...

-Esta noche. Cena en tu casa y pongo yo el vino.

-No, Cata, esta noche es muy precipitado. No...

-¿Catalina Fresneda?

-Servidora. ¿Quién lo pregunta?

-Baldomero Padilla. Riesgos laborales.

Necesito la documentación del local ahora mismo.

-Pero... si ya vinieron este trimestre.

¿Y el bueno de Tobías? -Jubilado.

-Pues me alegro. Mucho.

Eh...

Voy a por los papeles, ¿un vinito?

-El vinito para su clientela.

Y además de los papeles, me trae un casco y un chaleco antibalas.

Según la denuncia: "Estar aquí es un ejercicio de máximo riesgo".

Una trampa mortal, vamos.

-¿Quién le ha dicho eso? ¿Eh?

¡Deme un nombre y lo escabecho! -Tranquila, Cata.

-Doña Catalina, antes de decir el nombre del denunciante,

me quemo a lo bonzo. ¿Está claro?

Y dé gracias que no le cierro el negocio "sine die".

-Será cabrito. -Perdón, ¿cómo ha dicho?

-Sigue, bonito. -Siga, siga.

-Siga, bonito, siga. -Hablamos cuando traiga los papeles.

¿Certifica que son auténticos?

Sin duda alguna, provienen de las planchas originales del Prado.

Se nota claramente la realización en aguatinta y aguafuerte.

Y por supuesto los retoques de punta seca y bruñidor.

Por supuesto. Lo de bruñidor no, pero lo demás lo tenía claro.

Ya se... ve. -Mis superiores estarán encantados

con la noticia. La de dinero que se van a ahorrar.

-¿Cuándo podré recuperar las piezas?

En cuanto cerremos el caso, se los podremos devolver a su jefe.

Pero adviértale que mañana no se podrán subastar.

-Aunque, en cuanto sean devueltas, volarán de nuevo.

¿Ah, sí? ¿Y eso? ¿No estará pensando robarlas?

(SUSPIRA) Me refiero a Gustavo Peña.

Cuando llegue el momento de la puja no dudará en conseguirlas como sea.

Qué curiosidad por conocer a Gustavo.

Es todo un personaje.

Lleva años intentado completar la colección de grabados.

Es una obsesión. -Esta vez Alberto estuvo listo

y consiguió el lote sabiendo que podrá pedirle lo que quiera por él.

Arriesgó todo su dinero, pero mereció la pena.

Bueno, pues muchas gracias por haber venido.

-Hasta otra.

Hasta luego. Adiós.

(Móvil)

Cabo primero Olmos, dígame. "¿Han confirmado ya"

la autenticidad de los grabados?

Sí, hace un instante, señoría.

Pues alégrese, el caso empieza a aclararse.

No sé. Todo está resultando demasiado sencillo.

Cuanto más analizo las pruebas, más dudas tengo.

¿A qué se refiere?

Vamos a ver, para llevar a cabo un robo de estas características,

es necesario tener medios, experiencia, mucha inteligencia.

"Y estos ladrones son delincuentes comunes".

En el caso de Justino, incluso por debajo de la media,

por decirlo suavemente.

No hace falta que intente impresionarme.

Lleva el caso bastante bien.

Y no ha sido necesario recurrir al sargento Palomares.

De todas maneras, prefiero esperar a la autopsia de la doctora Ferrer.

De acuerdo, manténgame informada.

¿Doctora?

Justo a tiempo. Olmos, Arrea.

¿Has acabado ya con las autopsias?

Así es. Iba a tomarme un descanso, pero ya que estáis aquí...

Pues te lo agradecemos mucho.

¿Qué puedes contarnos?

Como imaginábamos, ambas muertes se produjeron por proyectil

de arma de fuego con orificio de entrada.

Ajá. El que comete los crímenes

sin duda era un experto tirador.

-Eso no coincide con el perfil de nuestro principal sospechoso.

-Ya.

Porque Justino no es más que un estafador de poca monta.

-Y entonces, si no fue él, ¿quién lo hizo?

¿Es posible que hubiera alguien más en la escena del crimen?

Porque no había indicios, ni pruebas, ni huellas...

Y lo más interesante es que la dirección de los impactos de bala

no coincide con lo que nos dice la escena del crimen.

Eso quiere decir que alguien la manipuló.

Efectivamente. Las detonaciones se produjeron por la zona izquierda.

No de frente, donde se encontraba Justino.

Además, el ángulo de entrada coincide en los tres cuerpos,

lo que es imposible ya que había una diferencia de altura notable

entre los sujetos que portaban el arma. Más de 15 centímetros.

Todo ocurrió entonces como dice Justino.

El asesino apuntó con ambas armas a los ladrones.

Con una de ellas disparó a Justino

y con la otra disparó a los otros ladrones

tal y como indica el informe de balística.

Después colocó las armas

simulando que se hubieran disparado entre ellos.

Sin duda, había un cuarto sujeto en la escena del crimen.

Fue quien realizó los disparos.

-Ya hemos resuelto el primer enigma.

Ahora nos falta resolver el segundo. ¿Por qué el asesino

no se llevó los grabados?

Domi no exageraba nada.

-Esta muchacho no pega ojo por las noches.

¡Esteban!

(GRITANDO) ¡Esteban! ¡Teniente!

Lo siento, mi teniente, estaba... meditando con...

Y la...

Es la vocación de servicio la que me...

Ah, que son ustedes.

Disculpa que te hayamos interrumpido la meditación.

-Sabemos lo de los ronquidos de Arrea.

Ustedes también los han oído ¿o qué? -No.

Nos lo ha contado Domi.

Sé de qué va el tema porque mi mujer también roncaba.

¿Y la suya también?

-No. Los ronquidos que oía era de la mujer de este.

Vivían en la casa de enfrente.

-Bueno, al grano que hoy hay bingo.

Ante qué clase de ronquidos nos enfrentamos.

¿Cómo que qué clase?

Pues sí, porque hay muchas clases de ronquidos,

la mayoría tienen remedio, pero hay uno que no lo tiene,

y ese se da mucho en La Rioja.

Arrea es riojana.

-De Alfaro. De la familia de los Morones.

-Hasta el cuarto intento no aprobó el ingreso en la Academia.

-Fue primera en la evaluación de tiro el último año.

-Pero nunca ha disparado a nadie. ¿Cómo saben estas cosas?

Mejor no me contesten.

O sea, ¿que hay un ronquido que no se cura?

El ronquido "morgor".

¿"Morgor"?

-Viene de Calahorra.

-¿Tú de qué clase de "morgor" hablas? -De "morgor".

-Pero ¿qué "morgor"? Pero vamos a ver.

¿Cómo sabemos si es un "morgor" o no?

¿Cómo ronca Arrea?

¡Pues cómo va a roncar!

(RONCA)

Y cuando parece que se acaba, ¿sube otra vez?

Sube, pero como aspirando. (RONCA)

¿Eso es un "morgor"?

Eso es un "morgor".

Lo siento.

Pero ya puedes ir buscándote otro piso en el pueblo.

-Muy buenas.

Esteban, te estaba buscando.

Quería...

comentarte una cosa.

-Bueno, pues nosotros nos vamos. Ánimo.

-Lo siento, muchacho. "Bye bye".

Bueno, pues tú dirás.

Es por un problema que tengo por las noches.

Ah. Me interesa, me interesa, sigue, sigue.

Me gustaría ponerle solución.

No me extraña. Menos mal. Dime, dímelo.

Es tu costumbre de poner la radio por la noche.

¿Cómo la radio?

Por mí, con que la bajes un poquito me vale.

Es que no veas lo que me cuesta dormirme.

Ay, pues no sabes lo que te lo agradezco.

Bueno, venga, vamos, que nos está esperando Olmos.

La madre que parió a "morgor".

Dadas las circunstancias, lo mejor será llamar al sargento Palomares.

No creo que sea necesario.

No es que dude de usted, pero no tiene experiencia

en dirigir una unidad y menos en un caso de doble asesinato.

He conseguido averiguar que todo era un montaje. Me lo he ganado.

Está bien. Le daré una oportunidad.

Gracias.

Pediré el traslado del sospechoso, a la Prisión Provincial.

Es mejor que se quede en el calabozo,

así el asesino pensará que Justino está muerto.

¿Tardará mucho?

Es que no he almorzado todavía.

Y el desayuno ha sido cortito.

-Señoría...

Les dejo con... el sospechoso.

-Presunto. Presunto sospechoso.

Y a ver si ventilamos el calabozo, que huele a lobo "encerrao".

-Sabemos que usted no mató a nadie.

-Se lo dije. ¿Se lo dije o no?

Y ustedes erre que erre...

Bueno, no pasa nada. Ya me voy, ¿eh? Venga.

Ah, una cosita.

¿Puedo quedarme con la camiseta que me dejó la niña?

Es que el gato mola, ¿eh?

Está guay. Justino...

Siéntate.

Bien. -Queremos que nos ayude

a encontrar al hombre que intentó matarle.

-¿Y qué saco yo a cambio?

-No me gusta que me chantajeen.

-"Quins proqüins".

Usted me ayuda y yo también, señoría.

-"Quid pro quo".

-Eso es.

-Está bien. Recomendaré en la instrucción del caso

una reducción por colaboración con la justicia.

Ahora dinos todo lo que sepas sobre la persona que te contrató.

-Encantado, cuando tenga delante el papel firmado por su señoría.

-De acuerdo, redactaré el documento.

Lo tendrá firmado en un rato.

¿Contento? -Sí, gracias.

Que se quede en calabozos. Nada de traslados.

Sí, señoría.

-Una cosita, Olmos,

necesitaría que me devolvieran el móvil para hablar con mi Conchi.

¿Eh? Para no preocuparla.

Ya sabes.

Bueno, menos mal que la inspección quedó en nada.

-Suerte que lo tenía todo en regla,

porque ese cabrito me miró hasta debajo de los baldosines.

Pero bueno, no me cambies de tema, ¿hum?

Cuéntame más cosas... de Regino.

Qué ganas tengo de conocerlo esta noche.

-Ah... Mira, el alcalde.

Damián en la tele. -Que...

"...con la total seguridad de que los vecinos de Ezcaray..."

Cómo está la tele, que dejan salir a cualquiera.

Míralo. ¡"Zampabollos"!

Es que es un "calzamonas". ¡"Papirote"!

-¡Chist! Calla, que quiero oírle, Cata.

-"Unión Vecinal Autónoma, U.V.A.

¿Rival fuerte? No me haga usted reír, señorita.

Esa hostelera cree que gobernar un ayuntamiento

consiste en sentarse en corrillo y votar a mano alzada. (RÍE)

¿Querría dejarle algún mensaje? La verdad es que no.

Seguramente no estará viendo este programa.

Esa... aficionada seguramente esté preocupada

por la inspección que recibió esta mañana".

Uf...

-Es que este es el mequetrefe que llamó al inspector, seguro.

-Tienes razón. Y ahora no te puedes quedar con los brazos cruzados.

¡A muerte con el alcalde!

-¿A muerte? ¿Dónde ha quedado la Isa de: "Tranquila, Cata"?

-Vamos a ver. Si él quiere jugar duro, nosotras vamos a jugar duro.

Ojo por ojo. Mira,

lo de la cena de hoy lo dejamos para otra noche.

Y nos centramos en esto. -No, con la ilusión que te hace.

No, no, se me acaba de ocurrir una idea pistonuda.

Mira. -¿Qué? ¿Qué vas a hacer?

-Espera, espera.

Sí, Seprona.

(ASIENTE) Quería hacer una denuncia

de un caso de maltrato animal clarísimo.

Además, se trata de una persona pública. Una mala persona.

¡Muy mala!

¡Tres muertos! ¡Qué desastre!

Primero, los robos y ahora, esto.

El nombre de mi negocio por los suelos.

No solo su reputación está por los suelos.

Por lo que hemos sabido, su empresa tiene deudas.

Falsos rumores propagados por la competencia.

No sabía que la Guardia Civil hiciera caso a habladurías.

Nosotros trabajamos con hechos, señor Vaio.

Sabemos que su empresa se declaró en concurso de acreedores.

Es cierto que con la adquisición de los grabados corrí riesgos.

Pero ya recuperados podré resarcirme con su venta.

Ya. ¿Qué hizo ayer por la noche?

¿Me consideran sospechoso? ¡Lo que me faltaba por oír!

Tenemos que preguntar a todos los implicados.

Es pura rutina.

Como les dije, estuve en el almacén hasta las 22:00.

¿Y después? Cené con la señorita Loreto

en un restaurante, pueden comprobarlo.

Efectivamente, Alberto y yo cenamos juntos.

Debíamos hablar de la subasta. Luego, volví al hostal.

Si no desean otra cosa, debo preparar la subasta de mañana.

Un momento, por favor.

¿Cree que alguien sería capaz de matar por una obra de arte?

¿Se refiere a Alberto? No, en general.

Supongo.

Pero, en este caso, si el asesino dejó los grabados,

no tendrá mucho interés en ellos, ¿no?

¿Por qué imagina que haría algo tan extraño?

No lo sé, soy empresario, no adivino.

Haga un esfuerzo.

Quizás el ladrón tuvo que huir antes de llevarse mis grabados.

No sé.

¿Estoy aquí en calidad de testigo, de experto o de sospechoso?

Dígamelo usted.

Si depende de mí, mejor como experto.

Aunque ya hemos contactado con el Grupo de Patrimonio Histórico

de la UCO, nos gustaría contar con su experiencia en estos casos.

Y en otros, porque, según he visto en su informe,

fue usted escolta en otro tiempo.

Así es, un placer colaborar con las autoridades.

¿Tiene idea de quién pudo cometer un robo de esas características?

Por el "modus operandi", hay pocos capaces

de un plan tan meticulosamente ejecutado.

¿Podría ser algo más concreto?

He estado trabajando en una lista

de coleccionistas que suelen contratar a terceros

para conseguir las obras por cauces poco ortodoxos.

Implicado en un robo de una escultura de Botero.

Robo en casa de Esther Koplowitz. Eso es.

Biblioteca Nacional. Eso es.

Al año, se producen unos 200 robos de obras de arte en España.

Lamentablemente, solo se recupera el 15 % de las piezas sustraídas.

¿Gustavo Peña? Este nombre no deja de perseguirme.

Dado su pasado respecto a los disparates,

debía estar en la lista.

Además, como genio de la informática,

no le sería muy difícil conseguir bloquear las alarmas.

¿Y le ve como asesino?

Siempre hay una primera vez para todo, ¿no cree?

Por favor.

Muchas gracias por venir, señor Peña.

Llámeme Gustavo, señor cabo primero Sebastián Olmos.

Nunca pensé que me citarían en un lugar como este.

Es una simple formalidad, no pienso ponerle las esposas.

De momento...

¿No sentamos? Claro.

Dígame una cosa.

¿Cómo sabía mi nombre? ¿Nos conocemos?

Pues no tenía el placer, pero me avisaron de que me llamaría.

Lo habrá pasado mal en las últimas horas, con todos esos grabados

apareciendo y desapareciendo. Como sabe, llevo mucho esperando

a que se celebre esa subasta, son las últimas piezas

para completar mi colección. (ASIENTE)

¿Cómo le dio por dispararles? ¿Perdón?

No, qué tonto.

¿Cómo le dio por los disparates?

Pues todo fue por mi padre.

Siempre fue un gran admirador de Goya.

Uno de sus sueños era tener un cuadro suyo.

Poco antes de morir, pude darle ese capricho.

Le compré el primer grabado de la segunda edición,

"Disparate femenino".

En ese momento, me juré que completaría la colección.

Todo es por él y ya ve.

Diez años después, estoy a punto de cumplir mi juramento.

¿Dónde estaba ayer por la noche?

Vaya cambio de tercio, Cabo Primero.

Necesito saber qué hacía mientras se producía el robo.

Estuve viendo una película en mi sala de proyecciones privada,

yo solo.

¿"Los fantasmas de Goya"? ¿O "Goya en Burdeos"?

¡NO! Casualmente, era una de robos, "El secreto de Thomas Crown".

¿La nueva o la antigua?

Siempre he sido muy fan de Steve Mcqueen.

Soy un clásico, ¿qué se le va a hacer?

Nadie podrá corroborar su coartada.

Pues no.

Esa noche, libraba el servicio.

Estaba yo solo.

Para ser un hombre de recursos, tiene una coartada muy pobre.

¡Alcalde, Alcalde, que sube! ¿Que sube quién?

Del Seprona con cara de mala leche. ¿Qué quiere?

No sé qué de inspeccionar el despacho, no sé bien.

¿Por qué no lo dices antes? Se lo digo ahora.

Corre, llévatelo todo. Los pájaros.

Buenas tardes, alcalde.

Buenas tardes, agente, ¿en qué puedo ayudarle?

Hemos recibido un aviso denunciando que guarda

animales en peligro de extinción. Cata...

¿Decía algo? Cata... Catastrófico sería.

Porque yo adoro los animales.

Si no tuviera mi propio partido, votaría al animalista.

¿Y qué me dice de esa "geneta genteta isabelae" de detrás?

Ahí detrás no hay nada. También llamada "gineta de Ibiza".

Quedan muy pocos ejemplares.

No, eso no... Eso es José Luis, mi gato.

El pobre está muy mayor y apenas se mueve... ¡José!

Si me permite, debo hacer unas fotografías.

Como guste.

Así que cree que Gustavo es nuestro hombre.

No tiene coartada, como informático pudo anular el sistema de seguridad

y acabo de comprobar que hace años que es socio del club de tiro.

Se acaba de marchar, pero estaremos muy encima de él.

Tiene más papeletas que grabados. Volvamos al principio.

¿Coartadas?

Alberto y Loreto tiene una sólida. Pudieron mentir y encubrirse.

Pero la de Gustavo es muy endeble.

¿Por qué no hay más sospechosos?

Porque en la lista que nos pasó Mario Buendía

y comparándola con la información de la UCO,

no hay más que rascar.

Aún queda el testimonio de Justino.

Sí, pero creo que el asesino está entre ellos.

La "Olmina" no falla.

¿Móvil de los crímenes?

Los ladrones no tenían enemigos reconocidos.

Que el asesino quisiera hacernos creer

que se traicionaron, tiene sentido, ¿pero por qué dejó los grabados?

-Porque esos grabados son falsos.

Ah, ¿sí?

¿Y eso por qué lo sabes?

Además de ladrón, soy licenciado en Bellas Artes.

Yo mismo los autentifiqué antes de robarlos.

-Anda, anda...

¿Los grabados no eran falsos antes, pero sí después del robo?

-Eso es.

Tendremos que hablar con Loreto, ella certificó que eran auténticos.

-¿Insinúa que Loreto es la asesina?

Si no lo es, ¿por qué iba a mentir? A ver, licenciado, ¿la conoces?

-No tengo el gusto, el que nos contrató era un hombre.

-Arrea, llévese al sospechoso y muéstrele fotos de delincuentes

relacionados con robos de arte, por si la "Olmina" falla.

-Chist.

-Ustedes dos, traigan a Loreto y a su jefe.

De acuerdo, señoría, muchas gracias.

Confirmado. Justino está diciendo la verdad.

Por una vez y sin que sirva de precedente.

¿Por qué no tengo todavía los grabados en mi poder?

Por supuesto, porque un perito ha confirmado que son falsos.

Es imposible cuando compré los grabados, fueron certificados

por expertos de confianza.

Bueno, eso significa que el asesino dio el cambiazo

para que todos pensáramos que no se habían robado.

Además de fingir que los ladrones se mataron entre sí.

Todo perfectamente planeado.

¿Verdad, Loreto?

Mentira, eso es mentira.

Vamos a ver, será mejor que nos diga la verdad.

Quizás no acerté en mi peritaje,

pero no pueden probar que lo hiciera a sabiendas

y menos que matara a alguien. Si no confiesa que mintió,

la acusaremos de doble asesinato y otro en grado de tentativa.

Tengo una coartada sólida, estaba con Alberto.

-Eso es cierto, puedo corroborarlo.

Vamos a ver...

Dos delitos de asesinato con premeditación,

alevosía, nocturnidad... ¿cuánto sería?

Pues unos 40 años.

A los que hay que sumar otros 10 por el de grado de tentativa.

Con suerte y buena conducta, en 30 y muchos años estaría fuera.

Está bien, ¿no? Está muy bien.

Está bien, ustedes ganan.

Muy bien, señorita, díganos ahora cómo ocurrió todo.

Es cierto.

Mentí al decir que los grabados eran auténticos,

pero no tengo que ver con los crímenes.

-Se lo juro. -¿Cómo has podido traicionarme?

¿Por qué?

-Amenazaron a mi familia, no podía decir que no.

Por favor, el asesino no se puede enterar

de que les he contado esto. No se preocupe.

Protegeremos a su familia pero díganos cómo ocurrió.

Esta mañana, alguien dejó por debajo de mi puerta

una carta con letras de periódico, como en los secuestros de películas.

¿Qué decía?

Solo que si mentía sobre los grabados

no le pasaría nada a mi familia.

¿Quién entró en contacto con usted?

No lo sé.

Todo se realizó a través de cartas

según instrucciones del asesino. Dejé a los pocos minutos

en mi buzón la contestación, tal como me dijo.

Y me respondió con otra.

El asesino está cerca de nosotros. (ASIENTE)

Más de lo que pensamos.

Si no, sería impensable tal velocidad de movimientos.

Arrea.

Informe a Interpol y al Grupo de Patrimonio Histórico

de la Guardia Civil de que seis grabados de Goya

muy valiosos han sido robados.

Por si hubiera algún movimiento en el mercado negro.

¿600 euros?

Eso me ha costado por tu culpa la bromita del Seprona.

¿Cómo que mi culpa? Yo no he hecho nada.

Tendrías que haberme avisado antes.

Te lo descontaré del sueldo. ¡No, no! Pero...

¿Qué sueldo? Yo no tengo sueldo.

Mañana lo quiero en efectivo. Nada de cheques, ya sabes...

Mire, mire quién está, la Cata.

"¿Quiénes formarían tu candidatura?

-El UVA es un partido que no está formado por políticos.

Sino por gente normal, gente de la calle.

Más de pueblo que un botijo.

A mucha honra. -¿Cuáles serían

los pilares de tu programa?

-Nosotros, sobre todo, queremos preservar el pueblo.

Preservar su arquitectura, sus comercios, su naturaleza...

Porque hay otros que tienen animales en peligro de extinción

en su propia casa".

Lo sabía...

Parece que a Cata le gusta jugar fuerte.

Pues me da en la nariz que este año el pisado de la U.V.A

va a empezar antes de tiempo. (RÍE)

¿Cómo va a pisar la uva si falta mucho para la vendimia?

Me refiero al partido político, la U.V.A.

Quiero decir que pisotearé a mis rivales.

Hasta explicado tiene gracia. Soy el Humor.

¿Qué? ¿Ya has encontrado algo sobre Gustavo Peña?

¿Qué? Gustavo Peña.

¡Ah! Te lo diré en una palabra:

"morgor". ¿Qué "morgor"?

"Morgor". ¿"Morgor"?

Por lo visto, hay dos, uno viene de Calahorra.

¿Hay otro "morgor"? Eso da igual.

Es como se llama el ronquido de Arrea.

El "morgor" y, por lo visto, es indestructible.

Déjate de chorradas y concentrarte en el caso,

que la Pitbull quiere encasquetarnos al sargento Palomares.

Me lo han dicho Braulio y Claudio, y los abuelos no se equivocan.

Pues te tomaron el pelo.

Espera, me han dicho más cosas de Arrea.

¡Oye! ¿Qué haces?

La Pitbull puede entrar. Será solo un momento.

Te lo prometo.

Una cosa: ¿quién es el mejor tirador de dardos del pueblo?

Yo. ¿Sí?

¿Y si te dijera que Arrea tira bastante mejor que tú?

Mucho decir, ¿no?

Ya... ¡Arrea! ¿Qué?

Ven un momento, haz el favor. Sí.

Mira, el cabo quiere hacerte una demostración.

A ver, que no he calentado.

No sé, estos dardos no son los míos.

Pero bueno, vamos a hacer lo que se pueda.

(RESOPLA)

¡Guau! Impresionante. Muy bien, Sebastián.

Con esta tirada, te ganarías unos paños de cocina.

Ahora tú, Arrea.

¿A mí? ¡No, no! Sí, inténtalo, mujer, claro.

Sabes lo que tienes que hacer, ¿no?

Los hombros, atrás.

Solamente mover el brazo con el que lanzas

y hacerlo suavemente, describiendo una parábola. ¡Tac!

Venga.

He traído un vinito para celebrar el éxito de lo del Seprona.

¿Qué haces sin vestir?

Que se supone que...

-¡Ay, ay! Eres un pendón desorejado.

No, es que llevaba mucho tiempo sin ver a Regino

y una cosa llevó a la otra...

-Y bueno, ya me entiendes. -Sí, sí.

-Ahora está durmiendo.

-Bueno, el descanso del guerrero. Joder con Regino.

-La cena, si quieres, la dejamos para otro día.

Sí, sí, claro. Ay, maja, qué suerte.

Unas tanto y otras tan poco.

-Sí, sí. -Pero bueno, será por días.

-Bueno, pues otro día cenamos.

Y perdona... O sea, perdona las disculpas.

¡Digo, las molestias! Gracias, Cata.

-Bueno, la cenita queda pendiente. -Por supuesto.

¿Has reconocido a alguien?

No. Alguno de estos dos...

¿Es el asesino? Ninguno.

¿Sabe algo de los grabados?

No, tenemos a media Europa en alerta, pero de momento...

Nada, no hay ninguna novedad.

(Móvil)

Conchi. ¡Mi Conchi!

¿Quién es? Mi mujer.

Conchi, cariño, ¿qué haces?

Pues dónde voy a estar, aquí...

En Haro, en el mercado medieval.

A ver si vendo algo. No cierran, tiene horario de verano.

Espera, que viene un cliente, no cuelgues.

Dígame, buen hombre, dígame. ¿Le gustan mis paisajes?

¿O es más de bodegones, por favor?

Cuénteme, cuénteme.

De bodegones, soy de bodegones, más.

Ese que tiene ahí de las granadas es muy bonito, dice "cómeme".

Una maravilla, qué rojitas. Bueno, ya sabía yo.

Le han gustado mis bodegones, sí.

Cariño, te dejo, que voy a cerrar la venta.

Ya volveré a casa mañana, ¿vale?

O pasado mañana.

Bueno, tú no te vayas a preocupar, que yo ya vuelvo, ¿eh?

Ya vuelvo. Venga, un beso grande, mi amor.

¡Adiós, adiós! Adiós.

Gracias, compadre, me has salvado, te debo una.

Justino, no puedes seguir así.

Tienes que cambiar, ya vale de mentiras, hombre.

Te tengo que confesar una cosa, Olmos.

Yo nunca vi la cara del asesino.

La única vez que lo tuve delante, tenía puesto un casco de moto.

¡La madre que te parió!

Engañas a la jueza, yo intercedo y me sales con estas.

Pero eso sí, puedo reconocer su voz.

La escuché cuando contactó conmigo por teléfono.

Ahí, sí, ahí no me equivoco. Olmos, puedes confiar en mí.

Tengo buen oído. ¿Acaso tengo otra opción?

Olmos... Joder...

Voy a tener gemelos.

Este iba a ser mi último golpe. Si hubiese salido bien,

habría cambiado de vida.

Vale, vale, ya está, pero que sea la última vez que me mientes.

Te lo juro.

Gracias, amigo. Bueno, pues nada.

Mañana grabaré las voces de Alberto y Gustavo en la subasta

a ver si las reconoces.

Y una cosilla más, Olmos...

Ahora que ya hay confianza, ¿eh, amigo?

Que nunca estudié Bellas Artes.

Me voy a la cama.

Pero esto va a cambiar, ¿sabes, Olmos?

De verdad, esto va a cambiar.

(Ronquidos)

Pero bueno... ¡Ah!

(RONCA)

(RONCA)

(RESOPLA)

¡Madre mía, hombre!

¡Uh! ¡Esto... por Dios!

(Silencio)

(RONCA)

(REFUNFUÑA)

Gracias. Gracias.

Tercer café que me voy a tomar y no he conseguido ser persona.

Mira que eres exagerado. ¿Qué pasa? ¿No has roncado nunca?

Una cosa es roncar y otra

el hipogrito huracanado de la novata esta.

Pues, de momento, chitón.

¿Vale? Que bastante tiene Arrea con estar acostumbrándose

a una nueva vida, una nueva casa, nuevos compañeros,

para que encima vengamos a ponerla en un apuro.

Apuro el nuestro, Sebastián. ¡Que no!

De hoy no pasa, o solucionamos el tema del ronquido, o morimos.

(Móvil)

Mira, te propongo una cosa.

Si tú me ayudas con un tema, yo te ayudo con lo de Arrea.

Claro, lo que quieras. Si hay que matar, se mata.

Bueno, tampoco es eso, ¿eh?

Pero bueno, es bueno saberlo.

Me gustaría que investigaras a alguien.

Se llama Regino Lucero.

Vale, un nombre curioso, pero no pongas esa cara.

No si no es por eso, es el nuevo novio de Isa.

¿Quién más lo sabe?

Pero Sebastián, la pregunta es quién no lo sabe, hombre.

A ver, menos el boticario, que está de viaje,

y Braulio, que es sordo...

En el pueblo no se habla de otra cosa.

Desde luego, lo de este pueblo no tiene nombre.

Sí lo tiene, curiosidad. No, cotilleo.

Tú tranquilo, mi cabo, discreción absoluta.

No te preocupes, empieza la Operación Pollino.

¿Quién es el pollino?

No, que dados el nombre y apellidos del sujeto,

pues es lo más lógico, ¿no te parece?

He recibido tu mensaje, "raspamonedas".

Espero que no se trate de otro truco de los tuyos.

Esto tiene que parar, tía mostrenca.

No es buena para nadie esta guerra civil.

Desde que te conozco, esto es lo primero sensato que dices.

Por eso he pensado que lo mejor es una alianza.

¿De qué hablas?

Un gran pacto de estado, como los países serios.

Que el P.A.R.R.A y la U.V.A se junten en uno solo.

No sé yo.

La V.I.D. ¿La V.I.D?

La V.I.D: Vecinos Independientes Demócratas.

Un nuevo partido, grande y poderoso.

No termino de verlo.

Una gran coalición que una todas las sensibilidades.

Como los... Como los países serios, sí.

Damián...

A mí esta nunca me falla y hay algo que no huele bien.

Y no, no es tu "after shave".

¡Míralo! ¡Míralo! ¡Una cámara! ¡Alimaña!

A tomar por saco.

¿Pero qué haces? ¿Querías pillarme en un renuncio?

Pues vas aviado. "Calzamonas".

¡"Giraesquinas"!

¡Eh! ¿Cómo te atreves, "trapisotrista"?

¿En qué pensabas, "quemachurros"?

¿Qué me has llamado? "Quemachurros".

Arrea, bueno, sé que esto es difícil para ti.

Y que no llevas mucho tiempo en el cuartel.

Pero es muy importante que solamente nosotros sepamos

la verdad sobre Justino,

y que no le digamos nada de todo esto a la jueza.

Mi primero, no creo que ocultar esta información a la jueza

sea lo más adecuado. Asumo toda la responsabilidad.

Si algo llegara a salir mal, cosa que no creo,

ni tú ni Esteban tenéis nada que temer.

Diré que fue idea mía y que os oculté información.

No se preocupe, puede contar conmigo.

¿Y cómo encontraremos a alguien solamente por su voz?

Será como encontrar una aguja en un pajar.

Sigo teniendo la sensación de que el asesino está cerca.

Más de lo que creemos, puede que hasta lo interrogáramos.

¿Se refiere a Gustavo Pena?

Bueno, y no te olvides de Alberto.

De todas maneras,

tengo la sensación de que paso algo por alto

pero no sé qué es.

Bueno, le encontraremos.

Vámonos, que llegamos tarde a la subasta.

¿Qué haces aquí?

He venido a advertirte.

No pienso permitir que me manipules con sexo.

¿Yo a ti? Si fuiste tú el que se me abalanzó encima.

¿Perdona? ¡Hombre!

Tú viniste a mi despacho, no pude defenderme.

Te abalanzaste sobre mí como un buitre leonado.

¿Cómo puedes caer tan bajo? ¿Quieres soltar mi cama?

Suerte que Churchill no habla, si no, estarías denunciada.

¿Yo denunciada? Suelta eso y márchate del hostal.

Esto no puede volver a pasar. No podemos estar más de acuerdo.

Por favor, somos candidatos a la alcaldía.

Esto es como si Hillary y Trump... ¡Cállate!

Que solo de acordarme me da asco, pero no volverá a pasar en la vida.

"Lamecandaos".

No volverá a pasar porque no lo permito, "tronchalmohadas".

"Escornacabras". "Ablandabridas".

Adjudicado.

Tras la venta de este lote, pasamos a la última puja del día.

Recuerden que tenemos una escultura modernista

de George Kaplan.

Escultura modernista de George Kaplan, lote 22.

(Móvil)

Ya, ya, perdonen, ya lo cojo.

Señor Olmos, cuando usted me diga, seguimos.

No hay prisa, tenemos todo el día.

Lo siento. Todo correcto, continúe. Por favor, apaguen sus móviles.

Muchas gracias.

Continuamos con la puja. ¿Alguien ofrece 10.000?

10.000 el caballero. ¿10.000 por eso?

¿Estamos locos o qué?

-Olmos, ¿se puede saber qué hace usted aquí exactamente?

Olmos, no moleste.

Bueno, solo estaba preguntando, qué carácter.

-¿Alguien ofrece 12.000?

12.000 la señora, ¿alguien 15.000?

Recuerden que esta escultura es la tercera

de una serie de 10 que realizó Kaplan en 1957

en ébano negro.

¡No me jodas! ¡No puede ser!

¿Ha llamado Olmos? No.

Esteban, ¿sabes si hay por aquí unas cartas o un dominó

para matar el tiempo?

Antes, teníamos hasta petanca.

Mira, a una brisca igual nos da. Venga.

(Móvil)

Vaya, qué oportuno. Pues mira, es Olmos.

A ver si es verdad que tienes buen oído.

"Continuamos con la puja. ¿Alguien ofrece 10.000?".

-No.

A ver el segundo.

-"Olmos, ¿se puede saber qué hace usted aquí exactamente?".

-¡Dale para atrás! -¿No debería estar en su celda?

-Ya, es que... Le estoy enseñando las grabaciones.

-¿Qué grabaciones? -De un tal Alberto y Gustavo, dale.

-Pero se supone que vio sus fotos y nos les reconoció.

-Ya, pero...

-A no ser que no viera la cara del asesino.

-"Olmos, no moleste". Dios.

-¿Todo el cuartel lo sabía y me lo ocultaron?

-¡Es él! El asesino es él. ¿Cuál de las dos voces?

-Pues... -Ahora lo reconoce.

-Que no, Jueza, que es verdad, el asesino es él, el de la moto.

-Ahora pido su traslado a la prisión provincial.

A los calabozos. El asesino...

Voy a llamar a Comandancia, esto es increíble.

Esto le quedaba muy grande a Olmos, ¡muy grande!

(Móvil)

Damas y caballeros, con un poco de suerte,

el señor Olmos tendrá otra cita a la que acudir

y podremos terminar cuanto antes.

Esteban. ¿Esteban?

Habla más alto, por favor. Hay poca cobertura, te oigo mal.

¿Qué? La hemos jodido bien, Sebastián.

¿Qué pasa?

La jueza se ha enterado de lo de Justino y la ha montado.

¿Justino ha identificado las voces? Sí.

Pero no pudo decirme más, pasó muy rápido.

"Se lo llevó la jueza". Adjudicado por 25.000.

¿Qué has dicho? Es que se corta. Dime, ¿cuál? ¿Cuál?

Gracias por asistir y perdonen las molestias ocasionadas.

Nos vemos en la próxima. ¡La de Gustavo!

Gracias.

Todo bien, ¿no?

No se mueva, arriba las manos.

De eso nada, las manos las levanta usted.

Pero, Mario, ¿qué hace?

Ah, claro, usted también habló en la segunda grabación.

No se mueva.

Suelte el arma, ya ha hecho bastante daño.

¡Vamos! Suelta el arma o me lo cargo.

Está bien.

Vamos a hacer una cosa.

Suelto el arma...

Pero usted me coge a mí, ¿eh?

Le voy a ser más útil.

Está bien.

De acuerdo.

Acérquese.

Tú, quieto. Acérquese.

Despacio.

Tranquilo.

Despacio. Tranquilo.

(Disparo)

¡Ah, ah!

¿Dónde tienes los grabados?

No sé de qué me hablas.

Mira, ya te tenemos, que hables es cuestión de tiempo.

Yo no estaría tan seguro.

Apuntaste a un inocente con un arma, amenazaste con matarle.

Siempre podría decir en el juicio

que llevaba sufriendo acoso por parte del cabo primero

y que, cuando lo vi acercarse a mí,

pistola en mano y vestido de paisano,

temí por mi vida.

Que estaba nervioso y no sabía lo que hacía.

Justino reconoció tu voz, dice que es la misma que lo contrató

y que lo guió por el almacén.

Pudo equivocarse de persona.

Vamos a ver, como investigador de la aseguradora,

tenías acceso a todos los sistemas que usan los ladrones para robar.

Y, por otra parte,

acabamos de descubrir que como antiguo escolta,

conservas tu licencia de armas.

Pruebas circunstanciales.

Ya, pero tampoco puedes probar tu coartada de esa noche.

Demuestra que no estuve en mi casa leyendo un libro.

"Seis enigmas para Sherlock Holmes".

Muy bueno, por cierto.

Claro... ¡seis!

Un experto informático interceptó la señal

los seis minutos que duró el robo.

¡Eso es! ¿Cómo pudiste saber antes que nadie

que el robo duró seis minutos exactamente?

Nuestros colaboradores lo confirmaron al día siguiente.

Después de examinar exhaustivamente las pruebas.

Casualidad, soy bueno en lo mío.

Ya, puede ser, pero siempre estarán los testigos.

Afirmarán que esas fueron tus palabras.

Eso, por sí solo, no demuestra nada y lo sabes.

Pero sumado a todo lo demás

es más que suficiente para ponerte delante del tribunal.

Pero antes, quiero saber otra cosa.

¿Por qué lo hiciste?

Después de años rodeado de lujos, obras de arte que valen millones

y de cretinos que las compran sin saber si son una estafa,

decidí que ya era hora de aprovecharme de todos ellos.

Robar algo que mereciera la pena y dejar esa vida para siempre.

¿Y para eso tenías que matar?

Daños colaterales.

Necesitaba delincuentes comunes,

gente sin muchas luces a la que pudiera engañar.

Llevaba meses planeando todo, esperando ese momento.

Pues elegiste un mal día para ser un buen día.

Al menos, a partir de mañana, no tendré que seguir escuchando

tus chistes malos.

Puede ser.

Pero gracias a nosotros,

aumenta el porcentaje de obras recuperadas este año.

Y tu aseguradora estará muy contenta.

Buen día, Mario.

Joder, joder, joder.

Joder, joder, joder.

Joder, joder, joder.

Su señoría intercederá por ti y antes de que nazcan los peques

ya estarás fuera.

Eso díselo a mi Conchi. Ya lo he hecho.

¿Sí? Claro.

¿Qué te ha dicho? Que te quiere mucho.

Y que te portes bien de una santa vez.

Gracias, Olmos. Nada, hombre.

Gracias, amigo. Bueno, bueno.

-Ya hemos encontrado los grabados. -Sí.

Estaban en un trastero a las afueras de Ezcaray,

como dijo Mario. ¿Puedo verlos?

Hombre, claro.

Madre mía...

Son fantásticos, quién tuviera unos ahorrillos.

Lo siento, mi primero pero sabemos dónde terminarán estos grabados.

Quita, quita.

Estos grabados van a terminar en la basura, ay, ay, ay.

"Ay, ay, ay" ¿qué?

Que me temo que estos grabados también son falsos.

¿Cómo? Madre mía... Joder, macho.

¡Que no, que es broma!

Qué cara de pardillos. ¿Tú eres tonto?

-¡Fuera! ¡Tira!

-¡Cuidaos!

-Me ha mentido descaradamente.

Ha llevado la investigación de manera poco ortodoxa y...

Ha hecho un trabajo excelente.

Robles estará muy orgulloso de usted y de su "Olmina".

Muchas gracias, señoría. Enhorabuena.

Sebastián, que te quiero decir una cosa.

Sí, ya sé que tengo que hablar con Arrea,

pero no es el momento, no insistas.

No me refiero a la respiración... "fuerte" de nuestra compañera.

Aparte, después de lo que ha hecho hoy,

mejor no se lo tengamos en cuenta.

No, yo quiero hablarte de la Operación pollino.

¿Has averiguado algo? Pues sí.

Al parecer, el tal Regino Lucero lleva dos años muerto.

Murió en extrañas circunstancias cenando en un restaurante en 2014.

¿Isa?

Han encontrado a tres, ¿no?

¿Tienen idea cuántas mujeres han desaparecido

en los últimos 30 años?

Tres víctimas, un solo patrón. Un asesino en serie.

"Narizotas". "Giligaitas".

Nos sabía que hacías galletas. Hay mucho que no sabes de mí.

¡Un rinoceronte en celo! Casi.

¡Alguien ha tocado los anillos!

Ha llegado esto. Del centro penitenciario.

"Me llamo Eugenio Peralta y puedo ayudarles a encontrar

al asesino de la taquilla".

Más conocido por Comecocos, no le hable de su vida privada.

Si descubriera sus debilidades, podría dominarlo a su antojo.

Sus padres aseguran que Laura rompió con usted

un mes antes de desaparecer, es sospechoso.

¿Dónde aprendió eso?

Lo importante no es dónde, sino por qué.

-La policía de Fresneda denunció la desaparición de una mujer.

Lo último que saben es que esperaba el bus.

Hablaba con su madre cuando...

-A todas se les suministró el mismo somnífero.

¡Por ahí no pasa nadie! ¿Y qué me dices de esta calle?

Sebas, me gustas mucho. Tú a mí también.

Pero debes saber algo muy importante.

Siempre son los mismos, solo cambia el día de la semana.

No vas a decírmelo, ¿verdad?

Si lo hiciera, ¿dónde estaría tu mérito?

  • Capítulo 12: Único testigo

Olmos y Robles - Capítulo 12: Único testigo

03 oct 2016

Olmos se enfrenta, sin la ayuda de Robles, al asesinato a sangre fría de unos ladrones. Por suerte, el único ladrón superviviente es un viejo conocido de Olmos. De hecho, ya lo detuvo hace un año. Mientras tanto, Isa sigue con su historia del nuevo novio para mantener las distancias con Olmos; y Cata y Damián inician una guerra indirecta por la alcaldía de Ezcaray que desembocará en una situación muy inesperada.

ver más sobre "Olmos y Robles - Capítulo 12: Único testigo" ver menos sobre "Olmos y Robles - Capítulo 12: Único testigo"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 241 programas de Olmos y Robles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios